jueves, 14 de marzo de 2013

Luis Zamora: "Bergoglio trató a los jesuitas de subversivos"

MDZOL

A fines de 2011 el abogado querellante y ex diputado de izquierda Luis Zamora interrogó al entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio en relación al secuestro de dos curas jesuitas en tiempos de la dictadura militar. MDZ Radio habló con Zamora con respecto al tema.

Los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics fueron secuestrados a pocos días después de instalarse en el país la dictadura militar de 1976. Por el hecho, en 2010 le llegaron al abogado Luis Zamora antecedentes que vinculaban al cardenal Jorge Mario Bergoglio con el episodio.

Los curas antes mencionados, al momento de ser secuestrados, dependían de Bergoglio pues el cardenal era el superior de los jesuitas en la región. Según Zamora y otros querellantes, el ahora papa Francisco quedó directamente implicado en el episodio por sus declaraciones, ya que en opinión del ex diputado izquierdista el prelado "mintió", al mostrarse reticente con la información al respecto de su conocimiento sobre la suerte de sus subordinados.

Zamora, en la entrevista a MDZ Radio, explica que el cardenal no pudo justificar por qué esos dos sacerdotes quedaron en una situación de desamparo y expuestos. Además, según cotejos con los dichos de Bergoglio y posteriores declaraciones de los militares dirigentes de facto Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera, se contradicen las versiones porque mientras el cardenal adujo que nunca había tenido oportunidad de reclamar por la suerte de sus jesuitas ante la cúpula militar, Videla y Massera lo mencionan en un par de reuniones que ellos tuvieron con la dirigencia católica de la época.

En cambio, Bergoglio dijo que por allegados al poder se enteró de que Jalics y Yorio estaban secuestrados en dependencias de la Escuela de Mecánica de la Armada. Según su versión, el sólo le comunicó la situación a sus superiores.

Según Zamora, el actual papa Francisco habría sindicado a Jalics y Yorio como elementos de acciones subversivos, algo que Jorge Mario Bergoglio se encargó de desmentir posteriormente en su libro "El Jesuita".

Escuchá la entrevista completa de Zamora con MDZ Radio:



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El nuevo Papa colaboró con la dictadura militar argentina

Ernesto Carmona (MAPOCHOPRESS, especial para ARGENPRESS.info)

Jorge Mario Bergoglio, antiguo Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), jesuita dedicado a la docencia durante muchos años, nacido en Buenos Aires en 1936, delató ante los servicios de inteligencia de la dictadura militar encabezada por Jorge Rafael Videla (jefe del ejército) y Emilio Massera (jefe de la marina) a los sacerdotes jesuitas Francisco Jalics, Orlando Yorio, Luís Dourrón y Enrique Rastellini.

Según un documento facsimilar obtenido por Horacio Verbitsky para su libro “El Silencio” y difundido en las redes por el historiador chileno Sergio Grez, Bergoglio acusó personalmente a Jalics de “actividad disolvente en Congregaciones religiosas femeninas (conflicto de obediencia)” ante un esbirro de apellido Orcoyen. El informe policíaco dice que el sacerdote Jalics fue “detenido en la Escuela de Mecánica de la Armada el 24 de mayo de 1976-noviembre 76 (6 meses) acusado con el padre Yorio (como) sospechoso de contacto guerrillero”. Jalics y Yorio fueron secuestrados, estuvieron desaparecidos y salieron en libertad. La jerarquía católica argentina no se distinguió por defender los derechos humanos bajo dictadura, como lo hizo la chilena.



La periodista chilena Nancy Guzmán aseguró en las redes que el pasado oscuro de Bergoglio en Argentina se debe a que lo acusan de colaboración en la detención de un laico y dos sacerdotes sometidos a tortura y desaparición en tiempos de la dictadura militar que comenzó en 1976. Aunque no hay una sentencia sobre el caso, cinco testimonios atestiguaron la relación del nuevo Papa con estas desapariciones. El periodista Horacio Verbitsky ha sido el investigador más interesado en sacar a la luz las pruebas que pudieran relacionar a Bergoglio con estos episodios de la "guerra sucia" en Argentina.

No obstante, las relaciones de Bergoglio con la dictadura no terminaron ahí, ya que posteriormente las Abuelas de Plaza de Mayo reclamaron ante la Justicia argentina por su implicación en el robo de bebés, concretamente en el caso de la nieta de Alicia de la Cuadra, una de las fundadoras de aquella asociación.

En 2009 mostró su lado más caritativo cuando en una homilía afirmó que la deuda social es "inmoral, injusta e ilegítima", especialmente "en una nación que tiene condiciones objetivas para evitar o corregir tales daños, pero que lamentablemente pareciera optar por agravar aún más las desigualdades".

No obstante, su perfil se vuelve de nuevo oscuro cuando meses más tarde, en pleno debate sobre el matrimonio homosexual en Argentina, el entonces cardenal declaró: "Está en juego la identidad y la supervivencia de la familia: papá, mamá e hijos". Sobre este mismo asunto añadió: "No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es solo el instrumento) sino de una 'movida' del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios". Esta postura le valió un duro enfrentamiento con Néstor Kirchner, entonces presidente de la nación argentina, dijo Guzmán.

El caso Von Wernich

La iglesia católica, y en particular el cardenal Bergoglio, defienden aún a Christian Von Wernich, confesor del ex Jefe de la Policía Bonaerense Ramón Camps, detenido desde septiembre de 2003 y acusado de numerosos homicidios y múltiples privaciones ilegales de la libertad y torturas, durante la dictadura militar argentina, en diferentes Centros Clandestinos de Detención, delitos por los que está procesado en la ciudad de La Plata.

Está probado que Von Wernich es culpable de los crímenes de que le acusan y de las mas desagradables prácticas, como justificar las torturas y los asesinatos, o pedirle dinero a los familiares de los desaparecidos con la falsa promesa de conseguir su liberación, escribió en las redes C. Pintol.

Ante todo esto, la única declaración de la iglesia fue para confirmar que este delincuente sigue integrando sus filas. De hecho, la Iglesia Católica ayudó a Von Wernich a escapar a Chile donde fue reubicado bajo un nombre falso en una parroquia. Sin atender a estos hechos el cardenal Bergoglio aludió al juicio como una persecución calumniosa a la Iglesia y llamo traidores a quienes “maldicen el pasado”. En cambio llamo a perdonar lo que fue pecado e injusticia.

El sociólogo y ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA Fortunato Mallimaci dijo refiriéndose a Bergoglio “Hay una postura en el arzobispo en el sentido de reivindicar lo que fue la dictadura. Lo ha hecho antes y lo hace ahora cuando dice que no se revise el pasado”. Esta declaración estaría sustentada por la adhesión enviada por Bergoglio al acto organizado por Cecilia Pando en homenaje a las “victimas de la guerrilla”, el reclamo de una amnistía para los militares procesados por intervenir en la represión ilegal y su intento, de la mano de Duhalde, por terminar la revisión de los crímenes de guerra acuñando el nefasto slogan “Memoria completa”.

En "El silencio", Horacio Verbitsky informa que el cardenal habría entrado en contacto con una organización nazi-fascista llamada Guardia de Hierro lo que habría implicado relaciones especiales con Emilio Massera, jefe de la marina y co-gobernante con el dictador Jorge Rafael Videla. En el mismo libro se trata con más profundidad y se aportan pruebas a la denuncia ya hecha ante la Iglesia y dictadura por Emilio Mignone.

El 23 de mayo de 1976 la Infantería de Marina detuvo a cuatro jesuitas a cargo de Bergoglio: Orlando Yorio, Luís Dourrón, Enrique Rastellini y Francisco Jalics. Yorio, quien confirmó el contacto entre Bergoglio y Massera, estaba convencido de que fue el actual cardenal quien lo entregó a los militares e incluso pudo haber presenciado alguno de los interrogatorios.

Bergoglio les habría pedido a Yorio y Jalics que abandonaran la villa donde trabajaban, al negarse estos habría hecho saber a los militares que no los protegía más y pocos días después fueron raptados. Esta versión se correspondería con documentación descubierta por Verbitsky en la que se informa que “Este sacerdote (Jalics) fue un subversivo, que tuvo problemas con sus superiores y que fue detenido en la Escuela Mecánica de la Marina”.

Es por esto que hay quienes dicen que Bergoglio es “un maquiavélico felón que traicionó a sus hermanos y los entrego a la desaparición y la tortura por la Junta Militar en aras de una insaciable ambición de poder”. Así Bergoglio llama al olvido y califica el juicio a Von Wernich de calumnia, por que sabe que él es el próximo. Esperemos que en vez de “llamar a perdonar” pida perdón, que es lo que en realidad le corresponde, concluyó C. Pintol.

Otras revelaciones sobre Bergoglio en dictadura

Según el portal "Informeurbano.com.ar" (1), el médico Lorenzo Riquelme, hoy de 58 años y residente en Francia, dice que la patota que lo secuestró y lo torturó en 1976 salió de la sede principal de la Compañía de Jesús, donde vivía y era principal responsable el superior provincial Jorge Mario Bergoglio. Riquelme tenía militancia en la Juventud Peronista y en el movimiento cristiano vinculado con los curas del tercer mundo. Para averiguar dónde encontrarlo golpearon a su novia, que trabajaba en el Observatorio de Física Cósmica de San Miguel, dentro del predio del Colegio Máximo.

Riquelme cree que se trató de un grupo operativo de la Armada que tomó posiciones allí después del golpe. En esos apremios participó un sacerdote que con autorización de Bergoglio era capellán militar de la Escuela de Suboficiales General Lemos, en la vecina guarnición de Campo de Mayo.

El ex jesuita Miguel Ignacio Mom Debussy, hoy de 63 años, hizo los votos el 13 de marzo de 1976 y Bergoglio fue su padrino de ordenación el 3 de diciembre de 1984. En los viajes entre San Miguel y la Ciudad de Buenos Aires en los que le hacía de chofer, Bergoglio le habló del proyecto político del jefe de la Armada, Emilio Massera, y le comentó que se había reunido con él varias veces.

El mago González

El Observatorio fue un lugar de encuentro de la militancia en los últimos años de la década del 60 y los primeros de la siguiente. Mucha gente de la zona almorzaba en su comedor, que era muy barato, y pasó a ser punto de reunión y de discusiones políticas. Entre quienes pasaron por allí estuvo Marcelo Kurlat, El Monra, uno de los dirigentes de las FAR, que luego del golpe murió al resistirse al secuestro por el grupo de tareas de la ESMA.

El periodista Horacio Ríos trabajaba en la Municipalidad de San Miguel (hoy General Sarmiento), militaba en la JTP e integraba la comisión directiva del sindicato municipal. Su madre y su hermano trabajaban en el Observatorio. Ríos ayudó a crear una comisión interna (sindicato) muy combativa, que entre 1973 y 1975 logró importantes reivindicaciones. Los jesuitas no estaban muy conformes con que la efervescencia política en la que habían participado afectara sus propias instituciones.

La esposa de Ríos era Graciela Podestá, quien entre 1999 y 2003 fue diputada bonaerense por el Frepaso. El ex jesuita Alberto Sily narra que poco antes del golpe muchos científicos y técnicos del Observatorio recibieron cartas con amenazas de la Triple A y cinco de los principales se exiliaron, en Uruguay y en México. Podestá y Ríos recuerdan a un jesuita de apellido español, que no trabajaba en el Observatorio pero vivía en el Colegio Máximo, que siempre “llegaba con dos tipos armados con FAL”.

