viernes, 21 de marzo de 2014

El Senado apoya un pedido a Estados Unidos para acceder los datos sobre la dictadura en Brasil

PL

Senadores brasileños firmaron una carta que será enviada al Congreso estadounidense en la cual se solicita acceso a documentos clasificados con miras a esclarecer hechos ocurridos en Brasil durante el golpe de Estado de 1964.

El líder de esta órgano, Renan Calheiros, afirmó que rubricó la misiva y apoyará para que llegue a su destino, con el propósito de conocer algunos aspectos de la asonada golpista que aparto del poder al entonces presidente Joao Goulart.

La decisión de respaldar este documento fue comunicada por Calheiros durante la apertura de una exposición por los 50 años de la asonada golpista, denominada "Donde la esperanza se refugió". Compuesta por 366 retratos de desaparecidos durante el dictadura militar (1964-1989), la exhibición fue preparada por el Movimiento de Justicia y de Derechos Humanos e incluye además textos con evidencias de torturas, abusos y el terror impuesto por los militares.

La carta fue redactada y firmada por los senadores miembros de la Comisión de Derechos Humanos, a petición de Vicente Goulart, hijo del exmandatario brasileño.

Para Calheiros, la sociedad debe seguir vigilante y en la medida de lo posible reclamar una reparación de los daños y violaciones sufridas durante este periodo.

Es preciso no olvidar el periodo de supresión de libertades, que comenzó con la llegada el 31 de marzo de 1968 de los militares, enfatizó Calheiros al recordar que Brasil no consigue aún hacer una justicia eficaz.

En ese contexto, el teólogo y escritor brasileño Frei Betto denunció que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos financió las Marchas de la Familias, con Dios, por la Libertad, proclives al golpe de Estado de 1964 en este país.

Esas movilizaciones, incitadas por la iglesia católica, fueron preparadas por la CIA, a través del padre Patrick Peyton, quien se comprobó posteriormente que recibió dinero de esa agencia para organizar una cruzada contra una supuesta amenaza comunista, destacó Betto en una entrevista publicada por el sitio web UOL.

El escritor de varios libros, entre ellos "Fidel y la Religión" (1985), apuntó que la Confederación Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) respaldó las marchas y el golpe militar, que dio inicio a una dictadura hasta 1989.

La asonada golpista recibió hasta la bendición de agradecimiento de Nuestra Señora Aparecida Brasil, rememoró al considerar que existía la idea que la dictadura no duraría mucho.

Sin embargo, los militares se atrincheraron en el poder y emplearon la crueldad, los abusos y las violaciones de derechos humanos, especialmente a partir de 1968, lo cual originó un cambio en la CNBB.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.