martes, 15 de enero de 2013

Construyendo legitimidad

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Después de los encuentros iniciales el proceso de paz entre el gobierno y las FARC parece avanzar con buen pié. En La Habana los diálogos continúan al tiempo que se concretan iniciativas ciudadanas e institucionales que aportan sugerencias y demandas, por ahora, relativas a la cuestión agraria.

Se han producido diálogos regionales sobre el proceso de paz y el parlamento ha recogido múltiples iniciativas ciudadanas además de las miles enviadas por la ciudadanía directamente a Cuba. Muy destacable es sin duda el encuentro realizado en Bogotá sobre la cuestión agraria a instancias tanto del gobierno como de la guerrilla y organizado por las Naciones Unidas y la Universidad Nacional (el primer centro académico del país). Durante tres días se han dado cita en la capital representantes de prácticamente toda la sociedad colombiana, en particular la representación de los gremios económicos (industriales y capitalistas agrarios), de una parte, y de las organizaciones campesinas, de otra. Las conclusiones de este encuentro, inédito en la historia reciente del país, ya se han enviado a La Habana como aporte de la sociedad civil (esta vez, completa). Se trata de un diagnóstico muy fundado así como de propuestas para avanzar en la solución de un problema, el agrario, que en opinión de las amplias mayorías se encuentra en la raíz misma del conflicto armado que desangra este país andino desde hace más de medio siglo.

Como no podía ser de otra manera el evento ha puesto de presente las diferencias existentes tanto en el diagnóstico como en el tipo y alcance de la reformas a emprender. Pero lo más destacable ha sido la disposición mostrada por todos los sectores de dar fin al conflicto, algo que contrasta vivamente con la posición adoptada por la federación de los grandes ganaderos y terratenientes del país negándose a participar y condenando la misma iniciativas de paz. Nada de extraño tiene esta actitud si se piensa que buena parte de las soluciones del problema pasan por afectar de lleno a la gran propiedad del latifundio, la ganadería extensiva, las tierras no explotadas o la especulación con el suelo, entre otros males que aquejan al campo colombiano y son de hecho una rémora en cualquier proyecto de desarrollo económico moderno.

El optimismo moderado que exige la experiencia de procesos anteriores es sin duda mayoritario en la sociedad colombiana. La iniciativa cuenta igualmente con un amplio apoyo internacional (que en esta ocasión y a diferencia del pasado, tiene la aquiescencia de Washington). Tan solo la derecha más extrema exige mantener la estrategia militar como única salida, desconociendo los motivos sociales que han generado el conflicto, descalificando a los insurgentes y creando una atmósfera de pesimismo y catástrofe.

La estrategia oficial tiene sin embargo sus ambivalencias. Una es sin duda el rechazo categórico al cese del fuego (las FARC lo han decretado unilateralmente hasta el 20 de enero como gesto de paz y podría ser que esa decisión se mantuviera). Si Santos lo hace para disminuir la presión de los cuarteles puede ocurrir que la medida obre en sentido contrario y les envalentone aún más. Tampoco se entienden las declaraciones de encendido belicismo del ministro de la defensa empeñado en coincidir con la extrema derecha. Otra de las incongruencias del discurso oficial tiene que ver con la reiterada declaración de sus delegados en La Habana acerca del modelo económico actual, intocable según se afirma, cuando es obvio que al menos algunos aspectos del mismo deben ser sometidos a revisión No es lógico pensar en una reforma del campo colombiano sin introducir cambios en la actual estrategia de desarrollo. Sin duda, esos cambios no serán punto por punto el programa de la insurgencia pero tienen que ir mucho más allá de retoques cosméticos, de medidas superficiales destinadas a mantener en lo fundamental la actual situación. Los llamados “inamovibles” del gobierno - la estrategia económica y el orden político - solo se entienden como las declaraciones previas que se realizan en todo proceso de negociación pero a sabiendas de lo inevitable de las concesiones (mutuas, por supuesto).

El proceso mismo ya es una avance considerable porque da formas concretas a la menguada legitimidad que caracteriza el orden social colombiano: escandalosas desigualdades económicas que ya nadie niega (ni el mismo gobierno), violencia oficial y privada (los paramilitares) contra los sectores populares, corrupción galopante que infecta todas las instituciones, inoperancia de una administración pública raquítica y mal remunerada (a excepción, por supuesto de las fuerzas armadas) y un sistema político excluyente, viciado hasta los tuétanos y carente de toda legitimidad (en más de medio siglo prácticamente no ha habido una votación en que participe más del 40% del censo electoral). Para normalizar la situación del país se trata entonces de aplicarse a profundas transformaciones para las cuales el proceso de paz es un buen punto de partida.

Aunque no se acepte de forma oficial el actual proceso supone otorgar a las FARC (y en la práctica también al resto de los insurgentes) una cierta representatividad, una determinada legitimidad para exigir cambios claves en el régimen agrario y en el sistema político. Además de abrirle un espacio a la insurgencia el paso dado por el presidente Santos facilita una participación efectiva de la sociedad en el debate de éste y los demás asuntos pactados con la guerrilla. Aún no es claro cómo se va a producir esa participación -sobre todo de los sectores populares- pero los eventos mencionados muestran un sendero realista y prometedor para generar esa legitimidad que falta en sumo grado en el orden social colombiano.

Si los debates que se adelantan contribuyen al menos a disminuir una parte considerable de la pobreza de tantos y la miseria de no pocos; si los diálogos llevan a reparar en buena medida las clamorosas injusticias que padecen las mayorías, los beneficios serán para toda la sociedad colombiana. Superar un sistema político excluyente y violento como el actual solo es posible si el proceso consigue comprometer en esa tarea a los más amplios sectores. No de otra manera se alcanza la legitimidad. La mayor responsabilidad en esta empresa recae sin duda sobre los hombros de la clase dominante que es la que tiene los resortes del poder y es la responsable histórica de la encrucijada en que se encuentra el país. Presionados por la movilización popular y/o sencillamente convencidos del riesgo enorme que supone para sus propios intereses la prolongación del conflicto y el mantenimiento de las condiciones que lo han generado, quienes hoy detentan el poder en Colombia tienen ante si la enorme responsabilidad de comportarse como una clase dirigente (y no solo dominante) o exponerse a que otras fuerzas sociales lo hagan por ellos.

Los intentos de sabotear el proceso por parte de la extrema derecha son ya muy evidentes y se ampliarán en el inmediato futuro en la medida en que se avance hacia un acuerdo entre gobierno y guerrilla. No faltarán los esfuerzos por impedir la participación popular fomentando el caos, el miedo y la zozobra entre la población. El mejor antídoto es sin duda rodear el proceso de paz del mayor apoyo social posible, dotarlo de toda la legitimidad que requiere. Ojalá esta vez (y a diferencia de ocasiones anteriores) el proceso de paz cuente con el apoyo sincero de las fuerzas armadas y de policía para meter en cintura a la extrema derecha y hacer realidad en Colombia, por primera vez, que el Estado ejerza de forma legitima el monopolio de las amas como sucede en cualquier estado moderno y democrático.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La Dolce Vita de Yoani Sánchez en Cuba

Salim Lamrani (OPERA MUNDI, especial para ARGENPRESS.info)

Contrariamente a lo que afirma, la disidente cubana Yoani Sánchez lleva un tren de vida inaccesible para la inmensa mayoría de los cubanos.

A la lectura del blog de la disidente cubana Yoani Sánchez, uno no puede dejar de sentir empatía por esta mujer joven que expresa abiertamente su oposición al gobierno de La Habana. Describe escenas cotidianas de privaciones y de penurias de todo tipo. “Una de esas escenas recurrentes es la de perseguir los alimentos y otros productos básicos en medio del desabastecimiento crónico de nuestros mercados”, escribe en su blog Generación Y. (1)



De hecho, la imagen que Yoani Sánchez presenta de ella misma -la de una mujer con aspecto frágil que lucha a la vez contra el poder estatal y las dificultades de orden material- está muy lejos de la realidad. En efecto, la figura de proa de la disidencia cubana dispone de un nivel de vida que casi ningún otro cubano de la isla puede permitirse.

Más de 6.000 dólares de ingresos mensuales

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que agrupa los grandes conglomerados mediáticos privados del continente, decidió nombrarla vicepresidenta regional por Cuba de su Comisión de Libertad de Prensa e Información (2). Sánchez, de costumbre tan expresiva en su blog, ha mantenido un silencio hermético acerca de su nuevo cargo. Hay una razón para ello: su remuneración. La opositora cubana dispone ahora de un salario de 6.000 dólares mensuales, libres de impuestos. Se trata de un ingreso bastante elevado, habitualmente reservado a los cuadros superiores de las naciones más ricas. La importancia del salario es tanto más manifiesta en cuanto que Yoani Sánchez reside en un país del Tercer Mundo donde el Estado de bienestar está presente y donde la mayoría de los precios de los productos de primera necesidad están fuertemente subvencionados.

En Cuba, existe una doble circulación monetaria: el CUC y el CUP. El CUC representa alrededor de 0,80 dólares y 25 CUP. Así, con su salario de la SIP, Yoani Sánchez dispone de un ingreso equivalente a 4.800 CUC o a 120.000 CUP.

El poder adquisitivo de Yoani Sánchez

Evaluemos ahora el poder adquisitivo de la disidente cubana. Así, con semejante salario, Sánchez puede pagarse, a elección,

-300.000 pasajes de bus,
-6.000 viajes en taxi a través de toda La Habana (3),
-60.000 entradas de cine,
-24.000 entradas de teatro,
-6.000 libros nuevos,
-24.000 meses de alquiler de un apartamento de dos cuartos en La Habana (4),
-120.000 vasos de guarapo (jugo de caña),
-12.000 hamburguesas,
-12.000 pizzas,
-9.600 cervezas,
-17.142 paquetes de cigarrillos,
-12.000 kilos de arroz,
-8.000 paquetes de espaguetis,
-10.000 kilos de azúcar,
-24.000 helados de cinco bolas,
-40.000 litros de yogur,
-5.000 kilos de frijoles,
-120.000 litros de leche (si tiene un hijo de menos de 7 años),
-120.000 cafés,
-80.000 huevos,
-60.000 kilos de carne de pollo,
-60.000 kilos de carne de puerco,
-24.000 kilos de plátanos,
-12.000 kilos de naranjas,
-12.000 kilos de cebollas,
-20.000 kilos de tomates,
-24.000 tubos de pasta dental
-24.000 plaquetas de jabón,
-1.333.333 kilowatt/hora de electricidad (5),
-342.857 metros cúbicos de agua potable (6),
-4.800 litros de gasolina,
-un número ilimitado de visitas al médico, dentista, oftalmólogo o cualquier otro especialista de salud, ya que estos servicios son gratuitos.
-un número ilimitado de inscripciones a un curso de deporte, de teatro, de música u otro (también gratuitos).

Estas cifras ilustran el verdadero nivel de vida de Yoani Sánchez en Cuba y arrojan una sombra sobre la credibilidad de la opositora cubana. Al salario de 6.000 dólares que le otorga la SIP, conviene agregar el ingreso que cobra cada mes del diario español El País, del cual es corresponsal en Cuba, así como las sumas cosechadas desde 2007. En efecto, en el espacio de unos años, Sánchez recibió múltiples distinciones, todas financieramente remuneradas. En total, la bloguera ha recibido una retribución total de 250.000 euros, o sea 312.500 CUC o 7.812.500 CUP, es decir un importe equivalente a más de 20 años de salario mínimo en un país como Francia, quinta potencia mundial.

La disidente, que primero emigró a Suiza antes de elegir regresar a Cuba, es lo bastante sagaz como para comprender que el hecho de adoptar un discurso a favor de un cambio de régimen agradaría a poderosos intereses contrarios al gobierno y al sistema cubanos. Éstos, a su vez, sabrían mostrarse generosos con ella y le permitirían gozar de la dolce vita en Cuba.

Salim Lamrani es Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de la Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Etat de siège. Les sanctions économiques des Etats-Unis contre Cuba, París, Ediciones Estrella, 2011, con un prólogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade.

