martes, 22 de octubre de 2013

Arabia Saudí y el Consejo de Seguridad. La renuncia de un aliado que no sorprende

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Arabia Saudita o Saudí, ha renunciado a su asiento rotatorio de dos años en el Consejo de Seguridad de la ONU. Después de haber sido elegida el día anterior por primera vez en esa posición la decisión aparece como un acto de comedia anunciada que no sorprende.

La noticia ha dejado un reguero de interpretaciones y tesis políticas de diversa índole. Desde la guerra en Siria, las negociaciones con Irán, el Medio Oriente y el descalabro de la política exterior de la Alianza Transatlántica en esa región, son abordados por las señales políticas que inspira una monarquía que no se ha desarrollado como estado propiamente tal y ha crecido políticamente como una pieza clave del dominio de esa alianza en la región.

La postura diplomática Saudí es desproporcionada respecto a su rol en mantener la paz en la región porque ha sido la nación que más ha contribuido (con Qatar, Israel y Turquía) en el plano financiero y operativo en el proyecto de derrocar al gobierno en Siria. La gestión resultó en una guerra entre un estado, el sirio, y una fuerza multinacional de combate operando principalmente con la subcontratación de la actividad terrorista. El dinero Saudí así como el de Qatar ha sido el principal causal de que el conflicto Sirio se haya prolongado todo este período.

Si el Consejo de Seguridad tuviera alguna relevancia en analizar y tomar medidas respecto al desarrollo de una fuerza multinacional terrorista compuesta por más de 50 nacionalidades para derrocar al gobierno en Siria, Arabia Saudita habría sido un miembro en una situación compleja por los conflictos de interés.

Dinero, religión y armamentismo no definen a Arabia Saudita como un estado aunque así aparezca en las enciclopedias o los informes del Banco Mundial. Así como Israel ha sido una creación de los dividendos mal o bien concebidos de la segunda guerra mundial, Arabia Saudita es una emergencia generada en parte por la inanición de una actividad política inteligente y con menos vocación de poder de las potencias vencedoras de ese conflicto bélico.

Arabia Saudita existe fundamentalmente por la riqueza que produce su petróleo, sin embargo funciona como estado por su propia inercia para mantener el sistema monárquico y su influencia internacional corre por cuenta de una alta complicidad de las potencias coloniales tradicionales europeas y por los pactos de la guerra fría. Si existe un país que no debería ocupar un puesto en ese Consejo, -por mucha disfunción que se observe en este órgano clave de la ONU-, ese el Reino Saudí. El derecho internacional como el marco normativo de cortesía que es, permite que en Arabia Saudita se violen permanentemente los derechos humanos y la mayor parte de las libertades fundamentales.

El Reino Saudí anunció que renunciaba en un comunicado de su ministerio de asuntos exteriores con un grado visible de jactancia y oportunismo. Criticó al Consejo de Seguridad como una instancia que aplica un doble estándar al no permitir el derrocamiento del presidente de Siria y al mismo tiempo por no contribuir a la solución de los problemas que afectan al estado palestino. La cancillería saudí se refirió a la “doble moral” del organismo, siendo que la doble moral la ha practicado por más de dos años al estar financiando el derrocamiento del gobierno Sirio con la colaboración de la actividad terrorista que el propio régimen Wahabí ha sustentado.

Su participación en el consejo de Seguridad habría sido una fuente de tensión adicional y no habría contribuido lograr acuerdos hacia la paz regional. Su contribución a la causa palestina ha sido oportunista, así como una artificial disputa regional con Irán. En las decisiones fundamentales para acceder a mayores cuotas de influencia en la región Arabia Saudí ha debido formar alianza con Israel, como lo demuestra el empeño conjunto para atacar Siria, debilitando su argumento de apoyar la creación del estado palestino. Esta alianza con Israel está bien documentada en “The Redirection”, un trabajo de Seymour Hersh del 7 de Marzo de 2007, originalmente publicado por The New Yorker, aunque con amplia difusión en la WEB.

Arabia Saudita no ha actuado en política internacional por una dinámica de procesos políticos domésticos liberadores o de estar participando en la democratización en la región. Tiene aliados fundamentales en Estados Unidos y los países centrales de la Alianza Transatlántica para el control de la región. Es ya un cliché afirmar que la guerra fría no ha terminado en el arco geográfico del planeta que se extiende desde Mauritania hasta Afganistán. Como zona de influencia para las grandes potencias y para las corporaciones transnacionales de esas grandes potencias, esa inmensa zona, extremadamente rica en recursos físicos y humanos insuficientemente explotados en beneficio de la globalización ha sido un bocado inasible para el gran capital internacional.

Como aliado transatlántico en esa amplia región del norte de África, Asia Menor y Asia Central, Arabia Saudita ha sido quizás para la Alianza Transatlántica un socio más crucial que Israel por el poder del capital y su influencia cultural a través de la religión. Su poderío no ha sido vociferante o expansivo, sin embargo ha sido extremadamente eficiente en el uso de su capacidad económica y política en buscar alianzas en los sectores más conservadores de las potencias coloniales tradicionales y las fortalecidas después de la segunda guerra mundial.

Su disputa por la supremacía política y religiosa en la región con Irán es una pantalla. Lo que está en juego es la propia subsistencia de un aliado esencial de la Alianza Transatlántica en el control y dominio de esa zona. Israel falló tanto como estado militar y como estado político de gran influencia. Turquía no pudo superar su dualidad de ser el miembro más asiático es islámico de la OTAN y no tenía ni tiene posibilidad de convertirse en un aliado confiable para esa alianza, menos de convertirse en un poder subrogante para occidente.

Las cartas están echadas. Con las experiencias en Irak, ahora en Siria e Irán, a la Alianza Transatlántica no le queda más alternativa que dar por superada la guerra fría en esa zona. Irak fue el primer detonante. Siria ahora ha sido el segundo.

La guerra en Siria actúa como la caída del muro de Berlín respecto a expansión soviética. Aunque opera al revés. Es la caída del muro de la Alianza Transatlántica encarnado en países como Arabia Saudita, Turquía, Israel que han conducido sus asuntos domésticos como internacionales como partes de esta alianza en detrimento del progreso autónomo de la región. Siria ha sido una línea de resistencia y gradualmente este papel comienza a ser valorado por los equilibrios políticos y culturales en la región y por el bien de la humanidad. Muchos se han equivocado muchas veces en política internacional, aunque nunca tanto como en el caso de Siria. Arabia Saudita resulta ser responsable de sus propios errores aunque ha estado incitada a cometerlos y esta devastadora guerra en Siria así lo ha demostrado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Arabia Saudí y el Consejo de Seguridad. La renuncia de un aliado que no sorprende

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Arabia Saudita o Saudí, ha renunciado a su asiento rotatorio de dos años en el Consejo de Seguridad de la ONU. Después de haber sido elegida el día anterior por primera vez en esa posición la decisión aparece como un acto de comedia anunciada que no sorprende.

La noticia ha dejado un reguero de interpretaciones y tesis políticas de diversa índole. Desde la guerra en Siria, las negociaciones con Irán, el Medio Oriente y el descalabro de la política exterior de la Alianza Transatlántica en esa región, son abordados por las señales políticas que inspira una monarquía que no se ha desarrollado como estado propiamente tal y ha crecido políticamente como una pieza clave del dominio de esa alianza en la región.

La postura diplomática Saudí es desproporcionada respecto a su rol en mantener la paz en la región porque ha sido la nación que más ha contribuido (con Qatar, Israel y Turquía) en el plano financiero y operativo en el proyecto de derrocar al gobierno en Siria. La gestión resultó en una guerra entre un estado, el sirio, y una fuerza multinacional de combate operando principalmente con la subcontratación de la actividad terrorista. El dinero Saudí así como el de Qatar ha sido el principal causal de que el conflicto Sirio se haya prolongado todo este período.

Si el Consejo de Seguridad tuviera alguna relevancia en analizar y tomar medidas respecto al desarrollo de una fuerza multinacional terrorista compuesta por más de 50 nacionalidades para derrocar al gobierno en Siria, Arabia Saudita habría sido un miembro en una situación compleja por los conflictos de interés.

Dinero, religión y armamentismo no definen a Arabia Saudita como un estado aunque así aparezca en las enciclopedias o los informes del Banco Mundial. Así como Israel ha sido una creación de los dividendos mal o bien concebidos de la segunda guerra mundial, Arabia Saudita es una emergencia generada en parte por la inanición de una actividad política inteligente y con menos vocación de poder de las potencias vencedoras de ese conflicto bélico.

Arabia Saudita existe fundamentalmente por la riqueza que produce su petróleo, sin embargo funciona como estado por su propia inercia para mantener el sistema monárquico y su influencia internacional corre por cuenta de una alta complicidad de las potencias coloniales tradicionales europeas y por los pactos de la guerra fría. Si existe un país que no debería ocupar un puesto en ese Consejo, -por mucha disfunción que se observe en este órgano clave de la ONU-, ese el Reino Saudí. El derecho internacional como el marco normativo de cortesía que es, permite que en Arabia Saudita se violen permanentemente los derechos humanos y la mayor parte de las libertades fundamentales.

El Reino Saudí anunció que renunciaba en un comunicado de su ministerio de asuntos exteriores con un grado visible de jactancia y oportunismo. Criticó al Consejo de Seguridad como una instancia que aplica un doble estándar al no permitir el derrocamiento del presidente de Siria y al mismo tiempo por no contribuir a la solución de los problemas que afectan al estado palestino. La cancillería saudí se refirió a la “doble moral” del organismo, siendo que la doble moral la ha practicado por más de dos años al estar financiando el derrocamiento del gobierno Sirio con la colaboración de la actividad terrorista que el propio régimen Wahabí ha sustentado.

Su participación en el consejo de Seguridad habría sido una fuente de tensión adicional y no habría contribuido lograr acuerdos hacia la paz regional. Su contribución a la causa palestina ha sido oportunista, así como una artificial disputa regional con Irán. En las decisiones fundamentales para acceder a mayores cuotas de influencia en la región Arabia Saudí ha debido formar alianza con Israel, como lo demuestra el empeño conjunto para atacar Siria, debilitando su argumento de apoyar la creación del estado palestino. Esta alianza con Israel está bien documentada en “The Redirection”, un trabajo de Seymour Hersh del 7 de Marzo de 2007, originalmente publicado por The New Yorker, aunque con amplia difusión en la WEB.

Arabia Saudita no ha actuado en política internacional por una dinámica de procesos políticos domésticos liberadores o de estar participando en la democratización en la región. Tiene aliados fundamentales en Estados Unidos y los países centrales de la Alianza Transatlántica para el control de la región. Es ya un cliché afirmar que la guerra fría no ha terminado en el arco geográfico del planeta que se extiende desde Mauritania hasta Afganistán. Como zona de influencia para las grandes potencias y para las corporaciones transnacionales de esas grandes potencias, esa inmensa zona, extremadamente rica en recursos físicos y humanos insuficientemente explotados en beneficio de la globalización ha sido un bocado inasible para el gran capital internacional.

Como aliado transatlántico en esa amplia región del norte de África, Asia Menor y Asia Central, Arabia Saudita ha sido quizás para la Alianza Transatlántica un socio más crucial que Israel por el poder del capital y su influencia cultural a través de la religión. Su poderío no ha sido vociferante o expansivo, sin embargo ha sido extremadamente eficiente en el uso de su capacidad económica y política en buscar alianzas en los sectores más conservadores de las potencias coloniales tradicionales y las fortalecidas después de la segunda guerra mundial.

Su disputa por la supremacía política y religiosa en la región con Irán es una pantalla. Lo que está en juego es la propia subsistencia de un aliado esencial de la Alianza Transatlántica en el control y dominio de esa zona. Israel falló tanto como estado militar y como estado político de gran influencia. Turquía no pudo superar su dualidad de ser el miembro más asiático es islámico de la OTAN y no tenía ni tiene posibilidad de convertirse en un aliado confiable para esa alianza, menos de convertirse en un poder subrogante para occidente.

