domingo, 15 de septiembre de 2013

Reportaje chile 1973-2013, 40 años desde el golpe de Estado: Juan Carlos Concha, ex ministro de salud de Allende: “Salud integral e igual para todos”

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

El reportero Dick Emanuelsson entrevista en este reportaje a Juan Carlos Concha, ex ministro de Salud del gobierno de Salvador Allende.

Chile 4 de noviembre de 1970: El nuevo gobierno de Unidad Popular dirigido por el presidente Salvador Allende, asumió la presidencia después de la victoria electoral el 4 de septiembre. Las esperanzas y los retos eran enormes.


Foto: Niñas de la isla de Chileo el año 1980, plena dictadura militar. La mortalidad infantil en Chile era una de la más alta en el mundo cuando Salvador Allende, designado como ministro de salud el 1939, comenzó el trabajo para un Servicio Nacional de Salud pública que durante los años logró a reducir la mortalidad infantil de 250 muertos por cada mil nacidos menores de dos años en 1939, a 79 en el 1970 que el año 1973 había bajado aún más a 63.

Faltando poco tiempo para bombardear el palacio de la Moneda ya habían comenzado las intrigas, las conspiraciones y los asesinatos para desestabilizar al gobierno popular. El jefe del Ejército, el general constitucionalista René Schneider fue asesinado el 26 de octubre de 1970 por el grupo fascista “Patria y Libertad”.

Los acontecimientos comprobaron que una revolución puede ser pacífica mientras la contrarrevolución siempre es violenta y sangrienta. Por lo tanto, toda revolución tiene derecho a defenderse.


Foto: Juan Carlos Concha

Juan Carlos Concha cumple 80 años durante el mes de septiembre y “lo que no me he aprendido como médico, pues lo me ha enseñado la misma vida”, dice y se ríe por la comparación.

Antes de empezar la entrevista me contó, cuando supo que vivo en Honduras, que había estado durante el golpe de estado en el país centroamericano el 28 de junio de 2009. Había llegado en calidad de observador internacional para supervisar el referendo sobre la pregunta si el pueblo hondureño quería que el gobierno convocara elecciones a una Asamblea Constituyente o no.

- Pero nunca se realizó, sino fue impedido por el golpe militar, dice Concha.

Y ahí cae la Moneda. Por que estuvimos juntos los observadores internacionales en las afueras del Hotel General (Sic!) en la madrugada el 28 de junio, mirando al cielo en donde volaban los aviones de guerra a baja altura encima de Tegucigalpa para amedrentar al pueblo para que no saliera durante el toque de queda que la junta cívica-militar había decretado en la madrugada.

Al mismo tiempo fue atacada la residencia del presidente Manuel Zelaya por un comando de paracaidistas que lo secuestró y lo llevó en un avión militar a Costa Rica. Pero primero aterrizó en la base de aviación más grande de Centroamérica, la de Soto Cano (Palmerola), en territorio hondureño, donde estuvo 15 minutos antes de volver a volar nuevamente hacia el sur con Costa Rica como destino. En la base de Soto Cano reina el poder del Comando Sur de los Estados Unidos desde la década de los 80.

Nos reímos los dos por un mundo cada día más chico y que ahora nos vemos nuevamente, pero esta vez en Santiago de Chile.

El “Che”, como el pedagogo soviético Antón Makarenko

Juan Carlos Concha fue designado ministro de Salud por el presidente Allende el 14 de agosto de 1971. Trabajó en el ministerio ya desde 1970, como responsable de la atención materno-infantil, la dieta, la nutrición y la salud mental. Políticamente pertenecía al Partido MAPU Obrero-Campesino que originalmente era una corriente disidente del Partido Demócrata Cristiano que se divorció del DC y se adhirió al gobierno de la Unidad Popular. En el exilio posterior Concha se afilió al Partido Comunista de Chile, PCCh.


Foto: Antón Makarenko

Fue impactado por la Revolución Cubana y por otro médico, Ernesto “Che” Guevara y su papel en la Revolución. El “Che”, como el pedagogo soviético Antón Makarenko (autor del legendario libro El Poema pedagógico, “Solidaridad y camaradería, una personalidad disciplinada, la mira puesta siempre en los intereses de la colectividad”), hablaba del “Hombre Nuevo”, solidario y ejemplar en el proceso revolucionario en la construcción de la Nueva Sociedad.

- A los médicos chilenos nos impactó el “Ché” Guevara.

Cuando se efectuó la revolución cubana, Concha recién se había graduado como médico. Y mientras los médicos progresistas se impresionaron por el médico Guevara, la derecha chilena tenía a Kennedy como modelo. La confrontación entre derecha e izquierda culminó el 4 de septiembre de 1970 con la victoria de Allende en las elecciones presidenciales, elegido un médico a la presidencia de la República de Chile.

