viernes, 5 de abril de 2013

La trasnacional farmacéutica Novartis pierde un juicio en la India

Alejandro Teitelbaum (especial para ARGENPRESS.info)

Pese al escándalo internacional que provocó el juicio de 39 transnacionales farmacéuticas contra el Gobierno de Sudáfrica por permitir la fabricación de medicamentos contra el SIDA a bajo precio, la transnacional farmacéutica Novartis se aventuró en un litigio similar contra la India en agosto de 2006, atacando la legislación de dicho país en materia de patentes ante un tribunal hindú, a fin de defender su monopolio sobre un medicamento contra la leucemia, el Glivec, cuya patente fue rechazada por la administración india por no considerarlo novedoso según los términos establecidos en la Ley de Patentes. La demanda de Novartis fue rechazada en sucesivas instancias de los tribunales hindúes y finalmente, a fines de marzo de este año, el Tribunal Supremo de la India rechazó definitivamente las pretensiones de Novartis.

El objetivo de Novartis iba más allá de hacer reconocer el brevet de Glivec. Su propósito era deslegitimar la norma existente en la ley de patentes de India que establece que las patentes solo pueden concederse para medicamentos que sean realmente innovadores.

El propósito de esta norma es impedir una práctica habitual entre las grandes trasnacionales farmacéuticas, que consiste en obtener patentes adicionales por mejoras aparentes en medicamentos que ya existen, extendiendo así el monopolio (y los elevados precios) sin que en cambio el paciente tenga ningún nuevo beneficio terapéutico.

Las compañías fabricantes de genéricos de India, han sido las mayores proveedoras de medicamentos para enfermedades como la leucemia, la tuberculosis y el SIDA, para quienes no pueden pagar los medicamentos patentados por las transnacionales farmacéuticas, mucho más más caros.

La diferencia de precio entre el fármaco genérico y el patentado es fundamental para las personas más pobres en todo el mundo, según Médicos sin Fronteras.

Dicha organización señaló que una terapia mensual con Glivec, conocido como "santo remedio" por los resultados en el tratamiento de formas letales de leucemia, cuesta 4.000 dólares, mientras que la versión genérica se puede comprar en India por 73 dólares.

Las transnacionales farmacéuticas defienden sus enormes beneficios con uñas y dientes, amparándose en las patentes o brevets.

La Organización Mundial de la Salud, que debería desempeñar un papel independiente y decisivo en esta cuestión tan importante, está demasiado comprometida con los grandes laboratorios farmacéuticos, como para creer en su objetividad. Su ex directora, Gro Harlem Bruntland, dijo en Davos el 29 de enero de 2001: "Debemos proteger el derecho de las patentes…La industria ha hecho un esfuerzo admirable para cumplir con sus obligaciones con sus donaciones de medicamentos y sus reducciones de precios". Y su director de gabinete explicaba esa profesión de fe por la necesidad de obtener financiación privada, pues los Estados les proporcionan pocos fondos, y de hacer buena figura ante Estados Unidos, que tiene los "cordones de la bolsa" mundial (Jean-Loup Motchane, Quand l'OMS épouse la cause des firmes pharmaceutiques, en Le Monde Diplomatique, julio 2002, p. 10).

No cabe duda pues, que la presencia de fuertes intereses privados afecta negativamente las políticas en materia de salud pública.

La industria farmacéutica es una de las más rentables, sino la más rentable de todas las industrias.

Según la revista Fortune de abril de 2003, entre las 500 empresas industriales estadounidenses más grandes, las de la industria farmacéutica aventajan de lejos a las demás en tres criterios de beneficios: 14,5% sobre el capital, o sea 6 veces la media de las 500 empresas, 17 % de beneficio neto sobre el volumen de negocios, esto es 5,5 veces la media de las 500 empresas y el beneficio de las acciones alcanza el 27,6%, 3 veces más que la media de las empresas citadas por Fortune (1). Además la industria farmacéutica tiene otras ventajas financieras: en Estados Unidos, sede de varias de las mayores transnacionales farmacéuticas, los gastos en investigación y en marketing se deducen de los impuestos. El impuesto sobre las ganancias en la industria farmacéutica ha sido del 16,3% en tanto que la media de dicho impuesto para las otras industrias ha sido 27,3% (Boston Globe, 23 de diciembre de 1999).

Las diez empresas farmacéuticas transnacionales más grandes del mundo vendieron en 2005 por 295 mil millones de dólares y tuvieron en ese año un beneficio de 58 mil millones. En el decenio 1996-2005 la tasa de rendimiento medio de esas empresas sobre el capital invertido -deducidos los impuestos- fue del 29%. En el mismo período invirtieron 288 mil millones en la investigación, 739 mil millones en marketing y administración y sus accionistas recibieron 317 mil millones de dólares. Es decir que en investigación se invirtió 2,6 veces menos que en marketing y administración y los dividendos percibidos por los accionistas fueron superiores a la inversión en investigación (2).

El diario francés Le Monde del 31 de marzo de 2005 indicaba que Pfizer, tiene 38.000 visitadores médicos en tres continentes y que en 2004 había gastado 16,9 mil millones de dólares en marketing, dos veces más que en investigación.

Un informe de setiembre de 2007 de la Inspección General de Asuntos Sanitarios (IGAS) de Francia, señala que los gastos de marketing de la industria farmacéutica en Francia representa el 12% de su volumen de negocios, más de tres cuartos en visitadores médicos (lo que representa 25000 euros por año y por médico visitado según el mismo Informe), y el resto en publicidad (13%) y en congresos (8,6%). Todo eso lo paga la Seguridad Social al rembolsar los medicamentos. Es decir el contribuyente.

El marketing de las empresas dirigido a los médicos (visitadores, muestras gratis, congresos más gastronómicos y turísticos que científicos) influye las decisiones de éstos cuando recetan medicamentos. Peor aún, médicos de gran reputación funcionan como comunicadores de empresas farmacéuticas, dando su « opinión autorizada » sobre las virtudes de un medicamento, ocultando que tienen intereses en el laboratorio que lo produce. Por esa razón una asociación francesa de consumidores, Que Choisir, denunció en abril de 2009 ante la Orden de Médicos de Francia a nueve médicos, por violación a la obligación legal de transparencia en la información médica.

El Dr. Van Duppen, en el reportaje citado en la nota 1, dijo también que un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, la institución pública que financia la investigación biomédica (en 2008 dispuso de un presupuesto de 29 mil millones de dólares), reveló que el 85% del costo del desarrollo de los cinco medicamentos más vendidos en los años 90 fue financiado por el Estado. Según el mismo estudio, la industria contribuye con el 14% a la investigación fundamental (que es costosa e implica un riesgo financiero pues en muchas oportunidades no llega a resultados comercializables) con el 38% a la investigación aplicada y con el 48% al desarrollo final del producto.

El doctor Elías Zerhouni, director hasta octubre de 2008 del NIH confirma: « nosotros financiamos casi el 90% de la investigación en Estados Unidos en la esfera de la salud ». Sesenta por ciento en la investigación de base y 40% en la investigación aplicada. (Diario Les Echos, Francia, mayo 2008).

Dicho de otra manera, la innovación en la investigación biomédica la pagan los contribuyentes y los beneficios de la misma queda para las empresas, beneficios que vuelven a salir de los bolsillos de los contribuyentes que pagan (caros) los medicamentos.

Las grandes empresas farmacéuticas se libran una competencia sin cuartel entre ellas, a fin de llegar primero al mercado con un medicamento nuevo y así embolsar suculentos beneficios. Lo que constituye un obstáculo mayor a la colaboración e intercambio científico entre los investigadores.

Esa oferta permanente de nuevos medicamentos muchas veces oculta el hecho que se trata solo de una nueva presentación del mismo principio activo, es decir no hay verdadera innovación y, más grave aún, se lanzan al mercado medicamentos cuyos efectos secundarios no han sido suficientemente comprobados. Por ejemplo el caso del Vioxx (rofecoxib) fabricado por Merck, que fue finalmente retirado del mercado después de haber causado, según un experto de la Food and Drug Administration, el doctor Graham, unas 140.000 coronopatías suplementarias en Estados Unidos, 40% de ellas mortales, es decir unas 50.000 muertes. Ello debido a que la ingestión de Vioxx duplicaba el riesgo de infarto del miocardio, hecho que conocía el laboratorio pero que no comunicó a las autoridades, como lo reveló la revista médica The Lancet en 2004. No obstante Merck sigue por el mismo camino, por ejemplo ahora con el Gardasil, destinado a prevenir el cáncer del cuello uterino (3).

Como dicen dos investigadoras: « La rentabilidad de la industria depende en gran medida de la competencia de sus investigadores y de la rapidez con que éstos llegan a resultados comercializables. La confidencialidad de los datos es la regla de oro en tanto y en cuanto los resultados no son comercializados y patentados. Las empresas no quieren dejar deslizar durante la investigación alguna información importante que podría aprovechar un competidor…De manera que no hay perder de vista la importancia de diseminar los resultados de la investigación, en interés de los investigadores y de la protección de la población » (4).

Este bloqueo de la colaboración e intercambio de información entre los investigadores puede retrasar descubrimientos importantes para la salud pública.

Después de arduas negociaciones en la Organización Mundial del Comercio, a fines del 2002 parecía haberse llegado a un acuerdo en el sentido de que los países pobres que no tienen capacidad para producir ellos mismos los medicamentos necesarios podrían recurrir a la importación de genéricos a bajo precio. Pero el 16 de diciembre de ese año Estados Unidos torpedeó el acuerdo proponiendo que el derecho de importar medicamentos genéricos se limitara a tres pandemias: el SIDA, la malaria y la tuberculosis y a otras 19 enfermedades transmisibles. La Unión Europea, a través de su entonces Comisario de Comercio Pascal Lamy, propuso una supuesta vía intermedia: que fuera la Organización Mundial de la Salud la que arbitrara en cada caso si una enfermedad constituye un problema de salud pública.

Germán Velázquez, responsable del programa de acceso a los medicamentos de la Organización Mundial de la Salud, rechazó la propuesta europea diciendo que ese no es el papel de la OMS, que las autoridades de cada país son las que deben decidir las prioridades en materia de salud pública (5).

El 30 de agosto de 2003 los medios de desinformación anunciaron que se había llegado a un consenso "histórico" en la OMC sobre los medicamentos genéricos y que de ahora en adelante los países pobres tendrían acceso a los mismos a bajo precio.

En realidad, el consenso consistió en que todos los demás países, detalle más o menos, se plegaron a las exigencias de los Estados Unidos, es decir a las exigencias de las transnacionales farmacéuticas.

En un comunicado conjunto, Médicos sin Fronteras e Intermon OXFAM resumieron bien los alcances del acuerdo, diciendo que el mismo sólo aporta algunos elementos positivos a los países pobres y preserva los intereses de la industria farmacéutica de los países ricos. Agregaron que "las normas sobre patentes seguirán elevando el precio de los medicamentos y que los miembros de la OMC no parecen darse cuenta de que las rígidas medidas que quieren imponer no van a servir para garantizar la producción de genéricos a largo plazo, más bien al contrario, los países en desarrollo tendrán pocas alternativas a los altos precios y a los monopolios de las compañías farmacéuticas". Criticaron también que el acceso a los genéricos se limite a situaciones de emergencia sanitaria. Céline Charveriat, portavoz de OXFAM, declaró: "Es un mal negocio, el acuerdo es muy difícil de aplicar y legalmente poco claro. Los países que quieran beneficiarse de él tendrán que recorrer un camino plagado de obstáculos. (En efecto, dichos países tendrán que someterse a la supervisión del secretariado de la OMC, del Consejo del ADPIC y del presidente del mismo). Se trata de 20 páginas llenas de cláusulas complicadas, contradictorias y ambiguas y los países pobres no tendrán otra opción que comprar medicinas caras si quieren seguir tratando a sus enfermos".

