viernes, 28 de marzo de 2014

Baja fecundidad en Cuba, un problema en la mira de la salud

PL

El principal problema demográfico que enfrenta Cuba hoy es la fecundidad, pues cada vez es menor el número de hijos por mujer.

Estadísticas ofrecidas por Grissell Rodríguez, investigadora del Centro de Estudios Demográficos (Cedem), señalan que a partir de 1990 comenzó a disminuir la tasa de fecundidad adolescente y adoptó valores bastante estables y con cierta tendencia a la disminución hasta 2006.

No obstante, a partir de 2007 vuelve a retomar de manera preocupante un ritmo ascendente, hasta llegar a ser de 57,3 por cada mil mujeres de 15 a 19 años para 2011, indicó la experta al diario Granma.

Muchas son las razones que se ofrecen en el informe, entre las que sobresalen el rol alcanzado por ellas en las diferentes esferas de la sociedad, lo cual hace que muchas conciban el embarazo al término de sus estudios e incluso lo prolonguen para continuar con su periodo de instrucción, y así poder tener mayor éxito en el ámbito laboral.

Otro elemento asociado a la salud sexual y reproductiva de las compañeras y afecta la fecundidad es el aborto. Si bien es un derecho ganado, aún es utilizado por un grupo de mujeres como "método anticonceptivo", sin considerar las futuras implicaciones.

Según Roberto Álvarez, director nacional del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI), el aborto debería ser por razones médicas y genéticas.

"Cuando se practica pueden ocurrir hemorragias e infecciones en el aparato reproductor que pueden terminar en infertilidad, además se incluye el riesgo de la mortalidad materna", dijo.

Álvarez explicó que en 2012 se realizaron en el país 83.682 abortos inducidos, para una tasa de 26,5 por cada mil mujeres de entre 12 y 49 años (edad fértil). De cada 100 mujeres, 40 terminan su embarazo por esta vía.

Según los expertos consultados para este trabajo, la tendencia al descenso de la fecundidad en Cuba, la constante baja mortalidad y el saldo negativo de las migraciones externas (-4,2 por cada mil habitantes según el anuario estadístico de 2012) han ocasionado que el país muestre, desde hace varios años, un crecimiento poblacional bajo (comparado a nivel regional resulta el más bajo de América Latina).

Datos ofrecidos por el doctor Álvarez confirman que en las últimas tres décadas (1980-2009) pasamos de un crecimiento considerado bajo, a negativo.

De no revertirse dichas tendencias, la capacidad de reproducción de la población se volverá prácticamente nula, con disminuciones en la población total, comenta.

"La magnitud y complejidad de este fenómeno es el principal reto socio-demográfico que debe enfrentar el país por su impacto en la vida social, económica y familiar y su incidencia en la seguridad y la asistencia sociales, los servicios de salud y la reposición de la fuerza de trabajo (en la medida en que nacen menos niños aumenta el porcentaje de personas con más de 60 años y más)", agregó.

De ahí que el Ministerio de Salud Pública ya implementa políticas para estimular la fecundidad y garantizar una maternidad segura se encuentra en brindar atención a la mujer antes, durante y después del embarazo, también se estimula intencionalmente la natalidad en mujeres de 30 a 39 años y se realizan otras acciones en aras de incrementar la atención médica a la pareja infértil.

Se desarrolla la reproducción asistida de alta tecnología, a partir de la puesta en marcha de tres nuevos centros territoriales en el país y el incremento de la capacidad en el Hospital Hermanos Ameijeiras, en La Habana.

Además se prevé ampliar los servicios para el tratamiento de la infertilidad en los municipios y la red de Centros de reproducción asistida de baja tecnología en todas las provincias entre 2014 y 2016.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.