viernes, 28 de marzo de 2014

Medios alertan sobre la ayuda de Estados Unidos a bandas armadas en Siria

PL

El presidente estadounidense, Barack Obama, parece dispuesto a ampliar la ayuda encubierta a las bandas armadas en Siria, revela hoy el diario The Washington Post.

El gobierno de Obama parece haber decidido ampliar su programa encubierto de capacitación y asistencia a la llamada oposición siria, aumentando su participación, señala en un comentario el periodista y analista David Ignatius.

Precisa que los planes de la Casa Blanca para una salida bélica a la crisis en esa nación árabe es probable que sean discutidos este viernes durante un encuentro en Riad entre Obama y el rey saudita Abdullah.

La aprobación del programa estrecharía los vínculos de Washington con Arabia Saudita luego de algunos desacuerdos sobre la política de Siria. Pero también complicaría las ya tensas relaciones con Rusia e Irán, agrega.

Asimismo indica Ignatius, Obama parece más cómodo con un intento encubierto que con la intervención militar directa, como en Irak y Afganistán, amparándose en un presunto enfoque de contraterrorismo contra al-Qaeda que serviría de pantalla a sus intentos de derrocar al gobierno constitucional sirio.

El artículo publicado por el Post adelanta que el plan, aun en discusión, contempla el entrenamiento de los irregulares en campamentos en Jordania, donde el Pentágono tiene desplegados decenas de efectivos de sus fuerzas especiales, el norte de Arabia Saudita y Qatar.

Asimismo la CIA supervisará la formación de las bandas armadas y ampliará el programa que maneja actualmente.

Por otra parte, detalla, la administración Obama aún no decidió si las fuerzas de Operaciones Especiales estadounidenses u otro personal militar deben desempeñar un papel en estas acciones.

Con la visita de Obama a Riad, además, puede darse la autorización formal para la entrega de misiles antiaéreos a los grupos opositores a Damasco, algo que Washington aún sopesa por su previsible utilización contra aviones civiles.

Como parte de la estrategia estadounidense para el uso sus fuerzas especiales, el programa prestará asistencia a los consejos y la policía local creada por las bandas en las zonas en las que están presentes, señala el comentario. Los grupos mercenarios y bandas armadas que intentan derrocar al gobierno sirio alegan que para alcanzar un arreglo diplomático de la crisis "es necesario ahora escalar el conflicto militarmente", algo que presuntamente Obama rechaza pero a lo que puede ceder empujado por los saudíes, subraya Ignatius.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.