lunes, 21 de enero de 2013

La batalla de Venezuela

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Los recientes acontecimientos de Venezuela admiten variadas lecturas pero algo si resulta incuestionable: Las posibilidades de la derecha venezolana de retomar el poder siguen siendo mínimas. Tres grandes derrotas frente a Chávez en las últimas semanas confirman su incompetencia política, su enorme aislamiento social y la insuficiencia del respaldo de la derecha internacional que no compensa su debilidad interna.

En efecto, la izquierda venezolana ha obtenido triunfos contundentes que despejan toda duda sobre la fortaleza del proceso, en contraste con los anuncios catastróficos e interesados de los medios de comunicación que una y otra vez quieren ver el fin del proyecto bolivariano. Primero fue la aplastante victoria de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales; luego, una victoria aún más clara en las elecciones regionales y municipales en las cuales la izquierda aumentó su ya considerable ventaja sobre la derecha, y por último, el fracaso de la tentativa de dar un golpe de estado “constitucional” aprovechando la ausencia temporal del reelegido presidente (quien según las más recientes informaciones, evoluciona satisfactoriamente de su dolencia).

En cada una de estas ocasiones, la población de forma mayoritaria ha dado su apoyo al proyecto de Chávez, confirmando sin ningún género de dudas el respaldo democrático de que goza el gobierno revolucionario del Presidente-Comandante. En todos los casos, las victorias están acompañadas de un un cumplimiento riguroso de la legalidad, solo cuestionado por voces minoritarias dentro de Venezuela y con algún eco lastimero en Europa y Estados Unidos.

En estas condiciones la enfermedad del presidente y las incógnitas de su posible sucesión (con o sin nuevas elecciones) no afectan de manera significativa al proceso. Sin desconocer las debilidades que tiene el proyecto de Chávez, son muchas más sus fortalezas y el balance resulta muy positivo. Todo indica que los revolucionarios venezolanos han logrado consolidar una dirección colectiva que asegura la continuidad aún en el caso del fallecimiento del máximo dirigente. Un grado suficiente de madurez a todos lo niveles (popular e institucional) sugiere que a estas alturas el liderazgo de Chávez no es la única ni la principal fuerza del proceso. El presidente no es insustituible aunque obviamente su ausencia signifique una pérdida irreparable.

La economía marcha razonablemente bien a juzgar por los datos positivos que ofrecen las mismas entidades de Naciones Unidas; los programas sociales están siendo en general muy exitosos y explican el apoyo popular mayoritario que respalda el proyecto socialista, tanto en las urnas como en las movilizaciones en calles y plazas. Las gentes sencillas han sabido responder a todos los desafíos. Verdaderas mareas humanas hicieron fracasar un golpe de estado que apartó a Chávez del poder por pocos días y ahora llenan plazas y calles cada que que el proceso lo requiere, tal como quedó patente el pasado 10 de enero, fecha en la cual el reelegido presidente debía jurar de nuevo su cargo.

La derecha tampoco ha tenido suerte acudiendo a los militares. Hasta hoy han sido vanos los intentos de la oposición por disminuir o alterar el apoyo mayoritario de las fuerzas armadas a la legalidad. Hasta el respaldo de la derecha continental a la oligarquía venezolana ha resultado contraproducente. Tener como principal apoyo en la región a la derecha más recalcitrante y como vocero de la misma al señor Uribe Vélez de Colombia supone un tóxico de difícil digestión y aísla hasta de los sectores sociales moderados, internos y externos, que mantienen diferencias con Chávez.

Y al parecer, la guinda del pastel la pone Washington. De ser ciertas diversas informaciones, los Estados Unidos buscarían ahora dejar de lado (o al menos no dar prioridad) a las estrategias de derrocamiento del gobierno y apostarían por restablecer relaciones, esta vez, de “amistad y mutuo beneficio” con Venezuela. Si así fuere, la segunda administración de Obama supondría cambios importantes no solo para Venezuela sino para toda la región. Se habla inclusive de medidas audaces respecto a Cuba y se subraya -para dar mayor credibilidad al asunto- el inesperado apoyo al proceso de paz en Colombia (algo nuevo en la política estadounidense respecto a este país andino).

Pero en cualquier caso lo más destacable es sin duda la fortaleza interna demostrada por el movimiento popular venezolano. La decisión expresada de mil maneras por los sectores populares, su probado compromiso con el proyecto bolivariano y el nivel alcanzado en su organización aseguran una resistencia eficaz a los planes desestabilizadores y prometen triunfos más contundentes. Quienes ignoran estos factores y prefieren regodearse burlándose de las manifestaciones folclóricas de la población, seguramente muy signadas de una religiosidad ingenua pero comprensible y de un culto al líder hasta cierto punto inevitable dadas las circunstancias, terminan por no comprender nada y resultan incapaces de explicar por qué, respetando las reglas del juego democrático, Chávez ha ganado limpiamente 13 de las 14 elecciones en las que ha participado. Tan solo perdió una consulta y por menos de un uno por ciento de los votos. La participación electoral es enorme (más del 80% del censo en las recientes elecciones presidenciales) y el sistema no ofrece la menor duda en cuanto a transparencia y eficacia, al punto que el propio ex presidente Carter lo ha llamado “el mejor sistema electoral del mundo”.

Sería de gran ayuda poder leer los despachos de la embajada gringa en Caracas (por lo general, bien informada) y contrastarlos con las noticias de la prensa (prácticamente toda contra Chávez). Seguro que los servicios de inteligencia reportarán a Washington el enorme cariño de la geste del común a Chávez, la satisfacción de las mayorías sociales con los logros del proyecto socialista y, sobre todo, que en Venezuela los Estados Unidos no cuentan con una derecha de suficiente entidad sobre la cual se pueda diseñar alguna estrategia creíble.

El líder venezolano, a despecho de la imagen caricaturizada que lo presenta en los medios como el caudillo pintoresco de una república tropical, ha demostrado una enorme sagacidad, gran inteligencia práctica y sobre todo un sentido muy aguzado para saber qué quieren y qué necesitan las grandes mayorías. Unas virtudes que le faltan en gran medida a los líderes de la oposición, ninguno de los cuales se destaca precisamente por su inteligencia y don de gentes, pero sobre todo, porque ninguno de ellos encarna otra cosa que la imagen de un pasado triste, de pobreza para las mayorías en medio de la inmensa riqueza de la “Venezuela la rica, Venezuela la grande” que cantó Neruda. La derecha no consigue ocultar el estrecho vínculo que la une a una oligarquía indolente, ignorante y fatua.

Pero las cosas no siempre transcurren según lo dicta la razón. Y aunque todo indicaría que intentar sacar a Chávez del poder por medios ilegales llevaría seguramente a una guerra civil, no debe descartarse que las mentes calenturientas de la derecha y sus aliados internacionales apuesten por la confrontación directa, la invasión armada o cualquier otro tipo de acción “salvadora” con el apoyo de la “comunidad internacional” para recuperar “la democracia y el orden”. Afortunadamente, y al menos por el momento, todo indica que las cosas no van a discurrir de esta manera y quienes desean el derrumbe del proceso revolucionario en Venezuela tendrán que seguir esperando a mejor ocasión. En manos de esas mayorías populares que han dado muestras tan claras de apoyar el proceso bolivariano está profundizar los logros, superar las errores y avanzar en su proyecto de socialismo. Cuentan con la simpatía de las gentes sencillas del mundo que miran con esperanza el camino emprendido en Venezuela. Es universal el deseo de que el presidente Chávez se recupere pronto y regrese al puesto de mando. Pero pase lo que pase, su puesto de honor en la historia ya está asegurado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

CELAC, escenario unificador de pueblos

Néstor Núñez (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Cuando los próximos días 26 y 27 se encuentren en Santiago de Chile los líderes de América Latina y Europa, el descolorido sustrato de los tradicionales encuentros bilaterales entre subdesarrollados y subdesarrollantes asumirá tonos muy diferentes.

Y no es solo porque el Viejo Continente enfrenta desde 2008 una crisis económica galopante que lo ubica en un insistente vórtice recesivo, mientras que una nueva región latinoamericana y caribeña exhibe avances crecientes en su empeño por formar parte activa del complicado concierto internacional.

Se trata además de que, políticamente, el Sur del hemisferio americano aparecerá en la cita cohesionado en torno a los principios de la novísima Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe, CELAC, que sobre nuevas bases integradoras pretende brindarle a nuestros pueblos una sola voz y un solo y positivo programa de acción.

Una entidad cuya presidencia temporal, dicho sea de paso, asumirá Cuba justo este año, como reconocimiento al insistente e histórico papel de la Isla en el impulso a una integración regional de nuevo tipo marcada por la solidaridad, el respeto a las asimetrías y un acendrado alcance social.

Europa acude a la cita santiaguina como el mayor inversor foráneo en nuestras tierras, con montos superiores a los 610 mil millones de dólares, pero a la vez en franco retroceso económico y social.

Por demás, la Unión Europea, que por muchos años se exhibió como paradigma de integración global, ha resultado en verdad un antro de discordias, donde la carencia de colaboración y los egoísmos nacionales impiden acciones correctoras de orden verdaderamente mancomunado.

Lógicamente, y por razones obvias, para América Latina y el Caribe, que exhibió tasas de crecimiento superiores a cuatro por ciento en los últimos 12 meses y trabaja por establecer sólidos mecanismos integradores como MERCOSUR (equivalente hoy a la quinta economía mundial), es importante el saneamiento global y establecerse como un conglomerado con trascendentes aportes internacionales.

Y es que el Sur del hemisferio va dejando de ser, gracias a los cambios políticos positivos de los últimos años, la tierra de la agobiante deuda exterior, de las impuestas privatizaciones al por mayor, de los recortes sociales, de la pobreza generalizada, de la desesperanza a toneladas, y de la dependencia y la cabeza gacha ante a los poderosos.

Así, que, al decir de los organizadores de la citada Cumbre en Santiago de Chile, este encuentro marca una creciente “simetría entre los interlocutores”, sustentada ante todo en el hecho de que América Latina y el Caribe “acuden con una sola voz” y con la posibilidad cierta de ser “parte de posibles soluciones a la crisis global”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Anatomía del kirchnerismo (Parte III)

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

El enojo elitista de la derecha

La derecha acompañó la reconstrucción kirchnerista del estado, pero posteriormente se embarcó en una confrontación frontal con el gobierno. Esta oposición no se limita a la esfera retórica o cultural. Cuestiona el modelo neo-desarrollista a favor de un esquema neoliberal proclive al endeudamiento externo, la apertura comercial y el recorte del gasto social. (12)

Los conservadores utilizan descaradamente los medios de comunicación para difundir engaños que superan todo lo imaginable. En su campaña por impedir la aplicación de la ley de comunicación audiovisual restauraron un tono de revanchismo ideológico gorila que parecía perimido. Presentan las normas de desinversión anti-monopólicas como atropellos a la libertad de prensa y celebran la complicidad de los jueces con las grandes empresas, como actos de independencia republicana. Con la misma impudicia defienden los privilegios de los altos magistrados.

