jueves, 12 de junio de 2014

Bolivia juzga como de "bien estudiada" la demanda marítima contra Chile

XINHUA

El fiscal general de Bolivia y dos ex cancilleres coincidieron en calificar de "bien estudiada, sólida, seria y apoyada en la jurisprudencia" la demanda marítima boliviana contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, en busca de una salida al mar.

El procurador general del Estado, Héctor Arce, los ex cancilleres bolivianos Armando Loaiza y Javier Murillo, así como el ex cónsul Walker San Miguel, destacaron su confianza en la sustentabilidad de la demanda interpuesta por Bolivia contra Chile en La Haya.

Bolivia perdió en una guerra en 1879 ante Chile su salida marítima, lo que abrió un litigio histórico entre ambos países que a la fecha se mantienen sin relaciones diplomáticas plenas ni embajadores en sus capitales.

El procurador Arce y miembros del Consejo Marítimo de Bolivia expresaron que la demanda marítima boliviana está fundada en el derecho internacional, que establece el derecho que tiene Bolivia de volver al Océano Pacífico con soberanía.

Arce dijo que se trata de "un tema profundamente estudiado, y está respaldado por la propia jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia", no sólo en el caso de Bolivia, sino en el marco del derecho internacional.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, cerró el martes las consultas políticas sobre el curso de acción en contra de la demanda de Bolivia en la CIJ.

Además, el gobierno de Bachelet anunció que ya "hay trabajo realizado" para el recurso de incompetencia contra la CIJ en caso de que se defina presentarlo el 15 de julio próximo y no en febrero de 2015.

Abogados chilenos y extranjeros a cargo de la defensa frente a la demanda boliviana en la CIJ, recomendaron antes a Bachelet no presentar el recurso de excepciones preliminares en julio, como vía para plantear la incompetencia del tribunal.

En su lugar, sugirieron hacerlo en la presentación de la contramemoria, en febrero de 2015, de acuerdos con publicaciones en la prensa chilena.

Sobre este tema, el ex canciller boliviano Loaiza citó dos escenarios posibles: el primero que la Corte de La Haya se declare incompetente.

"En ese caso habrá que establecer un análisis exhaustivo desde el punto de vista del Estado boliviano para asumir las acciones correspondientes", expuso.

Un segundo escenario es que la CIJ podría declararse "perfectamente competente", al margen de las decisiones de Santiago sobre las acciones futuras que asumirá hasta el 14 de julio, o impugnar al tribunal en la contramemoria en febrero de 2015, conforme el reglamento de la Corte.

Argumentaciones-error

El procurador Arce consideró que las autoridades de Chile cometerían un "gravísimo error" en caso de impugnar la competencia de la CIJ de La Haya sobre la demanda marítima boliviana.

"Si Chile está por ese camino cometería un gravísimo error, porque la Corte Internacional de Justicia tiene competencia para resolver el tema de la demanda marítima boliviana", manifestó.

Estableció que los mensajes contradictorios de las autoridades chilenas le tienen sin cuidado a Bolivia, porque se ratifica que la demanda marítima es un documento sólido para retornar al mar con soberanía.

A su vez, el ex canciller boliviano Murillo afirmó que se trata de "una demanda muy bien trabajada y planteada, lo que puede evitar una eventual impugnación, o lo que sería peor, un golpe duro para Chile por el rechazo de la Corte a la incompetencia que se puede presentar".

De igual forma, el ex cónsul general de Bolivia en Santiago, San Miguel, dijo que no hay causa "más grande" que demuestre la injusticia que ha sufrido Bolivia.

El ex cónsul consideró una causa muy "fuerte" por más de un siglo y por episodios históricos muy marcados por las notas reversales de 1950, el acuerdo de Charaña y las declaraciones de distintos presidentes de Chile.

"Frente a ello, es muy difícil desvirtuar las razones que Bolivia esgrime para reintegrarse con una puerta al Océano Pacífico", aseveró.

Consideró que la demanda boliviana "es muy difícil desvirtuarla; es irrefutable. Por más que se presente un ejército de abogados por parte de Chile, no van a poder desvirtuar una causa de derecho internacional tan elocuente".

El gobierno del presidente Evo Morales demandó a Chile ante la Corte de La Haya el 24 de abril de 2013, para forzar a ese país a negociar de "buena fe" una solución a la centenaria demanda boliviana.

Morales sostuvo que el diálogo todo este tiempo no ha dado frutos, y la aspiración boliviana ha sido postergada sistemáticamente.

La CIJ determinó que Bolivia presentara su memoria hasta el 17 de abril último, donde sustenta su demanda y cumplió esa determinación el 15 de abril pasado.

Chile tendrá que responder con la presentación de su contramemoria hasta el 18 febrero de 2015 o, en su defecto, optar por una incompetencia en tres meses, que vencen el 14 de julio próximo.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie en la llamada Guerra del Pacífico, librada con Chile a fines del siglo XIX, que también declaró la contienda a Perú.

Ambos países no tienen relaciones diplomáticas desde 1962, salvo un paréntesis de 1975 a 1978, por la falta de solución al reclamo marítimo boliviano, si bien mantienen consulados generales en La Paz y Santiago.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.