viernes, 8 de marzo de 2013

Hugo Chávez, el odio del imperialismo y de las burguesías, el amor de los pueblos rebeldes

Néstor Kohan (HERRAMIENTA)

Tristeza y dolor. De allí partimos. ¿Por qué disimular los sentimientos y disfrazarlos con refinamientos artificiales que se cocinan en su propia tinta y, en última instancia, no dicen absolutamente nada? Sí, tristeza y dolor ante la muerte de un compañero y un luchador que se jugó la vida más de una vez por los humildes, por los de abajo y que se animó a enfrentar a la potencia más agresiva y feroz de todo el planeta. Pero también todo nuestro reconocimiento, nuestro respeto, nuestro emocionado homenaje.

Al leer diversas notas y artículos, escritos sobre la muerte reciente de Hugo Chávez, percibo en la intelectualidad de izquierda, crítica o progresista, cierta actitud vergonzante. Le rinden respeto, pero “con cuidado” y sin salirse, claro, de los buenos modales.

Como si al rendir el homenaje que se merece este enorme luchador fallecido tuvieran que hacer reverencias y justificarse ante los críticos de Chávez, la socialdemocracia (abiertamente proimperialista), el autonomismo (sí, pero no, quizás, tal vez, aunque un poquito, no obstante, sin embargo) o diversas variantes de la izquierda eurocéntrica (que añorando un esquema simplificado de la revolución bolchevique desconoce cualquier novedad en la historia -sobre todo si sucede en el Tercer Mundo- y en la práctica cotidiana termina siendo más tímida y suave que la Madre Teresa de Calcuta).

Ninguna vergüenza compañeros, no hay que pedir perdón, compañeras. No tengan miedo, no se cuiden tanto. Hugo Chávez se merece el homenaje y el reconocimiento sincero y abierto de los pueblos en lucha de todo el continente. Sin medias tintas. Sin calculitos mediocres, pusilánimes y timoratos. Chávez se la jugó, arriesgó el pellejo, estuvo a punto de morir en un golpe de Estado y no se arrodilló ni tuvo miedo ante el enemigo.

Su valentía no sólo fue física y personal. También fue teórica y política. Cuando nadie daba dos pesos por la bandera roja, se animó a patear el tablero de la agenda progresista y volvió a poner en discusión nada menos que… el socialismo. Los compañeros zapatistas, que jugaron un gran papel en los ’90 cuestionando el neoliberalismo y por eso ganaron merecido reconocimiento y admiración en todo el mundo progresista, nunca llegaron a plantear el socialismo. Ni el del siglo XXI ni ningún otro. El socialismo estaba directamente fuera de agenda. Tampoco se hablaba de imperialismo. Ni siquiera de revolución. De nada de eso se podía hablar. Ni siquiera se mencionaban esos conceptos o esas categorías anticapitalistas. Eran palabras prohibidas. La inquisición del pensamiento elegante y políticamente correcto las había enterrado.

Hugo Chávez, dio un paso más. Retomó las justas rebeldías que gritaban “Otro mundo es posible” y cuestionaban el neoliberalismo pero les dio varias vueltas de tuerca. Ese otro mundo posible no puede ser otro que… el socialismo. Lo gritó en las narices del imperio, en la frente de la derecha y en la nuca del mundo progresista. Si te gusta, bien, y sino, también. Dio vuelta a una página de la historia. Ya nada fue como hasta entonces.

“¿Cómo? ¿El socialismo?” Sí, el socialismo. Ese mismo que todas las derechas del mundo y muchas “izquierdas” creían enterrado bajo los ladrillos apolillados de esa pared que, carcomida por dentro, se cayó en 1989, allá lejos, en algunos barrios de Alemania donde se bebe tanta cerveza.

“¿De dónde salió este loco trasnochado? ¿Qué texto clásico habrá leído Chávez en alguna librería de usados o en alguna biblioteca de viejitos para comenzar a reclamarle a todo el mundo que no se olviden del socialismo?” El “clásico” que había leído Hugo Chávez para reinstalar al socialismo en la agenda de los movimientos sociales y los pueblos rebeldes del nuevo siglo era… Simón Bolívar. Otro “loco al frente de un ejército de negros” como llamaban despectivamente al Libertador los diplomáticos norteamericanos y sus agentes de inteligencia a inicios del siglo XIX.

Sí, el mismo Simón Bolívar que los Documentos de Santa Fe (núcleo de acero de la estrategia del Pentágono y el neomarcartismo “multicultural” norteamericano) ubicaban como enemigo subversivo al lado de Hugo Chávez en Venezuela y de las FARC-EP en Colombia. Esa era su fuente de inspiración. Simón Bolívar, el Quijote del siglo XIX.

A despecho de tantos “inspectores de revoluciones ajenas” (como solía ironizar Rodolfo Puiggrós frente a quienes nunca organizaron ni encabezaron ninguna lucha histórica importante pero viven levantado el dedito para insultar a los demás), Hugo Chávez no sólo reinstaló el debate por el socialismo como horizonte político y cultural para los pueblos de Nuestra América. No sólo dialogó durante años con su pueblo sobre historia, enseñando en cada programa de Aló presidente sobre las guerras de independencia del siglo XIX, defendiendo la identidad cultural de Nuestra América. Por si esa tarea pedagógica de masas no alcanzara, también comenzó a reivindicar públicamente autores malditos y endemoniados como Ernesto Che Guevara, Vladimir I. Lenin, León Trotsky o Rosa Luxemburg. Tuve la oportunidad y el honor de escucharlo en persona, más de una vez, referirse a estos herejes de la revolución mundial diciendo, con esa sonrisa tan irónica y tierna al mismo tiempo: “Queridos hermanos ¡Éste es el camino! La creación de hombres y mujeres nuevas, como proponía el Che Guevara. La única salida es internacional. No puede haber soluciones en países aislados ni socialismo en un solo país. La solución es el socialismo y es a nivel internacional”. No me lo contó nadie. No lo leí. Lo ví y lo escuché directamente, enarbolando y defendiendo las ideas de esos herejes.

Siempre sus discursos incluían frases como esta: “Estuve leyendo este libro….” Y ahí comenzaba una auténtica pedagogía popular, crítica, masiva. Porque Hugo Chávez supo emplear la TV y otros medios masivos para concientizar, para incentivar el estudio, para abrir grandes debates, en los cuales nunca se cansaba de recomendar libros de historia, libros marxistas, libros de la teoría de la dependencia. Era un lector voraz, a pesar de tantas actividades (Miguel Rep, compañero y amigo, le dio en persona un libro que hicimos juntos sobre Antonio Gramsci, yo también se lo regalé, Chávez se sacó varias fotos ante la prensa con ese libro sobre la mesa. Un honor).

Este gran pedagogo popular, con un gesto diplomático que también tenía mucho de ironía, se animó a regalarle al presidente de Estados Unidos Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano. Era una manera muy sutil de tratarlo de bruto y al mismo tiempo de mostrarle que los pueblos de Nuestra América debemos superar de una buena vez ese complejo (típicamente colonial) de inferioridad que nos han inoculado las burguesías lúmpenes, socias menores y cómplices del imperialismo.

Siguiendo las enseñanzas del Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826, Chávez promovió de manera obsesiva una serie interminable de iniciativas institucionales integradoras a nivel regional (desde el ALBA hasta Telesur; desde Petrocaribe hasta el Banco del Sur; desde la UNASUR hasta la CELAC, etc.) pero al mismo tiempo apoyó a la insurgencia y a la guerrilla comunista, principalmente de las FARC-EP de Colombia. Esa es la verdad. A veces lo dijo en público, otras veces no. Incluso cuando tomó decisiones equivocadas (como en el caso de Joaquín Pérez Becerra, que en su oportunidad criticamos públicamente), nunca rompió sus relaciones con la insurgencia. Esa misma insurgencia comunista que gran parte del progresismo y de la intelectualidad crítica no se anima ni siquiera a mencionar. Mientras tanto le brindó su mano generosa y fraterna a la revolución cubana y a su gran amigo Fidel Castro, a quien quería como un padre. En un movimiento sumamente complejo, trató de unificar o al menos de aglutinar a nivel continental las iniciativas institucionales con las insurgentes y comunistas, las de arriba con las de abajo, las estatales con las sociales en el abanico multicolor de un gran frente continental antiimperialista por el socialismo.

Faltándole el respeto a los esquemas, pero no a la revolución, Hugo Chávez, sumamente iconoclasta, no tuvo miedo de conjugar a Marx con Bolívar ni al Che Guevara con Jesús. Como Simón Bolívar en el siglo XIX, quien sintetizaba a Tupac Amaru con Rousseau, su mejor discípulo en nuestra época se animó a desempolvar el pensamiento político más radical para volverlo actual y políticamente operante. No en la comodidad de una cátedra, sino en la vida. Y lo hizo enfrentando a los peores y más prepotentes genocidas del planeta, de quienes se rió en su cara más de una vez (todos recordamos cuando en una tribuna diplomática internacional dijo, con una sonrisa irónica inconfundible en los labios: “esta tribuna huele a azufre, acá estuvo el diablo, acá estuvo el presidente de los Estados Unidos”. ¡Se reía en la cara del presidente más poderoso del planeta! Lo disfrutaba como un niño desobediente. Tanto como cuando expulsó sin contemplaciones al embajador yanqui de Venezuela o cuando desafió al insolente rey franquista de España. ¿Cuántos se animaron a hacer algo aunque sea similar en nuestra época?

No exageramos. Fue tan original y tan antiimperialista como su principal maestro e inspirador, Simón Bolívar. Pero entre ambos existe una gran diferencia histórica y política que marca cuánto hemos avanzado en esta búsqueda de la tierra prometida y de la liberación de Nuestra América. Mientras Bolívar murió solo y aislado, triste y desolado, incomprendido e incluso repudiado, Chávez muere rodeado, amado y llorado por todos los pueblos de Nuestra América. Bolívar no aró en el mar. Hugo Chávez supo retomar su estrella de fuego.

¿Después de su muerte? ¿El abismo y el desierto? De ninguna manera. La continuidad de una extensa lucha por el socialismo y la segunda y definitiva independencia de Nuestra América. Muerto Chávez, habrá otros Chávez como hubo nuevos Che Guevara. Las nuevas generaciones se inspirarán en su rebeldía para seguir combatiendo contra los molinos de viento del capital.

El odio del imperialismo y de las burguesías, el amor de los pueblos rebeldes. Eso ha sido, eso es y eso será Chávez.

¡Hasta la victoria siempre comandante!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Significado de Chávez (Parte I)

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Chávez señaló nuevos caminos para las viejas aspiraciones de un mundo mejor de los latinoamericanos. Primero, hizo despertar a Venezuela del letargo social, político y ético de 40 años de traición socialdemócrata (Acción Democrática, AD) a los principios de la Junta Patriótica, alianza popular que en 1958 logró expulsar al dictador militar Marcos Pérez Jiménez. Y en sólo 14 años de gobierno adquirió un liderazgo transnacional que sacó a América Latina de la desesperanza en que la dejaron las dictaduras militares de los 60/70 y sus herederos civiles neoliberales de diferente signo pro-Estados Unidos en los ‘80 y ‘90.

Sin ninguna organización previa, el desconocido oficial de ejército de 37 años remeció, el 4 de febrero de 1992, a una Venezuela adormecida políticamente y sumergida en una pobreza paradojal, con más de 80% de excluidos por la corrupción bipartidista AD-Copey (partido Socialcristiano). El teniente coronel -grado superior a mayor e inferior a coronel- trató de derribar al presidente AD Carlos Andrés Pérez (CAP) en el tercer año de un mandato que tampoco terminó porque en mayo 1993 fue destituido por el Congreso. Motivo: corrupción.