También esgrimen el fantasma de la “chavización” del gobierno, como una desgracia de consecuencias irreversibles. Retoman el lenguaje infantil de la guerra fría para advertir contra el contagio bolivariano y por eso vivieron el último triunfo electoral de Chávez como una derrota en casa. (13)

Los derechistas omiten que Argentina ya vivió el escenario venezolano hace sesenta años. También silencian la total lejanía de Cristina hacia los ideales socialistas del chavismo. Sus campañas apuntan a generar un giro de la política exterior. Rechazan el anti-golpismo regional del oficialismo (en los casos de Paraguay y Honduras), el sostén latinoamericano de la demanda por Malvinas y la negociación directa con Irán por el atentado en la AMIA.

Entre el 2009 y el 2011 los conservadores fantasearon con el declive del ciclo K. La reciente irrupción de los caceroleros reavivó esta expectativa, creando el mundo invertido de aristócratas que ponderan la movilización callejera. Los adalides de la pasividad política y la representación indirecta han descubierto el valor de llenar una plaza, cuando las demandas son regresivas.

Los fanáticos voceros de la mano dura ahora solicitan “diálogo” y objetan las confrontaciones que “dividen a la sociedad”. Pero ni siquiera consideran la posibilidad de atenuar estas fracturas reduciendo la brecha entre ricos y pobres. Se lamentan de la polarización que ellos mismos alientan, al incentivar políticas de creciente desigualdad social.

Algunos exponentes extremos de la derecha identifican al gobierno con el fascismo (Carrió, Aguinis) y acusan al oficialismo de propiciar saqueos con sus prácticas de violación de la propiedad privada (Pagni, Morales Solá). Como estos delirios tienen escasa receptividad, los conservadores apuestan a extender la despolitización que encarna Macri. Con ideologías de consumo, estéticas de festejo y figuras de la farándula, el PRO ha logrado cuatro victorias electorales consecutivas en la Capital Federal.

Los derechistas también retoman el libreto tradicional del liberalismo para denigrar al populismo. Alertan contra los líderes carismáticos que hipnotizan al pueblo, violan el orden, prolongan mandatos, aplastan las minorías y desconocen los valores del Centenario. (14)

Son las mismas quejas que la elite dominante exhibió frente a cada desafío a su poder. Suponen que el rumbo del país debe ser invariablemente dictado por los editoriales de La Nación, las pastorales de la Iglesia, los estilos de la Recoleta y las ferias de la Sociedad Rural. Ejercieron esa supremacía desde el siglo XIX con sus socios militares, se reciclaron con los conservadores de la UCR y recobraron influencia con Menem. Ahora reclutan figuras para restaurar esa primacía.

Hipocresías republicanas

Los políticos de la UCR quedaron traumatizados por el colapso del 2001 y no asomaron la cabeza durante el debut del kirchnerismo. Volvieron en los últimos años con críticas al populismo muy semejantes al recitado derechista. Despotrican contra “las restricciones a la libertad de prensa”, como si el país estuviera acosado por una persecución totalitaria, o sometido a la oleada de asesinatos de periodistas, que se registra en México u Honduras. Acompañan desde Parlamento todas las campañas que promueve Clarín y apoyan a los caceroleros.

Algunos intelectuales objetan especialmente la renovada reivindicación de las Malvinas. Propician la conveniencia de negociar con los Kelpers reconociendo su derecho a la auto-determinación (15). Repiten exactamente el planteo que esgrime Gran Bretaña para justificar su ocupación colonial. El menemismo ya intentó transitar ese camino de renuncia a la soberanía, buscando compartir la explotación de los recursos isleños.

Los cuestionamientos al gobierno se desarrollan ensalzando el ideal republicano, la división de poderes y la independencia de la justicia. Estas banderas son flameadas por escritores provenientes del radicalismo (Gregorich), del Club Socialista (Sarlo, Romero), de las Ciencias Políticas Convencionales (Palermo, Novaro) y del periodismo liberal (Eliashev). A veces logran sumar también a demócratas de izquierda (como Gargarella).

Pero no es fácil impugnar al oficialismo rescatando trayectorias anti-peronistas. La historia de la UCR es un almacén de complicidades con los oligarcas y dictadores que gobernaron mediante la represión y la proscripción. Basta recordar los crímenes de la Patagonia, la presidencia de Alvear o las matanzas de la Libertadora. La idolatría del constitucionalismo también propicia la amnesia con el desastre ocurrido hace pocos años con De la Rúa.

Hay mucha hipocresía en las objeciones al corporativismo, al clientelismo y a los punteros, que se formulan desde la tradición radical (16). Todos los presidentes, gobernadores e intendentes de esa vertiente amoldaron sus formalismos republicanos a las restricciones impuestas por el poder militar, empresario o mediático de turno. También es falso responsabilizar exclusivamente a la doctrina peronista de la comunidad organizada por las experiencias reaccionarias vividas por el país (17). Las teorías liberales tuvieron mayor gravitación en esas pesadillas.

Estos encubrimientos se exponen idealizando la figura de Alfonsín, como si el Punto Final, la Obediencia Debida, el sometimiento al FMI y los ajustes para pagar la deuda fueran acciones de otro presidente. Los críticos del relato oficial construyen una epopeya menos creíble de lo ocurrido durante los años 80.

Los cultores de la república comparten con la derecha la aversión a cualquier forma de participación popular activa. Conciben el funcionamiento de las instituciones republicanas como un antídoto de la democracia efectiva. Por eso realzan el manejo minoritario y cerrado del poder en la justicia o el Banco Central.

Últimamente también recelan del propio sufragio, sugiriendo que el condicionamiento estatal quita legitimidad a los comicios bajo los regímenes populistas (18). Pero los condicionamientos que denuncian siempre se limitan a las acciones del estado. Nunca incluyen influencias más significativas, como el financiamiento privado de los partidos por parte de grandes empresas. Estas firmas siempre distribuyeron su chequera entre el PJ y la UCR.

Las afinidades de los ex alfonsinistas con la derecha se consolidaron en la última década. La desintegración del Club Socialista, el declive del FREPASO y el estallido de la Alianza indujo al abandono de los proyectos de modernización socialdemócrata y al reencuentro con todos los mitos del elitismo liberal. (19)

En ese ambiente predomina actualmente un clima de fastidio y desmoralización ante la continuidad del ciclo K. Este período se ha extendido con escasas probabilidades de retorno a la vieja alternancia bipartidista. Por eso despotrican amargamente contra una idiosincrasia nacional teñida de autoritarismo y contaminada de populismo. (20)

Para superar esos atavismos los amantes de la República han montado una campaña contra la re-reelección, junto a sus aliados del reconstituido Grupo A. Defienden con fervor la Constitución actual, como si no hubiera brotado del espurio pacto de la UCR con el PJ que habilitó la reelección de Menem.

Ese contubernio se ubicó en las antípodas de los cambios constituyentes progresistas implementados en América Latina en la última década. Al país no le vendría mal sumarse a esta oleada, introduciendo modificaciones que renacionalicen la propiedad del subsuelo, amplíen los derechos sociales e introduzcan normas de democracia semidirecta y protección al medio ambiente.

Como se demostró además en el caso de Chávez, una sucesión de mandatos puede cumplir un papel muy progresivo para lucha social y antiimperialista. Pero los liberal-republicanos no sólo repudian ese antecedente. Presentan al presidente que más reafirmó su legitimidad en incontables comicios, como un prototipo de déspota autoritario.

Las reelecciones presidenciales deben juzgarse como problemas políticos concretos y no como dilemas de formalismo constitucional. Sólo desde esta óptica es válida la crítica a un nuevo mandato de CFK que no favorecería el desarrollo de un proceso progresista.

Institucionalidad conservadora

La centroizquierda anti-K conforma un heterogéneo conglomerado que tomó partido por los agro-sojeros en el 2008, presentando ese paro patronal como una resistencia de “pequeños productores”. Omitió que el grueso de esa franja no ha sido despojada -como los campesinos del MOCASE- por el avance de soja. Al contrario, son mayoritariamente segmentos capitalistas que han prosperado con ese cultivo y defienden sus privilegios impositivos junto a la Sociedad Rural, demandando la reducción de las retenciones.

La centroizquierda opositora absorbió posteriormente a sectores que se distanciaron del oficialismo, imaginando que los giros regresivos del gobierno comenzaron con su alejamiento de esa gestión. De esta variedad de procesos surgió un bloque político (Stolbizer, Milman, De Genaro, Donda, Tumini), que tiene eco intelectual en el grupo Plataforma. (21)

Todos los exponentes de este alineamiento pregonan alguna versión del republicanismo en boga. Ensalzan la institucionalidad denunciando el autoritarismo presidencial y tienden a vislumbrar al gobierno como una formación derechista, continuadora del neoliberalismo. Contraponen esta administración con el genuino progresismo que vislumbran en el PT de Brasil o el Frente Amplio de Uruguay.

Consideran que el gobierno es el enemigo principal a enfrentar con los aliados de la UCR y la Coalición Cívica. Por eso desarrollaron una campaña común contra la re-reelección. También brindaron su espaldarazo al cacerolazo, que reivindicaron como “parte de nuestra lucha” por su integración con “gente tan valiosa como otras gentes” (22). Ignoraron los propósitos derechistas de esa manifestación, como si repudiar el control de cambios fuera equivalente a objetar los impuestos al salario. Trazaron incluso analogías entre las cacerolas del 2001 y del 2012, cuando la actitud solidaria que exhibía ese sector hace diez años con los desocupados, no se extiende en la actualidad hacia el grueso de los empobrecidos.

La misma ceguera anti-oficialista se verificó en el apoyo al planteo salarial de la gendarmería. Al ponderar la “legitimidad” de esa demanda olvidaron la diferencia existente entre los reclamos de los represores y los trabajadores. El primer grupo defiende a palos el orden capitalista contra las protestas sociales y cuando se insubordinan crean situaciones potencialmente destituyentes (como se verificó en Bolivia o Ecuador).

El derecho a la sindicalización de estos sectores sólo sería positivo en situaciones de excepcional convergencia práctica con luchas populares. Este empalme requeriría, además, explícitas negativas a continuar la labor represiva. Ninguna de estas condiciones estuvo presente en el ultimátum de los gendarmes.

La estrategia centroizquierdista de confluir con la CC y la UCR preanuncia una reproducción de la fallida Alianza que sucedió al menemismo. Alientan una candidatura presidencial, que se ubica en casi todos los terrenos a la derecha del gobierno. Binner propone garantizar la estabilidad de las inversiones, propugna acordar con los Fondos Buitres y acompaña las peticiones de reconciliación de la Iglesia. Tampoco es casual su participación en las reuniones socialdemócratas internacionales que respaldaron el brutal ajuste de Grecia. (23)

Binner recuerda a De la Rúa no sólo por el tono aburrido y conservador de sus discursos. Ha demostrado su impotencia en el reciente escándalo de narco-tráfico policial en Santa Fe. El blanqueo de su gestión mediante contrapuntos con el modelo nacional es un artificio insostenible. Una provincia favorecida por los ingresos de la soja reproduce niveles de desigualdad social superiores al promedio.