Las cartas están echadas. Con las experiencias en Irak, ahora en Siria e Irán, a la Alianza Transatlántica no le queda más alternativa que dar por superada la guerra fría en esa zona. Irak fue el primer detonante. Siria ahora ha sido el segundo.

La guerra en Siria actúa como la caída del muro de Berlín respecto a expansión soviética. Aunque opera al revés. Es la caída del muro de la Alianza Transatlántica encarnado en países como Arabia Saudita, Turquía, Israel que han conducido sus asuntos domésticos como internacionales como partes de esta alianza en detrimento del progreso autónomo de la región. Siria ha sido una línea de resistencia y gradualmente este papel comienza a ser valorado por los equilibrios políticos y culturales en la región y por el bien de la humanidad. Muchos se han equivocado muchas veces en política internacional, aunque nunca tanto como en el caso de Siria. Arabia Saudita resulta ser responsable de sus propios errores aunque ha estado incitada a cometerlos y esta devastadora guerra en Siria así lo ha demostrado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Banco Mundial - FMI: La quiebra del sistema deuda

Daniel Munevar - Eric Toussaint (CADTM)

Mientras en Washington se celebra la reunión anual conjunta del FMI y del Banco Mundial, deberíamos tener presente, de nuevo, el Milenio del desarrollo y sus promesas. |1| La historia del desarrollo económico está llena de tentativas de corrección de los «errores» de sus políticas. El método preferido es agregar nuevos elementos a la agenda. En gran parte, esto ha consistido en ampliar las temáticas que se tienen en cuenta en las decisiones políticas, integrando algunas preocupaciones ambientales y sociales.

El fracaso de este método salta a la vista, ya que de los ocho Objetivos del Milenio para el Desarrollo (OMD), solamente se alcanzaron dos y es poco probable que los otros seis lo sean en 2015. En otras palabras, los resultados de la actual agenda de desarrollo son escandalosamente escasos. |2|


Foto: Eric Toussaint

Efectivamente, la solución no es agregar nuevos elementos a ese marco, sino comprobar si los elementos ya integrados funcionan, y si no fuera así, si éstos podrían eliminarse. Es el caso de la Deuda como herramienta de desarrollo político, económico y social.

Desde el Plan Marshall, en Europa, los círculos políticos tienen la idea fija de que la inyección de capital y el aporte de nuevos recursos financieros constituyen unos factores fundamentales para el desarrollo. En el transcurso de los últimos 60 años, el Banco Mundial se basó en esta premisa haciendo que el endeudamiento de los países fuera la clave para su desarrollo. La experiencia demostró que esta estrategia conduce a un fracaso total. En muchísimos casos, las condiciones de vida de cientos de millones de personas en el mundo se deterioraron debido a estas políticas de endeudamiento impuestas por el Banco Mundial y el FMI, con la complicidad de sus propios gobiernos. |3|

En lugar de dotar a los países en desarrollo de nuevos recursos, el sistema deuda los obligó a priorizar el pago a los acreedores, en detrimento de los servicios sociales básicos. Según los datos del Banco Mundial, solamente en 2010, los países en desarrollo destinaron 184.000 millones de dólares al pago del servicio de la deuda, cerca de tres veces el monto anual que sería necesario para la realización de los OMD.

Todavía es más angustiante saber que, entre 1985 y 2010, la transferencia neta de recursos, o sea la diferencia entre las sumas desembolsadas para el pago de la deuda y las recibidas mediante los préstamos, fue negativa y alcanzó los 530.000 millones de dólares. |4| Es decir el equivalente a cinco planes Marshall.

Foto: Daniel Munevar

Durante este período, las instituciones financieras internacionales y los países acreedores utilizaron la deuda como instrumento para obligar a los países deudores a adoptar políticas que impiden las condiciones necesarias para una vida digna de sus poblaciones. Desde las privatizaciones y la reducción masiva de efectivos en los servicios públicos hasta el abandono de las barreras aduaneras que imposibilita la soberanía alimentaria, las políticas impuestas a estos países socavan cualquier posibilidad de que alcancen el desarrollo por medios endógenos.

Por estas causas, si hay algo que se debe hacer es anular las deudas públicas de los países en desarrollo. Contrariamente a lo que dicen los escépticos, esta deuda sólo representa una cantidad ínfima: en 2010, el monto total de la deuda pública externa de estos países había alcanzado los 1,6 billones de dólares, o sea, menos del 5 % de los recursos dispuestos por el gobierno estadounidense para salvar los bancos. |5| Si bien este monto pudo ser desbloqueado para mantener los bonus de los ejecutivos del sector financiero, parece que es demasiado pedir que se dedique una pequeña parte de esa cantidad para garantizar la mejora de las condiciones de vida de cientos de millones de personas de todo el planeta.

Claramente, es una cuestión política y no económica, pero es un hecho que la deuda continúa siendo el principal obstáculo para el desarrollo. Por lo tanto, hay que eliminarlo, como desde hace 24 años lo está reclamando el CADTM.

Traducción Griselda Piñero

Notas:
1| Para un análisis crítico de los ODM, véase Damien Millet y Éric Toussaint, 60 preguntas, 60 respuestas sobre la deuda, el FMI y el Banco Mundial, Icaria editorial, Barcelona, 2009: pregunta 4 «¿Cuáles son los objetivos del milenio?», pp. 27-46.
2| “Millennium development goals – the key datasets you need to know”, disponible en: http://www.theguardian.com/global-d...
3| Véase Éric Toussaint, Banco Mundial, el Golpe de Estado permanente, El Viejo Topo, Mataró (Barcelona), 2007. Se puede descargar en: http://cadtm.org/Banque-mondiale-le... Véase también Éric Toussaint, Tesis de doctorado en ciencias políticas presentada en 2004 en la universidad de Lieja y en la de Paris VIII: «Enjeux politiques de l’action de la Banque mondiale et du Fonds monétaire international envers le tiers-monde», http://cadtm.org/Enjeux-politiques-...
4| Véase Damien Millet, Daniel Munevar, Éric Toussaint, Las cifras de la deuda 2012, http://cadtm.org/Las-Cifras-de-la-d...
5| Cálculo realizado con los datos del análisis de los costes efectuado por el Levy Institute que estima el coste total en 2,9 billones (millón de millones) de dólares. Véase: Felkerson, J. (2011), “$29,000,000,000,000: A Detailed Look at the Fed’s Bailout by Funding Facility and Recipient”, Levy Institute Working Paper 698.

Daniel Munevar es economista y miembro del CADTM Colombia.
Éric Toussaint es doctor en Ciencias Políticas, profesor en la Universidad de Lieja, presidente del CADTM Bélgica (Comité para la anulación de la deuda del Tercer Mundo http://www.cadtm.org/ ) et miembro del Consejo científico de ATTAC Francia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Anarquismo de derecha

Tomás Buch (RÍO NEGRO ON LINE)

Se llama Tea Party, nombre que remite a un episodio del comienzo de la guerra de independencia de los Estados Unidos. Se habla de "extrema derecha", idea que remite al nazismo y al fascismo europeos. Pero esta clasificación apunta en una dirección completamente falsa: los movimientos fascistas del siglo XX y sus émulos xenofóbicos actuales, como el Amanecer Dorado de Grecia -cuyo símbolo se parece notablemente a la bandera nazi, con un toque de guarda griega-, son populistas, mientras que el Tea Party reniega de todo lo que huela a "pueblo". Es lo contrario, más basado en el anarquismo individualista típico en muchos aspectos de la tradición estadounidense de un individualismo extremo: la sociedad no debería existir, el gobierno no debería existir. El fascismo es la versión totalitaria del capitalismo; el Tea Party es la versión totalitaria del liberalismo.

La democracia es una aberración: el poder debe ser de los poderosos, no de los giles. El Estado debe reducirse a cero -salvo, por supuesto, las Fuerzas Armadas, que deben defender ese individualismo extremista hasta el absurdo- hasta la destrucción de cualquier lazo social. Si se puede privatizar también a las Fuerzas Armadas, mucho mejor, porque los contratistas privados no están sujetos a ley internacional alguna, pueden torturar y matar a su gusto. Por ahora, a los extranjeros -salvo alguno que entra de tanto en tanto con un arma automática a una escuela y asesina a unos cuantos chicos-. Y sobre todo, a los que se oponen a la maravilla del "american way of life", que sólo tiene un 1% de su población en las cárceles (muchas de ellas privadas) y algo menos de esa cantidad durmiendo bajo los puentes. El 10 al 20% de los jóvenes, por ejemplo. Esta situación se ha agravado notablemente después de la crisis del 2007, que produjo gente sin casas y bancos con casas para los que no tienen uso porque los "homeless" no tienen dinero.

El anarquismo de derecha se basa en antiguas tradiciones del país y reproduce, en pleno siglo XXI, las condiciones de vida del Lejano Oeste, donde sobrevivía el menos escrupuloso y el mejor armado. De allí nacen los "superhéroes" que forman la base de la cultura popular estadounidense, como Superman, Batman, Spiderman, la Mujer Maravilla, Gatúbela, el Guasón, todos solitarios, tanto los buenos como los malos: la comunidad es una abstracción tras las bambalinas, que estos individuos atacan o defienden, pero nunca se los ve. Todos estos personajes deben pertenecer al Tea Party.

Ahora, el Tea Party ha mostrado sus garras: ¿dar atención médica a los que no pueden pagarla? Preferimos poner el país entero en cesación de pagos y al mundo entero en una situación que bordea la quiebra universal, porque nosotros y nuestros aliados hacen justo aquello que recomendamos no hacer a los demás. El proteccionismo es el colmo de lo opuesto al anarquismo de derecha. Curioso patriotismo, que sólo se enfrenta con un hato de cobardes en el Congreso y un presidente con un Premio Nobel que, si tuviera un poco de ética, debería devolver -no debería haber aceptado- antes de haber intentado siquiera cumplir parte de su programa electoral, como cerrar la vergonzosa e ilegal cárcel de Guantánamo.

¿Quién gobierna Estados Unidos? El "hombre más poderoso del mundo" evidentemente no lo es. ¿El Congreso? Un hato de cobardes, por lo menos los republicanos. Un hato de extremistas puede parar la maquinaria del país más poderoso del mundo -y conducirlo a un default, como si fuese una republiqueta-, pero con armas de todo tipo y la voluntad de usarlas: contra otros países con pretextos mendaces o contra sus propios ciudadanos, como lo defiende con uñas y dientes el poderoso gremio de los fanáticos de las armas, la NRA.

Al mismo tiempo, se ha constatado más de una vez que una enorme parte del pueblo de Estados Unidos tiene un nivel de ignorancia que resulta increíble. Quieren manejar el mundo, pero lo desconocen -y no les interesa-. Defienden con más entusiasmo el creacionismo que la paz mundial. Y del seno de eso se levanta, ahora, la pureza del fundamentalismo: el "Patriot Act" termina con las libertades individuales, en manos de los mismos que la defienden para sí mismos. La universidad es inaccesible o los endeuda para toda la vida. Crean una generación más de ignorantes en un mundo cada vez más complicado.

La Guerra Fría era todavía comprensible en sus términos: nosotros somos los buenos y los comunistas son los malos. Ahora, en cambio, armamos a los extremistas islámicos que mañana lucharán contra nosotros. De todos modos, Al Qaeda debe pagar al contado.

Tomás Buch es físico y químico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿A quién beneficia el desenfrenado auge del fascismo en Ucrania?

Víctor Tolokin (PRAVDA - TERCERA INFORMACIÓN)

Debe haber razones de mucho peso, para que los políticos europeos miren para otro lado, cuando en la capital de un país que aspira a asociarse con la Unión Europea, las fuerzas neofascistas llevan a cabo un espectacular acto masivo. Es igual de evidente, que semejantes eventos son solo posibles con la silenciosa connivencia del gobierno.