AD y Copey se alternaron en el poder desde 1958-1998, 40 años de “democracia” con represión selectiva y terrorismo de Estado encubierto. La enorme riqueza petrolera no salpicaba a una población mayoritariamente condenada a la pobreza perpetua. El 27 de febrero de 1989, cuando CAP apenas asumía su segundo gobierno y regresaba eufórico del foro da Davos con la receta de “sincerar” el precio de la gasolina, estalló en todo el país la sublevación popular de dos días recordada como el “Caracazo”. Allí comenzó todo.

Las dos jornadas 27-28F fueron un NO rotundo a la medidas neoliberales. Los saqueos de masas excluidas se esparcieron a todo el país por combustión espontánea, sin ninguna conducción ni orientación política. La izquierda prácticamente no existía en esa Venezuela: el PC tenía una expresión mínima, pero abundaban pequeños grupos de izquierda y extrema izquierda que hoy juegan en la oposición (MAS, Causa R, Tercer Camino, Bandera Roja, etc.). El 27F comenzó en Guarenas, Caracas, pero fueron los grandes medios (TV) quienes movilizaron al resto del país, sólo con informar qué estaba ocurriendo en la capital. ¿Por qué nosotros no?, parecían preguntarse en el interior. Y en todas las ciudades hicieron lo mismo.

Sin salir de su sorpresa, el presidente asumido apenas el 2 de febrero, ordenó al ejército y a las policías sofocar la rebelión con muerte. Nunca se supo exactamente cuántas víctimas hubo el 28 y 29 de febrero. Aún se buscan cuerpos de personas desaparecidas.

Con el preámbulo de ese caldo de cultivo, emergió el fallido intento de golpe del teniente coronel Chávez a la cabeza de “otros militares”. Pocos civiles sabían que desde 1982 Chávez era el fundador del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR200), constituido por oficiales de baja graduación aludiendo los dos siglos del natalicio de Bolívar.

El fallido 4F de 1992 fue una respuesta a la desesperación popular de muchas décadas de absorción de la renta del petróleo sólo por un pequeño sector de la sociedad. El único político que, sin tratar de justificar a Chávez hizo un discurso parecido a una autocrítica en el Senado -y desde el punto de vista de la falta de ética en la clase política-, fue el ex presidente copeyano Rafael Caldera. Sólo por eso logró ser elegido de nuevo presidente. Pero esta vez excluido del Copey como si fuera “traidor”. Caldera indultó a Chávez en marzo 1994 y le terció la banda presidencial el 2 de febrero de 1999.

La clase política venezolana y los propios medios -que en 1998 ya se creían embriones de partidos políticos-, pavimentaron la carrera al poder del teniente coronel surgido del 4F. Una vez que pagó su intento con 2 años de prisión, se postuló a la presidencia en 1998. Los grandes diarios prácticamente destruyeron a los partidos AD y Copey y algunos, como El Nacional, apoyaron a Chávez con la idea de “controlar” el poder, pero el fracaso de esta movida los volvió en su contra.

Estigmas: “militar y “socialismo”

Chávez derrotó varios estigmas. El principal fue demostrar que aún existen “otros militares”, distintos a los del Cono Sur y Centroamérica, y reluctantes a someterse a la concepción estratégica del Pentágono y el Comando Sur de Estados Unidos. Su impronta de militar progresista evoca otras figuras que gobernaron en la región, como el general Juan Velasco Alvarado (Perú, 1968-1975), general Juan José Torres (Bolivia, 1970-1971), Francisco Caamaño Deño (R. Dominicana, 1965), y otras más antiguas: Juan D. Perón (Argentina, 1946-1955), Jacobo Arbenz (Guatemala, 1951-1954), coronel Marmaduque Grove (artífice militar de la República Socialista en el Chile de 1932) y otros más lejanos como Gamal A. Nasser (Egipto, 1956-1970). Chávez heredó la doctrina militar antiimperialista y nacionalista formulada en Perú en la década de 1920, cuando el APRA era de izquierda.

El otro estigma que venció Chávez fue la rescatar el concepto “socialismo” y a pocos años de la desintegración de la URSS y la caída del muro de Berlín. Pero el Socialismo Bolivariano o Socialismo del Siglo 21 de Chávez no tiene que ver con el adefesio estalinista del capitalismo de Estado que supervivió más de 7 décadas en el este de Europa. Se parece más a las dos áreas de la economía que trató de levantar Salvador Allende, una social y otra privada, coordinadas por el Estado, que no fue permitida por las clases propietarias y su correlato en derecha política, incluida la DC, quienes pidieron auxilio a los militares para tumbarlo en 1973 con el triste resultado de la dictadura Pinochet (1973-1990).

Pero la Revolución Bolivariana no es exportable, principalmente porque se financia con petróleo. Por eso pudo sobrevivir a la huelga patronal que siguió al fallido golpe de 2002, mientras Allende no consiguió ayuda financiera de la URSS para poner término al boicot y la escasez artificial orquestada por la burguesía, la clase política derechista y Estados Unidos.

Sin embargo, la irradiación de la Revolución Bolivariana de Chávez renovó las esperanzas de los trabajadores, los pobres y los excluidos en la gran diversidad de países de la región que tienen diferentes historias y fuentes de riqueza. Venezuela estimuló la configuración de la actual América Latina y el Caribe, surgieron gobiernos progresistas de diferente signo que se han fortalecido en Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, la misma Cuba, y otros países. En febrero, Keith Mitchell, del Nuevo Partido Nacional, de tendencia progresista, ganó las elecciones en la pequeña Granada, la olvidada isla caribeña invadida por Estados Unidos en 1983, tras el asesinato de Maurice Bishop. (Continuará).

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

50 verdades sobre Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana

Salim Lamrani (OPERA MUNDI, especial para ARGENPRESS.info)

El presidente Hugo Chávez, quien falleció el 5 de marzo de 2013 de un cáncer a los 58 años, marcó para siempre la historia de Venezuela y de América Latina.

1. Jamás en la historia de América Latina, un líder político alcanzó una legitimidad democrática tan incontestable. Desde su llegada al poder en 1999, hubo 16 elecciones en Venezuela. Hugo Chávez ganó 15, de las cuales la última el 7 de octubre de 2012. Siempre derrotó a sus rivales con una diferencia de 10 a 20 puntos.

2. Todas las instancias internacionales, desde la Unión Europea hasta la Organización de Estados Americanos, pasado por la Unión de Naciones Suramericanas y el Centro Carter, se mostraron unánimes al reconocer la transparencia de los escrutinios.

3. James Carter, antiguo presidente de Estados Unidos, incluso declaró que el sistema electoral de Venezuela era “el mejor de mundo”.

4. La universalización del acceso a la educación instaurada en 1998 tuvo resultados excepcionales. Cerca de 1,5 millones de venezolanos aprendieron a leer y escribir gracias a la campaña de alfabetización denominada Misión Robinson I.

5. En diciembre de 2005, la UNESCO decretó que se había erradicado el analfabetismo en Venezuela.

6. El número de niños escolarizados pasó de 6 millones en 1998 a 13 millones en 2011 y la tasa de escolarización es ahora de 93,2%.

7. La Misión Robinson II se lanzó para llevar al conjunto de la población a alcanzar el nivel secundario. Así, la tasa de escolarización en la enseñanza secundaria pasó de un 53,6% en 2000 a un 73,3% en 2011.

8. las Misiones Ribas y Sucre permitieron a decenas de miles de jóvenes adultos emprender estudios universitarios. Así, el número de estudiantes pasó de 895.000 en 2000 a 2,3 millones en 2011, con la creación de nuevas universidades.

9. Con respecto a la salud, se creó el Sistema Nacional Público para garantizar el acceso gratuito a la atención médica a todos los venezolanos. Entre 2005 y 2012 se crearon 7.873 centros médicos en Venezuela.

10. El número de médicos pasó de 20 por 100.000 habitantes en 1999 a 80 por 100.000 en 2010, o sea un aumento del 400%.

11. La Misión Barrio Adentro I permitió realizar 534 millones de consultas médicas. Cerca de 17 millones de personas pudieron ser atendidas, mientras que en 1998, menos de 3 millones de vidas tenían acceso regular a la salud. Se salvaron 1,7 millones de vidas entre 2003 y 2011.

12. La tasa de mortalidad infantil pasó de un 19,1 por mil en 1999 a un 10 por mil en 2012, o sea una reducción de un 49%.

13. La esperanza de vida pasó de 72,2 años en 1999 a 74,3 años en 2011.

14. Gracias a la Operación Milagro lanzada en 2004, 1,5 millones de venezolanos víctimas de cataratas u otras enfermedades oculares, recobraron la vista.

15. De 1999 a 2011, la tasa de pobreza pasó de un 42,8% a un 26,5% y la tasa de extrema pobreza de un 16,6% en 1999 à un 7% en 2011.

16. En la clasificación del Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Venezuela pasó del puesto 83 en el año 2000 (0,656) al puesto 73 en 2011 (0,735), y entró en la categoría de las naciones con el IDH elevado.

17. El coeficiente GINI, que permite calcular la desigualdad en un país, pasó de 0,46 en 1999 a 0,39 en 2011.

18. Según el PNUD, Venezuela ostenta el coeficiente GINI más bajo de América Latina, es el país de la región donde hay menos desigualdad.

19. La tasa de desnutrición infantil se redujo en un 40% desde 1999.

20. En 1999, el 82% de la población tenía acceso al agua potable. Ahora es un 95%.

21. Durante la presidencia de Chávez, los gastos sociales aumentaron en un 60,6%.

22. Antes de 1999, sólo 387.00 ancianos recibían una pensión. Ahora son 2,1 millones.

23. Desde 1999, se construyeron 700.00 viviendas en Venezuela.

24. Desde 1999, el gobierno entregó más de un millón de hectáreas de tierras a los pueblos aborígenes del país.

25. La reforma agraria permitió a decenas de miles de agricultores ser dueños de sus tierras. En total, se distribuyeron más de 3 millones de hectáreas.

26. En 1999, Venezuela producía el 51% de los alimentos que consumía. En 2012, la producción es de un 71%, mientras que el consumo de alimentos aumentó en un 81% desde 1999. Si el consumo de 2012 fuera similar al de 1999, Venezuela producirían el 140% de los alimentos consumidos a nivel nacional.

27. Desde 1999, la tasa de calorías que consumen los venezolanos aumentó en un 50% gracias a la Misión Alimentación que creó una cadena de distribución de 22.000 almacenes de alimentos (MERCAL, Casas de Alimentación, Red PDVAL), donde se subvencionan los productos a la altura de un 30%. El consumo de carne aumentó en un 75% desde 1999.

28. Cinco millones de niños reciben ahora alimentación gratuita a través del Programa de Alimentación Escolar. Eran 250.000 en 1999.

29. La tasa de desnutrición pasó de un 21% en 1998 a menos del 3% en 2012.

30. Según la FAO, Venezuela es el país de América Latina y del Caribe más avanzado en la erradicación del hambre.

31. La nacionalización de la empresa petrolera PDVSA en 2003 permitió a Venezuela recuperar su soberanía energética.

32. La nacionalización de los sectores eléctricos y de telecomunicación (CANTV y Electricidad de Caracas) permitió poner término a situaciones de monopolio y universalizar el acceso a estos servicios.

