jueves, 14 de febrero de 2013

El Tren

Mario R. Fernández (especial para ARGENPRESS.info)

Hace muchos años que no viajaba en tren y este sería un viaje largo cruzando Canadá en diciembre. Mi viaje partió de Halifax, la principal ciudad del atlántico canadiense y mi destino era Edmonton, en las lejanas praderas del oeste, un trayecto dividido en tres tramos, el primero de Halifax a Montreal, el segundo desde allí a Toronto y luego desde Toronto a mi destino en Edmonton. El recorrido total sería de más de 5.000 kilómetros, recorridos en cuatro días con sus noches; un viaje para no olvidar. Sin duda el tramo más largo de mi viaje sería entre Toronto y Edmonton, y lo recorrería en el famoso tren “El Canadiense” que recorre más de 4.400 kilómetros hasta llegar a su destino, la ciudad de Vancouver en el Pacífico.

No podía saberlo al comenzar mi viaje pero los paisajes más hermosos que vería habrían de ser los de Nueva Escocia, la provincia donde he vivido los últimos años. Partir de Halifax, a orillas del Atlántico, sin llegar a Vancouver, a orillas del Pacífico, limita sin duda mi percepción, deja afuera a toda la Columbia Británica una provincia que sin duda cuenta con paisajes maravillosos. La llegada a Montreal es impresionante, como lo es la llegada a Toronto -donde la estación del tren, Union Station, cuenta con un edificio opulento y sólido, con columnas robustas en su exterior que muestran sin duda la importancia que ha tenido el ferrocarril de pasajeros durante el siglo 20 en Canadá. Hoy en día la Union Station sirve a más de 200.000 personas diariamente, en especial en el recorrido Toronto-Montreal y a sus trenes metropolitanos. La compañía que ofrece estos servicios de transporte de pasajeros, Via Rail, es aún, y milagrosamente, una corporación estatal.

Via Rail ofrece en cada tren y en todas sus estaciones un servicio muy bueno y responsable. Su personal, que es excelente, trata de hacer gratos los viajes, algo que se nota en especial al abordar El Canadiense, que no es un tren de gran velocidad como los rápidos trenes europeos o japoneses, sino uno que no excede los 110 kilómetros por hora, pero que ofrece coches cómodos y una experiencia de viajar placentera. El placer de viajar parece un concepto olvidado hoy en día, pero es un concepto que este tren aplica. Este tren es muy diferente de los odiosos aviones, apretados e incómodos, y sus estaciones tienen muy poco en común con los aeropuertos -llenos estos de pasajeros atemorizados, previendo el mal rato de la seguridad y sus chequeos que en cualquier momento nos acosa con algún ataque a la dignidad personal. Además, durante la mayor parte de los viajes en avión no recibimos más que alguna bebida y el viaje mismo, apretado e incómodo, se nos presenta casi ya como un castigo -excepto para quienes viajan en primera clase, que no son demasiados. Y esto, teniendo en cuenta los crecientes costos de los pasajes, puede que limiten el uso del avión en un futuro no tan lejano.

De los grandes recorridos en tren, sin duda el transiberiano en Rusia parece ser el más impresionante con una ruta de 9.259 kilómetros, 8 días de viaje y 67 paradas. Otro puede sea el de Moscú a Beijing con 8.984 kilómetros de recorrido y 6 días de viaje. En Estados Unidos, el Amtrak desde Chicago a Emeryville en California recorre 3.924 kilómetros en 3 días. El “Overland Route,” que dejó de operar en 1962 después de muchas décadas en servicio, cubría de Omaha (Nebraska) a San Francisco (California) y contaba con conexiones a muchas otras ciudades, siendo la primera ruta transcontinental de ferrocarriles. El auge de los ferrocarriles a fines del siglo 19 en Estados Unidos se convirtió también en un gran negocio especulativo, y uno donde muchos pequeños y medianos inversionistas compraron acciones en la bolsa de valores de líneas ferroviarias que nunca existieron.

Varios días de recorrido en tren nos brinda una gran oportunidad de socializar y cuando uno se aleja un par de horas de Toronto los equipos electrónicos, que casi todos acarreamos como el caracol acarrea su caparazón, dejan de funcionar. Y quizás por eso desde las personas más sociables hasta los más callados, tímidos o serios terminan conversando animadamente. Y esto en El Canadiense ocurre especialmente en su coche bar, que tiene un living con asientos que cubren 180 grados de su semi-circunferencia, en donde unos miran a otros y se sienten invitados a la charla. Será que lo que se da en esta vida moderna alienante se interrumpe para dar lugar a toda una historia e instinto basados en la práctica de sentarnos alrededor del fuego a hacer amistad.

Los pasajeros de El Canadiense no son uniformes, algunos son turistas, otros estudiantes, y aún otros son trabajadores que se mueven hacia el oeste del país en busca de oportunidad y aprovechan el tren porque en él pueden acarrear más equipaje que lo que las líneas aéreas les permite. Este coche de sociabilidad cuenta con un segundo piso con vista panorámica -donde algunos pasajeros pasan horas relajadas observando la inmensidad y la soledad de bosques y lagos congelados. El ruido y el vaivén del tren, absorbido en parte por la nieve, favorece el silencio que ayuda a reflexionar. Es inevitable preguntarse cómo podríamos sobrevivir hoy en estas latitudes con estos inviernos sin la energía y las comodidades modernas. Es obvio que hemos perdido la capacidad de hacerlo, tampoco tienen capacidad de esto los pueblos originarios cuyos antepasados poblaron este país gracias a su conocimiento de la naturaleza de estos territorios obtenida en miles de años.

Generaciones pasadas han seguramente experimentado viajar en tren en recorridos largos, yo mismo durante mi niñez y adolescencia viajaba en tren frecuentemente, por supuesto que el tren en que viajaba era my diferente de El Canadiense, aquel era ruidoso y no muy bien cuidado, pero igualmente muy útil. Aquel tren cruzaba campos y pueblos lluviosos y húmedos en invierno encontrando mucha gente pobre, que en aquellos días los pobres vivían cerca de la línea ferroviaria y sus niños con sus manitos humildes hacían adiós al tren, que quizás para ellos era lo más entretenido que les pasaba en el día.

Hoy los trenes ya no circulan por muchos lugares del continente americano; en Canadá y en Estados Unidos hay hermosas estaciones abandonadas, o convertidas en bares o restaurantes. En América del Sur es común ver estaciones, líneas ferroviarias, locomotoras y coches de trenes abandonados. En Uruguay, Chile o Argentina los ferrocarriles eran del estado pero para los años sesenta comenzó una política de falta de inversión y mejora de los servicios ferroviarios, en parte debido las presiones de empresarios de la industria de automóviles, buses, líneas aéreas, y en parte debido a la mentalidad de oligarquías y gobiernos latinoamericanos de imitar al Norte. Algunos servicios fueron privatizados, robados al patrimonio del Estado que es de todos. En su afán de parecerse al Norte “desarrollado”, Chile terminó con los servicios de tramos largos pero dejó trenes turísticos de recorridos cortos usando locomotoras y coches antiguos reacondicionados igual que en Canadá y Estados Unidos. También existen los museos donde se presenta al tren como un vestigio del pasado.

Durante mi viaje escuché rumores de que en Canadá El Canadiense, en su ruta desde Toronto a Vancouver, puede ser privatizado. Cada verano tiene más demanda de pasajeros, canadienses y turistas de Europa y Asia que hacen reservaciones hasta con dos y tres años de anticipación, es un buen negocio pero el gobierno lo tiene en la mira para su privatización, como tiene en la mira los Parques Nacionales a falta de otras empresas públicas que el estado (federal, provincial y local) en Canadá regala a los saqueadores de bienes públicos, incluso con subvenciones que les aseguren ganancias. Y esto pasa en medio de la indiferencia, o la ignorancia, de la mayoría de los canadienses. El gobierno canadiense, como tantos gobiernos europeos y americanos, es en extremo neoliberal y no tiene oposición oficial que cuente.

El futuro del tren público pareciera que está en evidente peligro en todo el continente americano pero el tren es igualmente el medio de transporte de pasajeros del futuro. El tren es sustentable, ecológico, emite dos tercios menos de CO2 por pasajero de lo que emite el avión. No hay planes para enfrentar la escasez, y el creciente aumento del precio de los hidrocarburos. No existen los planes sustentables en el transporte de pasajeros, como no existen planes sustentables en general. Parece que sólo el presente existe, un presente de robo y especulación, un presente sin futuro. Acaso la salvación sea usar conscientemente elementos valiosos del pasado para crear sociedades balanceadas: producir localmente, vivir localmente, movernos en medios de transporte menos contaminantes y más económicos, establecer un balance con la naturaleza, darnos tiempo para reflexionar. Parece inevitable la vuelta del Caballo de Hierro, nombre que los pueblos originarios daban al tren, como parece inevitable si queremos tener futuro, la vuelta de la lógica y el fin de la locura neoliberal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chile y Relaciones Vecinales. Mar para Bolivia: Desafío para la integración regional efectiva

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

En América Latina, integración es una palabra mitad panacea, mitad quimera. También incita a generar expectativas a la hora de resolver problemas internos en los países. En la cultura política, se entiende poco que integración significa sacrificios y trabajo ingrato, no desprovisto de muchas decepciones. La región no está preparada políticamente para la integración aunque en algunos extraterrestres tintinea la Comunidad Europea como el gran referente consolidado.

Las asociaciones de países creadas en la región a través de mecanismos institucionales como MERCOSUR, ALBA, CELAC, UNASUR, han sido todos proyectos concebidos para la integración por cierto. Aún así hay que ser realista. Continúan siendo propuestas no consolidadas y bastante dispersas por lo demás, frente a las fallas estructurales del multilateralismo encabezado por la ONU a nivel global y la OEA en el plano regional.

Recordemos que a las oligarquías locales, por tradición no les ha interesado la integración porque es observada como un exceso burocrático y demasiado centrada en la gestión estatal. Eso lo tenían claro pioneros del tema como Felipe Herrera, Raúl Prebisch, Salvador Allende entre otros, y está más claro todavía hoy cuando las empresas multinacionales apabullan a los Estados con fanfarronería corporativa y el peso de su liquidez.

En este contexto, Bolivia ha lanzado su ofensiva diplomática por obtener una salida al mar con un dossier trabajado en base a argumentos y planteamientos de última generación. La salida al mar que Bolivia demanda, responde más bien a un tipo de necesidad regional/continental por la integración que a reivindicaciones populistas o maniobras políticas para enmendar fracasos del pasado. El clamor boliviano está más en sintonía con los tiempos y en el alcance de la jugada, Bolivia puede obtener más de lo que tiene ahora y Chile deberá acostumbrarse a perder algo.

Para Chile, como lo demuestran las administraciones desde el fin del gobierno de Allende hacia adelante, -con la excepción de la “Agenda de 13 Puntos” intentada en 2006 por la presidenta Bachelet y el presidente Morales- la integración regional o continental puede ser hasta una prioridad de segundo orden si una salida al mar para Bolivia significa sacrificar soberanía.

Las autoridades chilenas han trabajado las relaciones vecinales con la argumentación Westfaliana de soberanía que consiste en que el Estado soberano es agente activo y excluyente de los procesos de integración o de generar una comunidad de naciones. Nace esta concepción con el Tratado de Westfalia de 1648 para acabar con las guerras en Europa, reconociendo la soberanía de los Estados en donde el gobernante tiene el poder supremo y la soberanía se concibe en integridad territorial como condición esencial para relacionarse internacionalmente. El Estado es definido en términos territoriales con fronteras inviolables con una autoridad soberana.

