viernes, 28 de marzo de 2014

Venezuela rechaza las declaraciones de la subsecretaria de Estado norteamericana

XINHUA

El gobierno de Venezuela rechazó las declaraciones emitidas por la subsecretaria de Estado norteamericana para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, quien no descartó la posibilidad de imponer sanciones al país sudamericano de no abrirse al diálogo.

En un comunicado, la Cancillería venezolana expresó que "todas las iniciativas de diálogo surgidas en los últimos meses son producto de la voluntad del Gobierno Nacional de conversar con todos los sectores de la sociedad para buscar soluciones a las distintas problemáticas que enfrentamos en la actualidad, siempre respetando plenamente nuestro orden constitucional".

Destacó que "hemos reiterado en varias oportunidades nuestro deseo de retomar el diálogo diplomático con Estados Unidos sobre la base del respeto mutuo, pero la constante amenaza con sanciones, la manipulación de los hechos y el irrespeto a nuestras leyes y procesos democráticos, no hacen más que dificultar el entendimiento entre ambos gobiernos".

Asimismo, reiteró "a toda la comunidad internacional nuestra vocación de defender la paz y profundizar nuestro proceso democrático. Como verdaderos bolivarianos estamos convencidos de que el diálogo amplio con toda la sociedad y en el marco de la Constitución de 1999, aprobada con el respaldo del voto popular, es el camino para resolver cualquier disputa y problemática. No dejaremos que la injerencia de ningún país nos desvíe del camino de la paz".

La tarde del jueves la funcionaria estadounidense, Roberta Jacobson, reiteró a los periodistas que el gobierno de Barack Obama "no ha sacado de la mesa la posibilidad de imponer sanciones en el futuro" a la nación sudamericana.

En conferencia con los medios, indicó que "quizá llegará un momento en que las sanciones de una manera u otra sean una herramienta muy importante, y si no hay movimiento, si no hay la posibilidad de diálogo, si no hay espacio democrático para la oposición, claro que tenemos que pensar en eso, y estamos pensando en eso".

En ese caso, añadió, sería "importante trabajar con los aliados (en la región) para implementar cualquier tipo de sanción o de acción, porque es mucho más eficaz si hacemos esas cosas juntos".

Jacobson subrayó que "ningún país quiere implementar sanciones", pero no puede descartar del todo esa posibilidad, planteada a mediados de este mes por el secretario de Estado, John Kerry.

La funcionaria confió en que el diálogo pueda avanzar a raíz de la recién concluida visita a Caracas de la misión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), con el objetivo de asesorar al gobierno de Nicolás Maduro en la situación que vive esa nación.

Caracas y Washington mantienen relaciones diplomáticas a nivel de encargados de negocios desde finales de 2010, cuando se quedaron sin embajadores. Pese a las tensas relaciones, Estados Unidos sigue siendo el principal cliente del petróleo de Venezuela, un país monoproductor con las mayores reservas mundiales de crudo, al que compra 900.000 barriles diarios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.