viernes, 3 de mayo de 2013

Venezuela post Chávez: una prueba de fuego y un laboratorio para la izquierda (venezolana y mundial)

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)
.

“La invencibilidad reside en la defensa, las oportunidades de victoria, en el ataque”.
Sun-Tzu

“La tarea es formar revolucionarios y no consumistas, culminar una revolución y no competir en una subasta de votos”.
Luis Britto-García

Una elección reñida

Más allá de la interesada y tendenciosa matriz de opinión con que la derecha, tanto nacional como internacional, quiso presentar las recientes elecciones en Venezuela proclamando fraude a los cuatro vientos, la realidad es que Nicolás Maduro, aunque sea con estrecho margen, ganó.

De ello se pueden sacar varias conclusiones.

Por lo pronto, que la derecha está desesperada por terminar de una buena vez por todas con ese experimento político que es la Revolución Bolivariana. Ya lo probó de diversas maneras, hasta con golpe de Estado (en el histórico abril de 2002) y nada le funcionó. Ahora, ante el apretado triunfo del candidato del PSUV, vio una nueva oportunidad de asaltar el poder político que perdió desde la llegada de Chávez a la presidencia –continuado en la ocasión por Maduro– y no vaciló en intentar armar un nuevo escenario golpista.

El grado de desesperación por el poder que perdió desde hace ya algunos años no lo oculta. Curiosamente, el gobernador del Estado Miranda y ahora candidato presidencial, Henrique Capriles, contradiciendo lo dicho por él mismo unos pocos meses atrás, llamó a la sublevación: “«Más nunca los venezolanos tendremos guerra. No seré quien le pida a nuestro pueblo que salga a la calle a matarse unos con otros», dijo en su discurso al reasumir la gobernación del Estado Miranda hace unos días”, publicaba el diario La Nación el 17/01/2013. El 14 de abril por la noche, viendo que la “pesadilla” chavista continuaba, olvidándose de esas pasadas declaraciones no dudó en generar una movilización violenta que intentara cerrarle el paso al triunfo del PSUV (no puede asegurarse que operadores del gobierno estadounidense hayan estado involucrados, pero no sería de extrañar). La jugada no salió como se previó, pero fue suficiente para mostrar el odio de clase contenido que hay ahí: 8 muertos, 70 heridos y varios edificios destruidos patentizan el estado político-emocional de la derecha venezolana. La magra diferencia de votos obtenida por Maduro sirvió de excusa para que esa derecha, que se siente herida y desplazada en términos políticos, pueda dar rienda suelta a su vehemencia. El pedido de fraude, aunque estaba condenado a morir pues, de hecho, no lo hubo (así lo atestiguaron infinidad de observadores internacionales), fue un intento más de reconquistar la casa de gobierno.

Que la derecha tradicional venezolana, en sintonía con la de Estados Unidos y la del resto del mundo, odien visceralmente al proceso bolivariano, no es ninguna novedad. No podría ser de otra manera, puesto que ese proceso, aún siendo un socialismo muy tibio, más bien aguado, no deja de tener como sujeto de referencia un pobrerío difuso, que para la derecha es siempre sinónimo de “chusma peligrosa”. Esto, seguramente, no es ninguna conclusión nueva.

Pero de todo esto sí pueden marcarse elementos nuevos, de los que es posible extraer nuevas conclusiones, o más bien, abrir nuevos debates

¿Hay chavismo para rato?

Todo indica que el chavismo está a la baja. Lo cual no significa que va a su disolución; eso sería lo que anhela la derecha. Pero sí ha perdido la dinámica que tuvo un tiempo atrás. La ausencia del líder, Hugo Chávez, seguramente tiene mucho que ver con esa merma, lo cual, desde una lectura minuciosa desde la izquierda, debe llevar a plantearse fuertes autocríticas como movimiento: ¿todo dependía de su figura carismática entonces? Si así fuera, se está ante un grave peligro: ¿será ahora cada vez más difícil mantener la revolución sin el líder? Pero…. ¿y el poder popular, garantía misma del proceso transformador?

No hay dudas que el caudal electoral del movimiento bolivariano sigue siendo grande; de hecho –le guste o no a la derecha– continúa siendo la mayoría, así sea por un uno por ciento de diferencia. Sigue manteniendo además la mayoría parlamentaria, con 95 diputados sobre 165, y tiene 20 de las 23 gobernaciones. Pero todo ese aparato burocrático-estatal no significa que la revolución, en términos políticos, esté avanzando. Según estudia pormenorizadamente el fenómeno Luigino Bracci, “entre 2006 y 2012 los votos del chavismo crecieron en 882.052 votantes, es decir, 12 por ciento. Muy por debajo de lo que esperaba la dirigencia chavista. En ese período, los opositores crecieron en 2.298.838 votantes, es decir, 54 por ciento”.

Aún haya ganado esta nueva elección (17 triunfos sobre 18 justas electorales), esta victoria tiene algo de pírrica, y forzosamente debe hacer prender las luces de alarma llamando a la reflexión autocrítica. “Sectores del pueblo pobre votaron por sus explotadores de siempre”, fue una primera reacción del Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, leyendo los resultados. Seguramente la explicación es más compleja que eso. En las dos últimas elecciones, la que ganó Chávez en octubre del año pasado y las que ganó Maduro en abril del 2013, el caudal de electores del movimiento bolivariano desciende. Eso tiene que tener alguna causa profunda, y no sólo la “presunta estupidez” de los votantes que prefieren a sus “explotadores”.

¿Cómo en sólo seis meses pudo el bolivarianismo perder 685.794 votos y la oposición neoliberal ganar 679.099? ¿En verdad esos electores detestan que uno de cada tres venezolanos esté estudiando, y en forma gratuita? ¿Aborrecen el servicio médico sin costo de Barrio Adentro? ¿Les amarga que los patronos deban pagarles prestaciones sociales? ¿Les subleva que seamos el país más feliz y con menor desigualdad social en América Latina? ¿Odian tener pensión para su vejez? ¿Les repugna que la Misión Milagro devuelva la vista? ¿Les duele que el gobierno construya para los sin techo quinientas viviendas por día? Si tantas ventajas los molestan, nada les impide rechazarlas ¿Pero tienen que votar para que sus compatriotas también las pierdan?, se preguntaba José Manuel Rodríguez inaugurando así la crítica, tan indispensable en estos momentos.

La caída en el caudal de votos se debe a una sumatoria compleja de factores. La ausencia física de Chávez cuenta, por supuesto. Con él los problemas también estaban, pero su gran carisma y su enorme muñeca política, al menos hasta ahora, habían servido para ir solventándolos. O, al menos, posponiéndolos. Es importante no perder de vista que los problemas estructurales del país, en la década y media de su presidencia, nunca se abordaron de raíz. Hubo, sin ningún lugar a dudas, un notable mejoramiento en la calidad de vida de la población, debido a la más equitativa repartición de la renta petrolera. Pero el poder económico nunca dejó de estar en manos de la derecha tradicional. “Según las Cuentas Nacionales, explicitadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), el PIB privado (el porcentaje de la actividad económica del país en manos directas del empresariado) corresponde al 71% del total (año 2010). En el año de 1999 el PIB privado era de 68%. Es decir que, a pesar de las nacionalizaciones, el PIB sigue siendo mayoritariamente privado, y comparado con países que nada tienen que ver con el comunismo –como Suecia, Francia e Italia, donde el PIB es mayoritariamente público (estatal)–, el estado venezolano no tiene en sus manos (salvo el petróleo) ningún resorte económico importante de la economía”, nos informa un economista marxista como Manuel Sutherland. El enriquecimiento de los banqueros nunca fue tan grande como en este período. Si la derecha levantó todas las armas posibles contra el proceso bolivariano, fue porque perdió su supremacía política. La económica nunca le fue cuestionada realmente.

Justamente por esa ambivalencia, porque los resortes básicos de la economía nacional siguieron en manos de la oligarquía vernácula, siempre ligada política, cultural y hasta emotivamente a la derecha estadounidense, el chavismo no avanzó en la construcción de una verdadera opción socialista con poder popular que levantara un proyecto de transformación radical. Más allá de un intento redistributivo y bastante retórica, la burguesía nacional no fue tocada. De ahí esa suma complicada de causas que hacen que el panorama económico-social se torne hoy tan dificultoso: inflación siempre creciente, una impopular devaluación del 46% en febrero pasado y un dólar paralelo por las nubes, desabastecimiento crónico de productos de primera necesidad, la siempre omnipresente dependencia del petróleo, el escaso desarrollo industrial propio que fuerza a importar casi un 50% de los alimentos. A lo que se suma, no como males menores sino, quizá, con mayor fuerza en la percepción de las grandes masas populares, una generalizada y abrumadora corrupción así como una delincuencia y una inseguridad ciudadana prácticamente fuera de control.

Ante este panorama la pérdida de 685.794 votos no significa simplemente que “los pobres son masoquistas y optaron por el candidato de los explotadores”. Esa corrida de votos tuvo mucho de mensaje, de voto castigo por todo este entramado de problemas que se van acumulando y a los que no se les da real solución desde el gobierno. Si los problemas estaban con Chávez (también la última enorme devaluación, por ejemplo), la presidencia que se le abre a Nicolás Maduro se vislumbra como mucho más complicada aún.

Por lo pronto, el caudal de votos con que llega a Miraflores, sin poner ya en discusión como quiere la derecha si es mayoría legítima o no (por supuesto lo es, así sea por un voto de diferencia), augura un panorama muy problemático: gobernará sobre una sociedad profundamente dividida. Y dividida, además, en partes iguales. Chávez siempre tuvo una diferencia electoral notoria sobre sus contrincantes; pero además –quizá es esta la cuestión básica– tenía total ascendiente sobre las Fuerzas Armadas, garantía última de la continuidad del chavismo. Maduro, no se sabe.

Está claro que Nicolás Maduro inicia su período presidencial en condiciones de mayor debilidad que Chávez. Más allá de la cuestionable campaña electoral donde se presentó como “el delegado” del Comandante, su “hijo dilecto”, su “ungido sucesor”, es evidente que, para bien y/o para mal, Maduro no es Chávez. Lo cual puede abrir interesantes oportunidades: no toda decisión habida y por haber en Venezuela tendrá que pasar por él, con lo que pueden ir pensándose nuevas formas de conducción, quizá no tan centralizadas como fue el caso en vida de Chávez.

Que Maduro sabe de todos los problemas con que va a enfrentarse (inflación, inseguridad, corrupción) es evidente. Por lo pronto habló de la puesta en marcha de un cuerpo secreto especialmente dedicado a la persecución de malversaciones, lo cual, por supuesto, sería un gran paso. Pero como dijo Mario Hernández: “El único problema que veo es que habla permanentemente de las medidas que va a tomar pensando solamente en el aparato estatal, en las fuerzas de seguridad, en las Fuerzas Armadas pero no piensa, ni menciona, desgraciadamente, la auto-organización de la gente, es decir, el desarrollo del poder popular, de las misiones, la profundización de la revolución”.

Y esto, justamente, nos lleva a la otra conclusión importante.

