lunes, 2 de diciembre de 2013

La economía desde la izquierda (II): Modelo y propuestas

Claudio Katz (especial para ARGENPRESS.info)

La preservación de una economía dependiente con gran desigualdad social explica las tensiones del modelo. El déficit energético es consecuencia de una depredación tolerada por el gobierno. Luego de nacionalizar YPF en forma tardía e insuficiente se premia con indemnizaciones a los responsables del vaciamiento. La extracción contaminante reforzará la minería a cielo abierto y el esquema extractivo de expansión sojera.

Se ha recompuesto la estructura vulnerable, deficitaria y extranjerizada de la industria. La prioridad del ferrocarril fue sustituida por la sobre-oferta automotriz, en un marco financiero pro-consumo y anti-inversión.

El ensayo neo-desarrollista quedó sofocado por la victoria agro-sojera del 2008. El gobierno renunció a incrementar la apropiación estatal de la renta, que se requiere para el desarrollo productivo y la estabilidad cambiaria. La burguesía local repite su vieja conducta de remarcar precios, fugar capital y no invertir. La regulación estatal no modificó este comportamiento y la decepción del gobierno se traduce en un giro pro-mercado.

Pero en el debate con el oficialismo no hay que adoptar los argumentos neoliberales. La izquierda tiene proyectos para contener la inflación mediante la fiscalización popular de los costos y las ganancias. Se necesita un control de cambios en serio y la investigación de la deuda para discriminar los compromisos reales de los ficticios. El bache fiscal debe recomponerse con impuestos progresivos.

El monopolio estatal del comercio exterior y la nacionalización del sistema financiero son indispensables para superar la dependencia agro-exportadora. El objetivo debe ser erradicar y no renovar el capitalismo. La transición socialista es el emblema de la izquierda.

Las tensiones que afronta el modelo no son coyunturales, ni obedecen a la impericia. Son desequilibrios estructurales de un esquema que no modificó los pilares de una economía dependiente con gran desigualdad social. En algunos terrenos estratégicos como la energía, estas contradicciones se acentúan día a día.

La factura energética

Durante una década el gobierno toleró el vaciamiento de reservas e instalaciones que consumó REPSOL para extraer crudo y expatriar ganancias sin invertir. Presionado por el colapso energético, los mismos funcionarios nacionalizaron la empresa proclamando que el país no pagaría por el saqueo padecido. Ahora anuncian una indemnización que otorgará bonificaciones adicionales a los responsables de la descapitalización.

Kicillof ha sido la cara visible de ambas decisiones. Hace un año y medio declaró que REPSOL no merecía un peso, puesto que distribuyó utilidades a costa de los activos energéticos y se expandió internacionalmente con los recursos del subsuelo nacional. Prometió una auditoría para evaluar el estado de los pozos y el impacto de los daños ambientales. También delegó en un tribunal la eventual estimación de un precio por los litigios pendientes. Ahora declara que la empresa recibirá 5000 millones en títulos públicos que incrementarán la deuda externa. En esta exhibición de pragmatismo, la palabra empeñada vuelve a depreciarse.

REPSOL no sólo recibe el dinero que estaba regateando, sino que tendrá abiertas todas las puertas para seguir lucrando con otros negocios. Conserva el 12% de la participación accionaria en YPF y engrosa el pelotón de compañías que olfatean altas ganancias en los nuevos yacimientos.

La atracción de esos pozos explica el gran protagonismo que tuvo la mexicana PEMEX en el acuerdo de indemnización. Esta empresa estatal ha quedado bajo el mando de una gerencia privatista, que se apresta a repetir el desguace padecido por YPF durante el menemismo.

Como tienen una importante participación accionaria en REPSOL aceleraron el acuerdo, mediante la directa intervención del presidente neoliberal Peña Nieto. La tratativa final incluyó todas las intrigas que rodean a un negocio turbio.

Algunos economistas K describen esta capitulación como un logro, asumiendo los argumentos de la derecha sobre las inversiones necesarias para recuperar el faltante energético. Olvidan que bajo el actual gobierno Argentina exportaba combustible, mientras las reservas de petróleo y gas se desplomaban hasta generar el actual bache de importaciones. Este déficit no obedece al crecimiento de la economía. Hubo permisividad oficial y visto bueno con los planes prometidos e incumplidos por las compañías.

Los neoliberales que impugnaron la nacionalización se sienten ahora reivindicados y se congratulan por las nuevas concesiones recibirá el capital extranjero. Pero quiénes tanto resaltan la centralidad de esas inversiones, olvidan que el desarrollo petrolero de Argentina nunca se asentó en capitales foráneos. Fue un resultado de la propiedad estatal del crudo y del equilibrio entre exploración y explotación, que se logró mediante un sistema integrado de extracción, refinación y comercialización.

El kirchnerismo ha pasado de la intervención tardía en YPF a un giro privatista, luego de varios meses de indefiniciones. En lugar de estatizar plenamente la compañía se afianzó la sociedad mixta, no se revisaron los contratos y se recrearon las viejas relaciones con el sector privado. El viraje en curso ya supera ampliamente las concesiones que hizo Perón a la California-Standard Oil en 1955.

El acuerdo con REPSOL apunta a despejar el camino abierto con Chevron para extraer el crudo obtenido con productos químicos contaminantes (shale-oil). Este sistema (fracking) ha sido prohibido en varios países de Europa y su aplicación en el yacimiento de Vaca Muerta fue negociada con cláusulas secretas, limitado compromiso de inversión, nula transferencia de tecnología y autorización para remitir utilidades al quinto año de explotación. Este modelo -que despierta euforia en Gallucio (“Queremos más Chevrones”)- omite recordar las condenas que recibió la empresa estadounidense en Ecuador por gravísimos delitos ambientales. (1)

El convenio con Chevron ha sido el primero de un nutrido menú de concesiones a 30 compañías ya instaladas en la zona y a más de 60 que llegarían en los próximos años. Todas las empresas anunciaron que invertirán sólo a cambio de mayores precios. Este encarecimiento es un dato incorporado a la estrategia de YPF, que espera manejar una cotización de 102 dólares por barril en el 2017 frente a los 79 actuales. En los últimos dos años la empresa lideró un incremento de los combustibles que duplica el alza de precios al consumidor. Se ha convertido en generadora de inflación y socava la “competitividad” que tanto preocupa al equipo de Kicillof.

Este aumento del combustible será complementado por una reorganización de las empresas distribuidoras de gas y electricidad, que transitaron la década sin invertir. También aquí el modelo de gestión menemista fue preservado. El grueso de las compañías atraviesa por una delicada situación financiera que esperan recomponer con los tarifazos que pagará la población. La gran valorización bursátil reciente de esas empresas ilustra la gran expectativa que tienen los capitalistas con el negocio que imaginan.

Los efectos del extractivismo

El tipo de explotación que augura el shale oil se asemeja a la minería de cielo abierto que está devastando la Cordillera. Más de 70 empresas instaladas bajo la gestión K dinamitan montañas para extraer mineral, mediante una disolución de las rocas con compuestos químicos contaminantes. Esta actividad destruye el medio ambiente sin crear empleo, ni generar desarrollo. Engrosa las ganancias de corporaciones internacionales que tributan bajos gravámenes.

El avance de la minería sintoniza con el perfil extractivo de una economía cada vez más dependiente de la soja. Este cultivo se expande podando bosques y fumigando superficies, con agro-tóxicos que despojan a la tierra de sus nutrientes. Garantiza enormes beneficios a los proveedores de esos insumos y refuerza el monopolio de Monsanto, que impuso una modificación de la ley de semillas para asegurarse ese control.

La soja afianza su preeminencia a costa de la ganadería, los cultivos provinciales y el trigo. El precio del pan se disparó recientemente por la reducción del volumen cosechado, como directa consecuencia de la primacía que ejerce la vedette de las exportaciones. La Mesa de Enlace continúa culpando del problema a las “retenciones”, para ocultar el enorme lucro que el sector obtiene mediante su pasaje a la soja.

Con un hipócrita discurso “en defensa del pequeño productor”, Buzzi y De Angeli promueven una mega-devaluación que empobrecería al grueso de la población. Están siempre dispuestos a reiniciar la sublevación patronal del 2008 juntos a sus aliados de la sociedad Rural. Sólo cuestionan de palabra a los grandes intermediarios.

Una porción significativa de las ganancias obtenidas por los grupos agro-exportadores se filtró hacia el exterior y otra parte ha nutrido la alocada expansión urbana. El mercado fija las reglas de un crecimiento en las grandes ciudades que encarece el suelo y los alquileres, condenando a los desamparados al hacinamiento. Las decenas de muertos que provocan las inundaciones periódicas son una consecuencia de esta desregulación del negocio inmobiliario.

¿Reindustrialización?

Los economistas del kirchnerismo reconocen la continuada gravitación de la agro-exportación, pero afirman que la reindustrialización ha sido el dato descollante de la última década. Contraponen este avance con la liberalización financiera de los 90 y estiman que Argentina ha sido el único país de la región que evitó la primarización. (2)

Pero esta caracterización se basa en una repetida comparación con la depresión del 2001. Como pocas economías padecieron un colapso tan agudo, resulta muy sencillo demostrar la inédita envergadura de la recuperación fabril que tuvo Argentina.

Lo ocurrido simplemente ratifica que un derrumbe mayúsculo tiende a ser sucedido por una recomposición significativa. Una vez repuestos los niveles tradicionales de producción y empleo, quedó también reinstalada la misma estructura industrial dependiente y vulnerable del pasado. Por eso reapareció la elevada importación de insumos y la escasez de divisas para solventarlos. El déficit comercial del sector se expandió al compás de crecientes compras externas de bienes y equipos. (3)

La recuperación cíclica de la última década reforzó, además, la concentración y extranjerización de la industria. Como se mantuvo una ley de inversiones extranjeras que otorga total libertad para remitir utilidades, las ganancias fueron inmediatamente giradas a las casas matrices.

Las empresas trasnacionales controlan el grueso de la actividad industrial y no realizan transferencias de tecnologías. Como el mercado argentino es marginal a sus estrategias globales el nivel de reinversión local o creación de empleo es muy bajo.

Estas tendencias se verifican con nitidez en el emblemático sector automotor. Con un sistema de fabricación reordenado en torno a la importación de autopartes, esta rama genera un enorme déficit comercial. A diferencia de los años 60 o 70, las multinacionales ya no lucran utilizando vieja maquinaria para abastecer un mercado interno protegido. Ahora priorizan la exportación y el intercambio de partes con sus filiales de otros países. (4)

En esta articulación con el mercado externo, la rentabilidad depende mucho del costo salarial y del tipo de cambio. Por eso las empresas acompañan todos los pedidos de ajuste cambiario. La gravitación del sector automotor condiciona el perfil de una producción industrial divorciada de las prioridades nacionales. El país se está indigestando con vehículos que agravan la congestión urbana, imponen un alto consumo de energía y terminan obstruyendo el propio transporte de individuos y mercancías.

El contraste entre el boom automotriz y el desplome del sistema ferroviario retrata hasta qué punto están invertidas las prioridades del desarrollo. El excedente de vehículos convive con la secuencia de tragedias anunciadas que se registra en las vías. Se privilegió el negocio automotor, mientras se convalidaba el “ferrocidio” iniciado por el menemismo, con el desmantelamiento de 37 talleres, 800 pueblos y el 80% de los servicios. Esta devastación produjo más accidentes desde la privatización que en toda la historia previa del sistema.

El kirchenerismo continuó esta destrucción al preservar las concesiones que enriquecieron a Cirigliano, Jaime y sus secuaces. Esos desfalcos incluyeron la compra de material inutilizable, contratos sub-ejecutados y obras paralizadas. Cuando afloraron las consecuencias de estos desastres, el gobierno se limitó a cambiar un concesionario por otro. Ni siquiera la reciente estatización anula los negocios de esos grupos. Últimamente se han improvisado, además, compras directas de unidades a China, en desmedro de un plan de fabricación interno.

La desarticulación del transporte retrata el estancamiento de una reindustrialización, que se encuentra adicionalmente bloqueada por la consolidación de un sistema financiero pro-consumo y anti-inversión. Las pocas regulaciones heterodoxas que se introdujeron para ordenar el mercado de capitales o actualizar la Carta Orgánica del BCRA, no alteraron la carencia de préstamos de largo plazo. Sólo multiplicaron la liquidez que manejan los bancos para motorizar la demanda.

Fallido neodesarrollista

La gestión kirchnerista ha puesto de relieve los límites de un intento neo-desarrollista. Este ensayo introdujo cambios en la política económica, en los equilibrios entre las clases dominantes y en las modalidades de la regulación estatal, pero terminó generando inflación, tensión cambiaria y déficit fiscal. Una vez alcanzados los techos de la recuperación salarial, se afianzó la desigualdad social y la inserción internacional del país como exportador de soja.

El modelo se distanció de la ortodoxia neoliberal, pero sin incluir medidas que permitieron comenzar la redistribución real del ingreso y el cambio de la matriz productiva. Al cabo de una década el neo-desarrollismo tambalea. (5)

Esta asfixia obedece, en primer lugar, a la incapacidad política que demostró el gobierno para incrementar la apropiación estatal de la renta sojera. Pretendió aumentar la absorción de ese excedente subiendo las retenciones, pero fue derrotado en la confrontación del 2008 y abandonó la batalla. Ese desenlace marcó un punto de inflexión. No le impidió al kirchnerismo preservar (y recrear) su hegemonía política, pero le quitó al estado los recursos requeridos para la reindustrialización. Una vez agotada la recuperación pos-2001, el PBI mantuvo varios picos de ascenso, pero los motores estratégicos del desarrollo se apagaron.

Argentina es una economía agro-exportadora asentada en la extraordinaria fertilidad de la tierra. Este ventajoso acervo de recursos naturales constituye una maldición bajo el capitalismo, puesto que establece un alto piso de renta comparativa para cualquier otra inversión. Ninguna actividad ofrece un nivel de rendimiento semejante al agro. Esta asimetría determinó la preeminencia inicial de la ganadería y los cereales y su reemplazo actual por la soja.