El acuerdo sobre genéricos del 30 de agosto de 2003 empeoró la letra del Acuerdo ADPIC (6) que establece ciertas excepciones al régimen de patentes por razones de salud pública: la posibilidad de importar medicinas de los países donde se producen más baratas y las licencias obligatorias, que permiten a los países en condiciones de fabricar medicamentos baratos obligar a las empresas farmacéuticas a ceder los derechos de patente y de esa manera producir sus propias medicinas genéricas.

De todos modos, las "concesiones" de las transnacionales farmacéuticas, en el acuerdo del 30 de agosto de 2003, que de hecho son ventajas adicionales, no les cuestan prácticamente nada, pues, por un lado, siguen teniendo acceso al mercado de los países pobres, que representa muy poco para ellas y continúan teniendo el monopolio del mercado de los países ricos, que representa la casi totalidad del mercado de medicamentos y donde no pueden ingresar los medicamentos baratos producidos en países del Tercer Mundo (7).

Algunos grandes laboratorios han prometido rebajar los medicamentos contra el SIDA destinados a los países africanos, pero en ningún caso quieren aceptar la competencia de los mismos medicamentos producidos en países del Tercer Mundo, mucho más baratos. Incluso el laboratorio Pfizer ha preferido poner gratuitamente un medicamento, el fluconazole, a disposición de los enfermos en África del Sud, a aceptar la competencia del mismo producto de origen tailandés, quince veces más barato (8).

Cabe preguntarse cuál es la prioridad en materia de salud pública, si las ganancias de las transnacionales farmacéuticas o el interés general.

Notas:
1. Datos extraídos de la entrevista publicada en la Revista En Marche, de la Mutualité Chretienne de Bélgica el 7 de marzo de 2005, al doctor Dirk van Duppen, autor del libro « La guerre des médicaments. Pourquoi sont-ils si chers ». Colección EPO, Bruselas 2005.
2. Datos extraídos del trabajo « Analyse socio-économique de l’industrie pharmaceutique mondiale pour la période de dix ans 1996-2005 », realizado por los profesores Leo-Paul Lauzon y Marc Hasbani de la Universidad Quebec de Montreal. http://www.cese.uqam.ca/pages/pub_recherche.php?sujet=pub_recherche#2006_
3. Gardasil et Prevenar : de l’urgence d’une réflexion éthique sur les recommandations vaccinales, por el Dr. CMT. Publicado en Pharmacritique el 9 de junio de 2009. http://pharmacritique.20minutes-blogs.fr/archive/2009/06/09/gardasil-et-prevenar-de-l-urgence-d-une-reflexion-ethique-su.html
4. Lorsqu’en recherche génétique financement privé ne rime plus avec santé. Geneviève Cardinal et Bartha Maria Knoppers, profesoras investigadoras en la Universidad de Montreal. 15/12/02. http://infodoc.inserm.fr/inserm/ethique.nsf
5. Diario Libération, Paris, 10 de enero de 2003, pág. 25.
6. Acuerdo sobre los aspectos de la propiedad intelectual relacionados con el comercio (ADPIC, TRIPS en inglés) celebrado en el marco de la Organización Mundial del Comercio.
7. África representa el 1,3% de las ventas de las transnacionales farmacéuticas, o sea 3,5 mil millones de dólares, contra 100 mil millones de ventas en Europa y 169 mil millones en Estados Unidos, según datos oficiales de Estados Unidos citados en julio 2001 en Durban (XII Conferencia Internacional sobre el SIDA) por el Dr. Richard Laing, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Durban (despacho de AFP del 5 de marzo del 2001).
8. Véase Afrique et sida, une nouvelle donne? en http://perso.wanadoo.fr/devernon/Afrique%20et%20Sida%20.html%20

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una ‘oferta’ a los buitres que aumenta la deuda externa: 12.000 millones de dólares más

Sergio Szulman (especial para ARGENPRESS.info)

El gobierno nacional ha presentado, en una Corte de Nueva York, una oferta de pago a los fondos buitres, la cual asume -para el conjunto de los acreedores que no aceptaron los canjes anteriores- una nueva deuda externa por más de 12.000 millones de dólares a pagar entre nuevo capital adeudado e intereses, a 20 años, más un pago en efectivo. La Anses, los bancos Nación y el Central, la Lotería y hasta el Pami deben poner ya las barbas en remojo, porque serán ellos lo que pondrán este dinero adicional, como lo han hecho hasta ahora. El ‘desendeudamiento’ no es tal (como se puede ver), sino que es un aumento constante, cuya carga se transfiere, por sobre todo, a los jubilados y a los trabajadores.

El dinero adicional que se impone Argentina tiene de nuevo como destino, en el marco de la crisis mundial, el rescate de bancos y compañías afectados por la bancarrota capitalista. De acuerdo con esto, Argentina se encuentra en la misma situación de Chipre, Grecia, España o Irlanda (además de muchos otros países, entre ellos Estados Unidos), en los cuales los trabajadores son forzados a solventar la quiebra capitalista.

Nueva crisis

A pesar del ofrecimiento del gobierno de pagar el doble del capital original (pues ahora hay que computar los intereses futuros de esta nueva deuda), la presentación realizada la semana pasada ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York difícilmente prospere. Es que esta Corte ya había establecido que se debían incluir los intereses acumulados según las condiciones originales de los bonos desde el “defol” de la deuda en 2001 -lo cual representa el triple del capital original. Si la ‘oferta’ de Argentina es rechazada por la Justicia norteamericana, el resultado podría ser el embargo de los pagos a los acreedores corrientes (que aceptaron los canjes anteriores), los cuales se realizan en cuentas en el Banco Mellon en Nueva York.

Quién paga

En defensa de la propuesta realizada a los fondos buitres, el vicepresidente Boudou argumentó que, a diferencia de quienes “ajustan” para pagar deuda, “este gobierno defiende a los jubilados y los maestros…”. Pero el 80 por ciento de los jubilados recibe una jubilación que no cubre ni la tercera parte de una canasta familiar y los maestros deben ir a la huelga, porque sus salarios de 3.300 pesos no cubren la mitad de esa canasta. El gobierno ha establecido, además, un elevadísimo impuesto a los salarios, lo que provocará -a corto plazo- una rebelión obrera. El pago de la deuda es responsable del incremento de la carestía: en primer lugar, porque el Banco Central inunda de pesos el mercado (depreciando así la moneda) para comprar dólares que son utilizados para pagar la deuda. En segundo lugar, porque los dólares que se sacan para ello -del Banco Central y la Anses- tienen como contrapartida nuevas deudas de la administración pública con estos organismos, las que se refinancian permanentemente. Mientras oferta resarcir a los fondos buitres por más del 100 por ciento del capital original, año a año la deuda impaga que mantiene con los jubilados se incrementa -como es el caso del desconocimiento de los 500 mil juicios por actualización de haberes, o el cambio de la deuda con la Anses de dólares a pesos que se devalúan.

La ‘oferta’ del gobierno incrementa la deuda externa y acentúa la quiebra de las finanzas públicas, las que ya están en franco deterioro. Incluso si el desenlace del litigio fuera favorable a la posición del Estado argentino, a renglón seguido deberá ‘arreglar’ con el Club de París, al cual se le deben más 10 mil millones de dólares. De tanto ‘desendeudarnos’, terminaremos más hipotecados que nunca. La deuda pública actual supera los 200 mil millones de dólares.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las lluvias del 2001 y los lodos del 2013

Alfredo Grande (APE)
.

“No sé si es necesario que se vayan todos. Pero me parece imprescindible que se vayan varios. Muchos. Bastantes. La mayoría. Los innecesarios. Los inútiles. Los estafadores. Los mentirosos. Los farsantes. Que se vayan casi todos. Y casi todas”
(aforismo implicado. A.G.)

"Cuando se carece de una estrategia metropolitana para abordar la problemática cada vez más peligrosa de las cuencas hídricas (Maldonado, Matanza y Riachuelo), Buenos Aires es más vulnerable. Cuando los muertos de hoy se agregan a los de ayer y cuando aun no se pagaron las reparaciones por las inundaciones anteriores, queda claro que la IMPREVISIÖN y el ABANDONO, se constituyen en la principal REGLA GUBERNAMENTAL, en la Ciudad de Buenos Aires". (Claudio Lozano- Fabio Basteiro)

