jueves, 24 de julio de 2014

RSF denuncia el acoso judicial contra comunicadores en Honduras

CERIGUA

Reporteros sin Fronteras (RSF) denunció el acoso judicial del que son víctimas 36 miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), acusados de sedición, entre quienes se encuentra la periodista de Radio Progreso, Albertina Manueles Pérez, así como varios corresponsales de radios comunitarias que dependen del Copinh, en particular de radio Puca Opalaca.

En audiencia realizada el 24 de junio de 2014, el Juzgado Primero de Letras de lo Penal de Intibucá, impuso medidas sustitutivas a 36 miembros del Copinh; el fiscal requirió por los supuestos delitos de “sedición en contra de la seguridad interior del Estado” y “usurpación de funciones”.

Los numerosos comunicadores sociales que se encuentran entre los acusados enfrentan un proceso legal por haber dado la palabra a los pobladores de San Francisco de Opalaca, en su mayoría indígenas, quienes se niegan a reconocer a José Socorro Sánchez como alcalde, porque según ellos fue elegido de forma fraudulenta.

Camile Soulier, responsable del Despacho para las Américas, de RSF, señaló que el acoso judicial que padecen los comunicadores sociales y las organizaciones de la sociedad civil, denota la intención que tienen las autoridades de controlar la palabra.

Soulier recordó que entre los inculpados hay algunas personas que gozan de medidas de protección otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por lo que RSF exige que se retiren todos los cargos presentados contra estas personas.

Además, destacó que este proceso se desarrolla en medio de un clima muy tenso ara el derecho a la información en Honduras; en vísperas de esta audiencia, el 21 de julio fue encontrado muerto el cuerpo de un periodista en el departamento de Yoro, quien se encontraba desaparecido desde hacía 48 horas.

Herlyn Espinal colaboraba con el noticiero “Hoy Mismo”, del canal Corporación Televicentro; el Ministro de Seguridad, Arturo Corrales, se apresuró a descartar que este crimen estuviera relacionado con su profesión de periodista, lo que RSF consideró como una deplorable costumbre de las autoridades; de los 37 casos de periodistas asesinados desde el golpe de Estado de 2009, la gran mayoría permanece en una impunidad total, según el Comité por la Libre Expresión (C-Libre).

Reporteros sin Fronteras exhorta a las autoridades a esclarecer este crimen; debe realizarse lo antes posible una investigación seria e independiente sobre el asesinato de Herlyn Espinal, así como todos los otros casos de colaboradores de los medios de comunicación asesinados en Honduras, concluyó Soulier.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.