jueves, 24 de julio de 2014

Nuevas tensiones sociales en el eje minero sudafricano

PL

Las tensiones sociales están altas hoy nuevamente en el llamado cinturón del platino sudafricano luego del asesinato de un importante dirigente del sindicato Asociación de Mineros y Obreros de la Construcción (AMCU).

En demanda de alzas salariales, este gremio laboral lideró desde enero una huelga de cinco meses con grave impacto económico y policías, entre otras autoridades, tratan de dilucidar si el homicidio tiene alguna relación con esta medida de fuerza.

El líder obrero Bongani Bhayi Mehlonkomo, secretario de AMCU en la zona de Lonmin, fue ejecutado con un disparo en la cabeza por sicarios desconocidos el pasado martes en el camino a su casa después del trabajo.

La investigación forense tomó dos cursos porque Mehlonkomo también había sido criticado por un testigo del Órgano de Seguridad Ciudadana llamado Señor X en las audiencias de una comisión estatal que indaga sobre la represión de la policía contra mineros en Marikana, año 2012.

El abogado de los trabajadores en los yacimientos de Rustenburg, provincia North West, Dali Mpofu, explicó en la radio local que este hecho violento generó nuevos resentimientos en la comunidad en contra de las fuerzas del orden público.

Muchos de mis clientes están petrificados, ahora nadie sabe quien puede ser el próximo objetivo de los matones. Sienten que sus vidas están en peligro, son vulnerables, y no son debidamente protegidos por la policía, dijo Mpofu.

La dejación de labores de AMCU entre enero y junio afectó sobre todo a las compañías mineras Anglo American Platinum Ltd. (AMS), Impala Platinum Holdings Ltd. (IMP) y Lonmin Plc (LMI), que perdieron más de dos mil millones de dólares en ingresos.

Además el paro de casi 55 mil mineros indujo una caída en el producto bruto interno trimestral de Sudáfrica en el orden de 0,6 por ciento este año.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.