lunes, 25 de noviembre de 2013

Quién voló al acorazado Maine en La Habana

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

Las fuerzas militares estadounidenses aprovecharon en los años finales del siglo XIX la coyuntura de una España agotada por la combatividad de las armas cubanas insurrectas y la decadencia global de su imperio, para desencadenar la primera guerra imperialista en la historia de los Estados Unidos.

Algunos estudiosos consideran que el objetivo geopolítico esencial de esa guerra era apoderarse de las Filipinas, ya que Cuba no constituía una urgencia, dado que la isla, por su cercanía geográfica, caería inevitablemente “cual fruta madura” en sus manos, para unirla a otros territorios de la Unión que antes habían sido españoles.

Pero la voladura del acorazado USS Maine en la noche del 15 de febrero de 1898, en el puerto de La Habana, que dejó un saldo de 266 marineros muertos de una dotación total de 354 hombres, hizo propicia la ocasión para acusar a Madrid del hecho y utilizarlo de pretexto para declararle la guerra a la Corona Española.

A solicitud de la representación consular estadounidense, el buque de guerra había arribado al puerto habanero el 24 de enero con la justificación de proteger a los estadounidenses residentes en la urbe y salvaguardar sus propiedades ante la grave situación que representaba el avance de las fuerzas independentistas sobre la capital de la isla y un previsible desenlace del conflicto interno favorable a los cubanos.

Inmediatamente, la gran prensa estadounidense exhibió todos sus músculos y toda su falta de escrúpulos para hacer responsable de la voladura del Maine a las autoridades coloniales españolas.

Toda la fuerza de los consorcios Hearst y Pulitzer, entre otros gigantes de la manipulación informativa, se ocuparon de crear una airada disposición de la población estadounidense para una guerra contra España. Eslóganes publicitarios profusamente manejados llamaban a la represalia recordando la agresión (Remember the Maine!).

Fueron muchas las versiones que circularon acerca de las causas de la explosión además de la que el gobierno y la prensa de Estados Unidos se ocupó de promover haciendo recaer la culpa en el gobierno español a fin de crear opinión pública y conciencia para la guerra que poco después le declaró a España.

No faltaron distorsiones tales como las que achacaban el hecho a los patriotas cubanos, pero tampoco escasearon aquellas que, desde el primer momento, advirtieron que el hecho tenía todas las características de una autoagresión de Estados Unidos.

A favor de esta última versión estaba el argumento de que prácticamente toda la oficialidad del acorazado estaba en tierra al momento de la explosión y por ello había muy pocas bajas mortales en ese nivel más alto de las autoridades del buque.

Como evidencias excluyentes de la responsabilidad de España y sus representantes en la colonia en los hechos, se ha pretendido demostrar la posibilidad de que se hubiera tratado de una explosión de origen accidental ocurrida en los depósitos de combustible del barco, donde también se guardaban municiones que explotaron con el eventual incendio.

Esta última versión tiende a exonerar a España del crimen sin hacer recaer sobre autoridades de Estados Unidos la culpa, pero no es ello consecuente con el historial norteamericano de manipulación de las justificaciones para sus agresiones que ha exhibido desde entonces y a lo largo del siglo XX y lo que va del siglo XXI.

En Hiroshima y Nagasaki, Pearl Harbor, el golfo de Tonkin, en Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia, en el reciente caso de las armas químicas en Siria y reiteradamente en países de América Latina, el régimen de los Estados Unidos ha preferido falsear pretextos en vez de negociar soluciones pacíficas ante situaciones en las que considera viable imponer su poderío militar sin negociaciones.

El resultado de esta guerra hispana-cubana-norteamericana convirtió a Estados Unidos en una potencia imperialista. Estados Unidos hizo realidad su objetivo de enfrentarse al tambaleante ejército español, derrotarlo y hacerse de los remanentes de su imperio colonial. Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam pasaron a ser súbditos del naciente imperialismo de los Estados Unidos.

Se ha dicho que el hundimiento del Maine no creó las fuerzas emocionales que condujeron al surgimiento del imperialismo en los Estados Unidos sino que simplemente desató esas fuerzas que estaban presentes en esa nación.

La explosión y hundimiento del acorazado Maine frustró la victoria de los cubanos que, desde 1868, habían venido luchando y muriendo por la independencia de su patria, alcanzando un elevado desarrollo de su conciencia de nación soberana que 90 años más tarde se habría de hacer realidad a costa de una cuota adicional de sacrificios impuestos por aquel imperio que entonces apenas nacía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Honduras: La gobernabilidad peligra si se consolida fraude electoral

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

“La libertad trabaja, la sufre y suda”
Patricio Manns

1. Apenas terminó el horario de votaciones presidenciales en la Honduras tiranizada desde el 28 de junio de 2009 mediante un golpe de Estado “blando”, las primeras mesas escrutadas daban por ganadora claramente a la candidata de Libertad y Refundación, Libre, Xiomara Castro. Libre es un instrumento político electoral que contiene al conjunto y variopinto pueblo que resiste la dictadura.

Su principal contrincante era, precisamente, el candidato del oligarca Partido Nacional, Juan Hernández. Honduras, dependiente y empobrecida, en su papel geopolítico en la Península de Yucatán ha funcionado como plataforma y retaguardia militar del imperialismo norteamericano durante la Revolución Sandinista y la guerra de los pueblos salvadoreño y guatemalteco en los 70 y 80.

El golpe de Estado mal teñido de legalidad ladina, fue dado a mediados de 2009 contra el liberal Manuel Zelaya debido a sus aproximaciones a la Venezuela de Chávez y Maduro y por la causa bien concreta de intentar realizar un plebiscito para saber si la población estaba de acuerdo con llevar adelante un proceso constituyente. Esa tímida iniciativa –enmarcada en cualquier democracia burguesa, una de los formatos de la dictadura del capital- bastó para expulsar a Zelaya de la jefatura del Ejecutivo.

Sin embargo, y hasta cuando se teclea el presente artículo, el Tribunal Supremo Electoral –parte de la dominación estatal y la dictadura-, con alrededor de más de un 54% de los votos escrutados, comunicó (sorprendentemente, pero dentro de las posibilidades hipotetizadas) que el candidato oficialista del Partido Nacional supera casi por 6 puntos a Libre, toda vez que Libertad y Refundación, de acuerdo a su disciplinado seguimiento del proceso, en la realidad aventaja por casi 4 puntos a la dictadura.

El 24 de noviembre fue una jornada marcada por las irregularidades, las amenazas y la militarización de los medios de comunicación democráticos (Radio Globo y otros); la compra de votos a través de bolsas de comida, ropa y hasta tarjetas de crédito por parte del oficialismo. Los multiplicados incidentes fueron pública y formalmente denunciados a la Fiscalía de Delitos Electorales, organismo más misterioso que supervisor de nada.

La Mesa de DDHH Internacional que observó paso a paso las elecciones, señaló que las anormalidades y delitos electorales más corrientes fueron que sufragaron muertos, hubo doble votación, cambio de locaciones sin aviso a las personas a la hora de marcar la papeleta. Se agregaron las amenazas a militantes del Partido Libre y algunas detenciones de sus miembros.

2. La tiranía -reconocida, trágicamente, por diversos Estados del continente. durante sus 4 años a través del no boicot económico y por extensión, político- cometió y comete asesinatos a opositores agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Hondureña en lucha y en el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e indígenas, Copinh, en su combate contra el extractivismo destructor de comunidades y naturaleza limitada. Sólo en el campo periodísticos, han sido asesinados más de 30 comunicadores sociales. La represión, hostigamiento, amenazas y persecución sistemática contra las organizaciones antidictatoriales es el modo habitual como el Estado enfrenta al pueblo organizado.

3. Cuando todavía el Tribunal Supremo Electoral no entrega los cómputos finales, ya los trabajadores y el pueblo hondureño acusan de fraude, de robo electoral y de bandidos a la dictadura. En medio de tensos e indignantes momentos, las opiniones predominantes van desde las esperanzas de que se reviertan y sinceren los resultados por la tarde del 25 de noviembre, dando por legítima ganadora a Libre y Xiomara Castro, hasta ofrecer lucha directa para defender la victoria opositora.

Mientras tanto, Libre está convocando a sus delegados de todo el país a una reunión de emergencia para resolver los pasos a seguir.

4. A diferencia de la mayoría de los golpes de Estado conocidos en América Latina y el Caribe, la dictadura provocó inmediatamente la veloz organización y ampliación social de su base popular. Honduras, probablemente aclimatada por los ejemplos de Venezuela, Bolivia y Ecuador, no se replegó ni fue presa del terror. Su reacción fue ofensiva. Su disposición y voluntad de lucha y transformación asombran al mundo y hoy existen más motivos aún para potenciarlas y radicalizarlas.

La inestabilidad y condiciones políticas ante el fraude en curso pueden desembocar rápidamente en una crisis de gobernabilidad de final abierto.

La estafa electoral, de ratificarse en las próximas horas por la colusión oligarca entre los intereses que representa el Partido Nacional y el Tribunal Supremo Electoral, cierra la posibilidad de la restauración “en forma” de la democracia burguesa. Y si la vía electoral se clausura, el pueblo hondureño no tiene más remedio que liberar sus fuerzas e intensificar su lucha frontal contra la dictadura, esta vez, con un altísimo consenso social nacional, regional y mundial. Si se agota el camino de las urnas y de la resistencia pacífica, la resistencia, legítima y autorizadamente, puede dar un salto a una nueva fase, empleando todas las formas de lucha, en la batalla dura por su liberación.

07.00 hrs, en Honduras, 25 de noviembre de 2013. Escrito en Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Con o sin Bachelet, Chile sigue el camino de Pinochet

Vicky Peláez (RIA NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)

Quien hace política pacta con los poderes diabólicos que acechan a todo el poder (Max Weber, 1864-1920).

Los golpes de Estado en América Latina siempre dejaron profundas huellas en la sociedad y el desarrollo socio económico en el continente. Dicen los psicólogos que tienen que pasar varias décadas para que se diluya la herencia de cada dictadura y que la gente se libere del miedo de la persecución, la tortura y la muerte. Hace dos meses se cumplieron 40 años del golpe de Estado de Augusto Pinochet en Chile quien encabezó la dictadura en ese país entre los años 1973 y 1990, pero su legado sigue reflejándose en el quehacer diario del país, lo que se observó claramente durante las recientes elecciones presidenciales que tuvieron lugar el pasado 17 de noviembre.

Inclusive la vida de cada una de las dos principales candidatas presidenciales está entrelazada estrechamente con esa historia de Chile. Verónica Michelle Bachelet, representante de la Nueva Mayoría de orientación centro-izquierda obtuvo el 46.74 por ciento del voto, es la hija del general de la Fuerza Aérea de Chile, Alberto Bachelet y miembro del gobierno de Unidad Popular encabezada por Salvador Allende. Bachelet se opuso al golpe de Estado en 1973 por lo que fue detenido por los esbirros de la dictadura, falleciendo seis meses después en la cárcel como resultado de las torturas que sufrió. También fue detenida Michelle Bachelet y su madre en 1975 en Villa Grimaldi antes de partir al exilio a la República Democrática Alemana, allí recibió el apoyo del presidente Erich Honecker quien después del derrumbe de la Muralla de Berlín se exilió en Chile donde murió en 1994.

