jueves, 24 de julio de 2014

Más afectados tras muerte de niñas por fumigación tóxica en Paraguay

PL

Más personas afectadas se reportaron hoy tras la fumigación tóxica en sembradíos de soja en una zona rural paraguaya mientras se realizan exámenes por la muerte de dos niñas en ese lugar.

Las pequeñas Adela y Adelaida Alvarez, de seis meses y tres años respectivamente, fallecieron el pasado lunes y la Federación Nacional Campesina, así como sus familiares, señalaron que ocurrió a causa de los efectos de las mencionadas fumigaciones.

Disposiciones legales prohíben hacer ese tipo de fumigaciones en lugares cercanos a asentamientos de los labriegos, pero son muchas las denuncias de su violación por grandes empresarios agroexportadores practicantes de la agricultura extensiva.

Médicos de un hospital trataron de aplacar la conmoción pública originada por la muerte de las menores residentes en el asentamiento Huber Dure, en el departamento de Canindeyú, asegurando que "a simple vista" creen las víctimas fatales fallecieron por una bronconeumopatía y paro respiratorio.

Sin embargo, la aparición de otros afectados en la misma área, incluyendo otros dos menores aún hospitalizados, otra decena enviada a sus casas tras tratamiento inicial y varios adultos, hizo aclarar que falta el resultado del dictamen toxicológico.

La situación obligó al ministerio de Salud a enviar un equipo técnico al lugar y tomar muestras para análisis posteriores a una parte de los residentes en el asentamiento con el fin de determinar con absoluta certeza lo ocurrido allí.

Organizaciones sociales y el opositor Frente Guasú se unieron a la agrupación campesina denunciante en el reclamo del cese de este tipo de fumigaciones, muchas veces hechas por vía aérea, y llamando a una gran movilización campesina y obrera a realizarse los días 13,14 y 15 de agosto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.