martes, 12 de noviembre de 2013

Los revolucionarios y el error de la inocencia

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Quienes hacen una revolución de orientación socialista generalmente se hallan ante la disyuntiva de acabar de una vez por todas con el viejo orden establecido u optar por una alternativa gradual que permita ir desconstruyendo dicho orden mediante la puesta en vigencia de algunas reformas de leyes y medidas gubernamentales que contribuyan a ello.

De ahí que las diversas experiencias revolucionarias (aun las más radicales) estén expuestas a equivocar el rumbo y terminen por mantener inalteradas las relaciones de poder y, por ende, las estructuras del viejo Estado que se pretendía transformar y erradicar. Esto último llegó a suceder en el caso fallido de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas que, al no cambiar dichas relaciones, se produjo la entronización de una nueva casta dirigente que -excusándose en razones de Estado, en algún momento válidas- impidió y limitó la participación popular, lo que terminaría posteriormente en la restauración del capitalismo, tal como lo advirtieran tempranamente León Trotsky y el Che Guevara al estudiar su realidad política y económica.

En tal caso, lo que se requeriría es disponer de una voluntad política suficiente y de un sentido de la trascendencia histórica (tanto particular como colectiva) para asumir y llevar a cabo una revolución verdaderamente socialista, sobre todo si ésta se impone superar y extirpar las desigualdades derivadas del sistema capitalista. Tal cosa -debemos estar conscientes de ello- no es una tarea demasiado fácil de cumplir, especialmente con hombres y mujeres quienes han sido objeto desde su infancia de un proceso constante de alienación que legitima la lógica del capital, sin que unos y otras estén plenamente conscientes de esto, a pesar de evidenciarse también lo contrario. Pero, ¿será, acaso, imposible de lograr una revolución de signo socialista en medio de la realidad creada a imagen y semejanza del capitalismo? Nos respondemos que no. Lo que debe establecerse es una comprensión permanente de los múltiples obstáculos a vencer en el camino de la construcción colectiva del socialismo revolucionario y no creer jamás en que esto será producto de la visión, del ánimo y de las acciones decididas de un líder carismático que, al decir de muchas personas, sólo aparecería cada cien años. Mientras se piense en las limitaciones y desánimos particulares, el avance revolucionario se hará lento y, en muchas ocasiones, sufrirá un estancamiento definitivo que, a la larga, sabrían aprovecharlo sus enemigos históricos.

A pesar de todo ello, la fórmula pareciera bastante simple: no caer en el error de ser inocentes al creer que sólo basta expresar unas buenas intenciones, al modo de la prédica de un nuevo evangelio que redimirá a la humanidad actualmente explotada y oprimida. Este error de la inocencia, incluso, hace que muchos revolucionarios lleguen a esperar confiados en que sus opositores serán alcanzados, en algún instante de sus existencias, por la revelación de la verdad revolucionaria, olvidando que ellos nunca estarían dispuestos a aceptar un cambio tan radical que afecte sus mezquinos intereses de clase.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Henry Boisrolin del Comité Democrático Haitiano: “Los presidentes latinoamericanos deberían reconocer que fue una barbaridad integrar la Minustah”

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)
.

Mario Hernandez (MH): Estamos en comunicación con Henry Boisrolin con quien compartí hace un mes una actividad en la ciudad de Montevideo junto al senador Jean Charles Möise, que realizaron una serie de gestiones por el retiro de las tropas uruguayas de Haití. Hace pocos días atrás el presidente Mujica comunicó la decisión de retirar el contingente uruguayo en febrero.
¿Qué información tenés de esta noticia difundida por La República, incluso haciendo referencia a la reunión mantenida por Uds. con el presidente uruguayo?

Henry Boisrolin (HB): Hay distintas versiones de la presentación hecha por Mujica en un Consejo de Ministros. Una es la que mencionaste, en Haití se comenta que Mujica dio un ultimátum al presidente Martelly que en caso de no realizar elecciones, Uruguay se retiraría en el plazo de tres meses, lo que implica una condición. Hay una tercer versión que vincula esta decisión uruguaya a la voluntad de retirarse de Brasil y Bolivia que ha prorrogado la permanencia por seis meses en vez de un año porque van a llamar a una reunión legislativa para examinar el retiro. Significa que estamos en un momento bastante delicado donde hay que manejarse con prudencia frente a esta catarata de informaciones contradictorias.

MH: Te voy a agregar una cuarta versión. Estuve la semana pasada en Río Cuarto (Córdoba) participando del II Encuentro Latinoamericano de Pensamiento Crítico y tuve la oportunidad de encontrarme con el economista uruguayo Antonio Elías, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico (SEPLA) quien también participó de la delegación haitiana en Uruguay y me decía que el retiro de las tropas uruguayas estaba condicionado a que lo hiciera Brasil.

HB: Esta última versión se complementa con que unos días antes de la declaración de Mujica estuvo en Montevideo el canciller de Brasil muy enojado planteando que se retirarían por violaciones a la Constitución haitiana, el tema electoral, etc.

MH: También hubo gestiones en Brasil de dirigentes políticos opositores de tu país.

HB: Lo cierto es que se ha puesto en agenda algo que antes no se discutía. Es el primer dato objetivo de la realidad.
Para hacer un análisis político no podemos dejar de ver la resistencia permanente y continua in crescendo del pueblo haitiano en contra de la ocupación desde los primeros instantes. Nadie puede negarlo y eso tiene su peso a la hora de tomar esas “decisiones” de salida de Brasil y Uruguay.

MH: Yo estaba presente cuando en la reunión con el canciller uruguayo Almagro Uds. le advirtieron que iban a haber movilizaciones muy importantes y las tropas de la Minustah se iban a ver obligadas a reprimir.

HB: Que iban a tener un costo político que pagar. Un segundo elemento es que no pueden salir diciendo que durante nueve años se han mandado macanas, que fue un error, etc. Para mí están buscando un pretexto para salir con la frente un poquito alta.
Está el tema del cólera, de las violaciones de niños, de la represión, de las medidas arbitrarias, dictatoriales que están tomando miembros del gobierno de Martelly. Es una situación bastante incómoda, además de las movilizaciones que se están dando en este momento, casi diarias, pidiendo la renuncia de Martelly y el retiro de la Minustah.
Hoy estaban interpelando en el Senado a tres ministros, los de Justicia, Defensa y RR. EE. La Constitución haitiana dice que en caso de interpelación tiene que terminar con un voto de confianza o de censura. La idea sería dar este último, lo que significa la remoción de los ministros. El próximo paso será interpelar al Primer Ministro, el Jefe de Gobierno. Hacen falta 16 votos, No creo que los reúnan, pero de cualquier manera es una situación bastante crítica.
También llamaron a los partidos políticos para anotarse en las elecciones y los principales grupos políticos como Lavalas, OPL, etc., no se han presentado sino un montón de grupúsculos que apoyan a Martelly. La razón fundamental es que no pueden haber elecciones sin Ley electoral, cosa que no existe, porque Martelly sostiene que es la de 2008, desconociendo la Constitución posterior y actualmente en vigor, que no es compatible.
Acá hay una maniobra clara y eso es lo que están cuestionando los brasileros y uruguayos. Se agarran de este hecho para justificar su retiro. Una decisión que aparentemente tiene un contado de chantaje hacia el gobierno haitiano pero también hacia el pueblo. Parece que estuvieran diciéndonos: fuimos a ayudarlos a consolidar las instituciones democráticas, pero frente a la resistencia de los gobernantes haitianos, nos retiramos.
Estamos frente a un escenario complejo, que se ensucia día a día, al mismo tiempo que no respetan la dignidad del pueblo haitiano. Por eso al comenzar te decía que hay que tener prudencia para analizar estos anuncios y también ver realmente qué va a pasar cuando vuelva a su actividad Cristina Kirchner, qué posición asumirá Argentina.

MH: Que tiene el otro contingente más numeroso junto con Brasil.

HB: Y que suministra a la Minustah el único hospital que tienen en Haití.


Exigimos el retiro de todas las tropas de manera incondicional


MH: mencionaste el tema del cólera y estuve leyendo unas declaraciones de funcionarios de la ONU que son vergonzosas en relación a una presentación reclamando indemnizaciones para los afectados.

HB: La ONU se niega porque no acepta reconocer su responsabilidad.

MH: Aunque está probada.

HB: Absolutamente, por distintos estudios realizados por científicos internacionales que fueron a Haití. También de universidades norteamericanas concluyeron lo mismo. No hay ninguna duda pero no lo reconocen.

MH: Que el cólera fue introducido por soldados nepaleses miembros de la Minustah.

HB: Exactamente. Y lo más grave es que son más de 8000 muertos y 600.000 personas infectadas. Son cosas muy graves. A mí me gustaría escuchar a los presidentes latinoamericanos reconociendo que fue una barbaridad integrar la Minustah y ver de qué manera poder sentarse con los haitianos, de forma mutuamente respetuosa, para hablar de solidaridad, no de ayuda porque da la idea de caridad.
Solidaridad significa comprensión igualitaria de los problemas de quien está en frente mío, de sus problemas, y ver cómo podemos solucionarlos. Cuando vos decidís lo que yo necesito es una visión imperial, paternalista. Eso no conviene al pueblo haitiano. Además, no puede haber ayuda ni solidaridad sin que recobremos nuestra soberanía y derecho a la autodeterminación. Será a partir de ahí que podremos sentarnos a una mesa y definir nuestras prioridades, en caso contrario, los demás lo harán desarrollando programas como el Pro-huerta, cloacas o construir un hospital un día, prestar plata, dar becas, pero eso no es lo que necesita el pueblo haitiano sino, en primer lugar, que respeten su dignidad, su soberanía y su derecho a autodeterminarse. Eso para nosotros no es negociable.
En primer lugar, exigimos el retiro de todas las tropas de manera incondicional. No porque estemos en contra de Martelly vamos a aceptar que el presidente Mujica dé un ultimátum. Más allá que Martelly haya sido elegido ilegalmente. No queremos que nadie se meta en nuestros asuntos internos. Ese principio es sagrado y va en línea directa a la lucha por nuestra independencia y a nuestros héroes, sobre todo, Desaliness.
Lo repito, analizamos con prudencia, no cantamos victoria, sería bueno que las tropas se retiraran pero queremos verlo en los hechos.

MH: Vamos a segur en contacto porque el viernes se reunirá el Comité argentino por el retiro de las tropas.

HB: Me gustaría que me enviaras un informe y te agradezco tu solidaridad siempre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Canadá: Mackenzie- Papineau pierde su último combatiente

Mario R. Fernández (especial para ARGENPRESS.info)

El 4 de septiembre, fallece Jules Paivio -el último brigadista internacionalista canadiense que luchara en la guerra civil de España en defensa del proyecto republicano, agredido y finalmente destruido por el capitalismo fascista de aquellos años. La prensa canadiense cubre, con más de una docena de artículos en diferentes periódicos y revistas, la vida y obra del luchador por primera vez. Paivio deja de ser alguien a quien nunca se mencionara o reconociera, igual que no se menciono ni reconoció a los 1545 compañeros que lo acompañaron en la creación de esa leyenda, sin duda la más interesante en la historia de la solidaridad canadiense.

