lunes, 4 de noviembre de 2013

Entrevista a Renán Vega Cantor: El Paro Agrario Nacional no es el fin de la lucha sino el comienzo

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)
.

Mario Hernandez (MH): Vamos a comenzar “Plan B(aires)” con una entrevista que por distintas razones anteriormente no pudimos concretar pero ya está con nosotros desde Bogotá Renán Vega Cantor. ¡Buenos días Renán!

Renán Vega Cantor (RVC): ¡Buenos día Mario! Es un gusto para mí escucharlo y participar de su programa.

MH: Bien, Renán es un viejo conocido de FM la Boca porque nos acompañó varios meses durante el año pasado en “Metrópolis”, inclusive participó de un programa en “Ciudad Cultural” junto a Héctor Freire y ganaron el premio “Antena Vip” en la ciudad de La Plata al mejor programa de cine en FM en 2012. El motivo de mi llamado es compartir con nuestros oyentes a través de tu análisis el significado del Paro Nacional Agrario y Popular que se desarrolló durante veinticuatro días en Colombia durante agosto/setiembre, afectando a veintidós departamentos, con doce muertos y cuatro desaparecidos. ¿Que nos podés decir de esta importante movilización del campesinado pero también con un gran apoyo en las ciudades, especialmente de la juventud?

RVC: Lo primero que tengo que decirte es que ha sido el movimiento de protesta social más importante que se ha presentado en Colombia en los últimos treinta y cinco años, desde 1977 no se presentaba un movimiento parecido, con una diferencia, en 1977 la protesta fue fundamentalmente urbana cuando se desarrolló lo que aquí en la historia de Colombia se conoce como el Primer Paro Cívico Nacional que tuvo su epicentro principalmente en Bogotá y dejó también una veintena de muertos por la represión oficial del régimen de ese entonces.
No quiere decir que en estos 35 años no se hayan presentado protestas, las hubo, pero ninguna había tenido el calado, la importancia y la magnitud que tuvo ésta, entonces vale preguntarse por qué razón, y luego de tantas décadas, se presentó un movimiento así de significativo. A mi modo de ver responde a agravios acumulados durante mucho tiempo que estallaron ahora y están relacionados con distintas reivindicaciones de los sectores que participaron y que se han visto afectados principalmente por la destrucción de la economía campesina en los últimos 25 años y se ha agudizado con la aprobación de no se sabe exactamente si 14 o 18 Tratados de Libre Comercio que el gobierno colombiano ha firmado en los últimos dos años y es el golpe de gracia a la producción agrícola, principalmente a la producción de los pequeños campesinos y de los campesinos medios los cuales abastecen de alimentos en una proporción significativa a todo el territorio colombiano.

MH: Se reunió una comisión gubernamental con líderes campesinos en la ciudad de Popayán, en el suroeste de tu país para evaluar los puntos del llamado Pacto Nacional Agrario ¿Qué información tenés al respecto?

RVC: En Colombia es una práctica común del régimen negar la existencia de las protestas y calumniarlas y cuando se desarrollan y son incontenibles, actúa como lo que aquí llamamos un “bombero”, intentan apagar el fuego mediante dos vías, una es la represión abierta que en este movimiento ha sido notable como Ud. dijo al principio dejó 12 muertos, cuatro desaparecidos y más de 100 detenidos y el otro mecanismo que utiliza es la cooptación. Tratan de cooptar a los movimientos y el mecanismo utilizado en este momento ha sido un demagógico Pacto Nacional Agrario que trabaja con la misma lógica que destruyó la pequeña economía campesina y es tratar de impulsar “acuerdos” entre los grandes propietarios agrícolas y los campesinos, obviamente subordinados a los intereses del gran capital y de los terratenientes.
El Pacto que impulsa hoy Santos no es distinto a esta lógica que se expresa, entre otros cosas, en el nombramiento de un nuevo Ministro de Agricultura porque el anterior cayó como resultado de la movilización de los sectores populares y en su reemplazo nombró a un típico representante del gran capital, de una empresa nefasta en Colombia que gerenció durante 15 años y que se llama Indupalma que agrupa a los grandes productores de palma y si algún sector económico del país está vinculado con el paramilitarismo son los que invierten en la producción de palma aceitera. Este señor impulsó un plan similar al de Santos con el llamado Pacto Agrario que consiste en asociar pequeños productores con el gran capital agrario, que luego resultan endeudados con los bancos, pierden sus tierras y se convierten en prácticamente peones de ese gran capital. Esta es la misma política que se impulsa ahora, porque Santos no ha abandonado nunca el proyecto que se establezcan estos “acuerdos” entre campesinos y el gran capital agrario. Esta es la misma lógica que se impulsa en las reuniones que se han hecho desde que se anunció este demagógico Pacto Nacional Agrario.

MH: Paralelamente o como parte de este movimiento se desarrolló una huelga de la empresa Avianca, la empresa nacional colombiana de aviación donde más de mil pilotos obligaron a cancelar sesenta vuelos y también una importante movilización docente.

RVC: Digamos que estamos ante una coyuntura muy importante de movilización social que responde justamente al acatamiento del gobierno de un modelo que es el capitalismo neoliberal que se ha implantado hace más de 20 años y nos hizo anuncios extraordinarios de beneficios a todo el mundo, donde el libre comercio, la privatización de las empresas y la flexibilización laboral, iban a beneficiar al conjunto de la población colombiana. Pero ese modelo se ha agotado y en ese agotamiento han empezado a presentarse conflictos significativos que tienen que ver con un panorama general pero a la vez con reivindicaciones específicas porque cada uno de los sectores se ha visto afectado de una manera particular o en cada sector se manifiesta este malestar generalizado que es el resultado de las consecuencias que ha tenido el neoliberalismo.
En el caso de Avianca, hay que decir que en Colombia hay un monopolio aéreo por parte de esta compañía que alguna vez fue una compañía de capital colombiano, pero que hoy pertenece a empresarios internacionales entre ellos capitales brasileños e israelitas. En Avianca existen unas condiciones laborales terribles como consecuencia de la destrucción del sindicato que alguna vez existió allí. Las condiciones de trabajo son muy difíciles y muy complicadas para los pilotos y por esta razón han impulsado esta especie de actividades a reglamento o “plan tortuga”, como aquí le llamamos, que es demorar un poco la salida de vuelos, aplazar los vuelos, etc. Esto repercute interna e internacionalmente porque Avianca es una compañía muy importante, es un monopolio aéreo aunque ahora compita con otras empresas.
En el caso del sector docente hay también acumulados una serie de problemas con relación a la flexibilización pero hay que decir que el anunciado paro no duró ni siquiera veinticuatro horas, porque hay incrustada una dirigencia sindical profundamente corrupta y ligada de manera indirecta a distintos intereses del Estado y de la política tradicional en este país. Esto ha significado un malestar adicional para los profesores que estaban dispuestos a emprender esta lucha para enfrentar reformas de la educación que afectan al conjunto de la población colombiana pero que también tiene que ver con la flexibilización específica de los trabajadores del sector docente.

MH: Hubo una gran participación de la juventud en las ciudades apoyando este Paro Nacional Agrario y Popular ¿por qué?

RVC: Si algún sector en particular fue afectado por los anuncios del libre comercio es la juventud. Es una generación que solo ha vivido en época neoliberal, parecido a lo que pasa con la juventud chilena, estamos hablando de una juventud de personas de veinte, veinticinco años o menos, que solamente han conocido como único horizonte posible el liberalismo y el libre comercio. Ellos son la generación a la que se le anunciaron todas estas bellezas. “¡Bienvenido sea el Futuro!”, como dijo el presidente César Gaviria a comienzos de la década del 90, que es en gran medida el responsable histórico de lo que hoy está pasando, porque llevó al país arbitrariamente al libre comercio y ni siquiera tomó medidas de prevención para evitar en gran medida lo que está sucediendo .
Los jóvenes son los que no tienen empleo, los que han visto degradar la educación, los que soportan la represión, la persecución en las Universidades, en los colegios, por eso han tenido una importante participación en todos los actos de protesta tanto en el mundo agrario como en el urbano porque, como digo, son los que han soportado las consecuencias más nefastas de este modelo y son los que declaran que el futuro es absolutamente incierto porque la generalización de los Tratados de Libre Comercio va a golpear abiertamente lo poco que existe y va a destruir aún más sus vidas. Voy a darte solamente un dato, hace un año que está funcionando el Tratado de Libre Comercio con los EE. UU. y este año es cuando se han visto plenamente todas sus consecuencias, ha aumentado en un 81% la cantidad de alimentos que vienen de ese país. Estamos hablando de una cantidad de productos basura que no alimentan, que además contaminan y que destruyen las pocas fuentes de empleo que todavía existían en el campo que estaban relacionadas con la producción de alimentos para abastecer el mercado interno.

MH: El próximo mes de octubre en Bogotá, está convocada la Cumbre Agraria y Popular, ¿bajo qué objetivos?

RVC: El asunto es que el Paro Agrario Nacional no es el fin de la lucha sino el comienzo. Con esto se inicia un nuevo ciclo de luchas y protestas que apuntan a lograr las reivindicaciones fundamentales. Fue un Paro donde participaron por lo menos tres sectores agrupados de manera diferente y que responden a distintos intereses de clase.
La agricultura pequeña, mediana y grande se ha visto igualmente golpeada por este modelo de libre comercio, entonces en el paro participaron claramente un sector de grandes propietarios de la burguesía agraria y de campesinos ricos que pedían la imposición de algunos subsidios para remediar los efectos inmediatos de los Tratados de Libre Comercio pero que no están pidiendo, por ejemplo, la democratización de la tierra, la democratización de la forma de vida en el mundo rural, sino medidas coyunturales. Estos sectores están agrupados en un movimiento que se llama Movimiento de las Trinidades que fue el primero que negoció con Santos y abandonó el Paro.
Luego aparecen otros dos sectores que son los que le han dado dinámica al movimiento. Son los campesinos pobres que han vistos destruidas sus economías de subsistencia y otro sector muy importante que son los colonos, que están relacionados con la emergencia de otro tipo de economía que es la mal llamada economía de los cultivos ilícitos que subsisten principalmente por la hoja de coca y que se ha hecho como un remedio a la destrucción de la economía agraria tradicional.
Los campesinos y colonos fueron los sectores que más mantuvieron el paro hasta última hora y son los que se están organizando de una manera autónoma y distinta al Estado, que no van a participar en ese mal llamado Pacto Nacional Agrario que impulsa Santos y que de manera autónoma y con su propia dinámica impulsan la realización de este movimiento que se ha convocado para octubre, que busca enfatizar sus formas particulares de organización y seguir adelante con su lucha independiente y autónoma para poder superar los problemas estructurales de la economía agraria colombiana.
MH: Me gustaría que actualizaras la situación del diálogo entre el Gobierno y las FARC en La Habana.

RVC: Aunque no se le ha dado la debida importancia, esta movilización de alguna manera está relacionada con lo que sucede en La Habana, aunque nadie se atreve a hacer las conexiones. Los diálogos de La Habana oxigenan la movilización social, eso lo han dicho los voceros de las FARC, que en ese escenario han planteado una agenda de lucha que solo podrá convertirse en una fuente de movilización en la medida en que los sectores sociales se apersonen y exijan su cumplimiento, por ejemplo, me estoy refiriendo específicamente al problema fundamental de la violencia en Colombia que es el problema de la tierra. Allí se han provocado algunos acuerdos agrarios pero éstos son solamente el punto de partida, ahora se están movilizando otros sectores para hacerlos realidad, por ejemplo, el reconocimiento de zonas de reservas de campesinos que es una reivindicación que está planteada en los acuerdos de La Habana que el mismo gobierno colombiano ha reconocido hace más o menos veinte años pero no ha llevado a la práctica. Hoy los grandes propietarios se niegan a que se realicen porque las zonas de reserva campesina se enfrentan o representan un modelo particular de organización de los campesinos. Los grandes propietarios, como los terratenientes tradicionales ligados al uribismo, no quieren que existan zonas de reservas campesinas porque quieren convertir a las tierras en fuente de engorde como decimos acá, para aumentar la renta territorial para los ganaderos o que sean tierras donde se produzcan cultivos de exportación para el mercado mundial que es el proyecto en el cual está involucrado el gobierno de Santos y los capitalistas nacionales y transnacionales. Ese es el modelo que se está discutiendo en La Habana y se está haciendo carne y sangre aquí en el territorio colombiano donde los sujetos sociales que viven los problemas tienen que ser los protagonistas que contribuyan a plantear y emprender soluciones que democraticen este país y que lo transformen. Más o menos ese es el ambiente en que nos encontramos en este momento.