Notas:
1) Yoani Sánchez, «Mayorista vs minorista», Generación Y, 5 de junio de 2012. http://www.desdecuba.com/generaciony/ (sitio consultado el 26 de julio de 2012).
2) El Nuevo Herald, «Nombran a Yoani en Comisión de la SIP», 9 de noviembre de 2012.
3) De La Habana Vieja hasta Playa.
4) El 85% de los cubanos son propietarios de sus viviendas. Esta tarifa se reserva exclusivamente para los ciudadanos cubanos de la isla.
5) 0,09 CUP/ kilowatt/hora hasta 100 kilowatt/hora.
6) 0,35 CUP/m3.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Que responda el verdadero terrorista

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

Saúl Landau viajó a Cuba por primera vez en la primavera de 1960 y aquí estuvo hasta entrado el otoño. Luego ha seguido viniendo a Cuba… y helo aquí una vez más.

Lo conocí en ese período inicial de la revolución cubana como el más brillante entre los muchos jóvenes estadounidenses que se movilizaban para apoyar a la revolución cubana frente a la hostilidad de su propio gobierno y se identificaban con los jóvenes dirigentes cubanos. En mi recuerdo, relaciono a Saúl con la casa editora Monthly Review, de Nueva York, con la que se vinculaban muchos jóvenes intelectuales marxistas estadounidenses de la época.

Por aquellos días de 1960 y1961, Saúl Landau ya se había graduado de Historia en 1957 y, en 1959, había comenzado su Maestría en la Universidad de Wisconsin-Madison, identificada entonces como una de las tres con estudiantado más radical en Estados Unidos. Allí proyectaba su activismo político como editor de la publicación Studies on the Left de la cual había sido cofundador.

Saúl no había podido conocer a Fidel en persona, según eran sus deseos, durante esas dos visitas, aunque pudo verlo y escuchar sus discursos varias veces en las plazas donde los pronunciaba. Cuando el destacadísimo sociólogo estadounidense Charles Wright Mills vino a Cuba en 1960 (en su primer y único viaje a nuestro país) tuve la responsabilidad - como Director de Protocolo en nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores - de organizar su reunión con el entonces primer ministro Fidel Castro, que tuvo lugar en el hotel La Ermita en el Valle de Viñales, de la provincia de Pinar del Río, a donde lo conduje.

Menciono esto porque fue durante esa estancia de C. Wright Mills en Cuba que él y Saúl Landau se conocieron personalmente, aunque ya ambos eran activos miembros del Comité de Trato Justo para Cuba (Fair Play for Cuba o FPCC).

Pronto Saúl se convirtió en el asistente de C. Wright Mills para las investigaciones y fue, a mi juicio, una de las personas que más contribuyó a la radicalización del pensamiento de este sabio. El primer interlocutor de alto nivel que tuvo Saúl en Cuba fue el comandante médico del Ejército Rebelde, René Vallejo, entonces al frente del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA) en la antigua provincia de Oriente. Fue por su intermedio que llegó a conocer personalmente al Comandante en Jefe de la revolución en 1968, cuando ya había realizado un documental para la Televisión Pública de Estados Unidos, titulado Report from Cuba.

De esta relación directa con el líder de la revolución cubana surgió en 1968, el documental "Fidel" que también exhibió la televisión pública estadounidense.

Junto al fotógrafo y activista revolucionario Lee Lockwood, autor en 1965 de un excelente libro gráfico sobre Fidel, Saúl participó en la fundación de un Centro en Nueva York cuyo objetivo sería ofrecer cultura e información de la realidad de Cuba, tan distorsionada ya por la propaganda de los medios corporativos de información. Saúl y Lockwood pidieron a Sandra Levinson que dirigiera ese Centro de Estudios Cubanos (Center for Cuban Studies) que aún conduce. Por su notoria solidaridad con la revolución cubana, Saúl ha sufrido múltiples vejámenes en su país. Cuando regresaba de Cuba en 1967, por ejemplo, fue sometido por el FBI a detención e interrogatorio durante varias horas en el aeropuerto de Los Ángeles y, cuatro décadas más tarde, en 2009, sufrió un similar arresto en el aeropuerto de Miami. Cuatro décadas después de su primer encuentro con Fidel, en 1968, Saúl Landau tuvo nuevamente el privilegio de reunirse con el líder revolucionario cubano en septiembre del 2009, esta vez junto con Harry Belafonte, Danny Glover y James Early.

Con Danny Glover, Saúl ha visitado en varias ocasiones a Gerardo Hernandez Nordelo, en la cárcel de alta seguridad en que cumple, como otros cuatro antiterroristas cubanos, cruel e injusta condena. Saúl Landau es profesor, periodista, politólogo, poeta y cineasta. Es además, y sobre todo, por su larga historia de intenso activismo político, lo que los cubanos llamamos “un verdadero revolucionario”. Saul Landau ha publicado 14 libros; ha producido y dirigido más de 50 filmes documentales y ha escrito un gran número de crónicas, ensayos, editoriales y otros artículos incluidos en su blog, así como publicados en revistas y periódicos impresos y digitales de Estados Unidos, América Latina y Europa.

Es miembro del Instituto para Estudios de Políticas (Institute for Policy Studies IPS), de Washington DC.; Miembro fundador y exdirector del Instituto Transnacional de Amsterdam; Profesor de mérito de la Universidad Estadual de California, en Pomona, y ha fungido como profesor visitante en otras varias universidades, incluyendo la American University, de Washington DC.

Como poeta, Landau publicó el poemario My dad was not Hamlet (Mi padre no era Hamlet, en español) obra que consta de más de 40 poemas, y que, traducido al español, fue publicado en Madrid en el 2000. Como activista abrazó la lucha por los Derechos Civiles en su país que encabezó Martin Luther King; también lo hizo en lucha contra la guerra de agresión en Vietnam y se solidarizó con el pueblo chileno victorioso con Salvador Allende y sufrido bajo la bota de Augusto Pinochet. No ha habido en el mundo contemporáneo de Landau una injusticia que no haya condenado ni una causa honorable que no haya merecido su solidaridad.

Landau ha donado la documentación y los filmes que ha realizado al Centro de Investigaciones sobre Cinematografía y Teatro (Center for Film and Theater Research) de la Universidad de Wisconsin, en Madison, de la que es graduado.

Saul Landau ha merecido muchos importantes premios entre los que el tiempo solo me permite mencionar el premio Emmy por su film Paul Jacobs y su pandilla Nuclear (Paul Jacobs and the Nuclear Gang) producida conjuntamente con el realizador Haskell Wexler, en 1980; el premio Edgar Allan Poe de 1981 por “Asesinato en Embassy Row” (Assassination on Embassy Row) con John Dinges; el premio Pantheon 1980, también por la película sobre el asesinato de Orlando Letelier y su colega y amiga Ronnie Karpen-Moffitt. Recibió además el premio Letelier-Moffitt por los Derechos Humanos por su contribución de toda la vida a la defensa de los derechos humanos, así como el premio Bernardo O´Higgins por el mismo motivo.

Toda la obra de Saul Landau se caracteriza por su profundidad y por su ingeniosidad; la originalidad de sus enfoques sorprende hasta a sus más asiduos seguidores. Por eso, no es sorprendente que el genial escritor, historiador y novelista estadounidense Gore Vidal haya confesado que "Saul Landau es un hombre de quien me encanta robar ideas (is a man I love to steal ideas from)”.

El documental que hoy veremos y debatiremos es otra muestra de la militancia revolucionaria y la categoría artística de Saúl Landau. “Que por favor responda el verdadero terrorista” (Will the Real Terrorist Please Stand Up?) es un grito de rebeldía contra la injusticia que desnuda al imperio y sus hipócritas simulaciones acerca de los derechos humanos.

Presentación en el XI Taller “Cuba en la política exterior de Estados Unidos”, organizado por el Instituto Superior Raúl Roa de Relaciones Internacionales, el 17 de diciembre de 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Petróleo, gas y deuda pública en debate

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info).
.

La semana cerró con dos noticias muy celebradas.

Una remite a la cancelación del vencimiento de deuda pública del cupón PBI por 3.502 millones de dólares, los que fueron depositados en las cuentas de los acreedores.

La otra noticia responde a la colocación de deuda de YPF por 150 millones de pesos colectados entre pequeños inversores locales.

Es un buen interrogante consultar sobre los motivos de la algarabía, para lo cual conviene ir por parte y considerar cada uno de los temas.

Pagos de la deuda

La deuda pública se paga rigurosamente, y ni hablar de auditar o investigar las legitimidades, de una deuda que históricamente acredita un fallo judicial de junio del 2000, con evidencias de múltiples ilegalidades e irregularidades, con responsables identificados fehacientemente. El fallo del Juez Ballesteros duerme en algún lugar del Congreso Nacional, el poder encargado de “resolver” los problemas de la deuda externa.

Un problema adicional es el uso de las reservas internacionales para cancelar deuda. Con datos del BCRA, verificados en la fecha en el sitio en internet, el 2011 mostró una pérdida de reservas de 5.814 millones de dólares, y hasta el 7/12/2012 eran 979 millones los dólares resignados en este periodo, sin contar la cancelación del viernes 14/12 por 3.502 millones de dólares, que deja la reservas en un nivel escasamente encima de los 43.000 millones de dólares.

Son más de 10.000 millones de dólares perdidos en dos años y asignados preferencialmente a los acreedores de la deuda pública, cuando se mantienen las restricciones al acceso de divisas para el público en general.

Muchos argumentan: “¿y qué pretenden, acaso no pagar como sostenía la izquierda a la salida de la dictadura, hace 30 años?”

A propósito del embargo de la Fragata Libertad y el fallo reciente del juez estadounidense, ahora en suspenso, un conjunto de personalidades y organizaciones, que encabeza Adolfo Pérez Esquivel, el Nobel de la Paz 1980, insisten con la denuncia y la necesidad de investigar, auditar la deuda, y juzgar a los responsables, y mientras tanto, suspender los pagos.

Es que bien vale señalar que es mucho el esfuerzo social por pagar a los acreedores de la deuda pública y postergar derechos previsionales o sociales, educativos o de salud, entre otros muchos que demandan los sectores más desfavorecidos de la sociedad argentina.

Además, el llamado desendeudamiento oculta la continuidad de un problema estructural y condicionante de la política económica, que la justicia extranjera trajo a la realidad de la consideración política por estas horas. Como si fuera poco, la presión del Club de París y de los Organismos internacionales no afloja, reavivando la hipoteca sobre el trabajo social en el país.

Aunque se insista en cancelar sin investigar, el problema persistirá y condicionará a cualquier gobierno, presente o futuro, profundizando las penurias sociales y postergando derechos socioeconómicos largamente escamoteados.

Endeudar a YPF

Más del doble de ofertas realizaron inversores entre 1.000 pesos a 250.000 pesos, en pocos días de oferta de una colocación de bonos de YPF que ofrecían una renta de 19%, entre 5 ó 6 puntos más que un plazo fijo en la banca.

Consignemos primero que hace muy poco, Bolivia se endeudó en el sistema financiero mundial a tasas menores al 5%, e incluso fue criticado por los cuantiosos recursos ociosos en reservas internacionales y aún en liquidez bancaria de fondos públicos no utilizados.

Pero aún con las críticas al gobierno boliviano, el costo del dinero en préstamo es de un cuarto del que expresa el financiamiento a la primera empresa en la Argentina, en un momento de valorización de sus activos, sea por la rentabilidad presente o las expectativas que genera la potencial explotación de los hidrocarburos no convencionales.

Existen quienes argumentan que YPF ofrece una salida a pequeños inversores con liquidez y con escasa oferta financiera atractiva, pues la tasa de interés pasiva está alejada del movimiento de los precios. Claro que ese atractivo para los inversores es un costo de financiamiento para la empresa parcialmente expropiada por el Estado.

¿Si ese es el costo de la gran empresa petrolera, cuál es el que deben soportar las pequeñas y medianas, aún las grandes?

La política financiera de la petrolera, es cierto que en magnitudes pequeñas (unos 30 millones de dólares al cambio oficial), induce una pauta elevada de tasas activas para el resto del sector productivo, cuando el diagnóstico generalizado apunta a reclamar financiamiento para la inversión productiva de los más chicos del aparto productivo local.

Son reflexiones válidas para lo que se viene en materia de endeudamiento de YPF, pues desde la próxima semana se licitarán bonos por 4.500 millones pesos (unos 920 millones de dólares al cambio oficial) en diferentes modalidades. Unos estarán atados a la cotización del dólar (que viene duplicando el ritmo de devaluación respecto al año anterior) y con una tasa de 6,25%, es decir, se ajusta por tipo de cambio más esa tasa, con lo cual, la variabilidad se define por la evolución de la divisa estadounidense por la vigencia del título en los próximos 4 años. Otros bonos en pesos y por 6 años, pagarán intereses ajustables por la tasa BADLAR, que viene en alza según informa el BCRA, y que en la actualidad cotiza por encima del 15%.