33. Desde 1999, se crearon más de 50.000 cooperativas en todos los sectores de la economía.

34. La tasa de desempleo pasó de un 15,2% en 1998 a un 6,4% en 2012, con la creación de más de 4 millones de empleos.

35. El salario mínimo pasó de 100 bolívares (16 dólares) en 1998 a 247,52 bolívares (330 dólares) en 2012, o sea, un aumento de más del 2.000%. Se trata del salario mínimo más elevado de América Latina.

36. En 1999, el 65% de la población activa cobraba el salario mínimo. En 2012 sólo el 21,1% de los trabajadores disponen de este nivel salarial.

37. Los adultos de cierta edad que nunca trabajaron disponen de un ingreso de protección equivalente al 60% del salario mínimo.

38. Las mujeres desprotegidas así como las personas discapacitadas reciben una ayuda equivalente al 80% del salario mínimo.

39. El horario laboral se redujo a 6 horas diarias y a 36 horas semanales sin disminución del salario.

40. La deuda pública pasó de un 45% del PIB en 1998 al 20% en 2011. Venezuela se retiró del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial rembolsando con anticipación todas sus deudas.

41. En 2012, la tasa de crecimiento de Venezuela fue del 5,5%, una de las más elevadas del mundo.

42. El PIB por habitante pasó de 4.100 dólares en 1999 a 10.810 dólares en 2011.

43. Según el informe anual World Happiness de 2012, Venezuela es el segundo país más feliz de América Latina, detrás de Costa Rica, y el decimonoveno a nivel mundial, delante de Alemania o España.

44. Venezuela ofrece un apoyo directo al continente americano más importante que Estados Unidos. En 2007, Chávez dedicó más de 8.800 millones de dólares a donaciones, financiaciones y ayuda energética contra sólo 3.000 millones de la administración Bush.

45. Por primera vez en su historia, Venezuela dispone de sus propios satélites (Bolívar y Miranda) y es ahora soberana en el campo de la tecnología espacial. Hay Internet y telecomunicaciones en todo el territorio.

46. La creación de Petrocaribe en 2005 permite a 18 países de América Latina y del Caribe, o sea 90 millones de personas, adquirir petróleo subvencionado a la altura del 40% al 60%, y asegurar su abastecimiento energético.

47. Venezuela brinda también ayuda a las comunidades desfavorecidas de Estados Unidos proporcionándoles combustible con tarifas subvencionadas.

48. La creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA) en 2004 entre Cuba y Venezuela asentó las bases de una alianza integradora basada en la cooperación y la reciprocidad, que agrupa a 8 países miembros, y que ubica al ser humano en el centro del proyecto de sociedad, con el objetivo de luchar contra la pobreza y la exclusión social.

49. Hugo Chávez está en el origen de la creación en 2011 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que agrupa por primera vez las 33 naciones de la región, que se emancipan así de la tutela de Estados Unidos y de Canadá.

50. Hugo Chávez desempeño un papel clave en el proceso de paz en Colombia. Según el presidente Juan Manuel Santos, “si avanzamos en un proyecto sólido de paz, con progresos claros y concretos, progresos jamás alcanzados antes con las FARC, es también gracias a la dedicación y al compromiso de Chávez y del gobierno de Venezuela”.

Salim Lamrani es Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris IV-Sorbonne, es profesor titular de la Universidad de la Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Etat de siège. Les sanctions économiques des Etats-Unis contre Cuba, París, Ediciones Estrella, 2011, con un prólogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade.
http://operamundi.uol.com.br/conteudo/babel/27651/50+verdades+sobre+hugo+chavez+y+la+revolucion+bolivariana.shtml

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Del aporte sustancial de Hugo Chávez

Néstor Núñez (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Cuando la inexorable marcha de la vida deje atrás los duros efectos inmediatos del golpe que ha significado para América Latina y el Caribe la temprana desaparición física del presidente venezolano Hugo Chávez, entonces tal vez haya llegado el instante de valorar concienzudamente y en toda su dimensión la obra política de quien se convirtió en una de las principales figuras de nuestra historia regional.

Y con toda seguridad, los analistas y estudiosos tendrán que hacer referencia al trascendente aporte que la práctica transformadora impulsada por el líder bolivariano hizo al rescate de las más legítimas esencias del pensamiento revolucionario mundial.

No se puede olvidar que a lo largo de muchos decenios, el legado de las reflexiones políticas más avanzadas derivó no pocas veces en una suerte de catecismo a cuenta de interpretaciones dogmáticas y manualescas, o del ejercicio indiscriminado del voluntarismo y de retorcidos e ineficaces métodos de dirección.

Y en esa ruta, el mecanicismo, el esquematismo y la ausencia de pies sobre la tierra, sustituyeron el original precepto de que la obra de transformación de una sociedad demanda, en primerísima instancia, comprender y asumir, en toda su dimensión y aristas, la realidad objetiva y subjetiva sobre la cual se intenta actuar.

De manera que han sido precisamente el pasar por alto y el desvirtuar este principio, algunas de las causales claves que han hecho fracasar las más disímiles experiencias revolucionarias, entre ellas el llamado “socialismo real” vigente por años en Europa del Este y la extinta Unión Soviética.

Tragedia que, por demás, llevó a los voceros imperiales a regar por el mundo la malsana teoría del “fin de la historia” y la pretendida conversión del régimen capitalista en un orden eterno, inamovible e intocable.

La aparición en medio de aquella bacanal imperialista de la Revolución Bolivariana liderada por Hugo Chávez en Venezuela, vino entonces a apoyar, de manera formidable, la batalla de los revolucionarios que, pese a todas las adversidades, supieron discernir que la debacle no era precisamente la de las ideas progresistas, sino el producto anómalo de su retorcido uso, interpretación e instrumentación.

Y al frente de su pueblo, el dirigente venezolano supo avanzar en la correcta aplicación de los elementos originales del socialismo, precisamente mediante el ejercicio de una política y una obra sustentadas en la certera focalización de las características concretas del medio a transformar.

Una vía que por su indiscutible lógica, y para suerte de nuestra región, ha sido también el camino y el método escogidos por otros gobiernos de corte popular con asiento en el sur del Hemisferio en los últimos tiempos.

Ejercicio que Chávez no dudó en rotular como “socialismo del siglo veintiuno”, y que en sus principios -vale insistir- implica el rescate y validación de las esencias del pensamiento político más avanzado en la historia global.

Ese es, sin dudas, otro sustancial mérito de quien ya tiene asegurado un nicho especial en el renovado y pujante empeño humano por avanzar hacia la plena justicia para todos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nuestro Chávez

Claudio Katz

Aunque el final era esperado siempre quedaba una esperanza. Muchas voces pedían “que aguantara porque lo necesitamos”. No ocurrió y la tristeza embarga a millones frente a lo irreparable. Se ha ido un indispensable y ningún homenaje compensará la pérdida. Cada conmemoración elige un perfil: el líder, el comunicador, el tribuno, el volcán de energías, el osado. Pero algunos homenajes disuelven su revulsivo legado del socialismo y el ALBA.

Chávez cuestionó a viva voz al capitalismo y recuperó un proyecto de emancipación que parecía sepultado. Retomó conceptos censurados, recordó a los marxistas olvidados, denunció a la burguesía y declaró su admiración por Cuba. Transmitió ideas de igualdad social y democracia real que provocaron un terremoto en la conciencia de oprimidos. No defendió vagamente la dignidad y los derechos de los humildes. Convocó a imaginar una sociedad sin explotación, competencia, ni lucro.

Esta dimensión no sólo incomoda a los partidarios del “capitalismo serio”. También molesta a los sectarios, irritados con cualquier planteo desviado de su receta. Objetan la distancia entre el proyecto y su concreción, como si ellos hubieran probado alguna capacidad para acortar esa brecha. Chávez rescató al socialismo de los libros de historia, para situarlo nuevamente entre las posibilidades del futuro.

Volvió a demostrar que ese horizonte es compatible en América Latina con el patriotismo revolucionario. Repitió la trayectoria de los militares antiimperialistas que se radicalizaron convergiendo con las luchas sociales. Y logró una sintonía con su pueblo y un impacto continental, que nunca consiguieron Torrijos o Velazco Alvarado.

Con más cuidado hay que tomar las analogías con el peronismo. Es cierto que lideró la misma irrupción de mayorías silenciadas y la misma obtención de conquistas sociales. Pero Chávez seguía un camino de Cuba totalmente contrapuesto al orden conservador. Por eso nunca avaló la gestación aparatos tan regresivos como el justicialismo. En lugar de confrontar con la juventud movilizada propiciaba la Patria Socialista.

Chávez impulsó la integración regional, pero no idealizaba los negocios y las ganancias empresarias. Los aceptaba como un dato del escenario actual y los concebía como instrumentos de recuperación de soberanía. Su proyecto era el ALBA: la unidad por medio de la cooperación. Comenzó propiciando el intercambio de petróleo por educadores con Cuba y terminó auspiciando incontables campañas de solidaridad con los desamparados de Haití, los desposeídos de Centroamérica y los necesitados de Bolivia. Estas iniciativas fueron interpretadas como “maniobras de petro-diplomacia” por quiénes sólo conciben acciones guiadas por la codicia.

El ALBA ensaya otra construcción latinoamericana, con menos funcionarios y más movimientos sociales. Chávez lo concibió retomando la experiencia de Bolívar. Si la guerra de la Independencia se expandió liberando esclavos y eliminando servidumbres, la batalla actual contra el imperio exige mayor intervención de los sujetos populares. En la preparación de esa confrontación, no ahorró denuncias de la prepotencia estadounidense.

América Latina ha perdido la voz de radicalidad que sobresalía en todos los foros, para pavimentar una estrategia antiimperialista. Se ha creado un gran vacío regional que no tiene sustituto (por el momento). Cuando se discute si Cristina o Dilma cuentan con el carisma suficiente para reemplazarlo se olvida el contenido del liderazgo vacante. El comandante decía la cruda verdad porque no temía desafiar a los poderosos. Por eso se burlaba de los diplomáticos yanquis y de los reyezuelos europeos que intentaron acallarlo.

Chávez supo combinar consecuencia con inteligencia en la evaluación de las relaciones de fuerza. Esa capacidad fue muy visible en el último período, cuando delegó el gobierno, forjó un equipo, posicionó a Maduro y debilitó a Capriles. Así conjuró el vacío de poder que tanto añora la derecha. Pero aceleró su propio final, con las energías desplegadas en la campaña electoral.

El resultado de esos comicios ha sido indigerible para los custodios del orden republicano que digitan los poderosos. Cuestionan al terrible autoritario, que arrasó en 13 elecciones cristalinas y al espantoso censor, que siempre pudieron insultar desde los medios de comunicación. La sobriedad profesional en el manejo posterior de la enfermedad presidencial debería servir de modelo, a todos los negociantes del periodismo, que lucran con la tragedia de un paciente terminal.

La disputa entre profundizar o congelar el proceso venezolano se ha tornado más incierta. Hay una tensión cotidiana con los burócratas que utilizan el disfraz bolivariano para enriquecerse, recreando el rentismo exportador y el consumo improductivo. Bloquean la construcción de una economía industrial, eficiente y auto-abastecida en alimentos. Acumulan fortunas con la intermediación de las divisas del fondo petrolero, agigantan el déficit fiscal y preservan el ciclo de las devaluaciones.

Por su parte muchos los opositores reconocen, ahora, el gran cambio perpetrado en la distribución de la renta petrolera. Aceptan que esos recursos fueron provechosamente canalizados hacia la alimentación, la educación, la salud y la vivienda popular. Nunca explican por qué razón, ningún presidente anterior concretó esa transformación.