Se cumplió un año de negociaciones entre el gobierno colombiano y las FARC

MH: Se ha cumplido un año de las reuniones entre el gobierno colombiano y las FARC respecto de una búsqueda de paz y me gustaría que nos hicieras un balance de esa situación.

RVC: Para contextualizar a nuestros oyentes tenemos que decir que acaba de cumplirse un año de las negociaciones que apuntaban a la solución de un largo conflicto armado en la sociedad colombiana que lleva más de medio siglo de una política de guerra y de tierra arrasada por el Estado colombiano que se puede decir que ha sido un fracaso si se tiene en cuenta la inversión militar, la inversión económica, la inversión en armas y en gastos y lo que eso significa para la sociedad colombiana.
Dicho esto, lo que se ha evidenciado a lo largo de estos últimos doce meses son las distintas posturas. Por una parte de un gobierno que sigue apostando a la solución militar porque se está dialogando en medio de la guerra que sigue con todo el fragor en muchas regiones del territorio colombiano, la guerra no se ha detenido ni un solo instante y tampoco el Terrorismo de Estado con sus múltiples mecanismos para perseguir a los distintos luchadores sociales. Sigue funcionando tal cual pudimos verlo en el Paro Agrario, en las movilizaciones estudiantiles y ahora en el Paro Indígena que se está organizando en algunos lugares del país.
De los temas de la agenda que son seis, tan solo se ha planteado el primer punto del cual quedaron algunas soluciones que se conocen, otras no se conocen y se está discutiendo un segundo tema que ha demostrado las divergencias sustanciales entre las propuestas de la insurgencia y las del Estado colombiano.
El gobierno dio por sentado que estaba dialogando con unas guerrillas militarmente derrotadas y que éstas simplemente debían desmovilizarse abandonando cualquier reivindicación militar frente a las ofensivas del Estado.
Por su parte, la guerrilla está desarrollando otro tipo de guerra de baja intensidad con comandos muy pequeños para eludir sobre todo la táctica militar del Estado colombiano que larga bombardeos indiscriminados con la Fuerza Aérea. El gobierno esperaba durante este año ablandar militarmente a las FARC pero no ha sido el caso.
El acuerdo político que están pidiendo las FARC son puntos que en cualquier otro país distinto a Colombia serían denominados democráticos, como es el reconocimiento y dar garantías para una oposición política que pueda participar en todas las manifestaciones políticas sin temor a ser asesinados, que se abran los medios de comunicación, que se creen mecanismos de participación, que se garanticen los resultados electorales que se puedan obtener. Esas son algunas de las peticiones. El Estado Colombiano ha manifestado su rechazo, lo mismo que los medios de comunicación, lo cual indica que estamos en una sociedad profundamente cerrada en términos políticos, muy intolerante y antidemocrática.
Digamos que en las mesas de negociaciones las FARC han demostrado mucho más habilidad de la que se presumía, porque hay gente que ha estado montada, metida en la selva durante mucho tiempo, por lo tanto, no conocen las realidades políticas del mundo contemporáneo ni el mundo urbano colombiano que representa a la mayor parte de la población o donde vive la mayor parte de la población pero, sin embargo, han demostrado más habilidad de la que se presumía. Han mantenido en claro que sus reivindicaciones van más allá de la simple desmovilización y esto genera cada día más rechazo hacia el Estado y sus medios de comunicación que ya han planteado la posibilidad de que se rompan las negociaciones en caso de que no se avance. ¿Qué entienden ellos por avance? Que las FARC cedan en todo lo que el gobierno pide y exige y que no haya contraprestaciones para la otra parte. Ese es más o menos el estado de situación en este momento.

MH: Mencionaste el tema de las comunidades indígenas, tengo entendido que se abrió una mesa de diálogo entre el Gobierno y ese sector luego de ocho días de protesta en la Vía Panamericana. Cien mil representantes de 102 pueblos originarios estuvieron manifestándose allí y acordaron en principio, y por eso se levantó la protesta, 750.000 hectáreas en los primeros meses del año 2014, pero han quedado una serie de temas pendientes relacionados con autonomía, educación, salud y participación política. ¿Qué información tenés al respecto?

RVC: No se ha levantado la movilización. Sigue porque el gobierno de Santos tiene una política que apunta a desmovilizar creando mesas de diálogo en las que finalmente no se resuelven los problemas, se hacen una suerte de promesas.

MH: Esa táctica la utilizaba Perón en nuestro país.

RVC: Exactamente y al final cuando se desmovilizan las protestas, no se ha cumplido nada y la gente tiene que volver a protestar a los seis meses, al mes o a los dos o varios años, exigiendo exactamente lo mismo.
Hay que decir que estos pueblos indígenas están entre los más pobres y miserables en términos de vida material porque ellos han sido siempre los marginados en nuestro país, los más pobres entre los pobres y sus reivindicaciones son históricas de aproximadamente cinco siglos o de dos siglos si nos situamos después de la Independencia en la época republicana en donde han soportado el robo de tierras, la persecución porque hablan otros idiomas, el hecho que desaparezcan porque tienen otro tipo de costumbres, porque su piel es diferente al resto de los colombianos. Ellos tienen una serie de reivindicaciones históricas de larga duración donde la más importante es la lucha por la tierra. En la Constitución de 1991, hace ya más de veinte años, se hizo la promesa de entregarles parte de las tierras que les pertenecían y eso no se ha cumplido, entonces ellos vuelven y luchan por las mismas tierras pero eso se une a otros problemas como el que trae el libre comercio, la imposición de los Tratados de Libre Comercio con EE.UU., la Unión Europea y otros países que los afectó directamente y que va a excluir gran parte de la producción indígena. También se oponen a la mega minería y los mega proyectos que se hacen en los resguardos de las comunidades indígenas y que van a destruir su medio ambiente, su biodiversidad, van a contaminar sus ríos y, en general, van a destruir muchos territorios que para ellos son sagrados.

MH: Mencionaste como central el tema de la tierra y entonces te voy a despedir con un tema musical que Mercedes Sosa cantó en esta oportunidad en la ciudad de Managua en 1980: “Cuando tenga la Tierra”. Muchas gracias por tu participación y mantenemos el contacto para futuras salidas al aire.

RVC: Muchas gracias Mario, para mí es muy grato volver a escucharlo a Ud. y participar en su programa y recordar que Argentina para mí es prácticamente mi segunda patria porque me ha acogido en momentos muy difíciles.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Colombia: Para mis enemigos la Ley

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando Uribe Vélez (siguiendo al dictador peruano Benavides, el de la toma de Leticia en el Amazonas y quien dijo, ”para mis amigos todo y para mis enemigos la ley” ) no le recordó al presidente colombiano JM Santos, que fue Él y nadie más que Él quien lo salvó de la justicia ecuatoriana por el caso del bombardeo ilegal en Sucumbíos, para luego amenazarlo diciendo que “era el único ex ministro de su gobierno que debería estar preso”; el tema de la justicia volvió a ser tema de las encuestas políticas en Colombia.

Nunca antes la clase dominante había tenido preocupación por lo que los colombianos llamamos “la justicia”. Nunca antes le importaron las alarmantes cifras de impunidad que siempre desde hace más de medio siglo están por encima del 98% de todos los casos preocupando a la humanidad entera. Ni le importaron los escándalos como la comidilla que estamos presenciando actualmente y viene de larga data, porque sencillamente toda su filosofía jurídica para dominar, ha radicado y radica en hacer juicios escandalosos interminables, ojalá públicos y que vendan diariamente su papel periódico- higiénico, para que al final todo quede en el cansancio de la impunidad que agobia a la sociedad colombiana. Veamos solo algunos de estos escándalos recientes:

Caída de la reforma de la justica de Esguerra Portocarrero por chanchullos y tramoyas en el Honorable parlamento colombiano. Disputas enconadas entre la Fiscalía y la Contraloría. Divulgación previa y mediática de un salvamento de voto sobre Fuero militar en la Corte Constitucional. Clientelismo rampante, corrupción y , turismo sibarítico en las altas corporaciones judiciales. Captura de jueces en las instalaciones judiciales de Paloquemado. Escándalos en la adjudicación de pensiones. Intromisión del Procurador en decisiones judiciales como los matrimonios del mismo sexo. Infiltración del ejército en las altas Cortes que deciden sobre la justicia penal militar. Fiscales como Valencia Cossio al servicio de los Narco- Paramilitares en Antioquia, para no hablar de Luis Camilo Osorio. Consagración de un Procurador político perseguidor que hace justicia pública para su secta de Tradición Familia y Propiedad. Más un largo etcétera que sería interminable mencionar totalmente.

El Filósofo Marxista Sergio de Zubiría en un interesante artículo de Voz titulado “Magistratura en Crisis””, menciona tres causas profundas y complejas que han llevado a al aparato Jurídico colombiano al colapso que estamos presenciando y me permito citarlas: 1)- Los sistemas que fueron propuestos en la Constitución del 91 para elegir y designar las Altas Cortes, la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría, que carecen de transparencia, participación democrática, veedurías populares y separación de poderes. Están contaminados del “tú me eliges y yo te elijo”, y que “nadie nos controle”.

2- La naturaleza del Consejo Superior de la Judicatura, (con sus dos salas la disciplinaria y la administrativa) que de ser un órgano aparentemente administrativo y financiero de la rama judicial, terminó resolviendo todo tipo de tutelas y dictando sentencias sobre el paso a la Justicia Militar de los delitos contra los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario cometidos por militares, convirtiéndose en una Alta Corte de Justicia.

3- La incomprensión de una Democratización de la administración de justicia; la cual debe necesariamente incluir: autogobierno de la justicia; mayor participación y compromiso de todos los ciudadanos; simplificación procesal; eliminación de los obstáculos económicos, sociales y culturales para su acceso; procesos de informatización que contribuyan a la democratización como la conciliación allende el Estado, los jueces de la comunidad, la despenalización de algunos “delitos”, los jueces y tribunales electivos; mecanismos rigurosos y democráticos de selección; protección de los intereses generales; así como carácter visible y público de los momentos judiciales (1)

¿Cuál es la solución definitiva a este impase social que está agravando aún más la Gran Crisis que embarga a la sociedad colombiana?

La clase dominante (esta vez unida) propone la “reforma del Gatopardo”. Algo semejante a lo que JM Santos y el Yupi ministro de salud han propuesto para revivir el servicio público de la Salud que también ha colapsado: cambiar las siglas para que siga el mismo neoliberalismo despiadado. Las Empresas Promotoras de Salud (EPS) ahora son Empresas Gestoras de Salud (EGS).

Y en la reforma a la Justicia que ya anuncia el afro-ministro de Santos, no se habla de liquidar ese esperpento el Consejo Superior de la Judicatura con sus salas, sino de cambiar el perfil de los magistrados por el de Gerentes. ¡Vaya genios!