La inversión industrial no pudo competir durante la centuria pasada con el latifundio terrateniente y no logra rivalizar en la actualidad con los Pools de Siembra. Un sector primario que ofrecía escasas ofertas de trabajo a los chacareros se ha tornado expulsivo del empleo, en la era de la siembra directa. La aglomeración en villas miserias que generaba el éxodo rural del interior ha devenido en informalidad laboral masiva.

Los distintos proyectos de industrialización que se implementaron desde la segunda mitad del siglo XX apuntaron a contrarrestar esta tendencia a la primarización estructural. Pero todos afrontaron el mismo límite que impone la elevada renta agroexportadora al estrecho beneficio fabril. Como la fertilidad natural de la tierra asegura costos muy inferiores al promedio mundial, la vieja tentación de privilegiar el agro invariablemente se renueva.

Esa jerarquización agroexportadora reapareció con fuerza en las últimas décadas de modernización de la producción (agroquímicos, modificaciones genéticas, maquinaria de última generación) y aumento de la demanda internacional (por especulación financiera, compras de China-India y agro-combustibles). Este escenario volvió a disuadir el tibio intento kirchnerista de sostener la actividad fabril, más allá de alguna sustitución de importaciones. Los capitalistas sojeros mantuvieron su renta y el estado se quedó sin los ingresos necesarios para desenvolver un modelo productivo.

Esta preeminencia de la agro-exportación genera, además, una fuerte afluencia de dólares que socava la estabilidad cambiaria. Esa oferta encarece la producción local y recrea las quejas empresarias contra la “vigencia de una paridad semejante a la convertibilidad”. Estos desequilibrios estructurales volvieron a descolocar a la política económica y han impuesto el terrible correctivo devaluatorio en curso.

Decepción con la burguesía

Pero el kirchnerismo no ha fallado sólo por renunciar a la apropiación estatal de la renta agro-exportadora. También apostó al comportamiento productivo de la burguesía, olvidando los reflejos que ha desarrollado este sector para fugar capitales, remarcar precios y desinvertir. Las expectativas que todos los gobiernos depositaron en esa franja, siempre concluyeron en estruendosas decepciones. La vieja frase del político radical Pugliese sintetiza esa frustración (“les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”).

Esta conducta de los capitalistas argentinos obedece a numerosas razones. Han influido la formación histórica del sector, la dependencia de la financiación estatal, la debilidad frente a la oligarquía y el temor a la clase obrera. También incide la frustrada experiencia con la sustitución de importaciones, la pérdida de posiciones frente a Brasil, la mutación del mercado interno hacia la exportación y la estrecha asociación con el capital transnacional.

Muchos autores suelen constatar periódicamente estos fenómenos, sin extraer ninguna conclusión. A los sumo sugieren que el estado amplié su presencia económica para sustituir esa deserción. Pero ese reforzamiento también genera tensiones y no puede atravesar ciertos límites, puesto que un capitalismo estatal sin capitalistas carecería de sentido. (6)

La frustración actual del kirchnerismo es proporcional a las expectativas depositadas en la burguesía local. Néstor y Cristina ponderaron a ese sector y lo beneficiaron con cuantiosos recursos del estado, esperando como contrapartida mayores inversiones. Pero esos subsidios volvieron a engrosar el patrimonio de los amigos del poder, sin ningún rédito productivo para la economía.

Cada vez que este uso parasitario salió a la superficie, el gobierno reemplazó a un favorecido por otro. Cambiaron a Ciriglaino por Roggio en el ferrocarril, a Eskenazi por Bridas en el petróleo, a Báez por Cristóbal López en la obra pública, a Pérez Companc por Eurnekian en distintos emprendimientos.

Todos los grupos favorecidos aumentaron su riqueza a costa del erario público y protegieron su dinero en el exterior. Un listado que filtró un ex gerente de la Banco Morgan retrata los nombres de 500 grandes clientes que sacaron del país 400 millones de dólares entre 2006 y 2008. Allí aparecen todos los próceres del capitalismo argentino.

La burguesía local participó de todos los negocios rentables que le ofreció el kirchnerismo y se retiró cuando debía aportar capital propio. El ingreso y la salida de los Eskenazi de Repsol es un ejemplo de este patrón de conducta, que se repite en la telefonía. En lugar de “enterrar capital” en inversiones de largo plazo han preferido asociarse con negocios de alta rentabilidad inmediata. Con esta conducta participaron de las privatizaciones en los 90 y ahora observan con atención el regreso de los fondos de inversión, al lucrativo negocio de reestructurar empresas.

Cuatro áreas prioritarias

La izquierda enfrenta el desafío de legitimar las demandas sociales frente a las impugnaciones oficiales. Debe confrontar con la descalificación habitual de esas luchas, que son identificadas por el gobierno con el “corporativismo”, las “maniobras sindicales” o los “privilegios de empleados estables con buenos ingresos”.

La derecha suele recurrir a la demagogia, cuestionando con más frecuencia al gobierno que a las movilizaciones sociales. Como la gestión de Cristina tiene fecha de vencimiento, su prioridad es condicionar al próximo presidente. La izquierda necesita polemizar con el gobierno, sin adoptar los argumentos regresivos que difunden los medios de comunicación. Sería terrible reproducir con otro lenguaje el discurso neoliberal contra el “intervencionismo”, el “cepo” o la “patota anti-empresaria”.

La mejor forma de evitar esta confusión es formulando propuestas nítidas. Si la mera denuncia siempre fue insuficiente, actualmente podría convertirse en una adversidad. Demostraría que la izquierda carece de proyectos económicos propios o realizables.

El punto de partida de nuestros planteos es la oposición frontal al ajuste encubierto que promueve la oposición derechista y al ajuste dosificado que intenta el oficialismo. “Ni sinceramiento de precios”, ni “sintonía fina”. Ambas estrategias transitan por la fijación de un estricto techo al aumento salarial, con el argumento de facilitar una “paulatina reducción de la inflación”. En ambos casos se oculta que esa disminución exige comenzar por el recorte de los beneficios.

Todos los economistas que convocan a la suscripción de un “pacto social” para frenar la escalada de precios, presuponen implícitamente que la carestía es culpa de los asalariados. Como se olvidan quién remarca, desechan contener esa escalada limitado el lucro el patronal.

Frente a esta actitud es indispensable defender el salario real, reclamar su ajuste al nivel de la canasta familiar y batallar por la revisión de los convenios colectivos. Esta actualización se ha tornado insoslayable a medida que la carestía carcome cualquier mejora. La reciente suba del mínimo no imponible carece por ejemplo de movilidad periódica y por eso tiende a quedar deglutida.

La defensa de los ingresos salariales del sector formal es la mejor forma de limitar el empobrecimiento de los precarizados. Las conquistas que obtienen los asalariados sindicalizados tienden a extenderse a los trabajadores en negro. No siempre ocurre pero lo contrario conduce a la miseria. Cualquier retracción del salario formal induce a la involución del informal.

La batalla por regularizar al 35% de los trabajadores precarizados (que cobran salarios cuatro veces inferiores) no transita sólo por la fiscalización de la cadena productiva (principalmente de las grandes compañías que sub-contratan). Todas las promesas oficiales de reducir la informalidad por esa vía han fallado. Se requiere avanzar en la sindicalización de los precarizados.

Pero es evidente que el ingreso popular no podrá preservarse si no decae la inflación. Cualquiera sea el diagnóstico sobre las causas inmediatas de este flagelo hay que frenar primero la escalada de precios, para poder actuar sobre la inversión, la comercialización, la exportación o la emisión.

Esta acción impone los controles que tanto detesta la derecha. Los precios no se disparan por el exceso de supervisión, sino por el carácter timorato de una regulación centrada en el número final y no en la formación de esas cotizaciones. En esa gestación la rentabilidad es tomada como un dato sagrado, que sólo conocen los dueños de las empresas y sus gerentes. Si esta información no se democratiza, la inflación continuará siendo una enfermedad misteriosa para todos los consumidores.

Es evidente que para contener los precios hay que conocerlos normalizando de inmediato el INDEC. No sólo los funcionarios que dejó Moreno deben retirarse. Tampoco se necesita a los técnicos del FMI. Pero también hay que desenmascarar el carácter mítico de la “libertad de precios” en una economía concentrada y la inoperancia de los acuerdos con las cúpulas empresarias.

Sólo una efectiva fiscalización de costos y ganancias puede desactivar la espiral inflacionaria sin generar padecimientos populares. Esta acción requiere intervención popular genuina y no la farsa de controles que ensaya el kirchnerismo. Existen leyes suficientes para contrarrestar el desabastecimiento, pero se necesita voluntad política para aplicarlas.

Con la disparada del dólar ocurre algo semejante. Existen numerosas causas estructurales del problema, pero no hay corrección posible del perfil del comercio exterior, si no se contiene de inmediato el derrumbe de las reservas. Los neoliberales prometen resolver el problema “recuperando la confianza”. Pero no aclaran que esa seguridad de los capitalistas se nutre siempre de agresiones contra los trabajadores.

En este terreno el gobierno continúa experimentando todas las alternativas. Un día aumenta los controles y al otro los alivia. Pero ya comparte implícitamente los cuestionamientos de la derecha al “cepo” y trabaja para su eliminación futura. Esta política contradice la necesidad de un control de cambios eficaz, que actué sobre los peces gordos y no sobre el pequeño ahorrista o viajero. Este tipo de acciones efectivas nunca fueron instrumentadas por el kirchnerismo. En lugar de forjar un sistema protección de divisas para actividades prioritarias armó un barroco dispositivo de medidas inútiles.

El colmo de estas contradicciones ha sido el orgulloso pago de la deuda con reservas del Banco Central. Han rifado el principal resguardo de la economía para exhibirse como “pagadores seriales”. Este absurdo comportamiento se explica por la expectativa en una respuesta amigable del mercado. El kirchnerismo ha supuesto que los banqueros reingresarían las divisas que les entregaban los funcionarios. La misma ilusión tuvieron todos los presidentes del pasado.

La deuda que puntalmente se abona con fondos públicos es un viejo producto reestructurado de múltiples canjes, cuya legitimidad jamás fue investigada. Es indispensable suspender esos pagos, para distinguir los compromisos genuinos de las simples estafas.

Los dólares faltantes se encuentran en manos de grandes grupos que han difundido una imagen de omnipotencia. Han generalizado la impresión que nadie puede actuar sobre ellos. Pero se olvidan de los recursos que maneja el estado para imponer el reingreso de las divisas al circuito formal. En lugar de re-endeudar al país sería necesario transparentar el dinero de quiénes localizan sus patrimonios y desenvuelven sus actividades en Argentina.

La principal fuente de recaudación del dinero que necesita el estado debe provenir de la reforma impositiva progresiva, que tantas veces se ha discutido y nunca se implementó. Hay incontables propuestas para gravar la renta financiera o agro-exportadora, el juego y las actividades minero-extractivas. Existen también detallados proyectos para reintroducir los aportes patronales en la previsión social. Sólo las exenciones a la renta financiera y a las industrias promocionadas le restan anualmente 8900 millones de pesos al fisco.

Estas propuestas de acción inmediata de la izquierda sobre la inflación, el dólar, la deuda y el sistema impositivo constituyen el punto de partida para comenzar a remediar los problemas estructurales de la economía.

Perfil productivo e igualdad social

El control estatal sobre las divisas es imprescindible para superar el status agroexportador de Argentina. No alcanza con subir retenciones o incrementar la supervisión sobre las exportaciones. Se necesita introducir el monopolio estatal del comercio exterior, para gestionar de manera unificada las operaciones que generan y consumen dólares. Esa entidad podría suscribir distintos contratos, pero debería asegurar la comercialización centralizada de las divisas.

Otras instituciones que ya existieron en el pasado -como la Junta Nacional de Granos o el IAPI- podrían complementar esta labor, para negociar los precios y financiar la siembra y la cosecha. Esas entidades permitirían, además, desvincular los precios locales de las cotizaciones internacionales y contribuirían a contrarrestar la inflación por exportación de alimentos.

Esos instrumentos son insoslayables para cortar la especulación cambiaria y la facturación tramposa de mercancías. Mediante la apropiación plena de la renta comenzaría la desprivatización de un ingreso que pertenece a todo el país y se abriría un camino para desactivar la maldición de los recursos naturales.

Con el monopolio estatal del comercio exterior comenzaría a socializarse la gestión del subsuelo y se remodelaría la producción agropecuaria. La prioridad es frenar la expansión de la frontera sojera para diversificar actividades, recuperando la ganadería y recreando la vitalidad de los cereales y los cultivos regionales. El país no puede depender de la mono-exportación de un producto destinado al engorde de animales.

El segundo pilar de la reorganización económica es la constitución de un sistema financiero que permita canalizar el crédito hacia las actividades prioritarias. Sin control estatal sobre ese reparto, los préstamos continuarán guiados por principios de rentabilidad divorciados de las necesidades populares. Una gestión pública genuina necesita, además, la nacionalización de los bancos o el control de los depósitos, para apuntalar la construcción masiva de viviendas populares, obras de infraestructura, hospitales y escuelas.

Esos emprendimientos son impostergables en una economía que ha malgastado recursos en las torres de Puerto Madero, los barrios cerrados y los shoppings para pocos. El crédito de consumo (que está endeudando al grueso de la población) no puede el único destino de la estructura bancaria. Los préstamos hipotecarios y de inversión deben ocupar un lugar relevante.

La reorganización crediticia contribuiría, además, a consolidar las prioridades de la reindustrialización. Aunque los economistas kirchneristas pregonan la regulación estatal, en los hechos dejaron librado el devenir de la industria al patrón mercantil. La intervención indirecta sobre las empresas a través de los paquetes accionarios del ANSES no alteró esa primacía.

Varios sectores deberían transformarse en prioridad industrial. La reconstrucción de los ferrocarriles podría servir como cimiento de ese proyecto, a partir de la nacionalización del sistema bajo control de los trabajadores y los usuarios. En este terreno habría que desplegar un plan antitético a todo lo realizado por el gobierno.