La centro-izquierda anti-K desenvuelve también campañas positivas contra la mega-minería y la criminalización de la protesta. Pero estas acciones se promueven difundiendo verdades a medias. Las críticas habituales a la extranjerización, al pago de la deuda o la depredación del subsuelo omiten que los mismos cuestionamientos valen para el proyecto de Binner. (24)

El trasfondo de estos equívocos es la falsa presentación del gobierno de Brasil y Uruguay, como modelos de superación progresista del Cristinismo. Es la misma idealización que previamente expusieron los partidarios de imitar la Concertación de Chile. (25)

No es casual que las administraciones de Lula-Rousseff y Vásquez-Mujica sean tan elogiadas por el establishment. Se comportan como buenos alumnos del capital financiero y se han negado a implementar medidas democratizadoras. Por eso los neoliberales convocan al re-endeudamiento ejemplificando el curso seguido por esos gobiernos. En cualquier terreno de conquistas sociales o democráticas de la última década, Argentina se ubica muy por delante de sus vecinos.

En esos países se estabilizaron presidentes que defraudaron a la militancia, creando un clima de frustración, desmovilización y despolitización que no existe en nuestro país. Esta diferencia -registrada por todos los visitantes extranjeros de izquierda- es ignorada por el progresismo local.

Para eludir este reconocimiento se ha vuelto muy común objetar cualquier tipo de comparaciones regionales, resaltando las particularidades de cada país o gobierno. Pero estas especificidades nunca invalidaron los contrastes, especialmente cuando se utilizan las viejas nociones de izquierda, centro y derecha para ordenar el análisis. Estas categorías son indispensables para clarificar ubicaciones básicas. Los pragmáticos que declaran la obsolescencia de esos fundamentos -con apelaciones al “fin de las ideologías”- no han podido aportar ningún criterio sustituto.

Una formación más crítica de la centroizquierda anti-K como Proyecto Sur se distanció durante buena parte del 2012 de la ceguera de ese espacio y de su convergencia con sectores regresivos. Las acertadas posturas frente a YPF, la ley de Medios o el caso Ciccone indicaron, además, una estrategia de puentes hacia sectores críticos dentro del oficialismo, que podrían resistir la candidatura de Scioli. Pero estas inteligentes posturas se están diluyendo en una agenda de empalme con Binner, que conduciría a repetir conocidas decepciones.

Claudio Katz es economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

Ver también:
- Argentina: Anatomía del kirchnerismo (Parte II)
http://www.argenpress.info/2013/01/argentina-anatomia-del-kirchnerismo_18.html
- Argentina: Anatomía del kirchnerismo (Parte I)
http://www.argenpress.info/2013/01/argentina-anatomia-del-kirchnerismo.html

Notas:
12) Por ejemplo: Szewach Enrique, “El verdadero milagro argentino” La Nación, 28-8-2012.
13) Oppenheimer Andrés La Argentina: ¿a contramano del mundo?, La Nación, 24-4-2012. Fernández Díaz Jorge, “El peligro de caer en un nacionalismo infantil” La Nación, 6-5-2012. Morales Sola Joaquín, “Kirchnerismo y chavismo”, La Nación, 9-10-2012.
14) Krauze Enrique, “Decálogo del populismo”, La Nación, 1-11-2012. Poli Gonzalvo Alejandro, “Los males del nacionalismo”, La Nación 2-5-2012. Sebrelli Juan José, “En Argentina son todos populistas”,www.iberoamerica.net/argentina/prensa 21-12-2012. Grondona Mariano, “¿Estamos los argentinos al final de un ciclo?”, La Nación 7-10-2012. Fraga Rosendo, “Gobiernos de doce años en América Latina”, La Nación 15-1-2012. Sirven Pablo, La Nación 27-12-201. Kovadloff Santiago, “La dramática encrucijada de la oposición” La Nación, 3-10-2012.
15) “Malvinas, una visión alternativa", Documento de 17 Intelectuales, La Nación, 21-2-2012.
16) Romero Luis Alberto, “En Argentina el estado funciona cada vez peor”, Clarín, 3-9-2012. También Sarlo Beatriz, “La filosofía del lenguaje K”, La Nación, 16-3-2012. Gregorich Luis, “La sombra del partido único”, La Nación, 11-10-2011.
17) Romero Luis Alberto, “La historia no se repite dos veces”, www.iberoamerica.net, 1-11-2011
18) Romero Luis Alberto, “La máquina de producir votos”, La Nación, 22-8-2012 Romero Luis Alberto, “Nuestra larga transición al autoritarismo”, Clarín, 6-12-2012.
19) Ver: “Club Socialista, En su vigésimo cuarto aniversario 1984-2008”, 26-02-2005 www.clubsocialista.com.ar
20) Fidanza Eduardo, “El destino circular de Argentina” La Nación, 29-12-2012. Fidanza Eduardo, “Un triunfo que sigue asombrando” La Nación, 19-8-2011. Romero Luis Alberto, “Democrático pero no republicano”, La Nación, 29-12-2011
21) Ver: Kordon Diana, Edelman Lucila, “Un debate necesario”, La Nación, 21-1-2012.
22) Tumini Humberto, “Para derrotar el objetivo de la re-elección”, Clarín 26-10-2012. De Genaro Víctor, “Distintas gentes pero un solo pueblo”, Clarín 22-9-2012.
23) Binner Hermes, “Todavía nos debemos una democracia adulta”, Clarín 12-12-2012
24) Un ejemplo Kordon Diana, Edelman Lucila, “Estrategias de dominación”, La Nación 30-8-2012.
25) Rodil Rodolfo, “Frente Amplio uruguayo: un ejemplo no K”, Clarín, 19-6-2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Actualidad salarial a mediados del 2012: Los ingresos de los trabajadores y la disputa por la actualización

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Empezó el 2013 y uno de los temas en debate es la actualización salarial, que como sabemos tiene el antecedente de la negociación anual de salarios y condiciones de trabajo, que en general, apenas se reducen a la cuestión de los ingresos monetarios mensuales, y no necesariamente a revisar el conjunto de las condiciones en que se desarrolla la actividad laboral.

Es un tema de disputa, entre trabajadores y empleadores, sean del sector privado o del estatal. Es una disputa mediada por el Estado, quien actúa como árbitro ante la discusión entre patrones y trabajadores. En rigor, el Estado no es solo árbitro, sino quien establece algunas premisas, entre ellas el nivel de la inflación pasada, que según el INDEC fue del 10,8% durante el 2012. Es un dato que condiciona la referencia estadística para el 2013 y con lo cual, el Estado Nacional, Ministerio de Trabajo mediante, intenta regular las actualizaciones que se pacten en negociaciones colectivas en este comienzo de año.

Los datos salariales al 2012

Para pensar el tema tomamos los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, la EPH (1), con información al segundo trimestre del 2012.

De allí surge que para 8.258.207 trabajadores en relación de dependencia en la Argentina, es decir, asalariados registrados y no registrados, se observa lo siguiente:

- el 38,2% con salarios menores a $2.500 mensuales, unos 3.154.635 trabajadores perciben un ingreso promedio del orden de los $1.467 al mes, que completan con otros $153 de actividades secundarias, totalizando un ingreso mensual de $1.620.

- el 12,9% con salarios entre $2.500 y $3.000 al mes, unos 1.065.309 trabajadores obtienen un ingreso promedio de $2.912 mensuales, al que adicionan $146 por ocupaciones secundarias, sumando $3.058 al mes.

- Sumando ambas categorías, las de menores ingresos, se encuentra el 51,1% de los trabajadores, unos 4.219.944 trabajadores, con ingresos promedio menor a $3.000, cuando la canasta de consumo necesaria para satisfacer las necesidades del trabajador no baja de $5.000 mensuales (reclamados por la CTA y la CGT en el paro nacional del 20/11/2012, y en la movilización del 19/12/12).

- La información reseña que aquellos trabajadores que perciben ingresos mensuales entre $3.000 y $4.500 son el 24,7% del total, unos 2.039.777 de personas, con ingresos promedio al mes por $3.834, a lo que suman por actividades secundarias unos $215 por mes, totalizando unos $4.049 cada mes.

- Finalmente, los que ingresan en promedio al mes más de $4.500 representan el 24,2%, y son 1.998.486 trabajadores con ingresos promedio de $7.048, y al que adicionan por actividades secundarias unos $274 en promedio al mes, sumando por ambos conceptos unos $7.322.



El dato relevante a destacar es que según los datos oficiales, el 65.4% del total de trabajadores son registrados, mientras que el resto, el 34,6% son trabajadores no registrados.

De ese modo, sobre 8.258.207 trabajadores:

- unos 5.400.867 están registrados, y

- otros 2.857.340 se encuentran en la categoría de “no registrados”

A esta altura del desarrollo económico y social debe considerarse a la cuestión como un tema estructural, que resulta muy difícil reducirlo y que expresa la impunidad empresaria, que pese a los niveles de organicidad de los trabajadores, aún se mantiene un elevado nivel de trabajadores no registrados, sin la correspondiente seguridad social.

Asumiendo la escala salarial anterior nos encontramos que los trabajadores registrados tienen una mejor situación respecto del promedio de ingreso total de los trabajadores registrados y no registrados, ya que:

- solo el 19,08% perciben menos de $2.500 al mes, contra un 38,2% del total de trabajadores;

- un 15,25% entre $2.500 y $3.000,

- un 32,15% percibe entre $3.000 y $4.500;

- y un 33,53% más de $4.500 al mes;

- así, solo el 34,33% de los trabajadores registrados perciben menos de $3.000, contra el 51,1% si sumamos a los trabajadores registrados, los no registrados del Cuadro Nº1;

- y el 65,68% percibe al mes más de $3.000; aunque solo un tercio de los trabajadores registrados ingresa mensualmente más que los $5.000 que se reclama como ingreso salarial mínimo por las Centrales de Trabajadores, la CTA y la CGT.



Otro dato a considerar es que el 60% del total, registrados y no registrados, trabajan más de 35 horas semanales; y el resto, un 40% menos de esas horas, dando cuenta de un problema doble.

Por un lado existe subempleo, con menos de 35 horas a la semana y sobre empleo, con más de 35 horas de labor por semana. Ambas situaciones explican el doble trabajo, donde existe la actividad principal y la secundaria, para así poder completar ingresos que satisfagan relativamente las necesidades de los trabajadores y sus familias.

Algunos comentarios

Estos datos reflejan la situación de deterioro estructural en los ingresos de los trabajadores en la Argentina, situación que no puede entenderse sino en el ciclo de ofensiva del capital construido desde 1975, cuando se produjo el “rodrigazo”, un brutal ajuste contra el salario y a favor de una reconversión regresiva del capitalismo en la Argentina, construida desde entonces y con dos momentos históricos sobresalientes: en tiempos de la dictadura genocida (1976-1983) y durante el menemismo y la convertibilidad (1989-2001).

La devaluación de inicios del 2002 constituyó una brutal transferencia de ingresos de los trabajadores al sector empresarial, especialmente el más concentrado. Así se explican los elevados niveles del desastre social en 2002 y 2003, con 57% de la población bajo la línea de la pobreza y un 21,5% de desempleo, el máximo histórico en el país. La recuperación del empleo y los ingresos de los trabajadores desde entonces, 2003-2012, no retrotrajeron aún la situación al momento previo al rodrigazo, y verifica, según vemos en los datos la consolidación estructural de la ofensiva del capital sobre el trabajo.