Ese fue el sacerdote que participó en los apremios a la novia de Riquelme. Su nombre era Martín González. Mientras la golpeaban, González le sugería que colaborara. “El torturador malo y el torturador bueno”, dice Riquelme. Antes que comenzara a operar la Triple A ese sacerdote se comportaba “como una ovejita” pero luego del golpe “pasó a ser un lobo”, dice Graciela Podestá.

Mom Debussy se sorprendió al conocer ese rol. “Lo considerábamos muy bueno. Nos divertía con sus actos de prestidigitación. Cuando murió lo afeité y lo coloqué en el cajón”. Para Riquelme fue más que una sorpresa: “Era como si mi padre me hubiera traicionado, como una violación. Nosotros teníamos una agrupación de scouts, de la que González era capellán. Hacía magia, nos sacaba pañuelos de la oreja, nos enseñaba los trucos”. Ambos consideran imposible que estos hechos pudieran ocurrir sin aprobación de Bergoglio, quien ejercía un control absoluto sobre todo lo que ocurría en su sede.

“Cuando asumió como provincial, en julio de 1973, mudó la curia provincial, que estaba en la calle Bogotá, de Caballito, al Colegio Máximo, para controlar mejor a los novicios y a los profesores. Allí se apropió del departamento del rector, y lo redecoró. Constaba de despacho, dormitorio y baño. Decía que cada uno es libre de hacer de su culo un florero, pero controlaba todo, desde la mentalidad a lo que hacías, se metía en las habitaciones individuales, revisaba cada cosa”, relata Mom Debussy.

Mom Debussy se define como “la oveja negra de una familia de la oligarquía”. Por vía paterna desciende de Juan Martín de Pueyrredón y su abuelo materno era hermano del músico francés Claude Debussy. Su madre fue fundadora de la Democracia Cristiana, “de la línea garca de Manuel Ordóñez”. Eligió ser jesuita porque se llamaba Ignacio y era “la orden más aristocrática y combativa”.

Riquelme, en cambio, proviene de una familia humilde y creció en el Barrio La Manuelita, a pocas cuadras del Máximo. “Pasaba el día con los jesuitas”, evoca. Cuenta que en “el pequeño Vaticano” que era San Miguel “todos se conocían. También los milicos vivían allí. Iban a misa en el Colegio Máximo y sus hijos estudiaban en los colegios católicos. Muchos militantes del Peronismo de Base vivían en el Barrio Villa Mitre y trabajaban en el Colegio Máximo, durante los años culminantes del progresismo católico, en 1972 y 1973.

Había también ex seminaristas. Estaban en comunidades orientadas por el sacerdote italiano Arturo Paoli”. Bergoglio se encargó de suprimir ese fenómeno. En la primera congregación provincial que presidió, en abril de 1974, dijo que los jesuitas debían evitar lo que llamó las “ideologías abstractas no coincidentes con la realidad” y reaccionar con “sana alergia cada vez que se pretende reconocer a la Argentina a través de teorías que no han surgido de nuestra realidad nacional”.

Mom Debussy recuerda que hacia fines de 1974, “Bergoglio nos mandó a una manifestación de Isabelita en la Plaza de Mayo”. María Estela Martínez de Perón salió al balcón “vestida de rosa y habló de anular contratos con la Siemens. Al frente de nuestro grupo puso al maestro de novicios Andrés Swinnen. Tuvimos que ir todos con una bandera argentina”.

Bergoglio era amigo personal del coronel Vicente Damasco, a quien visitaba en su casa de la calle Asunción, en Villa Devoto. Damasco fue encargado de la custodia de Juan D. Perón y profesor de Planeamiento y Organización en la sede San Miguel de la Universidad jesuita del Salvador. Con el asesoramiento de Bergoglio elaboró un proyecto de reforma constitucional. El primero de sus ocho principios orientadores decía que “la Divinidad es la medida de todas las cosas”.

El proyecto de Massera

“Ahora dice que viaja en subte y colectivo. En la larga década en que yo lo serví no iba a ningún lado sin el auto, ni siquiera a los barrios que estaban a pocas cuadras, como La Manuelita”, refuta Mom Debussy, quien subrayó y anotó su ejemplar de El jesuita, la autobiografía que Bergoglio acaba de publicar en su descargo. Los viajes más largos eran entre San Miguel y la Ciudad de Buenos Aires. Varias veces le comentó encuentros con el miembro de la Junta Militar Emilio Massera.

“Me dijo que quería proteger a los novicios y estudiantes (dos veces aparecieron milicos cuando yo estaba en el noviciado, nos hicieron salir, nos apuntaron. Después no nos acosaron más). Estaba en negociaciones con él porque quería que la Marina comprara el Observatorio de Física Cósmica, lindero al Colegio Máximo”. No se llegó a un acuerdo y en diciembre de 1977 lo compró la Fuerza Aérea. Varias personas que trabajaban allí “fueron secuestradas y cuando recuperaron su libertad, fueron despedidas por Bergoglio”, dice Riquelme. “Hay quienes dicen que los protegía, porque les pagó el último sueldo”.

A Mom Debussy, Bergoglio también le habló en los viajes del proyecto político de Massera.

-¿Con simpatía?

-Seguro que con disgusto no. Le parecía bien que fuera contra Videla.

Yoga y oración

En La Manuelita estaba la parroquia Jesús Obrero. Allí se instaló el sacerdote Jorge Adur, quien era integrante de Montoneros, con tres seminaristas de la orden asuncionista que estudiaban teología en la Facultad que funcionaba en el Máximo. Con Adur tenían un vínculo afectivo pero no político, porque “para ellos toda la política era el diablo. Nos lo habían dicho a los pibes del barrio para desaconsejarnos la militancia. Meditaban diez horas por día, hacían yoga y oración. Pensaban irse a la Patagonia por un año a meditar. Eran contemplativos, como Jalics”, dice Riquelme.

Dos de esos seminaristas, Carlos Antonio Di Pietro y Raúl Eduardo Rodríguez, fueron capturados el 4 de junio de 1976, en un operativo del Ejército y la policía con armas y uniformes a la vista. Adur no había ido a dormir esa noche al barrio. “Por la mañana los vecinos se turnaron para esperarlo en la parada de colectivo y avisarle para que se fuera.” Diez días después, “un grupo del Ejército me levantó a mi y a Haydé Balmaceda, de la Unidad Básica de La Manuelita, que era ayudante de una clínica. Creo que el lugar al que nos llevaron era una comisaría, a veinte minutos del Camino Negro, donde nos tuvieron encapuchados. Tenía celdas, baño y sala de torturas, con electricidad. Nos torturaron y nos preguntaron por esos curas y por la posta sanitaria de Montoneros”. Dos días después los sacaron en un camión, a las 4 de la mañana. Riquelme se cayó sobre una persona, que le preguntó:

-¿Quien sos?

-Lorenzo.

-¡Que suerte, no quería morir sola! -le respondió Balmaceda.

Los llevaron a un descampado y los hicieron arrodillar. “Yo quería morir de pie y gritando alguna consigna heroica como en las películas. Pero tenía la garganta cerrada. Me pegaron un empujón y se fueron. Pensé que estaba muerto. Haydé me decía que nacimos de nuevo el mismo día y que la gordura la salvó de que la violaran.”

Guardias con FAL

Durante los días de ausencia de Riquelme, el capellán Martín González le dijo a su novia: “Este se fue a curar guerrilleros”. La detuvo en el Colegio el grupo de marinos que se habían instalado en el Observatorio. Mientras le pegaban, González participaba. “Decí dónde está, mejor que hables porque si no no puedo hacer nada por vos”.

Riquelme se había refugiado en la casa de una compañera de facultad, hija de un militar. A las nueve de la noche la novia no pudo resistir más. Lo llamó por teléfono al número que él le había dado, le preguntó dónde estaba y le pidió que la esperara allí. “Veinte minutos después caen y me levantan. Encapuchado, me llevan hasta una casa operativa, creo que en Bella Vista. No me creían que ya había estado secuestrado, me torturaban y me decían que había estado curando gente.” A la madrugada lo sacaron de allí. Uno lo asía del brazo.

-¿Qué va a pasar? -preguntó Riquelme

-No sé, están decidiendo -le respondió.

Lo llevaron hasta una ruta y lo tiraron en una zanja. “Cuando se van me levanto, camino y reconozco que estoy a 200 metros del Colegio Máximo, en el barrio que está enfrente.” Recién días después, Riquelme pudo hablar con su novia. “Me cuenta que me entregó porque González le dijo que colaborara. Yo lo conocía desde que fui boy scout. Siempre venía de la Escuela Lemos con chofer en una F100 del Ejército, acompañado por dos guardias con FAL. Nunca pude acercarme para hablar con él.” Graciela Podestá recuerda que el sacerdote de apellido español comentó: “Espero que esto sirva de lección”.

El uso de armas era habitual en el predio jesuita. “Bergoglio nos mandaba a hacer guardia nocturna con carabinas .22 y balas de plomo, cuando se recuperó la pileta de natación de los fondos del Máximo y hubo algún intento por bañarse de la gente del barrio aledaño, donde hacíamos catequesis y visitábamos las casas”, recuerda Mom Debussy. Riquelme fue uno de los jóvenes que lo intentaron. “El hermano Rivisic me tiró con la 22, porque me metía en la piscina. Me pasó cerca de la pierna y me dijo que la próxima vez me tiraba a pegar”, recuerda.

Almuerzo con granadas

En el Observatorio “había gente izquierdosa. Mariano Castex llevó ahí a muchos profesores de Exactas reprimidos en la noche de los bastones largos, curas progres, ex seminaristas. La Marina lo limpió. En 1975 hubo un Congreso controlado por el SIDE y la Marina”, dice Riquelme. Sus recuerdos coinciden con los de Mom Debussy. Ellos no se conocen y las entrevistas se realizaron por separado.

“Bergoglio invitaba al Colegio Máximo a oficiales de Campo de Mayo, que venían de uniforme. Una vez llegaron varios con ropa de combate y unas granadas redondas colgando. Los recibió en el comedor viejo del tercer piso, que después el mismo Bergoglio clausuró. Estábamos cenando y llegaron con un capellán”, recuerda Mom Debussy. Podestá y Ríos cuentan que en el barrio corren historias sobre cuerpos enterrados en las adyacencias del Colegio Máximo y su viejo cementerio. Según esa leyenda un cuidador del Colegio y varios vecinos vieron fantasmas de gente sangrante.

Después del segundo secuestro, Riquelme se fue a vivir en una casa de la calle Malabia al 1400, en la Ciudad de Buenos Aires, que pertenecía a la Faternidad de Hermanitos del Evangelio Charles Foucauld. Allí vivían los curas Jesús y Mauricio Silva Iribarnegaray. Mauricio trabajaba como barrendero municipal.

El 22 de mayo de 1977, Riquelme se fue de la Argentina hacia Francia, donde aún vive. Su hija, nacida en París, se apasiona por entender aquella época. Desde hace dos años estudia Ciencias Políticas en la Argentina. “Mauricio me acompañó al aeropuerto. A él lo secuestraron quince días después”, y sigue desaparecido. En París, participó en la denuncia de las atrocidades de la dictadura. “Adur estaba deprimido. Algunos padres le escribieron que era un sinvergüenza que vive en el dorado exilio y a mi hijo lo mataron. Por eso aceptó ese rol ridículo de capellán del llamado Ejército montonero. Lo secuestraron en 1980 cuando llegó con documentos falsos e intentó ir a Brasil para acercar a las Madres de Plaza de Mayo al papa”.