Sin embargo entre los dominantes hay variación en los métodos para realizar tal reforma judicial. JM Santos retomando el fracaso de Esguerra Portocarrero y mejorándolo insiste en el “Honorable Parlamento”, mientras que Uribe Vélez, como todo lo suyo, propone hacer una “Mini- Constituyente”, que también cambie el articulito de la Constitución que le dé vía libre a su tercer mandato. Y mientras tanto, el 72% de los colombianos dice que no confía en la llamada “Justicia colombiana”. Pobres gobernantes no se han dado cuenta que se les está desfondando el canasto con sus mentiras, e insisten en hacerse reelegir.

¿No sería mejor, pregunto yo, ir a la raíz de los problemas, el de la salud y el de la justicia para los colombianos, y pactar con la insurgencia de las FARC como mecanismo de refrendación de los acuerdos una Constituyente Democrática y Progresista inspirada en los acuerdos de Paz, que solucione estas crisis fraccionadas de una vez por todas?

Y lo pregunto, porque veo en JM Santos voluntad de paz, pero ninguna voluntad de cambio.

Nota:
1) http://anncol.eu/index.php/anncol-debate/4916-nov-1-la-historia-a-contrapelo-magistratura-en-crisis

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chile: Espectacular 83% de apoyo a la nacionalización del cobre

Julián Alcayaga (DEFENSADELCOBRE.CL, especial para ARGENPRESS.info)

La reciente encuesta CEP, además de medir las preferencias netamente políticas, y en particular por los candidatos presidenciales, también realizó una encuesta sobre 12 propuestas tan diferentes como legalizar la marihuana, con un apoyo de 40%, asamblea constituyente 45%, hacer una reforma tributaria 67%, y Nacionalizar el cobre con un extraordinario apoyo del 83% de los encuestados. Este reconfortante apoyo para nacionalizar el cobre es además transversal, y va más allá de las preferencias políticas, puesto que si bien el 88% de los que se identifican con la izquierda o centro izquierda apoyan esta propuesta, también lo hacen el 77% de los que tienen una posición política de derecha o centro derecha. Tan transversal es este apoyo a la nacionalización, que el 81% de las personas del nivel socioeconómico bajo apoya esta propuesta, pero también lo hace el 80% el nivel socioeconómico alto.

En función de la edad, el 88% de los jóvenes entre 25 y 34 años, y 84% de los jóvenes entre 18 y 24 años. No cabe duda que es el movimiento estudiantil del año 2011 que hizo crecer extraordinariamente el apoyo a la nacionalización del cobre, como una forma de financiar la educación gratuita, aunque este apoyo ya era importante anteriormente, puesto que el mismo año 2011, una encuesta realizada por el CERC, mostraba que el 67% de los chilenos estaba de acuerdo con nacionalizar las empresas de la gran minería. Y este apoyo también era homogéneo y transversal, puesto que el 74% de los que votan por la UDI estaba de acuerdo con la nacionalización, igual porcentaje que los que votan por el PS (74%) y solo ligeramente inferior a los que votan por el PC (76%).

Pasar en apenas dos años de un apoyo a la nacionalización del cobre del 67% al 83% de la población, es un salto cualitativo muy importante, y es indudable que en ello las luchas estudiantiles por una educación pública gratuita han influido en este espectacular repunte de la nacionalización. La encuesta CEP revela también que priorizar una educación universitaria gratuita es prioridad nacional al alcanzar el apoyo del 74% de la población. Si bien el apoyo a la educación gratuita el movimiento estudiantil lo ha logrado con muy impresionantes movilizaciones que han tenido una gran cobertura en la televisión y demás medios de comunicación, pero la espectacular toma de conciencia del pueblo chileno por la nacionalización, se ha logrado prácticamente sin ninguna presencia en la televisión y otros medios de comunicación, salvo precisamente la de los estudiantes que lograron levantar la consigna: nacionalización del cobre para financiar la educación gratuita.

¿Puede la nacionalización de la gran minería privada financiar la educación gratuita? No solo puede sino que sobrarían además miles de millones para la salud y la vivienda. Pensemos en esto. Hace 50 años gobernaba en Chile el último presidente elegido democráticamente, antes de la dictadura, don Jorge Alessandri, y en ese tiempo toda la educación en Chile era absolutamente gratuita, y con una educación universitaria muy superior en calidad a la que tenemos hoy, sin embargo, Chile producía en ese tiempo solo 0,5 millones de toneladas de cobre, y hoy producimos 5,5 millones, 11 veces más que hace 50 años. Entonces ahora los recursos sobran.

¿Cuáles son los recursos que podría captar el Fisco si se nacionaliza toda la actual minería extranjera? Saquemos las cuentas. Las empresas extranjeras producen hoy cerca de 4 millones de toneladas de cobre, que al precio promedio del año 2013 de US$ 3,35 la libra, equivale a US$ 29.500 millones de dólares, y como el costo máximo sería de US$ 1,2 la libra, la utilidad líquida o renta del recurso sería de US$ 19.000 millones. Eso es lo que se ganaría con la nacionalización de la gran minería privada.

Pero los recursos que puede aportar la nacionalización pueden ser aún muy superiores, puesto que en la actualidad Chile produce alrededor del 55% del cobre de mina que se comercializa en el mundo, porcentaje muy superior al que tienen los 11 países de la OPEP en el petróleo. Esto quiere decir que Chile puede fijar el precio de exportación de su cobre, y si lo fija en US$ 4 dólares la libra, la renta que aportaría la nacionalización de la gran minería privada sería de U$ 25.000 millones, y si el precio lo fijamos en US$ 5 la libra, los aportes al Fisco alcanzarían a US$ 33.000 millones, solamente tomando en cuenta el cobre. Pero además podríamos fundir y refinar la totalidad de la producción en Chile, creando miles de empleos calificados, y se recibiría por parte baja otros US$ 10.000 millones con la venta de todos los subproductos que hoy se llevan gratuitamente en los concentrados. Esto significa que Chile recibiría alrededor de US$ 43.000 millones todos los años, si nacionalizamos todas las actuales empresas de la gran minería.

Además es necesario considerar que estos cálculos lo estamos haciendo en base a las cifras oficiales de producción y exportación, sin considerar la evasión. Por ejemplo, pueden declarar que un barco se lleva 100 mil toneladas de concentrado, pero en realidad pueden llevar 120 mil o más toneladas. Declaran que el contenido de cobre del concentrado es de 32%, pero puede ser de 40%, y también sub declaran el oro, la plata, molibdeno y otros metales preciosos. Todo ello se terminaría, por lo que los beneficios de la nacionalización podrían aumentar considerablemente, mientras que ahora, el año 2012, estas mineras tributaron cerca de US$ 4.500 millones en total, sumando impuesto de primera categoría, impuesto adicional y el específico, más conocido como royalty. Es decir casi 10 veces menos que si estuviera todo nacionalizado.

Es fabuloso lo que la nacionalización de la gran minería puede aportar al país, y es por ello que es reconfortante que el 83% de nuestro pueblo apoye esta medida. Lo lamentable, es que un solo candidato presidencial, Marcel Claude, plantea la nacionalización en su programa presidencial, mientras que la Sra. Bachelet, no dice absolutamente una sola palabra sobre la nacionalización, y en su programa sobre la minería, no toca a la gran minería ni con el pétalo de una rosa. No asoma el más mínimo cambio tributario para la minería. Quien no quiera creerlo, ingrese a www.michelle.cl, abra el programa presidencial, y vaya a las páginas 72 y 73 donde se encuentra el programa sobre minería. Este programa en su totalidad es retórica sin medidas concretas, salvo que le van a bajar los impuestos a los más ricos de Chile, de 40 a 35%, eso sí está expresamente prometido en la reforma tributaria.

Con el actual apoyo de 83% de la población a la nacionalización del cobre y de 74% a la educación universitaria gratuita, es un claro indicio que las movilizaciones sociales se verán fortalecidas el próximo año 2014, porque en el programa de Michelle Bachelet, tampoco se contempla la educación universitaria pública gratuita.

Julián Alcayaga es economista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mercedes Meier: "La gente apostó a fuerzas nuevas"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con la venadense Mercedes Meier, que fue candidata a Diputada Nacional por la Nueva Izquierda-Frente del Pueblo, conversamos sobre las elecciones en Santa Fe, el modelo K, las "derechas" que se vienen y la "ley de medios".



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Elecciones parlamentarias en Argentina: Moderados festejos, el baile no ha hecho más que empezar

María Julia Bertomeu - Carlos Abel Suárez (SINPERMISO)

Las elecciones del pasado domingo 27 en Argentina han sellado el ocaso irremediable del kirchnerismo. Esto no quiere decir que alguna otra forma de peronismo pueda bascular entre la continuidad y la ruptura con los tres períodos del actual equipo político en el gobierno.

En un primer examen de los datos de los comicios del 27, se observa que las tendencias anticipadas por las primarias (PASO) de agosto se corroboraron y profundizaron, con matices que permiten asomarse a lo que puede ser el futuro político del país, pero que también marcan el derrotero de los acontecimientos económicos y sociales por venir.

La alianza política que había armado Néstor Kirchner -tras abandonar un primer amago de transversalidad superadora del pejotismo tradicional- entre los intendentes del conurbano bonaerense, feudos provinciales y sectores de la burocracia sindical, se rompió definitivamente dando lugar a un primer armado provisorio de lo que puede ser la oferta peronista para el 2015.

El llamado Frente Renovador, que encumbró al intendente de Tigre, Sergio Massa, apareció como un claro vencedor de la principal de las batallas, la provincia de Buenos Aires: sacó casi 4 millones de votos en el principal distrito electoral del país, una ventaja superior a la alcanzada en agosto con respecto al candidato del oficialismo, ganando en todos los tradicionales bastiones del peronismo. El triunfo lo ubica, aunque no lo haya dicho explícitamente, en la carrera presidencial para el 2015, como aspirante a una nueva etapa del peronismo en el poder, agrupando a una nueva generación de barones del conurbano con todos los pilares que sustentaron a su turno los proyectos de Carlos Menem, Eduardo Duhalde y los Kirchner.

El núcleo duro del kirchnerismo tiene cerrado así el sueño de una reforma de la Constitución que pudiera habilitar un tercer mandato de Cristina Fernández. El balance ofrecido por el oficialismo -seguirían siendo la primera minoría del país con el 33 por ciento de los votos y mantendrían formalmente el número de diputados y senadores- es apenas una foto. Nada entusiasmante, si la comparamos con la mayoría del 54 por ciento que consagró a Cristina Fernández de Kirchner hace dos años. Sufrió una elocuente derrota en los principales distritos electorales del país: Provincia y Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Salta, además de salir en tercer lugar en varios de los territorios que pesan en el padrón, más las simbólicas pérdidas de Santa Cruz y Chubut. Los diputados, senadores, gobernadores, intendentes y concejales que fueron leales a Menem, a Duhalde y a Kirchner, y que hoy forman el incongruo Frente para la Victoria, difícilmente constituyan una línea Maginot para las futuras contiendas.

También las primarias (PASO) habían adelantado contundentes resultados favorables al candidato socialista Hermes Binner en Santa Fe, un distrito que los socialistas gobiernan en una coalición con los radicales desde 2007. Julio Cobos, que había regresado como hijo pródigo al radicalismo se impuso en Mendoza con el apoyo del viejo partido, que tuvo que superar mil internas y recurrir a la ayuda externa de aliados, entre ellos de Libres del Sur, con la candidatura de Graciela Cousinet.

La extrema derecha de Mauricio Macri obtuvo en la ciudad de Buenos Aires una victoria pírrica, si se mide por la gigantesca inversión publicitaria realizada, sólo comparable a la del kirchnerismo.

