viernes, 27 de diciembre de 2013

El asesinato de Benazir Bhutto. Significado de una investigación (Parte I): El acecho a las naciones

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El 27 de diciembre de este año se cumplen seis años del asesinato de Benazir Bhutto (27 diciembre 2007), que continúa empañando el pathos político de una nación que es nuclear e inestable. La malograda líder del Partido del Pueblo de Pakistán, es la primera mujer -y la mandataria más joven al asumir con 35 años- en gobernar un país musulmán. Primera Ministra en dos ocasiones (1988-90 y 1993-96), poseedora de un potente carisma y de una popularidad transversal, fue una de las personalidades políticas que quizás pudo haber cambiado los destinos políticos de Pakistán y por qué no, de la región.

A continuación publicamos en tres partes la entrevista realizada el martes 19 de noviembre en Santiago de Chile al diplomático chileno Heraldo Muñoz, Subsecretario General de la ONU y Director Regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Él es autor del libro “Getting Away with Murder” o Escapándose del Asesinato, (WWW Norton; 2013), lanzado recientemente en Nueva York con amplia cobertura de prensa.

La narración describe lo que debe haber sido la tarea más riesgosa de su vida: Encabezar una misión de Naciones Unidas para descubrir la estratagema que hizo posible el asesinato de Benazir Bhutto. El que hasta hoy aparezca un muchacho de 16 años como el culpable directo en un acto suicida que tomó la vida de la hoy legendaria líder Pakistaní, es la punta del Iceberg de un complejo entramado político que la investigación pudo revelar y que ahora sale a luz pública con este libro.

Benazir Bhutto representaba el personaje de la política que sabía demasiado y que para las coordenadas que se estaban jugando en Pakistán, era dispensable, así de brutal. Los peligros de un estado dentro del estado con fuentes propias de financiamiento, fue un tema recurrente en su libro “Hija del Oriente” (Daugther of the East; 1997). Se anticipó en su diagnóstico de los estados paralelos o “con doble cuerpo”. Plantea la necesidad de la recuperación de la situación de paralelismo en los poderes públicos infectados con el fanatismo yihadista, una de las tendencias más violentas dentro del islamismo politizado que usa el terrorismo como instrumento protagónico para sus objetivos. Se desarrolla el fenómeno durante la dictadura del general Zia-ul-Haq (1978-1988), y forma parte de la estrategia de Estados Unidos para combatir la ocupación soviética en Afganistán. Falleció en un accidente aéreo cuyas causas todavía se desconocen y que llevó las vidas del embajador estadounidense en Pakistán, Arnold Raphel, del general Herbert M. Wassom, agregado militar en la embajada y 28 oficiales pakistaníes, entre ellos el general Akhtar Abdur Rehman, general en jefe de las FFAA de Pakistán.

Ese día 27 de diciembre, cuando llegó al Hotel Serena en Islamabad para reunirse con Hamid Karzai, el Presidente de Afganistán, cerca de mediodía, jamás hubiera pensado que sus horas estaban contadas. En 2007 los atentados ocurrían con una frecuencia sin precedentes, alrededor de uno por semana. Los objetivos incluían políticos, empleados de agencias de inteligencia, soldados, paramilitares y civiles. Bhutto había sido atacada ese mismo año 2007 en Karachi en octubre cuando regresaba de su exilio en Dubai. Mientras se salvaba milagrosamente, fallecían más de ciento cuarenta personas. Ese día cuenta la prensa que había dicho: "No tengo miedo de la muerte".

La investigación como el libro que da cuenta de su proceso, es mucho más que dejar estampado un hecho político y delictual extremadamente significativo para la reconciliación en Pakistán y para las obligaciones de Naciones Unidas en cumplir la Carta del organismo. La investigación y su correlato en el laberinto y la compleja trama que revelan, posee una riqueza de elementos constitutivos para el análisis de la situación política actual en el mundo. Es un espacio donde se cruzan los mismos instrumentos de la guerra fría- supremacía a toda costa, cruces de agendas, operaciones encubiertas, terrorismo expandido, permanente acecho, objetivos despiadados - ahora vertidos en caparazones más elaboradas y sofisticadas o, como en el caso que este asesinato exhibe, la brutalidad más simple de un acto suicida.

¿Cuál es la ideología que puede penetrar en un niño de 16 años, o en sus padres, parientes y maestros más cercanos que permite un acto de esta naturaleza. El libro de Heraldo Muñoz basado en su investigación motiva en varias direcciones. Los márgenes de la nación moderna y sus significados, han sido determinados especialmente por el progreso económico. Preceptos como igualdad, libertad y fraternidad que representaban una nueva cultura al despuntar el capitalismo, fueron absorbidos por diferentes narrativas. La noción de cultura quedó suspendida en la idea de construir nación como categoría sociológica empírica perteneciente a una entidad cultural holística. Los márgenes de la posibilidad más amplia se estrellaron en el empirismo que, no es falso o inútil, solo que es insuficiente. Otro determinante o requisito en “el hacer nación”, como cultura, se ve disperso por la apariencia inasible de su contexto. La posibilidad de la cultura en su significado más inclusivo en el acto de “construir” personas y naciones, ha quedado relegada al determinante del poder a toda costa, sin contemplaciones. Benazir Bhutto no es la única víctima de este proceso de incautación de la política. Hay una humanidad detrás que se ha dejado cooptar por esos determinantes.

Entrevista Parte I

JFC. Heraldo, muchas gracias por este tiempo. Hay tres puntos centrales: ¿Cómo surge esta investigación del asesinato de Benazir Bhutto? ¿Cuál es la relevancia para la ONU, para el país y para la región? Y finalmente los resultados. También está el tema de colocar a un diplomático chileno a cargo de la comisión investigadora. Este tipo de tareas con un nivel de alta sensibilidad política se destina a funcionarios de otras nacionalidades, cuyos estados son gravitantes en política global.

HM: La investigación surge por presión del Partido del Pueblo de Pakistán (P.P.P), fundado por el padre de Benazir Bhutto, Zulfikar Ali Bhutto, y por la idea que existía en ese momento, después del asesinato, de que no había ninguna instancia interna en Pakistán en condiciones de hacer una investigación profunda, transparente y que iba a poder llegar a la verdad del asesinato, por lo tanto inmediatamente después del asesinato el P.P.P. le pide a N.U…

JFC: Directamente… ¿es posible?

HM: Bueno, lo hacen políticamente, mandan cartas,

JFC. No a través del gobierno…

HM. No… No es a través del gobierno, porque en ese momento el gobierno era nada menos que el de Pervez Musharraf y que era uno de los principales sospechosos desde el punto de vista del P.P.P. De modo que es una apelación directa que hace el partido al Secretario General de Naciones Unidas. Se lo hacen a distintas autoridades; de hecho le escriben a muchos presidentes del mundo. En el archivo encontré una carta que le mandan a Michelle Bachelet cuando ella era Presidenta de Chile, de modo que se le escribe a todos los presidentes para que los presidentes apoyen esta demanda, pero es de un partido a final de cuentas.
Entonces, pasa el tiempo y cuando se produce el cambio de gobierno, y llega Azif Alí Zardari, el viudo de Benazir lo primero que hace virtualmente es escribirle una carta, ya como Presidente de la República, Jefe de Estado, demandándole una investigación. Le demanda una investigación como la que se hizo en el Líbano, de modo que sea una investigación que establezca responsabilidades penales, una investigación bastante profunda, esperando una reacción del Secretario General y de sus asesores, es decir: “mire, vamos a ver…”

JFC. ¿Era Kofi Annan…?

HM. No, ya era Ban Ki-moon. La presión continúa, ya no solo es una carta sino varias. La respuesta es OK, vamos a establecer una comisión que investigue los hechos y circunstancias del asesinato pero que no tenga las características de un tribunal y, por lo tanto, que pueda investigar, pero que su responsabilidad sea establecer los hechos y circunstancias; esas son las palabras precisas. Sin fijar responsabilidades penales como lo haría un tribunal y Pakistán acepta. Todo esto toma bastante tiempo, estamos hablando de un asesinato que ocurre en diciembre del 2007 y esto que se solicita ya es a fines del 2008, de hecho a comienzos del 2009.
Yo estaba en enero del 2009 de vacaciones en Valdivia y recibo una llamada telefónica urgente del que era el jefe de gabinete del Secretario General. Me explica que el Secretario General ha aceptado esta solicitud del gobierno de un estado miembro de N.U de investigar el asesinato de Benazir Bhutto y el Secretario General me pide que yo encabece esta Comisión Investigadora. Entonces por teléfono le pido más detalles. Me dice que va a ser una Comisión Investigadora, que habría un equipo asesor, que habría dos comisionados que servirían junto a mi si yo aceptara. Por supuesto un equipo de protección, de seguridad, un equipo asesor, un Staff suficiente y luego podríamos conversar sobre los detalles.
Le dije que me sorprendía mucho esto. Yo era embajador de Chile en ese momento y tenía que consultarlo con la Presidenta Michelle Bachelet y con el Canciller Alejandro Foxley. Le dije que me diera 24 horas para yo poder contestar, porque no podía contestar una solicitud de esa naturaleza. Tenía que consultarlo…

JFC. ¿No fueron a través del ministerio? …

HM .No, fue directo…. A mí me honraba esta confianza que ellos estaban depositando pero era funcionario del Gobierno de Chile y por lo tanto tenía que consultar.
Hablé con la Presidenta Bachelet pensando que ella podía decir “esto puede ser demasiado delicado” y la reacción de ella fue: “Mira, es excelente. Habla bien de ti y de Chile y a me parece que tienes que aceptar”.
De modo que yo no tenía ninguna excusa para decir que no, excepto el posible temor que me generaba una situación muy compleja, por decir lo menos. Por lo tanto le respondí inmediatamente al jefe de gabinete: “Dígale al Secretario General que estoy disponible”. “Ya”, me dijo, “porque lo vamos a anunciar de inmediato, vamos a anunciar que tú estás liderando esto y después vamos a ver quiénes son los otros comisionados”. Así fue y el Secretario General anunció mi nombre y a los pocos meses se anunció que los otros dos comisionados serían el ex Ministro de Justicia de Indonesia Marzuki Darusman y el ex Subjefe de la Policía de Irlanda, Peter Fitzgerald, que serían mis dos compañeros comisionados.
Luego viene el equipo, el jefe de gabinete y ahí comienza el trabajo; es el origen de la misión. Fue bastante sin precedentes este nombramiento, porque al menos yo no recuerdo ningún embajador en ejercicio (ante la ONU) que haya sido nombrado para una responsabilidad de esta naturaleza. Como tu bien dices, primero, generalmente son de países europeos, no de países relativamente pequeños, medianos…

JFC. Países que gravitan políticamente con fuerza.

HM. Países que gravitan políticamente con fuerza y generalmente ex cancilleres, ex primeros ministros, ex embajadores, generalmente de niveles…

JFC. Personas que han sido negociadoras también.

