miércoles, 17 de julio de 2013

Sobre el caso Snowden: Todos somos sospechosos

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

Algunos años atrás, luego de los atentados contra las torres del Centro Mundial de Comercio en Nueva York en el año 2001, el gobierno estadounidense lanzó el Acta Patriótica como inicio de lo que en ese momento la administración Bush llamó "guerra total contra el terrorismo". Así se pusieron en marcha: 1) las llamadas guerras preventivas, y 2) el control –por cierto anticonstitucional– de su propia población.

En nombre de la "defensa de la patria" se pisoteó la soberanía de todos los países del mundo, pasando por encima de la Organización de Naciones Unidas, comenzándose una serie de invasiones a países supuestamente "focos de terroristas" (en realidad: grandes reservas de petróleo, de gas, de agua dulce o de campos de amapola, con la que se elabora la heroína –de la que la DEA es el principal cartel traficante–). Y en lo interno, siempre con esa arrogante política de corte fascista, se conculcaron derechos históricos de la población estadounidense, haciendo de cada ciudadano un posible objeto de espionaje sujeto eternamente a control.

En esa lógica, convirtiendo a la humanidad completa en "sospechosa", se desarrolló la iniciativa TIA: Total Information Awareness, en inglés (traducida como "Conocimiento total de la información"), también conocida como Terrorism Information Awareness (Conocimiento de la información sobre el terrorismo). El programa formó parte de la Ley de Seguridad Nacional y, tras su creación en enero de 2003, fue gestionado por la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA). Para ello, la DARPA inició la adjudicación de contratos para el diseño y desarrollo de los componentes del sistema TIA en agosto del 2002, por medio de muchas empresas contratistas (por ejemplo: Booz Allen Hamilton, donde luego trabajaría Edward Snowden, el controversial técnico que recientemente develó algunos secretos del ciberespionaje). Al hacerse público el proyecto, muchas organizaciones de derechos humanos y defensa del ciudadano alzaron la voz, protestando ante esa grosera intromisión del Estado en la privacidad de cada estadounidense. Ello trajo como consecuencia que el Congreso se viera forzado a detener el programa, dejándolo de financiar. Pero poco tiempo más tarde, hacia el 2006, diversas filtraciones a la prensa informaron que el software desarrollado se había desplazado a otras agencias de espionaje, en particular la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). En otros términos, ahora no existe el proyecto TIA, pero sí sus elementos fundamentales, que son utilizados a diario por las agencias federales de control.

Unos años atrás, no muchos, todo esto parecía una loca idea de ciencia-ficción, propia de un drama orwelliano; hoy día ese panóptico universal es una realidad: sistemas de control absoluto de la población planetaria. Ese control, debe aclararse, tiene dos vías: por un lado, las empresas disponen de toda la información necesaria para afinar sus estrategias de mercadeo (¿qué le gusta a cada persona?, ¿qué necesita?, ¿cuáles son sus debilidades?, ¿qué compra habitualmente?, ¿qué ofrecerle?). Por otro lado, las agencias gubernamentales de espionaje pueden examinar todos los datos de la vida de cada ciudadano, estableciendo el grado de "peligrosidad" que representa para el sistema.

El engendro surgido con la administración Bush se concreta hoy día, con otro nombre pero con similares objetivos. El mismo complementa –y supera con creces– la Red Echelon (compleja trama de espionaje mantenida igualmente por los Estados Unidos y algunos de sus socios, consistente en un tejido de antenas, estaciones de escucha, radares y satélites, apoyados por submarinos y aviones espía, unidos todos a través de bases terrestres, y cuyo objetivo es controlar todo tipo de comunicaciones mundiales, entre las que se encuentran correos electrónicos, envíos de fax, comunicaciones por cable, por satélite, transmisiones radiales, conversaciones telefónicas).

El dispositivo en cuestión permite a la potencia hegemónica mantener un espionaje total, continuo y avasallador no sólo de las comunicaciones –parte medular de lo que desean controlar, y que de hecho ya está haciendo– sino también de las transacciones financieras, los registros de vuelo, las declaraciones de impuestos, la venta de paquetes accionarios, los movimientos de tarjetas de crédito, los archivos médicos de la población mundial. En definitiva: una forma de control absoluto de cada ser humano sobre la faz del planeta; control que se ejerce no sólo sobre sus comunicaciones sino –esto es lo aterradoramente novedoso que comenzó a desarrollarse con TIA– sobre sus características biométricas (el tramado del iris, las huellas dactilares, la voz, sus hábitos motores como la forma de caminar), todo lo cual permitirá un monumental banco de datos universales que posibilitará a los agentes de inteligencia buscar y hallar por satélite a una persona en cualquier lugar del mundo y con una velocidad pasmosa.

En otras palabras: estamos ante el fin de la vida privada de la humanidad, ante un dios omnipotente que –sin ningún lugar a dudas– lo sabrá todo. A partir de este super cerebro omniabarcativo, todos pasamos a ser un número más de una lista; nuestras vidas quedan en sus manos.

Rápidamente explicado, estos sistemas del que TIA fue el precursor –desarrollado en ese entonces por el Comando de Inteligencia Naval de los Estados Unidos– consisten en una combinación de tecnologías de punta del campo de la informática (entre las que se cuenta una monumental base de datos que permite almacenar información personal de los más de 7.000 millones de habitantes actuales del planeta, incluyendo vídeos, fotos y parámetros biométricos de cada ingresado al programa), con la capacidad de localización por satélite e identificación de seres humanos a distancia por medio de las características biométricas almacenadas. En otros términos: un espía global del que nadie, absolutamente nadie se puede escapar.

Apoyan y complementan la iniciativa un traductor universal, que puede convertir instantáneamente en texto una grabación de voz, capaz de intervenir conversaciones telefónicas en cualquier parte del mundo, así como un sistema para "interpretar" las relaciones entre distintos sucesos aislados o que, aparentemente no tienen conexión. Éste detecta patrones comunes en la actividad de diversas personas, grupos, empresas, movimientos financieros, viajes, compras; es decir: cualquier movimiento que se quiera investigar.

Sumados todos estos elementos, el complejo mecanismo de espionaje –en palabras de Steven Wallach, antiguo ejecutivo de la empresa Hewlett-Packard y que fuera consejero del presidente Bush cuando nació la idea algunos años atrás– "podrá asociar una foto de Malasia tomada por un satélite con una llamada realizada en Francfort y con un depósito bancario en Pakistán, para luego relacionar todos esos elementos con algo que pasará en Chicago". Y obviamente, permitiendo actuar en consecuencia.

Lo que acaba de revelar el técnico Edward Snowden (¿ataque de conciencia y remordimiento personal?, ¿jugada preparada con agenda oculta?, ¿distractor?) es parte de un largo proceso de control que el gobierno de Washington viene realizando. El proyecto TIA, amparado en el Acta Patriótica que aprobaron los republicanos luego de los atentados del 11 de septiembre, no prosperó tal como fue concebido en su momento; pero los mecanismos de control sí. No importa con qué nombre actúan; lo importante es que actúan. El ciberespionaje es un hecho.

PRISM: una herencia de TIA

Las explosivas declaraciones que hiciera recientemente Snowden permiten ver que los programas diseñados hace una década atrás en la administración Bush, hoy día son una realidad, no importando qué partido gobierne en la Casa Blanca. Según aseguró el ahora ex agente, el programa de la NSA no se limita a la recolección de datos sobre la inteligencia extranjera, sino que también actúa sobre todas las comunicaciones que transitan dentro de Estados Unidos. En ese sentido, el programa PRISM es la más brillante creación del espionaje de Washington. Todos, absolutamente todos estamos controlados, vigilados, espiados.

El centro de operaciones principal para la vigilancia digital está en el Estado de Utah, cerca de la pequeña ciudad de Bluffdale, en el condado de Salt Lake. Allí se alza un complejo de hormigón que, en apariencia, no tiene nada de especial. Pero está fuertemente custodiado. Una línea de alambre de púas lo aísla del exterior. Y ahí comienzan las interrogantes. En Google Earth no aparece ninguna obra en ese sitio, sólo un campo vacío marcado por huellas de neumáticos. Alguien, de todos modos, ha calificado el lugar con el sugestivo nombre de "Centro de Datos de Utah". ¿Qué hay ahí realmente?

En un artículo publicado por James Bradford en el Wired Magazine en marzo de 2012, se reveló que la obra, de 2.000 millones de dólares de costo, funcionará como mega-almacén de información digital de la Agencia de Seguridad Nacional. Bradford sostiene que el centro cuenta con la capacidad más grande concebida para almacenar datos de vigilancia electrónica de todas partes del mundo: la unidad de capacidad para guardar esa información se mide en cientos de exabytes (cada uno equivalente más de mil millones gigabytes). El centro de espionaje utilizará la energía eléctrica de la pequeña ciudad vecina para tener los servidores en marcha y millones de litros de agua para mantenerlos frescos. Alrededor del perímetro de la construcción una serie de sensores de detección de intrusos dará la seguridad necesaria para trabajar tranquilos, apoyados por guardias armados. La NSA no lo niega; por el contrario, llamándolo Centro de Datos de la Comunidad de Seguridad Cibernética Iniciativa Nacional Integral, afirma que ayudará a proteger las redes civiles de los ataques cibernéticos. Sin embargo, esto no es competencia de la Agencia de Seguridad Nacional. De hecho, en su investigación Bradford afirma que el centro se utilizará para albergar una increíble cantidad de datos interceptados, tomados dentro y fuera de los Estados Unidos. En ello, las llamadas redes sociales (Facebook, Twitter) son pieza especialmente importante.

Con las recientes revelaciones de Edward Snowden, el tamaño y la monumental capacidad del centro de datos de Utah toman sentido. Los documentos filtrados por el ex agente detallan, entre otras cosas, un programa integral denominado PRISM, que absorbe grandes cantidades de información personal de las empresas de telecomunicaciones y de internet como Google, Apple y Verizon, combinándolos en una base de datos única. Snowden afirmó, en una entrevista con el diario británico The Guardian, que la base de datos PRISM permite vigilar y espiar a quienquiera en cualquier parte del mundo. La privacidad personal desaparece así: todos somos sospechosos potenciales, todos estamos observados. El panóptico ya no es algo de ciencia ficción: está aquí, vigilándonos.

No hay dudas que la imaginación queda corta ante tamaña parafernalia; el poder de la tecnología es subyugante, pero al mismo tiempo ofende a la condición humana: tanta inteligencia puesta al servicio de la delación policial es simplemente una vergüenza en términos éticos. Lo más probable es que este modesto artículo también sea chequeado por estos fenomenales poderes. No sé qué grado de "peligrosidad" tendrá. Al menos, es mi deseo, ya que escribimos en contra de todo esto, que se nos considere con una buena nota. ¡Es lo menos que pedimos! De todos modos, esto lleva a preguntas de fondo: con tamaños poderes que nos controlan a diario, ¿cómo es posible plantearse cambios contra el sistema dominante? Pensemos, sólo como ejemplo, en la operación de exterminio del comandante Raúl Reyes, de las FARC, en plena selva y por la noche: con precisión milimétrica se pueda matar a alguien desde el aire, no importando dónde se esconda. El poder que parecieran detentar quienes contralan el mundo se muestra infinito. ¿Lo será?

¿Qué hacer ante todo esto? Esconderse no, porque no es posible. Podría parecer absurdo querer enfrentarse a tanto poder. Indudablemente las condiciones en que quedamos los mortales de a pie ante esta nueva deidad no son muy alentadoras: el super poder todo lo ve, todo lo oye, todo lo sabe. Por tanto, siempre se nos adelantará. ¿Resignarse entonces?