Las conquistas logradas están a la vista y son muy significativas. Pero no alcanzan y podrían perderse si se pospone la radicalización del proceso económico. Ya no hay un conductor y llegó el momento para conformar direcciones más colectivas y electas por la base. Esta evolución es posible por el carácter inesperado de los procesos históricos. Nadie imaginaba, por ejemplo, hace diez años el giro que introduciría el movimiento bolivariano.

Chávez ingresa en la historia por la puerta grande para ocupar un lugar junto al Che. Guevara fue el símbolo de una revolución ascendente que despertó grandes expectativas en la expansión inmediata del socialismo. Chávez apareció en otro contexto. Expresó las rebeliones que conmovieron a Sudamérica al comienzo del siglo XXI y encarnó los triunfos contra el neoliberalismo. Dos figuras excepcionales para dos momentos de un mismo recorrido hacia la igualdad, la justicia y la emancipación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Julio Gambina: En el tema de la deuda argentina tenemos que ser coherentes con el legado de Hugo Chávez

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)
.

Mario Hernandez (MH): Buenos días Julio, estábamos homenajeando al Comandante Hugo Chávez Frías y antes de comenzar con el tema de la entrevista me gustaría que te refirieras a su figura.

Julio Gambina (JG): Su fallecimiento era esperable tras una larga dolencia y un tratamiento de hace más de un año. En primer lugar es un gran dolor respecto del ser humano. Un hombre que le cambió la cara a Venezuela y a la política latinoamericana. Encabezó un nuevo ciclo político de la izquierda en nuestro continente.
No hay ninguna duda que la revolución cubana desde el ’59 fue el inicio del socialismo en América Latina y con la llegada de Hugo Chávez al gobierno y, sobre todo, desde fines del 2004, principios del 2005, cuando dijo que no había perspectiva para el capitalismo como mecanismo de solución para los pueblos de América y la cuestión era el socialismo del siglo XXI, lo que suponía una crítica al socialismo del siglo XX y un renacer de la perspectiva socialista, Chávez se transformó en el líder que renovaba la esperanza social en América Latina.
Ahora se inicia una nueva etapa. Hugo Chávez fue hijo del levantamiento popular del Caracazo. Sin él, no hay Hugo Chávez, su liderazgo, sus aportes, su contribución a la causa profunda del cambio en América Latina. Por eso tendrá que ser nuevamente el pueblo venezolano el que retome el rumbo trazado por Hugo Chávez y darle continuidad organizada a la perspectiva de transformación. Aquella semilla sembrada por Chávez tiene que germinar ahora en una nueva etapa, en un nuevo desarrollo. A nosotros nos tocará desde Argentina o cualquier parte que estemos en nuestra América Latina, hacerlo realidad. Tomemos la posta que inicialmente tomó la experiencia cubana y continuó la venezolana con toda su diversidad, problemas y riquezas pero asumiendo el legado de la construcción socialista en América. Ahora tendrá que ser de nuevo creación de los pueblos en su capacidad de construir una nueva sociedad, volver al lema de Mariátegui, ni calco ni copia, es decir, crear para transformar y Hugo Chávez realmente fue un gran creador. Si uno mira su historia, su lugar físico en el Caracazo, no estaba entre quienes se levantaron pero fue cambiando con el tiempo, asumiendo el gobierno de Venezuela con una imagen de gobierno de Tercera Vía, dicho por él mismo y luego fue derivando a una perspectiva socialista. Llegó a la convicción que el capitalismo no tenía soluciones para los pueblos y había que construir el socialismo.
Fue un gran creador y queda ese legado que asume el movimiento popular, hoy con mucho dolor, pero habrá que transformarlo en creación, en creatividad para construir el socialismo en este siglo XXI.

MH: Te agradezco mucho estas palabras y vamos al entrar en el tema por el te convoqué en esta oportunidad.
El miércoles pasado en El Argentino leí una pequeña columna tuya donde al final señalas: “Quizá sea el momento de patear el tablero, no ya solo con declaraciones y amagues, y avanzar, rodeados de la solidaridad regional y global que puede provocar un planteo autónomo con clara señal de apuntar a modificar la arquitectura financiera mundial. Es cierto que Argentina avaló la legislación externa y que a ella se sometió, quizá esperando un fallo “racional” que no obstruya el funcionamiento del sistema financiero y económico del capitalismo en crisis. Puede no existir esa racionalidad, y como en el juego del ajedrez, debe pensarse en las siguientes movidas para intentar desde el Sur el jaque al sistema. Son una realidad las auditorías seguidas de no pago, y el retiro de ámbitos internacionales como el CIADI. ¿Por qué no ensayar medidas compartidas con países que se mostraron audaces a la hora de desmarcarse del sistema de dominación y desde la integración regional materializar un nuevo orden de la economía y finanzas globales?”.
Esto que acabo de leer lleva por título “¿Qué hacer ante el fallo estadounidense?” y se refiera a la resolución judicial en ese país en torno al conflicto de Argentina con los fondos “buitres”. La postura que asumís me motivó a llamarte. El discurso de Cristina Fernández de Kirchner ante la Asamblea Legislativa el pasado 1º de marzo fue en un sentido diferente. Me interesaría que profundizaras el tema.

La Presidenta va a pagar los bonos

JG: Esa nota está escrita sobre el filo de la reunión que había en Nueva York entre las partes que están discutiendo. Por un lado, los inversores estadounidenses, llamados fondos buitres, a veces se generaliza tanto el término que uno no sabe de lo que está hablando. Son inversores extranjeros que compraron títulos de la deuda externa argentina y pretenden cobrar con la legalidad ofrecida por Argentina, por eso reclaman en Nueva York, porque Argentina cedió soberanía jurídica e incluyó en las cláusulas de la emisión de los títulos que se podía litigar en tribunales extranjeros, en Japón, Europa o EE. UU.
Declaraban los inversores extranjeros, la Argentina y el Banco de New York que actúa para recibir el dinero que paga nuestro país y lo distribuye entre los inversores que entraron al canje de la deuda.
El viernes la Presidenta habló y dijo que va a pagar los bonos a los fondos buitres en vez de patear el tablero que es lo que sugiero en la nota. Fue a contramarcha, dijo vamos a seguir pagando pero no más de lo que se les paga al 93% de los acreedores.
Lo curioso es que esa deuda con el 7% de los bonistas que no entraron al canje, era una deuda inexistente porque la “ley cerrojo” del 2005 decía que quienes no entraban al canje quedaban afuera. En ese momento se canjearon el 80% de los títulos con lo cual creíamos que el 20%, unos U$S 20.000 millones, ya no se debían. ¡Qué curioso!, en 2010, cinco años después, se reabrió la deuda y se reconocieron los U$S 20.000 millones. Ahí se completó el famoso 93%, el 7% que quedó afuera dejaron de ser acreedores, no era registrado como deuda porque se le habían dado dos oportunidades de ingresar al canje y no lo habían hecho. Entonces volvimos a creer que el 7% ya no se debía. De los U$S 100.000 millones en default del 2001, el 7% son unos U$S 7.000 millones. Bueno, ahora nos estamos desayunando que a esos deudores, que la ley argentina dice que ya no lo eran, se les van a ofrecer nuevos bonos porque se puede reabrir el canje o emitir nuevos bonos similares a los que se entregaron en 2005 y 2010.
No se ha pateado el tablero, es al revés, se incrementa la deuda. El famoso desendeudamiento se transformó en pago y más endeudamiento. La Argentina tiene un discurso duro, crítico, contra los llamados fondos buitres, el FMI, el sistema financiero mundial e incluso contra la justicia estadounidense a la cual se la trata de fundamentar un fallo irracional. Por eso en el artículo hablo de la racionalidad porque creo que EE. UU. puede darse el lujo, como justicia del imperialismo que es, de establecer un fallo que parezca irracional porque tienen la suficiente irracionalidad para decir que un fallo contra la Argentina no necesariamente sienta antecedente contra otras renegociaciones de deuda que se puedan hacer con Grecia, España o que incluso pudiera llevar adelante EE. UU. como principal deudor del mundo. El dueño del poder tiene la impunidad para hacer lo que quiera. Puede ser racional o irracional y no generar antecedente en el sistema mundial.
La hipótesis de la Argentina era que no iban a ser tan irracionales de ir contra el capitalismo porque un fallo contra nuestro país iba a impedir que hubiera nuevos procesos de renegociación de la deuda en el plano mundial. Eso es pensar que el capitalismo se maneja con racionalidad. Su racionalidad es la explotación del hombre por el hombre, el traslado de la crisis a los sectores más débiles, sean trabajadores o países y, por lo tanto, EE. UU. puede tener un desarrollo de la justicia del poder que imponga determinadas condiciones que parecen irracionales.
Fijate que el discurso de la Presidenta cayó bien en los mercados.

MH: Es lógico porque afirmó que les va a pagar a todos los acreedores.

JG: Claro. Esos inversores compraron los bonos de la deuda argentina cuando valían menos del 20%, probablemente menos del 15%, en torno del 10%. Tomemos el 20%. Canjean una deuda que tiene un valor nominal de 100 por un bono de 55/60 con una quita del 40/45%. Parece una quita importante pero lo es del valor nominal. En términos de rentabilidad compraste a 20 y te devuelven un bono que vale 45/50/55.

MH: El negocio de tu vida.