HM. También personas que han sido negociadoras… A mí me llamó mucho la atención, al final yo pensé que era porque el Secretario General conocía el trabajo que yo había hecho…
Yo nunca había tenido una responsabilidad semejante, investigar, ser Jefe de una Comisión…

JFC. Fuiste subsecretario, fuiste embajador en la ONU, pero estar en este filo de la responsabilidad y del límite de lo complejo…

HM. Ser presidente de una Comisión Investigadora del asesinato nada menos que de una ex Primera Ministra de un país como Pakistán, de un país nuclear, que es una potencia en muchos sentidos y por lo delicado que era y es la circunstancia en ese país, me parecía una enorme responsabilidad por eso que me sorprendió. Probablemente fue porque yo había ocupado cargos cuando estuve en el Consejo de Seguridad como Presidente del Comité de Sanciones contra Al Qaeda y los Talibanes, y el Secretario General conocía mi trabajo como embajador en N.U. Pienso que buscaban cierta capacidad política, porque no necesariamente querían un experto en policía. Para eso yo tenía muy buenos asesores en el equipo, sino lo que se necesitaba era contar con un buen criterio político en una situación que lo ameritaba…

JFC. Y, que cualquier error en el proceso podría gatillar otra situación…

HM. La situación (mal manejada), podía tornarse muy difícil y complicada para N.U. Creo que la idea de seleccionar alguien con alguna experiencia política era lo más importante.

Hay otro factor que me parece también significativo: Chile. ¿Por qué el embajador de Chile? Por qué, lo pensé mucho. Podía haber cuestiones de formación y experiencia personal, pero lo de Chile era muy significativo. Porque Chile no tenía una agenda oculta respecto a Pakistán. Cualquier país europeo podría ser sospechoso de estar demasiado cercano a alguna de las potencias que siempre han tenido gravitación en Pakistán. Léase Reino Unido o cualquier país europeo y para qué vamos a hablar de EEUU. Por otra parte, países cercanos podían tener alguna relación o con Pakistán o con los vecinos: la India. Por lo tanto alguien de América del Sur, de Chile, de un país democrático con prestigio, pero que no tiene ningún interés estratégico en Pakistán, era una gran ventaja. No hay agenda oculta que pueda tener un chileno en Pakistán, no voy a estar pensando cómo puede beneficiar a mi país, a mis intereses nacionales. Pese a que en ese momento había una inversión de envergadura del grupo Luksic en Pakistán, conjuntamente con una compañía minera canadiense para un desarrollo minero. Cosa que al final no se materializó. Nosotros no tenemos embajada, no tenemos presencia histórica, de modo que eso también ayudaba.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crecimiento con más pobreza: Balance de 2013

Marco A. Gandásegui (h) (especial para ARGENPRESS.info)

Realizar un balance de 2013 es de rigor. La recesión del sistema capitalista iniciado en 2008 sigue vigente.

No hay señales, por ahora, que se va a reponer. El sector social que más sufre con la falta de inversiones productivas y las altas tasas de desempleo son los trabajadores. En Estados Unidos son 20 millones y en Europa son casi 50 millones de familias golpeadas. En contraste, China sigue encendiendo más motores y su economía crece a un paso controlado bajo un estricto sistema de planificación. El experimento de los herederos de Mao, sin embargo, aplica planes quinquenales para impulsar una economía capitalista que crece sobre las espaldas de los trabajadores y el despojo de los productores agrícolas. La percepción generalizada durante 2013 fue que Estados Unidos enfrenta una crisis terminal de su hegemonía global. A su vez, el proyecto de una ‘nueva’ Europa, que se levantó sobre las cenizas dejadas por la segunda guerra mundial, parece enfrentar una calle sin salida. La correlación de fuerzas (geopolítica) a escala global cambió en 2013 con la ‘emergencia’ de nuevos polos de desarrollo capitalista e insurrecciones populares en los puntos más álgidos.

Al interior de Estados Unidos y Europa se están generando transformaciones sociales significativas. El Medio Oriente sigue siendo la región más volátil por su enorme riqueza energética que no logra ser dominada por su propio pueblo y es anhelada por todas las potencias. Las riquezas africanas atraen a los grandes especuladores mundiales y sus ejércitos, que pretenden reconquistar el continente ‘negro’ por encima de la resistencia popular. América latina disfruta de un ‘veranillo’, producto de la demanda china de materias primas en una escala jamás experimentada antes. China es el principal socio comercial de muchos países de la región. Mientras que China importa materias primas para transformarlas en productos industriales, generando millones de empleos nuevos todos los años (y creando ganancias capitalistas enormes), América latina invierte los ingresos provenientes de las exportaciones agro-mineras en aventuras especulativas (políticas neoliberales de despojo) o en políticas sociales de redistribución de riquezas.

En 2013 se agudizó la línea de demarcación entre ambos proyectos: ‘Alianza del Pacífico’ y ALBA/Mercosur. En el caso de Panamá, durante 2013 el crecimiento económico - concentrado, especulativo y excluyente -alimentó la creciente tendencia de empobrecimiento de sectores sociales cada vez más grandes del país. Según la FAO hay 300 mil panameños que pasan hambre. Los ingresos provenientes de los servicios del Canal de Panamá, de los puertos y de los almacenes de redistribución de mercancías (Zona Libre de Colón) - sin excluir el lavado de dinero controlado por la banca foránea - fueron invertidos en proyectos especulativos de tipo inmobiliario, turismo, obras públicas e importaciones. Las subvenciones a las inversiones capitalistas las calculo en un monto cercano a los US$ 10 mil millones en 2013. (Las subvenciones anunciadas por el gobierno a los sectores empobrecidos suman US$ 500 millones). La política económica del gobierno no generó nuevos empleos, tampoco un desarrollo que incorporara a las distintas regiones del país al crecimiento, ni contempló la realización de ahorros para cuando el ‘boom’ pasajero actual se agote. En 2013 sólo crecieron los sectores especulativos. Los sectores productivos experimentaron bajas. Preocupante fue la disminución de tránsitos y carga por el Canal de Panamá. Así mismo, el decrecimiento de los movimientos de contenedores en los puertos de ambos extremos de la vía acuática. La ampliación del Canal de Panamá, proyecto emblemático de inicios del siglo XXI, se encontró con un obstáculo ya anunciado con anterioridad. La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ‘apostó a ganador’ con un consorcio encabezado por una empresa española que probablemente quiebre a corto plazo. A fines de año el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, hizo una visita relámpago a Panamá para sentar las reglas del juego en torno al futuro del Canal.

Las gestiones fueron realizadas en secreto y el país quedó sin brújula en lo que se refiere al futuro del proyecto de ampliación del Canal. En 2013 se hizo patente la quiebra del sector agrario. Mientras que la siembra de arroz, por ejemplo, bajo de 85 mil hectáreas a sólo 18 mil en 2013, a fines de año se hizo la subasta acordada con Estados Unidos en el marco del tratado de libre comercio para importar más de 300 mil quintales de ese grano. A partir de 2013, Panamá compra en Estados Unidos el arroz que antes producían los agricultores panameños. Más aún, la familia del presidente de la República, Ricardo Martinelli, dueño de una cadena de supermercados, fue favorecido con el 30 por ciento de lo subastado. Políticamente, la campaña electoral que se destapó a principios de año y culmina en mayo próximo, promete más de lo mismo. El partido oficialista - Cambio Democrático - y los de oposición, PRD y Panameñista, no han presentado programas pero sus candidatos conservadores avalan las políticas neoliberales cercanas a la Embajada de Estados Unidos. Lo novedoso es la participación del nuevo partido de izquierda, el FAD, que celebró primarias para seleccionar su candidato presidencial. El candidato independiente progresista, Juan Jované, y otros dos aspirantes, también reunieron las firmas necesarias para oficializar su candidatura en enero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crisis en la derecha chilena

Álvaro Cuadra (especial para ARGENPRESS.info)

Los recientes dichos del ex ministro y actual senador electo, Andrés Allamand, evidencian una profunda crisis en la derecha chilena. No resulta extraño que esta fractura se haga manifiesta después de un mayúsculo fracaso electoral, más todavía cuando el sector ha ocupado la Moneda estos últimos años. Lo cierto es que el gobierno, marcadamente personalista, del presidente Sebastián Piñera es señalado como el primer responsable de la actual debacle de la derecha, sin embargo, no parece justo ni verosímil atribuirle toda la responsabilidad.

Si bien el actual gobierno ha puesto en tensión a los diversos actores de la derecha chilena, lo que quedó claro durante la campaña, no se puede desconocer que en este año que termina se conmemoraron los cuarenta años del golpe militar y se ha acrecentado la movilización social y el descrédito del llamado “modelo chileno” El fracaso de la derecha en las recientes elecciones está marcando un nuevo clima político en el país que obedece a factores mucho más profundos que las actuaciones del presidente Piñera ante tal o cual circunstancia.

Lo que ha sido cuestionado, hoy, por una amplia mayoría de los chilenos es un estado de cosas de larga data. Basta examinar los programas de los distintos candidatos a la presidencia, incluido el programa de Michelle Bachelet, para advertir la distancia inconmensurable que los separa de los planteamientos de Evelyn Matthei y del conjunto de la derecha. Se ha producido un abismo entre un cierto “sentido común” ciudadano y aquellas ideas matrices que defiende la derecha chilena hasta el presente.

Al observar al conjunto de la derecha chilena, se constata su obstinada insistencia en la defensa de los principios neoliberales diseñados en Chacarillas que, de un modo u otro, siguen presidiendo su pensamiento y del cual la señora Matthei ha sido su mejor exponente. Lo que ha entrado en crisis es la hegemonía UDI al interior de este sector político, sin que se avizore todavía un consistente discurso alternativo en la derecha. No existe, hasta el presente, nada parecido a una “centro-derecha” que pudiera ser tomada en serio.

El peso de la herencia dictatorial y de los poderes fácticos, así como el escaso desarrollo de ideas, ha impedido hasta la fecha una verdadera renovación de la derecha chilena. La accidentada campaña presidencial y la nominación, finalmente, de Evelyn Matthei como representante del sector muestran la falta de ideas nuevas, la carencia de liderazgos y una profunda inmadurez política de la derecha, incapaz de ponerse a la altura de los tiempos. El diagnóstico más plausible pareciera ser que la derecha chilena no ha aprendido a caminar en democracia sin las muletas constitucionales que, todavía, le sirven de prótesis, una forma soterrada de nombrar el legado del pinochetismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Paraguay: Réquiem republicano

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

El almanaque está degollando un nuevo año y las cabezas más visibles, aunque no siempre las más poderosas en las instituciones, leen saludos, generalmente escritos por otro, augurando lo mejor para cada pueblo y para cada ser humano, coincidiendo todos en que el 2014 será mucho mejor que el actual porque profundizarán acciones y planes, buscando los objetivos deseados y prometidos desde que asumieron el cargo. Paraguay no es excepción.

Observado el orador desde el sector que representa, sin duda que sólo merece aplausos y agradecimiento, pero esa aparente coherencia habilita otras interpretaciones debido a que la sociedad humana, en el actual modelo de coexistencia, se asienta en una estructura que tiene cimientos resquebrajados desde su origen, con una pequeña parte gozando de abundancia material y el grueso dividido entre conformismos, desprolijas carencias y bolsones dramáticamente repletos de hambre.

Frente a esa realidad social, a la mayoría de los terrícolas les resulta difícil sentirse consustanciados con los discursos de los responsables de los aparatos del poder, porque cualquiera sea su naturaleza están muy lejos de representarlos, desde el momento que su palabrerío de ocasión y su fidelidad con la concentración de los privilegios, llámese posesión de la tierra y el agua, del salario o del conocimiento científico, excluye obscenamente del uso de los recursos naturales a vastas mayorías, mucho más humilladas cuanto más miserablemente sobreviven.