La historia no ha terminado, aunque cada vez más se escriba con las directivas del ganador. El nuevo dios que se está pergeñando, en definitiva es un dios humano; y como tal, falible. Aunque lo sepa todo, también tiene puntos débiles: los hackers por ejemplo. Pero la conflictividad de base ahí está, aunque se la espíe, se la trate de maniatar, de condicionar, de eliminar. Es cierto que hoy no hay grandes esperanzas, porque se desbarataron con la caída del campo socialista. Pero si hay conflictos (¡y los hay, por cierto!), la reacción de los seres humanos siempre está ahí presente, lista para saltar, para movilizarse. ¡Eso es la esperanza! La idea que la utopía sigue siendo posible. Hoy día padecemos una gran parálisis en estos temas de rebelarse. Los actuales mecanismos de hiper control nos la refuerzan; pero en tal caso es oportuno recordar las palabras de la dirigente boliviana Domitila Barrios de Chungara: "Nuestro enemigo principal no es el imperialismo, ni la burguesía ni la burocracia. Nuestro enemigo principal es el miedo, y lo llevamos adentro".


Cerramos con la Carta que Edward Snowden escribiera relatando su actuar con relación al ciberespionaje:

Hola. Me llamo Ed Snowden. Hace poco más de un mes tenía familia, un hogar en el paraíso y vivía con gran comodidad. También tenía la capacidad de buscar, capturar y leer las comunicaciones de ustedes sin necesidad de orden judicial alguna. Las comunicaciones de cualquier persona, en cualquier momento. Es decir, el poder de cambiar el destino de las personas.

Es también una grave violación a la ley. La Cuarta y Quinta Enmiendas a la Constitución de mi país, el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y numerosos estatutos y tratados prohíben tales sistemas invasivos de vigilancia en masa. Aunque la Constitución de Estados Unidos marca como ilegales tales actos, mi gobierno afirma que veredictos judiciales secretos, que el mundo no tiene permitido ver, legalizan de alguna manera un acto ilícito. Esos fallos simplemente corrompen la noción más elemental de justicia: que los actos deben estar sujetos a escrutinio. Lo inmoral no puede volverse inmoral mediante el uso de una ley secreta.

Creo en el principio declarado en Nuremberg en 1945: Los individuos tienen deberes internacionales que trascienden las obligaciones nacionales de obediencia. Por lo tanto, los ciudadanos individuales tienen el deber de violar las leyes nacionales para prevenir que ocurran crímenes contra la paz y la humanidad.

Por consiguiente, hice lo que creí correcto y emprendí una campaña para corregir esos ilícitos. No busqué enriquecerme. No busqué vender secretos de Estados Unidos. No me asocié con ningún gobierno extranjero para garantizar mi seguridad. Lo que hice fue llevar lo que sabía al público, para que algo que nos afecta a todos pudiera ser discutido por todos a la luz del día, y pedí justicia al mundo.

Esa decisión moral de revelar al público un espionaje que nos afecta a todos ha sido costosa, pero fue lo correcto y no me arrepiento de ella.

Desde ese momento el gobierno y los servicios de inteligencia de Estados Unidos han intentado ponerme de ejemplo, de advertencia a otros que pudieran hablar como yo lo he hecho. Me han convertido en un apátrida y un perseguido a causa de mi acto de expresión política. El gobierno de Estados Unidos me ha colocado en una lista de personas que no pueden abordar un avión. Exigió al gobierno de Hong Kong que me repatriara dentro del marco de sus leyes, en violación directa al principio de no represión: la Ley de las Naciones. Ha amenazado con sanciones a los países que respalden mis derechos humanos y el sistema de asilo de Naciones Unidas. Incluso ha dado el paso sin precedente de ordenar a sus aliados militares detener en tierra el avión de un presidente latinoamericano, en su búsqueda de un refugiado político. Estas peligrosas escaladas representan una amenaza no sólo a la dignidad de América Latina, sino a los derechos fundamentales que comparten todas las personas, todas las naciones, de vivir libres de persecución, y de buscar y gozar de asilo.

Sin embargo, aun a la vista de esta agresión históricamente desproporcionada, naciones de todo el mundo han ofrecido apoyo y asilo. Estas naciones, entre ellas Rusia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, tienen mi gratitud y respeto por ser las primeras en oponerse a las violaciones a los derechos humanos perpetradas por los poderosos, más que por los carentes de poder. Al negarse a transigir en sus principios ante la intimidación, se han ganado el respeto del mundo. Es mi intención viajar a cada uno de esos países para expresar en persona mi gratitud a su pueblo y sus líderes.

Hoy anuncio mi aceptación formal de todas las ofertas de apoyo y asilo que me han extendido y todas las demás que se me hagan en el futuro. Con, por ejemplo, la garantía de asilo ofrecida por el presidente Maduro de Venezuela, mi estatus de asilado ya es formal, y ningún Estado tiene fundamento para limitar o interferir con mi derecho a disfrutar de ese asilo. Sin embargo, como hemos visto, algunos gobiernos de los estados de Europa occidental y Norteamérica han demostrado disposición a actuar fuera de la ley, y esa conducta persiste hoy. Esta amenaza ilegal me hace imposible viajar a América Latina y disfrutar del asilo que me ha sido concedido allá de conformidad con nuestros derechos compartidos.

Esta intención de estados poderosos de actuar en forma extralegal representa una amenaza para todos nosotros, y no se debe permitir que la lleven a cabo. En consecuencia, solicito la ayuda de ustedes para exigir garantías de salvoconducto a las naciones relevantes para asegurar mi traslado a América Latina, así como solicito asilo en Rusia hasta el tiempo en que esas naciones accedan a cumplir la ley y permitan mi traslado legal. Presentaré hoy mi solicitud a Rusia, y espero que la respuesta sea favorable.

Si tienen alguna pregunta, contestaré lo que pueda.

Gracias.

Publicado originalmente por Reader Supported News (http://readersupportednews.org/opinion2/ 277-75/18387-it-was-the-right-thing-to-do)

Traducción: Jorge Anaya.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cuestión de legitimidad

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

La actual crisis afecta en medida considerable los cimientos del orden social en las áreas metropolitanas del sistema, con un énfasis especial en el Viejo Continente en el cual el llamado “capitalismo de rostro humano” había alcanzado sus mayores logros. En la periferia del sistema, como se sabe, el capitalismo nunca ha tenido un rostro amable ni asomo alguno de legitimidad.

El discurso capitalista fundamenta siempre su legitimidad en la promesa del bienestar material y el disfrute universal de libertades individuales y colectivas. Pero el acceso al bienestar material para las mayorías solo se alcanza en los países metropolitanos sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial; igual sucede con el funcionamiento efectivo de las libertades políticas. Ambos factores parecían la realización aquí de la promesa del ideario liberal y para quienes no la disfrutaban (la inmensa mayoría de la humanidad) se trataba de alcanzarla mediante la economía capitalista y la democracia burguesa. El sistema conseguía en el mundo desarrollado la paz social y una cierta estabilidad en base fundamentalmente al pacto capital-trabajo y un relativo control estatal del mercado mediante las fórmulas keynesianas. En los Estados Unidos este acuerdo comienza con el New Deal y fórmulas similares se aplican en Japón de post guerra. El sistema nunca había conseguido un consenso social tan amplio ni su legitimidad había sido mayor. (Este no es, por supuesto, el panorama de la periferia pobre del sistema que ha conocido solo de forma excepcional tales fórmulas de “capitalismo con rostro humano”).

Pero ni las fórmulas de Keynes ni ninguna otra han conseguido superar definitivamente los comportamientos cíclicos de auge y caída que desembocan en las crisis, tal como se comprueba en la actualidad. El capitalismo no puede escapar de su naturaleza de gran productor de riqueza y pésimo distribuidor de la misma y tarde o temprano se impone su lógica. La explotación se modula pero no desaparece y a la larga tampoco se puede evitar que la distribución de riqueza, cada vez mas desigual, termine por estallar en conflicto y afecte profundamente la legitimidad del orden social.

De todas las fórmulas para superar las crisis del capitalismo la de mayor eficacia es sin duda la de Keynes. No por azar entonces quienes hoy confían en resolver la encrucijada actual proponen abandonar el modelo neoliberal vigente y regresar como sea a los postulados del keynesianismo aún reconociendo los muchos factores que lo dificultan en gran medida. En efecto, cambios profundos han afectado de lleno la dinámica de la acumulación del capital, esencial para el funcionamiento del sistema. La crisis del petróleo de los años 70 (y su impacto en la estructura de costes), la actual Revolución Tecnológica, las nuevas formas de la globalización de la economía mundial y la disolución del Campo Socialista no menos que la nueva correlación mundial de fuerzas y la competencia feroz por asegurarse mercados, materias primas y zonas de influencia entre las potencias capitalistas tradicionales y las potencias emergentes son todos ellos factores decisivos que dificultan una hipotética renovación del pacto capital-trabajo. Se acepta, si acaso, introducir retoques menores que alivien la carga de una crisis que sobrellevan fundamentalmente las clases laboriosas. Y a las nuevas promesas de un futuro halagüeño por parte de empresarios y gobernantes se agrega el propósito firme de corregir errores, castigar a los capitalistas mafiosos y controlar los desmanes del capital (sobre todo del financiero).

Pero todo este discurso se produce cuando prácticamente a nivel mundial el sistema se ve seriamente cuestionado y su legitimidad se tambalea. El supuesto horizonte de esperanzas aparece como un camino plagado de incertidumbres; la luminosa mañana del capitalismo asemeja un cielo cargado de nubarrones y como una amenaza permanente para las mayorías sociales. Prácticamente todas las instituciones básicas del sistema han perdido el atractivo que antes permitió alcanzar el consenso, al menos en las áreas ricas del sistema. Ni en la periferia del mismo, ni tampoco ahora en las áreas metropolitanas el capitalismo ofrece las seguridades económicas de antaño sobre las cuales construyó su legitimidad. Hasta en las naciones ricas aparecen cuadros de pobreza extrema que hasta ayer solo se conocían en el mundo pobre y - lo que es más significativo- las libertades individuales y colectivas se ven reducidas, amenazadas y ahogadas en una atmósfera irrespirable de estado policial. La protesta social se criminaliza y se reprime, se limitan las libertades, el sistema político en general se desprestigia y hasta la intimidad de los hogares se ve amenazada por el espionaje oficial, multiplicado y perfeccionado por las nuevas tecnologías de la información. Muchas de las cosas que antes se creían fruto de las mentes proclives a la llamada “conspiranoia” se comprueban hoy como verdades amargas y hacen pensar que el “1984” de Orwell ya no es una simple novela de ficción sino una realidad cotidiana. Europa se “americaniza” (en el peor sentido del término) y algunos países (sobre todo del sur del Viejo Continente) registran escenas propias del Tercer Mundo.

Es difícil que las instituciones parlamentarias (el poder delegado) puedan caer más bajo y que el prestigio de la llamada “clase política” pueda ser peor. Los industriales acuden a todo tipo de artimañas para aumentar sus márgenes de beneficio, los banqueros delinquen sin temor mientras saquean no solo los bolsillos de las personas sino también las arcas públicas con la mayor impunidad, los comerciantes especulan, los gobernantes se tornan sospechosos, la economía ilegal florece, las autoridades violan sus propias leyes y quien tiene poder (económico y sobre todo militar) desconoce abiertamente lo que resta de legalidad internacional. Las iglesias se ven enredadas en escándalos de corrupción cuando no de propiciar conductas inmorales de la peor naturaleza. Hasta los supuestamente humildes lamas del budismo son pillados por la cámara viajando a todo lujo mientras la policía encuentra droga y drogadictos en un monasterio dedicado a la meditación. El nuevo papa Francisco, recibe de su antecesor una Iglesia sumida en escándalos financieros inconfesables (al menos ante el fisco) y pederastia consentida y se declara consternado cuando observa a distinguidos prelados movilizándose en autos de alta gama.