Pero no solo se trata de ingresos salariales, sino de la capacidad de resistencia y organización de los trabajadores, del poder de los trabajadores para defender sus derechos e intereses.

La situación de poder de los trabajadores a comienzos de los 70´ fue deliberadamente debilitada desde el terrorismo de Estado y la impunidad empresarial. Esta última se sostiene, pese a la organicidad de los trabajadores y el avance en cantidad y calidad de las negociaciones colectivas. Lo dicho sobre la impunidad incluye al patrón estatal, principal precarizador de la Argentina, ya que un tercio del nuevo empleo estatal gestado en la última década es precario, con contratos a término, evitando la estabilidad en el empleo.

Convengamos entonces, que si en la coyuntura se discuten ingresos en paritarias para contrarrestar el impacto regresivo de la inflación sobre los ingresos salariales, en un marco más general, de carácter estructural, lo que se disputa es la apropiación de la renta nacional gestada con el trabajo asociado de 8,5 millones de personas asalariadas. Los destinos de esos recursos se disputan entre salario y ganancia, fuente de todo gasto en nuestra sociedad. Las familias, las empresas y el Estado, claro que también el delito, todos obtienen sus recursos de salarios o de ganancias.

Cuando se habla de distribución funcional del ingreso se remite a cuanto de la renta se apropian los trabajadores y cuanto los propietarios de medios de producción. La lógica histórica remite al “fifty-fifty” de 1952, o de 1974, como los mejores registros en la distribución entre patrones y trabajadores, considerado también el registro “ideal”, ecuación discutible, especialmente por los trabajadores, quienes desde los aprendizajes legados desde la economía política clásica (Adam Smith y seguidores desde 1776), es el trabajo social el creador del valor. La sociedad capitalista escamoteó este descubrimiento, incluso para los principales cultores de la disciplina en origen. Fue el pensamiento crítico con Carlos Marx y los estudios en torno a El Capital, los que permitieron desentrañar en el trabajo socialmente necesario la fuente de la ganancia, forma transfigurada de la plusvalía.

En definitiva y en nuestra coyuntura de comienzos del 2013, es el poder de los trabajadores, el que desarrollará la potencia política para la actualización salarial a lograr, aún cuando el Estado y las patronales pretenden limitarla. Siendo la actualización salarial una cuestión económica, es claro también que se trata de una cuestión política, que apunta a restablecer la capacidad de lucha de los trabajadores, afectada estructuralmente desde el rodrigazo y la saga dictatorial y neoliberal. Más que discutir la capacidad de compra en el presente año, lo que está en juego en la disputa paritaria y más allá, es el poder de los trabajadores para construir la realidad social.

Nota:
1) Tomado del Informe sobre la situación salarial y laboral de los trabajadores asalariados en la Argentina, realizado por el equipo de investigación de la Fisyp sobre cuestiones laborales y salariales: Julio C. Gambina; Germán D. Pinazo; Arnaldo Ludueña y Guido Saccal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Qué hora es en Argentina?

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

1. Al líder de la comunidad indígena qom Potae Napocna Navogoh (La Primavera), Félix Díaz, establecida desde hace tanto y tanto en lo que ahora se llama Formosa, norte grande argentino, no sólo han intentado matarlo desde hace tiempo por encabezar la defensa y organización del territorio de su gente cada vez más mordido por los gobiernos del Estado. Como Félix es de casco pedregoso y no sólo resiste junto a su pueblo sino que está empeñado en convertir a los qom en una nación, recuperar al menos parte de lo que les han arrebatado con violencia y leyes (los sinónimos históricos del poder) y fortalecer la identidad y autonomía, hace unos días asesinaron a uno de sus sobrinos. Ya motoristas habían atropellado hace meses a otros de sus parientes, y el último 17 de enero a otro qom. El kirchnerista Gildo Insfrán es el gobernador de la provincia y un gendarme en motocicleta quien ejecutó el crimen.

La actual manera para demoler a Félix es antigua. Como los que ordenan no quieren transformarlo en un ícono de la lucha indígena que recorre América Latina volcánicamente, le quieren vaciar las fuerzas y las convicciones, descorazonarlo y pulverizar la causa de los suyos. Pero él y los suyos son de madera incombustible, de piedra original. Tienen planes milenarios para sobrevivir. Son materia azul y libertaria. De la mano con la mayoría expoliada son la garantía para vencer.

2. El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli -y carta presidencial del kirchnerismo cuando ya sea de mal gusto hasta bromear con la posibilidad de reformar la Constitución para que Cristina Fernández pueda postularse por tercera vez a la administración de la Casa Rosada-, en su 'guerra' contra la delincuencia basada en el terror, el garrote y no en la justicia social y políticas de reinserción laboral, ampara grupos parapoliciales con amplia libertad de acción. Si probadamente altas y bien formadas jefaturas policiales están vinculadas a las redes del crimen organizado -narcotráfico, trata de personas y prostitución infantil-, qué puede esperarse del sicariato. Para la gradería, renuncian las jefaturas cuando la corrupción con publicidad no se les quita ni con azufre y luego son reciclados en otros cargos. El fantasma de Vito Corleone vaga amargamente en Buenos Aires, pensando que toda mafia pasada fue mejor.

3. Los funcionarios del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), organizados en juntas internas opuestas a la burocracia sindical, el 15 de enero cumplieron 6 años denunciando la falsedad de las cifras oficiales de esa institución. Consideran que ya es una victoria que toda Argentina sepa que el INDEC miente y no sólo en los guarismos de la inflación. Informaron, por ejemplo, que mientras el precio real de una canasta familiar básica es de 7.000 pesos, el 70 % de los jubilados del país recibe 1.800 pesos al mes; que el 60 % de los trabajadores del Estado está precarizado (no es de planta, permanece subcontratado, tercerizado, subempleado, en negro) y que una franja de ellos cobra 1.500 pesos de salario. También afirmaron que la indigencia, la miseria, la pobreza dura, la cesantía, el trabajo informal y las desigualdades en la distribución de la riqueza han aumentado dramáticamente. Y que el 2013 se agudizará la crisis. La fuente son los propios trabajadores del INDEC que conocen de primera mano los misterios que oscurecen discrecionalmente los funcionarios gubernamentales.

4. Economistas sistémicos señalan que los problemas fundamentales del país se encuentran en la inflación, la falta de inversiones, el cepo del dólar, la dependencia del precio de los granos, cereales, soja; la brusca baja del crecimiento brasilero y su eco amplificado en Argentina, y la lenta recomposición de los países centrales.

El gobierno subsidiario y concesionista de CFK jibariza los programas sociales, quiere negociaciones colectivas aún más restrictivas y muy por debajo de la actualización de la inflación, recorre el mundo ofreciendo recursos naturales sin franquicias e impuestos ridículos al capital, intenta sin éxito cegar la realidad con discursos altisonantes y cautiva hasta el último dólar para pagar deuda externa pública que se entremezcla con la privada en virtud de los subsidios al capital. Los grandes grupos económicos transnacionales y mixtos aumentan sus beneficios sin ofrecer más que poco y precarizado empleo, y gravámenes marginales al Estado en tanto se multiplican y aumentan los impuestos a los trabajadores. El precio de las remuneraciones para los trabajadores -especialmente para la inmensa mayoría imposibilitada de sindicalizarse- se sostiene de manera nominal y en la realidad, se destruye a diario. La especulación de los precios de las mercancías tanto en el retailer (grandes minoristas) como en el almacén de la esquina llena las flacas billeteras populares de tarjetas de créditos hormiga y colabora con el incremento de la inflación. Una gaseosa corriente vendida en la calle puede variar hasta un 100 %. Los problemas inmediatos más acuciantes se concentran en la crisis de la educación y salud públicas, el transporte colectivo, trabajo, y las dificultades extraordinarias para acceder a una vivienda rentada o propia. En las provincias la situación cobra más dramatismo. Por eso la migración interna hacia Buenos Aires alimenta las zonas más empobrecidas del cono urbano.

5. El candidato de la derecha tradicional a la Presidencia para el 2015 y actual gobernador de la Ciudad de Buenos Aires, el empresario y millonario Mauricio Macri, está en pleno despliegue de políticas ultraliberales. Junto con aprobar en la legislatura porteña varias sesiones de predios de propiedad estatal a la empresa inmobiliaria IRSA con los votos tanto de su partido PRO como del kirchnerista Frente para la Victoria (FpV) a modo de canje electoral para que en el Congreso Nacional el PRO le retornara el favor a los ‘K’. De hecho, se autorizaron mutuamente y a mano alzada los presupuestos 2013 en la Ciudad porteña y a nivel país sin problemas. Cual si fueran socios y garantes de la aplicación del mismo programa político, acorde con los dictados imperialistas para la región. En concreto, ambas componendas pretenden asegurar la frágil estabilidad institucional, como la gobernabilidad burguesa en Argentina mientras el techo se llueve a prisa y sin pausa. Asimismo, Mauricio Macri ya anunció la suba del transporte subterráneo (Subte), la entrega de la recolección de la basura a una o varias corporaciones a un precio que triplica el mismo servicio si lo otorgara el Estado. Ambos temas son materia de controversia aparente entre el PRO y el FpV para llenar los noticieros, distraer a las grandes mayorías y presentarse como bandos opositores, toda vez que son complementarios, y juntos, hegemonía. Macri no es menos autoritario y verticalista que CFK, en cuyo gobierno la participación política de la gente de a pie en las áreas estratégicas se limita a haberlos votado en las elecciones tanto de la Ciudad como del país por una vez. Los varios formatos de participación inscritos en la ley no son vinculantes, se realizan de manera irregular y no influyen en ámbitos decisionales. La puesta en escena instala la agenda país a discreción –total, los grandes medios de comunicación están repartidos ‘democráticamente’ entre ambas fuerzas-, mientras sus teatrales acusaciones no dan ni para el obituario de los matutinos. En síntesis, se trata de la aplicación, con matices más o menos contenciosos socialmente para procurar con caridad morigerar la lucha de clases, en tanto, con torpezas, cortoplacismos y reyertas para hacer la siesta, persiguen el mismo objetivo: combinar los privilegios del capital a costa del trabajo con la gobernabilidad y paz social que demanda la minoría insaciable. Como el 2013 es año electoral a nivel municipal y legislativo, se esperan promesas, clientelismo y gastos en publicidad. Los resultados de las elecciones son determinantes para las aspiraciones re-represidenciales de una Cristina Fernández que decae diagonalmente en las pocas encuestas conocidas.

6. La masa crítica de los trabajadores y el pueblo se bate en fórmulas generalmente apreciables en su coherencia interna –que no es igual a estar a la altura de las circunstancias reales-, mientras la mayoría sólo padece las calamidades del capital y espera un milagro o un desastre.

