viernes, 12 de julio de 2013

Ultra-burguesía y Estado de excepción mundial: Clausura del espacio aéreo y de las soberanías

Raúl Prada Alcoreza (especial para ARGENPRESS.info)

Lo ocurrido recientemente, durante el regreso del presidente Evo Morales de Moscú, donde se realizó la II Cumbre de Países Exportadores de Gas (GECF), es insólito.

Los gobiernos de Francia y Portugal decidieron cerrar su espacio aéreo al avión del presidente boliviano, en tanto que el gobierno español dijo que se permitía el aterrizaje si es que se dejaba revisar el avión. Se supo que lo que se hacía, esta intervención de los países europeos, era porque se sospechaba que el avión trasladaba al joven Edward Joseph Snowden, perseguido por el gobierno estadounidense, acusado de filtrar información “secreta” de Estado, quien se encuentra en el limbo del aeropuerto de Moscú, sin poder acceder ni al asilo ni al tránsito. El gobierno de la Federación Rusa estableció que no podía dar asilo si es que Edward Joseph Snowden no se comprometía a no difundir la información cuestionada. Todo esto acontecía cuando el avión del presidente se encontraba en pleno vuelo. Ante las gestiones apuradas de la Cancillería boliviana, el avión del presidente pudo aterrizar en Viena dónde todavía se encontraba hasta la madrugada de 3 de julio. El gobierno de Austria notificó que Edward Joseph Snowden no se hallaba en el avión, como se había sospechado. Se dice que por fin, recientemente, Francia dio su consentimiento para el aterrizaje y el reabastecimiento del avión. Sin embargo, antes, el gobierno español expresó que permitía el aterrizaje y el reabastecimiento del avión en las islas Canarias, hacia donde finalmente se dirigió el vuelo oficial. Ante semejantes hechos violatorios de la soberanía boliviana, el vicepresidente de Bolivia se pronunció, dijo que este era un virtual secuestro imperialista del presidente boliviano. Los países del ALBA protestaron ante esta vulneración de los derechos internacionales, apoyando al presidente de Bolivia y al pueblo boliviano. Se espera un pronunciamiento de UNASUR, así como de la OEA. El Partido Comunista de Chile denunció la agresión y expresó también su apoyo al gobierno y al pueblo boliviano. Como se puede ver, esta sucesión de hechos muestra una flagrante violación del derecho internacional y un claro atentado a la soberanía boliviana. Se observa la intervención del gobierno estadounidense y la complicidad de los países europeos, incluyendo al gobierno “socialista” de Francia. El argumento de que se sospechaba que Edward Joseph Snowden se encontraba en el avión presidencial no justifica, de ninguna manera, este torpe y desproporcionado procedimiento de clausura del espacio aéreo por parte de los gobiernos europeos; al contrario, termina demostrando la concomitancia de estos estados no sólo con la política neo-colonialista norteamericana, sino con una actitud policial de un Estado, el estadounidense, que ha convertido en institución el espionaje y la intervención, incluyendo a los propios países europeo, como se ha terminado conociendo, por las últimas denuncias, que demuestran espionaje de reuniones de la Unión Europea.

Estábamos acostumbrados a las historias de espionaje de la guerra fría, también conocimos los montajes del espionaje norteamericano para justificar la segunda guerra del golfo y la invasión de Irak, así como se pudo entrever la continuidad interventora de las agencias de inteligencia de las potencias opresoras en la secuencia de sucesos de la llamada primavera árabe. Esta guerra tibia continúa con las intervenciones de apoyo a los grupos armados sirios, opuestos al gobierno del Presidente Bashar Al-Assad. Todo esto parece una historia de nunca acabar, la increíble y triste historia del eterno imperio de la infinita colonialidad. Empero, a lo que no se asistió todavía es a esta flagrante vulneración del derecho internacional y de soberanía de los países, afectando el regreso de un presidente a su país, incluso poniendo en riesgo su vida, al no permitirle aterrizar para reabastecimiento del avión. El antecedente a lo ocurrido es reciente, se trata de la amenaza del gobierno de Barack Obama al gobierno de Ecuador; la amenaza no deja dudas, dice que sí este país accedía a dar asilo a Edward Joseph Snowden se atenía a las consecuencias, a represalias de orden económico. ¿Qué nos dicen estos sucesos ignominiosos en el panorama internacional?

La persecución jurídica a Julian Assange, el asilo bloqueado por el gobierno de Londres, ya suspendido un año, manteniendo al responsable de WikiLeaks en la embajada de Ecuador en Londres, estos sucesos nos muestran la indisimulada intervención del gobierno estadounidense en los estados europeos, así como en los asuntos internacionales, afectando el derecho internacional. Llaman la atención los procedimientos empleados, la persecución desatada, el desconocimiento explicitado del derecho internacional, así como el asilo suspendido; violaciones que encubren, paradójicamente al manifestarlas, lo expuesto y denunciado a la luz por WikiLeaks. Las evidentes intervenciones, el descaro de los procedimientos intervencionistas, la violación de derechos, aparecen claramente en las informaciones clasificadas, hechas públicas por Wikileaks. ¿Qué es lo que más molesta a los estados dominadores del centro del sistema-mundo capitalista, en ambos casos, el de WikiLeaks y el de Edward Joseph Snowden? ¿Qué se pongan en evidencia y se develen los “secretos” sucios de las intervenciones imperialistas? Los derechos internacionales, los derechos individuales, las soberanías de los países quedan en entredicho. Los llamados estados “democráticos” y desarrollados se ponen en evidencia, se desnuda la descarnada dominación y su apego a los procedimientos “secretos”, el uso recurrente de las agencias de inteligencia, el recurso constante de la intervención velada y abierta de las soberanías de los países. También se devela el poco respeto del derecho internacional por parte de las potencias neo-colonialistas. Los gobiernos de estos estados no perdonan este develamiento de los “secretos” sucios de la política internacional, los recursos ilegítimos de la geopolítica del sistema-mundo; por eso, se considera viable optar por conductos violatorios, como los recurridos ante el vuelo de regreso del presidente boliviano.

Es indispensable el repudio a esta flagrante violación de la soberanía de Bolivia y vulneración del derecho internacional, repudio espontáneo de bolivianos y latinoamericanos, exigiendo además sanciones internacionales a los estados involucrados en estos actos violatorios y de vulneración de derechos; esta es la conducta consecuente que debemos seguir. Sin embargo, fuera del repudio, es indispensable analizar los alcances de todos estos eventos. Las informaciones de WikiLeaks, el asilo de Julian Assange, la filtración de información por parte de Edward Joseph Snowden, la persecución de ambos, el desconocimiento del derecho de asilo, la complicidad de las potencias, la clausura del espacio aéreo europeo y el virtual “secuestro” diplomático del presidente boliviano, son síntomas de la descomposición de la geopolítica de dominación mundial.


El problema de las filtraciones

Hay que situar el problema que preocupa, en la coyuntura, al gobierno de los Estado Unidos de Norte América; este es el de la publicación de las llamadas filtraciones. Wikileaks pública a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido comprometedor para las potencias involucradas, garantizando el anonimato de sus fuentes. Las filtraciones más relevantes el 2010 fueron un video de tiroteo a periodistas, acontecido el 13 de julio de 2007 en Bagdad, los Diarios de la Guerra de Afganistán, los Registros de la Guerra de Irak, los papeles del Departamento de Estado, el Archivo insurance.aes 256, el archivo Global Intelligence Files leak. Todas estas publicaciones y difusiones comprometen la ética y moral del imperio. Edward Joseph Snowden reveló pormenores del programa de vigilancia (PRISM). Programa descomunal de vigilancia mundial, que viola la privacidad y los derechos civiles y políticos de los ciudadanos del mundo. Las filtraciones las dio a conocer el Washington Post, periódico que informó el motivo que condujo el dar a conocer las filtraciones; Snowden dijo que la razón es denunciar el "estado de vigilancia" existente en Estados Unidos. Justificando su acción. Snowden comentó que no puede "en conciencia, permitir al gobierno de Estados Unidos destruir la privacidad, la libertad en internet y las libertades básicas de la gente de todo el mundo con esta gigantesca máquina de vigilancia que están construyendo en secreto". En una entrevista otorgada a The Guardian, en junio de 2013, dijo: No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas… No quiero vivir en un mundo donde se registra todo lo que hago y digo. Es algo que no estoy dispuesto a apoyar y admitir. Los diarios The Guardian y The Washington Post hicieron pública la identidad de Snowden a petición suya, días después de la filtración. El argumento para renunciar al anonimato fue el siguiente: "No tengo intención de esconder quién soy porque sé que no he hecho nada malo".

¿Qué es entonces lo que está en juego? Este monstruoso proyecto de control y vigilancia, que convertiría al mundo en un inmenso panóptico, iluminado, atravesado por la mirada y los oídos absolutos de un sistema policial total. Como, de alguna manera, dice Snowden, la libertad y los derechos adquiridos desaparecerían, serían puestos en suspensos. Estaríamos asistiendo a un monumental Estado de excepción permanente. Todo esto bajo el control de ejércitos gendarmes, de intervención rápida, que defenderían los intereses de una minúscula ultra-burguesía todopoderosa. El dominio absoluto del sistema financiero internacional, que ha convertido la acumulación ampliada de capital en un sistema de valorización ficticia, hipertrofiada, por el camino de la desorbitada especulación, con tasas cortas de retorno, renunciando o postergando la inversión productiva; llevando al colapso a las propias clases medias de los países del centro del sistema-mundo capitalista, convirtiéndolas en eternos deudores, incapaces de pagar las amortizaciones y los intereses en constante incremento, después expulsándolos de sus casas y echándolos a la calle. Edward Joseph Snowden no es un criminal, tampoco un traidor a su país; todo lo contrario, responde a los principios primordiales de su Constitución, conculcados por el enorme aparato represivo, de vigilancia y de espionaje, montado por la clase dominante. No se puede perder de vista esta situación; Snowden ha arriesgado su libertad y su vida buscando desesperadamente salvaguardar la libertad y la vida de los ciudadanos del mundo. Como dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hay que proteger la vida de este joven valiente. Los ciudadanos del mundo debemos exigir garantías y protección para el joven Snowden. La lucha que enfrentan ahora los pueblos es contra una amenaza nuca jamás vista, sin precedentes; la minúscula ultra-burguesía apuesta a un Estado policial mundial para preservar sus gigantescas y desbordantes ganancias, a costa de las inmensas mayorías de las sociedades y de los pueblos. A no dudar lo que se tiene que hacer; unidad de todos los pueblos del mundo en esta lucha contra la ultra-burguesía mundial y el dominio descomunal del sistema financiero internacional. Defensa del joven que se ha atrevido a desafiar al monstruo, al despropósito de los servicios de inteligencia. Exigir a las potencias develar sus “secretos” sucios. Enjuiciar a todos los responsables ante semejante atentado a los derechos fundamentales y libertades ciudadanas. Plantear la democratización de todos los dispositivos de seguridad. Desmantelar los servicios de inteligencia. Avanzar a una gobernanza de los pueblos del mundo. Poner fin al abuso de los sistemas financieros, que han endeudado a los ciudadanos de los países. ¡Qué paguen la crisis los responsables de ella! Los banqueros y la ultra-burguesía.