Ya no son excepcionales los presidentes acusados (y a veces hasta condenados) por delitos de todo tipo incluyendo corrupción y hasta promoción de la prostitución de menores. El sometimiento de los gobiernos a los dictados del “mercado” -es decir, el gran capital- contrasta con la mano dura frente a las protestas ciudadanas que inundan calles y plazas por doquier. Se generaliza un cinismo extremo por parte del poder y prolifera un neo lenguaje que recuerda de nuevo el siniestro panorama dibujado por Orwell. Los analistas sensatos señalan preocupados que nada indica que las cosas vayan a mejorar, al tiempo que se incuban factores de enorme riesgo sobre todo porque siguen al mando los responsables de la crisis actual y se continúan aplicando las mismas políticas que han llevado al caos.

La mayor expresión de este duro proceso de pérdida de legitimidad es la indignación masiva de la población ante tanto despropósito. Es claro que las causas inmediatas tienen mucho que ver con el llamado modelo neoliberal que ha llevado las expresiones de la crisis cíclica del sistema a niveles casi insoportables. Por este motivo más que un rechazo del sistema en general la mayoría de los indignados en Europa y Estados Unidos se opone al modelo actual de capitalismo y aboga por cambios substanciales y por un regreso al Estado del Bienestar o al menos retornar a una democracia que funcione. Tampoco faltan por supuesto los colectivos que perciben la causa primera de todos los males en la misma naturaleza del orden social vigente y proponen en consecuencia apostar por su desmantelamiento y la construcción en su lugar de otro sistema diferente, el “otro mundo posible”. El panorama inmediato no ofrece indicaciones precisas ni confiables en ningún sentido. Bien puede ocurrir que el sistema se recomponga tal como ha sucedido en otras ocasiones y rehaga aunque sea parcialmente los fundamentos de su legitimidad. Pero igualmente podría sobrevenir un caos mayor de consecuencias impredecibles. Los menos optimistas piensan inclusive que una vuelta al fascismo no debe descartarse. El reto para las fuerzas sociales del progreso y la paz para impedirlo no podría ser mayor.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Capriles, la cara viva del fascismo

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Anuncian que el derrotado político ultra-derechista venezolano Henrique Capriles Radonski (HCR) viene a Chile esta semana, mientras los grandes medios locales, venezolanos e internacionales todavía hacen invisible la ola de muerte y violencia que convocó el 15 de abril, después de perder las elecciones del día anterior, con el pretexto de un aparentemente inocuo cacerolazo para “descargar esa arrechera” (rabia)… “para que se oiga en todo el mundo”.

Pero el comando de sus grupos armados había preparado algo distinto. Desató una vez más la ya clásica guarimba, como llaman allá a los desórdenes públicos violentos, con una secuela de muerte y destrucción que tomó por sorpresa a más de la mitad del país que acababa de ganar las elecciones. La invitación a la violencia, formulada por el perdedor con una generosa cobertura de los medios privados locales, condujo a los grupos fascistas locales a dos jornadas de violencia, el 15 y 16 de abril, con un balance de 11 muertos, 78 heridos y la destrucción de instalaciones de atención primaria en salud pública.




La presencia de grupos armados que aniquilan gente por motivos ideológicos es un hecho nuevo en la política venezolana, introducido por HCR. La pregunta es qué ocurriría en ese país si este político descontrolado por la histeria del fascismo alcanzara realmente el poder. Probablemente, reproduciría la situación que hoy presenciamos en Egipto, con la mano oculta de Estados Unidos dirigiendo la batuta, merced a su control y financiamiento del ejército desde los tiempos del acuerdo de paz de Anwar el-Sadat con Israel, en marzo de 1979.

El actual gobernador del estado Miranda tiene derecho a viajar donde le de la gana… y cuenta con plata. La derecha golpista que últimamente lideriza HCR dispone este año de 1,4 millones de dólares para sus empeños desestabilizadores del gobierno de Nicolás Maduro, tres veces más de lo que recibió el año pasado de la National Endowment for Democracy (NED), la agencia del gobierno de Estados Unidos que, en nombre de la “democracia” precisamente desestabiliza aquellas democracias consideradas “hostiles” a sus intereses.

HCR viene a internacionalizar, e introducir en Chile, el conflicto político interno venezolano en vísperas de las elecciones presidenciales del 17 de noviembre, como parte de la agenda de viajes que le preparó y financió la Nacional Endowment for Democracy (NED), de Estados Unidos, “para conversar con otros importantes referentes políticos de la región”. Aspira a reunirse con el presidente Sebastián Piñera e incluso con Michelle Bachelet, además de un sinfín de representantes de la clase política

Uno de sus anfitriones en Chile será Juan Cristóbal Nágel, coordinador de la visita y académico de la Universidad de Los Andes, casa de estudios privada establecida con apoyo de la Prelatura de Santa Cruz y del Opus Dei. Nágel explicó anoche en CNN que "el objetivo principal (del viaje) es crear consciencia de la grave crisis que existe en Venezuela", porque las recientes elecciones “no fueron concluyentes y aún existen muchas dudas al respecto”. Con meridiana claridad, por boca de Nágel HCR propició la intervención extranjera en el país de Chávez: "se sabe que esto va a tener que pasar al plano internacional, porque simplemente no se espera que las instituciones en Venezuela respondan a lo que se pide".

En la base de apoyo de HCR en Chile, además figuran, entre otros, el senador PDC Patricio Walker, de reconocida "solidaridad" con causas reaccionarias de cualquier pelaje allende las fronteras. También HCR posee simpatías en la cúpula más derechista del PDC, partido que preside Ignacio Walker, hermano de Patricio.

La conexión con los grupos económicos está manejada por el fantasmal Consejo de Chile para las Relaciones Internacionales, parapeto de Hernán Felipe Errázuriz Correa, canciller y ministro de Minería durante la dictadura militar (1973-2000), también presidente del Banco Central con Pinochet y hoy abogado-lobbysta al servicio de BAT Chile (ex Chiletabacos, filial de British American Tobacco), poseedora del 93% del mercado fumador local.

Para una suerte de cóctel con Corina Machado, realizado en mayo, Errázuriz fue capaz de reunir como anfitrión a una selecta representación de grupos económicos, figuras políticas del espectro gobernante, ex diplomáticos, “pensadores” ligados a la Concertación (hoy llamada Nueva Mayoría) y hasta un general de división responsable de "Educación y Doctrina" (?) en el ejército. Ese encuentro sirvió también para el estreno en high society de un tal Edgar Paredes, que funge como representante permanente de la derecha venezolana, algo así como un embajador oficioso en Chile.



Entre las 11 victimas fatales de los seguidores convocados por HCR murieron dos niños: María Báez, de 12 años, y Rey Chapín, de 11. Los 9 adultos pasados por las armas fueron todos jóvenes en la flor de la vida: José Ponce (45), Rosiris Reyes (44), Johan Hernández (22), Luis García (24), Hender Bastardo (21), Henry Rangel (32), Keler Guevara (23), Jhonny Pacheco (37) y Gerardo Rico (39). Ciertos venezolanos dicen que HCR quizás ignora el amor filial de padre y madre por sus niños, pues aún no se le conocen hijos ni mujer.

Hasta hoy Capriles no reconoce su derrota por 224.268 votos, incluso después de una auditoría exhaustiva y otro recuento manual, “voto a voto”, solicitados por él mismo y su propia gente. Lo cierto es que el candidato de la derecha venezolana perdió por más sufragios que la ventaja de 223.392 preferencias obtenidas por Sebastián Piñera sobre su contendor Eduardo Frei RT en la segunda vuelta del 17 de enero de 2010. Pero Frei no hizo ningún llamado a “descargar rabia”.

Capriles mostró su lado más oscuro cuando, siendo alcalde de Baruta –elegido el 30 de julio de 2000- encabezó las hordas que asediaron e invadieron la Embajada de Cuba en Caracas durante el fracasado golpe del 11 de abril 2002 contra Hugo Chávez. Sus bandas armadas llevaron a la práctica el descontrol de su líder HCR atacando una representación diplomática, en flagrante violación del derecho internacional, algo que ni siquiera se atrevió a hacer el dictador Pinochet.

Y, tal como actuaban las tropas de asalto del nazismo alemán, sacaron con violencia de sus hogares a todos los dirigentes pro Chávez que pudieron encontrar para golpearlos, luego encarcelarlos y probablemente asesinarlos. Capriles encabezó en persona el operativo contra la sede diplomática y la captura de un alcalde en su domicilio. HCR algo sabe de derecho internacional, porque estudio leyes, se graduó de abogado e hizo estudios de postgrado. Simplemente, su mesianismo, por creerse ungido como el salvador de la derecha en su país, lo hace incapaz de controlar sus actos públicos.

El pedigree de Capriles también registra una falta menor, una “aprehensión en flagrancia” por un fellatio a un tal Armando, considerado infracción de policía local por haberse efectuado a bordo de un BMW estacionado en la vía pública, según reportó el 8 de mayo 2000 un informe del inspector Teodoro Hernández, entonces jefe del Módulo Santa Rosa de la Policía Municipal de Baruta. Este incidente, que la ley de ningún país civilizado considera falta cuando ocurre en privado, independientemente de las preferencias sexuales de los protagonistas, acaeció casi tres meses antes de su elección como alcalde… de Baruta y su posterior “descarga de arrechera” terminó con la carrera del policía municipal Hernández, que lo sorprendió en flagrancia. (4) Tampoco se sabe que alguna vez se haya atrevido a salir del armario y adherir a la justa causa del movimiento gay, que hoy se encuentra en ascenso en Chile conducido por respetables figuras del quehacer nacional.

Sería impropio que gente del PDC, la derecha RN-UDI y, como pretende, la abanderada de Nueva Mayoría le dieran bienvenida pública a un sujeto que no cree en las elecciones ni en el juego democrático, y tampoco reconoce los resultados electorales, que en Chile suelen ser más estrechos que los últimos de Venezuela. La clase política chilena, que ahora está sumergida en un complejo puzzle electoral y con la mira puesta en las elecciones del 17 de noviembre, no debería perder su tiempo recibiendo a este fascista descontrolado, como lo hizo el presidente colombiano Manuel Santos, sino seguir el ejemplo de Enrique Peña Nieto, el primer mandatario de México, quien simplemente lo ignoró.

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno

Notas:
1) http://www.youtube.com/watch?v=LKl2ZwVNfPE
2) http://www.argenpress.info/2013/05/conflicto-politico-de-venezuela-se.html
3) http://historico.servel.cl/SitioHistorico/index2009_p2v.htm
4) Ver “Informe Fellatio HCR” 1 y 2, adjuntos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Milani, Chevron, Sbattella

Rolando Astarita

En los últimos días hubo una serie de noticias que son de difícil digestión para los que sostienen que el gobierno K está operando una transformación revolucionaria (“liberación nacional”, “lucha contra los grupos concentrados”, y similares) del país. Noticias que se pueden sintetizar en tres nombres: Milani, Chevron y Sbattella. Dado que este blog lo lee gente que no vive en Argentina (en promedio, el 40% de las visitas diarias son del exterior), sintetizo a qué me refiero.

