lunes, 4 de agosto de 2014

Dossier sobre Ucrania

RT - RIA NÓVOSTI

Malasia afirma que Ucrania es responsable del siniestro del MH17 / 438 militares ucranianos piden asilo a Rusia / Lavrov: "Rusia no tolerará que se ignoren los acuerdos internacionales sobre Ucrania".

Malasia afirma que Ucrania es responsable del siniestro del MH17
Malasia ha declarado por primera vez que cree que el Gobierno de Ucrania debe asumir la responsabilidad por el siniestro del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, según un informe de un diario de Singapur.
Según el ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong Lai, citado por el periódico singapurense 'Lianhe Zaobao', el gobierno de Ucrania tiene que asumir la responsabilidad por la catástrofe porque fueron los controladores aéreos ucranianos quienes permitieron al MH17 sobrevolar el peligroso espacio aéreo del país, decisión que conllevó el derribo del avión y la muerte de 283 pasajeros y 15 tripulantes.
En cuanto a la afirmación de la revista estadounidense 'Newsweek' y otras publicaciones, que aseguran que fueron las milicias populares del sureste del país las culpables del derribo, Liow señaló, citado por 'Want China Times', que se necesita más tiempo para confirmar la fuente de esta información y que el Gobierno de Malasia no llegará a estas conclusiones hasta que esté absolutamente seguro de quién es el responsable del accidente.
La aeronave Boeing 777-200ER, que operaba el vuelo MH17, fue derribada a una altitud de unos 9.100 metros a unos 50 kilómetros de la frontera de Ucrania con Rusia. Los expertos creen, basándose en el tamaño y la forma de los impactos en los restos del avión hallados, que el proyectil que destruyó el aparato era un misil del sistema antiaéreo Buk, con el que están armadas las fuerzas antiaéreas de Ucrania.
Liow señaló además que el Departamento de Aviación Civil de Malasia está analizando las advertencias de vuelo emitidas por la Administración de Aviación Federal estadounidense y podría decidir cambiar la ruta de sus vuelos si lo considera necesario. Otra alternativa es continuar volando por las mismas rutas, pero aumentar la altitud hasta 12.000 o 13.000 metros.

438 militares ucranianos piden asilo a Rusia
438 militares ucranianos han abandonado sus unidades en el este del país y pidieron permiso para entrar en el territorio de Rusia, informa el Servicio de Guardia de Fronteras de Rusia.
"Durante la noche, 438 militares ucranianos se acercaron a los guardias fronterizos rusos para pedir asilo. Según la decisión del Servicio de Guardia de Fronteras de Rusia, sus funcionarios abrieron un corredor humanitario y permitieron entrar a Rusia a aquellos que necesitan refugio", dijo el portavoz del Servicio de la Guardia de Fronteras de Rusia, Vasili Maláyev, a la agencia Itar-Tass.
Agregó que entre los 438 militares que pidieron asilo a Rusia hay 164 guardias fronterizos ucranianos.
Entre los militares ucranianos hay un herido grave que fue trasladado al hospital central de Gukovo, donde fue intervenido quirúrgicamente.
Los 438 militares pertenecen a la 72.ª Brigada Mecanizada de las Fuerzas Armadas de Ucrania. "Dijeron que estaban cansados de la guerra y que ya no están dispuestos a combatir", informó Maláyev. Según él, los militares no saben qué paso van a dar a continuación pero quieren tomar una decisión próximamente.
Según Maláyev, hay información según la cual una parte de las tropas que permanecen en Ucrania tienen también la intención de desplazarse al territorio de Rusia.
En las últimas semanas este tipo de episodios se han hecho cada vez más frecuentes. El domingo 12 militares ucranianos marcharon por la zona neutral de la frontera entre Rusia y Ucrania desarmados y con una bandera blanca. Según Maláyev, los militares, tanto oficiales como soldados, también pertenecían a la 72.ª Brigada Mecanizada.
En julio 41 reservistas dejaron sus unidades militares y llegaron al punto de control ucraniano de Izvárino, controlado por las autodefensas. Les pidieron permiso para entrar de tránsito al territorio de Rusia debido a que no quieren luchar contra su propio pueblo.

Lavrov: "Rusia no tolerará que se ignoren los acuerdos internacionales sobre Ucrania"
Rusia no tolerará que se ignoren los anteriores acuerdos internacionales sobre el arreglo de la crisis en Ucrania, advirtió el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.
Explicó que, según lo acordado, todas las regiones deben sentirse parte de un país que elige a sus dirigentes de manera independiente y garantiza el respeto a las tradiciones culturales de su población, incluido el uso libre de la lengua materna.
"Apoyamos todos los pasos encaminados al diálogo y no a que continúen los enfrentamientos armados", reafirmó el jefe de la diplomacia rusa en una entrevista concedida a la agencia Itar-Tass. "Y se supone que el diálogo, para que sea constructivo, debe ser equitativo. Es decir, los representantes del sureste [de Ucrania] deben ser percibidos como socios en el arreglo de la situación".
Las órdenes que da Kiev a sus militares son inaceptables
El paso de 438 militares ucranianos al territorio de Rusia evidencia que las órdenes que dan las autoridades de Ucrania de combatir contra su propio pueblo son inaceptables, señaló Lavrov. Esos soldados y guardias fronterizos, dijo, "nos pidieron que les ofreciéramos refugio en nuestro territorio frente a las acciones militares".
"En muchas ocasiones ya hemos prestado ayuda a los efectivos ucranianos que la pedían, o que pedían acoger a sus compañeros heridos; les ayudábamos, les proporcionábamos asistencia médica y, a aquellos que querían regresar, no les poníamos trabas, no reteníamos a nadie por la fuerza -adelantó-. El caso es que quienes decidieron regresar a Ucrania fueron posteriormente acusados de desertores, fueron sometidos a un tribunal".
"No se trata de no obedecer las órdenes, sino de que se cumplan los compromisos que adoptaron las actuales autoridades de Ucrania", agregó el ministro ruso.
La OTAN busca "imponer sus acciones a cualquier precio"
La política de la OTAN respecto a Rusia se aprovecha del conflicto interno ucraniano como pretexto y se fundamenta en la inercia de la Guerra Fría y las ganas de "imponer sus acciones a cualquier precio", cree el canciller ruso. "Están buscando una nueva razón de ser. Si no existiera Ucrania se habrían aprovechado de cualquier otro aspecto de la política interior o exterior rusa para especular", aseguró el ministro.
Lavrov citó los desacuerdos sobre Siria, el "gran resentimiento" por el caso Snowden y los Juegos Olímpicos de Sochi, que en opinión de algunos políticos occidentales fueron demasiado caros o tuvieron demasiado éxito. El enfoque preconcebido, recordó, se sentía ya mucho antes de que tuvieran lugar los acontecimientos en Ucrania.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.