lunes, 24 de junio de 2013

A 29 años de la masacre “Alfa Carbón 1”, la “Operación Albania del Sur” (Parte II)

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

TVN y grandes medios colaboraron con CNI y Dinacos encubrir crímenes de lesa humanidad.

La Operación Alfa Carbón 1 mostró el apogeo de la colaboración de Televisión Nacional (TVN), El Mercurio y otros grandes medios con la Central Nacional de Información (CNI) y la Dirección Nacional de Comunicación Social (Dinacos) en montajes informativos de falsos “enfrentamientos” destinados a encubrir ejecuciones. Construidos para engañar a la opinión pública y esparcir miedo entre los ciudadanos opositores, los montajes informativos mostraron el alto grado de envilecimiento mediático promovido en 17 años de dictadura militar-civil.

El truco de propaganda negra parecía pueril pero acentuaba el terror ante la CNI en una población desinformada. Se describían como “enfrentamientos” frías ejecuciones de opositores, premeditadas y perpetradas incluso de sorpresa por la espalda, y estas noticias falsas aparecían inmediatamente en los medios controlados por la dictadura, que en la práctica eran casi todos, excepto las publicaciones de oposición que surgieron en la década de 1980. El entusiasmo incluso conducía a los libretistas Dinacos-CNI a “hospitalizar” a uno que otro esbirro “herido” para mayor credibilidad del show mediático a expensas de seres humanos realmente asesinados.

Pinochet personalmente preparó el ánimo de los corresponsales extranjeros ante los inminentes crímenes de Alfa Carbón 1, ya completamente planificados, cuando les dijo, el 16 de agosto de 1984: "Hemos encontrado extremistas. Estamos encontrando y tenemos huellas. Ahora muchas veces hay que dejarlos que engorden para poder tomarlos a todos. Hay bastante gente detectada..." Una semana después, el 23 de agosto, comenzaron en Concepción dos jornadas de asesinatos, culminación de meses de seguimiento y vigilancia CNI a miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Concepción, Los Ángeles y Valdivia, y militantes del Partido Comunista (PC) en Santiago.

Un relato de Patricia Zalaquett, compañera de Nelson Adrián Herrera Riveros (31 años), una de las tres víctimas de Concepción, concluyó que el control y seguimiento a los siete ejecutados y a casi dos decenas de detenidos de Alfa Carbón 1 “…demuestran que existía un plan elaborado con mucha anterioridad destinado a aniquilar a un grupo de revolucionarios en la zona sur del país”.

"El seguimiento de que fuimos objeto queda comprobado en los múltiples interrogatorios que los agentes de la CNI practicaron a los detenidos durante los cuales se jactaban del nivel de control que tenían respecto de cada uno de nosotros y de las actividades que a diario realizábamos", indicó Zalaquett.

La revista Hoy Nº 372, del 3 al 9 de septiembre de 1984, describió así la puesta en escena anunciada por Pinochet: "...La espera concluyó el jueves 23 de agosto con la intervención de los servicios de seguridad en operativos casi simultáneos en Santiago, Concepción, Los Angeles y Valdivia. La ola de supuestos enfrentamientos que reventó --sólo ese día-- con nueve personas muertas, arrastró también intensos allanamientos y numerosas detenciones que crearon un clima bélico colectivo".

Ejecución de Luciano Humberto Aedo Arias


Foto: Luciano Aedo

Para dar a conocer la ejecución de Luciano Humberto Aedo Arias, de 30 años, el primer asesinato del 23 de agosto en Hualpencillo, Concepción, El Mercurio del día siguiente publicó que "…de acuerdo a las versiones proporcionadas por efectivos de seguridad en el sitio del suceso (…) por el lugar transitaba un vehículo con personal de la CNI, que conminó a detenerse a una persona en actitud sospechosa”. El interpelado “respondió con disparos hiriendo a uno de los funcionarios a la altura de la ingle".

Entonces, "esta actitud obligó al personal de seguridad a hacer uso de sus armas de fuego, impactando a Aedo Arias, quien falleció en el acto. Al ser revisado se le halló una carpeta que portaba la dirección de una vivienda, ubicada en el pasaje 12 de Calle Nápoles 3346". El Mercurio no explica cómo su reportero llegó a tiempo al “sitio del suceso” para cubrir un hecho casual impredecible.

Las Ultimas Noticias del 25, de agosto, del grupo El Mercurio, afirmó que “…efectivos de CNI detectaron a un sujeto sospechoso que se desplazaba por calle Grecia al llegar al Pasaje Nápoles en el sector de Hualpencillo. Al percatarse de la presencia de los agentes, el terrorista cuya identidad se investiga extrajo una pistola calibre 9 mm con la que abrió fuego, impactando en el abdomen a uno de los funcionarios de seguridad, el que fue internado con diagnóstico grave en el Hospital de Talcahuano". Lo curioso es que El Mercurio del día anterior entregó la identidad de la víctima, pero al día siguiente este diario de la misma empresa la ignoraba.

Periodista-sacerdote cuenta la verdad

El periodista-sacerdote Enrique Moreno Laval dio a conocer otra versión en Revista Cauce Nº 21, del 3 al 9 de septiembre de 1984: "En el caso de Hualpencillo, no se trata de un encuentro casual de servicios de seguridad con una persona, que es conminada a detenerse, que ataca con un revólver, y que al repeler el ataque, seguridad lo mata. Es más bien un operativo que se inicia temprano en la mañana, relativamente temprano, digamos a las 11 de la mañana, se tiende un cerco en el sector, por lo menos participan diez vehículos, mucho personal de civil. De repente, aparece este señor por la calle, y se le dispara por la espalda. Es rematado en el suelo. Es golpeado incluso en el suelo. Es trasladado de lugar, desde una acera hasta el centro de la calle. Se lanzan panfletos encima, se le sacan fotografías. Además de esto, un equipo de televisión graba esto, está allí ‘casualmente’ [Esteban Montero, TVN].

“Después ese material se presentó a través de televisión. Y no se le permite el ingreso a los demás periodistas que llegaron alertados por un llamado que personalmente yo recibí y comuniqué a los demás colegas". (Enrique Moreno Laval, sacerdote y periodista, que en 1984 era Vicario Episcopal de la Pastoral Obrera del Arzobispado de Concepción, jefe de prensa del Departamento de Comunicación del mismo Arzobispado y Vicepresidente del Consejo Regional Concepción del Colegio de Periodistas. Hoy reside en Roma).

Ejecución de Mario Lagos Rodríguez y Nelson Herrera Riveros


Foto: Mario Lagos

El Mercurio del 24 de agosto reportó que "…tres horas más tarde, en Concepción un allanamiento en Pedro de Oña 135, del sector Lorenzo Arenas, desencadenó un nuevo enfrentamiento (…) dos sujetos intentaron escapar de los requerimientos policiales subiendo a un taxibus y llevando a sus pasajeros presumiblemente como rehenes".

"Luego de unos minutos, carabineros y funcionarios de la CNI interceptaron la máquina del recorrido Concepción-Talcahuano y viceversa. Luego de utilizar elementos disuasivos se produjo un tiroteo en el cual fue abatido uno de los sujetos y el otro, herido, trasladado al Hospital Regional de esta ciudad, donde pereció posteriormente".

"El coronel Briones dijo que "no se diga que se trataba de santas palomas. Cuando tengamos los antecedentes claros se dará cuenta del currículum de estos extremistas. Es efectivo que tomaron como rehenes a pasajeros del taxibus y trataron de eludir la persecución de los servicios de inteligencia". Los currículos, con fotos de la cédula de identidad, ya habían sido elaborados por Dinacos-CNI y entregados oportunamente a los medios nacionales y locales (El Sur y Crónica).

Los hechos verdaderos


Foto: Nelson Herrera

El taxibús en que viajaban Mario Lagos (34) y Nelson Herrera (31) fue seguido hasta la Vega Monumental desde que estos dos pasajeros subieron en el terminal de Talcahuano. Según el relato del chofer Pedro Segundo Aguayo Aguayo y numerosos testigos, el tránsito ya estaba cortado y el taxibus fue bloqueado por vehìculos CNI-carabineros. No hubo nada parecido a un secuestro. “…Por altavoces portátiles las personas que estaban armadas pidieron que se bajaran todos los pasajeros que iban en el taxibús rojo, es decir, la máquina que conducía yo”, aseguró el chofer Aguayo, quien después tuvo que pagar sus declaraciones por años con palizas y persecuciones de la CNI.

El primero en bajar con los brazos en alto fue Mario Lagos. "…Toda la gente le vio, avanzó unos pasos, se paró frente al taxibús; luego se sintieron ráfagas y cayó al suelo", dijeron testigos en la querella por homicidio de los familiares. Nelson Herrera fue capturado vivo y luego ejecutado: "Bajó (…) también con las manos en alto y al ver lo ocurrido con su compañero intenta escapar y corre hacia el lado donde estaban los CNI; se sintieron disparos después..."

Luego de ver los cuerpos en el Instituto Médico Legal, el sacerdote-periodista Enrique Moreno Laval afirmó: "El que muere primero [Lagos] (…) efectivamente tiene un orificio de bala bajo la axila que sólo pudo haber sido hecho cuando él estaba con los brazos en alto". Dijo que Nelson Herrera presentaba "un disparo de tipo cráneo frontal que está hecho con arma apoyada. Además tenía marcas en las muñecas, al parecer producidas por esposas".

Pedro Aguayo, el chofer del taxibús, señaló: "No querían bajar, pero en ningún momento tomaron a los pasajeros como rehenes. La gente comenzó a bajar rápidamente cuando la policía lanzó bombas lacrimógenas al interior del taxibús. En ningún momento salieron disparando. Por el contrario, querían entregarse".

La querella de Yolanda Rodríguez por el homicidio de su hijo señala que -según todos los testigos- Mario Lagos Rodríguez y su amigo Nelson Herrera bajaron del taxibús con los brazos en alto, “pero igualmente fueron blanco de los disparos de los agentes. Todos estos antecedentes demuestran que existió un hecho atípico y antijurídico, cual es el homicidio de mi hijo Mario Octavio, que según certificado médico de defunción presentaba heridas a balas en el tórax y que fue la causa directa de su muerte".

El abogado Carlos Cabrera Sepúlveda, del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu) de Concepción, en un escrito en representación de Lutgardo Hermes Herrera Olate, padre de Herrera Riveros, dijo que "... Nelson Adrián intentó huir del lugar, siendo apresado vivo por sus homicidas, siendo objeto de una herida de bala cráneo cerebral, disparada a "boca de jarro" en la región naso frontal media... Y todavía más, el informe médico legal señala que Nelson Adrián presentaba equimosis circular en las muñecas, lo que sugiere que el asesinado tenía atadas las manos antes de su muerte..."


Foto: Patricia Zalaquett

Patricia Zalaquett Daher, esposa de Nelson Herrera, fue detenida el 23 de agosto a las 16:30, la misma hora en que su compañero era asesinado en el centro de la ciudad. En junio 2013 Patricia recordó que el periodista Esteban Montero, de TVN, hizo la “cobertura” de su detención y allanamiento de su vivienda, Pudeto Nº 2755, Concepción: "Montero estuvo en mi casa cuando me detenían y allanaban y en un momento me meten al baño, y escucho claramente su voz reporteando mi detención y hablando del hallazgo de explosivos y armas que puso la misma CNI".