Desde París, Riquelme le hacía el control telefónico. Cuando Adur dejó de llamar, Riquelme avisó a los asuncionistas, que son dueños del diario La Croix, pero recién al cabo de una semana aceptaron publicar una nota en condicional. “Me decían que Adur sabía lo que le podía pasar. Jesús también sabía, les contesté”.

Notas:
1) http://informeurbano.com.ar/NUEVAS-REVELACIONES-SOBRE-EL-ROL-DE-BERGOGLIO-EN-LA-DICTADURA-/1561/

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un Papa revolucionario, ¡sí, claro!

Alejandro Frias (MDZOL)

Bergoglio fue elegido por un selecto grupo de 155 que no querrá que las cosas cambien mucho.

Tomemos dos ejemplos de líderes internacionales, Barack Obama y Joseph Ratzinger.

Cuando Obama se perfilaba como futuro presidente de la potencia militar más importante del mundo, del país capitalista por antonomasia, muchos quisieron ver en el próximo ciclo que se vendría un cambio que llevaría a Estados Unidos a una posición más próxima a lo que el concepto de lo que históricamente era una persona negra podía hacer presumir.

Esclavizados, empobrecidos, marginados, los negros estadounidenses fueron ícono de la libertad, de la búsqueda de una identidad, de recuperación de las raíces de su pueblo. Y de ahí derivó la imagen que se tuvo de Obama, la de un hombre que venía a revolucionar la historia. Claro que pocos se acordaban en ese momento de Cosoleezza Rice (o pocos al menos hacían esa relación), una de las más duras secretarias de Estado que la historia del país norteamericano había tenido. Y claro que lo primero que hizo Obama fue decepcionar a esos ilusos.

Por otro lado, tras la muerte de Juan Pablo II, el cónclave de obispos eligió como su sucesor a Joseph Ratzinger, un cura que, además de estar ligado a las instituciones residuales de la Inquisición, de niño había pertenecido a las juventudes nazis.

De nada sirvió por entonces que se divulgaran registros fotográficos de esa juventud nacional socialista, pues no hubo ninguna crítica desde la Iglesia. De hecho, Benedicto XVI llegó al papado con la impronta de ser un intelectual, un hombre que antes que de acción, era de opinión. Estaba claro, entonces, que era lo que pensaba Ratzinger lo que lo llevó a dirigir el catolicismo, importando demasiado poco su pasado relacionado con la ideología que quería exterminar todo lo no ario.

Jorge Bergoglio fue elegido ayer como el nuevo Papa. Y su pasado está peligrosamente relacionado con la dictadura militar que desapareció a 30.000 personas y expropió a cientos de niños, además de llevar al país a una guerra sin sentido y declarar que los argentinos éramos derechos y humanos. Hay documentos que prueban su conocimiento de la expropiación de bebés en nuestro país y que, por lo tanto, prueban su connivencia con el gobierno de facto.

De hecho, gran parte de los representantes en Argentina de esa Iglesia que ahora comanda Francisco tenían conocimiento de lo que sucedía en el país por entonces, incluso, colaborando en interrogatorios previos o posteriores a las torturas. Y ni hablar de los curas asesinados o castigados por su proximidad a una idea de justicia social.

Y de eso nunca la Iglesia hizo un mea culpa.

Como Ratzinger, Bergoglio tiene su pasado oscuro, y la verdad es que eso no debería sorprendernos, porque si hay algo que las altas cúpulas de la Iglesia católica han hecho históricamente es ocultar sus fallas, aunque con poco cuidado a la hora de al menos disimular su demonización de lo distinto.

Entonces, está claro que no es muy posible que llegue a la cima del poder católico un revolucionario. Puede que se trate de un hombre al que, como Bergoglio, se lo haya visto tomando un subte, viendo un partido de fútbol, acompañando los reclamos de las ONG contra la trata de personas, un porteño simple que se embarró los zapatos para estar al lado de sus fieles. Puede que se trate de un tipo sencillo, pero si ha llegado hasta donde lo ha hecho no ha sido por elección popular, sino por la decisión de un selecto grupo de 155 hombres que, justamente, una de las cosas que evaluaron a la hora de nombrar al nuevo Papa era que debía ser alguien capaz de acercar a la Iglesia a la gente, de la que se distanció tanto a causa de su relación con la venta de armas, con varios genocidios, con la pedofilia y demás.

No es un hombre que esté al frente de una institución que lo eligió para perder su poder. Por el contrario. La necesidad de una revisión en el seno de la Iglesia llega tras años de ocultamiento de todo lo que en los últimos años ha salido a la luz, y es justamente una imagen de proximidad a la gente común la que, sin duda, ha querido dar el Vaticano con la elección de Bergoglio.

Como Benedito XVI, Francisco tiene un pasado del que va a preferir no hablar. Y como Obama, recibe sobre sus hombros esperanzas de cambio que, se sabe, no será tal, porque para llegar hasta donde llegó debió contar con el apoyo de quienes, como decía Mafalda, tienen el chupetín por el palito, y a ellos, se sabe, no les gusta mucho que las cosas cambien radicalmente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Sucesión vaticana: El prontuario de la asamblea papal

Pablo Rieznik (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

En momentos en que cerramos la edición de Prensa Obrera se anunciaba que el ex arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, es el nuevo Papa. No figuraba entre los candidatos más probables. Benedicto XVI había renunciado como consecuencia de una onda incontenible de escándalos y corruptelas en el Vaticano. Bergoglio ya había obtenido en el cónclave anterior una altísima votación, en oposición a Ratzinger, por quien manifestaba un gran rechazo.

El ahora Francisco I emerge cuando numerosos obispos son reclamados por los tribunales del mundo por su complicidad en los crímenes más aberrantes contra miles de niños y jóvenes en una geografía muy extendida. Un jesuita al frente del Vaticano es una novedad. En América Latina representa al bloque anti-bolivariano, que llega a la cúspide enseguida de la muerte de Chávez. El kirchnerismo le ha pegado duro y lo ha acusado de complicidad con los Videla, mientras Bergoglio hacía lo suyo patrocinando los cacerolazos. La crisis abierta con la sucesión de Benedicto, que ahora tiene su costado “argentino”, quedará planteada con amplitud. Va a haber mucha tela para cortar, “urbi et orbi”.

Signo de los tiempos. El bastión del oscurantismo y la reacción se desmorona, dejando expuesta una podredumbre sin límites. El propio cónclave, consagrado a la elección del nuevo Papa, comenzó sus sesiones condicionado por el “informe secreto” que habría motivado la renuncia de Benedicto, el cual contendría revelaciones lapidarias sobre el involucramiento de la cúpula de sotana en los más aberrantes crímenes y latrocinios.



Cuanto más se acercaba el cónclave y su pompa fastuosa y decadente, más crecían “las voces maliciosas que hablan de causas judiciales, escándalos cajoneados o incompatibilidades de uno u otro de las candidatos al sillón de Pedro”. Los enjuagues que rodean el rito formal de la elección “secreta” del sucesor de Benedicto podrían, según el mismo vaticanista, tener un efecto simplemente “devastador”, según lo estampó en su nota en la primera plana de Corriere de la Sera. El hombre confirmó que los propios electores no pudieron conocer el “informe secreto” y que el “secretismo” se ha transformado en explosivo, porque ni siquiera el poco más de un centenar de electores que lo integran conocen lo que está en manos de un puñado de personas de la curia romana, cuya información “puede ser utilizada para culpar a uno u otro candidato, para influir una tendencia o directamente condicionar el resultado del cónclave”.

El día anterior, otro diario italiano, La Repubblica, hizo conocer las declaraciones de un hombre de la “Santa Sede” que, sin dar a conocer su nombre, hizo saber que existe un gran número de funcionarios que poseen más documentos no revelados sobre las más variadas trapisondas y crímenes, que podrían ver la luz si se elige un Papa que no encare una gran “limpieza” en la cima del poder eclesiástico. Pese a todo lo que se conoce, entonces, la cosa recién comienza.

En estas condiciones, la asamblea reunida para decidir la sucesión papal se parece más a una reunión de Alí Babá y sus compinches que a la reunión de un grupo de gerontes con aire celestial. Lo confirma el hecho de que luego de la renuncia de Benedicto se conocieron los movimientos de numerosas asociaciones de víctimas de curas pedófilos que reclamaban que fueran separados del cónclave algunos de sus conspicuos representantes.

Es el caso revelado por un editorial del diario mexicano La Jornada, de la Red de Sobrevivientes de los Abusados por Sacerdotes, que presentó un lista de doce cardenales señalados por haber encubierto a curas pederastas, y pidierion a la Iglesia su exclusión de la asamblea papal. En México, un grupo de víctimas de pederastia reclamó que se hiciera lo propio con el arzobispo primado Rivera Carrera, protector del capo de tutti capi en esta materia, y su compatriota Marcial Maciel, titular de la comunidad Legionarios de Cristo. Otro grupo similar, esta vez en Italia, solicitó lo mismo en relación con el cardenal italiano Domenico Calcagno, presidente de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede y protegido del cardenal Tarcisio Bertone, a cargo de la “Sede Vacante” desde la renuncia de Benedicto. Don Calcagno está acusado de proteger a un violador serial de la región de Liguria. Antes, un movimiento similar se había presentado en Estados Unidos contra el cardenal Roger Mahony. Nadie les dio pelota. Rivera Carrera, Calcagno y Mahony… votan ahora en Roma.

Bajo este clima, algún comentarista caracterizó al cónclave de estos días como propio de la Omertá (como se designan los pactos de silencio en la mafia). Los trascendidos indicaron que las fracciones en pugna de la curia romana habrían acordado una suerte de protección mutua, agrupándose detrás de la figura del arzobispo de San Pablo -Odilio Scherer-, que sería proyectado como un nuevo jefe renovador a cambio de repartir los puestos clave de la cúpula de la Sede entre quienes lo apoyen. El hombre no sólo es definido como uno más de los “conservadores”, sino que conoce los entresijos de sus congéneres romanos porque hace tiempo que detenta un cargo en el disputado Banco del Vaticano.

Otro bloque estaría integrado por los norteamericanos y alemanes, los mayores financistas del Vaticano, que pretenden disputar los puestos de la cúpula con sus pares italianos, planteando una limpieza de la dirección vaticana. Se valdrían para esto, sin embargo, de un papable…. italiano, enfrentado a las camarillas más poderosas de la Curia Romana, bajo el manto de los arzobipos Tarcisio Bertone y Angelo Sodano. Se trata del arzobispo de Milán, Angelo Scola, un hombre de Comunidad y Liberación, una trenza derechista encumbrada durante el papado de Juan Pablo II. Ambos bloques, sin embargo, habrían llegado al cónclave sin conseguir los votos necesarios (77) para ungir al sucesor de Benedicto. En la negociata que precede a la fumata que anuncia la marcha de la reunión se verá cómo termina la historia. O mejor dicho, cómo comienza: los especialistas auguran un papado de “transición” y una guerra larvada que no quedará concluida con la elección del nuevo mandamás. Signo de los tiempos. Veinte años atrás, la Iglesia parecía renacer detrás de la novedad de un Papa polaco, que se forjó su fama como “viajero” y “carismático”, bendiciendo la restauración luego de la caída del muro de Berlín y la disolución de la ex URSS. El Vaticano y el imperialismo celebraban una conquista que el capital suponía una cura histórica para sus propios males. Dos décadas después, en la mayor crisis de su historia, con una Europa que se cae a pedazos, en el centro del viejo continente, la Iglesia acompaña el proceso con un colapso lleno de inmundicia. Nada celestial. Signo de los tiempos en una época de viraje histórico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y Francisco I

Frente a la elección como nuevo Papa de Jorge Mario Bergoglio -ahora Francisco I-, quien fuera Cardenal Primado de nuestro país en estos últimos y memorables años de enormes progresos en derechos civiles para nuestra comunidad, consideramos importante expresarnos:
.