V de venganza es una adaptación al cine de la novela gráfica V for Vendetta, escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd. La película fue dirigida por el australiano James McTeiguey producida por Joel Silver y los hermanos Larry y Andy Wachowski, quienes además se encargaron de escribir el guión. Está protagonizada por Natalie Portman en el papel de Evey Hammond y Hugo Weaving como V. Tuve la oportunidad de coordinar varios debates sobre este notable film. Uno de los textos que dice V es: “no es el pueblo el que tiene que temerle al gobierno. Es el gobierno el que tiene que temer al pueblo” 12 años después del 2001, ninguno de nuestros gobiernos le teme al pueblo. Creo que en el mejor de los casos, le teme a una pueblada. Por ejemplo, cuando la pereza – complacencia policial hace intolerable la impunidad ante asesinatos absurdos. Yo diferencio matar de asesinar. Matar para vivir no es lo mismo que vivir para matar. Tema complejo, pero necesario de analizar sin los prejuicios del pacificismo dogmático. Cuando nos llenamos la boca con el tabú de la violencia, nos vemos literalmente inundados por una demostración de la Violencia de los Estados, tanto a nivel nacional, provincial y municipal. Violencia por omisión, por no hacer lo que había que hacer. De la única malapraxis que se habla es de la médica. El incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos es malapraxis en estado puro. Incluso muchos funcionarios deberían ser procesados por formar parte de numerosas asociaciones ilícitas donde con el dinero “de todos” hacen negocios “para ellos”. Los demócratas de hoy están pulverizando la democracia de mañana. No solamente por la evidente incapacidad de prevenir y actuar en consecuencia. Nunca es un accidente, porque siempre se pudo prevenir. No con la lógica del capitalismo serio y el mercado en joda. Cromagnon, la masacre de Once, ahora otra vez las inundaciones previsibles no previstas. ¿Tragedia climática? Hace más de 20 años que se anticipa el cambio climático. Entre el asfalto, la mega construcción, la deforestación y otras pestes, otras tormentas perfectas serán la nueva cotidianeidad. Hace muchos años, el tiempo pasa lento, pero pasa, escribí un trabajo: “Catastrofías”. Neologismo para referirme a las catástrofes cotidianas. La catástrofe siempre fue un suceso excepcional. Pero en la actualidad de nuestra cultura, solamente el transporte público es una catástrofe cotidiana. La asistencia en un hospital público. La escuela vaciada de docentes con dignidad salarial y de alumnos con dignidad de aprendizaje. Todas las plagas de Egipto y alrededores vividas cotidianamente. Todos los días y todas las noches. Entonces lo que los funcionarios llaman tragedias, accidentes, estragos, desgracias, son apenas la desmesura, la visibilidad obscena de lo que siempre pasa. En algún lugar está pasando siempre, siempre. Pero no adquiere jerarquía de primera plana o análisis editorial. En mi tercer artículo para APE, cuyo título es Frío de Amor 1 transcribía la siguiente noticia: “Dos nenes murieron al arder una casilla en Viedma. Ocurrió en el Loteo Silvia, por la mañana, mientras la mamá había salido. Emanuel Alvano, de 4 años, y su hermanita menor Daiana fueron hallados abrazados. Es cierto. Habrá que pensar si no era posible, desde el ámbito gubernamental, hacer algo para evitar que ocurriera.” Diario Río Negro, 16/6/08 “ Emanuel y Daiana no serán recordados mas que por su madre y padre que tampoco serán recordados. Siempre dije que el genocidio puede ser asesinar a una sola persona, porque en esa persona hay replegadas infinitas vidas. Pero solo Los Estados disfrutan de la impunidad de asesinar por omisión. No por hacer lo que no se debe, que también, sino muy especialmente por no hacer lo que se debe. Como dijo nuestro Guasón: “si decía lo que iba a hacer nadie me votaba”. Cínica sinceridad. Obviamente, para la entrevista del día después. Estamos años después del vaciamiento de los 90, continuación de los vaciamientos de los 80. Y todavía las rutas son trampas para conductores, las calles trampas para peatones, las tierras trampas para pequeños agricultores. Sin embargo, lo peor siempre está por llegar. Buenos Aires y La Plata fueron bombardeadas por gotas de agua, porque hasta el agua ofende cuando sobra y también ofende cuando falta. Pero no es la naturaleza a la que debemos mirar. En todo caso, es a las empresas hiper lucrativas que sostienen el modelo, que utilizan como constante de ajuste el arrasamiento de tierras, aire y agua. Pero no están solas sino demasiado bien acompañadas por Estados copartícipes de sostener emprendimientos de destrucción masiva. Pero los días después empieza otra lluvia, ácida, radiactiva, corrosiva. Las declaraciones de todos y todas los responsables, culpables, sicarios de tanta destrucción, de sostener una guerra no declarada contra pobres y presentes, declaraciones que solo buscan coartadas políticas, inculpar a los del otro partido para negociar una futura probation electoral, lavarse las manos como Pilatos mientras crucifican Pueblo. Las lluvias del 2001 parecían que limpiaban los restos de la representación pútrida. “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo” Cuantas veces lo dijimos, lo escribimos, lo pensamos, lo advertimos: “no se fueron, se quedaron y además, llegaron más”. ¿Acaso no son los Estados los que mas trabajo ofrecen, eso que llaman empleo público, planta permanente, etc? Ahora se temen saqueos. Vale lo que un habitante de Burgos exclama cuando regresa el Mio Cid: “que buen vasallo sería si tuviera buen señor” Si lo actualizamos: que buen ciudadano sería si tuviera buen gobierno. Cuando hay saqueos, siempre se busca a los infiltrados. ¿No es la hora, o por lo menos, el minuto de pensar que los infiltrados son justamente los miles de funcionarios en los tres poderes, que hacen el fútbol para ellos (y ellas) mientras los casi todos ni siquiera podemos entrar al estadio? Me dirán, en el mejor de los casos que soy destituyente. No tengo la menor duda. Esta cultura represora debe ser destituida. Este capitalismo que mas que serio ya tiene cara de culo no puede ser plebiscitado más. No me refiero a votos: me refiero a dignidad. A sensibilidad. Al amor verdadero. Los lodos del 2013 son la prueba que se ha embarrado la cancha de la democracia justamente por los que supuestamente debieran ser sus más firmes defensores. Funcionarios de la Patria oídme: Destituyentes son ustedes…La desgracia son ustedes…La tragedia son ustedes… Mas temprano que tarde, jóvenes jóvenes y jóvenes viejos tomarán la posta, la antorcha, y no dejaremos que el fuego se apague nunca más. Arrancaremos todas las rejas y abriremos todas las plazas.
En V de Venganza, el protagonista V le dice a Evey: “Dios está en la lluvia”. Y entonces la joven se deja empapar y llora desconsoladamente recordando el martirio de sus padres y exhala, aúlla su grito de libertad. Otros gritos sagrados serán gritados y entonces, estoy seguro, hasta los más sordos tendrán que escuchar.

1 FRIO DE AMOR. Link: http://www.pelotadetrapo.org.ar/agencia/index.php?option=com_content&view=article&id=887&catid=53%3Anotas-archivadas&Itemid=66

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una tragedia evitable y los daños irreparables

LA ARENA

La faja litoral que abarca a las ciudades de Buenos Aires y La Plata se ha visto afectada por inundaciones de magnitud desconocida, con consecuencias catastróficas para la capital de la provincia, donde los muertos llegaron al medio centenar y los perjuicios se elevan a varios miles de millones de pesos. En la Capital Federal los daños y las muertes fueron cuantitativamente menores, pero también importantes.

Aunque impresionante por el nivel de tragedia que generaron puede decirse, basándose en la información oficial, que semejantes precipitaciones pluviales entraban dentro de lo previsible: los 180 milímetros de lluvia caídos en poco más de dos horas contaban con antecedentes de parecida intensidad, del orden de los 150 milímetros, ocurridos en 1964 y 1980. No puede pensarse, entonces, que se trataba de precipitaciones inimaginables y atribuirlas a un cambio climático que da para todo.

Considerando únicamente a la ciudad de Buenos Aires se advierte que se trata de una historia repetida en la que el común denominador son las promesas vanas, la falta de obras efectivas y centenares de ciudadanos que terminan pagando un durísimo tributo a la inacción oficial con la ruina de sus bienes. La insuficiencia de los montos y la lentitud en efectivizarse los subsidios que se prometen completa el panorama en lo económico. En lo humano, con la pérdida de vidas, el daño es irremediable.

Años atrás, al serle comentada esta situación, un muy autorizado arquitecto y urbanista dijo a este diario que las ciudades ribereñas y sus áreas cercanas habían crecido, fundamentalmente, de la mano de dos empresas inmobiliarias que, centradas en el lucro, efectuaban loteos sin importarles mayormente niveles y distribución de las tierras, con el pago de las consecuencias a futuro. El futuro, a lo que parece, es el presente actual. Ignorados u obturados los drenajes naturales, sin modernización ni mantenimientos de los sistemas de desagües, faltos los habitantes de una cultura preventiva de este tipo de calamidades, no debe extrañar que una precipitación de orden extraordinario cauce tamaños desastres.

Los detalles que aparecen en el caos actual son muchos. La ciudad de La Plata, con sus experiencias anteriores, ¿no contaba con un plan de crisis y un comité permanente al respecto? ¿Es tan difícil para las empresas de electricidad, con la tecnología actual, construir cámaras herméticas que aseguren el servicio? ¿Las alertas meteorológicas no pueden implicar una mayor atención en los noticieros televisivos? Recuérdese al respecto que, según propia manifestación, hubo familias que salieron a pasear en automóvil bajo la lluvia, y pagaron por ello un alto precio.

El hecho volvió a recordar, también, la ausencia del que fuera el Servicio Nacional de Catástrofes, institución misteriosamente desaparecida durante el menemismo. Así los elementos que deberían estar depositados en forma permanente y a la espera de cualquier suceso -colchones, mantas, medicinas, agua potable, ropas, alimentos de emergencia- quedan nuevamente librados a la solidaridad pública.

Una vez más debe decirse que no se trata de críticas cómodas. Hay países de clima más riguroso que el nuestro en los que estos u otros episodios climáticos de magnitud no son raros. Sin embargo una adecuada preparación y funcionamiento, tanto ciudadana como institucional, reduce muchísimo los daños. ¿Por qué nosotros no podemos imitarlos? Los terribles resultados a la vista y los días de duelo nacional decretados por el gobierno nacional ojalá obren como duro recordatorio de lo ocurrido y de lo que se debe hacer para prevenir tan terrible tragedia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Buenos Aires, una ciudad colapsada

Gabriel Solano (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Durante la madrugada del 2 de abril la Ciudad colapsó ante una lluvia intensa que estaba anunciada. En pocas horas barrios enteros, especialmente los del la zona norte, quedaron bajo el agua, inundándose casas y calles. Al menos 6 personas perdieron la vida. Dentro de las víctimas fatales se encuentra un trabajador del subte, electrocutado en la Estación Incas, al fallar el sistema de corte de electricidad ante la inundación. Las pérdidas materiales de las familias son inmensas. Barrios enteros han quedado sin luz. Las viejas cámaras de electricidad de Edenor y Edesur se volvieron a inundar, como ocurre cada vez que la lluvia es intensa. Los cortes, se espera, durarán varios días. El Barrio Mitre, una de las zonas más humildes de la zona norte, fue el m&aacut! e;s afectado. Allí una mujer murió ahogada dentro de su propia casa.

Como ya ocurriera hace un año atrás, cuando una tormenta de lluvia y viento azotó la Ciudad, los principales responsables del gobierno estaban de vacaciones en el exterior. Nadie ordenó siquiera algo tan elemental como limpiar de hojas y basura los sumideros para, al menos, reducir el impacto de la lluvia. Una vez que esta se produjo, tampoco los funcionarios del gobierno brindaron la ayuda necesaria. Los vecinos debieron colaborar entre sí para subir a pisos superiores a niños y ancianos. El Partido Obrero del barrio de Saavedra se hizo presente desde muy temprano en el Barrio Mitre para prestar su colaboración a los vecinos afectados.

Obras paralizadas

Esta nueva inundación, que aunque más grave se suma a varias en estos últimos meses, ha sacado a la luz que las obras planificadas en pos de encontrar una solución están totalmente paralizadas. La construcción de los canales aliviadores para los arroyos Vega y Medrano no ha comenzado. El macrismo responsabiliza al gobierno nacional por la falta de avales para un endeudamiento ante el Banco Mundial que financie la obra, aunque en el caso del Vega éstos fueron otorgados hace un par de semanas. De todos modos se trata de cifras relativamente bajas, que bien podrían ser financiadas por la Ciudad y la Nación sin necesidad de recurrir a un nuevo endeudamiento. En conjunto, esas no superan los 300 millones de dólares, contra una fuga de capitales y pago de deuda ext! erna que supera holgadamente los 20.000 millones en el 2012.

A la parálisis de estas obras estructurales se le suma la sub-ejecución del presupuesto destinado a programas como el de Agua Potable y Alcantarillado, que incluye la prevención de inundaciones. Aunque la inflación ha sido creciente los fondos destinados a estos fines fueron reducidos en un 66%. La reducción de la inversión pública se agudiza mientras, simultáneamente, crecen los impuestos que pagan los vecinos. El Presupuesto, en estas condiciones, se transforma en una expropiación de los vecinos y trabajadores en favor de contratistas y empresarios de la basura.

Una orientación social

Desde el gobierno de la Ciudad afirman que la causa última que explica esta catástrofe es un cambio en las condiciones climáticas. Se tratan de meras excusas, para eludir responsabilidades y esconder los intereses sociales en pugna. Se pretende ocultar la orientación social seguida por los sucesivos gobiernos porteños (del centroizquierdista de Ibarra al derechista de Macri) y compartida plenamente por el kirchnerismo, que ha favorecido a los grandes especuladores inmobiliarios y a las grandes contratistas, en detrimento de las condiciones de vida de los vecinos y trabajadores. La Ciudad se ha transformado en un botín del gran capital, que en función de elevar su beneficio está produciendo un descalabro urbano y ambiental de enormes proporciones.