Su principal rival en las recientes elecciones, y la candidata de la derecha tradicional chilena Evelyn Rose Mathei, obtuvo el segundo puesto con el 25.02 por ciento del voto. En contraste con Michelle Bachelet, Evelyn Mathei es la hija del general en retiro de la Fuerza Aérea, Fernando Mathei y estrecho colaborador de Augusto Pinochet. El participó en el proceso de persecución del padre de Michelle Bachelet. En 1988 durante el referéndum sobre la continuidad de Pinochet en el poder, Evelyn Mathei fue una activa promotora del voto Sí para mantener ocho años más al sanguinario dictador al mando del país.

Así es el Chile actual. En las pasadas elecciones presidenciales, sólo se sufragó la mitad de los habilitados pues la mayoría de los 17 millones de ciudadanos chilenos no creen en ninguna de las dos candidatas presidenciales y consideran que tanto con la presidenta centroizquierdista como con la derechista Chile estará atado al modelo neoliberal y no esperan cambios sustanciales en el país que es presentado en la última década por la prensa globalizada como “el Tigre Latinoamericano” en términos económicos. Es cierto que en los últimos 10 años el índice de crecimiento rondaba alrededor de un cinco por ciento. De acuerdo al director de la organización no gubernamental (ONG) “Educación 2020”, Mario Waissbluh, “Chile representa el más neoliberal modelo económico en el mundo. Los pilares del neoliberalismo, Estados Unidos y Gran Bretaña, comparando con Chile, parecen países socialistas”.

En Latinoamérica, Chile está ubicado en el quinto lugar por la desigualdad económica. Entre 2000 a 2009, el 20 por ciento de los más pudientes eran dueños del 58 por ciento del ingreso nacional, mientras que el 20 por ciento de pobres tuvieron acceso a sólo el 4 por ciento. El sistema de pensiones hasta ahora mantiene el modelo instalado en la época de Pinochet basado en el dominio de fondos privados. El actual presidente Sebastián Piñera tuvo que reconocer que “la mitad de los chilenos no tienen acceso al Fondo de Jubilación y de los que lo tienen, el 40 por ciento están recibiendo el mínimo de beneficios”. En el 2011 esto significaba unos 180 dólares al mes.

El sistema educativo heredado de Pinochet es considerado como el segundo más caro en el mundo después de Norteamérica. El 50 por ciento de la educación secundaria y el 90 por ciento de la universitaria están en manos del sector privado. En términos del costo esto significa que una familia de la clase media está obligada a destinar un 40 por ciento de su ingreso al pago de la educación universitaria de sus hijos. Esto implica la existencia de segregación social en el sistema educativo, por la cual Chile obtuvo el 64 lugar entre los 65 países evaluados por la Organización de Cooperación y Desarrollos Económicos (OECD) en 2009.

Precisamente las promesas de solucionar estos problemas llevaron a la candidata del bloque socialista de orientación centro izquierda, Michelle Bachelet a la presidencia de la república en 2006. Sin embargo, sus ideas socialistas se opacaron rápidamente en un sistema al que la sombra de Pinochet no dejaba libre. Durante cuatro años de su presidencia (2006-2010) la dirigente socialista de rostro sonriente y estilo tranquilo se transformó en una líder pragmática concentrada más en mantener la estabilidad macroeconómica del país que en el cumplimiento de sus promesas. No pudo cambiar el sistema educativo a pesar de un fuerte movimiento de los estudiantes de secundaria llamados, “pingüinos”. Hizo algo respecto a la sanidad y derechos de la mujer.

Sin embargo, el sistema neoliberal que abrazó Bachelet no ofreció muchas posibilidades para poder hacer cambios socioeconómicos en el país y redistribuir el ingreso. Las grandes corporaciones seguían consiguiendo más ganancias que en cualquier otro país de América Latina. En la política exterior, Bachelet, según sus propias palabras optó por “convergencia con el poder hegemónico del planeta”, es decir con los Estados Unidos. Sin duda alguna la beca de un año en el Colegio Interamericano de Defensa en Fort Lesley J. McNair influyó mucho en su alejamiento de las ideas socialistas o simplemente progresistas. Su gobierno siguió aplicando la ley antiterrorista del gobierno de Pinochet especialmente hacia las comunidades nativas mapuche, persiguiendo inclusive a los menores de edad como terroristas a base de testigos secretos. El único delito de los mapuches es reclamar el derecho a su territorio ancestral.

Al no lograr la mayoría ninguno de los candidatos en los comicios del 17 de noviembre pasado, Michelle Bachelet está preparándose para la segunda ronda que tendrá lugar el próximo 15 de diciembre. Lo interesante es que su plan de gobierno de 200 páginas recibió una evaluación positiva de las instituciones neoliberales. J.P. Morgan Latin American Equity Research Center, en su último informe resaltó que se quedó “sorprendido positivamente” por el programa “moderado” de Bachelet que incluye “muchas ideas en apoyo al mercado libre” y que define como la “prioridad del gobierno asegurar el crecimiento económico”. También la candidata de la Nueva Mayoría empezó a suavizar sus consignas tipo “¡Educación gratuita y de Calidad!”,” ¡Nueva Constitución!” etc. para ganarse nuevos votantes que se asustan de las posibles reformas de toque progresista.

Tomando en cuenta el pragmatismo de Michelle Bachelet, es difícil esperar grandes cambios en su próximo gobierno que formaría si logre votos necesarios en las próximas elecciones en el país. Existen todas las condiciones para que las gane puse tiene el aval tanto del Partido Comunista como del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. El país ya se cansó del multimillonario presidente Piñera y no tiene otra alternativa a Bachelet. Al mismo tiempo su coalición Nueva Mayoría (NM) consiguió 68 escaños frente a los 48 que logró el conglomerado de la derecha, Alianza por Chile, sobre un total de 120 miembros de la Cámara de Diputados. También en el Senado la NM obtuvo 21 curules de los 38 existentes y la derecha se redujo a 16 senadores además de un independiente.

Los cuatro exdirigentes estudiantiles: Giorgio Jackson, Gabrielm Borick, Karol Cariola y Camila Vallejo de orientación progresista, siendo las dos últimas comunistas darán sin duda nueva vida al Congreso y bastante ajetreo a los sectores de la derecha. También los ex pingüinos presionarán fuertemente a Bachelet para que cumpla con algunas de sus promesas especialmente en lo respecto a la educación, salud y el cambio de la constitución.

Ya los jóvenes, dieron el mensaje a Bachelet cuando el pasado 17 de noviembre, el día de las elecciones, los estudiantes agrupados en la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) tomaron el cuartel general de Michelle Bachelet declarando que “El Movimiento Estudiantil en su conjunto tiene la claridad que más allá de los resultados de las elecciones, el próximo año y los que vienen serán de lucha y organización. Hoy la antigua Concertación se disfraza de la Nueva Mayoría, ha tomado nuestras demandas llevándolas a un programa que sabemos que no cumplirán, deformándolas y convirtiéndolas en propuestas para la clase empresarial y alejándolas de su origen: el movimiento social… Trabajaremos incansablemente por la articulación transversal de las luchas de hoy y las de mañana. Salga quien salga electo, seguiremos consecuentes y firmes con el movimiento social”.

Sin duda alguna, estos nuevos vientos que soplan en Chile darán mucho dolor de cabeza a los futuros gobernantes del país que está atado fuertemente al neoliberalismo y a una casi íntima relación comercial, financiera e ideológica con los Estados Unidos. Pero la historia demuestra que ninguna atadura es eterna y el destino de cada país no depende tanto de sus gobernantes como de la voluntad de su pueblo. Está llegando la hora de las nuevas generaciones de los chilenos los que determinarán el futuro de su país guiados, como decía Víctor Hugo, por “la llama que arde en sus ojos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Segundas partes serán buenas? Chile votó por la indiferencia

Horacio R. Brum (BRECHA)

Domingo 17 de noviembre; mesa de votación 159 M, en el liceo Tajamar, del barrio de Providencia, en Santiago de Chile. La M es por "masculina": por primera vez en su vida, transcurrida entre Uruguay, Argentina, Inglaterra y Chile, este corresponsal vota con segregación sexual, porque aquí las mujeres y los hombres van separados a las urnas, aunque ya hayan tenido una mujer presidenta y los dos candidatos principales en estas votaciones sean mujeres. La novedad son las mesas "mixtas", que sólo comenzaron a aparecer en las elecciones municipales de 2009, y todavía sorprenden a más de un votante.

Después de todo, este es un país donde aún hay liceos y escuelas públicas "de niñas" y "de varones"; donde el marido es el administrador de los bienes del matrimonio y la esposa necesita su aprobación para vender una propiedad personal; donde las mujeres, en igual función, ganan entre 30 y 40 por ciento menos que los hombres, y donde el divorcio es posible solamente desde 2004, con tantas trabas que el trámite puede demorar hasta tres años. En Chile también se obliga a una mujer a mantener hasta el parto natural un feto sin cerebro y totalmente inviable, porque el aborto es un crimen bajo cualquier circunstancia; los preservativos y los anticonceptivos cuestan dos y tres veces más que en los países vecinos -como muchos otros medicamentos-, y el levonorgestrel, o píldora del día después anticonceptiva de emergencia, solamente se pudo poner a la venta después de largos procesos judiciales, que llegaron hasta la Corte Suprema, iniciados por los grupos conservadores católicos que lo consideraban abortivo.

Aquí se paga el precio más alto de América Latina por la electricidad, y en verano el metro cúbico de agua potable cuesta el doble; las aguas de los ríos, lagos y arroyos pueden ser de propiedad privada, bajo unas leyes que impuso la dictadura de Pinochet, el mismo gobierno que creó un código minero que permite a una empresa explotar un yacimiento subterráneo sin el consentimiento del propietario de los terrenos que están en la superficie, y que tiene preeminencia sobre la legislación que protege el ambiente. Pinochet sabía que a la industria minera había que favorecerla, porque la empresa nacional del cobre está obligada por ley a entregar todos los años a las fuerzas armadas el 10 por ciento de sus utilidades. De todos modos, buena parte del negocio, que representa casi el 60 por ciento de las exportaciones, está en manos de compañías extranjeras, beneficiadas por varios tipos de reducciones y exenciones tributarias.

No solamente para las mineras es esta la tierra de los buenos negocios; los bancos suelen tener las mayores ganancias del continente, y cualquier establecimiento comercial grande, desde los supermercados hasta las tiendas de departamentos, puede prestar dinero a tasas que rozan la usura (del 50 por ciento anual y más). Por otra parte, se permite a las empresas cambiar unilateralmente y sin aviso las condiciones de financiación de un crédito o las comisiones por operar con tarjetas de débito. Si de créditos se trata, ya sea que estudien en el sistema público o en el privado, enviar a los hijos a la universidad implica que, una vez recibidos, los nuevos profesionales estarán pagando durante diez o veinte años los préstamos con que financiaron sus carreras. Con pagos de matrículas, incluso en las universidades del Estado, que pueden superar los mil dólares por mes, no es raro que las familias deban decidir cuál hijo puede aspirar a un título profesional. Eso siempre y cuando el ingreso alcance, porque el salario promedio nacional es inferior a la matrícula mensual de muchas carreras.