Recordemos que el 14 de octubre en Kiev tuvo lugar la denominada “Marcha de la lucha” que conmemoraba el 71 aniversario de la creación de la “UPA” (por sus siglas en ucraniano, “Ejército insurgente ucraniano”). Para dicho acto los nacionalistas trajeron gente de toda Ucrania. Entre las demandas de los manifestantes estaba la devolución del título de héroe de Ucrania a Stepan Bandera y a Shujévich, el reconocimiento de la lucha de la Organización de nacionalistas ucranianos (“OUN-UPA”) a nivel de estado como “lucha de liberación nacional del pueblo ucraniano” y la declaración del día de la creación de la “UPA” como fiesta nacional.



“En un cálido día otoñal, los habitantes de Kiev y los extranjeros observaron con temor la marcha que recorría el centro de la ciudad, en la que los participantes gritaban lemas en los que amenazaban a los comunistas, incitaban al odio racial y quemaban banderas: En resumen, una bacanal de personas, enfermas del síndrome del exclusivismo nacional”. Esta fue la calificación que hizo de tan excepcional acontecimiento, el diputado del PCU en la “Rada”, Alexánder Gólub. Es de destacar –continuó el parlamentario- que por primera vez se autorizó que desfilasen por el corazón mismo de la capital, por la calle “Kreschatik”. Algo que en opinión de Gólub, no hace más que corroborar la tesis denunciada por el partido comunista: el gobierno sigue apostando al color “pardo”. “No ha cambiado nada, el partido “Svoboda” (libertad) continúa siendo un cómodo socio “sparring”, con el que distraer la atención de los ciudadanos, desviándola de los graves problemas sociales y económicos”,-añadió el diputado comunista.

No deja de sorprender, en opinión de Gólub, que la parte europea guarde silencio, haciendo como que no advierte el desenfreno de los nacionalistas en el centro de Kiev. “Europa solo muy de vez en cuando se permite alguna observación crítica con relación a la amenaza del crecimiento en popularidad del nacionalismo en Ucrania. Todo ello, a pesar de que en la propia Europa todas esas manifestaciones de sentimientos de nazismo o fascismo son cortadas de raíz y merecen gran repulsa. Esa repulsa de los europeos al neonazismo no se extiende a la versión ucraniana. El motivo es sencillo: dividiendo al pueblo en dos campos irreconciliables, Europa tiene más fácil influir sobre el gobierno del país, para seguir atrayendo a Ucrania a las redes de la integración europea”.

En lo que respecta a Ucrania occidental, allí tras la llegada al poder en los órganos locales de gobierno de los nacionalistas de “Svoboda”, la supervivencia de una parte considerable de la población se ha convertido en una auténtica pesadilla, en especial para los veteranos de la Gran guerra patria. El ensalzamiento de los colaboracionistas de los nazis ha alcanzado su máximo apogeo. Los “héroes de S. Bandera, que se escondían en los bosques de los Cárpatos y por la noche asesinaban a profesores, bibliotecarios, médicos y especialistas que intentaban levantar la economía, y los “líderes” combatientes de la división de las “SS Galichina”, reciben ahora, a cuenta de los medios públicos, subsidios a sus pensiones, placas e insignias en su memoria, también en el centro de Lvov. Los restos de estos canallas, cubiertos para siempre de esa vergüenza imborrable, son exhumados y enterrados con todos los honores, sin que falten los atributos nazis…

Uno de los ejemplos más cercanos lo encontramos en la ceremonia que se ofició en la aldea de Gologory, en la provincia de Zolochevsky en la región de Lvov. Allí los “dirigentes locales” (o lo que es lo mismo el gobierno), llevaron a cabo la inhumación solemne de los restos de 16 líderes de la división de las SS “Galichina”, convirtiendo la ceremonia en un cínico espectáculo propagandístico. Henchidos de toda esa falsa pomposidad de los funcionarios estaban también los padres de la iglesia greco-católica, a la que popularmente se ha rebautizado como “grejo-católica” (juego de palabras: en ruso “grej” significa pecado. N de la T.). La misa de difuntos a los “héroes” caídos discurrió en el templo local en presencia de una “guardia de honor” compuesta por los empleados de la empresa municipal del Consejo regional de Lvov, “Dolya” (destino), quienes se pusieron los uniformes de soldados y oficiales de la división de las SS “Galichina”, adornándolos con esvásticas y águilas nazis. En este “acto humanitario” (como lo definieron los medios locales), tomaron parte invitados de alto rango, como el diputado de la “Rada” por el partido “Svoboda” Oleg Pankevich, diputados regionales, representantes de los órganos provinciales y veteranos supervivientes de las SS “Galichina”.

Desde la iglesia la procesión fúnebre que acompañaba los féretros, cubiertos con la enseña nacional ucraniana, en solemne marcha emprendió camino del cementerio local, donde tuvo lugar tan “patriótica” velada. No faltaron las órdenes en alemán, ni las salvas de honor.

“Esos entierros solemnes, como el que vimos en Gologory, no es otra cosa que una descarada propaganda del fascismo,-señaló en su comentario, el primer secretario del comité regional del PCU en Lvov, Yuri Tkachenko-. “La 14 división de voluntarios granaderos de las SS Galichina no defendía los intereses del pueblo ucraniano. Es un hecho histórico irrefutable. Sus “comandantes” rendían juramento a Hitler y entre sus “hazañas” se cuenta la represión del levantamiento de Varsovia y la lucha contra los destacamentos de partisanos del mariscal Tito en Eslovenia. También destacaron por su participación en la destrucción de la aldea polaca Huta Pieniacka, el 28 de febrero de 1944, donde asesinaron a más de 500 civiles, incluidos mujeres y niños”.

En la actual legislación ucraniana, el término “fascismo” no existe. Pero en el Código penal del país hay una serie de artículos que establecen responsabilidad criminal por crímenes característicos del fascismo. En concreto en el artículo 161 se establece que tendrán responsabilidad penal, quienes de forma consciente cometiesen hechos encaminados a incitar el odio por motivos de raza, creencia o pertenencia nacional, o humillasen el honor y la dignidad nacional.

Para Tkachenko, las barbaridades, que se produjeron en la aldea de Gologory, encajan perfectamente con lo establecido en dicho artículo. Los organizadores y participantes de ese entierro de las SS, insultaron la memoria de millones de víctimas del nazismo y deberían recibir castigo penal. Los materiales relativos a lo sucedido en Gologory, a día de hoy se han entregado el diputado de la “Rada” Alexánder Gólub, para que prepare y tramite la demanda correspondiente a los órganos competentes de la policía y fiscalía.

Todos esos sucesos tienen sus paralelismos. En 2008 en el pueblo de Komarno, de la región de Gorodoksky, bajo la excusa de una inhumación digna, se destruyeron de modo bárbaro el monumento al soldado libertador y los enterramientos de soldados. Las fosas comunes se abrieron a golpe de pala de excavadora. Los responsables de dicha “excavación” fueron los mismos empleados de la empresa “Dolya”. Los restos de 76 soldados que se encontraron fueron reubicados en un cementerio abandonado (perteneciente a la comuna greco-católica), claro está, sin que se les rindiera ningún honor.

Recientemente la UEFA adoptó una serie de sanciones contra la utilización por parte de la Federación ucraniana de símbolos fascistas, saludos fascistas y gritos de consignas durante el partido internacional entre las selecciones de San Marino y Ucrania, en el estadio de “Lvov arena”. El campo podría ser sancionado con 5 años de descalificación, lo que significaría la muerte de la instalación deportiva. Los especialistas de Lvov, fueron tan hábiles a la hora de buscar ubicación para el estadio, que solo se puede utilizar para la celebración de encuentros de la selección nacional, unas pocas veces al año. El club local “Karpaty” no puede permitirse su arrendamiento. En lugar de los fanáticos nacionalistas de Lvov, las consecuencias de la prohibición podían haber recaído en los seguidores de Járkov, que lógicamente ningún relación guardaban con los hechos. Solo en el último momento se autorizó que el encuentro entre las selecciones de Ucrania y Polonia se celebrase en Járkov con la presencia de espectadores, y no con las gradas vacías.

Aunque tampoco aquí se pudieron evitar incidentes. En uno de los graderíos del estadio del “Metalist” en Járkov, aquella noche ondeaban orgullosos los estandartes de S. Bandera. Sin embargo entrar al estadio con una bandera de las fuerzas navales o aéreas de la URSS (hay casos concretos), y en general con cualquier símbolo de la época soviética, es imposible. El timón de la ley ha vuelto a tomar un rumbo, en el que cierta gente está muy interesada.

Traducido del ruso por Josafat S. Comín

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Néstor Forero: "Hemos tenido una fábrica de economistas que trabajan para los poderosos"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Néstor Forero nos da su mirada sobre las relaciones entre economía, el poder y los conocimientos.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Es pésima señal política acatar fallos adversos del Ciadi

Emilio Marín (LA ARENA)

Argentina tenía una relación distante con organismos financieros internacionales que tanto daño le hicieron. Ahora busca recomponer ese vínculo con el Banco Mundial y su tribunal arbitral, el Ciadi.

Por poquito la resolución 598 de Hernán Lorenzino de pagar demandas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi) no coincide con el Día de la Lealtad. Fue publicada en el Boletín Oficial del 18 de octubre pasado. La había firmado el ministro de Economía diez días antes, antes de viajar a la Asamblea del FMI y el Banco Mundial realizada en Washington. Dispone el pago de 677 millones de dólares a cinco multinacionales con fallos a favor en el Centro, una creación del Banco Mundial.

De los beneficiados, cuatro habían litigado ante el Ciadi (Azurix, CMS Gas, Continental Casualty y Vivendi), y el restante, National Grid, lo había hecho ante los tribunales de Derecho Mercantil Internacional.

Tal decisión del gobierno argentino supone un giro copernicano en su política de resistir aquellas demandas de firmas internacionales contra la ley de emergencia económica de 2002, según la cual se pesificaron las contratos y se congelaron las tarifas de servicios públicos. Aquellas empresas fueron abandonando la prestación de los servicios, caso Azurix, que atendía la provisión de agua potable en 71 ciudades bonaerenses. Tras el portazo, fueron al Ciadi, demandando por haber sido "expropiadas" y perjudicadas en sus negocios.

El tribunal, que tiene sintonía fina con las multinacionales, no les aceptó la demanda de máxima -haber sido "expropiadas"- pero sí les falló a favor por los daños supuestamente sufridos. Y fijó en cada caso varios millones de dólares a percibir. Los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se negaron a pagar, pero esa resistencia terminó el 18 de octubre. Posiblemente esa fecha quede en los anales de una historia de claudicación respecto a posiciones anteriores, soberanas y dignas, bien defendidas por la Procuración General del Tesoro y el Ministerio de Justicia cuando allí estaban, en 2005, respectivamente Osvaldo Gugliemino y Horacio Rosatti. Sus nombres parecen haberse borrado y la causa nacional se diluyó, lamentablemente.

Arbitro comprado por multis

El Ciadi fue una hechura en 1966 del Banco Mundial, mellizo del Fondo Monetario Internacional, nacidos ambos de los acuerdos de Bretton Woods. Su presidente es designado por el gobierno de Estados Unidos y su sede, como para dar una apariencia engañosa de "equidistancia", está en París.

Su funcionamiento deja mucho que desear en lo jurídico, pero sobre todo, en cuanto al respeto de las soberanías nacionales. Por ejemplo, sus fallos son inapelables, sin dejar a la parte perjudicada ninguna otra instancia superior. Durante el litigio hay obligación de mantener en secreto las actuaciones, con una "cláusula de confidencialidad" que en los hechos deja en inferioridad a los demandados, más débiles. Argentina sufrió 40 demandas por 20.000 millones de dólares, hasta 2007. Ese partido parecía el de un solo país contra el resto del mundo...

Los fallos del tribunal, a diferencia de otros de la justicia, no generan jurisprudencia. Pueden ser hoy de un modo y en demandas similares tomar un sentido opuesto, según el criterio del presidente del panel designado por la entidad (las dos partes designan un representante cada uno). Las empresas no pagan tasa de justicia ni costas, por lo que reclaman sumas exorbitantes.

