martes, 4 de marzo de 2014

Ucrania: Militar nazi sueco despedido de las Fuerzas Armadas por dar discurso en Kiev, Ucrania, respaldando al régimen golpista

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Fredrik Hagberg, dirigente fascista y empleado en el Ejército Nacional sueco, fue despedido el lunes (3 de marzo 2014) por haber violado el reglamento cuando dio un discurso en Kiev, Ucrania. El contenido era de tal carácter que las autoridades militares de las Fuerzas Armadas suecas no tenían otra alternativa que despedirlo.


Foto: Fredrik Hagberg, el militar sueco en Kiev.

- Estamos aquí por que apoyamos a la revolución y el Partido Svoboda (nazi), dice el mismo Hagberg en una entrevista en Suecia, sobre su visita en Ucrania.

El sueco pertenece a la organización “Juventud Nórdica” (Nordisk Ungdom) que según Helene Lööw, experta en grupos suecos de ideología nazi o de extrema derecha, es un movimiento que tiene sus raíces en el fascismo&nazismo sueco.

El Partido Svoboda es un partido nazi de Ucrania con simpatía de los colaboradores de Ucrania que durante la segunda guerra mundial eran aliados con el ejército alemán nazista. En Ucrania fueron centenares de miles de las víctimas por la alianza nazi-alemana y Ucrania-fascista.

Durante la época de la Unión Soviética no existía Svoboda y hasta las elecciones 2007 era un grupúsculo. Obtuvo 0,76 por ciento. En las elecciones de 2012 creció dramáticamente y registró hasta 40 por ciento en algunos distritos electorales. En las regiones Ivano-Frnakivsk, Lviv y Ternopil es mayoritario. Después del golpe de estado la semana pasada dirige y controla cinco ministerios del gobierno golpista.


Foto: El senador estadounidense John McCain con el líder nazi ucraniano del Partido Svoboda, Oleg Tiagnibok

Nazis suecos en las Fuerzas Armadas

La organización sueca “Juventud Nórdica” ha visitado dos veces a sus correligionarios ucranianos. A final del mes de febrero (2014), en la plaza de Kiev, centro de la contrarrevolución, dio un discurso el militar sueco Fredrik Hagberg, acusando al gobierno sueco de centro-derecha por discriminar a los suecos en favor a los inmigrantes extranjeros y prometer todo el apoyo a la contrarrevolución ucraniana.

Dicen las autoridades suecas que los ciudadanos suecos tienen libertad de pertenecer a cualquier organización y tener opiniones que quieran, pero un empleado en las Fuerzas Armadas no puede ejercer una actividad que socava la imparcialidad de él.

“El hombre ha violado los valores fundamentales de las Fuerzas Armadas y ha utilizado la confianza que la defensa tenía para él”, dice la comisión de control del personal de las Fuerzas Armadas suecas. Según dicha comisión, Fredrik Hagberg refleja señales visibles de racismo.

El hecho que el nazi sueco es militar no es casual. Históricamente las Fuerzas Armadas suecas han sido un espacio en donde se han concentrado nazis/fascistas suecos o que los mismos militares, sobre todo las cúpulas, han tenido y han expresado simpatía por las ideas de extrema derecha e incluso por los pequeños partidos nazis en Suecia, como el clásico partido nazi, Nordiska Rikspartiet.

Durante la segunda guerra mundial viajaron varios suecos de aquellos partidos a Alemania para combatir en la Unión Soviética lado a lado con los soldados alemanes.

Suecos en la guerra en Finlandia (1939-1944)

También participaron en Finlandia, respaldando con propios batallones al régimen fascista del general Mannerheim. Fue un aliado a Hitler y que dio el paso a las tropas alemanas en territorio finlandés para que estas llegaran a las afueras de Leningrado con sus cañones de largo alcance.

Era justamente ese hecho el que quería evitar Stalin cuando ofreció al general Mannerheim 1939 un territorio ruso cuatro veces más grande en cambio a la zona fronteriza que poseía Finlandia al lado la frontera y cerca de la ciudad de Leningrado. Ahí esta el motivo por la guerra URSS-Finlandia.



El general Mannerheim fue bautizado por los obreros-campesinos como “El Carnicero”. Fue responsable de más de 30.000 muertos después de la revolución del proletariado finlandés que tenia el poder en sus manos durante tres meses en el 1918. Con la ayuda de 5.000 soldados élites del ejercito alemán, el general comenzó la carnecería y la construcción de campamentos en donde miles de obreros y campesinos fueron muertos por fusilamiento, tortura o por el frío y el hambre. Durante todo el periodo 1919-1945, Finlandia fue gobernada por el fascismo finlandés y con un Partido Comunista clandestino pero muy fuerte.


Foto: El general Mannerheim en inspección con tropas alemanas

Suecos en la guerra de Yugoslavia

Durante la guerra en Yugoslavia participaron también suecos fascistas al lado de los croatas separatistas y fascistas. No era una casualidad. El partido Ustahis era un movimiento aliado con los ocupantes nazis alemanes en Yugoslavia durante la segunda guerra mundial. Pero los guerrilleros (partisanos) yugoslavos, bajo el mando del mariscal Tito, derrotaron a los alemanes y la justicia popular se encargó de enjuiciar a los traidores de la patria y los asesinos de Ustahis.

Estos se hicieron famosos por su forma de torturar a los partisanos a través de colocar palios punzantes en los ojos. Ustahis es responsable de la muerte de más de 700.000 civiles durante la guerra.

La guerra sueca en Ucrania

La derecha sueca, dirigida por su canciller Carl Bildt, hombre de confianza de la UE y del Departamento de Estado, son los responsables de la crisis y la posible guerra en Ucrania. El odio contra Rusia y la ex URSS es de vieja data. El rey sueco Carlos el XII fue derrotado en Poltava, en el este de Ucrania el 28 de junio de 1709. Al otro lado, donde las tropas rusas, estaba Pedro el Grande.

Es una ironía de la vida, que el fascista Fredrik Hagberg fue despedido del mismo batallón, “Livgardet”, que participaba en la batalla 1709 en Ucrania y que fue derrotado ahí. Tenía 1800 unidades de los 60.000 soldados que el ejército sueco había agrupado por la batalla en Poltava, Ucrania ese año. Este periodista también hizo el servicio militar en el Primer Regimiento (I1) de la Infantería de Suecia en el “Livgardet” en la década de los 70´.

Homenaje fascista al Rey de la Guerra

Los fascistas suecos hacen un homenaje cada 30 de noviembre en honor al “Rey Guerrero”, Carlos XII que murió 1718 en una batalla militar esa fecha en Noruega. Realmente es patético el homenaje chovinista y es repudiado por todas las fuerzas democráticas en Suecia.

Y ahora resulta que las mismas fuerzas de la muerte nuevamente marchan, y esta vez en Ucrania, junto con sus “hermanos de sangre”.

Mientras tanto, Pentágono, Casa Blanca, Departamento de Estado, Unión Europea y toda la derecha mundial unida advierten a Putin y el parlamento ruso de no “meterse en los asuntos internos de Ucrania”.

:

Hasta el rostro visible del golpe de estado militar en Honduras, Roberto Micheletti, opinó el domingo pasado en la prensa hondureña en donde cuestionó también lo que ocurre en Ucrania con “la intervención rusa donde ni Estados Unidos, ni la ONU ni la OTAN, hacen nada para parar los abusos de un grupito de comunistas”.

¡Dime con quien andas y te diré quien eres!

Más vigente que nunca.

Dick Emanuelsson es reportero sueco en Latinoamérica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.