Bajo la piel del tigre

Los grupos de poder chilenos, incluidos los que han compartido el gobierno desde el fin de la dictadura, han logrado proyectar al exterior la imagen de un país estable, que goza del éxito económico. Sin embargo, más que construir una democracia política y social, construyeron una democracia del consumo, en la que la solidez de la economía sirve para que el endeudamiento personal y familiar permita el acceso a todos los productos de la tecnología y las modas modernas, pero sin alterar la distribución del ingreso, que se clasifica entre las peores de América Latina. La pobreza indicada por las cifras oficiales oscila en el 15 por ciento; sin embargo, si los cálculos se hicieran tomando en cuenta el derecho a la educación universitaria, a una atención de salud de calidad, al acceso a los bienes culturales y a todo aquello que conforma un nivel de vida satisfactorio, más allá del techo y la comida, el índice de pobres aumentaría considerablemente. Esto, por ejemplo, se puede deducir del hecho de que en el sistema nacional de salud, Fonasa, 8.138.000 personas deben ser atendidas gratuitamente, por estar en la indigencia o tener ingresos irregulares; comparando esa cifra con la población total, casi la mitad de los chilenos son pobres.

La precariedad del trabajo es otra característica del "modelo chileno". Durante las últimas semanas de la campaña para la primera vuelta de las elecciones, los empleados municipales y de la administración central estuvieron en huelga, y entre sus reclamos se incluyó el problema de la tercerización, debido a que es común que las oficinas e instituciones tengan más empleados tercerizados que de planta. Con tal sistema, que va en aumento en todos los ámbitos laborales, se está generalizando la desprotección de los trabajadores, que tienen una muy baja tasa de sindicalización. La cantidad de miembros de los sindicatos, que llegó al 15 por ciento de la masa laboral en los comienzos de la democracia (1991), hoy no supera el 12, un porcentaje ínfimo para la realidad latinoamericana.

El voto de la desilusión

Desde 2006, cuando los estudiantes consiguieron poner en la calle sus críticas a la calidad y costo de la educación, se ha ido extendiendo en la sociedad chilena la sensación de que el país no funciona tan bien como lo predican los políticos y los principales medios de comunicación. Las protestas públicas por las más diversas causas se multiplican y es general la idea de que "hay que hacer algo".

Según la encuesta Latinobarómetro, que mide en toda la región índices de la vida en democracia, apenas 38 por ciento de los habitantes de Chile manifiesta su satisfacción con el funcionamiento de este sistema de gobierno en su país, cifra que dista mucho del 82 que se registra en Uruguay, por ejemplo. A por lo menos 26 por ciento de los ciudadanos chilenos les da lo mismo la democracia que el autoritarismo, y no más del 55 expresa un compromiso firme con el sistema democrático. Por otra parte, la confianza en los políticos y los partidos tradicionales no alcanza ni a la quinta parte de la población y una gran mayoría cree poco probable que el gobierno, de cualquier signo político, resuelva los principales problemas nacionales en los próximos cinco años.

Con ese estado de ánimo, no es de extrañar que a partir de 2009, cuando se eliminó la obligatoriedad de votar y la inscripción para hacerlo se hizo automática, la concurrencia a las urnas esté reduciéndose. Ya en las elecciones municipales de ese año, las primeras con voto voluntario, la abstención estuvo cerca del 60 por ciento. Este domingo 17 de noviembre votó menos de la mitad de los inscriptos. Candidatos no faltaron, porque hubo el mayor número de aspirantes a la presidencia de los últimos 75 años, con orientaciones ideológicas para todos los gustos, desde el ecologismo new age con toques esotéricos, hasta una izquierda cercana al anarquismo. Por otra parte, la ex presidenta Michelle Bachelet rebautizó Nueva Mayoría a la vieja y gastada Concertación y se la jugó por la vuelta al poder ofreciendo hacer lo que no hizo en su anterior gobierno, como dar pasos firmes hacia la derogación de la Constitución heredada de Pinochet y al establecimiento de un sistema de educación pública genuinamente gratuita.

"Aquí no hay ninguna duda: hemos ganado esta elección", dijo Bachelet en una de sus múltiples declaraciones para justificar el paso a una segunda vuelta, aunque su equipo había dado por sentado que ganaría la presidencia en la primera votación. Su rival de la derecha no se achicó, pese a que está a diez puntos porcentuales de distancia: "Pasar a la segunda vuelta es sin duda un triunfo", manifestó Evelyn Matthei, la candidata de la Alianza gobernante. La Nueva Mayoría se congratula también por haber obtenido un número de parlamentarios que le permitirá impulsar algunas de las reformas prometidas, pero una nueva Constitución solamente podrá salir de un proceso de negociaciones con la derecha.

Sea cual fuere el futuro de los cabildeos políticos, los supuestos ganadores de esta primera vuelta parecen ignorar el mensaje de la abstención, equivalente al fracaso del voto voluntario y, por ende, la inexistencia de un voto masivo de confianza en el sistema político en su forma actual. Eloísa González, otrora una de las principales figuras del movimiento de los estudiantes secundarios, sostiene que la abstención refleja que hay una mayoría de la población que "no siente que sus demandas y problemas vayan a ser resueltos por la vía institucional", por lo cual será necesario encontrar caminos hacia soluciones más inmediatas.

Algunos de los líderes más conocidos del movimiento estudiantil optaron por seguir las reglas del orden establecido, y en las elecciones parlamentarias que se realizaron simultáneamente con la primera vuelta de las presidenciales consiguieron ubicarse en la Cámara baja. Camila Vallejos, antes aclamada por los medios internacionales como la "Juana de Arco chilena", es ahora la diputada Vallejos, del Partido Comunista que integra la Nueva Mayoría. En sus primeras declaraciones como diputada electa, Vallejos afirmó que el eventual gobierno de Bachelet no debe ser un "nuevo gobierno de la Concertación; el nuevo gobierno debe darse con nuevas lógicas". Sea como fuere, la novel parlamentaria ya no es para los medios extranjeros una Juana de Arco, sino una madonna, una virgen de cuadro...

Con los dirigentes sociales más significativos absorbidos por el sistema y la gran distancia en votos que separa a Bachelet y Matthei de los candidatos que no integran la gran maquinaria política, la abstención también arroja dudas sobre la representatividad y la legitimidad del próximo gobierno. Según el catedrático y analista de ciencias políticas Mauricio Morales, "las comunas más ricas siguen votando más que las más pobres, y así el fracaso del voto voluntario ha transformado las desigualdades económicas en desigualdades políticas". Si se ponen los 6.576.000 votos del domingo en el contexto de todo el registro electoral, que tiene 13,4 millones de posibles votantes, Michelle Bachelet ha pasado a la segunda vuelta con el respaldo de apenas el 22,5 por ciento de la ciudadanía, un fenómeno que en tiempos recientes puede compararse con el 22,24 con que Néstor Kirchner llegó a la Casa Rosada, por la deserción de Menem en primera vuelta. La gran interrogante es qué margen tiene Bachelet para construir una base de poder a partir de tan poco, como hicieron los Kirchner, y contener la marea de reclamos sociales que crece lenta pero inexorable en las costas chilenas. Si no lo logra, bien podrían hacerse realidad las palabras del sociólogo Felipe Portales, entrevistado recientemente por Brecha: "Su gobierno se enfrentará a los reclamos sociales, e incluso podría llegar a la represión, no va a tener otra salida".

Tampoco es lo mismo

"Se ha agotado el ciclo de los pequeños ajustes a un modelo que presenta muchas falencias", advirtió Bachelet de regreso a su patria, el pasado invierno. Los resultados electorales, sin embargo, auguran continuidades importantes.

En Chile aún rige la Constitución de 1980, plebiscitada durante la dictadura. Para transformarla se precisan los dos tercios de cada Cámara, cosa que significa contar con 80 diputados y 25 senadores. La Nueva Mayoría distó de alcanzarlos: logró 68 lugares en la Cámara baja y 21 en la alta.

Hay cuatro escaños en disputa en la Cámara de Representantes y dos en la de Senadores, pero aunque éstos se sumaran a la voluntad reformista de Bachelet, que persigue constituir al menos un Estado laico, los números son insuficientes.

Para transformar un sistema electoral que premia a "los dos grandes" en detrimento de la proporcionalidad, intención también anunciada por la candidata socialista, ésta necesitaría tres quintos de la Cámara alta, es decir 23 senadores. No es seguro que los obtenga, pero la derecha chilena está temiendo que lo logre.

Para hacer gratuita la enseñanza Bachelet necesita cuatro séptimos de cada Cámara. Le alcanzaría un diputado más (propio o aliado a este fin) para sortear la primera etapa. También necesitaría que uno de esos dos senadores en disputa se volcase hacia su propuesta. Esto es bien posible entonces.

Las reformas tributaria (5 por ciento de aumento a lo que pagan las empresas), laboral (fortalecer la negociación colectiva y, por lo tanto, legitimar a los sindicatos como portavoces de los intereses de los trabajadores) y del sistema de pensiones (crear una administradora estatal en competencia con las privadas) no enfrentarían este tipo de obstáculos pues la agrupación de Bachelet superó con creces la mayoría simple.

Falta saber si el elevadísimo índice de abstención (44 por ciento, el más alto desde que terminó la dictadura) expresa descreimiento en que el sistema político sea capaz de mejorar las condiciones de vida de la gente o es una forma radical de exigir que éste asuma su tarea.

La alternativa anfibia, socialista y liberal a la vez, encarnada en Marco Enríquez Ominami, cayó del 20 al 11 por ciento de los votos y anda buscando inventar un nuevo partido. Una nueva derecha, que llaman "populista", la del empresario Franco Parisi, alcanzó el 10 por ciento. Camila Vallejo (25 años) y Karol Cariola (26), las dos comunistas, y dirigentes estudiantiles de filiación más "difícil", como Giorgio Jackson (25) y Gabriel Boric (26), ya son diputados. También lo es el pescador del sur Iván Fuentes (50). Sumando a estos últimos podría predecirse que la Nueva Mayoría sentirá lo que don Emilio Furgoni llamó "la picana".

"Lo quiero como a un hermano", dijo el lunes la derrotada Evelyn Mattei refiriéndose a Joaquín Lavin, quien comandó su campaña. Elegante manera de mandarlo a su casa. El 15 de diciembre, en segunda vuelta, la candidata de la Alianza deberá demostrar cuán reaccionaria sigue siendo la sociedad chilena.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chile: Dos mujeres en el fin del mundo

Marco Consolo

Por primera vez en Chile dos mujeres se enfrentarán en una segunda vuelta electoral. La ex presidente socialista Michelle Bachelet, candidata de la coalición “Nueva Mayoría” (centro-izquierda y el Partido Comunista) pasa la primera vuelta con 47% derrotando a la pinochetista Evelyn Matthei, que llega a poco más de 25%. Matthei, candidata oficial de la derecha, en las últimas semanas logró recuperar a su favor un escenario en el que se hablaba de la posibilidad de que ni siquiera llegara al balotaje. La derecha, de hecho, se ha presentado profundamente dividida, y sus sectores moderados eligieron a Franco Parisi, un economista liberal independiente que ha erosionado la base electoral de Matthei con propuestas “transversales” y obtuvo el cuarto lugar con poco más del 10%. Sin embargo, la Unión Democrática Independiente (UDI), el partido de los dinosaurios de Pinochet, sigue siendo el más votado y esto nos habla acerca de la base social de la dictadura.