Esta posición cuenta con un amplio respaldo popular según algunas encuestas y pegan fácil en el índice de popularidad de los políticos. Cuando el senador Fernando Flores señalaba en 2004 que Calama y Antofagasta no se discutirán jamás, se decía que los principios de soberanía tampoco se discutirían. Eso de “jamás”, es un argumento necesario tal vez para un proceso eleccionario o para un mayor acercamiento con el sentir popular. Pero en el contexto de relaciones transformativas que presenciamos día a día con la globalización y la injerencia del capital transnacional en los asuntos de estado el argumento se debilita. Analistas internacionales como el ex -diplomático mexicano Jorge Castañeda, en medio del debate sobre la legitimidad de invadir a Irak en 2003, cuestionaba la visión Westfaliana de soberanía, la que no serviría para los tiempos actuales. Aludía en su argumentación de que el voto de México y Chile contra la invasión a Irak era una equivocación.

Al evaluar en Chile las últimas administraciones, no será sólo por los acuerdos de libre comercio, los progresos en obras de servicio público o el grado de gobernabilidad interna. También se las valorarán por las bases que dejaron en las complejas negociaciones con el país altiplánico y los otros actores en el tema de la salida al mar para Bolivia.

Ambas naciones mantienen una tensa relación desde hace varias décadas por la salida al mar y el diálogo no ha prosperado desde la “Agenda de 13 Puntos” que comenzó a ser implementada por los gobiernos de Bachelet y Morales. El acuerdo fue firmado en junio de 2006 en incluye temas políticos, económicos, comerciales, drogas entre otros, y por cierto la demanda boliviana por una salida soberana al mar. Chile debía citar a una decisiva reunión en 2010 para ofrecer una respuesta y al no hacerlo el presidente Evo Morales anunció en marzo de 2011 entablar la demanda marítima a los organismos internacionales. En la reciente reunión de CELAC en Santiago, Evo Morales levantó el tema de “la salida al mar como un derecho del pueblo boliviano”.

El Gobierno de Chile en los últimos meses ha insistido en la dificultad de diálogo mientras Bolivia judicializa su demanda en los órganos internacionales. El Gobierno Boliviano sostiene que diálogo y litigio no serían excluyentes si efectivamente hay voluntad para dialogar.

La relación entre Bolivia y Chile tiende a empeorarse. La Corte Suprema de Chile rechazó el recurso de amparo en favor de tres militares bolivianos acusados de portar armas ilegalmente al norte en la frontera con Bolivia. Bolivia acusa a Chile de haber obstruido la asistencia consular a los soldados detenidos el 25 de enero en Tulapampa y presentará un reclamo a UNASUR, CELAC, OEA o las instancias que sean necesarias para proteger a los conscriptos que ingresaron a territorio chileno en un operativo militar en combate al contrabando.

Después de años en proyectos que se creían consolidados, Chile no enfrenta temas que generan optimismo, como los Tratados de Libre Comercio por ejemplo, sino situaciones que sugieren incertidumbre como es el tema de una salida al mar para Bolivia y el próximo fallo de La Haya, por el diferendo marítimo con Perú.

Chile necesita un plan de acción creativo e innovador, aunque en ningún caso va a subsanar suficientemente el daño causado por una trayectoria manejada con populismo y demagogia para uso interno, donde no basta recordar que existe un tratado y donde se constata una escasa proyección internacional con la creatividad necesaria para la integración regional futura. En un marco amplio de buenas relaciones vecinales, Chile y Bolivia se benefician con la integración, y el tipo de soberanía que Chile no quiere sacrificar continuará siendo una abstracción que no se traduce en una pérdida efectiva de soberanía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La diplomacia Vaticana y la paz en Colombia

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

En octubre del 2004, fui invitado a la localidad de San Cugat (Cataluña) por los directores de la Escuela de Cultura de Paz de Barcelona, a un muy importante seminario sobre “lecciones aprendidas en procesos de paz de Colombia”, y por disposición de los asientos me correspondió estar al lado derecho de Ricardo Cannelli, miembro destacado de la Comunidad de San Egidio, que ayuda y apoya a la diplomacia vaticana en la resolución de conflictos internos de los países. Tuvimos oportunidad de intercambiar y ampliar opiniones sobre el conflicto interno colombiano y al final del seminario me dejó su tarjeta de presentación.

Volvimos a comunicarnos a mediados del 20011, para retomar el intercambio de opiniones sobre la desgarradora realidad de la guerra colombiana. Ricardo con su castellano matizado con acento romano, me invitó a la ciudad del Vaticano, donde la comunidad de San Egidio tiene su sede, a que ampliáramos visiones y perspectivas en la búsqueda de la paz para Colombia. El Papa Benedicto XVI anhelaba sinceramente un futuro pacífico para nuestro país.

Viajé a Roma en dos oportunidades en julio y noviembre del 2011, invitado por la Comunidad de Paz de San Egidio, donde pude intercambiar positivamente ideas y opiniones sobre el conflicto interno colombiano junto con las posibilidades de conseguirle una Salida Política. Hablé largamente con el profesor de historia Gianni La Bella y con el eclesiástico de la comunidad don Matteo Zuppi, hombre de paz, con diversas experiencias de acercamiento e inter-mediación de conflictos internos como los de Mozambique, País Vasco, Sri Lanka, Uganda , Congo y Colombia.

Luego se hizo realidad la famosa sentencia de JM Santos de que “él y solo él, tenía la llave de la paz de Colombia en el bolsillo” y, nuestro enriquecedor intercambio de opiniones se debió suspender. Pero no todo fue perdido.

Hoy me entero de que el jefe de la delegación negociadora de las Farc en la Habana Iván Márquez, agradece personalmente al Papa Benedicto XVI su apoyo diplomático y espiritual a los actuales diálogos de la Habana para encontrar una Salida Política y finalizar el conflicto social y armado de Colombia, lo que ha resonado positivamente en la Conferencia Episcopal de Colombia y su director Monseñor Salazar , que han convocado al pueblo católico colombiano de base, a movilizarse activamente por calles y carreteras en apoyo a los diálogos de la Habana.

No toda Colombia está con las ideas medioevales y regresivas de la religión-política del procurador Ordoñez. Por el contrario, se percibe una creciente esperanza renovadora y secular, en el espíritu católico de los colombianos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ecuador a las urnas este domingo 17 de febrero: Elecciones generales y debate de la izquierda

Sergio Ferrari (especial para ARGENPRESS.info)

A seis años de su victoria electoral de noviembre del 2006, el actual Presidente Rafael Correa buscará ratificar su mandato en las elecciones presidenciales de este domingo 17 de febrero. Desde entonces hasta hoy se produjeron transformaciones institucionales en el país sudamericano: una nueva Constitución; una primera ratificación de Correa a través de las urnas en abril del 2009; el inicio de la denominada “Revolución Ciudadana”. También, avances económicos y sociales. En paralelo, sin embargo, se avivaron fuertes tensiones entre el Gobierno y una parte de los movimientos sociales que no se reconocen en el proceso, lo que atiza el debate en la izquierda ecuatoriana.

Balance favorable

Las diferentes encuestas pre-electorales prevén el tercer domingo de febrero una cómoda victoria de Rafael Correa y su Alianza PAIS (Patria Altiva y Soberana) en la contienda donde además del ejecutivo se elegirán 137 miembros de la Asamblea Nacional y cinco representantes al Parlamento Andino. El actual presidente se mide con otros siete candidatos representantes de la izquierda, del centro y de la derecha conservadora.

“Aún los sondeos promovidos por la derecha anticipan que Correa podría ganar en la primera vuelta”, subraya en entrevista exclusiva Pedro Páez Pérez, ex ministro de Política Económica, y desde septiembre del 2012 Superintendente del Control del Poder del Mercado, nuevo ente de control de los monopolios, autónomo del ejecutivo.

Más allá del triunfo posible de Alianza PAIS, lo que está en disputa es “el proceso de transformación que vive Ecuador y que se refleja en los cambios positivos respecto a los 30 años previos”.

Según Páez ese aire renovador se expresa en numerosas esferas: nuevos criterios de redistribución del ingreso; aumentos y nuevas prioridades en la inversión pública que pasó de un nivel de alrededor del 4% del PIB en las 3 décadas neoliberales a cerca del 14% en 2008 y montó al 16.6% en 2012 –con un acento en la infraestructura-; significativas mejorías en la política social del Estado, incluyendo la salud y la educación. Según datos oficiales, el presupuesto oficial para la salud pública se triplicó entre 2006 y 2012; en tanto la inversión para la educación aumentó en igual periodo del 2.5 % al 5.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Para Páez, también es significativo el aporte activo desde Ecuador al fortalecimiento de la cooperación y la unidad latinoamericanas.

El Gobierno ecuatoriano ha promovido convenios múltiples con los gobiernos progresistas de la región e integra la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) junto con Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y una serie de Estados caribeños. Hace parte también de la UNASUR (Unión de las Naciones Sudamericanas) y de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

Además, ha renegociado inteligentemente la reducción y el pago de la deuda que en 2005 consumía el 40 % del presupuesto nacional.

“Lo que se construye en América Latina hoy tiene mucho de esperanza y frescura…que esperamos pueda profundizarse en rumbos más irreversibles y sostenibles de integración”, reflexiona Páez.

Sin embargo, “el problema en nuestro país es que al confrontar tanta vulnerabilidad estructural e histórica, a pesar que se avanzó considerablemente en estos últimos seis años, es mucho lo que queda por hacer”, reflexiona Páez. ”La evolución de la crisis mundial exige transformaciones estructurales mucho más profundas”, añade, incluyendo la transformación productiva y una intensa regulación antimonopólica que mejore la dinámica del empleo y los mercados internos reduciendo la dependencia del exterior.

Reconoce la necesidad de “crear un ambiente de diálogo entre el Gobierno y las organizaciones sociales y construir también un tejido social sólido. Hay que superar la falta de espacios de movilización de la sociedad civil como lo tuvo en la lucha contra el neo-liberalismo extremo”.

Crítica desde la izquierda

A pesar de ciertos avances constatados en los últimos 6 años, “es paradójico ver que la nueva Constitución promovida por Alianza PAIS, ahora no sea realmente aplicada” y se caiga en una variante de gestión del poder “caudillista y autoritaria” que viola los propios principios constitucionales, subraya Alberto Acosta en diálogo con este corresponsal.

Acosta, ex presidente de la Asamblea Constituyente, rompió luego con la alianza de Gobierno y se presenta ahora como candidato a presidente por la Unidad Plurinacional de las Izquierdas, coalición que agrupa a una decena de organizaciones sociales, indígenas y partidos progresistas.

Con el paso del tiempo ha ido aumentado el tono de sus críticas frontales hacia Correa a quien lo define – ratificando declaraciones recientes a otros medios de comunicación - como “un mal chofer…de esos que ponen las luces de guiño hacia la izquierda pero en verdad dobla a la derecha”. Y no acepta que el actual sea un Gobierno de izquierda o revolucionario.

Su crítica es política y programática: existen temas prioritarios donde no se ha avanzado en estos años, como la reforma agraria y la distribución del agua. Los campesinos, señala a nivel de ejemplo, representan el 86 % de los usuarios del agua de riego y controlan apenas el 13 %. Mientras los terratenientes que representan menos del 1% de las unidades productivas agrícolas, controlan el 64 % del agua de riego.