Es el momento de patear el tablero

JG: Por supuesto, estás duplicando la inversión, como si alguien realizara un depósito y en cortísimo plazo duplicara o triplicara el capital inicial invertido, con lo cual para el capitalismo especulativo fue un gran negocio.
Ayer YPF ha tomado crédito, ha emitido títulos y la semana pasada cerró una nueva convocatoria para pequeños inversores y ha pagado una tasa del 19%. Cuando la tasa mundial tiene tendencia 0, la principal empresa argentina se endeuda al 19% anual. A la YPF gestionada estatalmente y al Estado y las provincias argentinas que se quieran endeudar el costo de ese crédito es altísimo.
La deuda no es un tema menor par nuestro país por eso en la nota digo que hay que patear el tablero, animarse a ser creativos como lo fue Chávez, su creatividad en los planteamientos políticos que han llevado a modificar, entre otros, el tema de la integración, que era una cosa antes del proceso venezolano y otra después. Hasta la inconclusa idea del Banco del Sur es una iniciativa que se viabiliza porque desde Venezuela se plantea que la región tiene que utilizar sus reservas internacionales con fines de desarrollo propio, autónomo del desarrollo del modelo productivo tradicional que impongan las empresas transnacionales en nuestros países.
Para Argentina, en esta situación de juicio en EE. UU., donde hay fondos especulativos denostados en todo el mundo que nos están demandando, es el momento de patear el tablero pero no se puede hacerlo solos.
Hay que ir a buscar la integración con países que se han animado a hacer “herejías” como Bolivia, Venezuela y Ecuador, que se retiraron del CIADI que es un ámbito del BM que define tribunales que defienden los intereses de las transnacionales contra los países. Argentina es el país más demandado en el CIADI.
Argentina tendría que sumarse a la iniciativa de estos tres países e incluso de Brasil que nunca reconoció al CIADI. Qué mejor que asociados con Brasil, Venezuela, Bolivia y Ecuador digamos nos vamos del CIADI y, al mismo tiempo, sería un intento de cerrar una puerta a las demandas de las transnacionales contra Argentina decir vamos a hacer una Comisión Investigadora como Ecuador, con profesionales locales e internacionales de América Latina y el mundo para ver qué parte de la deuda es legítima y cuál no y en base a eso decidir cuál es la deuda que se debe pagar y cuál no.
Algunos dicen Alfonsín hizo canje de deuda, Menem y De la Rúa también, se han hecho tantos canjes en gobiernos constitucionales que no se puede investigar para atrás. Siempre se puede, nunca es tarde y hoy Argentina podría decir vamos a investigar la deuda y mientras tanto suspendemos los pagos.
A eso llamo yo patear el tablero. Ya tenemos la experiencia del 2001 cuando nos decían Argentina no puede aislarse del mundo. De hecho desde ese año hasta ahora con las tasas de interés que menciono, Argentina está imposibilitada de ingresar al sistema financiero mundial, lo cual no ha sido límite para que pueda desarrollar su proyecto, estés de acuerdo o no. Incluso cuando necesitó financiamiento y no conseguía, hoy todos lo rescatan, Argentina recibió apoyo solidario de Venezuela, a tasas de mercado, porque no tenía porqué regalar su dinero, pero ahí tenés como funciona la solidaridad latinoamericana que actúa con un ida y vuelta donde Argentina y Venezuela podían generar una relación virtuosa donde nuestro país favoreció el desarrollo tecnológico de la industria alimenticia y láctea venezolana a cambio del financiamiento para el rescate de Sancor. Estamos hablando de una intervinculación financiera para el salvataje de una empresa productiva, cooperativa como Sancor pero también del abastecimiento de combustibles.
Así como Argentina tiene ese ejemplo de solidaridad venezolana podría plantear hoy una política pro-activa contra el sistema financiero, en un caso paradigmático como es el intento de cobrar desde fondos especulativos y patear el tablero. Sumarse y potenciar una estrategia de confrontación que a veces hasta está planteada como débil para el conjunto de América Latina porque Bolivia se fue del CIADI en soledad, lo mismo Ecuador. Nuestros países necesitarían estar menos solos y trabajar un poco más en conjunto. Así como Brasil y Argentina le pagaron el mismo día en el 2006 al FMI una cifra gigantesca de U$S 25.000 millones, U$S 15.000 Brasil y U$S 10.000 millones Argentina, en dos días, uno detrás del otro, qué bueno sería que Brasil, Argentina y estos otros países que menciono asumieran una política conjunta y destinaran parte importante de sus reservas internacionales para habilitar el Banco del Sur urgentemente y generar una línea crediticia para un desarrollo productivo alternativo que no se concentre en los negocios del extractivismo que las transnacionales desarrollan en nuestros países.
Existen todas las condiciones y si somos coherentes con el legado de Hugo Chávez hay que ser más creativos, más audaces y cerrarles las puertas a los mecanismos del capitalismo, especialmente aquéllos más groseros que vienen de la mano de la especulación y estos llamados fondos buitres que insistimos, son inversores que en el mercado financiero compran títulos a bajo precio e intentan cobrar lo más que puedan. Como buenos explotadores del sistema capitalista piensan en apropiarse de la riqueza socialmente generada por los trabajadores y los pueblos del mundo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Otra querida presencia

Alfredo Grande (APE)
.

“Pobre la Argentina, con tantos gobernados de clase media y tantos gobernantes de clase alta”.
(Aforismo implicado)

“La mañana del 27 de febrero de 1989 no tenía nada de especial, excepto que empezaba a regir el aumento del ciento por ciento en el transporte público. Apenas había amanecido, eran las seis de la mañana, cuando las primeras corridas, peleas y enfrentamientos se registraron en las afueras de Caracas, en el barrio de Guarenas. Los pasajeros se negaban a pagar las nuevas tarifas y, en medio de la ira, comenzaron a quemar los colectivos y las tiendas aledañas. En el centro de Caracas, en tanto, los movimientos estudiantiles más radicales, que ya habían preparado manifestaciones para ese día, tomaban la estación de micros de Nuevo Circo. Para las 7.30, el Caracazo ya había explotado. A más de veinte años del Caracazo, miles de víctimas siguen esperando justicia, verdad y reparación. No hay ninguna persona condenada, ni siquiera procesada por esos crímenes. El único fallo que existe fue el que emitió la Corte Interamericana de Derechos Humanos, condenando al Estado venezolano y ordenando la inmediata reparación de las víctimas. Hasta ahora se indemnizó a cuarenta y cinco personas. En 2009, Venezuela se dirigió al nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, y le pidió que entregue al hombre que dio la orden de reprimir el 28 de febrero de 1989, el entonces mandatario venezolano Carlos Andrés Pérez. Pérez murió el pasado 25 de diciembre en Miami, Florida”. (Luis Britto García)

Por razones familiares, en el Cementerio Británico de la ciudad de Buenos Aires parte de mi familia me espera cuando decida seguir escribiendo en otras vidas. Recorriendo ese lugar, siempre me quedo detenido en un monumento que recuerda a Guillermo Hudson. Se puede leer : “fue una de esas existencias que obliga, dulcemente obliga, a creer en Dios”.

Chavez fue un hombre religioso. Cristiano. Creyente. Además, militar. Y orgulloso de serlo. Pero pienso, sin siquiera haber estado cerca suyo, en qué formas de la religión, y pienso en la teología de la liberación, en un cristianismo que disputa con la cristiandad, en una creencia en una Iglesia que era el pueblo de Dios. Y de un militar para el cual, como se lo escuché a Fidel Castro en 1986, la causa del militar y la del pueblo es la misma causa. Hay una génesis social, cultural y política del chavismo. Un fundante que le da origen como multicausalidad. Una singularidad, que no es otra cosa que aquello que nunca más podrá repetirse. Dicen que una singularidad originó la vida. Y como hay muchas vidas en la vida, otra singularidad originó la vida de lo que hoy mundialmente se conoce como “chavismo” o “chavización”. La singularidad que originó el chavismo fue el “caracazo”. Que tuvo diferencias pero muchas analogías con el “bogotazo” en Colombia décadas anteriores. Pero el caracazo no fue causa del chavismo.
Después de la insurrección popular por el ajustazo, Carlos Andrés Perez, un social demócrata asustado, que puede incluso ser peor que un fascista, siguió dando más de lo mismo. Y el Golpe de Estado a un Estado que golpeaba, fue derrotado. Pero no fracasó. Aunque Chavez en prisión se sintió muerto, había vida, mucha vida para entregar. La vida del chavismo es eterna, además por los merecidos laureles conseguidos, porque "sepan que sólo muero, si ustedes se van quedando porque el que muere luchando, vive en cada compañero”, en los versos del periodista uruguayo Carlos M Gutierrez.1

Chavez murió luchando, y no solamente contra el cáncer. La denuncia de Maduro sobre el asesinato de Chavez es consistente. No desde el punto de vista jurídico, ni siquiera político. Fue un asesinato cultural. La revolución bolivariana fue condenada a muerte por el Imperio que siempre ataca. Cuba hiere el orgullo de los Estados Unidos Asesinos. Venezuela además hería el bolsillo. La denominada renta petrolera, dejó de engordar los bolsillos de payaso de la casta gobernante. Vendido a precio vil, mantenía a los dueños de la tierra hundidos en profundidades fósiles. Con Chavez los barriles de crudo tuvieron cada vez más un precio cercano a su valor. Pero este impacto económico, no fue solamente la bonanza consumista de nuevos ricos y viejos pobres. La marca eterna que el chavismo deja es haber mostrado que algunas formas de unión hacen la fuerza. Fue mas allá del relato para entrar de lleno en subvertir el orden feudal heredado. La profecía del socialismo del siglo XXI deja eterna huella porque desmiente las macabras seriedades del capitalismo. Y no es solamente la elegancia discursiva de un orador antológico. No eran gestos, guiños, muecas, codazos cómplices para hacer más digestiva la “revolución bonita”. Fue recuperar PDVSA no para el pueblo, aunque también, sino desde el pueblo, que es mejor.

Faltaba mucho, pero con lo que hizo y permitió hacer, sobró. Estuve acompañando a Omar Lopez y los compañeros del Programa Radial Mate Amargo en la anti cumbre en Mar del Plata (2005). No parecía posible torcerle el brazo al Califa Capitalista. Pero se le torcieron los brazos, las piernas, la espalda. El genocida Bush vino por todo y se fue sin nada. Por supuesto: no fue sólo Chavez, pero hubiera sido imposible sin Chavez. Además, puso el cuerpo, lo dejó, lo mostró y su cuerpo (físico, político, ideológico, espiritual) fue ariete y fue mortero. Su invocación a Bolívar era tan convincente como la invocación de Martí que hace Fidel. No es una retórica historicista y acomodaticia. No es invocar a San Martín para terminar actuando como Videla. Es ese fundante que sigue latiendo, que sigue buscando todas las independencias necesarias. Para lo cual no se puede servir a dos amos. Que además siempre termina siendo el peor de todos. Chavez prueba que es necesario para cambiar el mundo, tomar el Poder. Que no es lo mismo que la embriaguez de que el Poder lo tome a uno. O a una. Lo que en una charla denominé el “Poder Placer”. Tener el Poder para sentir el placer de cambiar el mundo. Una parte de ese mundo fue cambiada por Chavez. Una parte no pequeña ¡Qué envidia el placer que debe haber sentido! ¡Qué envidia por el placer que hizo sentir a cientos de miles, a millones. El único antídoto contra la envidia es la gratitud.

Chavez no necesitará volver para ser millones. Se fue y ya lo era, y lo seguirá siendo. La gratitud de millones, aunque ahora tenga la ropa gris del dolor, pronto volverá a ser la ropa colorida de la alegría. Hay muchas formas de estar alegre. Algunas pueden ser acompañadas de tristeza. ¿Acaso no lloramos de alegría? Aunque nadie ríe de tristeza. Estoy seguro que muchas y muchos en su llanto tendrán gratitud, alegría y tristeza. Chavez no merece un llanto sencillo. No lo conocí, pero me imagino que el tampoco lo era. Seguramente no era, como decimos en estas tierras, un rebuscado, un retorcido. Pero sin dudar debió atravesar profundas contradicciones.

Por ejemplo: entre lo jerárquico que atraviesa a todo militar, y lo asimétrico que le permitió ser pueblo y parte de su pueblo. Las asimetrías construyen. Las jerarquías matan. Las asimetrías en su pluralidad y diversidad, construyen desniveles por donde la vida circula. La Jerarquía detiene todo tránsito, es un stop. Un semáforo rojo que no cambia. Así le fue a Carlos Andres Pérez. Que se llenó la boca de socialismo para después escupir capitalismo. Chavez se iba de boca, mal que le pese al Rey de nuestra Madrastra Patria. Pero su actos concretos pronto la alcanzaban y entonces el discurso era además praxis. Yo creo que Chavez obliga, dulcemente obliga, a creer en Dios. En el Dios que cada uno elija. Hay una trascendencia que el pueblo venezolano no necesita que se la expliquen, porque la está viviendo en cada paso de esa marcha silenciosa para despedir al que, de todos modos, siempre estará con ellos. Y para los que estamos lejos, un poco de amargura por eso. Por estar lejos. Pero compartiendo algo que nos acerca para toda la eternidad: otra querida presencia.

1 Agradezco a Miguel Tollo y Paula Bernengo que me informaron al respecto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

FORO para una Educación Solidaria Civil

Roberto Fermín Bertossi (especial para ARGENPRESS.info)

Los tiempos presentes nos revelan la necesidad de acceder a un nuevo esclarecimiento educativo solidario, civil y prospectivo. El mismo consiste en adquirir el conocimiento y la concientización sobre la urgencia de un nuevo sistema socioeconómico basado en tres instancias: el mercado, el Estado y la Sociedad civil.