Se trata de crédito caro, en un plan de endeudamiento de la petrolera por 3.000 millones de dólares en títulos en el marco de inversiones a lograr por 37.000 millones de dólares hacia el 2017, y poder materializar en sociedad la explotación de los hidrocarburos no convencionales.

Entre esos socios inversores, además de los minoristas de esta semana, se sumarán los mayoristas a captar desde el lunes 17/12, y la confirmación de inversores de capital, entre los que despuntan la familia Bulgheroni asociado a los capitales chinos, y la estadounidense Chevron, demandada en la justicia argentina por 19.000 millones de dólares por daño ambiental en Ecuador, derivado de explotación petrolera entre 1965 y 1990 por la Texaco, adquirida por la transnacional estadounidense.

Como siempre insistimos, además de la cuestión financiera, bien vale la pena discutir el destino de los hidrocarburos en cuestión, pero eso es otra discusión.

La hipoteca

En años de la dictadura, YPF fue la empresa estatal más endeudada, algo increíble en momentos de alza de los precios internacionales del petróleo. La explicación está en el papel del Estado al servicio de los intereses de las clases dominantes, lo que definió la política económica desde 1975/76, con el endeudamiento como mecanismo privilegiado para consolidar la dependencia argentina al capitalismo mundial.

En los 90 no solo se privatizó a YPF, sino que la deuda profundizó las reformas estructurales diseñadas para la extranjerización en tiempos de terrorismo de Estado. Esa es la hipoteca que pende sobre nuestra sociedad y que condiciona el desarrollo.

Ahora YPF es de gestión estatal por la expropiación parcial, apenas administrando el 30% de la actividad hidrocarburífera, y configura aún una asignatura pendiente para revertir la situación gestada en los 70´ y en los 90´.

La petrolera totalmente estatal y la investigación de la deuda pública continúan siendo una asignatura pendiente para el programa de independencia necesario para discutir modelo productivo y de desarrollo para satisfacer necesidades insatisfechas del pueblo argentino.

Buenos Aires, 15 de diciembre de 2012

Julio C. Gambina es Doctor en Ciencias Sociales UBA. Profesor de Economía Política en la Universidad Nacional de Rosario. Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: ¿Hacia la soberanía hidrocarburífera de la mano de Chevron?

OPSUR

Miguel Galuccio (YPF) y Ali Moshiri (Chevron) firmaron en Houston (Estados Unidos) un acuerdo multimillonario para explorar y explotar la formación Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén. En una superficie de 290km² -en las áreas Loma La Lata y Loma Campana- se construirá una planta piloto y se perforarán 100 pozos, con una inversión de mil millones de dólares; primera etapa que podría ampliarse al desarrollo de 600km² y un desembolso de US$ 15 mil millones.

El ambiente y la salud no son prioridad en política pública

El objetivo de Chevron e YPF es la extracción de hidrocarburos de formaciones shale o esquisto -yacimientos no convencionales. Estas formaciones, al tener muy baja o nula permeabilidad, deben ser intervenidas -generarle grietas- para extraer los fósiles, esto se realiza mediante la inyección de millones de litros de agua a alta presión, mezclados con arena y químicos (en gran medida tóxicos); técnica conocida como fractura hidráulica o fracking. Inmensos esfuerzos para profundizar el proceso de calentamiento global.

La acumulación de daños ambientales y sanitarios (tanto en animales como humanos) registrados en Estados Unidos, derivados de la aplicación de esta técnica, ha generado movimientos de resistencia a nivel global. En Estados Unidos se registran numerosos casos de contaminación de aguas subterráneas, aumento de la actividad sísmica, impactos sobre la producción agropecuaria e incremento de afecciones respiratorias, epidérmicas, psíquicas y otras más graves aún, ocasionadas por la ingesta de metales pesados. La agencia norteamericana de Protección Ambiental (EPA) ha confirmado la contaminación de acuíferos debido al fracking e incluso en declaraciones públicas funcionarios afirman que queda mucho por hacer para que esta técnica sea inocua. En definitiva, es un procedimiento experimental sin garantías ni certezas.

Estas situaciones han llevado a las autoridades del Estado de Vermont a prohibir el empleo de esta técnica, mientras que los Estados de Nueva Jersey y Nueva York declararon moratorias suspendiéndola. También en Europa el fracking es fuertemente cuestionado, en Francia y Bulgaria dictaron la prohibición, mientras que se dictaron moratorias en Inglaterra y otros países.

Por otra parte, la socia elegida por YPF no cuenta con las mejores cartas de presentación. Texaco (compañía contralada por Chevron) afrontó un proceso judicial en Ecuador por el cual se determinó su responsabilidad en daños socio-ambientales, registrados en la región Amazónica, y se la condenó al pago de US$ 9.500 millones en concepto de reparación y mitigación de impactos. En noviembre, la Justicia argentina hizo lugar a un embargo sobre los activos de Chevron en el país a fin de dar cumplimiento a esa sentencia que la empresa norteamericana se niega a acatar.

Asimismo, el pretendido proyecto piloto a realizarse por YPF y Chevron en Neuquén se asentará sobre territorio mapuche, el cual ya sufre la contaminación de más de tres décadas de extracción. En los años ’90, a través de diferentes estudios, se confirmaron los graves impactos en aire, agua y tierra; además de documentarse casos de cáncer, malformaciones y abortos espontáneos, entre otras patologías; y la flagrante violación de derechos colectivos de este Pueblo.

Avanzada extractivista y pérdida de soberanía

Lejos de ser la herramienta de reconversión energética que se ansía y espera en estos nuevos tiempos, la empresa mixta YPF actúa como punta de lanza del conjunto del sector para la explotación masiva de no convencionales. Como lo explicita en su plan quinquenal, el objetivo de la conducción es no sólo apuntar al autoabastecimiento sino convertir al país en exportador neto de energía. A fin de cumplir esto, los primeros pasos han sido anunciados por la presidenta Cristina Fernández en la cena anual de la Unión Industrial Argentina (UIA): aumento en más de un 300% el precio del gas en boca de pozo.

Las provincias también avanzan en las reformas de los marcos jurídicos. En Chubut, el próximo 27 de diciembre, se trataría el nuevo marco regulatorio de la actividad hidrocarburífera; tanto en la fundamentación como en el articulado, todas las expectativas están puestas en la explotación de yacimientos no convencionales. Por su parte, el gobierno de la Provincia del Neuquén ha sido el principal lobista para generar las condiciones económicas y jurídicas óptimas para el desarrollo de estos yacimientos. A tal punto llega esta convicción que la gestión de Jorge Sapag autorizó recientemente a la empresa francesa Total a perforar un pozo para la explotación de no convencionales en el área natural protegida Auca Mahuida, en el norte de la provincia.

Mientras no se detallan los impactos producidos durante años por Repsol, de acuerdo a lo expresado por el gobierno en el marco de la recuperación del control de YPF, se acepta como socia a una empresa claramente destructora de territorios y condenada por ello. Entonces, ¿a quién se beneficia con la explotación de no convencionales? Con un precio en boca de pozo mayor, ¿qué nuevas sorpresas veraniegas nos esperan? ¿Este acuerdo marca las reglas del juego para el resto de las empresas interesadas en los no convencionales? Si bien no se conocen los detalles del acuerdo firmado con Chevron, tenemos la certeza de que estas empresas avanzan cuando las condiciones son óptimas a sus intereses. A espaldas del pueblo, la empresa mixta YPF consolida el nuevo esquema de negocios para pocos y a costa de todos.

El objetivo debiera ser el autoabastecimiento energético y no necesariamente el abastecimiento hidrocarburífero. En este marco es necesaria una rediscusión de las políticas energéticas de manera de poder asignar correctamente los inmensos recursos económicos que se ponen en juego en esta alternativa depredadora. El petróleo no es el futuro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Shale gas ante el cambio climático, ¿solución o agravante?

OPSUR

La humanidad enfrenta actualmente dos retos que requieren una firme voluntad política y social para ser superados: por una parte el cambio climático y por la otra, la creciente demanda de energía en un contexto global de reducción de fuentes baratas y de fácil acceso (pico de petróleo). Frente a este contexto de crisis climática y energética, los yacimientos no convencionales han sido perfilados como la solución debido al gran volumen de reservas globales estimadas y a la idea de que el gas natural emite menos dióxido de carbono (CO2) que otros combustibles fósiles, como el petróleo o el carbón.

Sin embargo, estudios recientes han llamado la atención sobre los problemas derivados de su explotación. Por una parte, por los riesgos socioambientales que conlleva a nivel local y, por la otra, por las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que serían mayores que las registradas durante la extracción de gas natural de yacimientos convencionales e, incluso, que el carbón. Si la reducción de las emisiones es .el objetivo al que debemos apuntar para paliar la catástrofe del cambio climático global, parece evidente que la explotación de shale gas no es la mejor alternativa. No sólo por su mayor incidencia en las emisiones de GEI sino porque invertir en la extracción de no convencionales retrasa la transición energética a una matriz 100% renovable y sustentable.

El efecto invernadero, el termostato del planeta

El efecto invernadero es un proceso natural imprescindible para la vida en la tierra. Los gases presentes en la atmósfera impiden que parte del calor del sol vuelva a salir de la atmósfera, manteniendo el clima terrestre en un valor medio de 15º C. Sin la presencia de estos gases, la temperatura sería de -18º C. Estos gases naturales son: vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), óxido nitroso (N2O), metano (CH4) y ozono (O3); además, existen otros que afectan el equilibrio térmico del planeta y que han sido creados por el ser humano como los halocarbonos (HCFC) y otras sustancias que contienen cloro y bromuro (1).

Sin embargo, el equilibrio térmico es frágil. La actividad humana está alterando este proceso que funciona como termostato del planeta, generando un cambio de clima sin precedentes en la historia de la Tierra. Lo que distingue al actual cambio climático de otros que se han dado a lo largo de la vida del planeta es, por un lado, la velocidad a la que se está produciendo y, por el otro, que estas alteraciones se deben fundamentalmente a causas antropogénicas, es decir, ocasionadas por la actividad humana y no por procesos naturales.

Estamos emitiendo gases en proporciones mucho mayores a las que existen naturalmente (2). Este enorme volumen de emisiones acentúa el efecto invernadero, ya que la gran concentración de gases no deja que el calor escape fuera de la atmósfera, incrementando así la temperatura media de la Tierra. Los expertos aseguran que un aumento global de 2ºC supondría el colapso de varios ecosistemas, que se verían alterados completamente. A la hora de entender cómo funciona un ecosistema se puede recurrir a la metáfora de un castillo de naipes: si una de las cartas de la base cae, ocasiona indefectiblemente el derrumbe del resto. Estos efectos se irían sumando, ocasionando un efecto en cadena que generaría el aumento de los refugiados climáticos -por desplazamiento forzado frente a cambios en el hábitat tradicional-, la desaparición de cientos de especies, incremento de la acidez de los mares, efectos meteorológicos imprevisibles y virulentos -como los huracanes, inundaciones, etc. (3)

Pero, ¿qué actividad humana está ocasionando estas emisiones? Encontramos en el modelo industrial y social vinculado a los hidrocarburos la respuesta. Un 56,6% del CO2 que se emite a la atmósfera proviene del uso de hidrocarburos (IPCC, 2007). Parece evidente, entonces, que sin detener las causas directas de este exceso de emisiones será imposible reducirlas para evitar el aumento de la temperatura media terrestre.

La promesa del shale gas como puente



Evolución del suministro de cada una de las fuentes de energía primaria sobre el total del consumo mundial de 1971 a 2003 en millones de toneladas equivalentes de petróleo (MTpes). Se indican los porcentajes aportados por cada una de ellas en el año 2000. Fuente: Agencia Internacional de la Energía (AIE)

La necesidad de encontrar una fuente de energía que a su vez reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero, se postula como un desafío global impostergable. Esta búsqueda se ve agravada por el peak oil o pico del petróleo, según el cual, las reservas mundiales de petróleo de acceso fácil y barato se están reduciendo paulatinamente en todo el mundo, mientras que la demanda continúa su vertiginoso crecimiento. En este marco, los yacimientos de gas no convencionales son promovidos como la alternativa, debido a que el gas natural posee una huella de carbono (4) menor que la de otros fósiles (petróleo y carbón). La industria presenta al shale gas como la piedra angular que permitiría facilitar la transición hacia energías no agotables y limpias (5). Sin embargo, recientes estudios sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de la explotación de esquistos apuntan en sentido contrario: no sólo emite más GEI que el gas proveniente de yacimientos convencionales, si no que el cómputo total de las emisiones podría ser incluso peor que el del carbón.