La mortalidad infantil dramática



Allende había investigado sobre la situación de la salud en Chile, recorriendo desde la frontera con el Perú y Bolivia en el desierto de Atacama en el norte hasta Magallanes en el sur. La situación era dramática, sostiene Concha. La mortalidad infantil registraba uno de las peores cifras del mundo, llegando a 250 niños muertos por cada mil nacidos. El 1939, Allende fue designado ministro de salud por el presidente socialdemócrata Pedro Aguirre Cerda.

- Allende era más bien un Político de Salud. Él había iniciado el Servicio Nacional de Salud, que no era una institución revolucionaria, era un producto del estado de bienestar que tenía influencia de la Unión Soviética en salud, pero esta vez en el escenario del país subdesarrollado, alcanzando logros extraordinarios.

Las tareas del sector de la salud fueron planificadas. Las condiciones de los médicos y los trabajadores fueron mejoradas. Pero lo más importante, dice Concha, fue que la alianza entre la Salud y el pueblo trajo consigo que las peores lacras de miseria y enfermedades pudieran ser erradicadas en Chile.

Las 40 medidas inmediatas

El gobierno de la UNIDAD POPULAR fue la culminación de décadas de inversiones públicas en la Salud. El programa puso la meta; “Salud integral e igual para todos”.



- Para un pediatra fue hacerse cargo de un programa en que hay 40 medidas inmediatas, de las cuales doce son para la salud, y la más importante, digamos la insignia de la Unidad Popular que era “Un medio litro de leche para cada niño”. . . para poder terminar con la desnutrición en Chile en seis meses.

- En el hospital Roberto del Río, en el norte de Santiago, en enero de 1971, el 60 por ciento de los niños hospitalizados, menores de dos años, eran desnutridos. A fines de junio del mismo año, se había reducido esa cuota a diez (10) por ciento.

Antes de 1970 eran egresados anualmente 250 médicos. El gobierno popular puso la tarea de aumentar la cantidad de médicos y facilitó que trabajadores dentro del sector de salud como enfermeras, matronas u otros grupos de salud pudieran ser médicos. La meta era aumentar de 250 a 800 médicos anualmente.

El Colegio Médico administró un Campo de Concentración

Pero esta política fue recibida con protestas por parte del Colegio Médico.


Foto: Un médico que torturaba a un preso político.

Lea el “Listado de Médicos Torturadores. Quiénes son, dónde están”.

La cúpula del Colegio tenía su simpatía política en la derecha y sus raíces sociales en la burguesía. En varias oportunidades el Colegio convocó huelgas y protestas como herramienta para desestabilizar al gobierno de Salvador Allende.

- Cuando asumí el Ministerio yo había recién firmado un decreto para crear la participación de los usuarios y los trabajadores en la salud en los consultorios básicos en las comunas. Y eso provocó tal reacción que balearon mi casa 17-18 veces, y terminaron por incendiarla y tuve que vivir por unas semanas, como ministro, prácticamente en la clandestinidad.

- ¿Cómo se puede explicar este asunto? Un 20 por ciento de los médicos representaban los médicos progresistas. O como decía Allende: “Eran marxistas, laicos y cristianos”. Ocho a diez por ciento era gente enemiga y reaccionaria y que fueron responsables de incendiar a mi casa. Después mataron a mucha gente ya que el Colegio Médico llegó a administrar a un Campo de Concentración durante el golpe.

- Pero el gran número de gente del Colegio era lo que llamábamos el “pantano ideológico”, que era el 70 por ciento. No sabían donde ubicarse, si en uno u otro lado. Trabajaban en el sector público y lo defendían, pero al mismo tiempo querían trabajar en el sector privado. El alma divida en dos partes. La lucha ideológica fue “¿Quién conquistaba ese grupo?”. Los medios de comunicación, el imperialismo, la fuerza reaccionaria, todos nos agarraban la pelea ahí, tanto en salud como en general. De tal manera que la fuerza principal en la política en Chile, el Partido Comunista que era su política de alianza y su capacidad de hacer alianza, no se podía ampliar por esta lucha y por que una cierta incomprensión de ciertos sectores que pensaban que se podía avanzar con más rapidez. Esos sectores están bien a la derecha hoy día. Desafortunadamente no estaban dados los factores objetivos.

- Pero el programa de la Unidad Popular se cumplió casi entero. De las 40 Medidas, que propuso Allende y el gobierno de la UP, una no se cumplió y era la creación del Ministerio de Familia. Pero si uno hace un balance, hay elementos que hasta hoy perduran. Hoy “El Medio Litro de Leche” se llama “Programa de Alimentación Complementaria”. Pero es lo mismo.



El lucro y la Salud

Entonces ¿como ve el sector de la salud chilena hoy día, liderada e influenciada del sector político que resistió y combatió todas las reformas sociales, económicas y políticas del gobierno de Allende?