Se viola el derecho al trabajo, sostiene Acosta, a partir del decreto presidencial 813 que ha abierto el camino a despidos de miles de funcionarios públicos; Correa vetó la Ley del comerciante minorista que les aseguraba a este importante sector derechos y beneficios básicos; y se sigue persiguiendo a los trabajadores informales en las calles e incautando sus productos.

Con el agravante, insiste Acosta en diálogo telefónico, “que se está criminalizando a la gente que defiende los derechos humanos” y que promueve la movilización. “Existen más de dos centenares de dirigentes sociales con expedientes abiertos por terrorismo aunque no exista ningún grupo armado…”, fundamenta.

El Programa de su Gobierno para el candidato de la Unidad Plurinacional de Izquierda sería, esencialmente, el “respeto y la aplicación de la Constitución actual, dando paso a la reforma agraria, a una nueva lógica de distribución del agua, al respeto de los derechos humanos y ambientales”, refuerza en su intercambio con este corresponsal.

Perspectivas

Rafael Correa anticipó durante su campaña un programa de diez ejes para el periodo 2013-2017. Tres de ellos se plantean acciones en lo cultural, tecnológico y en la reforma urbana. Los siete restantes, proponen profundizar la denominada “Revolución Ciudadana”, el proyecto político de la Alianza PAIS de participación social para un cambio radical, profundo y rápido de la sociedad ecuatoriana.

Y que incluye la transformación constitucional-democrática; económico-productiva; ética; ambiental; social; de la justicia y la “revolución latinoamericana”. Según su visión el cambio social es la condición de otro concepto de desarrollo que debe promover Latinoamérica en dirección al “Buen Vivir”, es decir la relación armoniosa entre economía, participación ciudadana y equilibrio ambiental.

La campaña electoral ecuatoriana abre el espacio hoy a una discusión no menos fundamental. El modelo de país futuro y el marco político-institucional que lo debe enmarcar. Debate que una parte de los movimientos sociales y de la izquierda del país sudamericano quieren promover con la esperanza de rectificar el camino de un proceso con logros objetivos y con significativos desafíos pendientes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Yo ya tomé mi decisión. ¿Y usted?

Alberto Maldonado (especial para ARGENPRESS.info)

Me considero un hombre pensante. Por eso tomé mi decisión hace años. Pero se aproxima el 17 de febrero/2013 y debo confesarme, antes de que sea demasiado tarde. Yo respeto lo que cada cual (en tanto ciudadano de este país; o casi) haya decidido; pero como soy un escribiente de profesión, debo decir lo mío, cuando estoy a tiempo. No vaya a ser que el señor Domingo y sus muchachos, me salgan a decir que es demasiado tarde; y por eso me multan. ¿Qué sé yo? No soy ni siquiera candidato presidencial; y por eso no tengo la capacidad de auto designarme un “perseguido político” y tengo que pagar. De lo contrario, voy preso.

He estado atento a lo que proponen los y las candidatas presidenciales y/o vicepresidenciales. Y no sé si estoy mal o bien; pero encuentro una similitud entre ellos, por no decir una pobreza política extrema. La mayoría promete “mejorar” lo que ha hecho el economista Rafael Correa, que fue elegido en el 2006 (a finales) y que ha roto todos los records políticos, hasta aquí logrados, en materia de elección presidencial y reelección. En este Ecuador, país chiquito de Sud América, ni siquiera el doctor José María (Velasco Ibarra) pudo cumplir sus mandatos en cinco veces. Sólo de 1952 a 1956, pudo terminar el que le correspondía. Los demás, fue botado de Carondelet, como él lo hizo en 1944. Y eso que era el doctor Velasco Ibarra.

Comenzaré por el principio, para no ser más que don Perogrullo. Y el principio se llama Guillermo Lasso, un banquero de Guayaquil, que hace años apareció en la pantalla chica (la televisión) con una sonrisa de oreja a oreja, proclamando a los cuatro vientos su banco del barrio. Yo me dije para mi mismo: esa sonrisa no puede ser sino presidencial. Lamentablemente, no me equivoqué. El señor Guillermo Lasso supuso que los y las ecuatorianas, éramos desmemoriados, y que no nos acordábamos que fue superministro de economía, precisamente de Jamil Mahuad, el que nos dejó clavados en la dolarización USA (enero del 2000) y se fue mejor, a dictar clases en Harvard (EE.UU)

La sonrisa del heredero del ingeniero León Febres Cordero (que en paz descanse) no fue sino el principio de lo que vendría después. Don Guillermo Lasso les escribió unas cartas a los hijos (¿quién no puede escribir a los hijos y a los nietos?) y “metió la pata” al proclamar que durante su gobierno (si gana las elecciones, cosa muy difícil) subirá el bono de la pobreza, a los y las “vagas” de este país, de 35 a 50 dólares mensuales. El resto de los banqueros deben estar odiándole porque el Presidente actual, economista Rafael Correa, ni corto ni perezoso, les subió a los 50 dólares prometidos por Lasso, pero restándoles lo que los banqueros debieron haberle pagado al Estado, de sus ganancias. De los 400 millones de dólares, y pico, que ganaron en el 2011, los banqueros tuvieron que dar al Estado para pagar el bono, a cerca de dos millones de ecuatorianos y ecuatorianas, de las ganancias que, con plata ajena, tenían estos caballeros. Eso no le perdonarán nunca.

Me quedan 6 más. Va por la quinta vez que el super millonario, señor Álvaro Noboa Pontón, de Guayaquil, vuelve a la palestra pública, como aspirante a Carondelet. El mismo lo ha dicho: que nadie le gana en hacer plata. Y lo ha demostrado, hasta la saciedad. Para eso solo tiene que ser auto candidato presidencial; así pierda. Cuando ya es candidato presidencial y quieren cobrarle, debe (solo por el año 2005) la bicoca de 90 millones de dólares (sin intereses) y como no quiere pagar, se declara “perseguido político” En esto se parece al señor Emilio Palacio, que sin que haya motivo alguno, se fue a vivir en Miami (EE.UU.) porque quiso y porque ahí le tenían los herederos de la fortuna Pérez, la “chamba” que necesitaba para vivir Solo que su mujer (me refiero al candidato presidencial) de apellido Azim, que es médica, era de que le diga al señor Noboa que cuando hace regalitos (como lo visto por la televisión, oído por la radio y leído en la prensa escrita) es como denunciarse, de acuerdo a la Ley Electoral en vigencia. Dicen (no está comprobado) que el propio Mahuad, le robó la presidencia en 1998. Y como no puede salir del país, por orden judicial, se ha proclamado “perseguido político”. Y como le multaron por estar llevando regalitos, no quiere pagarle al Estado ni la multa (algo más de 3 mil dólares) peor los 90 millones de dólares que debe. Es decir, el super millonario Noboa no quiere pagarle al Fisco nada. Para eso es candidato presidencial. ¿Y cuando no lo sea?

Me quedan algunos. El próximo tiene por nombre Lucio Gutiérrez Borbúa y gobernó este país de principios del 2003 a abril del 2005, cuando debía hacerlo hasta el comienzo del 2007. Fue echado del poder por los “forajidos” nombrecito que muchos (el actual Presidente) lo utilizaron porque así lo pedía el buen señor y el fotógrafo chileno (residente en este Ecuador) que murió un día antes de que don Lucio deje el poder. Ha prometido en campaña que no va a volver a cometer los mismos pecados que los cometió ayer. Nadie de las y los ecuatorianos le cree en lo que se ha compuesto, solo en eso de correr al helicóptero salvador, sin caerse. Anda diciendo que durante su gobierno (2 años y pico) les iba mejor a los y las ecuatorianas; a lo que el propio Presidente-candidato (el economista Rafael Correa) le responde que mejor nos iba a todos, cuando a inicios de la República (1830) y que entonces a todos nos iba mucho mejor, ya que los costos de los productos no aumentaban.

Olvidaba al pastor señor Nelson Zabala, que es uno de los pocos “obispos luteranos” que hay en este país. Trata de reemplazarle a don Abdalá Bucarám (agosto de 1996 a febrero de 1997) que a título de “perseguido político” sigue gozando de la buena vida en Panamá, desde hace 16 años. Yo sostengo que hubiera estado en la cárcel unos 4 meses (como lo estuvo su sucesor, don Fabián “Fabiolo” Alarcón) que siendo Presidente del Congreso pasó a Presidente Interino del Ecuador, aún cuando no había esa función en parte alguna. El obispo, señor Zabala, tiene lengua larga (igual que su querido Abdalá, el exilado permanente en Panamá) y por tener la lengua larga, pretende ser más papista que el Papa, y eso que le tiene de “asesor” al diputado Abdála Junior. Al pobre señor le salieron al paso los carismáticos y los que no lo son; y le obligaron a callarse. A poco reapareció el señor don Abdalá Bucaram, quien, rompiendo su cómoda vida en Panamá, le salió al quite. Don Zabala anda por ahí disputándose con los “nuevos” el último puesto. Al extremo que don Abdalá junior y su agraciada esposa (doña Gabriela Pazmiño) andan tratando de que por lo menos sean elegidos asambleístas, para no quedar tan mal..

Aún tengo que hablar del Alberto Acosta y de su Alianza de Izquierdas, nombrecito puesto por el principal periódico sipiano (de la SIP-CIA) El Comercio de Quito. Yo sigo sosteniendo que don Alberto tenía algún chance en su Alianza País y que era el heredero natural del economista Correa. Digo mal. He leído algunas cosas del economista Correa y de mi “tocayo” Alberto y sostengo que más me gusta el Alberto, como “analista político”. Solo que este, cuando era Presidente de la Asamblea Constituyente que se estableció en Montecriti (la tierra de don Eloy Alfaro) pretendió extenderse “un par de meses“ más, hasta terminar el tarea. Y tuvo que dar un paso al costado porque tal pretensión podía dar al traste con el proyecto Correa. Desde entonces, el tocayo Alberto anda muy unido al Movi miento Popular Democrático (MPD) que se especializó en tirar piedras al que pasaba por la U. Central; y que no ha le ha rendido cuentas a nadie. ¿No son (o eran del MPD) los que dieron soberana paliza al otro aliado de estos días, el señor que fue Vicepresidente de la República, don León Roldós, solo por haber sido hermano del Presidente que murió en el sur del país, un 24 de mayo del 2001, cuando fue Presidente (por sucesión) el Dr. Oswaldo Hurtado Larrea.

Me quedan los dos jóvenes que ojalá se estén preparando en estas elecciones. Me refiero a don Norman Wrigth y a don Mauricio Rodas. Los dos, con sólidas bases de la derecha en actividad. Ojalá se acuerden de los dos después de unos años y cuando la derecha económica y política regrese. Porque la “ley de péndulo” está en vigencia; y quién sabe.

He dejado para el último mi decisión. Como está prohibido, por Ley, que declare mis inclinaciones políticas y trate de inducir a viejos y jóvenes (hombres y mujeres) a votar por alguno, me abstengo de hacerlo. Solo sé que yo y mi familia vamos a votar el próximo domingo 17 de febrero. por alguien que ojalá esté en el Poder unos 20 años más. He dicho una barbaridad; pero, de las esperanzas también vive el hombre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Obligados…

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

El aclamado “Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016 (1)” lejos de ser un proyecto serio y liberador para las mayorías argentinas; profundiza el neoliberalismo pedagógico reinante hace más de 40 años…

Con sutilezas y represión excedente: Von Hayek, Schultz (Teoría del Capital Humano) y Friedman se vienen imponiendo desde 1966. Desde el Banco Mundial hasta la Unesco y sus amanuenses.

