martes, 23 de julio de 2013

Más de lo mismo: Dime con quién andas y te diré quién eres (II - Final): ¿Quien es quién en el entorno actual de Bachelet?

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

La candidata presidencial de la Nueva Mayoría (ex Concertación), Michelle Bachelet, estrenó el miércoles 17 de julio el comando que tiene la misión de conducirla a la victoria el 17 de noviembre. La lista de estrategas de campaña, que parece más del gusto de la elite que de los electores de a pie, muestra en cargos clave a representantes de los mega grupos económicos, colaboradores de su anterior gobierno 2006-2010, ingenieros comerciales DC y PS, uno que otro independiente y una gama de veteranos en el cruce de la puerta giratoria entre lo público y privado, y viceversa. El equipo tiene un denominador común: su adhesión ferviente al dogma de la ideología neoliberal.

Mauricio Becerra R. describió en el periódico El Ciudadano.cl “quien es quien” en el entorno actual de Bachelet para auscultar el real programa de gobierno todavía no formulado formalmente por la aspirante a la reelección, quizás inspirado por el viejo refrán “Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Think tank Espacio Público controla equipo económico

Según Becerra, a diferencia de la campaña 2006, esta vez los orejeros neoliberales de Bachelet no fueron criados por Expansiva, sino que ahora las influencias vienen de Espacio Público, think tank creado en 2012 por Eduardo Engel, economista y columnista dominical de La Tercera.

En una entrevista, Engel confidenció que ese “tanque pensante” fue creado porque “en Chile, la centroderecha ha tomado posiciones bien ideológicas y en la centroizquierda hay una visión que confía demasiado en la capacidad del Estado para resolverlo todo”. En el lenguaje eufemístico chileno, la “centro derecha” es simplemente la derecha conservadora y liberal, mientras la llamada “centroizquierda” no es más que la Concertación, ahora maquillada con la adhesión del PC y rebautizada como Nueva Mayoría. Así como la DC logró atraer a la derecha en pleno para derrotar a Allende en 1964 y poner en marcha la llamada “Revolución en libertad” de Eduardo Frei Montalva para postergar una revolución verdadera, esta neo derecha contemporánea propicia algunos cambios para que todo siga igual, en la filosofía del Gatopardo, después de administrar 20 años el legado neoliberal de Pinochet y Cía. La idea de Nueva Mayoría es aflojar presión para que no estalle la caldera social, comprimida al máximo por civiles y militares durante más de 40 años.


Fotografía: Javiera Blanco Suárez, de “jefa de carabineros” a vocera de Bachelet.

Formado en la Universidad de Stanford y profesor visitante de Yale, el Phd en economía Engel siempre miró con buenos ojos la privatización de empresas públicas. En un análisis de la privatización de las autopistas en Chile aplaude que hayan sido abiertas a capitales extranjeros y se garantice la no expropiación.

El académico y columnista suele pontificar a favor de las reformas laborales que traen consigo más precarización del empleo, se manifestó contrario al postnatal de 6 meses de Piñera y fue uno de los teóricos que explicó el movimiento social de 2011 por “el aumento del ingreso per cápita que genera una ciudadanía con más demandas”. También es contrario al sistema previsional de reparto y, a su juicio, el principal problema del sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) son las lagunas previsionales y el aumento en la expectativa promedio de vida de los chilenos.

En políticas energéticas, Engel declama el rosario de la necesidad de inyectar más megawatts al ‘crecimiento de la economía’, o sea, a brindar más energía a la extracción de la gran minería del cobre. “La pregunta es ¿por qué grupos relativamente pequeños han logrado detener uno y otro proyecto con lo que parece ser un apoyo sustantivo de la opinión pública? Esto sugiere que la institucionalidad democrática, que debe promover la participación ciudadana sin que esto sea sinónimo de derecho a veto, no está funcionando bien”, se quejó ante las protestas contra los megaproyectos eléctricos Hidroaysén y Barrancones.

En cuanto a las políticas de género, argumentando mejoras en el empleo femenino, llegó a criticar el gobierno de Piñera porque “nada se ha hecho para derogar el Artículo 203 del Código del Trabajo que obliga a los empleadores a proveer salas cunas en empresas con 20 o más trabajadoras”.

Engel representa la versión concertacionista de Cristián Larroulet, actual ministro secretario general de la Presidencia, y antes de 2010 director ejecutivo del think tank Instituto Libertad y Desarrollo y decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo (UDD), con amplia tribuna en la prensa nacional. Con fama de economista serio, barba y ceño adusto, repite el lenguaje de los tecnócratas de la competitividad y la eficiencia en sus columnas de La Tercera, pontificando a menudo con recetas neoliberales para “alcanzar el desarrollo”.

Censuras y otras cosas

El nombre de René Cortázar había pasado al olvido tras su salida de la gerencia de Canal 13 y su reemplazo por Nicolás Eyzaguirre, también ministro de Hacienda de Bachelet. Bullada fue la censura que aplicó a un reportaje de la serie Contacto dedicado a la discriminación de las empleadas domésticas sólo minutos antes de salir al aire. El desatino provocó la renuncia del director de prensa del canal, Patricio Ovando, y de la editora de Reportajes, Pilar Rodríguez.

No es el único caso de censuras en la historia del economista DC. En su prontuario, un medio suma una decena más durante su estadía en Canal 13 y cuando fue director ejecutivo de Televisión Nacional, en 2000, ordenó que se omitieran los vínculos de la CIA con El Mercurio en un reportaje de Informe Especial. Como los periodistas se hicieron los lesos y emitieron el reportaje igual, escenificó una pataleta en la reunión del directorio, donde no tuvo apoyo y terminó renunciando al canal estatal.

Cortázar no es sólo operador del grupo Luksic, sino que también de Agustín Edwards. Dos años antes aplicó tijeras a un reportaje de la periodista Patricia Espejo en el que la entonces senadora Carmen Frei insinuaba que su padre, el ex presidente Eduardo Frei Montalva, murió por acciones del agente DINA Eugenio Berríos. Para Cortázar había que cuidar la frágil institucionalidad.

A su pedigrí, Cortázar añade haber sido parte del directorio de La Polar (1) entre abril y noviembre de 2010, pocos meses antes que estallara el escándalo de la multitienda por las repactaciones unilaterales. Por ello fue sancionado por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), junto a los otros ejecutivos de la multitienda que hizo su modelo de negocios aplicando intereses groseros a los clientes que se veían obligados a repactar.

Ninguno de estos negocios impidió que Cortázar sea un devoto ferviente. En su vida combinó el rosario con las reuniones de los directorios en que participó: D&S, Entel Chile, CorpBanca y AES Gener. Llegó a ser hasta vicepresidente de Icare.

Cortázar es uno de los pocos dinosaurios de la Concertación que van quedando. Acostumbrado a operar en las sombras, fue ministro del Trabajo de Patricio Aylwin, cargo donde ratificó las líneas gruesas de las políticas laborales de la dictadura. En 2007 asumió como ministro de Transporte de Bachelet para aplicar su visión ingenieril en la crisis del Transantiago.

Cuando todos creían sepultado a este personaje por su historia de censuras y cabildeos a favor de los grupos económicos, resucita por obra y gracia de Bachelet, escribió Mauricio Becerra en El Ciudadano.

El resto del equipo

Otra integrante del núcleo económico de la candidata de la sonrisa es la economista del MIT Andrea Repetto. Académica de la Escuela de Gobierno y Directora del Magíster en Economía y Políticas Públicas de la privadísima Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), presentó en agosto de 2011 un documento titulado “Hacia una nueva legislación laboral”, confirmado con el PS Ricardo Solari, ex ministro del Trabajo; Marcelo Albornoz, ex director del Trabajo; y Francisco del Río, asesor legislativo.

En el documento proponen flexibilidad laboral, indemnizaciones laborales a todo evento, medidas para fortalecer la negociación colectiva y establecer la sindicalización automática provisoria. También aceptan la posibilidad de las empresas de contratar reemplazantes a partir del décimo día de huelga.

El PPD Eduardo Bitrán, ex ministro de Obras Públicas de Bachelet, comparte la nómina de docentes de la UAI y de sus ungidos para el núcleo económico de la campaña. Entre sus méritos, a su participación en los gobiernos concertacionistas suma su desempeño en varios directorios de empresas. Antes de ser ministro sentaba sus posaderas en el directorio de Transelec y en Salcobrand. También participó en los directorios de Fondos de Capital de Riesgo, en la privatizada Emos, en Enami, Fepasa, Intec, Ciren y Sercotec. Bitrán fue uno de los fundadores de Expansiva y hasta ahora era director de Desarrollo en la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAI.

El ex presidente del Banco Central, José De Gregorio, es otro DC integrante del equipo económico, llamado por el jefe programático Alberto Arenas mientras se hallaba en Estados Unidos. Se autodefine como conservador en los valores y como ‘liberal’ en lo económico, siempre crítico a reformas laborales que beneficien a los trabajadores y también contrario a la negociación interempresas y mucho más a la gratuidad en la educación.

"...Darle gratuidad a todos los estudiantes es partir al revés. Por eso es que lo primero es mejorar la educación superior y hacer una transición coherente para llegar a una mayor gratuidad. Esto no se puede realizar de golpe. Hay muchas cosas pendientes en las que avanzar y después de eso hay que ver si se puede implementar un modelo gratuito", explicó De Gregorio en La Tercera del 20 de julio.

También es del partido de la flecha roja (DC) el economista Guillermo Larraín, ex jefe de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y frecuente franqueador de la puerta giratoria entre lo público y lo privado, como todos los nombrados. Larraín fue gerente de estudios del BBVA Chile entre 2000 y 2003, fue director de Bandesarrollo Administradora General de Fondos, banco ligado a la DC, y fue asesor en la implantación de políticas neoliberales en Armenia. Columnista habitual de La Segunda, vespertino de Agustín Edwards, tras la estampida masiva en junio de sus ahorros en los fondos A y B de millares de afiliados a las Administradores de Fondos de Pensiones (AFPs), criticó a estos trabajadores y se manifestó a favor de regulaciones que otorguen más poder a las AFPs. Los trabajadores no disfrutan del aumento del valor de sus inversiones forzadas en el sistema financiero para financiar sus escuálidas jubilaciones, pero si tienen que compartir las pérdidas de las AFPs cuando caen los valores de mercado de las acciones adquiridas con su dinero y ahora aparecieron asesores que los orientan a precio módico para eludir esas pérdidas irreversibles de su patrimonio jubilatorio cambiando anticipadamente sus ahorros de un fondo a otro cuando lo aconsejan las tendencias bursátiles observadas por sus asesores financieros independientes.

Cierran este equipo los economistas Alejandro Micco, también de la DC, doctor en economía de la Universidad de Harvard, investigador del BID y del Banco Central, y el PS Óscar Landerretche, académico de la Universidad de Chile.

La vocera de Paz Ciudadana

El enjundioso reporte de El Ciudadano al entorno de Bachelet incluyó a una empleada de Agustín Edwards que será la vocera de la candidatura de la Nueva Mayoría. Se trata de la DC Javiera Blanco Suárez, quien fuera subsecretaria de Carabineros.

Abogada formada por la Pontificia Universidad Católica (PUC), Blanco desarrolló su carrera en la Fundación Paz Ciudadana entre 1998 y 2006, siendo gerente de proyectos de la entidad creada por el dueño de El Mercurio para convencer a la opinión pública y a los gobiernos de que la delincuencia era la principal preocupación de la ciudadanía de un país con uno de los índices delictuales más bajos en el continente. No en vano, hasta que las protestas estudiantiles se tomaran la agenda, la ‘seguridad ciudadana’, como bautizó Paz Ciudadana al fenómeno de la violencia urbana, fue la principal preocupación de las personas en las encuestas y la política constante de la derecha fue identificada como “lucha contra la delincuencia”.

En 2008, como subsecretaria de Carabineros, tras recibir una llamada del senador PPD Guido Girardi, Blanco pidió sanciones para dos policías que aplicaron una multa al chofer del senador por conducir a 136 kilómetros por hora por la Ruta 68. De no haber salido el caso por los medios, los policías hubiesen quedado con anotaciones negativas en su hoja de vida. Una vez derrotada la Concertación por la derecha, Blanco volvió al directorio de la Fundación Paz Ciudadana, cargo que ocupó hasta el jueves 18 de julio, día en que fue presentada como la nueva vocera de Bachelet.