El nuevo Papa estuvo al frente de la oposición a la ley de matrimonio civil igualitario, llamando a su rechazo en nombre de una delirante guerra de Dios. Fracasó en su intento por frenarlo, así como tampoco pudo detener otro gran avance en el reconocimiento de nuestros derechos, como es la Ley de Identidad de Género. De igual manera, su rol en la dictadura militar, frente a las desapariciones y la tortura, la represión estatal y el robo de bebes, es duramente cuestionado.

El Estado argentino es laico, la separación entre Estado y religión es un principio republicano insoslayable. La base misma de cualquier sociedad que quiera vivir en paz y armonía entre la pluralidad de sus miembros está compuesta en lo religioso por católicos/as, agnósticos/as, judíos/as, evangelistas, ateos/as, islámicos/as, etc. La mejor garantía de imparcialidad y objetividad es el laicismo, que celebramos y promovemos.

Frente a dogmas que son imposibles de comprobar o discutir en un plano no-teológico nosotros oponemos “el dogma sagrado de la igualdad” del que nos hablaba el genial Mariano Moreno.

No son de nuestra incumbencia las cuestiones internas de la jerarquía de la Iglesia Vaticana, pero estamos convencidas y convencidos que seguir manteniendo y promoviendo principios fundamentalistas, no alienta a nuevos cambios ni esperanzas de inclusión y apertura, sino todo lo contrario.

Pedro Paradiso Sottile, Secretario de la CHA, manifestó: “Esperamos y luchamos por un mundo democrático, diverso y libre, sin discriminación alguna y esperamos también que el nuevo Papa se aleje de toda cruzada contra la democracia inclusiva y la libertad, como fue su marca en la Argentina de estos tiempos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Minería en Mendoza: todos mienten

LAVACA

El choque entre la segunda minera del mundo, Vale, y el gobierno, por un proyecto de extracción de potasio mediante fracking (fractura hidráulica) que arrasa agua, suelo y gas, para fertilizar el modelo sojero. Mentiras sobre los puestos de trabajo. El dilema entre una minería nacional y una extranjera: ¿falso o verdadero?

“No estamos de acuerdo ni con la empresa brasileña ni con el gobierno argentino con respecto a este proyecto. Creemos que tiene que ser revisado, reevaluado, que mienten al hablar del trabajo que genera, y que no nos conviene a los argentinos, ni al mundo”, explicó Marcelo Giraud. Giraud es Licenciado en Geografía, profesor de la Universidad de Cuyo, y uno de los principales estudiosos del modelo minero y sus consecuencias.


Foto: Campaña de Yoko Ono y Sean Lennon contra el método minero del fracking (fractura hidráulica) en el Estado de Nueva cork.

María Teresa “Guni” Cañas también es docente, y asambleísta de Mendoza: “Ya empezó a verse, porque ahora lo dicen hasta los funcionarios como el gobernador Francisco Paco Pérez, o el ministro Julio De Vido, que teníamos razón: estos mega proyectos están impregnados de corrupción desde el comienzo”.

El conflicto

“Habría 6.800 despidos por la caída del proyecto de la minera brasileña” tituló con tipografía catástrofe el diario alternativo Clarín. El proyecto se llama Potasio Río Colorado. Es la supuesta inversión minera más importante del país (5.900 millones de dólares, declaran, contra los 3.700 de Barrick Gold en Pascua Lama, aunque cabe señalar que cuando se habla de “inversiones” nunca se sabe claramente de qué se trata).

La brasileña Vale, la 2° en importancia en el mundo, compró el proyecto a la británica Rio Tinto, y busca obtener el potasio crucial para fertilizar los devastados suelos brasileños del Mato Grosso, principalmente, deforestados y ganados (o perdidos) por el avance de la frontera agropecuaria para sembrar soja.

Los brasileños venían planteando al gobierno argentino la oficialización de una serie de ventajas, prebendas y quitas impositivas, sobre las habituales que rigen gracias a las generosas y vigentes leyes mieras de la era menemista. El gobierno rechazaba ese plus de ventajas. Giraud: “La diferencia era uno de los temas centrales en el encuentro del 7 de marzo entre Cristina Kirchner y la presidenta brasileña Dilma Rousseff, que se suspendió por la lamentable muerte de Hugo Chávez”.

Robo x 3.000 millones

Vale desde diciembre había suspendido las obras, en las últimas semanas continuó dejando trascender sus amenazas de irse con despidos de obreros que están construyendo sus distintas instalaciones, pero el martes el ministro de Planificación Julio De Vido empezó a sincerar la situación. Dijo que aceptar las condiciones exigidas por Vale hubiera significado “un hecho delictivo”.

Agregó: “No podemos darles 3 mil millones de dólares extras sin ningún tipo de contraprestación; eso es robar, es un hecho delictivo, y nosotros no nos vamos a prestar jamás a expoliar de esa manera a los argentinos, como se los expolió en la década del noventa, cuando con los bonos basura compraron todas nuestras empresas públicas”.

Los 3 mil millones serían por ventajas impositivas, que la empresa reclama como apoyo estatal para darle continuidad al proyecto, tras haber tenido, supuestamente, un 2012 con déficit. De Vido dijo, con respecto a esos impuestos: “estaban haciendo una diferencia de 3 mil millones de dólares, exactamente el mismo número que dan sus pérdidas internacionales; querían con la nuestra, pagarse la deuda”.

Minas, pan y leche

Giraud desacuerda con todo: “Es falso. Vale durante 2012 tuvo ganancias por 5.000 millones de dólares, repartió dividendos entre sus accionistas por 6.000 millones de dólares y facturó 45.000 millones de dólares. Todo según su propia página web. El supuesto quebrando en el último tramo del año fue por cargar ahí pagos que no habían contabilizado en los trimestres anteriores, donde todo era ganancia. No hubo pérdida, sino una movida contable”.

Comparación: “Si distribuyen dividendos por 6.000 millones de dólares, salir a pedir que difieran el IVA de sus costos mientras los argentinos pagamos el 21% sobre alimentos básicos como el pan y la leche, es un despropósito”.

El gobernador mendocino Francisco Paco Pérez dijo que el anuncio de salida de la empresa del proyecto fue “intempestivo” y “extorsionador” y denunció “corrupción interna” en Potasio Río Colorado: “había 20 o 30 máquinas viales contratadas cuando funcionaba cinco”, mencionó, aunque a los mendocinos les ocasión mucha simpatía que se crea que esa es la corrupción mayor del proyecto.

Puestos de trabajo

Giraud aclara que “no es que la minera va a tener 6.800 trabajadores. Ellos mismos declaran que serán unos 850 personas”. El número lo inflan contando a quienes trabajarán en la construcción, incluso pertenecientes a empresas contratistas como Techint.

¿Se va Vale?

Para Giraud la supuesta fuga de la empresa es “mentira y apriete. El tiempo dirá si su intención realmente es la de retirarse. Yo soy bastante escéptico. Creo que de los dos lados están subiendo la apuesta para ver luego qué resuelven las presidentas”.

Minera argentina

“El gobernador Pérez miente al decir que la provincia puede asociarse al proyecto de manera contundente. Están haciendo ofertas vergonzosas en las paritarias provinciales, ¿de dónde van a obtener los fondos para financiar un proyecto así?” se pregunta Giraud, y razona: “Pero además no estamos dispuestos a pensar que un proyecto así sea viable ni siquiera aunque fuera mixto con participación del estado provincial o nacional, o incluso enteramente nacional, en las condiciones en que está planteado”.

Detalles

Las asambleas nacidas contra la minería en todo Mendoza en los últimos años se oponen a Potasio Río Colorado por una serie de factores que explica la asambleísta Guni Cañas: “Va a provocar la salinización del Río Colorado, y eso implica un gigantesco depósito residual de sal en las proximidades del río”. Será una meseta de sal de 210 hectáreas y 50 metros de altura, en una zona sísmica. “El potasio esá a 1.000 metros de profundidad y se proyectan hacer 1.900 pozos de esa profundidad, y luego en línea horizontal, como si fuese una “L” gigante. Por ahí se inyectará agua caliente a 70° y productos químicos para realizar el fracking, la fractura de las piedras y separar el potasio, que luego es chupado hacia arriba”.

Para calentar el agua, se precisará utilizar de 1 a 2 millones de metros cúbicos diarios de gas. Si fuera “sólo” 1 millón, sería el equivalente a todo el consumo residencial de la provincia, y un tercio de las importaciones de gas desde Bolivia.

Método prohibido

Marcelo Giraud informa que por el peligro que implica el sistema del fracking ha sido prohibido en Francia, Irlanda del Norte, Bulgaria, está en moratoria en estados norteamericanos como el de Nueva York y el de Vermont, y se encamina a la prohibición en Cantabria y Cataluña, en España. En el caso del Estado de Nueva York Yoko Ono y su hijo Sean Lennon han iniciado una campaña contratando incluso publicidad callejera parafraseando un tema famoso de John Lennon: “Imagine there’s no fracking”.

Giraud advierte sobre una tendencia: “El Estado nacional lo que está planteando es la búsqueda de socios o capitales para sus proyectos de hidrocarburos no convencionales. Por ejemplo, la empresa norteamericana Chevron, que ha sido condenada en Ecuador por sumas millonarias por el desastre ambiental que causaron en la Amazonia de dicho país. En Argentina la justicia declaró el embardo de sus bienes sumándose a esa sentencia ecuatoriana. Pero mientras tanto el Ejecutivo va para el lado opuesto queriendo asociarse a Chevron. Para estos proyectos, incluido el del potasio, hace falta plata, así que es vender humo salir a decir que se va a continuar si no hay un socio externo. En ningún caso las asambleas y movimientos están de acuerdo con ese tipo de visión”.



Samba-tango

La idea es que habrá que ver si se trata de una verdadera ruptura, Vale se retira y el proyecto continúa con otros socios, o si se trata de un samba-tango brasileño-argentino destinado a regatear las mejores condiciones, sin consultar en ningún caso a las comunidades afectadas por el proyecto.

Giraud: “Es un proyecto que no le conviene al país y tampoco le conviene al mundo, porque este potasio no iría a satisfacer ningún producto básico para la gente, sino para devolverle algo de fertilidad a los suelos brasileños totalmente degradados por la deforestación y el modelo sojero”.

Trapos al sol

Guni Cañas rememora: “Cuando anda todo bien, no se sacan los trapitos al sol entre el gobierno y estas empresas. Pero en estos casos uno ve de forma grosera el verdadero problema de contaminación y también de corrupción de todo lo que sea un “mega” proyecto: minero, sojero, papelero, de monocultivo. Como les está saliendo mal la jugada, al final nos van a terminar echando la culpa a los vecinos”.

El paradigma del progreso

Para la profesora y asambleísta Cañas lo que debería discutirse no es si conviene hacer una minera nacional en lugar de una en manos de extranjeros. “Se genera ese debate. Uno ve esos foros por internet en Mendoza y hay gente que le cuestiona al gobernador diciendo: ‘Sos un inútil, te pagamos para que nos lleves al progreso, para que hagamos un capitalismo en serio’. Y nosotros creemos que con esas formas de pensamiento es que nos están matando. No queremos que se lleven el potasio, ni los brasileños ni nadie. Ni tampoco que se lleven el agua y el gas. Todo esto es pan para hoy y hambre para mañana”.

