viernes, 14 de marzo de 2014

Japón intentará desplazar a Estados Unidos y a Rusia del mercado asiático de armas

RIA NOVOSTI

Japón intentará desplazar a Estados Unidos y a Rusia del mercado de armas de Asia al permitir a sus gigantes industriales exportar armamento y tecnología militar, escribe hoy RBC Daily.

Según el rotativo, el Gobierno nipón preparó un proyecto de ley que permitirá a empresas como Mitsubishi Heavy Industries y Kawasaki Heavy Industries expandir sus productos al mercado asiático.

Para Rusia, Japón no es un competidor peligroso, aunque Moscú puede perder un contrato con la India para la venta de aviones anfibios, si el gobierno de Shinzo Abe logra aprobar nuevas normas de exportación para finales de marzo, indicaron expertos.

Hasta el momento, en Japón rigen los denominados “tres principios” aprobados en 1967, que prohiben la exportación de armamento a los países comunistas, países bajo sanciones de la ONU y también a los gobiernos involucrados en conflictos internacionales, y desde 1976, el país rehusó totalmente a las exportaciones de armas.

Según la agencia Bloomberg, el proyecto de ley mantiene la prohibición a las exportaciones de armamento nipón a los países involucrados en conflictos, pero con relación a otros compradores potenciales, los fabricantes japoneses tendrán muchas oportunidades para negociar.

Encuestas revelan que el 67% de los japoneses están en contra de la nueva ley, pero Abe seguirá adelante con sus planes para reaccionar de alguna forma el creciente reforzamiento del potencial militar de China cuyo presupuesto bélico el año pasado ascendió a 139.000 millones de dólares.

Expertos opinan que la nueva política permitirá a Japón fortalecer las relaciones con sus socios occidentales y asiáticos y también equilibrar su presupuesto para la Defensa, que según algunas fuentes, el año pasado alcanzó 58.800 millones de dólares (el quinto lugar después de Estados Unidos, China, Rusia y Reino Unido).

La aprobación de la nueva ley garantizará el reforzamiento de gigantes como Mitsubishi Heavy Industries que produce buques, submarinos, tanques, aviones y misiles y también de Kawasaki Heavy Industries que fabrica aviones de patrulla, helicópteros y propulsores a reacción.

Ambas empresas miran con atención al mercado de armamento asiático que en 2013 absorbió el 24% de las compras mundiales por un monto de 369.000 millones de dólares y que según pronósticos, para finales del decenio cubrirá el 28% de la oferta de armamento mundial.

Al mismo tiempo, los expertos consideran que el potencial de las exportaciones japonesas de armas es limitado debido a sus precios elevados y los compradores potenciales serán los países occidentales como Australia y Turquía, entre otros.

En cuanto a la competitividad, Japón será un competidor directo para productores como Estados Unidos y Francia y en menor medida para Rusia, que puede perder contratos con clientes clave como la India que absorbe el 38% de las exportaciones de armamento ruso, mientras que son bajas las posibilidades de vender armas a China.

Otros clientes posibles para Japón pueden ser Filipinas, Indonesia y Vietnam sobre todo porque Japón tiene muchos buques usados, entre ellos lanchas patrulleras, que puede vender a precios más competitivos que otros compradores, entre ellos, Rusia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.