Las formaciones políticas de quienes luchan por una sociedad postcapitalista mantienen un sectarismo funcional y no terminan de sintonizar sus relojes con el pueblo y entre sí. Mucha consigna, ideologismos de práctica y de café, ausencia de consistencia política y correlato entre el decir y el hacer, carencia de audacia y sobre todo de unidad no sólo en actos o contingencias contestatarias, posterga riesgosamente la organización y conducción ampliada en un nuevo ciclo de luchas sociales desperdigadas. Las agrupaciones sociales y políticas presionan separadamente al Estado, sin dirección unitaria, no salen del economicismo, el testimonio y las innumerables marchas y concentraciones peticionistas ante la Casa Rosada. Tomar la calle como un fin para medir fuerzas resulta un ejercicio insuficiente, como la praxis disgregada de creación de gérmenes de poder popular. Se habla de todas las formas de lucha, pero no como combinación dialéctica de acuerdo al estadio del movimiento real que combate al capital y al Estado. Más bien se absolutiza la lucha legal o se absolutiza la lucha únicamente por abajo y directa. Y con absolutos, la unidad más amplia posible del conjunto diverso y válido de los empeños de todo un pueblo, funcionan como trabas, que no como facilitadores en la construcción contra hegemónica en todos los planos para fundar la arcilla generosa e inclusiva de una alternativa política que haga frente a las expresiones matizadas de los intereses del capital. Es la hora de la articulación y los articuladores de la unidad popular. Dinámicamente, con avances y retrocesos, de la articulación es preciso transitar a la unidad más férrea, abreviar el período de resistencia a las formas más brutales de la expoliación y pavimentar las condiciones de la futura ofensiva y la edificación del poder popular. En todas las trincheras, empleando todos los intersticios ganados a la democracia burguesa, multiplicando las prácticas unitarias y combinadas, avivando el mestizaje, el debate, la formación y la práctica. Que miren, hermanos y compañeros, que todavía no tenemos ni un diario de papel que represente los intereses de los trabajadores y el pueblo. Que no salimos de los ‘órganos oficiales’ para iniciados, que no tenemos un canal televisivo (¡o al menos uno o más programas!) a disposición de la unidad; que las emisoras del pueblo, más allá de su quehacer épico, son acotadas y su coordinación, lenta.

La fuerza social liberadora es la condición para la lucha granítica por el poder para conquistar la igualdad y la libertad. Lucha electoral, acción directa y creación de poder popular no son estancos compartimentados o que se niegan entre sí. Por el contrario. Son la composición y mixtura de combate necesarias para vencer. Y la realidad y su movimiento las modula; la realidad y su movimiento se ocupa de sus acentos, preeminencias y subordinaciones según la dinámica contradictoria de la lucha de clases.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Héctor Bidonde: "Cuando la cultura y el arte depende del sponsor ya se convirtió en mercancía" (Parte I)

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con el actor y militante político Héctor Bidonde conversamos en Contrapuntos. Más de media hora donde repasamos su carrera de "hombre de la cultura", el estreno de "Bajo de un manto de estrellas", La noche de los Lápices y el Sr. Falcone, la TV y la PNT (Publicidad No Tradicional) y su empecinado anticapitalismo.

I- Estreno de Bajo de un manto de estrellas, de Manuel Puig.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Jorge Yabcowski, secretario de Salud Laboral de la CTA: "El modelo extractivista tiene impacto directo en la salud de la población"

Inés Hayes (ACTA)

"Las cifras de mortalidad infantil se mantienen arriba de los dos dígitos. La mortalidad materna está en los mismos valores que hace 20 años", dijo Jorge Yabcowski, secretario de Salud Laboral de la CTA y presidente de FESPROSA en entrevista con ACTA en la que además habló de la lucha de los profesionales de la salud contra las multinacionales, la falta de insumos y la precarización laboral.

-¿Qué panorama se avizora este año en relación a la salud pública, sobre todo en lo que tiene que ver con las perspectivas salariales y las condiciones laborales de los trabajadores de la salud en las diferentes regiones y provincias?

2013 se presenta como un año dificil para la salud pública. El 85% de los hospitales y centros de salud está en manos de las provincias las que vienen siendo castigadas por el ajuste del gobierno nacional. Frente a un aumento de la recaudación impositiva cercana a la inflación (26%) las provincias recibieron solo un 22% de incremento. Ello significa que la negociación salarial de los 300.000 trabajadores de la salud parte ya con un subfinanciamiento de base de responsabilidad directa del gobierno de Cristina Kirchner.

A su vez se avizoran nuevas crisis en la provisión de insumos. Por un lado por los atrasos en los pagos a los proveedores, por otro por la política de restricción de importaciones que mantiene Moreno.

-Desde la CTA, ¿qué acciones piensan llevar a cabo en relación a la lucha contra la Ley de ART y de apoyo a la que presentó la Central?

Para superar esta situación desde FESPROSA impulsamos desde el 2006 la Ley de financiamiento del Sector Publico de salud. Con el diputado Macaluse buscábamos llegar al 3% del PBI como gasto estatal consolidado, con el objeto de mejorar la oferta de servicios gratuitos. La ley incluía la prohibición de tercerizar o privatizar servicios, el trabajo en blanco y la gratuidad absoluta para las provincias que adhirieran a este programa de financiamiento federal.

Nunca se trató en la Comisión de Salud. Perdió estado parlamentario porque el Frente para la Victoria no habiltó su tratamiento. En 2012 la diputada de Unidad Popular Graciela Iturraspe con el apoyo de FESPROSA, ATE y CTA acaba de representarlo.

-¿Cuáles son las situaciones por las que atraviesan los profesionales de la salud en las diferentes provincias, sobre todo en relación a la falta de insumos y de personal capacitado? Tengo entendido que algunos hospitales como el Gutiérrez de Capital Federal tienen un alto grado de deficiencia de insumos que complica muchísimo la atención de la salud sobre todo de las enfermedades más graves.

Los sectores precarizados son los que mas sufren el ajuste porque sus partidas no están en el rubro salarios sino en el de provisión de servicios, los que sufren los efectos de la no liberación de partidas en tiempo y forma. La grave crisis actual en el Posadas donde se acumulan meses de atraso en el pago a los profesionales monotributistas de la guardia o la falta de pago a trabajadores precarizados de la salud en Tucumán son un ejemplo.

-¿Se tienen números precisos de mortalidad infantil y desnutrición, fuera de las cifras del INDEC intervenido?

Las cifras de mortalidad infantil se mantienen arriba de los dos dígitos. La mortalidad materna está en los mismos valores que hace 20 años. El fracaso de la gestión Duhaldista-Kirchnerista en salud (recordemos que Ginés González García fue ministro de Salud desde enero de 2002 a diciembre de 2007) se expresa en este estancamiento epidemiológico que hoy nos lleva a tener mas del doble de la mortalidad infantil cubana.

La despenalización del aborto, el arma clave para bajar nuestra escandalosa mortalidad materna fue bloqueado sistemáticamente por la mayoría kirchnerista por orden directa del Ejecutivo.

-Otra de las cuestiones que me interesaba preguntar tiene que ver con la incorporación que hizo FESPROSA de la defensa de los derechos humanos de los pacientes, en particular de los que van a ser sometidos a pruebas de investigación. ¿Cómo está hoy en día este tema y cómo avanza el impulso a la nueva ley nacional que regula la investigación clínica y la bioética en la Argentina? Imagino que la lucha contra las multinacionales (apoyadas por el Gobierno que se dice nacional y popular) debe ser durísima.

Todas las políticas públicas han sufrido el sometimiento a las multinacionales del gobierno kirchnerista. No es sólo la megaminería. En 2010 la senadora Corregido (FPV Chaco) presentó una de ley de regulación de la investigación biomédica con un fuerte basamento en los protocolos de Helsinki,de derechos humanos y con un duro cuestionamiento al doble standard. Perdió estado parlamentario, fue re-presentado y está hoy congelado, sin tratamiento en comisión. La promesa de abordarlo luego del escándalo Glaxo –COMPAS quedó en la nada.

Otro ejemplo de sometimiento a las multinacionales es la ley de Producción pública de medicamentos, iniciativa de los diputados Martiarena ( PJ Jujuy) y Macaluse (SI-UP-FAP). Aprobada por unanimidad en diputados y senadores en agosto de 2011 y hasta reivindiacada por la presidenta en sus discursos sigue sin reglamentar por presión de la industria farmacéutica.

A pesar de la firma de los convenios 155 y 187 de la OIT, a pesar de los fallos de la Corte, a pesar de la firma del Convenio Iberoamericano de Seguridad Social el gobierno ,con apoyo de la UIA y la Asociación de bancos hizo aprobar una ley de riesgos del trabajo que empeora la del menemismo.

En el Encuentro Nacional de Salud Laboral de la CTA acordamos continuar con nuestra campaña por una verdadera ley de riesgos del trabajo basada en al prevención y terminando con el negocio de las ART. Es muy importante que este punto forme parte del programa de la unidad de acción con la CGT y otras organizaciones sociales.Como pocos temas el voto conjunto del PRO y el FPV,en acuerdo con la UIA y la Asociación de bancos desnudó las verdaderas alianzas estratégicas del kirchnerismo.

Por ultimo: el modelo extractivista del kirchnerismo está apoyado en la triada del capitalismo latinoamericano actual y eso tiene impacto directo en la salud de la población: monocultivo sojero con agrotóxicos y transgénicos, megaminería y ahora fracking contaminante y urbanización caótica con su impacto en el habitat, el agua, los transportes, los residuos urbanos y los servicios de educación y salud. FESPROSA -CTA ha organizado para el 5 y 6 de abril(con motivo del Día Mundial de la Salud) un Seminario Nacional e Internacional en Buenos Aires para abordar la relación de la lucha por la salud y el modelo productivo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Fragata Libertad: La derrota disfrazada de triunfo nacional

Guillermo Alamino (INFOSUR)

La llegada de la Fragata Libertad al puerto de Mar del Plata, luego de permanecer varada en Ghana durante más de 78 días por la denuncia de los fondos buitres, tomó una gran trascendencia mediática y política exponiéndolo como un triunfo de nuestro país frente a los acreedores de la deuda. Sin embargo enormes contradicciones se presentan en el actual contexto económico –político que chocan con fuerza al relato oficial. Mientras el gobierno habla de soberanía e hitos independentistas, la temática de la deuda externa no ha sufrido ninguna modificación y su auditoria todavía sigue pendiente. Entonces, el arribo de la Fragata ¿es realmente un ícono de soberanía o del derrotismo ante las corporaciones?

Es importante considerar que la Fragata Libertad es un buque argentino perteneciente a las Fuerzas Armadas que funciona como una escuela de formación militar. Los viajes de la misma se realizan todos los años arribando a distintos países del mundo siendo un verdadero símbolo de la nación. Sin embargo, hace 78 días, la Fragata fue retenida en Ghana por la justicia de dicho estado, a partir de una denuncia proveniente del acreedor estadounidense NML que no había entrado en los nefastos canjes llevados a cabo en el 2005 y 2010.