Otro puntal de la candidata es Carmen Ximena Andrade Lara, socióloga y consultora PS, ministra del controvertido e ineficiente Servicio Nacional del Menor (Sernam) bajo el gobierno de Bachelet. Pero quizás sea más relevante su parentesco con el jefe del PS, su hermano Osvaldo Andrade, también ministro de Bachelet, en Trabajo y Previsión Social. En 2012 fue elegida concejal de Puente Alto.

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Nota:
1) La Polar, enorme tienda por departamento, o retail, que realizó una monumental estafa a sus clientes cuando su directorio decidió en octubre de 2006 un programa de incentivos para los principales gerentes que duró hasta 2009, mediante compras de acciones a precio subsidiado para venderlas tres años después. En ese período, con Pablo Alcalde en la gerencia general y Norberto Morita en la presidencia del directorio, La Polar repactó unilateralmente la deuda del 77% de un millón de clientes afectados. Al transar las acciones, los gerentes actuaron a través de una sociedad que se disolvió sólo 43 días antes de que el fraude se conociera públicamente, recaudando miles de millones en beneficio personal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chile: Las hijas de los generales

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

“los civiles son gente uniformada también”
Nicanor Parra, poeta vivo extraordinario y hermano de Violeta Parra

1. Sólo existen movimiento, relaciones y devenir. No hay destino ni final. Únicamente finalidades y tendencias.



2. En la época del imperialismo financiero mundializado, en línea, informatizado; el capital encuentra sus resortes de acumulación en la especulación, el monetarismo, el despojo y el extractivismo que, como composición, deviene en destrucción civilizatoria y planetaria (que sólo recuerda pálidamente a la Europa de la conquista de América del siglo XV y a sus fases coloniales en África y Asia iniciadas en el último tercio del siglo XIX); y a las formas más brutales de la explotación, disciplinamiento y alienación ampliada del trabajo asalariado y hasta esclavo.

Las clases sociales dependientes y mayoritarias encorsetadas en formas nacionales, permanecen subordinadas a clases sociales minoritarias que comandan las economías de los Estados corporativos centrales (capital deslocalizado a la hora de organizar sus distintos momentos de producción, intercambio y consumo de mercancías y servicios, pero súper concentrado en la apropiación privada del excedente y las utilidades). Las relaciones contradictorias entre necesidad y libertad humana según las presentes e inestables relaciones de fuerzas, expresan los límites del capitalismo como totalidad histórica. Es decir, ahora mismo habitamos el planeta capitalista, y, por tanto, si bien coexisten distintas manifestaciones geoculturales de dominación capitalista, rápidamente ellas mismas tienden a uniformar las resistencias populares y las expectativas de la propia superación del actual modo de reproducción de la vida humana en la naturaleza, en medio de su más feroz crisis conocida.

3. Toda aquella alternativa política electoral al duopolio dominante compuesto por el sistema de partidos políticos de Chile en la segunda mitad de 2013 -derecha dura y Concertación-, y cuya dirección y horizonte estratégico se proponga ir más allá del capitalismo, de no contener-desbordándose al movimiento estudiantil secundario, al pueblo mapuche en lucha, a los empobrecidos sin derechos ni techo pero organizados, y a los trabajadores sindicalizados o no, pero autoconcientes, no tiene sentido. Ese conjunto de sujetos sociales, que se combina dinámicamente cuando rompe el corporativismo economicista, dimana su autoridad política y social conquistada en la práctica entre las clases sociales distintas a la gran propietaria. De lo contrario, la alternativa necesaria para enfrentar el momento electoral, al no constituirse como fuerza suficiente (hoy, más cualitativa que cuantitativamente incluso), carece de toda posibilidad de presentar batalla disfuncional e insubordinada en la arena de la democracia burguesa representativa.

Ello, de acuerdo al movimiento real de las fuerzas sociales concretas que se encara directamente contra los intereses del capital en la actual fase, período y momento histórico, y en una sociedad que, junto con la colombiana, cuenta con una clase hegemónica transnacionalizada con la más alta cohesión y unidad programática y de sentido de América Latina (para no ir más lejos), y que no escatima ningún recurso a la hora de conservar sus privilegios. Ninguno.

Esas son las condiciones de fuerzas -o temperatura de la lucha de clases- en el Chile actual. Más allá de los deseos, las mistificaciones, la bondad de las razones, y los argumentos abstractos provenientes de la justicia, la igualdad y la libertad. Más allá del daltonismo incurable de quien suscribe este artículo.

4. Los intereses del imperialismo norteamericano en Chile demandan de las concesionarias políticas dominantes, gobernabilidad, la menor incertidumbre social posible o ‘lucha contra el terrorismo’, subordinación a sus inversiones con arancel cero, financiarización y endeudamiento, consagración de la privada o pública exportación primario extractivista de cobre, celulosa, frutos del mar; y fuerza de trabajo precaria y barata.

Aunque el sistema de partidos políticos en el país atraviesa una crisis de representatividad sin parangón, al igual que el tipo de democracia estadounidense, y debido a las relaciones de fuerzas sociales presentes, eso no le hace perder el sueño. Una crisis de representatividad es una condición necesaria, pero insuficiente para la concurrencia de una crisis de gobernabilidad. Al respecto, la Constitución vigente es sólo un relato-reflejo de lo anterior y no su causa. Digamos que la Constitución es el momento jurídico de la hegemonía de la clase en el poder, como el Estado es su momento que revela las propias relaciones de clase realmente existentes.

5. En el plano de los fenómenos inmediatos (no mediados por la racionalidad crítica, su movimiento y relaciones), la derecha tradicional chilena está formada por la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN). La primera es integrista, ultraconservadora, populista e hija natural del pinochetismo. La segunda, aparenta ser más liberal culturalmente, más respetuosa de la democracia burguesa, más centrista, según la nomenclatura de la sociología de los que mandan.

Cuando recientemente el ganador de las primarias de este sector, Pablo Longueira de la UDI, bajó su candidatura, produjo un riesgo y una oportunidad. El actual presidente Sebastián Piñera es dueño del partido RN y, por tanto y de acuerdo a las lógicas de Intranet de sus pactos siempre por arriba, en las elecciones generales de fines de 2013 le correspondería el cupo a la UDI. Por ello, nada más ayer 20 de julio fue proclamada por esa tienda la aún ministra del Trabajo, Evelyn Matthei. En tanto, el potencial candidato Andrés Allamand de RN, puede, a su vez, ser proclamado por ese partido y entonces, o se realizan pronto nuevas primarias entre ellos, o simplemente esas primarias se efectúan en la primera vuelta oficial de las elecciones presidenciales. Sobre los alcances posibles de la candidatura de Allamand, a quien le interese, puede ver http://www.lahaine.org/index.php?p=70648 .

Ahora bien, de ganar la representación de la derecha tradicional Evelyn Matthei, se provocaría un fenómeno paradigmático que develaría de manera ejemplar la forma chilena de la dominación capitalista internacional.

Tanto Bachelet como la Matthei son hijas de generales. Una del general Alberto Bachelet (agregado militar en la embajada chilena en Washington en 1962, durante el gobierno del derechista Alessandri Rodríguez), quien en el mandato de Salvador Allende fue nombrado encargado de la Junta de Abastecimiento y Precios (JAP) en 1972 y luego, por oponerse al golpe de Estado de septiembre de 1973, fue torturado hasta morir el 12 de marzo de 1974, luego de ser acusado por ‘traición a la patria’ por un Consejo de Guerra.

Por su parte, el padre de Evelyn Matthei, el ex general y miembro de la junta militar de la tiranía desde 1978, Fernando Matthei, en 1974 era director de la Academia de Guerra Aérea cuando fue interrogado y torturado el general Bachelet. Asimismo, el hombre fue el primer miembro de la junta militar en reconocer el triunfo del ‘NO’ a la dictadura en el plebiscito de 1988, tal cual lo dispuso y requería el interés y proyecto político del imperialismo norteamericano para Chile, sobre la base de la llamada ‘transición pactada’ que contempló la transferencia del Ejecutivo, desde la dictadura, al período de los gobiernos civiles en curso hasta la actualidad.

Es decir, ambos generales, en distintos momentos, fueron ‘democráticos’. El oficial Bachelet con mucho más honor y fallecido por su consecuencia personal (que no intentó producir un quiebre real en una de las ramas de las FFAA contra los golpistas); y el oficial Matthei, de manera oportunista y bajo mando imperialista, en el cambio de período devenido formalmente por el reconocimiento de la victoria del ‘NO’.

Entonces, un eventual escenario de segunda vuelta en las presidenciales, pondría en falsa oposición a las hijas de los generales mencionados. Semejante contingencia, de producirse, descubriría condensadamente la forma nacional y sus particularidades, respecto del desenvolvimiento del capitalismo mundial en el país andino.

La poesía de uno de los más grandes de Chile -y allí la competencia del verso es más que aguerrida históricamente-, resume de modo inmejorable el anterior y apretado análisis sobre una de las maneras específicas distintivas del ultraliberalismo en ese país, en la voz de Nicanor Parra: “los civiles son gente uniformada también”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Paraguay: Algunos velos comienzan a caer

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

Ciertos hechos, acaecidos en los últimos días en Paraguay, en distintos sitios y circunstancias, muestran inequívocamente que esta sociedad empieza a develar aspectos de un retenido sentimiento de impotencia, que se habría ido construyendo durante años de represión de la subjetividad, a lo que se suma reacciones y actos individuales inconfesados, configurando un cuadro colectivo de negaciones que, por décadas, ha mantenido muchas cosas en la invisibilidad.

Los sociólogos y otros estudiosos, quizás puedan encontrar alguna explicación en el hecho de que este pueblo aún no ha superado el profundo traumatismo que le causó, desde 1865, la agresión bélica de tres países vecinos, destruyendo su ejemplar República, en un genocidio que ha generado más de un siglo de ausencia de civilidad, aplastado por la omnipresencia oligárquica que todavía actúa como una suerte de monarquía de politiqueros, empresarios y militares, con grandes fortunas malhabidas.

Claro está que, en el contexto global de violencia, este país no es una excepción y, sin dudas, está lejos aún de los peores, pero lo preocupante es que el mal se está agravando entre una población que hasta hace poco se caracterizaba por cultivar un espíritu apacible y una conducta bonachona, acogedora, casi al margen de las maldades de un Estado usurpado por la canalla.

La hiedra venenosa que se expande por el planeta, fruto de un modelo de coexistencia vecinal que ignora la convivencia social y humana, que genera individualismo contra el desarrollo de la individualidad, la agresividad criminal contra el abrazo, la competencia contra la cooperación, la asfixia, desarreglos y conflictos familiares por la acumulación de riquezas por un lado y por efecto de la miseria enfrente, conforma una patología que se puede explicar y diagnosticar, pero que no disculpa a nadie ni a nada.

Entre las aberraciones que se producen en Paraguay, una fue cometida este fin de semana contra unos burritos que andaban sueltos en las calles de Concepción, ciudad del este-norte del país, zona de honrados labriegos espectadores impotentes y humillados por la mafia del eterno trasiego ilegal de drogas y otras mercaderías, que hacen del peor contrabando protegido la segunda actividad de ese territorio, después de los grandes sembradíos de soja a cargo de las corporaciones agrotóxicas estadounidenses.

Un resurgir desgarrador del alma produjeron las imágenes televisadas de policías que, ante su natural resistencia, arrastraban a los pequeños asnos condenados a la muerte inmediata por el delito de andar libres. Vívido, reapareció el burrito eternizado por Juan Ramón Jiménez en sus diálogos en el Platero y yo, en toda su ternura, ese tesoro insustituible de la vida, el que amenaza seguir aniquilando el matarife desalmado que oficia de Intendente de ese pueblo, al declarar que nada detendrá sus hazañas.

Animalitos tan nobles y útiles, qué daño provocan a la sociedad?. En un sistema opresor, como el capitalista, ser libre es un delito en sí, pero esta otra sinrazón paraguaya tiene otras aristas, además de la mentalidad opresora institucionalizada y uniformada.