A veces, ni pan para hoy, teniendo en cuenta realidades como Bajo Alumbrera (la extracción más grande en funcionamiento, la de mayor inversión hasta ahora) que mantiene al departamento de Belén como el de mayor desocupación en Catamarca, que sigue entre las provincias más pobres del país.

“Con el debate contra los brasileños, parecen querer implantar un pensamiento nacionalista que a veces está bueno. Pero el pensamiento ambiental va más allá. Si el desastre lo hace un brasileño, o Vila o Cristóbal López, al final es lo mismo. El debate no es lo nacional o lo extranjero, sino que estamos pasando por una crisis civilizatoria que obliga a pensar qué es lo que necesitamos realmente para vivir. ¿Qué es el progreso? ¿Qué es el desarrollo?” En Mendoza no creen que el desarrollo se haga vampirizando recursos. Las asambleas y organizaciones sociales de Mendoza, Neuquén, La Pampa y Buenos Aires plantean: “Reclamamos la suspensión del Proyecto Potasio Río Colorado, con indemnización a trabajadores y pequeñas empresas locales no partícipes de grandes negocios. Asimismo exigimos que se cumpla, con participación de todas las provincias que integran la cuenca del Río Colorado y sus organizaciones sociales, la evaluación de impactos ambientales integrales, acumulativos e interjurisdiccionales del proyecto, pedida por el Defensor del Pueblo de la Nación (Resolución 108 de 2010), pero nunca realizada”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Misiones: El crimen de Tati y la sombra de los hijos del poder

Claudia Rafael (APE)

“El último fin de semana estuvo muy alegre. Bailábamos. Yo le tejía un chalequito que quería. Y ella estaba muy contenta”. Así la recuerda Rosa González a su hija. Si se concentra a solas con aquellos efímeros instantes, hasta logra sentir la musiquita que las hacía bambolearse al ritmo de la vida, que fluía hasta estallar en risa. Su Tati tenía apenas 18 y “soñaba con ser doctora”, dice la mujer. Es que Lieni Tati Piñeiro estaba llena de sueños. En medio del barro profundo de Puerto Esperanza, allí donde la vida parece terminar demasiado pronto, donde las utopías no tienen un nidito abrigado para crecer y donde muchos acarician como la meca el deseo de ser obreros de la Alto Paraná, la empresa de celulosa que constituye el santuario del trabajo para cuatro centenares de misioneros. Para otros, en cambio, es el “cáncer letal” que contamina los ríos y la tierra. Ahí trabaja Diego Céspedes. El también llora a su hijo, a su Hernán, junto a su esposa, Nora Valdés. Las dos familias viven muy cerca una de la otra.

Ancladas en esas barriadas de miseria profunda donde la vida y la muerte se rozan todo el tiempo. Y donde la violencia estructural prepea en cada esquina avizorando cuerpos magros y jóvenes.

Puerto Esperanza está anclada en el norte de Misiones. A menos de una hora de la octava maravilla, donde las lágrimas de los dioses se vuelven catarata. Ahí donde la tierra se tiñe de rojo y las hormigas tejen montañas en los senderos. Y los niñitos se mueren como la pequeña Carolina, que dejó de respirar en los brazos de su mamá, María Ovando.

No es precisamente un destino para la ilusión Puerto Esperanza. El nombre del pueblo es apenas un eufemismo heredado de los tiempos que ya no conduce a ningún mañana luminoso. Desde ahí se tejen y destejen muchos entramados del poder. Donde se entrecruzan los hilos marioneteros de destinos. El sino del pueblo está desde hace demasiados años regido por el mismo apellido: Gruber. Gilberto es legislador provincial aunque antes fue el intendente por dos períodos. Su hermano Alfredo lo sucedió en este cargo. Pero no mojan sus pies únicamente en las aguas de la política. Sus tiempos se reparten además entre los grandes emprendimientos familiares o importante número de acciones en el mundo de la industria forestal, la ganadería, la construcción de viviendas en madera, los medios de comunicación y, por si fuera poco, la cooperativa eléctrica del Pueblo.

Comparten ideología, influencias, partido político con el gobernador Maurice Closs y el ex gobernador Carlos Rovira. Uno de los hijos de Gilberto “Pato” Gruber es conocido como “Pendorcho”. Su nombre es Fabián y tiene 26 años. Se lo conoce como uno de “los hijos del poder”.

*****

Todos los sábados cuando el sol empieza a acurrucarse por las tardes de Esperanza, las familias de Tati y de Hernán marchan juntas. Los dos tenían 18 años. Iban a la misma escuela: el nocturno Polivalente al que entraban a las 6 de la tarde todos los días.

Juan Carlos Selva Andrade es el abogado que representa a las dos familias. A la de Tati, a quien violaron y asesinaron una nochecita de julio pasado. A la de Hernán, que dicen que se suicidó en una celda policial de la Unidad Regional de Puerto Iguazú. Lo habían acusado del homicidio de Tati. Selva Andrade dijo a APe que “aquella tarde del 11 de julio, Tati recibió un mensaje en su celular. No se sabe de quién porque la justicia no investigó. Avisó en la portería de la escuela que se retiraba y salió con una compañera. A las pocas cuadras se encontró con Hernán Céspedes. La compañera se fue para otro rumbo. Tati subió a la moto de Hernán y él la llevó a algún lugar. De ahí él se fue al cumpleaños de un amigo en el barrio. Y desde ese momento, ya no se supo nada más. Hasta que en un trillo apareció el cuerpo de Tati”.

Ese caminito descampado estaba a unas 10 ó 12 cuadras de la casa. Eran las 7 de la mañana del jueves 12 de julio. “Cuando esa mañana me avisaron que habían encontrado un cuerpo, me fui al lugar y estaban todos los policías. No me lo dejaron ver. Recién ahora, hace muy poco pude ver unas fotos de su cuerpo. Y empecé a pensar cómo fueron las cosas. Acá hubo mucha gente del poder político que hizo todo a su manera”, dijo Rosa González a esta Agencia.

A los ojos de la Justicia, la causa debía quedar convenientemente cerrada. Habían encontrado al perfecto culpable cuya detención no significaría sismo alguno en los sillones del poder. “Dicen que plantaron pruebas. Yo creo que el chico estuvo en la joda pero no lo hizo solo como todos dicen. No. Nada que ver. El único patrón genético era de él. Pero yo no creo en esos estudios. Ni tampoco al juez le creo. Hernán Céspedes fue entregador. Y él tendría que haber pagado su culpa. Pero no de esa manera. Porque a él lo mataron. Y yo quería que él pague en vida”, contó a APe la mamá de la chica asesinada.

-¿Por qué Tati y no otra chica?
-Porque ella era una chica que no se daba casi con nadie. La llevaron engañada. Porque el hijo del legislador quería salir con ella y ella no le daba la oportunidad. Ese muchacho tenía la manía de llevarse chicas como fuera. Y me dijeron que le llevaron a Tati como regalo de cumpleaños.

-¿Cómo es la vida suya en Puerto Esperanza?
-Acá la vida es muy difícil. Más ahora. Hay mucho miedo. Muchos aprietes. Incluso el sábado en la marcha nos perseguían con motos, con autos. Nos presionan de todos lados.

-¿Tiene miedo?
-Yo no. Yo perdí todo. Si perdí a mi hija... Ya no tengo miedo de nada ni de nadie. Si me quieren hacer callar la boca, que me maten. Ahí sí me voy a callar. Pero antes no. Y no tengo miedo de salir a la calle ni nada.

-¿Hasta dónde llega el entramado del poder?
-Ellos van a hacer lo posible y lo imposible siempre, para que esto no se destape. Sin ayuda no podemos hacer nada. Yo sé que el poder está muy fuerte. El juez está desde hace poco. Y tienen amistad muy grande con el juez. Por eso no voy a creer lo que él dice. Ellos apuntaron a Hernán Céspedes únicamente. Pero las fiestas las hacían en el barrio de ellos. Buscaban chicas en los barrios pobres. Para sus fiestas sexuales con bebida, con droga.

-¿De dónde saca fuerzas para seguir?
-Yo a veces no tengo ganas de levantarme de la cama, de salir afuera. No tengo ganas de la gente. Tengo mucha bronca. Tengo rabia. Y las fuerzas se me van yendo. Porque sin mi hija ya no hay vida. Pero no voy a parar. Creo que la impunidad es grande. Que vengan unos hijos de nadie y te arrebaten lo más preciado y no se haga nada… No puede ser así. Pido justicia. Hay abogados de hijos del poder que meten miedo a la gente para que no digan lo que saben.

*****

Nora y Diego están convencidos de que su hijo Hernán era inocente. La mujer cuenta a APe que “él no era culpable pero si lo hubiera sido, no lo dejaron pagar la condena”. Entre los dos tienen siete hijos. Ella tiene terror de que le quiten la pensión de Estado. El trabaja horas y más horas en Alto Paraná, la celulosa chilena asentada en el poblado. Diego está convencido de que “hay un monstruo en Puerto Esperanza. Mi hijo confesó a mi esposa que él sabía algo que iba a involucrar al poder. Tenemos pruebas de que nuestro hijo no se mató. Este es un nuevo caso María Soledad”. Como tantos otros pibes de los márgenes, a Hernán lo silenciaron con un suicidio. “Dijeron que lo llevaban a una comisaría de máxima seguridad para protegerlo. Y me lo mataron ahí”, interrumpe Nora. “En el allanamiento lo desnudaron en casa, lo revisaron todo. Dijeron que la chica lo arañó pero mi hijo no tenía ningún rasguño en el cuerpo. Y una semana después volvieron a allanar y plantaron las pruebas. Creo que acá está el monstruo de la política manipulando todo. La bronca nuestra es contra la policía. Porque a Hernán se lo llevaron al matadero”.

La última imagen de Nora le lacera el pensamiento. “Hernán decía: ´me patean´, ´me golpean todo el tiempo´. Era viernes. Fue la última vez que lo vi con vida. ´Mami, me cago de frío´, ´mami, me cago de hambre´, ´mami, me maltratan´, decía”. Se quiebran. Sienten que un nudo agobiante se les instala en la garganta pero saben que el relato es fundamental para torcer la historia. “Siento que estoy a punto de morir”, desgrana Diego. “Queremos justicia. Porque somos pobres ocurre esto. En pueblo chico nos conocemos todos. Y a mi Hernán lo usaron como perejil. Esta gente, la policía, el juez, el comisario de la científica, todos necesitan encontrar un culpable. Acá corre mucho dinero ¿sabe? Y a esta gente la votamos todos. Pero acá hay monstruos y Hernán no era un asesino. Nos amenazan. Nos siguen cuando marchamos todos los sábados de 18.30 a 19.30. Recorremos el parque El Pulgarcito. Pasamos frente a la policía. Pedimos justicia. Y se nos burlan. Y nos siguen”.

*****

El ADN de Hernán fue el único patrón genético encontrado en el cuerpo de Tati Piñeiro. Todos creen que fueron pruebas plantadas. El chico se suicidó en la celda. Utilizó cordones de zapatillas. Pero el gran detalle –cuenta Selva Andrade- es que entró a la comisaría en ojotas.

