jueves, 21 de agosto de 2014

España: Las víctimas del franquismo piden a Merkel una disculpa por las bombas alemanas en la Guerra Civil

Diego Barcala (ELDIARIO.ES)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica envía una carta a la canciller para que aproveche su visita a España para saldar la deuda histórica por los crímenes de la legión Condor. Schröder en 2004 pidió perdón en nombre de Alemania en Polonia y Merkel en 2012 homenajeó a las víctimas gitanas del nazismo.

Las bombas de Guernika que conmocionaron al mundo entero y simbolizaron gracias a la pintura de Picasso la injusticia de la guerra fueron lanzadas por la aviación alemana. El Gobierno alemán ha tenido décadas para hacer un gesto con las víctimas del régimen dictatorial que apoyó en 1936 pero nunca lo ha hecho. Las víctimas del franquismo, a través de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), ha enviado una carta a Berlín solicitando a la canciller Angela Merkel "una disculpa" en nombre de Alemania por los crímenes nazis en la Guerra Civil aprovechando la visita que hará a España el próximo fin de semana.

"Llevamos meses escuchando repetidamente hablar del pago de la deuda española a Alemania pero también existe una enorme deuda del país del que usted es Canciller hacia las víctimas de la dictadura franquista en España", dice la misiva enviada en alemán a Berlín. No es la primera vez que las víctimas reclaman a Alemania una disculpa por su apoyo al golpe de Estado de 1936. La embajada siempre se ha encargado de responder que Alemania no se inmiscuye en asuntos internos de los españoles. Sin embargo, la ARMH reprocha que el Gobierno alemán sí interviene en la economía española y sí tuvo una intervención clave en 1936 con el envío de miles de soldados y la famosa Legión Condor.

Diferentes gobernantes alemanes han llevado a cabo en los últimos años homenajes a las víctimas del nazismo alemán. El canciller Gerhard Schröder aprovechó una visita a Polonia en agosto de 2004 para rendir cuentas con el pasado y pedir perdón en nombre de Alemania a las víctimas polacas de Hitler. La propia Merkel, en 2012, homenajeó a las 500.000 personas de etnia gitana asesinadas por el nazismo con la visita a un monumento por esas víctimas.

La carta explica la visión de las víctimas de la historia de la participación alemana en el apoyo al golpe: "Se trató de una agresión contra un Estado soberano que en febrero de 1936 había elegido en unas elecciones democráticas, con sufragio universal masculino y femenino, a su Gobierno. Un intervención en la que participaron miles de militares y civiles alemanes y que fue tan significativa para el dictador Francisco Franco que concedió a Adolf Hitler, "por su amistad generosa", el título de Gran Caballero y el Collar de la "Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas" al Fuhrer Canciller de la Nación Alemana. Ocurrió el 4 de octubre de 1937".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.