jueves, 2 de enero de 2014

La derecha española proyecta un nuevo partido

PL

Medios españoles adelantan hoy la posible creación de una organización política de derecha con disidentes del gobernante Partido Popular (PP), coincidentemente con la divulgación de una encuesta que demuestra pérdida de popularidad de la agrupación.

Según el diario digital Público, el presidente de la Fundación por la Defensa de la Nación Española y exparlamentario vasco, Santiago Abascal, valora la posibilidad de crear un partido de centro-derecha, tendencia en la cual dice ubicarse ideológicamente.

La fuente apunta a que Abascal, quien renunció al PP tras emitir una carta crítica al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es la opción más clara de un sector disgustado con la dirección del partido y en busca de una alternativa para las elecciones de 2015.

Otro potencial disidente es el expresidente del PP catalán, Alejo Vidal-Quadras, a quien, tras su eliminación de las listas del partido para las elecciones europeas, se atribuye la posible formación de un nuevo proyecto o apoyar al de Abascal si se concreta.

Un comentarista del diario El Mundo afirmó recientemente que está a punto de formarse un partido de extrema derecha, presuntamente impulsado por políticos procedentes del PP del País Vasco y Cataluña, sin mencionar nombres.

En su columna habitual, Manuel Hidalgo precisó que no será fraguado por el extremismo residual sino por una extrema derecha de cuello blanco, que no se reconocerá como tal ni cuestionará públicamente la democracia, pero abogará por un autoritarismo reaccionario.

En su opinión, la propuesta gubernamental de una ley que restringiría mucho el aborto e iniciativas similares intentan calmar a ese sector, pero ello no bastará.

Coincidentemente, a principios de diciembre la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, opinó que existe riesgo de fragmentación del PP.

Según un sondeo difundido hoy, en unas elecciones generales el PP alcanzaría 33,3 por ciento de los votos, 11,3 puntos menos que en las elecciones generales de 2011.

El PP, según el estudio, sigue siendo mayoritario, aunque debería entrar en alianzas para gobernar, pero el panorama se volvería aún más complicado de producirse una fractura interna con la salida de un sector más derechista dentro del partido conservador.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.