La Revolución debe ser más que un proceso electoral

“Las carencias del poder popular pueden ser fatales, puesto que allí se concentran los embriones de la construcción socialista. Ese poder es el gran resguardo de continuidad del proyecto revolucionario, frente a los imprevisibles vaivenes de la disputa electoral. Por esta razón cuando se cierra un acto comicial no sólo hay que contar los votos obtenidos. Se necesita saber cuánto se avanzó en la organización de la estructura popular”, decía acertadamente Claudio Katz siguiendo el proceso en Venezuela.

Si algún mérito a nivel internacional tuvo el proceso que abre Hugo Chávez, fue el de volver a dar esperanzas. En medio de una marea neoliberal salvaje, y luego de las sangrientas dictaduras militares que habían barrido Latinoamérica en las décadas de los 70 y los 80 del siglo pasado, el retomar banderas que parecían condenadas al olvido –socialismo, revolución, imperialismo– dio nuevas esperanzas, fue volver a creer que los cambios son posibles, que no estamos condenados ineluctablemente a un mundo de injusticias regido por los capitales. Esto será su gran aporte a la historia, sin dudas.

En la construcción del proclamado socialismo del siglo XXI fue mucho más errático, y ahí su legado es más difuso, quizá cuestionable incluso. Pero en el medio del mar de desesperanza que cundía para los 90, ganar elecciones con propuestas medianamente populares ya fue un logro. La sucesión de “presidentes progresistas” que se viene dando en Latinoamérica en estos últimos años, y las propuestas de integración alternativas a la égida de Washington que se vive (proyecto del ALBA, Petrocaribe, UNASUR, Telesur, Radio del Sur, CELAC), tienen en la figura de Hugo Chávez un referente obligado.

Si algo caracterizó a la Revolución Bolivariana –cosa que el mismo Chávez se esforzaba en remarcar constantemente– fue la continua apelación a lo que hoy entendemos por democracia, a las elecciones periódicas. Para taparle la boca a la derecha, que vivía vilipendiando al chavismo tachándolo de “dictadura”, los procesos electorales pasaron a ser casi una gimnasia cotidiana en la vida de los venezolanos en estos últimos años. De hecho, hubo más de una elección anual: 18 en total desde que se abrió este complejo proceso que pasó a llamarse “chavismo”, o Revolución Bolivariana. La vida política colectiva pasó a tomar la forma de elecciones (presidenciales, legislativas, de gobernadores, referéndum revocatorio), expresando en las urnas las contradicciones de clase, las que se pusieron al rojo vivo.

Todo pasó a tomar la forma de elecciones; lo cual, en principio, puede verse como un fenomenal avance. Pero bien analizado, y quizá como una réplica de lo que sucedía en el ámbito económico, más allá de la apariencia de hiper politización y participación cívica que este continuo llamado a elecciones podía dar, eso no construyó una verdadera opción de poder popular revolucionario. Democracia formal, sí; democracia de base, faltó. Porque democracia de base no es llenar una plaza con simpatizantes. Ahí está la enorme diferencia.

En vez de un partido político revolucionario con propuesta de transformación de base y poder popular real asentado en las asambleas comunitarias, desde la dirección del proceso (Chávez en cuenta) el esfuerzo estuvo más bien encaminado a reforzar la maquinaria electorera. Como bien lo dijo Luis Britto-García: en vez de forjar cuadros revolucionarios se terminó generando una subasta de votos al peor estilo de cualquier candidato burgués. Incluso se llegó a la cuestionable situación –aparentemente muy amplia y democrática– de transformar la vida política venezolana en un continuo plebiscito donde las opciones eran votar por sí o por no, a favor o en contra. Y se entiende que…. a favor o en contra del comandante. “Están conmigo o están con el imperialismo”, pudo decir Chávez en alguna oportunidad en una campaña presidencial.

“La invencibilidad reside en la defensa, las oportunidades de victoria, en el ataque”, dijo sabiamente Sun-Tzu hace 2.500 años. Una revolución, un proceso de profunda transformación del estado actual de cosas, ¿debe consistir sólo en defenderse invenciblemente, o debe atacar, debe destruir cosas viejas para establecer un nuevo orden? La forma casi plebiscitaria que se construyó –con 17 elecciones ganadas sobre 18 llamados electorales– no terminó de servir para construir verdaderos mecanismos de poder popular de base. Más allá de la declamación, todo se vertebró de arriba hacia abajo. El Palacio de Miraflores era el absoluto centro de gravedad de la vida política nacional, y no el barrio, la comunidad, el sindicato. De hecho, todo el chavismo fue una construcción surgida a partir de una propuesta palaciega, una “revolución” de arriba hacia abajo, y no al revés, como han sido otras revoluciones, con la población en las calles forjando el cambio.

Es cierto que ese chavismo tuvo fulgurantes momentos populares, revolucionarios. Se ha dicho, por lo pronto, que el mismo Chávez fue el representante del volcánico descontento –chispa revolucionaria, por cierto– contenido en el Caracazo de 1989; su revolución palaciega sería así la puesta en acto de un proceso revolucionario que estaba en la población venezolana, por cierto la primera que reaccionó contestatariamente a los infames planes neoliberales (capitalismo salvaje, mejor dicho) que se implementaban en la región para los años 80 del siglo pasado. Montado en esa ola de descontento, protesta y fervor revolucionario, Hugo Chávez llevó a Miraflores esa vena de cambio (“astucias de la razón”, diría Hegel). Y también se “olfateó” revolución en la memorable reacción popular y espontánea (tal como son las verdaderas revoluciones político-sociales) de abril del 2002, cuando el golpe de Estado de la derecha, al salir al rescate del líder. Por esos puntos de quiebre, por el “peligro real” que con olfato de clase la derecha vernácula, la Casa Blanca y toda la derecha internacional perciben esos momentos y lo que en alguna medida representó el chavismo, es que todo el proceso se demonizó, se atacó, se vio como una verdadera amenaza. Se lo hizo con la figura de Chávez, y seguramente se lo seguirá haciendo con la de Nicolás Maduro, porque lo que realmente está en juego es la posibilidad que esa “chusma” abra los ojos y se quiera sentir dueña del poder. Es esa posibilidad la que realmente atemoriza a la derecha porque, hoy por hoy, los negocios los sigue haciendo, y quizá mejor que nunca; pero la posibilidad de transformación real que ahí está presente con la marea de franelas rojas puesta en la calle le quita el sueño. La reacción de Capriles llamando a incendiar el país la noche misma de las elecciones lo deja ver con claridad meridiana.

Ahora bien: con esa sucesión casi mecánica de elección tras elección, siempre con previas plazas llenas de simpatizantes ataviados con sus tradicionales franelas rojas, no se hace revolución. El siglo pasado, para las fuerzas revolucionaras era casi un chiste pensar en la opción de participación en el ruedo político convencional como una verdadera posibilidad de transformación. Cambiar administraciones (presidentes, gobernadores, alcaldes, legisladores) cada cierto tiempo no era sino un superficial cambio cosmético. Las estructuras de base no cambiaban un milímetro. Y si algo se iba medianamente de control, ahí estaban las fuerzas represivas (policía, ejército, parapoliciales o paramilitares si era necesario) para componer el desorden. Pensar en transformar algo desde ese esquema era, y sigue siendo, sumamente difícil, casi imposible, dado que se trabaja contra todo el poder de una clase, contra su dinero, su casi infinita presencia mediática y, en muy buena medida, contra una ideología dominante muy difícil de torcer. De ahí que esos 685.794 votos emigraron quizá hacia Capriles, lo que rápidamente pudo hacer decir a Diosdado Cabello que “la gente vota por sus explotadores”. Pero lo social nunca es tan sencillo; para apelar una vez más a Hegel: “el esclavo piensa con la cabeza del amo”. Una revolución, si realmente se precia de tal, debe apuntar a eso: a cambiar las cabezas, a modificar hondamente nuestras formas de ver y entender las cosas, a “¡formar revolucionarios y no consumistas, culminar una revolución y no competir en una subasta de votos!”. Y las maquinarias electorales no son precisamente escuelas revolucionarias.

Es evidente que competir en la arena electoral contra todo el poder de la clase dominante de un sistema que ya lleva varios siglos amasando capital, conocimiento y mañas, muchísimas mañas, es una tarea monumental, quijotesca. Toda la izquierda que lo intentó, terminó mal. La socialdemocracia europea, en los inicios del siglo XX, como opción no violenta que se opuso al sistema y entró en el juego electoral, terminó siendo cooptada. Hoy no pasa de ser un mecanismo más del sistema imperante, el “rostro amable” de una explotación inmisericorde. O el caso del Chile de Salvador Allende, con su intento de construcción del socialismo por la vía electoral… Generales Pinochet que juran fidelidad a la Constitución y luego terminan dando golpes de Estado por la espalda, sobran. ¿Los habrá también entre las filas castrenses chavistas?

Si el movimiento bolivariano, con Maduro a la cabeza en este momento, o con quien sea, intenta mantenerse como opción dentro de los límites de estas democracias restringidas, deberá terminar volviéndose cada vez “menos revolucionario” y más complaciente con el sistema dentro del cual se mueve. Eso quizá le permitirá sobrevivir como opción electoral, como partido político institucionalizado. Podría sucederle como le pasó al peronismo en Argentina, o al MNR en Bolivia, o incluso al PRI en México: mantendrá un discurso populista, pero de transformación revolucionaria, nada. Pero si el chavismo no avanza realmente hacia un poder popular de base y, por el contrario, se alinea cada vez más con un pensamiento de derecha (la “boliburguesía” imperante en sus filas ya lo deja ver), terminará siendo una opción aguada, que podrá ganar elecciones quizá, pero que no podrá ir más allá de hacer repartos más populistas de la renta petrolera. Y las posibilidades de transformación real que se abrieron con una población envalentonada como en abril del 2002, se habrán esfumado.

Hoy, aún en medio de la marea neoliberal que nos azota, con bases militares de Estados Unidos que acordonan toda América Latina, y luego de los terribles golpes sufridos por el campo popular en las décadas recientes, es difícil pensar en los caminos de transformación del actual estado de cosas. No es imposible, pero sí se ve difícil. Luego de años (décadas) de gobiernos militares, la vuelta de las democracias formales se puede percibir como un gran avance. Y por cierto, en un sentido lo es. Pero pensar que la lucha revolucionaria se agota en un sufragio es muy limitado, si no erróneo. Las 18 elecciones continuas del proceso bolivariano, por sí solas, no sirvieron para construir un auténtico poder popular desde abajo. Para que haya revolución, de eso se trata. Y junto a ello, cambiar sustancialmente la estructura económica. Desde el Parlamento o la casa de gobierno está visto que no se puede.

Es evidente que las democracias formales son un avance sobre las dictaduras; pero tampoco ellas por sí solas resuelven nada. De hecho en un estudio realizado por Naciones Unidas en el año 2004, buena parte de la población latinoamericana dijo no importarle vivir en un sistema democrático o autoritario si este último le resolvía sus históricas penurias socio-económicas. Pensar en las elecciones periódicas como un arma para el cambio es limitado. La invitación de este pequeño texto es encontrarle vías de posibilidad a la democracia parlamentaria como un momento en la construcción de la verdadera democracia participativa, de base. En ese sentido la experiencia de Venezuela nos convoca como un laboratorio y como un desafío.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La postguerra fría

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

¿Cuál país, desde el punto de vista geoestratégico, es más importante: Venezuela o Colombia? La respuesta obvia es ambos, pues son parte de una unidad dialéctica entrelazada por geografía, historia, economía, extensa frontera viva, migraciones y cultura. Lo que sucede en Venezuela (quiéranlo o no los partidarios de los compartimentos estanco) repercute necesariamente en Colombia y viceversa. Por esta simple razón, la desestabilización del gobierno venezolano y el proceso de paz en Colombia, hay que entenderlos como dos momentos de una realidad única en desarrollo.