Un testimonio de esta orientación social lo encontramos en el pacto legislativo entre el macrismo y los K para entregar las tierras públlicas a los especuladores inmobiliarios. De acuerdo al plan anunciado por el gobierno nacional, se quiere construir torres en los terrenos ferroviarios de Caballito, Palermo y Liniers, barrios todos que ya viven un colapso de sus servicios. Los vecinos han denunciado que estas construcciones llevarían a impermeabilizar el 65% de las tierras ferroviarias de la Ciudad, favoreciendo de este modo las inundaciones. En Palermo, además, está planificada la construcción de un gran shopping, también en terrenos que pertenecen al gobierno nacional. Pero la experiencia del DOT en Saavedra está a la vista: los vecinos del barrio Mitre denunciaron que, por ! la construcción de este Shopping, propiedad de IRSA, cuyo desagüe da directamente al barrio, se han incrementado las inundaciones al punto de generar un desquicio absoluto cada vez que llueve. A ello, se agrega la tala de árboles y la impermeabilización de los terrenos donde se montó Tecnópolis del otro lado de la General Paz.

El colapso de la Ciudad, que el mayor acaparamiento del suelo por el capital inmobiliario agravará aún más, está llevando a un empeoramiento de las condiciones de vida. En esta oportunidad, no sòlo se inundaron los barrios que solían sufrir este flagelo, sino que el agua copó otros que no sufrían inundaciones. Incluso la obra que Macri presenta como exitosa – la del arroyo Maldonado- no logró impedir que varios barrios de esa zona también vean sus calles y casas llenas de agua.

Las villas miserias y los asentamientos también sufren un descalabro absoluto cada vez que llueve, con calles anegadas, caída de los servicios básicos y, en varias ocasiones, derrumbes con resultados fatales. En este caso, a diferencia de lo prometido por los gobiernos, no hay ningún plan de urbanización o de obras que apunten a contener esta situación.

Programa

Ante la catástrofe sufrida, el gobierno ha dicho que pagará indemnizaciones con un límite de $ 8.000 por familia. Pero cualquiera que haya recorrido las zonas afectadas sabe que esa cifra es absurda en relación a los daños sufridos. Sabiendo esto, Macri dijo que pondría a disposición créditos del Banco Ciudad. Se trata de una estafa y de un negocio financiero con las víctimas. Reclamamos, por lo tanto, que el gobierno de la Ciudad responda plenamente ante los daños sufridos por las familias y los pequeños comercios.

Junto con este reclamo inmediato frente a la tragedia es necesario señalar la responsabilidad del gobierno nacional y el gobierno porteño en el colapso de la Ciudad. En oposición a la entrega de la Ciudad a manos de los grandes grupos inmobiliarios reclamamos la puesta en marcha urgente de un plan de obras, elaborado y supervisado por organizaciones ambientales y especialistas, junto a comisiones de vecinos. Reclamamos, asimismo, la inmediata urbanización de todas las villas miserias y asentamientos de la Ciudad.

Un desarrollo urbano sustentable plantea, en definitiva, una cuestión de poder, porque requiere terminar con el acaparamiento del suelo por el gran capital, como condición para proceder a una planificación que permita compatibilizar la vivienda popular, con los espacios públicos y el medio ambiente. Esta planificación es incompatible con el lucro que persigue el gran capital, fuente de catástrofes sistemáticas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La catástrofe de La Plata, o la inviabilidad del capitalismo

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

Es tremendo lo que pasó en La Plata. Duele, indigna, subleva. Pero no puede sorprendernos. La tragedia de la capital de la provincia es una bofetada que nos muestra crudamente lo que los humanos estamos haciendo con el mundo. Todas las miserias saltan a la vista allí, para lastimar nuestras consciencias.

- Los fenómenos naturales nos afectan a todos, pero no a todos por igual. Generalmente, los que mueren son los más pobres en las inundaciones: son los que viven a la vera de los arroyos, riachuelos y ríos, en precarias casillas, hacinados, encima contaminados por los desechos provocados por el modo de producción capitalista. Nadie se acuerda de ellos, hasta que pasan cosas como la que nos ocupa hoy. Son parte del paisaje que algunos creen "natural", pero que en realidad es generado por las inequitativas fuerzas del sistema que privilegia a los patrones por encima de los asalariados.

- La miserabilidad de los políticos y funcionarios del sistema burgués, quienes tratan de sacar rédito político sobre los cuerpos de los muertos por el temporal. Macri y Bruera (uno "Pro" y otro "FPv", antes "menemistas" ambos, dos caras de la misma moneda), de vacaciones mientras la gente vive como estas cosas dejan expuesto... (Bruera hizo difundir una "foto" suya "ayudando" a la gente en La Plata, mientras descansaba en Brasil). CFK paseando su demagogia junto a los camisas pardas de la Cámpora y al carapintada Berni en algún barrio de La Plata, Scioli y su burguesa ineficacia, todos acusándose mutuamente pensando en obtener más votos en un año electoral... QUÉ ASCO. La gente debería poner más atención en estas cosas, porque después pone sus votos y su confianza en escorias como las mencionadas

- La inviabilidad del sistema burgués (capitalismo) como forma de organizar la sociedad. No sólo produce explotación, miseria y desigualdad, sino la polución que genera el calentamiento global y los desequilibrios ambientales que desatan estas catástrofes, y los conglomerados humanos gigantescos que son el caldo de cultivo para estas tragedias. La "civilización" va contra la naturaleza, en vez de armonizarse con ella: no puede haber concentraciones tan enormes de seres humanos. Cuando se pone la ganancia por encima de todo lo humano, pasan estas cosas

¿Tan difícil es darnos cuenta que esto así no va más?

¿Cuánta gente tiene que morir para que abramos los ojos de una vez?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La política en barcos de papel

RED ECO

Las inundaciones provocadas por la intensa lluvia durante la madrugada del 2 de abril, dejaron el reflejo de una sociedad dañada debido a la ausencia de políticas estatales eficientes. 51 muertos contabilizados oficialmente y más de 3 mil personas evacuadas son las vidas humanas que se llevaron Estados deficientes y faltos de respuestas ante las precariedades sociales y urbanas.

En la madrugada del 2 de abril, en la Capital y el Gran Buenos Aires cayeron más de 180 milímetros de agua, lo que produjo inundaciones en calles y viviendas, cortes de luz, 51 muertos contabilizados oficialmente y más de 3 mil personas evacuadas.

La falta de políticas de planeamiento urbano, las deficiencias en materia de infraestructura, la construcción inmobiliaria de manera descomunal, la especulación con la tierra, la desidia de los gobiernos, son algunas de las responsables causas del devastador temporal.

Gustavo del Plats, integrante de Proto Comunas Caballito, en diálogo con el programa Los Locos de Buenos Aires en FM La Tribu, explicó las falencias en las políticas de planeamiento urbano que se encuentran relacionadas con las inundaciones.

“Lo sucedido pone en evidencia la crisis de un modelo que empezó hace 100 años, el cual plantea que el hombre puede dominar a la naturaleza, puede moldear a su gusto y antojo y que con buena ingeniería se solucionan los problemas. Indudablemente estos 100 años han probado que por más grande que uno haga el caño, en algún momento, si solamente nuestra única respuesta es hacer un caño grande, el caño desborda (…) Los caños máximos de los pluviales son los de los arroyos que están entubados, decisión que fue errónea, porque cuando se los entuba se pierde dimensión del vado de inundación que tiene el arroyo. Después se lo loteó y se vendió para que la gente viva arriba, se les dijo que como había un caño no iba a pasar nada pero poco a poco se va impermeabilizando el suelo de la Ciudad de Buenos Aires, la política de planeamiento urbano no tiene en cuenta la capacidad de absorción del subsuelo y se va cambiando terreno absorbente por cemento haciendo cada vez que mayor cantidad de agua vaya a los mismos sistemas pluviales.”

El arquitecto y doctor en urbanismo Guillermo Tella también declaró públicamente que en la Ciudad las inundaciones son un fenómeno evitable "Las lluvias evidenciaron las deficiencias en materia de infraestructura. Lo sucedido responde a un montón de decisiones que se han tomado y en algún momento estallan (…) Las ciudades construyen cada vez más, pero hay que ver la calidad. Las ciudades deben crecer de manera sana, con espacios verdes, con calidad de vida".

Sin embargo, la indignación frente a la situación estalla cuando las autoridades responsables se acusan entre sí sin tomar cartas en el asunto, cuando el jefe de gobierno de la ciudad Mauricio Macri justifica su ausencia “porque necesitaba unos días de descanso”, cuando la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, dice, tras los abucheos recibidos por parte de los damnificados: "Hay algunos que no son vecinos, son agitadores y violentos que no quieren ayuda".

Desde el Frente Popular Darío Santillán manifestaron su repudio hacia el gobierno provincial y nacional “no podemos dejar de señalar a los respectivos gobiernos por su criminal imprevisión, la falta de ejecución de las obras pertinentes para evitar o al menos reducir los efectos de las lluvias. El jefe de gobierno porteño Mauricio Macri, así como el intendente de La Plata Pablo Bruera y el gobernador Daniel Scioli, junto con la presidenta Cristina Fernández, deben asumir su responsabilidad ante la falta de previsión y la ausencia de inversiones en obras de infraestructura necesarias para evitar el efecto mortal de las precipitaciones”.

Desde la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) vincularon el hecho con una ausencia total del Estado que sigue asesinando. “La bronca contenida de los que vieron sus hogares destruidos, los familiares de las víctimas, los compañeros del trabajador asesinado por la ineficiencia empresaria debería mirar hacia un único responsable, que no es precisamente el destino o la fatalidad, en la que se excusan tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri. En cada una de estas injusticias, están las huellas de un Estado ausente, de funcionarios ineptos, soberbios e insensibles que solo atinan a echarse las culpas mutuamente. Nadie se hace responsable”, sostuvieron a través de un comunicado de prensa.

Es clara la retirada del Estado ante la precaria situación social. La realización de un mapa de riesgo hídrico de la Ciudad de Buenos Aires podría pensarse como una solución preventiva pero los grandes negocios inmobiliarios parecen dar más réditos económicos que “pagar” las pérdidas que arrastra un temporal. Gustavo del Plats sostuvo: “Los dueños de las grandes constructoras, las grandes inmobiliarias, la Cámara Argentina de la Construcción, se oponen a la propuesta ya que el valor de las propiedades bajaría muchísimo (…) Por cada metro cuadrado que convertimos de espacio verde a cemento estamos garantizando inundación, si están trabajando todo el tiempo para la inundación no pueden quejarse cuando se inunde”.

Mientras las políticas nacionales y provinciales siguen navegando en la avaricia, en el acrecentamiento de bienes individuales, en el constante saqueo de los bienes comunes, en la devastación de la naturaleza, en la cómplice falta de control a las empresas responsables de muertes, la retirada del agua deja en evidencia un Estado deficiente y falto de respuestas ante las precariedades sociales y urbanas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las mentiras naturales: No es la lluvia, son los que no quieren dejar de ganar plata

AGENCIA WALSH

¿Se podrá hacer la lista de los responsables de las más de 50 muertes, conocidas hasta el momento, que provocó la tormenta del lunes y martes en Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata? ¿Se puede saber los responsables de los muertos de otros accidentes provocados por la avaricia y el deseo infinito de hacer plata que impera en este sistema en el que vivimos? Seguro que si.

Ya no se puede tolerar los comentarios perversos de funcionarios que le echan la culpa a la naturaleza. Esos mismos funcionarios que autorizaron la construcción de barrios enteros en zonas de amortiguación de las inundaciones, "lugares bajos" que les llaman y que autorizaron a rellenar por encima de la cota de inundación y así vender esos lugares. Hace unos años en lotes y así nacieron muchos barrios de laburantes, ahora en grandes parcelas, dando lugar a decenas de barrios cerrados.