El aumento de la obligatoriedad (o su idea) y la jornada extendida escolar también deben ser miradas críticamente como decisiones de la ingeniería social gestada por la plutocracia.

Romina de Luca en “La cobertura ideológica de la reforma educativa menemista: el Congreso pedagógica de 1984” ya señalaba que “el aumento de la obligatoriedad escolar difícilmente responda a un aumento de la complejidad del mundo contemporáneo, acentuada en la última veintena de año. Tampoco se trata de que el tiempo de “aprendizaje” actual para desempeñarse en el mundo del trabajo (debido a las “nuevas tecnologías”) sea más largo. Los contenidos educativos de la reforma, que ya están presentes en el Congreso cuando habla de “preparar para la vida”, privilegian los aspectos actitudinales por sobre los cognitivos. Algo coherente con las tendencias propias del capitalismo a la descualificación del trabajo y a la creación de una vasta población sobrante. Que se porte bien, aunque no aprenda nada… (…) Con el aumento de la obligatoriedad no solo se intenta ocultar el aumento exponencial del ejército de reserva, los desocupados, sino también disciplinar a los “privilegiados” que constituirán el activo de la clase obrera (2)”.

Jóvenes: incluidos, habilitados y empleables

¿Qué sucede que los pibes y las niñas deben ingresar antes a las instituciones escolares, quedarse más tiempo y/o retomar sus estudios si fueron expulsados? El paradigma de la “inclusión” y las Metas Educativas 2021 (acuerdo de la mayorías de los países latinoamericanos más España y Portugal) merece ser revisado.

La Teoría del Capital Humano le encontró la vuelta. Con ingenio ahora se denomina “formación permanente, flexible, polivalente e inclusión educativa y de calidad”.

Mientras el pasado 5 de diciembre Alberto Sileoni y Bernardo Kliksberg presentaban el programa “Cómo comprender el mundo” para estudiantes del secundario dentro del aprobado “Plan educativo 2012-2016” (3); días después el BID lanzaba “Gradúate XXI” para reducir la deserción escolar en América Latina (4). El Banco Interamericano de Desarrollo en ese informe detalla que pretende “generar soluciones para que más jóvenes permanezcan en la escuela”.

Coincidencia o no, basta leer entre líneas lo que escribe Rosario3.com: “El BID indicó que está trabajando conjuntamente con los gobiernos de América Latina para cerrar la brecha en el acceso a la educación y para mejorar la calidad de educación en las secundarias (4)”.

Y por si quedan dudas – de lo afirmado por De Luca y/o el por qué del Plan Educativo 2012-2016, símil a Unesco y BID- viene bien lo siguiente.

Otro estudio del BID (Desconectados: habilidades, educación y empleo en América Latina”) sostiene que la “escuela no prepara a los jóvenes en las habilidades blandas, o socioemocionales, que más demanda el mundo laboral, como la cortesía, la responsabilidad, el respeto, la adaptabilidad, la puntualidad y el trabajo en equipo (5)”.

Aunque el documento de la “Banca” considera relevantes las “habilidades cognitivas” de los estudiantes empleables… son más que rotundos cuando expresan: “Una gran brecha entre las habilidades que se aprenden en la escuela y lo que necesita el mercado (5)”.

Educar jóvenes para el mercado es pedagogía al servicio del mundo empresarial. Bien distante de la democracia y de lo público, carcomido (vía marco jurídico) por los intereses corporativos.

Niños: encerrados y consumidores

¿Me pregunto asimismo por qué la plutocracia “manda” obligatoriamente a pibes de 4 años a la escuela?

Me inclino – con el derecho a poder cambiar mi opinión- (currícula de por medio, teorías pedagógicas y de la infancia preponderantes, justificaciones de vulnerabilidad social en los niños, e intereses privados) a que el neoliberalismo va gestando desde casi antes de nacer las subjetividades que necesita para su orden social.

El neoliberalismo en Argentina destruyó personas, familias, barrios, pueblos, ciudades, lazos y patrimonios en común. Materialmente y simbólicamente estamos desamparados.

Y por más que los pibes (y/o bebés) concurran a jardines o instituciones escolares desde lo antes posible; si no hay una reconstrucción social (que implica derrotar a la plutocracia)… la “obligatoriedad” debe ser mirada como una “sutileza” del proyecto neoliberal.

La psicóloga Inés Rosbaco es categórica: “Muchos niños marginados viven en lugares en que se han instalado las mafias de narcotraficantes, barrabravas de clubes, grupos de trata de blanca, etc., que exponen la vida de los habitantes del barrio a toda hora, como por ejemplo, cuando son sorprendidos en medio de balaceras impredecibles. Las plazas y espacios verdes de los barrios han dejado de ser lugares de diversión, juego y/o esparcimiento. Los “narcos” se han apropiados de éstos. Los niños viven encerrados, lo que de por sí quita posibilidades de enriquecimiento a la constitución psíquica (6)”.

El niño empobrecido, encerrado, consumidor de objetos sin sentido y desubjetivado es consecuencia del neoliberalismo. E insisto si no se lo “ampara” primero con un cambio de políticas estructurales… la “obligatoriedad” es mala fe y perversión.

En definitiva: el neoliberalismo nos dejo “desamparados” (destruyendo a adultos, impidiendo serlos y reduciendo esos espacios públicos, sociales y culturales que son un buen lugar para que niños y niñas transiten antes del preescolar) y ahora propone el “refugio” de la “sala universal de 4 años”.

Vale desconfiar ante tanto lenguaje y propaganda oficial y seductora…

La lucha teórica, política y pedagógica

Frente a este nuevo gato encerrado que “mandaron” desde el ministerio de Educación de la plutocracia es imprescindible que forjemos qué pensamos y deseamos los docentes. Más allá de la mirada cuantitativa (proceso de privatización del sistema escolar) es preciso que se sumen aportes a nuestra lucha teórica y política. El Segundo Congreso Nacional de Educación del año pasado debe ser un reinicio motivador.

Quizás quede profundizar y conocer más sobre el “Plan Nacional de Educación Obligatoria”… y la importantísima columna que es la “Formación Docente”.

Queda abierta la invitación de una lucha que ganaremos entre todos los que aspiramos a otra Argentina: libre, solidaria y democrática.

Notas:
1) “La educación debe ser nacional, popular y profundamente federal”. Tèlam. 05-02-2013
2) Razón y Revolución Nº 13. Invierno de 2004. Edición electrónica.
3) El plan educativo. Página 12. 05-12-2012
4) BID lanza “Gradúate XXI” para combatir deserción escolar en América Latina. Rosario3.com 14-12-2012.
5) Según un estudio, la escuela no promueve las habilidades que demanda el mundo laboral. Síntesis Educativa. 18-07-2012
6) “Contra viento y marea: prácticas docentes con niños marginados”. Inés Rosbaco.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Argentina es un país sin Estado”

REVISTA SUDESTADA - ANRED

Atilio Borón es uno de los observadores críticos más interesantes para analizar el presente político de América Latina. Pero el politólogo y sociólogo también nos permite indagar, a partir de una mirada marxista de la realidad, en lo que elige denominar como “el lado oscuro” del modelo kirchnerista, en las dificultades de la izquierda para caracterizar correctamente el presente y en la distancia existente entre el discurso y la realidad entre las fuerzas en pugna en la Argentina. Una entrevista para comprender mejor las contradicciones de un Estado en crisis.

–Revista Sudestada: ¿En qué elementos señalarías fortalezas y debilidades de la gestión kirchnerista?

– Atilio Borón: Un elemento fundamental fue la salida de la crisis económica de 2001-2002. Es decir, la recuperación de la economía a partir de 2003 y la expansión importante del empleo, sobre todo en esos años. Se habla de una cifra que ronda los 4 millones de nuevos puestos de trabajo, pero el dato significativo es que la mayoría se creó entre el final de 2002 y el 2005. Queda también la asignación universal, la cobertura previsional muy importante, una cierta recomposición salarial. Esos son los elementos fundamentales que hacen a la permanencia del kirchnerismo. Por supuesto, aquí hay que agregar la política de derechos humanos, sobre todo en su aplicación a los genocidas. Otros elementos serían la renovación de la Corte Suprema, que le dio un cierto viso de legitimidad al nuevo gobierno, más la expansión en la inversión en el sector educativo; todo un conjunto de elementos que abonan la tesis de que se superó la crisis, además de que la economía creció mucho durante gran parte de este período. Sumemos la reestatización de las AFJP, la de Aerolíneas –que es un negocio no muy claro porque no es del Estado argentino y la situación es muy vidriosa– y el tema de la compra de las acciones de Repsol, todo lo cual da una imagen de un gobierno que resolvió los graves problemas que tuvo la Argentina.
Pero es una imagen que hoy en día está seriamente cuestionada. Primero, porque se ha visto el lado oscuro de este modelo. Un modelo que no hay que profundizar sino cambiar, así de simple. Un modelo que supone expansión de la soja sin límite, del agronegocio utilizando sicarios para desalojar comunidades campesinas en el noroeste, un modelo que hace reventar la Cordillera de los Andes con la megaminería a cielo abierto, que precariza la relación laboral: cerca del 40% de los empleados públicos gana parte de su salario en negro.
Más allá del problema de orientación general, yo no creo en un “capitalismo serio”, como sí cree el gobierno de Cristina. Creo que el capitalismo es como es, serio o risueño, y en ese sentido este rumbo no me resulta para nada satisfactorio. Tenemos un panorama económico muy complicado por delante, un problema de inflación gravísimo. Y como no se reconoce la inflación, el problema es doblemente grave. Se hace un planteo absurdo al pensar que la inflación sólo se combate con políticas ortodoxas, lo cual es falso. Se puede tener una política anti inflacionaria sin caer en la doctrina neoliberal. ¿A favor de qué? A favor de la enorme concentración de la economía argentina: una economía en la que uno controla 500 empresas, y en realidad controla el 70% del Producto Bruto Interno. Tenés un tema energético que viene de arrastre hace muchos años y hubo una absoluta inacción –por no decir complicidad– con el saqueo que se produjo en este país; tenés un Estado que no obliga a las concesionarias a cumplir con los contratos de privatización, creciente malestar social y problemas todos los días en los ferrocarriles de pasajeros.
Y como marco, una crisis general del capitalismo que lejos de amainar, cada vez se profundiza más. A nivel informal, por ejemplo, en los pasillos del FMI los economistas pronostican off the record que la crisis recién va a empezar a ser revertida en 2018. En ese contexto, la Argentina tiene una agenda muy complicada por delante. ¿Cuál es el proyecto de desarrollo económico? No hay. Y hay un gobierno muy desarticulado que, al no tener una oficina central que planifique la gestión, comete errores muy fuertes, porque no hay coherencia entre los distintos ministerios. Errores como el de mandar la Fragata Libertad a Ghana, o el error elemental de decirle a Cristina que vaya a Harvard…
Argentina es un país sin Estado. Es una tesis fuerte, pero es real. Por ejemplo, no hay Estado porque las concesionarias hacen absolutamente lo que quieren sin ninguna clase de control por parte de las autoridades públicas, y pagando cifras cinco veces superiores a las de Europa por el mismo servicio. No hay nadie que te defienda. Tenés el Estado ausente en las carreteras concesionadas; están arrasando con toda la riqueza pesquera del Atlántico Sur. ¿Y por qué? Porque el Estado no tiene recursos para poder ofrecer garantías mínimas de funcionamiento a la flota de mar.
Este es el escenario general, con logros importantes pero también con enormes asignaturas pendientes que están conspirando seriamente contra la estabilidad del gobierno.