Milani (o acerca de la naturaleza represiva del Estado)

El general César Milani fue nombrado recientemente jefe del Ejército, por la presidente Cristina Kirchner. Milani está denunciado por haber participado en la represión durante la dictadura militar. Ex presos políticos lo vinculan a la desaparición, en Tucumán, en 1976, del soldado Alberto Ledo, que era su asistente. Milani estaba especializado en inteligencia en el batallón de Ingenieros 141, de la provincia de La Rioja, y fue enviado en comisión a la provincia de Tucumán, entre febrero de 1976 y febrero de 1977. En esa época el Ejército llevaba adelante el Operativo Independencia, contra el Ejército Revolucionario del Pueblo. Ledo, que según testimonios, habría sido simpatizante del ERP, desapareció en Tucumán, a donde había tenido que acompañar a Milani. Su madre, Marcela de Ledo, integra la asociación Madres de Plaza de Mayo de La Rioja. Milani también está mencionado por un ex detenido, Ramón Olivera, en el libro Nunca Más, de la Rioja. Olivera explicó que Milani participó de la detención de su padre, y que luego él mismo estuvo detenido en un centro clandestino. Desde allí fue llevado a declarar ante un juez por Milani, quien estuvo presente durante la declaración. Además, Milani está sospechado de haber participado en Inteligencia durante la dictadura militar. Asimismo, está denunciado por participar en el levantamiento de los carapintadas, en los años 80, contra el gobierno de Alfonsín.

Frente a estos datos, Madres de Plaza de Mayo, línea Bonafini, guarda silencio. Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, dijo que no correspondía pedir el desplazamiento de Milani. El Centro de Estudios Legales y Sociales, a su vez, había dicho que no tenía información que pudiera vincular a Milani con la represión. Madres de Plaza de Mayo, Abuelas y el CELS, son organismos defensores de derechos humanos oficialistas. El Nunca Más es un material muy conocido, y su legitimidad nunca fue cuestionada por alguno de estos organismos (acerca de los K-criterios para evaluar lo actuado bajo la dictadura, ver aquí).

Pero no se trata sólo de la participación de Milani durante la dictadura, o el alzamiento carapintada. Desde 2007 Milani está a cargo (y hoy retiene esta función) de la Jefatura II de Inteligencia del Estado Mayor. Allí trabó estrecha relación, según todas las informaciones disponibles, con la ministra de Defensa Nilda Garré (quien a su vez está muy cercana al CELS). Recordemos que Nilda Garré ha sido denunciada por su participación en el llamado Proyecto X. Se trata de una unidad de la Gendarmería Nacional, que fue creada para organizar una base de datos de militantes, mediante el espionaje y la infiltración en organizaciones sociales y políticas. Estos datos fueron luego utilizados en juicios contra militantes. Las instrucciones contenidas en el proyecto, elaboradas en 2009, destacan la importancia de vigilar a todos los que pudieran crear “situaciones de alteración del orden público”. Según la abogada Myriam Bregman, defensora de derechos humanos y militante del PTS, el Proyecto X tiene como objetivo la persecución de activistas sociales y políticos. El propio comandante de Gendarmería, Héctor Schenone, reconoció ante la Justicia la existencia del Proyecto. Hoy existe una causa abierta, que está avanzando (según Bregman). A pesar de esto, la presidenta Kirchner acaba de decir que el Proyecto X “es inexistente” (discurso del 9 de julio, en Tucumán). Los organismos de derechos humanos oficialistas, y el progresismo K, no desmintieron a la presidenta. En cualquier caso, existen fuertes elementos para vincular a Milani con un enfoque global de vigilancia y recolección de datos, que luego son utilizados en la persecución judicial de la militancia. El área de Inteligencia del Ejército recibió sustanciales incrementos presupuestarios en los últimos años.

En este análisis debe incorporarse, además, la reforma, de diciembre de 2011, de la Ley Antiterrorista. Esta reforma derogó la figura de “asociación ilícita con fines terroristas”, pero elevó al doble las penas de los delitos que se hubieran cometido con “la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo” (artículo 41). De esta manera se deja abierta la puerta para que manifestaciones o huelgas sean calificadas como actos terroristas, como han manifestado muchas organizaciones sociales o políticas de izquierda. El gobierno se defiende diciendo que la ley establece que no se castigarán las protestas que se hagan en defensa de derechos humanos y sociales. Sin embargo, muchos abogados argumentan que las modificaciones introducidas abren el campo para interpretaciones, y habilitan a la criminalización de la protesta social.

Todo lo anterior debe vincularse también con la decisión del Gobierno de responder al problema de la seguridad poniendo el acento, crecientemente, en la represión y la punición. El enfoque tradicional del progresismo, que hace hincapié en las raíces sociales del problema, pasa ahora a segundo plano. El ministro de Seguridad de la Nación, de hecho, es Sergio Berni, un militar en actividad, que goza del favor de la presidenta. Cristina Kirchner, además, ha acusado a los jueces por ser demasiado suaves en la aplicación de penas. Un discurso que hasta ahora el progresismo K consideraba propio de la derecha. De manera que la designación de Milani, el ocultamiento de su accionar durante la dictadura, o el levantamiento carapintada, debe leerse en esta secuencia de hechos. No es trueno en día sereno.

Chevron (de nuevo, son solo negocios)

En notas anteriores sostuve que la estatización de YPF no debía interpretarse en clave de “liberación nacional”, sino en términos de negocios entre capitalistas; esto es, negocios sustentados en la apropiación de plusvalía (ver aquí y aquí). En esas notas, y contra el discurso oficialista (“estatización de YPF sinónimo de Patria recuperada”) planteé que se trataba de una renegociación de los términos de la explotación del negocio.

Pues bien, en el día de ayer, 15 de julio, se conoció el decreto que crea el Régimen de Promoción de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos. Según el mismo, están alcanzadas por este régimen las empresas que inviertan 1000 millones de dólares, o más. Las que lo hagan, podrán comercializar libremente en el mercado externo el 20% de la producción (resultado de esas inversiones), sin tener que pagar derechos de exportación. Además, en caso de que la producción nacional no alcance a cubrir la demanda, y las exportaciones se destinen a cubrir la demanda interna, el precio no será inferior al precio de exportación, sin retenciones. Las compañías también tendrán derecho prioritario a obtener divisas a través del Mercado Único y Libre de Cambio (aceptemos que es un eufemismo) por hasta el 100% del precio obtenido en el mercado interno.

Naturalmente, se sigue discutiendo si con esto será suficiente para que las empresas inviertan en extracción de petróleo y gas, y hay muchos “detalles” que deberán ser aclarados (por ejemplo, a qué tipo de cambio cotizarán los dólares que entren por inversiones). Sin embargo, lo relevante es que todo esto parece desmentir la tesis-verso de “YPF recuperada, Patria liberada”. El tema aquí no es el patriotismo, sino son los negocios y la rentabilidad. La realidad es que la falta de inversiones provocó una caída, en la última década, del 60% de las reservas de gas y del 20% del petróleo. Desde 2003 la producción de petróleo cayó 30%, y la de gas 20%. Dado que, además, faltó inversión en hidroelectricidad, aumentó el consumo de combustibles, con lo cual se agravó el déficit de la balanza energética (sería de 6000 millones de dólares en 2013). No sé qué cuento contarán ahora aquellos economistas que afirmaban que, principio del acelerador mediante, bastaba con fomentar el consumo para que hubiera inversión (ver la crítica a esta postura aquí y aquí). Lo cierto es que la acumulación de capital -esto es, la reinversión de plusvalía- se rige, como en cualquier país capitalista, por el olor de las ganancias. El acuerdo con Chevron no hace más que ratificarlo.

Sbattella (o el intríngulis de la acumulación de capital)

José Sbattella es el titular de la Unidad Anti Lavado. Según informaciones periodísticas, no desmentidas hasta el momento, Sbattella mantuvo hace poco al menos dos reuniones con funcionarios de cumplimiento de las normas antilavado de dinero, y técnicos bancarios, para pedirles que no informaran las operaciones sospechosas que se hicieran con vistas al blanqueo de capitales que puso en marcha el Gobierno. Aparentemente, los oficiales antilavado y técnicos, así como los responsables bancarios, se negaron al pedido, dado que podría caber responsabilidad penal por no denunciar estas operaciones.

Ubiquemos esta sed por dinero sucio por parte del Gobierno: en la última década la economía argentina recibió una gigantesca renta, que puede calcularse entre los 120.000 y 150.000 millones de dólares, por la mejora de los términos de intercambio. Pero desde 2005 se fugaron del país más de 80.000 millones de dólares. En varias notas en este blog he planteado que esto configura una gigantesca transferencia de excedente, que es la clave de la acumulación y el desarrollo capitalista. En la última década no hubo un proceso de acumulación estructuralmente sólido, o una transformación cualitativa de la economía argentina, que es tecnológicamente atrasada y dependiente. Y esto no se arregla convocando al lavado de dinero. Solo a un irremediable lumpen burgués se le puede ocurrir semejante “solución”.

Más en general, este año el desempleo aumentó al 7,9%; otro 8% de la población económicamente activa está subocupada. En total, 2,7 millones de personas, el 15,9% de la fuerza laboral, están desempleadas o subocupadas. El 35% de los trabajadores está en la informalidad. La mitad de los asalariados gana menos de $3500 por mes. Entre un 20 y un 27% de la población (según los cálculos no INDEC), está en la pobreza. Y gracias a la no actualización del impuesto a las ganancias, ha desaparecido una parte significativa del aguinaldo (entre el 45% y 80%) para el 35% de los asalariados. Las respuestas a esta realidad del gobierno se llaman Milani, Chevron, Sbattella. Tienen un sentido, y son expresiones de un contenido esencial. Por supuesto, también está el relato para construir una gesta heroica (“revolución, liberación”) con el pasado de Milani, con el Proyecto X o con el lavado de dinero. Es que nunca deberíamos olvidar que el lumpen burgués parece no tener límites.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chevrón es prófuga de la justicia ecuatoriana por violar Derechos Humanos

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, criticó hoy el acuerdo de YPF con la empresa trasnacional Chevrón (ex Texaco): "YPF fue expropiada a Repsol para recuperar nuestra soberanía energética y por eso apoyamos la iniciativa en su momento. Pero mediante este acuerdo con Chevrón, los argentinos estamos entregando nuestros recursos a los EEUU y convirtiendo a YPF en una empresa altamente contaminante que usará el método conocido como Fracking".
.

El Presidente del Servicio Paz y Justicia destacó la "correcta actitud" de algunos miembros del directorio de YPF que han renunciado a sus puestos para no ser cómplices de esta entrega, y recordó que este contrato con Chevrón-Texaco "es posible gracias al fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia Argentina, que le levantó un embargo de 19.000 millones de dólares a la trasnacional, otorgándole impunidad a una empresa prófuga de la Justicia ecuatoriana porque desconoce un juicio que el Estado de Ecuador y comunidades indígenas le ganaron a por haber desvastado el medio ambiente y violado derechos humanos en ese país".

En junio de 2013, Pérez Esquivel firmó una carta junto a la Confederación de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), manifestando su rechazo al fallo de la Corte Suprema de Justicia Argentina (basado en el dictamen que elaboró la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó) por considerar que sienta jurisprudencia en contra del propio pueblo argentino y de los hermanos pueblos latinoamericanos, que han resistido permanentemente y han actuado para preservar su iden tidad, su honor, sus recursos y su vida. En ese momento Pérez Esquivel interpeló: "¿Se han preguntado qué va a pasar cuando pueblos damnificados en Argentina se vean obligados a demandar a una trasnacional para lograr justicia y dignidad?".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Toman y paralizan yacimientos: "Chevrón no pasará", dicen los mapuches

Carlos Saglul (ACTA)

En dialogo con ACTA Lefxaru Nahuel, vocero de la Confederación Mapuche de Neuquén informó que “se acaba de paralizar el segundo pozo de los cuatro que están en la Comunidad Maripe. Los hemos tomado para denunciar el daño ambiental que significan los acuerdos firmados con una de las multinacionales más inmorales, que ha sido denunciada y expulsada de varios países.