Talvez quien si lo ha entendido en todo su tamaño es el Pentágono estadounidense, que está jugando geoestratégicamente en ambos tableros de manera eficiente y lenta para, como lo dijo Kerry, “recuperar finalmente el patio trasero: En Venezuela, que como el verso del apóstol José Martí “es un ciervo herido que busca en el monte amparo”; ha puesto toda la carne en el asador para perseguir implacablemente y hasta el final al sangrante gobierno recién elegido.



Mientras en Colombia, en donde existen 9 grandes bases militares estadounidenses, se consolidada una retaguardia político-militar de esta operación desestabilizadora, utilizando las contradicciones en la cúpula de la oligarquía santanderista, y se conforma y refuerza un grupo “democrático de centro” que cumple la doble función de sabotear (usando todas las formas de lucha) el proceso de paz que tiene asiento en la Habana, mientras trata de romper el reconocimiento diplomático que el gobierno Santos ha hecho del gobierno venezolano recién elegido, abriendo de paso una brecha en UNASUR.

Las dos tácticas, como digo, de una misma estrategia muy bien orquestada, caminan lenta e inexorablemente hacia su meta, y quizás esta sea la preocupación mayor, enfrentada por los dos bravos pueblos de manera aislada e incoordinada, y lo que es peor, contando con la actitud “ambivalente” del presidente Santos, quien asediado por Uribe Vélez, Pastrana y el Procurador Ordoñez y, por las encuestas de opinión, un día habla de paz y al otro de guerra. Da un paso adelante y dos para atrás, sin comprometerse a fondo con el único hecho político trascendental para la Historia del pueblo colombiano: La paz con justicia social y la reconciliación del Estado terrorista que dirige con sus ciudadanos, considerados por la doctrina militar vigente y que todos los días vocifera el provocador ministro de guerra Pinzón, como “enemigos internos”.

Visualizadas las dos raíces que sostienen el histórico conflicto social y armado de Colombia: 1- El asunto de la tenencia de la tierra, y 2-El Terrorismo de Estado; JM Santos en lugar de ser radical es decir de ir a esas raíces y preparar mediante un pacto social amplio, un escenario económico, social y político que sustente la POSTGUERRA que pueda surgir de los acuerdos de la Habana, prefiere insistir mezquinamente en sus desacreditadas “locomotoras neoliberales del despojo ” con las que cree que va a ser reelegido, y en un limitado espacio electoral jurídico en donde los guerrilleros perdonados y aconductados, supuestamente “cambiarían” sus fusiles por votos que le legalicen su reeleción presidencial. Concepción esta que obviamente (como en la casa vacía de Valledupar) al dejar en calzoncillos sus limitaciones, pues es un pastel de chocolate para sus adversarios.

¿De verdad, JM Santos cree que su modelo neoliberal de las fracasadas locomotoras agro- mineras y financieras, es la solución a dar a un pueblo movilizado conscientemente por la Paz con justicia social soberanía y solidario con el proceso Bolivariano de Venezuela, para que lo reelijan como presidente por otro período más?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mensaje que quizás llegue a leer Nicolás Maduro

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Con tantas evidencias a la mano, a alguna gente “ingenua” aún le sorprende que los diversos factores opositores en Venezuela continúen campantes en su propósito único de desestabilizar el país y, cual fruto a punto de caer del árbol, adueñarse del poder. Esta situación consuetudinaria ha terminado por legitimar todas las tretas utilizadas por la oposición, incluyendo las acciones vandálicas que, de vez en cuando, protagoniza en algunas localidades del país, aparentando luego ser víctimas del acoso y de la represión desplegados por el gobierno chavista, contando para ello con la complicidad de varias empresas informativas que optan por presentar sólo la versión que favorezca sus fines contrarrevolucionarios.

Se reproducen así los mismos discursos y los mismos personeros opositores en radio, prensa y televisión, echando mano a un guión preconcebido, con asesoría irrefutable de la USAID estadounidense, tratando de repetir en Venezuela lo logrado en algunos países de Europa oriental mediante las llamadas revoluciones de colores. De esta forma, lejos de resaltar alguna verdad posible sobre sus intenciones “democráticas”, al igual que los sucesivos gobiernos gringos con los cuales ha tenido que lidiar el proceso revolucionario bolivariano socialista desde sus inicios, promueve mentiras recurrentes que apoyen su agenda oculta. Por lo demás, hasta ahora muchos de los dirigentes chavistas han subestimado irresponsablemente la habilidad de la oposición para captar a quienes, por diversidad de causas, ya no quieren apoyar al proceso revolucionario bolivariano socialista, especialmente luego del fallecimiento de su máximo líder, como también la injerencia de poderes extranjeros en la ejecución de sus planes desestabilizadores. Con esta displicencia, tales dirigentes le están abriendo las puertas a la conspiración, confiando quizás en que, como en 2002, el pueblo saldrá a las calles a derrotar, otra vez, al fascismo opositor; cuestión que no pudiera suceder, dada la ausencia del Comandante Chávez.

Ante esta situación evidentemente desestabilizadora, con un desconocimiento en marcha de todos los poderes del Estado venezolano, al gobierno de Nicolás Maduro no le queda más alternativa que activar los mecanismos legales que limite, sancione y haga desistir a la oposición de sus propósitos anticonstitucionales. En ningún caso podría confiar en obtener un diálogo sincero con los personeros opositores que garantice, de alguna forma, la paz democrática en todo el territorio nacional. Sería de ilusos creer que esto sería posible. La única manera de alcanzarla es renunciando al legado histórico de Hugo Chávez, revirtiendo todos los cambios alcanzados en materia política, social y política que han beneficiado ampliamente a los sectores populares, y reeditar el Pacto de Punto Fijo con unos nuevos actores políticos y empresariales, marginando nuevamente al pueblo venezolano. Lo otro es acelerar el avance revolucionario del poder popular, siendo éste -por demás- la mejor garantía para la continuidad adecuada del proceso revolucionario bolivariano socialista y la opción que habría preferido el Presidente Chávez, antes que sucumbir al chantaje de la oligarquía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pobreza e indigencia, el INDEC y la lucha por la distribución

Julio Gambina

El INDEC acaba de publicar los datos de pobreza e indigencia para el segundo semestre del 2012 (http://www.indec.gov.ar/). Son cifras que merecen ser consideradas y discutidas, ya que aluden a uno de los principales problemas de la economía, la política y la sociedad en el país, la región y en el mundo.

Según el ente oficial solo el 4% de los hogares y el 5,4% de las personas están bajo la línea de la pobreza. Del mismo modo que 1,5% de hogares y 1,5% de personas estarían bajo la línea de indigencia. A priori resalta la inverosimilitud de estas mediciones, que dificultan un diagnóstico adecuado sobre las condiciones de vida de la población, sus ingresos y la capacidad de satisfacer sus necesidades cotidianas.

La línea de pobreza expresa la capacidad de acceso a la “Canasta Básica Total” que a marzo del 2013 alcanza los $533,93 mensuales, algo así como casi $18 por día. Resulta complejo resolver un consumo básico, es decir más allá de los alimentos, con esa magnitud, muy alejada de satisfacer en condiciones adecuadas las necesidades diarias.

Por su parte, la línea de indigencia recoge el valor de la Canasta Básica Alimentaria que a marzo del 2013 alcanza los $234,63, apenas un poco más de $7 diarios. Es evidente que resulta insuficiente para atender la alimentación básica cotidiana de una persona.

Esos datos son compatibles con la evolución de los precios entre marzo del 2012 y la actualidad, en torno al 10%, un dato que incomodó al Ministro de Economía ante la consulta de una periodista griega.

¿Cómo se explica la incomodidad de Hernán Lorenzino? Solo a partir de contrastar la realidad con la información oficial, lo que motiva las correcciones en las mediciones del Índice de Precios al Consumidor que se trabaja en el INDEC y que el Ministro presentó en la reciente reunión del FMI. Un nuevo interrogante que se nos abre es la credibilidad que puede tenerse en el nuevo instrumento gestado por los mismos que provocaron el actual desarme informativo.

El nuevo índice

Según informa el propio INDEC, el nuevo indicador de precios será un Índice de Precios al Consumidor Nacional urbano, el IPCNu, que reemplazará al actual Índice de Precios al Consumidor, el IPC.

Para elaborar el nuevo indicador se consultaron mediante una encuesta durante el 2012 unos 37.000 hogares de poblaciones superiores a 5.000 habitantes de todo el país, lo que le daría un carácter federal y nacional que no tienen los registros actuales.

La consulta según el INDEC brinda información “sobre las condiciones de vida de la población en general, desde el punto de vista de su participación en la distribución y en la adquisición de bienes y servicios” junto a la “estructura de consumo e ingreso de los habitantes del país.” Es decir, no solo mide precios, sino también ingresos de los hogares y sus destinos de consumo, todo lo cual favorecerá el establecimiento de políticas públicas.

El nuevo registro se probará sobre finales del año y regirá para el 2014, con lo cual resta esperar para conocer los nuevos resultados que surjan desde el INDEC. Pero insistamos, ¿será creíble?¿ No habrá que seguir el consejo de los trabajadores del organismo por su normalización, y en ese marco recuperar profesionalidad y credibilidad?

Esta es la información que difunde el INDEC y que Lorenzino presentó al FMI para evitar mayores sanciones del Organismo Internacional que ya había emitido una moción de censura contra la Argentina por la poca credibilidad de las estadísticas oficiales.

Más allá de las sanciones o no que aplique el FMI, aparece como necesario resolver la incoherencia de los registros estadísticos que como vemos señalan referencias sobre pobreza e indigencia poco creíbles, que no permiten diagnosticar adecuadamente el fenómeno de la pobreza y la indigencia en el país, y mucho menos quién se apropia del trabajo social generado en el país. Convengamos que con la dirección actual eso es imposible.

En el desagregado de la información podemos observar que el registro para el Noroeste (La Rioja, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy y Salta) es el más bajo de las diferentes regiones, con un 3,9% de hogares y 5% de personas bajo la línea de la pobreza y el más increíble 0,6% de hogares y 0,5% de personas bajo la línea de indigencia. La información da cuenta de la mejor situación para esas localidades, algo poco creíble para cualquier observador.

La lucha por los Ingresos y la riqueza

Los ingresos de la población provienen en definitiva de rentas de la propiedad o de la actividad laboral, incluidos bajo esta consideración aquellos subsidios estatales producto de la política social masiva, tal como la Asignación Universal por Hijos o las jubilaciones mínimas a quienes no realizaron aportes.