Los Ángeles: ejecución de Mario Ernesto Mujica Barrios

Un comunicado oficial distribuido por Dinacos informó: “…en la ciudad de Los Ángeles, se produjo un enfrentamiento cuando el personal de seguridad procedía a allanar el inmueble ubicado en la calle Bombero Vicheister No 841. En ese lugar fue muerto un extremista que disparó contra los agentes cuando intentaban su detención".


Foto: Mario Mujica

Testigos presenciales declararon que Mario Mujica (32) fue detenido en la calle y trasladado en jeep a su casa, donde fue ejecutado. Los vecinos dijeron que antes de este operativo, alrededor de las 18.00 hrs., personal de seguridad sacó a todos los habitantes del sector hacia las canchas de fútbol. Desde allí escucharon los disparos.

Cuando el propietario del inmueble ingresó a su casa, después del crimen, encontró sangre en el dormitorio, pero en el momento en que los familiares ingresaron al domicilio para recoger los efectos personales de Mario Mujica, encontraron todo limpio y lavado. La puerta de la casa mostraba impactos de bala y una ventana del dormitorio presentaba los vidrios quebrados. La última persona que vio a Mario Mujica con vida fue su esposa María Cristina Chacaltana, quien abandonó su hogar a las 15.00 hrs. Fue detenida por la CNI en la vía pública a las 17.00 hrs.

(Continuará)

Ver también:
- A 29 años de la masacre “Alfa Carbón 1”, la olvidada “Operación Albania del Sur” (Parte I)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Del purgatorio sirio al atlantismo de la Alianza del Pacífico

Gustavo Herren (especial para ARGENPRESS.info)

Sin perder generalidad sobre la complejidad del conflicto sirio, una visión que involucre a las grandes potencias muestra que la dinámica de la intervención de Estados Unidos y los atlantistas en Siria, está correlacionada con la reacción de Rusia, con las nuevas prioridades respecto a China y es concomitante a su vez, con un encadenamiento de eventos que toma al Pacífico como espacio de conexión. Washington está reimpulsando el libre comercio entre ambas costas, las de Asia/Australia/Nueva Zelanda con las de América Latina, donde se proyecta con la Alianza del Pacífico (AP). El proceso económico requiere de un importante despliegue naval y presencia militar, que es afín a la nueva contraofensiva de espectro completo en América del Sur y el Caribe.

Siria, con una población heterogénea en términos de clases sociales, sectas religiosas, idiosincracia de sus regiones, ideologías y política, pero con vínculos sociales firmemente estructurados en un Estado con un gobierno central, que marca una diferencia significativa con la Libia de Kadafi. Antes del conflicto, la oposición política al gobierno (interna y externa) se caracterizaba por estar extremadamente dividida lo que acotaba enormemente la posibilidad de definir alguna dirección colectiva como alternativa, para beneficio del presidente Bashar al Assad. Un régimen autoritario presidencialista y anti-imperialista, con una elite dirigente que somete eficazmente a funcionarios e instituciones ante cualquier desafío de poder interno, caracterizado por mantener una importante cohesión interna a pesar del creciente desgaste y la pérdida de gobernabilidad territorial, y con la mayor parte de las Fuerzas Armadas subordinadas, bien organizadas y pertrechadas.

Un gobierno que cuenta a su favor con fuertes legados sociales como el temor generalizado de la población al islam fundamentalista, la pesadilla de las catástrofes humanitarias recurrentes fogoneadas desde el exterior (como en Libia, Irak, Líbano y Afganistán), o el conflicto árabe-israelí con la inseguridad que genera en una región en equilibrio inestable, legados que tienden a aumentar el respaldo popular al régimen de al Assad contra la incertidumbre que genera la insurgencia. Tal es el caso, del cambio de actitud de la mayoría de la población que profesa el islam sunita no necesariamente conforme con el gobierno chiíta (alawita) del presidente y su familia, y que en un inicio estuvo a favor de la oposición. Según los principios de insurgencia planteados por T. E. Lawrence (Lawrence de Arabia) acerca de la masa crítica para inducir una rebelión, una condición necesaria para que una revuelta armada se realimente y crezca es que al menos un 20% de la población no rebelde apoye a los insurgentes. En la situación actual se estima que solo un 10% del pueblo sirio respalda efectivamente a la insurgencia. Por tanto, para forzar un cambio de régimen se requiere de una fuerte intervención militar externa.

Cuando a principios de 2011 el fenómeno social de la primavera árabe inducía revueltas contra los gobiernos autoritarios en Oriente Medio, bastó una excesiva reacción policial del régimen sirio ante una manifestación opositora para disparar una protesta interna generalizada inicialmente popular, pero que antes del año comenzó también a ser alimentada por fuentes externas, abriendo un espacio por fuera de los intereses del pueblo sirio, que fue siendo ocupado por una oposición armada heterogénea con decenas de miles de individuos configurando una multiplicidad de bandas insurgentes, mercenarios, grupos militantes armados y combatientes fundamentalistas extremistas y terroristas de origen local y externo.

Así el conflicto interno armado que se desató en 2012, se alimentó con una oposición civil y otra militar con decenas de partes distintas, que rápidamente atenuó las voces de la oposición no militar. La oposición armada tiene una componente de origen local y otra de insurgentes foráneos con no menos de 30 nacionalidades, sean de algunos países limítrofes como turcos, iraquíes y jordanos y otros vecinos de Oriente Medio; también de los Balcanes, del Cáucaso, de Asia Central, del norte de Africa. También de al menos varios cientos de europeos, como ciudadanos provenientes de Inglaterra, Francia, Alemania, Irlanda y Bélgica, tampoco faltan estadounidenses, que tarde o temprano regresarán a sus países con un buen entrenamiento en guerrilla y terrorismo, y es probable que algunos intenten aplicar la yihad individual o lo que algunos analistas occidentales nombran hoy como nuevas tácticas terroristas.

Es decir la oposición militar a al Assad también se caracterizada por estar muy dividida, e incluye además componentes fundamentalistas, extremistas y terroristas funcionales o no a Estados Unidos y la Alianza Transatlántica, a las monarquías árabes del Golfo Pérsico (y sus fuentes del islam extremista), y al sionismo de Israel (el sionismo es a Israel como el nazismo a Alemania, es decir una ideología a diferencia del judaísmo). El llamado Ejército Libre de Siria alineado con las potencias atlantistas, no configura una autoridad central representativa que aglutine a la mayoría de la oposición, que a pesar de la propaganda negra occidental está perdiendo terreno. Los grupos islámicos radicales (como la línea al Qaeda) está creciendo en adhesiones, debido a cuestiones como una percepción colectiva de que un apoyo externo encubre la dominación y saqueo del imperialismo occidental y por otro lado, la visión de la brutal embestida del régimen de al Assad.

La alta fragmentación de la oposición, que dificulta una comunicación efectiva y una negociación de suficiente alcance con líderes representativos, es otra de las razones que dilata la intervención armada de las potencias occidentales.

Por otro lado, la revuelta siria está teniendo en la región consecuencias relevantes de violencia, tensiones, desestabilización social y escaramuzas. Entre otros en el Líbano, donde la organización político militar Hezbollah ha movilizado combatientes en apoyo de al Assad, en Irak donde se están produciendo atentados. En Turquía, donde ha estallado una suerte de primavera turca, una oposición hasta ahora civil al régimen autoritario de Erdogán, sus reformas neoliberales, su giro alineándose con la Alianza Transatlántica e Israel, y el rol de la sospechosa Hermandad Musulmana.

Las potencias atlantistas buscan mantener la inestabilidad en Siria y la caída del gobierno financiando, entrenando y armando a algunos sectores de la oposición militar; por un lado para debilitar a Irán y que no avance su influencia en la región, pero prioritariamente apuntan contra Rusia.

Rusia, otra de la razones para mantener también en el limbo sirio a los anglofranceses, el eje de la Unión Europea que ahora promueve el ataque atlantista a Siria y antes la furibunda intervención a Libia, con más de 20.000 ataques aéreos de los que casi la mitad fueron de bombardeo 'humanitario' por saturación y que en unos seis meses produjeron la victoria. Aunque no para Moscú que fue relegado, y que actualmente muestra no estár dispuesto a seguir perdiendo influencia, incluso presionando sobre el equilibrio regional de fuerzas enviando misiles S-300 a al Assad. Al parecer, Damasco ya dispone de los misiles Iskander y nada menos que los supersónicos Yajont, así como de 400 modernas unidades móviles de artillería rusas Grad (granizo) con 24 lanzacohetes cada una. Luego del anuncio de Obama de armar a los rebeldes, Putin amenazó en Londres con enviar a Siria los misiles tierra-aire Skean 5 capaces de destruir blancos a 250 kilómetros de sus costas y peor aún, suministrarle misiles S 400 que están entre los sistemas de defensa aérea mas avanzados del mundo.

Un tiro por elevación para dificultar otra posible intervención aérea de la OTAN similar al caso de Libia, que también en Siria sería necesaria para cambiar al régimen. Sumado a que deberá conformarse un ejército insurgente suficientemente entrenado y armado (como mínimo con misiles anti-tanque y antiaéreos) y que luego ese 'perro rabioso no muerda la mano de quienes lo alimentaron', ya que un cambio de régimen no implica que se detenga necesariamente el conflicto ni la violencia armada (como ocurrió en Irak y Libia). Washington anunció oficialmente que se ocupará de armar a la oposición (y a los sectores terroristas funcionales a sus intereses), tal el caso del Ejército Libre de Siria. En realidad solo está blanqueando una operación que ya triangulaba desde hace largo tiempo en forma encubierta, junto con los europeos e Israel entre otros. Rusia que tiene operando la base naval de Tartus (una herencia de la URSS) no busca un cambio de régimen sino una negociación que enfríe el conflicto interno.

La intervención atlantista debe ser tal, que no propague simultáneamente a todo Oriente Medio un conflicto bélico como un efecto dominó. En respuesta al armamentismo de Estados Unidos y la Unión Europea, antes de las elecciones Teherán sugirió que podría desplegar en Siria una tropa de varios miles de Guardianes de la Revolución Islámica para apoyar a las fuerzas leales al presidente al Assad y abrir un frente sirio contra Israel en los Altos del Golán, pero por otro lado el Pentágono tiene 40 bases militares operativas rodeando a Irán. La mayor potencia militar imperialista del mundo busca hasta donde pueda no intervenir militarmente en forma directa en Siria, sino tercerizando la tarea sucia entre los anglofranceses, sus aliados de la Alianza Transatlántica, sus socios o proxies regionales y los propios insurgentes sirios, ya que mas allá de preservar la imagen de la Casa Blanca y el costo político interno, debe implementar prioritariamente el cambio geopolítico de prioridades del segundo mandato de Obama.

El cambio de prioridades estratégicas de Washington consiste en que está focalizando una parte no menor de sus recursos en la región Asia-Pacífico y en las rutas Indico-Pacífico, lo que incluye un despliegue militar importante para oponerse a la influencia China y recuperar la propia. Mientras Estados Unidos se ocupaba de invadir y atacar Irak y Afganistán, perdía su carácter de actor económico dominante en Asia Pacífico a costa de que China aumentaba su expansión.

Pero además, Washington no está perdiendo la oportunidad única para recuperar su influencia también en la región América-Pacífico, lo que incluye una nueva y vigorosa ofensiva sobre su patio trasero como lo manifestó literalmente hace poco el secretario de Estado, John Kerry '...América Latina es nuestro patio trasero y tenemos que acercarnos vigorosamente...Trataremos de hacer lo posible para cambiar la actitud de un número de naciones, donde obviamente hemos tenido una especie de ruptura en los últimos años...'