El acuerdo afecta al pueblo argentino en su conjunto, está realizado a la medida del interés de la firma multinacional. Desde la Central de Trabajadores de la Argentina también se criticó el acuerdo.

-¿Qué los llevó a tomar la medida?

- Denunciar lo que está pasando. No hay tecnología más contaminante que el fracking. Piensan instalar 1.550 pozos con la utilización de millones de litros de agua por día mezclados con más de 900 químicos, muchos de los cuales producen cáncer, afecciones pulmonares. Sabemos lo que representa Chevrón. Hemos recibido una delegación de los pueblos originarios de Ecuador afectados por esa empresa, lo que les valió un juicio millonario por parte de ese país. Pregúntele al presidente Correa quienes son los de Chevrón.

- ¿La contaminación ya los afecta?

- La venimos denunciando desde hace años. Estuvieron sordos mientras brindaban y se abrazaban con los ejecutivos de Repsol. Cuando decidieron expropiarla, recién ahí los funcionarios salieron por todos lados a hablar del pasivo que genera la contaminación en esta zona. Ahora, se olvidan de vuelta. Lo único que les importa es la renta de las multinacionales. La vida para ellos no vale nada. No sería raro que hasta Repsol termine volviendo.

La compañera Cristina Lincopan de la comunidad de Gelay Ko, murió hace cuatro meses por la contaminación que venía denunciado con nosotros desde año 2008. Nuestros animales se mueren, los casos de cáncer y enfermedades respiratorias son cotidianos. El agua sale marrón, basta mirarla para ver lo contaminada que está. En las ciudades le ponen litros de cloro, más que agua, es cloro. Esto no solo nos afecta a los mapuches, las ciudades más grandes de Neuquén reciben agua contaminada. Eso pasó con Repsol, no queremos saber la catástrofe natural que significarán los miles de pozos que abrirá Chevrón. Los mapuches decimos: no van a pasar.

- ¿Ustedes están organizados en una multisectorial contra el fracking?

- Si, la forman decenas de organizaciones. Eso es un problema de todos. Han pisoteado, violado la Ley y los derechos de las comunidades, ni siquiera han realizado una consulta entre los pobladores de la zona donde estarán las explotaciones.

N de Redacción: A filo de la medianoche, cuando ya se había tomado el cuarto pozo, la comunidad mapuche aceptó entrar en negociaciones con YPF. La primera reunión se concretará en las próximas horas.

Desde la CTA

Desde la Central de Trabajadores de la Argentina su Secretario General, Pablo Micheli se refirió criticamente a este acuerdo que permitirá a la compañía multinacional disponer libremente de las divisas que obtenga, inclusive dejarlas en el exterior y exportar parte de la producción sin regalías.

El dirigente señaló que “con la excusa del autoabastecimiento, se sigue con el saqueo. Nacionalizar YPF se convirtió en entregarle la explotación petrolera a la nortemericana Chevrón. No les interesa la soberanía energética, ni la soberanía nacional”.

En tanto el diputado, Claudio Lozano señaló que “el decreto 929 promulgado por el Poder Ejecutivo Nacional bien podría denominarse ´Decreto Chevron´. El mismo le abre la puerta al proceso de certificación de reservas de hidrocarburos no convencionales amenazando con transformar en un ´queso gruyere´ a nuestro territorio, y de la mano de una empresa denunciada internacionalmente por su permanente contribución al daño ambiental”.

Según Lozano, “el Decreto ingresa además en franca contradicción con los objetivos declarados de autoabastecimiento y de recuperación de la renta hidrocarburífera que se esgrimieron al momento de la estatización del 51% de las acciones de YPF. Este decreto premia la exportación, eliminando retenciones y ubicando la libre disponibilidad de divisas en el marco del régimen minero (100%)”.

A su juicio, se trata de “un verdadero despropósito que vuelve a indicar que la estatización no ha tenido por objeto parar el saqueo depredador de Repsol, sino en todo caso transformar al Estado en socio bobo del depredador Chevron”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Declaración de la Asamblea Permanente del Comahue por el agua

..

ARTICULO 19. — Toda persona tiene derecho a ser consultada y a opinar en procedimientos administrativos que se relacionen con la preservación y protección del ambiente, que sean de incidencia general o particular, y de alcance general.
ARTICULO 21. — La participación ciudadana deberá asegurarse, principalmente, en los procedimientos de evaluación de impacto ambiental y en los planes y programas de ordenamiento ambiental del territorio, en particular, en las etapas de planificación y evaluación de resultados.
-Ley General de Ambiente (25 675)-

Sin embargo Chevron está acá (y garantiza la muerte)

Desde hace bastante tiempo ya, el gobierno nacional está intentando modificar aspectos jurídicos fundamentales que regulan la convivencia en el país:

- El proyecto de reforma del código civil y la abolición del art. 241 que declara el agua como derecho humano,

- el intento de reforma del poder judicial,

- el fallo shock que abre las puertas a la petrolera ecocida Chevron, condenada a un embargo de 19 000 millones de dólares para haber dejado, de manera consciente y planeada, el pasivo ambiental más grave de la historia de la explotación petrolera en plena Amazona, en Ecuador.

A todo esto se suma el Decreto Nacional 929/2013, que propone un régimen de Promoción de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos, destinado a entregar abiertamente a nuestro país al saqueo (después de 5 años de explotación las empresas podrán vender de manera totalmente libre de impuestos, la quinta parte de su producción), alimentando el desarrollo de una matriz energética contaminante, con alto costo para la ciudadanía.

Ajena a cualquier tipo de “soberanía energética”, esta matriz es claramente impuesta por el “Imperialismo Yanqui” y se concreta en el plan IIRSA. Por otra parte, el decreto no hace ninguna referencia al problema de los pasivos ambientales para los cuales, se sabe, no hay manera de remediarlos completamente.

Este mismo decreto define a nivel nacional la explotación de los Hidrocarburos No Convencionales, que en la provincia de Neuquén ya habían sido reglamentados por el Decreto 1483 /12 firmado por el Gobernador $apag y el Ministro de Energía Coco. Además la provincia emite, impulsada por el Secretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Esquivel otro Decreto, el 412/13, que deja sin efecto las audiencias públicas referidas a los proyectos de extracción de gas y petróleo no convencional y exime la realización de estudios de impacto ambiental, suplantándolos por superficiales informes de impacto ambiental.

En este clima de desregulación y de euforia colectiva por vender la joya de la abuela: Vaca Muerta, Chevron accede al territorio norte patagónico como un ejército a un país conquistado y entregado por sus propios gobernantes.

La historia del extractivismo ya ha dejado en estos territorios su nefasta huella: violaciones de los DD. HH., contaminación de aguas, tierra y aire, de manera tan profunda que han llegado a generar malformaciones genéticas o acelerar, como en el caso de zonas aledañas a Añelo, Cutral Co o Plaza Huincul, la difusión del cáncer y de muchas otras enfermedades que todavía no se puede imputar a esta actividad de manera pública, porque existe “licencia social” para una matriz productiva cada vez más petrolera y corrupta.

Es por eso que frente a la contaminación geno-ecocida no creemos que sea posible ningún tipo de remediación, ni aceptamos dádivas disfrazadas de “responsabilidad social empresaria”. ¡LA VIDA NO ESTA EN VENTA!

La explotación de Hidrocarburos No Convencionales mediante la técnica de FRACKING o fractura hidráulica, es una actividad exterminante de todas las formas de vida y se inscribe en el marco de la ecomafias que entregan vidas y territorios a cambio de beneficios para los grandes políticos – empresarios: Un punto en que mafia y estado coinciden. Ambos operan para trasformar, el traslado de las industrias sucias a nuestros países (política del Banco Mundial según el Informe Summers del 1991), en negocios millonarios para pocos, detrás de la espuria dicotomía “trabajo y servidumbre vs salud y ambiente”.

¡Esto nos pone muy muy lejos de cualquier tipo de conciliación, porqué frente al racismo ambiental que afecta a todos los pueblos del sur del mundo no hay dialogo posible!

Dentro de esta lógica de control territorial, se activa al mismo tiempo el efecto biopolítico de desconocimiento, por parte de los estados provincial y nacional, de Comunidades que integran el Pueblo Mapuche pero se manifiestan incomodas y luchadoras. Por ende se mantiene la usurpación de sus tierras para fines nefastos y se aplica el dispositivo represivo de la maquinaria del neoliberalismo nacional y popular, que ya es un hábito de estos gobiernos.

Recientemente Vecinos Autoconvocados de la Cuenca del Río Juramento y de VAPUMAS, Vecinos Autoconvocados por un Medio Ambiente Sano (cinco integrantes en total) de Metán, provincia de Salta, han sido detenidos por la policía local. Este hecho tiene origen en el marco de una protesta en contra de la empresa multinacional canadiense Nitratos de Amonio de Austin Powder, que proyecta instalarse en el sur de Salta, con el objetivo de producir explosivos para las mineras, actividad que contaminaría el rio Juramento.

La misma suerte corrieron vecinos del Colectivo Yaguar Mayu (Ríos de Sangre, en quechua) durante la manifestación en el acto inaugural de la fiesta del Poncho. Doce detenidxs (8 varones y 4 mujeres) por desplegar una bandera con la leyenda “No a la Megaminería. El Poncho no se negocia”.

Además de las detenciones en el norte del país, en la Patagonia se concretó en una demanda judicial al compañero Elvio Mendioroz de la Fundación Uñopatún y Asamblea Sanidarios Cuuenca Curru Leuvu, la amenaza hecha por la Autoridad Interjurisdicional de Cuenca (AIC) de los ríos Neuquén, Limay y Negro.

Tanto el COIRCO, regulador en la cuenca del Rio Colorado, como la AIC son entes públicos entreguistas al servicio del saqueo y de la corrupción.

Instituciones que deberían proteger la salubridad de los ríos pero al contrario, lo ríos deben protegerse de ellas, por cuanto falsean las pruebas y guardan silencio sobre las muestras de las aguas fluviales.

La Asamblea Permanente del Comahue por el Agua

-Manifiesta todo el apoyo y solidaridad a estos compañerxs, expresando que No alcanzan demandas, intimidaciones y detenciones para frenar las luchas socio-ambientales.

La solidaridad verdadera sólo se da en la lucha, y la lucha solo puede existir bajo la luz de la solidaridad!

-Expresa el total repudio al Decreto Nacional 929/2013 y a la presencia de CHEVRON en el territorio en el que habitamos!

Bajo este lema vamos por la liberación de nuestros territorios de la petroleras ecocidas, YPF, Chevron, Apache, Petrobras, Total, Pluspetrol y sus servidoras.

¡NO al Fracking, NO al saqueo, NO a la contaminación, NO a la entrega de los bienes comunes, NO a la muerte!!

¡Basta de neocolonialismo energético, de geno-ecocidio, de eco-mafias! ¡Basta a la entrega del territorio y de todos los seres que lo habitan!

¡Si a la vida! ¡Si al Agua!