Aquel 11 de julio de 2012 “hubo una fiesta cerca de la escuela polivalente en una casita que tiene Fabián ´Pendorcho´ Gruber, hijo del diputado. Se cuenta que Tati fue llevada a esa fiesta. Que quisieron tener sexo con ella. Que le ofrecieron plata. Pendorcho Gruber estaba loco por ella. Había descontrol. Alcohol y drogas. Y no creo que se la pueda matar como se la mató a Tati sin algún coctel extraño encima”, describió el abogado.

Hace muy poco apareció un CD con fotos del cuerpo masacrado de Tati que derivó en pedidos de reautopsia a los cuerpos de los dos jóvenes. Cuentan que la chica asía entre sus dedos unos cabellos rubios y largos. Hernán Céspedes era morocho. Los ojos apuntan a jóvenes hijos del poder económico y político. Muchos descendientes de la rubia inmigración europea que pobló la zona a inicios del siglo pasado.

Rosa sigue marchando en silencio todos los sábados en la tardecita. Como Nora y Diego, que insisten con que el cuerpo de Hernán tenía lesiones y el cráneo hundido cuando supuestamente se suicidó.

El horror parió a Rosa como jamás hubiera imaginado. La hizo erguirse. Plantársele al poder ya sin miedo. Cómo temerle al monstruo si ya le arrebataron la vida entera. Como hace décadas María Soledad puso a Ada Morales en el centro exacto del tsunami, que es la crueldad y el odio, hoy Tati la lleva a ese lugar a Rosa. Que la extraña. Que dejó el chalequito sin terminar. Que camina cada sábado contra el feudo de su provincia. Y busca entre el olorcito a tierra mojada el perfume de su niña y la música que quedó sonando desde aquel último fin de semana del invierno que se le quedó para siempre en el alma.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Desalojo en la Sala Alberdi: Por qué usaron balas de plomo

COSECHA ROJA

- Sentí que la pierna me quemaba.-

El Polaco es periodista y estaba cubriendo el desalojo de Sala Alberdi. A medianoche, cuando empezó la represión de la Policía Metropolitana en Plaza Seca, corrió por Av. Corrientes. A la altura de Paraná vio como se desprendían tres personas uniformadas del cordón de infantería. Uno de ellos sacó un arma y apuntó. Él trató de esconderse en una cabina telefónica. “Evidentemente llegué tarde” La bala ya había entrado en su pierna. El Polaco asegura que estaba a una cuadra del centro cultural y no a cinco como dicen desde el gobierno de la ciudad. Como pudo caminó por Paraná hacia Lavalle. Ahí lo asistieron sus compañeros. Lo llevaron hasta el hospital Durand donde se comprobó que el proyectil era de plomo.

El saldo de la represión fue de tres heridos con balas calibre 38, varios con balas de goma y cuatro detenidos confirmados, entre ellos un menor de edad.

La toma, que se sostiene desde el 2010 con alumnos del IUNA (Instituto Universitario Nacional de Artes) y la misma sala, decidió hace 2 días, en asamblea, levantar el acampe en el 6to piso del Centro Cultural San Martín por 48 horas. La idea era mostrar voluntad política para abrir una mesa de negociaciones con el Ministerio de Cultura de la ciudad. Cuando los participantes de la toma salieron con las carpas, dejando un pequeño grupo de guardia de unos 10 o 15 compañeros, la policía Metropolitana se apostó en la puerta de entrada. El mensaje era que no se podría volver a entrar.

Nico Rulo, militante social que estuvo presente, contó que la fiscalía no sólo no tenía orden de allanamiento ni de desalojo, sino que carecía de objeto a desalojar. Las carpas ya habían sido retiradas. Unas 150 personas fueron pasando por encima de la reja pacíficamente y volvieron a entrar a la Plaza Seca.

Mientras el comité del que participaba el Ministro de Cultura de la ciudad, Hernán Lombardi, avanzaba en la negociación un hecho desató la represión. Diego, de la agencia de noticias AnRed especuló con que fueron infiltrados los que lanzaron una botella de plástico con combustible contra la puerta del centro cultural. Nadia Lihuel, fotógrafa de M.A.F.I.A dijo haber visto a los mismos policías iniciar un incendio que desencadenó la primera reacción policial.

Después de 10 minutos de forcejeos, la policía empezó a lanzar gases y la gente empezó a correr. Entonces llegaron las balas de goma. Los manifestantes tomaron Av. Corrientes donde fueron encerrados por dos carros hidrantes. Uno venía desde el obelisco y otro desde Once. Durante esa corrida tres personas recibieron impactos de bala de plomo calibre 38. “Eso puede significar dos cosas. -dijo Emiliano Villar, abogado de la asamblea – O había infiltrados con armas o la policía disparó con armas no reglamentarias.”

Villar confirmó que hay tres detenidos mayores de edad en la comisaria de Parque Patricios de la Policía Metropolitana, Los cargos son de atentado y resistencia a la autoridad, daño agravado y lesiones. “El espíritu de represión por parte de la policía estuvo desde el principio” dijo el abogado.

Esteban Ruffa, fotógrafo de ANRed, y Mario Fumaroni de la “Biblioteca Popular Los Libros de la Esquina” fueron trasladados al Hospital Argerich. Diego, compañero de Esteban, contó que los médicos del Argerich en principio se negaron a entregar los informes médicos a los familiares. Pidieron que fueran solicitados por abogados, después invocaron a un juez de una causa que los familiares desconocían. Hoy a la mañana entregaron informes parciales.

La ciudad de Buenos Aires es uno de los dos distritos a nivel nacional que no firmó el protocolo de Criterios mínimos sobre la actuación de los cuerpos policiales y fuerzas de seguridad en manifestaciones públicas. El Consejo de Seguridad del Interior, que integran todas las jurisdicciones, hace constar en el primer punto del protocolo que: “El objetivo fundamental de los cuerpos policiales y fuerzas de seguridad que actúen en concentraciones o manifestaciones públicas es el respeto de los derechos de los participantes.”

La Policía Metropolitana, además, no tiene un mando civil y el uso de la violencia en situaciones como las que se vivieron anoche en Sala Alberdi se regula desde la propia fuerza. La policía porteña parecía estar guardada, patrullando los barrios con menor conflitictivad en materia de delito. Quienes siguen de cerca los derroteros de la neuva fuerza de seguridad, dicen que desde la llegada de Ricardo Pedace –excomisario mayor de la Policía Federal- como vicefeje de la Metropolitana, los operativos se han caracterizado por el desborde y la impotencia. La represión de la Villa 31 cuando los vecinos cortaron la calle Illia y se les respondió con balas de goma y hasta se vio a policías tirando piedras contra los vecinos, el desalojo de los manteros en calle Florida con efectivos armados o en el desalojo de manteros en Parque Centenario, donde se vio a Pedace corriendo y tratando de reagrupar a los efectivos, son apenas algunas muestras. La represión de anoche parece continuar con esa línea.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nunca vi balas de goma que atraviesen piernas, Mauricio

LA RETAGUARDIA

Horas después de la salvaje represión, el jefe de gobierno de la ciudad declaró: "nunca vi artistas con facas ni bombas molotov". Nosotros nunca vimos balas de goma que perforen piernas, haciendo orificios de entrada y de salida, como las que vimos en las imágenes de las heridas que sufrió El Polaco, integrante del colectivo DTL! y de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA). También fueron atendidos en los hospitales Argerich y Durand de esta ciudad Esteban Ruffa, miembro de Anred y la RNMA, y Mario Fumaroni de la Bilbioteca Popular Los Libros de la Esquina, y los médicos confirmaron que ambos fueron heridos con balas de plomo. A Mario pudieron quitarle el proyectil, Esteban todavía lo tiene incrustado cerca de la tibia.

El saldo de la jornada fue de, por lo menos, tres heridos con balas de plomo, y decenas de lesionados con balas de goma, golpes y cortes varios.

Además, hubo cuatro detenidos, entre los que se encuentra un menor de edad de nacionalidad chilena, que había llegado hacía nada más que una semana a nuestro país, hasta ahora el único liberado. Los otros tres, Adrian Malta, Luis Rufino y Leonardo Silva, fueron llevados a la Comisaría 4ta. de la Policía Metropolitana, la misma que anoche, durante la transmisión especial, nos negó en tres oportunidades la presencia de detenidos allí. Están alojados en el sexto piso de la dependencia policial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. UNRC: Existía un convenio firmado y las autoridades estaban al tanto

Katy García (PRENSA RED)

Durante la séptima audiencia del Juicio por la Explosión en la Planta Piloto de la Facultad de Ingeniería de la UNRC, declararon Oscar Spada, en ese momento rector quien adujo que desconocía lo que se realizaba en el centro de experiemntación. En tanto Alberto Cantero ex rector y profesor emérito de esa casa de altos estudios, confirmó que las autoridades de la facultad y del rectorado conocían que había un convenio firmado. “El sindicato mantiene la convicción acerca de las responsabilidades por omisión del propio rectorado”, opinó el abogado querellante Eugenio Biafore. .Mañana se realizará una inspección ocular en la planta.

En el desarrollo del debate se está investigando cuáles fueron las causas que produjeron el siniestro y las responsabilidades que les cupieron a los ejecutores y a las autoridades que lo autorizaron de acuerdo a las funciones que cumplían al momento de los hechos. El Tribunal está presidido por Fabián Asís y Carlos Lascano y Vicente Muscará son los vocales.

Se encuentran imputados seis profesionales de la ingeniería como coautores de estrago culposo agravado por la muerte de personas. Durante la tragedia perdieron la vida cinco docentes y un alumno. Hubo una decena de heridos y cuantiosos daños materiales.

La hipótesis de la explosión indica que se produjo un derrame de hexano contenido en 12 toneles de 200 litros cada uno alojados en la planta que avanzó hacia otro sector donde se encontraba un aparato de esterilización –autoclave- con la mecha encendida.

Testimonios de peritos y la mayoría de los testigos señalaron que no existían las medidas de seguridad adecuadas conforme a la envergadura del proyecto que llevaba adelante el Grupo de Investigaciones de Producción de Oleaginosas (Gidpo) junto a la empresa belga De Esmet. Las autoridades intentan despegarse de las responsabilidades. El gremio docente que había solicitado la imputación del rector el ejercicio expresó a través de su abogado que “no se equivocaron” al hacerlo.

Había un convenio firmado

Durante la presente jornada el primero en declarar fue el actual funcionario de Radio y Televisión Argentina, Alberto Cantero, quien fue citado por la fiscalía cuando el ingeniero mecánico electricista Norberto Gabriel Campetelli lo involucró en su testimonio realizado en la primera audiencia.

Cantero declaró que el 5 de diciembre del 2007, mientras se encontraba en la Cámara de Diputados de la Nación, recibió por mensaje de texto la noticia del siniestro y que de inmediato se abocó a tomar conocimiento de lo sucedido. Un colega le dijo que “se estaban quemando vivos algunos compañeros”. Contó que se puso en contacto con la funcionaria Adriana Nazario a fin de agilizar los traslados a centros de salud de Córdoba.

A los dos días dijo que se encontró con Agustín Bortis –vicedecano, a cargo del decanato y presidente de la Fundación- quien le confirmó la existencia de un convenio que había sido firmado el 30 de octubre y que el decano Moitre estaba al tanto. Relató que llamó a la Policía Federal para que ingresara y buscara en los escritorios esos convenios que luego fueron entregados a la justicia

El testigo contó que le advirtió al vice decano sobre la necesidad de hacer pública esa información porque significaba darle tranquilidad a la comunidad académica. Y que tras cartón les comunicó a los docentes sobre la existencia del acuerdo. Luego trabajó en un proyecto de declaración sobre la importancia del desarrollo académico en las comunidades y presentó un proyecto de ley que fue aprobado por unanimidad logrando una ayuda económica de 12 millones de pesos.