Las emisiones de metano de los no convencionales

Tomando al dióxido de carbono como referencia se establece el denominado dióxido de carbono equivalente (CO2eq), una unidad de medida que ayuda a crear indicadores como el Potencial de Calentamiento Global (PTC) (6) o la Huella de Carbono de cada uno de los gases de efecto invernadero. Respecto al metano, se calcula que tendría un potencial de alrededor de 21 veces superior al del CO2. Esto significa que en una media de tiempo de 100 años, cada kilogramo de metano calienta el planeta 21 veces más que un kilogramo de CO2.

Las emisiones del gas no convencional -compuesto en un 90% por metano- se centran fundamentalmente en el dióxido de carbono proveniente de su combustión y los escapes de metano durante la explotación de los pozos. Según el estudio de los investigadores de la Universidad de Cornwell (Estados Unidos), El metano y la huella de carbono del gas natural procedente de formaciones de pizarra, “entre el 3,6% y el 7,9% del metano de las producciones de esquisto o pizarra escapan a la atmósfera a través de los respiraderos y grietas durante la vida de un pozo. Estas emisiones de metano son superiores en un 30%, o quizás más del doble, que las del gas natural convencional” (Howarth et. al, 2011). Por otra parte, el Centro Tyndall para el Cambio Climático –de Gran Bretaña- realizó un completo informe en 2011 que subraya que la extracción de gas no convencional “llevaría a un incremento de 11 partes por millón de volumen [ppmv] de CO2 sobre los niveles previstos sin gas de esquisto – una cifra que podría crecer si fuera explotado más gas de esquisto que el imaginado en los escenarios”.

Asimismo, el informe del Parlamento Europeo, Repercusiones de la extracción de gas y petróleo de esquisto en el medio ambiente y la salud humana, realizado por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (2011), no reduce únicamente la emisión de GEI a la etapa de extracción sino que llama la atención con respecto a otro tipo de emisiones relacionadas con compuestos contaminantes altamente tóxicos. Estas emisiones son provocadas tanto en el uso de camiones y equipos de perforación -en las que se liberan dióxido de azufre, óxido de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles distintos del metano (COVNM) y monóxido de carbono- como en el procesamiento y transporte del propio gas.

Muchas de las emisiones de compuestos contaminantes se derivan del nulo o mal tratamiento del agua residual que se emplea para la fractura que, una vez que regresa a la superficie, se acumula en piletas al aire libre. Los desechos líquidos – denominado flowback- contienen agua, los químicos utilizados, componentes orgánicos tóxicos, metales pesados y materiales radioactivos (en inglés NORMs: Naturally Ocurring Radioactive Materials) -tales como uranio, radón, torio, etc. (7) Para facilitar su evaporación, el agua de las balsas se pulveriza bajo el sol y con ella se evaporan además estos compuestos contaminando el aire (8).

Un mundo energéticamente dependiente

Fuentes oficiales de Estados Unidos destacan que desde 2005 las emisiones domésticas energéticas han disminuido en un 8,6%, el equivalente a 1,4% por año, debido al surgimiento masivo de shale gas. Sin embargo, un informe del Centro Tyndall, publicado en octubre de 2012, discute la metodología empleada: no se incluyen las emisiones indirectas.(9) Además, el Centro Tyndall afirma que no se pueden obtener datos cuantitativos fiables de la huella de carbono del gas producido mediante fractura hidráulica debido a que alrededor de los no convencionales hay muchos intereses en juego que dificultan su recolección. Sin embargo, los datos que sí que se pueden analizar de forma precisa para tener una idea del impacto del shale gas son los relativos a las cantidades absolutas de CO2 procedentes de la combustión y también las repercusiones que el auge del gas de esquisto ha tenido en el mercado energético global.



Bajo este último punto es importante considerar el hecho de que el surgimiento del gas de esquisto para consumo interno estadounidense no ha significado que el carbón sea desatendido. Al contrario, en el periodo de 2008 a 2011 el país aumentó sustancialmente las exportaciones del fósil, por lo que las emisiones que en teoría se habían reducido por la sustitución sólo lo hicieron en términos de las cuentas nacionales y no globalmente; ese carbón se quemó y consumió en otra parte. En este sentido, los últimos datos arrojados por el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU han mostrado cómo la crisis internacional y un aumento del precio del gas respecto al carbón, han incrementado el volumen total de emisiones globales (10), lo que ejemplifica cómo irónicamente, la reducción de emisiones por una parte, termina siendo incrementada por la otra.

El informe publicado por el Centro Tyndall en 2011 concluía que sin un recorte significativo de las emisiones a nivel global, la explotación de las reservas de gas de esquisto aumentarían el cómputo total de las mismas (Broderick, J. et al., 2011). En el informe de este año profundiza este punto.

“Al tener en cuenta el continuo incremento de los mercados globales de fósiles y la dependencia sobre estos para el crecimiento de la economía mundial, la extracción de un nuevo combustible fósil probablemente provocará la baja de todos los precios (11) y, por definición, incrementará la demanda; catalizando e incrementando las emisiones absolutas. En este sentido, y ante la ausencia de significativos topes de emisión, la extracción de shale gas bajo reglas de mercado conducirá un incremento absoluto en las emisiones.” (Tyndall Centre, 2012: 24).

Notas:
1) El uso de sustancias compuestas por cloros y bromuros (CFC’s), fundamentalmente en aerosoles, que ocasionan el deterioro de la capa de ozono, fue regulado en 1987 por el Protocolo de Montreal. Paulatinamente se ha sustituido el uso de estos compuestos por hidrofluorocarburos (HFC’s) que, a pesar de tener un efecto menor en la destrucción de la capa de ozono, poseen mayor potencial de calentamiento global (IPCC, 2007).
2) La mayor parte de las emisiones se derivan de las actividades agrícolas y ganaderas (21%, liberando metano principalmente), las emisiones de los residuos humanos -basura- (16%) y de la explotación de hidrocarburos (37%). (EPA, 2012).
3) Se define al “punto de no retorno” cuando el aumento de la temperatura generaría repercusiones exponenciales, acentuando el recalentamiento de forma imprevisible. Esto es lo que los expertos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) denominan “cambio climático abrupto”, que vendría a ser “cambios rápidos o cambios sorpresa” en el clima. Jonathan Neale, en su libro “Detener el calentamiento global, cambiar el mundo” (2012), explica como este cambio climático abrupto e incontrolable ocasionaría la elevación del nivel de los océanos, el incremento de las temperaturas, una veloz modificación ecológica, la inestabilidad climática con eventos extremos -como tormentas, inundaciones, olas de calor y sequías- se harían más frecuentes e intensos y se generarían huracanes de gran envergadura. Varios de estos sucesos extremos, y en ese punto irreversibles, generarían un aumento exponencial de las emisiones de metano a la atmósfera; se destaca el deshielo del permafrost -capa de hielo que contiene la vegetación congelada desde la última edad de hielo-, que ocupa cerca del 16% de la superficie terrestre del planeta y contiene 1,672 Tt (teratoneladas, o billones de toneladas) de carbono. Una cantidad similar a todo el carbono contenido actualmente presente en la atmósfera. Para conocer más sobre el deshielo del permafrost y el aumento exponencial de emisiones de metano a la atmósfera leer el post del blog de Ferrán P. Vilar, Usted no se lo cree.
4) La huella de carbono se utiliza para calcular las emisiones de todos los gases de efecto invernadero asociados a actividades o al ciclo de vida de un producto a fin de determinar su contribución al cambio climático.
5) Para más información sobre la propaganda gubernamental y empresaria sobre el gas como combustible puente ver la nota ‘Regulando los mercados globales: EEUU y la promoción del shale’.
6) El potencial de calentamiento global (PTC o PCG) define el efecto de calentamiento integrado a lo largo del tiempo que produce hoy una liberación instantánea de 1kg de un gas de efecto invernadero, en comparación con el causado por el CO2. De esta forma, se pueden tener en cuenta los efectos radiactivos de cada gas, así como sus diferentes períodos de permanencia en la atmósfera.
7) Fabio López, Materiales radiactivos de procedencia natural en la industria minera: Un problema a futuro en una industria con un gran presente, Revista de Ciencia y Tecnología Nº 7, Universidad de Palermo.
8) El caso paradigmático de contaminación ha sido el de la ciudad de Dish, en Texas donde se encuentra la formación Barnett Shale, en las que se halló benceno en una cantidad 55 veces mayor a la permitida por la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ). También encontraron: xileno, disulfuro de carbono, naftaleno y piridina (un potencial cancerígeno); todos excedían los límites establecidos por el TCEQ, alcanzando niveles de hasta 384 veces el permitido (Rudnik. H, et al: 2011).
9) Cuando se habla de emisiones de GEI muchas veces se tiende a pensar en la fase de extracción y las fugas posibles que puedan derivarse de la misma; sin embargo, el problema va mucho más allá. Debemos considerar que las emisiones no son simplemente las directas ocasionadas por la explotación y el consumo del gas sino también indirectas, que son definidas por el Greenhouse Gas Protocol como aquellas que no ocasiona la entidad emisora en sí sino que son producto de otras actividades relacionadas, como por ejemplo, las procedentes del consumo de electricidad, el consumo de papel, el transporte público, etc. (The Green House Protocol. World Business Council for Sustainable Development & World Resources Institute)
10) Público, Madrid, 5/11/2012. “La crisis no consigue frenar la emisión de gases contaminantes”
11) Si bien los yacimientos no convencionales conllevan una inversión mayor, y por ende la suba del precio final, aumentar la producción significaría dotar al mercado las cantidades de energía necesaria. Esto reduciría el temor de los operadores a un desabastecimiento y la competencia de una mayor cantidad de oferentes energéticos ayudaría a reducir el precio.

Bibliografía
Neale, J. (2012) Detener el calentamiento global, cambiar el mundo. Editorial El Viejo Topo.

Artículos e informes:
Broderick, J., Wood, R., Gilbert, P. (2011) Shale gas: an updated assessment of environmental and climate change impacts, Tyndall Center, University of Manchester.
Broderick, J., and K. Anderson (2012). Has US Shale Gas Reduced CO2 Emissions? Tyndall Center, University of Manchester.
Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (2011) ‘Repercusiones de la extracción de gas y petróleo de esquisto en el medio ambiente y la salud humana’.
Howarth, R., Santoro, R., Ingraffea, A. (2011).Methane and the Greenhouse Gas Footprint of Natural Gas from Shale Formations , Climatic Change Letters.
Rudnick, H. (2011), La revolución del Shale gas Escuela de ingeniería. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La quimera del oro... negro

Félix Herrero (especial para ARGENPRESS.info)

Numerosos peligros nos amenazan, pero dos de ellos, la guerra nuclear y el cambio climático, son decisivos y ambos están cada vez más lejos de aproximarse a una solución... Hace apenas unos meses leí por primera vez algunas noticias sobre la existencia del gas de esquisto (el otro peligro)... me comuniqué discretamente con varias personas... Curiosamente, ninguna de ellas había escuchado una palabra sobre el asunto. (Fidel Castro Ruz)* .

Más allá de los anuncios mediáticos, que en la Argentina se originan en el relato oficial ignorando la historia y la realidad presente, en el mundo surge como una nueva quimera, como el camino hacia un nuevo El Dorado universal, la aplicación de una técnica que permite extraer petróleo y gas de las piedras. Para Klare:

“La historia real no es el impresionante crecimiento en los combustibles no convencionales, sino el estancamiento de la producción de petróleo convencional... El Departamento (de Energía) intenta ocultar el hecho de que la producción mundial de petróleo está cerca de su capacidad máxima”. (1)

La nueva quimera consolida intereses a los cuales no les importa si se perjudica la naturaleza del subsuelo; si se agota el agua

La nueva quimera consolida intereses a los cuales no les importa si se perjudica la naturaleza del subsuelo; si se agota el agua para beber del hombre, del ganado y de las plantas; si contamina y derrama en cualquier lugar; como tampoco otros males que conlleva esta nueva técnica de explotación petrolera. Es el triunfo de la tecnología del petróleo contra las malas estrategias en este campo implementadas por los políticos del corto plazo, porque no saben prever el futuro: los “técnicos pesimistas” difusores de las teorías “extremistas” de la caída del pico de la extracción ya alcanzado: los países árabes que ya no deben ser invadidos porque aun con su 70° o de las reservas dejan de ser imprescindibles: contra Venezuela o Rusia por usar “el petróleo como arma internacional”: instrumento siempre utilizado por todos los países poseedores de este recurso fósil y finito, desde que apareció el petróleo comercial en 1859.

