viernes, 9 de mayo de 2014

Una marcha masiva revive al movimiento estudiantil en Chile

XINHUA

Pasaron casi ocho meses desde que los estudiantes chilenos llevaron a cabo una de sus multitudinarias marchas en favor de la educación, pero ayer nuevamente volvieron a salir a las calles de Santiago y revivieron su movimiento, informaron los organizadores.

Esta primera marcha del año fue como “un termómetro” para ver el respaldo de la ciudadanía a las demandas estudiantiles, declaró a la prensa la vocera de la Confederación de Estudiantes Universitarios de Chile (Confech), Naschla Aburman.

Indicó que lograron reunir a más de 100.000 personas en la capital, así como a otras decenas de miles en las principales ciudades del país sudamericano.

Aburman sostuvo que los problemas de la educación no se han terminado, pues aún continúa el sistema de mercado que rige a las instituciones formadoras y que debilita a los establecimientos públicos.

“No hay nada zanjado, esto no ha terminado, los problemas en la educación no se han resuelto, y por eso cuando se está construyendo la reforma, nosotros queremos sentirnos parte, queremos ser parte”, señaló.

En medio de cantos, bailes y disfraces, las nuevas consignas reemplazaron el nombre del ex presidente Sebastián Piñera (2010-2014) por el de Michelle Bachelet, a quien ahora acusan de "ambigüedad".

La marcha de la capital desembocó en el sector de la Plaza Almagro y en algunas calles al sur de la avenida Alameda, donde se organizó un acto multitudinario en que los dirigentes ofrecieron discursos, además de un espectáculo musical.

La movilización no estuvo excenta de otro tipo de incidentes, como el enfrentamiento entre grupos denominados "anarquistas", es decir, jóvenes descontentos que marcharon encapuchados y que se enfrentaron con elementos de la policía con piedras y palos.

Las fuerzas antimotines utilizaron distintos medios de disuasión, como lanzar chorros de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, lejos de utilizar la fuerza directa como en años anteriores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.