Antes de pintar unidades y colocar pantallas en las estaciones habría que concretar la renovación de vías y el demorado soterramiento. En lugar de culpabilizar a los trabajadores por las tragedias, habría que instalar el sistema de señales que impide los accidentes, mediante frenos automáticos ante el descontrol de la velocidad. En lugar de compras llave en mano habría que reconstruir la fabricación local. El principio de financiar el transporte de pasajeros con los réditos de la carga facilitaría esta reconversión.

Pero el punto más crítico de cualquier proyecto de largo plazo se ubica en la esfera energética. Con el ritmo actual de importaciones no hay forma de sostener un crecimiento sostenido. La nacionalización integral del sector es tan urgente como la conversión de YPF en una empresa plenamente estatal.

Los distintos contratos de exploración deben renegociarse a partir de esa nueva estructura, priorizando las alianzas estratégicas con compañías de la región. El anillo energético sudamericano que promovía Chávez debe ser retomado como una meta zonal. Al igual que la renta agro-sojera, el petróleo y el gas son recursos que debe manejar la nación, poniendo fin al régimen de propiedad provincial que instauró el menemismo.

Antes de embarcarse en la extracción de crudo no convencional habría que agotar la exploración tradicional de pozos. En torno al shale hay que abrir un debate, transparentando todos los datos y peligros en juego. Las denuncias sobre el fracking son muy serias.

Los neoliberales desechan estos cuestionamientos porque vislumbran un gran negocio para sus socios transnacionales. También los economistas del kirchnerismo se burlan de esas advertencias, argumentando que bajo el capitalismo todas las actividades económicas deterioran el medio ambiente. (7)

Pero esa constatación no los induce a revisar su reivindicación de un sistema social tan destructivo. Al contrario, asumen como propios los argumentos tranquilizadores que difunden las empresas para adormecer la resistencia popular. Olvidan la trituradora de montañas que se ha instalado en la Cordillera y la destrucción potencial de cultivos y recursos acuíferos que podría generar el fracking.

Hay que abordar este problema con sumo cuidado y sabiendo que Argentina necesita petróleo. Con un tercio de la población bajo la pobreza y una economía ubicada en la periferia del planeta, el país no puede darse el lujo de “decrecer”, ni “retornar a la naturaleza”. Pero este realismo no implica reducir todas las opciones a la aceptación o rechazo del shale.

Nuestro país tiene un consumo energético por habitante que supera el promedio mundial, para una estructura productiva que se ubica a años luz de la frontera tecnológica. Una reorganización en este plano es tan indispensable, como la reconsideración de viejas alternativas (nuclear e hidroeléctrica) y la exploración de la opción eólica y solar. Sólo por el momento estas últimas variantes presentan graves problemas de discontinuidad e inviabilidad económica.

En cualquier caso un proyecto productivo implica llevar a cabo lo prometido y nunca realizado por los economistas K. Su principal desacierto ha sido apostar a la renovación del capitalismo, en lugar de bregar por la erradicación de este sistema. Aquí estriba en última instancia la principal diferencia con la izquierda, que promueve desarrollar la economía junto a una reducción simultánea de la desigualdad social. Como estas dos metas son inalcanzables bajo el capitalismo, un futuro de prosperidad y justicia exige bregar por la transición socialista. Durante la última década el neo-desarrollismo fue contrapuesto al neoliberalismo como la única opción en juego. Ahora debemos concebir otra posibilidad.

Ver también:
- La economía desde la izquierda (I): Coyuntura y ciclo

Claudio Katz es economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

Notas:
1) Ver: Herrero Félix, “El oscuro trasfondo del acuerdo con Chevron”, diariohoy.net, 29/08/2013
2) Keistelboim Mariano, “Reindustrialización”, www.pagina12.com.ar/diario, 28/04/2013
3) Un detallado análisis de estos desbalances en: Gigliani Guillermo, Michelena Gabriel, “Los problemas estructurales de la industrialización en la Argentina (1962-2010), Realidad Económica, n 278, 2013.
4) Pinazo Germán, “La nueva división internacional del trabajo y su impacto en la periferia. Un análisis desde las transformaciones de la industria automotriz argentina entre los años 1991-2010”, Facultad de Ciencias Sociales, UBA, 28 de octubre de 2013.
5) Hemos descripto en varios trabajos previos la evolución y límites de este proyecto. Una síntesis en Katz Claudio, "Las grietas del modelo", en Discurso, política y acumulación en el kirchnerismo, Ediciones CCC-Universidad Nacional de Quilmes, 2013
6) Un reciente ejemplo de estos problemas en: Zaiat Alfredo, “Mariachi, burguesía y el estado”, Pagina12.com.ar/diario,17/11/2013.
7) Sturzenegger Federico, “YPF-Chevron: una estafa de proporciones”, www.clarin.com/, 22/07/2013. Scaletta Claudio, “Utopía reaccionaria”, www.pagina12.com.ar, 08/09/2013.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Negociación con Repsol por expropiación parcial de YPF

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La novedad en política económica provino de la oferta del gobierno argentino a Repsol para cerrar el conflicto de la expropiación parcial de YPF.

Se trata, hasta donde trascendió, de la entrega de títulos públicos de la deuda argentina por 5.000 millones de dólares. Serían bonos a 10 años con tasas de interés por debajo del 9% y con 4 años de gracia. El verbo en potencial remite a los trascendidos, ya que la negociación y acuerdos finales permitirá conocer los detalles del cierre de la operación. Repsol, por su parte, deberá cerrar los canales internacionales de demanda judicial encarados.

En la operación intervino el gobierno mexicano junto al español, el argentino y las empresas involucradas. El motivo de la presencia mexicana se explica en el interés de PEMEX, la petrolera de México, socio minoritario de Repsol, por ser parte de la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, importante reservorio mundial de reservas de hidrocarburos no convencionales.

Se estima que Vaca Muerta es el segundo reservorio mundial de gas y el cuarto de petróleo. En paralelo, la Argentina sufre la creciente factura por importación de energía y se ha planteado revertir la situación en el mediano y largo plazo con la producción de gas y petróleo no convencional. Eso demanda de tecnología que manejan empresas extranjeras, especialmente estadounidenses, y por eso el primer acuerdo con Chevron.

Eliminar la conflictividad con Repsol es considerado esencial para habilitar el ingreso de nuevos socios inversores para la explotación de hidrocarburos no convencionales.

Es conocida la incidencia de Estados Unidos sobre México y el fuerte vínculo de dependencia de la economía mexicana con la principal potencia del capitalismo mundial.

Desde Washington se apuesta a resolver la crisis petrolera iniciada a comienzos de los 70´ con la explotación de los hidrocarburos no convencionales. Pese a las resistencias de varias poblaciones y a la suspensión de los trabajos en algunas regiones ante la crítica de los pobladores por los impactos de la fractura hidráulica (fracking), la apuesta del gobierno Obama es decisiva y se manifiesta en subsidios estatales para la extracción de gas y petróleo. Estados Unidos compra petróleo a México y a Venezuela, y más allá del continente americano, con la secuela de militarización global que ello implica.

El cuadro completo es que el capitalismo mundial apuesta a superar la crisis energética con un salto tecnológico muy a pesar de la crítica social por la militarización o la depredación de la naturaleza. En Argentina, unos 20 municipios han manifestado su rechazo a la tecnología depredadora de los bienes comunes vía fractura hidráulica. Es un tema en debate que la sociedad requiere en la coyuntura.

En rigor, la discusión se extiende al modelo productivo extractivista, sea por la soja, el oro y otros minerales, el gas o el petróleo. En todos los casos se afectan los bienes comunes de la naturaleza, la cultura social y el medio ambiente.

Junto al debate sobre las cuestiones ambientales, culturales y productivas, lo concreto es el incremento del endeudamiento externo si progresa el acuerdo con Repsol.

La empresa española valoró el ofrecimiento y se apresta en estos días a discutir la letra chica de la propuesta, intentando mejorar su posición relativa. Recordemos que la demanda empresaria era superior a los 10.000 millones de dólares y que las declaraciones de las autoridades argentinas eran que Repsol debía compensar a la Argentina por el incumplimiento de la pauta inversora, la depredación de las reservas y el medio ambiente.

Está claro que la Argentina además de reducir la factura de energía requiere del ingreso de divisas, por inversiones o por préstamo para frenar la sangría de reservas internacionales, que ya suman 12.000 millones de dólares en lo que va del 2013.

La oferta a Repsol se inscribe en la decisión de política económica de la Argentina por retomar el camino de inserción en el mercado mundial de préstamos, inducir facilidades para el ingreso de capitales externos y al mismo tiempo mejorar el tipo de cambio para hacer atractivas las condiciones a inversores externos.

Estas tres cuestiones: las depreciaciones continuas del tipo de cambio, la búsqueda de préstamos externos y de inversores foráneos hacen converger en la coyuntura la demanda de los sectores económicos hegemónicos con la política oficial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Ser intelectual es dirigir”

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Eduardo Sartelli es Doctor en Historia y docente en las universidades de Buenos Aires y La Plata. Es autor –entre otras obras- de La Cajita Infeliz. Por eso es otro de los elegidos para reflexionar sobre el rol de los intelectuales a lo largo de la historia y el presente.

Osvaldo Bayer en el prólogo de la 4ta edición del mencionado libro es categórico: “Entonces, ¿quién domina? El poder económico. No nos mintamos con esto de que vivimos en una democracia. Es nada más que elegir entre dos o tres partidos según cuál tiene más slogans en televisión. Dice el libro: “El desconocimiento de la totalidad es la clave de todo el asunto”. Entonces, hay que estudiar cómo se mueve nuestra sociedad democrática capitalista, para entender quién tiene el poder (1)”.

Indefectiblemente, esa es una de las cuestiones principales: quiénes nos dominan y cómo lo hacen.

Sartelli responde sobre tales y esenciales problemáticas en la siguiente entrevista para CONTRAPUNTOS porque “la realidad no se ve a simple vista” (1).

• ¿Cómo definiría a un intelectual en estos tiempos “posmodernos y/o líquidos”?

• S= Un intelectual es lo mismo hoy que ayer: un elemento de dirección. En toda sociedad de clases, lo primero que se separa es la función de dirección de la de ejecución. En eso consiste, en ultimísima instancia, el poder: en dirigir el trabajo ajeno. El poder comienza como una función social, la función de dirección. De allí la supremacía que en todas las sociedades de clase se otorga a las cualidades intelectuales. De allí la supremacía del cerebro (o del corazón) frente a la mano. De allí el desprecio al trabajo manual. Ser intelectual es dirigir. Los intelectuales ejercen la función de dirección. Dirección técnica, dirección política, dirección moral. En un comienzo, todas ellas se encuentran reunidas en la misma persona: el jefe dirige los trabajos de cosecha, irrigación, etc., regula las relaciones entre los miembros y entre la comunidad y el exterior y establece las normas de lo bueno y lo malo, de lo justo y lo injusto, de las jerarquías necesarias que bajan del cielo mismo como tabúes, mitos y dioses. El propio desarrollo social obliga al desdoblamiento de funciones y la incorporación de nuevas capas sociales al cumplimiento de las mismas.
Existen diversas formas de dirección. Dirección técnica: toda clase requiere especialistas en sus diferentes funciones, desde las militares a las industriales. Es la primera dirección que se desglosa y da lugar a las figuras del guerrero, el ingeniero y el escriba. La segunda es la dirección política: un cuerpo especializado que ejerce la dirección de las relaciones que vertebran el poder a lo largo de toda la sociedad, pero en particular entre la clase dominante y la dominada: el político, el tribuno, el sindicalista. Entran aquí desde el presidente de los Estados Unidos hasta la manzanera duhaldista, desde el santo rey de Francia hasta Hugo Moyano. El último desdoblamiento construye aquellas figuras más cercanas al sentido común sobre el intelectual y que corresponden a la dirección moral: el cura, el periodista, el filósofo. Si la primera es una dirección de personas a través de cosas, si la segunda es la dirección de personas a través de personas, la tercera es la dirección de personas a través de ideas.
Así como se distribuyen las funciones de dirección, los intelectuales se ordenan en jerarquías, desde aquellos que parecen más descolgados del mundo material (filósofos, jerarquías religiosas) hasta los que habitan los lugares más prosaicos (maestros, punteros de barrio, gerentes de local de McDonald’s). Lo que caracteriza a los más encumbrados, a los que Gramsci llama “orgánicos”, es su capacidad para “pensar” (dirigir) los problemas más generales de una clase. Son “la reserva moral”, como Ernesto Sabato. O los que “realmente saben”, como Cavallo. O los que “tienen la manija verdadera”, como Duhalde. Cuando todas esas cualidades se juntan en un solo individuo, estamos frente a un portento histórico, un verdadero “padre de la patria”. Cualidades que en la Argentina pocos pudieron ejercer indiscutidamente: Rosas, Irigoyen, Perón, Roca.
Lo que caracteriza a la situación actual no es ninguna “liquidez” sino la fragilidad de la hegemonía burguesa junto con la debilidad de la política obrera. Carente de toda promesa a cumplir, dada la crisis rampante que se abate sobre el mundo, la burguesía no puede generar consensos poderosos, lo que se refleja en la incapacidad de sus intelectuales para actuar como dirección, sobre todo “moral”: no hay lugar para los Kennedy, los Gandhi, los Aron. Al mismo tiempo, la clase obrera no tiene todavía la energía suficiente como para postularse como salida a la crisis, de modo que tampoco tenemos Sartres, Guevaras o Marcuses.

• ¿Qué ha pasado con los intelectuales en estos años que se preocupan poco por el mundo de los trabajadores y los sectores populares?