Mientras la estrategia China para su emergencia como potencia mundial, se basa en su numerosa población y la expansión del poder económico-comercial global (incluida sus grandes transnacionales), Estados Unidos en cambio, se apoya en el desarrollo del poder militar hegemónico y su influencia sobre la economía internacional con el sistema dólar, (que también incluye a sus grandes corporaciones privadas multinacionales). A diferencia de los chinos, el paquete imperialista estadounidense incluye además del libre mercado, el cambio civilizatorio que se apoya en su misión divina o destino manifiesto hacia la 'forma de vida americana', que no es la de sus ciudadanos sino un estado de coloniaje encubierto.

Beijing está tratando de disminuir la dependencia de sus rutas marítimas del estrecho de Malaca controlado por los atlantistas, con caminos alternativos incluido terrestres, oleoductos/gasoductos y grandes proyectos hidráulicos e hidroeléctricos, por lo que está aumentando su influencia en India, Pakistán, y más intensamente en Myanmar (Birmania) y Tailandia. Intenta por ejemplo, reactivar el histórico proyecto para la construcción de un canal Indico-Pacífico en el itsmo de Kra, que por lo pronto ahorraría unos 1000 kilómetros de ruta, arruinando nada menos que a Singapur (Malasia) e Indonesia y por tanto impactando sobre Estados Unidos e Inglaterra, lo que cambiaría la geoestrategia regional al punto tal de no descartar un conflicto armado. Para dificultar que China se convierta en 'bioceánica' controlando la salida hacia el Indico, Washington y sus socios atlantistas se ocupan de mantener desestabilizado tanto a Pakistán como Myanmar, sea alimentando diferencias religiosas y étnicas, utilizando terroristas, narcoguerrilla, etc, al no poder aplicar sanciones y bloqueos como a Irán y Cuba, ni dominar mediante la guerra de control económico. China también aumenta su influencia sobre Bangladesh donde tiene control estratégico (civil y militar) en los puertos de Chittagong y Sonadia. Este país está entre los de mayor densidad de población en el planeta que generó una enorme oferta de trabajadores en la pobreza extrema, con una mano de obra entre las mas baratas del mundo y por tanto un paraíso para la explotación y el trabajo esclavo de las grandes multinacionales capitalistas.

El proyecto estratégico de Washington apunta prioritariamente a aumentar su influencia en Asia-Pacífico y dentro de éste la proyección hacia América-Pacífico con una expansión militar, tratados de libre comercio y múltiples acuerdos diplomáticos de todo tipo de acercamiento y cooperación, que se cierra en la Alianza del Pacífico con un rol fundamental como caballo de Troya imperial para toda Latinoamérica. Integrada inicialmente por México, Colombia (que busca ingresar en la Alianza Transatlántica), Perú, Chile y próximamente Costa Rica, Salvador, Uruguay ('despechado' por Brasil y Argentina), Guatemala, Honduras, Paraguay, Panamá y Canadá, y tomando el Pacífico como conexión los otros candidatos son Japón, Nueva Zelanda y Australia; tampoco están quedando fuera europeos como España y Portugal y atlantistas como Francia y Estados Unidos.

El océano Pacífico, una oportunidad única para la embestida atlantista en Latinoamérica, en cuanto la supresión del Comandante Hugo Chávez equivale a una victoria sin par y a la medida de los enemigos de la integración motorizada por el líder bolivariano. De hecho la estaca de la desintegración está siendo clavada. Precisamente la embajadora estadounidense en Uruguay reveló parte de la estrategia imperial en una reciente reunión en la Cámara de Comercio uruguayo-estadounidense '...Uruguay debería sumarse al nuevo modelo de integración que impulsa Estados Unidos, que tiene una nueva estrategia de libre comercio y concibe a Uruguay como un socio político principal, en que un paso decisivo sería su incorporación a la Alianza del Pacífico...' Por su parte Obama al recibir al presidente de Chile, Piñera, manifestó su coincidencia '...en la necesidad de impulsar la Asociación Económica Estratégica Transpacífico (Trans Pacific Partnership; TPP)'. Un tratado de libre comercio multilateral que apunta a las economías de la región del Asia-Pacífico firmado inicialmente por Singapur, Nueva Zelanda, Brunéi y Chile.

Es decir, tomando el nombre de la integración Latinoamericana proclamado por los gobiernos progresistas, que en lo comercial apunta a una apertura del comercio complementaria sin afectar los mercados internos, aunque acotada por las discrepancias comerciales que surgen por la heterogeneidad de sus economías, la nueva integración es conceptualmente opuesta a la bolivariana. Busca reimpulsar entre otros, un acuerdo gestado en 2005 en el Pacífico occidental (TPP) y adaptarlo con otro (AP) nacido en 2012 en su costa oriental pero que se basan en una 'integración' imbricada en un festival del libre comercio diversificado entre los países (a diferencia del la unicidad del ALCA, en este caso Washington promueve sus intereses detrás de terceros), pero que en última instancia involucra al libre mercado de las grandes potencias occidentales liberales, a sus transnacionales y grandes bancos que con sus asimetrías han empobrecido y saqueado a Latinoamérica por siglos. No es casual que en este nuevo proceso de integración se busque acotar a China mientras está proyectando su poder comercial hacia América Latina, con megaproyectos como la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, lo que impactaría directamente sobre el Canal de Panamá y los atlantistas. En el paquete también está la contraofensiva del imperio al interior de América Latina, lo diplomático y comercial se complementa con el despliegue militar, aunque esta vez en parte tercerizado por sus aliados, como Colombia e Israel.

Pero el Imperio mapea sus operaciones estratégicas a escala planetaria. El movimiento de piezas en un punto, no es independiente de los movimientos que hará en otros puntos que pueden ser diametralmente opuestos.

Washington está focalizando la mayor parte de su energía en el espacio donde Beijing está expandiendo vigorosamente su esfera de influencia próxima, para ello necesita militarizar Asia-Pacífico, y extender el arco de inestabilidad a la región usando a Corea del Norte en el Mar de China, antes que Beijing complete el desarrollo de su poder militar como tercer apoyo para su emergencia como potencia global.

La magnitud de los dos principales actores surgidos a más de dos décadas de la caída de la URSS que están creciendo dentro del capitalismo global, y el debilitamiento relativo de la economía de Estados Unidos hace que hoy haya perdido capacidad para ser una potencia dominante en varias regiones del mundo, en forma simultánea. Por ello debió retirar su fuerza militar del pantano de Irak, moderar el ataque al Talibán, negociar un retirada paulatina del Cementerio de los Imperios, y mantener el purgatorio sirio para las negociaciones con Irán. Recuperar su Patio Trasero supone un menor gasto de energía, no mayor que el de las guerras de baja intensidad, dada la envergadura de países menores en la estratificación jerárquica internacional, salvo Brasil. De modo que la contraofensiva imperial militar, política y económica en América Latina no solo es posible, sino que ya está en marcha...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

"Los resultados de la estrategia de promover la renuncia de Bashar Al Assad"

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Al concluir las deliberaciones de la reciente reunión de los G 8 en Irlanda del Norte, siete de sus miembros decidieron hacer público lo que hace dos años se repite como peligrosa monserga: Proclamar que Bashar Al Assad debiera renunciar para encontrar la paz.

Ha tenido efectos letales como estrategia y ha sido indebida desde el punto de vista del derecho y los principios de la Carta de la ONU. La excepción fue Rusia que en una advertencia notable anunció que la salida de Bashar Al Assad no era el tema. Wladimir Putin más que verse aislado entre los siete, como algunas agencias cablegráficas lo situaron, estaba simplemente leyendo la Carta de de la ONU.

El contendor de Ban Ki moon para el cargo de secretario general de la ONU, Shashi Tharoor , en una entrevista concedida a este reportero en 2006 cuando ocupaba el cargo de Secretario General Adjunto para Comunicaciones e Información Pública de la ONU, expresaba ese principio : “La ONU no patrocina cambio de régimen en los países”.

Era la era Bush y Kofi Annan estaba como secretario general del organismo. Otros tiempos, el peso de los errores cometidos con Irak marcaban la pauta, se trataba de contener y no exacerbar la violencia.

El aliciente del discurso público es lo que ha mantenido a esta particular rebelión en Siria a flote. Ha servido a los terroristas encubiertos en el formato de rebeldes tanto o más que la propuesta de una zona exclusión aérea o el armamento pesado.

Cada vez que alguno de los jefes de estado de las tres potencias mayores como Estados Unidos, Reino Unido y Francia declara que el presidente sirio Bashar Al Assad debe renunciar, deriva en mayor violencia. Las recomendaciones de este grupo de potencias, al estar involucradas directamente en el plan para derrocar, resultan en directrices para la guerra hasta cumplir con el objetivo.

En más de dos años ha sido una estrategia torpe, indebida y no ha funcionado porque ese apoyo ha sido absorbido por el caos.

Una de las facetas más singulares e intrigantes de esta guerra irregular inventada, es la permanente división en la expresión política y militar del movimiento de oposición en Siria.

En el plano político, el Consejo Nacional Sirio que agrupa a las diferentes organizaciones empeñadas en derrocar al gobierno, en su composición navega desde las aguas de la izquierda comunista, en el caso de George Sabra, hasta el derechista Haitham al-Maleh, un jurista patrocinador de los DDHH que ha declarado que el presidente Al Assad sería asesinado como Gadafi. El Consejo también lo integra el académico Burhan Ghalioun cuya postura es 100% aliancista occidental, partidario de implantar democracias occidentales en el mundo árabe y colocar en un futuro gobierno a la Hermandad Musulmana. Otro miembro destacado es Ahmed Tumeh Kheder, un político moderado, y Louay al-Safi quizás el más analista de todos, que reconoce que la oposición no tiene fuerza dentro de Siria.

A nivel militar, son dos los Frentes que aglutinan una treintena de brigadas y batallones repartidas en al menos 12 frentes de batalla, cubriendo cerca del 30 por ciento del territorio sirio. Uno es el Frente de Liberación Siria que responde al Comando Militar Supremo (CMS). El segundo es el Frente Islámico de Siria menos ligado al CMS.

La faceta más distintiva de este armado organizacional es el desorden y las divisiones, apunta Elisabeth O´ Bagy en la publicación The Free Syrian Army , marzo 2013. (Understanding War). Dos años y más ha demorado la formación de estas organizaciones y aún existen divisiones, a lo que se ha sumado una alianza con las redes terroristas al compartir el mismo objetivo de derrocar al presidente.

Si existiera efectivamente el Derecho Internacional, los jefes de estado que han insistido en la fórmula de pedir públicamente la renuncia de Bashar Al Assad para lograr la paz, deberían ser llamados a declarar a una corte penal internacional independiente por su responsabilidad en instigar violencia.

Cada vez que algún jefe de estado involucrado en el plan de derrocar al presidente Sirio hacía pública la “recomendación” de su renuncia para detener la guerra, impulsaba más violencia hasta que la expresión armada de la oposición fue absorbida por el terrorismo. Si se observa el registro de combate del ejército árabe sirio en este conflicto, la mayor parte de las acciones han sido para contener ataques de terroristas.

El Secretario General de la ONU Ban k i-Moon finalmente ha reconocido que la responsabilidad en este prolongado conflicto no reside exclusivamente en las fuerzas del ejército regular Sirio y comienza a reconocerse – en los parlamentos europeos por ejemplo- que el porcentaje mayor de responsabilidad de destrucción y muerte le corresponde al terrorismo.