El problema de los gobiernos progresistas

Con todas las contradicciones que puedan contener los gobiernos progresistas, contradicciones que señalamos en distintos escritos, obligándonos a la crítica, en defensa de los procesos de cambio en cuestión, es indispensable distinguirlos de los gobiernos neoliberales y conservadores. La ultra-burguesía y el imperio ven a estos gobiernos como un peligro, una amenaza, por más frágil que sea. Los ciudadanos movilizados de los países céntricos, los indignados, observan con cierta condescendencia a estos gobiernos, pues consideran que se oponen a sus mismos enemigos, sus propios gobiernos y el sistema financiero internacional.

Los intelectuales conservadores y reaccionarios del norte se inventaron una teoría descalificadora e intervencionista, construyeron el término de estados canallas identificando a países susceptibles de intervención, por distintas razones, incluyendo razones humanitarias, así como preventivas, retornando al concepto medioeval de la guerra justa. Esta es la base argumentativa de la declaración de guerra infinita contra el terrorismo, que, en el fondo, es una guerra contra todo el mundo que se oponga a su ciclópea dominación. Para la ideología conservadora y reaccionaria de la ultra-burguesía los gobiernos progresistas corresponden a los estados canallas. No es pues casual que se haya atentado contra un presidente de un gobierno progresista de Sud América. Es como un ensayo, observando las reacciones de los gobiernos, de las instituciones internacionales, de los movimientos sociales y de los ciudadanos. ¿Qué es lo que nos tienen preparado los servicios de inteligencia, expertos y especialistas contra-insurgentes y de distintas formas de guerra, guerra fría, guerra tibia y guerra caliente, responsables de diseñar proyectos estratégicos y tácticos de intervención, simulando distintos escenarios?

Lo que ha ocurrido con el presidente Evo Morales Ayma no es casual, tampoco sólo responde a la sospecha de que iba en el vuelo Snowden, protegido por la inmunidad diplomática del avión oficial. Se juega mucho más. La crisis desatada en Europa, que alcanza a Estados Unidos de Norte América y a la mayoría de los países del centro del sistema-mundo capitalista, no se afronta, desde la perspectiva de la ultra-burguesía, sólo con disposiciones financieras y reingenierías administrativas, sino mediante una estrategia de guerra. Ante este proyecto descomunal de de dominación mundial, ante la proyección de un Estado policial mundial, ante la posibilidad de un Estado de excepción mundial y permanente, es menester, por parte de los pueblos del mundo, un proyecto alternativo, adverso a la dominación de la ultra-burguesía. Contra la guerra infinita a los pueblos, oponer la paz mundial; contra el Estado de excepción mundial, oponer la gobernanza mundial de los pueblos; contra el sistema panóptico de control, vigilancia y espionaje, oponer la exigencia de transparencia, garantías múltiples de las libertades y los derechos ciudadanos y de los pueblos; contra el estado policial mundial, oponer la profundización de las democracias, alcanzando formas operativas de participación y control social. Contra la dominación perversa del sistema financiero internacional, oponer un sistema mundial de complementariedades económicas y productivas. Contra los monopolios de las empresas trasnacionales, oponer la liberación de la potencia social, sus capacidades creativas, apoyadas en los bienes comunes, el intelecto general, los saberes colectivos y las revoluciones tecnológicas-científicas compartidas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Estados Unidos y "su“ respeto al derecho internacional

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Prácticamente desde su nacimiento como nación, Estados Unidos se atribuyó un “destino manifiesto” sobre las demás naciones del mundo, comenzando por sus vecinas ubicadas al sur de sus fronteras, a las cuales debía extender su “protección” y su obligación “civilizadora”, y cuya mezcolanza étnica justificaba entonces ser dominadas por quienes eran portadores de la sabiduría occidental.

A partir de esta convicción supremacista, los diferentes inquilinos de la Casa Blanca han seguido invariablemente un mismo patrón de conducta imperialista, ordenando todo tipo de tropelías en contra de la autodeterminación de los pueblos, en un juego de ajedrez geopolítico que les garantice la hegemonía mundial, sin rivales que se la disputen. De esta forma, Estados Unidos ha tenido una injerencia -directa e indirecta- en los asuntos internos de muchos países considerados estratégicos para sus intereses económicos, políticos y militares, a tal grado de ordenar el asesinato de presidentes y dirigentes políticos “disidentes”, el desembarco de marines, golpes de Estado y bloqueos económicos (como ocurre desde hace largo tiempo con Cuba); todo ello enmarcado en “la defensa de la democracia y de la paz universal”, que es decir todo aquello que beneficie y consolide dichos intereses.

A todas estas acciones imperialistas se suma la interpretación unilateral que ha hecho Washington del derecho internacional en la actualidad -según su propia conveniencia-, incluyendo lo pertinente a la Convención de Ginebra y el respeto a los derechos humanos, sin tomar en cuenta la posición contraria de gobiernos, organismos multilaterales y la opinión pública mundial. Así, los gobiernos de George Bush (padre e hijo) y de Barack Obama han violentado las normas establecidas por la ONU, han desconocido la jurisdicción de la Corte Penal Internacional y han fijado como fronteras de su país al planeta entero, contando para ello con sus secuaces de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en lo que fácilmente podría catalogarse de actos de piratería internacional, además de representar una vuelta al colonialismo que los mismos protagonizaran en el pasado en África, Asia y nuestra América, exterminando a sus pueblos aborígenes y saqueando sus riquezas.

De ahí que no extrañe nada las medidas de coerción y control que ahora pretende aplicar la corporación gobernante estadounidense a escala planetaria, las cuales deben aceptarse sumisa e incondicionalmente, bajo pena de ser castigados, en una u otra forma. Por eso, lo sucedido a sus propios ciudadanos (exacerbando el miedo atávico a un enemigo externo incivilizado, e inculcado sistemáticamente a través de los diversos medios de información), ahora Estados Unidos lo aplica a todos los continentes, creando una amplia red de espionaje (sin respeto a la intimidad de los hogares) y de chantajes políticos que explica -en parte- ese silencio cómplice que rodea todas sus acciones de terrorismo de Estado; todo esto en una cruzada neocolonialista, injerencista e imperialista que es preciso denunciar y enfrentar en todo momento, si se quiere preservar todavía lo más sagrado para cada persona y cada pueblo: su libertad integral.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mercosur, Unasur y la indecisión del Brasil

Atilio A. Boron

Las últimas semanas fueron pródigas en acontecimientos reveladores de los alcances de la contraofensiva desplegada por Washington a los efectos de dinamitar los diversos procesos integracionistas en marcha en Latinoamérica.

Hoy por hoy el Mercosur y la Unasur son los blancos más obvios, pero la CELAC está también en la mira y en cuanto demuestre una mayor gravitación en los asuntos del hemisferio será también ella objeto de los más encarnizados ataques. Una de las armas más recientemente pergeñadas por la Casa Blanca ha sido la Alianza del Pacífico, engendro típico de la superpotencia para movilizar a sus peones al sur del Río Bravo y utilizarlos como eficaces “caballos de Troya” para cumplir con los designios del imperio. Otra alianza, la “mal nacida” según el insigne historiador y periodista argentino Gregorio Selser, la inventó a comienzos de los sesentas del siglo pasado John F. Kennedy para destruir a la Revolución Cubana. Aquella, la Alianza para el Progreso, que en su momento dio pábulo a algunos pesimistas pronósticos entre las fuerzas anti-imperialistas, fracasó estrepitosamente. La actual no parece destinada a correr mejor suerte. Pero derrotarla exigirá, al igual que ocurriera con su predecesora, de toda la firmeza e inteligencia de los movimientos sociales, las fuerzas políticas y los gobiernos opuestos –en diversos grados, como es evidente al observar el panorama regional- al imperialismo. Flaquezas y debilidades políticas y organizativas unidas a la credulidad ante las promesas de la Casa Blanca, o las absurdas ilusiones provocadas por los cantos de sirena de Washington, señalarían el camino de una fenomenal derrota para los pueblos de Nuestra América.

En este sentido resulta más que preocupante la crónica indecisión de Brasilia en relación al papel que debe jugar en los proyectos integracionistas en curso en Nuestra América. Y esto por una razón bien fácil de comprender. Henry Kissinger, que a su condición de connotado criminal de guerra une la de ser un fino analista de la escena internacional, lo puso de manifiesto cuando satisfecho con el realineamiento de la dictadura militar brasileña luego del derrocamiento de Joao Goulart acuñó una frase que hizo historia. Sentenció que “hacia donde se incline Brasil se inclinará América Latina”. Esto ya no es tan cierto hoy, porque la marejada bolivariana ha cambiado el mapa sociopolítico regional para bien, pero aun así la gravitación de Brasil en el plano hemisférico sigue siendo muy importante. Si su gobierno impulsara con resolución los diversos procesos integracionistas (Mercosur, Unasur, CELAC) otra sería su historia. Pero Washington ha venido trabajando desde hace tiempo sobre la dirigencia política, diplomática y militar del Brasil para que modere su intervención en esos procesos, y se ha anotado algunos éxitos considerables. Por ejemplo, explotando la ingenua credulidad de Itamaraty cuando desde Estados Unidos se les dice que va a garantizar para Brasil un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, mientras la India y Pakistán, (dos potencias atómicas) o Indonesia (la mayor nación musulmana del mundo) y Egipto, Nigeria (el país más poblado de África) y Japón y Alemania, sin ir más lejos, tendrían que conformarse con mantener su status actual de transitorios miembros de ese organismo. Pero otra hipótesis dice que tal vez no se trate sólo de ingenuidad, porque la opción de asociarse íntimamente a Washington seduce a muchos en Brasilia. Prueba de ello es que pocos días después de asumir su cargo el actual canciller de Dilma Rousseff, Antonio Patriota, otorgó un extenso reportaje a Paulo Cesar Pereira, de la revista Veja. La primera pregunta que le formulara el periodista fue la siguiente: “En todos sus años como diplomático profesional, ¿qué imagen se formó de Estados Unidos?” La respuesta fue asombrosa, sobre todo por provenir de un hombre que se supone debe defender el interés nacional brasileño y, a través de las instituciones como el Mercosur, la Unasur y la CELAC, participar activamente en promover la autodeterminación de los países de los países del área: “Es difícil hablar de manera objetiva porque tengo una involucración emocional (¡sic!) con los Estados Unidos a través de mi familia, de mi mujer y de su familia. Existen aspectos de la sociedad americana que admiro mucho.”

Lo razonable hubiera sido que se le pidiera de inmediato la renuncia por “incompatibilidad emocional” para el ejercicio de su cargo, para decirlo con delicadeza, cosa que no ocurrió. ¿Por qué? Porque es obvio que coexisten en el gobierno brasileño dos tendencias: una, moderadamente latinoamericanista, que prosperó como nunca antes bajo el gobierno de Lula; y otra que cree que el esplendor futuro del Brasil pasa por una íntima asociación con Estados Unidos y, en parte, con Europa, y que recomienda olvidarse de sus revoltosos vecinos. Esta corriente todavía no llega a ser hegemónica al interior del Palacio del Planalto pero sin duda que hoy día encuentra oídos mucho más receptivos que antes.