Quizás podrían encontrarse en la impotencia de un pueblo que, en su mayoría, cultiva una subjetividad sin identificación consciente y, por lo tanto, sin la menor explicación racional de muchos de sus actos, como elegir, para que los representen y gobiernen, legisladores y otras autoridades ineptas y corruptas, cuyo único objetivo es garantizar su impunidad personal y familiar.

Por supuesto que esa gravedad, aquí y en casi todo el mundo, es fruto del obsceno modelo social imperante, generador de la violencia, angurria y egoísmo de que hace gala la clase que ha secuestrado el poder que da el dinero, el Dios-mercado y la desmovilización o incapacidad de la ciudadanía.

Abyección sistémica que mantiene miles de adultos y niños en las calles, sin el alimento afectivo y el abrigo material, presas del hambre, el crack y la prostitución, con criaturas con ocho o diez años que sobreviven drogados, presas de cuanta morbosidad practican los criminales de la vida.

En Paraguay hay 45 mil menores de edad, entre 5 a 17 años, en situación de “criaditos”, eufemismo que pretende sustituir el calificativo de esclavos domésticos y en trabajos peligrosos, mayoría hijos de las familias campesinas más pobres y marginadas, según un informe del 2011 de la Encuesta Nacional de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANA). El grado de deserción escolar es abrumador.

En más de 60 albergues, distribuidos en el país, “convertidos en depósitos de niños”, hay 1.700 menores y varios con más de cuatro años de permanencia en esos lugares, cuando lo previsto es cuestión de 3 a 4 meses, como medida de emergencia, paliativo transitorio, que debería oficiar de puente hacia una residencia hogareña definitiva.

La juventud “es la ventana del futuro”, acaba de proclamar el Papa Francisco a su llegada a Río, y a cualquier ciudadano le asiste el derecho de preguntarle ¿y… por qué no es la puerta del presente?, siendo que asociar la juventud al futuro siempre ha sido una infamia más de los politiqueros para sacarse de encima compromisos, engañando a las nuevas generaciones con promesas que jamás se cumplen.

La deshumanización opera día tras día, hora tras hora, consecuencia del abuso de los poderosos de todos los pelos y señales, en esa amalgama inmunda con los medios de la difusión del horror y el morbo, que tienen en la pantalla chica su principal foco enajenante, alentadora del sin valor, del consumismo, de lo artificial y vicioso, de la imitación de los superdotados e invencibles.

Un niño paraguayo, de nueve años y de hogar humilde, acaba de ser otra víctima de ello. Murió ahorcado días atrás, practicando escenas admiradas de los “juegos” de la televisión, mientras su madre había salido a trabajar y su padre lo visitaba cada vez que podía viajar desde Argentina, donde encontró un empleo.

A las familias pudientes, que reclaman “un país seguro” (para ellas) y jamás un país justo, al gobierno y sus administraciones, al mundillo de los negociados partidarios, a la rosca bancaria, a los inversionistas extranjeros, les resbalan, ni se dan por enterados del asesinato de los burritos ni del niño que entregó su vida queriendo ser otro Rambo de la televisión, empresarios que embolsan fortunas organizando y difundiendo los espectáculos de la superficialidad, estimulando incluso las pasiones incontroladas entre los aficionados al fútbol, una de las fuentes modernas del enriquecimiento ilícito.

Dos cosas sobresalen en ese ambiente: la fabricación, en laboratorios, de figuras descollantes, tipo Messi, cuyas virtudes naturales son explotadas al máximo de rendimiento y de poca duración, para sustituirlos antes de que comiencen a perder rentabilidad y, en segundo lugar, el desarrollo de las barras bravas. En el primer caso, y por adoración del dinero, innúmera cantidad de padres prefieren que el hijo imite a Messi, Ronaldo, Aimar y otros, antes que invertirse en una carrera universitaria.

Nunca antes de que la pelota se convirtiera en una esfera de oro, desplazando el balón de tantas alegrías y diversión sana, concurrir a presenciar un partido de fútbol, constituía un riesgo de vida, como ocurre ahora.

El Club Olimpia, decano paraguayo, jugará este miércoles en Brasil una final contra el Atlético Mineiro, y hay indicios de que el partido estará rodeado de peligro físico para jugadores y público, en una prolongación del bochorno provocado la semana pasada en Asunción, por el matonaje envuelto en la bandera blanca y negra que agredió a los aficionados visitantes, en una expresión más de un errático desahogo de males guardados en la intimidad de muchos paraguayos.

Nada puede justificar tremendo salvajismo, dado que la victoria de 2 a 0 fue merecida, en un excelente espectáculo ofrecido en la cancha por 22 atletas pero que, al poco rato, desfiguraba una horda de borrachos y drogados volcados en las calles por donde pasaban los perdedores, rompiéndoles los cristales de los vehículos y agrediéndolos físicamente, con palos, piedras y botellas, decididos a provocarles el mayor daño posible, en demencial culminación de la victoria que, a esa altura, había perdido el carácter deportivo, travestida en descontrolada ferocidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un acuerdo a la medida de Chevron: Un llamado a la defensa de la soberanía energética

Jorge Orovitz Sanmartino (especial para ARGENPRESS.info)

La política petrolera ha sido desde principios del siglo XX un tema fundamental de la historia del desarrollo nacional. Tanto por sus implicancias estratégicas para el impulso industrial, que sólo se logra sobre la base de una robusta base energética; como para la soberanía nacional, ya que se trata de un recurso escaso, limitado y por el cual las grandes potencias lanzan guerras e invaden países; también lo es en relación a la distribución de la riqueza entre los distintos sectores sociales, por la puja constante en torno al reparto de la renta; y por último, por las implicancias ambientales que ha cobrado en las últimas décadas, producto de la urgente necesidad de abrir caminos alternativos en la búsqueda de energías renovables y limpias.

En estos cuatro puntos fundamentales, el acuerdo con la norteamericana Chevron tiene implicancias regresivas para el país. El acuerdo está enfocado en la explotación de la técnica del fracking, lo que significa la adopción por parte de Argentina de la tecnología y la forma de explotación que quieren las grandes corporaciones petroleras norteamericanas. Se inscribe incluso dentro de la política geoestratégica norteamericana de promover este método en el mundo de la mano de sus empresas. Se mencionan las fuertes presiones del Departamento de Estado cuando Argentina negociaba con empresas chinas. Las corporaciones norteamericanas han impedido por todos los medios, incluso mediante el chantaje y el soborno, el impulso a nuevas tecnologías y energías limpias en todo el mundo, imponiendo la cultura de la energía fósil como si fuera inevitable y natural. Obligaron al gobierno norteamericano a rechazar el acuerdo de Kioto sobre reducción de emisiones de carbono, o la tecnología del auto eléctrico, o impusieron, mediante un fuerte lobby en el congreso norteamericano, la enmienda Hulliburton que permitió la utilización de químicos contaminantes en la explotación por el método de fractura hidráulica, que ha contaminado a poblaciones enteras en EEUU y por el que se ha declarado una moratoria en la utilización de este peligroso método en muchos Estados. Por lo tanto, el acuerdo orienta a YPF por el camino que pretende Chevron, dejando de lado la inversión para la explotación de petróleo convencional, por ejemplo las plataformas marítimas, y para la diversificación de las energías alternativas. Al concentrarse en el fracking sabemos desde hoy que YPF se desentiende de invertir en una nueva matriz energética, de las consecuencias ambientales y humanas de su aplicación y de la pesada carga que Chevron lleva tras de sí en su deuda ambiental con los pueblos amazónicos del Ecuador.

Además, las rentas sobre la exportación son apropiadas por la empresa, que sumada a la libre disposición de las divisas, bloquea la soberanía sobre la mitad de la producción, fomenta la fuga de capitales (el mismo gobierno acepta que en 8 años se recupera la inversión con lo que luego de ese período la fuga de divisas tenderá a profundizarse) y, al no cobrar retenciones sobre una poción de la exportación, bloquea la distribución de la renta para capitalizarla en la industria o distribuirla hacia el trabajo impulsando el consumo.

Se dice que este es el costo inevitable para recuperar la soberanía energética pues YPF no tiene el dinero suficiente para realizar las inversiones. Este argumento contradice todo lo dicho por la empresa y el gobierno en 2012, pues el plan preveía que un 68% de la financiación se realizaría con las propias utilidades y flujos de caja de la empresa, el 20% sería mediante financiación nacional, y sólo el 12% provisto por socios internacionales (1). Incluso si fuera inevitable la toma de créditos internacionales, éstos podrían hacerse con bajos intereses, respaldado por el stock del carburante, y permitiría que toda la ganancia quedara en manos del estado nacional. Y sobre todo se podía avanzar por la vía de la integración energética latinoamericana con países de amplia experiencia y socios más fiables como Bolivia, Venezuela y Ecuador. Con la Chevron se abandona cualquier intento de avanzar seriamente por el camino de esta integración. La lógica de que los países del sur no tienen dinero suficiente para invertir por sí mismos es muchas veces un mito más conveniente para la situación de 1930 y 1940 que para el mundo globalizado de hoy con liquidez internacional creciente y sobreproducción.

Otro argumento es el de la incorporación de la nueva tecnología. Pero YPF ya explota esta técnica y extrae con ella diez mil barriles diarios y en todo caso, si se necesitara multiplicar la explotación, podría contratar dicha gestión y tecnología, en vez de entregar a cambio de ella el 50% de la explotación. La única razón de peso es el tiempo, pues con Chevron el flujo de divisas, que podría compensar la decreciente balanza comercial, se haría de manera inmediata, pero este razonamiento cortoplacista atenta contra la solución estratégica de los problemas. También en este aspecto es preferible, como se dijo, tomar crédito a bajo interés.

Vaca Muerta, se insiste, colocaría a la Argentina en una posición de exportador con renovada fuerza. Pero lo que debe discutirse es si ese es el rol que pretendemos para nuestro país, o más bien, queremos utilizarlo para las necesidades internas y guardarlo para las generaciones futuras, mientras se encara una transición planificada hacia nuevas energías renovables.

A pesar de que aún no se conocen los términos del contrato, trascendió que los tribunales arbitrales sobre diferendos del acuerdo serán extranjeros, específicamente norteamericanos y franceses, lo que lesiona la soberanía política y económica nacional, dejando al país a merced de fueros imperiales tal como se denunció en el tema de la deuda con los fondos buitres. Ahora, se insiste en repetir de manera contumaz la película del CIADI.

¿Qué otras sorpresas encontraremos en el contrato? Podemos prever que muchas, pues a diferencia de las grandes presentaciones y puestas en escena del año pasado con motivo de la nacionalización parcial de Repsol, o la importante apertura al debate sobre la ley de medios, esta vez el Poder Ejecutivo ha decidido primero avanzar en un nuevo marco regulatorio mediante decreto y no por ley, y en segundo lugar no dio a conocer los términos del acuerdo con la empresa. Los secretos de palacio nunca han llevado buenas noticias a las grandes mayorías.

Mientras se defendió la nacionalización parcial de YPF el año pasado, los argumentos a favor de la explotación nacional de los hidrocarburos brotaban por doquier, y se expresaron en la consigna de una empresa “100% nacional”. Ahora, Argentina parece impotente para realizar lo que viene haciendo desde décadas, la explotación del subsuelo para extraer petróleo. El año pasado, se podía conseguir recursos, ahora es imposible. Antes con nuestros técnicos y nuestra voluntad podíamos retomar el camino del autoabastecimiento, ahora no nos queda otra que depender de acuerdos leoninos con la más sucia y contaminante de las empresas.

No se trata de rechazar cualquier tipo de asociación para la explotación de un recurso, lo que está en discusión es si este acuerdo es favorable al país y si no se debía abrir el más amplio y democrático debate sobre el futuro de la política energética. En este debate también debe discutirse el ahorro de energía. Por caso, toda la inversión del primer año de Chevron, 1240 millones de dólares, equivale al monto que el país gastó en la compra de gas natural licuado en 2013 hasta el mes de mayo. ¿Estamos dispuestos al ahorro de recursos y a eliminar los subsidios a las clases medias altas para crear un fondo de fomento y desarrollo de la energía?

