miércoles, 26 de febrero de 2014

España. Las vírgenes condecoradas: medallas de oro y cruces de hierro nazis

Antonio Maestre (LA MAREA)

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, dijo en una entrevista a La Gaceta donde narraba su epifanía que, para él, la política era una magnífica oportunidad para el apostolado. Miembro reconocido del Opus Dei hace honor a sus palabras y continúa utilizando su posición al frente de la cartera de Interior para imponer en la vida pública de los españoles sus creencias religiosas. La última ocurrencia del ministro ha sido otorgar la medalla del mérito policial a Nuestra Señora María Santísima del Amor. El motivo de la condecoración es que la cofradía de la Virgen comparte los valores que caracterizan a la Policía. Estas concesiones honoríficas están regidas por una ley franquista de 1964.

No es la primera condecoración a una virgen que firma el ministro de Interior. En septiembre de 2012, el Consejo de Ministros acordó otorgarle a la Virgen del Pilar, la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil mediante el Real Decreto 1389/2012. La disposición firmada por el ministro argumentó la distinción de la siguiente manera:

“La honda raigambre del patronazgo de la Virgen del Pilar continua formando parte del acervo de la Guardia Civil, y estando próxima la celebración de su centenario, con ocasión de la festividad de la Patrona del Instituto se considera oportuno reafirmar esa vinculación y concederle la Gran Cruz, de manera que siga ostentando la más alta de las categorías que integran la Orden”.

Medallas de oro de ciudades

La costumbre de condecorar a vírgenes no es algo exclusivo del ministro de Interior ni del Gobierno, la concesión de medallas de oro de las ciudades a las vírgenes es casi tradición en nuestro país.

En Cádiz, son cuatro las vírgenes que ostentan la medalla de oro de la ciudad. La más reciente es la impuesta a la Virgen de los Dolores, por decisión de Teófila Martínez, alcaldesa de la ciudad. El acto se celebró el pasado 8 de diciembre y al mismo acudió el primer teniente alcalde, José Blas Infante. Además de la Virgen de los Dolores, en Cádiz ostentan tal distinción la Virgen de la Palma, la Soledad del Santo Entierro y la Virgen del Carmen.

En Granada, en mayo de 2012, con el voto a favor de todo el pleno del ayuntamiento se acordó concederle la medalla de oro de la ciudad a la Virgen de las Angustias, el acto se celebró en diciembre del 2012 y el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, le impuso personalmente la condecoración.

Es muy difícil encontrar la ciudad española que no tiene una virgen condecorada por parte de su alcalde. La Virgen de Regla en Sevilla, la Virgen de la Santísima Victoria en Huelva, la Virgen del Desconsuelo en Jerez, la Virgen de la dolorosa en Oviedo y muchas otras que sería imposible recoger sin realizar una lista interminable de estatuas condecoradas.

En Madrid, la Virgen de la Almudena tiene la medalla de oro de la ciudad desde el año 1945 .No fue el único galardón de la imagen mariana, ya que en 1961 le sería concedida también la medalla de Honor de la Villa de Madrid. La concesión de medallas a las vírgenes trasciende el carácter público ya que muchos fieles les han ofrecido sus medallas a la Virgen como muestra de devoción, lo que ha llegado a ocasionar que se vieran incluso imágenes de vírgenes con cruces de hierros nazis.

Cruces de hierro de la división azul donadas a las vírgenes



Después de la Segunda Guerra Mundial, era costumbre entre los miembros de la División Azul donar sus cruces de hierro ganadas en combate a las vírgenes de sus ciudades o pueblos para que las llevaran en sus mantos. Son muchas las imágenes marianas que han portado cruces de hierro nazis y esvásticas en sus mantos durante las procesiones. La Virgen del Pilar cada 10 de febrero luce un manto de la división azul con cuatro cruces de hierro nazis en la conmemoración de la batalla de Krasny Bor desde que fuera donado por divisionarios en el año 1961. Esa costumbre de los divisionarios de donar sus cruces de hierro a las vírgenes de sus ciudades saltó a la actualidad cuando en la ciudad de Ibi el pasado mes de septiembre se utilizó una fotografía de 1974 de la patrona del pueblo en la que aparecía con las dos medallas nazi.

En España ya no extrañan estas medallas y condecoraciones si tenemos en cuenta que en la actualidad Benito Mussolini y Adolf Hitler aún conservan el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas que mediante Real Decreto les concedió Francisco Franco en el año 1937.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.