Lista vergonzosa

Ese silencio impuesto, casi una omertá mafiosa, fue desafiado por Guglielmino, por ejemplo, al dar a conocer qué estudios jurídicos argentinos representaban a las empresas que litigaban contra el país. Y así se pudo comprobar que en esa lista vergonzosa estaba el bufete Pérez Alati-Martínez de Hoz (hijo)-Mariano Grondona (hijo). También que entre los testigos propuestos por las foráneas había ex funcionarios cavallistas que habían convalidado las privatizaciones, como Carlos Bastos, ex secretario de Energía y luego directivo de la Enron en Argentina, una de las multis con demanda ante el Ciadi; Patricio Perkins, vinculado con la enajenación del gas, etc.

El historiador y abogado venezolano Luis Britto García, quien había propuesto que Caracas se retirara del Ciadi, cuando finalmente esta salida se produjo, en 2012, publicó un dato clave. Sobre 234 fallos del Ciadi, 232 habían favorecido a las empresas y sólo 2 a los gobiernos. Si el cronista no se equivoca, esas dos excepciones fueron a favor de EEUU, que impugnó a dos empresas por ser minoritarias en sendos consorcios y salió airoso. El Ciadi es 100 por ciento funcional a Washington.

Bien antes y mal ahora

Las presiones y el chantaje del imperio continuaron hasta la actualidad en forma de corte total de créditos del FMI y Banco Mundial, presiones del Club de París, fallos adversos en el tribunal arbitral y pedidos de sanciones en el marco de la Organización Mundial de Comercio junto a sus socios europeos.

Por no haber acatado esas condenas en el Ciadi, la administración Obama sancionó al país con la pérdida de las preferencias arancelarias, que suponían algunas franquicias para el comercio.

Como si todo aquello fuera poco, salieron a picotear la economía y soberanía nacional los "fondos buitres" de NML, Elliot y otros segmentos delincuenciales del capital financiero internacional. Y obtuvieron fallos favorables del juez Thomas Griesa y de la Corte de Apelaciones de Nueva York para recibir 1.300 millones de dólares por bonos que compraron a precio de basura.

Es doloroso, pero las cosas han involucionado, desde la resistencia de Rosatti y Guglielmino hacia la claudicación de Lorenzino y la procuradora Angelina Abbona. Fueron dos líneas diferentes en lo relativo al Ciadi y el vínculo con el Banco Mundial.

Lorenzino, para justificar su lamentable resolución 598 dijo que de 677 millones de la deuda con los cinco monopolios logró descontar 25 por ciento, 171 millones de dólares, por lo que se oblarán 500 millones. Adujo que el país recibirá 68 millones de dólares adicionales por compromiso del quinteto premiado de comprar bonos Baade.

Economía puso de resalto que "los acuerdos se celebraron en la Argentina, están sujetos a legislación y jurisdicción local y se cancelan con bonos domésticos". Esto no se corresponde con la realidad. El pago fue negociado en Washington, fue el fruto podrido de un tribunal ajeno a la jurisdicción nacional y en sintonía con intereses extranjeros, en un trámite que ignoró a la ley y justicia argentina. Los "bonos domésticos" son dolarizados, como el Bonar 10 y el Boden 15, con 7,5 por ciento de interés anual.

Decisiones

Se dirá que el ingreso de Argentina al Ciadi no fue responsabilidad de los gobiernos kirchneristas y es cierto, pues fueron decisiones del menemismo. El cerrojo legal para que los diferendos entre los gobiernos y las empresas extranjeras fueran llevados obligatoriamente a aquel tribunal se completó con la inclusión de cláusulas en los Tratados Bilaterales de Inversiones. La mayoría de esos TBI fue firmada en la maldita década del ´90 y llegan en la actualidad a 58. En esos instrumentos se renuncia a la jurisdicción nacional y se reconoce la de París para los arbitrajes y la de Nueva York para los pleitos. Esto se repite como un calco en los acuerdos firmados por el gobierno actual, caso del convenio con la petrolera Chevron.

Y eso último ya no es responsabilidad de Carlos Menem sino de quienes estuvieron en Balcarce 50 en los últimos años. En el 2003 vencían algunos TBI, con duración de diez años, pero el presidente Kirchner no consideró darlos por caducados. Dos años después emprendía una renegociación de la deuda externa y decía "Chau FMI".

De los casi cuarenta juicios en el Ciadi, 17 siguen en pié, otros 17 fueron levantados por sus promotores y 6 terminaron en condena para Argentina, como estos 5 que se van a pagar. Los que fueron renunciados por las empresas quizás fueron más costosos para el país que llegar a sentencia, porque supusieron grandes concesiones a Telefónica, Endesa y Pan American Energy, que se quedó con Cerro Dragón hasta 2047.

El medio y el fin, malos

El fin del gobierno es arreglar con el Banco Mundial y beneficiarse con créditos. No parece un "fin" loable. El "medio", pagar 500 millones de dólares a estas multinacionales, tampoco. Se abre así la puerta a más reclamos como el de Repsol, que ya pidió 10.500 millones de dólares ante el Ciadi.

Un periodista afín al gobierno, como Claudio Scaletta, escribió en Página/12 del 13 de octubre: "repasando la historia económica mundial y local puede observarse que, en materia de administración del riesgo de restricción externa, tomar deuda con organismos es el principio de los problemas, no de la solución. En particular cuando supone un cambio radical del discurso".

¿Se puede salir del Ciadi? Sí, dando un aviso de 6 meses, como Bolivia, Ecuador y Venezuela, que salió con Hugo Chávez el 24 de enero de 2012. También se podía no entrar, como Brasil, que no por eso tiene poca inversión extranjera. Las contradicciones del peronismo lo llevaron a aquella trampa y ahora, en vez de tratar de salir, como hicieron esos gobiernos latinoamericanos, le busca bondades al encierro, léase renegociar la dependencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. Sergio Job: "Se han roto las poleas de transmisión entre la clase política y las inmensas mayoría

RADIO GAMBA - INDYMEDIA

Sergio Job es miembro del Encuentro de Organizaciones, abogado de Ammar-Cta, de la Cooperativa de carreros “La Esperanza” y de los grupos desalojados por la provincia de Córdoba en Cuesta Blanca.

¿Cree que las organizaciones sociales le disputan poder a los partidos políticos?
Más que disputarle poder a los partidos políticos, lo que sucede es que los partidos políticos se han transformado en máquinas electorales que venden productos, es decir, que venden a sus candidatos. No hay ideas, no hay participación popular, han llegado tan lejos que ya ni siquiera intentan vender que van a “representarnos”, ahora en un acto de sinceridad hablan que son quienes gestionan los recursos que generamos los trabajadores, que generamos y son de todos y todas, entonces escuchamos hablar de “gestión De la Sota”, “gestión Mestre”, “gestión kirchnerista”.

Contrario a eso, las organizaciones sociales, los movimientos populares, se han vuelto los lugares donde ese cascarón democrático propio de los partidos políticos, encuentra contenido. Las organizaciones sociales y los movimientos populares, son hoy el lugar donde la democracia real es posible, donde se puede opinar, hablar, compartir, construir, organizarse como y entre iguales.

Es en ese sentido que quizás las organizaciones sociales le disputan el poder a los partidos políticos, pero a favor de la precisión deberíamos decir que más que disputarle el poder, construyen otro tipo de poder, relacional, humano, democrático, que hace lugar y obliga a la participación, a romper con ese lugar pasivo de televidente que elige entre dos productos enlatados, ese otro poder verdaderamente democrático que muchas organizaciones denominan “poder popular”.

En vista de la dificultad que tienen las organizaciones sociales para acercar sus reclamos al congreso ¿Cómo creen que se podrían mejorar los canales de comunicación con los legisladores?
Sucede que se han roto las poleas de transmisión entre la clase política y las inmensas mayorías populares, si es que alguna vez esa correa existió. Quienes integran la clase política, en su abrumadora mayoría ni pertenecen por origen de clase, ni han hecho suya, la causa de las inmensas mayorías populares, cotidianeidad que está relacionada a la pobreza, a la exclusión, a la discriminación, al hambre y la falta de un sistema de salud mínimamente digno. Entonces, ya por desconocimiento, ya intencionalmente, gobiernan para otra realidad, que es la de ellos, la de gente adinerada, con un buen pasar económico, y los reclamos y necesidades de enormes sectores de la población son sistemáticamente desoídos e ignorados.

En las organizaciones sociales se insiste mucho en que quienes circunstancialmente ocupan un lugar de decisión tiene que “mandar obedeciendo”, es decir, teniendo siempre un mandato que respetar, y no pueden poner su propios intereses o su propia voz por encima de la comunidad u organización a la que pertenecen. Si la clase política pudiera aprender algo de esto, quizás sería un gran paso. Sumado a dejar los intereses partidocráticos de lado, y por el contrario, intentar estar más atentos a los reclamos y necesidades del conjunto social, ese sería un paso importante que difícilmente las dirigencias actuales estén dispuestos a dar.

¿Qué deberían hacer los próximos legisladores en relación a la problemática que los moviliza?
En concreto en Córdoba, se observan algunos problemas estructurales, que afectan al conjunto del pueblo cordobés sobre los que debería avanzarse en dar algún tipo de participación, para que sean los mismos cordobeses quienes vayamos pudiendo encontrar respuestas concretas.

Primero, poder avanzar en la democratización de la tierra, que permitiría el acceso a un lugar para poder desarrollar una vida digna. Terminar de una vez con esta dictadura del dinero, donde es el mercado o el gobierno quien define dónde y en qué condiciones cada uno y una debemos vivir. La tierra en la ciudad y el campo, debe dejar de verse como un bien del mercado para la especulación financiera, y volver a pensarse como lo que es: un bien común de todos y todas. Como debe pensarse también el agua y el aire. En Córdoba tanto la tierra como el agua, están privatizadas, y se debe pagar por ellas, lo que es una locura, siendo que son condiciones mínimas para poder vivir. No se debería poder hacer negocio con las condiciones más básicas para la vida humana, eso es terrible, aunque hoy lo veamos con total naturalidad.

Segundo, es fundamental poder construir una ciudad y una provincia segura, donde no estemos todo el tiempo nerviosos por si la policía nos va a detener (usando leyes abiertamente inconstitucionales como el Código de Faltas), si nos van a robar en la calle, o teniendo la total certeza que nos roban los políticos, banqueros y empresarios. Y para eso, entendemos que debemos avanzar en la reconstrucción de las redes sociales más básicas, en cada barrio, trabajo, hogar. Dejar de pensarnos como enemigos, y recuperar la idea de fraternidad con el otro o la otra. Las organizaciones sociales creemos, y así lo demuestra la experiencia, que no existe mejor antídoto contra la inseguridad que la comunidad como protección. Es el camino exactamente contrario al que vienen eligiendo los gobiernos, de mayor violencia, más policía, más terror generalizado. No se puede seguir permitiendo más muertes culpa del negocio de “la seguridad”, de armas, del narcotráfico, que hacen posible esta locura generalizada en que vivimos. Luego de muchísimos años de violencia institucional, ya está más que demostrado que este modo de seguridad no sirve, que la gente sigue muriendo como moscas, sobre todo nuestra juventud, y muchísimos de ellos en manos de las fuerzas policiales. Esto debe cambiar urgente.

Y en tercer lugar, debe hacerse lugar al reclamo de los vecinos de Malvinas Argentinas, y de una gran parte de los cordobeses y cordobesas que estamos planteando que no queremos que Monsanto instale una planta en este país, y menos a unas cuadras de nosotros. Y de la mano de este planteo, poder discutir entre todos y todas qué modelo económico queremos. Si uno que se base en la acumulación y destrucción de los bienes comunes (como la tierra) para el beneficio de unos pocos, o un sistema productivo diverso, donde el protagonismo lo tengan los trabajadores y trabajadoras de la provincia.