Una elección aparte fue la del senador por la ciudad de Buenos Aires, que no escapó esta vez a la tradición del distrito cuando está en juego esa banca. Fernando “Pino” Solanas se alzó con la senaduría por la minoría, que detentaba el kirchnerista Daniel Filmus, superando con éxito una sucia campaña en su contra, más sucia aún -y ya es decir- que la que tuvo que sufrir cuando aspiraba a ser jefe de gobierno de la ciudad en 2011. Pino salvó así a duras penas su idea -un proyecto desprolijamente instrumentado- de que sólo un amplio Frente Popular podía vencer al macrismo en una ciudad blanca y conservadora donde las villas miseria crecen y crecen y la exclusión está a flor de piel: basta mirar la legión de excluidos que revuelven la basura todas las noches, esa herencia desgraciada del 2001 que ha sido superada tras más de una década de crecimiento económico continuado.

Sin embargo, como desde estas páginas habíamos adelantado, la gran sorpresa de las últimas elecciones parlamentarias la constituyó la izquierda trotskista con tres diputados que ingresarán al Congreso Nacional -está en discusión un cuarto por Córdoba- y que logró bancas provinciales y representación en municipios con los que jamás podría haber soñado. Salta, provincia de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba fueron las estrellas rutilantes para el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) integrado por el Partido Obrero, el PTS y otras formaciones. En la provincia de Salta la lista del kirchnerista Juan Manuel Urtubey (un oligarca representante de los grandes grupos económicos, que impuso hasta la religión en las escuelas públicas y fue reelecto como gobernador en 2011 con más del 60 por ciento de los votos) cayó al tercer puesto, superado por Pablo López, del partido Obrero, que se consagró diputado nacional, en segundo lugar y a sólo un punto del conservador Guillermo Durand Cornejo, del Frente Popular Salteño (20,5 a 19,1 por ciento). Otro ejemplo es Caleta Olivia (Santa Cruz), una ciudad donde predominan la actividad petrolera y sus trabajadores: el FIT sumó el 25 por ciento de los votos. En algunas mesas testigo de barrios proletarios y donde tradicionalmente ganaba el PJ mendocino, las preferencias por el FIT superaron a los candidatos peronistas. En Mendoza, el FIT desplazó al tradicional partido Demócrata (los “gansos”), conservadores mendocinos que siempre se llevaban una o dos diputaciones nacionales; resultó electo el joven Nicolás del Caño como diputado nacional, y además ingresan tres diputados provinciales, un senador y numerosos concejales, un acontecimiento inédito en la historia de la provincia. En la ciudad de Buenos Aires, si no entró Jorge Altamira al Congreso y otros representantes del FIT a la legislatura, fue por la incomprensible fragmentación de la izquierda, trotskista y no trotskista, porque todas las listas juntas superaron el 11 por ciento de los sufragios.

¿Cómo se explica esta hazaña de la izquierda radical? En general, podría decirse que estas elecciones, con todos sus matices, expresan un voto castigo al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y revelan un malestar social generalizado, aun si mitigado en el último momento por el impacto de su enfermedad. De haber continuado su intervención en la campaña electoral en la línea que lo venía haciendo, según algunas encuestas, el resultado podría haber sido peor para el FPV.

En ese contexto, el voto para el FIT da un salto de calidad; se trata de un reconocimiento de quienes han estado al frente de los numerosos conflictos de todo el período. Pero, al mismo tiempo, de una advertencia: los rescoldos del 2001 todavía están calientes, un dato que harían bien las clases dominantes de tomar en cuenta.

Las elecciones pusieron cifras a ese malestar de la sociedad. La economía creció en la última década al empuje de una coyuntura particular para países como la Argentina que hemos analizado en SinPermiso en artículos bien argumentados, y en algunos casos, de gran penetración analítica. Luego de superada la depresión más espectacular de la economía argentina en toda su historia, que comenzó en 1998 y eclosionó en 2001, ya ordenados los desajustes y acertadamente amortiguados los efectos brutales de la crisis para los más pobres, se desperdiciaron todas las oportunidades para cambios y reformas realmente estructurales. La lista de las facturas sociales pendientes y vencidas es muy larga y sobradamente conocida. Lejos de honrarlas, desde 2007 se intervino el Instituto de Estadísticas y se comenzó a mentir en los datos sobre la inflación, el crecimiento, la pobreza, la desocupación, la salud. Los pueblos son pacientes, les cuesta cambiar; pero tarde o temprano reaccionan.

El discurso y la decisión de enjuiciar los crímenes de lesa humanidad de los militares de 35 años atrás (condenas aplaudidas fervientemente por la absoluta mayoría de la sociedad) no pueden coexistir con la Ley antiterrorista, con el proyecto X -que espía a los opositores, principalmente de la izquierda, o a los activistas sociales-, con la violenta represión de las protestas de los pueblos originarios, de las protestas sindicales, de quienes que enfrentan a los daños irreparables provocados por la megaminería, por el fracking, por los agronegocios, por la tala masiva de los bosques, de quienes denuncian a las policías corruptas o de quienes luchan por mejoras salariales o defienden glaciares. Decir que el país se desendeuda y aumentar la deuda externa; hablar contra los monopolios y votar a libro cerrado una ley de riesgos del trabajo (ART) cocinada por las patronales, pactar en secreto con Chevrón, facilitar las nuevas plantas de Monsanto y festejar las aventuras empresariales de la Barrick Gold, por mencionar unas pocas perlas del doble discurso kirchnerista. Declamar sobre la defensa del trabajo argentino, mientras el principal fabricante de turbinas hidroeléctricas de América Latina, una firma radicada en Mendoza, no puede ganar una licitación -ni se presenta-, porque las obras públicas se adjudican a los empresarios amigos (especialistas en instalar casinos), que “tercerizan” la fabricación de las turbinas en China. La corrupción, la inflación y la inseguridad, por este orden, han movilizado el voto opositor, según todos los sondeos.

Desde la noche de la elección varios de los candidatos triunfantes se pusieron al hombro la candidatura presidencial para 2015. El primero fue Macri, quien, sin embargo, con 8,04 por ciento de los votos (los que sacó él en la Capital, más los de sus amigos en todo el país), tiene tantas probabilidades de ser presidente como Altamira.

Para llegar al 2015 hay que pasar 24 meses por un campo minado: por eso es un ejercicio especulativo discutir sobre frentes y candidaturas.

El próximo período plantea algunos problemas simples y otros complejos. La bolsa de harina pasó en diez meses de 70 pesos a 450 pesos; por consiguiente, el precio del pan -en los lugares más baratos- se duplicó. La canasta básica de alimentos se incrementó el 5,77 por ciento durante el mes de octubre, mientras los ridículos datos oficiales insisten en el 0,88% de aumento, sin reconocer la inflación, que impacta en los asalariados fundamentalmente y enriquece a los especuladores.

Asimismo, una economía como la actual, superconcentrada y dependiente de la exportación de la soja y de los acuerdos del sector automotriz con Brasil, es muy vulnerable a la coyuntura exterior, que precisamente se enfrenta a un mal pronóstico. La Barrick Gold acaba de anunciar que suspende el emprendimiento binacional megaminero de Pascua-Lama, lo cual significa la pérdida de miles de puestos de trabajo, lo que viene a añadirse a la paralización y retirada del país, hace ya unos meses, de la brasileña Vale, que se proponía explotar el yacimiento Potasio Río Colorado de Malargüe (Mendoza), dejando en la calle a 6.000 trabajadores y empleados directos, más el impacto en los proveedores.

La Barrick Gold suspende las operaciones en Pascua-Lama por el persistente combate de los pueblos afectados por los daños ambientales que produce la megaminería.

Apenas dos muestras de un panorama poco alentador, al que se agrega la situación de las economías regionales que comienzan a paralizarse por el efecto combinado de la menor demanda externa para sus productos y la pérdida de competitividad por el efecto inflacionario. Con una crisis energética que obligará este año a importar combustibles y gas por más de 13 mil millones de dólares -una cuenta que seguirá creciendo-, 2014 puede convertirse en un puente roto para la balanza comercial argentina. El gobierno fracasó con un blanqueo de capitales, sólo apto para corruptos o narcotraficantes, con el que pretendía compensar la caída de las reservas, financiar la explotación del yacimiento de Vaca Muerta mediante la técnica del fracking y dar vida al hoy muerto mercado inmobiliario. Vencidos los plazos previstos para el blanqueo, se decidió dejarlo abierto sine die y ver si podía convencerse a algún empresarios amigo para traer los dólares y salvar la cara -y posiblemente el cargo- del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, un funcionario que confirmará una vez más que los voluntaristas tontos puestos a manejar la economía no son ni de derecha ni de izquierda.

Antes de las elecciones, el gobierno ya se había encaminado a mejorar las relaciones con el Banco Mundial pagando a varias trasnacionales los pleitos ante el Ciadi, a lo que podrían seguir las negociaciones por la deuda con el Club de París, al tiempo que se gestiona un arreglo con los fondos buitres. El establishment financiero local e internacional festejará e incluso empujará para que se golpee la puerta del FMI.

De todas maneras, las dificultades que enfrentarán la economía y la sociedad argentinas en los próximos meses, si hay que creer a los economistas competentes, no serán catastróficas; simplemente, graves. Pero la agenda de las luchas sociales será abrumadora: recuperar el salario, defender los puestos de trabajo, el medioambiente, los recursos naturales, los pueblos originarios, sacarse de encima a los burócratas y corruptos.

María-Julia Bertomeu y Carlos Abel Suárez son miembros del Comité de Redacción de SinPermiso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Elecciones 2013: Un resultado, dos interpretaciones

Juan Manuel Boccacci (RED ECO)

Las elecciones legislativas pasadas pusieron de manifiesto de manera cruda la evidente contraposición en que se ubican Clarín y Página12 en lo que hace a la construcción de la realidad. Frente a los mismos resultados electorales, ambos diarios crean un imaginario de lugares posibles tanto para el oficialismo como la oposición absolutamente disímil.

¿Se puede hablar de un fin de ciclo?; ¿aparecen candidatos definitivamente presidenciables?; ¿cuál es el lugar Massa de aquí en más?; ¿está inevitablemente fracturado el gobierno?; ¿existe quién pueda disputarle al gobierno la hegemonía en todo el territorio nacional? Estos son algunos de los interrogantes que vertebran ambas publicaciones y que buscaremos desmenuzar aquí.

Hay una idea que busca imponer Clarín en varios de los titulares que pudieron leerse el día posterior a las elecciones: el fin de ciclo del kirchnerismo. Clarín hace un recuento de la cantidad de votos que perdió el Frente para la Victoria y aliados en comparación a las elecciones de 2011. Un apartado especial en este punto tuvo la Provincia de Buenos Aires: el gobierno perdió en municipios claves que supieron ser “fieles” al voto K durante toda la década.

A su vez, dentro de este clima de “fin de época”, Clarín señala la incapacidad del gobierno para dar respuesta a problemáticas como la “drogadicción, inseguridad, inflación e inclusión social”.

Por su parte Página 12 hace fuerte énfasis en que el Frente para la Victoria (FpV) sigue siendo la primera minoría a nivel nacional. Este será uno de los ejes que guiará varias notas del diario: se mostró al gobierno como un bloque con un piso de votos “duro” a nivel nacional, enfrentado con una oposición dispersa, sin capacidad de real de disputar poder en todo el territorio.

Otro aspecto fuertemente recalcado por Clarín tiene que ver con que el resultado de estas elecciones sirvió para posicionar a los candidatos presidenciales para el 2015. “Una elección clave para el diseño de la etapa que viene”, “Massa arrolló y se abre una nueva etapa política”, “Mendoza: Cobos ganará cómodo y sueña con más”, “En Córdoba, De la Sota busca el pasaporte a 2015”, son algunos de los titulares dónde se impuso esta idea.

Sergio Massa es núcleo de una gran cantidad de notas: se habla del “armado político” que comienza a esbozar con miras al 2015. En algunas notas se lo enfoca desde un costado “humano”: desde una óptica alejada a la política se lo ve compartiendo instantes con sus hijos y esposa, por momentos efusivo y en otros mesurado a la hora de las declaraciones, muy cercano desde lo afectivo a algunos de los miembros de su partido.