• S=Como se ha dicho, hay intelectuales burgueses e intelectuales proletarios. Los burgueses se han preocupado mucho de los trabajadores: detrás de “problemas” como la “inseguridad”, la “marginalidad”, la “inestabilidad política”, el “terrorismo internacional”, la “pobreza” o el “hambre”, el “narcotráfico”, la burguesía ha producido una enorme masa de conocimiento sobre la clase obrera. Por el contrario, los intelectuales revolucionarios han estado más lejos de estas preocupaciones. La razón se deriva de la respuesta anterior: la burguesía no consigue controlar una situación social que la desborda permanentemente y que se le aparece como peligro que no puede conjurar porque la crisis le quita recursos y magnifica los problemas. Por eso todas sus preocupaciones son básicamente negativas y sus propuestas casi siempre puramente represivas. Los intelectuales ligados a la clase obrera recién ahora comienzan a recuperarse de la derrota histórica que sufrieron, junto con la clase obrera, durante los años ’70 y ’80. Recién ahora comienza un proceso de reconstitución y rearmado intelectual que intenta revertir la depresión que se abatió sobre ellos durante los ’90, década de la caída del muro, de las incertezas, época en la que, para decirlo en palabras de Eduardo Galeano, el intelectual marxista se sentía como “un niño perdido en la tormenta”. Todavía tiene mucho para andar, sobre todo para sacar a la teoría revolucionaria de la confusión actual provocada por la emergencia de los bonapartismos latinoamericanos y su supuesto “izquierdismo” (Chávez, Evo, Kirchner).

• ¿Ve que los sindicatos y las organizaciones populares apuestan por la formación política-teórica?

• S=Sí, de alguna manera todos necesitan alguna dirección, es decir, alguna forma de organización mental del mundo y una guía para la acción. Lo que sucede es que esa formación política y teórica está dominada por el nacionalismo, el campesinismo y el reformismo. Es decir, predomina la conciencia burguesa.

• ¿Cómo graficaría o resumiría los dispositivos de promoción y extensión de las ideas dominantes? ¿Los intelectuales del establishment no cumplen un papel clave en esa tarea?

• S=Esos dispositivos siguen siendo los mismos que hace décadas: la escuela, la familia, los medios de comunicación, etc. Lo que ha cambiado, como se ha dicho más arriba, es el dominio del reformismo, identificado con el populismo en América Latina. Este cambio ha provocado un cambio en el tipo de intelectual burgués dominante, que ya no es el viejo intelectual orgánico de derecha, sino el “progresista” con lenguaje marxistoide.

• Como docente: ¿se forman sujetos críticos en las universidades o institutos terciarios?

• S=Sí. Lo que hay que preguntarse es “críticos” de qué. Ser “crítico” no significa nada. Hay un pensamiento e intelectuales críticos de derecha, la crítica no es propiedad exclusiva de la izquierda. Hoy por hoy el pensamiento “crítico” dominante es el “progresismo” al estilo Carta Abierta, es decir, una crítica que no se sale de los marcos del sistema capitalista.

• No es casualidad que la Ley de Educación Superior siga siendo la misma de los ‘90...

• S=No, porque obedece a una necesidad de la burguesía de largo plazo: adecuar la educación a las necesidades de una clase obrera degradada en el proceso productivo. La nueva tecnología ha introducido la gran industria en dominios antes propios de una clase obrera manual más educada. Los procesos degradados, es decir, que no requieren mayores conocimientos, no requieren tampoco mayor educación, razón por la cual no es necesario elevar el nivel sino bajarlo. Por otra parte, una enorme masa de desocupados y población sobrante que crece con la crisis tampoco necesita educación, lo que le permite a la burguesía ahorrarse plusvalía en una tarea ahora innecesaria. La escuela se vuelve un elemento de simple contención social pero no un lugar donde se imparten conocimientos.

• ¿Qué historias, historiadores y visiones desean ser borradas por las historias predominantes?

• S=La historia que pone en primer plano la contradicción de clase, la que muestra que todos los problemas existentes se entienden desde una perspectiva clasista, materialista e histórica. Esa censura se ejerce no sólo desde la derecha, sino en particular hoy desde el progresismo.

• ¿Cómo pararse frente a un mundo hipermédiatico, audiovisual y no perder la mirada crítica?

• S=Partiendo siempre desde una mirada de clase: ¿esto que se me ofrece, qué tiene de bueno para los intereses generales de la clase obrera, es decir, para la eliminación de la explotación? Por otro lado, recordar que la crítica no tiene valor en sí misma sino por aquello a lo que apunta. Una “mirada crítica” desde un punto de vista proletario tiene que apuntar siempre al socialismo: ¿esto que me ofrecen, en qué sentido es compatible con una sociedad sin explotación? Desde ese ángulo, se trata de rechazar todo lo que no sea compatible con la crítica socialista del mundo.

• ¿Qué intelectuales uno nunca podría dejar de consultar (leer) para comprender la Argentina y el mundo de hoy?

• S=Depende qué es lo que quiera comprender. Uno estaría tentado de aconsejar que se lea principalmente a autores marxistas, pero en realidad, el problema no es a quién se lee sino cómo se lo lee. Creo que el mejor consejo sería: lea todo lo que pueda y le parezca útil, teniendo en cuenta lo que hemos dicho en las ocho respuestas anteriores.

Sartelli –en definitiva- es terminante. Como un breve viajecito marxista entre 9 preguntas. Y no se puede ser el mismo después de leer semejantes contestaciones.

“O frenamos esta carrera hacia la muerte o no habrá más futuro para la especie humana”, sentencia el también escritor de Patrones en la ruta.

O capitalismo o democracia.

De nosotros depende.

Nota:
1) La Cajita Infeliz. Un viaje marxista a través del capitalismo. Ediciones r y r. Mayo 2013.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Monsanto contamina el medio ambiente y también la democracia

Emiliom Marín (LA ARENA)

La multinacional que monopoliza la producción de semillas transgénicas es noticia por las situaciones de violencia que genera. Por caso en Córdoba. Matones de la Uocra y luego la policía golpearon a ambientalistas y vecinos.

La última noticia relacionada con Monsanto procedió de Córdoba. Ocurrió este jueves 28, en la planta de tratamiento de semillas que la multinacional viene construyendo sin contar con el previo informe de impacto ambiental requerido por la ley de ambiente.

A las 8 de la mañana, 60 matones traídos por la Uocra en dos colectivos y vehículos, atacó sin previo aviso a los vecinos y ambientalistas en su campamento de protesta. Las carpas están desde el 17 de septiembre pasado, cuando comenzó el acampe, motorizado por la "Asamblea Malvinas lucha por la Vida". Jóvenes de ambos sexos y vecinos fueron golpeados con palos y piedras por la patota. La agresión tenía un objetivo preciso: que 7 camiones llegados desde la planta de Monsanto en Rojas, provincia de Buenos Aires, pudieran ingresar y descargar su material.

Hubo 20 heridos, a pesar que en el sitio estaban diez policías como custodia preventiva. Los uniformados no hicieron nada para impedir la agresión ni para separar a los violentos. Peor aún, tres horas más tarde, cuando habían recibido refuerzos de la Guardia de Infantería, en vez de atender los reclamos de los manifestantes, los reprimieron con balas de goma.

Los heridos fueron a declarar ante la fiscalía de Víctor Chiapero, quien dijo estar tratando de identificar a los intervinientes. Menuda tarea, aunque el fotógrafo Andrés Baissero, de Ecos Córdoba, le dio una interesante punta: uno de los vehículos que trasladó a la patota es una Iveco placa DZZ 611, con patente oficial del gobierno de Córdoba. Las fotos circularon por las redes sociales y fueron publicadas por La Mañana de Córdoba en su edición de ayer. Son seis fotografías y recién en las dos últimas el chofer logra pararse al frente de la unidad con la vana intención de tapar la patente.

Entre las heridas estuvo Sofía Gatica, emblemática integrante de Madres de Barrio Ituzaingó, que el año pasado logró llevar a juicio el primer caso de contaminación por fumigación de los sojeros de los suburbios. Ella fue golpeada en septiembre en el acampe y ayer nuevamente, siendo internada en el Hospital de Urgencias. En los días previos fue amenazada en un colectivo y luego golpeada por dos personas a la salida del trabajo. ¿Hay que ser mal pensados para sospechar que Monsanto movió los hilos de la Uocra y represión policial?

Con gobiernos de turno

La multinacional con sede en Missouri, Estados Unidos, detenta una posición hegemónica en semillas transgénicas de soja y maíz. Logró tal hegemonía con una política comercial de anchas espaldas financieras y mucho apoyo de diversos gobiernos.

Su táctica sudamericana fue vender "libremente" las semillas, atadas al glifosato y todo un paquete tecnológico, para ir ganando mercados. Su estrella de esos años fue la RR Round Up, autorizada en los años '90 por Carlos Menem y especialmente su secretario de Agricultura, Felipe Solá (que luego recaló en el duhaldismo, el kirchnerismo y actualmente en el massismo).

Una vez que copó la parada, desde 2012, Monsanto hace firmar a los productores un contrato por el que los obliga a pagar regalías, a no utilizar semillas para la resiembra y a permitirle a la firma fiscalizar su uso. Según su propaganda, la apretada le ha reportado el "acuerdo" del 80 por ciento de sus clientes. Por las dudas, con el auspicio del último ministro del área, Norberto Yauhar, la multinacional impulsó un proyecto de ley de semillas que asegurará su negocio y el de otras multinacionales como Syngenta, Bayer, etcétera.

Lo bueno es que ese riesgo mortal para miles de pequeños propietarios rurales y pueblos originarios ha despertado la oposición de la Subsecretaría de Agricultura Familiar, el Movimiento Nacional Campesino Indígena, el Movimiento Campesino de Córdoba y otras entidades que defienden al verdadero "campo".

Monsanto no descansa. En el suplemento de La Voz del Interior (6/9) hacía la propaganda a toda página de su novedad en semilla. En medio de la publicidad, una línea aclaraba lo obvio: "Para acceder a los beneficios de Intacta RR2 PRO deberás suscribir una licencia de uso con Monsanto".

La justicia también...

El gobernador José M. de la Sota hace todo lo posible para concretar la polémica fábrica de Monsanto en Malvinas, a 16 kilómetros de la capital cordobesa, en un predio de 27 hectáreas contiguo a barrios y escuelas de esa localidad. Esto último fue denunciado desde el comienzo por los vecinos y las entidades ambientalistas que los apoyan, caso de "Médicos de Pueblos Fumigados" del médico Medardo Ávila Vázquez (querellante en el juicio por las fumigaciones en Barrio Ituzaingó), la fundación Funam del biólogo Raúl Montenegro y el Club del Derecho del abogado Federico Macciochi. Este espectro funciona y apoya a la "Asamblea Malvinas lucha por la Vida" donde hay varios referentes, entre ellos Gastón Mazzallay y la propia Gatica.

El anuncio sobre la "inversión" la dio, muy contenta, Cristina Fernández de Kirchner en junio de 2011 en su comparendo ante el Council of Americas reunido en Nueva York, con su anfitriona, la banquera Susan Segal. La presidenta manifestó que Monsanto ya había impreso un folleto y "cuando eso sucede -dijo- es porque la inversión ya está asegurada".

Su adversario De la Sota también festejó la novedad. Y último en la cadena de mandos político, se sumó el intendente radical de Malvinas, Daniel Arzani.

Este terceto, en especial el dúo que vive en Córdoba (gobernador e intendente), se ha negado a dos de las peticiones de los manifestantes y ambientalistas: realizar una audiencia pública para escuchar las razones y sinrazones de las partes; y proceder a una consulta popular de la población de Malvinas, para saber si ésta está de acuerdo o no con la polémica instalación.

Supuestamente las ventajas de la inversión, por sus efectos económicos y puestos de trabajo, serían tantas e inobjetables, que el intendente y el gobernador no deberían tener ningún problema en ganar por goleada la votación. Sin embargo la niegan.

La corporación de Missouri ha colonizado la justicia mediterránea. Todos los recursos presentados por el abogado Macciochi han sido rechazados: ni audiencia pública, ni consulta popular ni informe de impacto ambiental previo a las obras.

La jueza Graciela Escudero de Fernández y luego el Tribunal Superior de Justicia (de Injusticia, se ironiza), fallaron en un sentido supuestamente salomónico: autorizaron el avance de las obras, pero dijeron que luego no se puede operar si no está el informe ambiental.

Contamina la democracia

Es obvio que hay una trampa. Nadie va a comprar un predio de tantas hectáreas y hacer una inversión millonaria, si no tiene asegurado que lo van a dejar producir. Y la inversión cordobesa produciría 60.000 toneladas de granos de maíz al año, habiendo sido presentada como la más grande en su tipo a nivel internacional de la compañía. Esas obras no se encaran sino hay suficientes garantías gubernamentales y judiciales.

En cambio donde a la firma no le ha ido bien fue en Río Cuarto. El intendente radical Juan Jure, con el apoyo de la Universidad Nacional, y la oposición de la Sociedad Rural y el Centro Empresario, resolvió rechazar la instalación de Monsanto. Lo hizo basándose en la evaluación de impacto ambiental de la Dirección de Zoonosis y Ambiente del Entre Descentralizado de Control Municipal y el dictamen jurídico de la Fiscalía Municipal.

En esa importante ciudad del sur provincial, la multinacional y su asociada Bio4, que ya está radicada en el Parque Industrial, tenían pensado instalar un centro de investigación y mejoramiento de variedades de soja e híbridos de maíz, con depósito de agroquímicos, según informó la Revista El Sur, n° 93, noviembre 2013 ("El rastro de Monsanto").

Muy buen dato que Jure cerrara las puertas a la empresa sindicada como gran envenenadora mundial, por más que sus directivos sigan ganando premios internacionales. Robert Fraley, director de Tecnología de Monsanto, al recibir en octubre pasado el Premio Mundial de Alimentación 2013, aseguró que "treinta años de investigación han validado la seguridad de los productos biotecnológicos" (Infocampo, 1/9).

El vocero de la compañía en Córdoba, Adrián Vilaplana, en declaraciones a los medios volvió a negar de plano la consulta popular con el falaz argumento de que la sociedad necesita información y no política. Como si su información y su política empresaria no estuvieran contaminadas no sólo con glifosato sino también, y sobre todo, por bacterias antidemocráticas. Negar la votación, tildar de violentos a los asambleístas, concertar la patoteada con la UOCRA para que los camiones de la empresa pudieran ingresar, presionar a la justicia, concertar con medios monopólicos locales una versión edulcorada y casi "verde" de Monsanto, es afectar la democracia.