–RS: Tu idea de un Estado ausente se contrapone fuertemente con la imagen discursiva que se difunde desde el gobierno, de un Estado recuperado, presente, etc…

–AB: En pocos países hay tanta distancia entre el discurso y la realidad como en la Argentina de hoy. Es así: el discurso es el de un Estado presente, fuerte, actuante, pero cuando salís a la calle, te das cuenta de que no hay Estado. Y la razón no es mala voluntad, sino que es un país con un Estado fundido, que no tiene recursos porque existe un régimen tributario que capta ingresos en los sectores más pobres de la sociedad, mientras que los sectores más ricos no ponen ni un centavo. Un ejemplo: Cristina dijo que cambió 2 millones de dólares y los puso en un plazo fijo en pesos. Al cabo de un año, ella no va a pagar un centavo de impuesto a las ganancias. El sueldo de un enfermero o de un recolector de basura, que gana 8 mil pesos, sí paga impuesto a las ganancias. Con esa estructura de captación de ingresos no se puede sostener un Estado en serio. ¿Por qué? Porque durante diez años se fugaron dólares en una proporción fenomenal, y ahora no queda un mango. Un Estado sumamente debilitado, en un esquema económico super concentrado y extranjerizado. La economía de la Argentina es una de las extranjerizadas de América Latina, si no la más. Entonces no tenés muchos elementos tampoco como para hacer política.

–RS: Otro elemento discursivo muy fuerte desde el kirchnerismo es intentar igualar el modelo argentino al de otros procesos en marcha en América Latina. ¿Cuál es tu mirada?

–AB: América Latina tiene cuatro tipos de regímenes políticos. Un régimen revolucionario, estabilizado, consolidado, que es Cuba. Más allá de sus dificultades puntuales, es una revolución socialista consolidada, que ha producido algunos resultados notables y que ha resistido más de 53 años de bloqueo.
Después, tres gobiernos que constituyen una izquierda en la región: Venezuela, Bolivia y Ecuador. Son países que no solamente en la retórica, sino en la ejecución de algunas políticas estratégicas importantes, señalan un camino que va hacia la construcción de un socialismo de nuevo tipo. Un socialismo del siglo XXI, como yo le llamo: gran expansión del control social y político de sectores claves de la economía y procesos muy acelerados de redistribución. Por ejemplo, Venezuela es hoy uno de los países con mejores índices de igualdad social según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en medio de muchas dificultades también. A esos países podemos colocarlos en la antesala del socialismo, que es un proceso largo y complejo, sobre todo en esta parte del mundo, que es el patio trasero de Estados Unidos.
Por otro lado, un tercer grupo de países; lo que yo llamo el progresismo: Argentina, Brasil y Uruguay. Son aquellos que se encaminan hacia una modernización capitalista, no a la creación de un proyecto socialista. Hay una diferencia muy clara allí: por más que existan algunos acuerdos importantes donde van convergiendo ciertas fuerzas hasta un punto, luego va a haber una separación. Y tenés un cuarto grupo de países: el bloque más reaccionario de América Latina, incluyendo a México y a gran parte de Centroamérica, en manos de gobiernos de derecha radical y en algunos casos fascistas, y después toda la vertiente del Pacífico: Colombia, Perú y Chile. Esos son los países aliados incondicionales, peones de la política imperialista de Estados Unidos.
Entonces, gobiernos como el de la Argentina pueden avanzar con los del grupo socialista siglo XXI, pero son avances con algunas limitaciones. En algunos temas puntuales se ponen de acuerdo y no hay que menospreciar que Argentina, Venezuela y Brasil se unificaran para derrotar al ALCA, por ejemplo. Hay que evitar el simplismo de cierta izquierda dogmática que desestima estas diferencias, precisamente porque no hace política. Cuando hacés política tenés que moverte en una zona de grises, no de blancos y negros, donde estos proyectos en algunos planos pueden marchar juntos, pero no son modelos iguales. La prensa de derecha está atacando mucho con la comparación con Venezuela, incluso algún sector de la ultra izquierda, y hablan de que la Argentina se “chavizó”, pero eso no representa una descripción adecuada de lo que está ocurriendo. Basta un dato para confirmarlo: hoy el presupuesto nacional de Venezuela casi en un 59%, pasó a ser directamente administrado por los Consejos Comunales porque ha habido una transformación sustancial del Estado en dirección a una democratización y hay un empoderamiento de la población, un avance enormemente importante.
En la Argentina, lejos de eso, se produjo una concentración de los pocos recursos financieros del Estado en manos del Ejecutivo, así que no hay muchos puntos de contacto. Gobiernos de diferente signo político, pese a ello, pueden avanzar y eso es muy importante. En Del socialismo utópico al socialismo científico, Engels señala que a veces en política uno puede tener desacuerdos puntuales en una relación de fuerzas, pero tiene que tener la capacidad de mirar si el significado histórico no puede trascender ese desacuerdo y dar origen a un proceso de acumulación que potencialmente permita un nivel superior de evolución del proceso político. Es muy interesante el razonamiento, y creo que con relación al kirchnerismo se aplica bastante. Si bien el kirchnerismo tiene un proyecto económico que en el fondo es el “capitalismo serio”, por otro lado bate el parche del crecimiento con igualdad y en contra de las incursiones del imperialismo. Y de repente, eso puede transformarse en una fuerza que permita la superación de esta situación actual y poder establecer, desde un escalón superior, un proyecto sí efectivamente socialista. Es una expresión que aplicada al caso argentino no deja de ser significativa. Porque vos estás produciendo la fermentación de la conciencia política, que choca contra las limitaciones del modelo K. Pero este choque puede que no signifique volver al estado anterior, sino que puede producir un salto cualitativo en la conciencia de grandes sectores de la población. De repente, a partir de allí, tenés condiciones para hacer una política de izquierda mucho más profunda. Es decir, no es lo mismo un gobierno que predique la necesidad de la austeridad, de la disciplina fiscal y todas esas cosas, que uno que diga que lo importante es el crecimiento con equidad, porque hay gente que se va a tomar en serio eso y cuando llegue el momento va a exigir esa equidad. El discurso tiene sus trampas: sirve para engañar o manipular, pero tenés que tener cuidado porque mucha gente se lo puede tomar en serio, y el día de mañana se presenta por ventanilla a cobrar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El Millón de Gioja

Miguel Bonasso (ACTA)

El gobernador sanjuanino José Luis Gioja se convirtió el 30 de enero en una de las grandes figuras del surrealismo mundial cuando “reveló” ante la prensa el resultado de una auditoría ambiental, “interdisciplinaria e independiente”, según la cual Barrick Gold no afecta glaciares ni áreas periglaciales en sus minas de Veladero y Pascua Lama.

El gobernador hizo el anuncio sin ruborizarse, flanqueado por el ingeniero Eduardo Jorge Millón, Director de Hidráulica de la provincia y ex empleado de la Barrick Gold. Lo que se dice un hombre congruente. Sobre él escribí en mi libro “El Mal. El Modelo K y la Barrick Gold. Amos y servidores en el saqueo de la Argentina”: “En el año 2004, cuando José Luis Gioja se estrenaba como gobernador, designó al ingeniero de apellido premonitorio como Director del Departamento de Hidráulica. Entonces el Millón funcionario aprobó el plan hidráulico diseñado por el Millón empleado de la Barrick en cuatro actas, donde se fija el canon que debía pagar la Barrick en cinco años de explotación (de la mina Veladero).

“Parece increíble pero es cierto: 170.250 pesos por cinco años. Es decir 93 pesos por día. Lo que paga una familia sanjuanina por mes. Sólo que la familia gasta 15 mil litros por mes y Veladero 288 millones. Ese es el tipo de alianza que el ‘modelo’ vigente establece como vínculo entre lo privado y lo público. El Millón empleado de la Barrick le certifica el plan hidráulico al Millón funcionario y el Millón funcionario le regala el agua a la Barrick, que acaba pagando el 0,16 por ciento de lo que le cuesta el agua a los usuarios domiciliarios”.

Ahora Millón regresa triunfal con esta “auditoría multidisciplinaria e imparcial” con la que se pretende reemplazar el inventario nacional de glaciares y áreas periglaciales que establece la ley 26.639, impulsada por el autor de estas líneas. El inventario sigue sin llevarse a cabo por la manifiesta desobediencia de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, que vetó la primera versión de la ley en 2008 y tuvo que aceptar a regañadientes que el Congreso se la impusiera en 2010.

Tanto Gioja como sus mandantes de la minera canadiense, apelaron a la justicia para frenar –con una medida cautelar- la aplicación en San Juan de la Ley de Protección a los Glaciares y las Áreas Periglaciales. La Barrick se autoincriminó al alegar que la norma afectaba sus intereses; una manera de reconocer que pensaba actuar sobre glaciares y áreas periglaciares.

En julio del año pasado la Corte Suprema de Justicia derogó las medidas cautelares dictadas por el juez federal de San Juan, Miguel Gálvez, y declaró la plena vigencia de la Ley de Glaciares. Con la “auditoría”, Gioja hizo lo que es costumbre o vicio en él: simular que cumple la ley para violarla.

El gobernador, rico en medios, es tan indigente en palabras (o se siente tan impune) que no vaciló en proclamarlo ante la prensa: “Estamos cumpliendo con esta ley, que para nosotros es inconstitucional, pero que igual la estamos cumpliendo. Vamos a seguir defendiendo nuestros derechos porque estamos convencidos que el crecimiento de la provincia viene de la mano de estas actividades”. Los “derechos” a los que alude no son los de los ciudadanos argentinos sino los de la megaminería del cianuro, que también “viene por todo”: en Vancouver, ante los empresarios megamineros del Canadá, el Secretario de Minería Jorge Mayoral, aseguró que las inversiones en el sector rondarían los 20 mil millones de dólares. Sólo Barrick tiene anunciado invertir 9.300 millones de pesos este año y asegura que ya lleva desembolsados 3700 millones de dólares en Pascua Lama, cuya primera producción de mineral podría estar lista para la segunda mitad del año que viene.

Tanto Barrick Gold, el mayor productor de oro del mundo, como sus servidores en los gobiernos nacional y provincial, temen que la ley de glaciares se interponga con las fabulosas ganancias que proyectan. La empresa reveló que el oro puede volver a trepar a 2000 dólares la onza este año, lo que supone una renta extraordinaria considerando que el costo de producción –según el informe oficial de un alto ejecutivo- no supera los 50 dólares por onza.

Antes de “revelar” la auditoría surrealista, el gobernador Gioja estuvo de visita en Veladero y Pascua Lama, acompañado –entre otros- por el capo de Techint Paolo Rocca. También recibió la visita y el espaldarazo del ministro de Planificación Julio De Vido.

Pero el informe del Millón, que varios medios del establishment (como el Dow Jones Business News) se tomaron en serio, provocó el repudio generalizado de las principales organizaciones defensoras del medio ambiente. Greenpeace lo calificó de “vergonzoso”. La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) recordó que un inventario serio y transparente constituía el corazón de la Ley de Glaciares. Enrique Viale, de Abogados Ambientalistas, se nos anticipó y calificó la auditoría como “surrealista”. El “Diario Libre” de San Juan, uno de los pocos medios que no controla directamente el gobernador, recordó que Millón había trabajado para Barrick, que la Corte Suprema todavía tenía en trámite dos demandas contra la minera canadiense y que el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), aún no había realizado el inventario nacional que ordena la ley.

