lunes, 14 de julio de 2014

Caza chino sobrevuela la zona de operaciones de los navíos vietnamitas

VNA

Un avión caza de China sobrevoló tres veces a una altitud de mil 500 a dos mil metros por encima de la zona donde los buques vietnamitas estaban operando alrededor de la plataforma petrolera Haiyang Shiyou-981 instalada ilegalmente por ese país.

Según el Departamento de Administración Pesquera de Vietnam, de las 09:00 a las 09:05 del día 13, otro avión chino de vigilancia dio varias vueltas sobre la plataforma a una altura de mil 500 a dos mil metros, y de las 12:30 a las 12:40 se acercó a los buques vietnamitas a 500 metros.

China mantuvo en esa área de 110 a 115 barcos de diversos tipos, incluidos 44 guardacostas, 16 cargueros, 17 remolcadores, 33 pesqueros de casco de hierro y cinco naves militares para proteger el ingenio petrolero.

Cuando los buques de la policía marítima y la administración pesquera de Vietnam se acercaron a 10 millas náuticas de la perforadora, los barcos de China aceleraron la marcha para impedirlo.

Ante esos actos agresivos, las fuerzas de orden público de Vietnam estuvieron determinadas a evitar la colisión y mantenerse en el sitio para cumplir sus misiones y exigir a China retirar inmediatamente el ingenio petrolero y sus barcos acompañantes en aguas vietnamitas.

Mientras tanto, en el caladero tradicional de Hoang Sa, los pesqueros vietnamitas continuaron sus actividades normales, a una distancia de 42 a 48 millas náuticas de la plataforma, a pesar de la perturbación de una flota de pesqueros chinos, escoltada por dos embarcaciones guardacostas y dos logísticas.

A principios de mayo, China emplazó de forma perversa la plataforma petrolífera Haiyang Shiyou-981, escoltada por numerosos barcos armados, naves militares y aviones de combate, en un lugar a 80 millas marinas dentro de la zona económica exclusiva de Vietnam.

Esos navíos acompañantes realizaron agresivos ataques, como el uso de cañones de agua de alta presión y choques físicos a las embarcaciones oficiales y civiles de Vietnam, causando múltiples lesiones humanas y pérdidas materiales.

El barco chino número 11209 embistió y hundió al pesquero vietnamita DNa 90152 pese a que realizaba operaciones normales en su caladero tradicional.

A finales de mayo, China trascadó esa perforadora a la zona de 15 grados 33 minutos 38 segundos de latitud Norte y 111 grados 34 minutos 11 segundos de longitud Este, a 25 millas náuticas al Este -Sureste de la isla de Tri Ton del archipiélago de Hoang Sa (Paracels) de Vietnam y a 23 millas náuticas al Este-Noreste de la ubicación anterior, pero todavía dentro de la aguas jurisdiccionales de Vietnam.

Tal peligrosa movida es una clara y grave violación de las leyes internacionales, sobre todo de la Convención de la ONU sobre el Derecho en el Mar (UNCLOS) de 1982 , y la Declaración de Conducta en el Mar Oriental firmada por el propio Estado chino. También amenaza directamente la paz, la estabilidad, la seguridad y la libertad de navegación en el Mar Oriental.

Con moderación, buena voluntad y sinceridad, Vietnam empleó todos los canales a todos los niveles para protestar por ese acto violatorio y exigir la retirada inmediata de Haiyang Shiyou – 981 y los barcos armados y de guerra de las aguas jurisdiccionales del país indochino.

Sin embargo, la respuesta de Beijing a esa reclamación legítima y pacífica de Hanoi fue el uso continuado de la fuerza y el aumento de las acciones intimidatorias cada vez más peligrosas, además de proferir calumnias.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.