Los antecedentes de instigación a más guerra en Siria son evidentes. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay , declaraba el 1ro de diciembre de 2011: " Dije que a medida que hubiera más desertores dispuestos a tomar las armas iba a desarrollarse una guerra civil y en estos momentos es como defino la situación” (Fuente: ONU). La ex secretaria de estado Hillary Clinton, en julio de 2011, tres meses después de haber señalado que Bashar al Assad es un reformista (Face the Nation. Marzo), declara que el presidente Sirio debe irse.

Este tipo de declaraciones públicas en vez de contribuir a la solución política es un respaldo a la guerra. La solución política solo le sirve al gobierno Sirio. A los empeñados en el derrocamiento solo les sirve la victoria militar. Es claro. De otra forma esto habría acabado hace tiempo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Salarios y condiciones de trabajo en Argentina a fines del 2012

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Un estudio reciente realizado en la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, FISYP (1), da cuenta del bajo nivel de ingreso de los trabajadores asalariados en la Argentina, sean los trabajadores formales o los informales, con ocupación plena o a tiempo parcial (menos de 35 horas semanales).

Se destaca en el informe un ingreso salarial promedio por la ocupación principal de los trabajadores por 3.881 pesos mensuales, siendo peores las condiciones de ingreso de las mujeres trabajadoras, con un ingreso de 3.289 pesos al mes, y especialmente bajo ingreso de los jóvenes, quienes perciben 3.082 pesos cada mes (Cuadro I).

La discriminación es clara hacia las mujeres trabajadoras y los jóvenes trabajadores, confirmando una tendencia histórica en el capitalismo, incumpliendo la máxima relativa a igual remuneración por igual trabajo. La brecha que separa el ingreso femenino respecto de los hombres es del 32% y la brecha de los jóvenes respecto a los hombres es superior al 40%.


Fuente: FISYP sobre la base de la EPH-INDEC

Puede apreciarse en el Cuadro II la diferencia de ingresos entre los trabajadores registrados y los no registrados. Estos últimos perciben menos de la mitad de los trabajadores con acceso a la seguridad social, dando cuenta de los problemas que genera la informalización del trabajo como consecuencia de la impunidad empresarial. Esta accede a mayores niveles de rentabilidad de la inversión como consecuencia del deterioro de la capacidad de compra del salario de los trabajadores y sus condiciones de vida y reproducción social. La cruda realidad muestra en la base de los ingresos a los trabajadores que viven de “changas”, es decir, no registrados y con menos de 35 horas a la semana de trabajo. En la mejor posición se encuentran los trabajadores registrados y ocupados plenos con un ingreso mensual de 5.170 pesos.


Fuente: FISYP sobre la base de la EPH-INDEC

La cuestión se agrava cuando se verifica que el 34,6% de los trabajadores asalariados son no registrados. Es un dato que muestra una tendencia a la disminución de su máximo en la crisis del 2001/02 pero mantiene un valor estructural muy elevado respecto de la historia del trabajo y el empleo en el capitalismo local. Los datos relevados por la Encuesta Permanente de Hogares explícita que solo el 46,7% de los trabajadores asalariados son a la vez ocupados plenos y registrados.


Fuente: FISYP sobre la base de la EPH-INDEC

Los ingresos mejoran cuando a la ocupación principal se le suman otros empleos de los trabajadores. (Cuadro III). Así y todo, los valores expresan los límites para solventar las necesidades de los trabajadores y su familia, lo que explica la demanda en noviembre del 2012 en el paro nacional convocado por la CTA y la CGT demandando un mínimo de $5.000 mensuales.


Fuente: FISYP sobre la base de la EPH-INDEC

En el Cuadro IV puede apreciarse que el 68,7% percibe menos de $4.500, por lo cual, solo el 31,2% percibe más de ese valor, y solo el 14,1% ingresa salario superior a los $6.000. Queda claro también que 1 de cada 4 trabajadores tiene ingresos mensuales menores a $2.000, y casi el 44% recibe menos de $3.000.

Los valores no son muy distintos si se incorporan los trabajos extras a la ocupación principal. Para esta situación nos encontramos, según el estudio de la FISYP, que el 64,7% de los trabajadores ingresa menos de $4.500 y un 39,5% percibe menos de $3.000. Para el caso del total de los registrados, es decir, los de mejor situación relativa, los datos reflejan que el 57,4% percibe menos de $4.500 y el 26,6% menos de $3.000.

A modo de conclusión: queda clara la situación precaria por ingreso y condiciones de trabajo en la Argentina, aún con el nivel récord de actividad y empleo que registra la Argentina como tendencia luego de la crisis del 2001.

Los valores aquí señaladas sufren variaciones en este primer semestre del 2013 por la actualización que suponen los acuerdos por convenciones colectivas de trabajo, que no modifican la situación estructural del empleo y el trabajo en el país.

Los bajos salarios y la precariedad laboral constituyen un fenómeno estructural en la Argentina desde hace 4 décadas. Fue un objetivo de la dictadura genocida que marca a fuego la relación entre el capital y el trabajo en la coyuntura. Es el piso sobre el cual construir la agenda de reivindicaciones y lucha por las mejoras en el salario, las condiciones de empleo y trabajo y en definitiva, por la emancipación de los trabajadores.

Nota:
1) Algunos datos sobre el salario y las condiciones de trabajo en la Argentina actual. Elaborado por Germán Pinazo, Guido Saccal y Arnaldo Ludueña, del Área de Economía Política de la Fisyp y especialmente orientado a la investigación de la FISYP sobre el empleo y salarios estatales según el convenio FISYP-ATE. La información está construida sobre la base de datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC para el cuarto trimestre del 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La N.E.S, los bachilleratos pedagógicos y la formación docente

Laura Marrone (especial para ARGENPRESS.info)

El debate sobre la existencia de los bachilleratos pedagógicos o docente (B.O.D.) de las Escuelas Normales de la Ciudad de Buenos Aires, abierto a partir de la intención del Gobierno de la Ciudad de aplicar los Lineamientos de la Escuela Secundaria, afecta tanto a la escuela media como a la formación docente. Los mencionados lineamientos están contenidos en la Resolución 84/09 que, a instancias del Ministerio de Educación de la Nación, resolvió el Consejo Federal de Educación, con el aval de casi la totalidad de las jurisdicciones, incluida la Ciudad de Buenos Aires.

Entre otras medidas, la mencionada resolución reduce a diez las orientaciones de las escuelas medias del país: Humanidades, Ciencias Naturales, Turismo, Comunicación, Artes, Educación Física,  Economía y administración, Informática, Agrario/agro y ambiente y Lenguas.  A su vez establece un ciclo básico de dos años y un ciclo superior orientado de tres a partir del 3er año, en lugar de empezar en el 4to año como hasta ahora. Además, la N.E.S. compromete la formación general al reducir, por ejemplo, la carga horaria de Filosofía y la enseñanza de la Historia y la Geografía sólo a los tres primeros años.

El proceso de adecuación de las escuelas medias que en Ciudad empezó por las escuelas técnicas, y motivó la reacción estudiantil que, mediante tomas de escuelas en el 2012, logró la apertura de nueve jornadas durante el 2013 para abrir un debate acerca de los cambios propuestos.

Si bien este debate refiere centralmente a la cuestión curricular, no podemos dejar de señalar una realidad más general que afecta tanto al nivel medio como al terciario de formación docente, aunque en esta oportunidad no podremos abordarla en profundidad. En primer lugar, señalemos que el número de egresados de docentes de profesorados de enseñanza primaria de nuestra ciudad no alcanza para cubrir los cargos vacantes que se producen cada año. Por otro lado, que solo el 48% de los estudiantes que egresaron del séptimo grado, terminaría la escuela media en nuestro país según datos del 2011.  (1)

Indagar los motivos por los que ha descendido el número de egresados del nivel terciario de nuestros normales es una tarea que nos debemos. Pongamos sobre la escena sólo algunos elementos: alargamiento a cuatro años de la carrera y un régimen de prácticas durante esos cuatro años a contra-turno de casi imposible cumplimiento para los estudiantes que trabajan,  bajos salarios del/la docente de nivel primario que recibe el pago de 18 hs. cátedra por una jornada laboral equivalente a 30 hs cátedra, condiciones labores que comprometen la salud, trabajo en doble cargo que se traduce en jornadas agotadoras, aulas superpobladas.

La falta de docentes ha llevado a que no se cubrieran licencias, incluso de larga duración, desde el primer día de convocatoria en el mes de febrero de este año siendo que, en décadas pasadas, las colas de suplentes abarrotaban los distritos escolares en busca de trabajo. La mayoría de los distritos está trabajando con listados complementarios o de emergencia. Esta falta de planificación de la política educativa desde los gobiernos lleva a medidas de emergencia como las adoptadas recientemente por el Ministerio de Educación de Ciudad. Para cubrir los grados sin docentes, se ha visto obligado a sacar la Resolución Nº 1443/13 que establece que podrán trabajar los estudiantes de profesorados que acrediten al menos el 70% de su carrera aprobada. Esta resolución fue complementada con otra, la Nº 1969/13, por la que se les reconocería el tiempo trabajado como parte de las residencias que deben realizar en el campo de la práctica, cuestión que ha abierto una polémica en los institutos superiores que no encuentran condiciones para garantizar una verdadera supervisión y acompañamiento de las mismas.  Algo similar ocurre en Provincia de Buenos Aires donde se está convocando, por ejemplo en La Matanza, a docentes con apenas un 60% de las materias aprobadas.

Otro problema que tiene nuestra formación docente es el creciente proceso de privatización. Según el Anuario de Estadísticas  del 2011 en Ciudad la matrícula de grado en los profesorados públicos  (2) era de 9.128 estudiantes y 5.901 en los privados  (3). En el 2009 la comisión de títulos de la Ciudad  (4), reconoció los títulos de 13 profesorados privados cuyos programas tienen una carga horaria casi similar a los públicos: 23% de formación general, 30% de práctica y 47% de formación específica. Sin embargo, algunos de estos profesorados, incluyen en sus planes de estudio materias como Teología I,II y III, Introducción al Nuevo Testamento, o a la Doctrina Social de la Iglesia, cuyas cargas horarias no se agregan a las previstas sino que se sacan del porcentaje para la  formación específica  (5). Así tenemos egresados que han tenido la mitad de la formación específica en materias como matemáticas o lengua, en comparación, por ejemplo, con los planes de estudio de profesorados de los Institutos de Educación Superior públicos de la Ciudad de Buenos Aires.

La gravedad de esta formación, sesgada ideológicamente y empobrecida en lo pedagógico, se advierte si tenemos en cuenta que afecta a casi la mitad de la docencia de la ciudad. Los egresados de institutos privados constituyen aproximadamente el 30% de la docencia que ingresó al sistema educativo en el nivel primario público en los últimos años en Ciudad de Bs As.  Agreguemos que aproximadamente el 20% de los que titularizaron en los últimos años, lo hicieron al año de su ingreso al sistema público gracias al artículo 17-bis/96 del Estatuto del Docente que reconoce el mismo puntaje por antigüedad en el área a los efectos de ingreso y ascenso tanto del ámbito público como del privado.  