Diario Libre afirma sin ambages: “Este resultado es alarmante, puesto que ya quedó demostrado, con los propios Informes de Impacto Ambiental presentados por la empresa propietaria de las minas Veladero y Pascua Lama que la afectación de glaciares y del ambiente periglacial es un hecho. El informe admite, autoincriminando a la empresa, que el proyecto Pascua Lama afectará alrededor de 300 hectáreas de permafrost (suelo congelado que está protegido por la ley de glaciares y que forma parte del ambiente periglacial).”

El 12 de octubre de 2011 –fecha que no elegí por la supuesta “raza” ni por el codicioso navegante genovés que llegó a este continente buscando el oro- presenté mi libro “El Mal”. Allí acusé a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner; al Secretario de Minería, Jorge Mayoral; al Secretario de Hacienda Juan Carlos Pezoa y al gobernador Gioja, por tráfico de influencias en beneficio de la Barrick Gold. Un delito que el Código Penal castiga con penas de uno a seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer la función pública.

Como investigo seriamente lo que escribo, llevé esa acusación ante el juzgado federal número dos, a cargo del doctor Marcelo Martínez de Giorgi. Que yo sepa no pasó nada en la justicia federal y tampoco me contestó ninguno de los funcionarios denunciados.

Estoy pensando seriamente en iniciar una (tardía) carrera como actor de cine para ver si obtengo una respuesta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ley de Bosques: Una Ley que sigue verde

Daniel Diaz Romero (PRENSA RED)

La norma legal, conocida también como “Ley Bonasso”, es letra muerta porque no se cumple, mientras tanto una hectárea completa de bosque nativo es desmontada porque en el país se pierde esa extensión cada dos minutos. Así que saque la cuenta. Dieciseis provincias presentaron sus propuestas de ordenamiento de bosques nativos, de las cuales la Secretaría de Ambiente de la Nación rechazó dos: la de Córdoba por no cumplir con los requisitos mínimos de conservación de sus bosques y la de Corrientes por enfrentamientos políticos.

Desde hace décadas nuestro país atraviesa un proceso de emergencia forestal. En gran medida, por la expansión de la frontera agropecuaria y el auge -en la última década- del cultivo de la soja transgénica: En 1991, la relación bosque-cultivo sojero era de 7 hectáreas a 1 hectárea. a favor de los bosques. En el año 2009, la relación varió drásticamente: 1,62 hectáreas a 1hectárea. En otras palabras, entre 1991 y 2009 los bosques se redujeron un 14%.

Ante este panorama se establecieron los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración y conservación de los bosques nativos, mediante una ley sancionada el 28 de noviembre de 2007 en el Parlamento Nacional. De esta forma, nació la Ley Nacional N° 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, promovida por el entonces diputado nacional Miguel Bonasso.

La norma surgió originalmente para frenar el avance de la frontera agropecuaria en el Norte y Noroeste argentino, que sufrían desmontes irracionales.

La Ley, además, creó un Fondo Nacional para la Conservación. En ese marco, las provincias debieron cumplir con la elaboración y sanción de su propio Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo (OTBN), que implicaba la clasificación de sus bosques, de acuerdo a distintas categorías de conservación y de uso.

Todo hacía suponer que se implementaba una política ambiental de estado, una mirada que se imponía, desde hacía décadas, en Argentina.

Sin embargo, mientras usted, lee estas líneas, una hectárea completa de bosque nativo es desmontada, pues en el país se pierde esa extensión cada dos minutos. Cerca de 300.000 hectáreas de monte –calculan los especialistas-se pierden anualmente.

Desde la Secretaría de Ambiente de la Nación son optimistas: “En la evaluación realizada a finales del año pasado, por imágenes satelitales, constatamos que se frenó un 50 por ciento la deforestación y que en las provincias con mayor superficie boscosa del país, entre ellas Chaco, se comprobó que la deforestación ilegal manifestó un importante retroceso”.

Los bosques no son solo un paisaje; encierran un complejo universo de vidas secretas: recursos naturales y genéticos, servicios ambientales que se entrelazan con culturas campesinas de quienes habitan los territorios boscosos en nuestro país.

Desde Greenpeace, afirman que “de los bosques obtenemos bienes y servicios indispensables para nuestra supervivencia: alimentos vegetales y animales, maderas y medicamentos entre otros productos. Los bosques juegan un papel fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Por ello, las bosques son el patrimonio natural más importante pero también el más amenazado”, concluyen los ambientalistas. Los desmontes irracionales producen pérdida de biodiversidad, desertificación e inundaciones. En este proceso de destrucción cientos de campesinos e indígenas –tradicionales ocupantes de nuestros bosques- son desalojados por las topadoras, y muchas veces esto sucede con permiso de las provincias.

En realidad, solo unas 16 provincias presentaron sus propuestas de ordenamiento de bosques nativos, y de ellas, la Secretaría de Ambiente de la Nación rechazó dos: la de Córdoba por no cumplir con los requisitos mínimos de conservación de sus bosques y la de Corrientes por enfrentamientos políticos.

Otras provincias presentaron propuestas polémicas, como Formosa, que habilitó gran parte de su territorio para el desmonte y fue aprobado sin objeciones desde el gobierno nacional.

En este mapa de conservación, aun quedan algunas provincias que no presentaron sus propuestas, como es el caso de La Rioja, para sumarse a los distritos que la Ley considera aptos para recibir fondos, destinados a Planes de Manejo y Conservación de Bosques.

Culturas emboscadas

Cuando diferentes sectores propiciaron la sanción de la Ley de Bosques en Argentina, no lo hicieron solo con el ánimo de proteger los bosques como paisajes; organizaciones sociales, campesinas e indígenas de todo el país, como la Federación Agraria Argentina, el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), la Organización de Pueblos y Naciones Indígenas en Argentina (ONPIA) y la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (FUNDAPAZ) manifestaron su preocupación ya que “en este proceso de destrucción del medio ambiente cientos de familias campesinas e indígenas son desalojadas, en muchos casos de manera violenta”.

Por eso, la “Ley Bonasso” establece una moratoria para los desmontes en todo el país, a partir de la cual cada provincia debe desarrollar un ordenamiento territorial en las zonas de bosques nativos para que el territorio sea utilizado de manera racional, compatibilizando las necesidades sociales, económicas y ambientales.

Las estadísticas son escalofriantes: por año se desmontan 250.000 hectáreas de monte nativo, principalmente en la eco-región del Chaco Seco, donde se produce el 70% de la deforestación por la expansión agrícola y ganadera. El Chaco Húmedo y la selva de las Yungas de Salta y Tucumán forman parte también de la lista de áreas amenazadas. La Selva Misionera alberga la más alta biodiversidad del país, pero sólo queda un 7% de la superficie original. A la destrucción del bosque para conversión en tierra de cultivo se le suma el reemplazo de selvas por forestaciones implantadas, para uso industrial.

Los bosques: ¿un barril sin fondos?

Los fondos que ofrece la Ley de Bosques deben ser utilizados para retribuir a los productores y a las provincias que conservan sus bosques. Ese es el espíritu de la Ley. Sin embargo, en una carta dirigida a los jefes de bloque de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, organizaciones ambientalistas como Greenpeace, Fundación Vida Silvestre Argentina, y Fundacion Ambiente y Recursos Naturales, además de asociaciones de productores y de la industria foresto-industrial manifestaron su preocupación frente a la insuficiente partida prevista en el proyecto de Ley de Presupuesto 2013 presentado por el Poder Ejecutivo Nacional para la conformación del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos.

Según estas organizaciones, el actual Proyecto de Ley de Presupuesto, asignó al Fondo menos del 10% de lo estipulado por la Ley de Bosques.

Provincias como Tierra del Fuego, San Luis, Misiones, Salta y Chaco, vienen reclamando hace un tiempo sobre ésta problemática.

Colores primarios

La Ley de Bosques establece que las provincias deberán realizar el ordenamiento territorial de sus bosques nativos (OTBN) a través de un proceso participativo, categoriza los usos posibles para las tierras boscosas: desde la conservación hasta la posibilidad de transformación para la agricultura, pasando por el uso sustentable del bosque. Así, zonifica los bosques de la siguiente manera:

* Categoría I (rojo): sectores de muy alto valor de conservación que no deben desmontarse ni utilizarse para la extracción de madera y que deben mantenerse como bosque para siempre. Incluirá las reservas naturales y sus áreas circundantes, que tengan valores biológicos sobresalientes, y/o sitios que protejan cuencas hídricas de importancia (nacientes de ríos y arroyos).

* Categoría II (amarillo): sectores de alto o medio valor de conservación, que pueden estar degradados pero que si se los restaura pueden tener un valor alto de conservación. Estas áreas no pueden desmontarse, pero podrán ser sometidos a los siguientes usos: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica.

* Categoría III (verde): sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse parcialmente o en su totalidad, con la previa realización de una Evaluación de Impacto Ambiental.

Daniel Diaz Romero es periodista y colaborador de la revista umbrales del Cispren.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Macricracia

Prof. Juan Carlos Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Las recientes decisiones del gobierno porteño, al igual que las expresiones de algunas y algunos de sus funcionarios, están reñidas con el concepto de democracia que, aún burguesa, reconoce ciertas formas políticas para ser consideradas correctas.

El poder emborracha. Corrompe. Corroe. Suele relajar los límites éticos y establece una moral propia. Y cuando esto ocurre, la legalidad de origen se va desvaneciendo con la misma rapidez que la legitimidad, provocada por ese ejercicio de creer que nada ni nadie puede detenerlo.

Sin embargo, los límites suelen ser puestos por el mismo pueblo a la larga, o la corta, ya sea a través del voto o de la incesante protesta social como se viene advirtiendo en los últimos años. No obstante, pareciera que el gobierno macrista se cree impune y que podrá llevarse por delante a todo aquel que se le enfrente.

Fiebre amarilla

Desde el 2007, Mauricio Macri gobierna con el libreto que le marca Durán Barba, su asesor de imagen y el que le dicta su convicción más ligada a la dictadura cívico - militar que a una verdadera democracia. Lo primero puede advertirse a través de la construcción informativa de su gestión y de las diferentes acciones oficiales tendientes a ofrecer una imagen de eficacia y eficiencia, en consonancia con los postulados neoliberales, mientras que lo segundo resulta evidente en la designación de algunos funcionarios ligados al pasado reciente de nuestro país y al desarrollo de un accionar basado en un hacer destructor que pretende arrasar con todo aquello que tenga olor popular.

No obstante, este año comenzó con una verdadera fiebre que tiene la intención de superar la sufrida por Buenos Aires en 1871; tal vez, para correr el límite de la Avda. Córdoba a la Avda. Brasil. Se trata de un proceso paulatino e incesante de exclusión que va provocando la emigración forzada de pobres e indigentes a los barrios de la zona sur o bien, al Gran Buenos Aires para que constituyan una problemática a resolver por el sciolismo en la provincia de Buenos Aires.

Pero las expectativas derivadas de un año electoral exacerban sus necesidades en forma furiosa. De allí, el cierre de la Línea A de subterráneos para la incorporación de los trenes chinos, aunque éstos no sean perfectamente adaptables al sistema vial utilizado por los Brugeoise o al sistema de señalización que posee dicho ramal del subte porteño, como también para una reforma estética que permita disimular el aumento de tarifa que se viene. Por otro lado, sus ambiciones lo llevan a construir otro corredor para el Metrobús en la Avda. 9 de Julio, mediante un genocidio ambiental a través de una tala indiscriminada de árboles en una época donde no debe realizarse, según los especialistas en la materia y otro, de tipo paisajístico, que modifica la porteñidad de la avenida más ancha del mundo. Sólo le falta, mudar al Obelisco a otra parte...