La abstención alcanza el 50 %, y evita la victoria en la primera vuelta de la candidata socialista Bachelet. Para motivar el voto no ha sido suficiente la reforma de la ley electoral con la inscripción automática en el registro electoral, aguada por el voto voluntario. Una reforma diseñada en base a los principios liberales del voto como “derecho ” y no como “deber” ciudadano, que se inspira en el sistema de los Estados Unidos, y que desalienta la participación también en el terreno electoral, la cual es probable que disminuya en la segunda vuelta del 15 de Diciembre.

En base a un primer análisis más detallado de la votación, todavía caliente, el dato de la abstención es más fuerte en los barrios populares (casi 60 %) y menor en los de clase media-alta (40 %). De confirmarse los datos, el resultado habla de la distancia y la desafección con respecto al sistema político, de parte de la base social “natural ” de centro- izquierda y de izquierda. Pero en los barrios populares también el voto de la extrema derecha es considerable. Según la reciente encuesta del “Latino-barómetro” la sociedad chilena es la menos interesada en todo el continente por la política tradicional.

El Partido Comunista, presente en la coalición “Nueva Mayoría”, sale muy bien parado de esta elección, capitalizando su presencia activa en los movimientos. Dobla sus parlamentarios, llegando a 6 diputados, entre ellos 2 mujeres, líderes de movimientos juveniles, Karol Cariola (Secretaria de la Juventud Comunista) y Camila Vallejo (ex-presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios). La contribución de los comunistas a la victoria de Bachelet en la primera vuelta ha sido decisiva.

No hay duda que, gracias a las protestas estudiantiles, hubo una fisura en la capa de plomo que se cernía sobre la sociedad chilena, primero por sus 17 años de dictadura y luego por los 23 del Gobierno de la “Concertación” de centro-izquierda. Después del largo paréntesis de la Concertación, que “mejoró” el modelo social neo-liberal de los “Chicago boys” y llevó a cabo la modernización capitalista, hace 4 años los chilenos eligieron la derecha de Sebastián Piñera, la que igual tuvo que hacer frente a movilizaciones sociales crecientes. Los movimientos (en primer lugar los estudiantes, pero también el movimiento sindical y el ambientalista), reclamando su autonomía del cuadro institucional, han reorientado el debate político hacia temas centrales como: la reforma constitucional y la de la ley electoral binominal, la reforma tributaria, la de la educación, entre otros.

No es casualidad que la lectura de la derecha (en primera plana de sus periódicos El Mercurioy La Tercera) centra ahora su atención en los quórum parlamentarios necesarios para las reformas estructurales.Quórum muy altos establecidos por la Constitución pinochetista para impedir cualquiercambio estructural. Baste decir que en la Constitución vigente el papel del Estado se define como “complementario al mercado”. Y a pesar de los resultados, los escaños obtenidos no garantizan un margen de maniobra eficaz para muchas de las transformacionesfundamentales.

El programa de Bachelet, discutido por toda la coalición, refleja las contradicciones existentes, aunque, sin duda, es másavanzado que en el pasado.Y varios grandes grupos económicos que apoyaron la campaña electoral deBachelet, pedirán pronto la factura.

El tema de la política exterior será otro punto de conflicto, debido a la malas relaciones con los vecinos Bolivia y Perú, la distancia del Venezuela bolivariano y la participación protagónica chilena en la Alianza del Pacifico que reúne los gobiernos de la derecha latino-americana, un factor desestabilizador de la integración continental.

La demanda de una Asamblea Constituyente (AC) fue expresada por un conjunto amplio, también añadiendo en la boleta una AC simbólica, junto con los votos.

Espinosa es también la Reforma Fiscal, que, entre otros puntos, incluye un aumento del 20 al 25 % de impuestos a las empresas (aunque en un plazo de 4 años). Así como el gran tema del “fin del lucro” en el sector de la educación, que será una prueba de fuego para la coalición. Una buena señal es que han sido promovidos todos los candidatos del movimiento estudiantil, no sólo los comunistas, sino también los independientes Giorgio Jackson y Gabriel Boric, mientras que un sector de los estudiantes de secundaria había llamado a la abstención.

La distancia de la “politiquería” y el rechazo hacia las instituciones que no han querido resolver los grandes problemas del país, se ven reflejados en el abstencionismo. Al mismo tiempo, el resultado de las elecciones entrega un Parlamento más dinámico, lo cual evidencia la demanda de cambio de un modelo “de desarrollo” social, económico y del medio ambiente.

A pesar del amplio margen, la segunda vuelta no será un galope sin obstáculos. Ninguno de los candidatos derrotados ha declarado que apoyaría Bachelet y la “Nueva Mayoría”. Ni siquiera Marco Enríquez-Ominami, que salió de la Concertación antes de las últimas elecciones y que en esta ocasión ha sido el candidato de su “Partido Progresista”, y no quiso ser parte de ninguna coalición. Marco Enriquez-Ominami sale derrotado con un 11% y reduce sus votos a la mitad en comparación con las elecciones de hace 4 años.

En marzo 2014 habrá el cambio del poder ejecutivo y entonces empezarán los problemas.

El próximo sábado, el Partido Comunista decidirá si participar o no en el gobierno, en caso de una victoria en la segunda vuelta de la coalición. En la historia de Chile, el PC ha participado dos veces en el gobierno. La primera en 1946, con el Presidente Radical González Videla, quien fue elegido con los votos de los comunistas y que declaró: “Les puedo asegurar que no habrá ni poder humano, ni divino capaz de romper el lazo que me une al Partido Comunista y al pueblo”. Sin embargo, sólo dos años después, el 3 de Septiembre de 1948, promulgó la “Ley de defensa de la democracia”, conocida como “Ley Maldita “, que prohibió el Partido Comunista por 11 años y eliminó sus militantes del registro electoral.

La segunda vez fue con el gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende, que terminó con el golpe de estado de Pinochet, el cual, para “erradicar el cáncer marxista “, reprimió sangrientamente la izquierda. Como ha señalado Guillermo Tellier, Presidente del Partido Comunista, con estos antecedentes su partido discutirá a fondo las condiciones de su eventual participación. Pero todo indica que van a formar parte de la coalición de gobierno.

La historia no se repite, pero el pasado toca la puerta.

Marco Consolo: marcoconsolo.altervista.org.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A propósito de la ideología de los funcionarios

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Existen opiniones y preocupaciones sobre la ideología que inspira al Ministro de Economía. A ciertos sectores de las clases dominantes les preocupa su formación y estudio sobre dos referentes teóricos de la economía política.

Uno es el inglés John Maynard Keynes, inspirador de la corriente principal en la disciplina científica por medio siglo, entre 1930 y 1980, y nuevamente en el debate ante la intervención estatal para el salvataje del capitalismo en crisis, incluso por mentores de la corriente neoliberal.

El otro es Karl Marx, un clásico de la teoría de la revolución, crítico del capitalismo y propulsor de la eliminación de la explotación del hombre por el hombre.

La tesis arraigada entre las clases dominantes y sus teóricos es que el Estado no debe intervenir en la economía, máxima originaria en el pensamiento de los clásicos, desde Adam Smith en adelante y continuado con los neo-clásicos desde Menger, Marshall y los seguidores hasta la aparición de Lord Keynes.

En el marco del capitalismo, el keynesianismo quedó a la izquierda del neoliberalismo, sin analizar que fueron corrientes principales en dos momentos históricos diferentes. El keynesianismo fue hegemónico entre 1945 y 1975/80, los treinta gloriosos años de expansión capitalista; mientras que los neoliberales, ensayaron sus políticas bajo el terrorismo de Estado en Sudamérica y generalizaron globalmente su hegemonía en los años 80 y 90, bajo la restauración conservadora de Thatcher y Reagan.

Por su parte, las diferentes corrientes de pensamiento que sucedieron a Marx, fueron críticas de keynesianos y neoliberales. Es cierto que algunos intentaron la fusión teórica de ambas paradigmas, resultando un híbrido siempre hegemonizado por la orientación favorable al orden capitalista.

Se puede conocer a fondo las tesis de cada una de las corrientes teóricos presentes en nuestro tiempo, pero a la hora de la “política económica”, es decir, el pensamiento puesto en “curso deliberado de acción de gobierno” lo que interesa es el rumbo favorable a la ruptura de las relaciones capitalistas de producción o a su consolidación. Ese es el parámetro para medir y evaluar la ideología puesta en acción.

¿Cuál es la respuesta ante la inflación actual? Una cosa será defender el ingreso de los trabajadores y otros sectores populares. Una muy distinta favorecer la rentabilidad empresaria limitando la demanda de ajuste de ingresos en convenciones colectivas.

¿Qué se dice sobre el modelo productivo y de desarrollo actual? Una respuesta puede ser la crítica a la dominación transnacional que emerge de la dependencia del paquete tecnológico en manos de empresas extranjeras de la alimentación y la biotecnología para el caso de la soja y otras producciones del agro; o la dependencia del inversor externo en la mega minería a cielo abierto; o la organización de la industria como armaduría más que como fábricas que difunden empleo y producción de partes a pymes y promoción del mercado interno; o continuidad de la extranjerización de la banca, entre otros asuntos centrales. Otra respuesta transita por la consolidación de la estructura económica social emergente de las modificaciones institucionales gestadas en el menemismo y vigentes aún (autorización a los transgénicos, modificación del código minero, firmas de tratados bilaterales de inversión y sumisión a tribunales externos, especialmente el CIADI).

La praxis define si la orientación se vuelca sobre uno u otro pensamiento, adicionando que sustentar políticas coherentes con Marx requiere de un sujeto colectivo consciente y un programa anticapitalista, muy lejos de los propósitos del gobierno argentino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Heterodoxia con tufillo noventista

Horacio Fernández (ACTA)

El reciente cambio de gabinete nacional viene acompañado de una serie de anuncios que más allá de altisonantes declaraciones que enarbolan una supuesta heterodoxia en al marco económico, a los trabajadores y a los sectores populares nos trae los recuerdos de una película ya vista.

En efecto cuando escuchamos apelaciones a: sinceramiento de tarifas (sin tocar la rentabilidad empresaria), restablecer la capacidad de volver a los mercados de capitales, recuperar la competitividad de la moneda, bajar la expectativa inflacionaria y adecuar a esa expectativa la pauta salarial, nosotros, en una gran capacidad de síntesis lo traducimos en una sola palabra: Ajuste.

Así sin más, no necesitamos más teorizaciones para saber sobre quién se va a descargar el costo “de la corrección del desajuste en la variables” como le gusta argumentar a los funcionarios.

Mucho se ha hablado en los últimos días de la caída del stock de reservas del Banco Central, situación que merecería un análisis con mayor profundidad y que obviamente dejo en manos de compañeros/as con la capacidad necesaria para hacerlo.

A mí sólo se me ocurre preguntarme si no tendrán que ver en esa crisis de divisas, una abultada deuda por importación de energía resultado de no desandar la política en el área que impera desde los 90 (vale la pena repasar las consecuencias de reciente acuerdo (YPF-Chevron). O la reprimarización de nuestra inserción comercial en el mundo. O tal vez un proceso de producción manufacturera donde el sector más dinámico (el automotriz) donde el componente importado de cada unidad supera el 70% en promedio. O una industria de armaduría electrónica con saldo en rojo que supera U$D 8000 millones. Serán “asignaturas pendientes” o el modelo. La respuesta como dije la dejo en manos de estudios más profundos.