Por todo ello, los augurios oficiales de fin de año, cada vez tienen menos crédito entre las mujeres y los hombres del pueblo, cansados desde décadas y siglos de escuchar mentiras, y comprobar la inconsciencia, el cinismo, la hipocresía y la desfachatez, que arropa los aparatos del poder oligárquico y de las corporaciones gansteriles de la banca transnacional, y sus mercenarios locales.

El Presidente Horacio Cartes, con la endulzada voz que utiliza en la lectura de sus mensajes a la ciudadanía, ha despedido el año con un saludo light, prometiendo construir un país ejemplar, tal como se le anticipó 24 horas antes el Embajador de Estados Unidos, James Tessin, quien lo visitó para reafirmarle el contento y apoyo de Washington a su administración, recordando la ayuda que presta su gobierno a Paraguay, formando a la policía y el ejército, en la lucha contra la subversión y el narcotráfico.

El diplomático, habilitado por la postración del colonizado, no ha hecho más que reiterar el estilo oficial de hombre fuerte, con poder, activo y autoritario, que acostumbran exhibir en su presentación en sociedad todo funcionario norteamericano, obedeciendo a la estrategia de mostrar siempre una nación pujante, cuasi deportiva, sin reparar en el ridículo intelectual y desvarío sicológico que puedan cometer los Reagan o los Bush.

Al igual que sus colegas que han operado en este país sureño en los últimos 80 años, Tessin recorre las oficinas de los tres poderes del Estado y de cuanta otra institución pública o privada se le antoje, ostentando los abusos de que hace gala todo procónsul en tierra dominada, con similar arrogancia y descaro de fiscalizador de la vida ciudadana, sin necesidad de utilizar drones ni invertir mucho capital en sistemas de espionaje, dado que entre los 300 mil funcionarios públicos, tiene un buen porcentaje de fieles colaboradores.

A diferencia de Honduras, cuando planificó y ordenó el Golpe de Estado de junio del 2009, y de inmediato incrementó su presencia militar, convirtiendo Tegucigalpa en otra base bélica en el subcontinente, a tres años justo Washington encabezó en Paraguay otro quiebre institucional, pero valiéndose de una estratagema diferente, aunque semejante en el objetivo de cortar de raíz un segundo proceso de cambios sociales en la región.

La táctica empleada, con la complicidad de la derecha empresarial empotrada en particular en el agronegocio, y de las cúpulas de los dos viejos partidos, el Colorado y el Liberal, ayudados por varios tránsfugas de las fuerzas populares, fue aplicar el Juicio Político, un recurso constitucional, contra el Presidente Fernando Lugo, acusándolo por mal desempeño de sus funciones.

Por encima de impericias, desprolijidades y la altanería de algunos altos funcionarios, la única autoridad moral que podía sancionar al gobierno luguista, sólo podía emanar de la ciudadanía más consciente, pero jamás de los nichos de la imparable corrupción, del entreguismo patrio al gansterismo transnacional, y de la traición política.

En cambio, eso fue lo que ocurrió y a 18 meses del golpe, Paraguay aparece hoy a la cabeza de los países más atractivos para los inversionistas de capitales especulativos, estimulados por la reciente Ley de Alianza Pública-Privada que, en los hechos no es pública porque no hubo ninguna consulta al pueblo y ni siquiera estatal, pues el Estado ha quedado relegado por las facultades otorgadas por el Parlamento al Presidente Cartes.

En el texto de la ley, ninguna mención aparece como resguardo a la participación del Estado en los futuros tratados con firmas de capital privado que pueda suscribir el mandatario sin necesidad de pasar por el Senado ni Diputados, los cuales podrían cubrir períodos de 30 a 40 años para la explotación de vastos sectores del patrimonio nacional.

Ese estímulo provoca el arribo a Asunción de grupos de inversionistas extranjeros todas las semanas, generando un inocultable malestar en buena parte del empresariado local que ha comenzado a enviarle mensajes enojosos a su colega y amigo Cartes, quien saluda eufórico el ingreso de empresas maquiladoras. Hasta ahora las únicas que han llegado entre las que ha prometido, dado que las mayores explotadoras, tales Monsanto, Cargill y otras, están asentadas en el país desde hace tiempo.

La venta de soja y carne superaría este año los 10 mil millones de dólares, según el Banco Central, pero ambos sectores pagan un ridículo 2.0 % del total nacional recaudado por impuestos. La oleaginosa exportará casi 300 mil toneladas y la carne más de 200 mil, pero la FAO y la OCDE, coinciden en que hay 25 por ciento de habitantes con hambre entre la población de poco más de seis millones, registrando un millón y cuarto de pobres extremos, mayoría niños con alto grado de desnutrición comprobada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Necesitamos "una educación a disposición de los hijos de los trabajadores" (Parte II y última)

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con José Escobar- Secretario de Organización del Suteba Escobar- conversamos sobre la situación educativa y salarial de esa región y provincia, la burocracia sindical, las pruebas Pisa, el modelo chileno, la formación docente y los desafíos por venir.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Criminalización secundaria inversa

Daniel Papalardo (especial para ARGENPRESS.info)

Desde el plano sociológico y visto el delito como expresión de una problemática social conflictiva , se dice que el de control social, asume un función de criminalización, primaria y secundaria, haciendo referencia en este último caso, a la intervención de las agencias policiales del Estado ,remitida necesariamente a la selección entre grupos sociales vulnerables del “delincuente”, sobre quien efectivamente descargan poder punitivo, privándolas de libertad invocando la producción de alguna conducta socialmente lesiva u hostigándolas con reiteración de arrestos preventivos o “demoras” por averiguación de antecedentes.

La amenaza actual, inminente y potencial que padecen todos aquellos que puedan ser abarcados dentro del género de personas vulnerables y de manera especial los jóvenes gira en torno al constante embate e injerencia hacia su libertad ambulatoria sin razones ni motivo de legales. Los jóvenes en su conjunto, y de manera especial aquellos pertenecientes a las clases populares, son victimas del hostigamiento policial que se materializa en la estigmatización continua que no tiene otra expresión final que las detenciones arbitrarias en tanto son realizadas a contramano de la Constitución Nacional al afectarse por incumplimiento el Art 18 de la C.Ncial.

Este mecanismo de control social que asigna autorización a la agencia policial, para la determinación del presunto sujeto que se ubica en conflicto con la norma ,y más allá de la ajenidad del control judicial de ese espacio de desarrollo del poder punitivo del Estado, lo relevante es que, no reconoce reflejo simétrico de intervención, cuando la situación se invierte y son los propios efectivos policiales quienes se ven incursos en presuntas actitudes delictivas, esto es, dejan de ser agentes del “la ley y el orden “ para pasar a convertirse en sujetos activos de conductas que han sido consideradas por el propio ordenamiento represivo como delito , agravadas por la circunstancia de que esos procederes operan en el marco del ejercicio de una función pública, que se supone dispuesta al servicio de la población.

Lo cierto, en tanto dato objetivable, es que la experiencia indica que los organismos que detentan la facultad de accionar penalmente, no tienen idéntica actitud de apego a la investigación y búsqueda de la verdad, en estos supuestos, como si lo hacen con el resto de la conflictividad penal y el grueso del conglomerado de personas colocados por razones objetivas en situación de vulnerabilidad social, con escasa satisfacción de derechos.

Sin pretender transitar por el dato estadístico, otorgándole certeza y objetividad, por cuanto la interpretación del número, es a todas luces posible desde distintas ópticas, y con diversos resultados, lo cierto es que en el curso del año que llega próximamente a su fin, en los tribunales de Rosario (Sta. Fe) , pese a múltiples y reiteradas situaciones denunciadas ante organismos públicos con facultad de impulsar la investigación y eventual acusación penal, por situaciones en las que resultan víctimas menores de 18 años y/o su entorno familiar, relacionadas con comportamientos pasibles de ser ubicados en los tipos penales que se definen en el capítulo de “los delitos contra la libertad individual” (lease apremios ilegales, vejaciones, torturas, omisiones funcionales ligadas a la privación ilegítima de libertad, etc) solo se ha dispuesto el procesamiento de un efectivo policial, y esa decisión ha sido apelada.

Esta desigual intervención de los organismos estatales, frente a situaciones conflictivas que también trascienden hacia la idea de “seguridad”, tantas veces enarbolada desde el discurso medíatico, necesita ser señalada.

Esta particular modalidad de la criminalización secundaria, que excluye de la intervención punitiva a todo un grupo social, que por el hecho de estar desempeñando funciones públicas policiales, recibe solo actitudes evasivas y no activas del poder encargado de controlar sus actos, debe cesar, en tanto las modalidades delictivas que se evitan investigar por vía de los más variados recursos entre los que se destaca el simple cajoneo, traducen efectos sociales perniciosos y engrosan la autonomía de las agencias represivas, torciendo el equilibrio de poder, hacia un orden puramente policial, con programa de combate social abierto hacia los sectores vulnerables.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina y su trato a los refugiados en juego: Oswaldo Quispe es pueblo migrante y peruano. Ollanta Humala lo persigue

Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

“Alejarse! ¡Quedarse! ¡Volver! ¡Partir!
Toda la mecánica social cabe en estas palabras”
César Vallejo

1. En Argentina trabajan y luego del trabajo, viven más de 300 mil peruanos. Uno de ellos es Oswaldo Quispe. Fue detenido en Buenos Aires hace pocos días por una exigencia de extradición del gobierno peruano. Oswaldo está casado con una mujer argentina, reside hace años en el país y cuenta con el Documento Nacional de Identidad argentino. Para esa legalización es imprescindible carecer de antecedentes penales, captura o requerimientos. Pero ahora Ollanta Humala lo quiere preso, como presos de la miseria y del programa económico antisocial impuesto por los intereses de Estados Unidos está la mayoría de los peruanos. El país andino es el que acumula más incumplimientos de sanciones internacionales por violaciones de los DDHH en América Latina. Como también Ollanta Humala acumula incumplimientos a sus promesas electorales en todos los ámbitos. Incluso en lo concerniente a su discurso anti-corrupción, pilar de su campaña en el 2011.



2. De hecho, Perú junto a México, Colombia y Chile forman la llamada Alianza del Pacífico, una suerte de tratado pro norteamericano de carácter financiero, comercial y geopolítico para intentar contener las dentelladas del expansionismo chino. Y no es que China sea un poder más benévolo que el imperialismo estadounidense. En la actual dinámica de la disputa de mercados por los Estados corporativos centrales (Estados Unidos, Unión Europea, Federación Rusa, China), América Latina y el Caribe es periferia geoestratégica.

Asimismo, la eventual Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones entre Europa y Estados Unidos, requiere el territorio humano y ecosistémico latinoamericano para alimentar sus ganancias devenidas de las transnacionales energéticas. Lo necesita para competir en mejores condiciones con Asia y para la reproducción y concentración capitalista, y mantener su dominio inestable. Por ello los Estados hegemónicos echan mano al extractivismo de hidrocarburos mediante el ‘fracking’ o explotación vía fracturas hidráulicas. Precisan no sólo de aranceles ‘bonsái’ para hacerse de los recursos naturales, sino también la destrucción de toda normativa ambiental y laboral que encarezca sus inversiones. Para eso están en plena carrera armamentista, inaugurando la nueva versión de la Guerra Fría a través de su puesta en escena en Medio Oriente.