¿Todavía no descubrieron que el agua corre buscando los arroyos? Arroyos que ya no están porque que ellos los mandaron a entubaron y rellenar sus cuencas, apelando a una cuota de política clientelar y otra cuota al enanismo mental que tienen. Esos arroyos y sus cuencas estaban para contener y desaguar hacía el Río de la Plata cuando se producen fenómenos climatológicos como los de estos días. Algunos científicos y los ambientalistas lo denominamos recurrencia: es decir que cualquier obra necesaria debe realizarse teniendo en cuenta el mayor fenómeno climático que haya sucedido desde siempre y no los últimos 10 o 20 años (en el mejor de los casos) como se hace actualmente.

En estas últimas décadas se han levantado autopistas, elevado terrenos para la construcción de barrios cerrados para que se encierren los ricos, se han rellenado humedales, se han modificado el curso de los arroyos y ríos, se han rellenado las cuencas de los arroyos.

Observando un mapa satelital de la zona de Ensenada y Berisso no cuesta mucho ver donde se construye el Polo industrial, ocupando zonas que en su mayoría son valles de inundación. Entonces la acumulación de agua en polo el petroquímico de YPF, en el que produjo un serio incendio, no es casualidad, está dentro de lo que puede suceder.

Tampoco se puede tolerar escuchar a la mayoría de los periodistas que hablan cualquier cosa y no se toman el trabajo, que hace a su profesión, de estudiar el motivo de fondo de estos hechos naturales que nos sacuden. O leer titulares como: "Infografía de los arroyos que inundan la Ciudad de Buenos Aires". Ahora resulta que son los arroyos los culpables. Lo que se ha hecho a lo largo de estos años es un verdadero desastre que se paga de esta manera. Con el dolor de miles y la vida de casi medio centenar de personas.

Mientras esto sucede el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires se niega a reglamentar la Ley de Bosques Nativos porque está a la espera de cerrar todos los negocios inmobiliarios que están proyectados en la costa del Río de la Plata (desde el Delta hasta Ensenada).

Ante esta realidad ¿el Intendente de Quilmes seguirá con la idea de autorizar a Techint la construcción de Nueva Costa del Plata en las costas de Bernal y Avellaneda?, lo que provocará la perdida de la reserva y los humedales de la región. Los concejales del PRO quilmeños -que aún están negociando- votarán en contra del proyecto o le darán luz verde y luego saldrán a pedir solidaridad con los inundados como lo están haciendo en San Isidro. Los humedales que destruyen son los reguladores de los procesos hidrológicos y ecológicos y, entre muchas funciones, actúan como una esponja previniendo y mitigando inundaciones.

El intendente de Berazategui ¿continuará con su plan de abrir un camino costanero -sobre nivel- a lo largo de 5 km, que producirá el relleno de los humedales y generará un dique de contención de las aguas que naturalmente corren de oeste a este, buscando naturalmente el Río de la Plata?, y que después de pasar la muralla que es la autopista se encontrará que ya no están los humedales y hay una nueva muralla de tosca y cemento. ¿Seguirá con su emprendimiento? y después ¿le echará la culpa a los arroyos mientras nosotros lloramos la muerte de nuestros vecinos?

Señores funcionarios esto NO es progreso. Progreso es que el pueblo viva mejor y el deber de Uds. es lograrlo y no ponerse al servicio de los negocios. Progreso no es enterrar vecinos que murieron ahogados por la decidía de quienes ponen el dinero por delante de la vida.

En Capital se quejan porque las aguas venían de la provincia. ¡¡Pero, que aguas tan irrespetuosas que se animan a cruzar la Gral. Paz!!

Por su parte, el Gobierno nacional y el de la Ciudad viven discutiendo quien pone la plata para encontrar una solución al desastre ya hecho. Para ellos el problema pasa por si las obras del arroyo Maldonado están bien o mal hechas. Si el Vega lo terminan o no en el 2015 o si las obras del arroyo Medrano se van a realizar algún día.

Ni una palabra sobre que ya edificaron sobre las cuencas de estos y otros arroyos. Que cada vez hay más plazas con cemento. Que las calles con adoquines se levantan y pavimentan porque arruinan los neumáticos de los coches. Ahora, no les queda otra, deben pensar como van a solucionar algunos de las atrocidades cometidas porque las casas, que permitieron construir en las zonas de inundaciones, ya no se pueden tirar abajo. Tienen que encontrar soluciones porque lo de estos días puede volver a suceder y no solo por el cambio climático a escala planetaria, que nos convierten en un país subtropical, sino porque día a día hay menos posibilidades de detener estos fenómenos naturales y las respuestas, obviamente, son incoherentes.

Invitamos a los lectores a realizar un ejercicio y pensar que pasaría si cerrara el paso de las aguas que corren hacia los arroyos de la localidad en la que viven, arroyos que buscan naturalmente los ríos, destino final del agua. O si se construyera encima de los lugares mal llamados "bajos" que se encuentran alrededor de esos arroyos y que son receptores naturales de las aguas que los saturan.

Es más fácil entubar un arroyo que mantenerlo con vida, limpio, sin ratas, sin mosquitos y evitando que las fábricas los contaminen, pero es más caro... caro para ellos que ahorran dinero con nuestras vidas, caro para nosotros que lamentamos la muerte de nuestros vecinos.

Los muertos tienen responsables, y son quienes permiten obras que se convierten en trampas mortales para los vecinos. No dejemos avanzar a quienes en nombre del progreso nos matan.

El futuro es hoy!
Cuidemos nuestra tierra!

Foro Regional en defensa del Río de la Plata, la salud y el medio ambiente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Por qué estamos ante un nuevo crimen social?

Gonzalo Sanz Cerbino (ANRED)

Gonzalo Sanz Cerbino, Dr. en Historia, es integrante del Centro de Estudios e Investigación en Ciencias Sociales/Razón y Revolución.

Parece mentira que en pleno siglo XXI, en el corazón del capitalismo argentino, una lluvia más abundante de lo normal haga colapsar el territorio y arruine la vida de miles de personas que ven como lo acumulado durante toda una vida de trabajo se va con la corriente. Peor aún: ya hay casi 60 muertos y todavía no bajó el agua. En los próximos días la cifra seguramente se elevará. Los gobernantes de los territorios afectados, más que explicaciones, dieron excusas.

Para Mauricio Macri, se trató de una “tragedia climática”. Una vez más (porque no es la primera vez que pasa) el jefe de gobierno porteño adjudicó lo sucedido a imprevisibles factores climáticos, como si lo único que pudiera hacerse para evitar el caos fuera rezar para que no llueva tanto. Peor aún, luego de varios episodios similares, ya resulta poco creíble seguir hablando de lo imprevisible que resultan las inundaciones. Funcionarios del gobierno nacional salieron inmediatamente a criticarlo, resaltando las demoras en la concreción de obras de desagote pluvial o la ausencia de medidas preventivas, como un plan de emergencia para recolectar la basura y evitar que se tapen los sumideros. Sin embargo, tuvieron que llamarse a silencio en menos de 24 horas, ya que la capital provincial que cogobiernan con Scioli terminó peor que la ciudad, con casi 50 muertos.

Adjudicar lo sucedido a fuerzas incontrolables de la naturaleza, como hacen los gobernantes buscando disimular su propia inoperancia, es deliberadamente falso. Las inundaciones son, en primer lugar, producto de la ocupación del espacio. Que es una actividad humana y que está a nuestro alcance controlar. Tanto en la capital como en la provincia hay zonas inundables y zonas que no lo son: si no se ocuparan las zonas bajas, no habría inundados. A su vez, la intervención del hombre sobre esos espacios puede modificar la forma en que se absorbe el agua de lluvia. Así, la construcción de desagües, aliviaderos o canales pueden transformar una zona inundable en una habitable. A la inversa, la intervención humana, eliminando zonas naturales de absorción, puede convertir una zona en inundable. En este sentido, estas muertes tienen causas sociales antes que causas naturales. En tanto vivimos en una sociedad capitalista, las inundaciones son el producto de sus patrones de ocupación del espacio. Buenos Aires, como toda metrópoli burguesa, comenzó con la ocupación de las tierras altas, prudentemente alejadas de las cuencas de los arroyos que atravesaban la capital. Sin embargo, el crecimiento urbano llevó a los asentamientos sobre tierras bajas, históricamente afectadas por las inundaciones. Eran las peores zonas y por tanto las más baratas, a las que fueron a recalar aquellos que no podían acceder a otras mejores, por carecer de medios. Así, a principio de siglo, los obreros inmigrantes se fueron ubicando a todo lo largo del sur de la ciudad, en barrios como La Boca, Barracas o Soldati, que aún hoy sufren periódicamente de inundaciones que los medios ni se toman la molestia de reflejar. En todas las grandes ciudades (las barriadas que rodean La Plata, por ejemplo), los patrones capitalistas de ocupación del espacio sancionan (mercado mediante) que la burguesía podrá acceder a las tierras más caras que, entre otras cosas, son las que no se inundan. Los obreros se irán ubicando en los márgenes, allí donde no llegan los servicios y donde una lluvia se lleva todo, incluso vidas. En ellas ningún político se molestará en hacer obras de infraestructura para evitar anegamientos: que se inunden se ha convertido en la norma.

Otros fenómenos que tienen que ver con la ocupación capitalista del espacio operan haciendo que ciertas zonas sean más propensas a inundarse ante tormentas fuertes. Arquitectos e ingenieros coinciden en señalar que la expansión urbana va reemplazando a su paso terrenos que filtran el agua (espacios verdes, por ejemplo), por terrenos impermeables (cemento). A su vez, la construcción de los cimientos de edificios interpone barreras subterráneas a la circulación y el drenaje del agua de lluvia. Por otro lado, algunas obras públicas (plazas secas, reemplazar empedrado por asfalto) contribuyen a la impermeabilización de los terrenos y la contracción de los drenajes naturales. El boom de la construcción en los últimos años ha hecho que las grandes metrópolis sean entonces más vulnerables a las inundaciones. Cada capitalista individual que participa del negocio solo se preocupó de su ganancia, y la sumatoria de iniciativas particulares ha dado por resultado una ocupación anárquica del espacio, en donde las grandes inundaciones son moneda corriente. El estado ha procurado no entorpecer este gran negocio, sin intervenir para regular sus consecuencias. El caos en el transporte y en la recolección de basura, por ejemplo, son producto de este crecimiento incontrolado de la ocupación urbana. La ausencia de un plan hidrológico, que adecuara los canales aliviadores acompañando el boom de la construcción, es sin duda una de las razones detrás todo este caos. Ningún burgués va a preocuparse por ello porque el único motor para la inversión es la obtención de ganancias. Y tampoco lo hacen los gobiernos, más preocupados por derrochar recursos en iniciativas cosméticas, aquellas más inmediatamente visibles que son las que dan votos. Los muertos que nos ha dejado el agua no son entonces el resultado de imprevisibles catástrofes, sino un producto de la anarquía capitalista en que vivimos. Un crimen social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Inundaciones en La Plata: “Esto es consecuencia del crecimiento desmedido del negocio inmobiliario”

Melissa Zenobi (ACTA)

En medio del caos ocasionado por las inundaciones en La Plata y otras ciudades del Conurbano Bonaerense, el Secretario General de la CTA La Plata-Ensenada, Carlos Leavi, se refirió a las causas de una tragedia que pudo haberse evitado: “Han privilegiado los negocios inmobiliarios por sobre un desarrollo urbanístico sustentable y acorde a las necesidades de la ciudadanía”.

-Ante esta situación de caos que atraviesa toda la ciudad ¿Cómo se están organizando desde CTA La Plata?