Pero sí quiero puntualizar sobre el anuncio de una línea de acción propuesta para llevar adelante la recomposición de reservas: Echar mano a las tenencias en moneda extranjera del fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Previsional (FGS).

Ya es noticia corriente que en los últimos días se obliga al ANSeS a vender parte de su tenencia en BONAR X (instrumento nominado en dólares, con cotización superior al oficial y menor al blue)) para bajar el denominado contado con liqui (mecanismo por el cual determinados papeles en dólares con cotización en mercados extranjeros pueden operarse sobre esos mercados y quienes lo venden depositan esos dólares en cuentas que tiene afuera).

Por ese mecanismo quienes se hacen de dólares pueden especular esperando una devaluación, o reingresarlos al mercado libre y haciéndose de ese spread (diferencia de cotización entre los bonos y el valor del blue).

¿Cuál es la ventaja para la autoridad monetaria: cuantos más bonos que coticen en dólares se venda más baja la cotización de los mismos y por lo tanto presiona a la baja la cotización libre. ¿Cuál es la ventaja del ANSEs?, ninguna, ya que la baja de la cotización de sus tenencias perjudica la valuación del FGS. ¿Quién se beneficia además aquellos con capacidad de entrar en esta bicicleta?

Pero como ahora se trata de recomponer reservas, la presión de las autoridades de economía se dirige a obligar al FGS a desprenderse de sus tenencias bonos pasibles de entrar al contado con liqui (aproximadamente U$D 7000 millones).

¿Cuál sería el mecanismo? El FGS lanza al mercado esos papeles, inversores especulativos los comprarían y esos dólares que recibiría, ingresarían vía una nueva colocación de deuda al ANSes al tesoro. Interesante ingeniería, salvo que la venta masiva de esas tenencias por el FGS bajaría su cotización, con la consecuente pérdida patrimonial.

Por otra parte esos bonos en poder de inversores privados (fondos especulativos: todo puede ser), deberán ser cancelados a su vencimiento, aumentado la presión que la partida deuda tiene sobre las cuentas fiscales (debe recordarse que cada vencimiento en poder del FGS es refinanciado por nueva deuda. Es decir, para los organismos estatales papeles cubren papeles, otra de las particularidades del desendeudamiento).

En resumen, cuando el 75% de nuestros jubilados cobra una mínima de $2477, que apenas cubre el 50% de la canasta de un adulto mayor según los cálculos del Defensor de la Tercera Edad, cuando cientos de miles de jubilados/as esperan años para cobrar las sentencias de sus juicios por actualización de haberes según doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la heterodoxia echa mano de los fondos previsionales para recuperar reservas.

Parece que es progresista sacrificar a nuestros queridos viejos/as en el altar de las reservas.

Por eso comenzábamos diciendo: Qué tufillo a los 90.

Horacio Fernández es Secretario de Contabilidad y Finanzas de la CTA. Director del IDEP-ATE. Representante de la CTA en el FGS.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a José Rigane: “No pelear por el bolsillo de los trabajadores es estar del lado de los patrones”

FETERA - ACTA

José Rigane se refirió a lo que dejó la Jornada Nacional de Movilización que realizó la CTA y su participación en el acto central que se realizó en la Ciudad de Buenos Aires frente al Ministerio de Trabajo. La Central, junto con la Multisectorial, se movilizó con la idea de “a más ajuste y menos derechos; más lucha” y por un bono de 2.000 pesos para fin de año, ya que uno de los principales reclamos tuvo que ver con el impacto de la inflación en el poder adquisitivo de los trabajadores. Sobre este tema, Rigane declaró que “no pelear por el bolsillo de los trabajadores es estar del lado de los patrones, por eso la CTA está donde tiene que estar”.

El Secretario Adjunto de la CTA y General de la FeTERA expresó que esta jornada “marca una fuerte diferencia con algunos dirigentes sindicales que dicen que ahora no conviene hacer planteos ni protestas”. Y agregó que la CTA lucha contra “el modelo que realizó el acuerdo de YPF con Chevron, donde se pierde soberanía y se entrega el patrimonio nacional a empresas multinacionales”. La jornada se realizó en todas las provincias del país y en Buenos Aires se hizo un fuerte acto frente a la cartera laboral, donde se denunció principalmente la política económica.

-¿Qué balance haces de la jornada del 20N que realizó la CTA?

- Para nosotros el balance de lo que sucedió en la jornada del 20N de la CTA, que se manifestó a lo largo y ancho del país, es realmente muy bueno. Alcanzamos los objetivos que nos habíamos propuesto, que tenían que ver realizar una fuerte jornada de lucha y movilización en todo el país. La idea era llevar a la calle una serie de planteos que no se vienen resolviendo por parte del Gobierno Nacional. El balance es muy bueno porque fue una jornada realmente nacional y que se desarrolló con distintas características, donde hubo acciones muy numerosas y significativas. Encontramos que hubo mucha adhesión.

-Una mención aparte es la experiencia que se realizó en la previa de la jornada con la instalación del tema con una fuerte campaña desde las redes sociales.

- Eso fue totalmente novedoso y fue un éxito. La CTA impulsó una página web especial (http://www.porquenoalcanza.com.ar/) y llevó adelante una campaña para las redes sociales que alcanzó a 512.000 personas que compartieron y adhirieron a la jornada y sus reclamos. Por supuesto que la movilización que se realizó en Buenos Aires fue contundente. Se ganó la calle y es importante esto porque es ahí donde una central de trabajadores y trabajadoras tiene que estar. La movilización que fue desde el obelisco hacia el Ministerio de Trabajo recorrió todo el centro porteño con una impresionante columna de compañeros y compañeras. Todo esto alienta a seguir insistiendo con la lucha para ponerle fin a las políticas que atacan a los sectores pobres, a los sectores vulnerables, a los trabajadores.

-La jornada del 20N se hizo el día de la Soberanía Nacional.

- Si, la CTA tiene como política impulsar y luchar por cuestiones que tienen que ver con la soberanía nacional, como por ejemplo, la lucha por la soberanía energética, la lucha por la tierra y los recursos naturales o bienes comunes. Pero también esta jornada se realizó un 20 de noviembre al cumplirse un año del histórico paro nacional del año pasado. Es bueno recordar que ese paro y movilización de 2012 tuvo una altísima adhesión y significó un quiebre para la agenda nacional y las políticas del Gobierno nacional. En cuanto a cuestiones de soberanía, yo creo que hay un aporte muy fuerte por parte de la CTA, la FeTERA y el MORENO, junto con otras organizaciones que trabajan la temática de la soberanía, en la recuperación de iniciativas políticas y de los conceptos acerca de la soberanía. No hace mucho tiempo atrás, hablar de conceptos como la soberanía era descalificado por ser ideas “pre-históricas”. Es que la idea de soberanía no tiene nada que ver con las ideas liberales o neoliberales. Sin embargo, hoy la soberanía comienza a tener un peso específico en la sociedad y está en un lugar muy importante en la agenda nacional. El hecho de haber realizado esta jornada del 20N con reivindicaciones sobre la soberanía nacional y los bienes comunes o recursos naturales, es un aporte significativo por parte de toda la CTA, porque estas reivindicaciones traen como discusión el transitar sobre un nuevo modelo económico y social.

-En el acto frente al Ministerio de Trabajo se enfatizó fuertemente que la CTA está donde tiene que estar, en la calle.

- Hace mucho tiempo que la CTA tomó la decisión de estar siempre en la calle, haciéndose cargo del conflicto social, haciéndose cargo de la lucha de los sectores populares, y, sobre todo, haciéndose cargo de las luchas que tienen que ver con la recuperación de de las demandas sociales en un sentido amplio. Ese es el rol de la CTA. La CTA hace lo que tiene que hacer y está en la calle. Esto marca una fuerte diferencia con algunos dirigentes sindicales que dicen que ahora no conviene hacer planteos ni protestas. Esos dirigentes sindicales están planteando que hoy no es tiempo de luchas por el salario y contra la inflación. Son dirigentes que no están de acuerdo con pelear por un bono de fin de año por 2.000 pesos. En primer lugar, hay que aclarar que el primero que no está de acuerdo con este planteo es el gobierno Nacional, que a través del Ministerio de Trabajo no homologaría este pedido. En realidad, no pelear por este bono, como por otras reivindicaciones, es estar claramente del lado de la patronal en momentos donde el bolsillo de los trabajadores se ve afectado fuertemente. Es estar del lado de los patrones. Yo quiero recordar que de las 200 empresas más importantes que hay en Argentina, 115 son extranjeras y facturaron el 40% del total. También quiero recordar que hoy en Argentina el 10% más rico cobra 40 veces más que el 10% más pobre no puede haber duda dónde debemos estar y qué cosas debemos reivindicar. Por eso, reclamamos por un salario mínimo vital de 7.000 pesos, por el 82% móvil para los jubilados, por una asignación universal para los hijos de los trabajadores, contra la precarización, el subcontrato y el trabajo en negro, por eso luchamos para ponerle fin al impuesto a las ganancias. También para ponerle fin a la Ley Antiterrorista, que lo único que hace es judicializar la protesta social.

-En esta semana se conocieron los cambios de Gabinete del Gobierno y está en la agenda el tema económico como, por ejemplo, la inflación. La CTA viene teniendo una política de lucha muy activa respecto de defender el bolsillo de los trabajadores en este marco económico.

- Yo creo que los cambios en el Gobierno nacional anunciados al mismo tiempo del regreso de la presidenta, donde se nombraron nuevos funcionarios en algunos ministerios y donde también se hizo renunciar a otros, tiene que ver con cambios de nombres bajo la misma política. La presidente estuvo diciendo recién que hay que profundizar el modelo, y entonces surge la pregunta: ¿qué modelo? ¿Es el modelo de “sintonía fina” anunciado por ella misma en 2011 que significó una política de ajuste y ataque al bolsillo de los trabajadores? ¿Es el modelo que realizó el acuerdo de YPF con Chevron donde se pierde soberanía y se entrega el patrimonio nacional a empresas multinacionales? ¿Qué modelo hay que profundizar, el que permite que Argentina exporte el petróleo que no tiene y a importar combustibles como naftas, gas por más de 14.000 millones de dólares? Podemos seguir haciéndonos este tipo de preguntas respecto de este modelo, pero cabe mencionar que estamos hablando de un modelo productivo depredador, exportador, que condena a los argentinos a la contaminación de los glaciares, del agua y otras tantas cosas, que permite el desarrollo de la mega-minería, que promueve el saqueo del país, que trajo el fracking para los hidrocarburos, que impulsa el monocultivo de la soja y los agrotóxicos, etc. Creo que así podemos definir al modelo productivo actual. Y por eso es que va a haber conflicto social en Argentina, porque los conflictos se van a manifestar en la calle. Es decir, si van a cambiar la política económica no van a tener en cuenta a los sectores de menores recursos, los más castigados. Creo que lo que define al modelo es que castiga al pueblo y no le permite vivir con dignidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Giulio Soldani: "Hay que reconfigurar el concepto de intelectuales" (Parte I)

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con el filósofo y activista italiano Giulio Soldani conversamos sobre el rol de los intelectuales hoy, las escasas voces críticas académicas, las universidades empresariales, los saberes y la lucha de clases, el neoliberalismo alemán y el nuestro.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Boletín de CORREPI

CORREPI

Jorge Daniel Reyna, como Walter, pero hoy / Gatillo fácil, apaleamientos y guardiacárceles represores en todo el país / Grave condena a trabajador de la línea 60 / Vigilar, castigar y negociar. Las comisarías y las puebladas del conurbano / La guerra de transas y narcos se ha desatado. El negocio de la policía también / Boudou, la policía federal y la democracia.