Posteriormente este caso estaría en manos de jueces internacionales puesto que Argentina había renunciado, durante el periodo neoliberal, a la soberanía jurídica en estos temas quedando a disposición de los tribunales internacionales. No obstante la detención de la embarcación en el puerto de Tema no sirvió para realizar una investigación sobre los orígenes y las circunstancias en las que Argentina adquirió sus deudas, así como la corrupción y los grandes negociados efectuados alrededor de los compromisos nacionales. Inversamente la administración k continúa honrando la deuda ,y lo que se muestra como un triunfo de nuestra nación, en realidad, es muestra del derrotismo kirchnerista ante las corporaciones, puesto de manifiesto en la obsecuencia ante la ilegalidad de la deuda pública denunciada por Alejandro Olmos y ratificada en un fallo por la justicia nacional. A pesar de que el 15 de diciembre de 2012 los Tribunales internacionales del Mar ordenaron el regreso de la nave a nuestro país, la causa de los fondos buitres aún queda pendiente y lamentablemente numerosos partidos políticos, que pretenden prolongar el sistema económico neocolonial, proponen el pago de la deuda ignorando la ilegitimidad de ésta, tal como lo hizo el gobierno con la propuesta de reapertura de canje ante los fondos buitres . Es decir la fragata quedó libre porque la administración k propuso un nuevo canje que nos condena a mantener este sistema económico neocolonial propuesto desde el establishment financiero mundial.

Nuevamente el derrotismo es protagonista y encubierto mediante la propagación del nacionalismo exacerbado en la sociedad, a través de los medios de comunicación que funcionan como el bastión propagandístico y ocultamiento de las corporaciones. La Fragata Libertad, símbolo de independencia y soberanía, pasó a transformarse en el objeto que representa la inoperancia de los dirigentes en defender los intereses nacionales y el patrimonio público argentino. Éste continua siendo rehén de los negociados políticos y de las transnacionales, como en el caso de YPF con la reciente alianza o, mejor dicho, reprivatización de la mano de Chevron o las reuniones con el magnate Rockefeller. La hipocresía es increíble, la presidenta afirma que el país esta desendeundándose e incluso asevera que falta poco para terminar con los compromisos pendientes.

Pero una mala obra de teatro es difícil de mantener frente a un público atento que siente la inflación y los impuestos al salario, como consecuencia de la deuda pública y los gastos en combustibles (mas de 10 mil millones de dólares debió afrontar el país en deudas y más de 12 mil millones de dólares en combustible importado) en donde el principal responsable es el gobierno nacional. La deuda odiosa sigue siendo un flagelo para el país. Frente al relato épico de desendeudamiento, la situación indica que el país simplemente cambió de acreedor mediante los bonos emitidos con la utilización de los fondos del ANSES y el banco central más otros prestadores, que aprovecharon la ocasión para realizar negocios con el instrumento de dominación usado por los países hegemónicos. Nuevamente el sentimiento derrotista prevalece en las decisiones gubernamentales, ignorando las propuestas de los partidos políticos que anhelan la emancipación nacional.

La cultura del fracaso sigue predominando en nuestros gobernantes y en gran parte de la sociedad. El no se puede y el posibilismo, impregnado en la dictadura y el menemismo ,no sólo dejaron como saldo a un estado neocolonial que basa su economía en actividades primarias, sino que también se instauró una cultura anti –patriota descalificadora de nuestras capacidades y un sentimiento de resignación ante los grandes poderes y capitales del mundo . Hablar de soberanía entregando nuestras riquezas y pagando una deuda ilegítima, es una contradicción que revela la complicidad del oficialismo en el desguace del Estado Nacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: El trabajo en negro ya afecta a 5,3 millones de trabajadores

CORRIENTES NOTICIAS

Equivalen a 1 de cada 3 ocupados. No tienen cobertura de salud ni hacen aportes para jubilarse. Tampoco vacaciones pagas o días por enfermedad. Y ganan 30% menos que los que están en blanco.

82%. Personal doméstico. Este es el sector más afectado por la informalidad. Sobre 1,2 millón de trabajadores, solamente 300.000 están registrados en la seguridad social, principalmente a través del llamado régimen especial. La radiografía laboral argentina, según las cifras oficiales más recientes, marca que hay 5.360.000 personas que trabajan en la informalidad o “en negro”. Se trata de asalariados y trabajadores por cuenta propia o profesionales que en los registros de la Seguridad Social no figuran con aportes previsionales.

Los datos son del Ministerio de Trabajo. Y está actualizados a junio del año pasado. Dicen que hay 15.913.400 personas ocupadas. Y de ese total, los que están aportando suman 10.553.566, que equivalen al 66,3%.

El restante 33,6% trabaja en la informalidad. O lo que es lo mismo, de cada 3 ocupados, uno está “en negro”.

Entre los que trabajan en negro, el grueso corresponde a asalariados en relación de dependencia. Los sectores especialmente afectados son la construcción, servicios de hotelería y restaurantes, y el personal doméstico (tanto por horas o por jornada completa).

Trabajar en negro significa no tener aportes previsionales para una futura jubilación, ni cobertura de salud a través del sistema de obras sociales. Estos trabajadores tampoco gozan de otros beneficios legales como vacaciones o días por enfermedad. Según trascendió, la presidenta Cristina Kirchner estaría preparando un anuncio para esta franja de trabajadores a su regreso al país, previsto para hoy.

En los últimos años también aumentó el número de jubilados que trabaja, inclusive en relación de dependencia. Esto se explica por el incremento de la expectativa de vida; pero también porque los ingresos de la jubilación son insuficientes para vivir.

De los 10,5 millones de ocupados registrados, unos 3 millones se desempeñan en el sector público –nacional, provincial o municipal- que se supone se desempeña en blanco. De aquí se desprende que los ocupados por el sector privado suman 12,9 millones. Con lo cual la informalidad en el sector privado superaría el 41,5% del total.

El grueso de los registrados – 8,5 millones- son empleados en relación de dependencia Los profesionales o cuentapropistas suman más de 1,6 millones, distribuidos entre monotributistas –la amplia mayoría– y autónomos. Y otros 300.000 son aportantes del servicio doméstico.

Entre los monotributistas se admite que existe un segmento de trabajadores en relación de dependencia, en especial quienes tienen dos empleos: en el principal figuran en relación de dependencia y en el segundo, como monotributistas. Y sobre 1,2 millón de empleos domésticos, figuran con aportes solamente 304.999 personas.

A junio pasado, el salario medio bruto de los trabajadores en relación de dependencia era de $ 6.200. Pero el 65% cobraba menos que ese promedio, según datos oficiales. Y el 25% percibía menos de $ 3.000 mensuales.

Los trabajadores que no están registrados ganan aproximadamente un 30% menos que los empleados en blanco.

Estos niveles salariales muestran que las escalas de sueldos siguen siendo insuficientes con relación al costo de vida. Mediciones hechas por universidades ubican el costo de la canasta familiar en torno de los $ 7.000, con excepción del sur del país donde el costo de vida es muy superior.

Según el Observatorio del Derecho Social, vinculado a la CTA de Pablo Micheli, aunque muchos sectores económicos tienen elevados niveles de rentabilidad, “la situación de los trabajadores se encuentra lejos de ser satisfactoria”. Y asegura que “el salario real de los trabajadores se encuentra en el mismo nivel de 2001”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Boletín de CORREPI

Siguen asesinando Qom en Formosa y Chaco / Chicle judicial, policías impunes... y ¿Luciano dónde está? / Grave denuncia en el penal de Ituzaingó / Campaña por la absolución de los delegados del Garrahan.

Siguen asesinando Qom en Formosa y Chaco
En lo que va de 2013 ya se suman dos asesinatos más a integrantes de los pueblos originarios Qom de las comunidades Potae Napocna Navogoh (La Primavera) de Formosa y Qompi Naqona'a, de Villa Río Bermejito, Chaco: Imer Flores, de 12 años, asesinado a golpes en Villa Río Bermejito y Juan Daniel Diaz Asijak, de 16 años, sobrino de Félix Díaz, asesinado de un golpe en el cráneo, en Formosa, que fue encontrado muerto al costado de una ruta junto con su moto. Trataron de hacerlo pasar como un accidente de tránsito, a pesar del fierrazo que tenía en la cabeza. Por último, el martes 15, Héctor Alonso fue atacado por tres matones que circulaban en dos motos sin patente, quienes le mostraron un cuchillo al mismo tiempo que lo insultaban.
A todo esto se suman la quema de los ranchos de los qom, la golpiza recibida hace unos días por Gerardo Rodríguez Teodoro Aranda; los asesinatos, hace un mes, de Celestina Jara y su nieta Natalia Lila Coyipe, de un año, atropelladas adrede por el gendarme Walter Cardozo, y, desde luego, los asesinatos en 2010 de Roberto López y Mario López.
Frente a la reacción popular, que fue la de salir a las calles a exigir que los gobiernos dejen de asesinar, amenazar y perseguir a la comunidad qom con el único fin de quitarles sus tierras para dejarlas en manos de empresarios que sigan llenándose de dinero a costa del pueblo y sus recursos naturales, el estado recurrió a sus fuerzas represivas para acallar su voz. Hubo movilizaciones en distintos puntos del país, entre ellos en Formosa, la que fue duramente reprimida.
Como ya sabemos, en una sociedad en la que millones de pobres viven para sostener a un puñado de ricos y poderosos que se apropian violentamente de tierras que no les pertenecen, que van a usar exclusivamente para acumular ganancias, al tiempo que desplazan a la peor miseria de vivir sin techo y sin sustento a cientos de familias, ese nivel de despojo no puede sostenerse sin represión y sin persecución a los compañeros qom, que día a día se organizan para salir a pelear por lo que es justo y también para defenderse de la embestida constante del estado a través de sus propias fuerzas represivas o de sicarios, en lo que es la tercerización de la represión.
Gobierne quien gobierne, el estado reprime a todo sector organizado que intente pelear para cambiar este orden. La única forma de enfrentar la represión y la criminalización de la protesta es salir a luchar a las calles, denunciando el carácter clasista de la represión que ejerce el estado sobre el pueblo.

Chicle judicial, policías impunes... y ¿Luciano dónde está?
El caso de Luciano Arruga ya es harto conocido. Tenía 16 años cuando, tras ser hostigado reiteradas veces por la policía de Laferrere, fue secuestrado, torturado y desaparecido por no querer robar para ellos. Hay ex detenidos de la comisaría de Lomas del Mirador que testimonian cómo fue golpeado y los policías involucrados están identificados.
Como habitualmente ocurre en los procesos que apuntan a policías, "todos" saben a grandes rasgos qué pasó y quiénes fueron. En este caso también se sabe dónde.
Sin embargo, siendo también esto lo usual, los policías asesinos están en libertad y en la causa no figuran como imputados, sino como ¡TESTIGOS! y desde el momento de su creación la causa no fue caratulada como "desaparición" sino como "averiguación de paradero".
En los últimos días, circuló en los medios, como novedad trascendente, que detuvieron a un policía. El oficial principal Julio Diego Torales trabajaba en la comisaría segunda de la localidad de Gregorio de Laferrere. Fue detenido y pasado a disponibilidad preventiva por las torturas infligidas a Luciano varios meses antes de su desaparición, en el marco de la causa iniciada entonces por su mamá. O sea, esto no ocurrió en el proceso por la desaparición de Luciano, en la que no hay ningún detenido, y los 8 policías imputados, tras pasar un breve lapso como disponibles, fueron reincorporados hace mucho al servicio activo sin una sola mancha en su legajo. Por descontado, además, que Torales no fue imputado por torturas, sino por “severidades y apremios”, la repetida figurita menor para ocultar la tortura que garantiza, en el peor escenario para el policía, una pena ínfima y la inmediata excarcelación.
En paralelo al chicle judicial, y mientras, como premio consuelo, finalmente aceptaron los jueces el reclamo de que se califique la situación de Luciano como “desaparición forzada de persona” y no como simple “averiguación de paradero”, la familia de Luciano sigue denunciando estos atropellos y llamando constantemente a la reflexión a la hora de pedir "seguridad", que sólo es para los qué más tienen y se traduce en represión y violencia en los barrios pobres.