Desde la regional hemos conformado un comité de crisis, ya hemos tenido otras experiencias. Con la organización territorial más grande que tenemos acá en La Plata, el Movimiento Justicia y Libertad que además integra la Secretaria de Acción Social de la regional, estamos armando el esquema de respuesta ante la urgencia, más que nada en los barrios. Los más afectados son San Carlos, Los Hornos, Altos de San Lorenzo y Villa Elvira. Ellos tienen mucho trabajo territorial ahí, así que estamos coordinando la respuesta a los compañeros. Hoy la prioridad es asistir a quienes no tienen ropa seca, ni colchones, ni pañales para los pibes, ni agua.

-¿Creen que hubo desidia de parte del Estado?

Lo que hemos denunciado desde la CTA regional, incluso frente a otras situaciones que preanuncian este tipo de desastre son aquellos sectores privados que, asociados con el Estado, han privilegiado los negocios inmobiliarios por sobre un desarrollo urbanístico sustentable y acorde a las necesidades de la ciudadanía, y esto es un ejemplo más. Obviamente no creemos que sea el momento de poner el eje en tal o cual sujeto político, porque cuando hicimos la denuncia sobre el negocio inmobiliario, no eran tanto los políticos que nos acompañaron. Creemos que tiene que ver con el proyecto de ciudad que se construye. Si vos construís una ciudad que tenga en cuenta las necesidades del terreno y las necesidades de la ciudadanía en vez del desarrollo inmobiliario (como lo es sacar el cordón fruti hortícola para hacer countries o con el mismo tipo de servicio hacer grandes edificios) además de los efectos climáticos, están las consecuencias en situaciones extraordinarias como ésta.

También nos preocupa la falta de un esquema de emergencias. La situación muestra la ausencia de un esquema centralizado y eficaz.

-Algo que se hizo notar fuertemente fue la gran ayuda entre vecinos…

Me parece que hay que rescatar que en el mismo instante que ocurría el siniestro, los vecinos se organizaron. Hay que rescatar la solidaridad de la ciudadanía, se armaron centros de evacuados instantáneamente y de manera espontánea. La facultad de comunicación, que es donde yo soy docente, hoy es un centro de evacuados y está recibiendo ayuda. En nuestra regional estamos recibiendo donaciones y se distribuye a través del Movimiento Justicia y Libertad para los barrios.

Es decir, en los propios vecindarios, la solidaridad de nuestro pueblo es altamente valorable y también como se arman otras lógicas para hacer llegar la ayuda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Inundaciones en la provincia de Buenos Aires: Hugo Blasco. "No se le puede echar la culpa a la mala suerte o al clima"

ACTA

"En la angurria capitalista que desvasta la naturaleza, y la desidia de los gobernantes que anteponen los negocios inmobiliarios y no invierten en infraestructura para la población, está la explicación para que estos fenómenos naturales tengan tanto impacto en vidas humanas y destrucción de bienes", indicó Hugo Blasco, secretario de Derechos Humanos de la CTA.

El secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB-CTA) prosiguió: “Todo tiene explicación, desde el punto de vista de la naturaleza con un cambio climático que lamentablemente cada vez es más dramático producto de la angurria capitalista, la devastación de zonas, de bosques y cambiar el medio ambiente de una forma dramática y que traen como consecuencia estas cosas que estamos viviendo, casi cataclismos que en casos devastan pueblos enteros… si estamos jugando con fuego, hay que aguantarse las consecuencias”.

“En la ciudad de La Plata y en el conurbano también hay una serie de obras que permanentemente modifican el espacio urbano que no tienen la debida planificación. Se hacen hipermercados, grandes construcciones y no se tienen en cuenta factores elementales como, por ejemplo, para donde sale el agua. En La Plata anoche el agua iba en un sentido, estaba tratando de salir del encajonamiento que le presenta la circunvalación”

“Las obras públicas, sobre todo en materia hidráulica, no se hacen o no se hacen como debieran y el costo es siempre el mismo, más allá de las pérdidas materiales que son muy grandes, también tenemos que hablar de muchísimas pérdidas humanas, en la forma más absurda, a causa una lluvia, torrencial sí, pero una lluvia al fín, han muerto decenas de personas.

No se le puede echar la culpa a la mala suerte, al clima, a la meteorología, hay funcionarios provinciales y de la municipalidad de La Plata que tienen que dar explicaciones de porqué no están las obras que debieron hacerse… No, esto no es obra del azar, vemos que en muchas ciudades no hay servicios de agua o de cloacas suficientes pero se construye, se imponen emprendimientos inmobiliarios sin importar como, no se previene zonificación, ni se previenen las obras hidráulicas que acompañan esos emprendimientos”, concluyó Blasco.

Audio: http://www.agenciacta.org/IMG/mp3/3-04-13_Hugo_Blasco.mp3

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Energía y medio ambiente: Los “anti-fracking”, en escena

Carolina Laztra (INFOSUR)

Mientras en Argentina la incorporación del fracking se abre un nuevo capítulo de resistencia al modelo extractivista.

Se inauguró el primer pozo no convencional de Chubut con visita presidencial incluida. Mientras, el incipiente movimiento anti-fracking plantea sospechas, denuncias y críticas. Desde ese sector aseguran que “la “era” del shale oil y el shale gas pone en riesgo ambiental las zonas a explotar y presume un agotamiento del recurso más valioso: el agua”. La trágica contaminación en Estados Unidos y la prohibición en numerosos países movilizan a agrupaciones antifracking en distintas regiones de la Argentina.

Es julio en la Cordillera, y unos leños calientan del frío a un grupo de mapuches que celebran el inicio del ciclo de la vida, como ellos llaman a su año nuevo. Adornadas con platería de formas ancestrales y con largas trenzas, las más ancianas están de pie al igual que los más jóvenes, reunidos para plantear su resistencia al fracking, que desde hace más de dos años amenaza sus comunidades.

En Comodoro Rivadavia es verano, y la reunión. Cientos de embanderados al ritmo de una batucada agitada contrastan con filas de funcionarios de etiqueta y un protocolo que entre flashes retrata la visita de la Presidenta de la Nación, quien viajó para inaugurar el mismo tipo de explotación no convencional puesto en marcha en la provincia de Neuquén por el gobierno de Jorge Sapag.

Mientras los movilizados anti-fracking chubutenses declaraban el 13 de febrero como “día de luto”, el gobernador Martín Buzzi hablaba al grito de “olé, olé” de los embanderados. “Para nosotros, que somos un territorio que vive del subsuelo y de lo que podemos extraer, es clave ampliar la frontera hidrocarburífera yendo cada vez más profundo, más abajo”, disparó un gobernador que no habló de riesgos ni de impactos pese a las demandas que recibió en su red social personal luego de haber asegurado estar viviendo “una epopeya trascendente que va marcar un hito”.

Argentina fue bienvenida a la “era” de los no convencionales en diciembre de 2010, cuando la YPF aún controlada por Repsol anunció el descubrimiento de “Vaca muerta”, un reservorio de shale gas de gran magnitud en Neuquén que posicionó al país en el tercer puesto mundial. A partir de entonces todo el panorama energético dio un brusco giro y estas reservas pasaron a ocupar un lugar prioritario en la Ley de Soberanía Hidrocarburífera, promovida por el Poder Ejecutivo Nacional en abril del año pasado. Con la meta del autoabastecimiento y la exportación a partir de la explotación de no convencionales, el horizonte energético se alejó definitivamente de toda preocupación climática global y de las energías limpias y renovables.

Voces contra la hidrofractura

Afirmado como nunca el modelo extractivista en la provincia, la gente busca espacios para reclamar representatividad política y sobre todo, conciencia ambiental. “Hoy es un día muy triste porque usted está negociando el futuro de mis hijos. Vele por el pueblo de Chubut, no nos entregue”, reza una mujer en Facebook al pie de un post de Buzzi que enarbola la visita presidencial pro-fracking.

“Nos dicen que esta es la fuente de la felicidad y que se resolverán todas las injusticias y las desigualdades como nos han dicho antes. Y sin embargo se ha profundizado la pobreza, y lo peor, el envenenamiento de nuestro cuerpo y nuestra naturaleza”, reclama otro haciendo un llamado colectivo de fuerzas ante un problema que “ya ha cambiado el normal curso de nuestras vidas”. Un joven mapuche de pie ante una multitud reconoce que “nos venden como una buena noticia el gas y petróleo no convencional, pero sabemos que dos tercios de nuestra provincia están comprometidos por este tipo de explotación que se publicita como la salvación”.

“Pino” Solanas, diputado nacional de Proyecto Sur, está realizando un documental sobre el fracking. El director de “La hora de los hornos” sostiene que “la Presidenta se ‘olvida’ de la historia negra que protagonizaron ella y Néstor Kirchner, vaciando el sistema petrolero argentino. “Ahora lanza la fractura hidraúlica como una suerte de revolución y vanguardia, sabiendo que se trata del instrumento más perverso y contaminante que se ha inventado en contra del recurso más valioso que tiene la humanidad, el agua”, expresa el diputado.

“El fracking ha producido en Estados Unidos, al que se toma como modelo, la catástrofe ambiental más importante de su historia contemporánea. Los cien mil pozos que se perforaron allí han contaminado las napas subterráneas de casi todos los estados, el agua sale mezclada con gas”, grafica Solanas apuntando que “a nosotros nos presentan esto como la avanzada y encima, vamos a subsidiar una actividad petrolera por la que terminaremos pagando más caro el gas con dinero de nuestros bolsillos”.

Del negocio participan miles de empresas prestadoras de servicio, una de ellas es Chevron, pieza clave en la explotación de no convencionales en Neuquén debido a su asociación con YPF y actualmente embargada por el caso de contaminación de la selva ecuatoriana amazónica. Según Solanas “la presidenta se ha puesto en la cresta de la ola de una de las operaciones más perversas contra el pueblo argentino”.

Alineados a Proyecto Sur, organizaciones y movimientos ambientalistas como el Foro Ambiental y Social de la Patagonia (FASP), partidos políticos y comunidades originarias de distintas provincias se han movilizado en diversas oportunidades para expresar el rechazo al fracking por los impactos socio-ambientales, la contaminación y el gasto de agua potable. Entre ellos, la Asamblea Permanente por el Agua del Comahue y el Movimiento por Entre Ríos Libre de Fracking, las asambleas Popular de Zapala, Popular Ambiental de Colón – Ruta 135, Ambiental de Río Gallegos, la CTA y el Movimiento por la Recuperación del Petróleo en Neuquén. Partidos como el Frente Amplio Progresista y Coalición Cívica – Ari.

Según Félix Herrero, economista y especialista en energía “el fracking es una agresión muy grande al hombre, a la producción agrícola ganadera y a todo el ambiente en general. La señora presidenta al inaugurar el pozo no convencional se dio el lujo de no hablar de sus problemas”. A nivel internacional, la técnica del fracking fue prohibida en Francia y Bulgaria y en el estado de Vermont (EEUU). También se han declarado moratorias –de alcance local o nacional– en Estados Unidos, Canadá, República Checa, Alemania, Bulgaria, Francia, Irlanda del Norte y Países Bajos, entre otros.

Decálogo anti-fracking

“Problemas de agua, de salud, riesgo de explosión en las casas, destrucción de la tierra, desconfianza de los expertos, sentimiento de haber sido estafado, desaliento, animales muertos o enfermos, dificultad para obtener información sobre los pozos, sentimiento de que quieren enterrar el asunto. Imposibilidad de vivir normalmente”, apunta Josh Fox en su documental “Gasland”, que retrata las consecuencias de la hidrofractura en Pennsylvania, New York, Ohio y Virginia Occidental. Nominado al Óscar en 2011, este documental muestra como el agua del grifo se “prende fuego” en las casas de los vecinos.

