viernes, 28 de febrero de 2014

China publica su registro de derechos humanos de Estados Unidos

XINHUA

China respondió hoy viernes a las críticas y comentarios irresponsables de Estados Unidos sobre la situación de los derechos humanos en el país, publicando un informe referente a los derechos humanos en la propia nación norteamericana.

El Registro de los Derechos Humanos en Estados Unidos en 2013 fue divulgado por la Oficina de Información del Consejo de Estado de China (gabinete) en respuesta a los Informes por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos para 2013 que había emitido previamente el Departamento de Estado estadounidense.

El documento indica que aún existían muchos problemas relacionados con los derechos humanos en Estados Unidos en 2013, con la situación en muchos de ellos incluso deteriorándose.

El gobierno estadounidense, jactándose de ser el "juez mundial de derechos humanos", realizó otra vez "ataques arbitrarios y comentarios irresponsables" sobre los derechos humanos en casi 200 países y regiones en sus informes recientemente publicados, apunta el documento.

"No obstante, la parte estadounidense ocultó minuciosamente y evitó mencionar sus propios problemas al respecto", añade el texto.

El informe califica el programa de vigilancia (PRISM) de Estados Unidos, que lleva a cabo amplias y duraderas vigilancias tanto dentro como fuera de ese país, como "una evidente violación de la ley internacional" e indica que éste "infringe gravemente los derechos humanos".

Los servicios de inteligencia del país norteamericano, mediante los datos ofrecidos por las compañías de internet y de telecomunicaciones como Microsoft, Google, Apple, Facebook y Yahoo, monitorizan "sin escrúpulo" los contactos privados y actividades sociales de los ciudadanos.

El informe también se refiere a los datos que muestran el gran número de civiles muertos que han provocado los frecuentes ataques de los aviones no tripulados de Estados Unidos en algunos países, como Pakistán y Yemen. Desde 2004, el gobierno estadounidense ha perpetrado 376 ataques de drones en Pakistán, matando a 926 personas.

Hasta la fecha, Estados Unidos sigue siendo un país que no ha ratificado o participado en una serie de convenciones clave de las Naciones Unidas relacionadas con los derechos humanos, entre ellas, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención sobre los Derechos del Niño, y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, señala el documento.

El confinamiento solitario también es común en Estados Unidos, según el informe.

En las prisiones estadounidenses, las personas que se encuentran en reclusión solitaria, aisladas de los otros presos, están encerradas en calabozos con pobre ventilación y poca o ninguna luz natural, una situación que perjudica su salud física y psíquica.

Alrededor de 80.000 prisioneros estadounidenses están actualmente en régimen de aislamiento. Algunos han permanecido en él más de 40 años.

El culto desenfrenado a las armas en Estados Unidos también nutre la violencia que se cobra las vidas de unos 11.000 estadounidenses cada año.

Según las cifras citadas del FBI, se usaron armas del estado en un 69,3 por ciento de los asesinatos, un 41 por ciento de los robos y un 21,8 por ciento de las agresiones graves.

En 2013, un total de 137 personas perdieron la vida en 30 asesinatos en masa (cuatro o más víctimas en cada uno).

Un tiroteo ocurrido en la sede de la Comandancia de Sistemas Marítimos Navales en Washington dejó 12 muertos, precisó el texto.

Además, Estados Unidos se enfrenta a una grave situación en cuanto al desempleo, ya que la tasa de paro sigue siendo alta, subraya el informe.

La tasa de desempleo de las familias con bajos ingresos superó el 21 por ciento, y la población sin hogar en Estados Unidos continúa creciendo, con un aumento del 16 por ciento entre 2011 y 2013, agrega el texto.

"También existe en Estados Unidos una gran cantidad de menores de edad trabajando en el sector agrícola, cuya salud física y mental está seriamente comprometida", destaca el documento.

Se trata del quinto informe anual de este tipo publicado por China en respuesta a los ataques del país norteamericano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.