Todo el Ingreso es esencialmente Ganancias o Salarios, y la realidad es que las primeras les ganan a los segundos, porque los perceptores de ganancia apropiaron originalmente los beneficios de la salida de la convertibilidad vía devaluación (2002-2006) y luego con incrementos de precios (2007-2013).

Más allá de la política social masiva que supone una distribución del ingreso definida por el Estado, la evolución general de la economía hace evidente que la riqueza es apropiada en forma desigual en favor de los propietarios de medios de producción, mayoritariamente extranjeros, según informa la propia Encuesta Nacional de Grandes Empresas del INDEC.

El problema de fondo es como se distribuye el Ingreso mes a mes y año a año, pero especialmente, como se distribuye la riqueza socialmente generada por el trabajo a través del tiempo y que se concentra en pocas manos, mayoritariamente extranjeras.

Son dos temas que preocupan, la distribución del ingreso y de la riqueza. La normalización del INDEC y la credibilidad sobre su información es necesaria, pero la cuestión de fondo es quien se apropia y cómo y cuánto del trabajo social en la Argentina.

Julio Gambina es Director Académico del Centro de Estudios de la Federación Judicial Argentina (CEFJA) y Presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas (FISyP).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: La deuda creció a 346.000 millones de dólares

Facundo Gutiérrez Galeno (Al Dorso - RED ECO)

Un informe elaborado por el licenciado Héctor Luis Giuliano en base a datos oficiales, afirma que la deuda pública argentina supera los 346.000 millones de dólares, representando el 80 % del Producto Bruto Interno. Los números resultan de visibilizar deudas e información que el Gobierno oculta a la opinión pública.

El licenciado en Finanzas Públicas, Héctor Luis Giuliano, elaboró un informe titulado “Deuda para Todos: Deuda Pública Nacional”, donde manifiesta que la deuda argentina trepa a los 346 mil millones de dólares (MD). Ello corresponde a deuda pública directa del Estado Central por 194.000 MD, intereses a pagar hasta el 2075 por 72.300 MD, deuda no registrada por 41.300 MD, deuda indirecta por 21.200 MD y deuda de provincias y municipios por 17.700 MD. No se incluye las deudas contingente por juicios contra el Estado estimada en 20.500 MD.

El informe fue elaborado en base a datos oficiales y estimaciones propias del autor de acuerdo a información vertida en la Ley de Presupuesto 26.784 para el año 2013, y la brindada por el Ministerio de Economía a través de la Oficina del Crédito Público de la Secretaría de Finanzas. Héctor Luis Giuliano es un reconocido analista de la deuda, autor del libro Problemática de la Deuda Pública Argentina, editado en tres tomos.

A pesar de la falta de información brindada por el Gobierno Nacional y la permanente desactualización, los datos son concluyentes.

El endeudamiento público nacional llega al casi 80 % del PBI. La deuda pública crece por año alrededor de 11.000 MD. El pago de capital para el año 2013 son de 36.500 MD, y los intereses se llevarán 10.800 MD, 30 millones por día y 1,2 millones por hora.

No sólo los pagos crecen, sino que el endeudamiento cada año es mayor. El Gobierno estima un crecimiento en los vencimientos de capital e intereses de los ejercicios 2013 al 2015: (2013) 36.500 MD de capital/ 10.800 MD intereses, (2014) 42.100/15.500 y (2015) 49.100/18.600 MD.

Deuda Pública del Estado Central: Según lo informado por el Ministerio de Economía al segundo trimestre de 2012, la deuda pública perteneciente al Estado Central es de 194.000 MD. Integrada por deuda regularizada (182.700 MD) y bonistas que no ingresaron a los canje de 2005-2010 (11.200 MD). A esta cifra hay que añadir el crecimiento de deuda del año 2012 de 11.700 MD, y el nuevo endeudamiento para cubrir el déficit fiscal del año pasado por 11.300 MD.

Deuda no registrada: A la información brindada por el Ministerio falta agregar deudas no contabilizadas en los 194.000 MD, como son aquellas producto de: a) la capitalización de intereses, b) el pago por ajuste de títulos por inflación (CER), y c) el pago de los cupones atados al crecimiento del PBI. Todas invenciones creadas a partir de la Reestructuración Kirchner-Lavagna 2005. La deuda no registrada asciende a 41.300 MD, proyecciones de endeudamiento 2012 no contabilizado por 23.000 MD, 2.500 MD por capitalización de interés en el periodo 2005/2014, y pagos de cupones ligados al PBI por 15.800 MD.

Perfil de vencimientos de intereses: La deuda pública nacional tiene una vida media de 10,2 años. Los vencimientos se extienden hasta el año 2089. En las cifras de deuda pública difundidas por el Gobierno no se incluye el pago de intereses adeudados hasta el 2045 por 72.500 MD. El pago de intereses por este año es de 10.800 MD, a razón de 30 millones por día y 1,2 millones por hora.

Deuda Pública Indirecta: Tampoco se incluye en los 194.000 MD, las deudas del Banco Central (BCRA), Empresas del Estado, Organismos Nacionales y Fondos Fiduciarios y las destinadas a la realización de obras públicas como la Represa Néstor Kirchner/Gobernador Jorge Cepernic. Cabe mencionar que dicha represa será construida en tres años en tierras sureñas propiedad del empresario Lázaro Baez, con un endeudamiento público de 9.000 MD.

Provincias y Municipios: Poca información se cuenta del fuerte endeudamiento que viven las provincias y los municipios. La última información actualizada brindada por el Ministerio de Economía (31.3.2012) da cuenta de un stock de deuda consolidada en 127.700 millones de pesos, 26.000 MD. La mitad de esa deuda la concentra Buenos Aires. Luego de las reestructuraciones de las deuda provinciales en 2010, más de la mitad de esas deudas son con el Estado Nacional. A propósito, esta semana se conoció que Entre Ríos emitirá títulos públicos por 900 millones de pesos para cubrir necesidades de financiamiento y déficit en sus cuentas fiscales.

Deuda contingente: Está comprendida por las deudas que se forman a partir de juicios contra el Estado. Aquí se consideran los reclamos de los fondos buitres que no ingresaron a los canjes, demandas en el CIADI, Club de París, jubilados, etc. Giuliano estima una cifra de 21.000 MD, pero observa que la misma solo es simple estimación a la baja porque el Estado no provee datos ni información en referencia a este concepto.

El informe del Lic. Héctor Luis Giuliano concluye con una estimación de la deuda pública nacional total que asciende a 346.400 millones de dólares, sin considerar la deuda contingente por juicios contra el Estado. La deuda equivale al 80 % del PBI. Pero si a ello sumamos las estimaciones realizadas por deudas contingentes, la deuda nacional trepa a 366.900 MD, 84% del PBI.

“La Argentina sigue inmersa así en una trampa de deuda perpetua: un mecanismo de endeudamiento continuo para sostener un problema financiero insoluble de deuda impagable”, concluye Héctor Luis Giuliano.

Facundo Gutiérrez Galeno. Abogado, integrante de AL DORSO, proyecto político de comunicación alternativa que integra diferentes expresiones en torno a un eje articulador: el estudio de la deuda externa. Al Dorso se emite los sábados de 13 a 15 hs. por FM La Tribu, 88.7 (CABA- Argentina), y en más de 100 radios del país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¡Me quiero quedar!

Alfredo Grande (APE)

“Es cierto querida Eladia. Vivir no es perdurar. Pero a veces es necesario perdurar para encontrar la dignidad de vivir” (aforismo implicado en el 27 aniversario de la fundación de Atico Cooperativa de Trabajo en Salud Mental).

Quizá los que dispararon no hayan pasado por el ISSP y sean policías que llegaron de la Federal o la Bonaerense o algunos de los 142 ex marinos que abandonaron la Armada para sumarse a “una fuerza diferente para la seguridad que el vecino necesita”, como reza un slogan de la Metropolitana. En marzo, el diputado Julio Raffo, de Proyecto Sur, difundió datos que a su pedido le brindó el Ministerio de Seguridad. Al 25 de enero de 2013 “un 5 por ciento (186 efectivos) de la Metropolitana son o fueron militares. De éstos, un 76 por ciento (142 efectivos) pertenecen a la Armada. El 72 por ciento (135 efectivos) de los miembros que están o provienen de las Fuerzas Armadas están ubicados en los rangos operativos de la policía, estos son el de oficial y oficial mayor”. (Gustavo Veiga. Página 12)

En reiteradas ocasiones he sostenido que la derecha es un delirio eterno. Y he formulado la idea de un alucinatorio social. Los vendedores de alucinaciones tienen ofertas toda la temporada, con descuentos especiales. Ahora bien: si conseguís mejor precio, nunca te devuelven tu dinero. El delirio en su versión más apetecible se llama relato y el alucinatorio social en su versión más potable se denomina gobernabilidad. Las estadísticas en la Argentina, encabezadas por el Indec intervenido, porque hay otro Indec que resiste, forman parte esencial del alucinatorio social. Que la sesión del Senado sobre la democratización de la Justicia sea presidida por la misma persona que hizo echar al jefe de los fiscales para que NO lo investigara, es un aporte importante.

El mayor beneficiado de los sorteos, archiva una causa sobre enriquecimiento ilícito sin investigar. Gracias por el juego. Pero en realidad nada de esto impacta demasiado. De tanto alucinar brujas aparece una y la saludás con simpatía. El tema es cuando aparece una real, algo que escapa a la matrix de la derecha, entonces lo fundante aparece. Y no hay relato ni mentira que valga. Ahora quedó más claro que antes, que la Metropolitana es el nivel fundante, el verdadero rostro, la esencia de lo que se denomina, no sin cierta exageración, el macrismo. La derecha tiene una versión erótica y otra pornográfica. La erótica es lo que se llama centro derecha, progresismo, social democracia, liberalismo, retroprogresismo. Que no panda el cúnico, como decía El Chavo.

Hay personas en todos esos espacios que no son de derecha: están distraídos y quizá deprimidos, como decía Facundo Cabral. Pero todo ese arco ha sostenido, más sutil o más brutalmente, políticas reaccionarias. Como dijo el General: peronistas son todos, así que hay peronistas en todas las variantes de ese espectro. La versión pornográfica es el fascismo. Hasta ahora era, al menos yo así lo había bautizado, como fascismo de consorcio. Ahora se ha desbordado y tenemos una inundación de fascismo explícito. A Francisco rogando y con la Metropolitana dando. Y le dieron a todas y todos, no por democráticos, sino por el puro y sádico placer de pegar. Ambas derechas han sostenido la Razón Reaccionaria con diversidad de pactos, alianzas, contubernios, negociados, cooptaciones, banelcos, coimas, retornos, canjes, trueques, etc. Desde el fraude patriótico hasta otras formas de fraude que ahora se denominan nacional y popular. En tres notas anteriores(1) me referí a este tema, así que por indicación de mi cardiólogo no insistiré. Pero el viernes por la mañana, no pude hacerle caso a mi cardiólogo. El furor, la impotencia, la bronca, el dolor me invadieron mientras me llegaban las noticias de la Masacre del Borda. El Jefe /Jeque de Gobierno nos tenía acostumbrados a reprimir en cuotas. O sea: por el frío de un invierno sin gas, como si para los locos el frío no existiera. Pero el viernes fue represión al contado. Tan miserable y cobarde fue todo, que solamente dentro del tuper del alucinatorio social, el Ministro de Seguridad para Ellos, pudo sostener que no iba a renunciar.

