jueves, 9 de enero de 2014

Argentina, Córdoba.: No a Monsanto. La justicia ordenó que se paralicen las obras de la multinacional en Malvinas Argentinas

PRENSA RED

“Esta decisión judicial significa otro revés para Monsanto. No es una solución definitiva porque está pendiente el estudio de impacto ambiental que deberá ser dado a conocer en marzo”, manifestó Gastón Mazalay, referente de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, tras conocer el fallo. La empresa apelará ante el TSJ.

Militantes de diversas organizaciones sociales que conforman el Colectivo Malvinas Lucha por la Vida se concentraron este mediodía en la esquina de Boulevard Illia y Balcarce, frente al edificio de Tribunales 3, para conocer el fallo de la Sala Segunda de la Cámara del Trabajo de Córdoba referido a la construcción y por ende instalación de una planta de semillas de la multinacional.

Tras un año y medio de pleito la Cámara del Trabajo declaró inconstitucional la ordenanza municipal que permitió el avance de la obra y ordenó el cese de la construcción hasta tanto se complete el estudio de impacto ambiental. Asimismo declaró abstracto al recurso de apelación interpuesto por la empresa Monsanto.

Apenas salió del edificio, el abogado Federico Maciocchi, presidente del Club de Derecho, ponderó la lucha llevada adelante por el Colectivo y valoró la decisión de recurrir a la justicia. “Ahí donde las autoridades no respondan o se avasallen los derechos hay que acudir a la justicia”, manifestó.

Tras la lectura del dictamen afirmó que “En principio, acá se acaba el pleito. Las obras se deben paralizar hasta tanto se tenga el estudio de impacto ambiental y se avance en la audiencia pública. Y la municipalidad se debe abstener de dar permisos. La batalla judicial termina con esto, se ha dado el punto final”, sintetizó el abogado.

“ Siento una emoción inmensa porque después de muchas idas y vueltas, de muchos cachetazos judiciales a favor del poder, finalmente, nos han dado la razón. Es una batalla ganada”, expresó Vanesa Sartori, integrante de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida. La mujer le contó a este medio que la única militancia que tuvo en su vida fue durante la adolescencia en el grupo juvenil de la parroquia. “Comencé a informarme junto a otros vecinos y le pedimos al doctor Montenegro que nos diera una charla. Así comenzamos en esta lucha por la vida”, afirmó, mientras acariciaba a su pequeña hija en brazos.

En febrero de 2012, vecinos y vecinas de Malvinas Argentinas presentaron un amparo ante la justicia dirigido a impedir la construcción de la planta industrial de semillas de la empresa Monsanto porque carecía de un estudio de impacto ambiental. En primera instancia, el fallo favoreció a la Municipalidad y por ende a la empresa. Como pasaba el tiempo y no se resolvía la cuestión interpusieron una medida cautelar.

“Apelamos ante la Cámara que falla a favor nuestro y se paralizan las obras a fines del año pasado durante dos meses”, contó Gastón Mazalay minutos antes de conocerse la resolución. Y agregó luego que el recorrido judicial siguió hasta llegar al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que dicto una sentencia a favor de la empresa. “Nosotros apelamos sobre la cuestión de fondo que es el amparo”, aclaró Mazalay.

Desde la empresa informaron por medio de un comunicado que apelarán esta sentencia ante el TSJ porque consideran que han cumplido con todos los requisitos legales y con las autorizaciones correspondientes.

Solo una batalla

 Sofía Gatica evaluó que “a pesar de toda de la represión seguimos sosteniendo el bloqueo y Monsanto no está pudiendo construir. Y lo logramos con el esfuerzo de todos. Pero este triunfo es solo una batalla. Estamos frente a una multinacional, la más grande del mundo, y tenemos que estar alerta. ¿Ustedes creen que el estudio de impacto ambiental va estar a favor de nosotros?”, interpeló. “No nos olvidemos que los responsables de este modelo son la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador José Manuel de la Sota y el intendente Arzani”, añadió.

Mientras esta cronista hacía la nota se apersonó una mujer de mediana edad que llevaba puesto un cabestrillo en su brazo izquierdo y la insultó. “Dejaste que el barrio Ituzaingó se venga abajo y ahora te metiste acá a hacer lo mismo, dónde están los muertos de los que hablás…”, dijo ofuscada y se retiró.

La militante social manifestó que ya estaba acostumbrada a este tipo de situaciones donde un vecino o vecina los interpela e incluso agrede cuando “los verdaderos enemigos son las multinacionales poderosas. En esto se equivocan porque no están bien informados”, señaló.

Para solucionar el conflicto “hace falta una decisión política” expresó y sin pelos en la lengua manifestó su desconfianza respecto al informe ambiental. Gatica sostuvo que no había que abandonar el acampe.

El organismo competente que debe resolver sobre el mencionado informe -que ya fue presentado por la empresa-, es la Secretaría de Ambiente de la provincia actualmente a cargo del ex intendente de Morteros German Prato. Según cuentan los vecinos el funcionario les manifestó a titulo personal que esta de acuerdo con la realización de una consulta popular paso que también deberá cumplirse.

“Acá se mueven muchos intereses. Ellos van a dar todos los pasos que tengan que dar y nosotros debemos mantenernos fuertes, porque estamos enfrentando a una multinacional gigante”, concluyó la referente de las Madres de Ituzaingo Anexo.

Por un largo rato, un grupo de mujeres lloraba y se abrazaba en las inmediaciones del ingreso al tribunal. En tanto, en la esquina resonaban los cánticos: Fuera Monsanto, fuera de Malvinas /Fuera Monsanto, fuera de Argentina/Fuera Monsanto, de America latina!”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.