viernes, 28 de febrero de 2014

Revelan que el FBI tenía un agente en Al Qaeda antes de los ataques del 11/9

PL

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) tenía un agente infiltrado dentro de la red Al Qaeda y sabía antes del 11 de septiembre de 2001 que su líder, Osama Bin Laden, planeaba acciones terroristas en Estados Unidos, trascendió hoy.

Sin embargo, el FBI se negó a informar sobre la presencia del "topo" a los miembros del Congreso y a la Comisión de investigación creada tras los atentados contra las Torres Gemelas del World Trade Center (WTC) en Nueva York y el Pentágono, reveló la cadena televisiva NBC News.

El espía era confidente del denominado jeque ciego, Omar Abdel-Rahman, ahora tras las rejas por participar en la planificación del primer ataque terrorista contra el WTC, en 1993.

Incluso, información del agente encubierto ayudó a detener una acción extremista patrocinada por Bin Laden contra una logia masónica en la ciudad californiana de Los Ángeles, a mediados de los años 90, precisó la televisora.

La confianza ganada por el agente fue tal, que Abdel-Rahman le manifestó en cierta ocasión: Si usted necesita dinero, vaya ante Osama directamente y dígale que yo lo envié.

Ello provocó que el FBI ordenara a su infiltrado acercarse lo más posible a la cúpula dirigente de Al Qaeda, destacó la fuente.

Aún así, solo recientemente y debido a un juicio iniciado en 2010, se pudo conocer que el FBI contaba con un agente en la organización, agregó.

Días atrás también se supo que el Gobierno estadounidenses ordenó la destrucción de todas las fotos o grabaciones del cadáver de Osama Bin Laden, apenas 11 días después de su asesinato en Pakistán, el 1 de mayo de 2011 por parte de un comando de las Fuerzas de Operaciones Especiales.

Numerosos análisis en la prensa internacional sugieren dudas sobre la versión esgrimida por Washington respecto a la muerte del líder terrorista al cual se atribuyó la autoría del mayor ataque de todos los tiempos dentro de la nación norteña.

En mayo de 2011 un "paquete entregado por Fedex" fue lanzado al mar desde un portaaviones, fue la forma en la cual el Gobierno norteamericano describió el fin de la operación de eliminación de Osama Bin Laden.

Ningún marine observó el sepelio en el mar, excepto los altos mandos, mientras que varios documentos desclasificados, con numerosas tachaduras, indican que la operación fue mantenida en condiciones de confidencialidad extrema.

La versión de Estados Unidos no es creíble y la muerte del terrorista aún deja muchas preguntas, pues si hubieran capturado y matado a Bin Laden, se habrían molestado en exponer este crimen, al igual que hicieron con Saddam Hussein o Muammar al-Gaddafi, opinó el activista Alex Corrons.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.