Sin embargo, no se queda allí porque continúa el proceso de destrucción del hospital y de la escuela pública para, luego, justificar su privatización en un futuro próximo. Los cierres de distintos servicios en diversos hospitales, la falta de mantenimiento e insumos en otros y la desatención de las diferentes problemáticas de infraestructura y pedagógicas en lo educativo son los claros indicadores del proceder destructivo.

Por otro lado, el cierre de Centros Culturales, la precarización de los docentes y la creciente privatización de la cultura constituyen otro aspecto de la destrucción de la Ciudad. Gabriela Ricardes, Directora del Centro Cultural General San Martín, definió la política cultural macrista al afirmar que "no todo tiene que ser para todos". El ministro Lombardi, mientras hace los números, aplaude contento pero se encuentra con la firme resistencia de los integrantes de la Sala Alberdi y el Acampe Cultural que se lleva a cabo hace más de 40 días.

Los espacios públicos serán destinados a buenos negocios. El paulatino enrejamiento de diversas plazas y parques, como ocurre actualmente en el Parque Centenario y que proseguirá en el Parque Lezama, tiende a crear un circuito comercial. No debemos olvidar que, durante el menemismo, existían pequeños quioscos en las plazas de la Ciudad.

Asimismo, este cercenamiento al disfrute de los paseos de la Ciudad también está ligado al mito de la inseguridad alimentado por Clarín y La Nación, sus protectores mediáticos, por cuanto pretende limitarlo a límites insospechados. ¿No tiene su propia policía, la que tanto pidió y exigió, para brindar seguridad? ¿no tiene cámaras en todas partes para prevenir el delito?, son dos interrogantes que nos surgen al pasar pero que tienen respuesta: La Metropolitana es un cuerpo represivo y no, preventivo, y la intención real no es garantizar la vida y la dignidad humana de las y los ciudadanos y habitantes de la Ciudad sino barrer a quienes pueden despertarlos del letargo político y a los que pretenden seguir subsistiendo, como en el caso de los feriantes, salvo aquellos que operan en connivencia con los funcionarios macristas como sucede actualmente en el barrio de Once.

¿Cuál democracia?

Ahora bien, ¿y la Legislatura?. Bien gracias, por cuanto no ha podido limitar el ejercicio abusivo del Ejecutivo, quien suele apelar al recurso del veto ante cada norma que tenga un tufillo popular. Y ahora se encuentra mucho más limitada, salvo excepciones, por el pacto entre el Frente para la Victoria y su bloque parlamentario para los negocios inmobiliarios.

El primer mandato de Mauricio Macri estuvo a punto de ser sacudido por una revocatoria de mandato. En aquella oportunidad, no se alcanzaron las 200.000 firmas necesarias y posteriormente, no se pudo volver a convocar debido a la prescripción constitucional que lo impide cuando falta menos de la mitad de su mandato.

Sin embargo, la gestión macrista es especialista en vulnerar leyes, esquivar a los Diputados de la Ciudad y eludir las órdenes de la Justicia. ¿Es coherente ello con una democracia?. No, pero sus funcionarios creen que, al ser elegidos por el pueblo, tienen un poder ilimitado y ahora se disponen a crear una justicia adicta al igual que el menemismo. Concurso más, concurso menos; una jueza más en el Tribunal Superior, tan sólo por compartir el mismo gimnasio, un Supremo menos, va conformando un plantel de jueces dispuestos a detener la avalancha de amparos que se viene.

Esta es la macricracia. La democracia de Macri está en hacer lo que quiere sin límites. No importan las presentaciones administrativas ni los amparos judiciales, porque cajonean las primeras, con explicaciones inverosímiles y tienen jueces adictos en algunas de las instancias en el fuero Contencioso - Administrativo para detener a los segundos.

Si la ciudadanía y la Legislatura no logran detener esta fiebre amarilla, ¿cuál es el remedio?. Un Porteñazo, con una revocatoria de mandato en forma inmediata. O bien, un piquete por tiempo indeterminado en la Jefatura de Gobierno y en la Legislatura, con una unidad para la lucha contra los excesos macristas.

El ejercicio abusivo del poder deriva en un progresivo deterioro de la legitimidad. ¿Cuánto podrá aguantar el macrismo sin ver que todo se desmorona? ¿Hasta dónde el Gobierno Nacional podrá desentenderse por un par de tierras para el programa PROCREAR?. Son dos preguntas que no tienen respuesta o, tal vez, sí la tengan: el límite estará dado por la lucha en la calle. Si eso ocurre, más temprano que tarde, habrá elecciones para Jefe de Gobierno y no, para simples legisladores...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Juan de los Palotes

Ignacio Pizzo (APE)

El 2012 se nos fue, sin fin del mundo, sin profecías apocalípticas cumplidas, no obstante los grandes y verdaderos desastres autoprovocados, tienen como coautor al ser humano que es coadyuvante y sinérgico con cualquier catástrofe natural.

No nos agarra por sorpresa que la corrupción exista en funcionarios cipayos y genuflexos que habitan en nuestra república. El morbo aparece cuando ante nuestra mirada perpleja se exhibe un escenario increíble, pero lamentablemente previsible, más que el ocaso de nuestro planeta.

Hago mención al premio no solo entregado, sino que también aceptado por el Ministro de Salud de la Nación, Juan Luís Manzur, por el plan aplicado para la reducción de la mortalidad materno –infantil, de la mujer y de las adolescentes. Dicha distinción llamada Premio Américas 2012, fue entregada por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Por otro lado, los premios para Manzur, no son solamente galardones internacionales. El Vicegobernador de Tucumán en uso de su licencia por estar a cargo de la cartera de salud, es investigado por enriquecimiento ilícito, otro de los tantos términos ya olvidados, porque la moneda corriente, y los billetes que llueven sobre el techo de los funcionarios, ya no sorprenden, ni indignan, y a veces nos hacen caer en el pantano de la resignación.

Desde su llegada a las filas del gabinete Nacional, ha aumentado su patrimonio de 4,6 millones de pesos en el 2009, a 8,2 millones en el 2011.

El sonriente ministro, tiene quien le cuide las espaldas, ya que quien encabeza el gobierno del Jardín de la República, el Radical–Peronista José Alperovich, ha dicho: “cuando vos tenés y demostrás no es pecado tener”, esta solidaria declaración, defendiendo a su compañero de fórmula en el 2007 y en el 2011 esta última de manera testimonial, quizás pueda hacer que el ministro tenga un sueño tranquilo, y si fuese “pecado tener”, existe el “Opus Dei” para limpiar culpas a Manzur.

La llegada

El individuo en cuestión llega al Ministerio de Salud, en el 2009 en medio de la epidemia de Gripe AH1N1, que puso en evidencia el desastre sanitario argentino, lo que provocó la renuncia de su antecesora Graciela Ocaña. Sin embargo La pandemia de la temida “gripe porcina”, que responde a la teoría del shock tan bien descripta por Naomí Klein, no presentó un nivel de mortalidad mayor, al producido por otras patologías, basta con citar como ejemplo a la gripe estacional, la malaria, o la diarrea . Obviamente palpable y cierta fue la epidemia, mas también fue cierto el crecimiento de las acciones de 3 grandes industrias farmacéuticas productoras de vacunas y antivirales, que han comercializado sus productos con los gobiernos de las diferentes naciones. El caso del Tamiflú cuya venta ha elevado las arcas de Roche y en 5 días multiplicó sus acciones de manera exponencial en el 2009, es el más relevante. Argentina incorporó rápidamente el medicamento a los protocolos y guías terapéuticas, y las vacunas han sido incorporadas al calendario obligatorio de vacunación.

Muertes infantiles

Con respecto al manoseado índice de mortalidad infantil, si bien la data oficial nos muestra un descenso con respecto a años anteriores, y la tasa nacional se ubica en 10,52 muertes/1.000 nacimientos, las cifras no dejan de ser controversiales, ya que la ciudad de Buenos Aires capital de la República, muestra un ascenso de muertes infantiles y neonatales de hasta un 26% en el 2011 con respecto al 2010. Obviamente que el ministerio de salud de la Nación, al ser la Capital un distrito gobernado por un opositor al gobierno nacional, se quita responsabilidad. Pero en fin, no resulta difícil poner en tela de juicio la inoperancia a las que el Jefe de Gobierno Porteño ya nos tiene acostumbrados. La dificultad, en cierta forma surge al realizar intentos de cuestionar a un gobierno autoproclamado Nacional y Popular que ha puesto al frente de un sector tan importante como el de la Salud a un vicegobernador proveniente de un feudo, donde las cifras se imponen a fuerza de impunidad, donde los capitanes de la muerte y de la trata son cómplices con los poderes del estado.

Mortalidad materna

A la luz o a la sombra de evidencias foráneas, que provienen en forma contradictoria de organismos que han participado en premiar a Manzur, como son OMS, Unicef, Unfpa y el Banco Mundial, se deja entrever que Argentina no está colocada en el camino tendiente a descender la mortalidad materna entre 1990 y 2010. Un informe que se desprende del estudio realizado por un grupo interagencial de la ONU hizo público el dato que en Uruguay, Chile, Brasil, Paraguay y Bolivia hubo una reducción de hasta 57 por ciento, mientras que en Argentina se incrementó un 8 por ciento. “De esta forma, el único Objetivo del Milenio que no podrá cumplir en 2015 el país es el de reducción de la mortalidad”, (Zulma Ortiz, experta en Salud de la oficina local de UNICEF, en nota a página 12 el 29/05/12).

Profilaxis inicua

Para un desenlace de año premiado no hay mejor comienzo que una compra millonaria para enaltecer el festejo. Una compra hecha por licitación a tres empresas productoras de preservativos y gel lubricante, fue autorizada por el ministerio de salud según la decisión administrativa 1412, la misma consiste en la adquisición de 82 millones de preservativos y 17 millones de pomos de gel lubricante por un total de 39 millones de pesos, números aportados por el boletín oficial el 03/01/2013. Las empresas favorecidas fueron Kopelko SA, Laflance SA y Buhl SA.

Si bien Manzur homenajea y cita a Ramón Carrillo, quien sigue siendo homenajeado pero no estudiado, advierte que este prócer del sanitarismo argentino “Tras el derrocamiento de Perón, en 1955, la dictadura instalada bajo la denominación de Revolución Libertadora lo acusó de enriquecimiento ilícito y, a pesar de que el sanitarista justificó todos sus bienes, sufrió confiscaciones y una persecución que le obligó a abandonar el país para trabajar en Brasil, donde falleció a los 50 años.”

La comparación desafortunada que realiza el ministro Manzur , que cumple con el lavado de culpas, no hace mas que llenar de certezas el camino para quienes creemos que, la salud pública no es un bien del estado sino de la población, lo “estatal” no es condición sine qua non para que sea público, y a las pruebas me remito.

La tasa de mortalidad, es el reducto siniestro del estado para resumir que niñas, niños, madres y adolescentes con nombre y apellido, con un mañana reducido a cenizas, con el sueño interrumpido de habitar nuestro suelo, son un vil precio en el mundo del libre mercado para gestionar créditos, para acarrear deudas que pagaran con la vida misma los que mas adelante formen parte de las tasas, es decir niños, niñas y adolescentes, un ciclo que es bola de nieve en descenso y crece en millones para el capitalismo y sus cómplices , y en muertes para los plebeyos y despojados del historial exitoso y de las declaraciones juradas de funcionarios.