En contraposición Clarín mostró al gobierno marcado por fuertes discrepancias, dando la sensación de una ruptura en varios frentes internos. El diario remarcó la ausencia de Guillermo Moreno y Aníbal Fernández en el bunker del Frente para la Victoria. También se refirió a un presunto enojo de Insaurralde luego de conocerse los resultados definitorios, que casi lo podrían haber llevado a “no querer asumir su banca de diputado”, posición de la que luego desistió.

Página12 presentó una nota donde describe el “perfil” de Sergio Massa. Allí se lo mostró como “El hombre que no quiere mirar atrás” haciendo referencia a su pasado en la filas de la UCEDE, su conversión al PJ de la mano de Barrionuevo y la llegada a la Anses con Duhalde.

La nota central del día domingo en Página12 hizo un recorrido histórico por los resultados electorales desde 1983, para dar cuenta de que ningún candidato que ganó la provincia de Buenos Aires en las elecciones legislativas de medio término tuvo proyección electoral a nivel nacional. De esta manera “la interpretación de los comicios de hoy como antesala de la elección presidencial de 2015 es una expresión de deseos de quienes la formulan”, puede leerse en esa misma nota, haciendo una clara referencia a la oposición mediática.

Con respecto a lo que se puso en juego en la elección legislativa, Página12 hizo énfasis en que se elegían la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio de la Senadores, sin ningún abordaje que impusiera una visión de “candidatos presidenciables” a partir de los resultados de la elección. El diario se centró en que el kirchnerismo logró mantener la mayoría legislativa y de hecho sumó dos diputados más a los que ya poseía. Esto se presenta para desacreditar cualquier presunción de pérdida de poder.

Dentro del contexto de ruptura interna que exhibe Clarín con respecto al gobierno, mencionó que si bien el gobierno mantiene el quórum en ambas cámaras, quedó a partir de estas elecciones con un margen mucho más acotado. La inevitable salida del gobierno de la presidenta en 2015, podría llevar a antiguos aliados a decidir no apoyar sus iniciativas en pos de “acomodarse” junto al nuevo candidato presidenciable. Es decir se dio una mirada del sector kirchnerista en descomposición y buscando ubicarse a la nueva coyuntura que crearon estas elecciones.

Notas de referencia:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232230-2013-10-27.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232232-2013-10-27.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232283-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232285-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232300-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232294-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232289-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232290-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232292-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232304-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232286-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232296-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232288-2013-10-28.html
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-232307-2013-10-28.html
http://www.clarin.com/politica/Cordoba-Sota-busca-pasaporte_0_1018698177.html
http://www.clarin.com/politica/Mendoza-Cobos-ganara-comodo-suena_0_1018698178.html
http://www.clarin.com/politica/macrismo-pone-juego-control-Legislatura_0_1018698184.html
http://www.clarin.com/politica/foto-prohibida-bunker_0_1019298496.html
http://www.clarin.com/politica/Cordoba-FIT-pidio-recuento-voto_0_1019298491.html
http://www.clarin.com/politica/Mar-Plata-primera-derrota-vecinalista_0_1019298487.html
http://www.clarin.com/politica/elecciones_2013-ucr-la_rioja_0_1019298442.html
http://www.clarin.com/elecciones/Elecciones_2013-Rio_Negro-Pichetto_0_1019298396.html
http://www.clarin.com/politica/Elecciones_2013-elisa_carrio_0_1019298389.html
http://www.clarin.com/politica/elecciones_2013-consultores_0_1019298376.html
http://www.clarin.com/elecciones/Elecciones_2013-Manzur_0_1019298368.html
http://www.clarin.com/politica/Insaurralde-perdio-propia-mesa_0_1019298353.html
http://www.clarin.com/politica/elecciones_2013-izquierda_0_1019298356.html
http://www.clarin.com/politica/Elecciones_2013-sergio_massa_0_1019298347.html
http://www.clarin.com/politica/elecciones_2013-resultados-Rossi-Massa_0_1019298339.html
http://www.clarin.com/politica/Scioli-Ayer-dia-dificil_0_1019298337.html
http://www.clarin.com/elecciones/Macri-fin-ciclo-kirchnerismo_0_1019298336.html
http://www.clarin.com/politica/Cristina-Gobierno-busco-disimular-derrota_0_1019298164.html
http://www.clarin.com/politica/Moreno-Anibal-Fernandez-grandes-ausentes_0_1018698678.html
http://www.clarin.com/politica/Massa-arrollo-nueva-etapa-politica_0_1019298157.html
http://www.clarin.com/politica/Massa-duplico-ventaja-kirchnerismo-bastiones_0_1019298174.html
http://www.clarin.com/politica/Diputados-oficialismo-mantiene-necesitara

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Voto a voto... Verso a verso

Alfredo Grande (APE)
.

“Demócrata no hay camino, sólo urnas y votar”
(aforismo implicado)

Decir que votar no sirve para nada es un botón del chaleco del cinismo republicano. Yo creo que sirve para mucho. Desde nuestra implicación política e ideológica, cada uno y cada una dirá para que sirve. Refuerza la oposición binaria entre dictadura//democracia. O en términos más fuertes: Terrorismo de Estado y Estado de Derecho. Hace 30 años ese binarismo fue necesario para demoler los cimientos de la cultura represora que legitimó la masacre y el exterminio. Incluso pretendió legalizarlos con la autoamnistía que el depredador Bignone leyó. Y que el candidato luego triunfante, Raúl Alfonsin anticipó que no iba a convalidar. En los momentos fundantes el binarismo es necesario. No hay grises entre la vida y la muerte.

Hace 30 años la democracia era la vida, era la paz… En nuestra actualidad, el mismo binarismo apenas es un fetiche. Ha quedado demostrado que con la democracia no siempre se come, no siempre se cura, no siempre se educa. Las hiperinflaciones, el menemato, el quiebre de la convertibilidad, son analizadores potentes de la precariedad del estado de derecho para mitigar los desechos del modo capitalista. Pero si el capitalismo sale fortalecido de sus crisis cuando encuentra, y siempre encuentra, que otros la paguen, la democracia sale fortalecida de sus catástrofes cuando encuentra, y siempre encuentra, que votos nuevos llenes odres viejos.

El PJ logró transvestirse de Frente para la Victoria y la obsecuente lealtad pretendió ser sustituida por la transversalidad. Buen intento, pero naufragó por la sencilla razón que ni siquiera la transversalidad es ajena a la lucha de clases. Scioli, Cobos y Boudou son íconos de la tranversalidad por derecha, que termina siendo derecha sin transversalidad. O sea: más pejotismo. Disimulado en la reina del plata, obsceno en las provincias feudalizadas. Por lo tanto la agenda política, partidaria y social de la derecha logró instalar, tanto en el oficialismo, todos los oficialismos, en la oposición, casi toda la oposición, una pelea aparente y encubridora y ocultado un acuerdo fundante y descubridor. No desconozco, al menos eso pienso, las diferencias entre Melconián y Kiciloff. Lamento pero en este momento no recuerdo el nombre del ministro de economía.

La izquierda clasista y no clasista tiene su espacio en la representación popular y eso es demasiado importante, porque va mucho más allá de los votos que supimos conseguir. Es el termómetro real que mide la oposición verdadera no a la forma, sino al fundante de la cultura represora: la sacramental propiedad privada de los medios de producción y por lo tanto, la propiedad privada del trabajo y de la vida de las personas.Decía: la furia exportadora de los campeones de la devaluación frente a los campeones de la argentina subsidiada. El capitalismo tiene mucho más que dos caras, y siempre hubo, hay y habrá formas salvajes y formas más paquetas. El New Deal y los reganomics no son lo mismo, pero en algo son iguales: aunque el liberalismo llore, el capitalismo siempre ríe. En las últimas elecciones ha triunfado por más del 90% de los votos, un modo de producción económica, política y social que conviene seguir llamando capitalismo, pero al que yo he bautizado como “cultura represora”.

Pero Carrió mas, Boudou menos, soja más, glaciares menos, después de 30 años de democracia, después de la década ganada, la izquierda real todavía está intentando armar un espacio para que la tortilla se vuelva. En dos años, es probable que los únicos partidos, frentes, contra frentes que tengan posibilidades de continuar gerenciando eso que llaman Estado, sean los ejecutores de las necesidades y deseos de los grupos económicos más concentrados de la economía. Ahora que la Corte Suprema vuelve a ser Suprema y buena, el oficialismo entierra las críticas por la inconstitucionalidad a la elección de los integrantes del consejo de la magistratura. Pasó de ser Suprema Maryland a ser Suprema Democrática.

*****

Y una vez más, y siempre igual, la meritocracia y el triunfo es sólo del Oficialismo, desconociendo las luchas de las organizaciones comunitarias que sufren no en silencio, pero sufren en estos 4 años la parálisis de aplicación de todas las normativas de la ley que NO fueron cuestionadas. No es lo mismo luchar contra un monopolio que sostener una política de inclusión democrática. Combatir a Magnetto es necesario y justo. Pero apoyar a Vila Manzano, Tinelli Suar, López Cristóbal, reduce ese combate a una lucha entre dioses en la cual los mortales seguimos excluidos.La Justicia no se ha prostituido. Simplemente ha dejado caer los velos que ocultaban el matrimonio por conveniencia que siempre tuvo con los poderes hegemónicos. No se olviden de Romina Tejerina que no tuvo nunca justicia, ni suprema ni de ningún tipo, y que todavía sigue cumpliendo una condena social, después que cumplió toda la judicial. O el silencio atroz frente a la desaparición de Luciano Arruga y la desesperada resistencia de familiares y amigos. Hay desaparecidos y desaparecidas en Argentina y no hay Suprema que hable. Pero la constitucionalidad de la ley de medios audiovisuales le dio al Partido de Gobierno Nacional el oxígeno necesario justo el día después de la asfixia eleccionaria.

Creo que lo importante en estos dos años es pulverizar la agenda de la derecha, tanto de la popular , la liberal y la fascista. Construir la propia agenda anticapitalista, democrática fundante y de liberación nacional y social. Será más un arte que una ciencia. Décadas de sectarismo, iluminismo, mesianismo, individualismos no podrán ser elaboradas y resueltas fácilmente. Quizá tampoco difícilmente.

La reaparición de Luis Zamora sirvió, todo sirve, para arañar votos del Frente de Izquierda. Hubiera sido una candidatura testimonial valiosa y que ratificara la vocación por la autodeterminación y libertad, que Luis se bajara de la Lomas de Zamora y aceptara un lugar como tercer o cuarto candidato del FIT. Si lo único importante es llegar, para eso la derecha tiene más experiencia. Nunca olvido la sentencia de Lenín: “todos los medios, incluso los legales”. Y una legalidad democrática unida a una legitimidad revolucionaria es un desafío muy interesante. Militante sí hay camino, es la lucha y nada más.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La última milla

Gustavo Coregido (CHACO DÍA POR DÍA)

El problema de la última milla es un concepto de la tecnología de las comunicaciones, pero en los últimos años comenzó a estudiarse en lo que se denomina la “economía del comportamiento”, comienza expresando el Defensor del Pueblo del Chaco, Gustavo Corregido, en un documento que editamos de manera textual.

Los ejemplos brotan por centenares. El más usual, en el mundo de la tecnología de las comunicaciones, es la conectividad de las centrales telefónicas locales a las instalaciones del cliente.

Sólo para clarificarlo, trasladándose a nuestra provincia su pueden ver al costado de ciertas rutas, gruesos cables de fibra óptica con los cuales el gobierno pretende llevar comunicación de voz, datos e internet, a todos los rincones de la provincia. La última milla sería entonces la conexión domiciliaria o a la última escala de la red que en estos momentos se están sembrando a la vera de los caminos.