También consignó que una vez levantado el secreto de sumario escaneó el convenio y se los envió por correo electrónico a la base de datos de la plantilla universitaria. “Lo envié porque la comunidad estaba muy herida y no asumía su existencia. Había que decirlo, los decanos lo sabían”. Esta decisión le valió el repudio del Consejo Superior.

Cantero ponderó la voluntad y el compromiso de los trabajadores con el desarrollo de la región. Los llamó “hacedores de una transformación muchas veces con un esfuerzo que supera sus condiciones”. Luego manifestó que después de la tragedia “se genera un profunda conmoción” que quizá los llevó a no reconocer la existencia de un convenio. “Nosotros nos abocamos a demostrarlo y me parece que eso ayudó al desarrollo de la universidad”, afirmó al finalizar su testimonio ante el tribunal.

No sabe, pero contesta

El ingeniero Oscar Federico Spada, quien ocupaba el cargo de rector cuando sucedieron los hechos, se mostró a la defensiva y repartió responsabilidades en otros sectores de la estructura administrativa. El funcionario negó conocer lo que se hacía en la Planta Piloto y afirmó que dos días después “conocí que se había hecho una instalación y se trabajaba con hexano. Nunca me dijeron cuáles eran las causas de lo sucedido y no conocía que había una empresa ajena a la Universidad trabajando allí”, afirmó.

Explicó el procedimiento formal que cada facultad llevaba adelante cuando se firmaba un convenio marco y apuntó que “la responsabilidad en este caso es de quien lleva adelante el proyecto” y admitió que podía haber habido alguna “informalidad” en el proceso. Asimismo señaló que un informe realizado por el encargado de defensa civil Rogelio Ferrario (Bombero) daba cuenta que “estaba en condiciones”.

En cuanto a las responsabilidades sobre las medidas de seguridad aclaró que durante su segundo mandato recibió un informe de la ART y que solicitaron que se presentaran carpetas de antecedentes a varios expertos para cumplimentarlas.

Cuando se lo indagó sobre el informe enviado por la Sindicatura General de la Nación (Sigen) en julio de 2007 respondió que de 50 puntos solo cuatro se relacionaban con cuestiones de higiene y seguridad. Precisamente, una de ellas recomendaba la creación de un departamento para esos fines de protección laboral. Explicó que los ingresos eran controlados por la guardia que cumplía normas establecidas y que los fines de semana el predio estaba abierto al público en general para la práctica de deportes.

Decir y hacer

Al finalizar la audiencia, el abogado de la Asociación Gremial de Docentes (AGD), Eugenio Biafore, recordó que “la querella en su momento solicitó la imputación del rector Spada en este proceso, y nos da la sensación que no nos equivocamos en aquél momento y que el sindicato mantiene la convicción acerca de las responsabilidades por omisión del propio rectorado”, opinó.

Dijo que el testimonio de Spada da cuenta de una “suerte de dilución, en un aparato administrativo que incluso ha disuelto los llamados de atención que les formularan organismos como la propia ART y la Sigen, donde se ordena pero no se pone en marcha”, explicó. “Nos parece que hoy se ha profundizado la sensación de caos y de irresponsabilidad en asumir la normativa de higiene y seguridad que existía hacia fines de 2007 en la universidad y particularmente en la planta piloto”, analizó..

“Creemos que hay cuestiones que deben hacerse y no decirse, y donde la mera voluntad no alcanza porque los eventos de los riesgos de trabajo se producen en la realidad, no en los papeles. Entonces, si hay un plan de evacuación hay que hacerlo”, aclaró.

En este punto señaló que desde el gremio se percibe “cierto desprecio sobre las normativas de higiene y seguridad cuando todo trabajo debe hacerse en condiciones seguras porque docentes y no docentes son trabajadores y merecen la cobertura de los riesgos de trabajo”. Y graficó: “las consecuencias se producen sobre los cuerpos de los trabajadores”.

La etapa testimonial prácticamente está llegando a su fin. Solo resta que el Tribunal resuelva si va a citar al ex rector Diego Barral tal como lo solicitó el fiscal Hairabedián y la querella. Mañana se realizará la inspección ocular y se pasa a un cuarto intermedio hasta el 19 de marzo fecha en que podrían comenzar los alegatos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Libertad sindical, un derrotero inexorable

Daniel Jorajuría (ACTA)

Algún fundador de la CTA nunca supo ni entendió para qué se fundó la CTA ni porqué nos fuimos de la CGT. Repasemos la historia. La CTA nació ante la claudicación de un sector mayoritario que conducía el movimiento obrero en Argentina y su alineación con el neoliberalismo.

Y nació como una herramienta sindical sin subordinación al poder político y económico de entonces. Es decir, en absoluta autonomía del Estado, de los Gobiernos, de los partidos políticos y los patrones.

Nació también como un nuevo modelo de organización de la clase ante los cambios de organización del capital.

El viejo modelo era un traje que nos quedaba chico, sólo organizaba al trabajador formal que representa menos del 50% de la clase.

La CTA, por último, nació con otra concepción ideológica, siendo una Central clasista, anticapitalista y antiimperialista y fue el hecho más importante de la libertad y democracia sindical en nuestro país.

Resumiendo: Nuevo Modelo Sindical, Autónomo, con nueva Estructura Organizativa, nueva concepción ideológica y libertad y democracia sindical son nuestra marca registrada y nuestra identidad.

Por todas estas razones decimos que quienes sostienen que el problema de la clase trabajadora en la Argentina se resuelve con un “Código Electoral dirigido a transparentar los comicios gremiales” (SIC) como lo ha manifestado Yasky, significa la mayor claudicación que se puede hacer a favor del modelo imperante, del Unicato Sindical y a la trilogía que gobierna nuestras vidas: el PJ, la UIA y la CGT Balcarce.

El discurso que pretende sustituir la necesaria reforma en términos de libertad sindical por un esfuerzo de “democracia interna”, encierra un grave contrasentido.

En primer lugar, la democracia no es un atributo contingente ni un elemento endógeno de la organización gremial, sino un factor externo a la misma propio del ordenamiento constitucional que determina el sistema de gobierno que proporciona un marco jurídico e institucional.

Lo incompatible con el marco jurídico-institucional democrático no son sólo “algunos” artículos legales, sino la imposición estatal a un régimen de sindicato único. No en vano el artículo 14 bis de la Constitución Nacional postula la organización sindical libre y democrática.

En segundo lugar, lo que se suele llamar “Democracia Sindical Interna", no constituye un elemento diferente de la libertad sindical. Al contrario, la democracia interna “es” libertad sindical individual.

Por lo tanto, pretender avanzar en términos de democracia asociacional manteniendo la concentración en el sindicato único vertical -en lugar de progresar en una real apertura en términos de libertad sindical- constituye una falacia y un juego de distracción para asegurar la perdurabilidad de un sistema que no resulta inquietante al poder económico.

Es también seguir excluyendo de la organización sindical (no son sujetos sindicalizables según la Ley 23.551) los trabajadores autónomos, informales, desocupados, no registrados. Y por último es seguir la lógica de la Ley de Riesgos del Trabajo impuesta por el sector empresario a través de la Presidenta, el FPV y el PRO que también excluye de la cobertura de las ART a los trabajadores autónomos, las trabajadoras domésticas, los trabajadores no registrados, los informales, etc.

Por lo tanto, sostener lo que sostuvo el interventor designado por el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, es otra muestra de genuflexión ante el poder. Sostener desde la CTA el viejo modelo sindical corporativo y excluyente del 50 por ciento de la clase trabajadora, es no haber entendido el modelo de la CTA, ni haber entendido porqué se fue de la CGT hace ya más de veinte años.

Daniel Jorajuría es Secretario Gremial de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Criminalización de la protesta social: "ATE no se victimiza, nos persiguen y enjuician porque el campo popular avanza"

ACTA

Con el acompañamiento de delegados y dirigentes estatales, se llevó a cabo una conferencia de prensa para denunciar la judicialización de la protesta que lleva adelante el poder político contra una veintena de compañeros, entre ellos el Secretario General del gremio, Julio Fuentes, y Gustavo Lerer, de la junta interna del hospital Garrahan de Buenos Aires. Estuvieron presentes entre otros Pablo Micheli, Secretario General de la CTA, y los diputados nacionales Víctor De Gennaro y Claudio Lozano.

“Venimos a denunciar la situación que vive nuestra organización desde los ’90 y que, si bien creíamos que la política de aplicar el código penal en los conflictos sociales había terminado, vemos que todavía no ha cesado. Al contrario, hoy vemos que instituciones de la democracia realizan espionaje. Y no es ese su rol, sino que es el de cuidar del delito y del crimen por sobre todo a los sectores más débiles de la población”, arrancó Julio Fuentes.

Su caso es emblemático, ya que el 18 de marzo debe comparecer junto con cuatro compañeros ante los tribunales neuquinos para el inicio de un juicio oral por un delito supuestamente cometido once años atrás y sobre el cual ya fueron absueltos en 2007.

“No queremos naturalizar estas situaciones”, continuó Fuentes. “Porque en un Estado de derecho no podemos permitir que ninguna fuerza del Estado nacional, provincial o municipal nos investigue. Nuestras actividades son lícitas, públicas y a cara descubierta. Si hubiera alguna investigación, debiera mediar una orden judicial. Nosotros peleamos por esta democracia y este Estado de derecho. Entonces vamos a seguir peleando para que se respete”, concluyó.

A su turno, Víctor de Gennaro planteó una paradoja: “Tenemos un secretario general que es el dirigente con más procesos judiciales: 54. Además de los seis juicios, un montón de días de cárcel y otro récord: siempre fue absuelto”. Su comentario estuvo acompañado de una anécdota sobre la década del ’90, en la que ATE entendió que además de abogados laboralistas y administrativistas, tenía que contar con penalistas. Aquella pelea los fortaleció: porque el 90% de la jurisprudencia que hoy usa el campo popular nació de esos juicios ganados.

“Hay un consenso claro de que hoy estamos mucho más organizados, y por eso viene la represión. En ATE no nos victimizamos, sabemos que la represión y persecución vienen porque el campo popular avanza. No sólo de la mano de ATE y la CTA, sino que somos miles, y los que más sufren las represiones son nuestros compañeros de pueblos originarios que luchan por la tierra, porque el poder viene por nuestra agua y nuestra tierra. El poder tiene miedo ante nuestro avance, y por eso nos ataca”, señaló el diputado.

La única manera de enfrentarlos, siguió Pablo Micheli, es con movilización popular. “Por ello”, prosiguió, “mañana vamos a marchar junto con la CGT de Moyano, con otras organizaciones como la CCC, Barrios de Pie, la FUBA y Teresa Vive para plantear la persecución de los luchadores en nuestro país. A 30 años de la democracia, lo que vuelve a reafirmarse es que estos gobiernos que dicen ser populares y nacionales lejos están de ser eso. Tienen operatorias y prácticas similares a los peores gobiernos que han perseguido y controlado a luchadores en la Argentina. Un ejemplo es el Proyecto X: una vergüenza y una afrenta a todas las luchas de resistencia y los años trágicos que ya hemos vivido”.

Gustavo Lerer, por último, dio precisiones sobre el juicio que se le iniciará junto con tres compañeros suyos de la junta interna del Garrahan, luego de una denuncia efectuada por dos funcionarios del Ministerio de Trabajo durante la huelga de 2005. A pesar de la falta de mérito y sobreseimiento que dictó el juzgado, los compañeros deben afrontar una nueva instancia judicial.