3. Yo sé que Oswaldo Quispe ama a su pueblo, al Perú triturado históricamente por el empobrecimiento. Lo escuchaba atentamente junto al radiocontrol mientras él colaboraba en un programa de Radio Sur, justo antes de la hora al aire y por internet que hacíamos con el chileno Félix Herrera y el uruguayo Jorge Olivera en la misma emisora independiente. También estuve con Oswaldo en una reunión en la sede Capital de la Central de Trabajadores de Argentina en una ronda de migrantes e indígenas. Oswaldo me invitó y yo fui porque su corazón y su cabeza amablemente se sincronizan cuando explican con la voz y las manos agigantadas por la explotación. Y también fui a la reunión porque los migrantes fronterizos en Argentina enrolan las filas del trabajo en negro y buena parte es fuerza de trabajo precarizado. Es decir, pintan tanto para sujeto de derecho, como para sujeto social transformador. Todavía no, pero más adelante, sí.

Sé que hoy el presidente peruano acosa a muchos que votaron por él. Y sé que, sin pruebas, persigue a Oswaldo Quispe en Argentina.

Yo ayudé en Chile a los migrantes peruanos que hicieron la campaña de Humala. Recibimos a los dirigentes de Gana Perú en un costado de la Plaza de Armas de Santiago. Se trataba de líderes notables de la izquierda peruana concentrados en la esquina más radical del comando de campaña de Ollanta Humala. No teníamos por qué no creerle a luchadores con expedientes legendarios. Pese a tanto palo y duro, mis hermanos peruanos son gente esperanzada.

Luego vino la traición de Humala a su relato nacionalista y pop -medio inspirado en el chavismo y la Bolivia de Morales- que en poco tiempo ha convertido a Perú en una de las economías más abiertas del mundo, profundizando la desigualdad social y consolidando las claves del fujimorismo, o la forma nacional peruana de la expoliación privada y sin límites de seres humanos y naturaleza.

Oswaldo Quispe está a punto de ser extraditado desde Argentina al Perú de la justicia de opereta y las celdas de pesadilla. Sin más ataduras que mis convicciones, sé que Oswaldo es un comunicador social al servicio de los intereses de los oprimidos y su labor es un trueno liberado en mitad de la noche sorda y cerrada de Latinoamérica y Argentina y Perú y tantos nombres que distancian a mujeres y hombres similares. Somos una sola humanidad con Oswaldo. Entonces que no sea extraditado. Que la solidaridad se torne brusca y abrumadora. Que el gobierno argentino no condescienda a la administración antipopular de Ollanta Humala. Que Oswaldo Quispe sea puesto en libertad, y el camino bese nuevamente la palma dura del pie. Que se espante el miedo y la indiferencia y la crueldad y la xenofobia. Que Oswaldo Quispe siga comunicando sus ideas enrojecidas y con sentido por las radios del pueblo.

Abran esa reja mugrosa. Hay un hombre íntegro adentro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CIX): “Una retirada ordenada”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

En los primeros días de otoño de 1971 el Dictador Alejandro Agustín Lanusse comenzó a delinear lo que había dado en llamar “la salida política”, buscando lograr consenso en las direcciones de los partidos tradicionales y en el peronismo.

Los mando militares había arribado a la conclusión de que el modelo económico, político y social que intentaran imponer, luego de derrocar al presidente Illia, se había enfrentado a la férrea resistencia de la case trabajadora y el pueblo.

La misma estaba organizada en la CGT de los Argentinos, en la Intersindical liderada por Agustín Tosco, en los gremios clasistas de Córdoba, en el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, en los centros de estudiantes y en los productores del campo nucleados en las Ligas Agrarias, entre otros.

Además, se sumó a esta firme oposición, el surgimiento de organizaciones revolucionarias que, por primera vez en la segunda mitad del Siglo XX, cuestionaban el poder real de las clases dominantes y se proponían la Liberación Nacional y el Socialismo.

El partido militar, fogoneado por el capital financiero, se había propuesto, en la asonada del 28 de junio de 1966, recuperando el proyecto del golpe contrarrevolucionario del 16 de setiembre de 1955, privatizar las empresas en manos del Estado, reducir el sistema ferroviario para darle primacía al transporte automotor, cercenar las conquistas logradas por los trabajadores en el primer peronismo -1946-1955- y ubicar al país en el esquema diseñado por Washington de división internacional del trabajo.

En síntesis un modelo de agro negocios con preeminencia del capital bancario.

En lo político intentaban domesticar a una dirigencia peronista dispuesta a pactar.

La circunstancia de haber logrado el apoyo de la burocracia sindical liderada por Augusto Timoteo Vandor, José Alonso y Rogelio Coria que participó del acto en el que fue ungido Presidente de la Nación el Dictador Juan Carlos Onganía, aumentaba sus expectativas.

Las insurrecciones urbanas que tuvieron como epicentro a las ciudades de Córdoba, Rosario, Corrientes, y Tucumán entre otras, le pusieron punto final, por el momento, a este proyecto; generando la decisión, para lograr una retirada momentánea ordenada, de convocar a un gran Acuerdo Nacional, previo al llamado a elecciones.

La designación, en el Ministerio del Interior, del ex presidente de la Cámara de Diputados durante el gobierno radical, Arturo Mog Roig facilitó el apoyo de Ricardo Balbín al consenso reclamado por el régimen castrense.

En el Movimiento, el General había designado como su delegado personal a Jorge Paladino, un dirigente casi desconocido que había ocupado la gerencia, durante varios años, de la Editorial “La Ley” de propiedad del Ex Ministro de Relaciones Exteriores peronista Jerónimo Remorino.

El “delegado”, como luego lo admitiera el mismo Perón, mas que un interlocutor entre este y la Dictadura se transformó en un vocero de esta última asegurando un apoyo incondicional al GAN; que no era la intención del inquilino de Puerta de Hierro.

En lo que hace al movimiento sindical el nombramiento realizado por el Confederal de la CGT de Azopardo de José Rucci como Secretario General de la única central reconocida por la Dictadura, le aseguraba a Lanusse que no habría sorpresas y que esta, en ningún caso, apoyaría al sindicalismo combativo y de base.

Este, discípulo de Lorenzo Miguel, había comenzado su carrera en el gremialismo como interventor de la Seccional de la UOM de San Nicolás, donde había facilitado los despidos de los trabajadores díscolos que no aceptaban los “pactos” de la dirigencia del gremio.

Con ese escenario y, pese a algunas dificultades, el Dictador pensó que tenía asegurada la retirada, sin embargo la resistencia popular se seguía manifestando con toda firmeza y alteraba sus planes.

En la docta el Comando de Gremios en Lucha y el Plenario de Gremios Confederados de la CGT Regional dispuso un paro activo de 14 horas y un acto, rechazando la supuesta “institucionalización” con la que se pretendía ocultar las medidas propatronales y proimperialistas del “Lanussimo”.

La respuesta de la Dictadura fueron nuevas detenciones y órdenes de capturas para los compañeros que encabezaban a los sindicatos mas combativos.

Al mismo tiempo que esto se daba en el país, en nuestra ciudad organizamos diferentes actividades para repudiar el Acuerdo pretendido por la Dictadura y reafirmar los objetivos programáticos trazados por el Congreso de la CGT de los Argentinos.

Al mismo tiempo, y con la dirección de los compañeros de las FAR, llevamos a cabo diferentes acciones de propaganda armada, de recuperación de armamento y pequeñas expropiaciones dirigidas a obtener fondos para financiar la actividad.

Reafirmando nuestra postura unitaria, una de las mas importantes operaciones que llevamos a cabo, que consistió en la ocupación de un tren que hacía el trayecto de Santa Fe a Rosario para distribuir volantes condenando al Gran Acuerdo Nacional, la hicimos conjuntamente con compañeros del ERP.

En esos días además, recibimos la visita de Gustavo Laffleur al que habíamos conocido en la casa de Alicia y John, que era cofundador de la Juventud Peronista Revolucionaria junto con Eduardo Salvide y que ahora militaba en la Organización Montoneros.

Estuvo varios días y aportó a la reflexión que hacíamos respecto a las contradictorias posturas del Líder que determinaban que fuéramos perdiendo el entusiasmo con el que habíamos bregado, durante esos años, por su regreso.

El era mas optimista que nosotros e insistía que, mas allá de la política pendular de este, estaba la clase trabajadora que se identificaba con el Movimiento y que tenía una consistencia revolucionaria formidable.

La misma hacía que el peronismo, mas allá de las claudicaciones de sus dirigentes, siguiera siendo “el hecho maldito del país burgués”; como decía Cooke.

En esa dinámica con que se vivía todo lo que pasaba en el país, en el Continente y en el Tercer Mundo, recibimos a unos compañeros de una organización revolucionaria de Córdoba que habían acordado, con el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros del Uruguay, instalarse en la ciudad de Concordia para prestarle apoyo logístico, -

Decidimos facilitarles diferentes contactos en esa ciudad con integrantes de nuestra corriente y de otros grupos de izquierda, con los que teníamos relaciones fraternas.

Para no perder, en la vorágine de la actividad, la necesaria preparación teórica, nos pusimos en contacto con un compañero de Rosario, Aldo Oliva para que todos los domingos por la mañana nos diera clases de marxismo.

No hacíamos cargo de sus gastos de traslado y antes de que volviera a su ciudad almorzábamos en nuestra casa lo que había, ya que eran épocas difíciles.

Las clases eran muy valiosas y el empeño que ponía Aldo nos impactaba y aumentaba nuestra estima por este verdadero maestro, del que no nos olvidaríamos nunca.

En mi condición de abogado defensor de presos políticos fui convocado por algunos amigos a Buenos Aires ya que querían ponerme al tanto de la idea de conformar una nueva asociación dirigida a nuclear a quiénes no sólo ejercíamos la profesión con una orientación clara, sino que además éramos militantes populares.

En ese contexto se vivía aquel año con fuertes polémicas con el reformismo, sin perder de vista la unidad en defensa de los encarcelados por la Dictadura y con la firme convicción que estábamos frente a sucesos que alterarían nuestra vida y la del país.

La detención del Gringo Tosco, de Atilio Lopez y de decenas de dirigentes populares, sumado a la intervención de los gremios que encabezaban la resistencia rebelaban el verdadero contenido del proyecto dictatorial que apuntaba a pactar con las dirigencias políticas y sindicales conciliadoras, asegurar la impunidad a los funcionarios del régimen responsables de secuestros y desapariciones y condicionar el llamado a elecciones.

El anuncio del posible retiro de la personería a los gremios clasistas de Córdoba se sumaba a esta decisión de reprimir al movimiento popular.

¿De que forma se estructuró la resistencia a los condicionantes impuestos por la Dictadura ¿

¿Cómo se produjo un nuevo secuestro y desaparición que me ocasionó un gran dolor personal ya que afectó directamente a las personas que mas quería ¿.

¿Con que fuerza se fue templando el espíritu revolucionario ¿.

Estos serán algunos de los temas que abordaré en mi próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del Diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Crisis capitalista pasajera o de muerte?

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

“Cuando significativos mercados económicos de Estados Unidos enloquecieron en el verano y el otoño de 2008, un miedo, incluso pánico, golpeó a los encargados de desarrollar e implementar la política económica. El pensamiento capitalista desenfrenado, con religiosa confianza en los mecanismos de mercado, parecía estar en retirada irreversible”.