Cuando el gobierno nacional expropió las acciones de Repsol y se hizo con el control de la compañía apoyamos la medida. Era lo que veníamos reclamando desde hacía mucho tiempo. Pero también dijimos que lo hacíamos no porque estuviéramos conformes con la totalidad de las medidas adoptadas sino porque era un paso que permitía abrir el debate sobre la política petrolera. Lo apoyamos con severas críticas. En primer lugar al balance de la política petrolera desde el 2003, pues si es cierto que la privatización corrió por cuenta del menemismo, el kirchnerismo le dio continuidad e incluso, al pretender “argentinizarla” con el grupo Petersen, terminó por acelerar su desinversión y vaciamiento que devino en la dramática necesidad de importar cada vez más gas y otros combustibles. En segundo lugar, porque dejaba intactas las normativas sobre inversiones extranjeras de la época de la dictadura militar y de desregulación petrolera del menemismo. En su momento dijimos que: “Sobre el trasfondo del 51% de las acciones hay que avanzar de manera sistemática sobre la totalidad de la empresa para que pase a ser propiedad del Estado, con control social y de los trabajadores y avanzar hacia una política que contemple al 70% restante del mercado energético, hoy repartido entre un puñado de transnacionales como Total, Exxon, Chevron, Panamerican Energy o Petrobrás (la imagen misma del ejemplo para el gobierno de Cristina), que se están beneficiando, hoy en día y a cada minuto que pasa, del mismo régimen de dividendos, sobreexplotación y desinversión que Repsol”(2). Y abrimos el interrogante sobre si en base a la renacionalización parcial se avanzaría por el camino de la soberanía nacional o se le entregaría para su explotación a otras corporaciones. Tenemos que decir que estamos más cerca de esta última opción que del “100% nacional”.

Ahora, queremos llamar a la reflexión a todos aquellos militantes o simpatizantes del gobierno que se han entusiasmado con aquella convocatoria de 2012 a la recuperación de YPF y que llevaban orgullosos escarapelas celestes y blancas en sus pechos. Hay que hacer como Arturo Jauretche y como John William Cooke, que le dijeron no incluso a Perón, y rechazaron en el Congreso la propuesta de asociación con la antecesora de Chevron, la Standard Oil. Hay que seguir por el camino de las convicciones. No importa del partido que sea ni las opiniones del pasado, hace falta demostrarle a la derecha reaccionaria que se frota las manos con este triunfo ideológico de que “no hay alternativa” a la Chevron, que sí la hay, que una política energética de la mano de nuestros hermanos latinoamericanos, de las inversiones del estado, de los técnicos e ingenieros de nuestro país, que diversifique y desarrolle energías renovables es posible. La derecha, por supuesto, hace demagogia con el peligro ambiental y las concesiones a la Chevron, pero lo hace explotando el punto ciego de la política neodesarrollista oficial, aquella que siempre deposita en manos de las grandes corporaciones, sean ellas Monsanto, Barrick Gold o Chevron, el destino del desarrollo nacional. En la hora actual, kirchneristas o no kirchneristas, es necesario mostrar el más amplio y macizo frente común en defensa de la soberanía energética y de la soberanía nacional. Reclamar una asamblea constituyente de la energía y la producción, para discutir democráticamente entre todos el destino que queremos darle a nuestro subsuelo, así como a los minerales y demás riquezas de nuestra tierra. Es necesario profundizar el debate entre todos los sectores que se reclaman nacionales y populares para exigir una revisión completa del decreto y de los acuerdos firmados y demostrar la viabilidad de política petrolera en un sentido latinoamericano, basado en la integración con Venezuela y otros países del ALBA y en la defensa del ambiente y las generaciones futuras.

Jorge Orovitz Sanmartino es sociólogo, docente UBA, integrante de Economistas de Izquierda (EDI) y de la Junta Comunal N° 7, CABA.

Notas:
1) Por qué no es conveniente ni imprescindible el contrato YPF-Chevron, Enrique Mario Martinez, 19-07-13, en línea: http://www.propuestasviables.com.ar/index.php/2013/07/19/por-que-no-es-conveniente-ni-imprescindible-el-contrato-ypf-chevron.
2) YPF y la política petrolera. Un giro grande, pequeño, mediano. Jorge Orovitz Sanmartino, 03-05-2012. En línea: http://elavisperodigital.com.ar/?p=462.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Bayer, Roca, Chevron y los mapuches

Carlos Del Frade (APE)

-La imaginación de la historia argentina es una cosa increíble. Mis libros que iban a ser quemados en una plaza pública ahora se dan como textos en las escuelas de San Cruz. Y mientras a las putas de San Julián siempre hay flores que la recuerdan, el coronel Varela, asesino de obreros, no tiene ni siquiera una placa…-dice Osvaldo Bayer mientras se le encienden sus ojos celestes como si fuera un pibe de 86 años que, además de escritor, periodista y militante permanente, ahora es actor en un teatro porteño, llevando adelante la representación de “Las putas de San Julián”, aquellas que se negaron a tener sexo con los fusiladores de los peones patagónicos de 1921.

-¿Por eso será que son los mapuches los que resisten la explotación del Yacimiento de Vaca Muerta de parte de Chevrón? – le preguntamos.

-Es increíble la imaginación de la historia argentina…Porque fijate la responsabilidad del presidente Avellaneda cuando reimplanta la esclavitud en la Argentina. Los jóvenes periodistas deberían ir al Archivo General de la Nación. Allí está todo. Los avisos oficiales que convocaban a la gente a llevarse a una china y un indio para los quehaceres domésticos, después de la llamada campaña del desierto del ministro de guerra, Julio Argentino Roca. Una verdadera vergüenza. Decisiones que no tienen nada que ver con los escritos de Juan José Castelli, Mariano Moreno o Manuel Belgrano…

-Por eso los mapuches defienden su tierra…

-Esas son las grandes deudas de este gobierno que ha hecho mucho. Pero sus grandes deudas son la defensa del medio ambiente y la devolución de las tierras a los pueblos originarios. Y eso se junta con esto de Vaca Muerta y Chevrón. Y la otra gran deuda, no hay democracia verdadera si existen villas miserias. Yo invito a la gente a que vaya a la Villa 31 de Retiro. Porque la mayoría de sus habitantes son chicos que te miran con esos ojos como diciendo “¿y éste quién es?”. Como pasa con las guerras donde los que más mueren son los chicos. Por eso mi gran sueño es que se terminen las guerras y las villas miserias…

Es verdad lo que dice Bayer sobre la desmesurada imaginación de la historia en estos arrabales del mundo.

Chevron es el nuevo nombre de la Texaco que antes fue la Standar Oil, la misma que celebró e impulsó el golpe contra Hipólito Yrigoyen, el 6 de setiembre de 1930; la empresa que nació en 1871.

A un año de la primera presidencia de Roca, nacía la abuela de Chevron.

Las vueltas de la vida colectiva y el regreso de los intereses de siempre.

Roca llegó a la presidencia por haber matado a más de 12 mil integrantes de los pueblos originarios y entregar las tierras patagónicas a las familias acomodadas de Buenos Aires y firmas extranjeras.

Los que se resistieron al exterminio fueron los pueblos mapuches y tehuelches.

Ciento cuarenta años después, los intereses dominantes en los tiempos de Roca vuelven por las riquezas patagónicas y, otra vez, son los mapuches los que ponen el cuerpo para defender la tierra de la agresión contaminante ya probada, juzgada y condenada en Ecuador.

-¿Cómo está la causa que le iniciaron los nietos de Martínez de Hoz? – quisimos saber.

-Como ellos piensan solamente en dinero me exigen un millón de pesos como resarcimiento del supuesto mal que les provoqué. Yo no tengo nada más que mi casita. Para colmo la jueza de la causa es una mujer de la dictadura. Por eso apelamos. Pero si pierdo, no me hago problemas, me instalo en la plaza, en la misma plaza que jugaba al fútbol de pibe…-dice Osvaldo Bayer, la mejor síntesis individual de la ética en un país donde todavía florecen los intereses de los defensores de la Standar Oil, Roca y los Martínez de Hoz.

Fuente: Entrevista realizada a Osvaldo Bayer en el programa “Sobre la Hora”, de AM 990, Radio Splendid, el sábado 20 de julio de 2013, por Mauro Federico y el autor de esta crónica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El neocolonialismo petrolero

Pablo Nicotera (INFOSUR)

Cuando el año pasado el congreso, impulsado desde el ejecutivo, votó la nacionalización del 51 % de las acciones de YPF, el gobierno kirchnerista levantó las banderas grandilocuentes de la soberanía energética, la independencia de las trasnacionales que nos manejan desde hace más de una década y todas las cualidades independentistas y nacionalistas que se les ocurrieron para adornar el relato mentiroso de la realidad (incluso algún ministro mal denominado por algunos como marxista llegó a comparar esta nacionalización parcial con la conformación del primer gobierno patrio en 1810). En esta última semana, y a poco más de una año de todo aquello, ese mismo gobierno cerró un acuerdo con la multinacional perteneciente al banquero Rokefeller, Chevron, para explotar el yacimiento conocido con el nombre de “Vaca muerta” (o “Vaca viva”, como bromeó hace no mucho la presidente). ¿Dónde quedó la soberanía energética? ¿Qué pasó con la independencia económica?

El mencionado acuerdo permite a la trasnacional, entre otras cosas y tras una supuesta inversión de poco más de mil millones de dólares, explotar los yacimientos de shale oil y shale gas de la provincia de Neuquén y disponer del 20 % de lo extraído para exportación, sin retención y con la posibilidad de disponer como se les antoje de las divisas.

Uno de los puntos más nefastos de este acuerdo, y que nadie, ni oficialistas, ni la mayoría de la oposición menciona, es que para la extracción de este tipo de hidrocarburo no convencional se utiliza una de las técnicas más contaminantes que existen actualmente: la fractura hidráulica o “Fracking”. El mecanismo del “Fracking” (que causó desastres incalculables en Pensilvania y Burgos, entre otros puntos del globo) consiste en la inyección de millones de litros de agua potable mezclada con más de cuatrocientos químicos contaminantes directamente en la profundidad de la roca (muy cerca de las napas de agua potable), para fracturarla y permitir la salida del hidrocarburo diseminado. Esta técnica en sí misma constituye un peligro para el medio ambiente y debería estar prohibida sin ningún tipo de reparos. Además, Chevron ya fue condenado en el hermano país de Ecuador a pagar diecinueve mil millones de dólares por daños ambientales provocados en la zona del Amazonas Ecuatoriano que explotaba la empresa y que provocaron la infertilidad de los suelos, la muerte de animales de corral, afectación sobre la flora y la fauna nativas, el destierro de cinco naciones originarias y la desaparición completa de otras dos. Ante la negativa de la empresa a pagar lo dispuesto por la corte ecuatoriana, se ordenó el embargo de bienes, pero como Chevron había retirado todos sus activos del país, el embargo se extendió a los bienes que la impresa dispone en el resto de Sudamérica. Ante esto, y haciendo honor de la unión e integración latinoamericana que pregona el gobierno, la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó efectuó un dictamen instando a la C.S.J.N. a dejar sin efecto el embargo dictado por el juez argentino Adrián Elcuj Miranda contra los bienes de Chevron en Argentina, diciendo que ello “puede producir agravios de carácter irreparable a intereses esenciales de la Nación vinculados con la política energética y el desarrollo económico del país. Así el caso involucre una cuestión de gravedad institucional”. Finalmente, la Corte levantó el embargo a Chevron sentando jurisprudencia en contra del pueblo argentino y de los hermanos latinoamericanos.