Este cambio en la relación de fuerzas entre ambas tendencias salió a luz en numerosas ocasiones en los últimos días. Pese a ser uno de los países espiados por Estados Unidos, y a que Brasilia dijera que el hecho era “extremadamente grave” tras cartón se hizo público que no se le asignaría asilo político a Edward Snowden, quien denunció la gravísima ofensa inferida al gigante sudamericano. Otro: la muy lenta reacción de la presidenta brasileña ante el secuestro del que fuera víctima Evo Morales la semana pasada: si los presidentes de Cuba, Ecuador, Venezuela y Argentina (amén del Secretario General de la Unasur, Alí Rodríguez) se tardaron apenas unos pocos minutos luego de conocida la noticia para expresar su repudio a lo ocurrido y su solidaridad con el presidente boliviano, Rousseff necesitó casi quince horas para hacerlo. Después, inclusive, de las duras declaraciones del mismísimo Secretario General de la OEA, cuya condena se conoció casi en coincidencia con la de los primeros. Conflictos y tironeos al interior del gobierno que aduciendo un inverosímil pretexto (las masivas protestas populares de los días anteriores, ya por entonces apagadas) impidieron que la mandataria brasileña no asistiera al encuentro de presidentes que tuvo lugar en Cochabamba, una ciudad localizada a escasas dos horas y media de vuelo desde Brasilia, debilitando el impacto global de esa reunión y, en el plano objetivo, coordinándose con la estrategia de los gobiernos de la Alianza del Pacífico que, como lo sugiriera el presidente Rafael Correa, bloquearon lo que debió haber sido una cumbre extraordinaria de presidentes de la Unasur.

Para una América Latina emancipada de los grilletes neocoloniales es decisivo contar con Brasil. Pero ello no será posible sino a cuentagotas mientras no se resuelva a favor de América Latina el conflicto entre aquellos dos proyectos en pugna. Esto no sólo convierte a Brasil en un actor vacilante en iniciativas como el Mercosur o la Unasur, lo que incide negativamente sobre su gravitación internacional, sino que lo conduce a una peligrosa parálisis en cruciales cuestiones de orden doméstico. Por ejemplo, a no poder resolver desde el 2009 dónde adquirir los 36 aviones caza que necesita para controlar su inmenso territorio, y muy especialmente la gran cuenca amazónica y sub-amazónica, a pesar del riesgo que implica dilatar la adquisición de las aeronaves aptas para tan delicada tarea. Una parte del alto mando y la burocracia política y diplomática se inclina por un re-equipamiento con aviones estadounidenses, mientras que otra propone adquirirlos en Suecia, Francia o Rusia. Ni siquiera Lula pudo zanjar la discusión. Esta absurda parálisis se destrabaría fácilmente si los involucrados en la toma de decisión se formularan una simple pregunta: ¿cuántas bases militares tienen en la región cada uno de los países que nos ofertan sus aviones para vigilar nuestro territorio? Si lo hicieran la respuesta sería la siguiente: Rusia y Suecia no tienen ni una; Francia tiene una base aeroespacial en la Guayana francesa, administrada conjuntamente con la OTAN y con presencia de personal militar estadounidense; y Estados Unidos tiene, en cambio, 76 bases militares en la región, un puñado de ellas alquiladas a -o co-administradas con- terceros países como el Reino Unido, Francia y Holanda. Algún burócrata de Itamaraty o algún militar brasileño entrenado en West Point podría aducir que esas se encuentran en países lejanos, que están en el Caribe y que tienen como misión vigilar a la Venezuela bolivariana. Pero se equivocan: la dura realidad es que mientras ésta es acechada por 13 bases militares norteamericanas instaladas en sus países limítrofes, Brasil se encuentra literalmente rodeado por 23, que se convierten en 25 si sumamos las dos bases británicas de ultramar con que cuenta Estados Unidos –vía la OTAN- en el Atlántico ecuatorial y meridional, en las Islas Ascensión y Malvinas respectivamente. De pura casualidad los grandes yacimientos submarinos de petróleo de Brasil en encuentran aproximadamente a mitad camino entre ambas instalaciones militares. Ante esta inapelable evidencia, ¿cómo es posible que aún se esté dudando a quién no comprarle los aviones que el Brasil necesita? La única hipótesis realista de conflicto que tiene ese país (y toda América Latina, digámoslo de paso) es con Estados Unidos. En esta parte del mundo hay algunos que pronostican que el enfrentamiento será con China, ávida por acceder a los inmensos recursos naturales de la región. Pero mientras China invade la región con un sinnúmero de supermercados Washington, lo hace con toda la fuerza de su fenomenal músculo militar, pero rodeando principalmente a Brasil.
Y, por si hiciera falta George W. Bush reactivó también la Cuarta Flota (¡en otras de esas grandes “casualidades” de la historia!) justo pocas semanas después que el presidente Lula anunciara el descubrimiento del gran yacimiento de petróleo en el litoral paulista. Pese a ello persiste la lamentable indefinición de Brasilia. ¿O es que ignoran sus dirigentes las enseñanzas de la historia? ¿No sabían que John Quincy Adams, el sexto presidente del país del Norte, dijo que “Estados Unidos no tiene amistades permanentes, sino intereses permanentes”? ¿Desconocen los funcionarios a cargo de estos temas que ni bien el presidente Hugo Chávez comenzó a tener sus primeros diferendos con Washington la Casa Blanca dispuso el embargo a todo envío de partes, repuestos y renovados sistemas de aeronavegación y combate para la flota de los F-16 que tenía Venezuela, misma que por eso mismo quedó inutilizada y tuvo que ser reemplazada? No hace falta demasiada inteligencia para imaginar lo que podría ocurrir en el para nada improbable caso de que se produjera un serio diferendo entre Brasil y Estados Unidos por la disputa del acceso a, por ejemplo, algunos minerales estratégicos que se encuentran en la Amazonía; o al petróleo del “pre-sal”; o, el escenario del “caso peor”, si Brasilia decidiera no acompañar a Washington en una aventura militar encaminada producir un “cambio de régimen” en algún país de América Latina y el Caribe, replicando el modelo utilizado en Libia o el que se está empleando a sangre y fuego en Siria. En ese caso, la represalia que merecería el “aliado desleal”, en ese hipotético caso el Brasil, que renuncia a cumplir con sus compromisos sería la misma que se le aplicara a Chávez, y Brasil quedaría indefenso. Ojalá que estas duras realidades pudieran comenzar a discutirse públicamente y que esa gran nación sudamericana pueda comenzar a discernir con claridad donde están sus amigos y quiénes son sus enemigos, por más que hoy se disfracen con una piel de oveja. Esto podría poner término a sus crónicas vacilaciones.
Ojalá que la reunión de hoy del Mercosur en Montevideo y la próxima de la Unasur puedan convertirse en las ocasiones propicias para esta reorientación de la política exterior del Brasil.

Una versión reducida de esta nota se publica en Página/12 de Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los sapos de la locura

Alfredo Grande (APE)
.

“No se enamoró porque lo vio revolucionario, sino que lo vio revolucionario porque se enamoró” (aforismo implicado freudiano)

“El legislador porteño del kirchnerismo y precandidato a diputado Juan Cabandié sorprendió cuando luego de una recorrida de campaña por el riachuelo afirmó que en el curso de esas aguas había peces. Para el legislador de La Cámpora la presencia de algunos peces significaba que las obras que había encarado el gobierno en el riachuelo estaban surtiendo efecto. Sin embargo, su insólita frase terminó en un papelón. Desde la ONG Greenpeace salieron a desmentirlo. “Los peces que vio son anfibios que no necesitan oxígeno. No son indicador de pureza del riachuelo. De hecho, por la contaminación no hay condiciones favorables para que sobrevivan”, lo cruzó la ambientalista de la ONG Lorena Pujó. Según explicó en declaraciones a La Once Diez, el riachuelo sigue igual de contaminado. “Las empresas siguen contaminando, no se controlan los residuos que tiran. Hicimos un informe y sigue igual de sucio a pesar de las publicidades del gobierno. El hecho de que aparezcan peces y hasta alguna tortuga no significa que esté menos contaminado”.

Si la realidad supera a la ficción, cosa que todos sabemos, lo que tenemos que pensar es si la realidad se beneficia o se perjudica para siempre. Obviamente, no tenemos una realidad para todos y todas. Tenemos varias. Algunos llaman a eso alianzas electorales. Sin olvidar que el Frente para la Victoria no deja de ser una alianza más, que incluyó a Cobos, el que no quiso votar por la positiva, y sin ir mas cerca, al insólito Massa, que si Tigre salía campeón de la Copa seguro hacía fórmula con el director técnico, Nestor Gorosito.

Pero no sé si gracias a Dios, a Freud, a Pasteur, a Galileo, a Newton, o a quien, cuando decimos “realidad” aceptamos que tiene límites flexibles pero que algún límite tiene. Yo sé que no escribo para Clarín, y no porque miente, sino porque nunca me pidieron un artículo. La Agencia de Noticias Pelota de Trapo, además que no miente, hace varios años me ofreció escribir.

O sea: hay una realidad convencional que puede ser encubridora o descubridora. En esa realidad, como en la constitución nacional, abrevamos todos y todas. Cuando a esa realidad se le suelta la cadena, aparece la locura. Digo locura y no digo psicosis porque son cuestiones bien diferentes. Y la locura puede ser creatividad para la libertad y puede ser creatividad para la esclavitud. A esta última habitualmente se la llama publicidad. Incluyendo la publicidad de los actos de los actos de gobierno. Que apenas son espasmos de la gobernabilidad, que es reinar con la apariencia de gobernar.

Cuando con cierta liviandad se habla de “relato”, hay que darle el color de la cualidad. No es lo mismo relatar un partido de fútbol como lo hace el autodenominado relator del pueblo, el ex socio de Macaya Márquez, habitué de Fútbol de Primera durante años, perla de la corona de la Corpo, y ahora resucitado para el movimiento nacional y popular (digo resucitado y no recuperado) y… no quiero decir el nombre pero como hago muchas cosas que no quiero voy a decir el nombre: Araujo. Bueno, yo puedo relatar con más énfasis alguna jugada, puede gritar más el gol de mi equipo, pero si va perdiendo no puedo relatar que va ganando.

La locura, y no sólo la mentira, tiene patas cortas y lengua larga. Cuando la trampa queda al descubierto, ya que hay otros relatores, ese relator pierde la más preciada perla de los comunicadores: la credibilidad. Como se dice: no le creo ni la hora oficial. Pues bien: si hubiera un solo relator, una sola radio, un solo diario, siempre se escribiría la noticia del día anterior de acuerdo a los dictados del día después.

Mucho de esto lo explicó George Orwell en “1984”. Si bien los medios masivos de comunicación construyen lo que Chomsky llama “ilusiones necesarias”, no es menos cierto que todavía la prueba de realidad podemos realizarla. Siempre hay alguien (o muchos) que estuvo ahí y tiene un testimonio que impacta. Por suerte, el cuerpo tiene razones que la razón digital no entiende. Si una imagen vale por mil palabras, un testimonio sostenido desde el cuerpo vale por cien imágenes. La construcción colectiva del relato no altera en lo sustancial los hechos, aunque cada uno busque pinceladas del color de sus amores.