Y para terminar, se debería poder avanzar firmemente contra la discriminación en todos los sentidos. Hacernos cargo que Córdoba es una sociedad racista, patriarcal, clasista, y trabajar para intentar avanzar en fraternidad y solidaridad con el otro o la otra.

Si al menos se pudiera empezar a debatir estos temas, ya sería un gran avance, más teniendo en cuenta que todos están profundamente relacionados con la posibilidad de vida misma, que es lo más sagrado, lo más humano que tenemos y que todos y todas deberíamos entender como prioritario, sobre todo quienes ocupan lugares de decisión en la vida de todos y todas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un negocio más del macrismo

María Alejandra Camiña (INFOSUR)

El Plan Maestro para la Comuna 8 propone cambiar la zonificación de los grandes Parques que constituyen el gran pulmón verde de toda la Ciudad. Estos son el Parque Roca, el Parque de la Ciudad, el Indoamericano y el Parque de las Victorias. Esto significa que dejarán de estar codificados como UP (Urbanización Parque) para ser destinados a otros usos. Al mismo tiempo, se le otorgan al Poder Ejecutivo amplias facultades para que estos predios se destinen a negocios inmobiliarios. En diciembre de 2012 ya perdimos en la Comuna 8 casi 40 hectáreas del Parque Roca con la Ley 4476, votada por el macrismo y el kirchnerismo. Esta ley pro-k propone la construcción de planta de transferencia de camiones. Vale recordar que el Dip. Pablo Bergel ha presentado un proyecto de ley para la derogación tanto de la Ley 4476 como de la 4477.

Volviendo a la ley del Plan Maestro consideramos que está llena de buenas intenciones pero que, lejos de mejorar la vida de los habitantes de la zona más pobre de la Capital, pondrá en peligro nuestro tesoro que son los espacios verdes cementando aprox. 70 hectáreas.

Entretanto, siguen sin cumplirse la ley 1769 para la construcción definitiva de un “Hospital para Lugano” y la Ley 1770 que establece la limpieza del cementerio de autos, el saneamiento del suelo contaminado con plomo y otros metales y la necesaria construcción de viviendas para los vecinos de la Villa 20.

Muchos somos los que en la reunión de diputados de la Comisión de Planeamiento Urbano y de Presupuesto nos manifestamos en contra. Nuestros legisladores – el primero en tomar la palabra fue el Dip. Adrián Camps- pidieron el pase a archivo pero el oficialismo lo pasó en preferencia al recinto supuestamente para el jueves 10 y luego para el 17 de octubre. Las sesiones se vienen cayendo…

Sucede que el macrismo cuenta con 26 legisladores y por lo tanto, se ve en situación de ”acordar “con las otras fuerzas. Para alcanzar los 40 votos necesita del FPV. ¿Será por esto que caen las sesiones en la Legislatura? El costo político, ¿se afrontará antes o después de las elecciones? La respuesta parece obvia.

Pero nadie bajó los brazos, es decir que continuamos expresando nuestra opinión y nuestros reclamos. Así, ante la posibilidad de que este proyecto fuera tratado, el pasado 10 de octubre hubo una importante movilización en la puerta de la Legislatura. Aproximadamente unas trescientas personas manifestaron su oposición al Plan M con folletos, pancartas, cantos y juntada de firmas. Diferentes organizaciones y partidos como el Movimiento La Dignidad, el Frente Darío Santillán, la CCC, el Partido Obrero, la agrupación Kiki Lezcano, el Partido Social, Proyecto Sur-Espacio UNEN y vecinos independientes coincidieron en la protesta. Como ya se anticipó, la sesión de ese día quedó postergada.

El jueves siguiente, compañeros comprometidos volvieron a darse cita en la Legislatura y juntos dejamos un documento con nuestra opinión negativa acerca del PLAN MAESTRO en los despachos de cada uno de los legisladores, sin excepción.

La decisión es clara y definitiva. Para la Comuna 8 aspiramos a un Hospital, a la limpieza del cementerio de autos, a la reurbanización de las villas, a la puesta en funcionamiento de los tres lagos reguladores y a la infraestructura necesaria en la Cuenca Cildáñez para prevenir futuras inundaciones, Respetamos los grandes parques como espacios verdes y públicos. Con estas premisas no negociables decimos NO a la privatización de lo público, NO a los negociados que no traerán beneficios a los habitantes de esta Ciudad Autónoma.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

IMPA: La lucha continúa

Prof. Juan Carlos Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Otra vez la amenaza del desalojo se cierne como Espada de Damocles contra la Cooperativa 22 de Mayo, quienes han transformado al emblemático edificio de Querandíes 4290 en una auténtica Ciudad Cultural, basada en la lucha y el esfuerzo de sus trabajadores junto a todas y todos aquellos que se fueron sumando, desde 2008, a la febril actividad de esta empresa recuperada.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por el cual se confirma, de hecho, la inconstitucionalidad de la Ley de la Ciudad Nº 2969 que ordenaba la expropiación a favor de los trabajadores y haciendo presumir la ejecución del desalojo dispuesto por la Sala A de la Cámara de Apelaciones en lo Comercial, renovó el espíritu de lucha al igual que en el 2008, 2009 y el 2010.

Basta recordar lo que escribía el compañero Eduardo "Vasco" Murúa para dar cuenta de lo que sucedía, al afirmar que los jueces "han determinado un fallo que no tiene desperdicio, con un razonamiento decimonónico, con una carga ideológica digna del Opus Dei, contra todos los avances que ha logrado la sociedad, y ponderando solo la cuestión de su becerro dorado la ' propiedad privada ', por encima de todos los demás derechos consagrados en la Constitución Nacional" y destacando que "en realidad fue la decisión del juez la que dejó como depositarios judiciales a los trabajadores, dicen que posteriormente el Juez y el Síndico, socios en el emprendimiento inmobiliario, nos hacen una denuncia penal por seguir trabajando y no dar cumplimiento a su orden, pero no dicen nada sobre la decisión de la justicia penal desestimando semejante desatino donde fuimos sobreseídos inmediatamente. No contentos con eso dicen en su fallo que entramos por la fuerza, porque desoldamos un portón, como si fuéramos un ejército de ocupación (ojalá en el futuro los trabajadores podamos serlo) cuando en realidad éramos solo trabajadores que volvían a recuperar su trabajo", en su Carta Abierta (1)

Por otra parte, recordaba que "nada dicen que el juececito (por el juez Vitale) dictó la quiebra de la empresa a pesar de estar en conocimiento del cobro por $ 3.200.000 por un juicio a favor de IMPA, dinero que entra a la quiebra apenas cuatro meses después de decretada la quiebra, ese dinero serviría para pagar 5 años de cuota concursal, tampoco hacen referencia ' se olvidaron ' de la denuncia pública que hicimos del negocio inmobiliario armado entre los inversores que le pagaban $ 16.000 pesos por mes al síndico inmobiliario y con el cual querían estafar a los trabajadores con la venta del edificio, quizás esa sea la razón que como expresan en su fallo ' permitiría reordenar las relaciones entre el capital y el trabajo, lejos de favorecer las tomas de empresas ' ”. (1).

Sin embargo, pronto estallaría el escándalo del espionaje llevado a cabo por funcionarios judiciales de la Cámara Nacional en lo Comercial - Sala A, haciéndose pasar por personas interesadas en el Bachillerato Popular de IMPA, lo que aconteció el 31 de marzo de 2011 (2), de lo cual pudieron enterarse los trabajadores gracias al aviso del taxista que transportó a aquellos y que pudieron confirmar, al constatar que uno de los empleados judiciales se encontraba en ocasión de presentar la nota de repudio y la denuncia pertinente al día siguiente (2).

La resistencia continuaría con diversas actividades desde abril de 2011 y nuevamente, con este fallo desfavorable, vuelve esta amenaza que, otra vez, intentará ser contrarrestada con un proyecto de ley de expropiación definitiva que se presentó en la Legislatura porteña, el cual será acompañado de las firmas y adhesiones que se envíen a lafabricacultura@yahoo.com.ar.

No obstante, según informaron desde IMPA, todavía no hay prevista ninguna reunión o concentración por esta cuestión, teniendo en cuenta que están en pleno proceso de recolección de firmas.

Otra vez negocios inmobiliarios y una justicia clasista vuelven a poner en jaque una construcción laboral y cultural significativa para la Ciudad. Nada extraño en este resurgir neoliberal que propone la reducción en los presupuestos de Salud y Educación para el 2014.

Sin dudas, la lucha está en la calle y será en ella donde, como en muchas otras ocasiones, se obtendrá la victoria contra los intereses nefastos de unos pocos en detrimento de las y los trabajadores.

Notas:
1) Impa Resiste, por Eduardo Vasco Murúa, trabajador de IMPA.
2) IMPA: Comunicado ante la irregular presentación de funcionarios judiciales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (XCVIII): “Jaque mate”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

La reacción de la Dictadura a la “detención” del ex Dictador Pedro Eugenio Aramburu, llevada a cabo por un comando revolucionario de una organización que de esta forma recuperaba el Mensaje del Che, fue el anuncio de la sanción de la Ley Marcial, por la cuál serían sometidos a Consejos de Guerra sumarísimos y fusilados, los responsables materiales e intelectuales de este hecho.

De esta forma Onganía pretendía demostrar que su autoridad seguía intacta, como así también su intención de perpetuarse en el gobierno.

En el penal suspendieron todas las visitas, incluso la de los defensores, lo que generó cierta intranquilidad en mis compañeros de cautiverio.

Les explique que las leyes penales no tenían efecto retroactivo, por lo que la decisión no nos afectaba para nada. En mi argumentación reiteraba un concepto, que luego resulto erróneo: “La Argentina no es Guatemala”.

Al mismo tiempo tratábamos de hacer conjeturas sobre la composición de esta formación armada, que en su primer comunicado se autodenominó “Montoneros”, recuperando la historia de las montoneras que habían luchado por la Independencia, al mismo tiempo que anunciaba su intención de someter al Jefe de la Contrarrevolución de 1955, a un tribunal revolucionario.

Al respecto recordé, que una visita a Paraná que hiciera José Savino Navarro, días antes del “Congreso de los Compañeros” de la CGT de los Argentinos, nos comentó que un grupo de jóvenes, provenientes de las juventudes católicas, que eran habituales concurrentes a los campamentos de trabajo que organizaba en el nordeste el sacerdote “Macuca” Llorens; se planteaban seguir el camino de Camilo Torres.

Lectores del filósofo francés Telhard de Chardin, proponían una resignificación constante del cristianismo, a la luz de la Conferencia de Medellín.

Esto se confirmó, posteriormente, en las órdenes de captura libradas por las fuerzas represivas; de las que daban cuenta los medios de comunicación.

Unos días después, mas precisamente el 8 de junio, la Junta de Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, como en una partida de ajedrez, le dio el “jaque mate” al Dictador; que ya había sido herido de muerte en las movilizaciones que tuvieron como epicentro a la ciudad de Córdoba, un año antes.

Esta reasume el gobierno y tras largos conciliábulos “importa” de los Estados Unidos a un General desconocido: Marcelo Levinsgton, que a la sazón fungía como representante argentino ante la Junta Interamericana de Defensa; para colocarlo al frente del gobierno.

La debilidad evidente del régimen castrense aumenta los niveles de oposición de los sectores populares.

Nuestra Central -la CGT de los Argentinos- encabeza nuevos paros y movilizaciones.

La decisión de reemplazar al Dictador disminuye la tensión en la Cárcel y comienzan a llegar nuevos detenidos en las redadas realizadas por las fuerzas represivas; verdaderas “caza de brujas”.

En ese marco y, en tránsito hacia un penal en el sur, llega un compañero abogado, que había tenido un papel fundamental en la consolidación del sindicalismo clasista en su ciudad: Córdoba.

Alfredo Curuchet, con que el que forje una gran amistad, poseía una formación ideológica sólida y nos comenzó a dar clases de marxismo; al mismo tiempo que polemizaba con respeto, pero con firmeza, con los compañeros del Partido Comunista.