La privatización de la formación docente, sin embargo,  no es un problema porteño. A nivel nacional, la matrícula pública en el nivel superior no universitario para formación docente representaba el 62% y la privada 38%  (6). El problema de la formación “privatizada” en el sentido de una fuerte carga dogmática, de creencias, con pérdida del peso de la formación en ciencias y de pensamiento crítico, existe en todo el país y parece habernos retrotraído a las discusiones decimonónicas, cuando se debatía la escuela laica en el Congreso Pedagógico de 1884.

Entre fines y propósitos, ¿cuál sería la vinculación de este problema con la desaparición de los bachilleratos pedagógicos?

El fundamento de las orientaciones en media obedece a dos pretensiones. Primero, garantizar una formación general básica que permita al adolescente en formación  acceder  al conocimiento de la cultura, adquirir capacidades, habilidades y conocimientos, para el ejercicio de la ciudadanía,  cuidarse de sí mismo, en fin, contribuir  a la construcción de su subjetividad. Segundo, brindar una orientación que, sin definir una salida laboral, estimule vocaciones e intereses, en base a grandes líneas de elección en lo disciplinar que puedan guiar la futura elección de trabajos o estudios superiores.  (7)

Para el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, el perfil de egresado que se busca es, entre otros aspectos, el de aquel que pueda “planificar y desarrollar de forma autónoma un proyecto de vida propio, en el marco de principios vinculados a la justicia, la solidaridad, la igualdad y el respeto por los otros”.  (8) Sin duda los perfiles que se pueden proponen son acordes a la visión de la sociedad y a la ideología que se defiende.  Hablar de proyectos propios en un marco dado, supone que el marco existe, tiene los valores que se enuncian y que cada uno debe hacerse su espacio individual en su seno.

Algo similar ocurre en los documentos  de Nación que destacan como propósito lograr una educación para la inclusión  (9). Reiterar en forma sistemática la necesidad de incluir desde la educación supone un diagnóstico no claramente explícito: el reconocimiento de numerosos adolescentes excluidos. Esto significa que existe una sociedad que funciona y aquellos que quedaron excluidos constituirían una anomalía que se revertiría incluyéndolos. Sin problematizar las razones de la exclusión, las políticas de inclusión parecen una reedición de las viejas concepciones durkheimianas: una sociedad que funciona, a la que hay que integrarse y anomalías, como la existencia de pobres, que hay que subsanar. Freire y su educación para la liberación quedaron  para los discursos y los acápites de las ponencias en congresos.

Sin dudas, una educación para la transformación de la sociedad pondría patas arriba, en el sentido de Galeano, estos perfiles y propósitos planteándose que la juventud que queremos que egrese de nuestras escuelas es aquella que conciba su proyecto propio como parte de un proyecto colectivo y social,  que se plantee la herramienta de la crítica para la lectura de la realidad, para problematizar las razones de la exclusión que anidan en esa sociedad como parte del A.D.N. de su sistema económico social y no su anomalía. En lugar de una ciudadanía que se integre a una sociedad cuyos valores y condiciones materiales de democracia estarían dados, se pondría como meta la formación de una ciudadanía que se proponga  y desarrolle su  voluntad  transformadora de la sociedad,  para terminar de raíz con toda forma de injusticia, explotación y opresión de los seres humanos entre sí. Pero también y en forma urgente que se proponga la defensa de la especie humana y de nuestro planeta cuya sobrevivencia está cuestionada por la avaricia más exacerbada de la historia de la humanidad: la del capital. Un diagnóstico de situación bastante diferente del alegre mundo de los justos que parecen definir ambos documentos. En fin, la vuelta y respeto a la pedagogía del maestro brasilero,  una educación para la liberación, la práctica de la libertad.

Pero dejemos, por ahora, esta lectura más general de la N.E.S. y vayamos a las orientaciones. Desconocemos la fundamentación de Ministerio de Nación para recortar las orientaciones existentes a las diez propuestas. Podemos compartir que la fragmentación a que condujo la Ley Federal de Educación dio lugar, entre otras cuestiones, al estallido de orientaciones con perfiles tan disímiles que a veces dificulta la movilidad del estudiante a otro establecimiento, o su reorientación a carreras superiores u oficios no pertinentes a la orientación elegida a edad temprana. Incluso podemos asentir que muchas veces la elección no la realiza el/la alumno/a que, por descarte, debe ingresar a la orientación que existe cerca de su domicilio o donde consiguió la vacante.  Baste recordar como contrapartida que, antes de la Ley Federal,  existía solo alguna decena de orientaciones y esto, lejos de constituir un problema, evitaba formaciones demasiado específicas que condicionaran estudios u oficios posteriores.  (10)

Por eso, seguramente, no fue la necesidad de diversidad en la formación del alumno/a lo que guió el estallido de orientaciones, sino la famosa “desregulación” del estado y del sistema educativo. Pero esto no fundamenta las orientaciones de la actual N.E.S. El caso más flagrante es el de los bachilleratos pedagógicos. Tener una orientación tan delimitada hacia una actividad productiva como el turismo o a una rama de la tecnología como la informática y no tener una orientación hacia una actividad central para la sociedad como es la educación es, al menos, sorprendente. No sólo porque es una actividad que desde el punto de vista laboral involucra a alrededor de un millón de personas en el país  (11), sino porque, como dijimos antes, faltan docentes.

Formar en la orientación pedagógica, fortalece vocaciones, intereses, voluntades en esa dirección. Quitarla agravaría el problema de la falta de docentes. Al mismo tiempo, resulta de vital importancia que sean los espacios escolares públicos, en nuestro caso las escuelas normales, los que alienten a la vocación de la juventud hacia la docencia. Porque justamente es en el espacio público, compuesto por una población estudiantil diversa, sin discriminaciones de origen nacional, religioso, ideológico o social,  donde aspiramos a que se formen las futuras generaciones de docentes, abiertos al pensamiento crítico, comprometidos con la defensa de lo público, de proyectos sociales de transformación de la sociedad.

Entre la ficción de la consulta, la democracia y el derecho a la participación docente en el gobierno de la educación

Desde hace ya unos años se ha puesto de moda consultar a la docencia sobre algunas políticas de estado en materia de educación tal como ocurrió con la Ley de Educación 26206. Sin embargo, nada más alejado de la democracia que estos símiles de participación que, a la manera de la ficción de los video-juegos, nos hacen creer que vivimos o que decidimos. La consulta es una forma de presentarse como democráticos, pero no supone una verdadera voluntad de habilitar el debate, el intercambio de ideas, para permitir la decisión democrática de los actores. Por eso no hay espacios colectivos de intercambio por ramas, salvo que se gesten por auto-convocatoria, no hay devoluciones a los debates ni órganos a nivel de la ciudad  donde los actores puedan decidir.

Las jornadas institucionales de este año van por el mismo carril. ¡Qué diferente hubiera sido convocar al debate sobre la escuela secundaria que queremos, abriendo la cabeza a un buen diagnóstico que empezara por preguntarse por qué el 52% de los jóvenes no termina el secundario! ¡Qué diferencia si los estudiantes y docentes supieran que son convocados para ser escuchados, para que digan lo que piensan y no para convalidar formatos previamente establecidos! No dudamos que hay que cambiar la escuela media, el nivel hoy más necesitado de reformas. Ni siquiera dudamos que quienes suscribimos esta nota, también necesitamos este debate para pensar en forma colectiva. La quita del bachillerato pedagógico  es sólo un ejemplo de los problemas que se plantean en términos más generales con la propuesta de la N.E.S. Lo que hay que poner en debate es toda la Reforma propuesta.

La mayoría de las y los docentes, a lo largo de estos años, han ido actualizando los contenidos de sus materias a los nuevos conocimientos de las diferentes disciplinas y a los aportes de las ciencias de la educación, aún y a pesar de que no existe en nuestro país planes estatales sistémicos, permanentes, de formación continua en servicio y que ésta depende del tiempo libre, los recursos y la voluntad de cada docente.

Pero cada docente no puede actualizar más que su propia materia. A veces, los cambios que se requieren ponen en cuestión las estructuras mismas de los planes de estudio y es preciso revisarlos, darlos vuelta, pensarlos desde otros paradigmas, otras perspectivas. Nuestro problema es que se propone realizar esos cambios desde las elaboraciones de los técnicos del Ministerio de Nación, del I.N.F.O.D.  (12) o de la Dirección de Planeamiento de la Ciudad que padecen el mal endémico de nuestro sistema educativo: la ruptura de la construcción del conocimiento pedagógico a partir del quiebre entre quienes solo dan clase y quienes piensan lo que hay que dar en la clase o las políticas educativas. La famosa división del trabajo manual e intelectual de la que nos hablaba el filósofo alemán.

Esta ruptura lleva a querer imponer productos como esta N.E.S y sus orientaciones cuya aplicación lisa y llana provocará nuevos descalabros en la ya maltratada escuela media argentina que aún no se recupera de los nefastos efectos de la Ley Federal de Educación.

La creación del I.N.F.O.D. a partir de la Ley de Educación 26.206 consolidó esta tendencia. En lugar de pensar un organismo democrático en el que confluyeran representantes electivos y rotativos de los distintos institutos de formación docente, se conformó una elite de tecnócratas que sobrevuela el sistema educativo con la impunidad de quien no enfrenta al otro día la responsabilidad de enseñar, dirigir un establecimiento educativo o sostener el derecho laboral de docentes que perderían horas de trabajo, deberían someterse a horas a término y/o a reconversiones forzosas para su reubicación en nuevas materias  (13). No es casual, en esa situación, que el I.N.F.O.D. no interviniera para rescatar los bachilleratos pedagógicos de la escuela secundaria. El Consejo Federal a su vez, es un órgano político de los ministros de educación, que actúa como correa de los respectivos gobiernos sin que exista participación directa de la docencia en sus resoluciones.

La N.E.S y otros  debates que están en escena en nuestro país en este momento,  como la intención de desconocer los Reglamentos Orgánicos de los Institutos de Formación Docente que sostuvieron formas democráticas de gobierno o su autonomía  (14), o los planes de evaluaciones externas estandarizadas que se están organizando para medir el desempeño docente del mismo modo que la CONEAU lo hace para evaluar las universidades, suponen un modelo educativo que centraliza políticas y decisiones en los poderes ejecutivos de las jurisdicciones y del país al tiempo  descentraliza la responsabilidad del sostén de las escuelas, su financiamiento.

Formas más democráticas de participación como la conformación de Consejos de Educación electivos por los docentes que, por ejemplo, haga valer en algo la enunciación del derecho de la docencia a ser parte del gobierno de la educación contenida en la Ley 26206  (15), podrían corregir en parte la desviación tecnocrática antes formulada. Efectivamente, el artículo 67 Inc. I de la Ley Nacional de Educación 26206 establece el derecho de la docencia a  participar en el gobierno de la educación. La presencia de  representantes de CTERA y otros sindicatos nacionales en esos organismos en la actualidad ha confirmado un problema de representatividad que ya se viene manifestando desde la sanción de la Ley Federal en 1993 cuando estos sindicatos avalaron la Reforma neoliberal de los 90. La actual conducción de C.T.E.R.A. participa de estas instancias y no rechazó los mencionados Lineamientos ni alertó a las provincias para instrumentar su resistencia. La crisis de representatividad sindical en nuestro país, plantea la necesidad de que el gobierno de la educación se constituya a partir de la votación directa del conjunto de la docencia, y no por representación indirecta de la parte que se afilia  (16). En fin, en lugar del I.N.F.O.D., o de Direcciones de Planeamiento o de Evaluación que actúan como zares de un sistema tan complejo como el educativo, con organismos constituidos con docentes por elección directa, tal vez se evitarían errores que condujeran a nuevos fracasos. Se democratizaría el sistema y se lograría, no digamos transformar la educación, cuestión que requeriría un plan del conjunto de la sociedad para encarar los graves problemas sociales que padecemos de vivienda, pobreza, explotación, opresión, sino, al menos, algunas mejoras.

