viernes, 9 de mayo de 2014

México. Comentario a tiempo: 10 periodistas asesinados en 2014

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Esta es la tercera entrega sobre la postura del gremio organizado de México: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, Club Primera Plana, CPP, y Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, en el sentido de que ante las agresiones a los periodistas, nada tenemos que celebrar con motivo del Día Internacional de la Libertad de Prensa, instituido por la Organización de Naciones Unidas, ONU.

Ahora damos paso al Informe al cuarto mes de 2014, de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas, CIAP-FELAP, que encabeza el colega chileno, Ernesto Carmona, y que obvio, coincide con la triste realidad precisamente con ese Día que debería ser de celebraciones en todo el mundo:

“Diez periodistas fueron asesinados en América Latina y el Caribe para acallar su trabajo informativo durante los primeros cuatro meses del año en curso, según el informe cuatrimestral enero-abril de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (Ciap), de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap).

Los crímenes, cometidos todos por sicarios al servicio de poderes fácticos ocultos, ocurrieron en Brasil (4 asesinatos en febrero), Colombia (1 caso), Honduras (1 homicidio), México (3 crímenes) y Panamá (1 asesinato), según el orden alfabético del nombre de los países. Muy pocos ejecutores fueron capturados, pero los autores intelectuales siempre disfrutan de impunidad, denominador común de los asesinatos de esta naturaleza en la región, y en todo el mundo. Incluso, el periodista asesinado Gregorio Jiménez de la Cruz fue criminalizado por las autoridades encargadas de investigar su secuestro y homicidio en Veracruz, México.

Los grandes medios de información regionales y nacionales no ofrecieron una digna cobertura a estas 10 noticias de crónica roja protagonizadas por los periodistas, en lugar de cubrirla. Tampoco las difundieron adecuadamente los medios locales. Al fin y al cabo, el objetivo principal de estos alevosos crímenes es imponer la censura, el silencio y el miedo.

Los 10 asesinatos ocurrieron en localidades y ciudades del interior de cinco naciones, como si existiera una decisión férrea entre el poder corrupto de caudillos políticos locales y regionales -de diferente signo partidario- asociados con el poder de organizaciones locales de narco-delito criminal, para eliminar por lo menos una treintena de periodistas al año sólo por escarbar de dónde proviene el olor a podrido que emana de esta alianza letal que corroe a los “países democráticos” de un continente donde no existe guerra alguna, por lo menos en el formato clásico.

La cifra de 10 asesinatos podría indicar que este año 2014 se mantendrá el promedio anual de 32 asesinatos de periodistas, establecido por los 225 informadores matados en la región entre 2007 y 2014, a despecho de la puesta en marcha reciente de ineficaces “mecanismos de protección” puestos en marcha en países como Colombia, Guatemala, Honduras y México por recomendación de la Asamblea General de Naciones Unidas, Unesco y numerosas ONGs”.

Esta es la grave realidad en nuestro Continente, por la tanto es más que válida nuestra postura: Nada que celebrar en el Día Internacional de la Libertad de Prensa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.