Desde ya, nadie le pidió la renuncia desde el oficialismo de la Ciudad. Y desde el arco opositor, ahora sí, arco tenso a diferencia de cuando se votaron las leyes de cesión de espacios públicos entre FPV y PRO, desde ese arco saben que no hay coherencia, consistencia ni credibilidad como para tomar la Jefatura por asalto. El responsable mayor de la Masacre de Cromagnon no puede liderar la acusación al actual Ejecutivo por esta Masacre. Los que nada dijeron de la Masacre del Once, tampoco. Los que no cargamos ninguna masacre en nuestros archivos, no tenemos todavía el amor que nos una y hay demasiado espanto que nos separa. Por eso dije el domingo en una de las actividades convocadas para repudiar a los autores materiales y políticos de la Masacre (no digo intelectuales porque no les da el coeficiente) que lo reactivo es intenso pero efímero. Y que teníamos que ganarle la agenda al fascismo. Que la protesta del día después es más catártica que elaborativa. Y que el caldo gordo del fascismo se prepara en las ollas de los socialdemócratas, los progresistas y los kirchneristas. Por complicidad, por cinismo y por cobardía.

Macri no es la causa. Macri es un lamentable efecto. Que además tiene en los gobernadores de varias provincias su espejo más perfecto. ¿O acaso el gatillo fácil no ha sido la pedagogía de esta Metropolitana que parece una terapia de grupo para tanto represor suelto?

Cuando se utiliza el enfrentamiento contra Clarín como una excusa para no implementar todo el articulado de la ley de medios que ya puede ejecutarse, cuando ese mismo enfrentamiento habilita a derrumbar las cautelares que han sido siempre la defensa de David contra Goliath, cuando….caramba, me olvidé del cardiólogo. Pero bueno, de eso se trata. A Macri se le reprocha la forma, pero en sordina no se le reprochan las intenciones. Tanto él como el Ejecutivo Nacional quieren quedarse con Todo. Quizá no sea lo mismo el Todo Patagónico que el Todo CABA. Pero la lógica es similar. No les importa ni las minorías, ni el fundamento racional de un argumento. Pichetto elogió la obediencia debida de los senadores K. El que gana gana y el que pierde la tiene adentro, según la Doctrina Maradona de Inseguridad Emocional. Es cierto: Berni todavía no trompeó a nadie, pero no seamos impacientes. No hay bien que dure 10 años. Inundaciones, Suma del Poder Público, Masacres Garantizadas, empiezan a horadar cada vez con mas prisa y menos pausa, el “contrato democrático y social”. Cuando a nadie le importe la democracia, cuando nadie le crea nada a nadie, cuando los políticos y la política vuelvan al total descrédito que posibilitaron derrapes históricos y tragedias políticas, entonces será tarde. Pero estamos en un país donde la prevención no existe.

Jódase ya! Los radares políticos se apagan porque nadie quiere ser considerado el payaso o la payasa mala onda. O algo peor. Sólo cabe una decisión, a contrapelo del ministro del imposible, acorralado por una sola periodista que le trajo un presente griego. Yo me quiero quedar. Pero solamente para seguir luchando. Un colectivo es un grupo con una estrategia de poder.

Lamentablemente, tenemos más grupos que colectivos. Por eso hay que fortalecer los que existen sin seguir creando nuevos espacios que se llenan vaciando otros. Unión en la estrategia. La Unidad, aunque suene paradojal, divide. Lo que une es la Unión, donde somos todos con todos. Es el único pueblo que en unión unido, nunca será vencido. La Unidad depende de líderes de turno que caen, aunque el turno dure mucho tiempo. La Unión es una trama autogestionaria, cooperativa, donde sobran diversidad de convicciones, y por eso asegura una victoria sin final(2). La Unión de las Izquierdas no sólo es posible. Es necesario. Izquierda peronista, radical, cristiana, socialista, comunista, trotskysta. Para la Izquierda la legitimidad está por encima, muy por encima, de la legalidad. Propongo un Encuentro de las Izquierdas para discutir lo Legítimo que nos une. Organizar ese Encuentro es un pensamiento y un sentimiento que no lo puedo parar. Lamento por mi cardiólogo. Pero para eso me quiero quedar. Y me quedo.

Notas:
1) “Demokratizar la (in)justicia”; “Estado de Golpe” y “Legislo para la Corona”.
2) Según la expresión de Gregorio Baremblitt.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

"En la obra pública hay una gran corrupción" Afirmó el dirigente José "Pepino" Fernández

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

El dirigente social y ambientalista salteño José “Pepino” Fernández se refirió a las denuncias públicas sobre corrupción en la obra pública, en una entrevista concedida.

Fernández resalto el trabajo comunitario que realizan organizaciones sociales como la Unión de Trabajadores Desocupados de Gral. Mosconi, que ante el abandono de las obras por parte del estado nacional y provincial terminan siendo ejecutadas y terminadas por desocupados solidarios, que solo perciben 680 pesos por hijo dentro del salario único, con una contraprestación de cuatro horas de trabajo.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La insistencia y la necesidad de la dignidad de clase

Carlos del Frade (ACTA)

En la General Motors despiden por hablar con un delegado; en Acindar quieren domesticar conciencias haciendo creer que los trabajadores deben competir entre ellos y en la mitad de los puestos laborales campea la precarización.

Sin embargo, la insistencia y la necesidad de la dignidad de clase aparecen en cada lugar. Y uno de sus principales ejemplos es la propia vida del albañil siempre desocupado y siempre militante, Narciso Canteros.

Postales de la clase a horas de un nuevo día internacional de los trabajadores.

Prohibido hablar en General Motors

“…cedida la palabra al trabajador, el mismo expresa que su despido fue discriminatorio por hablar con el delegado Germán Tonero y ratifica su reclamo de reincorporación…La empresa ha actuado legalmente por lo cual rechaza el término de “injustamente despedido”, niega la existencia de despido discriminatorio alguno en el caso, niega que haya sido despedido por hablar y esta es la primera vez que sale a la luz la eventual e hipotética causa del despido…reiteramos que el despido es sin causa…”, se puede leer en el expediente número 01604 – 0128890-5 del Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe, delegación Rosario.

El acta es del primero de marzo de 2013 y la empresa es nada menos que la General Motors.

La multinacional ganó, utilidades netas, 274 millones de pesos durante el año 2012 de acuerdo a sus propios balances.

A razón de 761 mil pesos diarios; 31 mil pesos por hora; 528 pesos cada sesenta segundos de ganancias netas. Cifras que la ubicaron como la empresa número 46 entre las mil que más ganaron en la Argentina durante el bicentenario de la creación de la bandera, aquel símbolo parido por los ideales de un general rebelde que quería ver flameando en la vida cotidiana de los habitantes de estos arrabales del mundo la bandera de la igualdad.

La General Motors despide por hablar con un delegado. La multinacional que tiene ganancias y tecnología del primer mundo y del tercer milenio impone prácticas típicas del siglo diecinueve.

El albañil que no podía pensar

Narciso Canteros fue feliz el lunes 22 de setiembre de 2003. Los medios masivos de comunicación hablaron de él. Hasta lo fotografiaron.

Durante años había visto morir albañiles como él sin que nadie recordara sus nombres.

Un artista construyó un par de manos que simbolizaban la fuerza y la habilidad de los obreros de la construcción.

El miércoles 24 de setiembre, bien temprano, recibió el telegrama de despido.

La empresa adujo ciertas reformas presupuestarias.

Narciso dice que está prohibido pensar y que semejante desafío a la patronal se paga muy caro.

Ahora el hombre que peleó durante años para que los obreros muertos tengan un recuerdo forma parte de la legión de desocupados del Gran Rosario.

Diez años después, Narciso Canteros fue tapa de los diarios “La Capital” y “El Ciudadano”. Se lo mostraba jubiloso, saltando sobre una red y con su casi legendario casco amarillo de albañil.

“Referente de Manos a la Obra, se tiró al vacío para probar una red”, fue el título repetido.

Narciso era reconocido.

Primera plana para él y su obsesión: la seguridad de sus compañeros de la construcción, los que pueblan las estadísticas cada vez más groseras de accidentes laborales fatales.

“Narciso Canteros, líder de la ONG, saltó desde seis metros y demostró que la malla puede salvar vidas. Ahora resta que en el Palacio Vasallo se imponga el sistema como obligatorio en Rosario. Gritaba de emoción segundos después de las 12.20” del martes 23 de abril de 2013, sostenía la crónica periodística.

“Es que había logrado un objetivo autoimpuesto desde hacía mucho tiempo: demostrar la resistencia de las redes anticaídas que él mismo venía propiciando para los edificios en construcción. Así fue que el responsable de la organización Manos a la Obra se arrojó sobre la malla de polipropileno desde una altura de seis metros bajo la supervisación de un equipo del Instituto de Mecánica Aplicada (Imae) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR)”, apuntaba “La Capital”.

 Esto es para los familiares de los amigos que ya no están - dijo y sostuvo que si se hubiese usado este dispositivo de seguridad algunas de esas muertes habrían sido evitables. Se refería a los albañiles que se precipitaron desde diferentes obras en construcción.

Esa foto de tapa en los diarios locales que los mostraron a Narciso Cantero, albañil de toda la vida, arrojándose a una red que pensó para cuidar la vida de sus compañeros, es un reconocimiento y un triunfo de la dignidad de los trabajadores.

Cuando lo conocimos, a principios del tercer milenio, nos contó que fue despedido porque quiso recordar a los compañeros muertos y la patronal prohibía la memoria.

Narciso sintetiza en su cuerpo y en su vida la siempre existente conciencia de clase, a pesar de los pesares, las mentiras, las patronales y las burocracias varias.

Los villazos que se vienen

José Alfredo Martínez de Hoz se murió sin responder una sola vez ante la justicia federal por los casi setenta desaparecidos que él pagó como gerente de Acindar cuando el 20 de marzo de 1975 impulsó la invasión a Villa Constitución para aplastar a la UOM de aquella ciudad del sur santafesino que no tenía nada que ver con la burocracia ni con las patronales.

Martínez de Hoz era el gerente de Acindar y pagó 200 dólares por cabeza a cada uno de los cuatro mil integrantes de los grupos de tareas que llegaron aquella madrugada y que secuestraron 200 delegados de fábricas muchos de los cuales fueron torturados en el albergue de solteros de la empresa. Casi 70 están hoy desaparecidos. Un año después, Martínez de Hoz se convertía en el ministro de economía de la dictadura encabezada por Jorge Rafael Videla.

El problema fue el triunfo de la lista marrón del 16 de marzo de 1974 y la posterior solidaridad del pueblo de la ciudad para que se reconociera aquella conducción liderada por Alberto Piccinini. Jornadas históricas que pasaron a la historia con el nombre del villazo. Por el terror que causó a las clases dominantes se produjo, entonces, la inversión para desaparecer, se llevó adelante el 20 de marzo de 1975.

Hoy Acindar forma parte de un grupo multinacional hindú y sus ganancias durante 2012 alcanzaron los 337 millones de pesos. Ganancias, utilidades netas. A razón de 936 mil pesos diarios, 39 mil pesos por hora, 650 pesos cada sesenta segundos.

