viernes, 28 de febrero de 2014

Panorama económico de China

XINHUA

La economía china, ¿en ruta de crisis o sólo un reajuste? / China crecerá establemente en 2014, según grupo de expertos / Empresas chinas en mejor momento para invertir en América Latina.

La economía china, ¿en ruta de crisis o sólo un reajuste?
China parece tener poco para alegrarse las últimas semanas debido al persistente smog tóxico y la pérdida de ritmo económico, según informes recientes de la prensa Occidental.
China carece de excusas para la crisis ambiental, pero las exageraciones sobre la pérdida de dinamismo económico en el país demandan una reconsideración.
Entre los sombríos reportes de medios periodísticos occidentales está un filme de Robert Peston, "How China Fooled the World" (Cómo China embobó al mundo), difundido por el sitio web de la cadena británica BBC.
Peston advierte un "grave riesgo de percance calamitoso" para la economía china, al señalar que China podría enfrentar un problema y aún vislumbra un riesgo alto sobre la tercera ola de la crisis financiera global.
Conclusiones de este tipo resultan sensacionales, pero no son recientes.
A partir de que China lanzó su reforma y una política de apertura, observadores occidentales han previsto varias veces el así llamado "colapso" de China, pero nadie ha resultado un profeta acertado.
El señalamiento más reciente sobre la economía china es como un predicador callejero de la fortuna que habla sin sentido, con predicciones más parecidas a los filmes de ficción que a previsiones de la vida real.
Lo que hace falsas semejantes predicciones es que se simplifica en exceso la economía china a una o varias cifras y luego las exageran.
La cifra citada por la mayoría de los analistas pesimistas es el crecimiento este año de 7,7 por ciento, que vinculan con el de 2012, el más pobre del país desde 1999.
¿Entonces qué?
Desde que China comenzó a registrar el Producto Interno Bruto (PIB) en 1978, el crecimiento económico anual del país ha caído por debajo del seis por ciento tres veces, menos del 8 por ciento en nueve ocasiones, hasta 12 veces menor al 9 por ciento e inferior al 10 por ciento 19 veces.
Para desgracia de esos observadores pasivos, la economía china nunca colapsó en los episodios anteriores de pérdida de dinamismo.
Lo que es más, la recuperación del crecimiento entonces y ahora será diferente.
De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadística, aún un crecimiento de uno por ciento respecto la cifra de 2013, sería igual al tamaño del PIB chino en 1982.
El crecimiento promedio de casi dos dígitos durante las tres últimas décadas podría alentar la ilusión de que no importan los cambios en los ambientes doméstico y de ultramar, un así llamado "aterrizaje duro" o "impacto calamitoso", podría caer sobre China en cualquier momento cuando el crecimiento ceda a una tasa menor al 10 por ciento.
El esquema mental de "crecimiento rápido o muerte" no resulta racional.
Es normal que el crecimiento de China ceda fuerza debido al efecto del tsunami financiero global y la reestructuración económica interna. Pero este tipo de ralentización no debería llevar al pánico.
Los factores que han impulsado el crecimiento de China hasta convertirla en la segunda economía más avanzada del mundo aún están vigentes con largueza, relativamente bajo costo de la fuerza laboral, mayor productividad, sustancial mejoramiento de infraestructura, una clase media creciente, un macro control cada vez mayor y un comercio global que florece.
Se añade a este impulso una política para contar con trabajadores cada vez más hábiles y socios experimentados, así como un auge del internet móvil.
Por ejemplo, el gigante chino de pagos en línea Alipay ayudó a su socio financiero, Tian Hong Asset Management, a captar más de 400 billones de yuanes (unos 66.700 millones de dólares) al fondo de divisas en línea Yu’e Bao.
La sencilla receta de un umbral de inversión bajo y alto rendimiento ha catapultado a Yu’e Bao y su socio desde la oscuridad en junio último a uno de los más altos mercados de fondos de dinero en el mundo de hoy.
Este tipo de factores, junto con las enormes reservas internacionales y la riqueza amasadas por años, hacen que China sobreviva a cualquier número de impactos o crisis.
Más importante aún, China mantiene una estabilidad política de tres décadas, que ha allanado el camino para la profundización de las reformas que inyecten "dividendos de reforma" en la economía.
Los periodos cíclicos de ralentización han sido parte de la historia económica china y un crecimiento menor, que depende menos de la inversión y la deuda, es exactamente lo que China necesita ahora para manejar los riesgos en el sector inmobiliario.
Sin duda que el modelo económico de crecimiento a todo costo, que ha impactado los cielos, contaminado los ríos y afectado la tierra, no puede ser sostenido, como han dejado en claro las vastas quejas sobre la neblina tóxica que devasta el norte de China. Los falsos profetas sobreestiman su conocimiento sobre China al tiempo que subvaloran la tolerancia de los gobernantes a un crecimiento menor y la política de flexibilidad del país para apoyar el crecimiento si es necesario.
En torno a todo esto, los temores sobre el estancamiento son sobredimensionados y China no registra el fin del crecimiento.
Justo cuando China ha asombrado antes a Occidente con su éxito económico, el mundo necesita contener su respiración y esperar el desenlace de la nueva historia de China.