Llegaron también, en esos días, dos colegas, que provenían de la “docta”, los hermanos Arias, a los que les imputaban haber participado en un extraño “complot cívico militar”; producto de las mentes afiebradas de quiénes estaban al frente de los servicios de inteligencia del gobierno militar.

Uno de los últimos “ingresos” fue el de un típico porteño de apellido Zapatero, que se sentía impactado porque se lo hubiera detenido; vinculado a la acción de Montoneros.

“Imagínense que van a decir en el barrio”, señalaba entre fuertes risotadas.

-Pensamos, al principio, que podía ser un “servi”, pero luego nos dimos cuenta que efectivamente, como decía un compañero, estaba viviendo “su minuto de fama”.

Al reanudarse las visitas vino Roberto Sinisgaglia, no como abogado, sino como familiar masculino -como amigo- ya que al no tener ni padre, ni hermano, la Dirección del Penal había autorizado que me visitaran dos entrañables compañeros: él y Luis Cerrutti Costa.

Alicia Eguren me hizo llegar con este un mensaje de apoyo y solidaridad y me trasmitió el Programa que levantaba la Unidad Popular en Chile para las elecciones de setiembre de ese año.

En el mismo se proponía poner en manos del Estado grandes sectores de la economía del hermano país que estaban en poder de multinacionales, al mismo tiempo que se generarían formas de democracia directa; garantizando la participación obrera en el control y la dirección de las empresas estatizadas.

La “flaca”, como cariñosamente llamábamos a la compañera de John, estaba muy entusiasmada con el proceso que lideraba Salvador Allende, con el que la unía una fuerte relación de coincidencias ideológicas y humanas.

En ese marco, en mi “lugar en el mundo”, aumentaba el reclamo por mi libertad.

Los abogados preparaban un paro de 48 horas en toda la provincia, al mismo tiempo que las organizaciones sindicales, con las que estaba vinculado profesional y políticamente, anunciaban movilizaciones que generaron preocupación en la intervención militar.

¿Cómo se produjo el nacimiento de nuevas organizaciones revolucionarias? ¿Cuál fue el desarrollo de las luchas obreras y populares que desembocaron en movilizaciones similares al “Cordobazo”? ¿De que forma el interventor militar en la provincia Brigadier Favre comenzó a gestionar mi liberación?, serán algunos de los temas que abordaré en mi próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Otro incendio en La Boca: La ausencia del Estado y el negocio inmobiliario

LA RETAGUARDIA

Dos niños murieron tras incendiarse el conventillo donde vivían en La Boca. En los últimos cuatro años, doce menores fallecieron en circunstancias similares. Dialogamos con la periodista de Sur Capitalino, Martina Noailles, sobre la emergencia habitacional que sufre el barrio y la falta de respuestas por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se muestra más interesado en los posibles negocios inmobiliarios de la zona.

Aunque pareciera ser que el Ejecutivo y la Legislatura porteña prefieren mirar para otro lado, existen datos y hechos que confirman que la Ciudad de Buenos Aires se encuentra en emergencia habitacional. El incendio de un conventillo en La Boca, ocurrido el domingo 13 de octubre pasado, que provocó la muerte de dos niños y dejó a doce familias en la calle, acampando en la vereda ante la falta de una solución por parte de las autoridades locales, así lo demuestran.

No hay políticas concretas y las pocas leyes sancionadas sobre el tema no se cumplen. En el caso de la Villa 20 de Lugano, hay una ley de 2006 que incluye su reurbanización en el mismo lugar donde está y en un terreno lindero donde, siete años después, todavía hay un cementerio de autos de la Policía Federal. En diálogo con La Retaguardia, Martina Noailles, del periódico barrial Sur Capitalino, sumó otros ejemplos: “hay programas que van cambiando de nombre con los años, como las leyes de emergencia habitacional en La Boca de rehabilitación y recuperación de los conventillos que no se cumplen”. En este sentido, Noailles consideró que no sería correcto hablar de inacción por parte del gobierno de la Ciudad, sino que se trata más bien de una “acción adrede que tiene que ver con determinadas políticas. En el caso del barrio de La Boca con políticas inmobiliarias y una ausencia del Estado que hace que el mercado sea el que termine regulando estos terrenos que están siendo cada vez más codiciados, por esta idea de generar una continuidad de Puerto Madero en La Boca. Más allá de que el incendio del domingo pareciera ser intencional y tiene que ver con otra problemática relacionada más con el narcotráfico, ¿qué pasa con los terrenos que quedan vacíos después de los incendios de los conventillos?: son parte de la especulación”, aseguró Noailles.

“Creo que hay diferentes herramientas para la expulsión de los pobres del barrio que estorban a ese proyecto inmobiliario –agregó la periodista–; uno tiene que ver con que cada espacio donde se consume un conventillo bajo el fuego queda luego para esta especulación. Ahora hay doscientos conventillos y no hay una política de ponerlos en recuperación, de generar una vivienda digna, son lugares inhabitables y ante una chispa desaparecen porque se hacen polvo, y muchas veces se llevan vidas, por lo general de pibes porque son doce los muertos en los últimos cuatro años, y esto es brutal”.

Otra forma de expulsión mencionada por Noailles son los desalojos. Hay dos maneras, los privados y los administrativos: “los desalojos privados tienen que ver con un acelere en las compras de terrenos o conventillos que ya están con juicios de desalojo; y por otro lado, los administrativos tienen que ver con el Estado yendo a controlar viviendas que no están en estado de ser habitadas, pero en vez de dar una solución de vivienda digna desalojan, les dan tres meses de un subsidio de 1200 pesos y el lugar queda nuevamente a disposición del mejor postor”, explicó a La Retaguardia.

Como vecina del barrio, Martina Noailles se refirió a los cambios que hubo en los últimos años en La Boca. En cuanto a la cuestión de la seguridad señaló: “me parece que el primer año que funcionó el Cinturón Sur, en el que empezó a intervenir Prefectura y Gendarmería, hubo una diferencia grande, mucha presencia, y creo que eso se notó. Pero ya en este segundo año, estas fuerzas territoriales terminaron siendo lo mismo, lamentablemente volvieron a tener todos los vicios y negociados; hay espacios en los que dejan que suceda lo que sucede y no frenan la violencia que se ve con esta cuestión de los transas, de los pibes que terminan en este negocio sin tener otra salida. Me parece que en el último año se notó claramente la diferencia respecto a que hay un retroceso en este sentido. No es casual lo que ocurrió en la Zavaleta con Gendarmería;. Me parece que se está notando que tienen los mismos vicios y los mismos ‘malos hábitos’ de las fuerzas de seguridad tradicionales que estaban antes y que por algo las habían sacado del territorio, sobre todo durante la gestión de Nilda Garré en el Ministerio de Seguridad”.

Al ser consultada acerca de si hubo mejoras en algún aspecto en el barrio, Noailles fue contundente: “hay baches, como nos tienen acostumbrados por toda la ciudad; hicieron un boulevard en la Avenida Almirante Brown, pero ahora parece que va a pasar por ahí el Metrobus, entonces fueron millones de pesos invertidos sin ningún sentido. En cuanto al Riachuelo también hay toda una cuestión, porque por un lado en la parte más visible quizás está limpio o al menos pareciera más limpio, pero el asentamiento Lamadrid no fue relocalizado como ordenó la Corte Suprema. Encima ahora quieren unir Puerto Madero con Caminito entonces en la calle Pedro de Mendoza, donde estaba antiguamente Buquebús, quieren ‘hacerla más linda’ y sacar a la gente que vive debajo de la Autopista y llevar allí a inversores. Existe una ley del año pasado que crea en La Boca el Distrito de las Artes, en el que se ayuda a los inversores, se los atrae a través la exención de impuestos. Esta es una ley que salió luego de una negociación entre el macrismo y el kirchnerismo, que perjudicó claramente al barrio. Y aunque los vecinos se oponían a su aprobación, fue votada igual en la Legislatura. Es una norma similar a lo que ocurrió en Parque Patricios, con la diferencia de que en Parque Patricios no había que desalojar a nadie, en cambio en La Boca hay que sacar a todos los pobres que no van con el negocio que quieren hacer”.

Este tipo de iniciativas prevén que el Estado beneficie a grandes empresas a las que les exime de pagar ingresos brutos por diez años para que vayan a instalarse a estos barrios. De esta manera, las empresas hacen grandes negocios porque se desprenden de sus propiedades en otras partes de la Ciudad y el Estado les termina pagando de alguna manera este cambio. La pregunta inevitable es si con este dinero con el que se subsidia a las empresas no se podrían llevar a cabo políticas habitacionales que dieran solución a la gran cantidad de personas que tiene problemas de vivienda en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. La respuesta, que para algunos es obvia, para quienes deben tomar las decisiones no lo es y prefieren mirar hacia otro lado, el de los negocios inmobiliarios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cartas del SERPAJ por condiciones laborales en la fábrica donde una obrera se prendió fuego

AGENCIA WALSH

Reproducimos la carta enviada por el SERPAJ al Ministerio de Trabajo y a la Asociación Obrera Textil en relación con las condiciones de trabajo que incluyen maltratos y discriminación contra los trabajadores (en su mayoría inmigrantes), en la fábrica textil Elemento, propiedad de Juliana Awada, esposa de Mauricio Macri. En dicha fábrica la compañera Marina Bobarín, impotente hasta la desesperación, se prendió fuego y sufrió quemaduras gravísimas que la mantienen aún internada.

Buenos Aires, 9 de octubre de 2013.-

Señor Delegado Normalizador de la Asociación Obrera Textil en la Fábrica Elemento D. Fernando Lobais Avda. La Plata 754 Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Nos dirigimos a usted a fin de manifestarle nuestra profunda preocupación por la delicada situación que viven los trabajadores de la Fábrica Elemento, sita en la calle Tte. G. Pomar 4049 en el Barrio Pompeya. Las difíciles condiciones de trabajo, los maltratos y la discriminación que vienen soportando estos trabajadores -mayoritariamente inmigrantes-, dieron como lamentable resultado que una de las trabajadoras, Marina Bobarín, impotente hasta la desesperación, se prendiera fuego y sufriera quemaduras gravísimas que la mantienen aún internada. Por todo esto, es que María Ugarte y Eduardo Toro, encabezaron los reclamos para mejorar las condiciones laborales, siendo apoyados por sus compañeros, quienes los eligieron como delegados. Esto motivó su despido por parte de la Empresa, y tenemos entendido que al principio fueron desconocidos por el propio sindicato. Según comentan los trabajadores, hubo una reunión con el Ministerio de Trabajo, quién dictó la conciliación obligatoria, pero hasta el momento no fue acatada. Por eso creemos Sr. Lobais, que si usted estuvo actuando como Delegado Normalizador de la Asociación Obrera Textil, debe tener un panorama más acabado de la situación y seguramente habrá realizado, en nombre de su Sindicato, algunas gestiones, que nos gustaría conocer. Las presiones de todo tipo, las amenazas ante los reclamos y los maltratos, además del despido injustificado de los dos representantes arriba mencionados, elegidos por sus compañeros, hacen que la realidad de esta fábrica represente una constante violación a los derechos humanos de los trabajadores. Esperamos entonces, una información de su parte, como delegado del Sindicato que representa a los trabajadores textiles y que suponemos deben sentirse también preocupados por esta situación. Reciba nuestros cordiales saludos. Coordinación Nacional Adolfo Pérez Esquivel SERPAJ Premio Nobel de la Paz Piedras 730 (1070) Buenos Aires - Argentina Tel/Fax ( 54-11) 4361-5745 e-mail: secinstitucional@serpaj.org.ar Miembro del SERPAJ América Latina, con Status Consultivo ante las Naciones Unidas (ECOSOC) y UNESCO Buenos Aires, 9 de octubre de 2013.- Señor Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación Dr. Carlos Alfonso Tomada S / D De nuestra mayor consideración: Nos dirigimos a usted a fin de expresarle nuestra profunda preocupación por la difícil situación que están atravesando los trabajadores la Fábrica Elemento, sita en la calle Tte. G. Pomar 4049, del Barrio de Pompeya. En ese establecimiento los trabajadores sufren maltratos, amenazas, y discriminación -la mayoría de los trabajadores son inmigrantes-, lo que provocó que una de ellas, Marina Bobarín, no pudo soportar tanta presión y llegó a prenderse fuego, causándose quemaduras gravísimas, que todavía la mantienen internada. Por todo esto, dos de los trabajadores, María Ugarte y Eduardo Toro, comenzaron a organizar a sus compañeros, siendo elegidos como sus delegados, razón por la cual encabezaron sus reclamos. Esto provocó como represalia sus despidos, algo totalmente ilegal. Sabemos de la denuncia presentada en ese Ministerio el 20 de septiembre, Exp. 1586226, y que se le dictara la conciliación obligatoria, pero hasta el momento no se obtuvo ningún tipo de respuesta. Dado que hay plazos legales para tal dictado, le solicitamos que se expida a la brevedad para evitar males mayores. La normalización correspondiente en este establecimiento laboral resulta imprescindible, ya que los trabajadores y trabajadoras la necesitan urgentemente. Agradeciendo desde ya por la atención que pueda brindar a este pedido, le hacemos llegar nuestros saludos de Paz y Bien.