Ahora bien, uno de los argumentos más recurrentes del oficialismo para justificar este nuevo acuerdo colonial con la multinacional Chevron es la declinación de la producción petrolera (atribuida a la magia del petróleo, no a la desinversión) y la imposibilidad de YPF de llevar adelante las inversiones necesarias para volver a abastecer el mercado interno sin tener que importar, todo lo cual Chevron viene a subsanar. Pareciera que una vez más el gobierno analiza convenientemente la situación con unas anteojeras ahistóricas. Salvando los hechos conocidos por todos y sobre los cuales no me voy a extender, respecto de la participación de muchos integrantes de este gobierno en la entrega de YPF en la década del noventa (el “Eternestor” levantando la mano a favor de la privatización y declarando que todo ello es un gran paso hacia el desarrollo, el miembro informante del congreso, Oscar Parrilli, actual secretario general de la presidencia), la causa de la declinación de la producción petrolera de la empresa no responde a otro motivo que la permisividad por parte de este mismo gobierno. En el año 2007, y para favorecer el ingreso del banquero amigo del poder Eskenazi, Kirchner permite que la empresa gire utilidades al exterior por más del 90 %, fomentando de esta forma la falta de inversión en exploración y apertura de nuevos pozos, al tiempo que se vaciaba la empresa sin ningún tipo de control, a simple declaración jurada en boca de pozo. Este es el sentido final de la reunión de Cristina Kirchner y Barak Obama en la cumbre de las Naciones Unidas, y tras las posibilidades de que Repsol favorezca la entrada de inversiones chinas en Argentina, en una reedición de la doctrina Monroe el gobierno estadounidense da el visto bueno para la nacionalización parcial, cuyo sentido último se pone de manifiesto con este nuevo contrato firmado con Chevron, una nueva penetración yanky a Nuestra América, impulsada por el “gigante con botas de siete leguas” del norte, como llamara tempranamente José Martí a aquella nación imperialista, y los “Calibanes de dentro”, como Roberto Fernández Retamar llamara a la clase entreguista nativa.

Es evidente que, tanto desde los medios oficialistas como de los opositores, se busca invisibilizar algunas de las consecuencias que traerá este tratado. Para no dejar pasar este nuevo avasallamiento de nuestra soberanía, ante el avance imparable del imperialismo colonialista sobre nuestras tierras, es preciso que alcemos nuestra voz, que nos unamos a los reclamos de los pueblos originarios allí en Neuquén, que nos sumemos a las manifestaciones que se hicieron en Buenos Aires frente a las oficinas de YPF, que el pueblo se una en protestas multitudinarias que no sólo se exprese como reacción clasista de ciertas capas medias que lloran la eventual suspensión de privilegios que creen cercenados, atizadas ideológicamente por medios de comunicación y propaganda neoliberal que les implanta intereses que no le son propios. “La historia se repite primero como tragedia y luego como farsa…”, acusa Marx en El 18 brumario de Luis Bonaparte. Ante la tragedia que representaron las privatizaciones entreguistas de los noventa, la farsa del modelo “nacional y popular” nos impone una reedición del colonialismo que pretende dilapidar nuestra soberanía y continuar con el saqueo de nuestros recursos naturales… sólo resta la resistencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las verdades, las mentiras y las paritarias

Cristian (Periódico El Roble - ANRED)

Mientras que la inflación durante el último año rondó el 23%, los burócratas y el gobierno hacen gala de sus “logros” al mostrar aumentos salariales que rondan el 24%, los cuales, a primera vista, mantendrían el poder de compra de nuestros salarios. Sin embargo, olvidan explicar que dichos incrementos se dan de forma escalonada, es decir que terminen siendo, en promedio mensual, cercanos al 20%.

Normalmente se denomina “paritarias” al proceso de negociación que se da entre los representantes de los sindicatos, las cámaras empresariales y el Estado, donde se consensúan las condiciones de trabajo y las respectivas remuneraciones para cada sector económico, generalmente para el término de un año.

Dado el nivel inflacionario actual y su dura consecuencia sobre nuestros ingresos, hoy por hoy el nivel de las remuneraciones le quitó importancia a las condiciones de trabajo y se erigió como el tema central de cada negociación.

Como venimos sosteniendo en las últimas ediciones de El Roble, el kirchnerismo está desplegando su ajuste gradual sobre las espaldas de los trabajadores, y las paritarias forman parte de este plan. Es por ello que en su afán de cortar la puja distributiva por el lado más fino (el de los laburantes), el gobierno se lanzó con todo a poner un techo en las paritarias cercano al 20%, el cual, como veremos, fue todo un “logro”.

Mientras que la inflación durante el último año rondó el 23%, los burócratas y el gobierno hacen gala de sus “logros” al mostrar aumentos salariales que rondan el 24%, los cuales, a primera vista, mantendrían el poder de compra de nuestros salarios. Sin embargo, dado que no todo lo que brilla es oro, estos personajes olvidan explicar que dichos incrementos se darán de forma escalonada, o “en cuotas”, haciendo que los anuncios que exclaman un 24%, terminen siendo, en promedio mensual, cercanos al 20,5% (ver cuadro). Esto se da porque, llevado al extremo, no es lo mismo cobrar el aumento el primer mes del año (y seguir recibiéndolo todo el año) que cobrarlo el último mes, dado que en la primera situación gozaremos del incremento durante todos los 12 meses (es decir, mejoraremos nuestro poder de compra desde el mes 1 hasta el 12), mientras que en la última, solamente lo haremos el último mes. Es por esto, que un aumento otorgado íntegramente en el primer mes del acuerdo, será mayor (para el promedio anual) que un aumento escalonado o “en cuotas” durante el año.



A toda esta mentira sobre los aumentos salariales, se le suma la escasísima actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias (que viene de un 2012 sin actualizaciones) y la nula renovación de sus escalas, que conjunto con el recorte de las asignaciones familiares redondea una situación aún peor para el salario de los trabajadores mejores pagos.

A la vista de la caída de la participación asalariada en el ingreso (que ya lleva cuatro años consecutivos) y las tasas de ganancias récord que registra nuestra economía en la era kirchnerista, con esta jugada tanto gobierno como burocracia vuelven a mostrarse como aliados naturales de la burguesía, tratándonos de tontos a los trabajadores con sus ya cotidianas mentiras. Más allá de las pobres estrategias que estos perros del capital despliegan, los laburantes en el corto plazo debemos luchar fuertemente por nuestro salario, pero sin perder de vista las condiciones de trabajo, teniendo siempre como horizonte final acabar con este sistema que nos explota y nos denigra día a día.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A esta hora exactamente hay un niño en la calle

Daniel Papalardo (especial para ARGENPRESS.info)

Soy parte de una generación que recibió en sus oídos, como evangelio laico, a Mercedes Sosa, diciéndonos con dulce voz “Es honra de los hombres proteger lo que crece, cuidar que no haya infancia dispersa por las calles, evitar que naufrague su corazón de barco, poniéndole una estrella en el sitio del hambre. De otro modo es inútil, de otro modo es absurdo, ensayar en la tierra la alegría y el canto, porque de nada vale si hay un niño en la calle”.

También, ya en el plano de lo normativo, me eduque apropiando como saber, que el niño es sujeto y no objeto de derecho, y que ese paradigma forma parte del bloque constitucional de derechos humanos, con recepción legislativa en la ley 26061.

Sin embargo, el plano de la realidad se superpone sobre lo normativo y lo ético, haciendo que el arte y la poesía se revelen insuficientes y hasta si se quiere absurdos, al punto tal de transformar ese bagaje ideológico ,en una foto trágica de la miseria humana.

La noticia conmociona, remite a una noche en un barrio cualquiera de Rosario, un transporte público, pasajeros y la emergencia de un robo con un niño protagonista activo que busca desapoderar de lo que puede llevar alguien a esa hora en un ómnibus, el intento frustrado y la ulterior reducción a golpes por las hipotéticas víctimas devenidas en agresores, para por esa vía de hecho, reducirlo y privarlo de su libertad. El suceso ocurre además con la incidencia de un intento del entorno barrial de evitar la detención del muchacho, lo que hizo que el chofer del vehículo, cerrara sus puertas y se trasladara al aeropuerto Rosario –sitio más cercano-, donde entregó el niño a la policía de seguridad aeroportuaria

La Encuesta sobre la Deuda Social Argentina (EDSA) realizada por el Programa “Observatorio de la Deuda Social Argentina” del Departamento de Investigación Institucional de la Universidad Católica Argentina, a partir de la valoración más conservadora que surge de Fuentes No Oficiales (Canasta Mínima), destaca que si bien la tasa de pobreza habría caído de manera importante entre 2010 y 2011, de 17,6% a 14,3% en hogares y de 27,6% a 22,9% en personas, ambas tasas habrían subido en 2012 a 15,5% y 24,5%, respectivamente.

El mismo informe indica que el comportamiento de las tasas de indigencia y de pobreza tuvieron como contexto general una economía que durante 2012 se estancó en cuanto a la generación de empleos de calidad y en donde el rimo inflacionario habría aumentado a niveles elevados, afectando sobre todo a los asalariados y no asalariados del sector informal, los cuales tampoco pudieron aumentar el nivel de actividad laboral ni de ingresos reales por vía del mercado de trabajo.

Desde esta objetividad, la desmesura de la respuesta social al conflicto generado por el intento de apoderamiento ilegítimo desplegado por un niño, tanto sea en cuanto refiere a la violencia ulterior ejercida sobre su persona para reducirle, como el intento de rescate por medios de fuerza, nos colocan en un escenario de “guerra” que no hace otra cosa que traducir el alto componente de crisis que emerge como efecto necesario de un entorno social como el que reflejan los datos estadísticos.

Nadie puede sentirse bien con lo sucedido, pero ¿cuanto más de esto debe suceder para que la conflictividad planteada no reciba otra respuesta que la represiva? que no es respuesta ni solución alguna del problema.

Alguien bien nacido, puede pensar que un niño, en una dependencia policial, es el resultado deseado por la sociedad en su conjunto para la infancia adolescencia. ¿Cuanto antes de esta foto, hay por recorrer en sentido inverso del rodaje, para encontrar las razones que lo llevan a subirse a un colectivo a las 22.30 hs cuchillo en mano, en búsqueda de algo, que llevan aquellos que como él no andan en la noche por diversión o paseo, sino agobiados por las cargas laborales cotidianas ¿.

Lucha entre pobres, el peor de los escenarios. Nos asombramos cuando toma forma de saqueo o acción colectiva, Levantamos los hombros impotentes, cuando toma forma individual. A esa hora, exactamente, como lo pide la canción, ¿dónde debería estar ese niño? Seguramente que en un viaje de imaginación y sueños, volando en un vuelo que seguramente debió partir de otro aeropuerto, diverso del despacho de la seguridad portuaria.

Si la miseria no cede, si la pobreza no acaba, si la indigencia es material y moral, puede esta sociedad anómica adjudicarse la condición necesaria, de ámbito potencialmente capaz para desarrollo integral e igualitario de las personas. Y si no lo puede, ¿como explica su existencia desde la idea de justicia? Tal vez la foto sonriente de políticos en campaña, pueda darnos la respuesta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Qué democracia?

Andrés M. Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con Patricio Escobar conversamos sobre su última y reciente película-documental titulada ¿Qué democracia? Semejante pregunta es clave a casi 30 años del retorno de los gobiernos constitucionales.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (LXXXLII): “El día después…”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

El filósofo francés Eliseé Reclus, nacido el 15 de marzo de 1830, que adscribía a las ideas anarquistas, citado por John William Cooke en el “Informe a las Bases”, documento que redactara para analizar el frustrado retorno al país del General Perón en 1964, señalaba que: … “toda revolución o insurrección de masas tiene su día después”.

Y agregaba “es el momento, posterior al desorden que produce la movilización popular, cuándo se hace el balance de los logros alcanzados y la relación con los objetivos planteados…”

Ese “día después” se vivía en Córdoba cuándo, aún humeante las barricadas, eran detenidos y sometidos a Consejo de Guerra, los dirigentes de aquella jornada histórica del 29 de mayo.

Traslados primero al penal de Santa Rosa -La Pampa- luego de varias semanas, fueron alojados en la cárcel de Rawson en la provincia de Chubut.

Desde la primera Agustín Tosco envió una carta a los compañeros de Luz y Fuerza y a los trabajadores, fechada el 12 de junio.

En la misma señalaba: “…Nuestra libertad tiene relativa importancia. Todas las preocupaciones y esfuerzos deben dirigirse fundamentalmente a erradicar el régimen que oprime el país. A reconquistar los derechos sindicales conculcados. A lograr un reconocimiento integral de los derechos humanos…”

Y concluía, ratificando la entereza de esa conducción: “…la cárcel aprisiona nuestros cuerpos, pero el espíritu es libre y con su solidez se derrota a los tiranos…”

El Consejo Directivo de la CGT de los Argentinos, en la clandestinidad para eludir la represión dictatorial, decidió convocar a un Paro General para el próximo 1º de julio, al mismo tiempo que con su habitual política pendular el Líder, desde Madrid, reiteraba sus instrucciones dirigidas a debilitar a la Central; tendiendo puentes de acercamiento al “sindicalismo de negocios”.