No cabe duda que la necesaria erradicación de enfermedades de transmisión sexual, la prevención de embarazos no deseados, ameritan intervenciones contundentes de quienes gestionan, pero son aún insuficientes, y cargadas de intereses espurios, por lo cual, no van a prevenir el nacimiento, ni la osadía de ese fruto renovador de la especie humana, que saldrá luego de un prolongado trabajo de parto, pero con los tapones de punta , a derribar las puertas de los edificios ministeriales y a confiscar la riqueza para distribuirla entre sus pares, y al fin puedan enterrar con dignidad a sus muertos y cumplir el sueño del país para todos que queremos los que aún vivimos.

Fuentes de datos:
Organización Panamericana de la Salud. (2 de noviembre de 2012) y diarios Clarín, 23/12/2012, Página/12 29/05/2012, La Gaceta de Tucumán 15/12/2012, Diario El Siglo 03/01/2013.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (LXVIII): “La revolución es la inspiración de la historia”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Nada mas acertado para definir aquellos días del año 1967, con el Che y sus compañeros combatiendo en Bolivia, que esta frase, que menciona Alicia Eguren en un trabajo en el que revive aquellos momentos y que proviene de Trosky.

Al mismo tiempo que la Dictadura desplazaba tropas a la frontera con el país del altiplano, los medios de comunicación del sistema insistían en la necesidad de incrementar la represión, y reclamaban la intervención urgente de los Estados Unidos, para “evitar una nueva Cuba”.

Sin embargo, como señalaba Cooke en unos apuntes que nos hiciera llegar por aquellos días para difundir entre los compañeros: “Las truculencias periodísticas a raíz de su desaparición lo mantuvieron como tema de las crónicas, pero a fines de 1966 pasó a ser un fantasma que rondaba nuestra frontera”.

Poco después su espectacular reaparición publica con el Mensaje a la Tricontinental determinó que la prensa, incluida la sensacionalista que llega a las capas mas populares, divulgasen rasgos biográficos que fueron dando entidad al ser novelesco y trashumante…”El Che -sigue señalando John-, ya era un componente de nuestra vida social, se lo comenta en la cola de la feria, en el café, en la fábrica”.

“Nadie olvida, ni por un instante, que nació en la Argentina, y a cada rato asoma la reivindicación posesoria de ese connacional extraordinario”.

Nosotros nos sentíamos angustiados por no poder tener una participación mas activa en esta batalla que libraba el núcleo de revolucionarios que acompañaba a Guevara dispuesto a dar la vida por la liberación de nuestro sufrido Continente.

En esos días se inició en La Paz el juicio a Regis Debray y a Ciro Bustos, que habían sido detenidos cuando abandonaron el campamento guerrillero, con tareas encomendadas por el Comandante

El primero era un sociólogo francés, discípulo del filosofo marxista Louis Althuser, que se había sumado al contingente revolucionario por la gran admiración que sentía por nuestro compatriota.

El segundo, nuestro connacional, había vivido desde el triunfo de la Revolución Cubana en La Habana en donde generara fuertes vínculos de amistad con el Che, Alicia y John.

Colaboró con el Ejercito Guerrillero del Pueblo -EGP- que liderara Jorge Ricardo Masetti y luego, cuándo comenzaron los preparativos para el inicio de la actividad revolucionaria en Bolivia, se instaló en la capital de este país para organizar los grupos urbanos de apoyo, conjuntamente con los hermanos Peredo.

Luego de ser sometidos, ambos, a brutales torturas con la intervención de dos agentes de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense -Gustavo Villoldo y Félix Rodríguez-, el régimen militar del General Barrientos decidió someterlos a un proceso penal para “legitimar” la detención y denunciar “la invasión extranjera”.

A su vez, esta circunstancia nos permitió generar un movimiento de solidaridad con los detenidos que cobró una gran fuerza al encabezar el mismo Jean Paul Sartre y Simone De Beauvoir.

Mientras esto ocurría en la selva boliviana, en el país crecía el movimiento de oposición a la Dictadura militar que a poco andar había demostrado que estaba muy lejos de ser la expresión de la “unidad del Pueblo y el Ejército”, como proclamaran los “intelectuales” de la mal llamada “izquierda nacional”.

Sus medidas económicas -cierre de los ingenios azucareros y de talleres ferroviarios, congelamiento de los salarios, privatización de los puertos, fortalecimiento del capital financiero y disposiciones que claramente favorecían al capital extranjero y a las multinacionales-, revelaban que la mal llamada “Revolución Argentina” pretendía “disciplinar” a los trabajadores en el marco de un modelo de agronegocios, determinado por la división internacional del trabajo generada por el Imperio.

La dirigencia burocrática, política y sindical del Movimiento -los Iturbe y Vandor- tenían fuertes lazos con el régimen castrense y a su pedido, para contrarrestar el peligroso acercamiento de nuestro pueblo oprimido e impotente con una praxis insurreccional, apelaron a una artimaña típica: un cable noticioso transcribe presuntas declaraciones de Perón atacando al Che.

Pero el efecto resultó contraproducente, inmediatamente el General dio a conocer un enérgico desmentido, denunciando la maniobra como un intento de dividir a los que luchan por la liberación nacional y latinoamericana.

Por su lado el núcleo de dirigentes obreros combativos liderados por Agustín Tosco, Jorge Di Pasquale, Raymundo Ongaro y Julio Guillan, entre otros, daban a conocer un documento en el que exigían la inmediata normalización de los sindicatos y el levantamiento de las intervenciones.

En nuestra ciudad -Paraná-, al mismo tiempo que comenzábamos sentar las bases del Frente Único de Resistencia -FUR- fortalecíamos los vínculos con nuevos sindicatos -como el que nucleaba a los trabajadores del transporte automotor-, y con la organización conformada, desde la base y en oposición a la dirigencia del gremio de la construcción, por los trabajadores del Túnel Subfluvial que lideraba nuestro compañero Mario Broin

Al mismo tiempo crecía nuestra influencia en el movimiento estudiantil que reconocía el liderazgo de Graciela Schiro.

Cuando se acercaba el primer aniversario del golpe militar que destituyera al gobierno encabezado por Arturo Umberto Illia, una noticia nos llenó de tristeza, José María Martínez Tamayo -“Papi” o “Ricardo”- nuestro instructor cubano, había sido abatido en un combate desigual librado con los rangers en la selva boliviana.

Cómo seguiría esta historia, en aquellos días de luces y sombras, será el tema que abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado, ex Director del Diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Paritarias y condiciones laborales: La Federación Nacional Docente se pronunció por el no inicio de clases

ACTA

Al terminó del encuentro que la Federación Nacional Docente celebró en la sede de la Central de Trabajadores de la Argentina, Manuel Gutiérrez, de ADEMYS (Asociación Docente de Educación Media y Superior) ofició de vocero del encuentro para ACTA. “El piso de incremento salarial que exigimos es del 30 por ciento. Hasta que eso no se garantice planteamos el no inicio de clases”, sintetizó el dirigente.

-El gobierno comenzó ofreciendo un 17 por ciento, ahora se habla de “menos de 25 por ciento”

Todo eso nos parece una burla. La Federación ha fijado como piso del aumento un 30 por ciento. Esto no es antojadizo, tiene que ver con las cifras de inflación que todos manejamos, sumado a lo bajo que están lo salarios docentes, cuyo último aumento salió por decreto. En caso de que no acepten planteamos el no inicio de clases en todo el país.

-¿Qué medidas se están tomando en este sentido?

Venimos realizando asambleas de base de las distintas organizaciones docentes de la CTA. Vamos más lejos, planteamos la unidad de acción de todos los sectores. El paro nacional del año pasado es un ejemplo, la unidad de clase, la defensa de sus intereses debe estar por encima de las diferencias que tenemos muchas organizaciones.

-¿Qué pasa con los gremios de la Ctera?

Muchos ya se han pronunciado por el no inicio de clases, entre ellos Mendoza, Santa Cruz, Neuquén. El fuego se inicia desde abajo, hay que unir. Los maestros ya no se bancan más a los dirigentes del oficialismo que priorizan las directivas del gobierno por sobre la voluntad de las bases.

-Hay provincias que están quebradas, la coparticipación es un dibujo.

Por eso planteamos un paro nacional. No se trata de que el Ministerio de Educación de la Nación fije un aumento testigo y después se lave las manos. Debe garantizar los fondos necesarios a las provincias. Lo otro es un ajuste encubierto. Ninguna provincia debe quedar sola, esta es una lucha de todos. Además, el desafío es grande porque se trata de una paritaria testigo. Si el ajuste no pasa, más duro se le va a poner con el resto de los sindicatos.

-No solo de aumento se trata en las Paritarias….

Si, por eso exigimos aumento del Presupuesto Educativo, terminar con los subsidios a las escuelas privadas algunas de las cuales cobran hasta seis mil pesos de cuota, fortalecimiento de los Equipos de Orientación Docente, retomar el papel protagónico de los directores en materia pedagógica, nombramiento de auxiliares y sobre todas las cosas participación de los docentes en la política educativa. La actual administración se dice un gobierno nacional y popular pero no consultan a los trabajadores. Solo se juntan con los que aplauden en vez de hablar. Es contradictorio .

Defender a la escuela pública es defender la posibilidad de la igualdad social y la posibilidad de tener una sociedad cada vez más democrática. Esta es una lucha de todos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Corrientes. Tortura seguida de muerte: Denuncian excarcelaciones en causa que involucra a agentes penitenciarios

MOMARANDU

Organizaciones de derechos humanos denuncian excarcelaciones injustificadas de penitenciarios involucrados en brutal episodio que acabó con la vida de un recluso.

Raúl Abel Sánchez de 31 años de edad se encontraba cumpliendo una condena en el penal 6 de Corrientes donde " fue duramente golpeado" por penitenciarios del ETOP (Equipo Táctico de Operaciones Penitenciarias) y falleció tras su internación en una unidad de terapia tras permanecer esposado a una cama.

Tras la autopsia se comprobó su deceso a causa de un traumatismo cráneo, "compatible con objeto romo".

A raíz de la denuncia y posterior querella presentada por la hermana, ROXANA SANCHEZ, se individualizaron e imputaron por TORTURAS SEGUIDAS DE MUERTE.( art 144, ter, inc 1 y 2 del Código Penal Argentino) a los penitenciarios: RIVERO, Jorge Darío; LEMOS, Fernando; BLANCO, Jorge Armando; ORTIGOZA, Antonio Daniel; LEIVA, Miguel Modesto y GONZALEZ, Cristian, quien inicialmente eludió el accionar judicial y permaneció prófugo varios días. El abogado Hermindo González querellante denuncia hoy que la causa fue re-caratulada como torturas seguidas de muerte involucrando solamente al oficial Jorge Armando Blanco.

Solamente elacusado permanece detenido, mientras los demás participantes de la golpiza fueron excarcelados.

"Aún están bajo proceso y han participado de un homicidio abusando de su autoridad y de las armas que el estado les suministró, pero, sin embargo, siguen prestando tareas activas en las cárceles de la provincia, uniformados y armados, sentando peligrosas bases de impunidad y corporativismo" explicó el abogado

La querella criminal, promovida por los familiares ante el Juzgado de Instrucción n 2 del Dr Manuel Segovia, entiende que en este homicidio, han intervenido como autores materiales, cómplices, encubridores e instigadores, agentes penitenciarios, oficiales y grupo ETOP, así como autoridades penitenciarias y del ejecutivo provincial

Reclaman que los penitenciarios partícipes de los hechos sean exonerados efectivamente de la fuerza".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.