El cronista la corta aquí. Se tiene que ir a ver "El mundo según Monsanto", de la francesa Marie-Monique Robin, película con la que hoy cierra el ciclo de cine "El ojo crítico" que se desarrolla en el gremio de Judiciales de Córdoba.

Foto: Argentina, La presidente Cristina Fernández de Kirchner reunida con representantes de la multinacional Monsanto en 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El ciudadano Kane // El ciudadano Fort

Alfredo Grande (APE)

Orson Welles filma en la década del 40 la que dicen es la mejor película en la historia del cine: “El Ciudadano”. Nominada a varios premios de la Academia de Hollywood, obtuvo al de mejor guión. Si bien el personaje del ciudadano Kane remite al magnate de las comunicaciones, Hearts, también tiene elementos autobiográficos del propio Welles. Ratificando que la historia se repite como grotesco, hace pocos días fallece el ciudadano Fort. Un personaje de ficción remite a una persona real, en el caso de Kane, y una persona real termina remitiendo a un personaje de ficción, en el caso de Fort.

Oponer ficción y realidad ya no es posible. No solamente porque la realidad virtual implica necesariamente la virtualización de la realidad. La prueba de realidad es lo único que nos permite diferenciar entre pensamiento y delirio, entre percepción y alucinación. El dilema es que la cultura represora anula, amputa, decapita, la prueba de realidad. El “miente, miente, miente, que algo quedará”, demostró ser demasiado acotado. No quedó algo: quedó todo. Y la mentira no es solamente lo opuesto a la verdad. Se puede mentir con la verdad. Se llaman mentiras piadosas. Que también pueden ser mentiras nada piadosas. Incluso profundamente crueles.

Desde el techo

Algunos llaman a esto “nacionalización de YPF” ocultando lo que luego aparece como “indemnización sin anestesia”. Si el kirchnerismo aparece como un relato, luego de la debacle política de las últimas elecciones, más allá que no haya sido una catástrofe electoral, el relato ahora es purísima ficción política. Como no hay prueba de realidad, porque sin ir mas cerca, tenemos cláusulas secretas en los acuerdos salvadores de la patria, lo ficcional ocupa comodamente el centro y el costado de todas las escenas. Es la diferencia entre el ciudadano Kane y el ciudadano Fort. La construcción de un imperio informático desde los cimientos no es lo mismo que un imperio informático se construya desde el techo.

Kane construyó lo que luego terminaría siendo su propia destrucción. Fort no construyó aquello que termina siendo también su destrucción, pero ni siquiera pudo saber, y nosotros menos, si por lo menos era propia. En Kane el deseo tiene la desmesura del genio. En Fort el mandato se impone aún cuando pretende ignorarlo. En Kane se hace evidente de que hay deseos que no pueden contenerse en una sola persona. El genio creador si no inventa los dispositivos necesarios que contengan y amplifiquen su llama, se consume en su propio fuego.

El ciudadano Fort no se consumió en el fuego del deseo propio, sino en el incendio sin control del mandato ajeno. Mandato del padre y luego mandato de lo ficcional. Ficciones que matan. Hasta el cuerpo dejó de pertenecerle, porque restituyó formas de una manera artificial y por los mandatos de la estética bizarra del mercado. Kane es una parábola siniestra que marca que una carencia primaria no puede ser compensada por abundancias secundarias. Kane al morir balbucea “Rosebud”. El nombre del trineo perdido. El nombre de una carencia primordial. Conocer el nombre de lo perdido no es lo mismo que encontrarlo, pero permite una añoranza y un recuerdo. Habilita una palabra que si bien no alcanza, es decir, no nos alcanza el objeto perdido, nos permite mirarlo desde alguna forma de la cercanía. Es como el olor de la flor que recuerda la flor.

Palabras

El ciudadano Fort no busca ninguna palabra adentro, porque desespera por escuchar palabras del afuera. Que lo miren aunque no pueda mirar a los que lo miran. Mirar focos de luz, cámaras, audios, no es lo mismo que mirar ojos que nos miran. Añorar un trineo no es lo mismo que alucinar un cuerpo. Construir una empresa no es lo que mismo que restituirse como empresa. No es lo mismo pintarse que tatuarse. No es lo mismo ponerse tacos que alargarse las piernas. El ciudadano Kane opera con desplazamientos, con metáforas, con despliegues hacia un afuera que conquista al transformarlo. Cuando muere, encuentran lo que él construyó.

El ciudadano Fort está enfermo de su propia realidad. Pensamiento y sentimiento que no pudo parar. Cuando muere, sólo se encuentra lo que ya estaba. Una fábrica de chocolate que su padre había fundado. Quizá haya tenida alguna noción de que ni siquiera ese cuerpo artificializado era propio. Su decisión final de cremarlo asi parece indicarlo. Decisión que, no podía haber sido de otra manera, tampoco fue respetada. O sea: el ciudadano Fort quiso entregar su cuerpo a las llamas del afuera que desintegraran, ahora sí, los mandatos crueles del adentro. Pero su cuerpo sigue allí, donde lo dejaron, cruel advertencia de que no podrá descansar en paz.

Rosebud

El ciudadano Kane tampoco, aunque el trineo entre los labios, el balbuceo de “rosebud”, pudo ser la caricia de la despedida final. La parábola que une los destinos del ciudadano Kane y el ciudadano Fort es un potente analizador de las diferentes herencias. La faraónica desmesura de un Kane deja las pirámides de un imperio. La pornográfica aventura de un Fort no deja nada. Un relato verdadero, el de Kane, no ahorra tristezas, dolores y agonías. Pero deja la alegría de haber sido, de haber deseado, de haberle intentado. Un relato ficcional, el de Fort, busca ahorrar tristeza, dolores y agonías. No se entera que la fama, además de ser puro cuento, es delirio y es alucinación. No aparece en televisión porque es famoso, sino que es famoso porque aparece en televisión. Y con un costo altísimo, pornográfico, cuyo fundante es la explotación que su empresa hace del trabajo asalariado y esclavo de obreras y obreros.

Cruel fundante que la farándula, ese carnaval del mundo que duele tanto, oculta porque de ese ocultamiento vive. El ciudadado Kane descubre, y en ese descubrimiento desmesurado, inventa, construye, amplifica. Llega incluso al extremo límite de su propio fundante erótico: rosebud.

El ciudadano Fort encubre. El encubrimiento desmesurado lo lleva a restituir su propia forma. Es Franskestein y es Muñeco. Autoengendramiento que en la pretensión ficcional de alejarlo de su origen, el conflicto con el padre, lo acerca y lo choca con su destino: nadie es padre de sí mismo. El mismo cuerpo que pretendió gerenciar como una empresa, lo traiciona cuando estalla en sangre.

Rostros verdaderos

El ciudadano Kane prolonga su cuerpo en la construcción de un palacio para todas las estaciones. El ciudadano Fort repliega su cuerpo hasta que se choca contra sí mismo. Son dos formas diferentes de ciudadanía. La de Kane, transforma la realidad, la interpela, la deconstruye y construye, la amplifica. No es un discurso ni un relato. Es una praxis pasional y loca. El ciudadano Fort restituye, simplifica, destruye, repliega. Es un relato vacío, vaciado, con cimientos en el techo, marca atroz del derrumbe. El ciudadano Kane cae. El ciudadano Fort colapsa. El ciudadano Kane seguramente es una de las formas de la derecha. La más sincera y auténtica. Individualista. Exitista. Tiránica. Despótica. El ciudadano Fort es una de las formas de la derecha mentirosa. Disfrazada de populismos mediáticos, masividades truchas, notoriedades berretas, famas mal conseguidas.

Es más fácil combatir al enemigo con su rostro deforme, que al enemigo oculto en la máscara atractiva y seductora. Tendremos que pasar del desalambrar que proponía Viglietti, al desenmascarar. Las máscaras nos hacer perder el tiempo y las ganas que necesitamos para el combate contra los rostros verdaderos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Sin gorra ni cachiporra: Repensando el rol de la cárcel en la sociedad

OTRO VIENTO

Reflexiones sobre las ideas de resocialización y reinserción.

Atrapamuros es un colectivo que desde hace seis años se mete en las cárceles de la ciudad de La Plata para proponerle a los presos y las presas talleres abordados desde la educación popular. Tras estos años de trabajo, y teniendo en cuenta nuestro constante intercambio con lo que ahí adentro se llama “la calle”, nos parece necesario criticar dos conceptos que no suelen ser cuestionados, pero sí muchas veces mencionados: la reinserción y la resocialización.

Para empezar, somos conscientes que al intentar analizar estas ideas estamos desechando la peor de las posturas, ya que hay quienes no dudan en repetir “que los delincuentes se pudran en la cárcel”, frase tan trillada como aberrante. Esa es una postura retrógrada, sí, pero igualmente creer que la cárcel es una institución rehabilitadora que reinserta y resocializa personas tampoco es tan copado.

Vamos de a poco e intentando ser claras: pensemos qué significa esto de resocializar. De entrada podemos especular con que resocializar sería algo así como reformar a una persona; que deje de ser alguien que la sociedad no quiere que sea para ser alguien que la sociedad sí quiere.

Lo primero que hace ruido es esta idea escondida de que es posible borrar del interior de una persona todo aquello que ha construido desde que nació: las experiencias vividas, los valores aprendidos, la cultura incorporada y la personalidad creada. Todo lo que se quiere borrar pretende ser remplazado por nuevos valores. Y nos preguntamos, estos valores ¿a quiénes les sirven? ¿Quién los decide? ¿Para qué son? ¡Qué miedo pensar que pueda ser cierto que las personas sean amoldadas dócilmente a este sistema!.

Ahora bien, hasta acá charlamos del significado de la palabra, pero si lo observamos en la práctica es aun más incoherente. Resocializar sería la pretensión de que el individuo mejore sus lazos con la sociedad. La cuestión está en que la estrategia para lograr esto consta del encierro y del aislamiento. Para rematar, la persona no solo está aislada y encerrada, sino que vive en condiciones indignas. En la cárcel se come mal, se duerme mal, se respira mal y se vive mal. En la cárcel se pierde el derecho a la salud, a la educación, al trabajo, y, ya siendo casi irónicas, a la vivienda digna..

Pasemos del primer re al otro re: de la resocialización a la reinserción, que no son lo mismo pero van de la mano. En la segunda etapa se supone que el/la preso/a ya fue resocializado/a y está listo/a para volver a la sociedad. Lo curioso de esto es que presupone que dicha persona dejó de ser parte de la sociedad por un momento, como si la cárcel fuera un hoyo en la tierra. Sin embargo, la cárcel es una institución bien propia de la sociedad en la que vivimos y de ninguna manera está aislada de ella. En su interior viven personas que nacieron en esta realidad y que van a salir para seguir transformándola y transformándose. Entender que la cárcel tiene una dinámica social es lograr ver que adentro se viven muchísimas cosas, todos los días y en todo momento. Es imprescindible darle valor a los años que hombres y mujeres pasan encerrados/as, y no sólo apostar al momento de su salida en libertad.

A fin de continuar develando falacias, criticamos la intención de que la reinserción sea una tarea que debe afrontar el individuo por sí sólo, ya que éste se supone que fue rehabilitado, y ahora está capacitado para toparse con una sociedad que le dará la bienvenida. ¡Pero ojo! Alertamos que no depende de la “buena voluntad” por parte del detenido/a, y que la sociedad no estará tan predispuesta. Es imprescindible entender que estamos hablando de un problema que nace en el centro de la sociedad, siempre es producto de la misma, y tiene consecuencias en las diversas historias de las personas. Reducir la cuestión a meras decisiones personales es un análisis pobre, necio e inservible.

Para terminar de entender esto de la reinserción vayamos al momento previo al encarcelamiento: ¿quiénes van a la cárcel?, ¿por qué? La cárcel, casi en su totalidad, está poblada de gente pobre. Gente pobre que a lo largo de toda su vida fue excluida de los derechos más básicos. Luego, una vez encerrada, siguieron siendo marginados/as, pero ahora dentro de una institución estatal muy particular. Y se pretende que una persona, en dichas condiciones, cargando con el estigma de la cárcel y la deshumanización que atravesó en el encierro, pueda salir y encajar en las normas establecidas y ser un “buen/a vecino/a”.

Con todo esto no queremos que se confunda nuestra posición. Obviamente consideramos que las personas que toda su vida fueron marginadas deben dejar de serlo. Pero esto no sucederá nunca por estar diez años en cana ni será un proceso individual. A lo largo de la historia la sociedad fue construyendo las desigualdades que hoy padecemos, y los sectores más desfavorecidos fueron creciendo como consecuencias de múltiples políticas nefastas. Nada se soluciona con un muro y una reja, el cambio real tiene que ser social y colectivo o no se dará..

Si Atrapamuros elige la cárcel como espacio de militancia es principalmente por dos cuestiones. Por un lado, tenemos la real intención de visibilizar aquello que constantemente y desde su origen intenta ser tapado, por eso entendemos que es fundamental sacar esas voces que se encuentran tras los muros. Por otro lado, si entramos semana a semana, es porque en la cárcel encontramos hombres y mujeres que son elementales para construir una nueva sociedad. Estas personas que siempre fueron invisibilidades son con las que hace años elegimos dialogar, intercambiar opiniones, aprender en conjunto y organizarnos colectivamente.

Nos damos la tarea de construir desde abajo con las compañeras y compañeros que se encuentran privados/as de su libertad, porque nadie mejor que ellos/as puede decir las cosas que son necesarias cambiar para vivir en una sociedad mejor. Codo a codo es como queremos avanzar y aprender. En cada taller semanal intentamos llevar adelante esta decisión porque no queremos “sacar gente buenita”, sino pensar entre todos/as el mundo que deseamos, y planear cómo lo vamos a lograr.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. Megacausa La Perla: “Los Comandos Libertadores de América operaban desde 1974”

Katy Garcia (PRENSA RED)

Así lo aseguró Carlos Hairabedián, sobreviviente de la dictadura cívico militar, detenido el 27 de marzo de 1976. Pasó por los campos de concentración La Perla, La Ribera y el D2, fue alojado en la UP1 y trasladado varias veces a La Plata. Quedó en libertad vigilada a fines de 1979. También declaró Ceferino Reato quien afirmó que Pietragalla y Jensen fueron las primeras víctimas del aparato parapolicial.

