martes, 14 de enero de 2014

Clase media británica, "crisis de confianza"

ANSA

Las familias de clase media en Gran Bretaña enfrentan una "crisis de confianza" tras una fuerte caída en los estándares de vida en el país, afirmó el jefe del opositor Partido Laborista, Ed Miliband.

El parlamentario escribió un editorial en el periódico inglés Daily Telegraph, en el que sostuvo que los factores claves de la economía que en el pasado impulsaron y dieron sustento a las clases medias han sido amenazados.

Miliband indicó además que las perspectivas a futuro para los niños británicos "deben ser resueltas urgentemente".

El jefe de los laboristas dijo que si gana las elecciones generales, previstas para 2015, "reconstruirá a las clases medias".

"Nuestro país no mejorará si las clases medias siguen siendo débiles y están desmoralizadas", destacó el político. Miliband agregó que su mensaje acerca de una crisis por el alto costo de vida en el Reino Unido no sólo se aplica a los contratos basura y al salario mínimo, sino también a millones de familias que nunca imaginaron que sus vidas serían una lucha constante.

Entre las prioridades que según el jefe opositor deben resolverse están el acceso a la educación superior, al trabajo de buena calidad y a un sistema de pensión seguro.

"Nuestro país no puede tener éxito y mejorar de forma colectiva al menos que Gran Bretaña cuente con una clase media fuerte y vibrante. De hecho, el mayor desafío para nuestra generación es cómo resolver la crisis de los estándares de vida que se ha vuelto una crisis de confianza para las familias de clase media", subrayó.

Miliband indicó que además de enfrentar una caída en los salarios reales y un aumento en los costos de vida como alimentos, guarderías, servicios de gas y electricidad, y transporte, las familias de clase media enfrentan una amenaza "más fundamental".

"El motor que alguna vez impulso y mantuvo ese sistema ya no funciona como en el pasado", indicó el parlamentario laborista.

"El acceso a la educación superior, a la enseñanza de oficios, a los empleos buenos con salarios confiables, a la vivienda accesible, ahorros estables y pensiones seguras: todos ellos han sido amenazados", continuó.

Tras las advertencias, el presidente del Partido Conservador, Grant Shapps, afirmó sin embargo que muchas familias que trabajan duro "enfrentan muchos desafíos en la actualidad debido a que empobrecieron como consecuencia de la peor recesión en el siglo, una recesión presidida por Ed Miliband y por el gobierno laborista que formaba parte".

"La única forma de garantizar un futuro mejor y financieramente más seguro para las familias trabajadoras y sus hijos es seguir con el plan económico a largo plazo de (el primer ministro) David Cameron, que incluye reducir el déficit, crear fuentes de trabajo, recortar impuestos, darle a los jóvenes herramientas para encontrar empleo y arreglar el sistema de Bienestar Social para que tenga sentido trabajar", dijo Shapps.

Según el presidente de los conservadores, Miliband "no tiene plan" de gobierno.

"Se ha opuesto a cada una de las decisiones difíciles que hemos tomado para ayudar a que la economía mejore. Todo lo que él ofrece es más de lo mismo de las viejas políticas laboristas que nos llevaron al caos: más gasto, más endeudamiento y más impuestos", agregó el político oficialista.

Un plan con esas características "llevará inevitablemente a un futuro menos seguro para los trabajadores y sus familias".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.