Esta circunstancia se repite entonces en otros aspectos de la actividad humana. Un reciente artículo del diario La Nación, advierte que aparecen por ejemplo en los negocios, la economía, la educación, las políticas públicas, la vida de todos los días y otra infinidad de ámbitos.

El ejercicio de la administración del Estado lleva a que se expongan respuestas para la cuestión macro, no siendo siempre conscientes de que habiéndonos ocupado de las grandes cuestiones, no siempre le dedicamos el mismo empeño a lo micro. En ciertas ocasiones se da por descontado que si se hizo lo más, lo menos debe estar indefectiblemente hecho.

En una de las últimas visitas al paraje Manantiales, jurisdicción del nuevo municipio de El Espinillo, recibí el pedido de vecinos de ese lugar para la provisión de una pala barrenadora que le permitiera a ellos por sus propios medios realizar perforaciones buscando agua para paliar el gravísimo déficit que todavía tiene esa zona.

Por una cuestión de ubicación las reuniones se hacen a la sombra de un gran algarrobo que está ubicado justo en frente del nuevo puesto sanitario.

Habiendo asumido el compromiso, y colectando fondos provenientes de donaciones anónimas y privadas, el Instituto del Defensor del Pueblo pudo entregar la pala. En la pequeña prueba de su forma de uso estábamos cuando reparé que casi pegado al Centro de Salud una perforación con una bomba estaba ociosa en medio a la dramática crisis.

Hasta ese límite de la crisis el agua para consumo humano había sido provista por una bomba manual que está a unos 100 metros del puesto sanitario. Una especie de canilla pública de las que se conocen en las ciudades, pero sobre la que hay que trabajar manualmente para poder extraerle el líquido.

Lamentablemente, la gravísima crisis había dejado también fuera de servicio a esta bomba manual.

La curiosidad por la presencia de esa perforación hizo que nos acercáramos al pozo de lado del puesto y nos sorprendimos al ver que dentro de la perforación había una bomba sumergible impecable, prácticamente “sin uso” y unida a ella una pequeña sala de operaciones junto a un grupo electrógeno y una planta purificadora.

Prácticamente todo está “a nuevo”. Las referencias que nos dieron en el lugar indican que el encargado actual del puesto sanitario no tiene conocimiento para su manejo u operación, ni tampoco lo tenía la mujer que estaba en la misma posición (ahora ya se jubiló) cuando se inauguró esa nueva dependencia de Salud para los vecinos del paraje.

Los mismos rumores que circulan en el lugar indican que en verdad, esa planta funciona, que la perforación tiene agua y que más allá de lo que la fuente original entregue, el líquido que se extraiga puede ser purificado.

Es un clásico problema de la última milla. Es decir las condiciones para la extracción de agua, su tratamiento y purificación están al alcance de vecinos que prácticamente no tienen nada para tomar, pero no se puede hacer uso de ella porque pese a la millonaria inversión que demandó toda la obra, no hubo previsión para capacitar a los que deben hacer andar esa planta.

Para enfrentar problemas como este, el Gobierno de los Estados Unidos, creó una oficina denominada Unidad del Comportamiento, para mejorar la eficiencia en el uso de energía, asistencia a clases o finanzas familiares, entre otros campos. Tampoco es una novedad, oficinas como ésta ya existen en otros países, pero lo que va afianzándose es la forma en que comienza a entenderse que el concepto de la última milla es un verdadero problema al que habrá que abocarse, más temprano que tarde para dar la puntada final de las grandes obras de infraestructura que terminen efectivamente por mejorar la calidad de vida de nuestros conciudadanos.


Foto: El Espinillo, planta purificadora - Fuente: CHACO DÍA POR DÍA

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Se realizan en paralelo doce juicios orales por delitos de lesa humanidad

PRIMERA FUENTE

Los juicios por delitos cometidos durante la dictadura cívico militar se realizan actualmente en Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, Córdoba, Formosa, Capital Federal, Jujuy y Neuquén.

En Ciudad de Buenos Aires, son juzgados 68 acusados de haber cometido 789 secuestros, torturas y homicidios en la ESMA y entre los imputados se encuentran ocho aviadores navales y de la Prefectura acusados por los denominados "vuelos de la muerte", en los que se arrojaba prisioneros vivos al mar o al Río de la Plata.

También en Capital, son juzgados cometidos en el marco del Plan Cóndor, el acuerdo de dictaduras sudamericanas para perseguir a opositores políticos fuera de sus propios países.

En tanto, en Córdoba, continúa la etapa testimonial del juicio de la megacausa `La Perla´, que involucra a 417 víctimas y tiene 45 imputados, entre ellos el represor Luciano Benjamín Menéndez.

En Salta, son juzgados 20 represores por delitos de lesa humanidad en perjuicio de 34 víctimas, proceso que se encuentra en etapa de alegatos.

En Tucumán, se encuentra en etapa de alegatos el megajuicio que comenzó el 12 de noviembre de 2012 y que unifica las causas Arsenal y Jefatura de Policía.

En tanto, en Bahía Blanca, son juzgados ocho represores en la causa "Stricker, Carlos Andrés y otros por privación ilegal de la libertad agravada, reiterada, aplicación de tormentos reiterada, homicidio agravado reiterado a Yotti, Gustavo Marcelo y otros en área controlada operaciones Cuerpo Ejército V".

En Formosa, continúa el juicio que tiene como principal acusado al represor Angel Spada que se encuentra prófugo.

En Rosario, se desarrolla el juicio por la denominada causa `Guerrieri II´, en el que hay 12 acusados pertenecientes al Batallón de Inteligencia 121 de esta ciudad y se ventilan 27 casos de víctimas del terrorismo de Estado.

En Jujuy, es juzgado el multicondenado represor Luciano Benjamín Menéndez, un ex interventor del Servicio Penitenciario provincial y cinco guardiascárceles por secuestros, torturas y desapariciones.

El 4 de octubre, en tanto, comenzó un proceso en Santiago del Estero en el que el grupo de tareas que dirigía el represor Musa Azar es juzgado por el asesinato de la empleada doméstica Consolación Carrizo y el secuestro y torturas de otras 34 personas durante la última dictadura cívico militar.

El 17 de octubre el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín comenzó un nuevo juicio oral por delitos cometidos en Campo de Mayo, en el que se investigará el secuestro y desaparición del dirigente montonero Roberto Quieto y la apropiación de dos niños, hoy nietos restituidos.

El mismo día, pero en Neuquén, comenzó el tercer juicio por delitos cometidos en esta provincia de Neuquén y que tiene en el banquillo de los acusados a cinco represores, dos de los cuales permanecieron prófugos de la Justicia durante varios años, Por otra parte, continúan, respectivamente, en Capital Federal dos juicios y en Paraná uno por escrito, por sustenciarse bajo el viejo Código penal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pablo Pimentel ante la justicia, esta vez como imputado

LA RETAGUARDIA

El referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza, Pablo Pimentel, debió presentarse ante la Unidad Fiscal de Instrucción en lo Criminal y Correccional Nº 3 de Laferrere para notificarse de una denuncia en su contra realizada por uno de los abogados de los tres policías acusados de asesinar a Gabriel Blanco en una comisaría de San Carlos, en marzo de 2007. Los abogados de la APDH adelantaron que presentarán ante la Justicia una solicitud de desestimación.

La denuncia contra Pablo Pimentel llegó justo después de que la Sala I de la Cámara de Apelaciones del Departamento Judicial de La Matanza desestimara las apelaciones a las prisiones preventivas dictadas contra el subcomisario Rubén Darío Suárez; el suboficial Ariel Emiliano Gómez y el oficial Pablo Balbuena, por torturas seguidas de muerte.

En diálogo con La Retaguardia, Pimentel dijo sentir bronca y angustia por lo sucedido: “esta vez nos toca ir a un tribunal pero a notificarnos de una imputación, y la verdad es que no estamos acostumbrados a este tipo de cosas porque nosotros trabajamos y militamos toda la vida basando nuestra lucha en valores que tienen que ver con la ética, la moral, la verdad, desde la solidaridad, nunca desde el engaño ni de la utilización, y acá se está investigando un hecho muy grave que sucedió hace seis años y medio en una comisaría. Los familiares de Gabriel Blanco, que fue torturado y asesinado, nos pidieron que acompañemos la búsqueda de justicia y la verdad, y eso fue lo que hicimos. Ahora se ha armado todo un artilugio para descalificar a los organismos de derechos humanos, en este caso a la APDH, a la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), a un médico legista al que también quieren investigar por todo el trabajo que hizo en esta causa”, afirmó.

Al igual que Luciano Arruga, Gabriel Blanco de 21 años no aceptó las presiones de la policía bonaerense de ir a robar en zonas liberadas. Como también le sucedió a Arruga, Blanco fue amenazado con que lo iban a detener y que luego aparecería en una zanja.

Blanco vivía en el Barrio “La Borward”, de Isidro Casanova. Tenía algunas detenciones previas por robo pero la policía le exigía que lo hiciera para ellos. El 1º de marzo de 2007 fue llevado a las nueve de la noche a la comisaría de San Carlos; a las doce apareció ahorcado con un cable en un calabozo. Previamente, tanto su mujer como otros presos lo habían escuchado gritar desesperadamente. Según quedó demostrado por pericias, el cuerpo de Blanco recibió golpes mortales, lo que también se comprobó en una segunda autopsia (la primera había sido realizada por la policía). Además, la policía científica hizo pruebas con los cables que Blanco habría utilizado para suicidarse; éstos se cortaron con la presión de un peso de cincuenta kilos, pero Blanco medía un metro ochenta de altura y pesaba más de ochenta kilos.

“Apenas sucedió el hecho –relató Pimentel–, la familia se comunicó con compañeros que estaban haciendo trabajo territorial justamente en donde vivía Gabriel, y nos apersonamos a los tres o cuatro días en la comisaría; se habló con los detenidos en forma muy libre, y ahí ellos expusieron que habían escuchado esa noche gritos desesperados que pedían que le dejaran de pegar, que quería ver a su familia, hasta que en un momento no se escuchó más nada, y después nos enteramos lo que se hizo público, que Gabriel apareció ahorcado en un calabozo en el que estaba él solo”.

Pimentel explicó que por pedido de los defensores de los policías acusados se les tomó nuevamente declaración a quienes estaban presos en la misma comisaría que Blanco: “la verdad que a ellos no los culpo, es gente que está totalmente estigmatizada, creo que es víctima de todo un sistema de reciclaje de gente que roba, vuelve, roba, vuelve. Y cuando los defensores de los policías le preguntan si algún organismo de derechos humanos los había visitado, esta gente declara que fueron visitados por organismos que les habían ofrecido alguna mejora en su causa si declaraban contra la policía. Eso es lo que se quiere investigar y esa sería la imputación concreta que nos hacen”.

Lo increíble, además del contenido de la denuncia que Pimentel desmiente de plano, es la diferencia entre la celeridad con que se actuó en esta imputación contra la APDH y la lentitud con la que se investigó el asesinato de Blanco: “es impresionante con qué celeridad se nos convocó y notificó el artículo 60 del Código Penal, que es a partir del cual te avisan que estás imputado en una denuncia. El caso de Gabriel Blanco costó muchísimo llevarlo al término de verdad y justicia. Acá nadie busca exagerar una cuestión que sabe que de por sí es súper trágica, terrible, catastrófica para la persona que vivió esa situación, y para los familiares que aún viven esa situación de la ausencia. Costó seis años de profundizar las investigaciones, cumplimentar todo lo que el juez de garantías que, creo yo, haciendo honor a la tarea que tiene que es ser garante de un proceso, agotó todo lo que había pedido, pericias, pruebas técnicas, reconstrucción del hecho, re-autopsia”, remarcó Pimentel.