La misma prensa que nos desinforma diariamente se atreve, ante la muerte del luchador, a publicar algo contrario a la ideología que defiende y lo hace, particularmente, porque considera que el tema está superado y puede entonces ser reciclado sin riesgos. Es algo similar a lo que sucede cuando mueren los dictadores “amigos” del sistema, y pueden entonces ser denunciados por sus actos criminales, y finalmente se los consigna a la categoría de “malos” y de “tiranos” porque ya paso su fecha de expiración. Logrado su cometido de someter a sus pueblos, Ferdinand Marcos como Augusto Pinochet, se vuelven “temas seguros” y los medios pueden confiar que los vínculos del sistema con ellos están caducos, que la limitada memoria histórica de los pueblos no registrará que en el pasado esos mismos que hoy los condenan ayer callaron, ignoraron y aceptaron sus crímenes como un inevitable. Así como Paivio puede hoy ser reciclado como lo que siempre fue, un héroe, Marcos y Pinochet pueden ser reciclados como lo que fueron, criminales contra sus pueblos. La magia del tiempo jugando su partida en el ámbito de las comunicaciones manejadas por poderosos intereses.

En honor a Jules Paivio, quien con solo 19 años cruzó los Pirineos a pie vistiendo zapatos de calle, algo que hicieron muchos internacionalistas de otros países al convocarse y alistarse en una contienda que dejara una marca profunda en la fascinante y compleja historia de España y de la península ibérica, bienvenida sea la VERDAD, aunque nos llegue por esos caminos controvertidos y contradictorios de lo que llamamos “libertad de prensa.” Jules Paivio pasó dos años en España, uno luchando en los campos de batalla y otro prisionero de las tropas fascistas. La guerra de los internacionalistas terminó antes de la caída de la República; la Republica fue una opción democrática construida por los pueblos de España, y una opción que aun no vuelve a levantarse. Durante esa guerra civil y en circunstancias muy duras perdieron la vida 721 brigadistas canadienses del Batallón Mackenzie-Papineau .

El acto solidario fue un acto heroico pero no fueron recibidos en Canadá como héroes. Además del sufrimiento de la lucha y la pérdida de sus compañeros, los veteranos internacionalistas canadienses al volver a su país fueron perseguidos por la policía federal que los consideraba “políticamente sospechosos” y los persiguió y vigilo por muchas décadas. Estos héroes, sin embargo, continuaron luchando a favor de sus ideales y de su país, para su orgullo, y muchos de ellos se presentaron como voluntarios para pelear en la Segunda Guerra Mundial contra el fascismo. Sorprendentemente, a pesar de su entrenamiento en la lucha real no se les permitió ir al frente, algunos pudieron cumplir tareas útiles a las Fuerzas Armadas canadienses. Paivio trabajo para las fuerzas armadas de su país entrenando tropas en la lectura de mapas. No falto el periodista malicioso, que aprovechando la ignorancia política de muchos canadienses, trata de desprestigiar la memoria de los internacionalistas llamándolos “soldados de la fortuna.”
Abunda en el país una completa falta de reconocimiento del esfuerzo internacionalista y no se los considera veteranos de guerra –algo por lo que Jules Paivio brego hasta sus últimos días de vida. Sus caídos no fueron nunca incluidos en el “Libro de Conmemoración en la Torre de la Paz” donde figuran todos los soldados que perdieron sus vidas, conmemorados cada 11 de noviembre (día de los veteranos de guerra). Tampoco recibieron nunca los beneficios que reciben los veteranos de guerra. Sin duda, los internacionalistas canadienses deberían haber recibido la “Orden de Canadá” premio que el estado canadiense otorga a quienes contribuyen a la construcción del un mundo mejor –premio que han recibido ya más de 5800 personas -muchos merecidos pero otros inmerecidos y algunos incluso para el descredito de este país. Han recibido este premio algunos notables mamarrachos, premiados por que han alcanzado éxito económico personal y no han faltado incluso quienes han tenido que devolver el premio por haber sido acusados de delincuentes. Y sin embargo, los 1545 internacionalistas, la mejor imagen externa de este país, el mejor ejemplo, sus mejores hijos, no figuran. Los únicos monumentos levantados a ellos existen gracias al esfuerzo de sus conciudadanos y de voluntarios que en Victoria (British Columbia) y Ottawa se negaron a aceptar dejarlos en el olvido y grabaron para siempre los nombres de aquellos guerreros de la solidaridad internacional, constructores de un mundo mejor, en la piedra.

El desprecio, la falta de reconocimiento, de las autoridades canadienses con los brigadistas tiene su raíz histórica. En 1937, el gobierno canadiense trato de impedir, sin lograrlo, que sus ciudadanos fueran a la guerra en defensa de la República española, y con este fin aprobó una ley que prohibía a cualquier ciudadano de este país participar en guerras en el extranjero tanto como la exportación de armas. Eso no impidió que Canadá y Estados Unidos, junto a otros países occidentales, apoyaran al franquismo, en una histeria anti socialista y anti comunista, al tiempo que apoyaban al fascismo en casa. Canadá nunca cambio su posición, al menos España lo hizo cuando hace dos años le otorgó la ciudadanía española a Jules Paivio, algo que él había solicitado, y el embajador español en Canadá le entrega en una ceremonia en Ottawa frente al monumento de los internacionalistas. Fue un reconocimiento merecido por el esfuerzo de Paivio en la lucha contra el fascismo, según palabras del mismo embajador, y que emocionó a
Paivio, que desde su silla de ruedas agradeció el reconocimiento de España, reconocimiento que Canadá nunca le diera.

Ya con 96 años de edad, esa energía que era Jules Paivio termina el pasado mes de septiembre. Llegó el silencio del último de estos héroes del honor y el internacionalismo proletario, nos deja como nos dejaron otros su historia noble imborrable por esas grandes causas de la vida. Sin duda, muchos lo llevan en su corazón como el llevó su hazaña solidaria a otros pueblos. Los internacionalistas como Paivio fueron producto también de su contexto, de un Canadá de los años treinta donde los trabajadores con empleo eran tan pobres como los desempleados, la gran mayoría vivía en la miseria y la represión del gobierno del Primer Ministro Richard Bennett era seria. Este Primer Ministro fue y es muy admirado por los políticos derechistas, la mayoría en este país; Bennett, quien fue una especie de fundamentalista fascista, y el creador de los campos de trabajo (Relief Camps), verdaderos campos de concentración para los hombres cesantes, sindicalistas e izquierdistas. Eran tiempos de sufrimientos, pero también eran tiempos de esperanza y protagonismo donde se arriesgaba la vida.

Jules Paivio, se sintió orgulloso por su experiencia de lucha en la España Republicana; conservaba un gran recuerdo de sus compañeros del Batallón Mackenzie-Papineau y así se lo expresó en una entrevista al escritor Michael Petrou, cuando le dijo: “ Hay gente buena y correcta a través de nuestras vidas que la conoces, que la sientes cercana y que la quieres conocer mejor, pero tal vez no se tiene la oportunidad de hacerlo.” Esto es algo que yo también sentí cuando recién llegado a Canadá, en los años 70, necesité ayuda en una oficina del gobierno pues no podía comunicarme con mi rudimentario inglés. Entonces, llamaron a una persona que trabajaba en esa sección que hablaba español, era un hombre de más de sesenta años con rostro amigable que me preguntó en un acento castellano en que me podía ayudar. Su idioma acentuado como nacido en España me sorprendió; él me contó, con una sonrisa, que había ido a España a aprender el idioma y a luchar en la guerra civil y en la resistencia francesa. Esto fue el principio de mi motivación por saber más sobre la historia de estos brigadistas.

La muerte del último internacionalista canadiense, Jules Paivio, cierra una historia que hoy algunos no pueden creer verdadera, la existencia de aquellos hombres solidarios. Pero existieron. Nos preguntamos si acaso la fuente de donde surgen este agotada; son otros tiempos que vivimos, otro mundo, un mundo que aunque muchos abrogaron cambiar terminaron traicionando. Un mundo que por otra parte está dominado por el saqueo económico y la propaganda, por una ideología sistémica globalizada. En tiempos de crisis, como el presente, en las “democracias occidentales” y en algunos países de Asia, han surgido movimientos sociales de protesta que demandan cambios, focalizados en las diferentes amenazas que atacan la vida. Estos movimientos no alcanzan a transformar el mundo ni a poner en peligro a quienes tienen el poder, quienes aún tienen cartas a jugar porque las democracias occidentales esconden la criatura fascista en su seno, siempre al acecho, y esta anida en todas las clases sociales sustentando, como dijo el poeta español Antonio Machado, a toda esa “mala gente que va apestando la tierra.” Se trata de una estrategia siempre al alcance de la mano de ricos y poderosos, de una fuerza que los ayuda a conservar su poder y privilegios. Pero también puede que con el tiempo y la emergencia debido a la destrucción de la economía y el medio ambiente, otros y otras retomen la solidaridad de la lucha internacionalista como lo hizo Jules Paivio. Y acaso pueda el mundo ser escenario nuevamente de causas internacionalistas...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Natalia Vinelli: "En la Argentina actual el papel de los intelectuales deja mucho que desear"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Prosiguiendo con las entrevistas sobre el rol de los intelectuales en estos "tiempos", compartimos las palabras de Natalia Vinelli, autora de ANCLA, Una experiencia de comunicación clandestina orientada por Rodolfo Walsh.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Herencia, matrimonio, familia y maternidad (Parte II): Una relación que esencialmente se mantiene

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

Retomando el tema desarrollado en la primera parte en la que decíamos que en sus orígenes la herencia, el matrimonio, la familia y la maternidad surgieron en forma interconectadas, con roles y funciones prescriptas. Los usos, costumbres y las legislaciones fueron ordenando deberes y derechos que en su práctica cotidiana fueron motivos de innumerables conflictos y en general presentados en forma disociada uno de otro.

En el estudio La mujer y la sociedad, A. Bebel (1979) analizando el pasado, cita costumbres de distintos pueblos, así como los mandatos religiosos sobre las conductas esperables de las mujeres.

La costumbre del viaje de novios remite al rapto de mujeres, la novia se rapta del hogar. El cambio de anillos, recuerda la sumisión y el encadenamiento de la mujer al hombre. Esa costumbre surgió originariamente en Roma. Como signo de su encadenamiento al hombre, la novia recibía de éste un anillo de hierro. Luego este anillo se confeccionó en oro y no fue sino hasta mucho más tarde cuando se introdujo el cambio recíproco de anillos como signo de mutua vinculación.

Las religiones

Para la mujer judía el matrimonio era un deber y el padre decidía quién iba a ser el padre. El Talmud aconseja lo siguiente: “cuando tu hija alcance la edad casadera, regálale la libertad a uno de tus esclavos y cásala con él. “Fructificad y multiplicaos” decía uno de los mandamientos. La vida íntima de la familia burguesa tiene un antecedente en la unidad que tenía las familias judías frente a la persecución de los romanos. (1)

La oposición a los romanos la encarnó Cristo, quien proveniente del judaísmo, siguió sosteniendo el desprecio a las mujeres, aunque estas tuvieron esperanzas de la redención de su situación. Estas ideas fueron enunciadas también por los otros predicadores.

Al introducir la Iglesia Católica el culto a María, la colocó en el lugar del culto a las diosas paganas, existentes en los pueblos donde se extendió el cristianismo.