Nuestra sociedad civil debe lograr la liberación de seculares cautiverios como son tanto la voracidad empresaria cuanto la corrupción, la inflación, la inseguridad, los intereses sectoriales corporativos e inefables desencuentros entre dirigentes políticos-económicos, corporaciones y gobernantes de turno.

Para ello, cada uno y cada cual de todos los todos del todo social, desde su propio quehacer, así como cada civil a partir de su instrucción educativa, deberán superar con éxito la grieta cada vez más grande entre educación/trabajo y una realidad que paulatinamente incrementa su ´hostilidad humana´.

Se requiere por tanto de la más pronta implementación de una educación solidaria, pragmática, civil e inclusiva. Llamativamente, para operativizar la misma basta con ejecutar federalmente las leyes Nros. 1.420, 16.583, 23.427 y 26.206 cuyos objetivos son la institucionalización y financiamiento de una educación solidaria civil cooperativa.

La inclusión laboral, profesional y ciudadana de cada argentino depende y mucho de esto último así como de un Foro integrado por empresarios y educadores con reconocido compromiso social cuya metodología sea lograr la modalidad más eficaz para complementar con prácticas personales y comunitarias en ambientes reales de trabajo formaciones eminentemente teóricas de estudiantes de todos los niveles e instancias de los establecimientos educativos, dejando atrás toda grieta o abismo entre formación/capacitación y oportunidades actuales de trabajos.

Ese Foro debe ser acompañado por la adhesión de escuelas, colegios (urbanos/ rurales, universidades, comunas, municipios así como por empresas y reparticiones públicas para exponer finalmente el mejor ´balance social´ de todos para todos.

También un eficaz rol integrador referencial de este Foro con las ONG´s de reconocida trayectoria y solvencia, deberá reforzar constantemente su costado educativo/formativo buscando compensar las crecientes anomalías y deficiencias de la educación tradicional argentina que margina y castiga especialmente no solo a los jóvenes de las familias menos favorecidas y/o empobrecidas sino a nuestros micro emprendedores, campesinos, minifundistas, aborígenes, excombatientes, migrantes e inmigrantes, presidiarios y más.

El foro en cuestión debería ofrecer programas de alfabetización y suplencia de adultos, invertir prioritariamente en la educación de niñas/mujeres y, mancomunadamente con comunas, municipios y regiones, promover y proveer programas federales para vg., la prevención de la deserción escolar/laboral, de la prostitución, del consumo de alcohol, de drogas, etc.

Asimismo, este Foro o instituto puede ser gran palanca para futuros egresados, constructores, técnicos, titulares de artes/oficios y profesionales cuando pretenden ingresar naturalmente a un mercado de trabajo cada día más exigente y para el cual no fueron adecuadamente capacitados por el instituto educativo de que se trate y, en no pocos casos -en lo pertinente-, tampoco por la propia familia.

En esta propuesta, cada persona, cada estudiante y cada familia deberían encontrar gratuita o muy accesiblemente todo el apoyo necesario para su inclusión laboral/profesional mediante talleres, cursos y seminarios -presencial y a distancia- orientados a estimular competencias, habilidades y destrezas esenciales para la conquista y un óptimo aprovechamiento de vacantes laborales; enseñanza y aprendizaje para alcanzar remuneraciones suficientes y dignas que faciliten y favorezcan que millones de argentinos puedan costear su proceso educativo inclusivo ocupacional así como la mejor colaboración con sus propias economías domésticas familiares sin tener que salirse ni pausarse de sus procesos formativos educativos.

Adicional, gradual y paulatinamente ir integrando sus objetivos con vg., un atractivo programa de eventos culturales y artísticos, iniciativas de voluntariado, incentivos para estimular hábitos de lectura, pintura, artes, erudición informativa, etcétera.

Argumenta y justifica sobradamente todo lo anterior, el inciso 19 del artículo 75 de la Constitución nacional cuando proclama que corresponde al Congreso, “… proveer lo conducente al desarrollo humano, al progreso económico con justicia social, a la productividad de la economía nacional, a la generación de empleo, a la formación profesional de los trabajadores, … a la investigación y desarrollo científico y tecnológico, su difusión y aprovechamiento …”

Argentina debe redoblar su apuesta a la fuerza y trascendencia de una educación solidaria civil como de un trabajo productivo entre los mejores caminos para un futuro mejor, próspero, duradero y pacífico para muchos más argentinos. El Foro relacionado debe constituirse en un ámbito eficaz/eficiente donde estudiantes y familias encuentren gratuitamente el apoyo necesario para su integral inclusión social, cuantitativa y cualitativamente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: La Iglesia en la encrucijada

LA ARENA

Si se confirmaran los datos de una encuesta que se publicara días atrás en algunos diarios porteños, la Iglesia Católica argentina tendría un serio motivo -otro más-de preocupación. El sondeo fue realizado por una de las más prestigiosas empresas del mercado. La única objeción medianamente seria que puede hacerse es que el universo metodológico considerado se limitó a Buenos Aires y alrededores, pero ya se sabe que con frecuencia esa muestra suele tomarse como representativa del país. Es posible que en provincias de tradición más conservadora las cifras marcaran una tendencia algo distinta.

Los resultados obtenidos parecen decir que el país católico no lo es tanto y que mucha gente, pese a su militancia, no coincide con el rumbo de la Iglesia. Casi el 75 por ciento de los consultados piensa que la Iglesia "debe modernizarse y cambiar" y apenas un 13 por ciento apela a reforzar "las posiciones históricas". Si la evaluación se lleva únicamente a los militantes católicos la cifra de los partidarios del cambio sube al 80 por ciento, en tanto que la de los conservadores baja levemente. Lo notable es que la mayoría de las modificaciones que se esperan son, nada menos, que la aceptación del uso del preservativo para evitar embarazos, la validación de mujeres en el sacerdocio, la suspensión del celibato en los curas y, el colmo de lo impensado, la aceptación de la homosexualidad.

Esta contundente tendencia de secularización de la sociedad argentina es armónica con lo que parece ser una pérdida en la intensidad de la fe militante, que se manifiesta especialmente en la escasez de vocaciones sacerdotales. Otro golpe aportado por los números es el relativo a la influencia del Papa en la vida de la gente: pese a ser el representante de Dios en la tierra y a su condición de autoridad máxima de la Iglesia, más de la mitad de los católicos encuestados dice que la palabra papal tiene poca o ninguna importancia en su vida; el porcentaje sube a más de sesenta cuando se trata del total consultado sin discriminación religiosa. Y, a las puertas de la elección del sucesor de Benedicto XVI, a un inquietante 45 por ciento le es indiferente quién sea el sucesor, mientras que casi el 31 por ciento piensa que debería ser latinoamericano.

El resumen final tampoco es demasiado alentador para la Iglesia: sumados los "muy y los bastante religiosos" dan un 42 por ciento, muy por debajo de los que se definen como "poco y nada religiosos", que alcanzan el 55 por ciento. Entre los propios católicos los porcentajes de ese rubro son 52,6 y 44,8, siendo el único netamente favorable a la institución.

Aún tomadas con prudencia -pese a la fiabilidad de la consultora que realizó el trabajo- las cifras están indicando cambios sustanciales en la sociedad argentina, en sintonía con los que se vienen registrando en el resto del mundo. Resulta evidente que la Iglesia Católica, numéricamente considerada, está pagando las consecuencias de su conducción conservadora y hasta reaccionaria, que se niega a aceptar siquiera algunos de los avances saludables que vive la sociedad contemporánea en materia de derechos individuales y de las minorías.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. Juicio La Perla: Una carta escrita por Menéndez compromete a un ex funcionario de EPEC

Katy Garcia (PRENSA RED)

Lo reveló Silvia Di Toffino, hija del dirigente del sindicato de Luz y Fuerza, Tomás Di Toffino, secuestrado y asesinado en el campo de concentración La Perla. En la misiva escrita de puño y letra dirigida al ministro de gobierno de facto de la provincia, un tal coronel Joan, aclara que José Luis Palazzo, funcionario de alto rango de la Epec, no profesa ideas de izquierda y que “desactivó y desplazó a los seguidores nada menos que de Tosco”. El fiscal Trotta investigará sobre esta prueba aportada.

Durante la audiencia por la mega causa La Perla realizada este miércoles en los Tribunales Federales declararon los militantes de la agrupación HIJOS, Silvia Di Toffino, Marcelo Yornet y Alejandro Rossi. También lo hizo Pabla Amaranto de Chabrol, madre de dos detenidos desaparecidos.

Una prueba nueva apareció durante el debate y será investigada. Se trata de una carta escrita por el jerarca Menéndez en la que defiende el trabajo realizado por José Luis Palazzo “acusado de tener simpatías izquierdistas”. El represor certifica que “no solo el doctor no tiene simpatías ideológicas izquierdistas, sino que ha sido un luchador frontal contra los elementos comunistas que en su oportunidad infestaron nuestra provincia, en particular la Empresa de Energía de Córdoba. Allí en Epec desactivó y desplazó a los seguidores nada menos que de Tosco”. (Ver texto completo al final)

Cabe destacar que el mencionado habría sido gerente de personal de la Epec cuando Di Toffino fue secuestrado. El fiscal Trotta tomó cartas en el asunto y se encargará de darle curso ante la fiscalía de turno para establecer esa relación.

La hija mayor del dirigente reconstruyó la historia de su padre, Tomás Carmen Di Toffino, dirigente del sindicato de Luz y Fuerza, secuestrado por un grupo de operaciones cuando salía de trabajar de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica (EPEC), el 30 de noviembre de 1976. “Mi padre era un dirigente muy reconocido en el ámbito sindical, social y político, de la década del ‘70”, afirmó la testigo que en ese entonces tenía 8 años.

Lo atraparon en la esquina de Sucre y La Tablada en pleno día. De ahí fue llevado a La Perla donde fue torturado y a los tres meses fusilado, durante los llamados “carnavales del 77”. La familia se fue enterando que “fue colocado en la cuadra, hacia el final del lado izquierdo derecho, entre tabiques, ahí lo tuvieron unos días maniatado, golpeado, sin asistencia médica, sin comida, porque esa era la forma de bienvenida que tenían los secuestrados”, expresó la testigo.

La empresa que estaba informada lejos de preocuparse “al mes siguiente del secuestro fue intimado mediante una nota a presentarse a trabajar. Y cuatro meses después, fue cesanteado”.

La testigo describió la trayectoria sindical de su padre que comenzó a los 18 años cuando ingresó a trabajar, fue delegado, paritario y se unió al grupo de Agustín Tosco. “Mi padre creció y luchó a su lado”, afirmó. Contextualizó los hechos históricos que ocurrían en el mundo y en Latinoamérica y especialmente en el país. “El gremio de Luz y Fuerza fue clave en las primeras luchas frente a la dictadura de Onganía”, recordó. En ese sentido comentó que fueron encarcelados y sometidos a un tribunal militar.

“Después del Navarrazo, en el 74, el sindicato es intervenido por orden de Lacabanne y su comisario estrella García Rey. A partir de ahí, mi padre por una cuestión de seguridad no vive más en mi casa”, le explicó al Tribunal.

Contó que ese hecho influyó en la vida familiar y destacó la fortaleza de su madre también trabajadora de EPEC y militante del sindicato. Lamentó la persecución ejercida desde el estado contra el gremio y recordó eventos claves como la voladura de la casa de Felipe Alberti y la muerte de Tosco, ocurrida el 5 de noviembre del 1975. Su padre, secretario adjunto, asumió la conducción del gremio. “Si el septiembre negro del ‘74 nos había cambiado, a partir del 24 de marzo fue terrible, porque no solo desapareció mi padre sino también conocidos y amigos”, expresó.

