jueves, 6 de marzo de 2014

El Imperialismo pierde terreno en Siria, Ucrania y Venezuela

Roso Grimau (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

Tres ángulos diversos del mismo triángulo de las Bermudas actual, donde históricamente cada vez que el capitalismo entra en una crisis grave activa las prácticas fascistas para no perder terreno en el control del avance de sus piezas en tablero del ajedrez internacional, tratando de posicionarse estratégicamente para primero dominar el territorio, y luego devorarse los recursos energéticos y de materias primas necesarios para lograr su subsistencia económica, tragándose como nos hacían creer en un triángulo de las Bermudas todo cuanto requieran; sin importar en lo más mínimo el costo de sus crímenes en vidas humanas, violaciones a los derechos humanos, y todo tipo de atrocidades inimaginables, contando con el aval de ciego, sordo, mudo, torpe y testarudo de anquilosados y vetustos organismos internacionales como la ONU, que se convierten en socios cómplices de las mas horrendas masacres humanas.



Esta es la realidad en este mundo globalizado y postmoderno, en el que se sigue hablando de guerras de cuarta generación, cuando hemos visto sucederse algunas guerras de quinta generación e incluso ya podríamos estar presenciando el inicio de guerras de sexta generación sin darnos cuenta. El Manual de Capacitación de Fuerzas Especiales del Ejército de EEUU en Guerra No Convencional de noviembre de 2010 en sus 97 páginas resume cada una de estas acciones que se han ejecutado con muy buenos resultados en varios países como Libia, Siria, Ucrania y Venezuela, (“U.S. Army Special Forces Unconventional Warfare Training Manual November 2010”) –este manual puede ser descargado en inglés ya que se encuentra publicado en varias páginas en Internet, como el documento pdf en el enlace siguiente: <https://info.publicintelligence.net/USArmy-UW.pdf>– en el podemos corroborar en detalle cada una de las fases y de las acciones que han sido perpetradas para generar los resultados de desestabilización de los gobiernos que afectan los intereses de dominación del imperialismo con sus políticas de defensa de la soberanía nacional y autodeterminación de los pueblos.

En el capítulo I de este manual del ejército norteamericano TC 18-01 se definen las actividades que serán llevadas a cabo por el Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), destinadas a permitir que un movimiento de resistencia o de insurgencia pueda coaccionar, interrumpir o derrocar a un gobierno o a un poder ocupante, operando a través o con las fuerzas clandestinas, auxiliares, y guerrilleras de una determinada zona a anular. Definen conceptos de guerra generalizada, guerra de guerrillas, insurgencia, guerra limitada, movimientos de resistencia y subversión. Tratan sobre el papel de la guerra no convencional en la estrategia nacional de los Estados Unidos y de la viabilidad del patrocinio norteamericano.

Afirman en el manual que las condiciones deben dividir o debilitar suficientemente los mecanismos de organización que el régimen puede utilizar para mantener el control sobre la población civil de organizar con éxito el núcleo mínimo de actividades clandestinas de la resistencia. Si se observa bien, estas técnicas para lograr un cambio de régimen coinciden con lo perpetrado entre 1972 y 1973 en Chile para el golpe militar contra Salvador Allende, y lo aplicado luego contra Nicaragua Sandinista, y para frenar el avance del FMLN en EL Salvador, perfeccionado en Afganistán, Irak, y más recientemente en Pakistán, Egipto y Libia; y más recientemente en Siria, Ucrania, y Venezuela.

A pesar que aun muchos eruditos en la materia siguen tratando estos hechos como guerra de cuarta generación, ya existe alguna bibliografía que se opone a la idea de continuarla llamando así, como por ejemplo el ensayo Guerra de Quinta Generación (Fifth Generation Warfare) del Coronel (r) Dr. Vasile Maier y el Teniente Coronel Dr. Eugen Mavri del Estado Mayor General del Ministerio de Defensa Nacional de Rumania. Para los autores de dicha obra esta Guerra de Quinta Generación puede incluir, un ataque cinético o no cinético a las estructuras político, sociales y militares del enemigo con el fin de lograr los objetivos estratégicos establecidos.

