viernes, 13 de diciembre de 2013

Silencio electoral en Chile previo a balotaje del 15 de diciembre

Enrique Torres (PL)

La campaña por la presidencia de Chile entró hoy en silencio electoral, a 48 horas de que los votantes puedan decidir entre dos mujeres: la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010) o la exministra de Trabajo Eveleyn Matthei.

Bachelet, candidata del pacto opositor Nueva Mayoría, y Matthei, abanderada de la derecha chilena, hicieron el jueves sus cierres de campaña, la primera en Santiago de Chile, y la segunda en la sureña ciudad de Temuco, en la Región de La Araucanía.

En la primera vuelta del 17 de noviembre último, en la que compitieron además siete candidatos, la expresidenta recibió el 46,67 por ciento de las papeletas, en tanto la extitular de Trabajo un 25,02 por ciento, puntaje a juicio de la mayoría de los analistas, resulta difícil de remontar.

La víspera, en una entrevista con Radio Biobío, la propia candidata de la derecha admitió que sería un milagro si ella gana estas elecciones.

"Nosotros hemos luchado para ganar y nosotros creemos que vamos a ganar y si ganamos esto es lo mismo que David contra Goliat, va a ser un milagro", manifestó Matthei, hija del general (r) Fernando Matthei, quien fuera jefe de la Fuerza Aérea chilena y uno de los colaboradores del dictador Augusto Pinochet.

En su cierre de campaña el jueves en Temuco, Matthei dijo que si gana la presidencia, su norte será la defensa de la clase media.

"La clase media va a ser nuestro norte, los vamos a proteger mucho", manifestó la exministra de Trabajo, postulada por los partidos Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional.

La abanderada de la derecha defendió las políticas aplicadas por el gobierno del presidente Sebastián Piñera, y sin dejar de reconocer que daría continuidad a sus postulados, dijo que quería cambios, "pero cambios revolucionarios", en los que el foco estaría puesto en la clase media.

Matthei reafirmó su negativa a promover una nueva Constitución, como anuncia Nueva Mayoría, bloque que se propone lograr una nueva carta magna, que ponga fin a la heredada de la dictadura de Pinochet (1973-1990).

Por su parte, Bachelet recordó su paso arrollador en las elecciones primarias del bloque Nueva Mayoría, los buenos resultados del pacto en las elecciones parlamentarias y su amplia ventaja en la primera vuelta sobre Matthei y el resto de los contrincantes.

Insistió en los principales ejes de su programa, con propuestas para avanzar hacia la educación gratuita universal, mejoras en la salud, la jubilación.

Prometió "cambios que permitan enfrentar la desigualdad, junto con promover un desarrollo económico que llegue a todos y no a unos pocos. Hemos planteado un proyecto de cambios ambiciosos pero posibles, con mecanismos claros y concretos para llevarlos adelante", precisó.

Bachelet señaló que el bloque opositor que ella encabeza tiene las ideas, la fuerza en el parlamento y ahora necesita que los ciudadanos vayan a votar el 15 de diciembre.

"ÂíSé que este domingo vamos a lograr el triunfo decisivo! Y lo vamos a hacer juntos, tal como lo hemos hecho en cada paso de este camino", exclamó.

Para el balotaje del domingo, están convocados a votar 13 millones 573 mil 143 ciudadanos, el mismo padrón electoral del 17 de noviembre último.

En esa primera vuelta, solo sufragaron 6,6 millones, el 49 por ciento de los votantes, la concurrencia a las urnas más baja registrada en el país desde 1989.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.