El hecho “metrobús” no es el mismo relatado por un Pro que por un K. Al menos, en el tema metrobús, porque para otros temas es el mismo relato. Pero nadie que haya estado transitando por la 9 de Julio (transitar es un eufemismo, debería escribir arrastrarse) puede negar que algo está sucediendo, algo están demoliendo y construyendo, y que al ente se lo bautizó con el nombre de “metrobús”, nuevo animal mitológico que ni los griegos pudieron soñar. En la actualidad de nuestra cultura represora, la producción de locura es imprescindible. Locura que no tiene como destino la liberación del sujeto al ser sostenido por la belleza, como enseñara Vicente Zito Lema.

La locura de la cultura represora no es bella. Es fea. No huele a rosas. Es hedionda. No ablanda nuestro corazón, sino que endurece nuestro cerebro. A esa locura de la cultura represora la he bautizado “alucinatorio social”. Si no lo vemos, no lo creemos. Y si lo vemos, tampoco. “Pellizcame para ver si estoy soñando”, decíamos ante algo que no podíamos creer, aunque lo estuviéramos viendo.

En la actualidad serían tantos los pellizcos que estaríamos llenos de moretones. Susana Trimarco comparte el acto del 9 de Julio en Tucumán, el jardín de la República, y simultáneamente, marca de la cultura represora, Alberto Lebbos es apaleado por pretender ejercer su derecho constitucional de peticionar a las autoridades. Era en un acto público y por lo tanto la petición intentó, sin lograrlo, ser también pública. Es gaseado porque en más de 8 años nada se pudo investigar ante el alevoso asesinato de su hija Paulina. Hay reclamos buenos y otros que son malos. Pero el fundante de ambas luchas, de ambos reclamos, es el mismo. Adolescentes secuestradas, asesinadas, desaparecidas, todo eso o algo de eso. Madre y padre que luchan con coraje por conocer una verdad que aunque no los haga libres, al menos los hará un poquito menos desgraciados.

Aplausos para un lado, gas pimienta para el otro. Alucinatorio social. A nuestra Presidenta le corre un frío por la espalda cuando se entera de que el Imperio nos espía. Cuándo se enteró del Plan Cóndor, que no solamente espiaba, sino que planificaba la masacre, ¿qué le corrió? ¿nieve, hielo seco?

Cuando Dromi dijo que estábamos de rodillas ante el Imperio y, sin embargo, igual la actual Presidenta votó el segundo mandato de la comadreja de los llanos, según la inolvidable definición que de Menem hizo Pino Solanas, ¿qué le corrió? ¿bálsamo sloan, átomo desinflamante?

Todo eso dicho voz en cuello, bueno, micrófono en cuello, sin que nadie diga esta boca o esta mente es mía. Pero la Memoria sigue siendo una virtud que el Relato se atribuye como propiedad privada. Como Araujo con el relato del fútbol. Concuerdo que es relato, pero es un relato alucinatorio. El alucinatorio social tiene un registro positivo: ve lo que no existe. Y un registro negativo: no ve lo que existe.

Por eso el Proyecto X no existe, a pesar de las denuncias y las pruebas presentadas en la Justicia que, ya sabemos, hay que democratizar. Otra de las patéticas facetas del alucinatorio social es la caída por knock out de la investigación. Especialmente, la periodística. Luis D´Elia, unos 20 minutos después del último choque de trenes, que de paso dijo que no era un choque, sino un sabotaje, lo que no sé porque invalida el choque, señaló que había que mirar al pollo Sobrero y a Pino Solanas.

Las denuncias por corrupción agravada por el vínculo de Lázaro Baez son desestimadas porque vienen de La Rata, cariñoso apodo con el que se ha bautizado al fundador de Página 12.

El asesinato de una adolescente es motivo de todo tipo de delirios y alucinaciones, convirtiendo lo que debería ser una pericia científica en una payasada mediática. El alucinatorio social genera enamoramiento en los alucinados y repulsa absoluta en los que intentan percibir y escuchar indicadores de realidad. Un ejemplo paradigmático del alucinatorio social es el INDEC.

La grosería de haber sancionado a consultoras privadas con la excusa de que no usaban medidas adecuadas para la evaluación del aumento del costo de vida, que ya sabemos no es lo mismo que el aumento del costo de precios, o sea, es mucho peor, es el mandato de alucinar. El que no alucina, pierde. Entre los sancionados está Héctor Polino, titular de Consumidores Libres, una de las personas a las que bien se le puede dar el título de honestidad total. Pero no hay piedad para los que rehúsan y resisten el mandato del alucinatorio social. Pero con alucinaciones y delirios no se come y el hambre seguirá siendo un crimen. El más impune. El más cobarde. Para seguir justificando el alucinatorio social y político, varios y varias han resuelto tragarse todos los sapos. Cuando sepan que son los sapos de la locura, será tarde, demasiado tarde.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Más allá del “desendeudamiento” la deuda sigue creciendo

Fabiana Arencibia (RED ECO)

Cada hora que pasó durante el año 2012, la deuda pública de Argentina creció dos millones de dólares. En cada segundo de un abrir y cerrar de ojos, la deuda subió 34.000 dólares. Según datos oficiales, el año pasado cerró con un endeudamiento de 208.000 millones de dólares contra los 190.000 millones de fines de 2011.

El Ministerio de Economía de la Nación publicó el informe sobre la Deuda Pública argentina al 31 de diciembre pasado. Siguiendo el camino del endeudamiento, ésta creció en un año, según datos oficiales, 18.500 millones de dólares.

La deuda que el gobierno reconoce como de firme cumplimiento es de 197.464 millones de dólares. Aquí no está considerada la deuda en default (la que no se presentó a los canjes 2005 y 2010 incluyendo la del Club de Paris), que dejó de publicarse en los informes del Ministerio luego de diciembre de 2010 y que entonces ascendía a 11.218 millones de dólares.

Por lo tanto, tomando la deuda en firme y la deuda en default (que tarde o temprano será abonada) el total de la deuda pública del Estado argentino pasó de 190.181 en diciembre de 2011, a 208.682 millones de dólares a fines de 2012.

Tomando los últimos tres años (2009-2012) podemos ver que la deuda pública total, según datos oficiales, ha crecido 50.000 millones de dólares (CUADRO I) cargando mayor peso sobre el endeudamiento del gobierno nacional con organismos estatales.



Héctor Giuliano, especialista en este tema, calcula que la Deuda Pública total en la actualidad no bajaría de los 350.000 millones de dólares ya que los cálculos oficiales no computan las deudas de las provincias y de los municipios, los intereses a pagar de la deuda pública, (que según datos oficiales serían de alrededor de 71.600 millones de dólares), la deuda por cupones ligados al PBI, entre otros ítems no publicados ni considerados en los cálculos oficiales.

¿Sobre qué cifras de este informe el gobierno persiste en hablar de “desendeudamiento”?

En primer lugar presenta un nuevo concepto hasta ahora no mostrado en los informes anteriores que es el de “Deuda Neta”, cifra que solamente computa lo que se adeuda a los privados - tanto residentes nacionales como extranjeros- y a los organismos multilaterales o agencias de gobiernos extranjeros. El primer cuadro de la Evolución de la deuda del Sector Público Nacional que aparece en el informe muestra esta deuda neta al 31/12/2012 en menos de 83.000 millones de dólares, reduciéndose en un año poco más de 1.600 millones.

Pero esa deuda privada representa el 42 % de la deuda pública informada por el gobierno. El resto (58%) es la llamada deuda intra-estado: “Los mayores acreedores del Estado Nacional son organismos públicos, el Banco Central de la República Argentina (BCRA), el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS y el Banco de la Nación Argentina (BNA)”, indica el informe. Esta, dice, sigue en ascenso (CUADRO II). De 94.612 millones de dólares en diciembre de 2011 pasó a casi 115.000 en diciembre de 2012. Creció en un año 20.155 millones de dólares.



Al decir de Giuliano, se está produciendo un “empapelamiento” de los organismos oficiales sustrayendo dinero y dando como contrapartida papeles (Letras y Bonos) que por otra parte tienen un bajo interés para su devolución futura (en caso que se produzca). En el informe se detalla que el 14% de la deuda pública no devenga ningún tipo de interés, tiene tasa 0.

Nos preguntamos cuál será la capacidad de pago para que este gobierno o los que vengan le devuelvan al Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSeS el 62 % de sus recursos que hoy no son dinero sino letras y bonos que el gobierno le dio a cambio de dinero utilizado, entre otras cosas, pagar deuda privada. Cómo reintegrará al Banco Central los cerca de 64.000 millones de dólares que le prestó al Tesoro Nacional. Y cómo volverá el dinero al Banco Nación que le prestó casi la mitad de su cartera de créditos.

Nos preguntamos cuál sería en la práctica la diferencia entre el crecimiento de la deuda pública por la estatización de la deuda privada que hizo Domingo Cavallo durante la última dictadura y el crecimiento de la deuda intra-estado que provoca que el gobierno nacional use recursos públicos para pagar deuda privada.

En segundo lugar la comparación Deuda/PBI toma la deuda neta que fue descendiendo hasta colocarse a diciembre de 2012 en el 18,8%. Si por el contrario esa relación se efectuara tomando como parte de la deuda, la intra- estado, el porcentaje sobre el PBI arrojaría que creció de 41,8 (diciembre 2011) a 44,9 (diciembre de 2012).

De todos modos seguimos sosteniendo que no puede medirse la evolución de la deuda relacionando su monto con el del PBI. El Producto Bruto Interno esta integrado por todos los bienes y servicios que el país produce en un año, o sea que es un concepto económico. La deuda pública es un concepto financiero. Relacionar uno con otro es como decir que al 31 de diciembre de 2012 Argentina tendría que deshacerse de la mitad de todo lo producido para cancelar su deuda. Por otra parte, aunque esa relación disminuya (no paso así durante el último año), la deuda aumenta en valores nominales.

Es importante además ver en el informe que en la estructura de la deuda que el gobierno reconoce como de firme cumplimiento (los 197.464 millones de dólares) el 48 % es en dólares y el 10 % en Euros. Solo 23% es en pesos. Se hace así evidente la necesidad de conseguir divisas y concentrar su tenencia para cancelar deuda.

La vida promedio de la deuda de firme cumplimiento es de 9,5 años. El 28% vence entre 2013-2014, el 29% en 2015-2020 y el 43% a partir de 2021. A fin de de 2011 era de 10,7 años y en 2010 se calculaba en 11 años. Se acortan los plazos.

Tomando la deuda pública de firme cumplimiento, cada argentino está debiendo 4.750 dólares, que al tipo de cambio oficial equivaldrían a cerca de $ 26.000. Casi el 70 por ciento de los trabajadores, los formales y no formales, tiene un salario promedio mensual de $ 4.500, o sea, tendrían hoy hipotecado medio año de su trabajo para cancelar la deuda. Por otra parte, los “pobres” del INDEC (con ingresos de $ 1.652,57 mensuales por grupo familiar de 4 personas) deberían dejar de comer, vestirse, atender su salud, educarse, acceder a los servicios básicos de subsistencia, por 15 meses para cubrir “su” parte de la deuda.