Jorge Daniel Reyna, como Walter, pero hoy
El 26 de octubre, Jorge Daniel Reyna, de 17 años, apareció muerto en la comisaría de Capilla del Monte, en la provincia de Córdoba. El pibe vivía en un barrio humilde de San Esteban y había sido detenido esa mañana. La versión de la policía, dice que Jorge se ahorcó con su propia campera en el calabozo. Pero, tal como la experiencia nos muestra cotidianamente, lo que sucede realmente cada vez que los pibes son detenidos es la tortura, disfrazada en democracia como apremios ilegales, y en muchos casos la muerte, como sucedió con Jorge.
Su mamá, Olga Tallapietra, junto con amigos y vecinos, pudo corroborar durante el velatorio que Jorge no tenía marcas en el cuello que probaran el supuesto suicidio, sino que en realidad tenía hematomas en las cejas, mejillas, hombros, brazos y muslos, además de una serie de raspones por todo el cuerpo, prueba de que había sido salvajemente golpeado. Los resultados parciales de la autopsia establecieron que la muerte se produjo por asfixia mecánica (lo que no significa que se colgara él), y confirmaron la paliza recibida.
Días antes del asesinato, Jorge había declarado en la fiscalía de Cosquín "a nosotros el cana nos manda a chorear para que quede bien el comisario del pueblo”. Claramente Córdoba no es la excepción. Igual que en el resto del país, la policía obliga a los pibes a robar y vender drogas y luego los detiene y los tortura. Y cuando alguno "se les queda", hacen pasar por suicidio.
Como la policía actúa siempre bajo el paraguas del poder judicial, resulta que la fiscal que actualmente lleva la causa del asesinato de Jorgito, María Alejandra Hillman, es candidata a fiscal general del gobernador De La Sota, quien maneja la "narco-policía" de la provincia. Hillman también tuvo su protagonismo en junio de 2012, en un caso similar. Brian Palomeque, un pibe de 16 años, fue encontrado muerto en un descampado de La Falda, tal como fuera amenazado por la policía unos días antes (“Vas a aparecer muerto en un descampado”). Como siempre, estuvieron las dos versiones. La oficial fue que se ahorcó colgándose de un árbol con un cable telefónico. La verdadera, la que surge de la declaración de vecinos de la zona, es que Brian colgaba de una rama incapaz de sostener el peso de su cuerpo, que sus piernas llegaban al suelo y que sus manos estaban atadas. Hillman no sólo aseguró que Brian se había suicidado, sino que, además, ordenó la detención de una gran cantidad de manifestantes que espontáneamente salieron a las calles para repudiar el asesinato.
Del mismo modo, ahora, familiares, amigos y vecinos autoconvocados se concentraron el domingo y lunes en la comisaría y la Plaza San Martín de Capilla del Monte, exigiendo justicia por el asesinato de Jorge. Como figurita repetida, policías de civil infiltrados comenzaron a provocar tirando piedras. Por supuesto, esto era lo que esperaban las fuerzas represivas para responder con palos y balas de goma. Con el correr de las horas la plaza quedó cercada y hubo casi una decena de detenidos, acusados por delitos y contravenciones, que fueron trasladados a las comisarías de La Cumbre y La Falda. Entre ellos hubo varios menores, un periodista de un medio local, un militante del Partido Solidario y el primo y el tío de Jorge.
Los días siguientes, la policía siguió controlando las calles y realizó una cacería de pibes, amenazándolos con el objetivo de desmovilizar la incipiente organización que se estaba gestando en torno del asesinato.
Lo mismo hicieron distintos bloques partidarios enfrentados al delasotismo (FPV, Nuevo Encuentro, UCR, etc.), que trataron de desviar la organización y movilización de vecinos y familiares a través de las vías institucionales de pedido de justicia. Sin embargo, el sábado 9 de noviembre, a la Asamblea contra la violencia institucional de Capilla del Monte se sumaron una gran cantidad de organizaciones sociales que bajo las consignas de juicio y castigo a los responsables materiales y políticos del asesinato, basta de criminalización y persecución policial a los jóvenes, derogación del inconstitucional Código de Faltas y renuncia del secretario de Gobierno, teniente coronel Montero Méndez, llenaron la plaza San Martín.
La muerte de Jorge es por lo menos la cuarta que se produce en 2013 en celdas cordobesas. En septiembre, un pibe de 17 años fue encontrado en la habitación en la que estaba alojado en el Complejo Esperanza, ahorcado con su propia campera. En octubre, Verónica Castaño apareció colgada de una remera en una celda de aislamiento de la cárcel de mujeres en Bower. Y en mayo, Iván Rivadero, de 23 años, fue encontrado colgado en su celda del Pabellón 12 de la cárcel de barrio San Martín.
El mecanismo, tan utilizado cotidianamente por las fuerzas represivas de detener, torturar, asesinar al detenido y luego encubrirlo como un suicidio es una modalidad represiva que tiene por objetivo disciplinar a los jóvenes y pobres y que se enmarca en una política de estado cuyo fin es sostener los privilegios de una clase minoritaria, rica y poderosa por sobre una clase mayoritaria, la de los trabajadores.
En Córdoba, como en todo el país, esta modalidad represiva se ve facilitada con la vigencia de un Código de Faltas no muy diferente a los del resto del país, incluida la ciudad de Buenos Aires, que otorga poder discrecional a la policía para detener personas por conductas que no son delitos, con el agravante de que, en esta provincia, la primera instancia del juzgamiento queda a cargo de la policía.
Desde CORREPI, acompañamos a los familiares, amigos de Jorgito y el pueblo de Capilla del Monte, porque la única forma que conocemos para enfrentar la represión estatal es la organización y la lucha.

Gatillo fácil, apaleamientos y guardiacárceles represores en todo el país
Bahía Blanca, viernes 16 de agosto de 2013. En la zona del paraje “El Guanaco” de la localidad de Ingeniero White, cerca de Bahía Blanca, Nicolás Alejandro Bazán (14) fue herido con un disparo a la altura del pecho. Le dispararon los policías Raúl Benuzzi y Walter Sabena, de la Sub Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Coronel Rosales, con asiento en Punta Alta.
En declaraciones a los medios, su abuelo, Juan Carlos Bazán, manifestó: “Salí de la casa de mi hijo y le dije a mi nieto, que venía de entrenar, que me acompañara hasta una quinta. Salimos caminando y, cuando íbamos por la mitad de la calle, se sintieron como cinco o seis tiros que venían del lado de la ruta”. El padre del chico, Alejandro Bazán, aseguro que pidió socorro a los mismos policías que efectuaron los disparos, los cuales se negaron a llevar al pibe al hospital, a punta de escopeta, y siguieron rumbo dentro del vehículo particular en el que se encontraban. Los policías se excusaron diciendo que estaban recibiendo disparos de delincuentes que le habían sustraído dos ruedas de auxilio a la camioneta en la que se transportaban. Por eso, dijeron “respondieron al fuego hacia la zona en la que se encontraba el menor”.
Desde luego que nunca aparecieron los supuestos delincuentes. Nicolás finalmente fue llevado al hospital local, donde evolucionó favorablemente, pese a que no pudieron extraer la bala del pecho.
Hasta el momento, no hay ninguna medida judicial o administrativa que recaiga sobre los efectivos. Clara muestra de la total impunidad con la que se manejan las fuerzas de seguridad, y de cómo todo hecho que los comprometa se pierde en la burocracia que los apaña.
Olavarría, lunes 11 de noviembre de 2013. En la calle 118 y Rivadavia, a la altura del arroyo Tapalqué, un vecino de 33 años, Jorge Javier Ortega, estaba dispuesto a quitarse la vida con una pistola de calibre 22. Su mujer y su padre intentaban disuadirlo. Los vecinos llamaron a la policía.
Según contó después su padre, Ortega estaba sentado frente al arroyo cuando llegaron los sargentos Barbesín y Coria, “expertos” negociadores que neutralizaron la tentativa de suicidio... metiéndole un tiro. Cuando el sargento Coria disparó, la esposa de Ortega, desesperada, prorrumpió en gritos. La detuvieron, la esposaron, la golpearon y la metieron en el patrullero. Ortega, después de ser internado en el hospital, falleció.
El comisario inspector Néstor Ordoqui, jefe de la Distrital, aseguró en privado al padre que se tomarían todas las medidas necesarias para esclarecer el hecho y mandó sus condolencias a la viuda. Esa misma noche, en una entrevista televisiva, el comisario aseguro que la policía hizo lo que debía hacer, que actuaron “razonable y gradualmente” y que “lamentablemente sufrieron (ellos) un accidente de trabajo”.
Con el apoyo de la militancia antirrepresiva de Olavarría integrada al ENA (EncuentroNacional Antirrepresivo), el sábado próximo, a las 19:00, los vecinos se manifestarán en la plaza central, exigiendo justicia por Jorge Ortega, Basta de gatillo fácil y violencia policial.
Corrientes, vieres 8 de Noviembre de 2013. La situación ocurre dentro de la Unidad Penal Nº 6 de San Cayetano, y la conocemos gracias a un video grabado con un teléfono celular.
Las imágenes dejan ver una disputa a golpes de puño entre dos internos dentro de una celda, mientras cuatro efectivos penitenciarios, que observan la pelea a modo de árbitros, que solo interceden cuando uno de los internos se encuentra indefenso en el piso recibiendo el ataque de su oponente.
Por fuera de la celda, se ve a otros tres integrantes de la fuerza en carácter de espectadores, sin mover un mínimo músculo ante la situación, como si fuera un espectáculo de boxeo.
Un hecho espeluznante que afirma el trato inhumano que los internos de las cárceles argentinas.
Según las autoridades, las grabaciones se encuentran bajo control del poder judicial para determinar quienes son los implicados en el hecho.
Pilar, 5 de octubre de2013. A las 3:30 am, en el boliche “Sopranos”, Joe, de 18 años, tuvo una discusión con un grupo de adolescentes porque se quisieron propasar con su pareja. El personal de seguridad lo sacó del local, momento en que un policía lo increpó. Como el pibe le respondió, el policía sacó su bastón reglamentario y lo golpeó incluso después que perdió el conocimiento.
La firme intervención de la novia, que se interpuso y evitó que lo llevaran detenido en ese estado, logró que fuera trasladado a un hospital.
Cuando los padres radicaron la denuncia en la fiscalía de Pilar, supieron que el uniformado se encontraba prestando servicio como adicional del Servicio de Apoyo Municipal de Pilar (SAP).
Cuatro hechos diversos con un hilo conductor: la “política de derechos humanos” que padecemos a lo largo y ancho del país.