En diálogo con La Retaguardia, el titular de la APDH La Matanza también se refirió a otro caso similar a los de Blanco, Arruga y tantos otros, ocurrido a mediados de 2001: “un muchacho de treinta años había sido detenido en González Catán por averiguación de antecedentes, estaba solo en un calabozo de contraventores y aparece al otro día con una rotura de cráneo, con un coma 4, lo intentan salvar con dos operaciones y al cuarto día muere. La familia se conecta con nosotros y empieza todo el proceso. Ocho años se tardó para poder demostrar que Sergio Daniel Díaz había sido brutalmente golpeado con un elemento con energía cinética que le produjo el coma y después la muerte. Después pasó lo de Gabriel Blanco, y luego uno de los hechos más graves que tiene la Argentina que es la detención, tortura, desaparición y muerte de Luciano Arruga el 31 de enero de 2009. Con todos estos casos que ocurrieron después en la zona, nosotros decimos que evidentemente el caso Díaz sentó un precedente porque ya tiene sentencia firme la condena a perpetua de los policías responsables de esta comisaría. Sienta el precedente de una mejora de prácticas de tortura, una mejora diabólica, para borrar evidencias y llevar adelante la barbaridad que se siguen dando en las distintas comisarías”.

Como ejemplo, Pimentel mencionó el caso de Jorge Reyna: “cuando se estaba terminando el cierre de escrutinio y los festejos en algunos bunkers el día domingo, me empezaron a llegar mensajes de Córdoba, de compañeros de la APDH de Capilla del Monte, que estaban desesperados porque acababan de encontrar a un joven, Jorge Reyna, en las mismas condiciones que Gabriel Blanco, ahorcado con una camisa en un calabozo de la comisaría de Capilla del Monte”.

“Esto responde a una cultura que nosotros alguna vez denominamos para ser un poco prolijos o no tan hirientes: cultura del golpe = cultura de la tortura. En todo caso, se tienen que hacer detenciones a partir del pedido de algún fiscal o juez, ponerlos a disposición y nada más. La realidad es que se aplica un código que ya está abolido; las torturas y la pena de muerte están abolidas hacer rato pero en estos casos se aplican”, agregó el referente de la APDH La Matanza.

Al ser consultado acerca de si este accionar es propio solo de la policía argentina o se reproduce en fuerzas de seguridad de otros países, Pimentel señaló: “esto es un resultante de una condición humana que pasa en todos los países. Diría que hay policías que trabajan con honestidad, y quiero decirlo porque conozco gente que realmente lucha contra todo un sistema perverso dentro de la fuerza para llevar adelante una vocación y es algo que -dicho por ellos- les cuesta muchísimo. Y hay otros que no, que han entendido que tienen la potestad de hacer y deshacer la vida y la integridad de cualquier persona y sobre todo de los más jóvenes y los más pobres. Yo creo que este es un mal de parte de la especie humana, que creen que tener un arma, un uniforme, amerita ser amo, dios y señor de las personas”.

Finalmente, este jueves 31 de octubre, Pablo Pimentel se presentó en la fiscalía a cargo del doctor Federico Russo para sostener la defensa de la APDH La Matanza. Lo hizo junto a los integrantes de la mesa directiva de ese organismo Beatriz Capdevila y Juan Carlos Lozza, ya que consideran que esta causa agravia a la entidad en su conjunto.

También estuvo presente Margarita Jarquer, directora de Litigio Estratégico de la Comisión Provincial por la Memoria; y acompañaron Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora; Teófilo Blanco y Carmen Cuomo, padres de Gabriel Blanco; Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga; Sandra Oviedo, concejal por Libres del Sur; y Paulino Guarido, secretario de Derechos Humanos de CTA-La Matanza. Además enviaron su solidaridad la APDH Nacional, el Centro de Estudios Legales y Sociales y el Servicio de Paz y Justicia.

Los abogados de la APDH, Juan Manuel Combi y Alejandro Bois, adelantaron que presentarán ante la Justicia una solicitud de desestimación de la denuncia ya que, de continuar el trámite, se estaría criminalizando a los organismos que luchan por la plena vigencia de los derechos humanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Jujuy: Gremio estatal desmiente estadísticas sobre indigencia

COPENOA

Tras conocerse los nuevos datos de la Encuesta Permanente de Hogares realizada por el INDEC, donde señalan que en Jujuy la indigencia afecta solo al 0,3% de los hogares, José Del Frari, secretario General de la CTA Jujuy, sostuvo ante la prensa que en la provincia hay muchos trabajadores indigentes, tanto en municipios como en la administración pública provincial, ya que cobran muy por debajo de la media nacional y de lo impuesto por el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Además aseguró que, tanto a la indigencia y a la desocupación, “el Estado la fomenta porque las quiere tapar con recursos que vienen asignados como recursos eventuales para cubrir las necesidades de hoy de algún sector, pero que a la ‘hora de los bifes’ no es trabajo genuino”.

Del Frari afirmó que en Jujuy “sí hay trabajadores indigentes, la mayoría está por debajo del mínimo, vital y móvil fijado por el gobierno nacional, y me animo a decir que en la gran mayoría de los municipios están por debajo de esos montos, y también en varios sectores de la administración pública provincial”.

Explicó que “el crecimiento vegetativo de la población por si sola va a generar siempre más desocupación que el empleo que se pueda generar, o sea que decir que esos índices van bajando es medio difícil si no hay real y efectivamente fuentes genuinas de trabajo. Con los planes sociales no se puede paliar la desocupación”.

Además, Del Frari sostuvo que tanto a la indigencia en el sector trabajador y al desempleo en Jujuy “el Estado lo fomenta porque lo quiere tapar con recursos que vienen asignados como eventuales para cubrir las necesidades de hoy de algún sector de gente pero que ‘a la hora de los bifes’ no es trabajo genuino”.

“Si no se reconvierte en trabajo genuino, si no se promueve el trabajo genuino, o que desde el Ministerio de Economía de la provincia no solo se trabaje para administrar sino para generar recursos, evidentemente siempre vamos a estar con esta espada sobre la cabeza, sobre la indigencia y sobre la desocupación”, aseguró.

En este sentido mencionó que para revertir esto “como hemos dicho muchas veces, el gobierno provincial tiene que requerir mejores fondos a Nación y exigir que los fondos coparticipables se distribuyan de otra manera. Si no se coparticipa el presupuesto nacional de otra manera mucha plata que Jujuy recauda va a Buenos Aires, muchas de las empresas que tienen que poner sus impuestos en la provincia lo pagan en otras. Entonces, si no se organiza eso seguramente vamos a seguir incrementando los índices de pobreza porque vamos a estar siempre por debajo de lo que está señalado como media nacional o promedio nacional”.

Acerca de los datos del INDEC, indicó que “no los podemos chequear, estamos haciendo estudios desde la CTA y cuando tengamos los datos de nuestras oficinas estadísticas los daremos a conocer y seguramente van a ser distintos a los oficiales”, expresó finalmente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una Central para cambiar la historia: Jorajuría. "Este Confederal es de una importancia fundamental en la etapa que estamos"

Melissa Zenobi (ACTA)

A pocas horas de dar comienzo al Confederal de la Central de Trabajadores de la Argentina, su secretario Gremial, Daniel Jorajuría, dialogó con ACTA sobre la importancia de este espacio de encuentro e interacción en la construcción de una Central de masas. El encuentro tendrá lugar este martes 5 de noviembre a partir de las 10 en el Anfiteatro Evar Perón de ATE, Avenida Belgrano 2527 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

"Es una nueva etapa: de consolidación, de crecimiento, con un proceso electoral que permitirá la consolidación de la Central hacia el periodo que viene", afirmó el dirigente de la Nueva Organización Gastronómica (NOS-CTA), Daniel Jorajuría.

- ¿Qué es el Confederal?

- Es un congreso de delegados congresales, que se realiza con los secretario Generales de la CTA en todo el país; tanto nacional, provincial, regional y locales. Son convocados a los efectos de tomar decisiones y propuestas para elevarlas al congreso nacional de la CTA y ser aprobadas.

- ¿Cuál es la importancia para la Central que se lleve adelante este encuentro?

- Creo que es de una importancia fundamental en ésta etapa. Estamos finalizando un momento de transición de nuestra CTA que comenzó en el 2010. Se transitó con todas las iniciativas políticas de este periodo, pero que requiere hacia el año que viene, ante la finalización de los mandatos de la conducción, una nueva conducción para todo el país. Por lo tanto es una nueva etapa de consolidación, de crecimiento, donde en el proceso electoral que deberemos convocar y resolveremos como propuesta de este consejo federal, permitirá la consolidación de la Central hacia el periodo que viene.

- ¿En qué va a consistir este Confederal?

- En principio, en cuanto a su temario y desarrollo, tiene como punto número uno el informe político de nuestro secretario General Pablo Micheli. Allí seguramente se expresará la continuidad de la unidad de acción para frenar el ajuste en nuestro país, donde se convocará a una jornada nacional de lucha para el 20 de noviembre, día de la soberanía nacional y a un año del paro general del 2012 y para pedir por la derogación del impuesto al salario, por el 82 por ciento móvil a nuestros jubilados, un bono salarial que tenga como piso 2 mil pesos para todos los trabajadores, porque la inflación sigue sin ser atendida por el gobierno nacional, lo cual destroza nuestros salarios y jubilaciones. Luego seguramente estarán expresados, en su discurso inaugural, la campaña por la defensa y recuperación de los bienes comunes. Habrá un informe gremial, direccionado especialmente hacia el sector privado, que expresará todas las estrategias llevadas adelante y que van consolidando el crecimiento del sector. Se informará el nuevo proyecto de Ley de los Trabajadores Sindicalizados, para socializarlo con toda la Central y poder impulsarlo para ser parte de lo que vamos a militar hacia el proceso que viene. Necesitamos liberar cada vez más toda la fuerza de los trabajadores, para ganar en mayor poder hacia ellos, sobre todo en una etapa política que parece que el voto se derechiza cada vez más. Y por supuesto que el otro punto fundamental es el proceso electoral hacia el 2014, lo cual implica una campaña de afiliación, el cierre de los padrones y el lanzamiento hacia el congreso del año que viene, de las elecciones de la CTA Nacional.

- ¿Qué expectativas hay entonces para este Confederal?

- Son muy buenas, estamos con mucha alegría y mucha satisfacción de poder realizarlo, porque para nosotros es fundamental y marca una nueva etapa hacia el futuro de la Central, que comenzaremos en el 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El futuro es hoy

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

La lucha histórica de la clase trabajadora por su autonomía; el surgimiento de la CTA a una década de recuperada la democracia en nuestro país dando cuenta de la reconfiguración del movimiento popular; la degradación creciente de la burocracia adicta al sindicalismo empresarial; la aparición de organizaciones de nuevo tipo y los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación han demolido el modelo del unicato y abierto de par en par las puertas del insoslayable debate sobre la libertad y la democracia sindical.

Particularmente la última sentencia de la Corte que declara inconstitucional el Inciso A de la Ley de Asociaciones Sindicales viene a clavar la pica en Flandes: Ya no es necesario que el gobierno de turno, a través de sus funcionarios en el Ministerio de Trabajo de la Nación, termine decidiendo –la mayor parte de las veces arbitrariamente- qué sindicatos son acreedores a obtener la Personería Gremial y cuáles no, según el mayor o menor nivel de subordinación o confrontación que mantengan con los que mandan.

Incluso el procedimiento de solicitud de Inscripción Gremial que es un trámite formal que no demandaba más de sesenta o noventa días para que fuera otorgado, ha sido obturado para las nuevas organizaciones sindicales que no comulgan con las políticas del gobierno. Desde que la Corte asimiló las facultades de los delegados de una organización simplemente inscripta con las que posee el de otra con Personería Gremial, el ministro Carlos Tomada guarda en un cajón bajo siete llaves esos pedidos. Gracias a estos gestos de “democratización” provenientes de un Ministerio que dice enfrentar el trabajo no registrado y está colmado de empleados en negro, hay cientos de organizaciones que no pueden acceder ni siquiera a la Personería Jurídica.