En la Edad Media se consolidó la propiedad de la tierra:

Lo mismo que en Grecia y en Roma, la gens alemana se desmoronó también a causa de la naciente propiedad privada, el desarrollo de los oficios y del comercio y por la mezcla con miembros de tribus y pueblos extranjeros. La gens fue sustituida por la comunidad rural o marca, la organización democrática de campesinos libres que a lo largo de muchos siglos constituyó un sólido baluarte en las luchas contra la nobleza, la Iglesia y los príncipes y que ni siquiera desapareció por completo después de hacerse con el poder el Estado feudal y convertir en masa a los campesinos antes libres en siervos de la gleba y vasallos.

El señor disponía casi de un modo ilimitado de sus siervos y vasallos. Tenía el derecho de obligar a casarse a todo joven que alcanzase la edad de dieciocho años y a toda muchacha que hubiese cumplido catorce. En calidad de señor de sus súbditos creía disponer del aprovechamiento sexual de sus siervos y vasallos femeninos, poder que se manifestaba en el jus primae noctis (derecho de la primera noche o derecho de pernada). (2) Si lo rehusaba pagaba en especie o en dinero. El administrador tenía los mismos derechos.

El interés del señor feudal de obligar a casarse a sus vasallos era económico porque los hijos de estos pasaban a formar parte de la fuerza de trabajo y se elevaban sus ingresos.

Con el surgimiento de las ciudades, desde el siglo XI, se producían casamientos, fomentados para aumentar la población. Allí convergían los campesinos, siervos y vasallos fugitivos, aunque eran resistidos por los artesanos. Como consecuencia de esta situación y de las disputas bélicas se fue formando un numeroso lumpen-proletariado masculino y femenino.

Multitudes de mujeres recorría los caminos haciendo de prestidigitadoras, cantoras, artistas en compañía de estudiantes y clérigos ambulantes e inundaban las ferias y mercadas. Con el fin de contrarrestar la miseria de estas mujeres desamparadas, se fundaron en muchas ciudades, desde mediados del siglo XIII, las llamadas instituciones de beguinas, sometidas a la administración de la ciudad. También existían las persecuciones a las prostitutas emanadas de los mismos hombres que mantenían la prostitución con sus exigencias y su dinero.

Desde el siglo XVI, debido a la situación económica, motivó una legislación cada vez más rígida del matrimonio. A los oficiales artesanos y personas en servicio (criados/as) se les prohibió generalmente el matrimonio, a no ser que pudieran demostrar que no había ningún peligro para la comunidad a las que pertenecían, de ser una carga con sus familias futuras.

En síntesis, el miedo a la superpoblación dominaba los ánimos y para reducir el número de mendigos y vagabundos, se promulgaba, para todo el país, un decreto tras otro, a cada cual más duro.

Según A. Kollontai marca una diferencia entre la moralidad sexual feudal y la nueva burguesía:

La moralidad sexual del mundo feudal se había desarrollado a partir de las profundidades de la “forma de la vida Tribal”: la economía colectiva y el liderazgo autoritario tribal que reprimía la voluntad individual de cada miembro. El viejo código moral chocaba con el nuevo código moral de principios opuestos que imponía la clase burguesa en ascenso. La moral sexual de la nueva burguesía estaba basada en principios radicalmente opuestos a los principios morales más esenciales del código feudal. El estricto individualismo y la exclusividad y el aislamiento de la “familia nuclear” sustituyen al énfasis en el “trabajo colectivo” que fue característico de la estructura económica tanto local como regional de la vida ancestral. Los últimos vestigios de ideas comunales propias, hasta cierto punto, de todas las formas de vida tribal fueron barridos por el principio de “competencia” bajo el capitalismo, por los principios triunfantes del individualismo y de la propiedad privada individualizada, aislada.

El desarrollo de la manufactura llevó a las mujeres a ubicarse en otro lugar de la producción. En la empresas doméstica o fabril de lienzo, en la hilandería de lana y en la tejeduría, en el tundido (3) de paños.

Este desarrollo económico requería más personas y como la población se había reducido mucho en las guerras de conquista del siglo XVI, XVII y XVIII en Europa y allende el mar, los gobiernos más progresistas se vieron ante la necesidad de facilitar los matrimonios y los asentamientos, estableciendo requisitos para los mismos, como la de disponer una fortuna determinada o de ingresos seguros. La imposición de los requisitos dio lugar a muchas transgresiones, como relaciones de concubinato y de hijos ilegítimos.

Los casamientos se efectuaban únicamente dentro del mismo círculo social. Con este espíritu se educaba a las hijas. Las mujeres casadas de la burguesía vivían en riguroso retiro doméstico, realizando trabajos de ama de casa que incluía la confección de su ropa, hilar y tejer hasta hacer jabón y velas.

Aunque esos tiempos quedaron atrás por el avance de la industria y el comercio, lo que perdura son las tareas domésticas y crianza de hijos/as.

En el matrimonio conyugal confluyen la producción y la reproducción y la monogamia de las mujeres. Estas quedan ubicadas en un lugar de subordinación, garantizando la filiación masculina y garantizando la herencia a los descendientes.

Los rasgos fundamentales del matrimonio eran regidos por la idea de posesión física en el contexto de la propiedad privada:

La moralidad burguesa, con su familia individualista encerrada en sí misma basada completamente en la propiedad privada, ha cultivado con esmero la idea de que un compañero debería “poseer” completamente al otro. La burguesía ha logrado a la perfección la inoculación de esta idea en la psicología humana. El concepto de propiedad dentro del matrimonio va hoy día mucho más allá que el concepto de la propiedad en las relaciones sexuales del código aristocrático. (…) la idea de la posesión de la mujer por el marido —no se extendía más allá de la posesión física. La esposa estaba obligada a guardar al marido fidelidad física, pero su alma no le pertenecía en absoluto. op. cit.

La maternidad

El derecho a la maternidad convertido en una obligación, considerándolo, equivocadamente un instinto, fue el centro de la vida de millones de mujeres, acompañadas luego por el sufrimiento por relaciones sexuales forzadas e innumerables abortos y muertes durante el parto.

El control médico que ser inicia desde el siglo XVIII y se impone durante el siglo XIX, “sueña con transformar el embarazo en una escena controlada”. Yvonne Knibiehler (1990) señala que el acceso al profesional era un signo de buena posición económica, las parturientas más modestas acuden a las comadronas, (4) mientras que las muy pobres van al hospital.

“La combinación de la anestesia, la asepsia y los progresos en materia de sutura permiten una cirugía audaz: en el umbral del siglo XX, la cesárea se convierte en una práctica corriente.

Las condiciones de vida impuesta a las mujeres con embarazos y partos reiterados dejaban mella en su cuerpo, la tuberculosis, el raquitismo y cuadros nerviosos:

La medicina de la Ilustración presenta las etapas de la vida femenina como otras tantas crisis temibles, incluso independientemente de toda patología. (…) Todas las estadísticas muestran que en el siglo XIX, las mujeres padecen una morbilidad y una mortalidad superiores a las de los hombres. (5)

Uno de los cuadros que presentaban las mujeres era la “frigidez”, la falta de apetito sexual. Muchas explicaciones giraban alrededor del tema, por ejemplo la del médico William Acton, quien afirmaba que la sexualidad femenina se llena con la procreación y la vida doméstica. Las diversas recomendaciones, concebían que el goce femenino no fuera necesario para la fecundación, siendo las tareas maternales y domésticas las principales.

Primaba la lógica patriarcal, en la que la mujer se sometía pasivamente al “deber conyugal”, aunque muchas mujeres se negaban (6). Las técnicas anticonceptivas (7) no estaban difundidas y el coitus interruptus era el que predominaba. El aborto era una práctica común y especialmente popular.

La autora citada, consigna: a pesar de su antigüedad, el aborto cambia de carácter y de significado en razón de los progresos técnicos y en la medida en que intervienen los hombres. (…) La reacción que se desencadena a finales del siglo asombra por su amplitud y por su vigor: eleva el aborto a la categoría de problema político de primer orden. (8) (…) Después de toda guerra ¡la vida es sagrada! Entonces por doquier se da la tendencia a asimilar el aborto al infanticidio: el feto e incluso el embrión, se convierten en seres humanos completos. Esto es lo que siempre enseñó la doctrina cristiana. Pero todo sucede como si la sociedad profana laicizara de golpe esa revelación, o como si por primera vez decidiera enfrentar todas sus consecuencias.

La mujer y el lactante

Varias preguntas recorren en las sociedades: ¿la madre que amamanta ¿es una hembra o una madre? ¿Qué parte del instinto animal y qué parte de sentimiento humano hay en su comportamiento?

La novedad que aporta el siglo XIX es el surgimiento de la nodriza in situ, que va a vivir en la casa de los progenitores.

¿Quién es la nodriza?: es una mujer pobre que abandona a su familia y sobre todo a su propio lactante, que otra mujer trata de criar. Previamente un médico la controla (senos, degustación de la leche y hasta se desaconseja relaciones sexuales con su marido). Es tratada como una vaca lechera. Si pierde esa cualidad era despedida. También existían las nodrizas mercenarias para los niños abandonados y para aquellos cuyas madres se ven forzadas a trabajar. Es sobre todo en los medios campesinos donde tiene lugar, a finales del siglo la doble revolución de la crianza infantil: el triunfo del biberón y el control médico. (9)

Paralelamente a esta forma de vida, se hacen cada vez más visibles los hijos ilegítimos, se acrecienta la tasa de nacimientos y con ello el infanticidio, el aborto, el abandono o la decisión de muchas mujeres solteras por la crianza.

La incorporación al trabajo fabril, le abrió un campo de experiencia y de lucha contra la explotación, (10) por una jornada laboral acotada a ocho horas, contra el trabajo infantil, contra el trabajo nocturno y contra la prostitución, por el reconocimiento del trabajo de las criadas y por igual trabajo por igual salario. Es por eso que su salida del estrecho ámbito doméstico fue considerada un progreso.

Asesorados por los economistas políticos fundamentaban el perfil del trabajo femenino (11) como suplementario y poco calificado y por ende su remuneración debía ser menor.

El trabajo pasó a ser reconocido socialmente, a diferencia del trabajo doméstico que sólo servía a su propia familia y no era considerado por el ingreso nacional, ya que se calcula por el ingreso global de la misma.

En la actualidad existe discordancia entre los enunciados: “igual trabajo por igual salario”, del Convenio Colectivo de Trabajo, la Ley de Contrato de Trabajo y las Convenciones Internacionales a las cuales el país ha adherido, y el trabajo de la vida cotidiana.

Las relaciones género-clase palpitan diariamente. Los roles instituidos para la mujer y el varón no se han modificado suficientemente para que desaparezca esta contradicción en el seno del campo laboral: la división técnica del trabajo y las relaciones de género en el interior de las organizaciones productivas son un reflejo de las relaciones sociales. Persiste la caracterización que hemos realizado sobre la inserción de la mujer en la producción en la sociedad capitalista, es requerida por sus habilidades manuales y por otro retribuida con salarios inferiores. Esta incorporación tuvo lugar en el marco de una lucha permanente, principalmente por la cuestión de la doble jornada y el cuidado de los niños/as.

La discriminación de la mujer se inicia desde el momento de admisión en la empresa, ya que los perfiles de casada o soltera, de madre, tienen peso para su ingreso.

Continúa la lucha por el reconocimiento de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo y evitar la muerte por aborto clandestino, contra la violencia doméstica y la trata de personas.