Los “hidrocarburos no convencionales” se encuentran en rocas compactas y a una profundidad mayor que la de las reservas “convencionales”. Para su extracción se debe realizar una perforación de hasta 5 mil metros de profundidad y luego extenderse por otros 2 mil metros, atravesando napas y diversas formaciones. “El shale oil o shale gas está dentro de la roca madre. Del clásico ramal que todos conocemos salen seis u ocho pozos horizontales en la piedra. En cada operación se inyecta 97 % de agua y 3 % de químicos muy contaminantes” explica Herrero, quien aclara que se utilizan 30 millones de litros de agua en cada operación, lo que consume cada día una población de 80 mil habitantes. El agua y los químicos a mucha presión liberan las partículas del “recurso” aprisionadas en la roca. El gas liberado se recupera, mientras que los “residuos” de la operación -los lodos de perforación y la mayor parte del líquido tóxico que retorna a la superficie- se almacenan en balsas al aire libre, desde donde se transportarán en camiones hasta plantas de tratamiento.

Los principales impactos sobre el aire y el agua son casi inevitables, el fluido inyectado para fracturar la roca contiene sustancias tóxicas, alergénicas, mutagénicas y cancerígenas. Además, puede arrastrar al exterior metales pesados extremadamente tóxicos y elementos radiactivos presentes en las capas profundas del subsuelo, que pueden pasar a las aguas superficiales y subterráneas. El propio gas natural liberado compuesto por metano principalmente puede pasar a las aguas subterráneas.

La explotación de un yacimiento de este tipo requiere múltiples perforaciones relativamente próximas, con plataformas que pueden ocupar varias hectáreas de terreno. Además, el traslado de camiones en algunas fases de la explotación supone una gran alteración del paisaje, ocupación del suelo y daños a los ecosistemas.

El recurso de amparo

Las comunidades aborígenes de Chubut, representadas por Marcelo Pintihueque, presentaron un recurso de amparo en los tribunales de Comodoro Rivadavia por el pozo de petróleo no convencional de la zona de El Trébol, que fue declarado “admisible” por la Cámara de Apelaciones. Está sustentado en la violación al derecho constitucional y al convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que detentan las comunidades originarias a ser consultadas sobre este tipo de actividades a realizarse sobre sus territorios. El amparo cita la existencia de materiales arqueológicos presentes en la zona y la cuestión de la preservación del agua, elemento escaso en esta zona.

La abogada Silvia De los Santos advirtió que el caso cuenta con dos expedientes iniciados en el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia, y denuncia que “la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) se hizo de manera ilegal, pues las tareas se habían autorizado antes de que se celebrara la audiencia pública en noviembre pasado”. A su juicio, hay “estafa por la existencia de un expediente mellizo, omisión de los deberes de funcionarios públicos y falsificación de instrumento público”, y recalca que “en el EIA no figura en ninguna parte el acuífero subterráneo de El Trébol, de vital importancia para la ciudad”.

Mientras en Argentina la incorporación del fracking se convierte en política de Estado, en Francia debaten proyectos de ley que amenazan con multas de 1 millón de euros por perforación. La hidrofractura abre un nuevo capítulo de resistencia y conflicto socio-ambiental ante un modelo extractivista que sabemos, tarde o temprano, se agotará.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Chaco. Amparo por tierras de comunidad qom de Miraflores: La Justicia admitió a la APDH y a Madres Línea Fundadora como amicus curiae

CHACO DIA POR DIA

Lo resolvió la jueza de Familia de Juan José Castelli, Gladys Regosky, en cuyo juzgado se tramita una acción de amparo de la comunidad qom de Miraflores por la protección del derecho a la propiedad comunitaria indígena. Un informe de Colonización confirmó que las tierras vendidas son reserva aborigen.

En el marco de la acción de amparo impulsada por una comunidad qom de Miraflores en defensa del derecho a la propiedad comunitaria indígena, y en otra trascendente decisión, la titular del Juzgado del Menor y la Familia de Juan José Castelli, Gladys Regosky, resolvió admitir a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y a la organización Madres de Plaza de Mayo -Línea Fundadora- como amicus curiae en el expediente. Además, se incorporó al expediente un informe del Instituto de Colonización que confirma que el Lote 88 en litigio está considerado como "reserva aborigen".

Amicus curiae

En una resolución fechada el 26 de marzo último, a la que tuvo acceso CHACO DIA POR DIA, la jueza Regosky resolvió dar intervención en calidad de amicus curiae del tribunal al señor Aldo Etchegoyen, co-presidente de la APDH; Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo -Línea Fundadora-; Pablo Pimentel, presidente de la APDH de La Matanza y Paula Mercedes Alvarado, coordinadora de Pueblos Originarios de la APDH. En su fundamentación, la magistrada admitió que no existe una reglamentación provincial autónoma que legisle el instituto del amicus curiae, no obstante, en función del "principio democrático" y a intervenciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, una acordada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y jurisprudencia internacional, dio lugar a la intervención.

Se trata de una nueva decisión trascendente de la doctora Regosky, quién previamente había convocado a la familia Leiva y a la comunidad qom de Miraflores a una audiencia "libre e informada", que el abogado de los accionantes, Gonzalo García Veritá, consideró "la primera audiencia que se hace con una comunidad indígena que no está reconocida por las leyes provinciales como tal: no es una asociación civil, no es una asociación comunitaria. Es una comunidad indígena con sus propias autoridades, elegidas por la propia comunidad y con sus propios mecanismos".

Confirman que territorio en litigio es Reserva Aborigen

Por otro lado, según pudo saber este portal se incorporó a la causa un informe elaborado por el Instituto de Colonización de la provincia del Chaco que confirmaría que fue ilegal la venta del Lote 88 de Miraflores por tratarse de una "reserva aborigen".

Vale recordar que la familia de Epifanio Leiva, que desde hace décadas ocupa esos territorios, radicó una denuncia penal por usurpación del Lote 88 en marzo de 2012 ante la Fiscalía de Investigación Penal Nº 1 de Juan José Castelli, a cargo de la fiscal Raquel Maldonado. Posteriormente, resolvieron impulsar la acción de amparo que se tramita ante el Juzgado del Menor y la Familia de la localidad de El Impenetrable, a cargo de la jueza Gladys Regosky.

El abogado de la familia Leiva y la comunidad qom había explicado que "hay una persona no perteneciente a la comunidad indígena que adquiere la tierra, presenta una especie de boleto de compraventa de una porción de ese lote y hay una situación del poder Judicial -el juez de Paz de Miraflores, Omar Verdón- que certifica esta situación". Al respecto, advirtió que "esto es llevado a consideración de la señora jueza a los fines de que se expida sobre el estatuto jurídico y sobre la vigencia y la existencia de la propiedad comunitaria indígena, en este caso en condición de reserva, de la comunidad qom, pero puntualmente de la familia Leiva".

Sentencia inminente

En función de los elementos aportados en el expediente, el abogado García Veritá adelantó que sólo restaría incorporar un informe del Registro de la Propiedad Inmueble y se estarían dando las condiciones para que la justicia resuelva la acción de amparo que busca reparar el derecho lesionado a la familia Leiva, pero más extensamente el derecho a la propiedad comunitaria indígena, consagrado por la Constitución Provincial, la Constitución Nacional y los tratados internacionales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: El CISPREN exigirá a De la Sota que garantice el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión

PRENSA RED

El secretario General del CISPREN, Carlos Valduvino manifestó hoy en conferencia de prensa que el gremio solicitará una audiencia con el gobernador de la Provincia, José Manuel de la Sota para exigirle que de una respuesta institucional que garantice el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión.

“El CISPREN, cuando el vocero del gobernador Fernando Aimaretto en agosto pasado agredió a la periodista de Canal 12, Daniela Abrudsky, solicitó una audiencia con el ministro de Gobierno, Oscar González, pero tuvimos como única respuesta, el silencio”, recordó el Secretario General, Carlos Valduvino en la conferencia realizada este mediodía en la sede del gremio.

“Ahora -prosiguió- vamos a solicitar una audiencia con el gobernador porque los trabajadores de prensa continuamos siendo acosados por los poderes públicos, como sucedió con los compañeros del Día a Día, Juan Pablo Martínez (periodista) y Nicolás Bravo (reportero gráfico), que la semana pasada fueron detenidos cuando realizaban la cobertura de una nota sobre ocupación de tierras en barrio Los Fresnos”.

Sostuvo que “como trabajadores de prensa no podemos ser cómplices del silencio, más con este gobierno que aplica un Código de Faltas que tiene un fin claro y objetivo que no es otro que el de disciplinar a la sociedad a partir de los conflictos sociales, y que en este caso no pasó a mayores por tratarse de un medio de comunicación importante”.

En ese sentido, el dirigente opinó que “por ese motivo, las disculpas a las autoridades del diario por parte del gobernador, del Ministro de Justicia, Alejo Paredes y del Jefe de Policía, Ramón Frías, no se hicieron esperar, manifestando que todo se trató de un malentendido, pero estoy seguro de que sí el hecho involucraba a compañeros de un medio no tan importante, se hubiera aplicado el Código de Faltas a rajatabla”

Los secretarios Adjunto y Gremial, Víctor Beccaria y Esteban Liendo contaron los pormenores del hecho ocurrido la semana pasada e hicieron referencia a las acciones disuasivas de la policía cuando le preguntaron donde estaban detenidos los trabajadores del Día a Día.

“Nos mintieron todo el tiempo porque después de tanto preguntar y no tener respuestas, llamamos al diario y nos confirmaron que los compañeros habían sido liberados hacia varias horas”, expresaron.

Beccaria sostuvo “que este tipo de situaciones no solo la viven los trabajadores de prensa de la ciudad de Córdoba, sino también en el interior de la provincia donde los compañeros están muy desprotegidos y son amedrentados permanentemente por el poder de turno”.

“Es preocupante eso de atemorizar y después pedir disculpas porque inconcientemente –o no- los trabajadores de prensa pueden desarrollar su tarea periodística con miedo a sufrir represalias, por eso es importante concientizarlos sobre el derecho que tienen a informar porque está contemplado en la Constitución nacional”, concluyó Beccaria.

El asesor legal del gremio, Eugenio Biafore calificó el hecho de “muy grave” porque en este caso puntual actuó directamente la policía, y no la fiscalía de turno, como corresponde cuando se trata de una ocupación de terrenos, o también el ministerio de Seguridad o el Jefe de Policía.

“Pero de última, es la fiscalía la que debe poner límite al trabajo de la prensa, no la policía que es una fuerza subordinada y que debe cumplir órdenes, y no tomarse atribuciones que no le corresponden como sucedió con la detención de los compañeros del Día a Día”, enfatizó Biafore.

“No es la primera vez que sucede porque hay muchos antecedentes sobre el entorpecimiento al libre acceso a la información, y seguirán pasando en la medida en que los poderes que tienen la facultad de intervenir no hagan lo que deben hacer, que es cumplir con la ley”, vaticinó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Presentan dos alternativas de ley en el Congreso: Duro rechazo de meretrices a proyectos para penalizar a quienes consumen sexo

PUNTAL - ACTA

Desde la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR-CTA) de Córdoba, dijeron que con estas iniciativas se hará más clandestino el ejercicio de la prostitución. Denuncian que la Provincia les quitó la ayuda y acusan a las ONG de lucrar con el tema de la trata.

La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR-CTA) rechazó los dos proyectos presentados el miércoles en el Congreso por los que se prevé penar hasta con tres años de cárcel a los clientes de la prostitución.