Un poco de glosario

¿En qué consiste este petróleo “nuevo” con terminología inglesa: hidrofracking o hydrofracturing con su jerigonza frack o frac y sus formas shale oil y shale gas, tight gas, oil sands y coal bed methane? Todos ellos se caracterizan por su extracción a través de pozos “horizontales” o ramificaciones a partir de perforaciones verticales, mediante la fractura del subsuelo. Se trata de lo denominado genéricamente “crudo y gas no convencionales”. En este genérico se incluye todo hidrocarburo que no se extrae por pozos clásicos. El petróleo barato se acabó: por eso se ha iniciado la explotación del petróleo marítimo de gran profundidad (Petrobrás superó los ocho kilómetros de profundidad en su petróleo pre-sal), de las arenas petrolíferas de Alberta donde se acarrean los areníferos en camiones para su posterior tratamiento y del gas y petróleo no convencionales.

El frac que vestirá al mundo

David Yergin, quizás el más célebre historiador del petróleo (The Prize, 1991), en su reciente libro The Quest (2) continúa con su optimismo crítico contra las teorías del pico o cenit petrolero, del ahora destronado King Hubbert y sus seguidores londinenses de la Association for the Study of Peak OiI&gas – ASPE (3). Mas, Yergin acaba de afirmar que el método no convencional “es la más grande innovación en energía en lo transcurrido del siglo, en términos de impacto y de escala”, manifestando una curiosa convicción al afirmar en su libro: “No hay ley geológica limitante del shale gas en Estados Unidos”.

“promover la práctica del fracking en los países aliados o amigos’

Para la British Petroleum, en 2011 las reservas probadas de gas convencional habrían alcanzado los 187 billones de metros cúbicos (4) y según la EIA -oficina pública de estadística de energía de Estados Unidos- en un estudio de abril del mismo año en 32 países, las reservas “probadas” de gas no convencional estarían en una cifra similar de 187,4 billones de metros cúbicos. El mensaje de Estados Unidos al mundo consiste en decirle que se ha descubierto gas en similar cantidad a las reseras probadas actuales (incluso la duplican): o sea, el mundo del gas se habría reproducido en 2011, con China a la cabeza (36 billones m3), Estados Unidos (24 billones). Argentina (22 billones), además de México, Sudáfrica y Australia: luego estarían el Artico, Francia. Chile, Paraguay. Suecia, Paquistán e India, además de Venezuela, Bolivia, Brasil y Uruguay. Según la propia EIA, la extracción de gas natural de la formación shale de Estados Unidos tuvo un crecimiento anual del l7° desde 2000 a 2006: porcentaje que siguió incrementándose.(5) El porcentaje actual futuro en ese país muestra la tendencia hacia el fin de las importaciones y la supremacía neta del shale gas. Según el Departamento de Energía de EUA (Annual Energy Outlook, enero 2012). el shale gas crecerá del 14% de la extracción en 2010 al 46% en 2035, permitiendo rebajar la importación de petróleo, del 60% de lo utilizado en 2005 al 36% en 2035.

¿Cambia la geopolítica mundial del petróleo?

La política internacional vio en el año 2011 un cambio en las relaciones de poder en numerosos países árabes, la derrota de Estados Unidos en algunas de sus invasiones petroleras y la presentación al mundo por parte de los países hegemónicos de la disipación del problema de la escasez del petróleo: el fin del temido agotamiento petrolero. Se estaría construyendo una nueva estructura mundial de reservas de hidrocarburos, si los datos optimistas de Estados Unidos y las multinacionales confirman que no viven simplemente una quimera, sino una nueva realidad mundial. El Departamento de Estado norteamericano dirigido por Hillary Clinton, impuso la llamada Iniciativa Global del Gas Shale (IGGS) a fin de promover la práctica del fracking en los países aliados o amigos, beneficiando así a las multinacionales petroleras de origen euroamericano.(6) La tendencia es bajar los costos por aumento de la oferta e incrementar los beneficios obtenibles en dichos países. No obstante, según Lourdes Melgar, del Instituto Tecnológico y de Estudios de Monterrey. “el fracking es una aventura demasiado prematura y riesgosa. Son proyectos demasiado costosos desde el punto de vista de la sustentabilidad. Hay opciones más baratas accesibles”. (7)

“La aparición en el mundo de la nueva extracción, trajo explicaciones falsas”

A través de su directora María Van Der Hoeven, la Agencia Internacional de Energía – AIE, oligopolio de los compradores de crudo, criticó a México porque aún no esté explotando el shale gas, mientras sigue importando gas y combustibles (8). Bolivia también recibe la presión e YPFB resolvió perforar pozos exploratorios en Los Monos, en una información expandida también en Argentina y Paraguay, conocida desde 1995, de entre 2.360 a 3.978 metros de profundidad.(9) ¿La edad de oro del gas ha llegado? se cuestiona la París Tech Review en su editorial “El gas esquisto, nuevo El Dorado de la exploración gasífera” y mientras pregunta si es la energía del futuro contesta: “el petróleo no convencional es la llave de la expansión gasolera’.(10) También L’Eco se interroga si es la energía del porvenir y responde que se trata de “una revolución energética con efectos geopolíticos”.(11)

El juego de las mentiras y verdades: se fortalece el despojo

En Argentina la técnica fracturadora nace con mentiras: Repsol dice haber descubierto petróleo “nuevo” y la Presidenta de la Nación lo refrenda, aunque se trate de existencias ya conocidas por YPF desde hace más de 30 años. El gobernador Jorge Sapag, asiduo visitante de Houston, afirma entusiasmado “Ahora comienza la verdadera historia del petróleo y del gas en la Provincia (...) tenernos gas para siempre”. Sería necesario recordarle que la historia del petróleo neuquino comenzó en Plaza Huincul el 29 de octubre de 1918, cuando el grupo del ingeniero Enrique Cánepa lo descubrió utilizando el equipo perforador “Patria”. La re-escritura de la historia por parte de los intereses económicos abunda, aunque no suele mantenerse mucho tiempo en pie. Políticos y empresarios deben salvar el pellejo: pero la mentira que ignora los hechos y la historia dice que el hallazgo en Neuquén no fue tal (12)

La aparición en el mundo de la nueva extracción, trajo explicaciones falsas -no es contaminante: no es fracturadora del subsuelo o esto no es riesgoso: no hace uso ilimitado del agua, etc) y además, en nuestro país la mentira se potencia al afirmarse que se descubrió una fuente cuasi-eterna de gas. Son conocidas las tremendas consecuencias ambientales por el mal uso del agua que venimos realizando los argentinos. Como afirma Alfredo F. Laría:

Las consecuencias medioamhientales detectadas están vinculadas principalmente con el riesgo de contaminación de los recursos acuíferos situados en las napas subterráneas. Por otra parte, para fracturar cada pozo hace falta introducir abundante agua y e/ fluido de retorno de la fractura hidráulica contiene las sustancias químicas utilizadas al introducirla —incluyendo algunas radiactivas que se usan para verificar la trazabilidad- más los metales pesados y otras sustancias desprendidos de la roca madres. (13)

“En abril de 2011 debutó en Estados Unidos la renuncia voluntaria”

Francia entornó la puerta desregulada. Luego de otorgar permisos para explorar el gaz de schiste a las empresas Total, GDFSuez, Schuepbach Energy (EUA), European Gas Lda. (australiana), y Celtique Energie Petroleurn (galesa), comenzó a utilizar el jurídico “principio de la cautela” con el propósito de limitar el otorgamiento de permisos, hasta que por último se suspendieron las autorizaciones ya otorgadas. (14) La reacción contra el frack avanzó: 80 diputados de diversos partidos presentaron a comienzos de marzo de 2011 una moción “contra la explotación del gas esquisto”. Por su parte, el propio gobierno propicia la reforma del Código de Minería, exigiendo que los permisos para la aplicación de esta técnica necesiten aprobación por consulta pública: buenos ejemplos a ser imitados por el gobierno y los legisladores argentinos.

En abril de 2011 debutó en Estados Unidos la “renuncia voluntaria”: la petrolera Chesapeake Energy suspendió sus operaciones de fractura a raíz del accidente donde el derrame de un pozo contaminó un arroyo. Pero los dos impactos más grandes contra la técnica frack los causaron la película Gas!and (2011) y una nota del Times de Nueva York basada en aportes científicos acerca de los efectos polutivos y de riesgo del frack, Gasland, filmada por Josh Fox, es una lúcida película antishale, premiada por el Jurado Documental de Sundance: se ha exhibido en numerosas salas de ese país y la HBO la divulgó el 21 de junio pasado. Hay también numerosos documentales antishale, corno el estadounidense El Infierno de la fracturación hidráulica de Linkt, estrenado en enero de 2011.

Los efectos contaminantes del gas no convencional por el uso de agua, arena y agentes químicos, tienen un impacto sobre el ambiente mucho mayor que el de la extracción convencional. Este orden económico desregulado lo reconoce: no obstante, deja todo para el mañana. El interés económico del corto plazo se impone. Así, la Envirommental Protection AgencyEPA de Estados Unidos determinó que las normas propuestas para el agua usada en la extracción de gas shale recién estarán en vigencia en 2014. Hay que reiterarlo: un aspecto que muchas veces se oculta es el ordenamiento del mal ambiental. Hasta la aparición del fósil no convencional, en escala descendente, el orden era: carbón, petróleo crudo y gas natural. Ahora, con el surgir del shale, los hidrocarburos de esta técnica se ubican en primer lugar. (15)

“el plan de mantener en el mundo y en Argentina el consumo irracional de energías fósiles mezcladas con energías verdes

Quiénes ganan y quiénes pierden

En esta época de guerras para obtener petróleo barato (convencional) y de inversión para extraer petróleo caro (no convencional) debe analizarse quiénes ganan y quiénes pierden. Es notorio que la pérdida de influencia internacional la sufrirán los países petroleros actuales -el mundo árabe y la OPEP- en caso de ser ciertos los datos del pasaje de reseras posibles a probadas de los fósiles no convencionales. Los países exportadores de petróleo convencional (OPEP) tienen reseras cercanas al 80% del petróleo en el mundo, pero extraen menos del 40% de la explotación mundial. También tendrá influencia en Rusia, convertida hoy en el primer país extractor de crudo y gas natural convencionales. Por supuesto, la defensa del ambiente planetario continuará perdiendo, corno pasó con Kioto y ahora con Durban. Los agrocombustibles se seguirán beneficiando, porque la fragmentación cumple con el plan de mantener en el mundo y en Argentina el consumo irracional de energías fósiles mezcladas con “energías verdes”. También sufrirán las independencias energéticas de la mayoría de los países: este año continuará la tendencia por la cual las ventas empresarias de las petroleras serán mayores que muchos PIB nacionales como ya es ahora: es el caso del PIB argentino, superado por las ventas de la británica Shell. A su vez, las muy elevadas ventas de otras petroleras como ExxonMobil, British Petroleum, Sinopec o Petróleo Nacional de China, las colocaron en un orden superior al PIB de varios países. Esta tendencia se mantendrá por la suba de los precios en los últimos meses de 2011 y la esperada en 2012 en base a datos del FMI. Al respecto, se debe tener presente que las empresas públicas de los países petroleros son reacias a introducir el frac, mientras tengan la posibilidad de explotar hidrocarburos convencionales de menor costo. (16) Asimismo se perjudicará la soberanía alimentaría: la técnica de la fractura potencia la era de la escasez de agua potable, que algunos autores llaman “edad de la sed”. Los hábitos de consumo no se modificarán a favor de las energías limpias y alternativas: las matrices argentina (90% de energías fósiles) y del mundo (80% incluido el carbón) se consolidarán y, por ende, también el calentamiento global. La compra de campos para la extracción de hidrocarburos o de participaciones empresarias, se orientan hacia la extracción no convencional: Repsol-YPF compró en mil millones de dólares el 16% y el 25% de dos yacimientos de 150.000 ha en Oklahoma y Kansas a la firma SandRigde Energy.(17) Exxon Mobil compró XTO Energy en 31.000 millones de dólares, líder estadounidense en la extracción de gas natural no convencional, que posee una importante base de recursos, gran conocimiento técnico y expertos empleados. Exxon fue asistido por su banco JP Morgan Chase, mientras XTO recibió el apoyo de Barclays Capital (18) En noviembre de 2010 Chevron compró Atlas Energy por 4.300 millones de dólares. ExxonMobil tomó en Neuquén en joint ventures 52.520 ha para la exploración frack: lo mismo en Canadá (14.500 ha): en el este de Texas y Luisiana (27.000 ha) y en Arkansas (63.428 ha) “Al final del año 2010 la exploración totalizó (convencional y no convencional) 25 millones de hectáreas en 33 países”. (19)

El año 2012 se inició con una gran actividad en la compraventa y fusiones de yacimientos y de empresas dedicadas al gas y crudo shale. Como informa la agencia Diariamente Neuquén, la estadounidense Apache -que explora el esquisto neuquino en el Anticlinal Campamento Oeste- compró en 2.850 millones de dólares a la Cordillera Energy, propietaria en Texas Oklahoma de más de cien mil hectáreas para el frack. Por su parte, la petrolera Dcvon vendió a la china Sinopec la tercera parte de sus proyectos fracking y en enero la francobelga Total adquirió la cuarta parte del yacimiento shale de Chesapeakc y EnerVest en Estados Unidos.