China crecerá establemente en 2014, según grupo de expertos
El crecimiento del PIB de China en 2014 podría acercarse al 7,7 por ciento registrado el año pasado, predijo el jueves el Centro de Investigación de Desarrollo del Consejo de Estado.
Li Wei, director del grupo de expertos, hizo la predicción en una conferencia celebrada en Hefei, la capital provincial de la provincia oriental de Anhui, y apuntó que China se enfrenta a una situación exterior ligeramente mejorada y a presiones bajistas interiores.
China, impulsada por una economía global que se está recuperando pero arrastrada por una menguante cuota de mercado, puede alcanzar un crecimiento comercial de alrededor del 8 por ciento este año, calculó Li.
Pero en el país, la contracción de la demanda, los problemas de exceso de capacidad y los bajos márgenes de ganancias ralentizarán la inversión de China en el sector manufacturero, según Li.
Además, la alta proporción de deuda pública y la disminución de los ingresos procedentes de la venta de tierras probablemente se traducirán en recortes del gasto público en infraestructuras, predijo Li.
Mientras tanto, añadió, la construcción de viviendas nuevas también puede verse reducida debido a las altas reservas de pisos en las ciudades de tercer y cuarto nivel, donde la oferta ha superado la demanda.
Como resultado, el crecimiento de la inversión en activos fijos de China podría caer a alrededor de 18 por ciento en 2014, según se dijo en la conferencia.
Una tasa de crecimiento del PIB relativamente baja de alrededor del 7,5 por ciento puede facilitar un ambiente para la reforma económica y reestructuración de China, y también puede preparar a las pequeñas entidades económicas para una velocidad de crecimiento medio, agregó Li.
China va a anunciar oficialmente su meta PIB en marzo.