Según como lo perciben, la Guerra de Quinta Generación impulsa los límites conocidos de conflictos entre los diferentes actores internacionales de una manera que no puede ser totalmente descrita usando los paradigmas establecidos hasta ahora. Sin embargo, es probable que, a pesar la preponderancia de las estrategias no-cinéticas, que incluirán, por ejemplo, la guerra cibernética, los ataques físicos muy probablemente se mantendrán tan relevantes como lo son hoy. Asegurando que esto se demuestra por el uso de artefactos explosivos improvisados que pueden causar un daño que es tan masivo y efectivo como un ataque cibernético.

En la Guerra de Quinta Generación, aquellas funciones que antes eran consideradas como estrictamente humanitarias, entre las que se encuentra la distribución de alimentos a refugiados o el pago de salarios a las fuerzas de seguridad y defensa; se convierten ahora en parte de las estrategias utilizadas por parte de un cruel oponente cuyas armas favoritas son el sufrimiento humano, el miedo y la inestabilidad.

Algunos de esos artefactos y armas de las que nos hacen referencia Maier y Mavri, aparecen en un documento que fue distribuido en Venezuela por medio de las redes sociales a muchos de los opositores que actúan como pequeños núcleos de fuerzas terroristas (Improvised Munitions Handbook, Improvised Explosive Devices or IEDs, Headquarters, Department of the Army, USA, Manual de Municiones Improvisadas, Dispositivos Explosivos Improvisados, Sede, Departamento del Ejército, EEUU, se descarga del enlace siguiente (http://www.martinfrost.ws/htmlfiles/june2007/imhv3.pdf), para obtener así la obligada reacción de las fuerzas de seguridad del Estado a los actos vandálicos y manipular la información por parte de las cadenas internacionales de desinformación, creando en laboratorios especializados una matriz de opinión en la conciencia colectiva mundial proclive a justificar la existencia de una supuesta guerra civil como en la mal llamada primavera árabe.

Los coroneles Qiao Liang y Wang Xiangsui de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China, en su obra La Guerra sin Límites (Unrestricted Warfare) afirman que esta consiste en "usar todos los medios disponibles que impliquen la fuerza de las armas o de medios que no impliquen la fuerza de las armas, de medios que acarreen bajas y de medios que no acarreen bajas, para obligar al enemigo a obedecer nuestros propios intereses. Esto incluye la aparición de actores no estatales, que disponen de conocimientos y tecnologías de alto nivel y que pueden llevar a cabo ataques asimétricos con la intención de promover intereses individuales o grupales."

Para ellos esta Guerra sin Límites son ataques integrados explotando todas las áreas de vulnerabilidad: Guerra Cultural, controlando o influenciando los puntos de vista culturales de la nación adversaria. Guerra de las Drogas, invadiendo a la nación adversaria con drogas ilegales. Guerra de la Ayuda Económica, empleando la dependencia a la ayuda financiera para controlar al adversario. Guerra Ambiental, destruyendo los recursos ambientales a la nación adversaria. Guerra Financiera, subvirtiendo o dominando el sistema bancario del adversario y su mercado de valores. Guerra de las Leyes Internacionales, subvirtiendo o dominando las políticas de las organizaciones internacionales o multinacionales. Guerra Mediática, manipulando los medios de prensa extranjeros. Guerra en Internet, mediante el dominio o destrucción de los sistemas informáticos transnacionales. Guerra Psicológica, dominando la percepción de las capacidades de la nación adversaria. Guerra de Recursos, controlando el acceso a los escasos recursos naturales o manipulando su valor en el mercado. Guerra de Contrabando, invadiendo el mercado del adversario con productos ilegales. Guerra Tecnológica, ganando ventaja en el control de tecnologías civiles y militares claves. Terrorismo.

