viernes, 9 de mayo de 2014

Libertad y democracia sindical: Presentan una denuncia penal por el atentado contra una dirigente de FESPROSA

Melissa Zenobi, Miguel Aguirre (ACTA)

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA) presentó una denuncia penal por un atentado realizado contra la doctora Liliana Ongaro, trabajadora del Hospital de Pediatría Garrahan. “Esto es la respuesta a nuestra organización. Porque venimos peleando con mucha fuerza en defensa de los derechos de los compañeros, en contra del maltrato, del acoso, del hostigamiento, de la violencia de género”, dijo Ongaro a ACTA.

La dirigente de la Federación se refirió a otros episodios violentos que han sufrido sus compañeros en el último tiempo, donde sistemáticamente se intenta terminar con la organización de los trabajadores: “Juana de Mendoza, una enfermera de Centro Quirúrgico fue atacada por otro compañero, que era supervisor y que está trabajando ahí ahora: él la venía acosando y en un momento le pegó en la pierna y el brazo. Este tipo de episodios son muy frecuentes y por ello se conformó una comisión con los gremios y las autoridades del Hospital para frenar la violencia. Pero la respuesta fue con más violencia.”

“Unos días antes que a mí me pase lo de los frenos del coche, un compañero que está conmigo en el área de derechos humanos de la comisión me llamó para avisarme que le habían rallado todo el auto. A tal punto nos persigue que nosotros adherimos 24 horas al último paro y se está llamando, sector por sector, a los compañeros para saber porqué no vinieron a trabajar. Se responde con violencia a nuestra organización y estamos hablando de un hospital reconocido como lo es el Garrahan. Esto es una situación de persecución sindical terrible”, agregó la dirigente.

Los hechos

El pasado 23 de abril, al terminar su jornada laboral, la Doctora se dirigió a la cochera dentro de la institución donde deja siempre su vehículo, y al encender el auto se prendió una alarma lumínica y sonora, que decía stop y encendía la luz de freno. Ante esta advertencia, en una estación de servicio próxima al Hospital, comprobaron que no tenía líquido de frenos, llenaron el recipiente y continuó su viaje. A poco de andar, notó que los frenos de su auto no funcionaban bien, por lo que disminuyó la velocidad para detenerse y buscar ayuda, pero allí mismo dejaron de funcionar, debiendo frenar de a poco con el freno de mano con riesgo de colisión con otros vehículos. Así, a mínima velocidad llegó a un taller mecánico donde detectaron que el caño del líquido de frenos había sido cortado adrede.

"A este hecho se suma que durante el último tiempo, la doctora Ongaro ha venido sufriendo un acoso telefónico, con amenazas. También meses atrás, una rueda de su auto fue pinchada a propósito. En otra ocasión, su auto fue rayado. Todos estos hechos han ocurrido dentro del ámbito del Hospital, en esa "tierra de nadie", sin luz ni adecuada vigilancia, que es la playa de estacionamiento para el personal del segundo subsuelo", explicaron desde la Comisión mediante un comunicado.

"La doctora Liliana Ongaro es secretaria de Asuntos Legales del Consejo Ejecutivo Nacional de la FESPROSA, en representación de su gremio de base, la Asociación de Profesionales y Técnicos del Hospital Garrahan, y dirigente de la Asociación de Profesionales del mismo Hospital. La Asociación, a través de su departamento jurídico, ha formulado la denuncia penal correspondiente. El Juzgado en lo Criminal de Instrucción Nº 30 y la Fiscalía Nacional Nº 49, ya intervienen en la investigación de los hechos, con apoyo de las fuerzas de seguridad", precisaron.

"Lo sucedido se enmarca en un clima de creciente hostigamiento a la Asociación y a la organización de los trabajadores. No es casual que en pocos días se realizarán nuevas elecciones de sus autoridades, habiéndose conformado una sola lista de unidad, plural, que mantiene la mejor tradición democrática del Garrahan, junto a todos los que procuran la defensa de los derechos de su personal", alertan.

"Estos hechos de ataque a la Asociación, en la persona de una de sus dirigentes, es obra de cobardes e impotentes. Se trata de un tema que habrá de resolver la Justicia", sentenciaron.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.