Cuando recordamos que la deuda luego del pago al FMI y la reestructuración que hizo Néstor Kirchner en 2005 quedó, según cifras oficiales de entonces, en 152.000 millones de dólares y hoy - también según cifras oficiales y a pesar de pagar y pagar - supera ampliamente esa cifra , nos seguimos preguntando ¿Hasta cuándo podrá sostenerse este esquema? ¿Qué pasará con la deuda contraída con la ANSeS cuando ese dinero sea necesario para hacer frente al pago de los jubilados? ¿Se seguirá transitando por los caminos del endeudamiento sin que suceda lo mismo que provocó la salida de la convertibilidad a la que se la defendía como permanente e inmejorable?¿ No es acaso el tema del endeudamiento – y no del “desendeudamiento” - otro de los pilares estratégicos en el “modelo” que el ministro de Economía presenta como el mejor que ha tenido nuestro país? ¿Quién pagará la deuda que este gobierno nos ha hecho contraer con el Estado?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La deuda crece y se concentra en Anses y el Banco Central

Federico Manrique (MDZOL)

Lejos del relato, la realidad marca que no hay desendeudamiento en la Argentina. La deuda del Estado sigue creciendo y los pagos que se han venido haciendo en realidad lo que han permitido es cambiar el tipo de acreedor. Ya no se les debe tanto a bonistas del exterior ni a organismos multilaterales de crédito como el FMI, pero sí crece la tenencia de “papeles” sin cotización de mercado en fondos claves para el país como las reservas del Banco Central (BCRA) y el fondo de garantías de la Anses.

El stock total de deuda pública del sector público nacional al 31 de diciembre del 2012 ascendió a U$S197.464 millones, evidenciando un aumento del 10% respecto al nivel del 2011. Si se agregan los holdouts, que son los bonistas que no entraron al canje y que son los que están demandando en la Corte de Apelaciones de Nueva York para que se les pague, el stock total de deuda se elevaría a un total de U$S208.945 millones, señala un estudio del Instituto Argentina de Análisis Fiscal (Iaraf).

Entre diciembre del 2012 y el mismo mes del 2011, el stock total de deuda pública aumentó en U$S18.501 millones. Este aumento se explica por mayor endeudamiento con los propios organismos estatales, principalmente el Banco Central y la Anses. Por el contrario, la deuda con acreedores privados (a través de títulos públicos y otros instrumentos) evidenció en una disminución, debido a que prácticamente no se registraron colocaciones de deuda en estos mercados.

Esto explica por qué no hay desendeudamiento sino un simple cambio de manos de la deuda, con la ventaja para el Gobierno de que no tiene que lidiar con acreedores externos sino con organismos del propio Estado.

En términos de la relación deuda con el tamaño de la economía, la deuda pública también evidenció un incremento representando a fines del 2012 un 45% del PBI, tres puntos porcentuales más que en 2011. De incluirse a los holdouts, el stock de deuda llegaría a representar casi un 48% del PBI. Esto significa que de cada U$S1 que produce la economía argentina, el Estado debe U$S0,45 o U$S0,48, dependiendo el total que se tome.



Stock deuda pública 2012

Este nivel de endeudamiento como porcentaje del PBI es equivalente al que existía en el 2000 (46%), pero sensiblemente más bajo del pico del 151% al que llegó en la crisis del 2002.

Deberse así mismo

Como resultado de esta política, sumada a la incorporación de deuda soberana cuando se estatizaron los fondos de las AFJPs, hoy el Estado es el principal acreedor del Estado mismo.

Analizando la estructura de la deuda pública argentina según el tipo de acreedor, se aprecia que un 33% de la deuda del sector público argentino estaría en manos del BCRA y un 16% en el Fondo de Garantía y Sustentabilidad, de Anses. Otros organismos estatales como PAMI, Lotería Nacional, distintos fideicomisos y el Banco Nación se llevan un 10%. Los organismos internacionales participan con un 13% y el 29% restante corresponde a deuda con acreedores privados, destaca el informe del Iaraf.



Composición tenedores deuda pública

En definitiva, actualmente un 58% de la deuda se encuentra en manos del propio Estado, lo que implica que, en buena medida, el Estado se debe a sí mismo. Para dimensionar la transformación realizada sirve un dato: A fines del 2005 la deuda en manos del sector público representaba solo el 8% del stock total.

El costo, eso sí, de esta política lo pagan los jubilados y los afiliados al PAMI, ya que se usa dinero de la Anses o de la obra social para financiar al sector público, y todos los argentinos por la inflación y cepo cambiario, ya que la emisión descontrolada del Banco Central y el uso de reservas en dólares para financiar al Tesoro inunda de pesos y restringe el acceso a moneda extranjera.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Consulta Popular por la Soberanía de los Bienes Comunes. Rigane: “Lo que buscamos es recuperar el poder de decisión del pueblo argentino”

Melissa Zenobi (ACTA)

El día miércoles 10 de julio se llevó a cabo en la sede de CTA Nacional una reunión con los Secretarios Generales de todas las provincias para avanzar y aunar criterios en el marco de la Campaña Nacional hacia una Consulta Popular por la Soberanía de los Bienes Comunes. El encuentro estuvo coordinado por el Secretario Adjunto de la Central, José Rigane y Fernando Acosta, Secretario del Interior.

Durante la reunión, se buscó trabajar en la necesidad de sistematizar un discurso que sea común a todos y permita llevar adelante la iniciativa de la CTA que, explicó José Rigane, es difícil pero es un desafío muy importante para la central. Esta campaña busca unificar todas las luchas que se dan a lo largo y ancho del país en distintas regiones y zonas, por organizaciones sociales y sindicales, por asambleas ciudadanas o ONGs, que están defendiendo cuestiones referidas al medio ambiente, a los medios comunes, al suelo, al agua, la megaminería, el fraking, etcétera.

Este encuentro acordó la toma de conocimiento por parte de la sociedad de la Campaña hacia una Consulta Popular en defensa de la Soberanía de nuestros Bienes comunes. Por otro lado, “es sustancial no poner lo secundario por encima de lo principal, y para nosotros lo esto es defender la soberanía popular haciendo eje en los bienes comunes y en los recursos naturales. Por lo tanto, no podemos ponernos a debatir si energía nuclear sí o energía nuclear no, si estamos de acuerdo con las represas o no, si sacamos oro, etcétera”, explicó el titular de FeTERA-CTA.

Se mencionó la importancia de tener bien en cuenta que el modelo extractivista es depredador y atenta contra la vida de los argentinos, y ese es el modelo económico que hay que cambiar recuperando soberanía, participando de manera consciente y estableciendo las decisiones que más sirvan a las reivindicaciones del pueblo.

En este sentido, la reunión estableció la realización de plenarios regionales y provinciales con el objetivo de ir generando síntesis junto al conjunto del pueblo. Esta primera etapa, que se extiende hasta fin de año, busca establecer ese discurso único y profundizar el nivel de comprensión colectivo. “Creo que es importante el desarrollo de iniciativas que se dan a lo largo y ancho del país y no están hiladas, nuestra responsabilidad es enhebrarlas y potenciarlas”, mencionó el Secretario.

Finalmente se consensuó la idea de avanzar de manera permanente y contar con el tiempo necesario, a fin de que todas las personas que intervengan en el proceso sean conscientes de qué están haciendo y porqué. Si bien, las necesidades son diferentes en cada lugar del país y por eso también tienen distintas problemáticas, lo que se busca a través de la consulta es recuperar el poder de decisión del pueblo argentino y así avanzar a un mayor nivel de participación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Por qué?

APE

¿Por qué la Justicia tiene el perfume de una princesa en fuga? ¿Por qué siempre está en fuga para los desempoderados? ¿Por qué los que piensan y diagraman y dibujan la muerte son inocentes? ¿Por qué los inocentes no lo son?

¿Por qué Eduardo Duhalde sale hoy, once años después del crimen de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, a pedir que se abran los archivos clasificados de la Side? ¿Por qué hoy, a once años? ¿Por qué él, que era Presidente en los días de junio de 2002? ¿Por qué considera Duhalde que cuenta con pergaminos morales como para una exigencia política semejante? ¿Por qué a once años del crimen y a un mes de las primarias? ¿Por qué Kirchner no abrió los archivos como lo prometió? ¿Por qué Duhalde puso en manos de la Side el espionaje de los militantes pre operativo? ¿Por qué no abrió él mismo los archivos antes de dejar la presidencia? ¿Por qué sus nombres se repiten? ¿Por qué siempre y eternamente se repiten? ¿Por qué su gobernador, Felipe Solá, será una vez y otra vez más diputado, ahora detrás de Sergio Massa? ¿Por qué en una o en otra pero siempre están? ¿Por qué su secretario de Seguridad, el ex espía Juanjo Alvarez, ahora es armador en las sombras del hombre de Tigre? ¿Por qué su Jefe de Gabinete, Alfredo Atanasoff, es candidato a diputado por De Narváez? ¿Por qué todos están legitimados a pesar de cargar en sus espaldas con decisiones políticas que generaron muerte? ¿Por qué siempre muerte? ¿Por qué tan injusta? ¿Por qué Aníbal Fernández fue el secretario general de su presidencia y jefe de gabinete de Kirchner y ministro de Justicia de CFK y senador del Frente para la Victoria? ¿Por qué los inviernos se visten de sangre compañera cada junio? ¿Por qué todos los responsables políticos de la Federal, la bonaerense, Gendarmería, Prefectura y la SIDE –responsables directos del operativo que mató a Darío y Maxi- son buenos vecinos? ¿Por qué la Justicia no los interpela? ¿Por qué Duhalde pide justicia por quienes no la tuvieron en sus días de poder? ¿Por qué el asfalto sigue latiendo la desesperanza? ¿Por qué su desafortunado jefe de la Side, el Carlos Soria ajusticiado por Susana Freidoz, confesó que la represión fue una decisión política para frenar las protestas? ¿Por qué Duhalde no le disparó su catarata actual de imperativos morales? ¿Por qué la Justicia se esconde en las esquinas para echarse sobre los más frágiles? ¿Por qué mira a través de la venda y elige? ¿Por qué los días de junio son grises y helados? ¿Por qué la sangre de junio se quedó escarchada en las memorias? ¿Por qué no la justicia? ¿Por qué no? ¿Por qué?.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ni vivitos ni coleando: Vigilados y castigados

AGENCIA WALSH

Como un mundo del revés la identificación para la seguridad (SIBIOS) es y será, según parece, más efectiva aún sobre el mismo blanco: la clase trabajadora desde sus luchas por trabajo digno y mejor vida, pues hasta el momento así lo expresa la realidad. Argentina lucirá su galardón como país con el régimen de vigilancia más agresivo en Latinoamérica, según asegura Julian Assange, fundador de Wikileaks.

El sistema procesa huellas dactilares y fotografías y fue implementado en 2012

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, afirmó ayer que Argentina tiene el régimen de vigilancia más agresivo de los países latinoamericanos de tamaño medio aunque es insignificante comparado con Estados Unidos, Reino Unido y China, en una entrevista al portal Infobae.

