lunes, 24 de marzo de 2014

Inequidad en la educación: 100 millones de mujeres jóvenes en el mundo son incapaces de leer una sola frase

CERIGUA

Un grave desequilibrio entre los géneros en la educación mundial ha provocado que más de 100 millones de mujeres jóvenes de países de ingresos bajos y medianos bajos sean incapaces de leer una sola frase, según el documento “Informe de seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo”, elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

De acuerdo con la información, esta situación impedirá que la mitad de los 31 millones de niñas que no van a la escuela puedan hacerlo alguna vez, por lo que se hizo un llamado para que la equidad se sitúe en el primer plano de los nuevos objetivos mundiales de desarrollo después de 2015.

A pesar de los avances logrados en 2011, sólo el 60 por ciento de los países había alcanzado la paridad en la enseñanza primaria y únicamente el 38 por ciento de las naciones la había conseguido en la enseñanza secundaria.

Entre los países de ingresos bajos sólo el 20 por ciento había llegado a la paridad en la enseñanza primaria, el 10 por ciento en el primer ciclo de secundaria y el ocho por ciento en el segundo ciclo.

UNESCO destacó que con las tendencias actuales se prevé que sólo el 70 por ciento de los países habrá alcanzado la paridad en la enseñanza primaria en 2015 y únicamente el 56 por ciento la habrá conseguido en el segundo ciclo de la enseñanza secundaria.

Para la entidad, si no se mejoran las tendencias mundiales, las niñas más pobres completarán la enseñanza primaria universal 60 años más tarde que las de mejores condiciones económicas.

A decir de Irina Bokova, Directora General de UNESCO, es simplemente intolerable que las niñas se queden a la zaga, ya que para las niñas pobres la educación es una de las vías más poderosas hacia un futuro mejor, que les ayudará a escapar del círculo vicioso de la pobreza.

La educación de las mujeres puede protegerlas de diversos riesgos y flagelos

En el informe se incluye el resumen “Las cuestiones de género”, donde se muestra la importancia de invertir en la educación de las niñas y las mujeres, no sólo por el bien individual, sino por el del conjunto de la sociedad, ya que si todas las mujeres finalizaran la enseñanza primaria y la secundaria, el número de matrimonios precoces y la tasa de mortalidad infantil podrían disminuir en un 49 por ciento y un 64 por ciento respectivamente.

Sólo con la enseñanza primaria, la mortalidad materna se reduciría en dos terceras partes, lo que demuestra que la educación de las mujeres puede protegerlas ante el riesgo de pobreza, ayudándolas a encontrar un empleo y reduciendo la disparidad salarial entre los sexos.

Finalmente, Pauline Rose, funcionaria de la entidad de las Naciones Unidas, dijo que las niñas pobres del mundo rural tienen una probabilidad mucho menor de tener maestras que les aporten un modelo de comportamiento para su futuro y las animen a permanecer en la escuela.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.