La promoción perversa de los intereses individuales o grupales conduce a derrocar al gobierno enemigo mediante la guerra civil, la invasión directa, el golpe constitucional, el soborno, el ataque a la moneda nacional, el magnicidio u otras variantes que puedan surjir en la práctica. Esta información se estudia y perfecciona todos los días en las universidades y los medios del mundo entero, existiendo posiciones a favor y en contra del intervencionismo.

La globalización de estos mecanismos fascistas, que usan las más esmeradas técnicas mercenarias y terroristas en contra de la población civil, utilizando a la propia población civil como carne de cañón, exponiendo la vida humana de quienes han sido disociados sicóticamente para convertirse en borregos de los agentes transnacionales sin percatarse de la realidad, nos pone en jaque a pesar de que los procesos de cambio propuestos por gobiernos revolucionarios persigan los más altuistras intereses.

En la República Árabe Siria introducen una gran cantidad de mercenarios financiados y entrenados por las potencias europeas y los Estados Unidos desde países vecinos lacayos, quienes combaten y cometen los crímenes más atroces, en videos se muestra la decapitación de dos sirios leales al gobierno con un cuchillo de cocina romo, o la extirpación de un corazón que es comido por uno de los mercenarios, siendo esto tan solo una muestra de los recursos que se pueden usar para derrocar un gobierno legítimo.

En Venezuela contamos con la presencia de paramilitares colombianos en varias regiones del país, con una mayor concentración hacia los estados fronterizos con Colombia, lo que ha obligado una vez que se desencadenaron las brutales acciones mercenarias del golpe suave a militarizar el Estado Táchira para controlar las actividades subversivas que debían ir aumentado en intensidad y frecuencia, hasta desbordar a las fuerzas del orden público en una espiral exponencial. A pesar de haberse controlado estas intenciones que tan sólo causaron algunos estragos en 18 de los 335 municipios del país, la desinformación de los medios privados nacionales y de las cadenas internacionales del imperialismo se dedican a presentar una situación de guerra civil al magnificar como un microscopio hechos aislados.

Estas estrategias de Guerra de Quinta Generación aun no han logrado su cometido en los recientes tres escenarios donde se vienen escenificando, en Siria los grupos mercenarios han sido reducidos por un ejército que hasta el momento solo ha movilizado un tercio de sus fuerzas, ya que tampoco cayeron en la trampa de comerse los peones debilitando sus defensas contra un posible ataque de Israel; China y Rusia, aprendiendo del error cometido con Libia, tampoco han caído esta vez en las trampas de aprobar resoluciones en un Consejo de Seguridad de la ONU que trabaja para los intereses imperialistas.

En Ucrania se les está revirtiendo todo el entramado escondido tras un supuesto acuerdo, luego del cual se procedió a dar un golpe de estado constitucional, a semejanza de Honduras y Paraguay, donde el nuevo primer ministro aplicó un Carmonazo, con un auto de detención al Presidente y el nombramiento de nuevas autoridades y gobernadores a dedo, la destrucción de símbolos patrios y de monumentos históricos; la reacción de los sectores de la población fuera de la capital de Ucrania contra el gobierno de facto no se hizo esperar, y Rusia ha intervenido militarmente para evitar mayores crímenes contra la población mayoritaria de habla y tradiciones rusas. Tanto les duele la reacción de Rusia a las fuerzas imperialistas y al fascismo internacional que han suspendido la cumbre del G-8 y otras reuniones importantes para ir a presionar y no perder un terreno que ya daban por conquistado.

Tampoco les ha funcionado aun este esquema en Venezuela, poco a poco se van reduciendo los focos de violencia mercenaria, el Presidente Nicolás Maduro ha convocado a todos los sectores a la Paz y a trabajar por el país, el apoyo y la solidaridad internacional no se ha hecho esperar de parte de los países latinoamericanos y caribeños, del ALBA, UNASUR y la CELAC, de gobiernos, movimientos políticos y sociales de los cinco continentes, de Irán, y de las potencias de China y Rusia que incluso movilizan portaviones hacia el Caribe ante cualquier loco intento de los Estados Unidos.

Roso Grimau es Diputado del PCV al Parlamento Latinoamericano Grupo Venezolano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.