Asamblea Permanente del Comahue por el Agua.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entre los CEDIN y el déficit de vivienda en Argentina: La verdad sobre un instrumento diseñado para otros fines

Claudio Lozano (CAMINO POPULAR)

Según los datos del Censo 2010, en la Argentina el 27,9% de los hogares (es decir 3.391.753 hogares) no son propietarios de su vivienda. Además, 3.351.358 hogares presentan mala calidad en sus materiales, de los cuales, 1.451.037 son propietarios. Por ende, 4.842.790 hogares (el 39,8% del total de hogares) expresan algún grado de déficit habitacional.

En ese contexto, resulta una paradoja del funcionamiento del mercado inmobiliario, y de las políticas y regulaciones estatales, que frente a las múltiples situaciones de déficit habitacional exista un 18% de viviendas deshabitadas.

Con la sanción de la Ley 26860, del 29 de mayo de 2013, se aprobó una amnistía fiscal para los evasores que adquieran, con sus tenencias no declaradas de moneda extranjera, diferentes instrumentos deuda pública denominados en dólares estadounidenses, uno de los cuales es el CEDIN (“Certificado de Depósito para Inversión”), que tiene por objeto la reactivación del mercado inmobiliario.

El presente trabajo intenta demostrar que:
• La creación del CEDIN, implica el fracaso de la “pesificación” del mercado inmobiliario que, poco tiempo atrás, el mismo gobierno había intentado implementar.
• El funcionamiento de los CEDINes como cuasi moneda convertible, si el BCRA cumple con las condiciones de su emisión, implica una peligrosa competencia para el peso, o un ensayo de convertibilidad encubierta.
• La puesta en vigencia de los CEDINes posiblemente provocará una reactivación parcial del sector inmobiliario, sobre la base de una lógica de acumulación empresaria y de refugio del ahorro privado.
• Este tipo de inversión y de construcción en nada contribuirá a resolver el problema del déficit habitacional de los hogares argentinos.

Introducción:

Con la sanción de la Ley 26860, del 29 de mayo de 2013, la mayoría oficialista del Congreso Nacional convalidó el proyecto presentado por el gobierno, que aprueba una nueva amnistía fiscal para los evasores que adquieran, con sus tenencias no declaradas de moneda extranjera, diferentes instrumentos deuda pública denominados en dólares estadounidenses.

Uno de esos instrumentos es el CEDIN (“Certificado de Depósito para Inversión”), que emite el Banco Central de la República Argentina, aplicable a operaciones inmobiliarias privadas, y que tiene por objeto la reactivación del mercado inmobiliario.

El objeto de este trabajo es contrastar los datos sobre el déficit habitacional de nuestro país, con las características de este instrumento destinado a reactivar el mercado inmobiliario, a fin de establecer si su creación y utilización, independientemente del juicio que se haga sobre el blanqueo, puede contribuir a paliar, aún parcialmente, el déficit de vivienda de los hogares argentinos.

Tal como podrá verse en el desarrollo del trabajo, la conclusión es que, debido al tipo de instrumento que se crea, a la moneda en que está denominado, a los sujetos convocados para adquirirlo y por lo tanto para ejercer la demanda en el mercado inmobiliario, el tipo de vivienda a la cual estará destinado el instrumento será la vivienda como refugio de ahorro de sectores medios altos y altos, y por lo tanto no generará ni el tipo de inversión ni el tipo de vivienda que los hogares argentinos necesitan para cubrir el déficit. Por el contrario, acentuará la producción de viviendas desocupadas, que según los datos del último censo 2010, representaban ya más del 18% del total de las viviendas existentes.

El déficit habitacional

Según los datos del Censo 2010, en la Argentina el 27,9% de los hogares (es decir 3.391.753 hogares) no son propietarios de su vivienda. Sin embargo, la magnitud del déficit habitacional no remite solamente a la no propiedad de la vivienda, sino también a la calidad de los materiales de la misma. Según esta clasificación, 3.351.358 de hogares presentan mala calidad en sus materiales, de los cuales, 1.451.037 son propietarios. Por ende, si a los hogares propietarios de viviendas precarias le agregamos los 3.391.753 no propietarios, resulta que 4.842.790 hogares expresan algún grado de déficit habitacional. Por ende, el déficit habitacional abarcaría al 39,8% de los hogares.

Cuadro 1: Hogares según régimen de tenencia de la vivienda y propiedad del terreno

(1) Se refiere a todas las casas que cumplen por lo menos con una de las siguientes condiciones: tienen piso de tierra o ladrillo suelto u otro material (no tienen piso de cerámica, baldosa, mosaico, mármol, madera o alfombrado, cemento o ladrillo fijo) o no tienen provisión de agua por cañería dentro de la vivienda o no disponen de inodoro con descarga de agua.
Fuente: Elaboración propia en base a http://www.indec.gob.ar/

Ahora bien, no solo la calidad de los materiales definen la precariedad del hogar. También las condiciones de infraestructura, como el acceso al agua y el saneamiento. Considerando estos aspectos resulta que sólo la mitad (50,9%) se encuentra en condiciones óptimas, esto es, 6.198.373 hogares que disponen de cloacas y de agua corriente por cañería dentro de la vivienda, por red pública.

Cuadro N º 2: Hogares por tipo de desagüe del inodoro, según provisión y procedencia del agua. En cantidad. Censo 2010.

Fuente: Elaboración propia en base a Censo 2010.

En ese contexto, resulta una paradoja del funcionamiento del mercado inmobiliario, y de las políticas y regulaciones estatales, que frente a las múltiples situaciones de déficit habitacional exista un 18% de viviendas deshabitadas. Se trata de 2.494.618 viviendas, que representan nada menos que el 73% de los 3.391.753 hogares no propietarios y el 51% de los 4.842.790 hogares con algún tipo de déficit.

Cuadro N° 3: Censo 2010 – Total de viviendas habitadas y deshabitadas por provincia.


Los CEDINes

En el marco de las restricciones externas de la economía argentina, que se expresan, entre otros datos relevantes, en la disminución de reservas internacionales que muestran los balances de pagos de 2011 (-6.108 millones de dólares) y de 2012 (-3.305 millones de dólares) (1), durante el corriente año 2013 el gobierno propició y obtuvo la sanción parlamentaria de una “exteriorización” (blanqueo) de moneda extranjera en poder de los residentes.

El objetivo es capturar un volumen similar al obtenido en la última experiencia, ocurrida en 2009, con la Ley 26476, en virtud de la cual ingresaron al sistema 18.113 millones de pesos (4.700 millones de dólares al tipo de cambio vigente entonces), y aplicar esos fondos al financiamiento de proyectos “estratégicos” (en particular hidrocarburos), así como a reactivar el mercado inmobiliario y de la construcción.

El blanqueo consiste en la amnistía fiscal para todos los evasores que adquieran, a cambio de sus tenencias no declaradas en moneda extranjera, dos clases diferentes de títulos de deuda pública o certificados de inversión (CEDIN). Los recursos capturados por el estado por la suscripción de los títulos se aplicarán al financiamiento de proyectos de inversión en sectores estratégicos. Por su parte, quienes adquieran los CEDIN podrán utilizarlos para la compraventa de terrenos, galpones, locales, oficinas, cocheras, lotes, parcelas y viviendas ya construidas y/o a la construcción de nuevas unidades habitacionales y/o refacción de inmuebles.

Los CEDINes serán cancelados en la misma moneda de su emisión por el banco emisor (BCRA) o por la institución que éste indique, ante la presentación de su titular o endosante, previa acreditación de la realización de la operación inmobiliaria. En buen romance: para convertir el CEDIN en moneda extranjera, pero esta vez dentro del circuito legal, debe demostrarse que se ha recibido como pago total o parcial de una operación inmobiliaria o de construcción.

La reglamentación habilita otros usos de los CEDINes, además de su utilización como medio de pago de operaciones inmobiliarias: se permite su negociación en mercados secundarios y su uso para transacciones de todo tipo entre privados, al valor que ellos mismos pacten, tanto antes como después de ser “aplicados” (utilizados en una operación inmobiliaria”). La idea es demorar la presentación de los CEDINes para cancelarlos, lo cual permitiría al Banco Central disponer de la divisa capturada por más tiempo.

Cabe destacar, en este sentido, que el uso del CEDIN para transacciones antes de ser aplicado no puede tener ningún impacto en el mercado inmobiliario, es decir que atenta contra el objetivo declarado de este instrumento. Por su parte, su uso para transacciones después de ser aplicado, lo convierte de hecho en una cuasi-moneda convertible. Pero además, para cumplir con las condiciones de su emisión, el BCRA debería respaldar con reservas los CEDINes de un modo más estricto de lo que lo hace con la propia moneda de curso legal, y la inmediatez e incondicionalidad con la que su tenedor podría hacerse de dólares presentando CEDINes aplicados sería superior a la del peso.

La primera conclusión a la que cabe arribar, en relación con la creación del CEDIN, es el fracaso de la “pesificación” del mercado inmobiliario que, poco tiempo atrás, el mismo gobierno había intentado implementar.

En efecto, frente al irrefrenable proceso de fuga de capitales, el gobierno fijó un conjunto de restricciones a la adquisición y uso de moneda extranjera, entre las cuales se estableció la obligación de realizar los contratos del sector inmobiliario en pesos.

La combinación entre el proceso inflacionario y las restricciones en el mercado de cambios, que trajo aparejada la existencia de diferentes cotizaciones para diferentes tipos de transacciones, provocó que la moneda nacional dejara de usarse como unidad de medida del valor de las propiedades. Al no poder realizarse las transacciones en moneda extranjera, cayó significativamente el volumen de transacciones del sector inmobiliario, con sus efectos sobre la actividad de la construcción y el empleo.

El intento del blanqueo, entonces, implica rendirse ante quienes fugaron los capitales burlando las normas impositivas, hacer la vista gorda, más allá de la letra de la ley, en relación con la investigacion de delitos tales como el lavado de dinero del narcotráfico y el terrorismo, y restablecer como unidad de medida del mercado inmobiliario la moneda extranjera.

En cuanto al funcionamiento de los CEDINes como cuasi moneda convertible, otra conclusión es que, como mínimo, es peligroso someter al peso a una competencia con esta otra moneda, a menos que se quiera ensayar una reintroducción de la convertibilidad.

Por último, en cuanto a la eficacia del instrumento, hay que referirla al objetivo buscado. Si es para reactivar el mercado especulativo-inmobiliario que estaba en desarrollo antes de las restricciones cambiarias, o si es para disminuir el déficit de vivienda de los hogares argentinos.

Dependiendo del volumen de dinero negro que los evasores decidan entregar al Banco Central, a cambio de CEDINes, podrá cuantificarse la magnitud del impacto sobre el mercado inmobiliario. En principio, se espera un resultado peor que el del blanqueo anterior, puesto que éste implica la conversión de la moneda exteriorizada en títulos o certificados de depósito, es decir, en instrumentos de deuda pública. Cabe consignar que en el blanqueo anterior de los U$ 4.700 millones que se exteriorizaron, sólo U$ 675 millones ingresaron efectivamente al circuito económico local. Por otra parte, no todo lo que se decida blanquear irá a CEDINes, y no todos los CEDINes serán aplicados de inmediato.

Si tomamos en cuenta quién es el sujeto inversor, es decir, el evasor que adquiere los CEDINes, no cabe esperar que su demanda pueda destinarse a otro tipo de vivienda que no sea la residencial para fines especulativos. Obsérvese que para el caso del mercado inmobiliario (a diferencia de los proyectos “estratégicos”) se deja al arbitrio del evasor-blanqueador el destino final de los fondos.

En un contexto en el cual las tasas de inflación siguen siendo elevadas y las tasas de interés siguen siendo negativas, el surgimiento de alternativas de inversión en moneda extranjera destinadas a operaciones inmobiliarias no provocará otra cosa que reforzar la tendencia a la inversión especulativa en ese sector, sin dejar de reconocer el impacto positivo que pueda tener sobre el empleo.