El testigo comenzó por su historia personal “que no se agota en mí, sino que implica a miles de argentinos”, aclaró. Fue citado además por la muerte de Hugo Estanislao Ochoa, militante de la Juventud Peronista y delegado del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), secuestrado el 12 de noviembre de 1975, a la madrugada y asesinado por el Comando Libertadores de América (CLA) cuando estaba a punto de denunciar la presencia de fuerzas irregulares, armadas, ajenas al sector. Sobre este hecho manifestó que a su real entender fue así. “Absolutamente. No podrían haber actuado sin la aquiescencia y el respaldo del Estado de aquél entonces”, afirmó. Y añadió que desde 1974 se encontraba operando.

En primer término se refirió a la antesala del Golpe que ubicó aún antes del Navarrazo. Consideró que todo comenzó en junio de 1973, cuando fue nombrado Juez de instrucción por el gobierno de Ricardo Obregón Cano y Atilio López. “Casi inmediatamente a la asunción de mis funciones, comenzaron una serie de amenazas que iban aumentando progresivamente. Por aquél entonces dispuse el procesamiento de un oficial de policía por el delito de tortura”, afirmó. Agregó que el clima de violencia se agudizó con el Navarrazo aunque. la derecha peronista antes del golpe institucional puso en marcha “su formidable aparato atemorizante, de intimidación, con publicación de solicitadas, volanteadas y la toma de la desaparecida LV2. Los ataques estaban dirigidos según el testigo “a tres personas que ellos sindicaban como de penetración y dominio marxista: Obregón Cano, Erio Alfredo Bonetto, ministro de gobierno, y el juez de instrucción, que era yo”, expresó.

Al otro día del golpe policial, ocurrido el 27 de febrero de 1974, fueron a buscarlo pero no se encontraba en su domicilio. Durante la jornada habían sido detenidos cerca de setenta funcionarios del gobierno y explotaron tres bombas en los domicilios: “una por un error cerca del domicilio del doctor Bonetto, otra en mi domicilio y la otra en lo de Obregón Cano. Eso terminó con la caída del gobierno y yo continué mis funciones judiciales”, amplió.

Recordó además que en un episodio anterior fusilaron a cinco cooperativistas de Amstrong, provincia de Santa Fe, en enero de 1974. Y que ese mismo año durante el aniversario del Cordobazo un grupo irrumpió en un domicilio que se encontraba en construcción con la intención de matarlo. Y que tuvo que refugiarse en la casa de su vecino García Montaña “que no tenía ninguna simpatía conmigo pero me alojó y protegió del grupo armado que después supe era de origen policial”, comentó.

En relación a la explosión de las bombas dijo que tuvieron amplia repercusión pública. No obstante el automóvil que le había sido asignado también fue atacado. Ante esta situación de “una represión feroz e implacable muchos me dijeron que me vaya del país, a México o España”, pero no lo hizo. Entre los que lo aconsejaron citó a los doctores Ricardo Núñez y Antonio Hernández, este último secuestrado y asesinado después en Buenos Aires.

Aviso

Tiempo después, un oficial de apellido Carranza que trabajaba en el mismo juzgado fue secuestrado y llevado al campo de La Ribera. Al regresar lo alertó sobre inminencia de un Golpe “que me iba a producir consecuencias inolvidables para mi vida”, rememoró.

Se retrotrajo a la vida universitaria donde se reconoce como “un agitador” al que identificaban como “filocastromarxista” pero que era peronista. Trabajaba en radio Municipal, tomada en 1963, durante el conflicto de Azules y Colorados.

En 1969 se incorporó al diario Los Principios, de orientación católica, y tenía a su cargo la sección tribunales. Durante el Cordobazo, en la esquina de Arturo Bas y San Juan donde cayó muerto Máximo Mena, lo llevaron preso y puesto a disposición del PEN y trasladado a la cárcel de Encausados junto a Lucio Garzón Maceda. “Hablé con (Albano) Harguindeguy, en esa época se podía, y en ese momento me sacaron la disposición del PEN”, comentó. La medida fue tomada al conocer su pertenencia al periódico citado. “Eso forma parte de esta historia, que va quedando archivada”, señaló.

El Golpe

El 27 de marzo de 1976, frente a lo que es hoy el complejo Dinosaurio de Rodríguez del Busto, y donde había un cuerpo de vigilancia policial fue detenido, esposado y llevado a la Unidad Regional donde “nadie me dijo nada, ni me preguntó nada, hasta que a las cero hora de esa noche, el oficial de guardia me llama porque irrumpe una dotación militar. Y me dice al oído el oficial de guardia: lo lamento doctor pero lo tengo que esposar y vendar y que dios lo ayude”, dijo. De ahí fue llevado en un camión. “Pensaba en mi familia y en las advertencia que me había hecho Carranza. Era un país sombrío, aterrorizado, pero no sabía que iría a pasar con el conjunto de la sociedad, y con mi familia y mis hijos que eran niños de 8 y 6 años”, reflexionó.

De ahí lo llevaron a La Perla y “paradojalmente, sin violencia, fui depositado en un pozo. Pensaba que era el pozo fúnebre. No podía separar el pozo de la muerte, para mí era eso. Pasó una hora y recuerdo que estaba vestido de Juez de saco y corbata. No hicieron alusión a mi situación y en horas de la madrugada me llevaron en un auto, vendado, a la guardia de la Escuela de Aviación militar. El corto trayecto me hizo pensar que no había ido a otro lugar que no fuera La Perla”, aseveró.

Sustitutos de Dios

En ese lugar lo hicieron recorrer el predio donde pudo ver a los funcionarios de Bercovich Rodríguez, Risso, Figueredo y Tejada y que le hicieron un simulacro de fusilamiento. “Dispararon las armas mientras me colgaban del cuello de la camisa, como corriendo, haciéndome prever el final como si fuera un fusilamiento”, describió. El grupo de cadetes era el que gatillaba las armas pronto a reanudar los cursos lectivos en ese centro educativo. En esta línea analizó que la fuerza aérea no quería prisioneros y que un vice comodoro le manifestó que “habían decidido darme una lección porque tenían una idea de justicia superior a la sucia que yo representaba. Y de acuerdo a esa fuerza habían sustituido a Dios”, explicó.

En la UP1

Tras ese periplo fue a parar a la Unidad Penitenciaria donde ingresó en la madrugada del 15 de junio, día en el que asesinaron al médico René Mouckarcel, militante del PRT, estaqueado, en un patio interno del penal.

Hairabedián narró su estadía en el Pabellón 10 al que dscribió como “un lugar tenebroso, con algunos colchones, donde unas 80 personas privadas de su libertad, ignorantes de lo que pasaba afuera, encerrados, con una tesitura propia, cada uno, entre los que se encontraban los que venían de antes del 24 de marzo, donde tenían a los que iban a matar. Entre los que recuerdo estaba un amigo el doctor Miguel Hugo Vaca Narvaja”, recordó.

En la UP1 se encontró con varios conocidos muchos de los cuales creyeron que iba como funcionario judicial. Tras el golpe había sido cesanteado, sin embargo, fueron a la prisión a pagarle los haberes correspondientes.

Pegar por pegar

El testigo avanza y retrocede en el tiempo. Los recuerdos lo invaden. Así, narró una requisa acompañada de una golpiza general donde los prisioneros, desnudos, eran arrojados uno encima del otro. Las autoridades carcelarias -estimó- no tenían ningún tipo de control y después íbamos a saber que había tensiones entre el director Torres y los militares.

El abogado contó que había dirigentes sindicales, comunitarios, de la universidad, políticos, y personas que no tenían militancia alguna. “Otros estaban por error, por ser amigos de los que estaban presos, gente que no tenía militancia como el decano del IMAF y podría seguir con la lista”, consideró.

Entre los últimos, nombró a Carlos Bergman, Jaime Pompas y miembros de la Comisión del Festival de Cosquín. Y entre los primeros a Carlos Zanini, los hermanos Gioja, la conducción del Smata excepto Rene Salamanca que había desaparecido el 24 de marzo.

De la Sota

También se acordó de la presencia de José Manuel de la Sota, detenido en el pabellón 9 y sus continuas “críticas y quejas” porque había ido a parar a un lugar que “era un nido de subversivos”. Y prosiguió diciendo que el actual gobernador se vestía en esa época con “ropa negra” y que estaba en las “antípodas de mi pensamiento”.

El querellante Miguel Ceballos le preguntó sobre la alusión a De la Sota y su vestimenta. “Antes (de caer preso) estaba de campera negra y yo lo asocie mucho con ideas de derecha típicas, no podía estar con esta gente que era de izquierda. Personas que lo habían aislado y no le daban bola”, dijo citando a Juan Gelman y la inclusión del término “boludo”.

El Gordo bueno

En octubre de 1976 fue trasladado al campo de La Ribera “una cosa ominosa, se relacionaba con la muerte”. Allí lo “atendió” un interrogador civil, le sacó la venda, lo invitó a comer torta y le dijo que lo conocía de radio Municipal. Se presentó como “El Gordo bueno” y de movida le avisó que “usted es un tipo odiado por los altos mandos del ejército”, hizo alarde de su poder para resolver el destino de muchos pero que aclaró que abajo estaba “El Gordo malo”. La conversación según lo que cuenta el testigo era desopilante. La indagación estaba orientada a conocer el paradero de una mujer de apellido Ceballos Amuchástegui – supuestamente conocida por el testigo-, que habría conocido a un militante montonero a quien se le atribuía la muerte del cónsul de los Estados Unidos en Córdoba.

El interrogador civil le dijo que la Comunidad Informativa le había bajado el pulgar. “A usted lo odian” le volvió a decir. Permaneció en la Ribera unos 10 días. Recordó que se enteró que se hallaban ahí Tucho Ruffa y Pablo Chabrol.

A usted Barreiro lo vi…

Más adelante, el abogado defensor Viola le preguntó si lo volvió a ver a Ludueña. Dijo que sí, que un día fue con su hijo –presente en la sala- a conocer el estadio y escuchó que alguien le gritaba “doctor Hairabedian, y veo a un grupo entre los cuales lo ubico”, dice mientras gira la cabeza hacia atrás. “A usted Barreiro, lo recuerdo, era rubio”- le dijo de pronto el testigo al represor-. Y completó: “Estaba en la pieza del lado”, aludiendo a los interrogatorios que le hacía el Gordo Bueno. Barreiro solo sonreía.

Luego retomó el tema sobre Ludueña a quien volvió a ver cuando intentó contar con su asistencia para un caso de “falso testimonio” que no aceptó. “Tenía inquina con los poderosos. Jugaba a ser una especie de un reparador de injusticias”, especuló.

El testigo señaló que los torturadores se ensañaron con los judíos y con los homosexuales y que se enteró que lo mismo pasaba con las mujeres.

Cuando fue trasladado a La Plata compartió la celda con el contador Fierro hasta fines de 1977 que lo traen a Córdoba y su compañero parte al exilio. En esa prisión dijo que se podía leer y destacó que el diario “La Prensa” a pesar de ser “ultraliberal” daba cuenta de noticias que otros no publicaban como las salidas de prisioneros afuera del país, habeas corpus, listados de los liberados, entre otras.

Sobre el Mundial 78 recordó que el plan era tener una fuerte dotación de prisioneros en condición de rehenes haciéndoles saber que cualquier cosa que les sucediera a los militares sería castigada según el rango del afectado con una cantidad de asesinatos de militantes.

Ese año “tuvimos unas experiencias dantescas” contó refiriéndose a una requisa brutal realizada el 11 de marzo, aniversario del triunfo electoral de la fórmula Cámpora- Solano Lima. “Cada celda tuvo un tratamiento igual de feroz. Tenían necesidad de golpear, el castigo por el castigo mismo”, remarcó. Y destacó el ensañamiento empleado para con los judíos como Pompas y con cualquier signo que indicara. homosexualidad.

Tras el mundial fue llevado nuevamente a La Plata y recién fue liberado en febrero del 1979 bajo el régimen de libertad condicional. Hace poco, tomó conocimiento que figuraba en las listas publicadas recientemente como “prohibido e irrecuperable” para trabajar en los medios.

Al mediodía se suspendió su testimonio para continuar después tras la declaración por teleconferencia del periodista Ceferino Reato propuesto por la defensa como testigo de contexto.

Testigo de cuentas

El periodista Ceferino Reato aportó los consabidos datos que hizo públicos en sus libros y que aluden a la cantidad de desaparecidos. Claudio Orosz, representante de la querella lo indagó sobre como obtuvo los facsímiles que obran en el expediente y que publica en su último libro en relación a Marcos Osatinsky. El periodista respondió que no revelará las fuentes y el abogado le aclaró que se trata de una prueba y que realizará una presentación penal.

En cuanto al CLA afirmó que fue creado por orden de Menéndez después del ataque en Formosa y que el debut oficial es el secuestro y muerte de los jóvenes estudiantes, en represalia por lo de Entre Ríos y la operación Moncholo.

Para el periodista, citado por la defensa de los imputados como testigo de contexto “hubo 7 mil desaparecidos.

“Lo más controvertido de su libro es el tema de los desaparecidos”, le dio pie Viola. Reato manifestó que antes del golpe se creó el Comando Libertadores de América y que las desapariciones empezaron en 1975. Según sus investigaciones dijo que “la mejor fuente sobre las víctimas de la dictadura es el Nunca Más y el informe de la Conadep. (…) En Córdoba hubo 438 desaparecidos y 120 ejecuciones sumarias. En total hubo 7 mil desaparecidos, según sus cuentas.