Nosotros, a la vez que preparábamos la huelga en nuestra provincia, decidimos viajar a la “docta” para conectarnos con las organizaciones que habían participado en el “cordobazo”.

Nuestro primer encuentro fue con Gustavo Roca, el que junto con Lucio Garzón Maceda había asumido la defensa del “Gringo” y de los compañeros detenidos y condenados en tribunales militares, claramente ilegales.

En Buenos Aires colaboraban en esta tarea Luis Cerrutti Costa y Mario Landaburu, entre otros.

Gustavo, con su clásico sentido del humor, nos hizo un balance de la situación y del contexto post 29 señalando que, era evidente, que había un sector de las Fuerzas Armadas que preparaba el relevo del Dictador.

Esto lo infería por la demora en actuar por parte de los efectivos del Tercer Cuerpo, en aquel día memorable.

Luego nos reunimos con compañeros de la Juventud Universitaria Peronista y de algunas organizaciones de izquierda -entre ellas un grupo autodenominado Espartaco- que nos describieron los sucesos en aquella jornada que había consolidado la unidad obrero-estudiantil y la coincidencia en la calle, entre peronistas, marxistas, socialistas y cristianos.

Volvimos a Paraná entusiasmados y decididos a que el Paro fuera un éxito, para lo cuál comenzamos a organizar asambleas en diferentes sindicatos y agrupaciones que adherían a la CGTA.

Estábamos convencidos que para que la huelga general fuera total era necesario que parara el transporte, por lo cuál el rol de nuestros compañeros en el Sindicato de colectiveros -SOETAP- era fundamental.

Por otro lado realizamos encuentros con diferentes corrientes estudiantiles para garantizar la solidaridad con la medida de fuerza en las facultades que tenían sede en Santa Fe y en nuestra ciudad.

Como parte del alineamiento con los Estados Unidos, el régimen militar anunció la visita, para la segunda quincena de ese mes, del enviado del Departamento de Estado Nelson Rockefeller; un claro exponente del Imperio.

Para repudiar su presencia se organizan actos en diferentes ciudades del país, y con este marco comienza a operar una nueva organización revolucionaria -autodenominada Fuerzas Armadas Revolucionarias-FAR.

Integraban esta, militantes que provenían de la fractura generada en el Partido Comunista a raíz de la posición de este, frente a la presencia del Che en Bolivia, que se habían preparado para incorporarse a la guerrilla rural bajo las órdenes de nuestro compatriota.

El 26 de junio en repudio a la presencia del enviado imperial incendiaron, simultáneamente, tres supermercados “Mínimax”; de propiedad estadounidense.

Años mas tarde, al tomar contacto con ellos, supimos que sus principales dirigentes eran Carlos Olmedo, Roberto Quieto y Marcos Osatinsky.

Al día siguiente la CGTA realizó una multitudinaria concentración en la ciudad de Buenos Aires, ratificando la vigencia del Programa del 1º de Mayo, repudiando la presencia de Rockefeller y exigiendo la libertad de los presos, a la vez que se propagandizaba el paro general dispuesto para unos días después.

La represión actuó con gran violencia, siendo asesinado Emilio Mariano Jáuregui, Secretario General de la intervenida Federación de Trabajadores de Prensa -FATPREN-.

La noticia nos impactó fuertemente, ya que nos había impresionado su sólida formación política e ideológica cuando acompañara a Ongaro, en su visita a nuestra ciudad, que hemos descripto en notas anteriores.

Sus restos fueron acompañados por una multitud que renovó su repudio a la Dictadura criminal.

Mientras estos sucesos sacudían al país, en el plano internacional crecían las victorias de las fuerzas populares en Vietnam, Laos y Cambodia, en Sudáfrica Steve Biko fundaba la Organización de Estudiantes Sudafricanos que se sumaria a la lucha armada de los combatientes que se oponían a la segregación racial y se producía el derrocamiento de la monarquía en Libia.

El Movimiento de Países No Alineados se fortalecía y daba su apoyo a la lucha, que en las colonias portuguesas -Angola, Mozambique y Guinea Bisau, libraban los movimientos de liberación.

¿Cuál fue el resultado del paro del 1º de julio? ¿Que impacto tuvo la ejecución de Augusto Timoteo Vandor? ¿Cuáles fueron las nuevas organizaciones revolucionarias que surgieron en el segundo semestre de ese año? Serán algunos de los temas que abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Informe completo sobre la represión en los 10 años "K": Más asesinados, desaparecidos, torturas, presos por luchar y trabajadores perseguidos

AGENCIA WALSH

"Una década ganada, ¿Para quién?". Así se llama el Informe que da cuenta sobre la represión durante la década “K”, elaborado por Correpi y la Agencia Walsh. La investigación fue presentada el pasado lunes 15 en un auditorio de ATE lleno de militantes.

El trabajo se estructura con una introducción que aborda los grandes temas represivos: Gatillo fácil, tortura, desapariciones, muertes bajo custodia, procesados por luchar, presos políticos, trabajadores perseguidos, patotas, cooperación represiva con el imperialismo, trabajos de inteligencia sobre los sectores organizados, infiltración de organizaciones populares, asesinados en movilizaciones y otras protestas, represión en conflictos de tierra y vivienda, militarización del territorio, todo ello contrapuesto al discurso de defensa de los Derechos Humanos del gobierno nacional y los provinciales. Luego, en distintos capítulos, se enumeran los casos más significativos que alcanzamos a conocer de cada modalidad, para terminar con un lapidario informe sobre la situación carcelaria.Días atrás, brindamos a los lectores el Capítulo Cárceles y ahora publicamos los links que permiten acceder al Informe completo.

El Informe completo en dos partes:

Parte 1: http://issuu.com/correpi/docs/informe10a__oskparte1/1?e=6582456/4130428

Parte 2: http://issuu.com/correpi/docs/informe10a__oskparte2/1?e=6582456/4130545

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Para el abogado de la familia "lo que vio Solano fue una estafa millonaria"

LA RETAGUARDIA

Daniel Solano desapareció hace veinte meses y recién esta última semana aparecieron las primeras respuestas concretas de parte de las autoridades políticas de la provincia de Río Negro. Esto motivó el levantamiento de la huelga de hambre de dieciocho días que realizaban los familiares del joven salteño y su abogado. Esta decisión también se vio fundamentada en el deterioro de la salud de Julieta Vinaya, mamá del Atahualpa Martínez, asesinado hace cinco años en Viedma, quien se había sumado a la medida de fuerza. Dialogamos con Sergio Heredia, letrado de la familia Solano, sobre los alcances de la reacción gubernamental y también sobre el estreno del documental “Diario de una Causa” realizado junto a Leandro Aparicio, que muestra minuciosamente cómo se desarrolló la investigación de este caso del que podemos ver un adelanto en esta nota.

Ante la paralización de la causa por la desaparición de Daniel Solano, a partir de que la jueza Natalia Constanzo se hiciera cargo de la misma, los familiares del joven y su abogado consideraron que estaban frente a un nuevo intento de encubrimiento de las responsabilidades de los autores ideológicos, ya que se pretendía llevar a juicio únicamente a los siete policías detenidos y solo por algunas imputaciones, por lo que elaboraron y presentaron un petitorio de nueve puntos que obtuvo, finalmente, respuesta de parte del gobierno provincial.

Daniel Solano era miembro de la comunidad guaraní Misión Cherenta, y había viajado en octubre de 2011 desde su Tartagal natal a la zona de Valle Medio de Río Negro para trabajar en forma temporaria en la cosecha de manzanas, a través de la empresa tercerizadora Agro Cosecha SRL, en el establecimiento de la multinacional Expofrut, ubicado en la localidad de Lamarque. Tan solo un mes después, fue visto por última vez mientras era sacado por policías del boliche Macuba en Choele Choel. Era la madrugada del 5 de noviembre; desde entonces nada más se supo de él.

Fue a partir de la investigación que llevó adelante el abogado Sergio Heredia que se descubrió que detrás de su desaparición había un entramado de estafas a trabajadores, trata de personas, esclavitud, y connivencia judicial, política y policial.

Tras la presentación del petitorio, la familia de Solano y su abogado recibieron la visita de distintos representantes del gobierno nacional y provincial. “Fuimos visitados por el secretario de Derecho Humanos provincial que nos trajo una respuesta personal del gobernador donde prácticamente respondió en forma positiva a todos los puntos, por más que algunos no eran de su incumbencia; en esos casos articuló los medios para que se contesten –relató Heredia en diálogo con La Retaguardia–. Por ejemplo, en el primero nosotros exigimos que Expofrut, la multinacional belga para la cual Solano vino a trabajar en forma tercerizada, a través de Agro Cosecha, responda una presentación que le hicimos donde le explicábamos cómo era la estafa, en cuánto había sido estafado Solano y le exigíamos que haga la denuncia o que se presente como querellante, y la empresa nunca contestó. Ahora, el gobernador personalmente escribió una carta y le pidió a Expofrut que responda. Otro ejemplo: la doctora María Cecilia Constanzo, prima hermana de la jueza, era asesora legal de Lamarque, también juez de faltas; nosotros acreditamos ante el gobierno ya en marzo su relación con Agro Cosecha, hoy el gobernador la suspendió en sus funciones en forma inmediata. Eso también es una prueba muy importante para la justicia y ante eso el intendente de Lamarque también la echó de su cargo como jueza de faltas. La pregunta es por qué no se hizo eso antes. Otro punto que nosotros pedimos es que se haga un protocolo de desapariciones para el funcionamiento de la policía porque aquí se hacía averiguación de paradero; el gobernador nos contestó que había una ley pero que no estaba efectiva por la reglamentación, y hoy fue reglamentada. O sea que esa ley con la que no pasaba nada comenzó a funcionar. Y así se respondió positivamente a cada uno de nuestros puntos”.

En una de las ocasiones en las que el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, se reunió con Heredia y la familia, les dijo que tenían todo el apoyo de la Nación y -según relata Heredia- les presentó a un señor de apellido Robles, miembro de delitos complejos, quien iba a estar a su disposición. “En base a eso –continuó el abogado– el (por entonces) juez (de la causa) Víctor Soto dijo ‘visto que vino Fresneda, visto que ofrecieron todo, le mando un oficio a él y al Ministerio de Seguridad para que manden tecnología para hacer el entrecruzamiento de llamadas’, y nunca contestaron. Entonces ahora mostré esos oficios sin respuesta, y el gobernador se volvió a comunicar con la Nación y empezaron a articular los medios de por qué nunca se contestó. Les dije entonces que el único problema para nosotros es que había pasado todo un año. En este año los señores policías han hecho todo lo que quisieron. Ayer me llamaron del Ministerio de Justicia de la Nación y les dije que les iba a escanear el oficio y mandárselos porque les guste o no, no se ayudó, no se contestó el pedido de un juez”.