Este tipo de funcionamiento del mercado inmobiliario es el que ha generado a lo largo del tiempo un volumen de viviendas desocupadas que representa un elevado porcentaje del déficit habitacional. En otras palabras: la irracionalidad del modelo de producción de viviendas genera hogares sin techo y casas sin ocupantes, simultáneamente. Y las políticas del gobierno en la materia sólo lograrán reproducir esta irracionalidad, hasta el punto en que los evasores deseen adquirir propiedades.

En conclusión, la puesta en vigencia de los CEDINES posiblemente provocará una reactivación parcial del sector inmobiliario, sobre la base de una lógica de acumulación empresaria y de refugio del ahorro privado, que en nada resuelve el problema del déficit habitacional.

Nota:
1) Fuente: www.indec.gob.ar: Serie anual – Estimación del Balance de Pagos – Cuadro 1 – Resumen.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Néstor Kohan: “desaparecieron 30.000 compañeros y desapareció el proyecto de poder del campo popular"

LA RETAGUARDIA

El intento de reactualización del viejo colonialismo y el racismo europeo evidenciados en la detención de Evo Morales y el intento de revisar su avión en busca del espía norteamericano Edward Snowden; la inconsecuencia en la práctica de los discursos “antiimperialistas” del gobierno nacional; el lugar de la izquierda en los comicios legislativos de este año en particular, y en el sistema electoral en general, y el rol del mercado como partido único, fueron algunos de los temas que se abordaron en la extensa entrevista que mantuvimos con el filósofo, investigador, escritor y teórico del marxismo, Néstor Kohan.

“Intento de reactualización del viejo colonialismo”, así definió Néstor Kohan lo sucedido con el presidente de Bolivia, Evo Morales, a la vuelta de su gira por Rusia la semana pasada. Distintos países europeos impidieron el paso de su avión por sus espacios aéreos por temor a que llevara en su interior al ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana, perseguido por su país luego de que filtrara a la prensa la existencia de un amplio programa de espionaje vía internet.

En diálogo con el programa Sueños Posibles de Alfredo Grande, Kohan consideró que el hecho no tiene gran novedad política, pero sí “una escandalosa innovación jurídica”. “Se supone que se violentaron todas las normas mínimas que afirman que un presidente tiene inmunidad diplomática. Me parece que lo escandaloso es que se vuelve a actualizar ya sin máscara el viejo colonialismo, el racismo europeo, estas supuestas democracias que predican republicanismo, división de poderes, pero que en el fondo son cada vez más fascistoides; y en el caso de Bolivia se suma que su presidente es de origen indígena”.

Kohan explicó que no pudo evitar asociar lo que le pasó a Morales con aquella frase del Rey de España Juan Carlos, a Hugo Chávez en una conferencia internacional ‘¿por qué no te callas?’: “es un mulato del tercer mundo, un mestizo que no tiene derecho a hablar en los foros internacionales. Se lo trató como a un subalterno, un peón de las colonias, y a Evo Morales pretendieron tratarlo de la misma manera. Me parece que no es nada nuevo, lo que es escandaloso es que lo hacen a la luz pública, ya sin guardar las mínimas formas burguesas, pero forma parte de una contraofensiva general que están haciendo. Hay fuertes sospechas de que a Chávez le inocularon el cáncer, algo que en Argentina suena algo inverosímil pero distintos compañeros de distintas corrientes venezolanas nos dijeron en su momento que mandaron una cepa del cáncer que tenía Chávez a Rusia, China, incluso a Estados Unidos, con otro nombre y nadie podía identificar qué tipo de cáncer era, entonces me parece que hay una contraofensiva general contra Venezuela, Cuba, el proceso boliviano, incluso contra los diálogos de paz que se están desarrollando en La Habana por parte del imperialismo”, reflexionó el investigador.

En cuanto a Hugo Chávez y la relación que mantenía con el gobierno argentino, Kohan reconoció que en un principio, y por prejuicio, no tuvo simpatía por el ex presidente venezolano: “había comprado esta propaganda de que apoyar el proceso bolivariano en Venezuela implicaba estar con el PJ en Argentina, pero después tuve la oportunidad de conocer Venezuela, en dos oportunidades pude conocer personalmente a Chávez, he ido muchas veces a barrios populares, lo que acá serían nuestras villas, y me parece que hay años luz entre el proceso bolivariano, con todas las dificultades que tiene, todas las contradicciones, de lo que vivimos en Argentina, por eso creo que no hay que ceder a estos chantajes, a esas falsas asimilaciones, y me parece que un gesto lo explica todo. Debemos reconocer, quienes no somos kirchneristas, que este gobierno le dio una mano a Chávez; es verdad, pero también es verdad que Néstor Kirchner alguna vez, abrazándolo, dándole una palmadita en la espalda, le dijo ‘Hugo, nosotros te apoyamos pero dejate de joder con el socialismo’, creo que eso fue público, y creo que marcó como síntoma lo que significa el proceso argentino, que tiene ciertos gestos de independencia ante Estados Unidos, no podemos negarlo, el apoyo a Evo, a Correa, etc., pero al mismo tiempo se mantiene un modelo extractivista, capitalista, sojero, se golpea un monopolio para beneficiar a otro”. En este sentido se refirió a lo que calificó como “una oposición al imperio en el terreno retórico” por parte del gobierno nacional: “es una puesta en escena muy importante y debemos reconocer que está hecha con mucha inteligencia, incluso que Cristina Kirchner se ha puesto discursivamente a la cabeza de la recuperación de cierto nacionalismo popular de esta imagen de San Martín, Belgrano, que al resto de la política burguesa local no le da ni para eso. El problema es que se queda en la recuperación simbólica, no se pasa a la praxis, porque si de verdad hubiera una política antiimperialista deberíamos empezar a golpear, y más si uno cuenta con la dirección del aparato del Estado como es el caso del kirchnerismo, a los grandes pulpos, a los grandes conglomerados económicos, financieros y también monopolios como la Barrick Gold, y todo el mundo sabe que eso no sucede. Lo mismo esta supuesta burguesía nacional que de nacional no tiene nada, que día a día sigue lucrando con estos supuestos accidentes como el de los trenes, que en realidad no son accidentes, tiene que ver con una burguesía que no invierte, una burguesía lumpen, entonces hay una inconsecuencia entre un discurso que tiene tintes progresistas, esto sí hay que reconocerlo, pero una práctica que no acompaña ese discurso”.

Sin embargo, el filósofo y teórico del marxismo señaló que la oposición argentina es peor aún y ejemplificó con el ex gobernador de Santa Fe y actual candidato a diputado Hermes Binner: “En el caso de este socialdemócrata Binner, cuando fue la disputa en Venezuela dijo que él hubiera votado por Capriles. A mí me resulta bochornoso, me da vergüenza ajena, e incluso que algunos compañeros de izquierda pretendan embanderarse en la crítica justa del kirchnerismo con personajes de ese estilo, porque si estás con Capriles, estás con Estados Unidos, y de socialismo eso no tiene nada”, sentenció.

Durante la extensa entrevista con Kohan, hubo tiempo también para hablar de las próximas elecciones y consultarle, como hombre de la izquierda clasista, marxista, en qué lugar se ubicaba. Al respecto, aclaró que no iba a participar de los comicios y que personalmente no iba a votar: “los grupos con los que nosotros nos movemos y hacemos trabajo de base son pibes jóvenes, que por ahí no salen a la palestra pero trabajan en los barrios, en el movimiento juvenil, estudiantil, en algunos segmentos del movimiento piquetero que no han sido cooptados. Nosotros no vamos a las elecciones, no vamos a participar, yo personalmente no voy a ir a votar; no impugno, no insulto, no cuestiono a las corrientes de izquierda que se han enganchado en esta ocasión, he visto distintas vertientes autonomistas que hasta ayer nomás insultaban y escupían contra este sistema electoral tan trucho donde la voluntad popular rara vez se expresa, gana siempre el que tiene más dinero para hacer más propaganda y la voluntad genuina de la gente creo que no está en las urnas, por lo menos desde 1983 para acá la experiencia con el sistema electoral parlamentario no ha sido muy feliz me parece, lo cual no implica que añoremos a la basura de la dictadura militar, para nada, todo lo contrario, pero de todas maneras creo que este régimen parlamentario deja mucho que desear. Lamentablemente algunas corrientes de izquierda han armado distintos conglomerados para participar en las elecciones, de la noche a la mañana han renacido esperanzas de que a través de la vía electoral se va a cambiar la Argentina, yo personalmente no las comparto, sí las respeto, pero estoy hasta un poquito sorprendido de esta euforia que he visto en algunas corrientes, sobre todo en el terreno ideológico que se definían autonomistas y que pasaron a la institucionalidad. Creo que expresa la debilidad de una izquierda radicalizada, antiimperialista. Y si tengo que definirme, me ubico en una tradición de pensamiento político que es el guevarismo, una visión del comunismo latinoamericano que está muy, debemos reconocerlo, debilitada. No hemos podido levantar cabeza después de los golpes del ’70, sigue existiendo, tiene apoyo juvenil, me consta porque trabajamos con muchos pibes jóvenes, pero le cuesta levantar cabeza, esa es la verdad”, se sinceró.

De todos modos, el filósofo y escritor manifestó que no desprecia el voto popular, por el contrario, pero que el problema en Argentina es que no se ha podido construir un proyecto de poder alternativo, y agregó que justamente el poder como tema ha desaparecido de la agenda de la izquierda: “se discute cómo meter un diputado, cómo abrazarse incluso con el que se está peleado para que no desaparezca la personería jurídica, pero el proyecto de poder que se instaló a partir del Cordobazo y que duró hasta 1976 en el grueso de la izquierda argentina, tanto en el peronismo revolucionario como en el guevarismo, en las distintas tribus y tendencias, ese proyecto de poder desapareció de la agenda política, ni se discute, no se menciona, está fuera de escena, y plantearlo implica un gesto de locura para la izquierda institucional que es la que predomina hoy en día. No desprecio el camino electoral si es parte de un proyecto de poder pero acá el proyecto de poder, soy muy corto de vista, pero no lo veo. Creo que la izquierda, y hablo en primera persona, hablo de nosotros porque me siento parte de la izquierda, hemos girado en una falsa dicotomía o nos entrampamos en el engranaje electoral y nos trituran, nos dividen y nos recontra dividen, todo lo que acumulamos en la lucha cotidiana se divide en el momento de las elecciones, o la otra opción que es quedarse en el barrio, no dar la disputa política y dejarle la política a los grandes partidos del sistema. Nos sigue costando construir lo que creo es un desafío que sigue abierto, que es una tercera vía, es decir dar una batalla política desde abajo, desde la base pero que no se reduzca a una pelea de candidaturas, y que esté inserto en un proyecto estratégico de poder, eso es lo que falta, y no le falta a un partido, le falta al conjunto de nuestra izquierda porque desde el trotskismo hasta las versiones más tímidas el tema del poder está desaparecido, no solo desaparecieron treinta mil compañeros, desapareció el proyecto de poder del campo popular. Entonces aceptamos que va a gobernar la burguesía de acá a la eternidad y nos contentamos con meter un diputado, un senador o un concejal”.