Por todo lo antes expuesto, saludamos la ardorosa defensa de los bachilleratos pedagógicos, que están realizando docentes junto a estudiantes de estos establecimientos, así como las de otros en defensa de la enseñanza de la filosofía, la historia, o de diferentes orientaciones e invitamos a sumar voluntades, para lograr la suspensión de la N.E.S a fin de abrir un proceso de verdadero debate y estudio de las diferentes orientaciones y sus contenidos que permita cambiar la escuela media.

Laura Marrone es Secretaría de Asuntos Pedagógicos - Ademys

Notas:
1) Datos de Ministerio de Educación de la Nación según http://www.elojodigital.com/contenido/9550-desercion-desigualdad-y-calidad-educativa.
2) Este trabajo mantiene la denominación de públicos y privados que contenía la Ley de Educación 1420, desechando el cambio que impuso la Reforma neoliberal pretendiendo que lo público sería de ambos sistemas y que solo se distinguirían por una cuestión de gestión, estatal y privada.
3) Según Investigaciones y Estadísticas de la Ciudad de Bs. As. en el 2011 había 20 profesorados públicos y 30 privados. Los establecimientos de enseñanza superior no universitaria estatal (sin distinción: formación docente y técnico-profesional) eran 52 y 187 los privados. La matrícula del mismo sector era de 33.862 en establecimientos públicos y 63.203 en privados.
4) El gobierno del PRO durante el Ministerio de Narodowski quitó la representación sindical en la comisión de título. Por Ley 4109/11 se restituyó pero a la fecha, Ademys, segundo sindicato por número de votos en Ciudad, no ha sido convocado a integrarla.
5) Ver página web del CONSUDEC
6) Según el anuario 2010 de DINIECE Ministerio de Educación de la Nación la matrícula superior de formación docente (incluye grado, posgrado, pos-título) era 26.377 para establecimientos públicos y 16.101 para privados.
7) Ver Pre-diseño curricular para la Nueva Escuela Secundaria Orientada en Ciudad de Bs As.
8) Idem pág. 34
9) Ver Resolución 84/09 “Lineamientos políticos y estratégicos para la escuela secundaria” pág. 6
10) Un análisis más profundo de los cambios en la escuela media en la última década podrá encontrarse en La educación secundaria como derecho. De Stella Mas Rocha et alt (comp) Bs As, La Crujía, 2012.
11) El Censo Educativo del 2004 indica que había 800.250 docentes todo el país, considerando todos los niveles educativos. Según estimaciones la proyección al 2010 era de 940.000 docentes. El próximo censo educativo será en el 2014.
12) I.N.F.O.D. Instituto Nacional de Formación Docente.
13) Ver “De como los que legitimaron la destrucción de la educación ahora planean reconstruirla”. Aporte de Creciente-Colectivo de educadores” en www.docentesdeizquierda.com.ar
14) En estos momentos se quiere imponer un Reglamento Orgánico Marco que hace retroceder la existencia de otros como el del Joaquín V. González que desde el 94 reconoce su gobierno con paridad docente estudiantil, y su autonomía para sancionar sus planes de estudio.
15) Un ejemplo de este tipo de participación de gobierno de la educación es el que se hacía en Ciudad antes de la reforma de las Juntas de Clasificación por parte del gobierno del PRO mediante la Ley 4010/11. Las Juntas eran elegidas por voto directo de la docencia que podía presentar listas sindicales y otras. También existen Consejos Provinciales de educación integrados por voto directo de la docencia en algunas provincias de nuestro país como Neuquén y Santa Cruz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La pedagogía K…

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Este breve apunte es un resumen de otros. Parte de un artículo de la prensa comercial que insta aún más a convertir las escuelas en galpones (por un lado) y en fabricantes de sujetos obedientes al mercado (por otro). Al final, también proponemos que otra escuela es posible, pero claro y esencialmente, fuera de la plutocracia.

“Y tampoco podemos analizar la educación en su integralidad por fuera del modo de producción, por fuera del capitalismo” César Baudino, agosto de 2010.

Artículo burgués

El diario La Nación fue contundente con uno de sus titulares del domingo 16 de junio: “Escuelas técnicas, más cerca de las empresas, pero aún insuficientes (1)”.

“La demanda de profesionales técnicos sigue vigente, y según los empresarios, tiene una oferta insuficiente (1)”, señala uno de los voceros mediáticos de la plutocracia.

Para La Nación y el gran capital parece que todo pasa por la oferta y la demanda. Y entre los K y sus opositores no hay mucha diferencia. Bien valen como ejemplos los pedagogos que cita el diario que nos lego Mitre. “Tenemos todavía chicos que egresan de la secundaria sin las competencias que requiere el mercado”, sostiene Gustavo Iaies del Centro de Estudios de Políticas Públicas (1).

El trasfondo de esta perspectiva que vincula empresa-escuela de tan funesto modo lo explica científicamente Heinz Dieterich: “La estructura de producción y realización mundial del capital determina la estructura ocupacional mundial, la que a su vez condiciona la estructura del sistema educativo mundial, del cual los sistemas educativos nacionales son funciones o subsistemas dependientes (2)”.

Antonio Gramsci nos da su lectura política: “Ciertamente, para los industriales mezquinamente burgueses puede ser más útil disponer de obreros-máquinas en vez de obreros-hombres (3)”.

Queda claro –así- qué técnicos profesionales y competencias requieren desde la plutocracia.

Breve e introductorio

Heber Reinoso en las conclusiones de su trabajo “Educación popular en la década de 1930: la educación técnico-profesional desde las clases populares” subraya “hemos tratado de demostrar cómo la ETP (Educación Técnico Profesional) no fue una política original del Estado. Sin duda porque el proyecto de país que se pensó en un primer momento no la contemplaba desde el vamos. La crisis hegemónica que se produce a lo largo de la década de 1930, abre la discusión sobre la institucionalización o no de ésta. Pero podemos afirmar, habiéndolo planteado y demostrado, que los espacios que fueron precursores en este tipo de oferta no se gestaron de la mano del Estado, ni mucho menos de la clase dominante productora de hegemonía cultural, sino todo lo contrario, ellos debieron terminar cediendo ante las necesidades de una masa poblacional que, gracias a sus organizaciones y conciencia, fue ocupando espacios y revirtiendo la situación (3)”.

Al fin y al cabo la plutocracia aprendió a acomodarse…

La educación multinacional

Después del Consenso de Washington (1989), los Objetivos del Milenio y la EPT (Educación para Todos) una nueva reunión en 1993 de los Ministros de Educación sesiona en Quito bajo los contenidos del Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe (PROMEDLAC IV)- ONU. Para los funcionarios “modernizantes” el principal obstáculo a superar es el “agotamiento de las posibilidades de los estilos tradicionales de la enseñanza”.

Heinz Dieterich precisa lo que emergió de ese encuentro: “La razón de ser del nuevo modelo educativo se deriva de cuatro cambios “recientes en la región (que) han elevado el rol de la educación como un factor clave del crecimiento y del desarrollo… (I) los cambios en los modelos económicos convierten la equidad y la educación en factores determinantes de éxito de la producción y la competitividad internacional; esto genera un nuevo énfasis en la necesidad de invertir en conocimientos (educación, capacitación, ciencia y tecnología); (II) la “gradual estabilización de la situación económica y la democratización política” que facilita realizar transformaciones educativas y tiende a generar “un mayor financiamiento y descentralización de la gestión de la educación”; (III) la mayor interacción internacional que “provoca la apertura de mercados que lleva a diversificar y especializar la producción y a crear empresas en nuevas localidades a fin de competir con ventaja en otros mercados internacionales; esto implica aceptar lo diverso y favorecer la educación bilingüe e intercultural…”; (IV) “los procesos de integración regional y la internalización de los sistemas de comunicación (2)”.

Lo que vino y está… lo escribieron y aprobaron los funcionarios de la plutocracia.

Exportado desde Alemania

“Quizás esto no sea casualidad, ya que el modelo alemán de educación en la secundaria, orientada a la capacitación para los principales procesos productivos, marcó su impronta en todo el mundo”, escribió Paula Urien para La Nación (1).

Será por eso entonces que el ministro Carlos Burundarena toma y aplica esos “modelos” en la última dictadura cívico militar.

En la ponencia “De la Operación Cóndor a la Promoción Asistida” escribí: “Burundarena introduce la informática como orientación de los ciclos superiores de algunos establecimientos y propuso el PROYECTO SISTEMA DUAL: ESCUELA EMPRESA, inspirado en una experiencia alemana. Su diagnóstico era: “Fuerte desfasaje entre los avances científicos-tecnológicos incorporados al trabajo por empresas y las prácticas circulantes al interior del sistema educativo”.

El SISTEMA DUAL abarca dos trazos: a) Formación teórica: en la escuela. b) Capacitación: a cargo de las empresas. El título obtenido por los estudiantes era “Auxiliar Técnico en un oficio elegido”.

Los objetivos de la Escuela-Empresa “procesista” se parecen demasiado a los de la Ley de ETP 26.058: “Formar individuos responsables, activos, aptos para la movilidad, bien preparados para hacer frente a un mundo en constante y rápida evolución”.

Paula Guitelman en “La infancia en dictadura” es categórica: “Pero que la novedad radicaba en que el concepto de “trabajo” era reducido a “empleo” y en que en las prácticas educativas, en definitiva, constituían “un elemento más del mejoramiento tecnológico necesario de las empresas para aumentar la extracción de plusvalor relativo”. Lo paradójico del sistema, sin embargo, radicaba en que era paralelo a una política económico antiindustrial (que incluía la apertura de los mercados, el fomento de las importaciones, la progresiva eliminación de mecanismos de protección de la producción local, una pauta cambiaria desfavorable, etc.) El resultado así era una formación que propiciaba el conseguir un puesto laboral, cuando las políticas económicas estaban haciendo desaparecer esos puestos (4)”.

Todo sea “para educar y vivir en la era técnica (4)”…

La empresa-escuela K

El ADN de la educación “kirchnerista” es capitalista… No hay duda posible.

Otra vez el archivo, pieza clave de un periodista que se precie de serio y comprometido.

Repetimos: “Daniel Filmus fue siempre claro: “Estamos trabajando con grupos empresariales en distintas líneas en educación básica, superior, en la escuela técnica y en ciencia y tecnología (5)”.

En el 2004 en una asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el ex Ministro de Educación de la Nación sintetizó su pedagogía: “Me estoy entrevistando con una cantidad de empresarios increíble que piden discutir el tema educativo porque es uno de los cuellos de botellas más importantes para que la economía argentina siga creciendo al nivel que está (5)”.

Vale insistir. Filmus otra vez: “Con el grupo Techint, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) estamos trabajando para encontrar núcleos de escuelas técnicas, a las que podamos actualizar tecnológicamente y con las que articulemos pasantías en las fábricas. Nuestro proyecto es que, fuera del horario de clase, las escuelas se conviertan en centros de formación profesional para los que quedaron marginados del sistema educativo (5)”.