“Hoy hay más médicos que ejercen su profesión, pero en el sector privado. Hoy se trata de ganar dinero al costo de la salud. Pero todavía hay una conciencia muy impregnada en la mente de la gente” y Concha dice que lo positivo de la salud hoy en día es la herencia de Allende, mientras lo reaccionario es la herencia neoliberal del régimen de Pinochet y sus sucesores.

Por que en el continente americano, la liga por la mejor salud es liderada por Cuba, seguida por Costa Rica y Chile, pese a que la privatización de la salud pública ha avanzado demasiado en Chile.

Dice el ex ministro de salud de Allende que en la práctica no existe un seguro social en Chile de hoy. El sistema de las pensiones fue privatizado bajo la botas de los militares en 1987. Las ganancias del sector privado de salud sobrepasan en muchos casos las ganancias de las grandes empresas industriales. Tiene su respuesta en que el Estado chileno subvenciona al sector de la salud privada con 16 por ciento de las transferencias, por lo cual el sector público ha caído en una situación precaria. Los hospitales privados crecen cada día y poseen la última tecnología.

- Nosotros (el PCCh) sostenemos de tener un nivel de salud de buena calidad es un derecho humano independientemente del ingreso, la clase social, su origen étnico, en fin, de todas las discriminaciones.

Pobre viejos y mujeres en la edad fértil


Foto: “La Olga de la Olla Común en La Victoria” y ´La Negra´, el año 1986. Ambas mujeres comunistas fueron muy activas en la combativa población en Santiago durante la dictadura militar. Con el actual sistema de salud, La Negra, como mujer fértil y Olga, como mayor de edad, serían duramente discriminada con el modelo neoliberal de la salud chilena.

- En Chile existe dos discriminaciones. Uno es por la edad y sexo y el otro el tipo de enfermedad que tengas. El 90 por ciento de los viejos están en el sector público por que la Isapre (Las Instituciones de Salud Previsional), el sector de salud privado, no permite a personas mayores de 60 años. No son rentables. La gente jóven no se enferma. Es un sistema descaradamente discriminador contra los viejos, pero también contra las mujeres. La mujer en la edad fértil, debe pagar una cotización mucho más alta que el resto por que tienen el “riesgo” de embarazo. Chile gasta mucho más salud privada, una proporción de 1-5. Gasta unos 1.500 dólares per cápita por persona en la privada por atender 15-20 por ciento de la población, aproximadamente 2,5 millones de personas. Mientras en el sector público, son 15 millones de personas u 85 por ciento de la población en donde se gastan 400 dólares por persona. Esto es también una discriminación.



Dice Juan Carlos Concha que el Banco Mundial recomienda a los gobiernos reducir la atención pública de ciertas enfermedades que son costosas para el sector público, pero lucrativo para el sector privado. Son ciertas variedades como el cáncer de colon o diabetes, necrosis en los pies, que no son atendidas en el sector público por los altos costos de intervención y medicamento. Y el pobre no tiene los recursos para ser atendido en el sector privado.

El 50 por ciento del gasto chileno en salud se hace en el sector privado. Igual como en Estados Unidos en Finlandia es diez por ciento. En Alemania no alcanza 25-30 por ciento. Es una desproporción increíble. Lo malo no es una determinada empresa transnacional, sino que la perversidad está en el sistema que privilegia al sector privado, se afianza en la salud por capacidad de pago, por lo que es excluyente. Si se privatizan los hospitales en Chile quedarán excluidos 30 por ciento de la población de inmediato. ¿Por qué? Por que como en Estados Unidos solo les interesan las ganancias.


Foto: Olla común durante la dictadura militar en la población la Victoria. Isapre es algo inexistente para la mayoría.

¿Cuantas camas de 1952 y 2013?

Cuando la junta militar derrocó a Salvador Allende y el gobierno de Unidad Popular, uno de las primeras decisiones de la junta fascista fue reducir el presupuesto en dos terceras partes.

Comparando con el año 1952, cuando el Servicio Nacional de Salud fue introducido, Chile tenía seis millones de habitantes. Hoy tiene 18 millones.

- En la década de 1950 Chile tenía 28.200 camas. Hoy la cantidad total, públicas-privadas, son 28.000 camas.

El ex ministro, quien en este mes cumple 80 años, no descansa. Me invita antes de despedirnos a una charla al día siguiente en la Universidad de Chile sobre cómo debe ser un programa de la izquierda chilena del sector de salud en Chile.

Juan Carlos Concha sigue la lucha interrumpida por el golpe de estado hace 40 años por una “Salud integral e igual para todos”, por lo cual Salvador Allende dio su vida.

Entrevista a Juan Carlos Concha, ex Ministro de Salud del gobierno de Salvador Allende (57 min)
Audio: https://app.box.com/s/zod00kk8oyun40iur1e2

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.