Además, Kohan señaló que en Argentina hay una crisis de representación y que la política se rige sólo por un partido único que es el mercado; y que la burguesía utiliza distintos mecanismos como la ley de partidos políticos para aplastar toda disidencia: “acá el mercado está fuera de discusión y ponerse a contramano del mercado implica que te pasan la guadaña. Esta ley de partidos creo que es un instrumento jurídico más para aplastar a cualquiera que proponga algo distinto a una sociedad articulada a partir del mercado. La forma de zafar de esto es a partir de la movilización popular, no creo que sea con un recurso simplemente jurídico. Creo que en el fondo están en crisis los partidos, no solo los de izquierda, acá está en crisis la vieja representación política que había en la Argentina, sospecho incluso que están en crisis las identidades políticas, porque una consigna que fue célebre en otras décadas, antes de Videla, como ‘la vida por Perón’, hoy en día alguien que esté dispuesto a morir en la picana, a jugarse nada menos que su vida por una identidad política no existe, no la tiene ni siquiera el peronismo, los candidatos van y vienen de partido en partido porque entraron en crisis las viejas identidades políticas; el mismo candidato del PJ mañana puede ir por el radicalismo, y pasado va con el PRO. La gran rebelión de 2001 fue expresión de esa crisis de representación, el kirchnerismo en parte disminuyó su intensidad, volvió a relegitimar pero no ha logrado saldar esa crisis orgánica del capitalismo argentino, donde las viejas representaciones políticas están muy fragmentadas, no hay identidad como las había en otra época donde una familia se definía radical porque el abuelo era radical, el papá era radical, la hija era radical, o peronistas, hoy en día me parece que esas identidades tan sólidas lamentablemente fueron atravesadas por este clima post moderno”.

Respecto a quién salió ganando ante esta situación, Kohan no dudó: el triunfador fue el capital y sobre todo las grandes multinacionales: “antes al menos tenían que negociar con los viejos partidos de la burguesía cómo repartir el botín; desapareciendo los viejos partidos tradicionales tal como existían en la década del ’60, del ’70, e inaugurando una palabrita que se nos presentó como pseudo progresista, que fue la transversalidad, para mí un concepto extremadamente reaccionario porque lo que venía a hacer la transversalidad era quebrar las identidades políticas a favor del capital”.

El avance del viejo colonialismo, la falta de una fuerte oposición al imperialismo en Argentina, el rol preponderante del mercado, la continúa crisis de representaciones políticas y la imposibilidad de la izquierda de construir un poder alternativo, fueron algunas de las temáticas abordadas por Néstor Kohan en la charla con Alfredo Grande, en el marco del programa Sueños Posibles, en relación a la actualidad argentina y también latinoamericana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

"La realidad se entiende o no se entiende, pero no es materia opinable"

ANRED

La Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) junto a la Agencia Rodolfo Walsh presentaron ayer en el auditorio de ATE su informe "Una década ganada, ¿Para quién?" , que recopila y explica los hechos represivos que tuvieron lugar desde el 2003 al 2013. "Esto pretende ser una herramienta para la acción, no una antología del lamento", señaló Oscar Caltelnovo, de la agencia Walsh.

La presentación del informe se realizó a las 18 del lunes pasado en el auditorio de ATE (Belgrano 2527), que se encontraba colmado de gente. Las primeras palabras estuvieron a cargo de María del Carmen Verdú, titular de la CORREPI, quien hizo un repaso general por el informe y los ejes en los que está estructurado.

El informe, según contó Verdú, se compone de 5 ejes y un dossier: una introducción que aborda las diferentes formas en que se aplica la represión desde el estado y sus instituciones represivas; la militarización de los territorios; el uso de la represión selectiva - "la que se descarga sobre sectores específicos de la población" -, y un capítulo final llamado "10 años de cooperación con el imperialismo". Luego el informe da lugar a un informe-dossier de la agencia Walsh sobre la situación represiva en las cárceles.

Sobre el informe, la titular de CORREPI indicó que se centra en "dos principales vertientes de la represión estatal: la preventiva (en barrios, con el gatillo fácil, y las torturas y apremios en comisarías, entre otros), y la desaparición física de personas en la dictadura (con casos como los de Daniel Solano, Miguel Bru, Luciano Arruga, Jorge Julio López, entre otros)".

Verdú también contrapuso la visión de CORREPI con aquella que sostiene que el kirchnerismo ha tenido un giro represivo en los últimos años: "es la segunda parte del plan, no es un giro, y se empezó a ver desde la represión ordenada frente a la legislatura porteña en 2004". Puso énfasis, además, en lo sistemáticos que fueron al registrar con nombre y apellido, lugar y circunstancias de cada hecho represivo, dando a entender que hablan por sí mismos, y que no son producto de la interpretación de los organismos antirrepresivos. "La realidad se entiende o no se entiende, pero no es materia opinable", sostuvo.

La titular de CORREPI también hizo mención especial al caso del desaparecido en democracia Daniel Solano, cuya familia está realizando una huelga de hambre y seca (sin ingerir líquidos) con el fin de que la justicia le de respuestas por la desaparición de su hijo. “Mientras estamos acá reunidos, su papá Gualberto y su abogado Sergio Heredia protagonizan una huelga de hambre en la plaza central de Choele Choel - informó Verdú -Con ellos estaba Julieta Vinaya, mamá de otro desaparecido, Atahualpa Martínez, pero se descompensó y fue internada. No comen desde el 1º de julio, y mañana (refiriéndose al día de hoy) el papá y el abogado empiezan huelga de hambre seca (...) Reclaman la aparición con vida de Daniel, y que los siete policías imputados en la causa vayan a una cárcel común como ordenó la Justicia. Ellos se encuentran con sus familias en una dependencia de las fuerzas especiales, que es una especie de hotelito, y se autoacuartelaron apoyados por sus guardianes porque se niegan a ser trasladados, tal es el grado de impunidad que están enfrentando en Choele Choel”.

Por su parte, Oscar Castelnovo, de la agencia Walsh , hizo un repaso por el informe que elaboraron sobre la situación de los derechos humanos en las cárceles argentinas. "Estamos en contra de la existencia misma de la cárcel - indicó el referente - Este informe pretende ser una herramienta para la acción, no una antología del lamento (...) Hoy hay 2350 personas muertas en cárceles, lo que equivale a un muerto cada 7 horas"

Castelnovo aseguró que el estado nacional pone mucho interés y recursos para reforzar el sistema represivo penitenciario y ejemplificó: "en este mismo momento en la Casa Rosada están haciendo un acto de entrega de ambulancias, móviles y demás insumos al Servicio Penitenciario Federal (SPF)". Agregó que en Argentina para una persona que entra a la cárcel una vez "la condena es de por vida, ya que cuando salen le deben rendir cuentas a una comisaría, deben `trabajar´ para ellos, vendiendo merca, saliendo de caño a afanar".

Finalmente, se abrió el micrófono para el debate y para que varios presentes acerquen su adhesión al informe o hagan comentarios sobre el mismo. En este marco, entre otras cuestiones, se abordó la situación de la cooptación que realiza el estado de familias, organizaciones y ong´s que trabajan el tema de la asistencia a los familiares de las víctimas de la violencia institucional. A raíz de una situación de posible cooptación estatal de una asociación que ayuda a familiares de víctimas de trata, Verdú graficó el debate haciendo mención a la "Campaña Contra la Violencia Institucional" , que impulsa el gobierno nacional: "es dirigida desde el gobierno. El que la está ejecutando, su mayor promotor, es este diputado oficialista, el `Cuervo´ Larroque. O sea que el propio gobierno que es responsable de que nos estén fusilando casi un pibe por día por gatillo fácil o por las torturas en una cárcel, una comisaría, o en un correccional de menores, convoca a que la sociedad civil se sume a esta campaña nacional contra la impunidad (...) ¿Cómo es esto que el estado me venga a decir `me pongo a tu lado para pelear por los pibes que yo mismo maté?", se preguntó.

Video de parte del debate posterior a la presentación que se realizó el lunes 15 de julio del "Informe de la situación represiva durante el gobierno kirchnerista", incluyendo la recopilación de cada caso de represión estatal llevado adelante por el gobierno desde el 25 de mayo del 2003



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Tres años sin respuestas: ¿Qué ocultan en los archivos municipales de la dictadura en Florencio Varela?

VARELA PUNTO COM - AGENCIA WALSH

El pasado viernes 12 de julio se realizaron en la EP N°11 la conferencia de prensa “Las instituciones del aparato represivo en Fcio. Varela: Batallón de Inteligencia 601 y Comisaría 1ra. Como funcionaron y quienes participaron” y la charla abierta “Dictadura y democracia: rupturas y continuidades” en el marco de las actividades públicas convocadas bajo la consigna “¿Qué ocultan en los archivos municipales de la dictadura en Fcio. Varela? 3 años sin respuestas” Dichas actividades fueron organizadas por familiares de detenidos/as desaparecidos/as locales, la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Fcio. Varela y numerosas organizaciones que desde hace más de 3 años vienen sosteniendo el reclamo de apertura de los archivos municipales de la dictadura. Durante la conferencia de prensa los grupos convocantes dieron a conocer datos sobre civiles del distrito que se desempeñaron como personal del aparato represivo municipal.

Conferencia de prensa

El Batallón de Inteligencia 601 del Ejército (dependencia que tenía como principal función la recaudación y procesamiento de información la cual era utilizada por los grupos de tareas para llevar a cabo los operativos de secuestros de personas), el funcionamiento de la Comisaría 1ra como Centro Clandestino de Detención y su personal, y los vínculos de personajes locales con hechos de la dictadura cívico militar graficados en el “Mapa de la Impunidad”. Posteriormente los presentes, cerca de 200 personas, pudieron disfrutar de la presentación de la artista local Jimena Santa Cruz quien interpretó “El pañuelo”. Finalmente se compartió una charla abierta de la que participaron Marcelo Valko (psicólogo, docente e investigador del genocidio de los pueblos originarios), Vanesa Orieta (Militante social, hermana de Luciano Arruga), Pablo Pimentel (APDH La Matanza) y Mirta Baravalle (Madres de Pza. de Mayo-Línea fundadora). Durante sus intervenciones los panelistas manifestaron su absoluto apoyo al reclamo realizado a la Municipalidad de Florencio Varela y destacaron diferentes aspectos del mismo. Marcelo Valko hizo especial hincapié en la importancia de los archivos administrativos para el desarrollo de investigaciones de tipo históricas. Desde su experiencia como investigador no dudó en afirmar que “en los archivos administrativos existen huellas del genocidio, las huellas están”, y agregó “hay que saber mirar, pero para eso nos tienen que dejar mirar”. Vanesa Orieta señaló como similitud las políticas vinculadas a los espacios para la memoria entre los municipios de La Matanza y Fcio. Varela, ya que en la actualidad los familiares y amigos de Luciano Arruga se encuentran luchando por participar del Espacio para la Memoria creado en la comisaría de Lomas del Mirador, último lugar donde se vio a Luciano con vida, del cual fueron expulsados por la municipalidad: “Espacio para la memoria sí, dependencia municipal no” es la consigna que la familia y amigos de Luciano sostienen. En tanto, en Florencio Varela se encuentra en proceso de formación el Espacio para la Memoria local del cual no están participando ni los familiares de detenidos/as desaparecidos/as ni organismos de Derechos Humanos locales por decisión del poder ejecutivo municipal. Finalmente Pablo Pimentel y Mirta Baravalle destacaron la importancia de los archivos de la dictadura en la búsqueda de verdad y justicia. En relación a la lucha de las Madres de Pza. de Mayo y su dolor Mirta señaló: “Si los archivos se hubieran abierto antes, nos hubiésemos ahorrado muchos sufrimientos”

Porque los familiares y nuestros/as compañeros/as no están solos, porque queremos la verdad, porque no queremos vivir entre genocidas: inmediata apertura de los archivos municipales de la dictadura.

Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Florencio Varela.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.