Producto del trabajo de casi mil quinientos trabajadores efectivos y otros tantos eventuales. Contratados con siete años de antigüedad que no saben qué es la estabilidad porque ya tienen 22 renovaciones temporales del precario vínculo laboral. Como si Acindar no tuviera dinero para convertirlos en obreros estables.

La empresa exige productividad, presentismo y ausencia de accidentes laborales y quiere disciplinar a los trabajadores bajo la idea que cada uno debe pensar en competir con el que tiene al lado, que deje de pensarlo como compañero.

Sin embargo hay 37 delegados, la mayoría de los cuales tienen menos de 35 años, que impulsan asambleas y discusiones colectivas, remando contra la profunda corriente del individualismo impuesta en los años noventa.

Y estos muchachos, generación sub 35, impulsan enamorarse de la historia, que sea más querida la camiseta del gremio que la camisa de la empresa y que los sobrevivientes del Villazo, hoy al frente del Centro de Jubilados y Pensionados de la UOM, narren sus memorias para sembrar un futuro mejor, solidario y abierto a la realidad de los otros trabajadores peores pagos que ellos.

A pesar del poder del dinero, la ausencia de la realidad laboral en los grandes medios, la muchachada de Frente de Renovación Metalúrgico avanza en la búsqueda de la memoria, la identidad de clase y los valores de una humanidad mejor, claves para un presente distinto, amanecer de nuevos y definitivos villazos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Provincia de Buenos Aires, La Plata: Vecinos marcharon por la ciudad. Reclamos a un mes de las inundaciones

ANRED

Durante el día de ayer se realizó una movilización de alrededor de 8.000 personas, tras cumplirse un mes de la inundación provocada por la intensa lluvia que cayó sobre la ciudad el pasado 2 de abril. Los vecinos comenzaron a reunirse hacia las 17 en Plaza Moreno y a las 18:30 se realizó un acto frente a la Municipalidad, donde delegados de asambleas de distintos barrios de La Plata expresaron sus demandas.

Alrededor de las 19, movilizaron a Plaza San Martín y, frente a la Casa de Gobierno de la Provincia, hablaron familiares de las víctimas. La composición de los sectores movilizados era heterogénea, ya que se encontraban en el lugar vecinos de los barrios del casco urbano y del Gran La Plata, de barrios como Tolosa, Parque Saavedra, Parque Castelli, Los Hornos, Ringuelet, Barrio 19 de Febrero, La Loma, la zona de 18 y 48, así como también organizaciones estudiantiles, políticas, sociales y sindicales.

El reclamo comenzó en 12 entre 51 y 53, sobre la vereda de la plaza, pero pronto los vecinos cruzaron la calle para realizar el acto en las puertas de la Municipalidad, dirigiendo cánticos al intendente Pablo Bruera y un discurso leído por algunos representantes de distintos barrios. “La búsqueda de justicia implica también hallar a los responsables, por eso exigimos: juicio y castigo a todos los responsables políticos”, dijo el delegado de una asamblea local.

Asimismo, las acusaciones no sólo se quedaron en la región platense sino que se extendieron: “Municipio, Provincia y Nación, todos son responsables, como dice la consgina que convoca a esta movilización”, agregó otro vecino. “Consideramos que lo que pasó es producto de una cadena de responsabilidad, por eso pedimos una investigación para dar con las responsabilidades políticas de todos los funcionarios”, concluyó.

Además de las responsabilidades, los manifestantes declararon sus exigencias hacia el Estado, como la derogación del Código de Ordenamiento Urbano (COU), proyecto impulsado por el bruerismo y aprobado por el Concejo Deliberante en abril del 2010. Según los vecinos “ha profundizado una legislación al servicio de las grandes empresas inmobiliarias y constructoras, habilitando la construcción de manera indiscriminada, sin planificación alguna, y beneficiando la especulación inmobiliaria”.

Por otro lado, a estas declaraciones se sumaron las reivindicaciones entorno a las Obras públicas no realizadas por parte de los distintos gobiernos, “Inmediata realización de las obras hidráulicas bajo control y participación de las asambleas vecinales. A pesar de los estudios técnicos realizados por la Universidad de La Plata, que en el año 2007 mostraron la urgente necesidad de realización de obras hidráulicas, nunca fueron escuchados. Hacer obras salva vidas, ningún costo por más caro que sea puede ser un límite. Queremos que el Estado brinde los fondos necesarios”, expresó una de las afectadas.

Durante el discurso se escuchó también que los vecinos se quejaron por los créditos ofrecidos desde Nación e hicieron hincapié en la dificultad de acceder a los mismos. “Subsidios y resarcimiento de todos los bienes perdidos. Suspensión por un año de impuestos y tasas sobre todos los bienes. No queremos créditos imposibles de afrontar, la solución no puede ser embargarnos. No estamos en condiciones de endeudarnos. Incluso hay personas que no pueden acceder a un crédito porque no tienen un empleo en blanco”, se pudo oír desde los parlantes instalados en la puerta de la Municipalidad. Más tarde una vecina explicó que “los de la Anses dijeron que nos iban a dar subsidios, pero yo por ejemplo soy madre soltera, no tengo recibo de sueldo, trabajo limpiando casas por mi cuenta, y no me quieren dar el subsidio. Le dan subsidio a la gente que puede, ¿y nosotros qué?”.

Las palabras de los vecinos no se terminaron sin antes recordar a las personas que perdieron la vida por consecuencia de las inundaciones y al manejo sobre los números desde el Estado. “murieron muchos ciudadanos, y muchos de ellos no han sido reconocidos oficialmente. En memoria de todos aquellos que perdieron la vida, exigimos de parte de los Gobiernos municipal, provincial y nacional, un acto de honradez al respecto, haciendo pública la identidad de las personas fallecidas y el número real”, expresó uno de los vecinos de las asambleas. En la ciudad existe un relevamiento llevado a cabo por el Colegio de Trabajadores Sociales de la Provincia, estudiantes y voluntarios de la región, que no cuenta con ningún apoyo por parte del Estado y que tiene como objetivo relevar la situación socio-ambiental de los barrios afectados.

Antes de trasladarse hacia plaza San Martín los manifestantes dejaron claro que si se busca justicia se tiene que procurar avanzar en la causa judicial mientras que se exigieron que se conforme una comisión investigadora independiente, integrada por familiares de las víctimas, organismos de Derechos Humanos y asambleas barriales. Ya en la Casa de Gobierno, se dio comienzo al acto. La primera en hablar fue Rocío Aguirre, familiar de dos víctimas. “Yo perdí a mi mamá y a mi papá el 2 de abril a las 6 de la madrugada. Hoy con el dolor que tengo, me vine hasta acá. Lo único que queremos justicia… Justicia, hagan lo que tengan que hacer, las obras que tengan que hacer, pero hagan algo”, dijo al borde del llanto.

Luego de los aplausos, ya alrededor de las 20, se dio fin al acto que condensó el reclamo de justicia, el pedido de esclarecimiento del número de las víctimas, y al mismo tiempo dejó en claro las responsabilidades políticas del Estado en sus tres estamentos: Municipio, Provincia y Nación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La Plata: La cooperativa Néstor Vive era una de las encargadas de limpiar el arroyo El Gato

Clarisa Ercolano (PLAZA DE MAYO)

Firmaron un convenio a principios de año. Después de la inundación comenzaron sus actividades.

Todavía el agua no había mostrado su cara más cruel en La Plata cuando el 15 de noviembre del año pasado, un exultante ministro de Infraestructura agradecía a un grupo de cooperativistas el trabajo que hacían para evitar las inundaciones. Ese día, el titular de Infraestructura, Alejandro Arlía, realizó un acto en el marco del Programa de Limpieza, Saneamiento y Mantenimiento de Arroyos, Zanjas y Zanjones, en donde se suscribieron 21 convenios de trabajo por más de 85 millones de pesos. Las cooperativas beneficiadas en el marco del programa Argentina Trabaja que depende de la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner fueron Néstor Vive En Nosotros, 20 De Diciembre, La Morita, La Fábrica, Evita Compañera, Rocío, Nueva Esperanza y Progreso, 8 De Octubre, Los Horneros, Moycana, 22 De Abril, Trabajadores De La Ensenada, Ayelén y Lutra. De esa manera se anunciaba en el sitio web oficial de la Gobernación.



Los convenios entraron en vigencia este año y se mantienen hasta el 2015. Con sus fondos sustentan los equipos, ropa de trabajo y por supuesto la labor de los beneficiarios para tareas de saneamiento y manutención de distintas cuencas en la provincia de Buenos Aires. Justamente, a Néstor Vive en Nosotros le habían asignado algo más de 3 millones de pesos por retirar basura y malezas en la cuenca del arroyo que se transformó en símbolo de tragedia.

Sin embargo, recién luego del desastre que cobró un número de víctimas que aún no está cerrado, después de las casas arrasadas por el agua y después de familias que tendrán un antes y un después de la tormenta, los cooperativistas comenzaron a realizar la tarea que ya tenían encomendada hace casi 4 meses. Y por cierto, el hecho fue anunciado con bombos y platillos mediante los medios pero jamás se aclaró que esa labor ya tenía un convenio previo a la debacle.

Estudios posteriores dieron cuenta que desde hacía un año y medio sobre la cuenca de El Gato no se realizaba ningún tipo de trabajo y que los residuos y malezas que se acumulan en su cuenca hicieron que el canal que debería tener 40 metros de ancho, tenga apenas 12. En sus 35 kilómetros de longitud, El Gato cruza de oeste a este el partido de La Plata y Ensenada y se calculan 400 mil personas que viven precariamente sobre toda la cuenca.

En esta línea, llamó la atención que de acuerdo al perfil registrado por la cooperativa Néstor Vive ubicada en General Pacheco, se le hubiera encomendado semejante obra ya que la actividad declarada ante Afip indica “Otras instalaciones para obras de construcción Instalaciones para Edificios y Obras de Ingeniería Civil”. Dichas tareas derivan del origen de la cooperativa integrada por trabajadores metalúrgicos reagrupados gracias a un acuerdo entre éstos y el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

La pregunta que queda flotando es por qué si los convenios estaban firmados y los fondos asignados, recién luego del desborde, se comenzó a realizar la tarea que tal vez no hubiese evitado la inundación, pero que sin lugar a dudas, habría reducido el impacto justamente en las zonas más carenciadas de La Plata y Gran La Plata. En estricto off, una fuente platense vinculada al sector cooperativo admitió ante Plazademayo.com que “los repartos que se hacen con las cooperativas son un festival político de fondos y arreglos que se acrecienta aún más cuando se acercan procesos electorales”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Hacia las 1.100 marchas en el Congreso: Diputados y organizaciones de jubilados denunciarán la Reforma Judicial ante la OEA

ACTA

La diputada nacional Graciela Iturraspe, de Unidad Popular, junto a Claudio Lozano, Presidente del bloque Unidad Popular; Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad; Horacio González, abogado que lleva la causa en la OEA de jubilados contra el Estado Nacional desde marzo de 1995; y organizaciones de jubilados y pensionados resolvieron ayer en el marco del Encuentro Previsional, llevar adelante el próximo miércoles 8 de mayo una jornada de lucha y movilización al cumplirse sus 1.100 marchas.

