lunes, 14 de julio de 2014

Los BRICS retan al Banco Mundial y al FMI

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

Los presidentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (que conforman los BRICS) constituyen este martes 15 en Fortaleza, Brasil, el Banco de Desarrollo con una aportación inicial de 50.000 millones de dólares (36.000 millones de euros).

El denominado Banco del Sur dispondrá además de 100.000 millones de dólares de capacidad de préstamo, así como de un fondo de reservas por otros 100.000 millones de dólares para ayudar a los países del grupo ante una posible crisis de liquidez, como las vividas en algunos países europeos durante la crisis financiera, y evitar fluctuaciones monetarias.

El Banco de Desarrollo aspira a rivalizar con el Banco Mundial y con el Fondo Monetario Internacional (FMI), creado en julio de 1944, cuando representantes de 44 países se reunieron en Bretton Woods (New Hampshire, Estados Unidos), para diseñar el nuevo modelo de relaciones comerciales y financieras entre los principales países del mundo.

En total, el Banco de Desarrollo reunirá 200.000 millones de dólares -la divisa que se utilizará-, al igual que hacen el FMI y el Banco Mundial (BM), en las transacciones de esta organización, para poner en valor el grupo y hacer una demostración de su fortaleza económica.

La iniciativa suscita dudas sobre su alcance y sobre cuán efectiva o ineficiente resultará la coordinación del grupo. Su creación se ha demorado casi dos años por las discrepancias internas, que finalmente se han solucionado con una participación a partes iguales en el capital, frente a la intención inicial de China de alzarse como socio mayoritario, y con la sede de la entidad en Shanghái.

“Nos hemos puesto de acuerdo para que el capital se aporte en los próximos siete años. La contribución de Rusia será de 2.000 millones de dólares y el capital se repartirá de manera proporcional entre los participantes", ha dicho el ministro ruso de Finanzas Antón Siluánov, citado por las agencias rusas.

El ministro indicó que el banco, especializado en la financiación de infraestructuras, estará abierto a otros países miembros de la ONU pero que la parte de los BRICS será superior al 55%.

“La intención es que el banco se convierta, con el tiempo, en una alternativa al BM y al FMI, y que sea un nuevo actor entre las instituciones financieras globales. Es un objetivo ambicioso que requerirá un grado de coordinación y armonía que no siempre hemos visto en este grupo”, ha explicado a la prensa desde Nueva Delhi Vivek Dehejia, profesor de Económicas de la Universidad Carleton, Canadá.

“La conclusión de estas iniciativas propiciará un fuerte mensaje sobre la voluntad de los BRICS de profundizar y reforzar su asociación económica y financiera”, subrayaba ante la prensa la semana pasada el diplomático brasileño José Alfredo Graça Lima. “Las instituciones financieras creadas funcionarán de forma similar al BM y al FMI”, aseguraba.

La sede del Banco se definirá entre las ciudades de Shanghái, Johannesburgo, Nueva Delhi y Moscú. La firma de los acuerdos para la creación del Banco de Desarrollo y el Fondo Contingente de Reservas serán las dos principales cuestiones a discutir en esta VI cumbre de los BRICS en Brasil.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.