‘hay un balance energético: conseguir que el logro energético obtenido sea mayor a la energía insumida para obtenerlo”

La prueba de fuego de toda extracción de crudos e industrialización de combustibles consiste en lograr que los costos sociales sean menores a los beneficios sociales o privados, situación muy difícil de encontrar, en general, en las energías polutivas. Pero además, hay un balance energético: conseguir que el logro energético obtenido sea mayor a la energía insumida para obtenerlo, esta prueba de fuego tampoco la pasa la fractura hidráulica. Por ahora el fracking no tiene resultados muy definidos. La rentabilidad del frack -sea de empresa privada o pública- no sería positiva si no recibiera tantos beneficios: en consecuencia, el frack no supera estas pruebas de la verdad. Como seguirnos extrayendo las agotables energías fósiles, ya sea en forma tradicional o renovada, Pablo Pardo, del diario El Mundo de Madrid, afirma:
E! cuento en el que estarnos metidos, buscar corriendo las migajas del petróleo y de gas que quedan tras la fiesta, endeudarnos hoy para endeudarnos mañana, se parece cada vez más al cuento de Alicia en e! País de ¡as Maravillas, en la escena en la que le informan que en ese país cada vez hay que correr más de prisa para quedarse donde uno está. (20)

Publicado en CAUSA SUR, Año 1, Nº 1, abril-mayo 2012, pág. 50-57.

Fuentes:
1) Klare M.T. 2007, ‘‘Más allá de la Edad del Petróleo”, The Nation, Nueva York, 12-11-07.
2) Yergin D. 2011, The Quest: Energy Security, and the Remaking of the Modern World. Nueva York
3) Márquez H 2001, “El gas de esquisto voltea eI tablero”. IPS, Caracas, 26-12-11.
4) British Petroleum: 2011. Statistical Review of World Energy 1954-2011. Londres.
5) Energy Information Administration of United State (EIA). Annual Energy Outlook 2011, DOE, Washington, april.
6) Landrieu V. 2011, “Gaz de schiste: energie de demain?”, L’Eco, París, 15-9-11 (internet).
7) Godoy E. 2001, “México abrazó el Mito del Gas en esquisto”, International Press Service-IPS, México, 30-12-11
(internet).
8) ExxonMobil 2011. “Hydraulicfracturing”. http// www.exxonmobil.com/energyoutlook.
9) Urquidi Moore M. 2011, “Inicio de la exploración del gas de esquistos”, Plataformaenergetíca, La
Paz, 8-12-11 (internet).
10) Paris Tech Review 2001, “L‘age d’or du gaz est-il-arrivé?, PTR, París (internet).
11) Landrieu V. 2011, op.cit.
l2) Cavalleri J. M. 2011. “Repsol y la Vaca ataca: Vaca Muerta huele mal. Las mentiras de Repsol”, Salta, nov (internet) y Herrero F. 2011, “Mentiras de los fracturadores del subsuelo”, InfoSur, Bs. Aires, 28-11-11.
13) Laría A.F. 2001, “Fracking: consecuencias medioambientales”, Río Negro, 1-12-11 (internet).
14) Rothberg P. 2011. Los peligros de la HidroFracking. http//www.esxonmobil.com/energyoutlook.
15) Persily L. 2011 “EPA plans to regulate shale gas watewter”, The Los Angeles Times, 21-10-11 (internet).
16) Ccentral Intelligence Agency, CIA, The World Factbook (2011), Langley Virginia (internet).
17- Vélez A. y Arenes R. 2001, Repsol compra yacimientos en EEUU, Madrid, Blomberg, 23-12-11.
18) De la Merced M. 2009, “ExxonMobil to Buy XTO Energy for $ 31.000 Billion”, The New York Times, Nueva York, 14-12-09 (internet).
19) ExxonMobil 2011, 2010 Summary Annual Report, ExxonMobil, Irving, Texas (internet).
20) Pardo P. 2001, ¡Hay Petróleo! ¡Estamos salvados!, El Mundo, Madrid 4-12-11 (internet).

* “La Marcha hacia el abismo”, Cubadebate, 5-1-2012.

Felix Herrero. Economista. Presidente del Instituto Proyecto Sur.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Alfredo Grande: "La publicidad es la pedagogía del mercado"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con el psiquiatra Alfredo Grande conversamos sobre los "saqueos", los "saqueitos cuentapropistas", la publicidad y el deseo, el consumismo y la necesidad de otra sociedad, libre y solidaria. Con Grande cerramos el 2012 de Contrapuntos deseando un 2013 sin "comisarios ni vendedores de pócimas mágicas televisivas".



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: CFK y el retorno de la Fragata Libertad. Un discurso para encubrir la entrega nacional

Ruth Werner (PTS)

La bienvenida de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) a la Fragata Libertad tuvo el objetivo de inaugurar el "año electoral" intentando relanzar a un gobierno que terminó 2012 golpeado desde varios flancos. Su encendido discurso, apelando a la "soberanía" y a la "dignidad nacional" contra los fondos buitres es simplemente un fraude.

Está a la derecha incluso de algunos de los gobiernos latinoamericanos de los '80, que de "nacionales y populares" no tenían nada, y que alguna vez propusieron la moratoria de esa deuda odiosa. CFK presenta como "defensa de la patria" el pago a rajatabla al capital financiero internacional. Los K, desde 2003, tienen el triste mérito de estar entre los que más deuda externa pagaron: U$S 100.000 millones. Ese es el precio de la "soberanía" K. Mientras el oficialismo festeja el saqueo, al pueblo trabajador ni siquiera le subieron el mínimo no imponible del impuesto al salario, millones no tienen vivienda y se viaja como ganado en transportes obsoletos condenados a masacres como la de .Once. La diferenciación que hizo Cristina entre los "buitres" que no entraron al canje de 2005 y 2010 (los que embargaron la Fragata) y el resto a los que "orgullosamente" se les pagó cada centavo es un "cazabobos". Todos son buitres que alimentaron la expoliación que significó la deuda externa, que desde la Dictadura a hoy se llevaron U$S 270.000 millones. Pero además, aunque la Presidenta lo calló, se dispone a pagarles a esos mismos que vararon la "nave insignia" en Ghana. Cristina ofreció a una corte de Nueva York reabrir el canje con los "depredadores globales". El supuesto "desendeudamiento" con que los K dicen habernos "liberado" de las ataduras al capital financiero, es sólo un mito. Se intenta basar en que, default y quitas mediante, la proporción de la deuda externa en función del PBI bajó respecto al 2002, pero ocultan que se pagaron rigurosamente todos los "compromisos" a los capitalistas que generaron esa estafa monumental, que explica en parte los miserables presupuestos de salud, educación y vivienda, la precarización laboral y los bajos salarios que permiten "pagar sin endeudarnos". La entrega nacional es una marca de origen del "modelo K".

En todos los problemas estructurales del país, los K juegan a favor de los capitales imperialistas. Poco y nada cambió del estatus noventista. Como regalo de Reyes el gobierno le acaba de dar a las petroleras un aumento del 66% en los precios de exportación por menores retenciones. Los ingleses de la British Petroleum y la empresa "nacional" Bridas asociada a la china CNOOC, muy agradecidos. Los monopolios sojeros también fueron "agasajados": la norteamericana Monsanto firma contratos privados con los productores agrarios, donde les dice qué acopio hay que entregar o cuánta regalía hay que pagar. Por eso Gerald Steiner, vicepresidente de la compañía, dice que "la Argentina es un lugar emocionante para hacer negocios". Las riquezas del suelo y subsuelo están a merced del saqueo contaminante de la canadiense Barrick gold y otras multinacionales. Sólo en enero los tarifazos a favor de las privatizadas fueron del 10 al 20% en el gas y la electricidad. La consigna de CFK "Patria sí, colonia no" es un chiste de mal gusto.

Mar de fondo

El acto en Mar del Plata reunió en el palco a gobernadores K y al elenco estable de la Rosada. La oposición no fue y muchos de los dardos presidenciales fueron contra esos partidos y las corporaciones mediáticas. Con las agrupaciones oficialistas como casi único público, el pretendido relanzamiento de cara al año electoral mostró al gobierno debilitado. El año se perfila complicado para el kirchnerismo que no encuentra sucesor presidencial. Las negociaciones de las listas del Frente Para la Victoria, sobre todo en provincia de Buenos Aires, serán conflictivas ya que el kirchnerismo no archiva aún el plan reeleccionista y el bonaerense Daniel Scioli espera mantenerse como el futuro candidato a presidente. El problema de fondo del gobierno es que, entre otras razones, el desgaste del "modelo" (página 3) obliga a mantener la "sintonía fina" expresada, por ejemplo, en el tarifazo del 36% en el transporte público, angostando su base de sustentación y provocando una importante oposición social. El 8N franjas de las clases medias se manifestaron por derecha. El 20N, el parazo nacional golpeaba por izquierda y el año terminaba con la irrupción de sectores de los pobres urbanos que saquearon los supermercados (más allá de quienes hayan sido sus instigadores). La decadencia del kirchnerismo alimenta las movidas opositoras que sólo atinan a oponer a la "sintonía fina" K un ajuste más directo. Macri ya incrementó el ABL y ahora quiere subir el boleto del Subte mientras De la Sota en Córdoba ya aumentó el transporte público. No por nada Macri especula con una posible fórmula con el gobernador cordobés para las presidenciales. Mientras, el sojero Binner del FAP busca aliarse con una de las fracciones de la UCR.

Paritarias

El otro flanco que se le abre al gobierno es el de las paritarias. El año terminó con un paro bancario en reclamo de un 35%. Los aceiteros también fueron a la huelga por aumento salarial paralizando los puertos y los embarques de derivados de soja y girasol. Carlos Tomada actuó de la misma manera que con los bancarios, trabando la negociación colectiva. El Ministro está en línea con la Presidenta que ya proclamó su objetivo de imponer techos salariales para que los aumentos no superen el 20%. Las patronales se recuestan en esta decisión gubernamental para ofrecer aumentos miserables. Pero también comenzaron a atacar en algunas fábricas. En la autopartista Lear, "preocupados" por el "ausentismo" los patrones quieren imponer la disciplina laboral y echan trabajadores. Y en VolksWagen Córdoba aprovechan para golpear a los opositores antiburocráticos (páginas centrales). La oficialista CGT de Caló ya dijo que aceptaría "moderar" los reclamos si el gobierno sube un poco el mínimo no imponible. Mientras, Hugo Moyano sólo piensa en lanzar su propio partido para intervenir en la interna del peronismo. El camionero busca aliados en el PJ Federal, Lavagna, De la Sota y el intendente de Tigre, Sergio Massa, sin ocultar nunca sus simpatías por Scioli. Su estrategia: preparar una alternativa al kirchnerismo con lo peor del pejotismo.