Síntesis

Los avatares de la institución matrimonial y el lugar de las mujeres, siempre estuvieron unidos al desarrollo de las sociedades. La subordinación de la mujer era parte de la organización económica y social.

Se observan varias modalidades impuestas a la institución del matrimonio, todos ellos organizados bajo la idea de posesión y basados en la desigualdad de derechos:

- la obligación a casarse a determinada edad;

- el control y prohibición del matrimonio;

- la promoción del mismo para asegurar mano de obra, estableciendo requisitos para el mismo.

De igual modo se observa en los preceptos para la maternidad y la lactancia y especialmente para las mujeres pobres.

El matrimonio, según Federico Engels, “la gran derrota histórica del sexo femenino (…) no entra en la historia como la reconciliación del hombre y la mujer y mucho menos aún, como forma suprema del matrimonio. Por el contrario aparece como el sometimiento de un sexo por el otro, como la proclamación de un conflicto de los dos sexos, desconocido hasta entonces en toda la prehistoria.

Se instaló un conflicto que brota cotidianamente con resoluciones parciales y diversas según a la clase que se pertenezca. Matrimonio y maternidad iban juntos, con exigencias de apetito sexual y fidelidad.

Las desigualdades en la familia se dan en un contexto de una sociedad desigual, en las que las políticas públicas difieren entre los discursos y las prácticas, dejando a la mayoría de las trabajadoras ocupadas, semi o desocupadas en una verdadera desprotección de vivienda, salud, educación y cuidados en la crianza de sus hijos/as.

La muerte de mujeres por aborto clandestino y la desigualdad salarial entre varones y mujeres que coexiste con otras situaciones irresueltas, como la doble jornada laboral y la falta de políticas públicas para la crianza de la primera infancia, son algunos de los indicadores de esta sociedad desigual, que están en consonancia con las estrategias del capital, la ganancia y la competitividad, leitmotiv desde su inicio y motor de su desarrollo.

Una responsabilidad social y la reproducción del modelo

La reposición de la fuerza de trabajo estuvo presente desde el inicio del sistema capitalista. En esa época la mayoría de la fuerza laboral era masculina y las mujeres, cumpliendo con el rol que se les había asignado, considerado como un don natural, realizaban la tarea doméstica. Cuando las mujeres se incorporación al trabajo industrial y comercial la realizó cumpliendo la doble jornada laboral.

A pesar de los innumerables cambios culturales y tecnológicos, las mujeres continúan siendo, mayoritariamente depositarias de las tareas domésticas y las de cuidado (12). Con acierto en la investigación publicada por ELA (2012) se señala:

También hay un componente ideológico y moral. Existen formas de cuidado que son valoradas en determinados momentos por la sociedad y que representan “modelos” de buenas prácticas de cuidado. Estos modelos están determinados histórica y socialmente: cambian a lo largo del tiempo y en distintas sociedades. Asimismo, son reforzados a través de un conjunto de instituciones y normas sociales. Por ejemplo las recomendaciones de médicos pediatras en relación con el cuidado de los hijos o el momento que se considera adecuado que un niño o niña ingresen al sistema educativo.

La práctica social de este rol llevó a la especialización sobre las tareas de cuidado, tal es así que se puede observar que en el ámbito laboral, las que trabajan en oficios y profesiones que implican el cuidado del otro son: empleadas domésticas, maestras, enfermeras, niñeras, etc.

Lo que perdura en esta sociedad burguesa, son las tareas domésticas y crianza de hijos/as, eje de la organización de la familia nuclear, en la que se pueden diferenciar entre quienes realizan la doble jornada de trabajo, las que la realizan como tarea principal y las que la delegan.

La cuestión planteada abrió dos respuestas diferentes, quienes plantean desde sectores académicos, dar respuesta a las “mujeres pobres” a través de alguna acción estatal o replantearse si se puede modificar la familia patriarcal y su cultura.

Sostenemos que debemos pensar en la transformación del movimiento de mujeres por la participación en el logro de mejoras parciales, en un movimiento por la emancipación social.

Ver también:
- Herencia, matrimonio, familia y maternidad (Parte I)
http://www.argenpress.info/2013/10/herencia-matrimonio-familia-y.html

Ester Kandel es Magister de la UBA en Ciencias Sociales del trabajo.

Notas:
1) Tácito odiaba y detestaba a los judíos porque, despreciando la religión de sus padres acumulaban bienes y tesoros. Les llama las “personas peores”, un “pueblo detestable”.
2) El derecho de pernada fue originariamente una costumbre relacionada con los tiempos del derecho materno. Al desaparecer la vieja organización familiar, se conservó al principio la costumbre de entregar la novia en la noche de bodas a los hombres de la comunidad. Tiempo después se restringió hasta pasar al jefe de la tribu o al sacerdote miembro.
3) Cortar o igualar con tijera el pelo de los paños.
4) Las comadronas entran como asalariadas en los hospitales y en las clínicas privadas, donde se encuentran en posición subalterna, a las órdenes de un médico.
5) La opinión corriente y la de muchos médicos achaca la “debilidad” de la “naturaleza femenina” a una “causa biológica que se supone eterna y universal y que amenaza con alimentar un fatalismo insuperable.
6) Los archivos policiales muestran que muchas mujeres del pueblo negaban “el deber” a su marido a riesgo de ser molidas a golpes, pero una de ellas se masturba acostada junto al hombre al que acaba de rechazar. Todas esas mujeres se explican diciendo que quieren evitar el embarazo o más raramente, la sífilis.
7) En la década de 1960 se emplea masivamente las técnicas anticonceptivas.
8) En Estados Unidos, dicha reacción se produce con posterioridad a la guerra civil; en Inglaterra, no deja de tener relación con la dura guerra de los bóers; en Francia, el deseo de revancha sobre los prusianos después de la derrota de 1870 es una causa indirecta.
9) La ley Roussel, del año 1874, organiza el control de las nodrizas por médicos inspectores. En el curso de sus visitas, éstos descubren las condiciones de “crianza” y quedan profundamente impresionados por los prejuicios, ignorancia y la miseria del hábito rural (falta de higiene).
10) Jornadas interminables, excedían las doce horas, bajos salarios, viviendas malsanas, enfermedades y mortali-dad.
11) Kandel, Ester, División sexual del trabajo - Ayer y hoy - Una aproximación al tema, Dunken, 2006.
12) “Cuidar” implica la atención y satisfacción de aquellas necesidades físicas, biológicas, afectivas y emocionales que tienen las personas necesitan de cuidados, aquellas que son dependientes, ya sea por encontrarse en los extremos de la vida (niñez, ancianidad) o por otras razones (enfermedades, discapacidad) requieren de una mayor cantidad de cuidados y/o de cuidados especiales.

Biografía:
- Barrancos, Dora, Mujeres, entre la casa y la plaza, Editorial Sudamericana, 2008.
- Bebel, August, La mujer y la sociedad- Pasado y presente, Ediciones Estudio, Buenos Aires, 1981.
- Durán Ángeles, Hablando de cuidado, cuidadoras y cuidadores, web, noviembre de 2013.
- Engels, Federico, El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, Editorial Claridad, 1974.
- Knibiehler, Yvonne, Cuerpos y corazones, en Historia de las mujeres -SXIX, Editorias Taurus, 1993.
- Kollontay, Alejandra, Las relaciones sexuales y la lucha de clases, Edición Marxists Internet archive, mayo de 2011.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Violencia estatal … ¡languidez ciudadana!

Roberto Fermín Bertossi (especial para ARGENPRESS.info)

Cuando madres y padres soportan a la intemperie largas y fastidiosas colas de madrugada ante hospitales públicos para ejercer el derecho a su salud y la de su familia o, un lugar en el colegio público para sus hijos o, que un tribunal les haga justicia (´oportuna´, a ellos, a nuestros aborígenes, campesinos, excombatientes, jubilados y muchos más), ahí, en cada caso, hay violencia estatal y languidez ciudadana.

Cuando el paradigma vernáculo de insensatez ambiental denomina comúnmente todo deterioro climático, incendios, inundaciones, tornados, desmontes/desbosques, expansión ilimitada de fronteras cerealeras e inmobiliarias; desastres ambientales por desertificaciones inconmensurables, etc. ´gracias´ a la inutilidad o complicidad del indigno e indignante funcionariato estatal ejecutivo, legislativo y judicial (de larga y pésima data) el cual viene omitiendo irresponsablemente una regulación apropiada para asegurar sustentabilidad, biodiversidad y equilibrio climático (hoy cuasi irreversibles), reverificamos más violencia estatal que deriva fatalmente en más languidez ciudadana.

Cuando cada víctima de la dolosa explosión “aún” impune de la Fábrica Militar de Rio III (año 1995), las olvidadas de los desastres ferroviarios, las de un gas ´descontrolado´ en Rosario; las de los servicios en general como las del encarecimiento y/o desabastecimiento de bienes para el desarrollo humano en singular, permanecen en su categoría de damnificadas sin esperanzas, estamos en presencia de una categoría nefasta de desahucios que se viene estructurando entre nosotros y, así entonces, verificamos nuevamente oprobiosa violencia estatal con “esquirlas ciudadanas”.

Cuando se rerpoducen geométricamente las víctimas de “las coimas”, las victimas irrecuperables del drama de la droga y del narcotráfico, las del trabajo indecente e indigno, de la inflación, de la inseguridad, del Anses, de las recurrentes defraudaciones electorales políticas, ideológicas y patrimoniales; las de los robos/mentiras públicas, las víctimas escandalosas del hambre en el país del pan, etc.; toda su pavorosa magnitud y tremenda relevancia/trascendencia parecieran no ser aún expresiones suficientemente contundentes para admitir que cualquier expectativa de noble y cabal ciudadanía luce, poco menos, ridícula, ya que hoy están todas crujiendo dada tanta e inadvertida violencia estatal, por acción u omisión inaceptables.

Cuando la asfixia fiscal nacional, provincial y municipal se traduce en más y más gabelas sin contraprestaciones ciudadanas satisfactorias Vg., en materias de servicios públicos, etc., hubo, hay y habrá mucha violencia estatal y crecerá la languidez ciudadana.

Preconclusivamente, ante demasiada violencia estatal y como partes de un mundo que aún late, restaurar nuestros valores y derechos como una noble, cabal y efectiva ciudadanía, requiere sin demora de máximo celo, ardor y aplicación en el cumplimiento eficaz y efectivo de la Constitución, de las leyes como igualmente de los Tratados internacionales pertinentes para que, finalmente, cese toda violencia estatal y reverdezca nuestra ciudadanía celeste y blanca, hasta su plenitud.

Roberto Fermín Bertossi es investigador del Centro de Investigaciones - UNC.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Complicidades

Carlos Del Frade (APE)

“La sociedad vive con dolor y preocupación el crecimiento del narcotráfico en nuestro país. Son muchos los que nos acercan su angustia ante este flagelo”, acaba de sostener en un documento la Conferencia Episcopal Argentina. Pero no se trata de un flagelo como fue el castigo de Jehová sobre Sodoma y Gomorra, sino de una etapa del desarrollo del capitalismo y el imperialismo que necesita generar un flujo de dinero fresco, por un lado, y miles de pibas y pibes que vivan sin sentido para que luego sean matados sin sentido y jamás repitan la década del setenta ni pronuncien o sientan como necesidad la palabra revolución.