Que lo sepa el mundo

Cuando en enero del 1976, Alberto Caffarati de Luz y Fuerza, fue secuestrado por el Comando Libertadores de América, su padre encaró la búsqueda caminando pasillos por diferentes lugares. “Ese fue el camino que terminó haciendo mi madre a partir del 30 de noviembre del 76”, refirió. Así, encaró un largo peregrinaje para encontrar respuestas del tipo: “Seguro que se fue con otra. No lo busque más”, generalmente dadas por la policía.

“Mi mamá, una persona muy fuerte, siguió yendo a trabajar, al centro de cómputos, pero todos los días al grito de Señora Di Toffino la hacían vaciar la cartera en el reloj donde marcaba el ingreso y la revisaban. Nunca más pudo ascender, quedó como en un freezer, no la hablaban, mucha gente en los pasillos de Epec le corría la cabeza para no saludarla, como si estuviera infectada”, relató.

“Si yo estoy acá sentada, señor presidente, es por la madre que tuve. Nos criaron con amor, sin venganza”, aseveró. “Somos distintos a ellos. Ellos odian, nosotros amamos. Ellos aman la muerte, nosotros amamos la vida. Ellos están acá y tienen una oportunidad que no les dieron a sus víctimas. Allá en La Perla no había un juez que escuchara, un secretario que escribiera, un médico que los atendiera”, dijo aludiendo a los imputados.

Por testimonios de sobrevivientes supieron que en el campo de concentración les daba ánimo a los compañeros y les decía que “el que quede vivo debe gritarlo al mundo”. Contó varias anécdotas que lo pintan como un hombre que enfrentaba el día a día en ese infierno con entereza y pequeños “actos de amor” como hacer un tablero de ajedrez con migas de pan.

Un modelo para pocos

La testigo destacó que la clase trabajadora sufrió “un ataque sistemático” para imponer un modelo de país que “dejó excluidos a millones de argentinos mientras los “socios de un matrimonio del horror” se enriquecieron. “El 24 de marzo del ‘76 uno de los primeros decretos que firma el dictador Videla tiene que ver con los derechos de los trabajadores. En ese decreto se prohíbe hacer huelga, juntarse más de tres (personas), etc.”, consideró.

“La mayoría de los desaparecidos fueron trabajadores. Secuestros de comisiones internas de fábricas, consejos directivos”, subrayó y cuestionó a esos sectores cómplices. En esa línea nombró “a la Unión Industrial Argentina, a la Iglesia Católica y el silencio de la Justicia argentina, que es terrible señor presidente”.

A través del dirigente Taurino Atencio, que estaba exiliado, recibieron la noticia de que había sido asesinado en La Perla. Luego se enteraron que fue fusilado junto a Juana Avendaño de Gómez y Graciela González de Yensen. “Cuando mi padre se fue despidiendo en la cuadra, me contó Tita Buitrago –también secuestrada-que se acercó y le dijo: Vieja, ¿está bien mi camisa? (…) Así era mi padre. Yendo al patíbulo, pero con dignidad. Eso es terrible, pero es de una dignidad humana que ellos no tienen”, señaló.

Marcelo Yornet: “Un gesto de dignidad”

Roberto Julio Yornet, fue secuestrado el 23 de julio de 1976. Su hijo Marcelo narró lo ocurrido tras años de investigación. Contó ante el Tribunal que su padre había acordado una reunión con Eduardo Requena, dirigente de la Ctera. Quedaron en juntarse en el bar Miracles, en el centro. El primero en llegar fue Requena. Allí lo esperaban cuatro individuos que aparentaban ser clientes y apenas ingresó lo maniataron.

Según declaraciones del dueño del bar, el señor Garro, Yornet sorprendido por la escena ingresó y lo capturaron. En ese lugar iban a reunirse un grupo de militantes de la Coordinadora Gremios en lucha, organización a la que no pertenecía, pero que de acuerdo a la situación que e estaba viviendo acordaron con Requena confeccionar una lista de detenidos que permanecían desaparecidos.

Militaba en las Fuerzas Armadas de la Liberación (FAL) y en el Sindicato de Empleados Públicos (SEP). Trabajaba en la dirección de Comercio e Industria en el área de control de precios. De esa oficina, varios empleados ya habían sido secuestrados o muertos. Por caso, el Contador Varas había sido asesinado junto a Atilio López en 1974. Allí también trabajaba otro delegado del SEP, Estalislao Ochoa, secuestrado y asesinado, cuya hija declaró ayer.

El militante de HIJOS contó que su madre embarazada, de ocho meses junto a los abuelos iniciaron la búsqueda, al igual que cientos de familiares víctimas de la dictadura. Golpearon las puertas de la Iglesia católica porque eran una familia muy creyente. “Primatesta comía en la casa de mis abuelos”, atestiguó. También recurrieron a altos jefes militares miembros de la familia.

Su padre había ingresado al seminario de Villa María. Cuando terminó el secundario, se trasladó a Córdoba y militó junto al Padre Mariani en barrios y villas.

En un momento dado Marcelo expresó que “estaría bueno que quienes sepan qué pasó tuvieran un gesto digno y devolverles los huesos”. “Sería un gesto patriótico”, deslizó. El testigo que hoy tiene 38 años y pudo procesar su historia afirmó que el genocidio se produjo por cuestiones político económicas, para mantener el perfil agroexportador y rentístico financiero diseñado por Martínez de Hoz y completado Domingo Cavallo. “Fue muy desgarrador siendo chico crecer encerrados en la casa de mis abuelos, mi vieja estaba en un exilio interno, crecimos sin salir. Yo pensaba que era algo que nos había pasado a nosotros y fue muy fuerte comprender con los años la magnitud de la tragedia”. Tenía dos años cuando le arrebataron a su padre.

Los hermanos Chabrol

La primera en declarar fue Pabla Amaranto de Chabrol (86) quien relató que el día en que secuestraron a sus dos hijos Oscar Domingo Chabrol (19) y Juan José Chabrol (17) habían ido a entregar sándwiches porque se dedicaban a ese rubro. Reconoció una fotografía que obra en el expediente y dijo que se trataba de (José Miguel)Kelo Ferrero. Contó que a su marido también lo tuvieron cautivo un mes en el campo de la Ribera. Y que otro de sus hijos, Eduardo, estaba preso. Toda esta situación generó miedo en la familia y se marcharon a España para regresar cuando retornó la democracia. Señaló que no sabía dónde militaban “a la noche por lo menos siempre estaban”, expresó.

Alejandro Rossi “Mis padres fueron héroes, y eso me hace sentir orgulloso”

La ronda de testimonios se cerró con la declaración de quien fuera secuestrado junto a su madre, Ramona Cristina Galíndez, el 24 de junio de 1976 mientras caminaban por las inmediaciones del Parque Sarmiento. Tenía cuatro años.

Sus padres militaban en Montoneros y ambos fueron fueron asesinados.

Contó que esa tarde noche dos automóviles los encerraron. Su madre corrió y el por atrás la siguió. En ese interín ella perdió un zueco y el un botón de una camperita que le tejió su abuela. Recuerda que esas eran las preocupaciones del momento. Luego rememoró que la metieron a la fuerza en el coche que iba adelante. Y a él lo llevaron en el de atrás; y desde ahí veía a su madre llorar desesperada.

Muchos años después supo que había estado en La Perla y que a los pocos días fue restituido a sus abuelos con la advertencia de que no buscaran a su madre. Y cuando visitó el lugar, reconoció de inmediato losa lugares donde había estado.

Rossi contó que después de lo ocurrido, no se habló más del tema y que una de las secuelas más fuertes que le dejó esta experiencia traumática fue el miedo a que algo malo les pasara a sus abuelos y tía. Miedo a que no vuelvan. Ahora que “formé mi propia familia, pienso en lo importante que hacían mis padres. Estaban luchando por una patria más justa, más libre y soberana. Para mí, han sido héroes y eso me hace sentir orgulloso. Los asesinaron, los secuestraron y los desaparecieron, pero no (desaparecieron) su dignidad”, concluyó.

—————————————————————————————————-

La carta *
Córdoba, 16 de octubre 1980.

“Al señor Ministro de Gobierno de la Provincia de Córdoba, coronel Oscar Joan. De mi mayor consideración Me dirijo al señor Coronel porque he tenido noticias que el doctor José Luis Palazzo tiene una objeción formulada, no se sabe por qué servicio de inteligencia, por inclinaciones ideológicas izquierdistas. Quiero desvirtuar de plano semejante calumnia. Conozco al doctor Palazzo dese hace muchos años, por ser sobrino de una tía política mía. Tenemos, pues, parientes comunes. Además lo he tratado permanentemente. No solo el doctor no tiene simpatías ideológicas izquierdistas, sino que ha sido un luchador frontal contra los elementos comunistas que en su oportunidad infestaron nuestra provincia, en particular la Empresa de Energía de Córdoba. Allí en Epec desactivó y desplazó a los seguidores nada menos que de Tosco. Ruego entonces al señor coronel que se sirva darle a esta carta el trámite que juzgue conveniente a fin de eliminar tan injusta como errónea calumnia del legajo del doctor Palazzo. En la seguridad de que el señor coronel arbitrará las medidas para que se haga justicia, saludo a usted muy atentamente.

General de División Luciano Benjamín Menéndez.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Formosa: un muerto y un herido en un enfrentamiento en la comunidad “La Primavera”

Luis Gauna (RED ECO)

Un enfrentamiento entre miembros de la comunidad qom “La Primavera” políticamente enfrentados terminó en la muerte del qom Lázaro Cantón, mientras que Andrés Sanagachi fue herido de arma blanca.

El hecho ocurrió el sábado alrededor de las 2 de la madrugada en la estación de servicio del acceso a Laguna Naineck y Ruta Nacional N°86, donde fueron atacados Lázaro Cantón de 41 años y Andrés Sanagachi de 20. Cantón cayó herido de muerte luego de chocar una vidriera y cortarse una arteria con los vidrios cuando intentaba escapar del ataque. Fue llevado de urgencia al hospital rural de Laguna Naineck, y de allí rumbo a Laguna Blanca, donde murió una hora después del incidente. Andrés Sanagachi fue apuñalado y derivado al Hospital de Alta Complejidad de Formosa, por la gravedad de sus heridas. El enfrentamiento aconteció a 10 kilómetros de la comunidad La Primavera y, de acuerdo informa Radio La Voz, tendría motivos de vieja data.

“Es un grupo que respondía a Cristino Sanabria, que no sé por qué pasó esto, es una cuestión interna dentro de éstos hermanos que están apoyando al gobierno de la provincia, se pelearon y se mató a uno. Esto a nosotros nos preocupa porque nunca pasó esto en nuestra comunidad y después aparece en los medios ´aborígenes muertos, enfrentados´, como una banda de pistoleros o de bandidos. Entonces lo que queremos decir es que no son así las cosas, queremos que las cosas se hablen como corresponde” señaló el Carashé de la comunidad “La Primavera” Félix Díaz a Radio Mitre.

El Juez Santos Gabriel Garzón que interviene en la causa, confirmó la detención de dos jóvenes presuntamente involucrados en el ataque a Cantón y Sanagachi.