Grave denuncia en el penal de Ituzaingó
Un detenido en la Unidad 39 de Ituzaingó, cuyo nombre reservamos a su pedido, nos hizo llegar a través de un familiar una grave denuncia. Cuenta el joven que un grupo de presos estaba planeando una fuga, lo que fue descubierto por el personal penitenciario. Como represalia, los guardiacárceles aplicaron feroces castigos a todos los internos del pabellón. No contentos con esto, un alto funcionario del Servicio Penitenciario Bonaerense decidió aleccionar a algunos personalmente.
El oficial ingresó al pabellón armado con una faca, e hirió a puntazos a varios de los pibes, casi degollando a uno de ellos. Quien nos pasó la información, nos contó también que, desde luego, ninguno recibió atención médica, y, desde luego, fueron todos “engomados” para que el asunto no trascendiera en las visitas.
Es el mismo servicio penitenciario que meses atrás asesinara al joven Jonathan Fernández Vera (testigo en una causa de violación), que cuenta con la impunidad otorgada por jueces, fiscales y medios de comunicación, que cumple el rol disciplinador dentro de la prisión, configurando así el 39% de las muertes documentadas dentro de nuestro Archivo de Casos.

Campaña por la absolución de los delegados del Garrahan
Durante el largo conflicto de los trabajadores del Hospital Garrahan en el año 2005, probablemente una de las luchas más importante de los últimos años dirigida por una Comisión Interna antiburocrática genuinamente elegida por sus compañeros, el gobierno utilizó cuanto recurso tiene a su disposición para reprimirla. A tono con las declaraciones del entonces ministro de Salud kirchnerista, Ginés González García, que llamó a los huelguistas “terroristas sanitarios”, fueron muchas las causas judiciales con las que se intentó desarticular la organización de los trabajadores, atacando tanto a la base, como en la causa iniciada contra los “franqueros” (los trabajadores de fines de semana y feriados, los más precarizados) por abandono de persona, como a la dirección, como las varias causas propiciadas contra los delegados, especialmente su referente más visible, el compañero Gustavo Lerer. Una de esas causas, por ejemplo, llegaba al absurdo de acusar a Lerer por “robo calificado en perjuicio de la administración pública”, pues las autoridades denunciaron que la Junta Interna había usado una resma de papel propiedad del hospital para imprimir unos volantes.
Casi todas esas “investigaciones” criminales fueron cerradas con el doble recurso de la defensa política y técnica, sosteniendo una pelea paralela a la huelga en la que CORREPI, junto a muchas otras organizaciones, nos pusimos al servicio de los compañeros. Pero la decisión de escamentarlos estaba tomada, y una de esas causas, iniciada contra cuatro delegados (Gustavo Lerer, Eduardo García, Marcelo Mansilla y Adriana Agüero) fue elevada a juicio oral.
Se acusa allí a los compañeros por “amenazas coactivas” contra dos inspectores del ministerio de Trabajo, que concurrieron al hospital el día de una asamblea, a verificar si se estaba atendiendo a los pacientes (cosa que jamás estuvo descuidada por los compañeros). La natural repulsa que sufrieron los buches del gobierno por parte del conjunto de los trabajadores, que expresaron a viva voz su repudio por la provocación, derivó en una más que ridícula imputación, que, como se funda en razones políticas y no de otro orden, siguió adelante.
El juicio comenzará el 8 de abril próximo, ante el tribunal oral nº 29 (el mismo que, hace años, tiene a su cargo, sin fijar fecha de debate, la causa Bulacio) y proseguirá los días 9, 12, 15, 25 y 29 del mismo mes.
Convocamos a todos los compañeros y organizaciones a difundir y firmar el siguiente texto unificado, para ser presentado antes del inicio del debate al tribunal. Rogamos hacer llegar las adhesiones a ategarra@yahoo.com.ar:
Sres. Jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N° 29
Presidente Dr. Goerner, Rodolfo Gustavo
Vocal (subrogante) Dra. Deluca Giacobini, María C.
Vocal (subrogante) Dr. Llitvack, Alejandro
Teniendo en cuenta que el 8 de abril del corriente año comienza el juicio oral y público contra la enfermera de oncología Adriana Agüero, el técnico de laboratorio Marcelo Mansilla, el enfermero de Resonancia Magnética Nuclear Eduardo García y el bioquímico Gustavo Lerer, trabajadores de la salud y delegados sindicales de la Asociación Trabajadores del Estado del Hospital de Pediatría J. P. Garrahan en la causa nº 3.076 en la cual se los acusa de amenazas coactivas a dos inspectores del Ministerio de Trabajo en la huelga del año 2005 por aumento de salarios igual a la canasta familiar y en defensa del hospital público, nos dirigimos a Uds. para solicitar la absolución de los 4 compañeros.
Este es un caso típico de criminalización de la protesta social donde el estado y el gobierno a través de funcionarios públicos buscan amedrentar a los trabajadores para que dejen de ejercer sus derechos, como en este caso es la huelga, consagrados en la Constitución nacional. Paradójicamente fue el gobierno, a través del uso ilegal del aparato estatal (ministerios, poder judicial, policía, gendarmería, etc.) quienes “coaccionaron” a los trabajadores del Hospital Garrahan.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En 2012 fueron identificados más de 50 cuerpos de víctimas de la última dictadura

TELAM - TUCUMAN NOTICIAS

En febrero de 2012, se identificaron los restos de María Teresa Vidal Valls, que se encontraban enterrados como NN en el cementerio municipal "La Piedad".

También se identificaron restos de Juan Carlos Rosale y Adrián Enrique Accescimbeni, exhumados en el Cementerio Municipal de Magdalena.

En marzo, los restos el ex senador tucumano peronista Damián Márquez fueron encontrados en el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga.

Márquez, quien presidió la Cámara de Senadores y también fue secretario general de la CGT local, fue secuestrado en enero de 1977.

Junto a Márquez se identificaron los restos de Pedro Guillermo Corroto Barraza y José Máximo Tapia.

En tanto, también en Tucumán, pero en el Pozo de Vargas, fueron identificados los restos de Julia Leonor Fernández, desaparecida el 17 de febrero de 1976.

En Jujuy, fue identificado Rubén Yáñez Velarde, cuyos restos habían sido exhumados del cementerio de la localidad de Yala, camino a la Quebrada de Humahuaca.

También fueron identificados los restos de Nilda Zelarayán.

En tanto, se formalizó la identificación de Modesto Oreste Caballero, secuestrado el 21 de enero de 1977 y cuyos restos fueron recuperados del Cementerio Municipal de Avellaneda.

La otra persona identificada fue Marcos Miguens, secuestrado el 20 de diciembre de 1976 en La Plata y sus restos fueron exhumados en 2006 del Cementerio Municipal de Villegas, Isidro Casanova.

En abril, fueron identificados los restos de Ana Teresa Diego, estudiante de Astronomía de la Universidad Nacional de La Plata desaparecida el 25 de septiembre de 1976 en el bosque platense.

En diciembre del año pasado, el Comité de Denominación de Cuerpos Menores del Sistema Solar de la Unión Astronómica Internacional, denominó “Anadiego” a un asteroide en su homenaje.

Junto con los restos de Diego se identificaron los de Carlos López, Josefina Elvira Thompson y Marta Edit Veiga.

En tanto, se identificaron los restos de Félix Escobar, desaparecido el 22 de diciembre de 1976 y cuyos restos fueron hallados en una fosa común en el cementerio de La Plata.

Durante abril, también se identificaron los restos de cinco víctimas enterradas como NN en cementerios municipales de San Martín, Boulogne, Escobar y Villegas.

Los identificados fueron: Néstor Zuppa, Lidia del Carmen Soto, Patricia Dillon, José Tomanelli y Carlos Jorge Williams.

Asimismo, en mayo, la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata identificó a Olga Noemí Casado y Félix Escobar, entre los restos exhumados en el Cementerio Municipal de La Plata.

También se identificaron los restos del padre de Victoria Montenegro, una caso emblemático del robo de bebés en la dictadura.

Se trata de Roque Orlando Montenegro, desaparecido entre el 10 y el 13 de febrero de 1976, junto a su mujer Hilda Ramona Torres y su hija Victoria de tan solo trece días, restituida el 5 de julio de 2000.

A fines de mayo, se identificaron los restos de tres desaparecidos: Jorge Leonardo Elischer, Edilberto Chamorro Vera y Raúl Eduardo Manrique.

En tanto, se identificaron los restos de Carlos López Brest quien fue secuestrado el 2 de abril de 1977 en su casa de Berazategui.

En julio se formalizaron las identificaciones de los restos de: María Celina Blanca Martelli, Carlos Alberto Waitz y Silvia De Raffaelli.

También se identificaron los restos de Isabel Carlucci de Fina, quien estaba embarazada al momento de su secuestro y cuyo hijo es buscado por las Abuelas de Plaza de Mayo.

En tanto, a principios de agosto se identificaron los restos del diplomático cubano Crescencio Nicomedes Galañena Hernández, desaparecido el 9 de agosto de 1976.

Los restos de Galeña Hernández fueron encontrados el 11 de junio pasado cuando un grupo de chicos encontró, en un predio ubicado frente al aeródromo de San Fernando, un barril de metal oxidado que estaba roto y en el que vieron huesos y llamaron al 911.

Galañena Hernández fue secuestrado junto a Jesús Cejas Arias en el barrio de Belgrano, cuando salían de salir de la embajada cubana, donde trabajaban.

También en agosto fueron identificados los restos de Mirta Carmen Panzani, embarazada de siete meses, y de Gregorio Marcelo Sember, desaparecido en mayo de 1976.

En septiembre, se identificaron los restos de tres personas sepultadas en un fosa común, en terrenos donde funcionó el ex arsenal Miguel de Azcuénaga en Tucumán.

Los restos, identificados pertenecían a Ricardo Luis Salinas, José Luis Maldonado y Felipe Arturo Urueña.

También se identificaron los restos de María Rosa Clementi, una empleada de la Embajada Cubana en la Argentina.

En tanto, se identificaron los restos del rosarino Héctor Marcelo “Pica” Acoroni, de 21 años, asesinado por un grupo de tareas el 4 de enero de 1977 en inmediaciones de la Universidad Nacional del Litoral en la capital santafesina, que se encontraba enterrado como "NN" en el cementerio municipal de la capital santafesina.

También se confirmaron las identificaciones del ciudadano chileno Reinaldo Miguel Pinto Rubio, del correntino Lucio Dionel Ramos; del obrero metalúrgico Roberto Raúl López; de Raúl José Pereyra y Ricardo Cabrera.