-Lo que escuchamos decir con frecuencia es que a esta situación de desborde se ha llegado con la complicidad y la corrupción de algunos dirigentes. La sociedad a menudo sospecha que miembros de fuerzas de seguridad, funcionarios de la justicia y políticos colaboran con los grupos mafiosos. Esta realidad debilita la confianza y desanima las expectativas de cambio. Pero también es funcional y cómplice quien pudiendo hacer algo se desentiende, se lava las manos y "mira para otro lado – sostiene el punto cinco del citado escrito.

Esa complicidad, ese mirar para otro lado se expresó en los últimos días a través de distintas informaciones que marcan los grados de responsabilidades de los gobiernos provinciales, por un lado, y la administración nacional, por otro.

En la provincia de Santa Fe, al mismo tiempo que la cifra de homicidios se convertía en triste record en la ciudad de Rosario, con más de 216 asesinatos, llevándola a erigirse en la geografía con más cantidad de asesinatos de la Argentina; se supo que el ex jefe de la policía rosarina, Néstor Arismendi, está siendo juzgado por enriquecimiento ilícito, en forma paralela que sigue detenido por dos causas vinculadas al narcotráfico, el otrora titular de la policía provincial, Hugo Tognoli.

Estas postales denuncian las co-responsabilidades de los gobiernos socialistas en los últimos años, herederos, a su vez, de negocios espurios que crecieron en las décadas administraciones peronistas.

Y una investigación periodística revela conexiones del recientemente detenido Delfín Zacarías, en una vivienda en la localidad de Funes, muy cerca de la cuna de la bandera, en ocasión que el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, dijera que se desbarató la cocina más grande producción de cocaína del país.

“Narco familia y Estado: la historia de "Los Zacarías"”, fue la nota que publicó el periodista Jorge Boimvaser en la que señala que Miguel Zacarías, uno de los hermanos de Delfín, tuvo a su cargo la inscripción de empresas en los registros de proveedores de precursores químicos en la Secretaría antidrogas, SEDRONAR; y “fue parte de la administración de José Ramón "Bochi" Graneros (ex odontólogo de Néstor Kirchner en Santa Cruz) y se alejó del cargo cuando llegó al organismo Rafael Bielsa, pero dejó su gente en la repartición y la obtención de acetona nunca se interrumpió hasta ahora”. Por su parte, Máximo Zacarías estaba al frente del PAMI Rosario, y “utilizaba las ambulancias del organismo para transportar la droga ya fabricada”. Y Luis Zacarías “(todos hermanos) fue parte de Ceremonial y Protocolo de Presidencia de la Nación, su credencial servía para "chapear" en toda instancia que fuera necesaria”, apuntó el cronista.

Esas complicidades, provinciales y nacionales, forman parte de esta era del capitalismo y del imperialismo, donde millones de dólares alimentan distintos negocios que van desde el financiero al inmobiliario, pasando por el fútbol y otras inversiones y que tienen, como caja simultánea, aquella cargada de sangre joven regada en las calles de los barrios.

Fuentes: Diario “La Capital”, miércoles 30 de octubre de 2013; “Diario Veloz”, edición digital del lunes 28 de octubre de 2013; investigaciones propias volcadas en el cuaderno “Narcomafias. La historia política del narcotráfico”, del autor de esta crónica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La sentencia en el caso Bulacio: No es la Argentina “de otros tiempos”, es la de ahora

CORREPI

El viernes 8 de noviembre, el Tribunal Oral en lo Criminal n° 29 dio a conocer su veredicto en el juicio al único acusado en el juicio por Walter Bulacio el comisario Miguel Ángel Espósito, titular de la comisaría 35ª y jefe del operativo policial del 19 de abril de 1991 en el estadio Obras.

Tres años de “prisión” en suspenso. Ésa es la respuesta del poder judicial argentino, 22 años y medio después, frente a una razzia en la que se detuvo sin razón alguna casi un centenar de jóvenes, que fueron trasladados a palazo limpio a la comisaría, para luego ser paulatinamente liberados, tan discrecionalmente como se los detuvo. Tres años de prisión en suspenso para uno solo de los responsables, el que dirigió el procedimiento y conducía la comisaría. En el largo camino hasta este juicio, quedaron archivadas las otras 72 detenciones ilegales acreditadas; los golpes; las amenazas, y, claro, la tortura y muerte de Walter.

Desde que se anunció el inicio del juicio, dijimos que llegaba tarde y mal. Más de 22 años después, lo único que el estado argentino estuvo dispuesto a conceder, acorralado por la lucha popular, fue un juicio donde no se discutieron las torturas y el asesinato de Walter, ni la razzia en cuyo marco se produjo su detención. Un juicio limitado al comisario Espósito y a la detención de Walter, como si esa noche, en Núñez, sólo hubieran estado ellos dos, y como si Walter hubiera sobrevivido.

Ni el centenar de policías que protagonizaron la razzia, ni la jefatura de la policía federal, ni los funcionarios del gobierno nacional de los que Espósito y los demás policías dependían, estuvieron sentados en el banquillo de los acusados, como reiteradamente lo planteamos desde la querella. Algunos comisarios ya retirados, como el comisario Jorge Luis Passero, ex jefe de la PFA, fueron traídos como testigos por la defensa y la fiscalía, como si fueran terceros ajenos a un hecho en el que su responsabilidad era igual o mayor que la del propio comisario Espósito.

El asesinato de Walter Bulacio es un ejemplo emblemático del funcionamiento de las políticas represivas estatales en todos sus niveles: las fuerzas de seguridad, dirigidas desde el poder ejecutivo, son las que detienen arbitrariamente, torturan y matan a los hijos del pueblo trabajador; el poder legislativo les pone a su disposición las herramientas “legales” para ejecutar la represión, con las normas que los facultan para detener a cualquier en cualquier momento y lugar, y el poder judicial se ocupa de diseñar y aplicar los artilugios legitimar sus acciones y garantizar su impunidad.

Gobierno tras gobierno, cada uno con su particular estilo y discurso, todos se esfuerzan para construir consenso a favor de la represión y le lavan la cara a su aparato represivo. Hoy lo muestran claramente la creciente militarización del territorio que profundiza el control social y la sanción reiterada de las leyes “antiterroristas” reclamadas por el imperialismo que facilitan el disciplinamiento de las organizaciones populares.

La detención, tortura y muerte de Walter Bulacio es un crimen de estado, porque es un crimen policial, y la policía es el brazo armado del estado, dirigida por el gobierno de turno. Hasta la Corte Interamericana de DDHH lo reconoció así en su sentencia del 18 de septiembre de 2003, que sigue incumplida. En su condena por la detención, tortura y muerte de Walter, la Corte IDH ordenó al estado argentino individualizar y castigar a todos los responsables por ese crimen de estado. El estado argentino respondió condenando a un policía a tres años de prisión en suspenso.

La Corte IDH también ordenó al gobierno argentino derogar las normas y las prácticas no normadas que habilitan las detenciones arbitrarias. El estado argentino respondió cambiando algunos nombres: hoy dicen “establecimiento de identidad” en lugar de “averiguación de antecedentes”; los edictos policiales se llaman “códigos contravencionales”, y los dictan las legislaturas en lugar de la policía, y en reemplazo del Memo 40 existe el “procedimiento de entrega del menor”. Centenares de miles de personas son detenidas arbitrariamente por año en todo el país, la tortura es una práctica habitual y sistemática, y las distintas modalidades represivas se cobran un muerto por día.

Por eso, cuando hablamos de Walter, hablamos del presente. En todo el país, en las calles de las barriadas populares, en las comisarías y en los juzgados, se repite a diario la historia de Walter. Los jueces, a lo sumo, y cuando no tienen más remedio, condenan simbólicamente algún Miguel Ángel Espósito.

Walter fue asesinado durante el gobierno de Carlos Menem, pero la impunidad de los responsables fue garantizada por cada gobierno posterior: el de la Alianza UCR-Frepaso, con Fernando De la Rúa a la cabeza, y los gobiernos peronistas de Eduardo Duhalde y Néstor y Cristina Kirchner, todos hicieron su parte, no para defender a un comisario, sino para proteger la eficacia represiva de sus fuerzas de seguridad y conservar las herramientas que necesitan para el control social.

Por eso fue simplemente natural que las últimas palabras del comisario fueran para agradecer a los jueces “por lo bien que me trataron, porque me cuidaron y se preocuparon por mi salud”.

Por eso fue simplemente natural que el gobierno nacional mandara a su secretario de DDHH, Martín Fresneda, a presenciar la lectura del veredicto y a declarar a la salida que “Esto se circunscribe a la Argentina de otros tiempos”, mientras los militantes de las organizaciones que llenaban la calle, entre los que estaban los trabajadores petroleros de La Heras, le gritaban: “Mirá Cristina, qué popular, es el gobierno con más presos por luchar”.

En la Argentina “de otros tiempos”, en 1991, teníamos registrados menos de 300 casos de gatillo fácil y tortura. En 2013, la democracia cumple 30 años al costo de más de 4.000 personas asesinadas por las fuerzas de seguridad del estado, fusilados por el gatillo fácil, asesinados en las cárceles, desaparecidos, caídos en la lucha o, como Walter, torturados en una comisaría. En la Argentina “de estos tiempos” kirchneristas, son 2.300 los asesinados por el aparato represivo dirigido por el “gobierno nacional y popular”. En “estos tiempos”, siguen muriendo adolescentes en comisarías, como Jorge Reyna en Capilla del Monte.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Médica de hospital público denuncia a paciente por un aborto

REDECO

Rosana Buffa, médica del Hospital Fernández de la Ciudad de Buenos Aires, denunció a una paciente por un aborto en curso. El hecho sucedió hace cuatro meses pero acaba de conocerse. En repudio al mismo se convoca a manifestarse este jueves 14 de noviembre a las 12.00 en las escalinatas del Hospital Fernández (Cerviño 3356, CABA). Transcribimos comunicado conjunto de Marea Popular y del Frente Popular Darío Santillán-Corriente Nacional.

El caso ocurrió hace 4 meses pero tomó estado público hoy. Una joven de 28 años llegó a la guardia del Hospital Fernández con un aborto en curso. Fue atendida por dos médicas y, al constatarse que el feto estaba muerto, se le provocó su expulsión. Según declaró la misma paciente, las médicas le suministraron menor cantidad de medicación contra el dolor, para que sintiera “lo que había hecho”.

Como si esto fuera poco, a la mañana siguiente la médica Rosana Buffa infirió que se había provocado un aborto con pastillas, la denunció a la policía y le dio alta para que pueda ser llevada detenida a la comisaría. Y la cosa no termina allí, porque aún estando con pérdidas debió permanecer en una celda durante 10 horas.

Finalmente, la denuncia fue considerada inválida: porque se violó la intimidad de la paciente, el secreto profesional, la Ley Integral de Violencia de Género que se refiere a la violencia obstétrica y un fallo de la Corte Suprema que pone el derecho a la intimidad por sobre el accionar del Estado.

Afirmamos que este caso no es un hecho aislado. La mayoría de las denuncias contra mujeres que abortan o son sospechadas de haber abortado son efectuadas por médicos de hospitales públicos que violan el secreto profesional. A pesar de haber muchísimos profesionales de la salud comprometidos con los derechos de las mujeres, que las contienen, orientan y desafían las órdenes que les vienen desde las direcciones, sigue enquistada una nefasta corporación médica que incumple todas sus obligaciones, aterroriza y maltrata a punto tal de poner en peligro sus vidas.