El diputado nacional de la CTA, Víctor De Gennaro, está alentado, a través de la construcción de legislación popular, la discusión -a lo largo y ancho del país, de la periferia al centro y desde abajo hacia arriba- del Anteproyecto de Ley de Organización de los Trabajadores y Trabajadoras Sindicalizados. Un motor en marcha para cuestionar a fondo el unicato sindical y el instituto de la Personería Gremial. Se trata de discutir y movilizar en los lugares de trabajo y en la calle la perspectiva de que los trabajadores nos demos nuestras propias formas de organización sin necesidad de tutela estatal ni de ninguna otra naturaleza. Ese proceso de toma de conciencia y elaboración colectiva va alimentar el debate parlamentario de un proyecto que pretende cambiar de raíz el núcleo de un sistema que mantiene a los trabajadores como rehenes de los aparatos.

Y a los que cacarean que cuestionar el unicato abre las puertas a la diáspora sindical y, por ende, al debilitamiento del movimiento obrero frente a las patronales, sólo basta decir que en la década del ’90 y salvo la resistencia inclaudicable de la CTA y el MTA, la CGT se entregó de pies y manos a las políticas del menemismo que devastaron el patrimonio nacional.

La iniciativa legislativa que es fuertemente respaldada desde la Central, seguramente va ser apropiada mayoritariamente por los jóvenes que son las víctimas preferidas de la tercerización y flexibilización laboral. Es la juventud la protagonista de la mayoría de los conflictos políticos, sindicales, sociales y culturales registrados durante los últimos años y los hacedores de las nuevas organizaciones que se multiplican por doquier como anticuerpos frente al autoritarismo de los que pretenden mantener a toda costa la hegemonía sindical.

En su Carta a la Juventud fechada en Madrid el 20 de octubre de 1965, el General Perón afirma: “No intentamos de ninguna manera sustituir un hombre por el otro; si no un sistema por otro sistema. No buscamos el triunfo de un hombre o de otro sino el triunfo de una clase mayoritaria, y que conforma el pueblo argentino: la clase trabajadora. Y porque buscamos el poder, para esa clase mayoritaria es que debemos prevenirnos contra el posible “espíritu revolucionario” de la burguesía, para la burguesía la toma de poder significa el fin de su revolución. Para el proletariado “La clase trabajadora toda del país” la toma del poder es el principio de esta revolución que anhelamos, para el cambio total de las viejas y caducas estructuras demo liberales. Los grandes problemas no deben resolverse individualmente, por ello la conducción debe ser colectiva “con responsabilidad individual” se cometen menos errores. Es fundamental que nuestros jóvenes comprendan que deben tener siempre presente en la lucha y en la preparación de la organización que es imposible la coexistencia entre las clases oprimidas y opresoras”.

Cómo en los 60’ Y en los 70’, tal cual ocurriera en las marchas en defensa de la democracia frente a las asonadas carapintadas en los 80’, al igual que en la resistencia al menemismo y al gobierno de la Alianza o, con más potencia aún, en la rebelión de diciembre de 2001, los jóvenes viven un tiempo de hacer que les marca con toda claridad que el futuro es hoy. Aunque el poder los bombardee con la propaganda consumista por un lado, los modelos de éxito individualista por el otro y la represión como forma de criminalizar la protesta. Que un millón de pibes no estudie ni trabaje no es para solazarse sino para redoblar los esfuerzos militantes en abrir los cauces de participación para que nuestros hijos tengan un horizonte diferente, donde impere la justicia social.

Ocho años más tarde de la Carta de Perón a la Juventud, en su Mensaje a la Asamblea Legislativa del 25 de mayo de 1973 Héctor J. Cámpora decía: “Y en los momentos decisivos, una juventud maravillosa supo responder a la violencia con la violencia y oponerse, con la decisión y el coraje de las más vibrantes epopeyas nacionales, a la pasión ciega y enfermiza de una oligarquía delirante. Si no hubiera sido por ella, tal vez la agonía del régimen, se habría prolongado, y con él, la desintegración de nuestro acervo y el infortunio de los humildes. Por eso, la sangre que fue derramada, los agravios que se hicieron a la carne y al espíritu, el escarnio de que fueron objeto los justos, no se rán negociados. Todos fuimos solidarios en la lucha contra el régimen y la seguiremos siendo en la cotidiana acción gubernativa”.

Hartas de que les sigan hipotecando el futuro en su nombre, las nuevas generaciones están dispuestas a dar pelea por el cambio social en primera persona. Lo demuestran diariamente en todos los frentes y la posibilidad de debatir una nueva ley en reemplazo de la Ley de Asociaciones Sindicales, es otra oportunidad de crecer en los niveles de participación, referencia, organización y pertenencia a la clase.

Esa juventud maravillosa, tantas veces ensalzada y otras tantas denostada y masacrada que hoy es depositaria de la misión de tomar como suya esta propuesta vinculada con la libertad y democracia sindical, es la que pone el cuerpo en Famatina, Neuquén, Misiones, Córdoba, Salta, San Juan, Tucumán, Esquel y otros sitios de la geografía nacional para enfrentar el modelo extractivista dependiente que entrega los bienes comunes y el agua de nuestro territorio para el cultivo de soja para alimentar a los chanchos chinos.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Declaración de Montecarlo, Misiones: La situación de los trabajadores a 30 años del retorno de la democracia

ACTA

"La sociedad de Misiones se encuentra cada día más devastada por un modelo productivo que no garantiza la soberanía alimentaria ni el acceso a un trabajo digno para todos", comienza la Declaración de Montecarlo cuyo texto completo se reproduce más adelante.

"El modelo agro-foresto-industrial-turístico, heredero directo de las políticas económicas de la dictadura genocida, ha favorecido el crecimiento de las grandes empresas mientras mata a los habitantes en todo el norte de la provincia.

La explotación y precarización laboral, las problemáticas que se suman alrededor del fenómeno de la desocupación y la subocupación incluyendo el éxodo rural y el hambre son consecuencia directa de esta situación. La industria pastera, la industria de aserrío y la producción yerbatera y tealera, fueron afectadas por este proceso económico de escala nacional y continental.

Hoy, a treinta años de la recuperación de la democracia, el modelo neoliberal tiene el apoyo de la gran mayoría de los partidos políticos de la provincia, incluyendo el actual gobierno pro-kichnerista de los renovadores, sectores de la UCR, el peronismo disidente y el Partido Agrario y Social.

La industria pastera fue el principal beneficiario del proceso de concentración y centralización de la tierra en Misiones. Este proceso de extranjerización de las tierras se inició en el país durante la época del terrorismo de estado y se consolidó en la región a fines de los noventa con la venta de las pasteras a capitales extranjeros.

Una de los grupos económicos que tuvo más ayuda de la dictadura fue Celulosa Argentina Sociedad Anónima que recibió la visita del dictador Videla en agosto de 1976. Además, la empresa recibió una importante ayuda económica del estado que se transformó en una estafa al pueblo incrementando la deuda externa nacional. A partir de los años noventa, la industria pastera fue beneficiada con nuevos impulsos económicos desde el estado desplazando a la yerba mate del centro del modelo productivo provincial.

Hoy, su heredera APSA es la principal beneficiaria en democracia de la quita de impuestos y del impulso del gobierno kirchnerista por favorecer la “reforestación” de la provincia mediante la plantación de pinos y eucaliptos. Esto ha fomentado una tercerización escandalosa de la actividad, destruyendo las economías de agricultura familiar y otros sectores productivos.

Paralelamente a este crecimiento de la industria pastera, la producción de yerba mate recibió un doble ataque a mediados de los noventa: por un lado, las políticas de desregulación pusieron fin a la CRYM (el ente regulador que determinaba el precio de la yerba y los salarios a lo largo de toda la cadena productiva). Y por el otro, las plantaciones fueron reemplazadas por el monocultivo de pino y eucaliptus los cuales servirán de insumo para las pasteras y los mega-aserraderos.

De esta manera, se desata la crisis laboral entre los trabajadores rurales ya que la mayor mecanización de la actividad forestal utiliza menos mano de obra que la cosecha y el cuidado de la yerba mate. Y además, la baja rentabilidad de la actividad yerbatera para los colonos completa el cuadro de crisis del sector que condena a miles trabajadores a vivir al borde del hambre.

Este modelo que concentra las tierras en pocas manos y aplica paquetes tecnológicos destroza las redes sociales de los trabajadores en un doble sentido: por un lado, los obreros pierden su hábitat cultural al ser desplazados de las chacras y la zonas rurales a los barrios periféricos de las ciudades donde viven sin agua potable, en villas miserables formando parte del ejército de desocupados.

Allí confluyen los patrones que buscan trabajo en negro para abaratar sus costos de producción, y el poder político, que mendiga entre mendigos el voto que se renueva en cada elección para perpetuar la situación. Y por otro lado, sus capacidades manuales (trabajo de la tierra y/o en la fábrica) no tienen asidero en el mercado laboral, mientras que su identidad social como trabajadores se desvanece y pasa a formar parte de la masa de desocupados estructurales, con todo lo que ello implica en la transmisión generacional para con sus hijos e hijas.

Las luchas de los trabajadores misioneros

Ante esta situación, los trabajadores retomaron las luchas en tornos a nuevos sindicatos y nuevos actores sociales. Entre los eventos más destacados de la década se encuentran el Tractorazo en 2000 donde los pequeños productores protestaron masivamente cortando la ruta contra los efectos de las políticas neoliberales. Más adelante, en 2005 se produjo el movimiento popular liderado por el padre Piña para evitar la reelección de Rovira.

A pesar de la crisis, las organizaciones políticas y sindicales se fueron fortaleciendo poco a poco hasta llegar en la actualidad a realizar protestas multisectoriales. Entre ellas, se puede destacar la organización de la CTA en el norte de Misiones, el APAM (movimiento de pequeños productores), y la formación del movimiento social misionero durante toda la década. Más recientemente, el Sindicato de Tareferos, Desocupados y Trabajadores Temporarios de Montecarlo y el Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL) llevaron a cabo una serie de luchas conjuntas por mejorar sus condiciones laborales y salariales.

En los últimos meses, estas organizaciones han confluido con las luchas de los sin tierras, los ceramistas y los obreros del Aserradero El Cerro del intendente de Caraguatay aunando sus reivindicaciones en una misma pelea conjunta.

El gobierno “nacional y popular” liderado por Cristina Fernández de Kirchner no ha podido suplir las necesidades y demandas de los trabajadores porque estaba muy ocupado por reproducir el modelo exportador de las economías extractivas: la soja, la minería, el petróleo, y aquí en Misiones, las pasteras. Los aumentos salariales, los planes sociales y las políticas progresistas solo fueron paliativos provisorios que no lograron contener una situación estructural de desocupación y subocupación frente al crecimiento de los grandes grupos económicos.

Hoy, la precarización laboral y el hambre se ve en los rostros de las madres que salen a protestar a la ruta para darles de comer a sus hijos. No se puede construir una nación sobre el dolor de su propio pueblo.

Con nuestras luchas queremos honrar la historia de luchas de nuestros padres: es nuestro modo de intervenir sobre el presente. Es una forma de llamar la atención sobre un aspecto que desde el advenimiento de la democracia no se ha querido asumir: el modelo productivo diseñado por la dictadura no fue modificado sino que es gerenciado en democracia.

El modelo agro-foresto industrial-turístistico donde las pastera y los mega aserradero en manos extranjeras son centrales nos condena a vivir al borde de la esclavitud y el hambre a gran parte de los trabajadores".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.