Coordinación Nacional Adolfo Pérez Esquivel SERPAJ Premio Nobel de la Paz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Jujuy: La patria del arco iris

Patria, naciste de los leñadores,
De hijos sin bautizar, de carpinteros,
De los que dieron como un ave extraña
Una gota de sangre voladora,
y hoy nacerán de nuevo duramente,
 desde donde el traidor y el carcelero
te creen para siempre sumergida
América Insurrecta (Pablo Neruda)

El pasado viernes 18 se cumplió la presentación de la querella por parte de HIJOS Jujuy por la desaparición de 11 personas algunas de nacionalidad boliviana otros de padres bolivianos, desaparecidas en territorio de la provincia de Jujuy durante la última dictadura. Se hizo ante el Juzgado Federal N° 2 a cargo del Juez Fernando Poviña, acompañaron la Asociación Madres y Familiares de detenidos desaparecidos de Jujuy, Ex detenidos, abogados y un referente de DDHH de Tupiza (Bolivia).

La breve pero intensa historia de la provincia en búsqueda de Justicia a través de Memoria y Verdad, acrecienta sus horizontes con este nuevo paso que pone en vidriera una realidad negada por miedo y vergüenza de amigos y familiares y también por discriminación, racismo y desprecio que provienen no sólo del sector dominante y con los que aún convivimos. La presentación de la querella reafirma el sentido de Patria Grande y la necesidad que la sociedad de Jujuy se replantee su postura frente al escaso compromiso en DDHH de los referentes políticos.

Eva Arroyo Presidenta de la Asociación H.I.J.O.S Jujuy, feliz hasta las lágrimas, cuenta el proceso que finaliza en esta primera parte.

- ¿Qué razones te llevaron a buscar Justicia por estos compañeros?

- Creo que personalmente tiene que ver con el exilio que vivimos mi madre, mis hermanas y yo. El pueblo boliviano nos acogió en momentos muy duros para mi familia. También siento que en nuestro país hay inmigrantes de primera y de segunda; por los italianos, alemanes, españoles, etc sus gobiernos pidieron justicia y se visibilizó su desaparición. Un pueblo tan castigado como el boliviano nunca fue reclamado por sus gobiernos, aquí vive un gran número de inmigrantes bolivianos, gente que vino a hacer el trabajo más duro como las zafras, cosechas, minas, etc. y es profundamente discriminado y desvalorizado. También influyeron las distancias geográficas, la situación socio económica y los procesos dolorosos por los que cada familia transita dificultando seguir el reclamo de justicia que iniciaron entre los ’70 y ’80.

- Dos de las personas que figuran en el pedido ya participan de los juicios en Jujuy.

- Sí, sólo hay dos cuyas familias presentaron querella con anterioridad y prosiguieron. El resto permaneció en el anonimato, fueron un número más. Es importante para conseguir llegar a juicio que además de la fiscalía esté el impulso constante de otros querellantes comprometidos como será en esta situación el caso de HIJOS.-

- ¿Desde cuándo preparan la causa?

- La idea surgió hace más de un año, la propuesta prendió en el grupo. Al no haber contacto casi con ningún familiar se hacía imposible presentar querellas particulares, entonces decidimos gestionar la personería jurídica desde HIJOS, esto demoro casi un año pero a la par comenzamos a armar las presentaciones.

- ¿Esperaban las adhesiones que tuvieron al momento de la entrega del documento?

- Estamos conforme con las adhesiones, la verdad que nos emocionaron algunas como la del compañero Boliviano que vino de Tupiza, el Dr. Enrique Aguirre Haug, la de la Agente del Consulado boliviano en Jujuy y la de la agrupación de caporales* Alma y Corazón.

- ¿Hay causas que pertenecen al Plan Cóndor, se desarrollarán aquí también?

- Si! corresponde que sea aquí, eso es lo que esperamos, hay que ver que resuelve le juez.

- Según tu trabajo sobre desaparecidos, ¿sabes cuántos más no han sido reclamados por familiares ni organismos?

- Lamentablemente son muchos en relación a lo que esperamos, pero tiene que ver con que muchas madres y padres murieron o están muy viejitos. Lo hicieron en el momento del secuestro o cuando recién volvió la democracia y luego se cerraron todas las puertas, eso fue devastador, se perdió confianza en la justicia y retomarla significa revivir el dolor. No es fácil.

Todavía hay mucha historia para dilucidar, la de idealistas y soñadores tanto como represores y torturadores. Esos nombres deben conocerse, sus historias merecen justicia y no importa dónde desarrollaron su actividad. Las banderas deben unir sus colores en esta Patria Grande.


La danza de Caporales como la representó el Grupo Alma y Corazón (foto) nacida en los ’70 es la unión de otras danzas y ritmos del folklore boliviano. En la Colonia el Caporal decidía la suerte de los negros de la barraca; en las dictaduras el mismo papel les cupo a los militares bolivianos.

Silvia Martínez - Periodista Equipo de comunicación de los Juicios por delitos de lesa humanidad

Lista de desaparecidos presentada en la querella: Fausto Choque Cabrera; Oscar Hugo González de la Vega; Mario Ivar Flores; Jaime Rafael Lara Torres; Walter Eduardo Oviedo Morales; Walter Teóficlo Perez Loza; Máximo Rojas Pérez Caballero; Jhonny Vargas Orozco; Narciso Santibañez y Juan de Dios Aramayo Vallejos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Jordán López: Crónica de una muerte carcelaria

Verónica Liso (COSECHA ROJA)

Jordán López fue asesinado un domingo, hace exactamente seis meses. Estaba preso en la Unidad 32 de Florencio Varela esperando un proceso judicial por encubrimiento agravado, cuando otro preso le clavó una faca de 51 centímetros que le desgarró el corazón. En medio año Victoria, su madre, recolectó treinta testigos del crimen que repiten la misma historia: a Jordán lo mandaron a matar; liberaron la zona; se la tenían jurada; era un preso molesto. Ella acusa al Servicio Penitenciario de tercerizar las muertes dentro de la cárcel, de usar a los presos con condenas graves para que hagan el trabajo sucio. Hoy, la causa está por iniciar y cinco miembros del Servicio fueron sancionados.

*****

Jordán Marcos López cayó haciendo un flete por el que le iban pagar 100 pesos. Un conocido, Damián Ascona, le había propuesto la changa. Hizo media cuadra y la policía de la comisaría de La Unión, la Brigada de Investigaciones y la policía de Los Hornos lo detuvieron con la camioneta llena de ropa. Era robada. El delito es excarcelable, pero él tenía prontuario.

Su primera condena firme fue a los 18, le dieron seis años por portación de arma de fuego. Iba en una moto con otro pibe, se cayó y el arma que tenía en el bolsillo terminó tirada a diez metros de él, en el medio de la calle, delante de la mirada furtiva de un policía. Estuvo preso durante dos años. Después de seis meses en libertad volvió a caer por robo, esa vez le dieron tres.

******

Jordán le repetía a su madre que algo le iba a pasar. Estaba paranoico, tenía miedo. No de los otros presos, le aclaró, él le tenía miedo al Servicio. Le suplicó que lo sacara porque sabía que le iban a hacer algo.

- ¿Cómo sabés vos eso?

- Porque acá se corre la bolilla. Se me viene negro, mamá.

Unos meses antes Jordán limó los barrotes y se escapó de la Alcaldía Pettinato. Varios miembros del Servicio Penitenciario pagaron con sanciones las consecuencias de la huida. Victoria supo, cuando lo volvieron a agarrar, que la iba a pasar mal. Por eso pidió una medida de seguridad para protegerlo.

*****

Se despidió de su mujer y su hijo de 5 años antes de que terminara el horario de visita. Quería evitar problemas, una alerta de peligro le zumbaba en la cabeza. En la cárcel los días de visitas son un momento estratégico para los ataques, él lo sabía.

Días antes discutió con otro preso. Se gritaron amenazas sin verse, ambos encerrados en los buzones, conocidos en la jerga penitenciaria como SACs (Separación del Área de Convivencia). Son celdas de aislamiento de cuatro metros cuadrados, la única abertura es un pasaplatos. Ahí los encierran las 24 horas que tiene el día, sin salidas al patio, sin ver ni hablar con nadie. Los presos pueden pasar meses atrapados en los buzones, perdiendo la cordura por la sensación interminable de un tiempo muerto. A veces los encierran por mala conducta, o por pelearse con otro interno. Otras, los dejan ahí cuando llegan porque no tienen dónde ponerlos. La provincia de Buenos Aires cuenta con 60 unidades penitenciarias que tienen lugar para 18.640 presos. Hoy, alojan a más de 30 mil.

Ese domingo, cuando Jordán salió, la sala de visitas todavía estaba llena de familias. Cruzó la puerta por la que pasan los presos, siempre de a uno, para la requisa. No lo requisaron. Tenía una medida de seguridad, pedida por su madre, para evitar cualquier agresión dentro del penal. Por esa medida Jordán tenía que estar aislado y ser custodiado por un oficial hasta para ir al baño. Pero nadie apareció para acompañarlo desde la sala de visitas a los buzones. Del otro lado tenían que estar los tres GIES (Grupo de Intervención ante Emergencias) con armas cargadas de balas de goma. Esa tarde no había ninguno. Jordán caminó solo hasta la entrada de los buzones, pero cuando llegó la puerta estaba cerrada.

José Alejandro Zapata Muñoz, alias el Locura, salió del área de visitas detrás de él, cruzó corriendo el pasillo y lo pinchó con algo en el brazo. Jordán reaccionó rápido: tiró el bolso con ropa que le había traído su novia y corrió con una frazada en la mano. Quedó atrapado en un recodo. Al costado los presos del pabellón de evangelistas miraban. Zapata, con una faca de 51 centímetros, lo arrinconó. Jordán zigzagueó esquivando las embestidas, caminó para atrás con la mirada fija en la mano que sostenía el arma. Se defendió con lo único que tenía, como un torero desesperado. Pisó la frazada, cayó hacia adelante y la faca le atravesó el pecho. Zapata se la sacó de un tirón, la revoleó al patio y corrió a los buzones. Uno de los GIES apareció con los gritos de los evangelistas. Disparó cuatro veces: dos al aire, dos a los pies de Zapata que se arrastró por el pasillo de los buzones. La puerta, ahora y para él, estaba abierta. A Jordán el facazo le desgarró la vena aorta. Siguió corriendo con el agujero en el pecho, con la sangre chorreándole sin piedad.

Un policía tocó con la punta de la bota el cuerpo, desparramado en el suelo. Lo movía para adivinar si estaba vivo. En la Unidad 32 no había médicos, ni enfermeros, ni ambulancia. Quince minutos después el Jefe de Complejo apareció con una camioneta que trajo desde la Unidad 42.

