viernes, 9 de mayo de 2014

Rusia honra a las mujeres defensoras contra el fascismo

Odalys Buscarón Ochoa (PL)

Rusia erigió hoy en Moscú un monumento que enaltece el heroísmo y la lealtad de las mujeres rusas, belarusas y ucranianas durante las contiendas bélicas frente a los invasores extranjeros y en la lucha contra el fascismo.

La escultura esculpida en bronce Despedida de la eslava, que simboliza el deber cívico, la lealtad y fidelidad, fue desvelada este jueves cerca de la plataforma de la estación ferroviaria Belarús por el ministro de Cultura, Vladimir Medinski, y el titular de la compañía Ferrocarriles de Rusia, Vladimir Yanukin.

Patrocinada por la Sociedad Histórico-Militar de Rusia y el ministerio de Cultura, la composición escultórica representa al soldado que marcha al frente de batalla y la joven eslava en una compasiva despedida con la esperanza del regreso.

Esta se basó en la marcha "Despedida de la eslava", que inmortalizó hace más de 100 años el compositor ruso Vasili Agapkin, en himno de amor y compromiso con el sacrificio.

En la inauguración, Medinski dijo que el sitio escogido para el monumento es profundamente simbólico, pues en noviembre de 1941 cientos de soldados soviéticos partieron para el frente desde la estación moscovita de Belarús.

Es un monumento que nos toca de cerca a todos y nos convoca a la unidad y a honrar con orgullo la memoria de los héroes, y nos une en el amor, el honor y el juramento a la lealtad, afirmó Medinski.

Refirió el también presidente de la Sociedad Histórico-Militar que todos, "rusos, belarusos y ucranianos se batieron juntos, con la creencia en la victoria".

Conmocionado por la tragedia ocurrida en Odessa, Ucrania, el 2 de mayo, Yakinin exteriorizó que jamás imaginó que 69 años después de la derrota del fascismo en Europa escucharía y se volviera a hablar del nazismo.

Manifestó tristeza por la sangre derramada de "personas que defienden su vida y el derecho de ser lo que desean ser", mientras, dijo, parece que alguien utiliza sentimientos innobles para alcanzar sus objetivos.

La veterana de la Gran Guerra Patria (1941-1945) Galina Guerasimova, quien sirvió en el tren sanitario desde el frente de batalla, consideró que resulta vivificante y alentador el hecho de que Rusia recordara y honrara a sus héroes.

Tras manifestar el deseo entrañable de revivir a la Unión Soviética víspera de la celebración de la victoria sobre el fascismo, el 9 de mayo, la casi nonagenaria veterana dio votos por la paz en Ucrania y que la situación en ese país se normalice pronto.

La ceremonia sirvió de contexto para enaltecer el patriotismo en las nuevas generaciones en este país y de evocación a la unidad de pueblos hermanos, con cantos de la victoria y de hazañas como las protagonizadas por los defensores de la ciudad heroica ucraniana de Sebastopol.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.