Asamblea Nacional de Trabajadores

La propuesta que hicimos a todos los partidos que no estamos alineados con las direcciones burocráticas, empezando por los que integran el FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores) junto al PTS, de convocar, en común acuerdo con las organizaciones obreras combativas, a una Asamblea Nacional de Trabajadores está a la orden del día. Para intervenir con una política independiente en las paritarias, enfrentar los despidos y levantar un programa de lucha frente a la entrega nacional. La izquierda clasista y los luchadores debemos intervenir no sólo en el escenario electoral (para lo que hemos planteado a los partidos del FIT clarificar la discusión programática de cara a los acontecimientos que vivimos en 2012) sino también en el terreno de la lucha de clases. Se trata de levantar en común un programa para imponer la continuidad del 20N, no sólo en defensa del salario y el 82% móvil, la generalización de las asignaciones familiares y la anulación del impuesto al salario, sino también por las demandas de toda la clase trabajadora y los sectores populares. Por el fin del trabajo en negro y precario, por trabajo para todos, contra los tarifazos y por viviendas dignas para los sin techo. Los graves problemas del pueblo trabajador pueden ser resueltos si se impone el no pago de la deuda externa, el cobro de impuestos progresivos a los grandes capitalistas, la nacionalización del petróleo, el gas y todos los recursos estratégicos para ponerlos bajo gestión de los trabajadores. Hay que expropiar a los terratenientes y a la gran burguesía agraria así como nacionalizar la banca para otorgar créditos baratos a los sectores populares y realizar las obras necesarias para acabar con las penurias de las grandes mayorías. Este programa de independencia política de los trabajadores requiere también de formas de organización adecuadas al momento político. Desde el PTS hemos planteado a las fuerzas con las que compartimos el FIT, que consideramos necesario levantar, ante el comienzo de ruptura de franjas del movimiento obrero con el kirchnerismo, la necesidad de poner en pie un gran Partido de Trabajadores sin patrones como herramienta de lucha para que la crisis la paguen los explotadores y por un gobierno de los trabajadores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Impuesto a las Ganancias: los números de la AFIP tan ridículos como los del INDEC

Rubén Murray (COPENOA)

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sigue tomando parámetros totalmente desactualizados para realizar el cálculo del impuesto a las ganancias de los trabajadores en relación de dependencia, los mismos no condicen con los efectos de la inflación de los últimos años, y no sólo eso, sino que los valores que se utilizan son tan ridículos como muchos de los números que publica el INDEC.

Para determinar el impuesto a las ganancias que debe pagar un trabajador la AFIP toma los ingresos que tiene la persona durante el periodo de un año, y permite deducir determinados gastos. Entre dichas deducciones se encuentra la que se corresponde con los gastos que debe afrontar para el mantenimiento de sus hijos. En este caso en particular, la AFIP permite deducir como egresos por cada hijo un importe de $600 mensuales. Esto implica que, según el valor que admite el ente recaudador de impuestos, una persona debería afrontar los gastos de comida, salud, educación, vestimenta, y transporte de cada hijo con sólo $20 diarios.

Tanto el importe a deducir por hijos como el mínimo no imponible se han actualizado sólo dos veces en los últimos cuatro años, y por tan sólo un 44%, porcentaje muy similar a la inflación del INDEC para dicho período. Sin embargo, la inflación real duplica por demás ese porcentaje.

Otros valores que están totalmente desactualizados son los que corresponden a la escala que se utiliza para determinar la alícuota del impuesto que corresponde pagar en función a los ingresos que se tienen. En este caso, no hubo ningún ajuste de dichos importes en los últimos 12 años, lo que provoca que cada vez más empleados tengan que pagar alícuotas más altas de este impuesto, hasta llegar al 35%.

El hecho de usar valores irrisorios para los gastos que permite deducir la AFIP, y la no actualización de las escalas, obliga a pagar un impuesto muy superior a lo que se debería abonar si se realizara el ajuste por inflación. Esto incrementa la carga tributaria de todos los ciudadanos, la cual se destina a un gasto público que en muchos casos es más que cuestionable.

Luego de un año en el que la economía estuvo estancada, sería una muy buena medida actualizar no sólo el mínimo no imponible que reclaman todos los sindicatos, sino también las deducciones admitidas por la ley y la escala que determina la alícuota a aplicar. Esta actualización debería ser lo suficientemente importante como para compensar lo desvirtuado que han quedado estos números debido a la alta inflación de los últimos años. Una actualización de los importes utilizados para el cálculo del impuesto a las ganancias incrementaría el ingreso de casi dos millones de trabajadores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Las contra caras del modelo

Guillermo Posada (ECOS CORDOBA - PRENSA RED)

La reciente publicación de un informe de la cátedra de Alergia e Inmunología del Hospital de Clínicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), que arroja la escalofriante cifra de que el 51% de los vecinos de un barrio de la localidad cordobesa de Alta Gracia, tendrían afecciones vinculadas a la aplicación de agroquímicos, puso nuevamente en tapete la tensión entre el negocio de los agro negocios y la salud humana.

En Argentina se cultivaron en el año 2011 unas 23 millones de hectáreas con semillas transgénicas, trayendo consigo una aplicación inusual de 300 millones de litros por año de agroquímicos que ponen en riesgo la salud de más de 12 millones de personas en la Argentina.

A la par del crecimiento del fabuloso negocio, que queda en pocas manos -“pool de siembra”-, la contracara de este modelo es el incremento de las enfermedades y muertes producidas por la aplicación de agroquímicos.

En los últimos años y como reacción al silencioso genocidio, las comunidades han ido organizándose y presentando distintos niveles de resistencia al modelo transgénico. A la fecha, este movimiento tiene como victoria parcial el haber logrado el fallo de culpabilidad en la justicia cordobesa de un productor y un aeroaplicador que violaron las restricciones de pulverización en barrio Ituzaingó.

El negocio

Con un precio de la soja por tonelada de $ 1.880.- y con la perspectiva alcista del precio de los granos de maíz, trigo, girasol, sorgo, la economía argentina parece tener la gallina de los huevos de oro.

Con la incorporación del transgénico en la argentina a mediados de la década de los 90, el campo argentino duplicó su producción de granos. En la actualidad es el tercer exportador a nivel mundial de soja. Este dato queda reflejado en un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario de mayo de 2012 (Productores de soja a nivel mundial (Datos a Set. 2011 USDA): 1º) Estados Unidos: 90 millones de tn, 2º) Brasil: 75 millones de tn, 3º) Argentina: 49 millones de Tn anuales, 4º) China: 18 millones de Tn anuales. Total Mundial: 264 millones de Tn.)

El 96% de este grano cultivado en nuestro país se exporta bajo la forma de poroto, harina o pellets, aceite o biocombustibles. Siendo en este esquema el biocombustible un gran negocio ya que reporta ingresos por u$s 1300.- millones al año.

“El biodiesel puede elaborarse con cualquier tipo de oleaginosa, como la colza, palma, jatropha pero en la Argentina no hay producción a escala que lo haga rentable salvo con soja”, dice en su informe Julio Calzada, director de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Según un informe de la Asociación de Importadores y Exportadores de la República Argentina (AIERA) en el año 2011 de las 25 empresas que más vendieron fuera del país 12 fueron vinculadas a la exportación de granos (oleaginosas y sus derivados), del resto del segmento 6 están vinculadas a la venta de petróleo y gas, 2 a la comercialización de productos de minería, mientras que solamente 5 están vinculadas con bienes industriales ( 3 de autos, 1 de tubos de acero y 1 de aluminio). Éstas 25 empresas generan más de la mitad de las exportaciones de nuestro país, quedando a las claras la alta concentración del mercado en pocas manos y el gran negocio que significa el modelo transgénico.

Superficies con Organismos Genéticamente Modificados

La superficie total cultivada con transgénicos (Organismos Genéticamente Modificados, OGM) en la Argentina en el período 2011/2012 fue de 23,6 millones de hectáreas, “unas 0,8 millones de hectáreas más que en la campaña anterior (equivale a un aumento de 3,2%). Con el 15% de la superficie global de organismos genéticamente modificados (OGM), Argentina es el tercer país productor de transgénicos, después de Estados Unidos y Brasil”, afirma en su estudio ArgenBio – Minagri.

En 2011/2012 casi el 100% de la superficie de soja fue sembrada con soja tolerante al herbicida glifosato (18.800.000 has.), mientras que el maíz transgénico ocupó el 92% del área destinada a maíz (4.200.000 has.) y el algodón genéticamente modificado ocupó el 100% del área total del cultivo (575.000 has.). De este algodón, el 12% (69.000 has.) correspondió a algodón tolerante a glifosato y el 88% a variedades de algodón con dos características acumuladas (tolerancia a glifosato y resistencia a insectos, 506.000 has.). Con respecto al maíz, en 2011/2012 Argentina sembró maíz con características acumuladas (resistencia a insectos y tolerancia a herbicida) en 2,4 millones de has., o sea el 57% del total. El resto de la superficie de maíz correspondió a maíz resistente a insectos (1,4 millones de has., o sea el 33% del área total de maíz) y tolerante a herbicida (400.000 has., el 10% del total de maíz).

Como se podrá observar con los datos brindados hasta aquí, para garantizar el nivel de productividad de esta modelo es necesaria la aplicación a gran escala de millones de litros de agroquímicos que permitan garantizar el rinde de los cultivos.

Los beneficios obtenidos en el año 2011 en el caso de la soja tolerante a herbicida, el valor bruto de los beneficios obtenidos por la reducción de costos fue de 3.518,66 millones de dólares y por la expansión de la superficie cultivable, de 61.917,15 millones de dólares. En cuanto a la distribución de estos beneficios, 72,4% fueron a los productores, 21,2 al estado nacional – a través de las retenciones y otros impuestos – y el 6,4% restante a los proveedores de las tecnologías (semillas y herbicidas, distribuidos aproximadamente en partes iguales). En el caso del maíz, los beneficios acumulados se distribuyeron en un 68,2% para los productores, 11,4% para el estado nacional y 20,4% para los proveedores de tecnologías (con el grueso, un 19%, para el sector de los semilleros). Finalmente, los beneficios en el caso del algodón fueron mayoritariamente a los productores (un 96%), con un 4 % para los proveedores de las tecnologías (3% a los proveedores de semillas y el resto a los de agroquímicos). Fuente: INTA (SIGMA)

Nota: La estimación de los beneficios mencionados se ha realizado en base a un modelo matemático desarrollado por el INTA (SIGMA), el cual utiliza información obtenida a partir del Estudio del Perfil Tecnológico del Sector Agropecuario Argentino, complementado con información del MAGyP, ArgenBio, INDEC y FAO.

Nuevos sectores disputan el mercado

En nuestro país en el 2010, más del 50 % de la producción de soja estuvo controlada por el 3% del total de productores, a través de extensiones de más de 5.000 hectáreas, según el informe “Producción de soja en las Américas: actualización sobre el uso de tierras y pesticidas” del Centro para la Bioseguridad de Noruega. Este estudio revela cómo en la práctica nos encontramos que ante el aumento de la superficie de producción de transgénicos, la relación con el incremento de productores es inversamente proporcional. A este dato debemos agregar la incorporación o mayor disputa del mercado entre grandes empresas multinacionales que ya tienen en marcha el desarrollo de nuevas plantas de tratamiento y acopiadoras de granos.

El Plan Estratégico Agroalimentario 2020

En base a las perspectivas del negocio, son muchos los sectores monopólicos a nivel mundial que han puesto su vista en la Argentina y pretenden ampliar sus bocas de recolección. En los últimos meses, la empresa Monsanto anunció vía la presidenta Cristina Fernández, la ampliación de sus instalaciones en la región, y la construcción de una de las plantas de acopio de semillas de maíz más grandes del mundo en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

Por su parte la Ministra de Industria Débora Giorgi anunció que Monsanto “invertirá otros 180 millones de pesos en dos centros experimentales para continuar los procesos de estudio que hacen que la Argentina lidere en América Latina el tema de patentamiento de elementos biogenéticamente modificados”. Con estas declaraciones se comunicaba el avance en la nueva y polémica Ley de semillas.

Pero no es tan solo esta empresa, vinculada a la industria armamentista, la que ya está llevando adelante sus proyectos. La multinacional de origen Suizo SYNGENTA anunció en julio de este año la inversión de $ 800 millones en la provincia de Córdoba, concretamente en Villa María, para la producción de un millón de bolsas anuales de maíz y girasol para exportación.

A este listado de empresas vinculadas a los agronegocios hay que sumar Cargill, Aceitera General Deheza, etc., un puñado de grandes empresas que marchan el ritmo de producción y agenda política en nuestro país, poniendo como valor principal las ganancias del sector sin importar los daños en la salud que estas actividades traen indudablemente.

La salud en cuestión

En los últimos años y a partir de la actitud de denuncia emprendida por las madres de barrio Ituzaingó, distintos sectores de la sociedad continuaron tomando conciencia respecto de los daños que trae para la población y el medio ambiente en general este modo de producción de cultivos.