Se denunciará también, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA las leyes recientemente sancionadas y conocidas como “Democratización de la Justicia” por vulnerar los derechos de los jubilados (y ciudadanos en general) e incumplir con los compromisos asumidos por el Estado Nacional en esta causa que lleva 18 años.

En este sentido, Iturraspe, Secretaria de la Comisión de Previsión en Diputados, sostuvo que “la reforma de la justicia planteada por el Ejecutivo posterga los juicios de los jubilados y quita la posibilidad de tener sentencias con mayor rapidez. En esta mesa de debate decidimos promover e impulsar cinco puntos urgentes que reivindicamos y se corresponden con proyectos de ley presentados en esta Cámara, pero también sabemos que esto debe darse en el marco de una Reforma Integral del Sistema Previsional”. La diputada remarcó además que “la bandera de los jubilados sea de todos” subrayando que “todos somos trabajadores, trabajadores jubilados”.

Iturraspe afirmó: “La reforma de la justicia planteada por el Ejecutivo posterga los juicios de los jubilados y quita la posibilidad de tener sentencias con mayor rapidez. En esta mesa de debate decidimos promover e impulsar cinco puntos urgentes que reivindicamos y se corresponden con proyectos de ley presentados en esta Cámara, pero también sabemos que esto debe darse en el marco de una Reforma Integral del Sistema Previsional”.

Por su parte, Lozano dijo que “el problema previsional no es sólo de los jubilados sino que es de los trabajadores y hace al futuro de nuestro país”. Y agregó que “nosotros queremos garantizar que los jubilados sean los protagonistas para reclamar que la Corte dicte su fallo declarando la inconstitucionalidad de leyes conocidas como “democratización de la justicia” que vulnera sus derechos”.

Los cinco puntos que se reivindicarán en la marcha son:

Democratización del PAMI y creación del Instituto Nacional de Previsión Social (en reemplazo de la ANSeS), con representación de trabajadores activos y pasivos que decidan sobre los fondos de las instituciones.

Haber mínimo equivalente al Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Promover que el valor del transporte para jubilados y pensionados sea equivalente al 50% de su valor.

Impulsar la Jubilación anticipada como derecho y no como una ley circunstancial que tenga plazos de vencimiento, ya que hay trabajadores que tienen los 30 años de aportes pero no la edad para jubilarse.

Vivienda en comodato para jubilados.

En el encuentro estuvieron presentes: la legisladora porteña María América González (UP), Carlos Custer (Diputado Nacional Mandato Cumplido, Secretario de Relaciones Internacionales de UP); Elías Moure de la Federación Nacional de Trabajadores Jubilados (FETRAJUB-CTA), Marcos Wollman, Elsa “Pola” Monti y Juan Pedro Murga (Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones de Jubilados y Pensionados de la República Argentina); Olivia Ruiz (ATE Provincia); Lidia Meza (Secretaria de Previsión Social de la CTA); representantes de la Mesa Provincia de Buenos Aires de la CTA, entre otros dirigentes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La prensa en lucha

RED ECO

Los trabajadores de prensa gráfica, que iniciaron paritarias con atraso, piden un aumento del 35% y un mínimo de 7.000 pesos. Mientras, cronistas y camarógrafos del Canal 26 exigen que se reconozca su condición de trabajadores de prensa, y la Justicia Laboral le ordenó por segunda vez a los dueños del diario Crónica que reincorporen a Esteban Salcedo, despedido luego de postularse como delegado.

Canal 26: Hace más de cinco años que varios cronistas y camarógrafos del noticiero del Canal 26 no son reconocidos como trabajadores de prensa. Eventos Producciones SA, propietaria del canal y perteneciente al Grupo Telecentro, es el real empleador. Sin embargo permanecen contratados en forma tercerizada por la empresa Guidi Posta bajo el convenio colectivo de empleados de Comercio pese a cumplir solamente funciones para el noticiero de alcance nacional y responder a las directivas de sus productores y directores.

Esta situación provoca, en primer lugar, un perjuicio económico porque se les pagan salarios muy por debajo de lo que deberían cobrar si fueran reconocidos como trabajadores de prensa. Además, es ilegal porque viola el artículo 14 bis de la Constitución que dice “a igual tarea, igual salario”, así como la Ley de Contrato de Trabajo, el Estatuto del Periodista Profesional y el Convenio Colectivo de Prensa Televisada 124/75.

En un comunicado de prensa, los trabajadores dan cuenta de situaciones de “sanciones, suspensiones, ‘freezamiento’ y amenazas de despidos”. Denuncian además la precarización constante y cotidiana de los trabajadores del canal “mientras la empresa dilata y elude la solución del conflicto”.

Si bien desde hace tiempo han hecho las denuncias ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, no se ha dado solución a sus reclamos.

Los trabajadores del canal 26 continúan en estado de alerta y exigen una respuesta inmediata, instando a la empresa a que resuelva el conflicto bajo el marco establecido por el Convenio de Prensa Televisada CC 124/75 y el Estatuto del Periodista.

La falta de respuesta, dicen, será tomada “como una muestra más de desprecio a todos los trabajadores de prensa y nos dejará en libertad de acción para tomar una medida de fuerza en consecuencia”.

Por otra parte han lanzado una campaña pública contra la ilegal, injusta y autoritaria decisión de las empresas Guidi Posta SA y Eventos Producciones SA, de no reconocer a los trabajadores de prensa como tales pese a los continuos reclamos de la UTPBA.

Diario Crónica: Por segunda vez, la Justicia Laboral ordenó la reincorporación a su puesto de trabajo de Esteban Salcedo, congresal del Sindicato Federación Gráfica Bonaerense (SFGB) que fue despedido por el Grupo Olmos, luego de que se postulara como candidato a delegado en el diario.

El Juzgado Nacional del Trabajo Nº 78 dictó sentencia definitiva y ordenó que mañana viernes, Salcedo sea acompañado por un oficial de justicia para que se de cumplimiento a la decisión judicial. A las 12, en Garay 140 (esquina Azopardo), se realizará un acto de acompañamiento tanto al trabajador como al Oficial de Justicia para exigirle a la empresa el cumplimiento de la reincorporación.

Se trata de la segunda orden judicial. La primera fue una medida cautelar desconocida por la empresa. El juzgado resolvió que se remitan las actuaciones al fuero penal para investigar la posible comisión de un delito por parte de las autoridades de la empresa.

La Lista Naranja, a la que pertenece Salcedo, afirma que en caso que nuevamente se incumpla con la orden de la justicia “se iniciará una acción de desobediencia contra los directivos de la empresa, se solicitará al AFSCA que intervenga para suspender la abundante pauta oficial que recibe este grupo, y se reclamará la urgente intervención del Ministerio de Trabajo”.

Además denuncian que en el medio gráfico de Crónica “se suprimió toda actividad gremial desde que se convirtió en un medio oficialista” y que en el mismo edificio de Crónica funciona la Administración Nacional de Aviación Civil luego de que el gobierno nacional le alquilara el lugar a Olmos.

El Grupo Olmos, ligado a la Unión Obrera Metalúrgica (sindicato que integra la CGT oficialista) de la que gerencia su obra social “Forjar Salud” explota la licencia de Crónica TV y es dueño de los diarios Crónica, BAE, El Atlántico de Mar del Plata, Ámbito Financiero y Buenos Aires Herald.

Paritarias gráficas: El viernes de la semana pasada alrededor de 400 trabajadores de prensa se movilizaron al Ministerio de Trabajo para iniciar la paritaria de prensa escrita, por segundo año consecutivo y luego de 37 años sin poder discutir salarios ni condiciones laborales. Estuvieron presentes delegaciones de editorial Atlántida, Infobae, trabajadores de Clarín, de la agencia Télam, de Crónica, Grupo Veintitrés, Página/12 y de La Nación.

Las negociaciones se iniciaron con atraso y, por lo tanto, el acuerdo del año pasado está bastante vencido. Por eso, en la reunión con las cámaras patronales y el ministerio, los trabajadores llevaron el planteo de que haya “una suma fija de 1.800 pesos para ir adelantando la discusión”: “Reclamamos un aumento del 35% y un mínimo de 7.000, aparte de algunos ítems importantes como por ejemplo el de las colaboraciones - un encubrimiento de la precarización - que se debieran pagar 1.000 pesos cada una de mínimo”, informó el periodista Tomás Eliaschev en una entrevista realizada por Martín Crudele, publicada por la agencia Paco Urondo.

“Se comunicaron los reclamos nuestros, nuestro pliego de exigencias, y se empieza a charlar. Sabemos que van a ser unas paritarias largas y difíciles, las patronales de prensa utilizan el argumento de la falta de publicidad de supermercados para decir que no tienen dinero para pagar aumentos (...). Nosotros respondemos que nunca en estos años, que han levantado el dinero en pala, han socializado sus ganancias, entonces no vemos por qué tendríamos que socializar las pérdidas”, afirmó el periodista.

Para mañana viernes a las 15.45 está convocada la segunda audiencia. Las patronales que participan son AEDBA (Clarín, La Nación y Página/12), AFERA, de carácter nacional (Grupo Olmos, que edita Crónica y BAE, el grupo Veintitrés, Ámbito financiero, Diario Popular, la Asociación de Editores de Revistas (AER), y medios que no están en ninguna cámara patronal como por ejemplo Infobae.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Bolivia expresa confianza en resolución de diferendo marítimo

PL

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy confianza en una resolución favorable a su país del diferendo marítimo con Chile, tras la presentación de una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Durante un discurso en un acto de entrega de obras sociales en el suroriental departamento de Tarija, el mandatario consideró que ahora está en manos del organismo valorar el derecho boliviano de una salida soberana al mar.

Morales consideró que, hasta el momento, su país dio pasos relevantes para la resolución del diferendo, como la decisión de presentar el proceso ante La Haya.

"Son pasos importante que damos y ahora dejamos estos derechos que corresponden al pueblo boliviano en manos de la Corte Internacional de Justicia. Tenemos mucha confianza, estamos informados de que son autoridades internacionales que, mediante los tribunales, hacen justicia de acuerdo a la demanda correspondiente", sostuvo.

La pasada semana, Bolivia presentó un litigio ante el organismo mundial con el objetivo de negociar la devolución de sus territorios costeros del Pacífico, perdidos tras una guerra en el siglo XIX.

El gobierno ratificó la víspera que la presentación del proceso constituye un acto legítimo y no un hecho inamistoso contra el vecino país.

El embajador designado por la parte boliviana para llevar el caso ante la Corte Internacional, Eduardo Rodríguez Veltzé, explicó que acudir al organismo mundial constituyó para su gobierno una salida ante años de conversaciones infértiles con la parte chilena.

"No es un libelo, no es un acto hostil contra Chile ni contra su pueblo. Es un acto legítimo de acudir a un espacio de derecho internacional en el cual procuramos resolver en paz y con respeto nuestras diferencias", afirmó.

Según informó el funcionario, la Corte convocó a Bolivia y Chile a presentarse el próximo 12 de junio en la sede del organismo con el fin de definir alegatos y pruebas sobre el diferendo.