Grave condena a trabajador de la línea 60
El 12 de noviembre, la jueza Raquel Slotolow, a cargo del Juzgado Correccional nº 2 de Campana, condenó a Marcos Siriscevic, chofer de la línea 60, a siete meses de prisión de efectivo cumplimiento por “violación de domicilio”.
Pero resulta que, en marzo de 2012, la patronal había decidido despedir a Siriscevic por la actividad gremial que venía desarrollando en la empresa, intentado con ello aleccionar al conjunto. El juicio por su reincorporación aún está en trámite. Desde el momento del despido, Siriscevic siguió concurriendo a su lugar de trabajo para reunirse en la sala gremial con sus compañeros, que se encuentra a diez metros de la entrada, lo que era conocido y consentido por la empresa.
Como siempre, hay que separar la realidad de los argumentos seleccionados del gran menú al alcance de los jueces, que, en cumplimiento de su función, buscan dejar en claro quiénes mandan y para qué sirve el aparato judicial. El objetivo del fallo es sentar precedente de que si la empresa te despide, ni te acerques a oler la puerta. Busca dejar en claro que, ante el despido, la empresa pretende la rendición incondicional de los trabajadores. A lo sumo están dispuestos a que vayamos a transitar los pasillos de tribunales a pelear unos pesos de indemnización, que pagarán siempre y cuando sean condenados y no se insolventen.
Cuando la patronal no logra que aceptemos mansamente la indemnización, echa mano a los otros remedios que usa para solucionar sus conflictos con los trabajadores: represión y persecución judicial. Por eso, debemos gritar bien fuerte, ¡ABSOLUCIÓN A MARCOS SIRISCEVIC!

Vigilar, castigar y negociar. Las comisarías y las puebladas del conurbano
"La gorra arregla", grita la pared escrachada de la comisaría de José León Suárez. Cientos de vecinos de villa La Cárcova no aguantaron más y salieron a gritar su bronca por el asesinato de Enzo, un pibe de la esquina, que quedó en el medio de un ajuste de cuentas entre dos bandas de transas.
"Arruina guachos", dice también la pared escrachada de la comisaría 6ª de Villa Recondo, en Celina, partido de La Matanza. José Barrientos, un pibe de 23 años, fue acribillado por una banda que vestía uniforme y gorra institucional y hasta dejó tirado un cargador 9 mm oficial de la Policía federal. Cientos de vecinos indignados fueron reprimidos en las puertas de la comisaría.

La guerra de transas y narcos se ha desatado. El negocio de la policía también
Es imposible hablar de aquella sin vincular a esta última. Es la guerra por la conquista del territorio de los pobres, que de tanto en tanto (y cada vez más corto el entretanto) se come de un balazo a cientos de pibes como Enzo, como José.
Las bandas están en el barrio o entran a él con el expreso aval de la policía. Dirimen sus internas y establecen sus límites ante los ojos de la policía que espera el resultado, para después negociar con el ganador. En el negocio de la inseguridad de los pobres, vale todo, desde las armas y "disfraces" provistos por la institución, hasta la remoción hipócrita de la cúpula de la seccional cuando los vecinos estallan y algún canal de TV "descubre", que la muerte muchas veces desciende de un patrullero.
Es la inseguridad de los pobres: transas, narcos y policías en las calles. Como tal, debe entenderse diferente a la inseguridad que mediáticamente se ha impuesto como preocupación electoral. El mecanismo es perverso, pero efectivo: quieren que los pobres pidan seguridad al estilo de los otros. Y la respuesta no se hará esperar: intervienen la comisaría, cambian sus autoridades o mandan 150 efectivos de gendarmería o prefectura para hacerse cargo del próximo negocio.
Cuando mandan los operativos a los barrios, refuerzan el patrullaje, ingresan a las villas o instalan sus cuchas en los alrededores, lo que en verdad están haciendo es marcar definitivamente el territorio y ocuparlo en términos militares. Será territorio liberado para disfrutar sus rentas cloacales, aunque a veces se arme algún bardito por la muerte de un “negrito de mierda”. Es una muestra del sistema en el que vivimos, el negocio ilegal que espeja al legal, la variable de ajuste en uno y otro serán siempre los pobres.
No se trata, entonces, de pedir que las "fuerzas del orden" cumplan su función, porque la cumplen a la perfección: cuando ellas matan están disciplinando. Cuando negocian, también. Son las fuerzas del orden impuesto, un orden que sólo contempla para los pobres el lugar de la magra sobrevivencia.
El padre de Enzo, en la pueblada en José León Suárez, dijo: "Nos cansamos del miedo, o nos unimos o nos matan a todos". Como las paredes que gritan "autodefensa, organización, confianza únicamente en las propias fuerzas", aunque simplemente se lea "La gorra arregla".

Boudou, la policía federal y la democracia
A principios de noviembre, durante la semana de la policía Federal (sí, la Federal no tiene sólo un día, tiene una semana), el presidente en funciones, Amado Boudou, no ahorró palabras de elogio y de confianza en esa fuerza del aparato represivo estatal.
Entre otras alusiones, dijo que “la policía debe tener un compromiso con el pueblo”.
Si revisamos la historia, no sólo de nuestro país, sino de todo el mundo capitalista, la policía jamás tuvo ese compromiso. Siempre estuvo comprometida con las clases dominantes, nacionales y extranjeras, que oprimen y explotan a sus pueblos. Esto no debe llevarnos al error de pensar que Amado Boudou esté planteando un cambio radical en las fuerzas policiales, de tal manera que, ahora sí, se comprometan con las luchas populares. Muy por el contrario, cuando habla de pueblo, en realidad habla de su clase y de sus intereses.
Lo mismo sucede con el jefe de la policía, el comisario Román Di Santo, quien en el mismo acto llegó a expresar que la policía federal es una “leal custodia de la democracia”. Le faltó agregar, al final de la frase, la palabra “burguesa”.
Así como en la Grecia antigua, la democracia ateniense era la democracia de los esclavistas, y no de los esclavos, que carecían de todo derecho, en el capitalismo la democracia es de los capitalistas. La diferencia es que ya no hay prohibiciones expresas para las clases dominadas, sino que es la misma organización social la que coloca, a las grandes mayorías trabajadoras, en la imposibilidad material de tener derechos.
En realidad, la lealtad es con la burguesía y no con su democracia. En todas las etapas de la historia de nuestro país, cuando los militares vinieron a coartar todas las libertades democrático-burguesas, la policía jamás estuvo del lado de los que lucharon contra los gobiernos cívico-militares. Por el contrario, fueron un fiel apoyo de las dictaduras. Baste recordar que fue la policía federal la que inventó la picana eléctrica, como método de tortura, durante la dictadura de Uriburu, que luego la usaron los militares en los años ’70 y que se sigue usando en democracia.
El discurso de Boudou siguió por los carriles esperados, señaló la “articulación” entre las diferentes fuerzas del aparato represivo, como la policía bonaerense, gendarmería y prefectura, en lo que no es más que un operativo de militarización de los barrios pobres, que ha instalado retenes de vigilancia por toda la zona metropolitana, y que lleva adelante una política de control social que ni Menem logró implementar.
El comisario Di Santo, ante tantas palabras elogiosas, también agradeció la reforma estatutaria que desde 2005 incrementó de 34 mil a 40 mil la cantidad de efectivos, y el incremento de un 90% del plantel docente de la escuela de cadetes. Le faltó agregar que también agradecía “… el vertiginoso aumento del presupuesto para las fuerzas de seguridad, que pasó de 2.960 millones de pesos en 2003 a 25.900 millones de pesos en 2013, es decir, un aumento del 1.096% en 10 años.” (Correpi, Boletín informativo n° 700).
Tampoco agradeció que, en la última ley de presupuesto, se incrementaran las partidas presupuestarias, para esa fuerza, en un 13,4%, ni que, como expresamente blanqueó el proyecto de ley de presupuesto: “… se fortalecerá la formación, capacitación y especialización profesional; se afianzará la articulación de las fuerzas policiales y de seguridad nacionales entre sí, y con las fuerzas policiales de las provincias, se continuará con la adquisición y modernización de equipamiento de seguridad y de comunicaciones; se avanzará en el diseño e implementación de herramientas que faciliten la prevención y la disminución del delito; y se fomentará la participación comunitaria en la política de seguridad, entre otras acciones.”
¡Cómo no van a estar comprometidos con esta democracia!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: Monsanto contra Sofía Gatica

PRENSA RED

Sofía Gatica, una de las fundadoras de la agrupación de Madres de Barrio Ituzaingó e ícono de resistencia a la radicación de Monsanto la localidad de Malvinas Argentinas, días atrás había denunciado amenazas.

Y, lamentablemente hoy Sofía sufrió una agresión a la salida del dispensario municipal donde trabaja e inmediatamente realizó la denuncia ante el fiscal José Bringas, en la ciudad de Córdoba, quien luego derivó la causa al fiscal de Alta Gracia, Emilio Drazile.

Según la denuncia, Gatica fue atacada por dos hombres que le pegaron trompadas y patadas en el piso y luego huyeron sin robarle sus pertenencias: una mochila y plata.

“Salía del trabajo y me atacaron dos chicos en la moto, se tiró uno arriba mío y me agarró a patadas, yo gritaba mucho y los vecinos salieron a ayudarme, me estaban esperando pero yo no los vi, hay tanta violencia, no me robaron nada, me agarraron a patadas y se fueron”, dijo a Radio Universidad.

Cabe recordar, que el 19 de noviembre pasado, Gatica denunció haber sido amenazada de muerte en el interior de un colectivo cuando viajaba de Alta Gracia a Córdoba.

“Hay muchas formas de morir. Vamos a desparramar tus sesos por Malvinas Argentinas”, le dijo en esa oportunidad un hombre a Sofía, esgrimiendo un arma de fuego.

El 20 de septiembre pasado, también Sofia Gatica y un grupo de mujeres fueron brutalmente reprimidas por efectivos de la policía de Córdoba en el acampe frente al predio en construcción de la planta de Monsanto en Malvinas Argentinas (http://www.prensared.org/16059/monsanto-desalojo-ilegal-y-brutal-represion-en-malvinas-argentinas)

Repudio de la Asamblea de Autoconvocados del Acampe

Como Asamblea de Autoconvocados del Acampe nos sumamos al repudio a las agresiones de que ha sido objeto la compañera Sofía Gatica por parte de alguna de las tantas mafias que apoyan a la Genocida Monsanto, llámese narcopolicías de De la Sota, patota de la UOCRA, patota de Arzani, jueces corruptos y políticos títeres.

Afirmamos que la decisión de permanecer en el Acampe hasta tanto la genocida Monsanto abandone nuestro territorio no depende de ningún referente por más importante que sea, que si nos quieren callar nos van a tener que callar a todos. Por más que nos sigan persiguiendo y traten de amedrentarnos!!!!!! Nada tenemos que perder, ni siquiera nuestra vida, porque de cualquier manera están decididos a envenenarnos como ratas, salvo nuestra dignidad de hombres y mujeres libres.

A cada agresión, redoblar la lucha porque sólo la lucha podrá garantizarnos una vida que valga la pena ser vivida. El grado de descomposición que ha alcanzado a todas las instituciones públicas, al extremo de ser convertidas en un dócil instrumento en manos de las corporaciones que vienen a saquear nuestros últimos recursos, dejando para nuestros hijos un futuro de muerte. Exige una respuesta masiva y contundente por parte de todos, AQUÍ Y AHORA.

El Acampe proseguirá hasta que Monsanto se vaya, por más que les disguste a las mafias que facturan millones asesinando impunemente a millones.

