martes, 5 de agosto de 2014

México. Comentario a tiempo: Doble discurso

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

El intríngulis de la delincuencia organizada de Michoacán con los sectores de poder, públicos y privados, es de tal manera gigantesco que ya nada llama a sorpresa; conforme se descorren los telones del mismo, la mugre está saliendo por todas partes.

En la entrega anterior del tema, nos referimos al doble discurso en un mismo discurso del presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática, PRD, Jesús Zambrano Grijalva y 24 horas después sale a relucir el doble discurso del ex gobernador michoacano, Fausto Vallejo Figueroa, también como consecuencia de que la agencia de noticias Quadratín hiciera público uno de los dos vídeos, que se sabe existen, donde dialogan en franca camaradería su hijo Rodrigo Vallejo Mora, "El Gerber" y el líder del grupo delincuencial "Los Caballeros Templarios", Servando Gómez Martínez, "La Tuta".

Porqué un doble discurso, porque cuando tuvo el poder en sus manos nunca lo utilizó para poner en su lugar y más concretamente poner en manos de la justicia a sus colaboradores, a sus familiares y demás funcionarios y de los otros niveles de gobierno, todos coludidos con el crimen organizado, por el contrario, siempre utilizo un discurso difuso, siempre fue omiso en ese su actuar y la omisión gubernamental también es delito.

Ahora, en la comodidad del retiro, nos sale con el discurso de que su hijo "Rodrigo deberá aclarar las causas que motivaron su proceder", obvio, se refiere a sus encuentros de camaradas con "La Tuta" y en caso de haber asistido por su voluntad a dichas reuniones deberá ser castigado por la ley, agregó que se debe investigar y proceder conforme a derecho, algo que nunca hizo cuando gobernador.

Otra arista que tendrá que ser más que aclarada, subsanada, es el lenguaje en sánscrito que utilizó el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, en esa afirmación pública de que se está "trayendo", ese abuso del gerundio, a Rodrigo Vallejo Mora, donde todos los medios y reporteros y articulistas nos fuimos con la idea de que el supuesto junior inculpado ya estaba en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada, SIEDO, en la rendición de su declaración inicial.

No fue así, se aclaró muchas horas después que al junior se le citó declarar y luego se presentó por su propia voluntad a la Procuraduría General de la República, PGR. Pues es el caso que “El Gerber”, según información oficial, se negó a declarar, sin embargo el Ministerio Público Federal en el término de las 48 horas, lo consideró presunto responsable de delito de encubrimiento.

Rodrigo Vallejo Mora fue ingresado al Penal de Santiaguito en Toluca, Estado de México y consignado a un Juez Penal, quien en el término de ley determinará su situación jurídica.

Cabe aclarar que el delito de encubrimiento tiene una penalidad de 3 años, con lo cual podría salir bajo fianza, por tratarse de delincuencia organizada la penalidad aumenta a 15 años, de confirmar el Juez el delito de que lo acusa la PGR, su proceso lo tendrá que afrontar en prisión, además de que aclaró la autoridad que “continúa abierta la investigación por su posible participación en otros ilícitos”.

En todo este intríngulis, en todos estos escándalos, en todos estas componendas, en todas estas omisiones, en todas estas complicidades, en todos estos dobles discursos que ofenden a la misma inteligencia del pueblo y provocan la vergonzosa impunidad, lo que único que se exige es el imperio de la ley y algo más, que la inteligencia política, policiaca y militar, que tanto se presume, ya no siga siendo escarnio de nadie, ¿cómo? muy sencillo, con la detención inmediata de Servando Gómez Martínez "La Tuta".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.