Alertamos una vez más sobre la política llevada adelante por el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires a través de sus hospitales públicos. Este es no el primer caso en el cual un hospital público de la CABA viola los derechos de una paciente en caso de aborto. Recordemos el ya sucedido hace un tiempo en el Hospital Ramos Mejía. Pese a las denuncias, y a tono con la reaccionaria posición anti derechos de Mauricio Macri y buena parte de su gabinete, la Dirección Legal y Técnica continúa obligando a los médicos a dar intervención policial ante “la presunción de maniobras abortivas”, disposición contraria a todas las normativas vigentes.

Reafirmamos el derecho de cada mujer de decidir sobre su propio cuerpo. Y hacemos responsables a los poderes políticos, tanto del ámbito de la CABA como del ámbito nacional, de las muertes de mujeres por abortos clandestinos y del maltrato al que las someten el sistema de salud, la justicia y la policía.

En tiempos donde algunos sectores sobre todo ligados al gobierno nacional afirman que el aborto con pastillas practicado por las propias mujeres en sus casas es una medida suficiente, y que sólo resta despenalizar el aborto, casos como este nos convencen aún más de la necesidad del aborto legal, seguro y gratuito en todos los hospitales públicos y obras sociales del país. El aborto medicamentoso es una gran estrategia de reducción de riesgos y daños ante la ilegalidad del aborto, lo mismo que las consejerías pre y pos aborto que sostenemos y difundimos.

Pero a 30 años del retorno de la democracia en nuestro país, continuamos exigiéndole al Estado que salde definitivamente la gran deuda que aún mantiene con las mujeres: el derecho a interrumpir voluntariamente un embarazo no deseado. De esta manera, le exigimos al Congreso Nacional que deje de mirar para otro lado: estamos a pocas semanas de que la ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito pierda estado parlamentario por cuarto año consecutivo. Por eso les preguntamos señoras y señores legisladores: ¿hasta cuándo van a seguir siendo cómplices de los abortos clandestinos, de la muerte y del maltrato de mujeres?

MAREA POPULAR – Movimiento por el Cambio Social
FRENTE POPULAR DARIO SANTILLAN – Corriente Nacional

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La salud en Mendoza: El Hospital Pediátrico Humberto Notti sin tomógrafo

Muriel del Barco (MDZOL)

El referente en pediatría de Cuyo hace una semana que no tiene tomógrafo, el personal médico traslada a sus pacientes de urgencia para la realización de este tipo de estudios. Las autoridades afirman que están haciendo los trabajos necesarios.

Un grupo de padres, que no quiso revelar identidades, denunció ante los medios de comunicación la falta de un tomógrafo, en el hospital referente de pediatría de la zona de Cuyo, Hospital Pediátrico Dr. Humberto Notti.

Al parecer, cada vez que un niño llega con una situación de urgencia al hospital pediátrico, debe ser trasladado a la FUESMEN (Fundación Escuela de Medicina Núclear) para ser intervenido por el tomógrafo.

La tomografía, es el estudio que determina si el paciente debe ser intervenido o no, quirúrgicamente. Es por eso que se utiliza para detectar afecciones en el cerebro tales como hidrocefalia (demasiado fluido en los ventrículos), hinchazón, inflamación, hemorragia y signos de lesión, reunir información sobre la presencia, ubicación y tamaño de los abscesos, quistes y tumores, ubicar defectos de nacimiento en el cerebro y el cráneo, evaluar la glándula pituitaria, la glándula pineal y los senos nasales, observar los vasos sanguíneos malformados o lesionados en la cabeza y encontrar la causa de dolores de cabeza, debilidad o un cambio en el estado mental.

El examen, sin dolor, utiliza una máquina especial de rayos X para tomar imágenes del cerebro, el cráneo y los senos paranasales del niño, como también de los vasos sanguíneos en la cabeza.

Los progenitores además desatacaron que los hospitales de los departamentos de Maipú, San Martín, Tunuyán y San Carlos derivan a los pacientes con afecciones en la cabeza directo al centro médico Humberto Notti. “Allí nos encontramos con el aparato roto y la ausencia de un resonador”, contaron a MDZOL.

Cabe destacar que una resonancia magnética (RM) es un examen imagenológico que utiliza imanes y ondas de radio potentes para crear imágenes del cuerpo. No se emplea radiación (rayos X).

“Cuando uno de los niños fue trasladado de urgencia a la FUESMEN, había dos médicos encargados de terapia intensiva. Al salir uno de ellos para asistir al paciente, el otro se quedó a cargo del área. Es por eso, que este tema también está afectado al personal médico”, manifestó uno de los protagonistas.

Por su parte la gerente asistencial del Hospital Humberto Notti, Silvia Pesle, afirmó: “El tomógrafo se rompió hace una semana y dos días, el servicio técnico no encontró la falla pero ya nos pusimos en contacto con el servicio especializado. Se supone que en la jornada del martes, estará el ingeniero reparando la maquina”.

Además enfatizó que cada vez que un niño sale del hospital para ser sometido al tomógrafo lo hace de la mano del médico capacitado para ello. “De ninguna manera terapia intensiva queda sola, siempre hay un médico a cargo y una guardia pasiva, que en caso de ser necesaria es utilizada”.

La doctora también destacó que la fundación que asiste a los niños enfermos de cáncer, Fundavita está a punto de donarle un resonador magnético. “Mientras tanto se están haciendo los estudios necesarios para determinar cuál será el lugar para ubicar el equipo; zona de blindaje y lugar apto”, cerró la gerente asistencial.

Ver también:
- Argentina: Esta es la crisis de la salud mendocina

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina 2013: Pan y mate, cosas de ricos

Pablo Micheli (ACTA)

Nadie podrá negarlo, cada uno de los argentinos compartimos un mate en cada ocasión de nuestras vidas. Siempre está preparado a la hora de hablar con un hijo, de sentarse a charlar con un amigo, mientras estudiamos o trabajamos, o acompañándonos en distintos momentos de alegrías, de tristeza o soledad.

Pero también es cierto, que el mate, junto a un pedazo de pan, muchas veces es la comida de los que menos tienen, es el “almuerzo” o la “cena” para pasar el día.

Hoy en día, tanto la yerba para un rico mate como el pan para nuestros hijos, se han convertido en artículos inaccesibles, los cuales hay que racionalizar para que “rindan más”. Sus precios han alcanzado valores impensados y, en miles y miles de bolsillos, un día de trabajo ya no alcanza para comprar 1kg de yerba y 1kg de pan y hay que optar por uno u otro. Otra opción, podría ser la que siempre recomiendan nuestros dirigentes e ir al Mercado Central para ver si los precios están más barato. ¿Qué dirían nuestros gauchos si por un momento vivieran esta realidad?

Parece una ironía, pero ante un gobierno que se hace llamar “Nacional y Popular” y que levanta la bandera de Perón y Evita en nombre de los trabajadores, hoy existen 11 millones de personas que viven con menos de $40 por día. No se necesita ser muy audaz o inteligente para sumar el precio del kilo de pan y de un paquete de yerba, y darse cuenta de que la plata con la que miles de argentinos cuenta a diario, no alcanza ni para llevar lo básico a la mesa de su casa.

Además de eso, el mate es parte de nuestra cultura, de las raíces de la identidad argentina. En el mundo, nos identifican con el Che, con Maradona, con Messi. Pero también, con el mate. Sin embargo, la realidad que estamos atravesando los argentinos, nos empieza a quitar un poco más de esas cuestiones que nos pertenecen. Así pasa también con nuestras riquezas naturales, con nuestro medio ambiente, con los derechos de nuestros hermanos indígenas, con nuestros derechos como ciudadanos.

Como argentinos, como padres y madres, como trabajadores, no podemos permitir que nos sigan arrebatando lo nuestro, que pisoteen nuestras conquistas y nuestros logros; no podemos dejar que unos pocos decidan sobre el futuro de nuestros pibes.

Por eso, y para concluir, hay que estar convencido de que, como diría un viejo referente, “Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”.

Pablo Micheli es Secretario General de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mora Blaser: “Se necesita un mayor número de mujeres en cargos representativos para plasmar iniciativas de género”

Myriam Mohaded (PRENSA RED)

La socióloga, especialista en políticas públicas de Género, Sociedad y Políticas (FLACSO) disertó en Córdoba en el marco del seminario “Género, Sociedad y Políticas Públicas”. Blaser Coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Género y Sociedad, comparte su experiencia en relación al escenario latinoamericano vinculado a las políticas de género en la región.

- ¿Que define al género?

- El género es una construcción social y cultural que nos ha condicionado a asumir determinados roles en nuestras sociedades sólo por el hecho de haber nacido con características biológicas femeninas o masculinas. En estas sociedades patriarcales esta manera de dividir y segmentar se tradujo en múltiples formas de subordinación y discriminación que pusieron en situación de desventaja a las mujeres y a todos aquellos que no son heterosexuales: lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y travestis. Entonces, el género se definió de manera binaria: masculino y femenino, homogeneizando y excluyendo otras formas de vivir la sexualidad.

Los atributos asignados a lo femenino y masculino son modificables, cada sociedad tiene su propio repertorio de definiciones de género, los factores sociales y culturales como raza, etnia, opción sexual, clase, grupo de edad, pueden afectar de distinta manera los modos que al interior de una sociedad se organizan las relaciones, los roles y los estereotipos de género. Tenemos que hablar de las personas como seres plurales que habitan un espacio social, cultural e histórico determinado.

- ¿Cómo son las políticas públicas vinculadas al género?

- Cuando se habla de políticas públicas con perspectiva de género, el panorama, por un lado, es amplio y diverso y, por otro, posee muchos estancamientos y retrocesos. Además, es fundamental visualizar que las políticas tienen un carácter gradual y acumulativo, es decir, a partir de la experiencia adquirida se producen mejoras y modificaciones en sus contenidos e implementación. Por eso son fundamentales los espacios de debate y análisis entre la sociedad civil y el estado, para trabajar las experiencias de implementación de las políticas.

- A nivel regional, ¿qué temas se trabajaron más y qué otros hace falta avanzar? ¿Tuvo algún nivel de incidencia en la región?

- Argentina ha sido pionera en iniciativas que permiten la autonomía política de las mujeres, es el caso de la Ley de Cupos, que fue sancionada en el año 1991, a partir de la Ley 24.012, hace 12 años. Modificó el artículo 60 del Código Nacional Electoral, estableciendo que las listas de candidatos propuestas por los partidos políticos debían tener mujeres en un mínimo del 30 por ciento de los candidatos a los cargos a elegir y en proporciones con posibilidades de resultar electas. También se establecía que no sería oficializada ninguna lista que no cumpliera estos requisitos.

Esta ley fue tomada como modelo para muchos países de la región. Sin embargo, otros países como Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Venezuela, fueron aún más lejos y avanzaron hasta la paridad de género, es decir el 50% de la representación.

Cabe destacar que algunas situaciones del contexto social y político fueron decisivas para el logro de la ley: la evolución de las mujeres políticas y su relación con los movimientos de mujeres y el feminismo; la unión de las mujeres de los distintos partidos políticos, el conocimiento y análisis de experiencias y legislaciones comparadas; la comprensión del problema y la visión de futuro, además de la movilización masiva de mujeres especialmente a través de los Encuentros Feministas y los Nacionales de Mujeres.