En este punto Orosz le preguntó qué conocía sobre Pietragalla y Jensen y respondió que según sus fuentes ambos habían participado en Formosa como comandos de Montoneros, que se refugiaron en Córdoba donde son secuestrados y luego fueron las dos primeras víctimas del recientemente creado CLA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Regresión feudal: Funcionario de Urtubey asume como Juez de Corte en Salta

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

Reafirmando el modelo de autoritarismo y sumisión del Poder Judicial, al Poder Ejecutivo. Tal como lo hiciera durante los 12 años de gobernación el peronista Juan Carlos Romero, ahora su sucesor el también justicialista Juan Manuel Urtubey nombró al abogado Ernesto Sansón, como nuevo integrante de desvalorizada Corte de Justicia de la provincia de Salta.

La designación de Ernesto Sansón quien fuera Secretario General de la Gobernación de la provincia de Salta del Gobierno de Juan Manuel Urtubey, y también funcionario de Romero, se realizó a través del proceso participativo de consulta, donde el Gobernador propone su candidato, el que puede ser impugnado por los ciudadanos, que tienen una seudo intervención, ya que el Gobernador, a pesar de las oposiciones como sentara antecedentes el caso Cornejo, que recibió más de quinientas impugnaciones que consideraron que no reunía las condiciones morales y éticas para el cargo propuesto por Urtubey, por quebrantar derechos humanos, el gobernador salteño desobedeciendo estas cientos de impugnaciones realizadas por honorables ciudadanos entre ellos el Premio Novel de La Paz Adolfo Pérez Esquivel, y el Sacerdote Claretiano Jesús Olmedo, no retiro el pliego de Cornejo, y lo envió al Senado con mayoría justicialista, que finalmente acepto la decisión de Urtubey.

El Proceso de participativo de consulta y su descrédito

La consulta y participación de los ciudadanos es un reclamo histórico en las democracias efectuadas por el pueblo, lo que renueva la expectativa de los ciudadanos cuan do se aplican estas metodologías de consultas, las que pueden realzarse o desmoronarse, cuando el ciudadano en mayoría no ve reflejada su oposición al postulante del Gobernador, lo que establece, un descredito del proceso, que decae en intervención popular. Lo que se verifica en el número de las oposiciones de este sistema de nombramiento de magistrados, dejando en el Proceso de Participación, únicamente a los tienen intereses creados en el cargo en cuestión, tal como acontece con el caso Sansón y sus antecesores.

Esta parodia de nombramientos, donde se reafirma la sumisión del Poder Judicial, al Poder Ejecutivo, afecta la ya carcomida institucionalidad del sistema republicano en Salta, donde la intervención como el caso Sansón ex funcionario, que ahora deberá impartir justicia, deja indefensos a los ciudadanos que acedan al servicio público de justicia y que litiguen en contra del Estado provincial, ya que el máximo tribunal está plagado de prejuzgamientos, como lo es el caso Cornejo y ahora Sansón, que de ser este último una persona con honores y ética deberá apartarse de juicios contra el estado, lo que en la realidad es iluso ya que no acontece. O Sansón y sus antecesores nombrados con este sistema refirmaran posibles condenas en estrados inferiores a funcionarios acusados de corrupción, o fallaran a favor de las Comunidades Originarias que denuncian al Gobierno por no respetar derechos adquiridos ancestralmente por estos, quebrantados hoy el estado provincial, los derechos originarios consagrados en la constitución nacional y provincial como en los tratados con rango constitucional que argentina firmó para cumplir. Lamentablemente Salta la linda seguirá siendo la injusta, en una constante regresión feudal en la administración del poder político.

El caso Cornejo

Cornejo fue propuesto por el Gobernador Juan Manuel Urtubey, quien en el proceso participativo de consulta afronto impugnaciones que consideraron y probaron que Cornejo violo sistemáticamente los derechos humanos, argumentos y pruebas que no fueron evaluadas por Urtubey que determino presentar el pliego de propuesta de Cornejo al Senado de mayoría romerista, afirmando un acuerdo entre estos y el gobernador.

Las impugnaciones fueron presentadas por el Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el sacerdote Jesús Olmedo, familiares de los pobladores asesinados en las represiones ordenadas por este, la Unión de Trabajadores Desocupados de Gral. Mosconi, entre otros.

SALTA: Presentan denuncia por Discriminación en el Procedimiento de Participación Ciudadana, en postulación de Cornejo

Ciudadanos de Gral. Mosconi y de toda la provincia de Salta denunciaron formalmente la Discriminación de que están siendo objeto como impugnantes en el Procedimiento de participación ciudadana abierto con el objeto de sustanciar la preselección del Dr. Abel Cornejo postulado por el Gobernador de la Provincia, Juan Manuel Urtubey para la Corte de Justicia local.

“Tal discriminación sucede en razón de que las impugnaciones no están siendo subidas a la página web del gobierno de Salta como lo prescribe el dcto. 617/08 y la Resolución 402/08 mientras que las adhesiones al postulante sí son publicadas en su totalidad”. Agrega parte de la denuncia presentada en El Ministerio de Justicia, Seguridad y DDHH, que hace peligrar el procedimiento ya que podría tornarse de nulidad absoluta si el Gobierno no cumple con las normas establecidas por las consideraciones vertidas por los denunciantes.

También solicitan como la normativa vigente ordena la inclusión de la presente convocatoria en las respectivas páginas web de: Corte de Justicia de Salta, Cámara de Diputados, Cámara de Senadores, Colegio de Abogados y Procuradores de Salta y Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y Ministerio Público de Salta.-“. Adjuntan en el escrito, la firma de puño y letra del Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, quien rechaza la postulación de Cornejo. Como la trascripción con nombres, apellidos y N° de D.N.I. de los que firman la presente impugnación presentada por la Organización social Unión de Trabajadores Desocupados de Gral. Mosconi. Las que no figuran en la página del Gobierno.

La Agencia de Noticias Copenoa dio a conocer esta irregularidad en la nota titulada “Copenoa emite el video presentado como prueba en la impugnación a Cornejo que el Gobierno no adjunta en su página oficial” Adjuntamos la denuncia por Discriminación presentada DENUNCIA DISCRIMINACIÓN -SOLICITA IGUALDAD DE TRATAMIENTO –PUBLICACION DE IMPUGNACIÓN EN PAGINA WEB GOB. DE SALTA CON TOTALIDAD DE FIRMANTES Y VIDEO APORTADO CASO CONTRARIO PLANTEA NULIDAD DE PROCEDIMIENTO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA Al SR MINISTRO DE JUSTICIA, SEGURIDAD y DDHH DR. NICOLAS JUAREZ CAMPOS S/D :

Los ciudadanos de Gral Mosconi y de toda la provincia de Salta que suscriben la presente, con el patrocinio letrado de la Dra. Mara Puntano, Abogada M.P.N° 788, con domicilio constituido en calle Rivadavia 1160 de esta ciudad, en Expte N°235-000732/08 Corresponde 16, se dirigen a Ud y dicen:

1.- Que venimos a denunciar la Discriminación de que estamos siendo objeto los que impugnantes en el Procedimiento de participación ciudadana abierto con el objeto de sustanciar la preselección del Dr. Abel Cornejo postulado por el Gobernador de la Provincia para la Corte de Justicia local. Tal discriminación sucede en razón de que las impugnaciones no están siendo subidas a la página web del gobierno de Salta como lo prescribe el dcto. 617/08 y la Resolución 402/08 mientras que las adhesiones al postulante sí son publicadas en su totalidad. Dicha falta o vicio grave fue constatado por la Sra. Asesora legal de ese Ministerio Dra. Leal en el día de ayer ante el reclamo de la suscripta frente a testigo.

La normativa vigente ordena que:

“El Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos arbitrará los medios para brindar información por soportes electrónicos respecto de las posturas, observaciones y circunstancias relevantes formuladas.” En el link habilitado para el procedimiento en cuestión se ha publicado nuestra impugnación de forma incompleta y sin las firmas que acompañan la misma. Por lo que consideramos que tal actitud es discriminatoria hacia los ciudadanos que participan del procedimiento mediante la presente impugnación, lo que tornaría nulo dicho procedimiento en caso de que no se subsane el vicio. Por lo que requerimos formalmente que se publiquen todas las impugnaciones presentadas y lo sean en forma completa con la prueba incluida. Solicitamos expresamente sea subido a la página oficial el video ofrecido como prueba de nuestra parte y asimismo se aclare con nombre y apellido la lista completa de los ciudadanos que firman la presente impugnación, a tal efecto aportamos lista detallada y agregamos nuevas firmas que se adhieren a la petición . Tampoco se ha cumplido con lo exigido por la normativa vigente respecto a : “ARTICULO 3.- Solicitar la inclusión de la presente convocatoria en las respectivas páginas web de: Corte de Justicia de Salta, Cámara de Diputados, Cámara de Senadores, Colegio de Abogados y Procuradores de Salta y Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y Ministerio Público de Salta.-“ Por lo que consideramos que ese Ministerio debe arbitrar inmediatamente los medios necesarios para dar cumplimiento a lo normado a tal efecto. Caso contrario el procedimiento se torna nulo de nulidad absoluta por las consideraciones antes vertidas, lo que dejamos expresa y formalmente planteado en caso de que no se subsane el vicio en forma inmediata.

II.- Acompañamos escrito y firma de puño y letra del Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, solicitando se agregue a las presentes actuaciones.

III.- A continuación transcribimos nombres, apellidos y N° de D.N.I. de los que firman la presente impugnación.