“Entendemos que lo que se está juzgando es el método de huelga de 2005, que en ese momento querían cercenar, que es la asamblea. Esto es parte del Proyecto X y tiene que ver con una ofensiva del gobierno y las patronales, porque ya no se crece a tasas chinas, y porque la crisis mundial por sobre todo se la quieren hacer pagar a los trabajadores. Por ello los techos salariales y la represión”, sintetizó el dirigente.

Fueron parte de la conferencia, además, el abogado de ATE y CTA, Juan Carlos Capurro; José Luis Matassa, Secretario General de ATE Capital; Oscar de Isasi, Secretario General de ATE Provincia de Buenos Aires; Hugo Godoy, Secretario Adjunto de ATE Nacional; y Horacio Fernández, Director del IDEP, también procesado en la causa de la provincia de Neuquén.



Solidaridad y reclamo

Ambos procesos judiciales tienen el repudio de todas las fuerzas políticas que componen la Comisión de Legislación de la Cámara de Diputados de la Nación, a través de un anteproyecto impulsado por los diputados Víctor De Gennaro, Graciela Iturraspe, Claudio Lozano, Lino Aguilar, Jorge Cardelli, Alicia Ciciliani, Victoria Donda Pérez, Liliana Parada, Horacio Piemonte, Héctor Recalde, Luis Sacca, Eduardo Santón, Margarita Stolbizer y María Luisa Storani. Asimismo, los estatales neuquinos próximos a ser enjuiciados en marzo cuentan, hasta el momento, con el respaldo de la CTA Nacional y de Capital Federal, y de las siguientes organizaciones internacionales:

- Internacional de Servicios Públicos, firmada por su Secretario Regional Interamericano, Jocelio Drummond

- Unión Sindical Obrera de España, firmada por su Secretario de Acción Internacional, Javier de Vicente.

- Unión Nacional de Trabajadores del Estado y los Servicios Públicos de Colombia, firmada por su Presidente, Percy Oyola Paloma.

- Confederación Intersectorial de Trabajadores Estatales del Perú, firmada por los miembros de su Consejo Ejecutivo Nacional.

- Confederación Intersindical Gallega, firmada por su Secretario General, Xesús Seixo Fernández.

- Encuentro Sindical Nuestra América

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Previsión Social: Siete de cada diez jubilados sigue siendo pobre

ACTA

La secretaría de Previsión Social de la CTA Capital anunció que realizará una campaña nacional de firmas para el debate y sanción de una nueva ley previsional. En ese mismo sentido, las trabajadoras y trabajadores llevarán a cabo una Jornada Nacional de Lucha el próximo 8 de mayo, coincidiendo con la marcha 1100 de los jubilados.

El 1º de marzo se realizó una reunión de Centros, Federaciones y Comisiones Sindicales de jubilados junto con la Defensoría del Pueblo de la Tercer Edad de la Ciudad de Buenos Aires.

En la oportunidad se consensuó un temario de cinco puntos como marco reivindicativo mínimo para extender progresivamente a otras organizaciones y centros.

Una Jubilación Mínima no inferior al Salario Mínimo, Vital y Móvil, la Implementación en los haberes previsionales del el 82% móvil sobre el salario del trabajador activo en su mismo cargo, oficio o función, la creación del Instituto Nacional de Previsión Social, dirigida y administrada como establece la Constitución Nacional por representantes de los jubilados, trabajadores activos y la participación del Estado. La normalización del INSSJP(PAMI) y la asignación de un cupo de viviendas en comodato para jubilados y pensionados no inferior al 10 (diez) por ciento de las construidas con fondos del Estado Nacional.

Se decidió impulsar una Jornada Nacional de Lucha el 8 de mayo coincidiendo con la marcha 1100 de los jubilados, y continuar con la campaña nacional de firmas para el debate y sanción de una nueva Ley Previsional.

Ante la aguda problemática sufrida por los jubilados en nuestro país se decidió convocar, para participar, a todas la organizaciones sensibilizadas con la temática sean o no conformadas por adultos mayores, también se dispuso explorar distintas formas de movilización incluyendo la utilización de recursos digitales de comunicación, dramatizaciones, batucadas, marchas con atuendos y todo lo que pueda conmover a una opinión pública, por ahora ausente en este importante debate social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Parlamentarios visitarán a maestros en huelga de hambre en Chile

PL

Un grupo de parlamentarios chilenos viajará a la ciudad de Lota, en la Región del Biobío, donde 60 maestros fueron despedidos y dos de ellos se declararon en huelga de hambre.

El presidente comunal del Colegio de Profesores, Jorge Sáez, informo que los legisladores tienen la intención de interiorizarse en la problemática que atraviesa la comuna en la esfera de educación, según reportó este jueves Radio Biobío.

Desde el martes último, los maestros cumplen la huelga de hambre en la iglesia que se encuentra frente a la alcaldía de Lota, a unos 540 kilómetros al sur de Santiago de Chile.

Ese día los docentes esperaban que alguna respuesta emergiera de una reunión en la municipalidad, pero el edil de la zona no se presentó.

Ante la aparente indiferencia del alcalde Patricio Marchant, exmiembro de la Democracia Cristiana, los maestros Manuel Rivera y Miguel Machuca, decidieron declarase en huelga de hambre.

Las protestas de los docentes afectados comenzaron a inicios de este mes, cuando la Municipalidad decidió no renovarles el contrato. Los maestros aseguran que existen motivos políticos tras la medida, a raíz del cambio de mando comunal a manos de Marchant.

Esta tarde, en Lota, debe comenzar a sesionar una mesa de trabajo de las partes, pero aún se desconoce si es posible llegar a un acuerdo.

El domingo último, el Colegio de Profesores de Chile denunció atropellos, despidos arbitrarios, cierres de colegios y huelgas en sectores de la enseñanza secundaria a nivel nacional.

"El balance del magisterio, a escasos días de inaugurado el año escolar, es crítico, en tanto se están produciendo una serie de conflictos a lo largo de todo el país, que están afectando a cientos de profesores y a miles de alumnos", expresó el presidente del gremio, Jaime Gajardo.

Según explicó el dirigente, el panorama es desalentador, ya que se estaban cerrando 42 establecimientos educacionales municipales, el 70 por ciento de ellos escuelas rurales, que reciben una subvención especial y en consecuencia, no deberían ser clausuradas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Paraguay: Izquierda impugnó en tribunal exclusión debate televisivo

Javier Rodriguez Roque (PL)

El Frente Guasú, coalición paraguaya de partidos y organizaciones sociales de izquierda, impugnó hoy ante la justicia electoral su exclusión de dos debates televisivos a celebrarse con aspirantes presidenciales en los comicios de abril próximo.

La acción legal fue también apoyada por el Movimiento Kuña Pyrenda y el Partido de los Trabajadores y demanda se dicte una acción de amparo para la admisión de sus candidatos en dichos programas que transmitirán en cadena cinco canales de televisión de alcance nacional.

Las organizaciones pidieron al juzgado ordene, como medida de urgencia, la suspensión de esas transmisiones previstas para los días 17 y 25 de marzo hasta tanto se resuelva la solicitud de amparo.

Señalaron que, con la exclusión de la izquierda, se viola el principio de igualdad garantizado por la Constitución paraguaya y el derecho de los ciudadanos de estar informados sobre los programas de gobierno de todos los partidos.

El documento presentado calificó de crimen contra la democracia el impedimento a la participación igualitaria de todos los candidatos presidenciales, además de cometerse un atentado a la libertad de información sobre las ofertas electorales.

El Frente Guasú había advertido anteriormente que ese accionar de los organizadores del debate y de los propietarios de los medios televisivos afectaba la credibilidad de las próximas elecciones.

Paraguay está suspendido de participar en los bloques integracionistas de Mercosur y Unasur por el golpe de Estado parlamentario que, en junio pasado, desalojo del poder al presidente Fernando Lugo y el cese de esa sanción depende de la celebración de comicios transparentes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Latifundista en Paraguay posee mitad de distrito de 85 mil hectáreas

PL

Organizaciones campesinas denunciaron que un solo latifundista en Paraguay posee más de 44 mil hectáreas de tierra en un distrito del país con una extensión de 85 mil hectáreas.

El empresario Tranquilo Favero, propietario de las empresas que integran un grupo con su nombre, acumula actualmente en su poder la mitad de los terrenos del distrito de Ñacunday, a 394 kilómetros de Asunción.

La estadística divulgada deviene expresión de la concentración de la tierra en pocas manos, sobre todo al confirmarse que apenas ocho mil personas constituyen la población de la zona en manos de Favero- fundamentalmente agrícola- y la mayoría de ellas sufre la pobreza.

Entre las carencias que padecen los campesinos pobres está la falta de caminos de todo tipo, el deficiente servicio de salud y la falta de puentes sobre los ríos Ñacunday y Yacuy Guazú.

Un aspecto interesante, destacado en el diario Ultima Hora, es que el aporte al gobierno municipal en concepto de impuesto inmobiliario pagado por la empresa latifundista es muy bajo debido al valor fiscal de las tierras rurales fijado por el Ministerio de Hacienda.

Tales ingresos al municipio están muy lejos del precio de mercado, por lo cual el beneficio a las comunas que albergan a grandes poseedores de tierra, como es el caso de Ñacunday, resulta ínfimo, mientras los geófagos continúan repletando sus arcas.

La situación señalada es el motivo principal de los continuos incidentes por el reclamo de los labriegos sin tierras, apuntaron las organizaciones campesinas, en los cuales las fuerzas policiales y los representantes de la justicia siempre están del lado del latifundista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Impiden a minera trasnacional exportación de oro en República Dominicana

PL

Un cargamento de oro que sería enviado a Canadá vía Estados Unidos por la minera trasnacional Barrick Gold, permanece retenido hoy en República Dominicana a partir de una decisión del presidente Danilo Medina.

Según reportes periodísticos, el dignatario instruyó al director de Aduanas, Fernando Fernández, impedir la salida del metal hasta que la empresa acceda a revisar el contrato con el Estado dominicano.

El oro fue transportado al aeropuerto internacional Las Américas, al este de Santo Domingo, en un helicóptero privado que fue recibido en el área de aviación general bajo estrictas medidas de seguridad.

Desde allí fue llevado hasta un depósito de la terminal de carga en un vehículo blindado de una empresa de transporte de seguridad privada, precisó el sitio digital Almomento.net.

Medina hizo el pasado 27 de febrero, al rendir cuentas de su gestión ante el Congreso Nacional, un último llamado a los ejecutivos de la compañía a revisar los aspectos fiscales.

Tras el alza de los precios del oro en el mercado mundial, el esquema actual de distribución de ingresos para Dominicana resulta inaceptable, consideró.

Ilustró que bajo el esquema fiscal establecido en la más reciente versión del contrato para la explotación de oro con un promedio de mil 700 dólares la onza del metal y 28 dólares la onza de plata, la empresa obtendría dos mil 600 millones de dólares en los dos primeros años de producción.

Con esa cantidad, a partir de asumir exportaciones de un millón de onzas de oro y unos dos millones de onzas de plata, afirmó, la compañía recuperaría el monto total invertido en poco más de dicho tiempo.

De los mil 753 millones de dólares de ingresos anuales de exportación, el Gobierno dominicano apenas recibiría 56 millones de dólares, explicó Medina.

En otras palabras, agregó a continuación, de cada 100 dólares de ingresos de la exportación de oro y otros metales, la Barrick Gold obtendría 97 dólares y el pueblo dominicano solamente tres.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.