Según Assange, la agresividad del régimen de vigilancia argentino se debe a los sistemas biométricos que utilizan en los pasaportes, el control de documentos y el número de compañías que brindan servicios de vigilancia para el Gobierno.

Ese sistema fue implantado en Argentina desde enero del año pasado. Este método, sostenido por el software Sistema Automatizado de Huellas Digitales (AFIS), procesa registros patronímicos y biológicos, como huellas dactilares y fotografías, para la identificación eficaz de personas y rastro, según explicó ayer Cristina Fernández en su lanzamiento, en noviembre de 2011.

"Yo estaba empecinada en hacerlo; cuando me enteré, dije que sería un salto cualitativo muy importante en materia de seguridad, de lucha contra el delito", resaltó Fernández.

En esa ocasión, la Presidenta agradeció al Gobierno de Cuba por la colaboración para desarrollar el sistema a muy bajo costo, y que ahora permite en tiempo real conocer y saber quién es la persona que está frente a un personal de seguridad.

El sistema es coordinado por el Ministerio de Interior y lo utiliza la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Registro Nacional de las Personas y la Dirección de Migraciones.

Desde el año pasado, también los bebés que nacen en hospitales son identificados no solo a través de sus huellas digitales de manos y pies, sino por el sistema biométrico, con fotos del rostro.

El creador de WikiLeaks, asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace un año, en la entrevista cargó de nuevo contra EEUU porque está vigilando las comunicaciones de todo el mundo interceptando 1 700 millones de telecomunicaciones por día.

"Existimos en una distopía de vigilancia transnacional, donde el 99% de las comunicaciones latinoamericanas con el resto del mundo pasan por Estados Unidos y son indexadas y espiadas permanentemente", denunció.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Aborto no punible: Un debate que falta

LA ARENA

La resolución de un juez porteño declarando la inconstitucionalidad del veto del jefe de gobierno, Mauricio Macri, a la ley que regula los abortos no punibles en la Ciudad de Buenos Aires, y ordenando que se publique en el Boletín Oficial la ley aprobada por la Legislatura en septiembre del año pasado, debería servir para que en La Pampa se reabra el debate que el gobernador Oscar Mario Jorge quiso dar por concluido cuando en 2007 tomó la misma decisión que el jefe del PRO.

En estos seis años pasaron muchas cosas, aunque pocas a favor de las mujeres que atraviesan por situaciones indeseables a causa de las restricciones impuestas al cumplimiento del artículo 86 del Código Penal que rige desde hace casi un siglo y señala que la práctica no es punible cuando existe un peligro para la vida o la salud de la madre o si el embarazo proviniera de una violación o un atentado al pudor cometido contra una mujer con discapacidad mental.

Aquella resolución del Poder Ejecutivo -una de las primeras medidas del gobierno- torció la voluntad soberana de la Cámara de Diputados que, por mayoría, había aprobado la llamada Ley Peppino sobre el aborto no punible. El principal argumento fue que la reglamentación ampliaba el marco de no punibilidad previsto por el Código.

Después, esa postura -que estuvo en consonancia con las presiones que ejerció la Iglesia Católica- fue avalada hasta el año pasado por el oficialismo y por el Poder Judicial. Los legisladores del PJ le dieron la espalda a sus pares que votaron a favor de la norma y acordaron no insistir con la iniciativa original, por lo que no volvió a debatirse en ese ámbito.

Paralelamente el Superior Tribunal de Justicia le negó a una organización no gubernamental la realización de una audiencia pública para tratar el tema y luego, con el respaldo de la Procuración, rechazó una acción declarativa de inconstitucionalidad. El fundamento de esa negativa fue que el Partido Socialista no tenía legitimación para esas acciones colectivas. Y más adelante la Corte Suprema denegó un recurso al mismo peticionante por no haber refutado los motivos que había dado el STJ, o sea por cuestiones formales.

Recién el año pasado, después de que la propia Corte precisara los alcances del aborto no punible -no exigiendo que esté supeditado a un trámite judicial-, el gobierno se vio obligado a establecer por decreto un protocolo hospitalario para la atención y asistencia sanitaria integral.

Todos estos años de demora deberían dejar alguna enseñanza. Nadie puede hacer oídos sordos a la necesidad de que haya un debate profundo sobre el aborto. Más aún si se tiene en cuenta que en la última década nuestro país fue pionero en cuestiones como el matrimonio entre personas del mismo sexo, la asignación universal por hijo, la trata de personas, la ley de identidad de género, el castigo al trabajo infantil, entre otros avances sociales.

Y para lograr avances está demostrado que no es necesario esperar que haya cambios en códigos y leyes nacionales. En la provincia se pueden ir dando pasos pequeños y sostenidos sin vulnerar la normativa vigente. Lo que acaba de ocurrir en Buenos Aires lo ejemplifica muy bien.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mapuches anuncian que cerrarán el paso a Chevron

AGENCIA WALSH

Las comunidades Mapuches y el resto de las comunidades de Vaca Muerta- Neuquen, informaron que impedirán el Ingreso de Chevron a su territorio, durante la conferencia de prensa manifestaron: “Sorprende que Nación y Provincia abran las puertas a una empresa que es reconocida a nivel mundial como contaminante y extorsionadora”, La Confederación presentará una impugnación al convenio que se firmará el lunes por incumplir con el derecho internacional de consulta previa.

Mapuches anuncian que cerrarán el paso a Chevron  

Lo decidieron con los indígenas ecuatorianos. YPF dice que las tierras no son de la comunidad.

La Confederación Mapuche y las comunidades originarias asentadas en la zona de Vaca Muerta aseguraron que no permitirán el ingreso de la empresa Chevron a su territorio e impugnarán el acuerdo que se firmará el lunes con YPF por violar el derecho de consulta previa.

“No son tierras mapuches”, dijo anoche un vocero de la compañía petrolera en la única declaración que hubo sobre el tema.

En una conferencia de prensa, Jorge Nahuel integrante de la Confederación explicó que “no se puede realizar ningún tipo de proyecto de desarrollo o emprendimiento en nuestro territorio si no se cumple con un procedimiento legal. El estado está obligado a consultar, si no lo hace está violando la ley”, en referencia a la convención 169 de la OIT. En este sentido explicó que en ningún momento se consultó a las comunidades que viven en toda en la formación Vaca Muerta y que ante la firma de un convenio que permitirá a Chevron explotar más de 1.000 pozos para extraer gas y petróleo no convencional, tomarán “todas las medidas necesarias”, para evitarlo. “Además hemos acordado con los pueblos afectados por Chevron en Ecuador, los kofan, siona, sarayaco, que no podemos permitir que Chevron entre al territorio mapuche, porque ya sabemos que va a traer contaminación”, indicó Nahuel, al recordar el juicio que ganaron las comunidades ecuatorianas contra al empresa por contaminar 480.000 hectáreas de selva amazónica.

La Confederación presentará una impugnación al convenio que se firmará el lunes por incumplir con el derecho internacional de consulta previa. Además, las comunidades del lugar analizarán manifestarse ese día en el lugar.

El lonco Albino Campos, del lof Campo Maripe ubicado en el centro de Vaca Muerta, aseguró que los trabajos comenzaron hace tiempo, que hay cerca de 600 pozos en producción, y la mayoría está a entre dos y diez kilómetros de sus casas. “Esos lugares también son campos de pastoreo”, alertó Campos. “Ya no queremos pagar más el precio de este desarrollo, que promueve un crecimiento sin límites, desvinculado de la naturaleza y de la cultura que le da soporte y sentido, que avanza destruyendo la biodiversidad, contaminando, el aire, las aguas, los lagos, dijeron en un comunicado. Cuestionaron al gobierno local por desconocer las características del acuerdo.

“Sorprende que Nación y Provincia abran las puertas a una empresa que es reconocida a nivel mundial como contaminante y extorsionadora”, dijeron en la rueda de prensa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Justicia salteña ordena reprimir a ciudadanos ambientalistas que bloquen ingreso a predio de empresa norteamericana de explosivos

COPENOA

En un comunicado emitido por la oficina de prensa del Poder Judicial de esta provincia, se afirma que “el juez en lo Correccional y de Garantías de Primera Nominación de Metán, Sebastián Fucho ordenó el cese de la turbación de la posesión en un predio de la empresa Nitratos Austin SA al hacer lugar a una medida cautelar solicitada por la firma. De esta forma deberá liberarse el paso al predio rural ubicado en el kilómetro 653 de la ruta 16 garantizando el acceso, uso y goce pacífico de la propiedad. El juez advirtió al resolver que en caso de incumplimiento, se ordenará el inmediato desalojo del lugar”.

Agregando el funcionario público : “Nos encontramos conviviendo en un Estado de derecho y en virtud del mismo el respeto por las leyes tiene una esencia primordial”, marcó el juez al resolver y apuntó: “los manifestantes deben saber que el derecho a peticionar a las autoridades se encuentra expresamente establecido en el artículo 14 de la Constitución Nacional, siendo el mismo un derecho de libertad civil de todos los habitantes para dirigirse individual o colectivamente a todos los poderes públicos, ya para formular perdidos concretos o para hacer conocer sus puntos de vista sobre cuestiones de interés público”.

Según el juez “la lucha por el medio ambiente que dicen realizar los denunciados, deberá hacerse dentro de un marco de legalidad adecuado y preexistente”, para lo cual dijo, existen procesos específicos que garantizan derechos fundamentales. Y marcó en este sentido que se permitirá que los manifestantes prosigan de manera pacífica en el lugar de reunión pero con la advertencia que en caso de realizar conductas antijurídicas se ordenará su inmediato desalojo.

El magistrado salteño sostiene “no pueden impedir el acceso de personas de la empresa denunciante, ni a sus dependientes, ni subcontratistas, ni realizar actos que menoscaben el uso y goce pacífico de la propiedad, bajo apercibimiento de ordenarse el inmediato desalojo del lugar”.

Ciudadanos “Autoconvocados de la Cuenca del río Juramento” bloqueen desde hace un mes el acceso al predio rural de la Austin, denunciando que la empresa de explosivos norteamericana, no cumple con los mínimos requisitos de las normas de impacto ambiental, y que esta contaminará la zona.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Reunión de Conducción de la CTA. Micheli: “Hay un paro nacional que ya fue decidido por el cansancio de la gente”

Carlos Saglul - Inés Hayes (ACTA)

El secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina, Pablo Micheli, abrió las deliberaciones de la Mesa Nacional de la Central realizadas este jueves en la sede de Lima 609, saludando la presencia de los secretarios generales del interior del país. El dirigente resaltó la continuidad de la política de unidad en la acción con los gremios de la Confederación General del Trabajo.

Dijo que si bien algunos pensaron que éstos eran “tiempos políticos”, la conducción de la CTA no se confundió cuando señaló que había un reclamo en la gente que no podía ser supeditado a la discusión de las listas electorales. En este sentido Micheli señaló que indudablemente “después de las elecciones viene un paro que es indetenible”.