Así inicia el destacado economista marxista estadounidense Zoltan Zigedy, un ensayo insertado en su blog ZZ en el que aborda la espiral de despidos, reducción del consumo, acumulación de capital y crecimiento retardado, seguida de más despidos, más reducción del consumo, etc., etc. que acompañaron aquella crisis económica. Los legisladores trataron de encontrar una respuesta a una crisis que amenazaba profundizarse y difundirse a los confines de la economía mundial, escribe ZZ.

Al final de la administración Bush, los líderes de ambos partidos aprobaron la inyección de cientos de miles de millones de dólares públicos en el sistema financiero con la esperanza de estabilizar el valor de mercado "rescatando" a los bancos.

Temprano en la administración de Obama, se elaboró otro programa de recuperación valorado en casi tres cuartos de un billón de dólares, que involucraba una combinación de impuestos, cortes, proyectos público-privados de infraestructura, entre otras acciones, tratando de desencadenar una explosión de la actividad económica para poner en marcha un motor económico estancado. La Reserva Federal continuó ofreciendo una transfusión $75 mil millones cada mes a las venas de la críticamente enferma economía del país.

En las 3 últimas décadas del siglo XX, el consenso económico vigente en Estados Unidos consideraba acción desestabilizadora y no correctora la regulación de los mercados. La propiedad pública y los servicios públicos eran vistos como ineficientes e insostenibles por las fuerzas del mercado. La vida pública y privada más allá del universo económico se sometieron a los mercados, siendo medidos por los mecanismos del mercado y analizados a través del lente del pensamiento mercantil. De hecho, hablar de mercado se convirtió en la lingua franca que unificaba todas las ciencias sociales y humanísticas de la época. A la caída de la Unión Soviética, dice ZZ, sólo movimientos independientes, antiimperialistas y de mercado cauteloso como los liderados por Hugo Chávez, Evo Morales y otros pocos, obtenían ciertos éxitos políticos contra la dominación global sin precedentes de los mecanismos privados de propiedad y el mercado.

El capitalismo, en su forma más sencilla y agresiva, disfrutaba de momentos de triunfo, hasta que en el año 2000, bajo la forma de una grave recesión económica, la llamada "recesión punto-com", significó una pérdida de $5 mil millones en el mercado de valores y la desaparición de millones de puestos de trabajo.

Los economistas, alarmados por la lenta recuperación de los puestos de trabajo en la economía mundial y estadounidense, fueron golpeados con otra crisis, más potente, en 2008.

Claramente, la primera década del siglo XXI será recordada por los estadounidenses como una década plagada de crisis económica e incertidumbre, continuada hasta nuestros días.

En el siglo XXI la crisis desafió la ortodoxia imperante acerca de la propiedad privada y los mercados sin trabas. Tan sólidos y fervientes defensores de la ortodoxia como el Wall Street Journal, The Economist y The Times fueron sacudidos por la crisis, cuestionando la validez de los principios económicos clásicos.

Ningún principio es más querido e imprescindible para el libre mercado que la idea de que los mercados se autocorrigen. Creían que podría haber desequilibrios económicos de corto plazo o contracciones, pero el movimiento del mercado siempre tendía al equilibrio y la expansión a largo plazo.

Sin embargo, el cambio esperado no ha llegado. Pese a más de 5 años de decadencia y estancamiento, la ideología de libre mercado continúa dominando tanto el pensamiento y la política.

Todo lo que sabemos sobre mercados, indica que desde que comenzó el proceso de desregulación seria de los mercados en la década de 1970, las crisis han ocurrido con más frecuencia, con mayor amplitud y más graves consecuencias humanas.

Con la caída del socialismo en la Unión Soviética y Europa Oriental, fue entregado un enorme nuevo mercado al sistema capitalista mundial, un mercado que energiza aún más las oportunidades de acumulación de capital y beneficios ampliados.

Sin embargo, según explica ZZ, el capitalismo no logra evitar las crisis propias de ese sistema porque ellas no se ubican en el ámbito de la circulación (coincidencia de producción y consumo), sino en el mecanismo de generación de ganancias del capitalismo, su alma verdadera.

La única respuesta a la falla de corazón del capitalismo es un cambio de dieta y poner al socialismo en el menú, escribe ZZ.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

OMC: Azevedo el conciliador

Umberto Mazzei (especial para ARGENPRESS.info)

La Conferencia Ministerial de la OMC en Bali concluyó con un acuerdo, algo mirado como imposible seis meses antes. El acuerdo es un monumento a la habilidad diplomática y la creatividad estratégica del nuevo Director General de la OMC, Roberto de Azevedo. Es un acuerdo que avala a cuantos votaron a favor de un diplomático al timón de la OMC, en lugar de un burócrata. El acuerdo confirma la preferencia universal por la vía multilateral en lugar de la segregación implícita en los acuerdos preferenciales.

El Sr. Pascal Lamy, predecesor de Azevedo, se formó en la escuela francesa, que desde Enrique IV tiene una visión centralista y jerarquizada de la política; una visión que contagió a la Unión Europea. El paso de Lamy por esas burocracias, donde llego a ser Jefe de Gabinete del Presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors y luego Comisionado Europeo para el Comercio, no lo ayudó a desarrollar el diálogo como método. Su largo paso por la OMC fue constelado de gestos autoritarios. La Unión Europea quiso repetir ese estilo con la candidatura del Sr. Herminio Blanco, un burócrata mexicano de tradición similar.

Azevedo se impuso con el apoyo de muchos países en desarrollo, algunos desarrollados y de la Sociedad Civil, que tuvieron razón. Es que la formación y experiencia diplomática debiera ser la norma para representar y dialogar en un ambiente multilateral, como los organismos internacionales de Ginebra. Para dirigir alguno con éxito es necesario tener, también, dotes de conciliador y pueda que de psiquiatra, porque hay casos de psicoterapia. En diplomacia el Brasil tiene una de las mejores escuelas y uno de los mejores equipos, donde la conciliación es un arte. No es fruto de la casualidad, porque Brasil suma varios Brasiles, creados por etapas de su historia, que deben gobernarse juntos, escuchando, comprendiendo y conciliando.

Los temas que llegaron a Bali

En Ginebra, en el trabajo preparatorio para la Conferencia Ministerial de la OMC, se vio que en algunos temas de desarrollo, como el Mecanismo de Monitoreo para mejorar el Trato Especial y Diferenciado y el paquete para los Países Menos Adelantados –PMAs-, donde con un poco de flexibilidad y “ambiguedad creativa” se podía lograr un consenso. En Agricultura hubo un impasse difícil y en Facilitación del Comercio, hubo muchas diferencias y distantes sobre el texto propuesto.

El principal problema en Agricultura era la decisión de la India de mantener un espacio político vital en materia de soberanía alimentaria. Un problema que se arrastra desde la Ronda Uruguay, por los subsidios a las exportaciones agrícolas de Estados Unidos y la Unión Europea y cuya eliminación es el mandato base de la Ronda Doha. El Acuerdo de Agricultura permite ciertas flexibilidades en defensa de la producción nacional, bajo la etiqueta “de minimis”, que es de un 10%, pero con la India llegaban al 40%. Los países exportadores querían reducir esa defensa. Se discutía si permitir y por cuanto tiempo, la aparente violación de un acuerdo cuya base para calcular cantidades son cifras obsoletas del 1986. La India se mantenía firme en su aspiración

Facilitación de Comercio es sobre armonizar técnicas y procedimientos aduaneros. Es una iniciativa que puede ser útil en la lucha contra la corrupción aduanera que parasita el comercio de muchos países; el problema es que se trata de armonizar el resto del mundo con el sistema de los Estados Unidos. En la Ministerial de Singapur (1996), los países desarrollados propusieron 4 temas de negociación, que fueron rechazados. Uno de ellos es Facilitación del Comercio, que en 2004, se aceptó para negociar a cambio de …. La negociación se realiza bajo la jurisdicción del Consejo del Comercio en Mercancías. Se propuso un texto cuya negociación no avanzaba y que aún tenía unos 600 desacuerdos (corchetes) para la Ministerial fracasada del 2011. Se nombró en 2012 a un par de embajadores más enérgicos para asistir en la negociación y los desacuerdos se redujeron a unos 60. Intervino el director general y se redujeron a una docena, pero irreductibles.

En ese estado de cosas el dilema era delegar la negociación en Bali a los ministros o cerrar la negociación. Azevedo optó por lo segundo. Eso dejó a todos descolocados, como cuando se tira de una cuerda y la sueltan. En seguida Australia, Nueva Zelanda, Chile, México y otros países supuestamente neutrales pidieron al Director General que reanudase la negociación hasta llegar a Bali.

La ministerial y el suspenso de Cuba

Al final el acuerdo en la Ministerial dependía de Cuba, cuyo texto contra la discriminación – que aludía al bloqueo norteamericano de su comercio- había sido borrado del texto. Es curioso que en las Naciones Unidas, Cuba obtenga la condena universal – con la excepción de Israel- contra el bloqueo de Estados Unidos, pero que en la OMC el apoyo, sobre el mismo tema, se reduzca a unos pocos, casi sólo los países del ALBA.

Cuando le tocó hablar a Cuba hubo un silencio tenso. “Cuba esta dispuesta a negociar” dijo su Vice-Ministra. Gran aplauso, porque se creyó que Cuba había aceptado el texto. En realidad debió decir “Cuba no acepta el texto, pero esta dispuesta a negociar, aquí, en Bali”. Es que en los organismos internacionales, lo que no es rechazo explicito se considera aceptación. Cuba tuvo que intervenir de nuevo para aclarar el malentendido. Al final, en una madrugada de pulso directo con Estados Unidos, Cuba obtuvo que en la introducción de la Declaración Ministerial se mencionara la frase que quería. Luego, en un documento conjunto, los países del ALBA aceptaron esa solución.

Incertidumbres

De acuerdo a Inside US Trade, una publicación norteamericana especializada, el Sr. Michael Punke, Asistente del Representante de Estados Unidos, dijo que no será necesario presentar al Congreso el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio para su ratificación. Eso deja una grave duda sobre su legalidad en Estados Unidos y la posibilidad de recurrir ante las autoridades estadounidenses en caso de incumplimiento por sus aduanas. Es posible que el Sr. Punke piense que no es necesaria la ratificación porque los compromisos de reforma son para copiar el sistema que ya esta operando en su país.

El problema es que la Constitución de Estados Unidos exige que los acuerdos internacionales o cualquier modificación a esos acuerdos, debe ser ratificado por el Congreso, para que sea aplicable en el país. Así, puede suceder que los demás países modifiquen su legislación y queden obligados por sus propias leyes, pero sin poder recurrir los incumplimientos u atropellos en base a ese acuerdo ante los tribunales americanos. En pequeño, puede repetirse el caso de la Sociedad de las Naciones, donde Estados Unidos propuso su creación y luego quedó afuera.

Otro asunto es la posibilidad de que algunos miembros queden de facto o legalmente fuera del acuerdo en Facilitación del Comercio. Lo acordado es una reforma del acuerdo sobre la OMC existente y el Consejo General debe aprobar primero un “protocolo de reforma” para que sea parte del acuerdo. No se sabe que modificaciones sufrirá en ese segundo proceso para reducirlo a lenguaje legal y será oportuno estar muy atentos. Algunos miembros pueden quedar desvinculados de la reforma, porque los países tienen derecho a rehusar las reformas posteriores al acuerdo original.

