lunes, 4 de agosto de 2014

Ecuador reduce la desigualdad y eleva el índice de desarrollo humano

PL

Ecuador está entre los países considerados con un alto índice de desarrollo humano gracias a logros como la disminución sostenida de la desigualdad en un promedio anual de 1,7 por ciento en los últimos años, se conoció hoy en Quito.

De acuerdo con el informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de 2014, esta nación suramericana se encuentra en el puesto número 98 de un total de 187, y está incluida en el grupo de los que tienen un elevado nivel de desarrollo humano.

El avance en numerosos indicadores sociales ha sido posible gracias a las prioridades establecidas por la Revolución Ciudadana iniciada con el gobierno de Rafael Correa en 2007, la cual ha logrado integrar la política económica y social para hacer posible una redistribución de la riqueza, indicó el diario El Telégrafo.

Para ello resultaron clave cuatros aspectos: la política tributaria, la renegociación de la deuda externa, la renegociación de los contratos petroleros y la alta inversión pública.

Como resultado de estas políticas, la pobreza medida por ingresos decreció en 12 puntos, pasando de 38 por ciento en 2006 a 26 el año pasado.

En el caso de la pobreza extrema se redujo a la mitad, pues pasó del 17 al nueve por ciento.

Por otro lado, agregó el rotativo, la política económica redistributiva se ha complementado con el incremento de los ingresos, en tanto el salario mínimo subió de 160 dólares en 2006 a 340 en 2014.

En cuanto a las posibilidades de trabajar para la gente en puestos dignos, factor considerado entre los principales para erradicar la pobreza, Ecuador ha experimentado un notable avance en este sentido.

El país presenta una tasa de desempleo de apenas un cuatro por ciento, cifra entre las más bajas de la región.

La educación es otro de los sectores donde se evidencian las transformaciones con el importante logro de tener la universalización de la enseñanza, agregó El Telégrafo.

En cuanto a los servicios de salud, la cantidad de médicos por cada 10.000 habitantes se elevó de 37 a 50, mientras solo un uno por ciento de la población no dispone de personal médico en su parroquia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.