Si pensamos en la diversidad sexual y la igualdad de género, aquí sí estamos adelante en iniciativas como la Ley de Matrimonio Igualitario y Ley de Identidad de Género. Pero, estamos rezagados en relación a otros países de América Latina y el Caribe. Por ejemplo, la legalización del aborto es otra de las grandes ausencias que se dilatan desde hace décadas y que fue aprobada, hace muy poco, en el vecino Uruguay.

Argentina tampoco cuenta con un Plan de Igualdad de Oportunidades organizado que sirva de guía a las acciones del Estado y que articule con la sociedad civil, en múltiples aspectos que hacen a la implementación de políticas públicas de género. Existen sí, iniciativas locales como el Plan de Igualdad de Oportunidades de Morón y el de Rosario.

También es fundamental avanzar en la región en las políticas de cuidado, es decir aquellas que hacen visible y valoran el trabajo doméstico, ese trabajo invisible que históricamente ha quedado en manos de las mujeres.

- Desde las políticas públicas, ¿cuáles son los principales desafíos a trabajar?

- Son múltiples, pero destacaría las políticas que buscan la paridad en la representación política, bogando por una democracia paritaria (50/50). Se necesita un mayor número de mujeres en cargos de representación y que ésta sea sustantiva, donde plasmen en sus iniciativas la equidad de género. Otro tema, es la necesidad de avanzar en las políticas de derechos sexuales y reproductivos, y, particularmente, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. También las reformas a los sistemas de protección social y de cuidado que inciden sobre la división sexual del trabajo, contribuyendo a la autonomía de las mujeres y a una mayor equidad en el reparto de las tareas domésticas. Para una real autonomía de las mujeres, que aún siguen en una proporción altísima a cargo de las tareas de cuidado, tienen que existir medidas para redistribuir el trabajo doméstico entre hombres y mujeres y que faciliten su participación en el mercado de trabajo.

La revisión de políticas, como las sociales, que ponen a la mujer en el papel de reproductoras, reforzando su rol tradicional y los estereotipos de género. En relación a la aplicación de las políticas tiene que llegar a todos los territorios, en muchos casos existen ausencias en los ámbitos locales y una menor presencia de políticas desde una perspectiva de género.

Las políticas de género tienen que contemplar la diversidad de situaciones y demandas, entonces hablamos de escuchar las voces y las necesidades de grupos históricamente invisibilizados como las mujeres indígenas y afrodescendientes -si ponemos el foco en América Latina y el Caribe, su peso es muy relevante-, y también el colectivo LGBTTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexual, Transgénero e Itersexual).

- Hubo modificaciones en los últimos años.

- Aún hay mucho por hacer y la sociedad civil se va organizando cada vez más. En las últimas décadas vemos que el reclamo por la igualdad y la equidad de género ha ido en aumento. Cabe destacar la importancia de la sociedad civil organizada que permite impulsar o poner en agenda políticas públicas, aunque dentro de las instituciones y del Estado tienen que existir interlocutores que permitan legitimar e institucionalizar las políticas públicas. Considero imprescindible impulsar la paridad de género, así será posible tener más mujeres en espacios de decisión política y seguramente muchas de ellas facilitarán los cambios. Además, es fundamental el papel activo y la jerarquización de los llamados mecanismos de género, es decir aquellos entes dentro del Estado encargados de encauzar las políticas en este ámbito y ser interlocutores con la sociedad civil.

- ¿En qué espacios u ámbitos se manifiesta centralmente la discriminación por género? ¿Cómo se da?

- La discriminación de género se manifiesta en todos los espacios. Pensemos que nuestras sociedades son patriarcales. La idea de la subordinación desde una perspectiva de género, es gravitante. Retomando ideas de Nancy Fraser, intelectual feminista norteamericana, podemos decir que la subordinación de género tiene dos grandes expresiones: la material y la cultural. La pobreza, la explotación, la privación de recursos materiales, las desigualdades de ingreso y de uso del tiempo libre son algunas de las expresiones de la dimensión material. En tanto, la dimensión cultural, la visualizamos en la exclusión de las mujeres en las esferas públicas, el acoso y el ataque sexual, la violencia doméstica, las desventajas de las mujeres en la vida cotidiana, la negación de sus derechos.

Por último, Claudia Bonan (Red Feminista de Salud, De Río de Janeiro) y Virginia Guzmán agregaron una tercera dimensión: la del poder. Está entrelazada con las otras dos: de subordinación y dominación de género en la modernidad están sustentadas en una forma dual de significar, estructurar y ejercer el poder.

Los modos actuales de significar, separar y jerarquizar la esfera pública y la esfera privada contribuyen de modo primordial a la construcción de las desigualdades de género. En su proyecto original el Estado y la ciudadanía moderna contribuyeron a la construcción de las desigualdades. Entre algunas de las principales acciones a implementar para paliar esta subordinación se pueden mencionar, la distribución de los recursos que asegure independencia y voz, permitiéndole a los sujetos interactuar como pares; cambio en los patrones institucionalizados de valoración, a fin de que expresen igual respeto para todos los participantes e igualdad de oportunidades para obtener estima social; superación de las estructuras de poder jerarquizadas, a través de procedimientos legales, institucionales y culturales; acceso a las mujeres a la participación en todas las estructuras de decisión públicas, en condición de pares con los hombres; transformaciones en el mundo público y privado y sus articulaciones recíprocas, a través de medidas legales, políticas y simbólicas, con fines a promover la paridad y superar asimetrías de género.

- ¿Cuales son las principales variables que se toman para estudiar en el Observatorio Latinoamericano? ¿En base a qué aspectos se definen?

- Hoy la actividad del Observatorio Latinoamericano Género y Sociedad se concentra en observar el devenir de los países de América Latina y el Caribe poniendo el foco en las políticas públicas de género y en los actores -movimientos sociales, instituciones-. Se implementa a nivel nacional y, según los casos, observando algunas regiones o provincias dentro de los países. Entonces nos concentramos en: las políticas públicas existentes expresadas en leyes, planes, etcétera, el surgimiento de nuevas iniciativas, los mecanismos institucionales, la articulación entre actores y la existencia de espacios de concertación.

- ¿Cómo se traducen los resultados de ese Observatorio? y ¿qué tipo de incidencia tiene esa radiografía de la realidad?

- Los resultados se conocen a través de documentos que se socializan en distintos espacios de debate y generación de conocimiento en torno al género. En el último tiempo hemos puesto énfasis en la formación y capacitación, en todos estos aspectos, con el fin de brindar herramientas que fomenten los cambios hacia la equidad y la igualdad de género.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Reclamo por una trabajadora del INDEC reconocida por la Justicia, pero no por las autoridades

ANRED

Hoy, martes 12 de noviembre, a las 13 hs organizaciones políticas, sociales, de DD.HH, juntas internas de ATE, entre otras, se harán presentes frente a la puerta del INDEC (Roca 609, esquina Perú) para repudiar la actitud de las autoridades de la Intervención, que ayer impidieron la entrada al edificio a quien fuera hasta 2007 coordinadora del IPC Nacional, Marcela Almeida, y que actualmente los fallos de la justicia favorecen con la reincorporación y el pago de sueldos adeudados.

Ayer, lunes 11 de noviembre, "por orden de Norberto Itzcovich y Joaquin Labarta", se le impidió por la fuerza el ingreso al edificio del INDEC a la trabajadora Marcela Almeida, delegada electa de ATE y una de las técnicas desplazadas en 2007, cuando el gobierno estableció una intervención de hecho en el principal organismo de estadísticas del país.

"Marcela se opuso a la intervención y a la manipulación de los datos desde hace casi siete años", afirman desde la Junta Interna de ATE INDEC

Efectivamente, Almeida era una de las desplazadas, junto a otros 13 técnicos que trabajaban en la medición del Índice de Precios al Consumidor (IPC), el principal indicador de la inflación, y que luego fueron reubicados en otros sectores o se los mantuvo sin funciones.

"Si esto no se revierte no va a haber forma de tener estadísticas confiables, esto no lo puede hacer una empresa privada" señalaba Almeida en enero de 2008 a ANRed . En referencia al trabajo, explicaba que "se trata de un ejercicio alternativo, ya que el único que puede hacer este tipo de estimaciones es el INDEC", por su infraestructura.

Para hoy al mediodía los y las trabajadoras del INDEC convocan a una asamblea en el hall de entrada del edificio de Roca 609, esquina Perú, para repudiar a los funcionarios que no permitieron el ingreso de Almeida ayer, y exigir que los fallos judiciales a su favor se concreten.

Reproducimos Comunicado:

FRENTE A UNA NUEVA PATOTEADA DE LA INTERVENCIÓN MARTES 12, ASAMBLEA EN EL HALL A LAS 13:00 HS.

Buenos Aires, 11 de noviembre de 2013

En el día de la fecha las autoridades de la Intervención del INDEC impidieron la entrada al edificio de Julio A. Roca 609 a Marcela Almeida, quien fuera hasta 2007 coordinadora del IPC Nacional, cargo del que fue desplazada al llegar los interventores. Hoy es delegada electa por los compañeros de ATE-INDEC.

Marcela fue mantenida dentro de una de las formas de contratación precarias e irregulares, y desde hace ocho meses no cobra su sueldo pese a dos resoluciones judiciales en los que quedó establecido que es trabajadora del organismo, que deben devolvérsele las tareas de las que fue desplazada, regularizar su situación contractual y pagársele los salarios adeudados.

Contra toda lógica, las autoridades no sólo incumplen los fallos judiciales sino que, por orden de Norberto Itzcovich y Joaquin Labarta, se le impide el ingreso al edificio.

Por ello convocamos a todos los compañeros a Asamblea el martes 12 a las 13:00 hs. en el hall de entrada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Encuentro en Santa Fe: Castro. “Hay muchas causas judiciales que tienen una impunidad total porque está el Estado atrás”

Melissa Zenobi (ACTA)

La CTA Santa Fe junto con el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) coordinarán un encuentro de grupos que impulsan causas judiciales con responsabilidad Estatal. El evento tendrá lugar en la capital santafesina el próximo 15 de noviembre. Jorge Casto, dirigente del MEDH, se refirió a las características y los objetivos que tendrá el encuentro.

- ¿Cuál es el objetivo del encuentro?

- Encontrarnos con todas aquellas causas que tienen como denominador común la violación de los derechos humanos en manos del Estado. En ese sentido lo que estamos viendo es que hay un cúmulo de causas a lo largo y ancho del país, y si seguimos peleando de manera solitaria o, en el mejor de los casos, con uniones provinciales no vamos a llegar muy lejos. Creemos que es necesario comenzar a tener una estrategia común, tanto a nivel nacional, regional e internacional.

- ¿La idea es buscar unidad en futuras acciones?

- En primer lugar queremos lo más elemental y humano que es conocernos, después ver en qué estado se encuentra cada causa. Principalmente buscamos que cada una mantenga su independencia, pero viendo qué puntos en común tenemos entre todos y de qué manera podemos apoyarnos unos a otros. Tanto en la conformación de un calendario de fechas, para que por ejemplo los santafesinos dejemos de recordar sólo el 29 de abril –día en que se produjeron las inundaciones- y empecemos a unirnos con Buenos Aires y La Plata.