Conclusiones

Fue una Ministerial exitosa porque demostró que la vía multilateral es la vía más ecuánime, equilibrada y conveniente. India obtuvo una Cláusula de Paz de duración indefinida para su Agricultura. El resultado sobre Facilitación del Comercio tiene una elasticidad como para acomodar a todos. En especial, que los países en desarrollo no están obligados a cambiar sus sistemas aduaneros si no se les dan fondos para cambiar su legislación y aplicar los cambios. También se aceptó para ellos un mecanismo de monitoreo en Trato Especial y Diferenciado. El ALBA, que en la ministerial del 2011, bloqueó un texto burdo e inconsulto, tuvo otra vez protagonismo y logró un acomodo creativo. Después de Bali, hasta quienes votaron contra Azevedo para Director General, ahora están encantados con él. El gran triunfo fue del Sistema Multilateral de Comercio que esta vez funcionó, bajo la batuta de su nuevo Director.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La reinvención de Latinoamérica

Luis Hernández Navarro (ALAI)

Hace 75 años, en 1958, el historiador mexicano Edmundo O’Gorman publicó un libro titulado La invención de América, con el que sacudió la historiografía dedicada a documentar y explicar el descubrimiento y la conquista americana. Inventar, significa, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Lengua, hallar o descubrir algo nuevo o no conocido. En su texto, O ´Gorman explica, de manera novedosa para su tiempo, la forma en la que el relato sobre la historia y el devenir del “nuevo continente” fue construido. Hoy, retomando esa imagen, podemos decir que América Latina se está reinventando.

El concepto América Latina tiene tras de sí una larga historia. Muchos años antes de que O’Gorman publicara su obra, en 1857, el escritor colombiano José María Torres escribió en su poema Las dos Américas las claves del nuevo imaginario regional: “Mas aislados se encuentran, desunidos/Esos pueblos nacidos para aliarse:/La unión es su deber, su ley amarse:/Igual origen tienen y misión;/La raza de la América latina,/Al frente tiene la sajona raza,/Enemiga mortal que ya amenaza”. Poco antes, en 1856, el filósofo chileno Francisco Bilbao, había usado durante una conferencia, el mismo término.

La región está en un proceso de reinvención porque su visión de sí misma, su destino como territorio y su relación con las grandes potencias, especialmente con Estados Unidos, se está transformando radicalmente. Si, hasta ahora, su inserción con el resto del mundo ha estado condicionada por la presencia de las potencias imperiales (España, Portugal, Inglaterra, Francia y Estados Unidos), con el nuevo siglo ha comenzado a construirse como un conglomerado de naciones con procesos de integración crecientemente soberanos.

Se trata de un proceso complejo, ambiguo, en ocasiones contradictorio, que no avanza en línea recta, en el que no todo está definido y cuyo destino final no está aún escrito. Un proceso en el que sus riquezas naturales, como la abundancia de agua dulce (alrededor de la mitad del planeta), sus reservas de petróleo y gas, sus recursos minerales y la riqueza de su biodiversidad, desempeñan un papel central.

Como señas distintivas de esta reinvención se encuentran, entre otras, la refundación de varios Estados nacionales a partir de Asambleas Constituyentes; la ruptura con el Consenso de Washington; la recuperación de su soberanía petrolera, de sus recursos naturales y bienes estratégicos; la puesta en práctica de políticas de inclusión social, redistribución de la renta y reconocimiento de la diversidad cultural; la existencia de poderosos movimientos sociales emancipatorios, y la firma de acuerdos de integración regional guiados por la idea de la cooperación, la complementación económica y la ayuda mutua.

Esta reinvención de América Latina implica, obligadamente, una nueva redefinición de su lugar en el orbe, en el que abandone su lugar como “patio trasero” de Estados Unidos. Un nuevo rol internacional en el que tiene como herramientas medulares, la construcción de foros y entidades regionales sin presencia de Washington –Mercosur, Unasur, Alba y Celac– y la diversificación de las relaciones económicas, comerciales y tecnológicas con naciones que, en otras zonas del planeta, hacen contrapeso geopolítico a Washington, como China, Rusia e Irán.

El fin de la Doctrina Monroe

El pasado 18 de noviembre, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), el secretario de Estado, John Kerry, anunció el fin de la era de la Doctrina Monroe, y la decisión de Estados Unidos de compartir responsabilidades con los otros países del continente y tomar decisiones como compañeros en el marco de una relación de iguales.

Sin embargo, tan pronto como fue proclamado, ese supuesto fin del viejo enunciado colonialista redactado por John Quincy Adams y enunciado por primera vez por el presidente James Monroe –América para los americanos–, fue desmentido por el jefe de la diplomacia estadunidense. Contradiciendo sus palabras, marcó la agenda de su país para la región: promover la democracia, mejorar la educación, adoptar nuevas medidas de protección ambiental y desarrollar el mercado energético. Y, ya encarrerado, criticó a los gobiernos de Cuba y Venezuela.

El fin de la Doctrina Monroe tiene, como telón de fondo, una pérdida relativa de la influencia de Washington en la región, no como producto de una decisión de la superpotencia, sino como resultado de las luchas de los movimientos sociales y la elección de gobiernos progresistas que reivindican la recuperación de la soberanía, la ruptura con el neoliberalismo y la integración latinoamericana. Estos proyectos han modificado el esquema de relación con Estados Unidos.

Sin embargo, este cambio no ha implicado, ni mucho menos, el fin del dominio estadunidense en la región. El Imperio está muy lejos de ser un tigre de papel. A pesar de los problemas que enfrenta en todo el mundo y del surgimiento de nuevos ejes de poder, su supremacía militar, el vigor de sus empresas e inversiones, su capacidad para condicionar los flujos comerciales a su favor, la hegemonía semántica de sus industrias culturales y la fortaleza de sus agroindustrias lo convierten en la única potencia estratégica global.

Estados Unidos es el país con mayores gastos militares en el mundo. En 2011, su presupuesto para este rubro representó el 40 por ciento de los gastos totales en el planeta, seguido, muy de lejos, por China y Rusia. Es, también, el principal fabricante y exportador de armamento. Este predominio tiene tras de sí una poderosa base productiva. Lockheed Martin, Boeing y BAE Systems lideran la industria militar mundial. Las dos primeras son estadunidenses.

Su poderío y superioridad bélica se complementan con las 827 bases militares en el mundo, 27 de ellas en América Latina. En abril de 2008, restableció el funcionamiento de su IV Flota, responsable de las operaciones en el Caribe, América Central y América del Sur.

A pesar de sus dificultades, la economía estadunidense sigue siendo la de mayor magnitud del planeta. Su PIB nominal representa una cuarta parte del PIB nominal mundial. De las 500 empresas más grandes del mundo, 133 tienen su sede en Estados Unidos, el doble del total de cualquier otro país. Por ventas, 8 de las 10 principales compañías del orbe son estadunidenses; por valor, 9 de cada 10, por tecnologías de la información y comunicación, 3 de las 4 primeras. Ese Imperio conserva, a pesar de las relocalizaciones, un relevante y competitivo sector industrial, especializado en alta tecnología, que elabora el 20 por ciento de la producción manufacturera de la tierra. Su mercado financiero es el más grande.

Para la Casa Blanca la comunicación y las nuevas tecnologías asociadas a ellas, han sido, desde la década de los 50 del siglo XX, asunto de Estado. Sabe que quien conduzca la revolución informática será quien dispondrá del poder en el futuro. Los artículos culturales y de entretenimiento son una de sus principales generadoras de divisas. Su presencia rebasa la esfera exclusivamente mercantil: sus productos venden un estilo de vida, son parte de una hegemonía semántica.

Estados Unidos es el mayor exportador agrícola mundial y manda la mitad de su trigo y soya y, tres cuartas partes de su cosecha de algodón, a compradores internacionales. China es el principal destino de las ventas en este terreno.

La presencia de Washington en América Latina en todos estos rubros es notable. Es el principal abastecedor de armas a la región, a pesar de la creciente exportación rusa y china. De lejos, es la potencia militar más influyente en el área. Es, también, el principal inversor extranjero directo. Todo tipo de empresas de ese país hacen negocios en el hemisferio.

A pesar de la creciente presencia china, los consumidores latinoamericanos compran en sus países una vasta variedad de mercancías con el sello “Made in USA”. Las exportaciones de automóviles, computadoras, maíz, trigo, series de televisión, carnes, películas, jugos y frutas congeladas, celulares, juguetes, cosméticos, combustibles y aeronaves no cesan. De los 20 acuerdos de libre comercio que Estados Unidos tiene con diversos países en el mundo, la mitad de ellos fueron firmados con naciones latinoamericanas y del Caribe. En 2011 las exportaciones de productos estadunidenses a los países de este subcontinente alcanzaron los 347 mil millones de dólares. El aumento de 54 por ciento en las exportaciones a la región, es mayor a la tasa promedio de crecimiento de exportaciones con el resto del mundo. Aproximadamente, el 85 por ciento de los bienes que comercia Washington entran libres de impuestos en Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, México, Panamá y Perú.

Por si fuera poco, como lo señaló Julian Assange, el 98 por ciento de las telecomunicaciones desde América Latina hasta el resto del orbe pasan por Estados Unidos, incluidos mensajes de texto, llamadas telefónicas, correos electrónicos. Ese país tiene a la mano la información de cómo se comporta la región, la ruta que siguen las transacciones económicas, el comportamiento y las opiniones de los principales actores políticos.

Aunque formalmente declare el fin de la Doctrina Monroe, su intervencionismo en la región es evidente, a través de temas como el narcotráfico, el terrorismo y la migración, además de su participación “discreta” en golpes blandos como los registrados en Honduras y Paraguay. Su influencia se hace sentir, también, en la apuesta por la Alianza del Pacífico, como contrapeso a los otros procesos de integración de América Latina.

El dragón chino

La actual bonanza económica de América Latina está estrechamente asociada a la entrada de China en el hemisferio. El dragón asiático es un voraz consumidor de los alimentos, minerales y metales, y combustibles que se producen en la región. La inversión de ese país fue central en permitirle al área enfrentar sin grandes descalabros la recesión económica de 2009.

La presencia china en el hemisferio aumenta aceleradamente en todos los rubros: intercambios comerciales, inversiones directas, financiamiento e, incluso, actividades culturales. Salvo un declive en el crecimiento o graves conflictos políticos en la nación asiática, nada parece indicar que esta tendencia vaya a desaparecer.

Las inversiones de la patria de Mao Tsetung en América Latina aumentaron de 15 mil millones de dólares en 2000, a 200 mil millones en 2012. En 2017 podría alcanzar la cifra de 400 mil millones. El volumen de comercio de este país con Brasil, Chile y Perú, superó al que estas naciones tuvieron con Estados Unidos. El gigante oriental fue, también, el segundo destino comercial de Argentina, Costa Rica y Cuba. El 40 por ciento de las exportaciones agropecuarias de la región van a este país(1).

Las inversiones directas de China en el área en 2011 superaron los 8 mil 500 millones de dólares. Y, entre 2005 y 2011, concedió préstamos a países del hemisferio por 75 mil millones de dólares. Se trata de inversiones y préstamos no condicionados a la aceptación de dogmas de desarrollo, consideraciones ideológicas o criterios estrictamente políticos. Ellos hablan siempre de cooperación y apoyo mutuo.