Por último, exhortamos a todas las organizaciones e individuos que están hartos de este sistema mercantilista, depredador y genocida que redoblen la lucha en todos los frentes. El enemigo es uno y la lucha es de todos, la resistencia es una! Por nosotros, por nuestros hijos y los hijos de nuestros enemigos.

¡SALUDOS COMBATIVOS A TODOS!

Autoconvocados del Acampe de Malvinas Argentinas

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Salta: Diaguita Kallchakí “Las Pailas” denuncia usurpación en territorio ancestral

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

La Comunidad Originaria Diaguita Kallchakí “Las Pailas” denuncian que continúan “los intentos de intromisión, el hostigamiento, las amenazas, la provocación en el Territorio Comunitario por parte de un agente inmobiliario llamado Carlos Alberto Robles que en 2010 intento desalojar a 9 familias miembros de la comunidad, las cuales hoy continúan cuidando y cultivando la tierra porque es el único sustento de vida que se tiene en estos Territorios”.

Según relatan en un comunicado enviado a La Agencia de Noticias Copenoa por La Comunidad Originaria Diaguita Kallchakí, detallan que “a las 11:00 de la mañana del día sábado 16/11/2013 se acercó un camión cabina blanca y caja roja a la Biblioteca Comunitaria Anbrosio Casimiro acompañado por un auto gris a las 11:12 bajaron del camión un portón en el territorio comunitario, en ese trabajo participaron 5 personas. A su vez aproximadamente a 12:20 se sumaron dos vehículos más acompañados por el móvil policial a cargo del oficial Castro y tres efectivos. En esos momentos el Delegado del Consejo de jóvenes Ariel Prieto al ver movimientos extraños en el territorio se acercó y se encontró con cuatro personas acompañados por el señor Abelardo Alankay alias “abicho”, dicho personaje fue el que comando el tractor con el cual destruyó todos los sembradíos de los comuneros el 17 de diciembre de 2010”.

Una vez más como aquel 17 de diciembre la policía secunda el accionar del usurpador

"Los agentes policiales a cargo del oficial Castro presenciaron los hechos desde el primer momento y nunca intentaron frenar el accionar de la gente de Robles", relatan los comuneros. Un camión de caja roja con un grupo de personas descargaron un portón a la vera del camino a unos 100 metros de la Biblioteca Comunitaria y del lugar de Encuentro de la comunidad”. Cuando el Delegado se acerca para verificar los hechos y consultar a los extraños que hacían allí, Carlos Alberto Robles increpó al Delegado

¿vos sos de la comunidad?

El Delegado le respondió que sí, a lo que Robles a los gritos le responde

“la comunidad me chupa un huevo, vení que te hago aka, te voy a matar a piñas”

El Delegado comunitario se cubre y se pone a distancias del anciano e intenta tomar imágenes y registrar el atropello, sin embargo el oficial Castro interviene e impide realizar el trabajo y no permite al hermano registrar los hechos, mientras le habla confidencialmente por lo bajo a Robles, acto seguido los extraños se suben a sus vehículos, una de las camionetas marca Saveiro color gris oscuro patente LNG072 y lo mismo lo hacen los policías sin antes Castro indagar al delegado comunitario.

Las reiteradas denuncias a Robles y una justicia que mira para otro lado

Actuaciones N°156/10 caratuladas “Quintín Cruz, Quintina Prieto, Liquin Milagro, Viveros Gerardo, Cruz Rogelia y Viveros Ana c/Robles Carlos y Orlando Alancay p/daños” con intervención de la fiscalía correccional N°4. "Con todo estos actos se está violando todos los derechos que tenemos como Pueblos Originarios tal cual lo dice la Constitución Nacional a través de su artículo 75 Inc. 17, el Convenio 169 de la OIT y Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU"

La Comunidad Originaria Diaguita Kallchakí “Las Pailas” cuenta con la aplicación de la ley de Relevamiento Territorial 26.160/06 y prórrogas 26554, 26894 (ley de orden público), por todo esto la justicia no puede desconocer derechos consagrados para con los Pueblos Originarios.

Por último La Comunidad Originaria Diaguita Kallchakí “Las Pailas” Responsabilizo a Carlos Alberto Robles por cualquier acto que viole la integridad física y la seguridad territorial de nuestra comunidad y comuneros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Salta: La Secretaría de Recurso Hídricos desconoce la preexistencia del Pueblo Lule

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

Así lo afirmo Félix Corimayo, Dirigente de la Comunidad Lule de Finca Las Costas y además Delegado Territorial de la Dirección de Afirmación de Derecho Indígena, en representación de la Región NOA de la República Argentina.

Los Lules denuncian que el gobierno de Juan Manuel Urtubey, a través de la Secretaría de Recursos Hídricos autorizó a un emprendimiento inmobiliario el desvió de agua del arroyo Potrero Grande utilizado ancestralmente por los Lules, para abastecer de agua a dos contrys.

El Dirigente originario Félix Corimayo, amplió detalles sobre los quebrantamientos que sistemáticamente realizan funcionarios y el Gobernador Salteño Juan Manuel Urtubey sobre los Pueblos Originarios de esta provincia, en una entrevista realizada por el Director de la Agencia de Noticias Copenoa Marco Díaz Muñoz.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En paro empleados fiscales de Chile

PL

La Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) de Chile entró hoy en un paro de labores de tres días, en rechazo al reajuste salarial aprobado por el Gobierno, casi la mitad del demandado por los trabajadores.

La Anef señaló que el paro de labores es consecuencia de "la intransigencia y mezquindad del Gobierno con los funcionarios públicos de ofrecer un insuficiente reajuste de 4,4 por ciento".

El gremio, que es parte de la Mesa del Sector Público (que agrupa a 14 sindicatos), reclama un incremento de un siete por ciento en sus remuneraciones.

Si bien la Anef anunció que el paro durará 72 horas, no descartó que pudiera prorrogarse.

En una declaración difundida el fin de semana, la organización sindical consideró que el Gobierno ha mantenido una conducta dilatoria y de respuesta insatisfactoria a las demandas del Sector Público, en reajuste de remuneraciones, bonos, estabilidad laboral y derechos laborales, entre otros beneficios.

"Nuestra respuesta como trabajadores y organización representativa de sus derechos, ante esta actitud autoritaria e insensible del Gobierno, es hacer uso de un derecho y una herramienta histórica de presión y protesta como lo es la paralización y la huelga que iniciaremos", indicó la declaración.

La directiva de la Anef precisó que instruirá a las asociaciones afiliadas y a los consejos regionales y provinciales para que preparen todas las acciones y medidas tendientes a iniciar con gran eficacia y contundencia la paralización nacional.

Los días 13 y 14 de noviembre la Mesa del Sector Público realizó un paro de labores, que según el los gremios incluyó al 90 por ciento de los asalariados del sector.

La paralización abarcó a los empleados de ministerios, el grueso de ellos de las carteras de Trabajo, Obras Públicas, Salud y Educación, así como la Tesorería General de la República, jardines infantiles y varios servicios municipales, incluido el sistema de atención primaria en los consultorios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Indignados paraguayos contra corrupción en Poderes del Estado

Javier Rodriguez Roque (PL)

El movimiento de indignados paraguayos, que estremece actualmente el país con sus movilizaciones de protesta contra la corrupción, apunta sus críticas a los tres Poderes del Estado, dijo uno de sus principales organizadores.

Carlos Antonio López, quien habló con Prena Latina, es uno de los jóvenes que conforman el núcleo de orientación y dirección colectiva de la campaña ciudadana que mueve el piso a la estructura partidaria tradicional presente en el Congreso.

Multitudinarias marchas y concentraciones de protesta contra la impunidad, el tráfico de influencias y el despilfarro de los recursos estatales, tuvieron como detonante el intento fallido de enjuiciar a un senador implicado en esos delitos.

Con el apoyo de una apretada mayoría de miembros de la Cámara Alta, el legislador Víctor Bogado logro conservar sus fueros que le protegen de comparecer ante la justicia y provocó sean ahora 23 los senadores sentados en el banquillo de los acusados.

Eso causó gran indignación y provocó una explosión al ponerse de acuerdo para que este parlamentario no fuera desaforado, la gente vió que eso no es justo pues todos somos ciudadanos y nos debemos a la ley, planteó López.

Definió como principal objetivo del movimiento que la ciudadanía sea partícipe y protagonista dentro de un proceso democrático, salga a reclamar de forma activa y logre algo definido como "ciudanización" de la democracia.

Pero el análisis de la situación del país, de acuerdo a López, permitió que gentes de todas las tendencias e ideologías coincidieran en cinco puntos como agenda inmediata por la cual luchar, uno de ellos, el ya acometido contra la corrupción.

Otro es lograr la aprobación de un tope salarial para todos los funcionarios y dirigentes del Estado, pues mientras ellos están viviendo como príncipes, el ciudadano común se tiene que arreglar con un ínfimo sueldo mínimo para toda su familia.

El tercer punto es transparencia en la información pública pues exigen saber que están haciendo con los recursos del Estado, como lo están invirtiendo y cualquier ciudadano pueda tener acceso a esa información de las distintas instituciones.

El cuarto punto, alegó, es la negativa a aceptar el ya programado aumento del precio del pasaje a pesar de prestarse un servicio pésimo y el quinto es terminar de una vez con las llamadas listas sábanas para los procesos electorales.

Dichas listas obligan a los electores a votar por partidos y no por los candidatos de su preferencia impidiendo el acceso al poder de quienes no lo merecen, además de facilitar los cambios estructurales.

López resume los objetivos en apuntar la movilización de los indignados hacia todos los Poderes del Estado porque están obligados a canalizar esas demandas y anunció este jueves, una cadena humana gigante rodeará las instalaciones del Congreso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El Frente Amplio de Uruguay proclamó a dos precandidatos presidenciales

PL

El gobernante Frente Amplio (FA) aprobó hoy su programa para un eventual gobierno (2015-2020) y proclamó como precandidatos a la presidencia al exmandatario Tabaré Vázquez y a la senadora Constanza Moreira.

En un congreso extraordinario que duró dos días, el FA acordó postular a ambos dirigentes para que en los comicios internos -que deben realizar todos los partidos políticos en junio próximo- se defina su candidato a la presidencia. Los comicios generales están previstos para el 26 de octubre del 2014.

Luego de una larga discusión sobre la forma de proclamar a los dos precandidatos, se realizó una votación entre los mil 219 delegados presentes en la sala: Vázquez (presidente durante el período 2005-2010) obtuvo 820 votos (67 por ciento), Moreira 287 votos (23 por ciento) y hubo una abstención de 112 votos (10 por ciento).

Igualmente, en el congreso, en el que participaron más de dos mil delegados, el FA aprobó, párrafo por párrafo, su programa de gobierno para el período 2015-2020.

Varios dirigentes, como la presidenta Mónica Xavier, resaltaron la profundidad de los debates y la unidad de los frenteamplistas, convencidos de que el FA ofrece a la sociedad uruguaya el mejor proyecto político.

Esa fuerza, que agrupa a varias colectividades, iniciará ahora una movilización en procura de un tercer mandato consecutivo.

En su informe la víspera, Xavier recordó que desde hace 15 años el FA es la primera fuerza política del país, con dos gobiernos sucesivos que han "transformado positivamente el país".

El FA, agregó, "tiene que apostar a la continuidad con renovación y a modernizarse junto a los principios".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.