La versión de la Defensoría del Pueblo de Formosa

A su vez, el Defensor del Pueblo de Formosa, José Leonardo Gialluca, advirtió en un comunicado “sobre los peligros que trae aparejada la ingesta desmedida de alcohol y otras sustancias para la sociedad, en general y en particular para los miembros de los pueblos originarios”, e instó al Secretario de Derechos Humanos para que se desarrollen medidas preventivas para evitar la violencia en la comunidad originaria, fomentada por “serias divisiones” entre sus integrantes.

En respuesta a ello, Félix Díaz manifestó al portal Clorinda Noticias: “El doctor Gialluca desconoce la realidad de los pueblos indígenas porque no conoce nuestra comunidad. Él se informa a través de sus propios punteros políticos que son de la comunidad porque ellos sacan versiones que no son reales. Lo ideal sería que él venga y hable con nosotros para buscar salidas de ésta problemática que estamos aquejando, porque esto venimos denunciando después de la represión del 23 de Noviembre de 2010 y nunca se interesó. Lo único que nos culpa siempre este Defensor del Pueblo, supuestamente, es que nosotros nos aislamos solos, que nosotros no queremos que la policía ingrese a nuestra comunidad, que los jueces no quieren trabajar acá porque somos salvajes, somos asesinos, somos violentos. Entonces ellos permiten que la zona sea liberada para que sucedan éstos hechos de muerte que se pueden evitar.”

Además, Félix Díaz manifestó su preocupación por el manejo de la información que imparte la mayoría de los medios formoseños “que salen siempre culpando al indígena de borracho, ´murió por borracho´, ´por vago´ o por accidente, o por suicidio” y no se investigan los motivos de los asesinatos en la comunidad.

“En vez de buscar el origen de porqué pasa esto, siempre se busca justificar una versión oficial a través de los forenses, la policía y nunca se investiga el caso, porque nosotros no estamos de acuerdo que se sigan matando jóvenes, porque cualquier cosa que pueda pasarle a nuestros jóvenes nos duele porque detrás de éste joven está la familia y nosotros como pueblo”, recalcó el Carashé de la comunidad qom.

Fuentes: Radio La Voz-Formosa / Clorinda Noticias-Entrevista Félix Diaz / Diario La Mañana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Proyecto X: confirman el espionaje oficial

RED ECO

La abogada de APEL Claudia Ferrero informó que la pericia realizada a los discos rígidos secuestrados en el marco del allanamiento efectuada en la base de Gendarmería ubicada en Campo de Mayo, permite ampliar la denuncia en cuanto a la existencia de una red de espionaje sobre organizaciones gremiales, políticas, sociales, y de derechos humanos. La información reunida por Gendarmería gira en torno a actividades realizadas por organismos de derechos humanos reclamando por las apariciones de Jorge Julio López y Luciano Arruga, contra la concentración y extranjerización de la tierra, etc. También contiene cuadros que ordenan los datos bajo el título de "Calendario de Movilizaciones", y abarca a varias provincias y organizaciones, como las de los familiares de Cromagnon, Madres de Plaza de Mayo, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), y agrupaciones de trabajadores desocupados.

Reproducimos a continuación la nota enviada por Ferrero: “Hace un año, los trabajadores de Kraft y dirigentes políticos, junto a diversos organismos de derechos humanos, denunciamos ante la justicia federal la existencia de tareas de inteligencia ilegal sobre trabajadores, organizaciones sociales y partidos políticos. La respuesta de gendarmería a nuestro requerimiento lo confirmó: el jefe de la fuerza, Héctor Bernabe Schenone, admitió la existencia de una unidad especial destinada a espiar a dirigentes sociales y opositores, que denominó como Proyecto X. Por su parte, la Ministra de Seguridad, Nilda Garré, salió a negar la existencia de este programa de espionaje interno y declaró que el tal ´proyecto X´ era solamente un software.

Sin embargo, el juez Oyarbide ordenó el allanamiento de la base de Gendarmería ubicada en Campo de Mayo. Ahora, la pericia de los discos rígidos secuestrados en ese momento confirman y permiten ampliar la denuncia en cuanto a la existencia de una red de espionaje sobre organizaciones gremiales, políticas, sociales, y de derechos humanos, llegando a contener informes sobre barrios enteros, como aquellos que denominan informes sobre ‘Villas’.

La información reunida por gendarmería versa sobre las actividades realizadas por organismos de derechos humanos reclamando por la aparición de Jorge Julio López, por Luciano Arruga, contra la concentración y extranjerización de la tierra, etc. También contiene cuadros que ordenan la información bajo el título de ‘Calendario de Movilizaciones’, que abarca a varias provincias y organizaciones, como las de los familiares de Cromagnon, Madres de Plaza de Mayo, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), y agrupaciones de trabajadores desocupados. La información contenida en estos archivos no apareció nunca antes en ningún medio de difusión público, lo que lleva a concluir que para obtener dicha información se utilizan diversas formas de espionaje (escuchas ilegales) o infiltración de tales organismos por agentes de inteligencia. Otro cuadro, titulado ‘Cronogramas de Medidas de Lucha’ refiere a los trabajadores de Kraft Terrabusi y a las movilizaciones al puente Pueyrredón –‘los días 26 de cada mes’. Por todo esto, el pasado viernes 28 de febrero, las organizaciones que patrocinamos la denuncia solicitamos al juez la indagatoria de cinco comandantes de gendarmería y a dos civiles, como primer paso para avanzar sobre los hechos, y llegar a los responsables políticos como Nilda Garré, entre otros.

Exigimos el desmantelamiento de todos los programas de ‘inteligencia interior’, infiltración y delación de las organizaciones populares”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Ricardo Peidro: "La tercerización laboral juega el rol que jugaba la desocupación en los ’90"

ACTA

A pocos días del 14 de marzo cuando la CTA marchará junto a otras organizaciones sindicales y sociales al Ministerio de Trabajo de la Nación y a sus delegaciones provinciales, Ricardo Piedro, Secretario Adjunto de la CTA habló con ACTA: "La tercerización laboral juega el rol que jugaba la desocupación en los ’90 en cuanto a la fragmentación y al pretender disciplinar a la clase trabajadora con la amenaza del trabajo informal".

-¿Por qué se marcha el jueves 14?

La marcha es fundamentalmente por las reivindicaciones de siempre. El año pasado tanto el paro como la movilización tuvieron un programa que no fue contemplado en ningunos de sus puntos: en cuanto a los trabajadores se pide un salario mínimo de acuerdo con la canasta básica al igual que la jubilación, porque el 70% de los jubilados está cobrando la jubilación mínima. La derogación del impuesto a las ganancias sobre el salario ya que el aumento del mínimo no imponible es insuficiente y cobrar el impuesto a las ganancia a los trabajadores de por sí agrava la situación de todo el sector. La derogación de la Ley Antiterrorista; que los planes como el Argentina Trabaja salgan de su congelamiento, que sea trabajo genuino, que puedan discutir paritarias los compañeros y que tengan un sistema de seguridad social.

Por supuesto que también están las reivindicaciones de los pueblos originarios, la defensa de la tierra, la defensa de los bienes comunes y por supuesto seguimos planteando la libertad y la democracia sindical como uno de los derechos fundamentales en contra de la precarización laboral.

-¿Con quiénes se movilizarán?

En principio es una jornada nacional, al margen de lo que suceda en Capital Federal en el Ministerio de Trabajo Nacional, los compañeros van a movilizar a todos los Ministerios de Trabajo de las provincias, nos va a acompañar la multisectorial con la cual nosotros adherimos al paro y nos movilizamos a Plaza de Mayo a fin del año pasado y cuenta también con la adhesión de la CGT.

Hasta hoy la adhesión y el planteo es que movilizan con nosotros, sólo resta apuntar detalles organizativos que se van a resolver esta semana.

También tenemos el Congreso y todos los gremios están con la batalla salarial. Esto hace pensar que va a ser un año de mucha lucha y reclamos en la calle.

-Crece el conflicto y la movilización de los trabajadores.

Así es. Ya se está viendo, venimos con toda una serie de conflictos a lo largo de este año, está movilizado el tema de las paritarias también que se le pretende poner un techo a través del acuerdo de precios y con eso lo único que se tiende es a disciplinar a la clase trabajadora y ponerle topes, ataduras a la discusión salarial. Y todo el tema de la precarización laboral y las tercerizaciones que impacta muy fuertemente sobre la clase trabajadora. La tercerización laboral juega el rol que jugaba la desocupación en los ’90 en cuanto a la fragmentación y al pretender disciplinar a la clase trabajadora con la amenaza del trabajo informal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Conflicto docente: la expresión de un retroceso

Jorge Cardelli (ACTA)

Una vez más, el comienzo del año trae aparejado el conflicto salarial entre los docentes y las autoridades nacionales y provinciales. Pero la actual problemática no es igual a la de los años anteriores, sino que se presenta como una expresión del retroceso que está dando el gobierno en sus aspectos más rescatables, y evidencia la necesidad imperiosa de discutir nuevamente la Ley de Financiamiento Educativo.

Hay muchos hechos que demuestran que el kirchnerismo está retrocediendo en muchos de sus logros históricos. Un ejemplo es la sanción de la Ley Antiterrorista como puntal de una creciente criminalización de la protesta, como negación de una política de derechos humanos realmente popular y democrática.

Otro ejemplo es la Ley de ART, que implica un regreso a los noventa. Entregando el poder del control de la salud de los trabajadores a las empresas de ART, lo cual debilita ampliamente el poder de negociación de los trabajadores. El actual conflicto educativo es otro ejemplo claro.

Una conquista que desde el kirchnerismo se encargaron en remarcar con fuerza tenía que ver con la actualización salarial a través de paritarias. A su vez, el gobierno se enorgullece públicamente de la Ley de Financiamiento Educativo.

Mientras en los años precedentes había comienzos de clases con conflictos de baja intensidad, hoy la situación es diferente: éste es el segundo año que la paritaria no se cumple y que el gobierno decreta de manera unilateral un salario único para todo el país, con el agravante de que deja a las provincias libradas a su suerte para dar respuesta a la conflictividad docente derivada de un bajo salario y una intensa cantidad de horas de trabajo para el logro de un salario digno.

La oferta, además, no es del 22% de aumento salarial, como plantea el gobierno. Al analizar la oferta en sus tres tramos, llegaría a ese porcentaje recién en noviembre, con el ciclo lectivo finalizado. La oferta en realidad es del 18%, cuando los maestros se habían planteado llegar a un 25% para paliar años de atraso salarial.

El problema del financiamiento educativo hoy se ha agravado, en el marco de una expansión de la oferta educativa pública y privada (es importante remarcar que la educación privada es subsidiada por el Estado), y de la educación superior, con la creación de nuevas universidades. En este sentido, al retroceso que implica el no funcionamiento de la paritaria hay que agregar un retroceso en lo que hace a la fuerza de la educación pública en el conjunto del sistema educativo.

Ha crecido la proporción de estudios en la universidad privada, a lo que se agrega también el crecimiento de la hegemonía de lo privado en el plano pedagógico. Hay que decir que el kirchnerismo, a pesar de la mejora del aporte económico a la educación, mantiene un proyecto pedagógico que en nada se diferencia de la del menemismo, ya que tiene como eje sustancial la privatización de la educación y la mercantilización del conocimiento.

Hoy más que nunca es urgente un sustancial aumento salarial, donde el salario testigo debe llegar por lo menos a ser igual a la canasta familiar. A su vez, los docentes deberían tener un solo cargo, y debería haber un importante aumento del presupuesto educativo, lo cual implica la necesidad de discutir una nueva Ley de Fincanciamiento Educativo.

Jorge Cardelli es Secretario de Formación, Proyecto y Estadística de la CTA Nacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.