viernes, 23 de mayo de 2014

Rusia y China vetan el proyecto de resolución de la ONU sobre la guerra civil siria

XINHUA

Rusia y China, dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), ejercieron su poder de veto sobre un proyecto de resolución que pretendía remitir el asunto de la guerra civil en Siria a la Corte Penal Internacional (CPI).

El proyecto de resolución, propuesto por Francia, recibió 13 votos a favor y dos en contra.

"El proyecto de resolución no fue adoptado debido a los votos en sentido negativo de dos miembros permanentes del consejo", dijo Oh Joon, representante permanente de República de Corea ante la ONU, país que ocupa la presidencia rotatoria del CSNU durante el mes de mayo.

La votación de hoy en el órgano de 15 naciones de la ONU representó el cuarto veto impuesto por Rusia y China contra una resolución sobre Siria propuesta por Occidente.

Siria no es parte del Estatuto de Roma que estableció la CPI, por lo que la única forma en que este país de Medio Oriente puede ser remitido al tribunal, con sede en la Haya, es a través del Consejo de Seguridad.

De acuerdo con la Carta de la ONU, la aprobación de un proyecto de resolución requiere nueve votos a favor y ningún voto en contra por parte de cualquiera de los cinco miembros permanentes del CSNU.

Francia, otro miembro permanente del Consejo de Seguridad, hizo circular el proyecto de resolución entre los miembros del consejo el 12 de mayo con la intención de remitir a la CPI el asunto de la guerra civil en Siria, actualmente en su cuarto año, para una revisión de supuestos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

"El Consejo de Seguridad reafirma su condena enérgica a las violaciones generalizadas de las leyes de los derechos humanos por parte de las autoridades sirias y de las milicias progubernamentales, así como los abusos a los derechos humanos y las violaciones al derecho internacional humanitario realizados por los grupos armados no estatales, todos cometidos en el transcurso del conflicto actual en la República Arabe Siria desde marzo de 2011", agregó el proyecto de resolución.

Tras la votación en el CSNU, Vitaly Churkin, embajador de Rusia ante la ONU, dijo en el Consejo de Seguridad que de ser adoptado, el proyecto de resolución vetado "finalmente prepararía el terreno para una intervención militar externa" en Siria.

Churkin acusó a Francia, país que presentó el proyecto de resolución, de intentar de nuevo "crear un pretexto para la intervención armada en el conflicto sirio" a pesar de "tener pleno conocimiento de que fracasaría" a raíz de la votación en el consejo.

"Es sorprendente que no haya ni una sola palabra sobre la solución política y el proceso de negociación entre los sirios" mencionada en un comunicado emitido al final de la reunión sobre Siria realizada el 15 de mayo en Londres, dijo el embajador ruso.

Citando el caso de Libia, Churkin indicó que la remisión a la CPI no ayudaría a solucionar la crisis.

El CSNU remitió con anterioridad los casos de Libia y Darfur, Sudán, a la CPI.

"Pedimos a nuestros colegas occidentales abandonar la política fútil y sin salida en relación con Siria", añadió Churkin..

"Compartimos con ellos las emociones provocadas por la crisis en Siria, la cual se ha prolongado demasiado tiempo", señaló Churkin, en referencia a los países que patrocinan los proyectos de resolución.

Rusia ya había expresado su oposición a remitir el caso de Siria a la CPI. Churkin describió el miércoles la votación planeada en el consejo como un "ardid publicitario".

El comunicado de Ginebra, emitido en junio de 2012 sobre los principios de rendición de cuentas y reconciliación nacional en Siria, seguirá sirviendo como base de los "esfuerzos centrales" para alcanzar una solución política a la crisis siria, agregó Churkin. "Estamos convencidos de que la justicia en Siria prevalecerá al final".

"Los culpables de cometer crímenes graves serán castigados", dijo el embajador ruso. "Pero para que esto ocurra, lo primero que se necesita es la paz".

Después de emitir su voto en el consejo, Wang Min, representante permanente asistente de China ante la ONU, dijo que China "tiene serias dificultades" con el proyecto de resolución.

"Lo que se necesita con mayor urgencia ahora es exhortar al gobierno de Siria y a la oposición a comenzar de inmediato un cese al fuego y a poner fin a la violencia, para que así pueda reanudarse la tercera ronda de negociaciones en Ginebra para impulsar el proceso político e iniciar la transición política", explicó Wang.

Se lograron pocos avances en las dos rondas de conversaciones de paz entre el gobierno y la oposición sirios llevadas a cabo en Ginebra en febrero de este año. La comunidad internacional está esforzándose por celebrar la tercera ronda de negociaciones con en propósito de poner fin al conflicto sirio, el cual, según informes, ha provocado la muerte de más de 150.000 sirios en los últimos poco más de tres años.

"En las circunstancias actuales, remitir por la fuerza la situación de Siria a la CPI no facilitará la construcción de confianza entre todas las partes de Siria, ni la pronta reanudación de las negociaciones en Ginebra, sólo pondrá en peligro los esfuerzos realizados por la comunidad internacional para promover la solución política", dijo el enviado chino.

"Creemos que en un momento en el que existe una seria discrepancia entre los puntos de vista respecto del proyecto de resolución entre todas las partes, el Consejo de Seguridad debe seguir celebrando consultas en lugar de presionar por la fuerza una votación sobre el proyecto de resolución para no socavar la unidad en el consejo ni obstruir la coordinación y cooperación en el consejo para tratar con cuestiones como la de Siria y otros importantes serios asuntos", añadió Wang.

La votación de hoy se produjo días antes de que el mediador internacional para Siria, Lakhdar Brahimi, dimita el 31 de mayo.

"Es claro en este caso que ninguna parte de esta tragedia es inocente", dijo el subsecretario general de la ONU Jan Eliasson, quien tomó la palabra en el Consejo de Seguridad en nombre del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.