En el artículo La deshonra educativa afirmamos: “Pero nada debe sorprendernos. El jueves 30 de setiembre de 2004 La Nación tituló: “Educación y AEA (Asociación Empresaria Argentina) firmaron un convenio. Impulsarán la vinculación de las escuelas con las empresas”. En ese entonces el Presidente Néstor Kirchner anunciaba que enviaría al Congreso Nacional un proyecto de Educación Técnica. Kirchner sostuvo: “Volver a valorar con mucha fuerza la formación técnica de nuestros jóvenes”. Y “Aceitera General Deheza, Acindar, Arcor, Aguas Argentinas-Aguas Córdoba, Bayer, Bridgestone-Firestone, Cencosud, Cervecería y Maltería Quilmes, Coto, Daimler-Chrysler, Dow Química, Edenor, Gas Natural Ban, Grupo Clarín, Grupo Roggio, Fiat, Bagó, LA NACION, Loma Negra, IBM, IRSA, Mastellone, Movicom, Molinos, Quickfood, Petrobras, Praxair de Argentina, Repsol YPF, Roemmers, Techint, Telefónica, Telecom, TN & Platex, Unilever y Volkswagen” le dijeron sí ”.

No habría nada más que agregar… Es el gobierno de la educación “transburguesa”. Súmele el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 1374/2011 sobre el Régimen General de Pasantías del Nivel de Educaciòn Secundaria y la obsecuencia de gobernadores, sindicalistas docentes y todos los dícese partidos opositores y listo… Es el ADN de la Educación Para Todos, las Metas Educativas 2021 y el Modelo 1 a 1. Es la pedagogía de la soja, el fracking, la megaminería, los O Kms, los celulares, de Tinelli, de Lanata pese a sus denuncias, de los asesinatos contra la resistencia popular.

El amparo y la traducción

Inés Rosbaco viene bien en estos tiempos de mediocridad inducida: “El amparo, en tanto “manto de la cultura” (Yago, F., 2003), es simbólico y, es por esto que solamente un sujeto perteneciente a un orden socio- cultural posee las condiciones de humanización para gestar otro sujeto que reproduzca sus enunciados; ya habrá tiempo de cambiarlos por otros, si así eligiera hacerlo cuando crezca (…) Cuando se despoja de estos contenidos simbólicos, el impacto que esto tiene en el psiquismo de los niños/ adolescentes es el de profundizar los procesos de desubjetivación y desimbolización. Para pensarlo en las propuestas actuales de las políticas educativas (…) las políticas educativas alientan el cuidado/ protección de los niños marginados en la Escuela, trastocando en sus propuestas y exigencias la función más importante que ésta posee: la función de amparo (6)”.

Se trata de “amparar” y de “traducir” las necesidades de los estudiantes del pueblo por fuera de la lógica escuela-empresa-ganancias-consumismo. Hay que enfrentar la “represión excedente” (física, material y simbólica) generando y organizando deseos de vida colectivos, politizando y batallando por una didáctica y una pedagogía en contra de la plutocracia.

Qué es ser crítico se preguntaba Michel Apple… Y respondía: es “descubrir las relaciones de poder que existen en la sociedad donde vivimos”.

Y a ser críticos no se aprende desde las netbooKs (7) que confunde maliciosamente inclusión con consumismo, amparo con contención y la escuela con una empresa.

O democracia o capitalismo. Es el ADN lo que hay que cambiar.

Notas:
1) Paula Urien. La Nación.
2) La sociedad global. Educación, Mercado y Democracia. Noam Chomsky-Heinz Dieterich. Contrapuntos. 1995.
3) Citado en Conflictos pedagógicos, lucha y organización de los docentes en Argentina 1881-1973. Martín Acri Compilador. Barco ediciones 2012.
4) Prometeo libros. 2006.
5) La falta de capacitación “es un cuello de botella”. La Nación. Miércoles 31 de marzo de 2004.
6) Contra viento y marea: prácticas docentes con niños marginados. Inés Rosbaco. 2013.
7) Como dice Héctor Schmucler: “La crítica no apunta a la materialidad maquínica sino a la concepción de vida y del vivir a la que ésta sirve”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Yerros periodísticos

Roberto Fermín Bertossi (especial para ARGENPRESS.info)

Hasta la tremenda y espantosa muerte de Ángeles Rawson, sólo un estrago natural, una pandemia, el estallido de una guerra de proporciones globales o cosa semejante lograron este agobiante y apabullante interés vernáculo periodístico (?); con demasiadas versiones, muchas sin respeto ni escrúpulos ¡faltaba más!.

Hasta llegamos a leer, mirar y escuchar el catálogo de los más graves de los exabruptos/falacias/trascendidos/murmuraciones periodísticas: “¡Confirmado: … podría…habría…sería! (sic)” propias de quienes conocemos, han hecho del “conchabo seudoperiodístico” una mercancía, de aquellos que desde el mangrullo de la impunidad, no trepidan ni ante la honra personal ni el buen nombre ni el honor ni la salud de los supuestamente involucrados y hasta condenados por ellos mismos.

Se trata de esos comunicadores del escándalo y el morbo; si, esa prensa que se mancha con la vergüenza y el asco cuando no chequea ni tiene certezas ni nada sino sólo la orden del jefe del negocio lucrativo de comunicar lo que sea como sea para vender lo que sea como sea, arrojando así a los perros, tanta honra ajena como la mejor memoria de las buenas prácticas -serias, reflexivas, no especulativas y responsables- del mejor linaje nuestro periodismo argentino.

Queda claro que todos esos pseudoperiodístas (¿con título o habilitación académica?) solo buscaban sangre, violaciones reiteradamente masivas y hasta la propia tupacamaruzación del ángel de Ángeles. Esto es irrefutable cuando, con la única certeza de que nada de eso ocurrió, ninguno de ellos admitió su irresponsabilidad y ni siquiera amagó con una ineludible e impostergable solicitud de disculpas (ya inaceptables) a la familia y a toda una comunidad nacional que aun quiere y necesita creer a los medios de comunicación y a sus agentes que, como vemos otra vez, lamentable y dolorosamente permanecen todavía fuera de toda regulación, control, ética, prudencia y responsabilidad social periodística.

La realidad los desautorizó otra vez pero, esta vez, han quedado identificados y deben abandonar lo único que saben hacer que nada tiene que ver con las comunicaciones y el periodismo porque, la libertad de informar/expresión tampoco es un derecho absoluto (No existen en nuestro ordenamiento jurídico) sino relativos conforme a las normas que reglamentan su ejercicio, a la moral, a las buenas costumbres y a los principios liminares de nuestra Constitución Nacional que no admiten la torpeza, la tosquedad, las incontinencias dañinas, la ignorancia, la desmesura ni la estupidez lucrativa.

Con el advenimiento de nuestra democracia, todos los sectores de la convivencia nacional –con una sola excepción-, fueron formulando sus propias autocríticas, libre, espontánea y voluntariamente, de uno u otro modo. Si, ese sector de excepción, es precisamente el correspondiente al periodismo el que, obviamente, también está/estuvo interactuando según cada línea o criterio editorial, según cada dueño, propietario o `patrón´ con o sin panelistas y escandaletes.

Este sector de las comunicaciones audiovisuales, escritas y orales, tan imprescindible como insustituible en un Estado de derecho propio de una democracia que busca su plenitud, pudo y supo expurgar –más o menos recientemente- jueces, legisladores, funcionarios, testaferros, etc., pero jamás a ninguno de sus miembros.

¿Cuándo se desplazó a una/un periodista..?

¿Cuándo, por razones de ética, discreción, admisión de errores propios, de moral o neutralidad se autoexcluyó alguno?

¿Entonces, acaso debemos continuar ignorando reclamos poco menos, clamores, de una nueva teoría del valor periodístico que debería encarar nuevos descubrimientos de la subjetividad, esta vez con sus dimensiones más ligadas a la verdad, al conocimiento, a la comunicación y el lenguaje..?

Puede cualquiera hacer las veces de periodista que interrogue sobre todo cuando no sabe académicamente de nada, huérfano de toda idoneidad y atavío científico…

Los reprochables “habría” o “podrían" en que se escudan algunos pseudo comunicadores, ¿cuántas veces a la postre, manchan sin remedio el buen nombre y el honor de infinidad de personas y familias, definitivamente?

Ciertamente todo eso se corresponde con una crítica sin atributos, con una especie de tenacidad de lo imposible y un `talento´ mutante sin par que se atribuye el poder omnipotente de traducir minuto a minuto y a su modo, múltiples, diversas y simultaneas encrucijadas de la vida.

Una crítica autonomista parecería inadecuada porque, si la crítica es el momento de debilidad de las cosas, la institución periodística parece no tolerar ni querer saber nada sobre su propia trama de fragilidad.

Es del todo necesario crear culturas periodísticas autónomas y responsables ante el hartazgo de voces, palabras y figuras que respiran inadvertidamente su fractura esencial, su origen sospechado y el ocaso de su reino; un reino ciertamente caótico y anárquico siempre ajeno a todo control, a toda conducta, a toda ética, a todo compromiso y responsabilidad social.

Esta nota puede contener una redundancia, sí, la redundancia de la verdad y de la libertad y, allí mismo, donde solicitamos y exigimos una autocrítica pendiente, vemos también la enorme oportunidad de una innovación y renovación para que todos podamos descifrar la información periodística adecuadamente, antes que se convierta en erróneo “credo” de muchedumbres.

Otra redundancia la encontramos al fin y en esta nota por su lado opuesto. En efecto, cuando quizás se esperaba algo `ditirámbico´, pues, ante demasiados “yerros periodísticos” desbordantes, optamos constructiva y edificantemente excedernos por su reverso por la paz y el respeto de Ángeles y sus afectos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Estrago democrático con dolo eventual

Alfredo Grande (APE)
.

“La cultura represora es tan cruel y miserable, que para matar dos pájaros solo quiere usar un tiro”  (aforismo implicado)

“Rossi: “La Corte privilegió la legalidad corporativa antes que la legitimidad popular” 

En declaraciones al noticiero nacional del Foro Argentino de Radios Comunitarias, el ministro de Defensa y ex jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, expresó que “es un precedente hasta casi peligroso un fallo de la Corte que no reconoce como fuente legítima de poder a la voluntad popular”

“El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), Delegación Misiones, expresó “su absoluto repudio y preocupación por los dichos vertidos por el titular de la Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones (APTM), Ari Klusener, quien había dicho en un almuerzo entre empresarios y dirigentes políticos en Panambí, que “si por ahí hay algún chancho comunista suelto, hay que agarrarlo, hay que meterlo en cana y hay que secuestrarlo y liquidarlo, porque no podemos tener chanchos comunistas sueltos, al chancho comunista hay que meterlo a la parrilla”

(APe).- Hace algunos años, participé en una mesa debate en apoyo de Luis D Elia. Estaban Carlos Aznarez, Vicente Zito Lema y Luis. El tema central era una demanda judicial por haber dicho que odiaba a la burguesía, aunque no me acuerdo bien a qué odiaba. Mi apoyo tuvo que ver con sostener que el odio es una herramienta teórica, política y afectiva que permite discriminar al amigo del enemigo y nos da energía para enfrentarlo. De ahí surge un aforismo implicado: “para amar al socialismo primero hay que odiar al capitalismo”.