Nombres como glifosato, endosulfán, DDT, 24D, Clorpirifós, etc. dejaron se ser extraños al vocabulario de denuncia de los pueblos que padecen la aplicación de estos insecticidas-acaricidas órganos-fosforados, y comenzaron a ser centro de la imputación de los causantes de los elevados tasas de cáncer, malformaciones congénitas y muertes de los habitantes de los pueblos fumigados.

Un informe dado a conocer a inicios del 2012, por “Médicos de Pueblos Fumigados”, basado en informes de oficinas del registro civil de distintos pueblos donde la población está expuesta sistemáticamente a fumigaciones, revela que casi el 30% de las muertes se producen por cáncer, mientras que en otras zonas del país ese número no llega al 18%, siendo la primera causa de muerte los problemas cardiovasculares.

Para Medardo Ávila, integrante de “Médicos de Pueblos Fumigados”, este aumento: “es correlativo en el tiempo con el aumento del uso de los agrotóxicos y el factor ecológico actuando en el medioambiente es principalmente la presencia de estos contaminantes”.

En barrio Ituzaingó la estadística de muerte por cáncer es del 33%, registrándose en una población de 4mil personas más de 220 casos de cáncer. Esta cifra supera a la media del país, pero se repite en las zonas donde la fumigación está presente.

Durante el juicio por fumigación en barrio Ituzaingó, el Dr. Andrés Eduardo Carrasco dejó en claro ante el tribunal que el glifosato: “… no es biodegradable” y agregó “hay estudios que comprueban que se mantienen incluso en las napas de la tierra, el glifosato pasa a la sangre y a las vías respiratorias. Pasa donde quiere y parte de lo que entra nunca sale”.

Siguiendo con su declaración, aseveró que para él las sospechas son suficientes para aplicar el principio precautorio, creando al menos espacios de seguridad. “Es un viejo principio de la deontología médica. Ante la sospecha, uno tiene que prevenir, no puede esperar a la certeza” explicó el médico y más tarde continuó “mi sospecha me llevó a la investigación, es difícil creer que los relatos de vida que uno escuchó no tuvieran un sostén de veracidad. La sospecha me llevó a ver si yo podía explicar con mis sencillas técnicas lo que estaba sucediendo”.

Su declaración fue contundente “El glifosato es un veneno porque mata organismos vivos. No sólo mata plantas sino también células vivas de humanos y animales”.

En una declaración conjunta entre Madres de barrio Ituzaingó y el Colectivo Paren de Fumigar de Córdoba días antes de concluir el juicio por contaminación se dejaba bien en claro la postura acusatoria: “Desde hace más de 10 años ciudadanos del interior del país denuncian que las fumigaciones los enferman; a la par que el agronegocio se expande más y más sobre la base de un modelo de agricultura tóxica con semillas transgénicas, un sistema que consume cantidades crecientes de venenos y que en este ultimo año utilizo 370 millones de l/kg de diversos venenos (68% glifosato). El gobierno nacional y los gobiernos de muchas de las provincias del país, impulsan con entusiasmo este modelo, negando sus efectos tóxicos, a pesar de contar, ante sus propios ojos, con la evidencia de las consecuencias que producen sobre la vida y la salud de su población”.

Otra valiosa declaración durante el juicio fue la del Ingeniero Javier Souza, quién explicó que “Argentina asiste a un modelo productivo de monocultivo. Se sabe que los monocultivos son insustentables”. Afirmó que se están alterando los ciclos biológicos a partir de insumos externos: insecticidas, pesticidas y fertilizantes. A su vez, la dependencia del modelo productivo de estos insumos se agudiza a causa de la pérdida de nutrientes de la tierra, explicó el experto.

El ingeniero Souza es parte del Convenio de Estocolmo, organismo que nuclea a más de 120 países del mundo, en el cual se llega a consensos respecto a cuáles químicos deben ser retirados del mercado por ser perjudiciales para la salud y el ambiente. Explicó que el glifosato está siendo investigado para que se lo declare C.O.P. (Contaminantes Orgánicos Persistentes).

La importancia de todo lo expuesto por científicos, médicos, y profesionales vinculados a la salud en el juicio a la fumigación en barrio Ituzaingó, hace hoy a un importante registro histórico de esta problemática en el país, ya que es la primera vez que quedan testimoniadas ante un estrado las certezas de la ciencia respecto de las graves consecuencias en la salud del avance del modelo de siembra de organismos genéticamente modificados.

El fallo condenatorio del Tribunal sobre el agricultor Francisco Parra y al piloto aeroaplicador Edgardo Pancello, de tres años de prisión condicional no efectiva por violación de la Ley de Residuos Peligrosos (24.051), dejó un antecedente importante a instancias de un nuevo juicio (causa madre) donde entre otras cosas se buscará determinar la relación causa/efecto entre las fumigaciones y las enfermedades y/o muertes en barrio Ituzaingó.

Para esta causa ya suman nueve los imputados, entre ellos seis ingenieros agrónomos, a los cuales se los acusa por contaminación ambiental dolosa, y los ya condenados en la sentencia del primer juicio de agosto de 2012, el agricultor Francisco Parra, el piloto aeroaplicador Edgardo Pancello y el productor absuelto Jorge Gabrielli.

El modelo en el banquillo de los acusados

Como expresión de la relevancia de la resistencia, lucha y toma de conciencia de la gravedad de las fumigaciones y la presión que ésta genera sobre el sistema político y judicial, hace pocos días se anunció que en febrero de 2013 tendrá inicio un nuevo juicio por contaminación dolosa en Colonia Tirolesa, otra localidad cercana a la capital de Córdoba.

En esta causa se lo acusa a Nestor E. Conci de realizar fumigaciones a un lote sembrado en esta oportunidad con papa, pero generalmente ocupado por soja, en la zona de Colonia Tirolesa, con el producto Engeo de Syngenta; un insecticida a base de thiametoxan y lambdacihatina (neonicotinoide + piretroide) de categoría 2 (moderadamente peligroso para la salud); aplicado con un equipo terrestre de arrastre.

La denuncia data de noviembre del 2008, y la fumigación se realizó al costado este del campo mencionado, a escasos 20 metros del sembradío, donde existe una zona poblada y habitada por familias de la localidad.

Allí se fumigó violando el retiro establecido por la Ley provincial 9164. Se estuvo realizando la aplicación desde la hora 11 de la mañana hasta las 18 hs, con 26,5º de temperatura, hubo mucho viento todo el día y a las 12.45hs se registró un intenso viento del oeste de 65 km/hora; Conci continuó con la fumigación; violaba la distancia a la zona poblada, la temperatura recomendada y el viento que fue muy superior a los 5 km/h aceptables como “buenas prácticas” para cualquier aplicación de agrotóxicos.

Durante estos años y como forma de frenar la peligrosa actividad, en distintas localidades de Córdoba, el pueblo fue buscando y encontrando formas de organización y resistencia. Como expresión de la misma se fue pugnado, con distinta suerte, por la aprobación de ordenanzas que restrinjan la aplicación de agrotóxicos en cercanía de lugares poblados. La ordenanza de Alta Gracia es uno de los mayores logros del movimiento, ya que prohíbe la fumigación a 1500 metros de zona urbana. A la fecha, son 18 las localidades cordobesas que tienen ordenanzas que limitan la pulverización con distintos niveles de restricción.

La resistencia ha echado a andar

Este año se vivieron en Córdoba significativas e históricas movilizaciones en defensa de la soberanía alimentaria, el fin de las fumigaciones y el respeto por la vida. Primero el apoyo de miles de cordobeses en las calles para exigir justicia para las madres de Barrio Ituzaingó y luego para repudiar la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas y su símil SYNGENTA en Villa María.

Lo que parecía un imposible hace un par de años comenzó a aparecer y a consolidarse: una sociedad que se pronunció masivamente, teniendo en este último trimestre como máxima expresión la resistencia contra Monsanto.

Malvinas Argentinas es una localidad a 15 km del centro de la ciudad de Córdoba, la misma es la típica ciudad dormitorio de familias pobres y trabajadoras, rodeada de campos con distintos cultivos y con una parte de la misma atravesada por la ruta provincial 19. Esta senda es una arteria importante del pulmón transgénico ya que conecta Córdoba con Santa Fe.

Es allí donde Monsanto pretende instalar su planta, y todo el poder político provincial, municipal y nacional hace su juego para garantizar que la semillera monopólica eche sus raíces. Curioso escenario se plantea donde sectores K (gobierno nacional), delasotistas (gobierno provincial) y radicales (gobierno municipal) muestran un nivel de acuerdo y articulación para limpiar el camino y coronar el 2014 con la inauguración de la planta.

Pero el camino esta mellado de conciencia y organización de vecinos del pueblo que nucleados en la “Asamblea Malvinas lucha por la Vida” han generado en tiempo record más de una complicación al armado político aparentemente infalible.

Con el correr de los meses todas las propuestas tendientes a generar una resolución democrática, entiéndase “consulta popular”, fueron rechazadas de plano por el Concejo Deliberante de Malvinas, mediando una represión para quienes protestaban en las afueras de municipio por parte de la policía de Córdoba y grupos que respondían al Intendente Daniel Arzani.

Otras de las vías donde se ha planteado la disputa es en el terreno jurídico donde los recursos de amparo para que no se avanzara con las obras de construcción de la planta fueron desestimados por el fiscal Anticorrupción de Córdoba, Gustavo Hidalgo

La presentación penal planteaba que los acusados (funcionarios provinciales y municipales) incurrieron en el delito de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público al otorgar pre factibilidad a la radicación y autorizar el inicio de las tareas preliminares a la construcción de la planta antes de que la firma hubiera completado los requisitos que fija la Ley General del Ambiente 25.675.

Pese a los reveses planteados, se continúa exigiendo que se hagan públicos los informes de impacto ambiental que a la fecha y con los plazos vencidos aun no han sido presentados por la Secretaria de Ambiente provincial, la cual autorizó la ejecución de la 1era. etapa de la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas.

Para el conjunto de las asambleas son necesarias políticas públicas que consideren la importancia de resguardar el ambiente, políticas que limiten la codicia desenfrenada de los empresarios y sus socios, ya que consideran que: “son estos empresarios y funcionarios quienes ven en el ambiente:”…un “medio” para reproducir rápida e ilimitadamente el capital, desconociendo el ritmo regenerativo de la naturaleza y generando daños ambientales cuyos costos sufren y pagarán toda la comunidad…”

La resolución N° 595 de la Secretaría de Ambiente provincial abre nuevos interrogantes al respecto de la correcta ejecución de los pedidos emanados de la misma, los cuales se desconocen a la fecha y que solicitan expresamente un plazo de 30 días para presentar “…los estudios de modelos de dispersión atmosférica tendientes a obtener proyecciones de contaminantes en el ambiente”, por ejemplo. Y 45 días para presentar los análisis de agua correspondientes a la capa freática inmediatamente aguas debajo del predio de emplazamiento del proyecto…” Entre otras indicaciones, tampoco se dio a conocer el “Monto de la Inversión y el “cómputo y presupuesto del proyecto”.

Pero es en el escenario de disputa de la opinión pública, donde el monopolio Monsanto ha encontrado un hueso duro de roer, ya que es allí donde el Movimiento se ha presentado con un fuerte consenso en la población.

Esta situación ha generado que Monsanto deba invertir miles de pesos en pautas publicitarias, costosos viajes a periodistas, encargar encuestas telefónicas para conocer más acabadamente su imagen en la ciudadanía, además de impulsar reuniones con equipos de distintas redacciones periodísticas para fijar su “imagen benevolente”.

El progreso que contamina y mata, no es progreso.

Más allá de que la semillera pueda ejecutar su obra, no hay dudas que no será fácil para ningún gobierno, de ahora en más, continuar con sus políticas transgénicas, sin que se encuentre con niveles mayores de resistencia al modelo.

Los puntos de reclamo planteados por las asambleas socio ambientales son el rechazo a las políticas extractivistas y productivistas como la agricultura transgénica y de agrotóxicos, la megaminería y la minería de uranio y subrayan: “repudiamos enérgicamente la instalación de la planta de Monsanto en Malvinas Argentinas, como la de Syngenta en Villa María o la de Dow Chemical en el norte cordobés”. Además exigen que se respeten los derechos a la soberanía popular del pueblo de Malvinas Argentinas que reclama por un plebiscito que decida si se acepta o no la instalación de Monsanto en ese lugar. Y demandan un sistema productivo que integre a toda la población, que redistribuya la riqueza que se genere, y que preserve la capacidad regenerativa del ambiente para que siga siendo fructífero para todo el pueblo que habita la provincia ahora y en el futuro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.