Empresas chinas en mejor momento para invertir en América Latina
Gracias a la complementariedad económica y a los elementos favorables interiores y exteriores, las empresas chinas se encuentran en el mejor momento para invertir en América Latina, según los participantes en el foro "Salir a América Latina", que finalizó hoy viernes en la ciudad meridional china de Guangzhou.
Frente a la complicada situación global, América Latina y el Caribe se ha erigido en una de las regiones emergentes con mayor potencial, apuntó Liu Jianchao, ministro asistente del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, durante el foro.
Los lazos económicos y comerciales entre China y América Latina han logrado un gran desarrollo durante los últimos diez años, contribuyendo a la "década dorada" de las relaciones bilaterales. En 2013, el comercio bilateral entre China y América Latina llegó a 270.000 millones de dólares y la inversión directa no financiera de China en esta región alcanzó 15.000 millones de dólares, según las estadísticas oficiales.
La cooperación de beneficio mutuo entre China y América Latina corresponde los intereses comunes de ambas partes y contribuye al desarrollo y prosperidad mundial, aseguró el funcionario chino. Además, Liu indicó que el gobierno siempre apoya a las firmas chinas calificadas para que hagan negocios en América Latina y expresó su esperanza de que las naciones latinoamericanas ofrezcan un buen entorno de inversión y más ventajas a las compañías del país asiático para que ambos pueblos se beneficien.
Durante la Tercera Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China, celebrada en noviembre de 2013, el liderazgo chino aprobó la decisión de profundizar las reformas en todos los aspectos, comprometiéndose a la promoción mutua de la apertura dentro del país y la al exterior y a la mejor combinación de las estrategias de atracción de la inversión extranjera y salida de las empresas chinas al exterior.
Mientras que China expande aún más su apertura al exterior y acelera el proceso de la internacionalización de sus empresas, la inversión china en el exterior seguirá aumentado, superando los 500.000 millones de dólares en los próximos cinco años, informó Liu Xia, directora encargada de inversión extranjera de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo de China.
Al mismo tiempo, muchos países latinoamericanos están llevando a cabo numerosos de proyectos de inversión en su construcción de infraestructuras, como la nueva política industrial de Brasil, la reforma energética de México, el Plan Estratégico Industrial 2020 de Argentina y la Zona Especial de Desarrollo Mariel de Cuba, ofreciendo grandes oportunidades de inversión a las empresas chinas, señaló Xu Yingzhen, subdirectora del departamento de América y Oceanía del Ministerio de Comercio de China.
El ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana, predijo que China se convertirá en el segundo socio más grande de América Latina a finales de 2015.
De acuerdo con Wu Baiyi, subdirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, el principal obstáculo que impide la salida de las compañías chinas es la escasez de conocimiento. "Saben muy poco sobre los países latinoamericanos, lo que limita su planificación general", explicó Wu.
Frente a la complicada y diversificada situación global, Wu instó a las firmas chinas a tomar una decisión científica mediante una gran cantidad de estudios e investigaciones.
Xu Yingzhen también indicó que el establecimiento de un equipo profesional que conozca el idioma, el entorno inversor y el mercado ayudarán a las empresas chinas a consolidar su base en el mercado latinoamericano y garantizará la cooperación a largo plazo.
Además, los inversores chinos deben contribuir a la mejora de la vida del pueblo local y al crecimiento económico de los países donde inviertan, así como al fortalecimiento de la comunicación mutua para lograr su aceptación y reconocimiento, apuntó Wu.
Durante el foro de dos días de duración, los representantes de varios países latinoamericanos, incluyendo Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, México, Uruguay y Perú, promocionaron sus naciones ante las empresas chinas, mostrando el gran potencial de cooperación en áreas como infraestructuras, energía, industria, alta tecnología y telecomunicaciones.
"América Latina considera a China como un comprador e inversor, además de un socio de cooperación plena", dijo en la ocasión el ex presidente boliviano, Jorge Quiroga, quien añadió que América Latina espera exportar más productos de alto valor agregado, en lugar de sólo materias primas.
Stanley Tang, director superior de negocios del fabricante de automóviles chino BYD, dijo que las firmas del país asiático deben tener una actitud abierta y tolerante, entender la competitividad y manejarla razonablemente al invertir en el exterior.
Por su parte, la subdirectora del departamento de asuntos exteriores de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC, por sus siglas en inglés), Pei Ying, indicó que para complementar las ventajas, las compañías chinas deben cooperar con las latinoamericanas, así como con las internacionales.
El foro "Salir a América Latina", organizado por la Asociación de Diplomacia Pública de China, se celebró en los días 25 y 26 de febrero en Guangzhou y atrajo alrededor de 200 participantes, que incluyeron funcionarios gubernamentales, diplomáticos, expertos de instituciones financieras y académicas, así como representantes de empresas tanto chinas como latinoamericanas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.