Una de las iniciativas pertenece al senador kirchnerista Aníbal Fernández, y establece la penalización sólo a los consumidores de víctimas de trata, mientras que el otro, de la diputada Marcela Rodríguez, del monobloque Democracia Igualitaria y Participativa, impone penas de seis meses a tres años de prisión a quien paga "por el uso sexual de una persona".

“Sin explotación sexual no hay trata”, dijo la legisladora. Por su parte, Fernández afirmó que “se tiene que penalizar a aquel que consume, para evitar que nuestras chicas sean explotadas, secuestradas o manipuladas en cualquier lugar del país”.

Mientras tanto, Eugenia Aravena, presidenta de AMMAR en la provincia de Córdoba, dijo a PUNTAL que lo que se busca con estas medidas es perseguir al cliente, y advirtió que sólo se logrará hacer aún más clandestino el ejercicio de la prostitución.

“Es algo absurdo. Uno de los proyectos dice que quieren penalizar al que consume mujeres víctimas de trata, yo creo que esta persona ya de por sí es un delincuente y debiera estar detenido por ser partícipe necesario de esa explotación. La otra iniciativa viola el artículo 19 de la Constitución, y por ende las libertades de las mujeres a realizar cualquier tipo de acto privado sin perjudicar a terceros. El trabajo sexual no es una actividad penada ni prohibida”, expresó Aravena.

Sostuvo que son actos discriminatorios y afirmó que el Gobierno nacional no respeta sus derechos humanos.

“No somos escuchadas ni consultadas cuando se debaten todos estos temas que nos afectan directamente, porque esto va perjudicar nuestra vida, como pasó con la ley provincial que cerró todos los prostíbulos en Córdoba. Todo es más clandestino, nuestras compañeras son perseguidas en las calles y la verdad es que el proxenetismo es un delito que nunca se ha atacado, siempre nos metieron presas a nosotras. Hacen propaganda y nada más; buscan invisibilizarnos”, aseguró.

Críticas a las ONG

Eugenia Aravena criticó duramente a las ONG como “Vínculos en Red” (que trabaja con víctimas rescatadas de la trata) al asegurar que sólo buscan lucrar a partir de un tema sensible para la sociedad.

“Están lucrando con el argumento de rescatar meretrices. Si realmente les interesa la vida de las trabajadoras sexuales, y como pueden hacer para dejar de ejercer la prostitución, deberían hablar con nosotras. En AMMAR estamos organizadas luchando contra la explotación y por nuestros derechos desde hace 13 años en la provincia. Estas ONG no están cuando a nuestras compañeras se las lleva la Policía de la calles. En Río Cuarto y en Villa María van presas, las tiran en un calabozo y les quitan el dinero o les cobran $100 por noche para dejarlas trabajar”, describió.

Y agregó: “Mientras tanto las dirigentes de estas organizaciones están en cómodas oficinas recibiendo proyectos de todos lados para sostener el discurso abolicionista de que la prostitución no es un trabajo digno”.

-¿Cómo es la relación con el gobierno de José Manuel de la Sota?

El Gobierno provincial nos sacó toda la ayuda que teníamos en la casa de Ammar en Córdoba. Hoy por hoy, y desde que comenzó el tema de la ley antitrata, no tenemos más ningún programa del Estado. De todas maneras nosotras estamos ofreciendo diferentes cursos para las compañeras que quieren cambiar de oficio. Se dicta peluquería, maquillaje, corte y confección, entre otros. Tanto este gobierno como el nacional y los municipales sólo quieren criminalizar nuestra actividad.

Para Aravena, los Estados no plantean políticas serias que ayuden a combatir la trata de personas. Y remarcó que desde la organización a la que representa se han conformado cooperativas “reales de trabajadoras sexuales autónomas”.

“Los Estados miran para el costado cuando necesitamos una legislación que nos garantice protección. Además, hemos pedido en tres oportunidades una audiencia con Susana Trimarco (madre de Marita Verón) y nunca nos ha recibido. Nosotras no estamos de acuerdo con la explotación sexual y la trata de personas, tenemos denuncias hechas en la Justicia que nunca han prosperado. Las trabajadoras sexuales somos las nuevas desaparecidas dentro de la democracia, no quieren que existamos más”, manifestó Aravena.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Se estrenó la película “¿Quién mató a Mariano Ferreyra?”

RED ECO

Con la dirección de Alejandro Rath y Julián Morcillo, las actuaciones de Martín Caparrós, Lucía Romano, Enrique Piñeyro, Iván Moschner, entre otros, y basado en el libro homónimo de Diego Rojas, el largometraje ya puede verse en salas de la Ciudad de Buenos Aires y Rosario.

Los directores de la película, Alejandro Rath y Julián Morcillo, son integrantes de Ojo Obrero, y vienen registrando sucesos políticos y sociales del país desde 2001. No es casual entonces que en una entrevista realizada en el programa “Los locos de Buenos Aires” de FM La Tribu hayan contado que inmediatamente después de enterarse de la muerte de Mariano Ferreyra, el 20 de octubre de 2010, agarraron las cámaras y fueron al primer punto de movilización tras el asesinato: Avenida Callao y Corrientes en la Ciudad de Buenos Aires. Desde ese día, tomaron imágenes de las distintas marchas y festivales que se fueron desarrollando en las jornadas subsiguientes. En este sentido consideran que fue casi en la práctica que comenzó a surgir la idea de hacer algo sobre Mariano Ferreyra.

“En el camino nos encontramos con el libro de Diego Rojas – explicaron –, lo leímos y nos pareció que tenía una estructura muy adaptable a lo cinematográfico, porque tiene tres líneas narrativas que se van cruzando todo el tiempo. Ahí empezamos la idea de hacer este proyecto, que empezó siendo un documental y que después fue derivando a la mezcla de hoy, que tiene más de ficción”.

Un antes y un después en la realización de esta película es la jornada de filmación en la que recrearon la movilización que trabajadores tercerizados del ferrocarril e integrantes de agrupaciones políticas llevaron adelante aquel miércoles 20 de octubre de 2010: “Todos quisieron participar, tuvimos 180 extras, el ochenta por ciento eran compañeros de Mariano que habían estado en la movilización del 20 de octubre. Nosotros lo rodamos cerca de un aniversario por lo tanto había una carga emotiva mayor. Desde la primera toma que armamos vimos cómo se desempeñaban estos no-actores en sus funciones y nos miramos ya sabiendo que iba a quedar”, recordaron los realizadores.

Esta recreación fue el puntapié para plantear la película ya no como un documental sino como una ficción: “El libro de Diego Rojas fue un insumo muy importante, todos los elementos de la investigación periodística estaban volcados ahí. Pero hubo una adaptación que está en este elemento ficcional, que está en la línea que interpreta Martín Caparrós que hace de periodista que trabaja en una revista, en la que le piden que escriba una notita sobre el caso, y el periodista que es medio chapado a la antigua se pone a investigar y a profundizar cada vez más, esto lo lleva a un encontronazo con la línea editorial y con su jefe de redacción. Martín Caparrós estaba dentro del guión como uno de los periodistas que podía ser consultado como fuente. El trabajo con él fue impresionante porque nos reunimos una vez, hablamos del personaje en relación a lo que era nuestra idea, y no hablamos nunca más del tema. Le hicimos dos o tres indicaciones y el personaje lo armó él solo”, relataron Rath y Morcillo.

Respecto a las expectativas que tienen sobre la película, ambos directores coincidieron en que quieren ir más allá, romper el cerco de aquellos que ya conocen el caso y se han movilizado por Mariano. En este sentido, afirmaron: “queríamos presentar (el caso) de una forma que fuera lo más accesible posible para el espectador que no conoce esa realidad. Esa fue la idea de la creación del personaje de Martín. Pero después tenemos toda otra parte de la película que presenta cómo fue el ataque de la patota de la Unión Ferroviaria desde la perspectiva de los trabajadores tercerizados que estaban movilizados ahí. Hay una experiencia vivida desde ese lugar, y el espectador va a atravesar el conocimiento de los móviles políticos y económicos a través de la investigación de Martín y va a vivir y acompañar la experiencia de los que estuvieron ahí y fueron atacados por la patota. Es por esto que la línea de la reconstrucción está claramente posicionada, y la de la investigación tiene un recorrido que tiene que ver con el que nosotros queremos que haga el espectador, desde un desconocimiento a un ir metiéndose en el asunto, ir comprometiéndose con lo que Martín va investigando y que eso lo lleve a la conclusión de cuáles son los responsables de la muerte de Mariano”.

En cuanto al financiamiento para filmar la película, Rath y Morcillo especificaron que pudieron realizarla en parte porque era sobre el caso de Mariano Ferreyra, una causa que concitó mucha solidaridad, por parte de los actores, los extras, los técnicos que donaron su trabajo, personas que pusieron su casa para filmar, otras que hicieron el catering durante el rodaje “de onda”: “Una movilización colectiva muy grosa”, tal como la definieron los directores. También recibieron un subsidio por parte del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, pero eso merece una aclaración por parte de los realizadores: “Lo que recibimos del INCAA parte de una lucha no nuestra en particular sino de hace varios años de toda la comunidad de documentalista, nosotros formamos parte de DOCA (Documentalistas Argentinos), que nace sobre todo de gente que empezó a filmar después de 2001, que empezamos a producir y que en un momento comenzamos a empujar en el INCAA diciendo que nuestras realizaciones también tenían que tener un financiamiento. Cuando se inauguró el Polo Audiovisual, una de las resoluciones que la presidenta presentó ese día fue el aumento a tres millones y medio de pesos del presupuesto medio para un largometraje nacional. Nosotros hicimos esta película con un subsidio de 195 mil pesos del cual no cobramos aún la última cuota. Esas películas que tienen apoyo de tres millones y medio a su vez cuando son lanzadas al circuito comercial, cuentan con un apoyo extraordinario de lanzamiento de alrededor de 200 mil pesos, eso es lo que nosotros fuimos a pedir en virtud de que habíamos pasado de un documental hecho en digital para tener un circuito pequeño, a ser una película que apunta al gran público, no lo conseguimos e hicimos esta juntada de dinero por internet. Con el apoyo de amigos y compañeros de Mariano que pegaron los afiches que compramos gracias a los cien aportistas que conseguimos, se va a ver esta semana la ciudad empapelada de una peli que compite con otras que valen tres millones”.

Al hablar de aportistas, Rath y Morcillo se refieren a cien personas que depositaron dinero a través de la página web Ideame, un método por internet que permite financiar emprendimientos artísticos, y que en este caso fue utilizado para recaudar dinero para la difusión de la película.

A partir de hoy, “¿Quién mató a Mariano Ferreyra?” ya puede verse en los cines de la Ciudad de Buenos Aires: Premier, Cosmos-UBA, Espacio INCAA Gaumont, City General Paz, y Monumental. Además del Cine-Teatro Arteón de Rosario. Tal como dicen los realizadores, es muy importante concurrir a las salas durante la primera semana de exhibición: “el cine nacional en general está bastante ahorcado por el cine yanqui y darle un aire desde la concurrencia va a permitir continuar en las salas y eso permite abrir nuevas plazas para la peli en todo el país. A partir del lanzamiento de esta semana, vamos a intentar ir abriendo plazas en otras provincias donde incluso en algunos lugares tenemos intención de viajar con la película, como Córdoba, Salta, Tucumán, Neuquén”.

Más información: http://www.filmmarianoferreyra.com/

Fuente: Los Locos de Buenos Aires – FM La Tribu

Audio entrevista completa descargar http://www.mediafire.com/download.php?35jt1h1bf9o62o4

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.