jueves, 21 de agosto de 2014

Panorama económico de Gran Bretaña

PL - RIA NÓVOSTI

Caen ventas al por menor británicas / División en el Banco de Inglaterra sobre la estrategia monetaria.

Caen ventas al por menor británicas
La Oficina Nacional de Estadísticas informó hoy que las ventas al por menor en el Reino Unido cayeron en julio a su nivel más bajo desde noviembre pasado.
Las ventas mensuales al por menor decrecieron 0,1 por ciento en julio, de 0,2 por ciento el mes previo.
El aumento anual en el volumen de ventas descendió 2,6 por ciento, el nivel más bajo desde noviembre.
Los consumidores británicos fueron los principales impulsores de la recuperación económica en ese país, que comenzó el año pasado, ayudados en parte por una baja inflación y una suba del empleo, según el informe de esa instancia.
Sin embargo, el nivel de aumento de salarios sigue debilitado, lo inclina a los economistas a mostrar su preocupación sobre el futuro.
Tras el anuncio, el valor de la libra esterlina cayó levemente frente al dólar, en tanto que los bonos del gobierno británico no registraron cambios.

División en el Banco de Inglaterra sobre la estrategia monetaria
Posturas divergentes agrietaron la posición común del Comité Monetario del Banco de Inglaterra, que en su última reunión decidió mantener la tasa de interés en el mínimo histórico del 0,5%.
Dos miembros independientes del poderoso comité votaron a favor de incrementar ligeramente el precio del dinero, hasta el 0,75%, en oposición al gobernador de la institución, el canadiense Mark Carney, y el resto de miembros.
Es la primera vez desde 2011 que los nueve responsables de la política monetaria de reino Unido no toman una decisión unánime. La división de opiniones se interpreta en círculos financieros como una señal de que la tasa de interés puede subir en 2014. Hasta ahora, los analistas preveían la subida más allá de las elecciones generales de mayo de 2015.
Carney votó con la mayoría de los miembros del Comité Monetario que, según las actas de la reunión publicadas ayer, concluyó que "hay insuficientes pruebas de presiones inflacionarias que justifiquen un incremento inmediato de la tasa de interés".
Los disidentes, en cambio, creen que la mejoría en la economía de Reino Unido permite el encarecimiento del dinero. El resto de los miembros llaman la atención, sin embargo, sobre la fragilidad de una recuperación en la que los sueldos aún no crecen, la inflación está por debajo del objetivo oficial del 2% y un gran número de individuos y familias siguen muy endeudados.
La tasa de interés se mantiene desde 2009 en el 0.50%, el nivel más bajo desde la fundación del Banco de Inglaterra, tres siglos atrás. La institución central obtuvo su independencia del Gobierno y la plena responsabilidad en política monetaria al año siguiente del retorno de los laboristas al poder, en 1997, con Tony Blair como primer ministro y Gordon Brown al frente del Tesoro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.