Para el conductor de la CTA “esto no es decisión de los dirigentes, la gente está cansada que le metan la mano en el bolsillo. Hay mucha fatiga de ver cómo los grupos económicos más concentrados se siguen enriqueciendo mientras se le pulveriza el salario a los trabajadores para lograr que el aparato del Estado siga funcionando”.

Micheli destacó que “tuvimos mucha resistencia cuando empezamos a hablar de la necesidad de la unidad en la acción pero hoy hasta los propios sindicatos conocidos como ’los gordos’ que todos ustedes saben cómo actúan, hablan también de la unidad en la acción. No es que hayan cambiado su forma de pensar. Es la bronca de las bases que le viene quemando los asientos y van a tener que salir a la calle si esto no cambia”.

A su turno, el Director del Departamento Jurídico de la CTA, Horacio Meguira, realizó un informe sobre el último fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre libertad sindical. En esa dirección señaló que hoy como nunca se abre la posibilidad de que aquel gremio que conduce el conflicto, sea el que se siente a negociar con los patrones o el Estado, y no la burocracia, como suele suceder.

Resaltó la importancia de que todas las batallas por la libertad gremial que se han ganado en los tribunales se materialicen en algún momento, en una nueva legislación, que termine de una vez por todas con el unicato sindical en la Argentina.

Desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, cada secretario general fue dejando asentada la experiencia de organización y lucha de su provincia y en cada intervención quedó clara la necesidad de seguir fortaleciendo la organización, presencia y representación de los trabajadores del sector privado. Desde ese punto de vista, se habló de la organización de un Encuentro Nacional de Formación para los trabajadores privados cuyas necesidades imprescindibles son garantizar la estabilidad en los puestos de trabajo, erradicando el despido sin causa y el combate frontal a la tercerización y precarización laboral.

En relación al sector privado se recordó que este fin de semana próximo habrá un encuentro nacional en la Casa del Periodista en Villa del Lago, Córdoba, de los trabajadores de los Call Center, la mayoría de ellos jóvenes, a la vez que se destacó la Excelente elección realizada por la Lista de la CTA en FOETRA.

Por otra parte, la Federación Nacional Docente (FND-CTA) se reúne hoy viernes en la Central para seguir delineando una perspectiva política afín a las necesidades de los trabajadores de la educación contra las políticas de este gobierno.

La recuperación de los recursos naturales fue otro de los ejes centrales de la reunión de Mesa Nacional en la que se detalló cómo se están organizando en todas las regiones del país para preparar una Consulta Popular en Defensa de la Soberanía sobre nuestros Bienes comunes para erradicar el actual modelo extractivista que contamina el agua, el aire y la tierra y destruye las economías regionales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Triunfo obrero en Liliana: Reincorporaron despedidos por persecución sindical

INDYMEDIA

El miércoles 10 de Julio se realizó un piquete sobre la autopista Rosario-Buenos Aires convocado por la Multisectorial Rosario en solidaridad con la lucha de los obreros de la empresa de electrodomésticos Liliana S.R.L., cuya patronal insiste en despedir trabajadores por persecución sindical. La medida de lucha se transformó en asamblea de triunfo al anunciarse la reincorporación: “Hoy se ganó una lucha, un round histórico dentro de la fábrica Liliana. No solamente pudimos reincorporar a los trabajadores que habían sido echados por esta patronal, sino que van a ser efectivos dentro de la planta. Todos los obreros de Liliana ganamos un respeto, una dignidad, un honor y eso nunca a nadie se le venía dando. Nos venían metiendo la mano en los bolsillos, echando a trabajadores injustamente, basureando, bastardeando y hoy tenemos un respeto que lo ganamos en la lucha”, celebraron.

El extremo sur de la avenida Ovidio Lagos concentra varios establecimientos de la “línea blanca” metalúrgica. Durante el año 2008, en varias de estas fábricas, como Gafa, Briket y Bambi, se vivieron conflictos a partir de la intención de los trabajadores de organizarse, elegir delegados y acabar con la precarización laboral; y la respuesta patronal invariable del despido. En todos y cada uno de estos casos, el gremio metalúrgico, la UOM Rosario, los dejó a su suerte. El argumento que esgrimían cuando los trabajadores iban a reclamar la acción del sindicato, era siempre el mismo: que estaban “castigados”, no iban a recibir ayuda de la UOM, porque en un nebuloso paro de la década del 80 de fecha nunca precisada, la fábrica tal o cual -siempre la que transcurría el conflicto- no se había adherido.

Ahora, en la planta de la firma Liliana S.R.L. los obreros están logrando escribir de otra forma la historia.

Los trabajadores iniciaron un proceso de organización con el objetivo central de luchar contra la precarización laboral. 70% de la planta está contratada, sometida a extensas jornadas y bajos sueldos. Mientras, la empresa construye una nueva planta en Granadero Baigorria, beneficiada por las políticas antidumping y los créditos del bicentenario brindados por el estado nacional.

En abril fueron despedidos dos delegados elegidos en asamblea: la lucha ya logró la reincorporación de uno. Los obreros demandaron ante el Ministerio de Trabajo provincial, además de la exigencia por el otro despedido, la recomposición salarial, el pase a planta permanente y el cese de despidos y suspensiones.

La patronal contraatacó despidiendo cuatro trabajadores, lo que desembocó en un paro total de la planta, piquetes y actos. La UOM Rosario finalmente desembarcó ante la desesperación patronal por intentar atajar el piquete sobre la autopista Rosario – Buenos Aires.

Los resultados de la negociación de la UOM no conformaron: se lograba la reincorporación, pero con la condición de que se “recuperen” las horas de paro, lo cual sumó un nuevo rechazo de la asamblea obrera.

Así lo cuenta el delegado Maximiliano Marchetti: “El lunes pasado nos encontramos con cuatro despidos, en lo cual la patronal no tenía ningún tipo de prueba física y concreta de por qué los habían echado. Nos reunimos en asamblea y decidimos un paro, ya que al pedirle explicaciones, la patronal no tuvo respuestas. La asamblea acordó el paro de manera unánime, desde el martes de la semana pasada estamos con esta medida de lucha hasta hoy que se pudo destrabar”.

“Apareció nuestro sindicato a decirnos que los compañeros habían sido reincorporados, pero le teníamos que devolver en horas de trabajo los días que habíamos realizado el paro. La asamblea lo repudió y obligamos al sindicato que vuelva a la patronal a negociar este ítem. A lo largo de la jornada volvieron con una respuesta positiva, hoy además de la reincorporación de los compañeros, se logró el pase a planta del compañero despedido que estaba por una agencia tercerizadora y no devolverle en horas extras a la patronal nuestra medida de lucha”.

La solidaridad en juego

Los trabajadores consideraron que el acompañamiento de numerosas organizaciones en las medidas de lucha, como el piquete sobre autopista de la Multisectorial, fue determinante. En la asamblea, plantearon: “A los sindicatos, organizaciones sociales, centros de estudiantes, organismos de derechos humanos, nuestro reconocimiento por ser parte de esta lucha y son quienes nos ayudan a ganarla”.

Gustavo Martínez, secretario general de ATE Rosario, adjunto de la CTA Rosario y uno de los presentes en el corte sobre autopista, señaló que “lo que ha sucedido con los trabajadores de Liliana es muy importante, en este conflicto afortunadamente se juntaron la unidad de los trabajadores en asamblea y el apoyo desde afuera por parte de la Multisectorial”.

“Los compañeros supieron que en la asamblea, en la unidad y en la firmeza de nuestro reclamo estaba la llave para destrabar el conflicto y se encontraron con una multiplicidad de organizaciones que acompañamos esta medida de lucha, diciendo acá estamos, respaldando y amplificándola. Si tocan a uno tocan a todos es la principal enseñanza de estos jóvenes. Han sabido torcerle el brazo a una de las patronales más negreras de esta zona”.

Mirando al futuro, al próximo capítulo de esta historia, se expresaron los obreros en la asamblea: “Hay un triunfo porque nuestros compañeros recuperaron su puesto de trabajo, pero esta lucha recién empieza. Los trabajadores hemos perdido el miedo, y hay muchos compañeros que todavía no son efectivos y que están luchando por el pase a planta, por su categoría y por un aumento de salario. Haberle torcido el brazo a la patronal significa que de acá en adelante nosotros tenemos una herramienta que no la vamos a perder y significa la organización en la lucha”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Organizaciones sociales del Mercosur demandan explicaciones a Europa

PL

Organizaciones sociales de la región propusieron hoy interrumpir el proceso de Cumbres Iberoamericanas hasta que lleguen explicaciones de Europa por el agravio reciente perpetrado contra el presidente boliviano Evo Morales.

Ante la negativa de permiso de aterrizaje y sobrevuelo de su avión, poniendo en peligro la seguridad personal de Morales y su comitiva, las organizaciones trasladaron esa demanda a los Jefes de Estado que asisten hoy a la Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Reunidos en la Cumbre Social del Mercosur, que culminó la víspera, recordaron que esas explicaciones de países europeos fueron demandadas en la reciente reunión de varios mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Cochabamba, Bolivia.

El canciller Luis Almagro, quien cerró el evento, sostuvo, por su parte, que la garantía de inmunidad de un Jefe de Estado es una garantía de inmunidad a los pueblos. "Cuando el mínimo derecho se viola de uno de nuestros Jefes de Estado, es una ofensa a todos nosotros, es una ofensa a la Patria Grande", subrayó.

En otra parte de su declaración las organizaciones sociales y sindicales de la región manifestaron la necesidad de profundizar la integración regional en América del Sur.

Asimismo denunciaron una "fuerte contraofensiva del imperialismo para recuperar posiciones en América Latina y el Caribe" y dijeron que tiene -como factor común- la imposición a algunos de los gobiernos latinoamericanos de la llamada Alianza del Pacífico, que busca reinstalar la filosofía neoliberal del ALCA.

Al respecto, rechazaron la idea impulsada por sectores conservadores de que la Alianza del Pacífico sea un proceso de integración regional.

Manifestaron asimismo su compromiso para colaborar con la presidencia pro témpore del Mercosur, a cargo de Venezuela a partir de hoy, para avanzar en la profundización de la integración para el desarrollo efectivo de los estados.

También señalaron que es imprescindible la incorporación de los actores sociales para consolidar los avances acordados en materia de integración y complementación productiva.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Brasil: La propuesta de plebiscito se deshace

Leovani Garcia Olivarez (PL)

La propuesta de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, de convocar a un plebiscito para consultar a la ciudadanía sobre una reforma política tiene su lápida alistada en el Congreso debido al rechazo de los partidos políticos.

La mayoría de las agrupaciones representadas en el Legislativo calificaron de inviable la realización este año del plebiscito sugerido por Rousseff, como respuesta a los reclamos de la población que en junio pasado participó en multitudinarias protestas en más de 100 ciudades de Brasil.

El líder de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, pospuso asimismo la instalación de una Comisión para discutir el proyecto de la mandataria debido a divergencias entre legisladores del Partido de los Trabajadores (PT), en el Gobierno, y de otras agrupaciones aliadas de la administración federal.

"Hubo un mal entendido y se suspendió la instalación de la Comisión", resaltó Eduardo Alves, quien ratificó la potestad de ese órgano legislativo de hacer modificaciones, alteraciones y hasta decidir si habrá o no plebiscito.