Según reporta el periódico El País, la dependencia de la economía de América Latina con China es tan grande, que por cada 1 por ciento que crece el PIB en el país asiático, aumenta un 0.4 por ciento en la región; por cada 10 por ciento que crece el dragón asiático, se incrementa las exportaciones del hemisferio en un 25 por ciento.

La creciente presencia China en un área que tradicionalmente ha sido zona de influencia estadunidense, no se ha topado con la animadversión de Washington. El Imperio ha buscado contener y administrar el impacto de la potencia oriental, y circunscribirlo a la esfera estrictamente económica. A su vez, Pekín ha actuado con cautela y ha dejado claro que su intención es ampliar sus fronteras económicas.

Entrevistado por El País, Daniel P. Erikson, asesor de la Oficina para Occidente del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo, cauteloso, que la creciente economía del país asiático le obliga a buscar nuevos mercados, una necesidad que también comparte América Latina por los mismos motivos.

El oso ruso y las mineras canadienses

Impulsada por las crecientes ventas de armamento a América Latina, Rusia ha comenzado a redibujar su presencia en la región. Entre los quinquenios 1999-2003 y 2004-2008, las exportaciones de armamento del oso al hemisferio se incrementaron en un 900 por ciento. Se trata de su nuevo mercado de productos bélicos más relevante. Rusia abastece equipo militar a la región en mejores condiciones de pago y de entrega, también sin condicionamientos políticos. Con Venezuela ha realizado maniobras militares conjuntas.

Sus negocios en la región, sin embargo, van más allá de este asunto. El antiguo imperio de los zares invierte en el área, también, en petróleo, metalurgia, vivienda, hidroeléctrica y fabricación de autobuses.

La principal carta de presentación de Canadá en América Latina son sus empresas mineras. Según datos del 2008 las empresas canadienses controlan aproximadamente el 37% de la producción minera. Actualmente están activas 286 empresas y mil 500 proyectos, aunque aún no todos en explotación(2). Todas ellas han dejado una cauda de evasión fiscal, saqueo, contaminación masiva, problemas de salud pública, corrupción, desposesión, violencia contra opositores.

Canadá es la principal potencia minera del mundo. El 75 por ciento de las mineras del orbe se registran en Canadá y el 60 por ciento emiten sus acciones en la Bolsa de Valores de Toronto. Muchas de ellas son sólo formalmente canadienses porque, en realidad, son compañías con capitales australianos, suecos, israelíes, belgas y estadunidenses.

La legislación minera canadiense es flexible y en su régimen impositivo generoso con los inversionistas. Ellos son favorecidos en su financiamiento y en el terreno diplomático y judicial. Las empresas que cotizan en la Bolsa, pueden poner en valor yacimientos potenciales. De hecho, algunas sacan sus ganancias de la especulación bursátil en torno a yacimientos potenciales.

En todos los países de América Latina en el que operan mineras canadienses a cielo abierto se han producido severos conflictos comunitarios. Esa es hoy la marca distintiva de las relaciones establecidas entre América Latina y su otro vecino del norte.

La reinvención

América Latina está en un proceso de reinvención como hemisferio. Su futuro no está aún definido, su destino final no está escrito. El hemisferio está redefiniendo su inserción en el mundo.

En la última década, la región ha obtenido ingresos extraordinarios por la venta de materias primas, y capitales para la inversión de valores, exacerbados por liquidez abundante provista por los bancos centrales del mundo y tasas de interés históricamente bajas. Pero hoy, ese ciclo, apunta a su fin. Por ello, su reinvención implica necesariamente, una redefinición de su inserción en un mundo multipolar, en el que modifique su actual rol de proveedor de materias primas, que lo coloca en una situación frágil y vulnerable, para buscar un tipo de industria con tecnología de punta y el desarrollo de las manufacturas, al tiempo que desarrolla su mercado interno con equidad y justicia. Si no lo logra, sus sueños de integración e independencia, anunciados por José María en su poema Las dos Américas, serán muy difíciles de realizar.

1 http://www.wilsoncenter.org/sites/default/files/ LAP_120810_Triangle_rpt.pdf

2 Ver: “La minería canadiense en América Latina. Un panorama contemporáneo”, de Arthur Phillips, Mary Roberts, Alix Stoicheff y Saviken Studnicki-Gizbert.

- Luis Hernández Navarro es coordinador de Opinión y articulista de La Jornada de México.

Este texto es parte de la revista América Latina en Movimiento, 490-491, correspondiente a noviembre - diciembre de 2013, que recoge intervenciones y artículos de los participantes en el Encuentro Latinoamericano "Democratizar la palabra en la integración de los pueblos".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Uruguay: Congreso del gobierno. A la medida del candidato oficial

EN LUCHA

Se anunciaba el "choque de modelos". Estaban en discusión un "nuevo proyecto estratégico de país" y el "mayor papel del Estado". Los ejes se ponían en "transformar la matriz productiva" y avanzar en la "distribución de la riqueza". La intención, según los principales jefes del partido de gobierno, era "evitar la tendencia creciente a la primarización de la economía y desarrollar cadenas de complementación productiva con los países vecinos, de mayor valor agregado y con una fuerte apuesta a la innovación tecnológica". (Brecha, 8-11-2013).

La prensa, tanto la adicta como la opositora, pintaban un escenario de "confrontación". Por fin, la madre de todas las batallas tendría lugar entre los "dos equipos económicos". Unos defenderían la continuidad del actual rumbo liberal, subordinado a los intereses de las corporaciones patronales y a las condiciones que dictan las instituciones financieras internacionales. Otros empujarían un "giro a la izquierda" para "profundizar los cambios" y así "reducir la desigualdad social" en un eventual tercer gobierno progresista.

La payasada duró algunos meses. Alimentó ilusiones en aquellos militantes honestos que todavía ven al Frente Amplio como una fuerza de izquierda, y abrió expectativas sobre lo que se afirmaba sería un "verdadero debate". Hasta que la realidad volvió a imponerse con todo su peso. Una veces reunido en la casa de Tabaré Vázquez y otras veces en el mismo garaje del Palacio Peñarol, el núcleo de funcionarios y dirigentes conocido como "grupo de la gobernabilidad" (Frente Liber Seregni, Partido Socialista, Movimiento de Participación Popular, Partido Comunista) negoció las "diferencias" y terminó acordando. A nombre de la "representación" que ostentan. Pablo Ferreri, mandamás de la Dirección General Impositiva (DGI) y figura clave del astorismo, da cuenta del maridaje: "Yo hago un balance muy positivo (.) Empezamos a los gritos y terminamos a los besos". (Brecha, 29-11-2013) Un nítido retrato de familia.

Puesta en escena

Los delegados "de base" se fueron enterando con el paso de las horas. A través de rumores, chismes o informes "confidenciales" conocieron el "esfuerzo de negociación política" que hacían sus dirigentes para arribar a un "consenso". Continuaron prendidos de la farsa oratoria y en la creencia que se les reconocería algún poder de decisión. Hasta esperaron, con evidente resignación, la dilucidación de las interrogantes que tanto dirigentes progresistas como medios periodísticos fueron plantando en la "opinión pública": ¿Lograrían Tabaré Vázquez y el astorismo dar continuidad a su hegemonía en términos de política económica? ¿Se impondrían la propuestas "antineoliberales" aunque más no fuera en "cuestiones sociales" y otras de valor simbólico que "hacen a la identidad frenteamplista"? ¿La candidatura de la senadora Constanza Moreira, expresaba una alternativa programática y no solo el "descontento" de una franja (por cierto, muy minoritaria) de la militancia progresista?

El resultado no trajo sorpresas. A despecho de que obtuvo el apoyo del 67,5% de los 1.290 congresales presentes a la hora de votar -superando apenas los dos tercios que se requieren para ser designado como candidato oficial del FA y con más de un centenar de abstenciones-, Tabaré Vázquez consiguió una contundente victoria política. No sólo porque tendrá la última palabra en cuanto a la elección de su candidato a vicepresidente, sino el completo aval para decidir respecto a las cuestiones que realmente importan. Era lo que pretendía y es lo que se llevó. En ese cuadro, el Frente Liber Seregni (lo que es igual a decir jefatura económica del gobierno Mujica y de Vázquez para el caso que este triunfe en las elecciones de 2014), se posiciona como el bloque decisivo. Sobre todo cuando se trata de tomar las decisiones económicas estratégicas. Se entiende entonces que Danilo Astori, otro de los grandes triunfadores, muestre una visión ecuánime de lo ocurrido en el Congreso: "Ganamos todos porque no ganó nadie en particular, eso hubiera sido la negación de nuestra historia y nuestra esencia unitaria". (Búsqueda, 28-11-2013)

El V Congreso Extraordinario del Frente Amplio, distinguido con el nombre de "Hugo Cores", fue lo que debía ser: un congreso del aparato de gobierno. Dicho de otra manera: un cónclave de funcionarios y dirigentes que resuelven lo que se hace y lo que no. En esta lógica manipuladora y antidemocrática, las "líneas de demarcación" entre gobierno y partido desaparecen.

A la puesta en escena del aparato progresista, ni siquiera le faltaron los ribetes teatrales. Cada bloque y sub-agrupamiento tenía un discurso preparado, una oferta edulcorada dirigida a "las bases". Sin dejar de pensar en los caudales electorales a retener. Aunque todos -más allá de las retóricas y los énfasis de cada quién- sabían de antemano lo que no se podía cuestionar: las reglas impuestas por los gerentes de la mundialización capitalista; los "derechos de propiedad" de empresarios industriales y banqueros, terratenientes y multinacionales; la "gobernabilidad democrática" que da sustento institucional al régimen político de dominación; la existencia misma de los aparatos judiciales, policiales y militares, que galvanizan el "Estado de derecho". Es decir, nada subvierta el curso "normal" del proceso de acumulación y reproducción del capital. O el "buen clima de negocios". De allí que ninguno de los documentos presentados para el "verdadero debate", rozaba líneas de ruptura con la política económica que, desde marzo 2005, se viene ejecutando. Y que ha sido debidamente certificada por el FMI y el Banco Mundial.

Mal que les pese a muchos frenteamplistas, el balance de las administraciones nacionales y municipales del FA muestra, de forma categórica, que las discusiones y las resoluciones congresales no superan el contorno de esas "instancias orgánicas". Por eso, lo programas aprobados son apenas "marcos referenciales" o "grandes líneas de acción", que nada tienen que ver con el plan de gobierno que luego se aplica. Bastaría recordar que el Congreso del 2008 había aprobado entre otros puntos, la eliminación de las AFAP, la creación de un Frigorífico Nacional y la rebaja del IVA. No obstante, ni Vázquez ni Mujica cumplieron con esos "mandatos programáticos".

La candidatura de la senadora Constanza Moreira no cambió esa perversa ecuación. Como admiradora de Lula y de Mujica, íconos según ella de la articulación "en clave socialdemócrata" (En Perspectiva, 9-11-2009), le "suena raro" decir "giro a la izquierda". (Búsqueda, 7-12-2013) Parece razonable, porque sus propuestas no van en esa dirección. Ni siquiera se pronuncia por la derogación de las AFP: "no hay condiciones", dice. Porque el país está acostumbrado a los "gradualismos". (Búsqueda, 7-12-2013). Al terminar el Congreso no dudó en aclarar: "Hoy es una gran día, votamos programa y candidatos. Quiero decirles que respetaré el programa punto por punto y coma por coma", recordando que había defendido la despenalización del aborto y la participación de las mujeres. (El País, 30-11-2013) Su "confrontación" con Vázquez se limitará a cuestiones puntuales, de estilo, de tolerancia. De ningún modo propone un cambio "radical". En todo caso, expresa una "corriente de opinión", de grupos y militantes "desencantados", que piensan en una vuelta al FA de sus orígenes. Sin que ello represente una ruptura con la "disciplina partidaria". La propia senadora es un ejemplo patente que la "disidencia" tiene una raya infranqueable: ha votado todas y cada una de las leyes que el gobierno envió al parlamento. Las más "progresistas" y las más "derechistas". En última Rendición de Cuentas, por ejemplo, su mano se levantó para respaldar el mensaje del Poder Ejecutivo, rechazado por maestros y profesores. En la huelga docente, estuvo del otro lado.