- ¿Qué luchas van a estar presentes?

- Nosotros ya encontramos puntos en común con las causas del 19 y 20 de diciembre del 2001 en la provincia de Santa Fe porque el denominador común era el gobernador Reuteman. De esto hay en todo el territorio nacional: las muertes de los hermanos Qom, del MoCaSe, las desapariciones en Neuquén, Cromagnon, Once, la muerte de los chicos en Rosario, Lebbos con la muerte de su hija, la cusa de Luciano Arruga, las distintas inundaciones. Hay un cúmulo de causas que no sólo son emblemáticas, sino que tienen una impunidad total, parcial o amenguada. Siempre las responsabilidades políticas son las que se tratan de ocultar, porque que pague un funcionario de segunda o tercera categoría, esconde responsabilidades mayores tanto del Estado argentino como de los provinciales o locales.

- ¿Cómo se va a llamar el encuentro?

- No tiene nombre todavía, porque queremos que nazca entre los participantes. Y de ahí ver en qué medida lo podemos reproducir en cada uno de los lugares para que tome visibilidad y significancia propia. De alguna manera nosotros tenemos que estrechar los derechos humanos de ayer, de hoy y del futuro. Resta mucho por hacer porque este tipo de causas son las que se buscan invisibilizar para que queden impunes, y esto ocurre lamentablemente en tiempos de democracia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: “La justicia salteña es el botín del poder político” Para la Senadora electa Gabriela Serrano

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

La legisladora de extracción de izquierda fue la más votada en la ciudad de Salta, relegando al segundo lugar al Partido Justicialista, ingresando en la historia política de esta provincia al convertirse en la primera legisladora de izquierda que ingresa al Senado de Salta.

Gabriela Serrano, expreso sus preocupaciones, en especial sobre la justicia en Salta, que califico de “botín del poder político”. Cuestionando la designación de jueces, y fiscales a dedo propuestos por el gobernador y nombrados sin ningún cuestionamiento y oposición por parte de los Senadores en su mayoría del Partido Justicialista y de sus aliados en el frente político que gobierna Juan Manuel Urtubey en Salta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Salta: Miembros del Concejo de Participación Indígena repudian violación de territorio Lule

COPENOA
.

En relación a la usurpación y desvió de agua en el arroyo Potrero Grande, territorio Lule, por parte de un consorcio que edifica un barrio privado en Finca Las Costas miembros del Concejo de Participación Indígena emitieron un comunicado enviado que expresa: “Entendiendo que tales acciones violan los derechos de prexistencia consagrados en la Constitución Nacional Art. 75 inc. 17, Constitución Provincial Art. 15, y el derecho de Consulta Libre Previa e informada según Ley Nacional 24.071, Convenio 169 de la OIT, que en ningún momento se obtuvo el Consentimiento Libre Previo e informado estipulado por la Declaración de la ONU sobre Derechos de los Pueblos Originarios, de la cual es Estado Argentino, y la Provincia de Salta adhieren e incorporan a la Legislación Indígena vigente en todo el territorio argentino”. El repudio lleva las firmas de Lucio German Zerpa, del PuebloTastil, Gerardo Barbier, Delegado INAI, Osvaldo Araya,C.P.I. Comunidad Aborigen Chane de Aguaray, entre una veintena de firmas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Se incorporó a una causa judicial: El Banco Mundial también denunció un posible desmonte ilegal en el Chaco

CHACO DÍA POR DÍA

El Centro de Estudios Nelson Mandela difundió que en el transcurso de la semana pasada se agregó al expediente que lleva la jueza Iride Isabel Grillo una importante presentación realizada por una inspectora ambiental del Banco Mundial sobre un posible desmonte ilegal.

El Centro de Estudios e Investigación Social “Nelson Mandela Chaco” difundió que se incorporó al expediente que se tramita en el Juzgado Civil y Comercial Nº 6 de Resistencia una denuncia realizada por una inspectora del Banco Mundial sobre un posible desmonte ilegal en la zona de El Impenetrable chaqueño. Vale recordar que el coordinador del Centro Mandela, Rolando Núñez, actúa como “Amicus curiae” en el caso de la acción de amparo por la protección del bosque nativo, que cuenta con sentencia firme y cuyo cumplimiento es monitoreado por la jueza Iride Isabel Grillo.

Según consigna el Centro Mandela, las coordenadas del lugar denunciado por la inspectora del Banco Mundial son “25º53’25.09”S y 60º1’46.07”. Y precisa que “de acuerdo a la vital información proporcionada por la Subsecretaria de Recursos Naturales y Medio Ambiente, tienen registrado el caso como un permiso silvopastoril. La inspectora observó que en el predio no dejaron cortinas vegetales para la protección del bosque nativo. En estos casos el Banco Mundial considera que no vale la pena invertir en estructuras que luego quedarán obsoletas por el desmonte”.

El 15 de noviembre del año pasado representantes del referido Banco y del Ministerio de Planificación Federal visitaron nuevamente el desmonte. Luego dieron aviso del caso a las autoridades provinciales, reveló el organismo de derechos humanos. Según la web de Bird Life Internacional, “esa organización también detectó -en el mes de enero de 2013- un desmonte que coincide bastante con la fecha indicada por la inspectora ambiental y en el mismo lugar de las coordenadas que aquélla informara”, informó Núñez, del Centro Mandela.

Área deforestada

El coordinador del Centro Mandela considera que de acuerdo a la presentación de la inspectora del Banco Mundial “es posible entender que se trataría de un desmonte ilegal debido a que está ubicado en Zona Amarilla del Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo, en donde no se permite el uso de topadoras”. En ese sentido, revela que la Dirección de Bosques describe -en la página 9 del Monitoreo de la Superficie de Bosque Nativo, Período 2006/2011- los sistemas donde se hacen limpieza de los estratos inferiores que componen el bosque nativo.

“Suponiendo que se hubiera otorgado un permiso de este tipo, es importante mencionar que se consideran áreas deforestadas a aquellas donde se producen trabajos intensos de desarbustados o desbarejados, lo que permiten detectarlos por medio de imágenes satelitales de resolución media, que es lo que ocurre con el caso denunciado por la inspectora. Estos sitios pierden su funcionamiento como ecosistemas de bosques y se ven disminuidos los servicios ambientales que brindan cuando están en pie. Este tipo de manejos se localizan, en la mayoría de los casos, en zonas amarillas por lo que se está registrando un extraordinario impacto ambiental negativo por el uso de topadoras y de rolos a pesar de la prohibición establecida por la Disposición 534/12”, puntualiza.

El Centro Mandela destaca también que consta en el expediente “la opinión de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación que advierte que "la Dirección de Bosques no se pronunció acerca de la veracidad de la denuncia, cuando que debió constatar la existencia del desmonte en el predio y labrar la correspondiente infracción. Sin embargo, se limitó a informar acerca de los posibles permisos otorgados, como también que no contarían con financiamiento de la ley 26.331; o sea que la Dirección de Bosques no solo evitó responder, sino que se explayó sobre cuestiones inconducentes, como ser que el paisaje estaba dominado por bosques, que la zona verde estaba próxima y que sería beneficiosa la colocación de pasafaunas”. “En definitiva, fueron notables las ambigüedades del organismo para no responder, a pesar de que la Secretaría de Ambiente de la Nación tiene funciones de control y de fiscalización. De esta manera actúa la Dirección de Bosques, mientras están diezmando el monte nativo chaqueño y destruyendo el ecosistema de El Impenetrable”, concluye.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a dirigente Qom de Formosa: Alegre. "La CTA está pensando en crear una Unión de Trabajadores Originarios"

Inés Hayes (ACTA)

Israel Alegre, de la Comunidad Qom de Formosa Capital es miembro del Parlamento de Pueblos Originarios de su provincia y delegado en la búsqueda de Jusiticia de su comunidad. En diálogo con ACTA profundizó sobre las deudas pendientes del Estado argentino con los pueblos originarios sobrevivientes del genocidio de la colonización.

-¿Por qué están dentro de la CTA?

- Nosotros empezamos a buscar un espacio que reconociera a los trabajadores de la cultura originaria, teniendo en cuenta que los Pueblos Originarios ya vienen trabajando sobre el arte cultural, saberes que van transmitidos de generación en generación. Nosotros dependemos de lo que hacemos y es arte porque tiene un valor histórico y cultural. Muchas veces no hay un reconocimiento y se dice que son artesanías para bajarles el valor, el precio. Entonces nosotros decimos que los trabajadores de los pueblos originarios son trabajadores privados pero no tienen un reconocimiento. Nosotros vivimos de lo que producimos, si vendemos un bolso podemos comprar un kilo de pan o carne para el sostén del núcleo familiar, entonces nosotros buscamos ese espacio dentro de la CTA.

-¿Qué respuestas han tenido de la Central?

- La CTA está pensando en crear la Unión de Trabajadores precarizados de Pueblos Originarios de la República Argentina teniendo en cuenta que a nosotros, a la mayoría, nos tienen como esclavos. La mayoría de nosotros trabajamos en la extracción ya sea de algodón, de zapallo y empiezan a emigrar de provincia en provincia, son trabajadores como les dicen “golondrinas”. Una vez que se cree esta unión también se va a reconocer a los trabajadores privados del arte cultural de los Pueblos Originarios.

-¿Cuál es la relación (sabemos que mala pero nos gustaría que usted la detallara) de los pueblos originarios con el Gobierno de Formosa?

- El gobierno de Formosa sigue violando los derechos de los pueblos originarios teniendo en cuenta que en el año ’94 la provincia reconoció los derechos de los pueblos originarios, creó la Ley Integral del Aborigen, pero no se cumple. Históricamente nosotros hemos sufrido la colonización y el genocidio. El Estado argentino tiene el deber y la obligación de proteger a estos sobrevivientes de este genocidio y no los tiene que llevar nuevamente a otro genocidio. El Estado argentino debería garantizar que los jóvenes indígenas puedan llegar a la profesionalización de las carreras que quieran. Si el chico indígena no puede pagarse su carrera universitaria, y de hecho no puede, el Estado debería garantizarla.

-Debería responsabilizarse ya desde los embarazos, los nacimientos y la infancia, ¿cuál es el índice de mortalidad infantil en la provincia?

- En el caso de mi comunidad es altísimo el grado de desnutrición y de las enfermedades: hay mucha tuberculosis, por ejemplo. Muchas veces no van al hospital por miedo porque cuando ven que es un indígena lo discriminan. Sólo nos tienen en cuenta para las elecciones, ahí sí valemos como ciudadanos. Y cuando hablamos del bilingüismo, nada está traducido para las lenguas de cada pueblo.

-¿Y se están perdiendo las lenguas originarias?

- Sí, porque el sistema de la educación bilingüe está mal articulado, los chicos aprenden palabras sueltas pero no textos. El qom, por ejemplo, no tiene una relación única con el castellano. Si se traduce la palabra derecho, derecho es recto o que no tiene curvas, pero cuando traducimos la palabra derecho en términos jurídicos, es otra cosa. Entonces se tiene que traducir según la función que cumple cada palabra y los traductores no decodifican estas cuestiones.

-Es que el lenguaje esconde una idiosincracia, hay ahí también un colonialismo cultural

- Sí, se necesita que todos los traductores puedan debatir con respecto a este tema para salir de la dominación que esconde la lengua.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.