Según voceros parlamentarios, solo tres formaciones políticas con representación en la Cámara -el PT, los Demócratas Laboristas y los comunistas del PCdoB- respaldan la consulta popular.

El resto de las organizaciones, encabezada por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el principal socio de la coalición del Ejecutivo, rechazó la medida de Rousseff al alegar falta de tiempo.

La jefa de Estado sugirió celebrar el plebiscito sobre de cinco grandes puntos: financiación de campañas (pública o privada), el sistema electoral (voto proporcional, distrital o mixto), la suplencias parlamentarias, la manutención de las coaliciones y el fin del voto secreto.

Eduardo Alves dijo que los bloques partidistas abogan por impulsar transformaciones políticas con calma y después en 2014 realizar un referéndum, cuyos resultados serán tenidos en cuenta en las elecciones de 2016.

No hay forma de lograr los 171 votos necesarios para proponer un proyecto de decreto legislativo que garantice este año la consulta popular, aseveró.

El líder del PT en la Cámara de Diputados, José Guimaraes, reconoció la falta de respaldo a esa iniciativa de parte de aliados del Gobierno en ese órgano.

Estudiosos del tema alertaron asimismo sobre las maniobras de la oposición de desestimar la propuesta del Gobierno, con miras a impedir cualquier cambio en el escenario político, previo a los comicios de 2014.

El presidente de la Cámara admitió en días pasados que un grupo de legisladores trabaja en otra iniciativa de manera paralela a la de Rousseff, opción que sería considerada como un plan B.

La idea opositora es convocar a un referéndum el año próximo junto con las elecciones presidenciales de 2014 para que los electores ratifiquen o rechacen normas ya redactadas.

La Constitución brasileña otorga al Congreso la prerrogativa de convocar a un plebiscito o referéndum sobre reformas constitucionales, lo cual mantiene atado al Gobierno, que parece perder influencia en el Legislativo, entre sus tradicionales aliados.

Paralelamente, el Ejecutivo se propuso trabajar asimismo en otras áreas prioritarias como la responsabilidad fiscal y el control de la inflación, la salud pública, el transporte y la educación, pero también deberá buscar consenso entre un amplio segmento de diversidad política que controla estados y municipios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Central obrera chilena satisfecha con paro nacional

PL

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Chile manifestó satisfacción por el nivel de participación ciudadana en el paro nacional y las marchas del jueves, que consideró una jornada histórica de protesta.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, resaltó que las manifestaciones se replicaron en todo el país.

"Esto ha tenido una expresión nacional, de diversas formas, y nosotros lo dijimos, que tendría diversas dinámicas por cada una de las organizaciones, pero lo que nadie podrá decir es que los trabajadores no nos movilizamos", enfatizó la dirigente.

Figueroa consideró que las protestas fueron contundentes, y se mostró satisfecha por los numerosos gremios y organizaciones sociales que respondieron al llamado de la multisindical.

A las manifestaciones no solo acudieron "organizaciones afiliadas a la CUT, sino también dirigentes y sindicatos que sin pertenecer a la Central se sintieron convocados por las demandas, y eso lo reconocemos y lo saludamos tremendamente", subrayó.

La víspera, al hacer un balance ante los medios de comunicación, la presidenta de la CUT dijo que medio millón de personas fueron parte del paro y las marchas en todo el país. En Santiago, si bien al concluir la marcha la dirigente manifestó que fueron 150 mil los participantes, en el resumen precisó que fueron 200 mil.

La central obrera calculó que un 95 por ciento del sector público estuvo involucrad en el paro, y el ministro del Interior, Andrés Chadwick, en un balance diferente, dijo que solo el 6,4 por ciento de los empleados de ese sector se sumó a la movilización.

Las marchas en Santiago se realizaron de manera pacífica, con gran colorido, ataviadas con banderas, carteles, y animadas con bandas de música, pero al término de las mismas entraron en acción Fuerzas Especiales de la Policía de Carabineros con carros lanza agua y gases lacrimógenos, en enfrentamientos con jóvenes encapuchados.

Un amplio despliegue de uniformados colmó las inmediaciones del Mercado Central y la Estación Cultural Mapocho, que al igual que el sector de la emblemática Alameda, frente a la Casa Central de la Universidad de Chile, se convirtieron en escenarios violencia.

La policía de Carabineros informó que 67 personas fueron detenidas en la jornada, 26 de ellos en horas de la mañana, en que Santiago amaneció con barricadas en una veintena de puntos, mientras jóvenes encapuchados atacaron una sucursal bancaria y quemaron un ómnibus de transporte urbano.

En las manifestaciones, la CUT demandó una nueva institucionalidad laboral, para los trabajadores del mundo público y privado, con derecho a negociación colectiva real y derecho a huelga.

También reclamó el fin de las Administradoras de Fondos de Pensiones, cuyas ganancias crecen por año, mientras los fondos que van a los trabajadores se desvanecen, según ha denunciado el gremio.

Además hizo un llamado a luchar para echar abajo la gran desigualdad existente en el país, a través de grandes reformas en materia social, que mejoren la educación, la salud y en general fomenten una vida de trabajo digna.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Paraguay: El legado del gobierno de Franco

Javier Rodríguez (PL)

Federico Franco abandonará el poder en Paraguay el próximo 15 de agosto, tras 14 meses ejerciendo la presidencia de la nación sin haber sido electo por la población para ese cargo.

No hay dudas -y es algo que ya está sucediendo- de la multiplicación de análisis y calificaciones sobre ese corto período de su estancia en el más alto cargo del Poder Ejecutivo y sobre todo, del legado dejado al país tras el paso de su gobierno por el Palacio de López.

Elemental resulta recordar de inicio lo que nacional e internacionalmente representó para Paraguay la forma en que se concretó el quiebre del hilo institucional con el cual la nación mediterránea comenzaba un camino de graduales reformas sociales.

El país, apenas comenzando a recuperarse de una dictadura de 35 años de duración siempre apoyada por Estados Unidos, la cual dejó una honda huella de frustración en la sociedad paraguaya, se asomaba lentamente a la adopción de medidas populares con el fin de mitigar la enorme carga de la pobreza, la discriminación, la inequidad y la desesperanza.

Bastaron poco menos de 40 horas dedicadas a la ejecución de un plan preparado en la sombra por los representantes de la clase política y económica tradicional, para un juicio de características inéditas a un presidente constitucionalmente electo.

Al parecer, no existe antecedente de una operación similar de derrocamiento de un gobierno con la presencia física en el país de una docena de cancilleres de toda la región, llegados en tiempo récord, para tratar de evitar tal desatino apenas a unos pocos meses de un proceso electoral adecuado para intentar cualquier cambio usando el voto popular.

El aislamiento internacional provocado a Paraguay por esa situación, extendido durante todo este tiempo como un rechazo a lo ocurrido, lo convirtió en un país con embajadas extranjeras sin embajadores, sin poder tener presencia física en los eventos regionales y con un presidente al cual no recibían en los Estados del entorno.

El deterioro de la novel imagen democrática de Paraguay ante la comunidad internacional trajo condenas, no sólo de los gobiernos, sino de organizaciones regionales, partiendo incluso de las protestas por los hechos atentatorios a la vigencia de los derechos humanos.

Uno de los ejemplos más contundentes fue, durante todo el tiempo, el reclamo de una investigación imparcial y justa del sangriento desalojo campesino de Curuguaty, en el cual murieron 11 labriegos y seis policías, episodio emblemático provocado por el injusto sistema vigente de tenencia de la tierra.

Parte del legado del gobierno de Federico Franco es la apertura incondicional del país a las empresas transnacionales, con especial incidencia en los conocidos casos de la Monsanto y la Río Tinto Alcán.

La primera de ellas recibió vía libre para la introducción de sus criticados productos y semillas destinados a los cultivos transgénicos, que arrastran experiencias negativas en otros rincones del mundo y golpean duramente a la agricultura familiar del campesinado paraguayo.

Incontables manifestaciones populares, protestas de las organizaciones sociales y especialmente rurales y alegatos de los técnicos nacionales y extranjeros, fueron insuficientes a fin de impedir la imposición de semillas y de productos para la fumigación agrícola con daños comprobados a la salud.

Los grandes agroexportadores, puntal decisivo del control latifundista de la agricultura y economía paraguayas, ignoraron siempre a la débil estructura agrícola familiar, desplazándola de sus asentamientos con el cultivo extensivo y alimentando los cordones de miseria alrededor de las grandes ciudades.

El empeño personal de Franco en el caso de la megaproductora de aluminio Río Tinto Alcán, acusada en otros países de contaminación medioambiental, tuvo mayores tropiezos.

Hubo resistencia popular a la intención de la multinacional de controlar la soberanía energética paraguaya apoderándose a bajos precios de la electricidad procedente de las represas binacionales de Itaipú y Yaciretá.

A todo ello se une la consolidación, en este corto período de gobierno, de la injusticia en la tenencia de la tierra, buena parte de ella obtenida por latifundistas en forma ilegal, mediante negociados o con cooperación de los cuestionados Poderes Judicial y Legislativo.

Esto permite comprender mejor que más de 300 mil campesinos sigan sin acceso a un pedazo de tierra, viviendo en carpas durante años o deambulando por Asunción y otras capitales.

En el ámbito administrativo, las denuncias de distintos factores sociales apuntan hacia la vigencia de la estrategia clientelar y prebendaria, la exigencia de afiliación partidaria para trabajar en la función pública sin tomar en cuenta la idoneidad y capacidad, y los despidos por razones políticas.

Esas denuncias de sectores como la coalición de izquierda Frente Guasú y otros actores políticos, hablan de la extendida corrupción en todos los niveles de la administración, la alegre utilización de los fondos del Tesoro Nacional y la contratación abusiva de préstamos que endeudan cada vez más a Paraguay.

En las semanas finales de los 14 meses de gobierno de Franco, los escándalos de corrupción tuvieron acogida importante en la prensa, nada cercana a la izquierda, por supuesto, y las protestas de los distintos sectores se reflejan directamente en las calles.

Docentes reclamando atrasos en los pagos de salarios y bonificaciones, hospitales públicos planteando ausencia de medicamentos y de fondos que obligan a cobrar los servicios e insólita declaración de un ministro de Hacienda sobre su imposibilidad de fabricar dinero, muestran como están las arcas del Estado.

A ello se une la paralización del sector de la construcción por falta de recursos para mantener o construir vías, deudas millonarias con las empresas privadas dedicadas a esa actividad y rechazo a los reclamos de aumentos de salarios y pensiones que hicieron salir a las calles a miles de personas.

Paraguay hoy es un país, de acuerdo con las estadísticas oficiales y de organismos internacionales, con casi la mitad de su población en estado de pobreza, un 25 por ciento de sus niños desnutridos y una gran parte de la infancia realizando trabajos sin recibir instrucción en los ya deficientes locales escolares.

El gobierno surgido del golpe parlamentario de junio del 2012 se va pero los partidos tradicionales que lo materializaron siguen dominando el todopoderoso Congreso y eso constituye también parte del legado de Franco.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.