Años después, pareciera que Luis odia a algunos trabajadores y militantes sociales. Minutos después del último choque en la línea Sarmiento, Luis desde su programa de radio advertía: “estén atentos con el Pollo Sobrero y Pino Solanas”. Parece que sin ningún peritaje, ya sabía quiénes eran los culpables, cómplices, copartícipes o instigadores. O todo eso junto. Como el diablo sabe por diablo, pero más sabe por kirchnerista, no había pasado media hora y ya el mapa de la caza de brujas y brujos estaba armado. Yo odio el macartismo, de la intensidad que sea.

El anti comunismo visceral de cierto peronismo fue responsable del martirio de Ingalinella. La alianza anticomunista argentina (conocida por su sigla triple A) fue el engendro que el fascismo lopezreguista inventó para arrasar con los sueños de la patria socialista, e inaugurar las pesadillas del terrorismo de Estado, cuyo debut en sociedad fue la masacre de Ezeiza. De la cual hoy se cumplen 40 años.

 Otra masacre, la del Puente Pueyrredón, se llevó las vidas de Darío y Maxi pero además permitió que Duhalde adelantara el cronograma electoral para sepultar formas populares y revolucionarias de continuación de la pueblada del 2001 y las consignas del “que se vayan todos”. Cuando la casa volvió a estar en orden, entonces el Kirchenerismo tomó las banderas de la luchas populares, les dio materialidad histórica, pero con una pequeña modificación.

Ahora todo era producto de su inspiración, y también se bajaba el cuadro del juicio a las juntas militares y a la Conadep. Néstor Kirchner es el mejor ejemplo de lo que llamo “auto engendramiento”. De la nada, aparece todo. Me refiero a la nada militante por los derechos humanos. Antes de ser presidente: nada. Luego de ser presidente: todo. Nada por allá, todo por acá. Magia republicana.

Y el todo sigue hasta la actualidad, donde desde la ley de medios audiovisuales hasta la asignación universal, todo lo bueno es K, todo lo malo es Corpo. Es simple, es klaro. O sea: que la estrategia gatopardista es sostener la soberanía popular, mientras sea una soberanía rigurosamente vigilada. ¿Y quien vigila la soberanía popular? Los partidos políticos mayoritarios. Por eso hay una ley de partidos políticos proscriptiva, que necesitó un milagro para Altamira para sortear las internas abiertas.

Los frentes, contrafrentes, alianzas, contubernios, mescolanzas, etc, también tienen su razón y sin razón de ser en esa ley, que ha dejado de ser centro de debate. Lo que no deja de ser una curiosidad de la oposición de izquierda haber anestesiado ese debate. Por eso la insistencia en la soberanía popular expresada en votos a listas sábana de dos plazas partidarias, es de una hipocresía digna de peor causa.

Si hubiera un interés real en que lo popular se exprese, de una verdadera y definitiva democratización de la política, hay dos instrumentos contundentes: el plebiscito vinculante y la revocación de mandatos. Por ejemplo: De Vido estaría viajando en el Sarmiento y para no angustiarse escucharía el programa radial de Luis D Elia.

Un plebiscito anularía toda la nefasta política de subsidios y pasaría el control de los trenes, por algo hay que empezar, al Estado con control de los trabajadores y de los usuarios. O directamente a los trabajadores y a los usuarios sin control del Estado.

Después de todo, los burócratas nada saben del transporte público por qué no lo usan, y tampoco usan nada público, aunque lo defiendan de relato mientras lo atacan con sus políticas de privatización encubierta. (un Grupo Plaza por ahí…) Los subsidios son eso: privatizaciones encubiertas, que los 90 no se han ido y que si se fueron, han “volvido”. Por eso el último choque de trenes, como el asesinato de Ángeles Rawson, sepulta todo intento de investigar con una mínima intención de encontrar algo parecido a la verdad.

No hay más verdad en la Argentina: todo son operaciones de prensa. Oficialistas, opositoras, pero operaciones. Y una de las operaciones de prensa más brutal es el fútbol para todos (y todas, incluso las que no les importa el fútbol) en cuyo entretiempo, y zócalos, la catarata publicitaria te ahoga, especialmente si tu equipo está perdiendo. Si gana, te la fumás mas tranquilo. El mismo prejuicio de D Elia para acusar a Sobrero, lo tienen los investigadores para acusar al encargado del edificio.

No faltará el que diga que es una operación contra el Suterh. Obviamente, no existe una Verdad. Pero hay verdades que si no las defendemos, nos arrasarán con mentiras nunca verdaderas y todo tipo de falsedades. Después de todo, solo la verdad nos hará libres y por lo tanto, la conclusión es que solo la mentira nos hará esclavos.

Entonces…¿donde buscamos la verdad? En el fundante colectivo de la cultura: la lucha de clases. Algo muy distinto, incluso lo contrario, de la soberanía popular. Porque el voto, al ser universal, implica el ejercicio de una soberanía neutralizada. De una soberanía para todos y todas. De un masacote que votó dos veces a un dirigente que malvendió la república, para no ir más cerca.

Todos votan pero votan lo mismo: la representación partidocrática. Lo importante nunca se vota. Lo importante pasa por otro lado: organizaciones del campo social, sindical, educativo, religioso. Lo que se llama un territorio. Pensado como un espacio donde se ejerce un poder. Que siempre es colectivo y de multiplicidades singulares. Lo opuesto a la pirámide verticalista y represora que Freud denominó Masas Artificiales. Pero lo revolucionario tiene razones que la Razón de Estado nunca entenderá. Por suerte.

 El fascismo lo tiene más claro: por eso con absoluta impunidad, habla del chancho comunista a la parrilla. Recuerda con nostalgia los tiempos de la triple A y quizá organizando una triple K. Con bestias así, hasta Macri parece de centro derecha, aunque con un leve empujón queda tan cerca del Duce que ni el metrobús lo salva.

 Los estragos democráticos, desde la masacre de once, la megaminería, los impuestos al salario, el iva extendido, la represión a los originarios y a los trabajadores, las leyes anti terrorista y de partidos políticos, etc, etc, tiene dolo eventual. Pero no sé cuánto tiempo el absoluto poder pasará de lo eventual a lo necesario. Lo implacablemente necesario. Estaremos no sé si organizados, pero seguramente en unión para enfrentarlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pueblos originarios y "limpieza ecológica"

Tomás Buch (RIO NEGRO ON LINE)

Estamos en una época en la que los habitantes originarios de las tierras usurpadas por Occidente vuelven por sus fueros y en la que los gobiernos -muchos de ellos, por lo menos en América Latina- reconocen los derechos originarios. Por lo menos, en el discurso. Y Bolivia, la mayoría de cuya población es aimara, quechua o guaraní, tiene por primera vez en sus 200 años de historia un presidente que pertenece a la mayoría del pueblo. En muchos sitios se ha aceptado la educación bilingüe para evitar que las culturas originarias se pierdan en la marea unificadora del modernismo capitalista.

También estamos en una época en la que gran parte de la economía de nuestro país se basa en la demanda por una leguminosa ajena a nuestro territorio, pero que, ingeniería genética mediante, se da muy bien en casi cualquier clima y vale más de 500 dólares la tonelada.

Nosotros no la consumimos, salvo en forma de salsa o de falsas milanesas; en cambio, los cerdos chinos están ávidos y los vehículos a motor creen que con mezclar 5% de biodiésel en su combustible contribuyen a evitar la catástrofe climática y ecológica hacia la que nos encaminamos sin pausa y con más prisa de la que aceptamos.

La soja se da muy bien en zonas en las que hasta ahora no había producción agrícola, salvo unos choclos familiares, ni inundaciones que arrasan a poblaciones enteras. En cambio, había bosques naturales en los que unos pocos "indios" vivían más o menos tranquilos, más o menos despreciados, más o menos ignorados, con una economía de subsistencia. En Formosa, en Chaco, en Salta, en la Patagonia, en Misiones...

La mayoría (algunos historiadores hablan del 90%) murió por enfermedades traídas de Europa, por explotación en las minas, de hambre o de tristeza. La civilización se robó un continente y el día en que este despojo comenzó se siguió festejando como el Día de la Raza hasta el 2010; desde entonces se llama Día del Respeto a la Diversidad Cultural y en muchos países latinoamericanos también se hace más énfasis que antes en el respeto por los pueblos originarios. La "raza" festejada era una mezcla de celtíberos, godos, cartagineses, romanos, árabes y vaya a saber qué más. Pero "blancos".

Quedan algunas decenas de miles de indígenas en nuestro país. Y éstos fueron despojados repentinamente, o de a poco, (pero siempre en forma sangrienta), de sus tierras. Repentinamente, en los años 1830 por Rosas y en 1879 por Roca en el sur, y bajo Avellaneda (el que pagaba nuestra deuda externa con el sudor y la sangre de los argentinos en general, no sólo de los indios) y bajo Roca como presidente en el norte, a cargo del coronel Manuel Obligado y el mayor Luis Fontana. Y de a poco, terruño tras terruño, ahora.

La Patagonia norte se repartió entre los oficiales de Roca y el sur fue apoderado por próceres como aquellos llamados Menéndez y Behety, acompañados por la Corona británica (todos los cuales pagaban por orejas o testículos de indios asesinados) fueron a parar a manos más hábiles o más ávidas que las nuestras, como el millón de hectáreas de los Benneton que, graciosamente, construyeron un museo con los restos de tehuelches y mapuches. De onas, alacalufes y yanagas sólo quedan anécdotas. De la lengua tehuelche queda un diccionario... Y los mapuches son reprimidos duramente en Chile, por los mismos motivos de siempre: reclaman una parte de sus tierras. Ellos se defienden cometiendo, a veces, actos de terrorismo como el asesinato de "huincas" -imperdonable pero comprensible ante la represión de todos los gobiernos- tal vez, con excepción del de Allende.

Quedaban los bosques del Norte, los que habían dejado los ingleses de La Forestal después de destruir todo el de quebracho. "Impenetrable" se llamaba lo que queda del bosque chaqueño y formoseño; Yungas, el salteño, y dentro había naturaleza intocada por el hombre blanco, porque la geografía era hostil, el clima impedía la mayoría de los cultivos. Habitan esa inhóspita zona los restos de varias etnias que durante mucho tiempo fueron dejadas en su miseria, pero en paz.

Y entonces llegó la soja, especialmente las variedades manipuladas genéticamente para hacerlas resistentes a las malezas y a los climas más variados, y de repente la zona agrícola empezó a expandirse y la poco conocida soja se empezó a expandir cual incendio por todo el país.

Un incendio que se está llevando a los presuntamente tan reivindicados y protegidos y mimados pueblos originarios -en este caso los qom, que solíamos llamar tobas- a manos de una policía al servicio de grandes intereses del agro, que aún dominan nuestro país y especialmente las provincias de estructuras más feudales. Los asesinatos están a la vista, tantos "accidentes" no son creíbles para nadie. Sus culpables están acusados con fundamentos y testimonios: son los esbirros de los mismos terratenientes que quieren ocupar (eufemismo por "robar") el poco suelo que han dejado a los indígenas, con la más que probable protección, complicidad o ayuda de las policías provinciales. Existen las leyes que les aseguran sus tierras, pero los postes limítrofes se siguen moviendo a favor de los latifundistas y siempre "se investigan" las culpas pero jamás se castiga a nadie, aunque todo el pueblo sepa quiénes son, de modo que, además de policía, también la "Justicia" es cómplice.

Y la soja avanza. Y los indios mueren o se hacinan alrededor de las ciudades.

También el desierto avanza, junto con el desmonte. Primero es el desierto verde de la soja, sobrealimentada con productos tóxicos.

Luego será el desierto de la tierra destruida.

Tomás Buch es físico y químico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.