La mujer y el hijo de Jordán escucharon los disparos del GIE y se frenaron en el pasillo de salida, contra el alambrado que da al patio. En esa posición vieron a los presos sacar a alguien, con el brazo derecho colgando por fuera de una camilla. Vieron cuando lo subían a la caja de la camioneta. Lo reconocieron por las zapatillas.

- Abuela, papá se hizo de River –le dijo a Victoria su nieto. Jordán, fanático de Boca, la tarde que una faca de 51 centímetros le atravesó el pecho tenía puesta una remera blanca.

*****

Victoria está convencida: el verdadero responsable de la muerte de su hijo es el Servicio Penitenciario. Piensa que a Jordán lo mandaron a matar. Dice que varios internos le contaron que usan a los presos con condenas graves para deshacerse de esos que para los Jefes son molestos. A cambio de una tableta de Rivotril, más horas de patio o algún privilegio dentro de la Unidad.

Oscar Rodríguez, el abogado de la familia, está seguro que hay una responsabilidad objetiva del Servicio Penitenciario porque Zapata Muñoz tenía una faca de medio metro en plena sala de visitas: de mínima hay negligencia.

A José Alejandro Muñoz Zapata le dicen el Ángel, porque es rubio de ojos claros. Los que lo conocen aseguran que se parece al Polaco, el cantante de cumbia. También le dicen el Locura, a los 27 años ya tiene fama de ser un asesino despiadado. Antes de Jordán hubo otros dos, aunque en los pasillos del penal se rumorea que son más.

Hace dos semanas Victoria recibió un llamado de la cárcel.

- Al Locura lo mataron a palos.

En la Unidad 21 de Campana dos presos lo golpearon y lo apalearon hasta mandarlo al hospital. Los primeros días pensó que estaba muerto. Su abogado estaba preocupado porque la causa se les caía. Después le llegó el comentario de que estaba muy grave, internado con daño cerebral.

Este sábado volvió a sonar el teléfono.

- El Locura zafó. Lo mataron a golpes, lo mandaron al hospital, pero zafó.

*****

Victoria Sánchez es enfermera, parió cinco hijos. Tiene 44 años y ya enterró a uno.

Después de su segundo parto, tuvo un presentimiento. Un día se lo dijo a su marido:

- Jordán no va a llegar a grande.

Aprendió a leer a los cuatro años, era rápido para los cálculos matemáticos y apenas pisó la escuela se convirtió en el dolor de cabeza de todo el plantel docente. En todas las fotos de la infancia hay dos cosas que se repiten invariables: la sonrisa grande y cierto brillo en los ojos, como si en ese momento una gran idea le cruzara por la cabeza.

Ese mal presagio que sentía acerca de su hijo hizo que Victoria lo sobreprotegiera mucho más que a sus hermanos. Siempre iba a las excursiones del colegio con él, al zoológico, a la pileta. Lo llevó y lo fue a buscar al Albert Thomas, donde Jordán y su hermano Nahuel hacían el secundario, hasta los 15 años.

- Mamá, por lo menos esperanos acá a la vuelta –le pidieron un día los hermanos, intentando preservar su imagen de chicos grandes.

Cuando Jordán tenía 11 años la llamaron del colegio. La llamaban casi todas las semanas: en plena clase se puso a caminar arriba de los pupitres y la maestra no podía hacerlo bajar; se copió en la prueba de matemática; no se queda quieto; no presta atención. Ese día, Victoria notó algo distinto en la voz de la directora: preocupación mal disimulada. Se escapó del trabajo y se fue a la escuela en su Falcon rojo. Llegó y la hicieron sentarse, estaba embarazada de su último hijo. La secretaria se movía nerviosa de un lado a otro.

- No se preocupe que ya llamamos a los bomberos y a la ambulancia –le explicó la directora al borde del llanto.

- ¿Qué pasó?

- Se trepó al mástil. Pero quédese tranquila señora que ya van a venir los bomberos y lo van a bajar.

Victoria se asomó por la ventana y lo vio a la altura de la bandera abrazado con pies y manos. Salió al patio y le gritó.

- Bajáte de ahí hijo de puta porque cuando te agarre te mato.

En unos segundos, Jordán se deslizó hasta abajo, su mamá lo agarró de los pelos y lo llevó hasta el auto.

- No, mamita, te juro que no lo voy a hacer más.

Después de esa mañana Victoria se quedó angustiada. No sólo porque se lo había llevado de la escuela a fuerza de patadas en el traste, sino porque en su casa el que cobraba siempre era Jordán. Su poca paciencia la hacía sentir culpable.

Victoria decidió empezar una terapia. Desde que perdió a su madre en un accidente de tránsito a los 7 años, le tenía miedo a la muerte. Sobre todo a la muerte de sus hijos. En una de las sesiones, la psicóloga le dijo que Jordán necesitaba pasar tiempo con ella. Pero no ese tiempo dividido entre los hermanos, el trabajo y las tareas de ama de casa. Necesitaba pasar tiempo exclusivo con su madre.

La angustia del día del mástil llevó a Victoria a seguir un impulso. Pidió un día en el trabajo y fue a retirar a Jordán de la escuela.

- Mirá que no hice nada mamá -fue lo primero que le dijo cuando la vio.

Fueron a Plaza San Martín, en pleno centro platense. Victoria le compró un pancho y una gaseosa y se sentaron en un banco. Primero hablaron de él, de por qué se portaba mal. Después hablaron de ella, de su infancia, de cómo se quedó sin su mamá tan pronto. Victoria le contó la historia de su vida y él se angustió.

- Si vos te morís mamá, yo también me muero.

Tomaron un helado y Victoria le pidió perdón por tantos retos, por tanta tirada de pelos.

- ¿Por qué me pusiste Jordán? -le preguntó de pronto cuando caminaban de la mano por el centro. Victoria lo miró y decidió no decirle que ese nombre lo eligió porque cuando iba a la escuela le gustaba un compañerito que se llamaba así. Le contó otra parte de la historia, que también era cierta.

- Te puse Jordán porque es un nombre bendito. Porque en un río que se llama así se bautizó Jesús.

Él la miro con esos ojos tan negros y le dijo:

- Vos también tenés un nombre bendito.

- No, boludo, si yo me llamo Victoria.

- Sí, mamá, Victoria, victoriosa. Vos sos victoriosa porque todo lo que te proponés lo lográs.

Durante muchos años Victoria se olvidó de esa mañana. Una tarde en el nicho de Jordán, llorando tanto que no podía abrir los ojos, le dio la razón.

- ¿Vos te acordás de ese día que me preguntaste por qué te puse Jordán? Viste, están los cinco en disponibilidad. Viste que vos tenías razón con que yo era victoriosa.

*****

El sábado, después de enterrar a su hijo, Victoria se encadenó en la Unidad 32 de Florencio Varela pidiendo explicaciones. La acompañó su hijo del medio, Joel. La enfrentaron, la amenazaron, la ignoraron. Con el tiempo la familia se rindió: para la justicia algunas vidas valen más que otras, habrán pensado. Se terminó quedando sola. Pero ella siguió yendo a los penales, a los juzgados, a donde hiciera falta. A la Jefa del Servicio Penitenciario, Florencia Piermarini, le empapeló la Jefatura acusándola de asesina.

- Yo te entregué un hijo vivo y vos me devolviste un hijo muerto –le dijo a la mujer que hoy dirige a los 28 mil agentes que tiene el Servicio Penitenciario Bonaerense, el más grande del país- Yo quiero que esta gente no trabaje más con seres humanos.

La perseverancia de una madre que sabe que a su hijo lo mataron como a un perro logró: que el oficial que debía custodiar a Jordán desde la sala de visitas a los buzones, el Subdirector, el Jefe de Tratamiento, el Jefe y el Subjefe de la Unidad 32 durante el asesinato pasaron a disponibilidad. Es decir, que hasta que se jubilen deberán realizar tareas administrativas, lejos de las celdas.

*****

Muchas cosas cambiaron en la vida de Victoria desde que mataron a su hijo. Ya no trabaja como enfermera, las plantas a las que siempre les dedicó casi tanto tiempo como a sus hijos ahora se le secan en el patio. Se terminaron los sobresaltos: ya no tiene que salir corriendo detrás de Jordán, a buscarlo a algún aguantadero, a sacarlo de la comisaría, a defenderlo de las golpizas policiales.

Suena el teléfono, es un preso. Charlan un rato, ella le pregunta cómo está, él le pregunta lo mismo. Ella le contesta que ahí anda, como puede. Se despiden con cariño, ella le pide que le avise cualquier cosa, que le avise si torturan, si maltratan, que le avise.

Suena el teléfono, es la mujer de uno de “sus presos”, de esos 86 que tiene anotados en un cuaderno rojo. Como la chica no tiene dónde vivir, Victoria la invitó a su casa hasta que consiga algo. Se mandan mensajes, ella quiere saber dónde se tiene que bajar cuando llegue a La Plata. Victoria le explica y se queda sin crédito.

Suena el teléfono, es un abogado que trabaja para la municipalidad. Victoria lo quiere embarcar en un proyecto que está iniciando con la Defensoría del Pueblo. Por eso la llama el abogado, y por eso pasa por su casa esa tarde.

Un sábado nublado de octubre, el teléfono de Victoria suena todas esas veces y más. Su nuera, su hijo, la sobrina. Presos pidiendo ayuda, familias de presos pidiendo ayuda, presos enojados porque no hizo tiempo de llevar un escrito, presos que amenazan porque denunció la complicidad de algún jefe del penal que los protege. Presos que sigue anotando en su cuaderno rojo.

*****

Una tarde, de tantas que se amontonan desde que Jordán murió, Victoria acompañó a una chica de su barrio a hacer una denuncia por maltrato a la Comisaría 3ª de Los Hornos, a una cuadra de su casa. Por la puerta que da a los calabozos salió un policía con un nene esposado. Victoria se desesperó y se le paró enfrente al oficial.

- ¿Por qué este chico está esposado? Este chico no tiene más de 12 o 13 años.

- ¿Y usted quién es?

- Trabajo contra la tortura -soltó lo primero que le vino a la cabeza. El tipo entrecerró los ojos desconfiando.

- Tiene 18.

Victoria miró al chico para ver si hacía algún gesto que confirmara la mentira, pero el nene lloraba; las lágrimas silenciosas le dejaban una marca en la piel morocha, los ojos clavados en el piso. Victoria no se animó a preguntarle nada. No lo quiso exponer, sabía que si abría la boca, corría el riesgo de ser molido a golpes cuando ella se fuera.

- Te voy a denunciar porque este chico es menor y lo llevás esposado. Decí que no tengo para sacarte una foto, sino sabés como te escracho.

Ahora la vida de Victoria es así. Ir al Comité contra la Tortura para denunciar abusos contra los presos. Ir a los penales y hablar con las familias que esperan en fila los días de visita. Explicarle a las madres que ellas y sus hijos tienen derechos y sacudirlas si las ve sometidas por el uniforme. Y cuando le responden, resignadas, que no se pueda hacer nada, les habla de las Madres de Plaza de Mayo.

- Si ellas, en esa época, pudieron ¿por qué nosotras no vamos a poder?

Anteyer, domingo 20 de octubre, Victoria recorrió los penales. Repartió un volante con la cara de Jordán, denunciando al Servicio Penitenciario por su muerte. Del otro lado anotó su nombre y su número de teléfono. Habló con mujeres, hijos, hermanas y madres de presos. Victoria, 1.50, morocha, enérgica, nunca, jamás, pensó que iba a pasar un día de la madre así.

******

Desde que murió lo quiso soñar. Cuando cerraba los ojos evocaba su imagen, intentando recordad con exactitud su lunar, sus ojos negros. Nada. Cuanto más deseaba volver a verlo, por lo menos en sueños, menos lo lograba. Hasta que una noche lo soñó. Estaba sentado en una silla, con una camisa, esa que usaba siempre. No le habló. La miraba y le sonreía. A la mañana siguiente, por primera vez en muchos meses, Victoria se despertó feliz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.