En noviembre se conocieron las identificaciones del matrimonio de María Ester Scotto y Juan Antonio Gines; de Cecilia Podolsky de Bronzel; de Graciela Miriam Lezama; Enzo Raúl Gómez y Luis Lorenzo Garello.

También se conocieron las identificaciones de los restos de Adriana Cecilia Mitrovich y Horacio Ramón Atilio Ferreyra, inhumados como NN en un cementerio de la provincia de Tucumán.

En tanto, el 29 de noviembre se identificaron los restos de Antonia Esilda Romano, hallados en el llamado "Pozo de Vargas", en Tucumán.

Finalmente, se identificaron los restos de Laura Romero, una argentina desaparecida y cuyo cuerpo fue hallado en 1976 en las costas de Uruguay.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba, Corralito: Un pueblo acorralado por los agroquímicos

ECOS - INDYMEDIA

En la localidad cordobesa de Corralito, la situación socioambiental es de extrema gravedad. No solo por la altísima cantidad de personas enfermas con problemas respiratorios y alergias (se estima que siete de cada diez niños sufren estas afecciones), sino también por la inexistencia de un marco regulatorio a nivel municipal que controle y restrinja el uso de agroquímicos en el pueblo.

Corralito es un pueblo a menos de 100km de la capital de Córdoba, con una población de aproximadamente 2mil habitantes, cuya actividad económica fundamental es el agronegocio, principalmente soja y maíz. De esta producción, el porcentaje mayor es comercializado con la Aceitera Gral. Deheza, la cual tiene en el centro del pueblo un importante predio con varios silos, por donde pasa una línea de ferrocarril que traslada los granos a distintos puntos del país para su comercialización o la elaboración de biocombustible.

La Intendencia de Corralito tiene características particulares, por un lado su titular (quien fue electo el 7 de agosto de 2011 con 27 años) es uno de los más jóvenes del país. Con su consagración, el joven Juan Carlos Scotto, de Unión Por Córdoba, se sumó a la tradición familiar ya que tanto su padre (Carlos Scotto) como su abuelo fueron intendentes de la misma localidad.

En diciembre del 2012 concejales opositores presentaron un proyecto de ordenanza que pretendía limitar el uso de agroquímicos en el pueblo, pero el mismo fue desestimado por el oficialismo (UPC). Uno de los argumentos esgrimidos para fundamentar este rechazo fue que el municipio se regía por la Ley provincial de Agroquímicos Nº 9164. Otro, sorprendente, vertido por el presidente del Concejo Deliberante a medios locales, fue que, de aprobarse una ordenanza que limite a las fumigaciones, la misma no sería respetada por los productores.

Basta recorrer el humilde pueblo de Corralito para darse cuenta de que las fabulosas ganancias generadas por las miles de hectáreas de semillas transgénicas no quedan en el lugar. Uno puede apreciar a simple vista cómo los patios de las viviendas, escuelas, comisaría, club deportivo, dispensario, en definitiva todo el pueblo esta rodeado por extensiones de campo cultivadas con soja y maíz y fumigadas. Pero esto no es todo, ya que en el corazón de la localidad la acopiadora AGD levanta sus torres repletas junto a otras acopiadoras menores, donde las semillas duermen bañadas de agroquímicos en el propio corazón del pueblo.

Es en este alarmante contexto donde las enfermedades van tomando espantosas proporciones. Alberto Goy, un vecino, escritor y recopilador de la historia del pueblo, afirmó en diálogo con “ecoscordoba”: “En nuestro pueblo el 70% de los niños tienen problemas alérgicos y respiratorios” y reclamó que son muchas las localidades vecinas quienes han avanzado en ordenanzas que limitan la aplicación de agroquímicos, “pero aquí en Corralito se nos ha negado esa posibilidad”.

El caso de Joaquin, el niño de 4 años que el 10 enero pasado por la madrugada tuvo que ser trasladado y atendido de urgencia, con una crisis respiratoria, en el Hospital Zonal de Río Tercero, porque la noche anterior habían fumigado los campos de soja frente a su casa, es una muestra contundente de lo que ocurre en el pueblo. El desesperado reclamo de su madre, que utilizó las redes sociales buscando romper el cerco informativo, puso sobre el tapete de la opinión pública una vez más la realidad que viven 12 millones de personas de Argentina expuestas cotidianamente a la aplicación de agroquímicos, según estimaciones de la organización de Médicos de Pueblos Fumigados.

A la fecha son más de quince los municipios en la provincia de Córdoba que han limitado el uso de agroquímicos en zonas urbanas o semi urbanas, y en la región “Tercero arriba”, el municipio de Río Tercero ya ha aprobado una ordenanza que ordena la reubicación de depósitos de agroquímicos en zonas habilitadas para tal fin fuera del pueblo, pero la aplicación de la misma ha sido prorrogada para marzo del 2013.

En Corralito la voluntad parece estar del lado de las necesidades de los productores y los agronegocios y muy lejos de la preservación de la salud y la vida de sus habitantes. Esto lo dejó claro el Intendente Scotto en declaraciones al periódico “Tribuna” de Río Tercero: “Hay vecinos a los que no les gusta ver las fumigaciones cerca pero no se ha creado una psicosis, tampoco es un problema sólo de Corralito sino de toda la provincia, en zonas productivas es inevitable, queremos cuidar a los vecinos pero también a los productores”.

Pero como si fuera poco, a las aplicaciones de agrotóxicos sobre la población, hay que agregar el movimiento de máquinas fumigadoras dentro del pueblo, las cuales transitan libremente por las calles goteando productos tóxicos, el lavado de las maquinarias en playas colindantes a casas sin controlar el destino del agua contaminada que arroja la limpieza de tractores, “mosquitos” y/o “arañas”.

¿Será que desde el estado municipal se busca preservar los intereses de la Aceitera Gral. Deheza, de los productores y los negocios derivados de esta actividad, como AFUCOR, la empresa aeroaplicadora propiedad del fumigador Edgardo Pancello condenado por la justicia en el caso de contaminación en barrio Ituzaingó, que tiene sus hangares en Corralito?

La realidad de Corralito es sin duda alarmante ya que la inacción de las autoridades y la dilatación de tiempos para la aprobación de ordenanzas que limiten estas actividades contaminantes, atentan contra la vida de sus pobladores que, frente al peligro que corren sus vidas, han decido denunciar lo que les sucede y exigir que se respete la vida.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: Cautelar para frenar la construcción de la planta de Monsanto

PRENSA RED

La asamblea de vecinos autoconvocados “Malvinas lucha por la Vida”, realizó una nueva presentación ante la justicia con el fin de paralizar la edificación de obras por parte de la multinacional Monsanto. Convocan a una marcha para el 29 de enero.

La organización de vecinos lidera un vasto movimiento de resistencia que se opone a la radicación de la poderosa corporación en la localidad. Son partidarios de la realización de una consulta popular que dirima el conflicto planteado en el seno de la comunidad. Esta semana el intendente Daniel Arzani autorizó el inicio de obras de la planta de maíz aún cuando no cuenta con un informe de impacto ambiental.

El alcalde justificó la decisión en la demanda de puestos de trabajo. En ese sentido manifestó que recibió unas 1600 carpetas de antecedentes para las 400 vacantes o prometidas por la empresa.

“Una vez mas el municipio actúa por detrás de los ciudadanos y no da la cara… y lo hace en el mes de enero sabiendo que la justicia se encuentra de feria, la administración publica mermada y la provincia de vacaciones. Y lo hace con un proceso judicial abierto en donde es parte”, explican en un comunicado.

Los vecinos piden que se levante la feria judicial y resuelva lo planteado en septiembre del año pasado (amparo) y el recurso elevado ayer.

Marcha el 29

Los asambleístas, que levantan la consigna “El progreso que contamina, enferma y mata no es progreso” y trabajan para lograr una consulta popular, convocan a la sociedad a una movilización que se realizará el miércoles 29, a las 18, en aquella ciudad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

América Latina tendrá 750 millones de habitantes en 2050

ANSA

La población de los países latinoamericanos y de Caribe ascenderá a 750.956 millones de habitantes en 2050, de los cuales el 69,7 por ciento participará de actividades económicas activas, de acuerdo a las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La esperanza de vida al nacer, que es actualmente de 74.7 años promedio para América Latina y el Caribe, se incrementará al 82.2 en 2045, informó la CEPAL en un reciente informe estadístico.

La población de América Latina tendrá un crecimiento promedio de 1.10 por cada 100 habitantes hasta el 2015, pero comenzará a decrecer a partir de entonces y para el período 2040-2045 descenderá al 0,25 por ciento promedio.

Brasil, el país mas poblado de la región, tendrá una población de 223.074 millones de personas en 2050 y crecerá desde 202.955 millones en 2015.

En cambio, Cuba y Puerto Rico son dos de los países latinoamericanos -junto con algunas islas del Caribe- que sufrirán un descenso de su población.

Las proyecciones de la CEPAL indican que Cuba tendrá una población de 11.281 millones de habitantes en 2015 y de 9.842 millones en 2050.

Puerto Rico descenderá de 3.742 millones en 2015 a 3.657 millones en 2050.

En cambio, México registrará un crecimiento significativo con un aumento de 118.283 millones de habitantes a 137.108 millones entre 2015 y 2050.

También Colombia experimentará un incremento de su población de 49.633 millones en 2015 a 49.533 millones en 2050.

Argentina también mantendrá un crecimiento sostenido de 42.199 millones en 2015 a 50.033 millones en 2050, de acuerdo al anuario estadístico de la CEPAL.

El envejecimiento de la población será un fenómeno que atravesará a casi todos los países latinoamericanos, pues la población mayor de 60 por ciento crecerá 34 por mil en Bolivia, el 22,9 por mil en Brasil e incluso alcanzará índices de 41,9 por mil en Guatemala y 41 por ciento en Nicaragua, en el período comprendido entre 2025 y 2050.

La tasa de natalidad en América Latina y el Caribe será del 17,8 por mil hasta 2015 y descenderá a 11,8 por mil entre 2040 y 2045.

Para América Latina el porcentaje de natalidad será de 17,5 por mil hasta 2015 y se estabilizará en 11.6 por mil entre 2040 y 2045.

Los países con mayor índice de natalidad serán Guatemala con 16,8 por mil, Haití con 14,4 por mil, Bolivia con 14 por mil, Colombia con 13,4 y Paraguay con 13,3 por mil, en el período apuntado.

Para América Latina, la esperanza de vida al nacer es de 74.2 y se proyecta al 82.2 años para 2045, mientras que en el Caribe actualmente es de 72.7 y crecerá a 80 años en 2045.

El país con mayor expectativa de vida para 2045 será Puerto Rico -según la CEPAL- con 86.1 años, escoltado por Islas Vírgenes con 85.6 y Chile con 85.1.

Para Costa Rica la expectativa de vida proyecta para 2045 es de 84.4, para Argentina de 84, para Cuba de 83,8, para México de 83.2 y para Panamá de 83 años.

Haití con 75.5 y Bolivia con 77.9 años, son los países de menor expectativa de vida proyecta por la CEPAL.

De Acuerdo a las proyecciones del centro de estudios, el 84,6 por ciento de la población de América Latina vivirá en centros urbanos para 2040 y la población económicamente activa ascenderá 414.477 millones de personas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.