NOMINA DE IMPUGNANTES
1.-José Gustavo Fernández , D.N.I.N° 12.448.874 2.-David Chaile , D.N.I.N° 27.301.418 3.-María Acosta , D.N.I.N°6.648.674 4.-Primitiva Ruiz , D.N.I.N° 5.62760 5.-Juan Lucio , D.N.I.N° 26.715.365 6.-Raúl César González , D.N.I.N° 10301.132 7.-Basilia Torres,D.N.I.N° 14.792.342 8.-Víctor Rojas , D.N.I.N° 10.342.658 9.-Roque Rojas, D.N.I.N° 24.970.861 10.-Cristian Alcalá, D:N.I.N° 34.o41.956 11.-Sebastián Vallejos , D.N.I.N° 27.132.162 12.-Maximiliano Pablo Miranda , D.N.I.N° 34.620.200 13.-Eduardo Javier Martearena, D.N.I.N° 29.820.323 14.-Federico Romero , D.N.I.N°31.372.478 15.- Miguel Rojo , D.N.I.N° 10.856.490-Salta 16.-Sergio Ibarra, D.N.I.N° 10.399.434 17.-Néstor Eduardo Vargas ,D.N.I.N° 12.790.170 18.-Cristina Cobos , D.N.I. N° 11.834.143 19.-Gerardo Aranda , D.N.I.N° 14.709.778 20.-César Ignacio Gutiérrez, D.N.I.N° 4.708.060 21.-Teresa Leonardo de Herrán ,D.N.I.N° 3.634.188 22.-Ana Godoy, D.N.I.N° 21.317.733 23.-Jesús Barrios , D.N.I.N° 16.313.525 24.-Blanca Navamuel , D.N.I.N°14.747.095 25.-Mario Ramírez ,D.N.I.N° 8.172.476 27.-Daniel Edgar Córdoba, D.N.I.N° 34.041.717 28.-Silvio Cruz ,D.N.I.N° 40.658.050 29.-Raúl Padilla, D.N.I.N° 14.213.086 30.- Rodrigo Cortez , D.N.I.N° 28.425.045 31.-Urbano Santillán , D.N.I.N° 12.140.049 32.-Miguel Moreno , D.N.I.N° 16.434.808 33.-Ricardo Súbelas, D.N.I.N° 31.372.347 34.-Omar Bonilla, D.N.I.N° 24.247.015 35.- Marta S. Acosta , D.N.I.N° 5.616.364 36.-Griselda García , D.N.I.N° 34.324.916 37.-Jaime Venacio ,D.N.I.N° 16.864.556 38.-Tomás Tolaba, D.N.I.N°34.324.938 39.-Mercedes Yaque , D.N.I:N° 10.006.163 40.- Adriana Tolaba, D.N.I.N° 28.810.330 41.-Esther Mónica Yaque , D.N.I.N° 21.713.454 42.- Gustavo Darío Situe , D.N.I.N° 32.206.052 43.- Juana Pereyra, D.N.I.N° 26.715.509 44.- Clodomiro García , D.N.I.N° 27.468.950 45.-Rita Juárez , D.N.I.N° 34.324.698 46.-Alberto Mansilla, D.N.I.N° 13.323.908 47.-Fernando Díaz, D.N.I.N° 32.893272 48.-Juan D. Pérez , D.N.I.N° 32.799.614 49.-Jairo Martín Díaz , D.N.I.N° 34.041.771 50.-Maximiliano Mansilla, D.N.I.N° 30.675.066 51.-Miguel Angel Juárez, D.N.I.N° 33.567.937 52.- Mauro Pérez, D.N.I.N° 32.799.644 53.-Ramón González, D.N.I.N° 18.180.982 54.-Mirta Aybar , D.N.I.N° 32..486.092 55.-Silvia G. López, D.N.I.N° 28.096.535 56.- Juan Arrieta , D.N.I.N° 33.100.381 57.- Ana del carmen Castilla, D.N.I.N°22.978.981 58.-Carlos Sánchez, D.N.I.N° 12.924.904 59.-Isabel Arévalos , D.N.I.N° 21.318.752 60.-Laura Esther Quiroga, D.N.I.N° 30.148.685 61.-Diego González, D.N.I.N° 34.640.275 62.-Sandra Arias , D.N.I.N° 40.792.382 63.-Ester Sequeira , D.N.I.N° 13.674.358 64.-.Cristian Villalba , D. N.I.N° 32.684.237 65.-María Isabel Arias, D.N.I.N° 33.754.864 66.-Nora Gallardo, D.N.I.N° 11.944.558 67.- Juan Olmos, D.N.I.N° 7.251.235 68.-Federico Quiroga, D.N.I.N° 33.567.701 69.- Ramiro Durán , D.N.I.N° 36.128.570 70.- Camilo Cruz, D.N.I.N° 8.165.890 71.- Pablo Federico Fernández, D.N.I.N° 33.567.991 72.-Oscar Alfaro, D.N.I.N° 34.640.090 73.-Esteban Palacios , D.N.I.N° 35.782.533 74.-Cristian Diaz, D.N.I.N° 23.163.352 75.-Héctor Andriano, D.N.I.N° 27.252.299 76.- Nelson Diaz , D.N.I.N°27.725.327 77.-Víctor Cruz, D.N.I.N° 28.810.379 78.-Sandra Licontica, D.N.I.N°27.252.396 79.-Omar Agustín Guerra, D.N.I.N°28.810.113 80.-Ramona Centeno , D.N.I.N°27.725.311 81.-Carlos Aranda , D.N.I.N° 25.506.502 82.- Sandra Marín ; D.N.I.N° 32.090.112 83.-Jorge Ruiz , D.N.I.N° 28.252.063 84.-Víctor Ruiz, D.N.N° 2980.485 85.-Silvia Ajaya, D.N.I.N°18.052.259 86.- Martín Díaz , D.N.I.N° 32.396.472 87.-Marcelo Acosta. D.N.I.N°23.653.241 88.-Susana Adela Moreno, D.N.I.N°18.034.838 89.-Margarita Peralta, D.N.I.N°30.731.490 90.-Cecilia Fernández, D.N.I.N° 32.893.230 91.-Oscar Alvarez, D.N.I.N°34.640.254 92.-José Contreras , D.N.I.N° 27.131.991 93.- Martín Miguel Laborda ,D.N.I.N° 26.853.720 94.-Delia A. Ceballos, D.N.I.N°11.152.106 95.-Santos Torres , D.N.I.N°11.152.221 96.- Luisa Ceballos, D.N.I:N° 13.323.946 97.-Zelmira Burgos , D.N.I.N° 5.962.925 98.-Sabina Santillán., D.N.I.N°13.534.687 99.- Lucas Sebastián Viste, D.N.I.N°27.725.388 100.-Daniel Sorire , D.N.I.N° 35.782.602 101.-Oscar Ortiz, D.N.I.N° 18.853.323 102.-Jorge Pizarro, D.N.I.N° 17.563.226 103.-Ariel Benegas, D.N.I.N°33.567.979 104.-Esteban López, D.N.I.N° 33 .567.902 105.-Ramona Santillán , D.N.I.N° 44.400.053 106.-Yanina Salvatierra, D.N.I:N° 36.073.614 107 .-Jorge Barrios , D.N.I.N°16.886.326 108.-Antonio Tolaba , D.N.I.N°22.969.613 109.-Juan Ramon Ayala , D.N.I.N°26.211.361 110.-Maximiliano Pedroza, D.N.I:N°11.639.610 111.-Raúl Sosa, D.N.I.N° 13.594.910 112.-Luis Carrazaán , D.N.I.N°14.069.982 113.- Nestor Villarreal, D.N.I.N°12.084.523 114.-Pablo. Guerrero, D.N.I.N°16.164.304 115.-Ramón A. Sánchez, D.N.I.N° 21.318,693 116.-Benito Acuña, D.N.I.N° 12.948.951 117.-Segundo Juárez, D.N.I:N° 11.227.500 118.-Trinidad Ruiz, D.N.I.N°31.372.484 119.-Jorge Ariel Godoy, D.N.I.N°23.855.610 120.-Jorge Heredia , D.N.I.N° 18.535.737 121..-Mario Cequeira, D.N.I.N°22.604.741 122.-Ramón Castillo, D.N.I.N° 11.913.061 123.- Nelson Farías , D.N.I.N° 34.041.965 124.-Cristian adrián Romano, D.N.I.N°32.486.123 125.-Antonio Olmedo ,D.N.I.N° 39.364.096 126.-Mauricio Mercado, D.N.I.N°34.640.076 127.-Andrés Avelino Narváez, D.N.I.23.163.138 128.-Oscar Mercuri,D.N.I. 11.969.773 129.-Maria de los Angeles Zelaya, D.N.I.N° 5.783.156 130.-Jorge Ruiz Diaz, D.N.I.N° 26.477162 131.-Luis Olmos, D.N.I.N°30.731.338 132.-Francisco Javier Vega , D.N.I.N° 29.640.059 133.-Rubilino Fernández, D.N.I.N°17.190.034 134.-Félix Orlando Verón , D.N.I.N°29.870.704 135.-Clara Medina, D.N.I.N° 34.041.978 136.-Ana Maza , D.N.I.N°28.551.174 137.-Dora Ríos , D.N.I.N°31.517.898 138.-Romina Sandrini, D.N.I.N° 34.640.139 140.-Juana Gallardo , D.N.I.N° 34.041.718 141.- Susana Salva, D.N.I.N° 20.769.971 142.- Dionisia Guitián , D.N.I.N° 20.124.751 143.-María Murillo ,D.N.I.N° 10.787.432 144.-Margarita Arancibia , D.N.I.N°6.702.426 145.-Graciela Cruz, D.N.I.N° 38.274.449 146.-Elizabeth Jaime, D.N.I.N° 20.931.461 147.-Raúl Oscar Padilla, D.N.I.N° 14.213086 148.- Mariana Sánchez, D.N.I.N° 32.486.180 149.-Rebeca Flores, D.N.I.N°33.138.910 150.- Irene Medina, “ 34.041.963 151.-Fátima Palomo “ 32.090.213 152.-Adrián Peralta “ 27.853.487 153.- Nicolás Cisterna “ 29.293.917 154.-Inocencio Sánchez ,” 29.820.306 155.-Sandra Garrido “ 31.372.386 156.- Analía Ortiz, “ 31.081.497 157.-Claudia Reyes, “ 32.192.018 158.-Débora Medina “ 32.486.028 159.-Dolores Coronel “ 14.402.859 160.-Verónica Juárez, “ 26.973.825 161.-Soraya Emilse Avila, “ 28.810.075 162.-Rosana Villa, “ 26.664.294 163.-Paola Coronel “ 30.731.377 164.-Margarita Maldonado “ 34.324.650 165.-Enriqueta Sánchez “ 13.674.342 166.-María Luisa Castaño “ 13.323.916 167.-América Chavarría “ 23.258.809 168.-Margarita Peralta, “30.731.490 169.-Elida García “ 6.522.275 170.-Susana Solórzano “18.468.153 171.-Martina Cardozo “ 11.639.635 172.-Elida Cejas “ 18.661.416 173.-Claudia Fernández “ 16.886 .245 174.-Ester Páez , “ 21.311.405 175.- Fanny Páez “ 29.820.397 176.- Catalino Cuba , “ 14.564.851 177.-Ramón Páez, “ 22.843.377 178.-Rolando Salvatierra , “ 22.912.162- Misión Tres Paraísos 179.-Humberto Pérez , “ 31.394.184 “ 180.-Miguel Pérez, “ 14.917.852 “ 181.-Elisa Pérez “ 12.917.433 “ 182.-Carlos Alberto Rodríguez “ 24.570.868 “ 183.- Rubén Benítez “ 12.448960 184 .- Bernardo López, “ 18.824.870 185.-Alberto Romero “14.571.758 186.-Denis Quinto “ 33.138.739 187.- Marcelino Nayot “34.054.456 188.-Aurelio Romero “ 29.570.504 190 .-Víctor Valencia “ 24.145.930 191.-M.E. Ortiz , D.N.I.N° 14.069.845 192.-Carlos Aguilera “ 20.600.090 193.-Félix Velásquez, “ 8.171.617 194.-Alberto Ramírez “18.470.647 195.-Hector Moreno “ 14.402.875 196.-Omar Guerra, “ 28.810.113 197.- Edit Orguelli “ 18.699.872 198.-Diego Aramayo “ 25.991.276 199.-Orlando Aramayo “ 30.318.306 200.-Carlos Gallardo “26.264.484 201.-Marcela Centeno , “ 30.731.467 202.-Benita Gordillo “ 16.189.692 203.-Andrea Ruiz , “ 27.853.431 204.-Sandra Moreno “ 32.192.270 205.- Gervasio Centeno, “ 18.747.392 206.- Marisa Martearena “ 34.041..013 207.-Juana Quintro “ 11,334.117 208.-Hugo Orlando Martínez 26.264.409 209.- Pedro Cortez “ 16.886.312 210.-Leonardo Barroso “ 29.849.670 211.-Hugo Carabajal “ 29.295.856 212 .-Ernesto Soto “ 16.886.245 213.-Erik Moreno “ 31.925.037 214.-Oscar Ortiz “ 23.832.319 215.- Ismael Medina, “ 30.675.308 216.-Sandra Alvarez, “ 32.486.032 217.-Carlos Salto, “ 16.555.858 218.-Liborio Burgos “ 7.631.441 219.-Fausto Rodríguez “ 25.637.553 220.- Nancy Villalba “ 26.001.754 221.- Olga Escalada “ 20.101.754 222.-Rosmery Delgado “ 18. 84 271 223.-Cintia Martínez “ 28.810.194 224.- María Ester Palma “ 28 .810 386 225.- Ramón Pachado, “ 7.636.989 226.- Virginia Rodríguez “ 19.399.161 227.-Maida M.Barrios “ 34.041.987 228.- Toribia Gil “ 28.982.452 229.-Juana Lucrecia Gil “ 28.200.553 230.-Carlos Salva “ 27. 252.426 231.- Rodolfo Peralta “ 10.749.945 232.-Ramona Lezcano “ 14.902.724 233.- Sergio Cruz “ 28.810.163 234.- Miguel Gramajo “ 21.743.510 235.-Guido Abraham “ 6.147.502 236.-Pedro Diaz Valdivieso “10.493.417 237.- Olga Sánchez “ 11.152.164 238.- Elena Gómez , D.N.I.N° 24.736.309 239.-Miguelina Ayala , “ 22.787.272 240.- Ricardo Ayala “ 3 8049216 241.- Oscar Oviedo “ 34.050.904 242.-Martín Oviedo “ 20.726.518 243.- Alexis Torres “ 32.893.267 244.-Juan Palavecino “ 32.893.211 245 .- Ruth Palacios “ 33.567.843 246.-Zulema de Carrizo “ 5.783.110 247.- Miguel Lezcano “ 2 881 299 248.- Pedro Suares “ 3.084736 249.- María Luisa Villarreal “ 26.352.086 250 Juana Mercado “ 16.167.655 251.- Cristian Figueroa “ 2874837 252.- Carola Ruiz “ 24.145.941 253.-Francisco Aliaga “ 12.448.907 254.-Miriam González “ 13. 893.967 255.-Néstor Domínguez “ 11.888.825 256.- Sonia Quiroga “ 17.836.588 257.- Silvia Barrasa “ 14.183.348 258.- Griselda Montero “ 35.264.715 259.- Néstor Godoy “ 20.505.720 260 Javier Orlando Flores “ 24.062.430 261.-Sergio Parentis “ 12.712.671 262.- Ariel Sosa “ 13.680.682 263.-Juan Díaz “ 18.262.131 264.-Marcela León “ 20.232.517 265 .- David Molina “ 31.733.083 266 .-Carlos A. Gómez “ 13.701.449 267.- Luis Maraz “ 92.931.061 268.- Leonardo Machado “ 21.634.210 269.- Favio Chazarreta “ 34.224.080 270.- Héctor Aparicio, “ 16.637.852 271.- Isidoro Antonio Medina “ 17.580.258 272.-Diego Marín “ 29.892.886 273.- Raúl Chocobar , “ 21.812.222 274.-Leopoldo Maraz, “ 92.866.855 275.- Edgardo Isaac Chazarreta “ 28.824.664 276.- Hemilce Sosa “ 24.472.690 277.-Silvia Medrano “ 24.182.832 278.-Susana León “ 3.930.882 279.- Laura Arcaya “.32.851.322 280.-Milton Maraz “ 92.931.057 281.-Pablo Díaz “ 30.608.232 282.-Pastor Abalos “ 24..466.475 283.-Martín Vargas “ 17.791.725 284.-Constantino Santi “ 21.634.499 285.-Hilda Llanos , D.N.I.N° 14.334.291 286.- Carolina Martínez , “ 34.062.963 287.- Gustavo Colase , “ 23.315.764 288.- Raúl Colase , “ 22.268.658 289.-Nélida Rodríguez “ 17.580.863 290.- Néstor Rueda “ 8.049.210 291.-Hugo Gerónimo “ 9.164.718 292.- Sergio López , “ 24.651.942 293.-Rubén Corimayo “ 25.734.122 294.- Sergio Torres , “ 26.440.834 295.- Daniel Kiorcheff, “ 26.131.189 296.-Cristian Gutierrez “ 28.616.578 297.-Guillermo Gómez “ 31.904.163 298.-Jose V. Figueroa “ 30.420.431 299.- Héctor O.Romero “ 31.194.022 300.-Darío Yoel Miranda “ 33.491.252 301.-Jorge Garzón “ 29.844.633 302.-Enzo Yapura “33.584.633 303.- Walter Pomo, “ 32.230.412 304.-Carlos A. Arteaga………” 19.545.558 305.-Olga Chilo, “ 10.582.429 306.-Lorena Chocobar “ 35.468.481 307.- Noelia Chocobar , “ 33.666.890 308.-Cintia Guanca , “ 30.691.960 309.-Gerónima Zapana “ 3.620.163 310.- María Alaniz , “ 26.897.980 311.-Jorge Ramírez , “ 17.354.765 312.-Martín Herrán , “ 16.334.271 313.-Gladys García , “ 12.373.809 314.-Claudia Villarrreal “ 13.844.346 315.-Gladis A. Clerici, “ 12.790.845 316.-Carmen Hernández , “ 5.127.934 317.-Silvia Radulovic , “ 6.380.563 318.-Rubén Correa, “ 13.729.017 319.-Alejandro Ahuerma “ 16.735.230 320.- Juan Carlos Sacchi , “ 8.578.498 321.-Maria Dolores Bazan , “ 10.446.127 322.- Ezequiel Adamovsky, “ 22.156.809 323.- Roberto Gargarella , “ 17.083.588.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.