Sergio Heredia comenzó a estar al frente de la investigación apenas un mes después de la desaparición de Solano. A los dos días de su llegada a Río Negro dio una conferencia de prensa en la que dijo que el joven había sido asesinado: “mis palabras fueron ‘Solano vio algo’; y lo que vio Solano fue la estafa millonaria. En mayo, después de reunirnos con Fresneda, dimos los nombres de los autores ideológicos, dijimos los asesinos materiales son éstos, los asesinos intelectuales son éstos. El 18 de enero de 2012 presenté una denuncia de ciento cincuenta páginas donde denuncié a treinta y cuatro personas; hoy hay veintidós imputados, trece procesados y siete detenidos, pero me faltan los doce civiles. Por ejemplo, yo la denuncié a la doctora Marisa Bosco (otra jueza de la causa) por encubridora, y con el juicio político que se lleva adelante contra ella nos dan la razón pero entonces me pregunto por qué no está imputada. Ella era cuñada del gerente de la empresa", dice Heredia atropellando con datos y nombres que hay que ordenar con cuidado para no perderse. "Hay un testigo que dice que lo vio a Solano en el bar El Tano el sábado; eso significaba que estaba vivo, pero descubrimos que este señor que se llama Paulino Rivera es el patrón de Pedro Cabaña Cuba, paraguayo desaparecido en la estancia ‘El Negro Muerto’. Descubrimos que en ese bar se hacía el hacinamiento de los paraguayos que traían para esa estancia ¿Cómo puede ser que en el expediente no se haya preguntado si Cabaña Cuba tenía teléfono? Nosotros dimos la respuesta al aportar dos testigos que vieron cómo la policía escondía y se robaba el teléfono, porque obviamente no querían que se supiera con quién había hablado ¿Y si Solano está enterrado en El Negro Muerto? ¿Y si Cabaña Cuba vio lo qué pasó? Al año apareció un cuerpo de una persona de 50 años, al que le faltaban los dientes, las manos y los pies, pero concuerda con el pobre Cabaña Cuba. Después desaparece otro señor que se llama Héctor Villagrán, jujeño, también trabajador de esa empresa, justo el día que tenía que tomar el colectivo donde tenía que volver Solano. Y después también aparece otro cuerpo en Beltrán y cuando preguntamos nos dicen que podía ser de un obrero chileno que se llama Valde Benito, que también estaba desaparecido. ¿Cuántos cuerpos van a aparecer acá? No puede ser que en una democracia, en un pueblito como Choele haya tres desaparecidos en un lapso de dos meses y nadie diga nada. Una de las exigencias nuestras fue que los Concejos Deliberantes del Valle Medio emitan resoluciones admitiendo que tienen desaparecidos y que lo comuniquen a la Nación. Es más, en un terreno cerca de Macuba donde desaparece Solano también encontramos un cuerpo, no sabemos a quién corresponde porque no tenemos la tecnología para determinarlo”.

La charla con Heredia se realizó el miércoles a la noche, cuando aún se encontraban en huelga de hambre el propio abogado, el papá de Solano Guadalberto, sus tíos Pablo y Romina, y su sobrina Maira, a quienes se había sumado también en los últimos días Julieta Vinaya. Se trata de la mamá de Atahualpa Martínez, un joven de 19 años que fue asesinado hace cinco. Durante la madrugada del 15 de junio de 2008, fue sacado de un boliche de Viedma, y su cuerpo fue arrojado en un descampado en las afueras de la ciudad. Le habían disparado por la espalda.

Respecto a Vinaya, Heredia relató cómo la conoció: “ella cayó de noche con su bolsito, yo la recibí con Gualberto y enseguida nos dijo que había venido a apoyarnos, a acompañarnos, a sumarse a la huelga de hambre. Le manifesté que no me parecía y me respondió ‘yo perdí un hijo y usted no me va a venir a decir a mí si tengo que venir o no a apoyar a un padre’. Ella es una persona frágil, muy delgadita y obviamente empezaron los problemas de salud. Hace tres días la vi mal y medio como que la obligué a internarse. Logramos convencerla, está con suero pero no quiere comer. Ella vino a solidarizarse y ahora está mal de salud”, contó con preocupación Heredia.

Este jueves 18 de julio, el estado de salud de Vinaya y las respuestas del gobierno provincial motivaron el levantamiento de la protesta, pero no de la lucha, ya que el reclamo de justicia continúa. Esto quedó claro ese mismo día durante una movilización que se desarrolló en Choele Choel. Los familiares de Solano estuvieron acompañados por familiares de otras víctimas de violencia policial y estatal, además de agrupaciones y organizaciones sociales. En este marco, se estrenó el documental “Diario de una Causa” realizado por el propio Heredia y su colega Leandro Aparicio. A partir de todo el material filmado por los abogados, el instituto de cine de Buenos Aires Guionarte elaboró la película, que será proyectada en las próximas semanas en la capital de Neuquén y que ya fue pedida por varias universidades de todo el país.

“Fue un gran sacrificio nuestro –afirmó Heredia respecto al documental–. Tomé el recaudo de filmar todo desde que salí de Tartagal y lo fui subiendo a You Tube; eso conmocionó a todo Río Negro. Una vez que pude dar vuelta un testigo, lo filmé y lo subí a la red para que la gente vea lo que es mentira. Todo ese material se utilizó para hacer el documental, que muestra la realidad, todo lo que sufre un trabajador golondrina. Cuando Solano muere cobraba 800 pesos. Ahí comencé a sospechar, ¿cómo un chico puede irse de Tartagal, dos mil y pico de kilómetros y cobrar 800 pesos? El crimen de Solano fue por esa estafa, y el encubrimiento fue para proteger a esa banda que durante cuatro años elegía aborígenes de Salta, los traía durante tres meses en la temporada, los estafaba y los enviaba de nuevo, con el contubernio y la conformación de policías y gente de la delegación de trabajo como María Cecilia Constanzo que recién ahora fue suspendida de sus funciones. Así se hicieron ricos. Pobre el aborigen que se iba a quejar y recibía palos de la policía o no se le daba atención desde la Secretaría de Trabajo. A Solano le hicieron en los doce meses que trabajó 33.000 pesos, esto ya está admitido por Expofrut. Si se multiplica por cien Solano son 3.000.000 de pesos en un año, y hace cuatro años que operaban”.

El afiche de “Diario de una Causa” muestra la fotografía de un equipo de fútbol que Heredia encontró en la computadora de Solano. Allí se lo ve al propio Solano, al dueño de la empresa y a cuatro policías: “el que está al lado de Solano es el comisario Aramendi, que es el que comenzó a investigar la desaparición, al que se le hizo la denuncia y quien encubrió”, precisó el abogado y agregó: “descubrí que los policías tenían muchas mujeres y logramos que declaren las ex esposas y así descubrimos que los dueños de la empresa le pagaban a Aramendi las tarjetas de crédito, lo iban a buscar para salir de pachanga, ya tenía su jubilación anticipada con cargo de gerente”.

Sergio Heredia está convencido que cuando el caso de Daniel Solano pueda ser visto en su enormidad se convertirá en un hecho emblemático de la Argentina: “tiene todo lo malo que nos pasa a los argentinos: la justicia, los empresarios, la policía, pero lo estamos sacando adelante con unos abogados que pusieron todo, un papá que se plantó en una carpita hace diecinueve meses, un fiat duna que me prestaron acá, y la buena voluntad”.

De quien podría esperarse buena voluntad es del sindicato que dice defender a los trabajadores rurales, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, la UATRE, cuyo secretario general es Gerónimo “Momo” Venegas, hoy candidato a diputado nacional. Pero lo concreto es que desde el gremio nunca se acercaron a colaborar con la familia, al parecer sus intereses estaban del otro lado tal como se desprende del relato que hace el propio Heredia: “me hicieron una vez una marcha en mi contra porque decían que yo trataba al pueblo de mafioso. Esa movilización fue organizada por la jueza, su familia, la empresa Agro Cosecha y el boliche. A esa marcha, en la que se pasó un jingle en contra mío que fue grabado por los hijos de la jueza en Macuba, fueron el intendente y los dueños de Agro Cosecha que leyeron una carta escrita supuestamente por los compañeros de Solano. Al lado del que estaba leyendo la misiva estaba el representante de UATRE. Fue en ese momento en que los obreros se dieron cuenta que fueron llevados engañados a la marcha, entonces me buscaron y muchos de ellos terminaron declarando en la justicia. Una testigo que había visto todo lo que había pasado con Solano le dio tanta bronca esa marcha que se conectó con una radio para que se comunicaran y así logramos esclarecer el crimen. O sea que en el fondo quienes organizaron la movilización me hicieron un favor”.

De todos modos, Heredia advirtió que si regresan a Salta correrían más peligro que en Río Negro: “estos señores van a andar libres y obviamente van a tomar venganza a quienes le desarmaron un negocio millonario. Nosotros necesitamos que aquí se haga justicia”.

Tras veinte meses, los reclamos y pedidos de la familia de Daniel Solano comenzaron a oírse, y el gobierno provincial tomó las primeras medidas para destrabar el alto grado de encubrimiento que pesa sobre esta causa, sin embargo el camino hacia la justica aún es largo y sinuoso, ya que los obstáculos a batir son nada menos que judiciales, políticos, policiales y empresariales.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Chaco, Castelli: Denuncian condiciones infrahumanas en Albergue Pozo La Gringa

ACTA

El albergue de paraje Pozo la Gringa sigue sin construirse según denuncian padres y vecinos de la comunidad. "Nuevamente solicitamos al gobernador de la provincia, Jorge Milton Capitanich, que intervenga en forma urgente y que se cumpla el compromiso de construir un albergue con las condiciones adecuadas, ya que hoy los jóvenes están habitando en condiciones infrahumanas, olvidémonos de los reclamos docentes y cumplamos con nuestros jóvenes y niños que habitan en este lugar de este inhóspito Impenetrable", dijeron desde Sitech Castelli.

El subsecretario de educación había prometido por varios medios que en el mes de junio del año 2012 se iniciaría la construcción del edificio y que en el inicio del ciclo lectivo 2013, ya los alumnos tendrían la infraestructura correspondiente.

Cuando el Gremio Sitech Castelli denunciaba el estado de abandono que tenía el Albergue del Paraje Pozo La Gringa, jurisdicción de Miraflores, esto decía Romero: "En junio Educación construirá el albergue en Pozo La Gringa".

Nuevamente en la Asamblea realizada por SITECH Castelli, docentes denuncian que el Albergue sigue en iguales condiciones, que no se plantó un ladrillo y además que se cayó un pedazo de la pared de barro del albergue de los varones. Incluso agregaron y dijeron: "en estas condiciones los alumnos no se pueden albergar, sabiendo que algunos de ellos se quedan viviendo en este lugar por semanas, ya que las distancias son muy largas y en muchos casos no tienen cómo regresar.

Nuevamente solicitamos al gobernador de la provincia, Jorge Milton Capitanich, que intervenga en forma urgente y que se cumpla el compromiso de construir un albergue con las condiciones adecuadas, ya que hoy los jóvenes están habitando en condiciones infrahumanas, olvidémonos de los reclamos docentes y cumplamos con nuestros jóvenes y niños que habitan en este lugar de este inhóspito impenetrable.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Congreso aceitero: “ellos vinieron con patovicas y nosotros con la conciencia de clase”

INDYMEDIA

El miércoles 17 de julio, el Congreso para elegir nuevas autoridades de la Federación de obreros aceiteros y desmotadores terminó suspendido luego de graves hechos de violencia, cuando una patota bajo las órdenes del Secretario general Oscar “Cacho” Rojas golpeó congresales y disparó sobre los trabajadores. La lista del sector burocrático, a sabiendas de contar con la minoría e intentando garantizar una victoria a cualquier costo, tendió una auténtica emboscada organizando el Congreso en las afueras de la ciudad de Necochea, en instalaciones de la UATRE facilitadas por Gerónimo “Momo” Venegas.



En primer lugar intentó alterar los números de la votación, dejando fuera congresales de la oposición e ingresando otros “truchos”. Luego, forzar la votación, agrediendo a los congresales opositores que sí habían accedido al recinto. La trampa fue desactivada, sin embargo, por la masiva movilización de trabajadores que llegaron desde distintas partes del país para evitar el fraude.

La jornada marcó un punto de inflexión para la historia sindical de aceiteros y desmotadores. Lo que sea que pase de aquí en adelante, las cosas no serán iguales. “Cuando el pueblo habla, los dirigentes escuchan” -dijo el veterano referente aceitero de Capital Federal, José Luis Mayo- “y hoy habló el pueblo aceitero y desmotador”. “Lo que hoy se vió fue un crecimiento en la conciencia política de todos los compañeros”, marcó por su parte Adrián Dávalos, de los obreros aceiteros de Rosario.

De La Falda a Necochea

Desde hace 70 años tanto el Congreso eleccionario, así como los congresos ordinarios y otras actividades de la Federación, fueron realizados en las instalaciones que la organización sindical posee en la localidad de La Falda, Córdoba. No obstante, en esta ocasión y de manera sorpresiva el Congreso fue trasladado a la ciudad de Necochea, a un camping de la UATRE que se encuentra seis kilómetros fuera del casco urbano, en zona rural, un lugar donde los teléfonos celulares pierden señal. Era la puesta a punto de una emboscada, el punto culminante de una serie de maniobras que venían ensuciando el proceso eleccionario.