A su favor, hay que reconocerlo, vale el reclamo de una "renovación generacional". Los datos surgidos de la Secretaría de Organización del FA le dan toda la razón. Se trata de una "estructura" envejecida y conservadora, donde los jóvenes brillan por ausencia: un 66% de los delegados al Congreso tenía más de 50 años. Apenas 8 delegados menos de 30 años.

En junio, siguiendo las normas constitucionales, los partidos legales realizan sus "elecciones internas". A padrón abierto y adhesión simultánea. En ese momento, cientos de miles de simpatizantes del Frente Amplio depositaran su voto. La inmensa mayoría no se habrá enterado ni del "verdadero debate", ni de las tramoyas de garaje, ni de lo que resolvió el congreso. Tampoco habrá leído siquiera la tapa del pesado documento de 71 páginas titulado "Bases Programáticas. Tercer Gobierno Nacional del Frente Amplio 2015/2020". Pero se pronunciará, masivamente, a favor del candidato oficial, favorito de todas las encuestas para ganar en octubre. La senadora recibirá algunos miles de adhesiones, luego de hacer, según su "comando político", una campaña financiada "a lo Obama": por "intermedio de pequeños aportes a título personal" (Brecha, 20-12-2013). O sea, creyéndose el cuento de que fueron las "redes sociales" y no las grandes corporaciones patronales las que pusieron los cientos de millones de dólares para que Obama llegara a la Casa Blanca.

Pasada la elección interna el juego de la "pluralidad" y la candidatura "alternativa" habrán terminado. Toda la tropa -incluida la "corriente de opinión" que posa de crítica- se alineará tras el "único candidato que asegura la victoria". Y la posibilidad de seguir

El giro que no fue

Si se repasa el destino de las pocas mociones que intentaban un "giro a la izquierda", la conclusión es una sola: el más absoluto de los fracasos. Todas quedaron sometidas a las exigencias de Vázquez y los operadores del Frente Liber Seregni. La pretensión de aumentar el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), darle "progresividad" al Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF), y eliminar la no-imposición tributaria en las zonas francas (que de ahora en más se llamarán zonas económicas especiales), corrieron la peor de la suertes. Igual le fue a la propuesta de establecer un 6% para la educación en el Producto Interno Bruto (PIB).

En materia de política internacional sucedió algo similar. Una moción que cuestionaba algunos aspectos de los Tratados de Inversión -como el reconocimiento del arbitraje del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), una institución del Banco Mundial-, y hasta otra moción que declaraba que las Islas Malvinas ¡eran argentinas! fueron rechazadas. Obviamente, como en todo cónclave frenteamplista, no faltaron los saludos a la bandera: declaraciones de fe antiimperialista y compromisos con la "integración latinoamericana". Esto quiere decir que el Frente Amplio seguirá cortejando a la Venezuela bolivariana (a cambio de petróleo y otras ayudas económicas) o "preocupado" por la situación en Haití (sin mover un dedo para que las tropas uruguayas de ocupación se retiren inmediatamente). Mientras tanto, buscará zafarse de las "contradicciones" que hunden al Mercosur. Las fichas se pondrán en el casillero de la Alianza para el Pacifico (Chile, Colombia, México, Perú), que tiene como director de orquesta a Estados Unidos; en los acuerdos con China y la Unión Europea; en "profundizar los lazos comerciales" con Israel, ejemplo de "nación emergente" que respira "ejecutividad" e "innovación". (El Empresario, 22-11-2013)

Hasta el más fanático de los "ultraizquierdistas" se hubiera alegrado de un verdadero "giro a la izquierda". Así empezara por lo básico. Es decir, por una serie de medidas que apuntaran hacia un poco más de "justicia social", contemplando las necesidades más urgentes de esos 800.000 trabajadores (50 % de la fuerza laboral) que gana entre 7.900 y 14.000 pesos mensuales. Por ejemplo: aumentar el salario mínimo nacional a 25.000 pesos (media canasta familiar); duplicando las asignaciones familiares; eliminando el IVA de la canasta básica y de las tarifas en los servicios públicos; rebajando a la mitad el precio del transporte público; reduciendo y congelando el valor de los alquileres de aquellos hogares cuyo ingreso no alcanza media canasta familiar.

Tanto mejor si ese "giro a la izquierda" hubiera sido acompañado de medidas contra el capital local y extranjero. Por ejemplo: cesando los beneficios fiscales a los empresarios (U$S 1.674 millones anuales, según el ministro de economía Fernando Lorenzo); aumentando la "carga impositiva" de los conglomerados sojeros, forestales y ganaderos, en relación a su patrimonio y a sus ganancias; repartiendo las tierras que posee el Instituto Nacional de Colonización; repudiando la fraudulenta deuda externa que, solamente por concepto de intereses, transfiere anualmente U$ 1.100 millones hacia los centros financieros internacionales.

Ni siquiera tan poco se propuso. La verdad es que hasta el mote de "reformista" le queda muy holgado al Frente Amplio de hoy. Por esa razón no podría darse un "giro a la izquierda". Su programa es, simplemente, capitalista. Su "modelo de desarrollo", basado en la agro-exportación, es el mismísimo que instalaron blancos y colorados en pleno auge del neoliberalismo. Es más, los cuatro pilares que dan formato a la "matriz productiva" que impera en el país se mantienen intocados: ley forestal (1987), ley de zonas francas (1987), ley de puertos (1992), y ley de inversiones (1997). Por el contrario, desde marzo 2005, el patrón agro-exportador ha profundizado la primarización (término que alude al incremento de la participación de los productos con escaso valor agregado en las exportaciones) de la economía.

Los datos sobre la concentración-extranjerización de la tierra y los de propiedad industrial y comercial, así como los volúmenes de producción de soja, carne, arroz y pasta de celulosa, confirman que los gobiernos del Frente Amplio asumieron como propia la herencia programática legada. A lo sumo, la discusión en los think tank progresistas transcurre en cómo superar la dependencia del valor de los commodities y en cómo llegar a la etapa de un "segundo salto" para afianzar el proyecto "neodesarrollista". La única opción que encontraron ya se conocen: las megainversiones. Empezaron con Botnia (UPM). Luego vino Montes del Plata. Le siguen Aratirí, el puerto de aguas profundas en Rocha, y la Regacificadora. Fracasaron apenas en "modernizar" AFE y en rematar Pluna.

El congreso del gobierno acaba de ratificar ese proyecto de "país productivo". Donde las transnacionales se apropian de la riqueza nacional en sociedad con los grandes grupos empresariales locales.

Sucesión continuada

Ya lo había afirmado el ministro del Interior, Eduardo Bonomi. Hay que ver al gobierno Mujica como "una continuidad en relación con el gobierno de Vázquez". No solo porque tienen el mismo programa, sino porque las "correlación de fuerzas en la sociedad" no permite hacer un "giro a la izquierda". (Búsqueda, 8-8-2013). Así que un eventual segundo gobierno de Vázquez será una continuidad del presidido por Mujica. Los presidentes se suceden. El programa no se mueve un centímetro.

El miércoles 4 de diciembre, en el departamento de Maldonado, Vázquez lo confirmó: "Va a haber continuidad del equipo económico en el tercer gobierno del Frente Amplio, para tranquilidad de todos los ciudadanos". (Búsqueda, 19-12-2013). Ni que decir para los patrones. Porque la conducción económica continuará en la línea de Astori (que podría ser nuevamente ministro de Economía) y ejecutada por los técnicos del Frente Liber Seregni.

El candidato oficial no trae cartas escondidas bajo la manga. Su decisión "apunta a los votantes de centro y centro-izquierda, así como al sector empresarial" que ve a Astori como una figura clave en esa continuidad. (Búsqueda, 19-12-2013). No obstante, realizó dos anuncios: promete bajar el IRPF sobre el aguinaldo y el salario vacacional; y cobrarle el Impuesto de Primaria a los "productores rurales". El progresismo lleva más de ocho años anunciando la rebaja de dos puntos del IVA ¿cumplirá esta vez? Para que nadie fuera acusarlo de girar demasiado a la izquierda", hizo otro anuncio más: que "declarará de ser necesario" servicio esencial a la educación si se insiste con las huelgas y los paros docentes. (En la mira, VTV, 19-12-2013). Es decir, irá un poco más lejos que Mujica en eso de mantener el orden y la autoridad.

Nada fuera del libreto. El Frente Amplio es una fuerza del campo burgués. Lo que es sinónimo de contrarrevolución. Su funcionalidad es reconocida desde las corporaciones patronales hasta las instituciones de la mundialización capitalista. Ni sus políticas de asistencia social para "combatir la pobreza", ni la "agenda de nuevos derechos" -despenalización del aborto, matrimonio igualitario, regulación del mercado de la marihuana-, modifican su función en el orden establecido. Gobierna con los instrumentos del Estado capitalista. Cuando se trata de perseguir, torturar y asesinar jóvenes, invadir barrios pobres, limpiar las calles de indigentes y reprimir protestas sociales, lo hace con el mismo celo institucional (jurídico y policial) que cualquier otro gobierno. Cuando se trata de contener "desbordes sociales" echa mano de su apéndice sindical: el aparato del PIT-CNT, especializado en desarticular luchas, romper huelgas y aceptar la política de precariedad salarial. A cambio, le paga con prebendas materiales, incorporándolo al mostrador de los negocios, al tráfico de influencias y al sórdido mundo de la corrupción. Como se ha visto recientemente en el caso del Plan de Vivienda Sindical.

Superada la instancia congresal, el partido de gobierno está en condiciones de organizar la maquinaria electoral. Su militancia se encargará de darle base popular. Ya tiene candidato oficial. El programa lo afinará el "grupo de la gobernabilidad". A la medida de lo que Tabaré Vázquez decida. La hipótesis más probable es que el progresismo renueve el mandato. Aunque no la única. Blancos y colorados muestran que tienen poco para ofrecer de nuevo o mejor en términos económicos y sociales, pero siguen en la pelea. Así lo indican todas las encuestas que pronostican una segunda vuelta electoral y la posibilidad de que el progresismo pierda la mayoría parlamentaria. Pero la "debilidad de la derecha", como dice el senador Enrique Rubio, continúa siendo el principal "aliado" del Frente Amplio. (La Diaria, 13-9-2013)

Parece alcanzar. Sobre todo para una capa social parasitaria de funcionarios y burócratas que, desde la gestión del Estado, usufructúa el beneficio de ejercer el poder. En democracia, claro. "La mejor de las porquerías", según la definición de Winston Churchill que Mujica citó en la entrevista con CNN. (15-12-2013) El jefe tupamaro apenas cambió el lugar de las palabras: "porquería sí...pero la mejor".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.