Hasta la fecha se desconoce quién será el agente que representará a Chile en La Haya.

El pasado martes el Tribunal comunicó a Bolivia la aceptación de la demanda, con lo que dio inicio al proceso legal.

En 2011, Morales anunció la decisión de acudir a la Corte para reclamar una salida soberana al mar, ante el fracaso de un diálogo bilateral entre La Paz y Santiago.

Bolivia demanda a Chile la devolución de sus puertos desde una guerra en 1879, cuando perdió a manos del país trasandino todo su litoral: 400 kilómetros de costas y 120 mil kilómetros cuadrados de territorios ricos en recursos minerales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Líder estudiantil chileno considera mala señal salida de funcionario

PL

La salida hoy del jefe de la División de Educación Superior de Chile es considerada otra mala señal para le enseñanza en el país, opinó el líder estudiantil Andrés Fielbaum, quien estima que el Gobierno está dando este año por perdido.

"Es muy preocupante ver que el ministerio empieza casi a caerse a pedazos", expresó Fielbaum citado por Radio Cooperativa, en referencia a la renuncia de Juan José Ugarte, anunciada la víspera, y que se hará efectiva este viernes, así como a la reciente destitución del ministro de Educación Harald Beyer.

Fielbaum, quien preside la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, consideró que la salida de Ugarte "da un poco la sensación de que el Gobierno está dando el año por perdido, en el fondo, que hay que lavarse las manos porque es su último año de Gobierno".

Según el dirigente, el abandono del funcionario se produce cuando existen temas muy urgentes que atender en la educación superior, como el caso de la Universidad del Mar, en el que aún se desconoce qué va a pasar con los estudiantes de esa casa de estudios, a la cual le fue retirada la acreditación.

"Otras universidades están siendo investigadas. Hay muchos elementos que son totalmente contingentes", recordó Fielbaum, también vocero de la Confederación de Estudiantes de Chile.

Ugarte, quien asumió el cargo en mayo de 2010, dijo que tenía intenciones de regresar a la actividad académica y que posee una propuesta para trabajar en el extranjero.

La dimisión del funcionario se hizo efectiva tres semanas después de que el Congreso destituyera al ministro Beyer, sancionado por su negativa a fiscalizar el lucro en la educación superior, pese a las múltiples denuncias recibidas desde varias fuentes.

El diputado Mario Venegas, quien preside la comisión parlamentaria que investiga el Sistema de Educación Superior, consideró que la salida de Ugarte deja varios temas pendientes.

"Tiene que ver con abandonar el barco que está en una situación muy complicada. Todo el trabajo relativo a la Universidad del Mar en términos de reubicación, en términos de asegurar la continuidad de estudios, tiene deficiencias muy serias", subrayó el legislador.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Rechazan visita a Paraguay de diputados opositores venezolanos

Javier Rodriguez Roque (PL)

El senador paraguayo, Carlos Filizzola, rechazó la visita a Paraguay de una delegación de diputados opositores venezolanos y dijo que los legisladores de izquierda no aceptan reunión alguna con ellos.

Tres enviados del derrotado candidato presidencial Henrique Capriles se encuentran en el país y expresaron interés en lograr el apoyo de los congresistas de la nación para su campaña contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Filizzola, actual senador y además reelecto para un nuevo período en los recientes comicios, adelantó que la bancada del Frente Guasú a la cual pertenece no desea tener contacto con esos miembros del grupo de Capriles.

El Ejecutivo del presidente Maduro es legal y legítimo, fruto de la voluntad popular, votado por el pueblo en un proceso electoral transparente, igual a los muchos celebrados en vida del comandante Hugo Chávez, subrayó.

El congresista paraguayo calificó de repudiable la campaña que está haciendo la derecha con el objetivo de mantener un clima de violencia y desestabilización, el cual ya costó la vida a nueve venezolanos.

Se llevó la violencia al propio Congreso, promovido por la derecha dentro de la estrategia para buscar, finalmente, un golpe de Estado contra la voluntad del pueblo que eligió a Maduro, planteó.

El senador recordó que prácticamente todos los países reconocieron ya al gobierno bolivariano y sin embargo, llama mucho la atención que Estados Unidos continúa negándose a hacerlo y apoya la campaña de desestabilización emprendida por Capriles y su grupo.

Filizzola recalcó que el sistema electoral de Venezuela es considerado como uno de los mejores y más transparentes y por eso el reconocimiento internacional a la victoria de Maduro hasta de gobiernos que no son de izquierda, pero no tuvieron reparo alguno a los comicios celebrados.

Le ratifico que nuestra bancada no participará en cualquier reunión o actividad donde estén presentes estos voceros de Capriles que se encuentran en Paraguay, concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Atribuyen a presiones descarte de compra de Repsol-Perú

PL

El descarte oficial de la posible compra de la operación de la transnacional petrolera Repsol en Perú es atribuido hoy, desde distintos puntos de vista, a presiones que el gobierno niega tajantemente.

La prensa y políticos conservadores sostienen que el presidente Ollanta Humala desistió de la operación persuadido por la intensa campaña en contra, mientras los analistas de izquierda Raúl Wiener y Sinesio López apuntan que el gobierno retrocedió presionado por esa ofensiva.

El parlamentario centroizquierdista Yonny Lescano consideró que el gobierno ha evidenciado debilidad e inseguridad ante las presiones conservadoras, aunque analistas progresistas apuntan que había dudas sobre la conveniencia económica de la compra.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, aseguró que la decisión anunciada ayer por la empresa estatal Petroperú, no respondió a presión política alguna y que la evaluación comenzó en enero pasado y fue estrictamente técnica y económica.

El primer ministro, Juan Jiménez, afirmó que el descarte se debe a que la operación no daría beneficios al país y rechazó la intolerancia mostrada por sectores contrarios a la adquisición, a quienes llamó a reflexionar.

Reiteró que el gobierno solo manifestó interés en la compra ante el posible retiro de Repsol y recordó que el domingo último el presidente Ollanta Humala dijo que se haría si económicamente se demostraba que era conveniente para los intereses peruanos.

"Solo fue una posibilidad a través de una expresión de interés sobre un activo importante vinculado al tema de la seguridad energética, para que nunca se detenga el flujo de combustible que debe abastecer al país", aseveró.

La oferta de Repsol incluye el paquete mayoritario de acciones de su operación peruana, que incluye una vieja refinería, una cadena de gasolineras y una planta envasadora de gas licuado.

Parlamentarios oficialistas y otros sectores que consideraban atinado considerar la compra, argumentaban la necesidad que Petroperú ingrese al mercado a fin de regular los precios desalentando con su presencia la especulación privada con los mismos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Violan derechos de comunidades indígenas en Estados Unidos

PL

El sector de negocio en Estados Unidos viola los derechos humanos de las comunidades indígenas, reveló hoy la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Al presentar un informe de monitoreo sobre el impacto adverso de negocios en los derechos del hombre, un panel investigador de la ONU informó que recibieron denuncias de atropellos de comunidades indígenas por empresas que explotan su entorno.

Según los expertos, Washington aún afronta grandes desafíos en cuanto al impacto negativo que tienen las actividades de negocios en ese campo, luego de recibir denuncias de prácticas generalizadas en el sector de servicios estadounidense que contravendrían las leyes nacionales e internacionales.

En este sentido, indicaron que las iniciativas emprendidas hasta el momento son insuficientes para resolver el problema y consideraron que el marco legal provee espacios para que las compañías lo evadan.

Asimismo destacaron el efecto negativo en los derechos fundamentales a la salud y al agua derivado de la minería y otras actividades del sector extractivo.

El panel, que concluyo recientemente una visita al país, presentará un informe con sus pesquisas y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Michael Addo, quien encabezó la investigación, recordó que el gobierno estadounidense se ha comprometido a seguir la Guía de Principios sobre Negocios y Derechos Humanos, elaborada por la ONU.

Ahora, apuntó, tiene el reto de ponerla en práctica en todos sus aspectos de manera coherente y eficiente para que marque una diferencia real en la gente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cae en picada apoyo electoral a derecha española

PL

El derechista Partido Popular (PP), del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, perdió 10,4 puntos de respaldo electoral en casi año y medio en el poder, reveló hoy un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Si las elecciones generales se celebrasen hoy, el PP recibiría el 34 por ciento de los votos, desde el 44,6 por ciento y la mayoría absoluta que consiguió en los comicios del 20 de noviembre de 2011, cuando derrotó al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

No obstante, ese nivel de apoyo le permite estar casi seis puntos por encima del PSOE, principal fuerza de la oposición, al que el CIS le adjudicó el 28,2 por ciento de los sufragios, frente al 28,7 por ciento que cosechó en las generales de noviembre, el mayor batacazo electoral de su historia.

Los conservadores aumentaron un punto (hasta los 5,8) su ventaja sobre los socialistas respecto a la última encuesta electoral de enero, según refleja el tradicional barómetro de opinión del CIS difundido este viernes.

En comparación con el estudio anterior, el PP pierde un punto (el CIS le daba en enero el 35 por ciento del voto estimado), mientras que el PSOE desciende dos escalones (del 30,2 al 28,2 por ciento).

Esta encuesta -primera que efectúa el centro tras las revelaciones sobre los escándalos de supuesta corrupción en el seno de la agrupación gobernante- concede al PP el peor resultado en estimación de voto de toda la serie histórica.

En el caso del PSOE, se trata de su segundo peor resultado, luego del 28 por ciento logrado en enero de 2012, precisó la pesquisa del organismo, basada en dos mil 482 entrevistas realizadas entre los días 1 y 8 de abril.

Mientras bajan los dos grandes partidos, suben tanto la coalición Izquierda Unida (IU) y la centroderechista Unión Progreso y Democracia (UPyD), que capitalizan la desafección ciudadana hacia el bipartidismo encarnado por socialdemócratas y conservadores.

IU se consolida como tercera fuerza política de este país y pasa del 9,4 por ciento del voto estimado en enero al 9,9 por ciento en abril, en tanto que UPyD asciende del 6,8 por ciento de principios de año al 7,4 por ciento actual.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un partido anti-Unión Europea gana elecciones locales en Gran Bretaña

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

El Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) consiguió un éxito notable en unos recientes comicios locales, mientras que los Partidos Conservador y el Liberal Demócrata salieron debilitados.

Las elecciones se celebraron en 34 distritos de Inglaterra y en uno de Gales. Los partidos disputaron 2.300 escaños en los concejos locales. El escrutinio de los votos continúa, pero los líderes ya se conocen.

El UKIP encabezado por Nigel Farage, que se pronuncia en contra de permanecer Gran Bretaña en la Unión Europea y por terminar con la política de “puertas abiertas” para la inmigración, reunió del 24 al 26% de los votos.

“Los resultados de las elecciones no son de los mejores para los partidos fundamentales. La gente nos dio a entender su descontento (…). El pueblo quiere que empecemos a solucionar los problemas de quienes trabajan duro en este país, que mejore la situación económica y social”, comentó el presidente del Partido Conservador, Grant Shapps.

El líder del Partido de la Independencia a su vez señaló que los resultados de los comicios reflejan los bruscos cambios que se operan en la situación política, así como prometió hacer lo máximo para conseguir un éxito aún más impresionante en las elecciones generales de 2015.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.