En las elecciones anteriores, en el año 2009, hubo un cambio en la conducción de la Federación. Los nuevos dirigentes adoptaron a nivel nacional la política sindical impulsada hasta ese momento por el Sindicato Aceitero de Rosario (SOEAR) y su asesor legal, Horacio Zamboni, de avanzar con la reivindicación del salario mínimo y vital según su definición por el artículo 14 bis de la Constitución y el art. 116 de la ley de contrato de trabajo, esto es, el salario necesario para una vida digna.

A partir de allí y durante estos cuatro años, los aceiteros rompieron una y otra vez los techos salariales impuestos a las negociaciones, mientras que la otra pata de la Federación, los obreros desmotadores, lograron aumentos nunca antes obtenidos, entre otros logros.

Sin embargo, hace pocos meses, una fracción de la actual conducción encabezada por Rojas, quien buscaba su reelección a cualquier costo, rompió el frente. Ese quiebre llevó a una serie de maniobras cada vez más groseras al ir entendiendo el sector del actual secretario que contaba con la minoría de los congresales.

Un ejemplo de esto fue la situación vivida en el sindicato de la Capital Federal, donde la ruptura en la conducción de la Federación incidió directamente. Rojas, cuya conducción como secretario general de esta regional venía severamente cuestionada, se encontró ahora con la mayoría de los obreros y la comisión directiva abiertamente en contra, e intentó desnivelar con el uso de patotas y aprietes.

En la asamblea extraordinaria del 8 de junio, los aceiteros de Capital Federal eligieron una lista de congresales opositores a Rojas y votaron su revocatoria de mandato como secretario general de la regional. Irregularmente, el dirigente convocó una segunda asamblea el 29 de junio, donde eligió una segunda lista paralela de congresales propios. El jueves 11 de julio, cinco días antes del Congreso, el Ministerio de Trabajo de la Nación desestimó la revocatoria de mandato del 8 de junio, pero dictaminó la “ineficacia jurídica de la pseudo asamblea” del 29 convocada por Rojas y la nulidad de su lista de congresales capitalinos, condenándolo a una derrota segura en la Federación. Durante los tres días restantes, el sector de Rojas envió cartas documento, sin una fundamentación clara, impugnando congresales opositores de diversas regionales.


Aceiteros y desmotadores recorren los 6 kms hasta la sede del Congreso.

Caravana de trabajadores

Con estos antecedentes, desde las plantas aceiteras de Rosario y Capital, junto a delegaciones de Santiago del Estero, San Luis, Entre Ríos, Mendoza, Tancacha (Córdoba) y Lezama (Buenos Aires), se movilizaron más de 500 obreros aceiteros y desmotadores para garantizar la transparencia del congreso del 17 de julio.

En la puerta del camping de la UATRE esperaba la primera línea de una patota repartida en tres sectores -en el ingreso, una segunda línea a cien metros y un tercer grupo rodeando el recinto- y que contaba con más de sesenta integrantes entre patovicas y barras.


Tercero desde la izquierda, Sebastian Scott, secretario gremial de aceiteros de Quequén e integrante de la lista burocrática, coordina el accionar de la patota antes de comenzar el congreso. Los dos sujetos a su lado -el que sonríe y el calvo de lentes oscuros- portaban armas de fuego y dispararon luego sobre los trabajadores.

Allí se dió una fuerte discusión porque no dejaban entrar a más de una decena de congresales, entre ellos, algunos de los elegidos en la asamblea de Capital del 8 de junio. Finalmente, la menguada lista de congresales opositores “permitidos” por la burocracia eligieron ingresar igual a dar la discusión y exigir el ingreso de los que habían sido dejados afuera.

El tenso debate posterior duró dos horas y llegó a un abrupto final cuando el oficialismo intentó forzar la votación agrediendo a los congresales opositores. Ante esta situación, los obreros que se encontraban en el exterior reclamaron el ingreso. La primera línea de patovicas amagó golpes y roció a algunos trabajadores con gas pimienta, sin embargo cedió pronto. Fue el segundo grupo, unos cien metros más allá, el que recibió a los trabajadores con disparos de armas de fuego.

Durante algunos breves minutos que parecieron una eternidad, los obreros esquivaron balas y devolvieron piedrazos hasta que el asesor legal del SOEAR, el doctor Carlos Zamboni, reclamó y obtuvo la intervención de la pequeña delegación de guardia de infantería presente. La patota se dió al escape. Veintiseis de ellos quedaron detenidos, aunque muchos lograron fugarse saltando por el alambrado hacia la playa. Descartaron armas, siendo al menos una de ellas encontrada por la policía, y dejaron el camping regado de casquillos.



A pesar de la furia, una vez desarticulada la patota, los obreros se detuvieron y no ingresaron al recinto donde sesionaba el congreso. Desde las ventanas rotas insultaban a los congresales del oficialismo y les reclamaban por los disparos efectuados sobre los afiliados. “Con qué cara van a volver a ver a casas y decirle a sus familias que mandaron a disparar sobre los trabajadores”, reclamaba indignado un obrero rosarino.

Varios trabajadores fueron heridos, uno de ellos, congresal opositor por Capital Federal, con herida de bala de plomo en una pierna.



Asamblea y un primer balance

Ante el veedor del Ministerio de Trabajo de la Nación se labró un acta que dió por suspendido el Congreso y abre una nueva instancia para lograr un listado completo y transparente de delegados congresales. También se creó una comisión normalizadora de la Federación en tanto los mandatos vencieron. Los obreros presentes lo vivieron como un triunfo y lo evaluaron como la desarticulación de las maniobras de la burocracia.

En las puertas del camping de UATRE se realizó una masiva asamblea donde se plantearon estas impresiones.

Luis Sandez, desmotador de Santiago del Estero, aseguró que “es un orgullo representar a los aceiteros y desmotadores. Porque a lo que se llegó hoy es histórico. Todo el que quiera creer que puede ir contra la clase trabajadora está equivocado. Hoy fue la muestra, compañeros. Lo que más destaco de todos ustedes es el sacrificio que hicieron y, a sabiendas de cómo nos iban a esperar, vinieron con el coraje suficiente no por un lugar, sino por un proyecto de trabajo que tenemos. Este es un proyecto federal, es por el bienestar de nuestras familias, por el futuro de nuestros hijos, por todo eso, lo que significa esta lucha. Que no se equivoquen, a aceiteros y desmotadores ninguna burocracia nos va a destruir”.

Por su parte, Adrián Dávalos, de los aceiteros de Rosario, afirmó que “se lo habíamos dicho a estos burócratas, que se creían que con la patota, con la distancia, iban a detener a los trabajadores. Hoy siento más orgullo que nunca de pertenecer a este gremio, porque los trabajadores entraron esquivando las balas y los corrieron a los patoteros”.

“Decía hace un tiempo el gran maestro Horacio Zamboni: Adrián, a este movimiento no lo para nadie. Y tenía razón. ¡Viva la clase trabajadora! ¡Viva el coraje de ustedes! ¡Viva Horacio Zamboni! ¡Viva el salario mínimo y vital! ¡Y todo lo que nos corresponde!”



Ezequiel Roldán, delegado en la planta de Nidera, de Capital Federal, señaló que “ellos vinieron con los patovicas y nosotros vinimos con la conciencia, con la conciencia de clase. Y eso es fundamental. No va a haber patovicas, ni policía, ni patota que detenga al movimiento obrero. Vamos por un proyecto federal de unidad de los trabajadores”.

Carlos Zamboni, asesor legal del SOEAR, resumió la situación en los términos formales. “No hubo congreso. Se pusieron de acuerdo los congresales, los nuestros y también los poquitos de ellos, los verdaderos poquitos que tienen ellos ahí adentro, y se firmó un acta donde se suspendió el congreso y se va a hacer un nuevo congreso que lo va a supervisar el Ministerio de Trabajo. El Ministerio de Trabajo va a decir cuántos congresales tiene cada filial. Nos vamos a ocupar de garantizar que todos los compañeros del país voten a sus delegados congresales y no que los elijan a dedo uno o dos burócratas encerrados en una habitación”.

“Como el 22 se vencen los mandatos de la actual comisión directiva, se va a hacer una comisión normalizadora de la Federación hasta que podamos tener un congreso con todas las garantías. Porque nosotros, muchachos, a diferencia de ellos, no lo vamos a ganar con la fuerza. Lo vamos a ganar con el voto de todos los trabajadores del país. Porque somos mayoría, porque los trabajadores están con nosotros y vamos a demostrar en todos los rincones del país que la clase obrera no se deja engañar por estos burócratas disfrazados de dirigentes sindicales. Y votaremos en cada rincón del país, en cada sindicato les demostraremos, como les demostramos en Tancacha, como les demostramos en Lezama, como le vamos a demostrar en Reconquista y en todo el país, que la clase obrera no es boluda”.

Daniel Yofra, aceitero de Rosario, aseguró que “los dirigentes que hoy entramos al recinto para tener un congreso en paz y en orden, estamos totalmente sorprendidos. No solamente por la maniobra de la burocracia propatronal y antiobrera, sino por el embate de los compañeros. La verdad que los felicito y tengo el orgullo, como muchos compañeros acá, de representar a este grupo de trabajadores. Este grupo que dejó todo, a sus familias, a sus seres queridos, y vino a arriesgar su vida, no por un grupo de dirigentes, sino por un proyecto que beneficia a todos los trabajadores”.

“Es muy importante para nosotros el paso que hemos dado. No solamente porque no permitimos que la burocracia continúe adelante con esa cocina que tiene, que no tiene límites y que si tienen que poner gente paga para matar a sus propios trabajadores lo hacen. Pero hoy una vez más demostramos que las reivindicaciones obreras y toda la historia obrera que hubo en este país no fueron en vano”.

“Con todos estos trabajadores afuera de este recinto, más de uno va a pensar, a la hora de traicionar a los compañeros, si realmente sigue adelante. Esto no se lo van a olvidar nunca más. Lo que hoy hicieron ustedes va a quedar en la memoria, no solamente de los aceiteros y desmotadores, sino de todo el movimiento obrero. Hoy no le permitimos a la burocracia que siga adelante con ese plan macabro que estaba realizando”.

Crónica fotográfica:


9 de la mañana: la caravana de obreros llega ante el camping de UATRE.


Comité de recepción: patota.


Fuerte discusión al impedírsele el ingreso a congresales de la oposición.


Segunda línea de la patota.


Obreros aceiteros y desmotadores.


José Luis Mayo, aceitero de Capital Federal, anuncia que congresales opositores ingresarán al recinto a discutir las impugnaciones y los congresales 'extra' del oficialismo: “No vamos a permitir la trampa”.


Más de dos horas de tenso debate después, la situación se deteriora cuando el oficialismo pretende forzar la votación.


Patovicas agreden y amenazan a congresales de la oposición. En la imagen, sujeto amenaza con arma en el bolsillo de su campera.


Sujeto amenaza con arma en el bolsillo de su campera. Congresal opositor levanta los brazos y le ofrece el pecho descubierto.


Patovica amenaza a congresales opositores.


Al enterarse de los hechos, los obreros exigen el ingreso. Luego de dar algunos golpes y rociar con gas pimienta, la primera línea de la patota cede el paso.


Obreros ingresan al camping.


Obreros se topan con la segunda línea de la patota, que empieza a disparar.


Patota se refugia en la administración del camping. Continúan los disparos.



El Dr. Carlos Zamboni reclama y obtiene la intervención de la pequeña delegación de la guardia de infantería presente en el lugar.


Obreros avanzan, la patota escapa.


Obreros se detienen ante el recinto del congreso.


Oscar Rojas en el interior del recinto donde sesionó el congreso.


Congresal de Capital Federal con herida de bala antes de ser retirado en ambulancia.


Uno de los obreros con heridas en el rostro.


Arma de fuego descartada por la patota en su fuga.


Uno de los 26 miembros de la patota detenidos en uno de los edificios del camping.


Retrato de Gerónimo “Momo” Venegas en el interior del recinto. Además del camping, obreros acusaron que parte de la patota también habría sido facilitada por Venegas a la lista burocrática.


Uno de varios automóviles destrozados.


Trabajadores se retiran del predio.


Luis Sandez, desmotador de Santiago del Estero, se dirige a la asamblea de trabajadores.


Sandez, a su lado Adrián Dávalos, aceitero de Rosario, con la palabra Ezequiel Roldán, aceitero de Capital Federal.
Con la palabra Daniel Yofra, aceitero de Rosario.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.